Вы находитесь на странице: 1из 175

TÉCNICAS DE CULTIVO EN VITICULTURA

Y PLANTACIÓN DEL VIÑEDO

Profesor:
José Ramón Lissarrague García Gutiérrez
Profesor de Viticultura
E.T.S.I. Agrónomos, Universidad Politécnica de Madrid
Ciudad Universitaria s/n, 28040 Madrid,
Tel. 91 549 11 37; Fax 91 544 99 83
E-mail: jrlissarrague@pvf.etsia.upm.es
TÉCNICAS DE CULTIVO EN VITICULTURA Y PLANTACIÓN
DEL VIÑEDO
BIBLIOGRAFÍA

1.-BIOLOGIA DELA VID............................................................................................................... Pág. 8

1.1- ORGANOGRAFÍA DE LA VID

1.2- CRECIMIENTO Y DESARROLLO

2.- SISTEMAS DE CONDUCCIÓN Y PODA...............................................................................Pág. 55

2.1- SISTEMAS DE CONDUCCIÓN

2.2.- OBJETIVOS DE LA PODA

2.3.- CLASIFICACIÓN DE LOS SISTEMAS DE PODA

2.4.- INTERVENCIONES DE PODA


En reposo
En actividad
Aplicación de reguladores de crecimiento

2.5.- Descripción de modelos de formación y poda del viñedo más frecuentes


Vaso: poda corta
Espaldera: poda corta
Espaldera: poda mixta
Otros

3.- MANTENIMIENTO DEL SUELO EN VITICULTURA.....................................................Pág. 94

3.1.- INTRODUCCIÓN

3.2- LABOREO

3.3.- NO-LABOREO - APLICACIÓN DE HERBICIDAS - ESCARDA QUÍMICA

3.4.- CUBIERTA VEGETAL PERMANENTE

3.5.- CUBIERTA VEGETAL TEMPORAL

3.6.- MULCHING (EMPAJADO)

3.7.- ACOLCHADO PLÁSTICO

4.- FERTILIZACIÓN.......................................................................................................... Pág. 122

4.1.- ELEMENTOS NECESARIOS PARA LA NUTRICIÓN DE LA VID

4.2.- CONSIDERACIONES SOBRE EL PAPEL DEL SUELO Y FUNCIÓN DE LOS ELEMENTOS


MINERALES

4.3.- FERTILIZACIÓN ORGÁNICA: PREPLANTACIÓN Y PRODUCCIÓN

4.4.- FERTILIZACIÓN MINERAL DE PREPLANTACIÓN

2
4.5.- DIAGNÓSTICO FOLIAR

4.6.- CORRECCIÓN DE CARENCIAS

5.- RIEGO EN EL VIÑEDO................................................................................................ Pág. 143

5.1.- INTRODUCCIÓN

5.2.- CONSUMO

5.3.- NECESIDADES DE AGUA

5.4.- EFECTOS DEL DÉFICIT HÍDRICO DURANTE LOS PERÍODOS DE CRECIMIENTO DE LA


VID

5.5.- SISTEMAS DE RIEGO

6.- VENDIMIA. MECANIZACIÓN......................................................................................Pág. 157

6.1.- LA VENDIMIADORA MECÁNICA

6.2.- ELEMENTOS DE LA VENDIMIADORA

6.3.- TIPOS

6.4.- INFLUENCIA DE LA VENDIMIA MECÁNICA EN LA COSECHA

7.- PLANTACIÓN (CONSIDERACIONES GENERALES)................................................Pág. 163

3
BIBLIOGRAFÍA-VITICULTURA

Aguirrezábal, F. y Fabo, J.M., 1997. Estudio y análisis económico del cultivo de la viña en Navarra.

Parte I: Cultivo y conducción en vaso. I.T.G.A.-E.V.E.N.A., 174 pp.

Aguirrezábal, F. y Fabo, J.M., 1997. Estudio y análisis económico del cultivo de la viña en Navarra.

Parte II: Cultivo y conducción en espaldera. I.T.G.A.-E.V.E.N.A., 204 pp.

Ambrosi, H. et. al.1997. Guide des cépages. 300 cépages et leurs vins. Ed. Eulgen Ulmer, Stuttgart.

320 pp.

Boon, K.F. et. Al. 1999. Seasons of Change. A guide to succesful vineyard investment in a changing

world. Primary Industries and Ressources, S.A. Australia. 134 pp.

Bourrié, B. 1999. Las carencias minerales de la viña. Ed : SADEF- Pôle Agro-Environmental d´Aspach.

Aspach-le-Bas. 52 pp.

Branas, J. 1974, Viticulture. Déhan. Montpellier 990 pp.

Blouin, J. et G. Guimberteau. 2000. Maturation et Maturité des raisins. Ed. Féret, Bordeaux, Francia,

151 pp.

C.I.V.C. 2002. Viticulture Raisonnée & Environnement. Ed. C.I.V.C. Francia. 208 pp.

C.G.C.A. 2000. Gironde. Gestion de la proprieté viti-vinicole. Ed. Féret. Bordeaux, Francia.. 127 pp.

Caló, A., Scienza,A., Costacurta, A. 2001. Vitigni d'Italia. Edagricole. Italia. 831 pp

Coombe, B. G. and Dry, P.R. 1988. Viticulture. Volume l. Resources. Winetitles Australia 211 pp.

Coombe, B. G. and Dry, P. R. 1992. Viticulture. Volume 2. Practices. Winetitles Australia 376 pp.

Cordeau, J. 1998. Création d´un vignoble: greffage de la vigne et porte-greffes, élimination des

maladies à virus Ed. Féret. Bordeaux, Francia. 192 pp.

Champagnol, F. 1984. Eléments de physiologie de la vigne et de viticulture générale. Obra editada

por el autor. Saint-Gely-du-Fesc. 351 pp.

Christensen, P.L. 2000. Raisin production manual. Oakland, Ca., EE. UU. 295 pp.

CIVC. 2001. Viticulture Integrée & Environment. CIVC. Epernay, Francia, 208 pp.

Davinson, D. 2001. The business of vineyards. Winetitles, Australia, 40 pp.

Delas, J. 2000. Fertilisation de la vigne. Ed. Féret. Bordeaux, Francia, 176 pp.

Dubos, B. 2002. Maladies cryptogamiques de la vigne. Champignons parasites des organes herbacés

et du bois de la vigne. Ed. Féret. Bordeaux, Francia. 207 pp.

ENTAV-INRA-ENAM-ONIVINS. 1995. Catalogue des variétés et clones de vigne cultuvés en France.

ENTAV. Le Grau du Roil

4
Fregoni, M. 1985. Viticoltura de qualitá Compendi didacttici e scientifici. REDA. Roma 728 pp.

Fregoni, M., 1999. Viticoltura di qualitá. M. Fregoni (Ed.). Piacenza, Italia, 705 pp

Galet, P. 1998. Précis d'ampélographie pratique. Déhan. Montpellier 3ª ed.. 322 pp.

Galet, P. 1999. Précis de pathologie viticole. Déhan, Montpellier, Francia.3ª ed. 296 pp.

Galet, P. 2000. Précis de viticulture (7ª Ed.). P. Galet (Ed.).Saint-jean de Vedas. Francia. 602 pp.

Gil, J. 1990. Maquinaria para el cultivo y recolección de la vid. Mundi-Prensa. Madrid 132 pp.

Goodwing, I. 1995. Irrigation of Vineyards. Institute of Sustainable Irrigated Agriculture. Victoria,

Australia. 56 pp.

Hidalgo, L. 1999. Poda de la vid. Mundi-Prensa. Madrid. 5ª edición. 259 pp.

Hidalgo, L. 2002. Tratado de viticultura, Mundi-Prensa. Madrid. 3ª 1260 pp.

Hidalgo, L. y J. Hidalgo. 2001. Ingeniería y mecanización vitícola, Mundi Prensa. Madrid. 719 pp.

Huglin, P. and Schneider, C., 1998. Biologie et écologie de la vigne. Tec & Doc-Lavoisier, Paris 384

pp.

ISV-MAF. 1989. Le uve da tavola. Congegliano. Italia

ITV. 1995. Guide d’etablissement du vignoble. 1995. ITV. París

ITV. 2000. Viticulture durable: quelle mise en pratique dans le vignoble fránçais?. 2000. ITV. París.

ITV. 2001. L´effeuillage de la vigne. Mai 2001. ITV. París.

ITV. 2002. L´enherbement permanent de la vigne. Juin 2002. ITV. París.

ITV. 2002. Le vignoble dans paysage. Nov 2002. ITV. París.

ITV. 2002. Diagnostic Technique de Production Viticole Intégrée. Déc. 2002. ITV. París.

ITV 2003. Les Coûts des Fournitures en Viticulture et Oenologie. 2003. Chambre d’Agriculture, 66

Roussillon. 111 + 24 pp

Jackson, D. and Schuster, D., 1997. The production of Grapes & Wine in Cool Climates. Lincoln

University Press, New Zealand, 193 pp.

Jackson, D. 2001. Climate. Monographs in Cool Climate Viticulture - 2. Daphne Brassell Associated.

New Zealand, 80 pp.

Jackson, D. 2001. Pruning and Training. Monographs in Cool Climate Viticulture- 1. Daphne Brassell

Associated. New Zealand, 68 pp.

Jackson, R.S. 1994. Wine Science. Principles and Applications. Academic Press. San Diego, CA., 475

pp.

Kerridge, G.and Antcliff, A. 1996. Wine Grape Varieties of Australia. CSIRO, Collingwood, Australia,197

5
pp.

Lavignac, Guy. 2001. Cépages du Sud-Ouest. Rouergue/ INRA Éditions. 272 pp.

Martinet, A. 1999. Matérial viticole. Ed. Féret. Bordeaux, Francia.189 pp.

Martínez de Toda, F. 1990. Biología de la vid. Fundamentos básicos de la viticultura. Mundi-Prensa.

Madrid 346 pp.

May, P. 1994. Using Grapevine Rootstocks. The Australian Perspective. Winetitles, Adelaida, 62 pp.

Mollah, M. 2001. Practical Aspects of Grapevine Trellising. Winetitles, Australia. 58 pp.

Mullins, M.G., A. Bouquet y L.E. Williams 1992. Biology of the Grapevine. Cambridge University

Press. Gran Bretaña 239 pp.

Nicholas, P., P. Magarey y M. Wachtel 2000. Diseases and pests. Australia, 106 pp

Reynier, A., 1995. Manual de Viticultura. Mundi-Prensa. Madrid, 5ª edición, 382 pp.

Reynier, A., 2002. Manual de Viticultura. Mundi-Prensa. Madrid, 6ª edición, 511 pp.

Ribéreau-Gayon, J. y E. Peynaud 1982. Ciencias y técnicas de la viña. Tomo l: Biología de la viña.

Suelos de viñedos. Hemisferio Sur S.A. Buenos Aires, 671 pp.

Ribéreau-Gayon, J. y E. Peynaud 1986. Ciencias y técnicas de la viña. Tomo ll: Cultura, patología,

defensa sanitaria de la viña. Hemisferio Sur S.A. Buenos Aires, 658 pp.

Robinson, J. 1999. Vines, Grapes & Wines. The wine drinker's guide to grape varieties. Mitchell

Beazley Ed. England. 280 pp.

Roby, J.P. et C. van Leeuwen. 2000 References Vigne. Ed. Synthèse Agricole. Bordeaux, France. 242

pp

Schwankl, L., Hanson, B. and Prichard, T., 1998. Micro-irrigation of Trees and Vines. University of

California Press, Davis., 142 pp.

Small, G. & Somers,T, Julio 2002. Grapevine. Management Guide 2002-2003. National South Wales

Agriculture. Australia. 111 pp.

Small, G. 1999. A Guide to Starting your own vineyard. New South Wales Agriculture. Australia. 24 pp.

Smart, R. and Robinson, M., 1992. Sunlight into wine. A handbook for winegrape canopy management.

Winetitles, Adelaida. 88 pp.

Sotés, V. 1977. Multiplicación de la vid. ETSIA. Madrid Monografía 47. 107 pp.

Sotés, V. 1989. Manual de Patrones de Vid. MAPA. Madrid 44 pp.

Stockel, J. 2000. Les ravangeurs de la vigne. Ed. Féret. Bordeaux, Francia. 231 pp.

Varios, 1999. Cover cropping in vineyards. University of California Press, Oackland. 162 pp.

6
Varios 1999. Grape pest managment. Division of Agriculture and Natural Resources. University of

California Press, 412 pp.

Varios. 1998. Los parásitos de la vid. Estrategias de protección razonada. M.A.P.A.-Mundi-Prensa. 328

pp.

Varios, 1992. Rootstock Seminar: A Worldwide perspective. American Society for Enology & Viticulture.

84 pp.

Varios, 2002. Water and vines. Clarke Valley Viticultural Landscare Group. Ed. Taylors. 49 pp.

Varios, 2000. Catalogo dei cloni del Nucleo di Premultiplicazione delle Venezie. NPVV. Italia. 327 pp.

Vidaud, J., Charmont, S. y Wagner, R. 1993. Le raisin de table. C.T.I.F.L., París

Walter, B., Michel R.y Élisabeth B., 2000. Maladies à virus, bactéries et phytoplasmes de la vigne -

sous la direction de Bernard Walter. Ed. Féret. Bordeaux, Francia. 191 pp.

Winkler, A.J. 1965. Viticultura. CECSA. México 792 pp.

Winkler, A.J., Cook, J.A., Kliewer, W.M. and Lider, L.A., 1974. General Viticulture. University of

California Press, Berkeley.

7
1.- BIOLOGÍA DE LA VID

8
1.1.- ORGANOGRAFÍA LA VID

1.1.1.- SISTEMA RADICULAR


FUNCIONES

. Anclaje

. Absorción

. Producción de sustancias de crecimiento y otros metabolitos

. Conducción

. Reserva

ORIGEN

. Primordial

. Adventicio

RAÍZ PRIMORDIAL O PRINCIPAL

. Plantas de vid obtenidas por semilla

. Alargamiento radícula:. Pivotante

RAÍCES ADVENTICIAS

. Habitual en las vides obtenidas por multiplicación vegetativa

. Originadas en el tallo: Aéreas y Subterráneas

. Aéreas

. Carácter eventual

. Espontáneas, especie

. Condiciones: Temperatura y humedad elevadas

RAÍCES SUBTERRÁNEAS

- Sistema Radicular habitual en vides cultivadas

. Raíces variedad  francas

. Raíces patrón  vides injertadas

. Franqueamiento

- Características:
9
. Fasciculado

. Ramificado: Primarias o principales (originadas en el tallo)

Secundarias (originadas en otras raíces: 1er orden, 2º orden, etc.)

Terciarias

Cabellera radicular: raíces finas, radicelas

- Origen

.Principalmente nudos (menos en entrenudos)

.Iniciación principal en zona cambial (floema, periciclo, parénquima liberiano)

- Tamaño

. Especie y variedad: Número, grosor

. Naturaleza del suelo

. Estado sanitario

. Densidad de plantación

. Técnicas de cultivo

Normalmente: 2 a 5 m (> 12/20 m)

Mas gruesas <3 o 4 cm 

. Raíces principales: esqueleto radicular (6-100 mm , normalmente <3 o 4 cm ) (30-40 cm

profundidad constantes a partir del 3er año)

. Raíces permanentes menores (2-6 mm ). Nacen en las anteriores. De extensión (horizontales); de

profundización.

. Ramificación repetida; fibrosas o absorbentes (efímeras, mayor proporción)

Morfología de la radicela

. Semejante a la raíz primordial

. Aparece en primavera y desaparece en el curso del año (Cicatrices)

. Morfología y anatomía varían con la región

. Sección cilíndrica

. Blanquecinas  amarillentas pardas

Zonas

. Meristemática o ápice

. Zona de iniciación: 2/4 mm

10
. Cofia amarillo-pálido

. Resistente y protector

. Elongación o crecimiento

. Pocos mm

. Pilífera

. Longitud ± constante: 3/4 - 10 cm

. Pelos absorbentes (12-15 m ; 140-365 m de longitud)

- Expansiones celulares epidermis

- Extremidad mucilaginosa

- Distribución irregular: hasta 300-400 / mm2

. Suberificada: Células suberificadas, papel protector, impermeabilización, también hay absorción

1.1.2.- TALLO
Originados por la actividad de las yemas.

Funciones:

.Mecánica: Estructura

.Soporte y distribución de los órganos aéreos: hoja, yemas, racimos, zarcillos

.Conducción, a través de los vasos

.Reserva

Tipos y partes de la cepa:

. Tronco

. Brazos, cordones, ramas

. Varas, pulgares

. Brotes o Ramos: Pámpanos o sarmientos

TRONCO Y BRAZOS

. Sistema de conducción y poda determinan sus características

Ej: Cabeza mimbrera

Guyot simple

11
Vaso manchego

Cordón Royat

. Estado salvaje: grandes dimensiones

. Cultivo: dimensiones reducidas: sistemas de conducción y poda determinan que, en general el tronco

 < 15-20 cm

MORFOLOGÍA

. Retorcido

. Corteza agrietada, espesa con la edad, extraible en tiras, negruzca / parda / grisácea: ritidoma

.Tronco  brazos  pulgares/varas  pámpanos/sarmientos

. Cepa - Pie - Parra

TIPOS DE TALLOS

. Tallos o madera del año: foliados

- Pámpano

. Normal: Y. Normal; mad. 2 años

. Nieto: Y. Pronta; pámpanos

. Chupón: Y. Madera vieja; madera vieja

- Sarmiento

.Mismos tipos tallos

- Madera de 1 año (sarmientos después de caída hoja, hasta desborre)

- Caída hoja  eclosión: yemas

- Madera de 2 años

- Después de brotación la de 1 año pasa a dos años

- Madera vieja

- Más de dos años

MORFOLOGÍA DEL PÁMPANO/SARMIENTO

. Nudo: abultamiento, inserción de órgano

. Entrenudo: porción de tallo entre dos nudos

. Ensambladura: zona de inserción, corona de nudos con numerosas yemas. En el caso del nieto, no

12
aparece la ensambladura, tal y como se ha descrito, y el primer entrenudo es largo

. Sumidad o extremidad: Pámpano por encima de la última hoja desplegada: hojas jóvenes y

meristemo terminal.

Entrenudo

. Los primeros pocos mm., crecientes hasta 5-15/20 cm, bastante ctes. Entre 5º/6º-20º, luego decrecen

hacia extremidad.

. Nieto: 1º longitud _ al resto

- SECCIÓN

. Generalmente elíptica; circular elipsoidal

. Continua, acostillada, angulosa

. Dimensión decreciente; base tipo 1,5-2 cm.

-LONGITUD PÁMPANO

. Depende de entrenudos: nº y dimensión

. Posición

. Especie: V. vinífera 5-15 cm

. Vigor

. Sistema de conducción

. Estado sanitario

- Total: puede >12 m (ej. V. riparia), < 3-5 m en V. vinífera

Nudo

. Rango: hace referencia a la posición de los nudos, desde la base hacia la extremidad. Se considera

nudo de Rango 1 aquél que tiene un entrenudo completo, inferior.

ÓRGANOS

. Sarmiento (Invierno): Yema normal

Nieto, herida del nieto (raro yema pronta, no viable)

Herida peciolar

Zarcillos, o restos de ellos

.Pámpano o sarmiento (actividad): Hojas, yemas, racimos, zarcillos e inflorescencias

13
- Hojas: Una por nudo inserta por el peciolo, alternándose

Dísticas, opuestas 180º: Dos ortósticos

- Yemas: Insertas en axila hoja

. Normal o durmiente: más gruesa, desarrollo ciclo siguiente

. Pronta o anticipada: menor, puede desarrollarse en el mismo ciclo dando un nieto, de

menor desarrollo que el pámpano normal.

- Zarcillos e Inflorescencias:

. Posición opuesta a las hojas

- Inflorescencias: normal 1-3 por pámpano fértil, media 2, puede que ninguna

y, raramente, puede que 4.

.Inserción normal entre 3º-6º

- Zarcillos: estructura semejante a un tallo. Estados intermedios

.En el pámpano fértil inserción en nudos superiores a las inflorescencias

. Distribución órganos opositifolios

- Primeros nudos nada

- Si es fértil, inflorescencias insertas del nudo 3 al 5

- Zarcillos a continuación

-Regular discontinua (Ej. V. vinifera) 0 - 1 - 1 - 0 - 1 - 1 - 0 - ...

Otras características

- Porte: Rastrero, erguido, breñoso, semierguido, recaído

- Color: verde, más coloreado el vientre y nudo

Sarmiento: ocre, pardo, rojizo

- Vellosidad

Macroscópicamente se distingue:

. Médula

. Cilindro central (Floema y xilema)

. Corteza

* Diafragma: a nivel del nudo la médula desaparece, prolongándose el cilindro central.

14
1.1.3.- YEMAS
- Son los órganos que aseguran la renovación y la perennidad de la vid

- Tallo foliado embrionario: eje cubierto de hojas (esbozos) y meristemo terminal

- Se habla de dos tipos

. Yema terminal o “ápice”: no es propiamente una yema

. Yemas axilares (yemas propiamente dichas, que nacen en la axila de la hoja)

Ápice caulinar o meristemo terminal

. Forma de cúpula, triangular

. Sumidad: Tres hojas jóvenes y órganos opositifolios no separados

. No persiste: como muy tarde, muere a la caída de la hoja.

. Funciones: histógena y organógena (meristemo primario)

. Constitución:- Forma de cúpula redondeada: meristemo,Mamelones o protuberancias

laterales

YEMA AXILAR

A) Todas las yemas propiamente dichas son axilares, las de la corona y madera vieja también. Todas

mixtas por naturaleza, aunque pueden ser infértiles.

B) Se diferencia por su capacidad de evolución:

. Normal, franca, latente o durmiente: año siguiente a su formación

. Pronta o anticipada: mismo año

. De madera vieja: dos o más años después

-Yema pronta

. Aparece en el lado del dorso

. Normalmente evoluciona en el mismo período, dando un nieto o anticipado, o queda inhibida

y, finalmente, se pierde

. Al final del ciclo, si el nieto no agosta o si no ha evolucionado, deja una cicatriz raramente

permanece latente (no es viable)

. Protegida por una sola escama

. Puede empezar a desarrollarse inmediatamente

15
. Básicamente: ápice y segmentos foliares.

. Algunos pueden ser inducidos a fructificar en el mismo año

- Yema franca

Es una yema compuesta por una yema principal y una o más secundarias. Al final del ciclo,

totalmente formada aparece en forma cónica en el lado del vientre.

. Principal o cono principal:

Eje cónico con nudos y entrenudos

Ápice (0,1 mm)

Esbozos foliares protegidos por escamas

Esbozos de yemas: mamelones indiferenciados (de 4-12 entrenudos)

Esbozos de inflorescencias

En la base del tallo embrionario se aprecian vasos

. Yemas secundarias o conos secundarios:

Una o varias, lateralmente menos diferenciadas, son menos complejas en número de nudos y

menos fértiles

Número de conos depende de la posición en sarmiento: en general 2-3

- Escamas: 2 más o menos suberificadas protegiendo al conjunto que corresponden a

la yema principal

Secundarias pueden tener sus escamas

- Borra: Pelos largos, marrones, entrelazados que llevan las estípulas o escamas.

Protección

Yemas de corona

. Dispuestas en espiral en la base del pámpano, son realmente axilares, pues nacen en la axila

de una prehoja

. Peor diferenciadas

. Ciega: superior de las de la corona (opuesta a la yema de rango 1), más fértil en alguna

variedad como Airén, en la que la ciega es contada en la poda.

Yemas de madera vieja

En teoría, posible triple origen

. Normal: yemas principales o secundarias

. Pronta (no sucede)


16
. Corona es el más frecuente

Englobadas por el crecimiento pueden permanecer varios años y luego brotar, dando chupones, que

en muchos casos se presentan sin racimos.

Fertilidad: capacidad de producir. Se habla en términos potenciales y reales, y se expresa en número

de racimos, número de flores, número de frutos, peso de uva.

1.1.4.- HOJA
. Insertas en los nudos (una por nudo)

. Importancia fisiológica: Además de las funciones de síntesis de diferentes sustancias, conducción y

reserva, y de ciertos papeles mecánicos, las hojas son mayoritariamente responsables de la

fotosíntesis, principio básico de la actividad, además de la transpiración, respiración, etc.

Importancia ampelográfica: órgano que presenta características muy distintas de unas especies a

otras y de unas variedades a otras.

. Siempre la hoja de vid comprende un peciolo y un limbo con nerviación palmeada.

. Alternas, dísticas, opuestas 180º, divergencia 1/2.

MORFOLOGÍA

. Peciolo

. Unión de hoja con tallo

. Ensanchado en la base, a veces envainado

. Longitud variable 2,5-15 cm

. Sección variable más alto que ancho

. Presencia de estípulas laterales que caen pronto, cicatrices

. Huella peciolar

. Limbo

. Parte plana de la hoja recorrida por numerosos nervios

. Presenta dos caras: haz y envés

. Tamaño: variable (50 cm2 - >500 cm2)

. Típica: forma más o menos pentagonal con cinco nervios que parten del punto peciolar y

delimitan cinco lóbulos separados por cinco senos.

