Вы находитесь на странице: 1из 8

LatinFocus: Pronóstico de crecimiento

de economía peruana cae a 3.1% en el


2020En su último informe Consensus Forecast LatinFocus de enero, los analistas
estiman que el dólar cerrará el 2020 en S/ 3.37.

Los analistas de FocusEconomics han reducido su proyección de crecimiento para la economía


peruana a 3.1% en el 2020, 0.1 puntos porcentuales menos que el pronóstico del mes pasado,
reveló este martes el informe Consensus Forecast LatinFocus de enero.

El crecimiento económico debería recuperarse este año, gracias a una mayor demanda interna
y un mejor desempeño del sector externo, dijeron los panelistas de FocusEconomics, que
esperan una expansión de 3.4% del PBI peruano en el 2021.

“La economía local debería verse respaldada por condiciones monetarias y fiscales más
flexibles, en tanto el gasto del consumidor también se beneficiaría de presiones contenidas en
los precios y las continuas ganancias en el empleo. Dicho esto, la incertidumbre política podría
disuadir la inversión, nublando las perspectivas”, explicó la entidad.

El crecimiento económico probablemente se enfrió un poco en el cuarto trimestre del 2019,


luego de acelerarse en el tercer trimestre gracias a un consumo público y privado más fuerte
en medio de una creación sostenida de empleos y un sólido crecimiento crediticio. En octubre-
noviembre, la expansión de la actividad económica se desaceleró y el sector externo continuó
mostrando debilidad.

Con un ojo puesto en las elecciones de este mes y en un intento por estimular el crecimiento a
través de la inversión pública, el Gobierno peruano aprobó un decreto de urgencia a fines de
diciembre para extender el plazo para reducir el déficit fiscal del país a 1% del PBI desde el
2021 hasta el 2024.

El 14 de enero, el Tribunal Constitucional dictaminó que la decisión del presidente Martín


Vizcarra de disolver el Congreso y convocar elecciones parlamentarias anticipadas este 26 de
enero fue constitucional, “una clara victoria para el presidente”, dijeron los analistas.

La inflación se mantuvo sin cambios en 1.9% de noviembre a diciembre, permaneciendo así


por debajo del punto medio del rango objetivo del Banco Central de Reserva (BCR). En el
futuro, las presiones de los precios seguirán siendo moderadas, mientras que una evolución de
la demanda interna más débil de lo esperado debido a la incertidumbre política plantea riesgos
a la baja.

Los panelistas de FocusEconomics prevén que la inflación terminará el 2020 en 2.1% y el 2021
en 2.3%.

Tipo de cambio

El 17 de enero, el dólar finalizó el día en S/ 3.32, depreciándose 0.9% respecto al mismo día de
diciembre. El acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, junto con la decisión de las
autoridades chinas de recortar los ratios de reserva de los bancos, respaldaba la moneda.

Una mayor presión al alza provino de datos sólidos sobre las importaciones de cobre de China
en diciembre y noticias más positivas relacionadas con la economía de Brasil. Este año, el sol
debería permanecer en gran medida estable.

Los analistas de FocusEconomics estiman que el dólar finalizará el 2020 en S/ 3.37 y el 2021 en
S/ 3.38.
La economía mundial crecerá
ligeramente en 2020, si todo va bien

Foto: ONU/Tobin Jones

La economía mundial registrará un crecimiento modesto en 2020, según el


Banco Mundial.
    
Asuntos económicos
El Banco Mundial prevé para este año un modesto repunte de la actividad económica
global, que alcanzaría el 2,5% gracias a la recuperación gradual del comercio y la
inversión. Los mercados emergentes y las economías en desarrollo avanzarían un 4,1%.

Tras el peor desempeño desde la crisis financiera internacional, la economía


mundial tendrá un ligero repunte, siempre y cuando las condiciones sean
propicias, advierte el informe semestral sobre perspectiva económicas del Banco
Mundial, divulgado este jueves.

Según la institución, la recuperación estará amenazada sobre todo por dos


factores: el aumento sin precedentes de la deuda mundial y la prolongada
desaceleración del crecimiento de la productividad, que debe recuperarse si se
busca mejorar los niveles de vida y combatir la pobreza.

Las previsiones apuntan a un avance de 2,5% de la actividad económica con


respecto al 2,4% del 2019, mientras que el crecimiento de los países
industrializados en su conjunto disminuirá el 1,6% al 1,4% a causa de la debilidad
del sector manufacturero.

