Вы находитесь на странице: 1из 3

Antecedentes

La información recabada durante la entrevista arrojó que en el aspecto educativo, el evaluado


presenta adecuada adaptación a las exigencias y requerimientos solicitados en las etapas de
educación básica y media. Pudo haber sido promovido al primer grado cuando todavía
estudiaba tercer nivel de educación preescolar, propuesta que fue rechazada por su madre
tras considerar que dicho evento podría acarrear consecuencias desfavorables a su adaptación
al medio. Durante primaria, sus promedios fueron estandarte institucional, a excepción de lo
relacionado en la área deportiva. De forma voluntaria, participó en varios torneos de deletreo,
ajedrez y creación de obras literarias, sobre todo en concepción de cuentos infantiles.

Al ser promocionado a la segunda etapa de educación media, tuvo un desempeño académico


adecuado. Sin embargo, en las áreas de matemáticas y aritmética sus calificaciones se
consideraban comunes y en ocasiones, de bajo rendimiento. Luego de incluir física y química
en su currículum académico, sus calificaciones bajaron aún más, pese a ello el evaluado
considera que se sentía agradado con la materia de física, a la cuál dedicaba más tiempo que a
química y matemáticas. Al ingresar a la etapa diversificada, sus calificaciones bajaron
considerablemente. Luego de traer un promedio general de 18,70 puntos, al terminar el 5to
año éste bajó a 16,58.

El examinado reveló que el factor emocional influyó de forma negativa en todas sus áreas
funcionales. Fue en esta época donde empezó a experimentar cambios físicos y cognitivos, que
afectaron en su forma de desenvolvimiento social y académico. Comentó que hasta ése
momento, no se había esforzado mucho por obtener buenas calificaciones, debido a que
consideraba como “fáciles” las materias que hasta entonces había cursado. Tras el cambio de
amistades, primeros acercamientos sexuales y problemas de comunicación con sus padres,
restó mayor importancia a sus responsabilidades académicas.

A pesar de lo mencionado, las materias lingüísticas, de análisis y de contextualización


geográfica mantuvieron el grado de implicación que hasta ahora habían recibido de su parte,
fue gracias a éstas materias que su promedio académico pudo mantenerse dentro de rangos
no alarmantes. Luego de adquirir el título de bachiller, se dedicó a trabajar en actividades
administrativas y de atención al público con su padre, éste periodo duró aproximadamente 7
meses. Con ayuda de algunas personas, el evaluado logró ingresar en la UNERG a estudiar
odontología, pese a que su objetivo principal era medicina.

Presentó interés durante el primer año de carrera, pero a mitad del segundo nivel empezó a
exteriorizar apatía hacia los conocimientos que estaba adquiriendo, sumado a ello la economía
del país estaba empezando a mostrar los primeros indicios de una crisis, lo cual sumó mayor
desinterés al evaluado, adelantándose el alto costo económico que representaba la carrera.
Decidió retirarse de la carrera, y pese a la incertidumbre que sentía, se decidió buscar otras
actividades profesionales que estuvieran dentro del rango de su interés. Tras hacer
introspección y traer al presente las actividades que alrededor de su vida habían sido de valor
para sí mismo, decidió estudiar psicología.

Desde el inicio de la carrera se sintió motivado por todas las materias que ella ofrecía, a
excepción de estadística, la cual ha sido la asignatura que mayor dificultad le ha causado.
Comenta que una vez alcanzado el 7mo trimestre de la carrera, con todo el resto de materias
en su lugar y con alto rendimiento académico, tenía de arrastre estadística 2, una disciplina del
segundo trimestre. Para él “era una materia que podía recuperar con el tiempo”. Para evitar
seguir dispersándose en la carrera, prefirió nivelar estadística antes de seguir avanzando.
Mientras se nivelaba, se sintió atraído hacia el marketing, realizando un diplomado en
publicidad y mercado, disciplina en donde recibió la mejor calificación de la corte y la que
también cambió el rumbo de sus intereses profesionales.

En la actualidad, paralelo a sus estudios en psicología, realiza cursos en marketing digital y en


finanzas conductuales. Considera que una vez recibido el título de psicólogo se inclinará hacia
la psicología del consumidor y al análisis del comportamiento en inversores del mercado
financiero.

En pertinencia a los antecedentes laborales, el analizado explicó que el trabajo ha sido


importante para él desde corta edad. Con 12 años aproximadamente, empezó a vender agua y
artículos escolares en su centro de estudios, y en vacaciones se encargaba de comerciar tortas
y dulces caseros que su hermana le propiciaba. Su primera experiencia laboral fue con su
padre, poco tiempo después de haber terminado el bachillerato. En la oficina se encargaba de
realizar labores administrativas y atención al cliente. El sujeto enunció que mientras estudiaba
odontología en San Juan de los Morros, los fines de semana se movilizaba hasta Maracay para
pasar tiempo con su familia. En Maracay, al vivir cerca de una feria de comida empezó a
trabajar a medio turno en dichos establecimientos comerciales. Allí, ejecutaba labores de
cocinero y de atención al cliente.

En totalidad, trabajó en 5 locales, los cuales se repartían entre venta de comida rápida, árabe,
pizzas y heladerías. Manifiesta que no se sintió satisfecho con ninguno de sus trabajos, debido
a las relaciones con sus compañeros, con los cuales no estableció vínculos afectivos. Explica
que los temas de conversación no eran de su agrado, así que trabajaba exclusivamente por la
retribución monetaria. Su desempeño fue decayendo hasta incomodar a sus supervisores,
motivo suficiente para que dejara de invertir su tiempo en ése tipo de trabajos. En la
universidad, se le dio la oportunidad de colaborar como becario en la dirección de cultura,
prensa y relaciones institucionales, puesto en donde desempeño funciones durante seis
meses. Allí realizó distintas tareas, como dirección de eventos, búsqueda de proveedores,
planificación estratégica y gestión de redes sociales. Fue allí donde se interesó por los alcances
que puede llegar a tener una campaña de marketing digital bien estructurada.

A su parecer, su estadía como becario fue la experiencia laboral más gratificante que hasta el
momento había realizado, se sentía satisfecho con los resultados obtenidos y agradado con sus
compañeros. Luego de concluir funciones como becario, empezó a incursionar por su cuenta
en la dinámica de trabajar por internet, allí empezó a poner en práctica los conocimientos
adquiridos en la su empleo anterior para ganar dinero a través del content marketing,
específicamente en la redacción de contenidos. Tras recibir sus primeros ingresos como
redactor, se dedicó a ello por dos años. Luego de la caída de la plataforma en donde se
apalancaba, optó por volver a los empleos clásicos. Su siguiente experiencia laboral atendía
otro tipo de responsabilidades, específicamente la venta y asesorías en productos de
tecnología en un centro autorizado movistar.
Considera que tuvo una cálida bienvenida, en donde sus jefes y compañeros aplaudieron sus
esfuerzos. Durante los primeros tres meses a su llegada, fue galardonado como mejor
vendedor, recibiendo beneficios económicos que reforzaron su conducta. Estuvo motivado
algún tiempo, pero después de recibir un contrato como redactor para un blog de psicología,
empezó a dedicarse más a la redacción que a su trabajo como promotor tecnológico. Tras ocho
meses de trabajo, declinó a sus labores en la empresa. Prefirió dedicarse a la creación de
contenidos escritos y con el dinero que recibió por motivos de liquidación, invirtió en
derivados financieros. Hoy día, se dedica a perfeccionar sus habilidades como estratega y
redactor digital, mientras genera ingresos y aprende de la especulación bursátil.