Вы находитесь на странице: 1из 11
Aproximacién al aporte de Pierre Bourdieu a la teoria e investigacién sociolégica Por Marcelo Padilla Resumen Es intencion de este articulo introducitnos en el complejo corpus Bourdieano. ello, hemos seleccionado, de su cuantiosa obra, algunas lecturas fundamentales hacen a la problemitica tedrica de la sociologia, asi como a determinados icos concretos: la educacién, la cultura, el lenguaje, los gustos. El trabajo que esartolla Bourdieu ha permitido renovar la problematica tedrica y el conocimiento rico sobre las cuestiones culturales y simbolicas. La incorporacion de la obra Bourdieu a la Argentina se produce hacia principios de los afios “90 y idamente sera incorporada al mundo académico. No obstante, su acelerada orporaci6n Hev6 a una simplificacién de su obra, constituyendo una mada en pocas Facultades de Ciencias Sociales. Esto implicé, como pasa con toda la, que no se lo abordara con la profundidad y la distancia necesarias. Por ello, § fundamental, a scis afios de su muerte, comenzar a dimensionar la vasta obra iolégica de Bourdieu para rescatar su legado, que, seguramente, se constituira un clasico en Ia renovacién sociolégica contemporinea Abstract Is our intention in this article, enter upon an introducing in de complex udieu’s theory. For thar, we had chanced some fundamental readings that Onstitute the sociology theoretical problematic, so as determinate concrete topics: lucation, culture, language, tasties. Bourdieu works, had permit renew he eoretical problematical empiric knowledge about symbolic and culture questions lived in the “90, the introducing of his work in Argentina, which was rapidily orpored by de academic world. But this fast conduced to a simplification of is theory, becaming in a fashion in no few Social Science Faculties. That, iplicared, as in all fashions , a not deeply knowledge and the necessary distance. or all that, afterwards six years from his death, begin to give the dimension to 8 vast sociologic Bourdieu’s work to rescue his legate, that will constitute in a ‘Ssic of the sociologic contemporary renovation. 333 La incorporaci6n de la obra de Bourdieu ala Argentina se da hacia principios ge los aiios ‘90 y rapidamente sera incorporada al mundo académico. No obstante, gu acelerada incorporaci6n lev6 a.una simplificacién de su obra, constituyendo Aproximacién al aporte de Pierre Bourdieu a la teoria ¢ investigaci sociolégica 1. Acerca del autor una moda en no pocas Facultades de Ciencias Sociales. Esto implicé, como pasa con toda moda, que no se lo abordara con la profundidad y la distancia necesarias. Por ello, es fundamental, a cinco afios de su muerte, comenzar a dimensionar la sta obra sociologica de Bourdieu para rescatar su legado, que, seguramente, se ‘constituira en un clasico en la renovacidn sociolégica contemporanea. Pierre Bourdieu nacié el 1 de agosto de 1930 en Denguin, en los Piri Adlanticos, al suroeste de Francia. Graduado en la Facultad de Letras de Pari ingreso a la prestigiosa «Escuela Normal Superiom en 1951. Justamente alli formaron intelectuales franceses de la talla de Jean-Paul Sastre y Claude Lé Strauss. Como socidlogo, comenzé su carrera al realizar trabajos de investig sobre la estructura social de Argelia, centrando mis tarde sus estudios en el sect campesino de ese pais. Por su trayectoria, luego de ser nombrado profesor d Liceo de Moulins, es designado hacia 1964 Director de la Escuela de Altos Estudi en Ciencias Sociales. De alli en mas, su labor académica se hizo cada vez prolifica y llegd, en 1981, a ser designado en el puesto académico mas prestigio de Francia, en el «Colegio de Francia», con el titulo de Profesor titular de catedra de sociologia, cargo en que se desempefié hasta su muerte el 23 de ene de 2002. 2. Introduccion s en el complejo corpus bourdieano. Para ello, hemos scleccionado, de su cuantiosa obra, algunas lecturas fundamentales que hacen a la problematica tedrica de la sociologia, asi como a determinados Pitico sobre las cuestiones culturales y simbélicas. Ello le ha significado una culiar inserci6n en cl pensamiento contemporineo. Los aspectos que denoran on mayor clatidad los principales rasgos distintivos de este autor podemos La obra de Bourdieu ha sido enorme, cuanto a su produccién concep Rricios en los siguientes ejes: como a investigaciones empiricas, las cuales van del estudio del campesinado, arte, la literatura, el consumo cultural, el deporte, el lenguaje, los intelectuales