Вы находитесь на странице: 1из 7

Juan Diego Isaza Vera.

• la ingeniería y la estética tienen un origen común y radica desde la


civilización griega. Sin desconocer ni desacreditar que las culturas
anteriores a esta, también poseían una noción de técnica y de
estética, pero es a partir de los griegos con los que se empieza a
tener una idea más clara.

• Para los griegos el desarrollo de una técnica era el objetivo


principal por el que cada individuo se esmeraba adquirir. Pero
este dominio no consistía solo en un desarrollo de una destreza
para la creación de cosas, sino que, el dominio de la técnica
también contemplaba la capacidad para desarrollar dicha tecné
lo mejor posible estéticamente.
la utilidad en la actualidad parece prevalecer sobre el
desarrollo de la estética. La ingeniería promete una realidad
más palpable y funcional que el arte no presenta. La
globalización ha desprovisto al hombre de esa condición
sensitiva que le permite percibir el sentido estético de las
cosas. La actualidad demanda objetos y obras que
proporcionen un bienestar, abandonando la estética y
llevándola a un segundo plano
Ahora bien, aunque la construcción de una obra civil es
concebida desde planos netamente matemáticos y físicos, que
le proporcionen a la obra una solidez estructural. Sin embargo,
Florencio en su tratado propone como parte fundamental de
esa “solidez” la proyección de la estética y del arte dentro del
diseño «Las condiciones de solidez se satisfacen estableciendo
la obra sobre una base sólida, empleando buenos materiales,
con arreglo a las prescripciones del arte, de modo que haya
unión y trabazón entre ellos, y dando a las diferentes partes las
dimensiones suficientes para que tenga la estabilidad y
resistencia precisas». (Ger y Lobez, 1898, p. 2)
• La estética kantiana fundamenta la forma como el elemento
más importante para juzgar, en relación a la belleza de una
creación matérica.

• las obras bellas son las que presentan una forma externa bella,
con armonía, proporción, completa, etc.
En este sentido, toda construcción civil, por ser un acto creativo,
estaría ligada, en cierta medida, a un componente artístico; por lo
cual dicha obra debería de concebir la belleza desde su forma.
Bibliografía:

• GER Y LOBEZ, Florencio. tratado de construcción


civil. 1898. Badajoz. ESPAÑA.

• KANT, IMMANUEL. Crítica del Juicio. 2003.


recuperado de
http://www.biblioteca.org.ar/libros/89687.pdf

Оценить