17
. Lóbulo terminal, dos laterales superiores y dos laterales inferiores.

. Seno peciolar, dos laterales superiores y dos laterales inferiores

. Pueden aparecer hojas sin lóbulos y senos aparentes; con 7 o 9 lóbulos

. Los nervios principales se ramifican repetidas veces

. Color: Verde oscuro, con variaciones, más claro en envés

. Vellosidad: Nunca totalmente glabra

Vellosidad más intensa en envés y mayor en nervios

. Dientes: Borde dentado

Mucrón

. Filometría: Resulta de gran utilidad para la caracterización ampelográfica, para la diferenciación

de cultivares. Las dimensiones de la hoja, de los lóbulos y de los senos, de los nervios,

etc., los ángulos son característicos de los cultivares de vid.

Determinación superficie foliar: relación entre área y dimensión longitudinales de las

hojas

ANATOMÍA DE LA HOJA

Estípulas

. Simple, sin nervadura, parénquima limitados por dos epidermis.

LIMBO

. Nervios

. Anatomía parecida a tallo

. Menor número de haces, más pequeños

. Haces se reducen hacia extremidad

. Mesofilo

. Epidermis superior:

Cutícula

Una capa de células rectangular, pocos o ningún estoma

. Parénquima empalizada

1 capa de células alargadas, 2 a 4 más largas, ricas en cloroplastos

. Parénquima lagunar

18
5-6 capas de células poligonales irregulares, redondeadas

Lagunas o meatos de comunicación

También provistos de cloroplastos

. Epidermis inferior provista de pelos, presenta:

- Una capa de células pectocelulósicas, de pared gruesa, sin cutícula

- Numerosos estomas (100-300/mm2 ) ostiolo de comunicación a cámara

subestomática en parénquima lagunar, células oclusivas pequeñas. La vid es

hipoestomática. Los estomas son ricos en cloroplasto.

1.1.5.- ZARCILLOS E INFLORESCENCIAS

ZARCILLOS

Misma naturaleza que inflorescencias, aparecen estados intermedios entre zarcillo e inflorescencia.

- Simples

- Complejos.

Morfología

. Bifurcado: Típico de Vitis vinifera L.

a) Pedúnculo

b) Brazo interno: nunca se ramifica

c) Brazo externo o mayor:

Bractea: Axilar al brazo mayor, a nivel de inserción

. Ramificación: trifurcado, tetrafurcado....

INFLORESCENCIA

. Tirso: Racimo compuesto, racimo de cimas

. Inserta en nudo en el ortóstico opuesto a la hoja; uno, dos y raro tres o más por pámpano o sarmiento

- Morfología:

. Pedúnculo

19
. Dos brazos: el eje se ramifica dando dos brazos con la aparición de una bractea (interno y

externo).

. Ramificación : los brazos se ramifican con aparición de una bractea axilar: racimos

compuestos.

. Pedicelos: las últimas ramificaciones se disponen en cimas bíparas, que

corresponden a los pedúnculos de las flores.

- Escobajo: Pedúnculo (lignificación mad.)

Raquis

Ramificaciones, pedicelos

- Racima: racimos de los nietos

- Tamaño del racimo: En floración, 4/5 cm-25 cm (40 cm). El número de flores que lleva puede ser

desde unas decenas a más de 2.500.

Mayores hacia la base: primer racimo mayor que segundo

- Las características definitivas en maduración.

- Forma: Según ramificaciones: número y tamaño

Cilíndrico, cónico, alado (simple, doble) con hombros, ramoso, etc.

- Compacidad, longitud del pedúnculo, dimensiones, color raquis, agostamiento del pedúnculo, etc.,

son característicos de las variedades.

- Formas intermedias

.Estados intermedios entre zarcillo e inflorescencia

1.1.6.- FLOR
. Pequeñas: 2 mm  y 4-5 mm h

. Verdosas, poco aparentes

. Agrupadas en inflorescencias: Tirso

. El pedicelo se expansiona en el receptáculo floral que no soporta los verticilos florales

. Actinomorfa y tipo 5= pentamera

. Verticilos protectores: periantio


20
a) Cáliz

5 sépalos verdosos, corona festoneando el receptáculo floral

Dialisépalo: libres

b) Corola

5 pétalos libres en la base (dialipétala) alternos con los sépalos (alternisépala)

Soldados en el extremo dando lugar a un capuchón (Caliptra) que, en floración, se

desprende ayudada por la distensión de los estambres.

Verticilos reproductores

a) Androceo _

. 5 Estambres libres (dialistémono) opuestos a los pétalos (epipétalos)

. Ligeramente curvados se extienden en floración.

. Filamento largo y delgada sobremontado en la antera, inserto en el dorso

. Antera bilocular: dos lóculos con dos sacos polínicos cada uno, que contienen el polen, con

dehiscencia introrsa.

. Polen: amarillo azufre, muy abundante. Seco, semejante a un grano de trigo, visto de frente

parece una esfera con 3 suturas.

b) Gineceo: Carpelos _

. Reposa sobre un disco. Supero, con inserción superior a los otros verticilos: Hipogina

. 5 nectarios intraestaminales alternos con estambres y pétalos en el disco, que producen

néctar muy aromático.

. Gineceo piriforme (gamocarpelar) con dos carpelos soldados, dos lóculos por carpelo

(bilocular) con dos óvulos (primordios seminales). Anatropos con placentación axilar. El

ovario presenta una epidermis, un mesocarpio que comprende un parénquima cortical

externo e interno separados por haces vasculares (los principales son dorsal y ventral) y

endocarpio compuesto por una capa de células cristalizadas y células epidérmicas internas

. Ovario se prolonga en un estilo corto. Terminado en un estigma pequeño, aplastado,

deprimido en el centro y papiloso.

NOTA: puede haber alteraciones en Vitis vinifera L (3 o más carpelos, 4 - 10 estambres, etc.)

Apertura de corola en estrella (en el extremo de los pétalos)

21
TIPOS FLORALES

Machos: no pueden cuajar

ovario atrofiado

Hembras: polen infértil

Estambres pequeños, recuadrados y que secan fácilmente

Tipos intermedios

Flores machos o hembras fisiológicamente con apariencia hermafrodita.

(En americanas o asiáticas)

V. Vinifera: normalmente es hermafrodita.

1.1.7.- FRUTO (BAYA)


Transformación de los verticilos florales

No persisten Cáliz, Corola y Androceo

GINECEO

. Paredes carpelares: Pericarpio (carne)

. Epidermis externa : película o epicarpio (hollejo)

. Parénquima carpelar mesocarpio o pulpa

. Epidermis interna  endocarpio

. Óvulo o Primordio Seminal :  semilla

. Estilo y estigma  muy reducidos. Ombligo

MORFOLOGÍA

. Forma de la baya: esférica, elipsoidal, alargada, ...

. Color: verde y después del envero: amarillo, rojo, negro, ...

. Consistencia: se observa después de envero

. Grosor: media 12-18 mm ; > 24 mm

. Separación del pedicelo

ANATOMÍA DEL FRUTO (MADURO)

. Hollejo o Película
22
Ombligo (huella del estigma en algunas variedades)

. Cutícula: poco espesa, blanquecina, fina , cerosa (pruina o flor)

. Epidermis (capa de células vivas, lenticelas)

. Hipodermis: 2-3 capas de células aplastadas. Pigmentos, aromas, taninos

. Pulpa.

Mesocarpio

. 25-30 capas de células

. Grandes vacuolas rellenas de líquido

. No coloreadas, salvo tintoreras

. Haces vasculares

. Red compleja

. Parten del pedicelo y receptáculo 5/6 haces libero leñosos.

Tres grupos:

- Seminales

- Centrales: a lo largo de los carpelos (pincel)

- Superficiales: malla superficial

. Endocarpio: película delgada unida a la semilla

SEMILLA

. Simetría dorsiventral

. Cuerpo y pico

. Vientre: fosetas y arista

. Dorsal: Chalaza (prolongación arista)

A) Tegumentos seminales: papel protector y consistencia coriácea

B) Albumen

. Tejido nutritivo: fusión del gameto  y los dos núcleos polares

. La casi totalidad del volumen encerrado por los tegumentos

C) Embrión

Simetría bilateral: H: 1-1,7 mm ,  0,25-0,40 mm 0,2 mg. Radícula, hipocotilo, gémula, cotiledones

23
24
25
1.2.- DESARROLLO Y CRECIMIENTO

INTRODUCCIÓN

CICLO VITAL

- Improductivo: 1º - 2º año

- Entrada en producción 3º - 4º/6º años

- Producción constante 4º/6º - 20º/25º (...) años

- Producción decreciente

CICLO BIANUAL

- Primer año: diferenciación de yemas

- Segundo año: evolución de yemas: crecimiento y desarrollo vegetativo y reproductor

CICLO ANUAL

- Reposo

- Actividad

.Ciclo vegetativo
Coincidentes
.Ciclo reproductor

CICLO SEXUAL
- Fase juvenil

- Fase de transición

- Fase adulta

1.2.1.- CRECIMIENTO Y DISTRIBUCIÓN DEL


SISTEMA RADICULAR

- El sistema radicular crece en longitud como consecuencia de la actividad de los meristemos

primarios de las raíces. Crece en espesor debido fundamentalmente a la actividad del

cambium, que da lugar a floema y xilema, siendo éste cuantitativamente el responsable del

aumento diametral. Crece debido a la formación de nuevas raíces, algunas de ellas


26
constituirán partes permanentes del sistema radicular, y a la emisión de radicelas de vida

efímera.

- Las radicelas se forman todos los años, fundamentalmente al final de la primavera y en el

otoño; en el curso del año se desecan y desaparecen. En las primeras fases del ciclo, la

absorción se produce únicamente por raíces suberosas, es decir, no solo la llamada

cabellera radicular es absorbente.

- La formación de nuevas raíces y el crecimiento del sistema radicular sigue un perfil en el

tiempo de una M, con dos máximos: primavera/verano y otoño (éste es, frecuentemente, más

intenso) y un mínimo relativo hacia mitad del verano. La intensidad de los máximos de

crecimiento puede verse afectada por el régimen de precipitación y riego, temperatura, etc.

. Los flujos de las raíces se producen uno después del desborre en la proximidad de la

floración, y otro después de la recolección; estos flujos de renovación de raíces parten de las

raíces permanentes.

. Temperatura activa de crecimiento, se habla de 10-12ºC y óptimos de alrededor de 22-24ºC

(en el suelo).

- Puede hablarse de tres períodos:

Joven: de expansión. Máximo 10 años

Adulto: ramificación y renovación, pero volumen colonizado aumenta poco.

Senescencia: disminuye renovación y densidad; depende de parte aérea, manejo del suelo,

asfixia, ...

- Distribución del sistema radicular depende de las condiciones ambientales y culturales. Con

frecuencia, más del 90% de las raíces en peso y longitud, si no hay limitación, están en los

75-100 cm primeros, siendo los 25-50 cm el estrato más explorado . Las raíces pueden

llegar, si no hay limitaciones, a más de 2 o 3 metros de profundidad.

- De forma general, los factores que afectan a la compacidad y difusión de O 2 (aireación), sean

edafológicos o culturales (o ambos) son los condicionantes fundamentales.

- Preparación del suelo y técnica de manejo del suelo.- La fertilidad del suelo y el régimen

hídrico condicionan. El Patrón cultivado puede presentar grandes diferencias. El estado

sanitario

27
1.2.2.- CONSTITUCIÓN Y DIFERENCIACIÓN DE

YEMAS
Predormición

. Se inicia cuando el nivel de organización es suficiente como para desarrollarse

. Organización de la yema: esbozos caulinares, foliares, inflorescencias

. Finales de mayo/primeros de junio

. Finaliza hacia agosto: se habrán formado de 8 -12 entrenudos (parte preformada), esbozos

de hojas, racimos primordiales (ramificaciones), meristemo terminal, esbozos de yemas.

. Capacidad de desarrollo: inhibición por correlación, proveniente de la parte apical de

pámpanos y nietos

Entrada en dormición

. 2 ó 3 semanas; julio / agosto

. Yemas diferenciadas pierden capacidad de desborre

. Provocada por la modificación de los equilibrios.

. Coincidente con la ralentización crecimiento

Dormición

. Dormición endógena: balance promotores/inhibidores. ABA parece ser uno de los

principales responsables

. Hasta final del ciclo

. No hay cambios en la morfología

Salida de dormición

. Recuperación capacidad de desborre

. Condiciones naturales frío. 1-2 semanas (7 días consecutivos con temperatura media <

10ºC)

. Algunos autores consideran que la hidratación y deshidratación de las yemas está

relacionada con la desaparición y aparición de la dormición

. Finales de octubre/noviembre

Postdormición

. Desde salida de dormición a desborre

28
. Quiescencia: Temperatura

. Activación del metabolismo: temperatura, variedad, ... Durante este período debe satisfacer

las necesidades de calor.

LLORO

. Exudación líquida por las heridas de poda (frescas)

. Temperatura del suelo: actividad sistema radicular (patrón)

. No iniciada actividad en la parte aérea

. Si la poda es posterior o simultánea a las “fechas del lloro” éste se produce durante la poda.

. Pocos días - varias semanas

. Finalizan por la acción de hongos y bacterias saprofitas, que obturan los vasos o, como

tarde con el desborre

La composición no es estable ni constante. Papel insignificante

. Consideraciones: Decapitaciones patrón

Cortes oblicuos

1.2.3.- DESBORRE
. Primera manifestación del crecimiento

. Se reemprende la multiplicación y elongación celular: se produce un aumento de tamaño de

la yema, se separan las escamas y se hace visible la borra. Se inicia el crecimiento del

pámpano.

. La organogénesis en la yema se reemprende 2-3 semanas antes, en el sentido de los

esbozos florales, en la inflorescencia del año precedente.

. Satisfechas las “necesidades de frío”, precisan satisfacer unas “necesidades de calor”

. Es posible a partir de 5ºC. Cero vegetación = 10ºC

. Corresponde con el estado 5 de Eichhorn y Lorenz (4 modificado)

. Condiciones medias: de final de marzo a mediados de abril.

. Desborre: 50%

. Factores

-Variedad
29
-Temperatura : Cero vegetación _ 10ºC (temperatura de 8-11ºC) según variedades

-Acrotonía (posición) :nivel de organización, inhibición de la correlación

-Vigor: Sarmientos muy débiles desborran antes; exceso de vigor retrasa

-Época de poda: Podas muy tardías retrasan, especialmente cuando parte de las yemas ya han desborrado.

.La fecha de desborre es determinante respecto al riesgo de helada

1.2.4.- CRECIMIENTO VEGETATIVO:


El crecimiento es el aumento del tamaño de la planta, debido al incremento del tamaño de las

células y al incremento del número de células por divisiones en los meristemos.

El crecimiento vegetativo contempla el crecimiento en espesor y longitudinal de los

pámpanos y sarmientos, de las estructuras permanentes y, de forma particularmente importante, la

expansión del área foliar.

La expresión que, de forma más objetiva, nos refleja el crecimiento, es la evolución de la

materia (MS) de la vid, cómo se distribuye y evoluciona para los diferentes órganos.

CRECIMIENTO DEL PÁMPANO

CRECIMIENTO EN ESPESOR
. Cambium y felógeno

. Se presenta en pámpano/sarmiento, madera de dos años y vieja

. Cambium: Aumento real, primavera-otoño, fundamentalmente xilema. Anillos.

. La tasa de crecimiento del tronco presenta un máximo absoluto hacia floración, y otro

máximo relativo en maduración, que ponen de manifiesto la actividad del cambium.

. Felógeno Actividad gradual desde la base, se manifiesta más o menos en agosto,

Ritidoma. Se forma una nueva corteza cada año.

CRECIMIENTO EN LONGITUD
. Inicio en el desborre, con agrandamiento de la parte preformada

. Final depende de las condiciones ambientales:

a) Período estival seco

.Final julio-agosto: meristemo terminal cesa de funcionar, incluso seca y cae


30
b) Período estival sin estres hídrico

.Final de septiembre a octubre.

En general, la curva de crecimiento responde a una S clásica con tres períodos: a)

aceleración lenta; b) crecimiento rápido y c) crecimiento ralentizado. La duración de estos períodos

es muy variable.

PARADA DE CRECIMIENTO

Modificación del equilibrio hormonal: Hojas jóvenes a hojas adultas favorecido por

condiciones ambientales (disponibilidad de agua, es fundamental, también la favorece las altas

temperaturas). El factor hídrico es el principal factor limitante de este estado, el estrés favorece

parada de crecimiento y/o cese total.

La parada puede ser:

.Crecimiento ralentizado

.Parada total

Contemporáneo con envero, entrada en dormición, inicio de agostamiento, final de

crecimiento.

CRECIMIENTO DE LAS HOJAS


El área foliar sigue un modelo de crecimiento semejante al pámpano. La expansión del área

foliar de la vid es, al principio, de carácter exponencial y, después de la floración, el crecimiento

decrece, es más bien de tipo sigmoidal. La superficie foliar está constituida por las hojas

correspondientes a lo pámpanos principales y la de los nietos, que representan un a proporción cada

vez más importante a partir especialmente de la floración.

La expansión total del área foliar se alcanza en general, antes del inicio de la maduración y

en secano puede ser muy anterior, en ocasiones, la expansión favorecida por las condiciones puede

continuar, pero muy ralentizada.

Se dice que el “canopy” (cubierta vegetal) está formado cuando las hojas expuestas

exteriores a la radiación constituyen del 33-85 %.

Los anticipados pueden representar cantidades variables del área foliar, del 5% al 50%, la

mayoría de la expansión la hacen en fases avanzadas de la estación.

La superficie foliar puede variar de 0,8-5 m2 m-2 (Huglin y Schneider, 1998)

31
La senescencia y abcisión de las hojas es un fenómeno activo regulado hormonalmente,

favorecido por ABA, enzimas específicas.. Caída de las hojas: Condiciones medias noviembre

(helada, u otras causas pueden modificar fecha).

CRECIMIENTO Y DESARROLLO DE OTRAS YEMAS


- YEMAS PRONTAS: Siempre presentan capacidad de crecimiento, con desarrollo visible.

. Crecimiento muy débil (2-3 mm), no agosta y cae

. Nieto: no agosta y cae, agostamiento incompleto

. Permanece junto a la yema franca (no evoluciona)

. Sarmiento anticipado

- YEMAS DE MADERA VIEJA

. Equilibrio de la cepa

Vigor

Carga

Poda: estructuras de madera vieja, que quedan coronas

. Eliminación precoz de chupones

- YEMAS DE LA CORONA

. Vigor

. Carga

. Tipo de poda: corta, larga

Más fácilmente inhibidas

- YEMAS SECUNDARIAS

- . Vigor,. Rango, momento de desborre

FACTORES DEL CRECIMIENTO


Posición de la yema

. Yemas extremas: acrotonía

Reguladores del crecimiento: la regulación del crecimiento es a través de la acción hormonal

que afecta a los procesos constituyentes de la división y del alargamiento celular

. Giberelinas: Alargamiento

. Auxinas: Movilización de sustancias nutritivas

. Citoquininas: Proliferación
32
Actividad fisiológica

. Absorción: agua y elementos minerales

. Fotosíntesis: producción y distribución e fotoasimilados

. Respiración: Energía

. Conducción: Transporte

. Estado hídrico

. Transpiración: intercambio gaseoso, refrig., etc.

Factores ambientales

. Temperatura: Crecimiento aumenta de 10º a 25º/28º C; disminuye hacia 30º/32º tiende a

cesar a 38-42º.

. Luz: día largo e intensidad.

. Precipitación. disponibilidad y reparto

Factores bióticos:

. Variedad y patrón

. Sistema radicular

. Tejidos conductores, reservas

Factores culturales:

. Sistema de conducción y poda

. Fertilización; riego, defensa, etc.

EVOLUCIÓN: A medida que cambia la proporción de las zonas o tipos de hojas el pámpano presenta

distinta actividad:

a) Pámpano joven (predominio zona apical)

Consumidor. Depende reservas. Migración ascendente

b) Pámpano adulto: Predominio de zona media, y puede presentar zonas apical y basal

reducidas.

Decae floración o poco antes, en adelante

Migración en doble sentido (apical y basal)

c) Pámpano envejecido: Parte apical inexistente o cuantitativamente muy reducida, parte media

va cediendo importancia respecto a basal

Parada o envero en adelante


33
Migración basípeta

Expresión del crecimiento

Expresión del desarrollo adquirido parcial o total.

La expresión debe hacerse acorde con la densidad de plantación

Potencial vitícola: Peso seco total producido en un año por unidad de referencia

(cepa, m-2, ha-1 ): hojas, racimos, sarmientos, raíces, madera vieja. Se simplifica a

partes renovables

Expresión vegetativa: Peso seco de los sarmientos de una viña.

Vigor: Peso medio del sarmiento

Peso madera de poda expresado por unidad de superficie, o por cepa

(dependerá mucho de la carga)

Superficie foliar total y su distribución.

MATERIA SECA

Es una expresión completa del crecimiento

PRODUCCIÓN ANUAL O ACUMULADA DE MATERIA SECA: FOTOSÍNTESIS NETA (Azúcares

producidos - Azúcares consumidos)

Destino:

a) Edificación Vegetal

b) Acumulación glúcidos

Solubles : bayas

Insolubles: órganos vivaces

34
FOTOSÍNTESIS NETA (kgM.S./ha)

50-80 Hl 120-250 Hl

Hojas 600 - 1200 1200 - 2000

Ramos 500 - 1000 1000 - 1700

Crec. Raíces y tronco 200 - 300 300 - 500

Raspón y lías 300 - 500 500 - 800

Azúcares bayas 1000 - 1600 2000 - 3500

Total 2800 - 4600 5000 - 8500

Período de maduración: (_ 45 días)

Az. Bayas 1 3,5 Tm/ha

Almidón 0,3 1 Tm/ha


___________________

1,3 - 4,5 Tm/ha (30-100 kg/ha día)

1.2.5.- AGOSTAMIENTO
Conjunto de procesos que contribuyen a asegurar el carácter vivaz (perenne), para ello, las vides

adquieren las características físicas y bioquímicas necesarias. El proceso más característico es la

transformación de los pámpanos de consistencia herbácea y efímera, en sarmientos de consistencia

leñosa y que asegura la perennidad, dando un soporte seguro a las yemas..

. Agosto (parada de verano, dormición de yemas, envero, inicio maduración de frutos, madurez

fisiológica de semillas)

. Final:

. Exteriormente: fin de septiembre/octubre

. Interiormente: se prolongan los cambios

. Fenómeno activo, progresivo de la base hacia la extremidad, no alcanza a la totalidad del pámpano.

. Extremidad se perderá por deshidratación (o perdido antes), normalmente con los fríos invernales,

si no se ha perdido con anterioridad, por desecación estival, por despunte.

. Durante el período de agostamiento se prosigue la actividad vegetativa de las hojas, siendo la

migración fundamentalmente basipeta hacia órganos de acumulación (bayas y partes vivaces), los
35
pámpanos (normales, nietos, etc.) que conservan el ápice, pueden desarrollarse aunque en general

poco intensamente.

. La resistencia al frío depende de la intensidad del agostamiento

PROCESOS IMPLICADOS EN EL AGOSTAMIENTO

Comienza con la entrada en actividad del felógeno y formación del ritidoma:

Espesamiento y lignificación de las paredes celulares de las células leñosas.

Deshidratación de los pámpanos, al transformarse en sarmientos

90% 45/50%

(Zona geográfica, porción sarmiento,...)

<35% irreversible

Acumulación de glúcidos en el pámpano y sarmiento, en forma de almidón, La migración de

glúcidos afecta también al resto de órganos vivaces (tronco, brazos, raíces).

FACTORES DEL AGOSTAMIENTO

. Variedad y patrón

. Condiciones ambientales:

. Temperatura alta favorece

. Iluminación favorece

. Precipitación retrasa

. Actividad fisiológica: fotos , trasloc., transp., reg. hormonal, etc.

. Vigor retrasa

. Técnicas culturales: riego, fertilización

. Estado sanitario (Mildiu otoñal, Oídio tardío, etc.)

CONSECUENCIAS

Sarmiento soporte de las yemas adquiere estructura vivaz

Resistencia mecánica y fisiológica

Reserva de fotoasimilados, esencial para asegurar crecimiento futuro

RESERVAS EN NUTRIENTES

Las reservas en nutrientes, especialmente N, son esenciales para el crecimiento futuro de los

36
nuevos pámpanos.

Una pequeña parte del K de las raíces se removiliza a otros órganos hasta floración.

1.2.6.- CICLO REPRODUCTOR


A grandes rasgos, comprende tres procesos:

1) INICIACIÓN FLORAL

a) Año precedente: Inducción y diferenciación de inflorescencias primordiales durante la

predormición de las yemas (junio a agosto, aprox.)

b) Año presente: Diferenciación de botones florales al comienzo de la entrada en actividad y

desarrollo de inflorescencias y órganos florales que culmina en la antesis (abril a junio,

aproximadamente)

2) FLORACIÓN, POLINIZACIÓN Y FECUNDACIÓN (Junio aprox.)

3) DESARROLLO DE LA BAYA

a) Período herbáceo

b) Envero (mediados de agosto)

c) Maduración de las bayas (hasta finales de septiembre-primeros de octubre, aprox.)