yy Estado. Segiin uno de sus discipulos, Loic Waqcant, «esta profusa labor realizad por Bourdieu en los tiltimos tres decenios constituye unos de los acervos tedrico ¥ de investigaci6n socioldgicas mas imaginativos y fecundos de la posguerra.. influencia se acrecent6 rapidamente y se extendié de continuo entre las discipli desde la antropologia y la sociologia de la educaci6n hasta la historia, la linguistic la ciencia politica, la filosofia, la estética y los estudios literarios» (Waqcant, 1995:15). a) utiliza con mucha frecuencia en sus trabajos las encuestas y las estadisticas Ia finalidad de evitar las reflexiones impresionistas 0 la aplicacién mecanica e principios derivados de conceptos demasiado abstractos, y a su vez, para vitar la s cién de los datos empiricos; b) porlo general se interesa por aquellos problemas desde los cuales Ia cultura vuelve fundamental para entender las relaciones y las diferencias sociales, en el entido de observar en las estructuras simbdlicas una dimensidn constitutiva Para comprender a todo poder. A este renovado intento él lo denomina estrncturalismo constructivistay, Para Bernard Lahire, un socidlogo formado en sus filas y responsable de importante compilacién de trabajos criticos sobre la obra de Bourdieu, el trab del francés de los pirineos constituye un verdadero tesoro sociologico, donde interpretacion del autor «es una de las onentaciones tedricas més estimulantes complejas en ciencias sociales, una de las que mis integran sutilezas tedrica metodolégicas en la gran corriente de las sociologias criticas sensibles a las fo: de ejercicio del poder y de las relaciones de dominacién, y que preconizat ruptura con las ideologias» (Lahire, B. 2005:13). c) busca permanentemente establecer c6mo se articulan lo econdmico y lo imbdlico en los procesos de reproduccién, diferenciacién y constuccin del der; : d) define ala formacién social como un sistema de relaciones de fuerza y de Sentido entre los grupos y las clases; 334 335 €) entiende a la sociologia como la ciencia de la institucién y de la telacién. con la institucién, fundamentando asi la posibilidad de practicar una sovtologia de Ja sociohgia, es deci, concebit como tal, el espacio de la lucha de las clasificacio i6n 0 relacion del socidlogo con tal espacio. «La noci6n de estrategra es el producto del sentido practico como sentido del suego, de un juego social particular, historicamente definido, que se adquiere desde a infancia al participar en las actividades sociales, especialmente en los juegos infantiles. El buen jugador, que es en cierto modo el juego hecho hombre, hace cada instante lo que hay que hacer, lo que demanda y exige el juego. Esto : : supone una invencién permanente, indispensable paca adaptarse a situaciones Los argumentos explicativos mas importantes que fue construyendo en sus indefinidamente vartadas, nunca perfectamente idénticas. Lo que no asegura la obras, para describir y explicar la articulacion entre lo econémico y lo simbélico, obediencia mecanica ala regla explicita, codificada (cuando existe). Las estrategias entre lo objetivo y lo subjetivo, entre la producci6n y el consumo, se materializan” de doble juego consistentes en ponerse en regia, en poner el derecho de su parte, a partir de una serie de nociones mediadoras -tal como él las Hama p actuar conforme a intereses mientras se aparenta obedecer a la regia. El sentido del juego no es infalible; esta desigualmente repartido, en una sociedad como en reproduccién y subversi6n, y capital simbdlico. El analisis que propone consiste, un equipo. La libertad de invenci6n, de improvisacién, que permite product la por un lado, en apactar las representaciones subjetivas de los agentes construy infinidad de jugadas hechas posibles por el juego (como en el ajedrez) tiene los estructuras objetivas (modelos), lo que conlleva a fundamentar las reptesentaciones. Brismos limites que el juego». (Bourdieu, P, 1993 :70). subjetivas, dando cuenta de las coacciones estructurales que pesan sobre 7 interacciones Por otro lado, esas representaciones también deben ser consider si se quiere dar cuenta especialmente de las luchas cotidianas, individuales 0 colectivas, que tienden a transformar o a conservar esas estructuras. Esto significa - que los dos momentos del anilisis, el objetivista y el subjetivista, existen en una relacion dialéctica, y corresponde que los puntos de vista de los agentes o gruy de agentes sociales sean aprehendidos en tanto tales y relacionados con la Pposiciones que en la estructura ocupan aquéllos, en un lugar y un tiempo determinados. 