El estudio prevé, en cambio, que los mercados emergentes y las economías en


desarrollo se acelerarán un 4,1% frente al 3,5% del año pasado. Pero el repunte se
deberá principalmente a unas pocas economías emergentes grandes que
superarán el estancamiento o se estabilizarán luego de periodos recesivos o
turbulentos.
El Banco aclara, no obstante, que la recuperación de las economías emergentes y
en desarrollo no será suficiente para aumentar el crecimiento per cápita al nivel
necesario para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, sobre todo en
materia de erradicación de la pobreza.

El informe también alerta contra el peligro que implicaría para la economía


la escalada de las actuales tensiones comerciales, al igual que una desaceleración
superior a la esperada de China, Estados Unidos o la zona del euro.

Un aumento de las tensiones geopolíticas o una serie de fenómenos


meteorológicos extremos son otras variables de riesgo enumeradas en el
documento.

La sombra de la deuda
El Banco Mundial destaca además que la acumulación de deuda más grande,
rápida y generalizada registrada en el último medio siglo entre las economías
emergentes y en desarrollo ensombrece el panorama económico. El total de dicha
deuda pasó del 115% del Producto Interno Bruto en 2010 a 170% en 2018.

La oleada de endeudamiento actual es diferente de las anteriores porque ha


aumentado la proporción de los inversionistas que viven en economías
industrializadas y compran deuda pública de países en desarrollo o emergentes
denominada en la moneda de esos países. Además, los países de renta baja no
forman parte del grupo de negociación entre acreedores y deudores conocido
como el Club de París.

La suma de estos factores, preocupa porque no existe claridad sobre


la transparencia o los bienes que respaldan la deuda, explica el Banco Mundial.

Productividad
En cuanto a la productividad, la entidad financiera indicó que un trabajador de una
economía emergente o en desarrollo produce menos del 20% que uno de una
economía avanzada y en una economía de ingreso bajo, la cifra baja hasta el 2%.

En este sentido, el informe consideró que se requieren esfuerzos para estimular la


inversión privada y pública; actualizar las capacidades de la fuerza laboral para
elevar la productividad a niveles sólidos; ayudar a que los recursos se asignen a los
sectores más productivos; revitalizar la adopción de tecnología y la innovación
tecnológica, y propiciar un entorno macroeconómico e institucional que favorezca
el crecimiento. 

Para concluir, el Banco Mundial sostuvo que si los encargados de la formulación
de políticas logran mitigar las tensiones y esclarecer las cuestiones no resueltas
en varias esferas, el crecimiento podría ser superior al pronóstico.
El campo de acción para el egresado del programa de Administración de Empresas es bastante
amplio y variado. Es así como puede desempeñarse en organizaciones del sector público y
privado, de producción de servicios o producción de bienes, nacionales o multinacionales, con
o sin ánimo de lucro, en las áreas de:

 Mercadeo
 Negocios internacionales
 Gestión humana
 Finanzas
 Operaciones y logística

El administrador de empresas de Uninorte, está capacitado para afrontar el proceso de cambio


económico y social del país, así como para ser un empresario generador de empleo.

Perfil profesional
El egresado en Administración de Empresas de la  Universidad del Norte es un profesional:

 Consciente de que las organizaciones están inmersas en un mundo globalizado y


altamente competitivo, está llamado a conocer, organizar, dirigir, interpretar e integrar las
diferentes variables que componen el entorno empresarial a nivel regional, nacional e
internacional. 

 Con habilidad en la negociación, que se traduce en la rápida construcción de


consensos y en la adecuada administración de los disensos. 

 Profesional creativo, recursivo e ingenioso, con capacidad de análisis y síntesis, lo que


le permite el correcto planteamiento de una idea o solución innovadora frente a escenarios
dinámicos presentes en el universo empresarial.

 Con facultades para ser empresario con emprendimiento y perseverancia en el alcance


de objetivos.

 Tomador de decisiones, por la naturaleza de su profesión, en dos dimensiones: la


personal y la empresarial.
 Con valores morales y principios éticos. Con autonomía intelectual que le permite ser
un crítico constructivo y formular los cuestionamientos necesarios cuando sea
indispensable. 

 Facilidad para comunicarse con un lenguaje claro, correcto, oportuno, adecuado y


universal. 

 Actualizado en las tecnologías de punta en informática y comunicaciones.