1.2.6.1.- INICIACIÓN FLORAL


La iniciación floral hace referencia a la diferenciación de las inflorescencias y de las

flores.

a) Iniciación de las inflorescencias

Tiene lugar durante el período de predormición de las yemas. Hacia el mes de junio,

después de haberse diferenciado 3 o 4 esbozos foliares, comienza el desarrollo del primer

primordio inflorescencia con sus ramificaciones, a continuación el segundo. Por término

37
medio, no se forman más de dos. Este fenómeno es gradual desde las yemas de la base

hacia el ápice. Cuando la yema entra en dormición (agosto) cesa la diferenciación, los

esbozos de las inflorescencias alcanzan un nivel de organización de ramificaciones primarias

y secundarias (las inflorescencias primordiales más desarrolladas y que presentan más

ramificaciones secundarias llevarán mayor número de flores). La diferenciación no se

reemprende hasta poco antes del desborre, formándose ramificaciones secundarias y

ternarias, a continuación se determinarán los botones y órganos florales

b) Diferenciación de las flores

La iniciación floral se reemprende poco antes del desborre, pero algunos autores

precisan que las flores comienzan a aparecer en la base de las inflorescencias al comienzo

de la entrada en vegetación, cuando las escamas de las yemas se abren y dejan pasar al

joven brote.

A continuación, se diferenciarán sucesivamente los sépalos, los pétalos, el androceo

y el gineceo, finalizando con la maduración del grano de polen y del óvulo.

Durante este período, que va desde el desborre a la antesis, las inflorescencias van,

gradualmente, aumentando de tamaño, aumento que se proseguirá aproximadamente hasta

el envero.

Ocasionalmente, las vides en zonas templadas producen inflorescencias y flores en la

misma estación que los anticipados de verano.

Fertilidad de las yemas

Es la exteriorización de la iniciación floral. Se expresa en número de flores o de

inflorescencias.

. Número de inflorescencias se puede determinar en las yemas invernantes o después del

desborre.

. Número de flores se determina poco antes de la floración

. Fertilidad potencial: expresa la fertilidad por yema dejada en la poda

. Fertilidad práctica: expresada por yema desborrada

Factores que afectan a la iniciación

a) Variedad, genotipos muy distintos

b) Tipo de yemas: primaria, secundaria, anticipada, de la corona, de madera vieja.


38
c) Posición en el sarmiento: en general, crece con el rango

d) Vigor: muy bajos y altos reducen fertilidad

e) Condiciones ambientales: Iluminación y Temperatura muy favorables

Temperatura que favorezca el metabolismo general de la cepa durante la organogénesis de

la yema, y en las fechas de alrededor del desborre.

Iluminación durante organogénesis de la yema

f) Reguladores: influencia positiva de citoquininas y de giberelinas, si bien éstas últimas

en algunas fases pueden inihibirse

g) Técnicas de cultivo: época de poda, microclima de la cepa (sistema de conducción),

otras.

Pérdidas de flores (“filage”)

En ocasiones se produce un aborto parcial o total de la inflorescencia, como

consecuencia de la competencia por la utilización de hidratos de carbono y citoquininas entre

los procesos de diferenciación floral y crecimiento del brote. Este fenómeno, denominado

“filage” es más frecuente al principio del crecimiento.

Las temperaturas bajas y la insolación reducida entre otros, también pueden

favorecer el “filage”

1.2.6.2.- FLORACIÓN
La macroesporogénesis (formación de las células del saco embrionario: entre ellas el

óvulo u oosfera, en el gineceo), y la microesporogénesis (formación de los núcleos

reproductores de los granos de polen en las anteras) son los últimos estadios de la

diferenciación y tienen lugar poco antes de la floración, lo que significa que se precisan cerca

de 365 días para que se diferencien completamente los órganos de la yema mixta desde que

comienza el año anterior la iniciación.

La floración comienza por la apertura de la corola por su base, liberándose los 5

pétalos que quedan unidos por su extremidad (caliptra o capuchón) y son proyectados por la

distensión de los filamentos estaminales, liberando las anteras, el estilo y el estigma. Este

proceso se desarrolla, en condiciones medias, hacia el mes de junio.

La antesis, por lo general, empieza por la zona media de la inflorescencia, luego la

39
base y, por último, la extremidad. Se considera plena floración cuando han liberado la caliptra

el 75% y final de floración cuando todas las flores han abierto o están en vías de cuajado.

Cleistogamia: en algún caso, se produce la polinización y fecundación del ovario sin

que se haya producido la apertura de la flor.

La floración puede escalonar durante 15 días y está favorecida por temperaturas de

20-25ºC y tiempo seco. El tiempo fresco y lluvioso puede dificultar la dehiscencia de los

capuchones.

1.2.6.3.- POLINIZACIÓN
Temperaturas medias de menos de 15º o de más de 35-38º retrasan apertura de

anteros.

El transporte del polen, una vez que se produce la dehiscencia longitudinal e introrsa

de las anteras, se lleva a término a través del aire, siendo la propia proyección de los granos

de polen por la antera el mecanismo de transporte, si bien pueden ser desplazados por el

viento y, eventualmente, por algún insecto (despreciable).

Los jugos estigmáticos estimulan el crecimiento del tubo polínico, que

atraviesa el estigma y estilo, entra en el ovario y alcanza el óvulo, durante el crecimiento

degenera el núcleo vegetativo y el reproductor (n ) se divide dando dos gametos.

1.2.6.4.- FECUNDACIÓN
25-32º C favorecen germinación del grano de polen y crecimiento del tubo polínico.

Pueden darse tres casos:

a) NORMAL

Uno de los gametos se une a la oosfera para dar el embrión (2 n). El otro gameto se

une al resultado de la unión de los núcleos haploides polares para dar el albumen (3 n). Los

otros núcleos del saco embrionario degeneran, los tegumentos del óvulo dan lugar a los

tegumentos seminales. El primordio seminal evoluciona danto lugar a la pepita y el ovario al

fruto, conteniendo un máximo de 4 pepitas.

Realmente, un núcleo del grano de polen aborta y el otro sufre mitosis, y son estos
40
los que fecundan la oosfera y la fusión de los pólenes

Hay que señalar que siempre se encuentran una cierta proporción de pepitas

exteriormente bien constituidas, pero con trazas de albumen y embrión que terminan

abortando: pepitas vacías.

b) APIRENIDAD STENOSPÉRMICA O SULTANINA

En ciertas variedades se efectúa la fecundación aparentemente normal, el embrión y

albumen abortan dando lugar a semillas rudimentarias de tegumentos herbáceos. (Stenos=

estrecho, griego). Es el óvulo, y no el polen, el condicionante. Polen normal por óvulo ap. =

apirenidad sult. . Polen apirireno por óvulo normal = fecundación normal). Son las variedades

apirenas cultivadas

c) APIRENIDAD CORINTIANA O PARTENOCÁRPIA

Desarrollo del fruto sin fecundación, al parecer por estimulación polínica. Las bayas

quedan pequeñas y azucaradas, sin trazas de pepitas, pudiendo aparecer bayas normales

en el mismo racimo de variedades donde este carácter es permanente, como en Corinto

negro. Mal desarrollo del saco embrionario.

Este hecho puede producirse accidentalmente en proporción variable, en variedades

hermafroditas o femeninas, en cuyo caso hablaremos de “Millerandage”.

Por último, a veces quedan “Bayas verdes”, pequeñas e inmaduras,

correspondientes a ovarios no polinizados y no fecundados que tampoco contienen pepitas.

Otras veces, bayas verdes por retraso y desacompasado en el crecimiento.

1.2.6.5.- CUAJADO Y CORRIMIENTO


Denominamos Cuajado a la transformación del ovario en fruto.

Cuajado se completa en 2 o 3 semanas después de floración y los frutos que quedan

suelen permanecer. El cuajado requiere que se reanude la división celular del pericarpio y

previene la formación de capa de abcisión en el pedicelo.

El número de bayas siempre resulta inferior al de flores del racimo, pueden caer

flores no fecundadas, pero la regla general es que este desfase se produce poco después de

41
floración, cuando una proporción de bayas jóvenes caen como consecuencia de la formación

de una capa de abscisión en la base del pedicelo (su diámetro no suele sobrepasar 4-5 mm).

En general, con diámetros mayores de 2 mm no se cae, salvo accidente.

Cuando el número de bayas cuajadas es anormalmente bajo, por caída excesiva,

decimos que ha ocurrido corrimiento.

Normalmente, cuajado (20-30%) puede llegar hasta 70%.

Las causas pueden ser variadas, pero es de origen ambiental y los genotipos pueden

ser más o menos sensibles como Garnacha, Merlot:

a) Carencias hídricas o minerales (Fe, B, etc.)

b) Insuficiencia de fotosintatos (exceso o falta de vigor), influencia del patrón

Climáticas: especialmente temperatura, juegan un papel esencial. Temperaturas bajas (14-

15º C) producen corrimiento y se observa que en general, cuando la temperatura diurna

aumenta de 20 a 30 ºC y la nocturna de 15 a 35º C (Buttrose y Hale 1973), esto es más

acentuado cuando el agua es abundante (Huglin, 1986)

Patológicas: virus, plagas o enfermedades

Factores culturales: que favorecen, especialmente, el corrimiento fisiológico o climático

1.2.6.6.- DESARROLLO DE LA BAYA


Fases de crecimiento

El desarrollo de la baya puede representarse por una doble curva sigmoidal que

comprende tres fases, o períodos de desarrollo: a) Fase I; b) Fase II, c) Fase III

Algunos autores dividen la fase herbácea en dos períodos: I Crecimiento lento; II

Crecimiento rápido.

a) FASE I

Durante los 6-10 primeros días, el crecimiento del fruto es insignificante,

produciéndose la caída de bayas no cuajadas.

La división celular es intensa durante las tres semanas siguientes a la antesis y

puede prolongarse la división celular 30 ó 40 días

42
Agrandamiento celular comienza a los 10-15 días después de la floración.

A partir de los 6-10 primeros días, el crecimiento durante el período herbáceo se

desarrolla rápidamente y al final en la Fase I la baya alcanza el 40-60% de su tamaño

definitivo. Esta fase dura de 40 a 60 días.

Durante este período, se prosigue el crecimiento de las inflorescencias, que cesa en

el envero, y también el de las semillas.

La baya, durante esta fase, presenta carácter clorofílico, verde, es dura y acumula

ácidos orgánicos

b) FASE II

Esta fase se caracteriza por un crecimiento más o menos ralentizado de la baya, las

pepitas adquieren su constitución definitiva, adquieren coloración amarillenta que se tornará

después marrón, lignificándose los tegumentos, se alcanza la madurez fisiológica de las

semillas

Esta fase dura de 4 a 30 días, y se denomina también traslúcida; por termino medio

2-4 semanas. El crecimiento se ralentiza.

Realmente, las pepitas adquieren su tamaño definitivo al final de la fase herbácea,

El contenido en clorofila de la baya y las tasas de fotosíntesis y respiración decrecen,

la acidez alcanza su máximo, la baya permanece verde hasta el final de la fase II. Al final, la

baya pierde su carácter clorofílico y adquiere su coloración característica de la variedad. La

piel se hace traslúcida en las variedades blancas, adquiere tonalidades rojas en las tintas, y

se colorea la pulpa también en las tintoreras.

c) FASE III

Se desarrolla rápidamente, debido principalmente al aporte de azúcares y agua en

particular, que entra gracias a la elevada presión osmótica debida a los glúcidos, y en parte

de los ácidos.

La duración de este período es muy variable, dependiendo de las características

varietales (20-60 días), siendo de 4-7 semanas por término medio.

Durante este período, hasta que se alcance la madurez desde el punto de vista

fisiológico, la baya adquiere más del doble de su tamaño (volumen y peso). Las semillas, por

el contrario, pierden todavía un poco de peso.

Lógicamente, el crecimiento es únicamente por distensión celular (alargamiento y


43
encrosamiento).

La maduración fisiológica corresponde al contenido máximo de azúcares debidos

exclusivamente a fotosíntesis.

Factores del crecimiento de la baya

Durante las Fases I (y II hasta el envero), el flujo a través del xilema es más importante con

entrada de agua y minerales que el de floema (agua y azúcares), dando un balance mejor

que el de la temperatura; la fase II se presenta como de crecimiento ralentizado o no ser

obseva; la fase III se caracteriza por una fuerte reanudación del crecimiento, pero se observa

que se obtura en gran medida el xilema; y al aporte de agua y azúcares vía floema es el

responsable de que el aumento del tamaño, la dimensión de las resistencias de las paredes

parece jugar un papel importAnte.

a) CLIMÁTICOS

La acción combinada de la temperatura y la insolación favorece el crecimiento de las

bayas. Pero el volumen final depende en gran medida de la alimentación en agua. Las

temperaturas excesivas y, sobre todo, el estrés hídrico, deprimen el crecimiento.

b) VARIETALES

Las características varietales determinan forma, dimensión, características de la

baya, etc.

c) SUPERFICIE FOLIAR

El desarrollo de las bayas depende de la cantidad de superficie foliar, de la

exposición de dicha superficie, de la relación superficie foliar a peso de fruto, etc., pues en

definitiva el crecimiento depende de la actividad de las hojas (fotosíntesis, transpiración,

respiración), básicamente de la actividad fotosintética.

d) PEPITAS

En general, cuanto mayor es el número de pepitas, más crecen las bayas.

e) REGULADORES DE CRECIMIENTO

Las auxinas favorecen las divisiones y elongación de las células, parece el factor

primario para el estímulo del crecimiento de las bayas. Los contenidos máximos se alcanzan

durante la fase herbácea y comienzo de envero, debido a las semillas, en bayas apiríneas

parece ligado al crecimiento del tubo polínico o interacción polen-ovario. Hay algo de
44
estímulo antes del aborto del embrión en ap. Sultaninas.

Las giberelinas, que se encuentran en los tejidos en división activa,

fundamentalmente determinan la distensión celular, alcanzando un máximo en el transcurso

de fase herbácea a envero.

Es mal conocido el papel de las citoquininas en el desarrollo de la baya. Migran

desde las raíces y favorecen, al parecer en asociación con las auxinas, las divisiones

celulares y parece importante en las primerísimas fases.

Otros reguladores de crecimiento, como el ácido abcísico y etileno, apenas parecen

jugar papel en el crecimiento, estando más ligados a la maduración.

f) TÉCNICAS CULTURALES

En general, favorecen aquellas técnicas que favorecen el crecimiento general de los

racimos durante la fase herbácea, y aseguran una buena nutrición hídrica durante el período

de maduración.

El tamaño definitivo de las bayas depende:

a) de características genéticas. Con independencia de semillas: 1 gr chardonay, riesling >12

gr. Bicane.

b) Para una variedad, las semillas son decisivas, marcándose un orden de tamaño,

millerandage, apirinidad, estenospermia, bayas con 1, 2, 3, 4 o, excepcionalmente, 5

semillas.

c) Condiciones climáticas y, particularmente, la alimentación hídrica, que permita una

actividad fotosintética buena.

Envero

Para una baya se produce al final de la fase II, y determina que se inicie maduración.

El envero varía entre las cepas del viñedo y entre las bayas del racimo.

Para una baya el envero cambio de color se produce al final de la fase II, en este

período aumenta la elasticidad, se recupera el crecimiento por distensión y posteriormente se

verifica un importante aumento de los azúcares (glucosa y fructosa)

El 50% de bayas cambiadas de color en el racimo son la referencia del envero

45
46
47
48
49
50
51
52
53
2.- SISTEMAS DE CONDUCCIÓN Y PODA DE LA
VID

54
2.1. SISTEMA DE CONDUCCIÓN

Está constituido por el conjunto de operaciones que contribuyen a definir la distribución de la


superficie foliar y de los racimos de las cepas en el espacio.

Síntesis de dos grupos de operaciones:

S Modo de conducción:

 Altura de tronco
 Tipo de poda
 Nivel de carga de sostén
 Sistema de empalizamiento
de vegetación
 Operaciones en verde

S Características de la plantación:

55
 Densidad de cepas por hectárea
. Separación entre filas
. Separación entre cepas
 Orientación de las filas

Contribuyen también a caracterizar el sistema de conducción:


 Recursos del medio (radiación, precipitación, etc.)
 Técnicas de cultivo (riego, fertilización, manejo del suelo, etc.)
 Características varietales (Patrón/Variedad)

ELECCIÓN DEL SISTEMA DE CONDUCCIÓN


S Criterios Legales
S Criterios biológicos
. Vigor .Capacidad de crecimiento
. Porte . Tamaño del racimo.
. Fertilidad . Etc.
S Criterios ecológicos
. Climáticos: Temperatura, Insolación, Precipitación, Viento, etc.
. Edafológicos: Fertilidad
S Características de la producción
. Cuantitativas
. Cualitativas (ej: uva de mesa)
S Criterios Técnico-Económicos
. Grado de mecanización
. Posibilidades de riego
. Mano de obra
. Costes: poda, del sistema de “conducción”, etc.
. Recursos del medio y técnicas culturales

Para un material fijado en un medio ecológico/cultural determinado, el comportamiento


productivo y vegetativo de un viñedo depende del sistema de conducción:
. Distinto rango de aprovechamiento de los recursos aéreos: temperatura e iluminación,
principalmente.
- Arquitectura de la superficie foliar
. Superficie foliar total
. Superficie foliar expuesta
. Indice de área foliar
. Superficie foliar útil
- Posición relativa y exposición de los racimos
56
- Microclima de la cepa
- Comportamiento fisiológico: Fotosíntesis, transpiración, respiración.
- Desarrollo vegetativo: crecimiento y agostamiento
- Desarrollo productivo: fertilidad, desborre, cuajado, producción.
-Maduración: Azúcares, acidez, color, aromas, ...
. Distinta capacidad de aprovechamiento de los recursos del suelo: agua, elementos
minerales ...
- Colonización y exploración por las raíces
- Densidad y distribución de las raíces
. Distinta posibilidad de aprovechamiento de los recursos culturales y económicos
- Mecanización (Mant. suelo, Defensa Fitosanitaria, Poda, Vendimia, etc
- Riego, fertilización, etc.
- Inversión, costes, mano de obra, ...

INFLUENCIA DEL SISTEMA DE CONDUCCIÓN EN EL COMPORTAMIENTO DE LA PLANTA


A.- Aprovechamiento de los recursos aéreos
. Captación de le energía luminosa .
LAI
. SA
. LAI/SA
. SF útil
. SF Expuesta
. S/Volumen
. S Suelo Cubierto
. Microclima de racimos y hojas
Microclima térmico y luminoso de:
. Racimos: altura tronco
exposición de los racimos -T
poda (verde y seco) -T
LLN(T), LAI/SA
Microclima térmico y luminoso de:
. Hojas: Altura y anchura de vegetación -T
Orientación de las filas -T
Marco y densidad plantas
Inclinación de vegetación
- Fisiología de la planta
 Rendimiento fotosintético (-T)
Transpiración y relaciones hídricas (T)
- Cantidad y calidad de la cosecha
. Fotosíntesis
. Exposición racimos Maduración

57
. Microclima
. Fertilidad (-T)
- Desarrollo vegetativo: Crecimiento y agostamiento

B.- Aprovechamiento de los recursos del suelo


- Densidad de plantación
 Exploración y extensión del S.R.
- Marco de plantación

C.- Aprovechamiento de los medios económicos y culturales


Poda
- Mecanización del cultivo Vendimia
PA
- Riego, fertilización, mantenimiento del suelo
- mano de obra, costes, etc.

CONDUCCIÓN DE LA SUPERFICIE FOLIAR DEL VIÑEDO:

58
S Maximizar la superficie foliar y exponer bien para adecuar la actividad fotosintética
S Poco densa: Aireación, evitar hojas ineficaces
S Buen microclima luminoso de hojas
S Microclima de racimos: color, acidez, aromas, botritis
S Considerar la disponibilidad de agua para adecuar el consumo y que las hojas lleguen
activas al período de maduración
S Control del vigor: Densidad, carga, patrones
En principio, a mayor cantidad de hojas bien expuestas, más posibilidades fotosintéticas y,
por tanto, más rendimiento y/o más azúcares, pero también más consumo de agua
Adecuar la superficie foliar a las posibilidades del medio, exigencias de la variedad y
objetivos de la producción.

REFLEXIONES SOBRE EL PAPEL DE LAS HOJAS

• Los buenos vinos provienen de vides no estresadas durante la estación de crecimiento, que
han tenido un buen balance entre crecimiento y rendimiento de cosecha, con frutos bien
expuestos.

• Frecuentemente, los mejores vinos provienen de cepas en las que las uvas maduran cuando
el área foliar de las cepas es todavía efectiva.
• No se pueden conseguir buenos frutos en cepas defoliadas o cepas estresadas tarde.
• Problemas tradicionales para no alcanzar una buena calidad:
. Rendimiento excesivo en relación al potencial del viñedo
. Descontrol del vigor durante el período de maduración, estimulando el crecimiento
vegetativo, comprometiendo acumulación de azúcares en bayas y partes permanentes.
. Falta de funcionalidad de las hojas durante la maduración: Senescencia precoz, estrés
hídrico
. Microclima inadecuado de frutos: excesivamente sombreados o soleados

58
58
59
59
IMPORTANCIA DE LA SUPERFICIE FOLIAR

1.- NORMAL
Número normal de nudos
y elongación de los entrenudos No se establece competencia con la fruta que está madurando
El crecimiento del brote cesa hacia el envero Eficiente función foliar hacia la maduración
Edad de la mayoría de las hojas > 40 días y hasta después de la vendimia
Todavía pocas hojas en desarrollo – máxima Fotosíntesis Adecuadas reservas

2.- BROTES CORTOS


a.- ESTRÉS TEMPRANO
Pocos nudos, cortos entrenudos Insuficiente área foliar

b.- SOBRECARGA
Número normal de nudos, entrenudos cortos Insuficiente área foliar
El crecimiento del brote cesa antes del envero Ineficiente función foliar
Edad de todas las hojas > 40 días Inadecuadas reservas

c.- PODA MÍNIMA


Número normal de nudos, entrenudos cortos Adecuada área foliar (gran número de brotes)
El crecimiento del brote cesa antes del envero Ineficiente función foliar
Edad de todas las hojas > 40 días Adecuadas reservas

3.- EXCESIVO CRECIMIENTO VEGETATIVO Excesivo desarrollo foliar


Gran número de nudos, los entrenudos más largos Sombreamiento
Activo crecimiento del brote más allá del envero Competencia con la fruta en proceso de maduración
Muchas hojas jóvenes Inadecuadas reservas
4.- HUMEDAD DURANTE EL PERÍODO DE VENDIMIA
Se reactiva el crecimiento del brote
Gran número de nudos Inadecuadas reservas

Fuente: Davison, D. 1.999.

60
CLASIFICACIÓN DE LOS SISTEMAS DE CONDUCCIÓN

- Elementos de sostén
. Libres
. Apoyadas: estructura, vegetación, ambos

- Altura de tronco <1m


. Libres < 30 cm bajo Italia 1-1,5 m
30-50/60 cm medio 1,5 m
>50/60 cm alto
. Apoyadas
- Uno o varios planos ascendentes, semidescendentes, cordones verticales (primero
punto de fructificación), ...
< 60/70 cm baja
60/70 - 120/130 cm media
>120/130 alta
- Parrales, pérgolas, planos descendentes (GDC, etc.)
< 1,5 medio-baja
> 1,5 alto

- Estructura o cantidad de madera vieja


. Poca/media madera
. Mucha madera

- Elementos fructíferos
- Poda corta (pulgares)
- Poda larga (varas)
- Poda mixta (guyot)

- Elementos estructurales
- Cabeza
- Brazos
- Cordones: horizontal, vertical, oblicuos; simple, doble, unilateral, bilateral, cuadrilateral

- Dirección de la vegetación
- Erguida o ascendente
- Llorón o descendente
- Semierguida o semidescendente
- Horizontal
- Inclinada
61
- Cobertura de la superficie del suelo
. 80-100%
. 60-80%
. 40-60%
. < 40%

- Densidad de plantación (cepas/ha)


4.000 - 10.000 Muy alta
2.500 - 4. 000 Alta
1.500 - 2.500 Media
800 - 1.500 Baja
< 800 Muy baja

- Carga de yemas por Ha


Italia:
España
< 55.000 baja <
20.000
55.000 - 100.000 media 20.000 - 50.000
100.000 - 150.000 alta > 50.000
> 150.000 muy alta

- Disposición
. Regular o real
. Rectangular
. Tresbolillo
- Intervenciones (en verde)
. Libre y sin ninguna
. Desnietada y/o desbrotada
. Vegetación guiada
. Despunte, formación seto: lateral, horizontal, etc.

- Disposición de la cubierta vegetal (Canopy)


. Completos o totales: en pleno desarrollo tienden a cubrir toda la superficie del suelo: ejemplo
parral continuo
. Incompletos
. Discontinuos: Las cepas se desarrollan más o menos aisladas en cualquier
dirección: ejemplo vasos
. Continuos: La vegetación se desarrolla de manera continuada. Son la mayor parte
62
de los sistemas alineados

- Planos de vegetación
. Simples: un solo plano
. Divididos: dos planos (verticales, oblicuos, superpuestos; ascendentes, descendentes)

SISTEMAS DE CONDUCCIÓN Y PODA FRECUENTES EN ESPAÑA

LIBRES
- Vaso Manchego: Bajo, cabeza sin brazos definidos, poda muy corta (pulgar: 1 vista + 1
ciega), porte rastrero, baja densidad de cepas y de yemas, cobertura 40-60% / 80%.
- Vaso Bajo en candelabro: 3/4 brazos, poda corta pulgares; porte variable en general, de
semierguido a llorón en pleno desarrollo, densidad de cepas de media a alta (incluso baja) y,
en general, densidad media de yemas por ha. Cobertura de 60-80% / 100%.