3. Nociones mediadoras de conocimiento Entonces, la pregunta: -cudles son los intereses que tienen los agentes para ingresar alos juegos? Ante ello, Bourdieu plantea, que la magia propiamente social “de la institucion puede constituir casi cualquier cosa como de interés, tanto en el sentido de inversién 0 carga, que sera objetivamente correspondido por una economia. Por ejemplo, la economia del honor (0 la de los bienes de la salvacion eterna) produce y recompensa disposiciones econémicas y practicas das», por lo tanto absurdas desde el aparentemente ruinosas, por tan «desintere: punto de vista de la ciencia econdmica de los economistas. La inverin es la forma ‘de objetivar esa inclinacién por actuar que se engendra en Ia relacién entre un ‘espacio de juego, donde algo esti en juego (lo que denomina un campo) y un sistema de disposiciones que se ajusta al juego (lo que denomina un habitus) 3.1. Els ido practico: las estrategias Para superar verdaderamente la opostcién artificial que se establece entre las estructuras y las representaciones, es necesario, hacerlas interactuar, pero, con uf tealizaciones de lo social: en las cosas, por la institucién, y en los cuerpos, por la andlisis que en principio las interrogue por separado. Sdlo asi se podra rompet incorporacién. i con el modo de pensamiento sustancialista y ahistoricista. Bourdieu estima indispensable inscribir, en la teoria, el principio real que poscen las estrategias, €S decir el sentido prictico, aquello que los jugadores Ilaman el sentido det juego, como: dominio prictico de la légica necesatia de un juego que se adquiere por la experiencia en el juego y que funciona mas aca de la reflexion sobre los motivos que lo determinan. 1 Dicho en otras palabras, la invervidn es el efecto historico del acuerdo entre dos 3.2. La nocién de habitus La nocién de Aabitus es central en el esquema interpretativo bourdieano. Se trata de un concepto muy amplio que lleva por finalidad dar cuenta de cémo se Produce el sentido practico. Esta nocién, que involucra una serie extensa de Momentos constitutivos complejos, posee la dinamica propia de aquellos términos que sefialan procesos en los cuales convergen extensos vectores temporales y Situacionales. En una primera lectura pareceria estar muy emparentada con el “inconsciente» del psicoandlisis, y con ello ser una categoria explicativa de las AAl respecto nos dice el autor: 336 337 acciones individuales, pero en realidad, su produccién, sus efectos y constitue) estén determinadas histérica y socialmente, slo que a efectos de simplifig determinadas explicaciones se suele situar al habitus individualmente. Asi lo pl en una de sus obras: «Un campo es un universo en el cual las caracteristicas de los productores ‘estan definidas por su posicién en las relaciones de produccién, por el lugar que en.un espacio determinado de relaciones objetivas. Laspropiedades mas importan- s de cada productor se encuentran en sus relaciones objetivas con los demas, es decir, fuera de él, en la relacion de competencia objetiva, etc.» (Bourdieu, P, 1984 :104), Qué elementos, entonces, definen un campo?. Fundamentalmente definiendo aquello que esta en juego (un tipo de produccién especifico) y los intereses specificos (un tipo de economia particular), que son irreductibles a lo que se encuentra en juego en otros campos 0 a sus intereses propios. Asi, por ejemplo, no sera posible atraer a un futbolista con lo que es motivo de disputa entre gedgrafos, porque los intereses en disputa no seran percibidos por alguien que no haya sido construido para entrar en ese campo. Por lo tanto, para que funcione un campo, es necesario que haya algtin juego y gente dispuesta a jugar, que esté dotada de los habitus que implican el conocimiento y reconocimiento de las leyes inmanentes al juego y de lo que esta en juego. En un momento especifico, sostiene: «La nocién de habitus, nacié de la voluntad de recordar que al lado de. norma expresa y explicita o del cilculo racional, hay otros principios generadon de las practicas. Eso sobre todo en las sociedades en que hay pocas ¢ codificadas; de suerte que, para dar cuenta de lo que la gente hace, es necesagj suponer que obedecen a una suerte de sentido del juego como se dice en depo} Y¥ que, para comprender sus practicas, es necesatio reconstruir el capital d esquemas informacionales que les permite producir