- Vaso Medio: Tronco bien definido y 3/4 brazos, poda corta y resto ídem anterior.

APOYADAS
- Distribución de la vegetación Vertical en sistemas en Espaldera: Generalmente bajas y más
raramente medias. Ascendentes o semiascendentes. Cobertura de <40%.
. Con poca o media madera vieja, poda en mixta: Guyot simple (más general) o doble, o
variantes como la de Jerez, densidad de cepas de media a alta.
. Con mucha madera vieja. En general, poda corta (raramente mixta), en cordones
permanentes (tipo royat), simples o dobles y con densidad de cepas y yemas de media a alta.
- Distribución de la vegetación Horizontal en Sistemas de Conducción Horizontales. Parrales y
Pérgolas (más raro). Formas altas en general de baja a muy baja densidad, con alta densidad
de yemas por hectárea, formados en general por cordones permanentes en diversas
direcciones y podas cortas o mixtas. Cobertura del 100%.

SISTEMAS DE CONDUCCIÓN POCO O NADA FRECUENTES EN ESPAÑA


- Cordones permanentes verticales en poda corta, apoyados o tutorados.
- Espalderas verticales altas a un solo plano en cordón horizontal y poda larga (Sylvoz) o mixta
(Cazenave), con poca densidad de cepas y gran densidad de yemas. Baja cobertura.
- Cortina simple: cordón permanente con poda corta y vegetación descendente.
- Espalderas medias/bajas en formas ascendentes y/o descendentes; con mucha densidad de
yemas y/o cepas; con mucha o media madera vieja; poda corta o mixta, baja cobertura.
- Pérgolas Trentina, Romana, etc. En general con cordones permanentes, podas cortas o
mixtas, altas, de gran cobertura, oblicuas u horizontales, de baja/media densidad y elevado
número de yemas.
- Sistema de conducción con varios planos de vegetación, verticales u oblicuos, ascendentes
63
y/o descendentes, medios a altos, media a alta cobertura con media o mucha madera, podas
cortas o mixtas
Conducción en T con cordón central y vegetación abierta
Gran densidad de yemas y de media a baja de cepas
Liras en: Formas en U y V (pámpanos ascendentes); GDC (doble cortina con
pámpanos descendentes)
- Scott Henry y derivados: doble plano de vegetación superpuesto y el superior vertical y el
inferior descendente

2.2.- LA PODA

• Concepto Clásico: Eliminación parcial o total de órganos de las vides


• Concepto Actual: Intervenciones directas en el viñedo para controlar el crecimiento. Pueden
recurrir o no a la eliminación de órganos

OBJETIVOS DE LA PODA
. Modificar los hábitos naturales:
. Controlar la acrotonía
. Regular el número de yemas
. Establecer y mantener la forma
. Distribuir la estructura, pámpanos (Superficie foliar), racimos
. Optimizar los recursos medioambientales
. Regular y equilibrar las cepas: superficie foliar / producción / calidad
. Regular el envejecimiento
. Facilitar el cultivo

Expresado de otra forma:


1.- Luchar contra la acrotonía para limitar la expansión de la estructura de las cepas
2.- Limitar el número de yemas en relación a la capacidad de desarrollo de las cepas,
posibilidades ofertadas por el medio y el deseo de obtener un vigor adecuado.
3.- Regular el número y el volumen de las bayas para adaptarlo a las posibilidades fotosintéticas
de la cepa para asegurar un contenido de azúcares en las bayas y una maduración correctos,
y la reconstitución de los depósitos de almidón.

CONSIDERACIONES PREVIAS
. La poda deprime
. La vid es acrotona  Alargamiento/renovación (inferior)
. La productividad global depende de la superficie foliar: Total, expuesta, útil, responsable
mayoritariamente de la actividad fotosintética.

64
. Procurar optimizar posición de pámpanos y racimos
. Es preciso alcanzar relacioens adecuadas de superficie foliar (correctamente expuesta) y peso de
racimos para asegurar un enriquecimiento en azúcares (y maduración) satisfactorio (a)
. Facilitar la circulación de la savia (correcta vascularización): heridas, estrangulamientos, plano de
filotaxia.
. Buscar vigor equilibrado. La intensidad de la poda debe guardar relación con el vigor.
. La poda debe ir en armonía:
.Variedad
. Medio
. Conducción
. Mecanización
. El crecimiento del pámpano depende de su posición en el pulgar o la vara, y de su dirección.
. La capacidad de expresar el crecimiento a partir de cierto nivel es inversamente proporcional al
número (ej.: pámpanos en una vara; racimos en una cepa).
. El número de yemas (carga) es uno de los grandes determinantes:
.Producción
.Calidad
. Vigor equilibrado

DETERMINACIÓN DE LA CARGA
“Número de yemas dejadas en la poda, que será el número máximo de pámpanos o sarmientos
desarrollados de yemas principales”.
Se expresa:
. Carga/Ud. de superficie (más correcta)
. Carga/Cepa
. Carga/Ud. lineal (sistemas alineados)

La carga deberá:
. Conseguir una explotación máxima del potencial vegetativo
. Afectar mínimamente a la perennidad
. Alcanzar un equilibrio superficie foliar / frutos que asegure:
-Crecimiento de los racimos
-Azúcares en bayas
-Reservas
. Repartirse correctamente, ajustando la densidad de pámpanos y el volumen de cosecha a
las posibilidades fotosintéticas

DETERMINACIÓN PRÁCTICA DE LA CARGA


. La apreciación del “vigor” mediante la observación del vigor de los sarmientos y la cantidad
de ellos desarrollados.
65
. En plantas en formación, la carga debe asegurar un vigor suficiente para alcanzar una
estructura correcta de la cepa y la entrada en producción. Normalmente: Aumento progresivo.
. Adultas: Búsqueda de “Equilibrios”
-Vigor adecuado: número de yemas igual a número de sarmientos
-Vigor excesivo: aumentar carga
-Vigor débil: reducir carga

REGLA PRÁCTICA
C= Carga año precedente
N= Número de sarmientos bien desarrollados
C=N=

CN  Bien desarrollados = 1

CN  Poco desarrollados  0,5

Mal desarrollados = 0
La poda invernal y el desbrozado son, básicamente, las determinantes.

FACTORES QUE INFLUYEN EN LA DETERMINACIÓN DE LA CARGA


. Potencial del medio
. Variedad
. Fertilidad de las yemas
-Variedad
-Condiciones climáticas
-Vigor
-Condiciones fisiológicas (reguladores crecimiento)
-Naturaleza de las yemas: principales; secundarias; prontas; corona y madera vieja
-Posición de la yema
. Producción deseada (Cuantitativa y cualitativamente)
. Vigor
. Factores legales

EFECTOS DE LA CARGA

Carga débil
. Pámpanos vigorosos
. Pocos racimos
. Chupones, brotes de la corona, secundarios y nietos abundantes.
. Alta H/F. Poca producción
. Bayas grandes

66
Carga fuerte
. Muchos racimos
. Vigor unitario reducido
. Baja H/F
. Mala maduración

Algunas experiencias demuestran buena producción, calidad y reservas con poda mínima y
sin podar (cargas muy altas) y otras lo contrario.

2.3.- CLASIFICACIONES DE LA PODA DE LA VID

A) Según la etapa de la vida de la planta:


. Poda de formación
. Poda de mantenimiento
. Poda de rejuvenecimiento

B) Según la forma de intervención


. Poda manual
. Poda mecánica
. Poda química

C) Según los elementos de fructificación que se renuevan:


. Poda corta
. Poda larga
. Poda mixta
. Poda mínima y no poda

D) Según los elementos de sustentación de los elementos fructíferos:


. Poda en cabeza
. Poda en brazos
. Poda en cordones
. Estructuras poco o nada dirigidas

E) Según la época del año:


. Poda en reposo
. Poda en verde

A) SEGÚN LA ETAPA EN LA VIDA DE LA PLANTA


* PODA DE FORMACIÓN

67
Objetivos:
- Alcanzar la estructura y la forma deseada
- Rápida entrada en producción.
Duración:
- El período de entrada en producción termina cuando se puede dejar el número de
yemas deseado.
- La duración depende de:
1º.- La densidad de plantación
2º.- El sistema de conducción (estructuras).

Principios:
- Nunca sacrificar formación frente a producción
- Importancia de la poda en verde
- Importancia de las operaciones de atado y de entutorado
- Al elegir el sistema de conducción, tener siempre en cuenta la posible mecanización.
(Poda y Vendimia).

* PODA DE MANTENIMIENTO
Objetivos:
- Regular la producción y el desarrollo vegetativo a través de la carga
- Mantener la forma obtenida y la estructura deseada
-Controlar el envejecimiento (no alargar, etc.)

Principios:
- Respetar la producción desde el punto de vista cualitativo y cuantitativo.
- En principio, que las variaciones de un año a otro sean debidas a condiciones del
año en particular, y no a la poda.

* PODA DE REJUVENECIMIENTO
Objetivos:
- Eliminar zonas envejecidas prematuramente
- Eliminar zonas muy alargadas de la estructura de la cepa
- Eliminar zonas dañadas por el paso de la maquinaria (roturas)
- Eliminar zonas dañadas por hongos (yesca, eutypa, etc.)
- Eliminar zonas improductivas

Características:
- Se actúa sobre los elementos de estructura permanente
- No se realiza nunca de una forma drástica
- No se realiza en todas las cepas de la parcela
68
- Utilidad de los chupones para la renovación de las partes eliminadas
- Posibilidad de protección de las heridas efectuadas con este tipo de poda (mastic,
etc.)

Casos especiales:
- Transformación de sistemas de conducción (vasos -> espalderas
- Sobreinjerto para cambio de variedad

B) SEGÚN LA FORMA DE INTERVENCIÓN


* PODA MANUAL
- La conducción de la intervención y la energía necesaria para ella proviene del hombre.
- Mayoritaria en España.
- Forma tradicional.
- Hoy por hoy, siempre se terminan las intervenciones mecánicas con podas manuales.
-Útiles: . La mano
. Tijera de una mano
. Tijera de dos manos
. Serruchos
. Hachas

* PODA MECÁNICA
1) Asistida:
- Conducción. Hombre
- Energía: máquina
Tijeras manuales
Hidráulicas
Neumáticas
Eléctricas
Pilas
2) Totalmente mecánica:
- Conducción: máquina
- Energía: máquina
Siempre bajo el control humano
Casi siempre terminación manual

* PODA QUÍMICA
Tipos:
1) Sin supresión de órganos y con modificación metabólica.
Ejemplos:
69
. Regular el desborre (uniformidad)  Cianamida
. Retardar el crecimiento para aumentar el cuajado (despunte)  Cicocel
. Aumentar el tamaño de las inflorescencias  Acido giberélico
. Regulación de la maduración (Adelanto)  Ethrel

2) Con supresión de órganos


Ejemplos:
. Eliminación de chupones  Paraquat
. Deshojado  Ethrel
. Aclareo de bayas por corrimiento  Acido giberélico

Problema: El mismo producto tiene efectos diferentes según la época y las dosis de
aplicación. En muchos casos, existen efectos secundarios desconocidos.

C) SEGÚN LOS ELEMENTOS DE FRUCTIFICACIÓN QUE SE RENUEVAN


* PODA CORTA (Hasta 3-4 yemas)
- Pulgares (Courson, Sperone, Spur, Piton)
- Lo más frecuente: 2 yemas francas por pulgar
- La Mancha: 1 yema franca + la yema ciega
- Poda en cabeza de mimbrera: yemas casqueras
- Heridas de poda pequeñas. (Poco envejecimiento), poco numerosas.
- Mano de obra cualificada para conservar el equilibrio entre los pulgares y no provocar un
envejecimiento prematuro.

* PODA LARGA (Más de 4 yemas)


- Varas, Espadas, Uveros, Cargadores, etc.
- Lo más frecuente: 7-10 yemas francas
- Necesita, en general, sistemas de conducción con formas apoyadas
- Surge como necesidad en el caso de variedades poco fértiles en las yemas de la base del
sarmiento.
- La densidad de plantación no debe ser baja, ya que entonces se necesitan varas muy largas
 Envejecimiento más rápido?  Cortes de grandes secciones pero pocos.
- Reduce en muchos casos las estructuras permanentes, pues para distribuir los pámpanos
emplea las varas renovables.
- Posibilidad de rejuvenecer por chupones.
- Problema: el alargamiento
- Soluciones: a) el arqueado
b) chupones
c) la poda mixta

70
* PODA MIXTA
- Semejante en muchos aspectos a la poda larga, pero el control del alargamiento es más
sencillo o riguroso.
- Poda Guyot: Combinación en un extremo o punto de un pulgar y una vara, pueden ser
simple, doble o múltiple.
- Pulgar  Renovación
- Vara  Producción
- Sistemas de conducción con formas apoyadas

* PODA MÍNIMA Y NO PODA


- No se determina la presencia de sarmientos cortos o largos, sino, en principio, quedarán con
la longitud y número de yemas que hayan desarrollado y agostado adecuadamente.
- Se basa en gran medida en la capacidad de autorregulación, mayor armonía con los hábitos
naturales.
- Hay diferentes versiones, desde rebajos indiscriminados de los sarmientos, faldeos o
rebajes parciales, hasta la no poda absoluta.
- Objetivo la reducción de las intervenciones directas, la simplificación.
- Resto del cultivo se realiza de forma tan completa e intensa como requiera el sistema.

D) SEGÚN LOS ELEMENTOS DE SUSTENTACIÓN DE LOS ELEMENTOS FRUCTÍFEROS


* PODA EN CABEZA
- Los elementos fructíferos se localizan directamente sobre el tronco.
- Con el tiempo se va formando una “cabeza”.
- Ejemplos: . Poda en vaso “Manchego”
. Poda en “cabeza de mimbrera”
. Poda en Guyot simple, etc.
*PODA EN BRAZOS
- Los elementos de fructificación se localizan en el extremo de brazos (2 brazos, 3 brazos,
etc.)
- Los brazos deben tener igual LONGITUD  Equilibrio vegetativo
- Ejemplos: .Poda en vaso tipo “Candelabro”
. Poda en Guyot doble
. Panal de 4 brazos y poda en Guyot

* PODA EN CORDONES
- Los elementos de fructificación se sitúan a lo largo de todo el cordón.
- Distribución de la vegetación homogénea
- Problema: ACROTONÍA, DENTRO DEL CORDÓN
- MENOR EQUILIBRIO VEGETATIVO que en la poda en brazos por tener TRAYECTOS
CONDUCTORES MENOS DIRECTOS (SISTEMA RADICULAR  ELEMENTOS DE
71
FRUCTIFICACIÓN)

*ESTRUCTURAS POCO O NADA DIRIGIDAS: PODA MÍNIMA, NO PODA


- Respecta los hábitos naturales.
- No hay rigidez, ni regularidad dirigida en la estructura.
- La estructura acaba, en muchos casos, colonizando todo el espacio disponible

E) SEGÚN LA ÉPOCA DEL AÑO


* PODA EN REPOSO
- Época: desde  2 semanas después de la caída de la hoja, hasta antes DESBORRE.
- OBJETIVO: REGULAR LA CARGA
- ACTUACIÓN: sobre madera de un año, madera de dos años y madera vieja
- Tipos: Prepoda y Poda definitiva

* PODA EN VERDE
- Época: Durante el período vegetativo
- Objetivos: Muy variados (Según la intervención)
- Actuación: . Sobre madera del año (órganos verdes)
. Excepción: ANILADO (madera de 2 años o madera vieja)
- Tipos:
* Despampanado
* Desnietado
* Despuntado
* Deshojado
* Emparrado, guiado o colocación de vegetación
* Aclareo (Bayas, racimos)
* Anillado

72
SISTEMAS DE PODA

EN EXTREMOS: (Tronco o brazos)


PODA CORTA  VASO: Cabeza, Brazos

PODA LARGA  Larga con arqueados, capovulto, ...


PODA MIXTA  GUYOT, PARRALES, etc.

EN CORDONES:
. Horizontal, vertical, oblicuo
. Simple, doble, múltiples
PODA CORTA  CORDÓN ROYAT,
CORDÓN VERTICAL, etc.
PODA LARGA  SYLVOZ, CASARSA-FRIULI, etc.
PODA MIXTA  CAZENAVE, etc.
No rígidas, irregulares
. Poda mínima, no poca
Otras podas de carácter o uso local

73
74
75
ALGUNOS EJEMPLOS DE SISTEMAS DE CONDUCCIÓN, PODA Y ESTRUCTURA (FREEMAN Y
OTROS, 1993)

Sistemas libres, tutorados o hilo simple


a. Vaso con poda corta
b. Vaso con poda larga y varas tutoradas
c. Cortina con doble cordón y poda corta
d. Cortina con poda mixta en cabeza
e. Cortina con poda mixta en cordón

76
Sistemas verticales multihilos
a. Vertical con dos hilos, doble cordón horizontal y poda corta
b. Guiado vertical de pámpanos, hilos simples y poda Guyot
c. Guiado vertical de pámpanos con dos pares de hilos
móviles, formación en doble cordón horizontal y poda corta
d. Scott Henry: en una cepa se guía la vegetación hacia
abajo y en la otra hacia arriba

77
Sistema con multihilos horizontales
a. Conducción en T
b. GDC (Doble cortina de Geneva)
c. Lira en V con cordón bilateral y poda corta
d. Pérgola con cordón unilateral
e. Parral horizontal, estructura de vaso y cordones

78
2.4.- INTERVENCIONES DE PODA
PREPODA
Rebaje parcial de los sarmientos a un número de yemas superior al que quedarán en la poda
definitiva, sin discriminar.

OBJETIVOS
. Facilitar la poda definitiva
. Facilitar otras operaciones culturales

APLICACIONES
. Poda de mantenimiento
. Helada primaveral. En realidad, lo que se practica es una poda normal selectiva, dejando
solo los sarmientos definitivos suficientemente largos para retrasar el desborre de las yemas
que quedarán definitivamente.

ÉPOCA
En reposo con antelación a las operaciones que tratan de facilitarse

ÓRGANOS
. Sarmientos que se rebajan a un número superior de yemas al que definitivamente se dejarán

FORMA DE EJECUCIÓN
. Manual: Bajo rendimiento, no se practica de forma generalizada. En muchas ocasiones se
hace simultanea y anterior a la poda definitiva.
. Mecánica
. Cortes limpios, sin desgarrar
. Regular, no se discrimina. Posición. Es muy importante que las estructuras de la planta sean
uniformes en sus dimensiones, para que la inserción y posición de los sarmientos sea regular.

MATERIAL
. Tijeras
. Máquinas prepodadoras, selectivas para la conducción de las plantas (ej.: vaso con
sarmientos libres, sarmientos conducidos en empalizadas mediante hilos,). Las máquinas
pueden trocear o no la madera y colaborar en su caso a retirarla de las conducciones.
. La prepoda en sistemas de poda larga requiere guiar con antelación las varas para evitar un
rebaje excesivo.

OPERACIONES COMPLEMENTARIAS
. En su caso, retirada o no, incorporación, etc. de los residuos.

79
PODA MÍNIMA
La prepoda limitando de forma no discriminada la longitud de los sarmientos y, por tanto, la
cantidad de yemas, constituye un tipo de poda mínima que se puede practicar mecánicamente y
constituir la poda definitiva, y puede complementarse con un ligero acabado manual para,
principalmente, eliminar sarmientos en posiciones inadecuadas.

PODA EN SECO
Operación realizada en reposo (Invierno), para regular la planta, limitando su desarrollo.

OBJETIVOS
. Limitar el desarrollo
. Regular y distribuir la carga
. Dirigir la forma de la cepa, mantenerla y, eventualmente, corregirla o transformarla
. Eliminar lo superfluo

APLICACIÓN
. Poda de formación:
-Elección de sarmientos que deben permanecer
-Rebaje de sarmientos
. Poda de mantenimiento
-Carga y distribución entre las cepas, y entre los elementos fructíferos, de las yemas,
para renovar la vegetación y fructificación, distribuyendo ambas adecuadamente
-Mantenimiento de la forma. Tener en cuenta: Alargamiento, posición de los
elementos fructíferos, heridas, yemas para la renovación futura, etc.

ÓRGANOS
. Sarmientos: rebaje o eliminación
. Madera 2 o 3 años: eliminación completa de sarmientos. En la poda 1 sobre 1, la eliminación
completa es cortando madera de dos años, y en la poda 2 sobre 1, el corte es en madera de
tres años, como por ejemplo en el Guyot o en el caso de pulgares emparejados.
. Madera vieja: partes completas de la cepa. Estas intervenciones deberían limitarse a
transformación de estructura, o a renovaciones por causas accidentales.

FORMA DE EJECUCIÓN
. Forma de intervención
-Manual: tijeras de 1 o 2 manos
-Mecanizada:
. Asistida (tijeras pilas, hidráulicas, etc.)
.Altura discriminada únicamente  prepoda
.Crenaux: alturas selectivas
80
.Robotizada, o selectiva
. Forma de los cortes:
-Limpios
-Talonados, tanto sobre yema en madera de un año, como en madera portadora en
general de 2 o 3 años.
-Dirección correcta, facilitando la evacuación rápida de lloros u otras secreciones,
evitar acumulaciones líquidas.
. Considerar:
-Posición que deben ocupar los pulgares y/o varas en los brazos o cordones de las
cepas.
-Heridas: procurar minimizar número y dimensiones, no alterar, y situar hacia el
interior para que la renovación vascular favorezca los tránsitos de savia, tanto bruta
como elaborada.
-Limitar o eliminar los estrangulamientos
-Limitar el alargamiento, salvo que éste sea deseado
-Prever que las yemas que originarán los sarmientos de renovación futura, queden en
posiciones adecuadas

OPERACIONES COMPLEMENTARIAS
. Retirada de sarmientos del empalizamiento
. Retirada de madera de poda
. Guiado de sarmientos
. Entutorado

OTRAS OPERACIONES
. Inclinado y arqueado
. Sarmientos largos y libres
. Castrado de yemas
. Poda de rebrotes del patrón
. Poda de raíces (subsolado, ...)
. Bajada de hilos de conducción

81
RESIDUOS DE PODA
La poda genera una cantidad importante de residuos leñosos esparcidos en las calles, que
tienen, técnica y económicamente, repercusiones importantes. Los residuos herbáceos son
abandonados en el viñedo, sin diseñarse ninguna estrategia especial para ellos.
Esta masa contiene del orden del 50% de agua, que puede ser de 1200 a más de 3000 kg/ha
en viñedo. Hay que tener en cuenta que tiene una relación carbono/nitrógeno muy alta (más de 50), y
su evolución en el suelo será lenta y requiere un consumo de nitrógeno. Puede suponer un aporte de
220 a 500 kg de humus.
En la práctica, existen diferentes alternativas:
a) Transporte fuera del viñedo y destrucción por el fuego. Irracional y antieconómico, pero práctico
para el viticultor
b) Picado y enterrado con las labores. Estado sanitario, simple, restitutivo.
c) Recuperado y utilizado como combustible, empacado o picado.
d) Simplemente, dejados los residuos de poda, enteros o picados en el suelo, con o sin intención de
generar un “mulch”.
La técnica debe estar en armonía con la estrategia de manejo de la plantación: poda,
mantenimiento del suelo, etc. En función de la técnica elegida seleccionar maquinaria apropiada
Los residuos de poda generados por una plantación pueden tener una equivalencia de 700-
1200 l de gasoleo por ha
A continuación, se presentan algunos valores indicativos del aporte que los residuos de poda
pueden representar por tonelada o por hectárea.

Tonelada equiv.
kg/T Petróleo=10.000 Kcal

Mat.Orgánica N(kg) P(kg) K(kg) Ca (kg) Mg (kg) tep/ha


(kg/T)

vid 500 10 5 15 15 3 0,66

82
INTERVENCIONES EN VERDE

DESPAMPANADO
Eliminación de los pámpanos por su inserción.

OBJETIVOS
. Regular la carga
. Estimular el desarrollo de los pámpanos que permanecen
. Eliminar pámpanos en situaciones no deseables
. Aireación y facilitar penetración de la luz
. Facilitar mecanización y tratamientos

ÉPOCA
. Pronto, para evitar heridas y competencia
. Estado E-F: 10/20 cm.
. Tarde: competencia y cicatrización mal.
. Demasiado pronto: laborioso y arriesgado

APLICACIÓN
. Poda de mantenimiento: Regular la carga y posición de los pámpanos, eliminación de
pámpanos en posición no adecuada.
. Esencial en formación:
-Selección de pámpanos que permanecerán.
- Eliminación de los que excedan en posiciones que no interesen.
- Los pámpanos supernumerarios, en su caso, para el control del vigor y/o
producción, en general procuraremos que queden en posición superior a la de los que
darán lugar a las estructuras permanentes.