pensamientos y practic sensatas y regladas sin intenci6n de sentido y sin obediencia consciente a reg explicitamente enunciadas como tales. La estadistica, muestra que las prictie Ao se conforman sino excepcionalmente a la norma» (Bourdieu, P., 1993 :83), La accién no es una respuesta cuya clase se encuentre sdlo en el esti desencadenante; tiene como principio un sistema de disposiciones: el habitus, que producto de toda la experiencia biografica (lo que hace que, como no hay do historias individuales idénticas, no hay dos Aabitns idénticos, aunque haya clas¢ «La estructura del campo es un estado de la relacion de fuerzas entre los agentes o las instituciones que intervienen en la lucha 0, si ustedes prefieren, de la distribucidn del capital especifico que ha sido acumulado durante luchas anteriores yque orienta las estrategias ulteriores (hablar de capital especifico significa que el capital vale en relacién con un campo determinado, es decir, dentro de los limites de este campo, y que sdlo se puede convertir en otra especie de capital dentro de ciertas condiciones)» (Bourdieu, P., 1984:136). de experiencias, y de alli clases de habitns: los habitus de clase). Son una especie d programas (en el sentido que se le da en la informatica) histéricamente elaborado que se encuentran, en cierta forma, en el principio de la eficacia de los estimulo puesto que las estimulaciones convencionales y condicionadas s6lo puede ejercerse sobre organismos dispuestos a percibitlas. Fundado sobre la experienei pasada, el habitus concede un peso desmesurado a las primeras experiencias. modificaci6n parcial proviene del limite de su validez, es decir, de que las nueva condiciones de la experiencia hayan sido notablemente modificadas como evidenciar el desajuste entre las anticipaciones puestas en practica y las nu condiciones de existencia que impidieron realizar esa «necesidad hecha virtud». Hay toda una suerte de homologias estructurales y funcionales entre el campo Social en su conjunto y cada uno de los campos especificos que decidamos construir como objeto de investigacién (campo politico, literario, religioso, econdmico, etc.), ya que todos ellos tienen sus dominantes y sus dominados, sus conservadores y su vanguardia, sus luchas subversivas y sus mecanismos de reproduccién. Lo que nunca debe olvidarse es que cada uno de esos fendmenos feviste en su seno una forma completamente especifica. La homologia puede ser descrita como un parecido en la diferencia. Preguntémosle entonces cuando no hay dudas de que se ha constituido un campo? Y nos dira: «Existe el efecto de campo cuando ya no se puede comprender una obra (¥ el valor, €s decir, la creencia que se le otorga) sin conocer la historia de su campo de produc- cin: con lo cual los exegetas, comentadores, intérpretes, historiadores, semidlogos Y¥ demas fildlogos justifican su existencia como tinicos capaces de explicar la obra Yel reconocimiento del valor que se le atribuye». (Bourdieu, P., 1984 : 139). 3.3. La nocién de campo Bourdieu entiende que no se puede hacer una sociologia de las condiciones sociales de produccién de un determinado sector institucionalizado, sin estudiat antes la aparicién de ese sector como un campo de producci6n relativament autonomo y las condiciones sociales de autonomizacién de dicho campo. 338 339 po. Este sistema debe ser tenido en cuenta, con gusto o disgusto, por los entes que desarrollan actividades al interior de un campo (esto es lo que permite onstruir el momento objetivo). Ello no significa que entre los distintos campos o haya relaciones. Las hay, concretamente son telaciones de dominacién/ ubordinacidn segyin su ubicacidn en el campo del poder, cuando la competencia entre campos. Por ejemplo, en un sistema capitalista, los artistas e intelectuales rtenecen a la fraccién dominada del bloque dominante, es decir que un pintor un filésofo tie-nen mayor capital cultural y menor capital econdmico en relacion un portentoso emptesario que tiene mayor capital econdmico y menor capital cultural, ya que en un sistema capitalista, la estructura de juego histéricamente onstruida otorga al campo de la produccién econémica capitalista el dominio obre los restantes campos. Otra pregunta para el autor: por qué ciertos agentes rienen, probabilisticamente, mas posibilidades objetivas de convertirse en jugadores inantes 0 en jugadores dominados? define como aparato ideoldgico de estado, para Bourdieu es un estado excepcio y momentaneo en la historia de un campo-, siempre ocurre que estas relacion, pesan con mayor brutalidad sobre los que recién entran) revisten una for especial. En el caso de los campos en que predomina la produccién simbédli; tienen por principio una especie muy particular de capital, que es a la vez el instrumento y Ia apuesta de las luchas de competencia en el seno del campo: capital simbolico, como capital de reconocimiento o de consagracién, institucionalizado o no, que los diferentes agentes 0 instituciones pudieroy acumular en el curso de luchas anteriores, al precio de un trabajo y de estrategy especificas. Una de las apuestas mayores de las luchas que se desarrollan en lo campos donde predomina la produccién simbdlica, es la definicion de los “mites del campo, es decit la participacién legitima en las luchas. Decir de tal 0 cual cortient de tal o cual grupo, que «no hace arte», 0 «no hacen ciencia» es rehusarle b existencia legitima, es excluitla del juego, excomulgarla. La exclusion simbélica es. una estrategia por imponer una definicién de la prictica legitima, para consti una esencia eterna y universal, una definicién histérica de un objeto qu «..las coerciones y las exigencias del juego, por mas que no estén encerradas en un codigo de reglas, se imponen a aquellos -y a aquellos solamente- que, porque en el sentido del juego, es decir el sentido de la necesidad inmanente del go, estin preparados para percibirlas y cumplirlas. El sentido del juego esta desigualmente distribuido, porque hay en todas partes, en todos los grupos, grados cortesponde a los intereses especificos de los poseedores de un cierto capital excelencia» (Bourdieu, P., 1993 :71). especifico. Es decir que no todos adquirimos las mismas posibilidades, ya que nos encon- tramos historicamente situados, participando de una serie de condiciones y ondicionamientos que favorecen, o no, adquirir el sentido del juego que se trate €n un momento determinado. No elegimos el sexo, ni la educacin que decidieron -0 no- darnos nuestros padres, el lugar donde pasamos la infancia, etc. Ahora bien, suele ocurrit que en los juegos institucionalizados los agentes dominantes se ponen de acuerdo para dejar fuera de juego su propio juego ¥ aquello que se juegan. Existen Ambitos diferenciados en los cuales hay participantes que se mueven con relatira autonomia (recordar la palabra relativa) respecto de los otros campos de produccién. No son lo mismo el campo econdmico, él 3.4. La nocién de capital burocratico, el religioso, el cultural. En cada espacio se Hevan acabo diferentes a lie P Para Pierre Bourdieu, hay poderes sociales fundamentales: el capital econimica (bajo sus diferentes formas), el capital cultural (basicamente incorporado por la familia y el sistema educativo), el capital social (como integracién y participacién €n grupos) y también el capital simbdlico (forma que revisten las diferentes especies de capital cuando son percibidas y reconocidas como legitimas, por caso el honor © el prestigio). De este modo, los agentes son distribuidos en el espacio social global, en la primera dimensidn, segtin el volumen global del capital que poseen bajo diferentes especies, y, en la segunda dimension, segiin la estructura de su capital, es deci segtin el peso relativo de las diferentes especies de capital, luchas entre sectores que pretenden imponer la definicidn legitima de aquello” que es alo consagrado», con el fin de ejercer el dominio sobre los restantes sectores que intervienen en el juego (asi, en el campo intelectual, la definicién de lo que es la cultura por ejemplo). En cada campo intervienen una serie de agentes que se encuentran en situacion de dominacién 0 subordinacién en relaci6n al grupo que detenta el poder. una época determinada, el poder es tal porque consigue instaurar un siste! especifico de reglas o estrategias internas que moldean el funcionamiento del 341 340 Los campos de produccién cultural ocupan una posicién dominada en el campo de poder. Los intelectuales y artistas son un sector dominado de la clase dominante, pero dominantes respecto de otros sectores que no poseen su capital. Dominante, en tanto que poseedores del poder y de los privilegios que confiete la posesion del capital cultural, dominados en sus relaciones con los que tienen poder politico y econdmico. Esta dominacién toma la forma de una dominacidn estructural ejercida a través de mecanismos muy generales, como los del mercado de bienes yservicios en el sentido del crédito necesario y la publicidad.