ÓRGANOS
. Normales: frecuentemente en formación y poco en mantenimiento, salvo desequilibrios en la
carga
. De: Yemas secundarias, yemas de madera vieja, yemas de la corona: tanto en
mantenimiento como en formación, pero con más intensidad en la primera
. Rebrotes del patrón se eliminan algo más tarde, especialmente cuando se realiza
manualmente, para que no se fraccionen y favorezcan más las emisiones futuras.
FORMA DE EJECUCIÓN
. Manualmente
. Mecánicamente
. Químicamente: herbicidas de contacto no traslocables
DESNIETADO
83
Eliminación de nietos por la inserción

OBJETIVOS
. Eliminación de competencia vegetativa y/o productiva
. Facilitar aireación/insolación
. Facilitar mecanización, tratamientos, vendimia.

APLICACIÓN
. Mantenimiento
. Formación

FORMA DE EJECUCIÓN
. Manual o retardantes (PP333)

ÉPOCA
. Tener en cuenta tamaño y posición
. Hacia floración o poco antes, y en ocasiones dos pases.

CONSIDERACIONES
. En mantenimiento es frecuente cuando se practica desnietar los nietos (2-4) por encima del
último racimo o en su caso, la zona de racimos
. Muchas veces es complemento del despunte
. Muy laborioso
. Nietos en el dorso
. 1er entrenudo del nieto largo: poco útil en pulgares y puede ser útil en varas

84
DESPUNTE

Eliminación de la parte terminal del pámpano. Se denomina pinzamiento cuando solo afecta a
la zona apical.

El número, fecha e intensidad de realización del despuntado debe estar


en consonancia con los objetivos que se persiguen con el mismo.
Si se practica temprano en pámpanos en crecimiento activo, se para temporalmente,
suprimiendo la dominancia apical e induciendo al desarrollo de anticipados. La práctica tardía cuando
el crecimiento está ralentizado no provoca anticipados, o al menos en menor intensidad, y puede
mejorar el agostamiento de los pámpanos.
El despunte se practica además, para facilitar la mecanización, evitando la invasión excesiva
de las calles, facilitar la recolección mecánica, etc.
El despunte se practica también para favorecer el cuajado de frutos y evitar rupturas por el
viento.
Se practica de forma manual, mecánica mediante máquinas para despuntar, incluso de forma
química, mediante retardantes de crecimiento.
El despuntado se practica, generalmente, de una forma no selectiva, especialmente en poda
de mantenimiento, pudiéndose realizar de forma cenital y bilateral, solo cenital, de forma unilateral,
etc.
En poda de formación, puede resultar importante practicar el despunte selectivo.
El despunte se practica sobre cualquier tipo e pámpanos (normales, nietos, chupones).
Se realiza un pase o más, según los objetivos perseguidos, y la intensidad del crecimiento;
con frecuencia, el primer pase se realiza sobre pámpanos normales y el segundo sobre nietos.
Los despuntes pueden realizarse unilaterales, bilaterales, cenitales.
En ocasiones, se aconseja realizar únicamente despuntes cenitales, evitando, especialmente
al avanzar la estación, la realización de los despuntes laterales, con la finalidad de conservar los
anticipados, cuyas hojas pueden contribuir positivamente a la producción de fotoasimilados, que se
acumularán en los racimos y en los órganos de reserva; además, la limitación de estos despuntes no
estimulará la emisión de nuevos nietos, que establecerán competencias en períodos no deseados
Martínez de Toda (1991), considera como principios generales del despunte:
1º El crecimiento, la producción y la actividad vegetativa dependen de la SUPERFICIE FOLIAR
de la cepa.
2º Se debe procurar siempre un microclima adecuado en el INTERIOR de la cepa (iluminación,
aireación).
3º En la FLORACIÓN, el ápice compute con la inflorescencia por la captación de fotoasimilados.

4º El despunte produce una PARADA TEMPORAL EN EL CRECIMIENTO DEL PÁMPANO 


Desarrollo de los nietos
5º Cuanto más tarde se realice, más tiempo se detiene el crecimiento, más hojas se eliminan y
más se debilita la cepa.
85
6º Eliminar la menor cantidad de hoja posible compatible con la consecución del objetivo
perseguido.
7º Nunca se deben dejar menos de 8 o 10 hojas por encima del racimo más elevado.

OBJETIVOS
Ajustar la superficie foliar a los racimos
Inducir el crecimiento de los anticipados
Armonía y homogeneidad en la vegetación
Modificar las condiciones microclimáticas de las cepas
Disminución del corrimiento. Mejora del cuajado
Mantener erguido o semierguida la posición de los pámpanos y/o sarmientos en sistemas con
vegetación libre
Mayor tamaño del fruto
Inducir el agostamiento
Control del vigor de las cepas
Permitir el paso de tractores y aperos
Defensa contra el viento
Facilitar los tratamientos anticriptogámicos
A veces, facilitar la vendimia

GUÍA DE POSICIONADO O EMPARRADO


Consiste en la colocación o guiado de los pámpanos a posiciones distintas de las que
adoptan el su posición natural, utilizando tutores, hilos, las propias partes de la cepa, etc.

ÉPOCA DE REALIZACIÓN:
- Antes de que los pámpanos hayan caído

- Ni muy pronto  ya que entonces tendremos que intervenir nuevamente más avanzado el
crecimiento.

- Ni muy tarde  los pámpanos han tomado ya una forma y disposición y la intervención
puede provocar roturas de algunos de ellos.

FORMA DE REALIZACIÓN:
- Alambres móviles, recogida de pámpanos, entutorado, hilos menos (rafia)
- Manual o mecánicamente

OBJETIVOS:
- Mejorar la distribución vegetativa y productiva de la plantación.
- Evitar roturas, por el viento o paso de la maquinaria
86
- Mejorar la efectividad de los tratamientos
- Evitar estar realizando despuntes continuos o muy severos
- Mejorar la distribución de los brotes, facilitando también la poda en seco
- Favorecer la iluminación de las zonas bajas para mejorar las condiciones de maduración
(regiones septentrionales).
- Facilita las operaciones de cultivo: tratamientos, vendimia, ...
- Facilita el acceso de la maquinaria al dejar más libres las calles

DESHOJADO
Eliminación de hojas, en general se aconseja y se practica sobre las hojas proximales del
pámpano.

OBJETIVOS:
- Mejorar el microclima de los racimos (luz, aireación, etc.) para evitar problemas de
podredumbres.
- Mejorar la eficacia de los tratamientos fitosanitarios
- Forzar la maduración, por el soleamiento de los frutos.
- Facilita las operaciones de cultivo como la vendimia

CONSIDERACIONES
* La supresión prematura de hojas adultas repercute desfavorablemente sobre la producción.
* El deshojado de la zona de racimos  3 semanas antes de vendimia no produce malos
efectos, ya que las hojas basales presentan una actividad fotosintética que es prescindible.
* Si se trata de luchar contra la podredumbre gris, un deshojado precoz puede ser aconsejable.
* En vendimia manual, el deshojado antes de la recolección aumenta el rendimiento de los
vendimiadores de un 20 a un 40%.

* El deshojado puede ocasionar concentración de los azúcares como consecuencia de la


pérdida de agua producida por el incremento de transpiración de la baya.
* El deshojado puede ocasionar disminución de la acidez, en particular del ácido málico,
favorecida por un microclima más luminoso de los racimos.
* El color de las bayas puede tener respuestas variadas, incluso opuestas, al deshojado, según
condiciones ambientales, variedades,...

El deshojado en general se practica en la zona de racimos (cuatro primeras hojas) y según


exigencias se realiza desde después del cuajado, cuando las bayas están en tamaño de guisante,
hasta el comienzo de la maduración (finalizado en envero).
Se practica unilateral o bilateralmente, dependiendo del riesgo de podredumbre, sensibilidad
a la exposición directa de los racimos al sol, etc.
El deshojado más eficaz es el manual, pero resulta costoso y laborioso: a máquina se

87
obtienen resultados aceptables, dependiendo del tipo de máquina y de la conducción del viñedo; el
químico mediante defoliantes se desaconseja, dado que no es selectivo (se ha realizado
ocasionalmente para facilitar la vendimia mecánica).

ACLAREO DE RACIMOS
Consiste la eliminación de partes del racimo o racimos completos.
En uva de mesa, se practica el aclareo de flores y/o bayas para dejar los racimos menos
compactos y con bayas más grandes, y se realiza el aclareo de inflorescencias antes de floración, o el
aclareo de racimos después del cuajado, para regular la producción, para obtener racimos más
grandes y con bayas de mayor tamaño, y también se busca alcanzar una maduración más completa.
En uva de vinificación, aunque también el aclareo de racimos podría tener objetivos muy
variados, en general no se utiliza para controlar el rendimiento, obtener racimos más grandes y con
mayores bayas. El objetivo más general perseguido es alcanzar, durante la época de maduración,
una mayor relación entre la superficie foliar y el peso de los racimos, para asegurar que la
acumulación de azúcares en las bayas durante la maduración es más intensa y que se alcance una
mayor concentración.
* Se realiza el aclareo antes de iniciar la maduración, desde 2 a 3 semanas antes del envero
hasta el final del mismo.
* No se realiza excesivamente pronto para que la presencia de todos los racimos sirva para
estimular la actividad fotosintética a través de las relaciones frente a sumidero (hojas/frutos).
* Se practica en pámpanos con dos racimos, aclarándose uno de ellos en parte o en todos los
sarmientos con dos racimos, ya que las relaciones de unos sarmientos, y de sus racimos, con
los otros, es muy escasa.
* La reducción del rendimiento es siempre inferior al nivel de aclareo, que suele oscilar del 25 al
50% de los racimos.
* Se practica en zonas frías o poco soleadas, y/o en años en que la maduración no se alcanza
en variedades de rendimiento muy alto, para adelantar la vendimia, etc.
* Se practica manualmente, cortando los racimos por el pedúnculo, mediante tijera o navaja. La
operación resulta laboriosa, pero eficaz.
* El aclareo químico no se practica, salvo aplicaciones para provocar caídas de flores en uva de
mesa, aplicando ácido giberélico, que tiene acción polinicida. Se han ensayado también
aplicaciones químicas para estimular la abcisión de bayas para facilitar la vendimia mecánica.

88
ANILLADO (INCISIÓN ANULAR)
Consiste en eliminar un anillo de corteza, de tal manera que afecte al floema, sin alcanzar el
xilema; se pretende evitar la translocación basípeta de fotoasimilados, favoreciendo la nutrición de los
órganos por encima de la zona anillada.
El anillado es de una longitud de apenas unos milímetros, ya que se pretende que su efecto
dure un cierto tiempo, pero que tenga realmente carácter temporal, de tal manera que la proliferación
del cambium restablezca la conexión vascular.
El anillado, en general, se practica en uva de mesa, fundamentalmente en las variedades
apirenas, y con el objetivo de conseguir frutos de mayor calibre. Podría plantearse aplicarlo en
maduración para favorecer la acumulación de azúcares en las bayas.

OBJETIVOS Y FECHAS DE REALIZACIÓN:

1) Favorecer el cuajado  pocos días antes de floración

2) Engrosamiento de la baya. Se practica en la época de floración y cuajado, para estimular la


multiplicación celular, o un poco más avanzado, para estimular el agrandamiento celular.

Zona donde se practica la incisión:


- Base de varas de fruto
- Zonas que vayan a ser eliminadas en la poda venidera
- Tronco o brazos: menos costoso y de efectos más duraderos, aunque menos intensos que si
se realizaran sobre cada uno de los elementos fructíferos, o sarmientos. Constituyen los
anillados que se realizan más frecuentemente

89
REGULADORES DE CRECIMIENTO
GIBERELINAS: (GA3)
. Agrandamiento del racimo
. Aclareo
. Agrandamiento de la baya

ETILENO: (ETEFON AC. 2- CLOROETIL FOSFÓNICO)


. Promotor color
. Aclareo
. Defoliante
. Inhibidor de crecimientos anticipados

CCC: CLORMECUAT (CLORURO DE CLOROCOLINA)


. Cuajado
. Retardante crecimiento

PACLOBUTRAZOL: (2RS, 3RS) 1-(4-CLOROFENIL) 4.4 -DIMETIL 2-(1H1, 2-4 TRIAZOL 1-il)
PENZAN -3 OL)
. Retardante de crecimiento: general, anticipados

CIANAMIDA DE HIDRÓBENO (H2CN)


. Precocidad y uniformidad de desborre.

90
91
92
93
3.- MANTENIMIENTO DEL SUELO

94
3.1.- INTRODUCCIÓN

3.1.1.- DEFINICIÓN Y OBJETIVOS


Las técnicas de mantenimiento del suelo son el conjunto de operaciones culturales cuya
finalidad es crear y mantener un medio favorable para el crecimiento y actividad de las raíces de la
cepa y facilitar otras operaciones culturales. Tienen simultáneamente como objetivos básicos y
generales:

a) Establecer un buen equilibrio entre los estados físico, químico y biológico del suelo.

a) Controlar la vegetación espontánea, para eliminar o limitar la competencia de las malas


hierbas.
b) Facilitar el manejo del cultivo
Respecto a los objetivos:
Respecto al primer objetivo de las técnicas de mantenimiento del suelo, es necesario tener
presente que el suelo, como medio en el que se desarrolla el sistema radicular del cepa, es preciso
crear y mantener las condiciones físicas, químicas y biológicas óptimas para su desarrollo y actividad.
Estas técnicas deben de complementarse adecuadamente con aquellas cuya ejecución
representa un aporte para modificar las citadas condiciones; como son la fertilización y el riego, que
no trataremos aquí, ya que aunque tengan objetivos comunes con las denominadas de
"mantenimiento del suelo", respecto del segundo objetivo, control de vegetación adventicia, los
efectos son contrarios (favorecen su desarrollo).
Respecto al segundo objetivo del mantenimiento del suelo, hay que tener en cuenta, que la
competencia de las malas hierbas por los elementos minerales (en particular por el nitrógeno) y de
forma muy especial y frecuentemente grave por el agua, se traduce en un menor desarrollo de la
plantación (de las cepas), con un reflejo directo en una reducción del potencial productivo y en oca-
siones afectando también a la calidad de frutos, que se presenta devaluada.
Podríamos resumir de otra manera estos objetivos del mantenimiento del suelo:
- Permitir al “máximo” que la cepa absorba el agua y los elementos nutritivos disponibles en el
suelo, suprimiendo o limitando la vegetación adventicia.
- Mantener un estado físico del suelo y en especial de la capa superficial, adecuado para
facilitar los intercambios entre la atmósfera y el suelo y hacer más fácil el cultivo de la plantación
(riego, fertilización, circulación, etc). La mejora de la estructura y su estabilidad, con adecuados
niveles de materia orgánica que en ocasiones resulta de interés producirla en la explotación,
contribuyen decisivamente a alcanzar dicha finalidad.

3.1.2.- CONSIDERACIONES PREVIAS


- El sistema radicular de las cepas se establece a la vez en profundidad y en superficie;
cuando el enraizamiento es profundo la cepa resiste mejor la sequía, es mejor su alimentación hídrica
y mineral.
- La facilidad de penetración de las raíces depende fundamentalmente de la estructura del
95
suelo, de su perfil cultural. La limitación de la exploración radicular reduce el vigor y el potencial de
producción de las cepas.
- En suelos arenosos, el sistema radicular, a menudo tiende a quedar superficial, estos suelos
son pobres en materia orgánica y su reserva de agua es pequeña.
- Los suelos arcillosos cuando están bien estructurados favorecen un enraizamiento profundo,
su alta capacidad de retención de agua les hace menos susceptibles a la sequía que los arenosos.
- Los suelos limosos, su "comportamiento" es variable. Si presentan una estructura aireada,
las raíces crecen normalmente, pero frecuentemente tienen tendencia a estar "pesados" y las raíces
sufren asfixia. Es difícil que estos suelos tengan una estructura buena.
- Las raíces funcionales de la cepa tienden a quedar en casi cualquier tipo de suelo en la parte
superficial de éste. Por debajo de 80-100 cm. de profundidad, las raíces no encuentran condiciones
favorables para el desarrollo, escasez de oxígeno y elementos nutritivos asimilables. Los 40-60 cm.
se presentan como los más activos.
- Las cepas restituyen únicamente una pequeña parte de la materia orgánica, que juega un
papel esencial en el mantenimiento de la estructura del suelo, capacidad de retención, permeabilidad,
actividad biológica, etc.
- Mientras que los cultivos herbáceos restituyen del orden de 3.000 a 4.000 Kg. de materia
seca por ha y año, en viticultura son de 300-3.000 Kg., contando hojas únicamente.
- El paso repetido de vehículos (tractores, remolques, máquinas de tratamiento,..) por la
plantación, no es raro 15-20 veces al año, tiende a compactar el suelo. Las rodadas de los tractores
tienden a formar dos murallas; estas circunstancias dificultan y limitan la distribución de las raíces,
condicionan la permeabilidad, etc.
- La erosión del suelo provoca pérdidas importantes en el estrato superficial del suelo,
frecuentemente el más rico.
- Las malas hierbas compiten por el agua y los elementos minerales, en particular por el
nitrógeno, además de servir en ocasiones de refugio de parásitos
A lo largo del tiempo, estos objetivos se han alcanzado de forma distinta.

3.1.3.- ALTERNATIVAS PARA EL MANTENIMIENTO DEL SUELO


Las técnicas agrícolas nos proporcionan una amplia gama de alternativas para el
mantenimiento del suelo de las plantaciones, que podemos clasificarlas en dos grandes grupos y un
tercero derivado de los anteriores

A) SUELO DESNUDO
Toda la superficie de la plantación se trata de mantener libre de vegetación durante todo el
ciclo anual.

B) SUELO CON CUBIERTA VEGETAL


La superficie de la plantación, temporalmente o durante todo el ciclo anual, en toda la
superficie o parcialmente, aparece cubierta con vegetación natural o semillada.
96
C) SUELO DESNUDO TEMPORALMENTE
Las técnicas de mantenimiento del suelo se practican para mantener el suelo desnudo
durante el periodo activo. Una parte del año se desarrolla la vegetación natural (generalmente de
forma parcial) pero la finalidad o el objetivo no es constituir una cubierta, sino reducir las
intervenciones permitiendo el desarrollo de vegetación adventicia durante el periodo en que ésta es
menos competitiva (sin despreciar los beneficios que pudieran derivarse).
Describiremos a continuación las distintas alternativas de cada uno de estos grupos, con
independencia de sus ventajas e inconvenientes, la frecuencia de su utilización, sus aplicaciones
concretas, etc.

A.- SUELO DESNUDO


a) LABOREO:
La destrucción de la vegetación espontánea se asegura por operaciones consistentes en
remover el suelo; según el apero utilizado será por enterramiento (tipo vertedera), arranque (tipo
cultivador), fraccionamiento (tipo fresa). La cava manual y el laboreo con tracción animal quedan hoy
en desuso o muy restringido.

b) APLICACIÓN DE HERBICIDAS (NO LABOREO)


Consiste en la destrucción o control de flora arvense mediante el empleo de productos
químicos de acción herbicida.

c) MULCH O MULCHING (ACOLCHADO)


Con este término anglosajón designamos la cobertura del suelo con materiales inertes: paja,
residuos vegetales, lámina de plástico, etc.
Hoy en día el mulching, no es un método que se aplique de forma general a toda la superficie
del suelo, el mayor uso de esta técnica en la actualidad consiste en la aplicación local del mulching en
una parte de la superficie de la plantación.
El caso más corriente ha sido tradicionalmente la cobertura con residuos vegetales como la
paja o empajado, si bien esta técnica como cobertura total no es de uso frecuente y su aplicación al
igual que otras como el acolchado plástico, etc. cuando se aplican, se hace con carácter localizado.
En España es conocido el citado caso del viñedo Lanzaroteño cultivado con cobertura de
cenizas o escorias volcánicas en toda la superficie.
En ocasiones incluso, se practican mulchings combinados (paja/plástico, etc.)

d) MIXTAS:
Se ejecutan combinadas dentro de la plantación dos o más técnicas de mantenimiento de
suelo desnudo.
d.l.) COMBINADAS EN EL TIEMPO, p. ej. el laboreo y herbicidas temporales
Consiste en combinar en la superficie el laboreo y la aplicación de herbicidas, reduciendo las
97
intervenciones que se practicarían en ambas técnicas aisladamente.
d.2.) COMBINADAS EN EL ESPACIO
Consiste en mantener una parte de la superficie del suelo con una técnica de cultivo y el resto
con otra técnica diferente. Las más frecuentes son:
- Laboreo y aplicación localizada de herbicidas, correspondiendo a estos últimos la superficie
correspondiente a línea o ruedo de las cepas y al primero la calle o superficie restante.
- Acolchado o mulching localizado, se mantiene la fracción del suelo correspondiente a la
linea o ruedo de las cepas mediante mulching plástico, empajado, etc. y la superficie restante
o calle mediante laboreo o técnicas de aplicación de herbicidas.

B.- SUELO CON CUBIERTA VEGETAL (NATURAL O SEMILLADA)


Existen diversas alternativas en función del carácter de la cubierta vegetal:
a) CUBIERTA VEGETAL PERMANENTE.
Se mantiene la superficie del suelo con vegetación natural o semillada durante todo el año.
a l.) TOTAL
La vegetación cubre la totalidad de la superficie de la plantación (líneas y calles).
a.2) LOCALIZADA O PARCIAL
La cubierta vegetal ocupa únicamente una parte de la superficie, manteniéndose el resto
desnuda. Los casos más frecuentes son aquéllos en que la cubierta vegetal se localiza en la
calle (interlínea) y la superficie de la línea o ruedo de las cepas se mantiene desnuda
(laboreo, empleo de herbicidas, mulching). Con menos frecuencia, se practican
combinaciones alternas en las que únicamente una calle de cada dos (o dos de cada tres)
está cubierta y el resto permanece desnudo, rotandose la cubierta ve getal. (En este caso, en
ocasiones se practican tres técnicas combinadas: las calles alternadamente una se labra,
otra se encuentra con cubierta vegetal y las lineas se mantienen con aplicación de herbicidas;
la cubierta afecta aproximadamente a l/3 de la superficie).

b) CUBIERTA VEGETAL TEMPORAL


Consiste en cubrir el suelo únicamente una parte del año con vegetación herbácea natural; o
semillada cuando el objetivo es producir la mayor masa posible de materia verde con el fin de
practicar la técnica del “abonado verde anual”. En el caso de cubierta temporal natural, la técnica
obedece por lo general a suelo desnudo temporal, que en realidad el objetivo no es establecer una
cubierta vegetal, si no que durante el periodo no activo y como consecuencia de la reducción de las
intervenciones (laboreo o aplicación de herbicidas) se produce un desarrollo de vegetación arvense
(sin que ello signifique que se desprecie su aporte como abonado).
Lo más frecuente es proceder a la destrucción de la cubierta al final del invierno o comienzo
de la primavera, mediante métodos mecánicos o empleo de herbicidas, y se mantiene el suelo
desnudo hasta finales del verano o comienzos del otoño.
b l) TOTAL
La cubierta temporal ocupa la totalidad de la superficie de la plantación (poco frecuente por la
98
dificultad de manejo).
b.2.) LOCALIZADA O PARCIAL
La cubierta temporal se localiza en la calle o en calles alalternas manteniéndose las lineas y/o
calles restantes desnudas.
De las distintas técnicas descritas, únicamente se aplican con cierta frecuencia un número
más reducido que resumimos en el cuadro siguiente:

3.1.4.- ESTUDIO DEL MEDIO ECOLÓGICO Y DE LAS CARACTERÍSTICAS DE LA PLANTACIÓN


El análisis de las ventajas e inconvenientes de las técnicas de mantenimiento del suelo,
precisa conocer previamente las condiciones del medio y las características de la plantación en que
van a ser aplicadas, por ello, previamente, es importante estudiar:
a) Condiciones climáticas: Temperaturas, heladas, precipitación, evapotranspiración, etc.
b) Características del suelo: Textura, estructura, características hídricas (retención,
permeabilidad, etc.), materia orgánica, etc.. Presencia de elementos gruesos.
c) Vegetación espontánea: Es interesante conocer los principales tipos de malas hierbas que
aparecen con mayor frecuencia: anuales, bianuales, plurianuales, vivaces, de hoja ancha y de
hoja estrecha; sus hábitos de reproducción; sus períodos de desarrollo, etc.
d) Edad de la plantación: Las especiales características y exigencias de las cepas durante los
primeros años de la plantación, restringen las alternativas del mantenimiento del suelo. La
particular sensibilidad de las cepas jóvenes a los herbicidas; la necesidad generalizada de
conseguir un desarrollo intenso del sistema radicular en el volumen de suelo disponible y, en
particular, en profundidad, la exigencia de limitar al máximo la competencia aconseja en
plantaciones jóvenes (menores de cuatro años) utilizar técnicas de mantenimiento del suelo
desnudo que no favorezcan el enraizamiento superficial de las cepas, por ello descartamos un
mulching total, el no cultivo y las cubiertas vegetales, y reducimos las alternativas al suelo
desnudo mediante laboreo o combinado con mulching localizado en la línea o en el ruedo,
desaconsejando en general la utilización de herbicidas o , en su caso, utilizarlos de forma
restringida y con gran precaucion de forma temporal con laboreo.
e) Marco y disposición de la plantación (real, rectangular, tresbolillo, filas pareadas, etc.)
f) Forma de conducción: Altura de tronco, sistema de formación y poda, existencia de
empalizamiento (libre o apoyada) y tipo (espaldera, parral, etc.).
g) Características de la variedad: Ciclo, vigor, porte, etc.
h) Características del patrón: Adaptación a las condiciones edafológicas, vigor
i) Técnica de cultivo: Poda, fertilización, defensa, riego, recolección, etc.
j) Infraestructura de la plantación: superficie, topografía, riego, maquinaria, mano de obra
especializada, disponibilidad de agua, accesos, etc.
k) Estructura económica
l) Condiciones legales

99
3.2.- LABOREO
3.2.1.- OBJETIVOS
. Mejora propiedades del suelo (físicas, químicas y biológicas)
. Desarrollo de la plantación
. Control de malas hierbas (y parásitos).

3.2.2.- EFECTOS FAVORABLES


- Suelo
. Resulta fácil el enterrado de enmiendas y abonos
. Airea el perfil labrado
. Mejora la estructura del perfil labrado
. Rompe la costra superficial
. Favorece la infiltración de agua
. No contamina
. Buena estética
- Planta
. Favorece el desarrollo en profundidad del sistema radicular
. Protege del frío el cuello de las cepas mediante el aporcado otoñal
. Control temporal de las malas hierbas
. Elimina galerías de roedores que podrían dañar el sistema radicular o comerse los brotes de
las plantas.

3.3.- EFECTOS DESFAVORABLES


Un inconveniente de los suelos labrados es que sus desventajas no son claramente visibles y
en muchos casos, como es la formación de la suela de labor o la erosión, tardan bastante tiempo en
manifestarse.
- Suelo
. Favorece la mineralización de la materia orgánica, por lo que son necesarios aportes
regulares de materia orgánica pues las aportaciones po enterrado de malas hierbas son
variables y difíciles de evaluar.
. Degradación de la estructura por debajo del perfil labrado, debido a la formación de la suela
de labor
. Formación de charcos y barro por baja infiltración de la suela de labor
. Favorece la erosión al disgregar las partículas de suelo
. Riesgos de sequía en déficit hídrico al no aprovecharse las lluvias de baja cuantía
- Planta
. Mutilación del sistema radicular superficial
. Heridas al tronco al acercarse demasiado a la línea para eliminar las malas hierbas
. Favorecen las heladas primaverales.
100
- Control de Malas Hierbas
. Efectos temporales
. Afloran semillas y facilita la germinación de malas hierbas anuales
. Favorece la dispersión de malas hierba vivaces por multiplicación y transporte
- Cultivo
. Difícil acceso a la parcela en periodos lluviosos

3.2.4.- DESCRIPCIÓN DE LA TÉCNICA


3.2.4.1.- GENERALIDADES
El mantenimiento del suelo mediante laboreo consiste en una sucesión de labores de cultivo,
ejecutadas fundamentalmente con medios mecánicos, cuyo fin es remover el suelo, más o menos
profundamente, eliminando la vegetación espontánea.
Con frecuencia, el laboreo se combina con otras técnicas.
Aunque en general se habla de suelo desnudo mantenido con labores, lo más normal es
practicarlo fundamentalmente de la salida del invierno al comienzo del otoño, permitiendo que,
durante el tiempo restante, se desarrolle la vegetación espontánea, que es en este época menos
competitiva.
Hay que evitar al máximo las labores profundas, sobre todo durante el período activo
(primavera-verano), no superar 10/12 cm. En otoño invierno se debe hacer algo más profundo (no
superando los 20 cm), antes de que se reanude la actividad de las raíces.
Las condiciones de humedad han de ser las adecuadas para cada tipo de apero o labor.
Reducir al mínimo el número de labores, valorando correctamente las malas hierbas
presentes, los efectos del mullido, etc., ya que:
. No favorece la actividad biológica del suelo
. No favorece la estructura del suelo  no es recomendable en suelos con estabilidad
estructural débil.
Resulta sencillo cuando se realiza únicamente en las calles, en cuyo caso conviene alternar
el sentido.
El laboreo de la línea o del ruedo es delicado; precisa elegir bien el apero dentro de una
gama adecuada a este fín. Se puede llegar a realizar manualmente, lo cual cuestionaría la técnica.
Si la plantación lo permite, las sucesivas labores se ejecutarán cruzadas.
En cualquier caso, se procurará evitar la presencia de terrones grandes, así como el excesivo
desmenuzamiendo de terrones.

3.2.4.2.- ¿CUÁNDO LABRAR?: CALENDARIO DE LABORES


Fundamentalmente, las labores se ejecutan en el período de mayor competencia de las
malas hierbas, esto es durante el período de actividad del cepa, en la primavera y el verano.
Es frecuente complementar las anteriores, con alguna labor de otoño/invierno.
Labor de invierno: controla las malas hierbas desarrolladas en otoño e invierno, el mullido que se
consigue favorece el intercambio gaseoso, mejora la infiltración, se aprovecha para incorporar
101
abonos, etc.
En caso de heladas, será conveniente retrasarla
Labores durante el período activo: Sirven fundamentalmente para eliminar competencia, control del
régimen hídrico, etc. El número de labores dependerá del régimen climático, de la densidad de malas
hierbas desarrolladas, de la práctica del riego, etc.
Por término medio, se dan de 2 a 4 labores, aunque con frecuencia se realizan muchas más.
Labor de otoño: Se practica en algunas ocasiones para reducir el apelmazamiento producido durante
el cultivo (recolección, fundamentalmente), favorece la recepción de lluvia y sirve para incorporar
fertilizantes, etc.
Las labores en la línea conviene reducirlas, debido al riesgo de daños mecánicos y la
dificultad de su realización. Se dan de una a dos labores

3.2.5.- MAQUINARIA EMPLEADA


Tipos de aperos:, según su labor:
a) Los que entierran las adventicias (tipo vertedera), que cortan y voltean. Favorecen la
formación de suela, invierten las capas de tierra, el acabado no es bueno.
b) Los que actúan arrancando las malas hierbas (tipo cultivador o útiles de dientes),
descompactan y airean.
c) Aperos rotativos (tipo fresa), fragmentan y entierran a la vez; pulverizan excesivamente,
rompiendo la estructura y favoreciendo la formación de suela de labor.
d) Gradas de discos: Actúan por compresión y rotación, incorporando parcialmente los residuos
o vegetación superficial. Con suelo semiplástico favorecen la formación de suela. En suelo
arcilloso y seco penetra mal.
e) Aperos intercepas, individualizados o incorporados a alguno de los aperos descritos, poseen
mecanismos que permiten la entrada y salida del apero en la línea de cepas.

3.3. -NO LABOREO - APLICACIÓN DE HERBICIDAS - ESCARDA QUÍMICA


3.3.1.- OBJETIVOS
Control de malas hierbas, disminuyendo o suprimiendo labores.

3.3.2.- EFECTOS FAVORABLES


- Suelo
. Conserva la estructura del suelo.
. Mejora sustentación.
. Reduce erosión en situaciones de pendiente moderada frente al laboreo.
. Situación de difícil acceso.
. Disminuye la oxidación de la materia orgánica.
- Planta
. No se producen heridas en tronco ni mutilaciones
102
. Permite la colonización superficial del sistema radicular, por lo que la planta tiene más
rápidamente disponibles los elementos minerales y agua, al ser el primer horizonte el que
recibe estos aportes.
. Aprovecha las lluvias de escasa cuantía.
. Aumento del vigor, pues al tener el sistema radicular superficial enseguida queda a
disposición de la planta el agua y los fertilizantes aportados.
. Reducción de heladas primaverales.
- Control de Malas Hierbas
. Suelo limpio permanente.
. Reduce resiembra y división.
- Cultivo
. Cómodo de ejecutar.
. Menor empleo de tiempo.
. Menor potencia y necesidades de maquinaria.
. Facilita la recolección de algunas especies.
. Fácil ejecución en la proximidad de las cepas.
. Facilita el acceso a la plantación en periodos lluviosos.
. Permite disminuir la distancia entre cepas en la línea.

3.3.3.- EFECTOS DESFAVORABLES


- Suelo
. Formación de costra superficial.
. Evacuación de agua en terrenos llanos
. Erosión en pendiente fuerte, por escorrentía, sobre todo en caso de lluvia torrencial.
. Difícil incorporación de abonos y enmiendas.
. Con el paso del tiempo, tiende a disminuir el contenido de materia orgánica y la actividad
biológica del suelo, por la dificultad de incorporar una emnienda orgánica.
. Contaminación de suelos y acuíferos, especialmente por el uso de herbicidas residuales.
- Planta
. Riesgos de fitotoxicidad
. Franqueamiento
. Desarrollo superficial del sistema radicular
. Favorece la presencia de topos y roedores que mutilan el sistema radicular.
. Dificultad de reposición marras y realización con planta joven (protección)
- Control de malas hierbas
. Exige conocimiento de las malas hierbas, de su forma de propagarse y de su ciclo vital.
. El empleo de herbicidas ocasiona una evolución de la flora natural.
- Cultivo
. Difícil incorporación de abonos y enmiendas, especialmente en secano.
. Estética.
103
. Exige tener conocimientos de las materias activas empleadas así como de la
reglamentación.

3.3.4.- DESCRIPCIÓN DE LA TÉCNICA


3.3.4.1. - GENERALIDADES
El mantenimiento del suelo consiste en controlar la vegetación espontánea mediante la
aplicación de un programa herbicida adaptado al suelo y a la vegetación, se excluye toda labor con lo
que el suelo no sufre alteraciones directas.
Se practica, bien, en toda la superficie del suelo o combinado en el espacio con otra técnica
(laboreo, cubierta vegetal). También es corriente que en plantaciones mantenidas con laboreo se
aplique alguna técnica herbicida complementaria en la superficie labrada, y en suelo mantenido con
herbicidas puede en algunos casos realizarse alguna labor muy superficial.
En general la aplicación de ciertos programas de mantenimiento del suelo no conviene
iniciarlo antes de los 4 años de edad de la plantación, aunque en ocasiones en plantaciones jóvenes
se puede complementar el mantenimiento del suelo con aplicación de algunos herbicidas a dosis
reducidas, y con precauciones extremas. Existe la posibilidad de iniciar programas desde la
plantación.
* Por cuestiones económicas, es una técnica muy utilizada en cultivos leñosos. Es completamente
mecanizable y no es costosa en mano de obra ni energía.
* A partir de los años 80 aparecieron un grupo de especies resistentes a las triazinas.
* Por la aparición de resistencias ha empezado a ser un método complejo y de costes más elevados
* Técnica que requiere un buen conocimiento de la vegetación espontánea para reducir tratamientos.
* Los efectos medioambientales reconsideran continuamente la técnica, en especial materias activas
y dosis.

3.3.4.2.- ELECCIÓN DEL TIPO DE HERBICIDA


Deberemos considerar la forma de acción sobre las adventicias y las características de los
herbicidas.
Forma de acción
a) Preemergencia
Son herbicidas de absorción radicular, que actúan durante el proceso de germinación
impidiendo la salida de malas hierbas.
Son de carácter preventivo.
Son herbicidas de carácter residual.
Para que actúen deben encontrarse en la profundidad a la que se desarrollan las radículas de
las plantas, por lo que después de su aplicación es necesaria una ligera lluvia. 30-50 mm es
suficiente.
En suelos arcillosos y con gran cantidad de m.o. las dosis a aplicar deben de ser mayores, ya
que el producto queda retenido en el suelo.
104
Puede haber problemas de fitotoxicidad, por una acumulación del producto en el suelo.

b) Postemergencia o secantes
Son herbicidas curativos que actúan sobre la masa vegetativa de las adventicias ya
instaladas.

1. Contacto
Actúan por contacto fundamentalmente a nivel de las hojas, destruyendo únicamente las
partes herbáceas tratadas (algunos tienen penetración localizada)
Las adventicias vivaces pueden rebrotar.
Tienen una acción temporal.
Son más efectivos cuando la planta está en plena actividad.
Pueden producir daños en plantas con los tallos no lignificados.
Si llueve en ese tiempo, son absorbidos en las 24 horas siguientes a su aplicación, luego se
lavan. Algunas materias activas son: Diquat (dicotiledóneas), Paraquat
(monocotiledóneas),Glufosinato de amonio.

2. Sistémicos
Se absorben por las hojas y algunas veces por las raíces y tienen la facultad de traslocarse
por la savia a órganos aéreos y subterráneos.
El producto que cae al suelo puede ser absorbido por las raíces.
Son más eficaces cuando el movimiento de la savia es descendente, esto es, al final del
verano y otoño.
Sulfosato, Glifosato, Aminotriazol, Tiocianato de amonio son algunos ejemplos.

ASOCIACIONES HERBICIDAS. En muchos casos es conveniente combinar en un mismo


tratamiento las dos formas de acción de pre y postemergencia, a este fin existen también
formulaciones en el mercado que son mezclas de las correspondientes materias activas y se
denominan asociaciones herbicidas.

Características de los herbicidas


- Eficacia
- Selectividad
Selectividad tanto para el cepa como para las malas hierbas. que se quieren controlar.
Puede haber selectividad de posición, esto es, es selectivo para el cepa si no se encuentra a
una determinada profundidad.
- Fitotoxicidad. Pueden aparecer problemas al cabo de varios años de su aplicación por un efecto de
acumulación en el suelo.
- Solubilidad en agua nos dará información sobre la facilidad de migración.
105
- Persistencia
Siempre elegiremos herbicidas acordes con al especie frutal que cultivamos, con la
vegetación que pretendemos combatir y con el medio en el que vamos a actuar.

3.3.4.3.- PROGRAMAS O ESTRATEGIAS DE APLICACIÓN DE HERBICIDAS


A.- PROGRAMA CON PASADA ÚNICA
. 1 única aplicación con herbicida de preemergencia
. Cómodo en suelos pesados
. Asociar materias activas
B.- PROGRAMA FRACCIONADO
. Aplicar herbicidas de preemergencia en dos pasadas
. Cada aplicación a dosis reducida. La segunda con postemergencia
. Evita fuertes concentraciones puntuales en las aguas de drenaje. versus A
. Disminuyen los riesgos inversión flora
C.- APORTES SECUENCIALES
. Similar a B, pero las materias activas de preemergencia son distintas en la primera pasada
de las de la segunda.
.De esta forma conseguimos aumentar el espectro de actuación y disminuyen los riesgos de
fitotoxicidad.
D.- PROGRAMA MIXTO
. Postemergencia la 1ª pasada y preemergencia (1 / 2 dosis) la 2ª, o viceversa
.Disminuye la aplicación de herbicidas de preemergencia respecto a la opción A o B y
ayudamos a la conservación del medio.
E.- TÉCNICA DE CUBIERTA NATURAL CONTROLADA
Esta técnica puede incluirse tanto dentro del apartado de “escarda química” como en el de
“cubierta vegetal natural”.
La técnica de “vegetación natural controlada” tiene por objeto el mantenimiento racional de la
flora adventicia mediante el empleo exclusivo de herbicidas de postemergencia.
El objetivo no es eliminar totalmente las adventicias durante todo el año, sino frenar o
controlar la flora natural para limitar su desarrollo. El empleo de esta técnica implica aceptar una
cierta cobertura herbácea en invierno y entre cada aplicación de herbicida.
Es suficiente con 2 aplicaciones por año aunque los años húmedos serán necesarias 3, y
más raramente 4 aplicaciones.
La primera aplicación se hace en primavera (marzo-abril) y la segunda, lo más tarde posible
(junio-julio), siempre que la vegetación no pase los 15cm de altura. De esta forma eliminamos todas
las anuales, las de germinación tardía y algunas vivaces en el momento que más compiten con la
viña. (MS 237).
A veces, se utilizan herbicidas selectivos, por ejemplo, que sólo afecten a plantas de hoja
ancha, de esta forma estaremos seleccionando las gramíneas.
La aplicación general o localizada en plantaciones jóvenes exige protección de las plantas.
106
PRODUCTOS MÁS UTILIZADOS
- glifosato
- glufosinato-amonium
- paraquat+diquat
- aminotriazol+tiocianato de amonium

VENTAJAS FRENTE A LA TÉCNICA DE SUELO DESNUDO MEDIANTE HERBICIDAS

- Posibilidad de mantener una cubierta natural en zonas de pluviometría baja o con una
distribución irregular de las lluvias (clima mediterráneo).
- no utilización de herbicidas residuales
- reduce los problemas de contaminación de suelo y agua
- reduce los problemas de fitotoxicidad
- menos problemas de resistencia e inversión de flora que con el método de herbicidas
clásico.
- reducción de costes 20-30%
- se puede aplicar en todos los tipos de suelo

-  la competencia entre la cubierta y el cultivo

3.3.4.4.- ASPECTOS A TENER EN CUENTA A LA HORA DE DAR UN TRATAMIENTO


* Las malas hierbas jóvenes se matan mejor que las adultas.
* Se obtienen malos resultados con temperaturas inusuales (altas) o lluvias durante o justo después
del tratamiento.
* Los suelos con texturas finas (arcillas) requieren mayores dosis que los suelos arenosos, en los
herbicidas de preemergencia.
* los herbicidas deben de usarse para el uso para el que son registrados. En general deben ser
aplicados de forma separada, a no ser que las indicaciones digan que se pueden mezclar.
* Condiciones ambientales, en particular viento, deben evitarse, para evitar derivas que pongan en
contacto el herbicida con la vegetación de la cepa.
* Tener cuidado con los chupones
* Es conveniente alternar o mezclar herbicidas de eficacia diferente, o complementarios para evitar
resistencias y disminuir los problemas de inversión de la flora.
* Seguir las instrucciones y recomendaciones dadas por el fabricante.
* Las partes leñosas de la planta no absorben el producto, pero en las cepas jóvenes, con el tronco
poco suberificado puede haber absorción.
* Para paliar el problema de la escorrentía superficial y la erosión, así como para aumentar la
infiltración, es aconsejable en algunos casos recomendar una labor muy superficial (4 - 6 cm) en
primavera o en verano para romper la costra superficial, con grada de púas o similares.
* La incorporación de fertilizantes fosfopotásicos y de materia orgánica, puede realizarse con
107
6 0 0 •D
Q '
V •L

localizadoras en el centro de la calle (que conviene rotar anualmente, una de cada dos o tres) para
alterar al mínimo el sistema de mantenimiento y ,corregir parcialmente la incorporación de estos
elementos.

3.3.5.- FORMA DE APLICACIÓN


Tipos de boquillas para empleo de herbicidas
Boquillas de abanico
Empleo en: Tratamientos invernales (empleo de herbicidas de preemergencia)
Paneles recuperadores
Lanzas

Presión de trabajo baja, para no generar brumas; entre 2-4 bares para las boquillas clásicas
(preferible 2 bar) y entre 1-2 bar para uso de boquillas de baja presión o antideriva.

Boquillas de espejo
La más generalizada en viticultura
Permite trabajar a bajas presiones, emitiendo gotas gruesas
Presión de trabajo 0,5 - 1,5 bar. A más presión genera brumas

Boquillas excéntricas
Tienen el orificio de salida situado en un lateral, en lugar de centrado, como las anteriores. Se
utilizan para aplicar herbicidas en la línea de cepas.
¿Cómo controlar la uniformidad del reparto en el suelo?
Una forma sencilla consiste en circular con la barra portaboquillas por encima de una
superficie llana y seca (cemento o asfalto), la uniformidad de la humectación permite tener una idea
bastante buena de los posibles fallos.
La siguiente relación nos permite programar la marcha del tratamiento:

Donde:
Q’ es el volumen/ha de superficie catastral desyerbada
D son los L de producto /minuto que salen por la barra portaboquillas
V es la velocidad del tractor (5-6 km/hora)
L es la anchura de calle

Equipos distribuidores
Para aplicaciones a toda la superficie del suelo, es recomendable utilizar pulverizadoras
equipados con barra herbicidas con boquillas de tipo abanico o espejo plano (separados unos 50 cm)
que se solapen correctamente procurando pulverizar constantemente a la misma altura (a unos 40 cm
108
del suelo) para conseguir la máxima uniformidad (a una presión de 0,5-2 atm.) y con velocidad
controlada.
En general se aplican volúmenes de 300 a 600 L/ha. La tendencia es a trabajar con
volúmenes más reducidos.
Para aplicaciones localizadas, se utiliza el pulverizador en el que sólo trabajan las boquillas
extremas, cuando la aplicación es en la línea; pulverizadores manuales, convencionales o equipados
con lanzas de bajo volumen (30-100 L/ha) máquinas de pilas con pulverización centrífuga o
electrostática (10-50 L/ha).
Otra forma de aplicación de herbicidas es mediante el riego (herbigación). La dosis de agua
depende de la textura del suelo.

3.4.- CUBIERTA VEGETAL PERMANENTE


3.4.1.- OBJETIVOS
. Limitar erosión y escorrentía
. Facilitar acceso a la plantación en periodos lluviosos
. Mejorar las propiedades del suelo
. Control del vigor

3.4.2.- EFECTOS FAVORABLES:


- Suelo
. Disminuye la erosión al estar el suelo cubierto permanentemente.
. Mejora la sustentación.
. Reduce la compactación del suelo, ya que el entramado de raíces ejerce una función de
colchón que amortigua el peso de la maquinaria y remolques.
. Aumenta el contenido de materia orgánica, con las ventajas que ello conlleva en cuanto a
mejora de la estructura, porosidad, aireación, infiltración de agua y aumento de la fertilidad del
suelo.
. Aumenta la actividad biológica
. Control de ciertas malas hierbas, aquellas que no se adaptan a la siega o pisoteo y paso de
maquinaria.
. Menor lixiviación de nitratos
- Planta
. Desarrollo del sistema radicular más superficial que en el caso del laboreo, con la ventaja
que comporta de una mejor nutrición de las plantas.
. La cubierta facilita la traslocación del fósforo y potasio en profundidad
. Limita vigor
. Aumenta la eficacia de los tratamientos.
. En zonas húmedas, disminuye el riesgo de Botrytis.
. Al no labrar, se reducen los riesgos de daños al tronco de las cepas.
- Mosto
109
. Aumenta contenido antocianos y aumentan polifenoles y sólidos solubles

3.4.3.- EFECTOS DESFAVORABLES


- Suelo
. Favorece el desarrollo de algunas malas hierbas (Taraxacum officinalis)
. Favorece el desarrollo de plagas y enfermedades (según autores).
. Períodos secos.
. Reducción volumen explorable por el sistema radicular.
- Planta
. Limitación vigor como consecuencia de la competencia por el agua y nitrógeno.
. Tiene problemas el mantener la cubierta en la línea de cepas.
. Favorece las heladas primaverales.
. Presencia de parásitos
- Mosto
. Disminuye el contenido de sustancias nitrogenadas.
. Cinética de fermentación más lenta.
. En muchos casos hay que corregir el mosto en N
- Cultivo
. Exige disponibilidad de agua.
. Establecimiento y mantenimiento caros.

3.4.4.- DESCRIPCIÓN DE LA TÉCNICA


3.4.4.1.- GENERALIDADES
Esta técnica de mantenimiento del suelo consiste en cubrir el suelo de la plantación de forma
definitiva con una pradera herbácea que se siega regularmente dejando la hierba en el terreno.
Según algunos autores es la mejor técnica de mantenimiento del suelo.
Esta técnica está limitada a zonas con precipitaciones abundantes (superiores a 700-800 mm
uniformemente repartidos a lo largo del año) o para plantaciones en las que el agua no sea factor
limitante.
En la práctica, la tendencia actual de las plantaciones con cubierta vegetal consiste en limitar
ésta a las calles, manteniendo desnuda la superficie del suelo correspondiente a la línea o ruedo de
las cepas (aplicación de herbicidas, mulching) donde es más difícil de establecer la cubierta y
mantenerla controlada con las siegas.
Tradicionalmente, se ha dicho que no es recomendable establecer la cubierta antes del quinto
o sexto año, por problemas de competencia por el agua y el nitrógeno entre la cubierta y la
plantación. Y también porque interesa que la cepa desarrolle las raíces en profundidad. No obstante,
se puede establecer desde el principio o primeros años de la plantación, y existe quien considera más
interesante adecuar las competencias

110
3.4.4.2.- ELECCIÓN DE LA(S) ESPECIE(S)
Hay que tener en cuenta:
- condiciones edafoclimáticas:
características del suelo: capacidad de retención de agua, pH del suelo.
características climáticas: temperaturas medias, distribución de las precipitaciones,
evapotranspiración
- posibilidad de riego
- posibilidad de mantenimiento de la cubierta (exigencias del siega).

Deben ser:
- competitivas con las adventicias, y lo menos posible con el cepa, especialmente por el agua
- buena perennidad
- sistema radicular fasciculado y buen enraizamiento. Las plantas con sistema radicular
fasciculado (p.ej. gramíneas) mejoran la estructura del suelo, al actuar de forma mecánica -
forma una cubierta homogénea y no demasiado alta - cobertura e instalación rápida
- crecimiento lento, para que los cortes sean los menos posibles y abaratar el mantenimiento
del suelo
- resistencia al pisoteo, y peso de maquinarias

Es difícil de conseguir con la vegetación natural, por lo que se recurre al semillado de una o
de varias especies en la que la base la constituyen gramíneas pudiéndose complementar con alguna
leguminosa para aportar nitrógeno o así reducir la fertilización.

3.4.4.2.1.- Características de algunas especies


Dactilo Dactylis glomerata
- dosis 15 kg/ha
- tarda 21 días en germinar, implantación lenta
- perenne, persistencia 8 años
- suelos de fertilidad media-alta, no fuertes ni húmedos
- se adapta a veranos cálidos y secos
- aceptable resistencia al frío
Festuca alta Festuca arundinacea
- dosis 20-25 kg/ha
- tarda 21 días en germinar
- implantación lenta y difícil
- perenne, persistencia de 10 años o más,, gramínea con mayor grado de perennidad
- sistema radicular denso en superficie a la vez algunas raíces pueden descender en profundidad, lo
que le hace muy competitiva con la plantación, evita la erosión - suelos poco fértiles, ácidos y secos -
buena resistencia al frío, calor, sequía y exceso de agua - clima mediterráneo.
Festuca pratense Festuca protesis - dosis de 15-2Okg/ha - tarda unos 21 días en germinar - praderas
111
de media duración, unos 3-5 años - suelos húmedos y fértiles, también alcalinos y arenosos, siempre
que tengan humedad, se adapta a suelos inundados.
- Norte de España
Ray-grass inglés Lolium perenne
- dosis de siembra diploide 20 kg/ha, triploide 25kg/ha
- tarda 12-15 días para germinación
S persistencia o perennidad media 3-6 años - facilidad de implantación - especie que presenta
el problema que es difícil de cortar mecánicamente

S sensible al f río y a la sequía, soporta bastante bien el exceso de humedad.


S adaptada a clima atlántico.
Trébol subterráneo Trifolium subterraneum
En Suiza y California se están realizando unas experiencias con esta especie.
Esta especie se desarrolla en el invierno y primavera momento en que tiene el crecimiento
máximo y durante esta época protege el suelo; a finales de junio, principios de julio la planta se seca
después de haber formado las semillas formando un mulching más o menos denso que protege el
suelo. Con las lluvia otoñales germinan las semillas.
Phalaris
- perenne
- reposo estival. rebrote otoñal
- no resiste el frío (8-10ºC en invierno)
Agrostis spp.
- suelos pobres y ácidos

112
Raygrass Festuca Poa Festuca Roja
Inglés elevada Semirrastrero Cespitoso

Facilidad de Buena Media Débil Media Media


instalación

Colonización del Muy buena Media Débil Media Media


terreno

Porte Bueno Muy buena Buena Media Débil

Perennidad a la Buena Muy buena Media Buena Media


rodadura

Frecuencia de Alta Muy elevada Baja Media Baja


siegas

Tolerancia a la Débil Buena Media Media Débil


sequía

Tolerancia al agua Buena Muy buena Débil Media Media

Nivel de Grande Muy fuerte Media De media a Medio


competencia con la fuerte
plantación

3.4.4.3.- ESTABLECIMIENTO DE LA CUBIERTA


* ÉPOCA:
Supeditada a condiciones adecuadas de humedad y temperatura.
Otoño y Primavera, reservado ésta en zonas más frías no retrasando excesivamente.
Se debe considerar el mayor o menor peligro de invasión de malas hierbas en cada estación

* PREPARACIÓN:
Mullir el suelo, uniformando y evitando terrones excesivos.
Una o dos labores superficiales= Cultivadores o gradas

* SIEMBRA:
A 1-2 cm de profundidad con sembradora en líneas o a voleo, en este caso complementado
con pase de grada de púas para mezclar (poner en contacto semilla y tierra).
La profundidad de siembra depende:
- tamaño de la semilla (semillas pequeñas-trébol blanco- se dejan más en profundidad que las
semillas grandes-ray-grass trébol subterráneo-, que aceptan mayores profundidades) - textura del
suelo. En suelos arenosos y ligeros la profundidad puede ser mayor, mientras que en suelo arcillosos
puede se menor. - longitud del coleóptilo, órgano encargado de proteger la primera hoja y abrirle paso
a través del suelo. La profundidad de siembra no debe nunca superar la longitud del coleóptilo
112
* FERTILIZACIÓN:
Para implantación de pradera (fondo) 30-50 kg/ha de N Complementado con una cobertera 6 a 8
semanas después 30-50 kg/ha de N
Según los análisis también añadir fondo con P y K.

* RIEGO:
Con precipitaciones insuficientes tras la siembra es preciso regar a continuación.

3.4.4.4.- MANTENIMIENTO DE LA CUBIERTA VEGETAL


* RIEGO:
En función del estado de la pradera será preciso suplementar del 30/60% las dosis de riego
calculadas para la plantación.

* FERTILIZACIÓN:
Durante los primeros años se debe suplementar la fertilización nitrogenada con 50-100 kg/ha
de N (fraccionado en 2 ó 3 aportes), estas dosis se pueden reducir sensiblemente incluso anular
posteriormente debido a la mineralización del N inmovilizado en forma orgánica.
Controlar Mg.

* SIEGA:
La siega de la cubierta vegetal se realizará fundamentalmente durante el período de
competencia con la cepa, en primavera y verano, dejando en otoño que se desarrolle hasta la salida
del invierno. La siega permite reducir la transpiración de la cubierta y por lo tanto limitar la
competencia por el agua con la plantación.
Prestar atención a las heladas primaverales para mantenerla lo más corta posible durante el
período de heladas.
El control mediante siega de la pradera se ejecutará más o menos frecuentemente según las
disponibilidades de agua, tipo de pradera; pradera más corta implica menos transpiración y por lo
tanto más barato.
Se busca una altura no superior a los 15/30 cm.
Se emplean segadoras rotativas de cuchillas o discos (o de tambor).
La hierba se deja en el suelo practicando el mulch.

3.4.5.- LIMITACIONES DE LAS CUBIERTAS VEGETALES


Hay especies que se adaptan bien a la cubierta como son la vid, manzano y peral; por el
contrario los frutales de hueso y especialmente el melocotonero, se adaptan mal. Igualmente, zonas
de precipitaciones menores a 700mm y sin disponibilidad de agua en el suelo o sin riego o bien
terrenos pedregosos o irregulares con problemas en la siembra y en la siega.

113
En el caso concreto de la vid, no se ha de instalar una cubierta permanente cuando las
producciones obtenidas estén ya en el límite que dicta el Consejo Regular de la Denominación de
Origen o bien cuando esperemos una gran competencia con la plantación o en casos de
encharcamiento del suelo como consecuencia de un nivel freático alto, pues el desarrollo del sistema
radicular de la cubierta haría disminuir el volumen de suelo colonizado por el sistema radicular,
suponiendo un fuerte estrés para el viñedo.

3.5.- CUBIERTA VEGETAL TEMPORAL (abonado verde)


Consiste en cubrir el suelo durante parte del año con una cubierta herbácea, de modo que en un
plazo corto (6-8 meses) se consiga una gran masa de materia verde, que finalmente se incorpora al
terreno enterrándola. El resto del año, el suelo se mantiene limpio de malas hierbas con labores; el ciclo
se repite cada año.
Comentaremos aquellas ventajas consecuencia del abonado en verde como complemento del
laboreo temporal o del no cultivo temporal (aunque la eliminación de la pradera se haga con herbicidas
hay que proceder al enterrado y preparación de siembra mediante labores) con al menos una labor para
enterrado y siembra.

3.5.1.- REALIZACIÓN DE LA TÉCNICA

* ELECCIÓN DE LA/S ESPECIE/S


- bien adaptada a las condiciones clima, suelo
- rápido crecimiento (debe producir el máximo de materia verde en 6/8 meses)
- posibilidad de brotar en otoño/invierno
- extensión de raíces en profundidad
Se puede emplear la vegetación espontánea. Pero es posible la invasión de especies anuales
de raíz fuerte y profunda o de vivaces rizomatosa, ambas de difícil eliminación posterior.
Ray-grass italiano (20-25 kg/ha) Triticale (150 kg/ha)
Veza (50kg/ha) + avena (200kg/ha) Habas
(150 kg/ha)
veza (50 kg/ha) + centeno (l00-l50kg/ha) Mostazas (8-10
kg/ha)
colza Rábanos (4 kg/ha)

* SIEMBRA
- Final de verano, se puede sembrar cuando todavía está en vegetación la plantación ya que las
primeras semanas no establece competencia.
- Preparación del terreno (uniformidad) y semillado
- abonado N :30 kg/ha (siembra) y 30/4okg/ha (6-8 semanas después)
115
* INCORPORACIÓN
- Destrucción (mecánica y química=herbicida de contacto (paraquat) o sistémico.
- Destruir el cereal al final del encañado
- Enterrado inmediato, la incorporación de la masa vegetal al suelo se debe de hacer de forma que haya
una unión íntima para que se desencadenen las fermentaciones que conducen a la descomposición de
la materia orgánica.
- Debe de incorporarse antes de la entrada en vegetación.
- Puede emplearse un defoliante, o bien un pase de rulo que aplaste la cubierta, para luego con un pase
de discos o cuchillas, se incorpore la vegetación a la parte superficial del suelo y no se produzcan daños
en las raíces de las plantas.

3.5.2.- VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LA CUBIERTA VEGETAL TEMPORAL


Ventajas:
- Mejora temporalmente la permeabilidad y estabilidad estructural.
- Ligero enriquecimiento en materia orgánica a largo plazo.
- Reduce la suela de labor por acción de las raíces, compactación
- Limita la erosión de lluvia
- Aprovechamiento de agua y energía durante el período. Al aumentar infiltración y disminuir
evaporación, podemos llegar a la primavera con nivel de agua en el suelo similar o incluso mayor que
con otras técnicas.
- Favorece la actividad biológica.
- Facilita el acceso de vehículos.

Inconvenientes:
- Exige aporte de agua y nitrógeno
- Si se entierra tarde puede haber riesgos de heladas
- Fertilización otoñal con N para la siembra
- Carácter pasajero de las mejoras
- Exigencias técnicas

3.5.4.- LIMITACIONES DE LA TÉCNICA


- En ciertas situaciones, puede no ser recomendable en plantaciones jóvenes de menos de 4-5 años, el
sistema radicular aún no está suficientemente desarrollado en profundidad.

3.6.- MULCHING (EMPAJADO)


El mulching consiste en mantener cubierta la superficie del suelo con materiales inertes: paja,
restos vegetales, film plástico ...
Nos centraremos en el empajado por ser el de uso mas generalizado.

116
Aunque se puede practicar sobre toda la superficie, lo más habitual es realizarlo en bandas.
. paja en la línea y laboreo, pradera o no cultivo en la calle
. paja en la calle y no laboreo en la línea
El empajado es en realidad una cubierta vegetal inerte y, por tanto, goza de gran parte de las
ventajas e inconvenientes ya descritos para la pradera, diferenciándose en aquellos aspectos que se
derivan de la inactividad de la cubierta. Trataremos únicamente aquellas ventajas e inconvenientes de
esta cubierta.

3.6.1.- EJECUCIÓN DE LA TÉCNICA


En plantaciones jóvenes con frecuencia se recomienza establecerse únicamente localizada.

* ESTABLECIMIENTO
- PREPARACIÓN DEL TERRENO
Conviene uniformar el suelo con 1 ó 2 labores que eliminen la vegetación instalada y dejen libre
de terrones.
Para que el suelo quede limpio de malas hierbas puede haber sido necesario la realización de
un tratamiento herbicida, la aplicación de éste prolonga la duración de la cubierta.

- EMPAJADO
En el establecimiento se debe distribuir uniformemente la paja empleada, generalmente de
cereal, a dosis de 25 a 50 Tm/ha de paja fresca. De corteza de pino se emplean unos 300 m 3/ha.

- ABONADO
Al ser materia orgánica no descompuesta con alta relación C/N (40 ó más) y velocidad lenta de
descomposición, los microorganismos del suelo consumen N del suelo por lo que para compensar esta
pérdida se recomienda hacer aplicaciones de 10 U de N/t de paja

La paja puede contener semillas que germinen, que se deben eliminar con la aplicación de un
herbicida de contacto.
Se ha observado que la paja no controla la vegetación espontánea hasta el segundo año de su
incorporación, por lo que debe aplicarse herbicida de contacto en el primer año.

* MANTENIMIENTO
Consistirá esencialmente en la reposición de la pérdida de paja anual con una aportación de
unas 10 t/ha de paja adecuadamente completadas con 10 kg de N / t de paja fresca.

3.6.2.- EFECTOS FAVORABLES


Sobre el suelo:
- Buen control de las malas hierbas
- Reduce evaporación
117
- Mejora la estructura del suelo, principalmente en suelos duros, este efecto está ligado al aumento de la
materia orgánica y a la actividad de las lombrices.
- Protege del suelo contra la erosión

Sobre la planta:
- Colonización muy fuerte del horizonte superficial, interesante en suelos poco profundos.
- Aumenta el balance hídrico al no haber competencia por el agua, reduce la evaporación y permite el
paso del agua,

3.6.3.- EFECTOS DESFAVORABLES


Sobre la planta:
- Exige los primeros años complementar el abonado N
- En suelos con mal drenaje y humedad aumenta el riesgo de asfixia, ya que mantiene la humedad en el
cuello de la planta

Sobre el cultivo:
- Peligro de incendios
- Establecimiento y mantenimiento engorroso
- Favorece la presencia de roedores

Sobre la planta:
- No se debe utilizar en plantaciones de menos de 4 años, ya que favorece un enraizamiento
excesivamente superficial
- Aumenta los riesgos de heladas.

Sobre las malas hierbas:


- No permite un buen control de algunas malas hierbas, principalmente las vivaces, o especies con
raíces pivotantes que atraviesan la capa de paja.

3.6.4.- LIMITACIONES DE LA TÉCNICA


- En zonas húmedas se recomienda en suelos arenosos y filtrantes.
- No se recomienda en suelos que se encharquen, aunque sea temporalmente.
Las cortezas de pinos, residuos de poda, etc., también se utilizan como mulching, actúan sobre
las malas hierbas no sólo de forma física sino también química por la secreción de sustancias que
actúan sobre la germinación y el crecimiento.

3.7.- ACOLCHADO PLÁSTICO

3.7.1.- OBJETIVOS
118
Eliminar durante los primeros años de la plantación la realización de intervenciones en el suelo
de la línea. Favorecer un buen establecimiento de la planta.

3.7.2.- EFECTOS FAVORABLES


- Suelo
. Control de malas hierbas
. Aumenta la temperatura del suelo, mejorando la actividad del sistema radicular y en caso de
viveros permite la obtención de plantas con un sistema radicular más desarrollado.
. Mantiene la humedad del suelo pues evita la evaporación del agua.
. Mantiene la estructura.
. Al evitar la evaporación de agua del suelo disminuye la ascensión sales.
- Planta
. Mejora el establecimiento
.Evita trabajar zonas difíciles
. Es aséptico, sobre el plástico no se desarrollan enfermedades.
. Mejora el crecimiento los primeros años favoreciendo una rápida entrada en producción.

3.7.3.- EFECTOS DESFAVORABLES


. Establecimiento caro
. Es temporal, dura lo que dure el plástico (entre 4-5-6 años).
. Mantiene los excesos de humedad, por lo que no es posible su uso en suelos que se
encharquen ya que favorece la asfixia radicular.
. Favorece las heladas primaverales (mulch).
. Problemas con la eliminación de restos del plástico.
. Condiciona tipo de planta, deben ser plantas que permitan un corte drástico para no tener que
perforar excesivamente el plástico, en vinicultura planta-injerto, ya que es complicado
acaballonar encima del plástico.
. Limita el enraizamiento profundo.
. Problemas en terrenos con pendiente.

3.7.4.- DESCRIPCIÓN DE LA TÉCNICA


3.7.4.1.- GENERALIDADES
Consiste en mantener cubierta la superficie del suelo con un film plástico.
Apareció en los años 50.
Frente a otros mulching presenta la ventaja de que no aporta enfermedades, ni semillas de
malas hierbas.
Los plásticos negros actúan sobre las malas hierbas provocando etiolaciones en la planta, es un
obstáculo mecánico y por calentamiento.
En la práctica esta técnica se emplea de forma mixta, localizando el film plástico en bandas
119
correspondientes a las líneas de cepas y manteniendo la entrelínea mediante otra técnica, siendo más f
recuente que se mantenga desnuda con labores y menos frecuente con herbicidas.
Esta técnica se emplea en plantaciones comerciales y en viveros.
En plantaciones comerciales se emplea durante lo primeros años de la plantación mientras sea
viable el plástico que no se renovará con posterioridad, por dificultad de ejecución de la técnica, y
buscando entre otros objetivos conseguir unas buenas condiciones de establecimiento de las cepas y
facilitar el cultivo en la línea de las plantaciones especialmente jóvenes.
En vivero se persiguen buenas condiciones de enraizamiento y salida y facilitar el manejo del
suelo; se establece en bandas alternas empleando también no cultivo con herbicidas en las bandas no
acolchadas.

3.7.4.2.- EJECUCIÓN DE LA TÉCNICA


Elección del plástico
- Polietileno negro de larga duración (PF **) estrellas, este plástico tiene una duración mínima 4 años
El PF una estrella tiene una duración de 1 ó 2 años.
- 80 micras; también hay de 100 micras.
- 1,10 1,20 o 1,25 m de ancho
- Los plásticos transparentes dejan pasar la radiación solar por lo que aumenta la temperatura en 3 ó
4°C
- Dentro del grupo de los plásticos opacos, evitan el paso de luz y por lo tanto la posibilidad de realizar
fotosíntesis.
Pueden ser:
* negros, absorben la radiación y restituyen el calor al suelo
* blancos; reflejan la radiación
* marrones: dejan pasar los rayos infrarrojos y permiten un mayor recalentamiento.

PREPARACIÓN DEL SUELO Y TENDIDO


- Suelo húmedo bien uniforme (sin terrones... )
- Debe tener una estructura fina debajo del plástico
- Acaballonado (20 cm alto) y rulado, para dejar lisa la parte de arriba del caballón
- Tendido a máquina con discos laterales de aporque (no deben quedar bolsas de aire).
- El rendimiento de la operación es de 2 ha/h.
Hay que tener en cuenta que si se va a colocar riego por goteo debe ir debajo del plástico.

PLANTACIÓN
- Recorte intenso de raíces de plantas
- Perforado del film
- barra o barrena de pequeño diámetro, aunque si el suelo tiene una estructura perfecta puede plantarse
directamente.
- Plantación
120
En algunos casos se colocan alrededor de la cepa tierra o arena o piedras para fijar el cepa y
evitar que el plástico se levante.

MANTENIMIENTO
- Es necesario que los bordes del plástico estén limpios de malas hierbas, porque si no entrarían a
competir con la cepa y las ventajas del acolchado se verían disminuidas.

121
4.- FERTILIZACIÓN

122
4.1. ELEMENTOS NECESARIOS PARA LA NUTRICIÓN DE LA VID

Quince parecen ser (Champagnol 1984, Huglin y Schneider, 1998) los elementos minerales
indispensables para la vid, de los que doce constituyen la nutrición mineral propiamente dicha:
Carbono, Oxígeno e Hidrógeno no se consideran aquí por no ser elementos minerales en término
estricto.
Macroelementos = Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Calcio, Magnesio, Azufre
microelementos = Hierro, Cobre, Manganeso, Boro, Zinc, Molibdeno
Silicio, Cloro, Sodio, Aluminio, aparecen en los tejidos, pero no está clara su indispensabilidad.
Aluminio, Silicio y Sodio parecen no ser requeridos (no se les conoce función fisiológica), pero
Cloro se necesita en pequeñas cantidades para la fotosíntesis. Cuando Sodio y Cloro se encuentran en
exceso (suelos salinos), particularmente el Cl- resulta un ión muy tóxico para la vid, más peligroso que
por la bajada del potencial hídrico de la solución salina del suelo.

En la tabla 1 se muestran los elementos constitutivos de la vid, expresados en porcentaje de


materia seca y en la tabla 2 se presentan las necesidades, las extracciones o las exportaciones de
elementos minerales de la viña, según distintos autores.

En la tabla 5 se muestran, por otra parte, las pérdidas anuales que experimenta el suelo por
diversas causas (lavado, retrogradación, etc.), y que deben ser convenientemente valoradas pues
algunas no representan pérdidas significativas de fertilidad, y otras deberán ser consideradas según los
suelos y los viñedos.

123
Tabla 1.- Proporciones, expresadas en % de materia seca, de los elementos constitutivos de la vid
indispensables para su desarrollo (Gärtel, 1971)

Macroelementos Microelementos
C 45,5 0,9
O 43,4 0,0019
H 4,9 0,0014
Ca 1,4 Fe 0,0014
N 1,2 Zn 0,0013
K 1,1 B 0,000007
P 0,2 Mn
Mg 0,2 Cu
S 0,2 Mo

Tabla 2.- Consumo anual de macro y microelementos relativo a la uva, sarmientos y hojas (45
viñas, 15 formas de conducción, producción media de 70 y 250 q/ha, en viñedos del norte, centro
y sur de Italia (Fregoni, 1980)

Macro y Mínimo por ha Máximo por ha Mínimo por Máximo por


Microelementos k/uva* k/uva*
N ...........................................kg 22 84 0,12 0,71
P .............................................» 2,3 15 0,01 0,13
K .............................................» 34 123 0,24 0,80
Ca ...........................................» 20 146 0,08 0,91
Mg ...........................................» 4 16 0,02 0,17
Fe ............................................g 192 1121 1,63 9,24
B .............................................» 37 228 0,26 3,22
Mn ...........................................» 49 787 0,29 8,80
Zn ............................................» 110 585 0,66 3,20
Cu ...........................................» 64 910 0,35 13,92
* Comprende el consumo de los otros órganos.
N.B.- El reparto porcentual del consumo de macroelementos (N + P + K + Ca + Mg) puede ser
resumido así (Fuente Conradie, 1980, 1981, reeleborado): raíces: 23%, tronco: 7%, sarmeintos: 14%,
hojas: 24%, racimos: 26%, pérdidas de órganos caídos al suelo: 6%.

124
Tabla 5.- Pérdidas anuales de elementos

Macroelementos kg /ha Microelementos g/ha

N 15-90 B 20-50

P 0-10 Mn 20-40

K 20-70 Cu 30-60

Ca 200-600 Zn 40-65

Mg 15-100 Mo 10-20

S 50-100

125
4.2.- CONSIDERACIONES SOBRE EL PAPEL DEL SUELO Y FUNCIÓN DE LOS ELEMENTOS
MINERALES
En forma resumida, se presenta en las tablas 9 y 10

Tabla 9.-CARACTERÍSTICAS DEL SUELO QUE PUEDEN PROVOCAR UNA INSUFICIENTE ALIMENTACIÓN MINERAL

ELEMEN
TOS Caract. Químicas y bioquímicas Carac. Físicas e hidrodinámicas Observaciones

Insuficiencia por lixiviación Suelos poco profundos Fácil de corregir


Insuficiencia de Materia Orgánica Suelos muy ligeros Se evita con aportaciones
N Mala nitrificación Suelos erosionados fraccionadas

Insuficiencia
Capas profundas naturalmente
pobres y sin descenso por bloqueo Suelos arcillosos pobres
Ausencia de Aluminio Suelos gravosos Acción muy compleja ligada a
P Acidez Suelos arenosos acidez elevada

Suelos arenosos
Insuficiencia. Indisponibilidad Suelos arcillosos ácidos
Exceso de Magnesio o NH4 Exceso de humedad, capa muy dura
Parásitos que reducen desarrollo en profundidad con suelo muy Lo más frecuente
K radicular comprimido o mal drenado Fácil de corregir

Frecuente
Insuficiencia Exceso de humedad Si el suelo es rico en K, evitar los
Exceso de potasio Suelo arenoso abonados intensos con este
Mg Suelo ácido con baja CIC Suelo poco profundo elemento como medio de combate

Rarísima. Hacer enmiendas


Ca Suelos ácidos Suelos arenosos muy lavados calizas antes de plantar

Insuficiencia
Suelos ácidos pobres en Materia
Orgánica Frecuente
Suelos con exceso de Cal Se corrige preferentemente por
B Suelos sobre fertilizados (N, K) Suelos lavados vía foliar

Muy frecuente
Suelos calizos o con pH elevado Suelos compactos, neutros o Depende del portainjerto
Fe Exceso de Mg o P en el terreno alcalinos Se combato más con quelatos

Suelos alcalinos
Suelos ácidos pobres Se corrigen generalmente con
Mn Exceso de Hierro Suelos arenosos pulverización

Insuficiencia
Inaccesibilidad y bloqueo
pH elevado
Zn Exceso de P Suelos arenosos Fácil de corregir

Insuficiencia ligada a la carencia de P


Mo en el terreno Rara

126
Tabla 10.- PAPEL FISIOLÓGICO DE LOS ELEMENTOS
ITV, 1995

Exportaciones
Elementos Función en la planta Síntomas de carencia Toxicidad anuales

Indispensable para el
crecimiento vegetativo. Amarilleo de las hojas,
Participa en la formación de crecimiento lento, retardado
aminoácidos y permite la Tallos cortos y frágiles. Plantas poco resistentes
Nitrógeno edificación de las proteínas Enanismo a las enfermedades y al
N vegetales Hojas verde-amarillas frío 20 a 70 k

Interviene en la respiración y en
las reacciones de óxido-
reducción.
Favorece el desarrollo del
sistema radicular.
Fósforo Aumenta la resistencia a las Riesgo de bloqueo de
P enfermedades y a la sequía zinc 3 a 10 kg

Acción sobre la división celular.


Papel en la migración de los Coloración roja alrededor de la
aminoácidos. hoja, o decoloración
Acción sobre la formación de amarillenta en las variedades
los lípidos. blancas.
Regulador de la turgencia de Enrollado de las hojas hacia
Potasio las células. abajo. Del extremo a la base Puede provocar un
K Interviene en la fotosíntesis de las ramas bloqueo del magnesio 25 a 70 kg

Regulador del pH de la célula


vegetal.
Regulador de la asimilación del
Calcio magnesio, de la potasa y del Intoxicación de
Ca sodio manganeso y aluminio 40 a 80 kg

Amarilleo o enrojecimiento
Magnesio Parte de la fórmula química de entre los nervios.
Mg la clorofila De la base a la punta 6 a 15 kg

Decoloración amarillo pálida


Importante catalizador de la entre los nervios, que siguen
formación de la clorofila. verdes.
Hierro Papel en la respiración En caso de manifestación 600 g
Fe (transporte del oxígeno) grave, necrosis internervial

Necrosis en la periferia
de las hojas y entre los
Participa indirectamente con el Clorosis marginal e internervial nervios.
hierro en la síntesis de la difusa (síntomas primero sobre Deformación en cuchara.
clorofila. las hojas más viejas, pero este Punteaduras negruzcas
Presencia importante en los criterio no es constante). en los sarmientos,
Manganeso procesos de oxidación y de Mala maduración y mala debidos a la acidez de
Mn reducción en el tejido celular conservación de los frutos los suelos 80 a 150 g

Las hojas se manchan de


amarillo o rojo vivo entre los
Crecimiento de los meristemos. nervios. Las hojas jóvenes se
Metabolismo de los glúcidos. quedan pequeñas y
Síntesis de los ácidos abotagadas.
Boro nucleicos. La coloración puede ser parcial
B Germinación del polen o total 80 a 150 g

Forma parte de la composición


de la clorofila.
Cataliza la formación de las
Cobre hormonas de crecimiento
Cu (auxinas) 60 a 120 g

127
4.3. FERTILIZACIÓN ORGÁNICA: PREPLANTACIÓN Y PRODUCCIÓN

La materia orgánica en el suelo se encuentra en continua evolución. La materia orgánica de


origen animal, sometida en el suelo a la degradación por los microorganismos, deja elementos minerales
simples en la solución, o fijados al complejo arcillo-húmico La materia orgánica de origen vegetal, bajo la
acción de los microorganismos produce gas carbónico y elementos minerales en el proceso de
mineralización, que podrán ser utilizados por las plantas; y por otra parte, en el proceso de humificación,
produce complejos húmicos que quedan relativamente estables. Las sustancias húmicas provienen de la
reorganización de elementos de las dos composiciones, procedentes principalmente de la lignina y de la
celulosa.
Conviene recordar que en los suelos poco ácidos, el humus se combina con la arcilla para
formar el complejo arcillo-húmico, base de la fertilidad; en los arenosos, la materia orgánica mejora
estructura, retención de agua, actividad biológica y capacidad de cambio; en los suelos limosos mejoran
la estructura, y en los arcillosos pesados mejoran las propiedades mecánicas.
La fertilización orgánica tiene como principales finalidades mejorar las condiciones físicas y
biológicas del suelo, sin que ello no signifique una fuente importante de elementos nutritivos para la viña,
ya que, por ejemplo, 10 Tm de estiércol por Ha pueden aportar 40 Kg de Nitrógeno, 25 Kg de P 2O3 y 50
Kg de K2O.
El abonado orgánico contribuye a mantener los niveles de humus del suelo en niveles
convenientes (2% puede considerarse un nivel correcto, sin embargo, gran parte de los viñedos no
alcanzan el 1%). La materia orgánica contribuye a mejorar la capacidad de cambio, la estabilidad
estructural, permeabilidad en suelos arcillosos, retención de agua en ligeros, actividad biológica, etc.
Otro aspecto importante a considerar es que, anualmente, las pérdidas de humus representan
del orden del 1 al 2%, según el suelo.
Desde el punto de vista vitícola, en la medida de lo posible, se debería tender a tratar de elevar
los niveles de Materia Orgánica del suelo y, en cualquier caso, evitar su disminución mediante los
aportes de plantación y mantenimiento.
En la tabla 12 se recogen las composiciones y características en diferentes materiales
orgánicos, además de su composición resulta interesante conocer la relación C/N, que nos informa
sobre el grado de evolución (>14 rápida, 14-19 media, 19-50 lenta, >50 muy lenta).

Plantación
Es la única oportunidad de afectar a toda la superficie y perfil del suelo en gran medida. Resulta
conveniente hacer la aportación antes de las labores profundas y, en cualquier caso, sería deseable
aportar de 40 a 60 Tm/Ha de estiércol u otros fertilizantes orgánicos en cantidades equivalentes, incluso
cantidades superiores (80-120 t/ha), teniendo en cuenta las características del suelo, disponibilidad,
coste, etc.

Mantenimiento
Sería deseable realizar aportes de 15 a 30 Tm cada 3 años, anualmente en cantidad
128
proporcional alternando calles. El aporte puede hacerse superficialmente y aprovechar una labor de
invierno para incorporarlo, o ejecutar el aporte de forma localizada hacia el centro de las calles. En
algunos casos, lo que se recomienda es realizar el aporte cada año a 1/3 de la superficie, o cada dos
años a la mitad de la superficie.

129
Tabla 12. Composición de algunas enmiendas orgánicas naturales (Kg/t) (Sol-Conseil, 1985)

Nitrógeno Fósforo Potasio Materia


total (P2O5) K2O Orgánica (MO)

Estiércol bovino fresco 4,0 2,5 5,0 140

Estiércol bovino maduro 5,0 3,0 6,0 170

Estiércol bovino maduro de estabulación


libre 6,5 2,8 9,5 210

Estiércol de caballo 5,8 3,5 5,8 240

Estiércol de oveja 8,5 2,3 6,7 320

Estiércol de cerdo 4,5 1,9 6,0 180

Gallinaza fresca de pollos estabulados 14,0 11,0 6,0 170

Gallinaza fresca de pollo de corral 26,0 28,0 16,0 600

Estiércol de champiñonería 4,0 4,0 200

Orujo de uva 6,0 5,0 7,0 30

Paja 6,0 2,0 11,0 800

Cortezas 2,0 1,0 2,0 900

Compost de basura (pedir un análisis) 5,0 3,0 4,0 175

Lodos de depuradora (95% de agua) 1,7 2,1 0,16 20

Madera de poda 3,0 1,5 1,3 600

130
4.4.- FERTILIZACIÓN MINERAL DE PRE-PLANTACIÓN

La fertilización mineral de fondo se plantea en términos clásicos con los objetivos de favorecer el
establecimiento rápido y correcto de las cepas, y mejorar la fertilidad del suelo.
Se contempla aplicar al suelo aquellos elementos más estables y/o de escasa movilidad que el
viñedo es exigente en ellos, y se pretende que estén a disposición de las raíces a medida que colonizan
el suelo. Se considera que la ocasión antes de la plantación permite de forma fácil y a todo el suelo
incorporar en profundidad los fertilizantes minerales.
Los elementos minerales que son considerados en la fertilización mineral de fondo son el fósforo
y el potasio; el magnesio resulta menos frecuente y el boro raramente. El planteamiento de la
fertilización de fondo en cualquiera de sus elementos debe apoyarse siempre en el análisis del suelo y
en su correcta interpretación.
Existen diferentes tendencias en el planteamiento de la fertilización de preplantación, desde los
que recomiendan aportaciones masivas en fósforo y potasio y, ocasionalmente, en magnesio, a pesar de
cuestionarse la baja eficiencia, a otros que se inclinan por aportes moderados y algunos que son
partidarios de no practicar la fertilización de preplantación, e iniciar desde el comienzo un programa
único de fertilización acorde con las características del viñedo y las necesidades de las plantas.
En la tabla 13, de abonado de preplantación propuesta por suizos en 1983, se aconsejan
cantidades variables, y en el año 1993 proponen como cantidades indicativas: 200-300 Kg/ha P 2O5, 400-
800 Kg/ha K2O, 60-100 Kg/ha MgO, nada de nitrógeno y, en caso de carencia, de 2 a 3 Kg/ha de boro.
Los expertos del ITV, en Francia (1995) consideran que, generalmente, la constitución de un
stock de 200 Kg/ha de ácido fosfórico y de potasa, está considerado como suficiente, pero que,
evidentemente, deben ser corregidas estas cantidades en función de las características y composición
del suelo.

Tabla 13.- Abonado de pre-plantación (en unidades/ha) (C.Romande des fumures 1983)

Tipo de suelo Muy pobre Pobre Satisfactorio Rico Muy rico

P2O5 <10% Ca O3 400 250 100 0 0


>10% Ca O3 600 400 200 0 0
K2O Suelo ligero 600 400 200 0 0
Suelo medio 900 600 300 0 0
Suelo pesado 1200 800 400 0 0
Mg Suelo ligero 80 60 40 0 0

Suelo medio 100 80 60 0 0

Suelo pesado 120 100 80 0 0

131
En los suelos ácidos, pobres en fósforo, hay que informarse antes de proceder a correcciones de
abonado importantes.

FERTILIZACIÓN MINERAL DE MANTENIMIENTO


Considerar dos alternativas: una basada en la realización de un balance entre exportaciones
(exportación del viñedo más pérdidas) frente a aportes; más sencillo, y probablemente igual o más
eficaz, es utilizar un método ponderativo basado en unas cantidades de referencia y luego, para los
distintos elementos (N, P, K, Mg), corregir o ponderar en función de distintos factores.
La finalidad de la fertilización mineral de mantenimiento es poner a disposición de la planta los
elementos minerales que precise y, al menos, compensar las pérdidas del suelo.
Los aportes dependerán de:
a. Naturaleza y composición del suelo
b. Régimen climático: Pluviometría, etc.
c. Edad del viñedo
d. Desarrollo vegetativo
e. Producción, y su destino
f. Calidad de la cosecha
g. Sistema de conducción, poda y técnicas culturales (riego, mantenimiento del suelo)
h. Condicionantes económicos

Deberán apoyarse en:


i. Necesidades de la viña
j. Pérdidas por lixiviación o insolubilización
k. Tasas de utilización de fertilizantes
l. Disponibilidad de suelo

Si se opta por realizar la determinación de necesidades considerando un balance entre


exportaciones y aportaciones, se pueden observar, para diferentes rendimientos, en la Tabla 15 y las
anteriores (1y 2), así como las pérdidas en la Tabla 5.
A la hora de la realización de la fertilización, así como para la elección de los fertilizantes es
interesante conocer las relaciones o equilibrios entre los mismos, en particular cuando se emplean
formulaciones complejas, en la Tabla 16 se recogen diferentes equilibrios encontrados para distintos
rendimientos. Puede observarse, al igual que en la Tabla 14, que equilibrios alrededor del 2-1-3 (N-P 2O5-
K2O) son los más frecuentes, pero podrían interesar también 1,5-1-2 o 1-1-3, cuando se quiera reducir el
nitrógeno y sus efectos.
Para la planificación de la fertilización mineral, tenemos en cuenta los siguientes
criterios:

132
CRITERIOS PARA EL CÁLCULO DEL
ABONADO MINERAL

ANÁLISIS DE LA PLANTA (Foliar o COMPORTAMIENTO DE


ANÁLISIS DEL SUELO Peciolar) LA PLANTA

N (Inutilizable) N (Útil) N (Necesario)

P (Útil) P (Útil) P (Inutilizable)

K (Necesario) K (Necesario) K (Necesario

Mg (Útil) Mg (Necesario) Mg (Necesario

CANTIDADES DE FERTILIZANTES A APLICAR

Para la determinación de las cantidades de fertilizante a aplicar proponemos seguir las


directrices de abonado (Tabla 14) propuestas en Suiza, que contemplan unas cantidades de partida o de
base que deben ser corregidas o ponderadas, en el caso de P, K y Mg, en función de la fertilidad del
suelo, considerando de forma prioritaria la del subsuelo de más de 20-30 cm de profundidad; y el
volumen de tierra útil y contenido en materia orgánica. En el caso del nitrógeno, los factores de
corrección son diferentes.

Tabla 14.- Normas de abonado anuales

Elementos U/ha
N 50
P2O5 20
K2O 75

Mg 25

133
Factores de corrección para el abonado nitrogenado

Factores Corrección en % de la norma

Vigor de las cepas e intensidad de


la coloración de la hoja Fuerte -50 débil +30

Tendencia a la putrefacción Fuerte -20 -

Contenido en materia orgánica Rico -20 pobre +20

Trabajos del suelo en verano Sí -10

Suelo con cubierta vegetal - - Sí 0 a 40

Naturaleza del suelo - - ligero +10

Volumen ocupado por las piedras débil (<10%) -10 fuerte (>30%) +10

profundo (>80cm) poco profundo (<40


Profundidad de enraizamiento -15 cm) +15

134
Factores de corrección para P2O5, K2O, Mg

A: Según el estado de fertilidad

Estado de fertilidad Corrección en % de la norma

Muy pobre + 100


Pobre + 50
Satisfactorio 0
Rico* - 100
Muy rico* - 100

B: Según el volumen de tierra útil y el contenido en material orgánica

Corrección en % de la norma

Volumen ocupado por las Débil (<10% - 20) Elevado (>30% + 20)
piedras

Profundidad de enraizamiento Profundo >80 cm - 20 Poco profundo <40 cm +20

Contenido en materia orgánica Rico - 10 Pobre + 10


* Sin corrección negativa para Mg si el suelo es rico o muy rico en potasio
Sumar los % de corrección de los factores contemplados (A y B) y corregir la norma de abonado anual
Ejemplo: Suelo rico - 100
Poco profundo + 20
Proporción de piedras elevada + 20

Materia orgánica satisfactoria -


Suma de% de corrección= -60% = 40% de la norma
Norma K2O= 75 U/ha
Norma corregida= (75 x 40)/100 = 30 U/ha

Tabla 15. Dosis media de macroelementos extraídos de la carta nutricional de 260 viñedos
(Fregoni, 1980)

Producción N P2 O5 K2 O CaO MgO N+P2O5+K2O N+P2O5+K2O+CaO+MgO


Uva Q/ha Kg/ha Kg/ha Kg/ha Kg/ha Kg/ha Kg/ha Kg/ha

50 65 41 96 300 28 202 530


100 76 44 112 358 31 232 621
150 87 46 128 417 34 261 712
200 98 49 144 476 37 291 804
250 109 51 160 534 40 320 894
300 120 54 176 593 43 350 986
350 131 56 192 651 46 379 1076
400 142 59 208 710 49 409 1168

135
Tabla 16. Relación entre los macroelementos extraídos por el viñedo en función del rendimiento
en uva (Fregoni,1980)

Producción Uva N P2O5 K2O MgO


Q/ha
50 1,6 1 2,4 0,69
100 1,7 1 2,6 0,71
150 1,9 1 2,8 0,74
200 2,0 1 2,9 0,76
250 2,1 1 3,1 0,79
300 2,2 1 3,3 0,80
350 2,3 1 3,4 0,83
400 2,4 1 3,5 0,83

En el caso del boro, en un suelo pobre en boro, aplicar un abonado de corrección los dos
primeros años de dos unidades por ha y de 1 unidad los siguientes.
El azufre es uno de los seis elementos mayores, los aportes indirectos que reciben los suelos
vitícolas, productos fitosanitarios, abonos orgánicos y minerales como los superfosfatos, etc., son
suficientes para asegurar un nivel adecuado, si bien es importante recordar el papel acidificante de este
elemento, que puede resultar favorable en determinadas situaciones
Los restantes elementos deber ser contemplados cuando se tengan indicios fundados de que
son necesarios, y se puede seguir un plan de corrección.

Forma de aplicación
Aunque sobre este punto existen discrepancias, puede resumirse:

136
S Otoño-final de invierno, abonado de base masivo N, P, K.
S Justo después de floración, primera cobertera de N (forma nítrica o mixta como mucho)
S Cuatro o cinco semanas después de floración, segunda cobertera de N, siempre en forma nítrica.
S Aportes en fertirrigación o foliares deben tener consideración especial. En fertirrigación
considerar el programa de riegos y no retrasar en exceso la aplicación de los fertilizantes,
adecuarla a las necesidades de cultivo. No retrasar el N y no interferir, en particular durante la
maduración. Los foliares concentrados durante la primavera, períodos de crecimiento vigoroso.

Los elementos fertilizantes los aplicaremos, si lo hacemos al suelo:

Nitrógeno
2/3 en primavera, y 1/3 después de floración, o bien,
1/ 2 en primavera y 1/4 en cada una de las coberteras
(En caso de aplicación de complejos, parte del total del N se distribuirá en Otoño-Invierno)

Anhídrido fosfórico
Siempre en otoño - invierno

Óxido de Potasio
En los terrenos arcillosos y limosos, debe distribuirse todo en Otoño-invierno, mientras que en
pedregosos y arenosos, conviene fraccionar 70-75% en Invierno-primavera y el 25-30% restante
después de floración.

Óxido de Magnesio
Igual que el Potasio

Óxido de Calcio
La mayor parte de los viñedos españoles no precisan aportes de Ca y, en caso necesario, se
realizará antes de la plantación.

Tendencia a hacer los aportes de invierno, de cara a la primavera, más que en otoño después
de podar.

Edad de la viña
Las necesidades de un viñedo joven son muy inferiores a las de una plantación adulta, por lo
que resulta aconsejable aumentar paulatinamente las dosis hasta el cuarto año:
- 1er año (año de plantación), ningún aporte mineral anual
- 2º año: 1/3 del abono mineral anual

137
- 3er año: 2/3 del abono mineral anual
- 4º año: abono mineral normal
Los aportes de nitrógeno deberán adaptarse al desarrollo del cultivo.
En muchos casos, no se recomienda aplicar la fertilización de entretenimiento hasta el tercer
año, y hacerla en las cantidades normales.

Formas de aplicación al suelo:


Nitrógeno En otoño-invierno, en forma amoniacal o mixta (Nítrico-amoniacal). En
primavera en forma nítrica o mixta y, después, siempre en forma nítrica, que es
rápidamente absorbida.
En los suelos pesados y fríos está justificado el uso de formas amoniacales, mientras
que en los arenosos son preferibles las formas nítricas.
Fósforo Los fosfatos conviene aplicarlos en forma de superfosfato, eligiendo el tipo
según criterios económicos entre mineral triple. El empleo de escorias se reserva para
suelos ácidos.
En los suelos alcalinos debe tenderse al empleo de formas más solubles que en los
ácidos y en los suelos pobres el P2O5, igualmente debe tenderse también a formas más
solubles en agua más rápidamente disponibles para las plantas.
Potasio Económicamente, resulta más rentable el empleo de Cloruros (riqueza aproximada del
60%), si bien deben evitarse en suelos salinos o en caso de grandes dosis, con el fin de
evitar posibles toxicidades, pudiendo emplear: Sulfato potásico (50% en K 2O) o Nitrato
potásico (46% en K2O y 13% en N).
Magnesio y restantes elementos Seguir las recomendaciones
expuestas en la corrección de carencias
Complejos En el caso de empleo de abonos complejos, deben usarse en otoño-invierno,
completando con abonos simples las unidades que se precisen en el caso de que la
fórmula no se ajuste a las necesidades, conforme a los criterios anteriormente
expuestos.

Forma de suministro
El abonado de fondo al suelo (P, K, Mg), debido a la poca movilidad de estos elementos,
interesa situarlo de 15-70 cm de profundidad, por lo que convendrá aplicarlo en superficie, previo a
labores profundas de desfonde en la preparación del terreno, o bien localizado mediante abonadoras
localizadoras.
En el abonado de mantenimiento en P, K y Mg y formas complejas, las aplicaciones localizadas
a la zona radicular activa en el suelo resultan más aconsejables.
Las distribuciones de Nitrógeno en la superficie del suelo resultan suficientes para asegurar una
buena nutrición.
La utilización de formas solubles para el abonado de mantenimiento mediante fertirrigación
resulta, en general, satisfactoria.
138
Las aplicaciones foliares son de rápida respuesta, y se recomiendan en caso de manifestación
de carencias, aspecto depresivo de la vegetación, etc.; en todo caso, deben considerarse de carácter
complementario.

4.5. DIAGNÓSTICO FOLIAR

Es un método cualitativo, no cuantitativo, de enorme utilidad, que se basa en los contenidos


minerales, en general, en peciolos o limbos de las hojas, o ambos. Hay que tener en cuenta que varían a
lo largo del ciclo, en función de la edad de la hoja y su posición en la planta y que, por supuesto, las
variedades, patrones y otros factores influyen en los contenidos observados.
Por ello, la hoja y fecha de la determinación es esencial para interpretar los contenidos
observados. Fechas y órganos distintos en diferente posición en la planta, no pueden ser comparados
en sus contenidos de cara a la interpretación del estado nutricional.

139
Toma y manipulación de muestras de tejidos de vid

S Unidades de muestras (P y L)
Peciolos (P) o láminas (Limbos, L) de hojas basales opuestas a los racimos

S Período de muestreo
F: Próximo a final de floración (70% caída de capuchones) como sea posible
V: En envero, cuando las bayas comienzan a cambiar de color.

S Tamaño de la muestra
Tomar 100 peciolos o láminas a lo largo de una transversal sistemática para cada variedad o
parcela. Por ejemplo, recorrer la parcela de arriba-abajo tomando hojas de cepas saltando dos
filas.
En las zonas con suelos atípicos, problemas de drenaje, enfermedades, etc., excluir o tomar
muestras separadas.

S Manipulación
Peciolos o láminas en bolsas de papel y poner en nevera, hasta que se envíen a laboratorio.
Tomar las hojas a primeras hojas (antes de estrés, y comienzo de la semana (el laboratorio no
procesa en fin de semana). Las hojas no se deben recolectar inmediatamente después de riegos
por aspersión.

Para la interpretación del análisis foliar, en la Tabla 21 se muestran los rangos de


concentraciones para los distintos elementos.

140
Tabla 21. Guía de concentración de nutrientes en muestra de tejidos y de hojas

Rango de concentración

Nutriente
(Unidades
referidas a Tóxico o
peso seco) Tejido Deficiente Marginal Crítico Adecuado Alto excesivo Comentarios

NO3-N P/F < 340 340 - 500 500 -1200 >1200 En California rango de posible
(mg/kg) toxicidad (>2000 mg/kg NO3-
N) no confirmado en campo.
Los datos deben interpretarse
NO3 (%) P/F > 0.15 0.15 - 0.22 0.22 -0.53 <0.53 cuidadosamente. En muchos
N (%) L/F 3.9 - 5.0 casos, el vigor debe dar un
L/V 2.2 - 4.0 índice de información
2.9 apropiado del estatus de
1.6 nitrógeno

P (%) P/F < 0.15 0.15 - 0.20 Aprox. 0.2 - 0.46 >0.46
0.2-0.3
L/F 0.18 0.25 - 0.4
L/V 0.12 0.15 - 0.3

K (%) P/F < 1.0 1.0 - 1.5 > 1.5


L/F 0.8 1.0 - 1.8
P/V < 0.6 1.0 1.2 - 3.0
L/V 0.6 0.8 - 1.6

Ca (%) P/F 1.2 - 2.5


L/V 1.8 - 3.2

Mg (%) P/F < 0.2 0.2 - 0.3 > 0.3


L/F 0.3 - 0.6
L/V 0.2 0.3 - 0.6

Na (%) P/F > 0.5


P/V 0.5 0.1 - 0.4 0.5 - 0.6 > 0.6
L/V 0.2 < 0.1 > 0.5

Cl (%) P/F > 1.0


o 1.5
P/V 1.8 < 1.5 1.8 - 2.0 > 2.0
L/V 1.7 <1.3

Cu (mg/kg) P/F <3 3-6 >6 Posible contaminación foliar


L/F 5 10 - 300 por pulverización
L/V 5 10 - 300

Zn (mg/kg) P/F < 15 15 - 26 > 26 Posible contaminación foliar


L/F 30 35 - 60 por pulverización
L/V < 19 25 30 - 60

Mn (mg/kg) P/F < 20 20 - 25 > 25 Posible contaminación foliar


L/V 20 25 - 200 por pulverización

B (mg/kg) P/F < 25 26 - 30 30 - 100 Si se obtiene un valor en el


L/V 35 - 100 rango de toxicidad siguiendo
la tabla con limbos, valores
superiores a 300 confirman la
25 toxicidad

Datos obtenidos de diversos autores:


Cook (1966), Christensen et al. (1978), Robinson & McCarthy (1985), Cook & Kishaba (1956), Robinson et al. (1978), Cripps &
Goldspink (comunicación personal), Goldspink (1987), Peverill (comunicación personal), Brown (1987), Weir (1987).

139
4.6. CORRECCIÓN DE CARENCIAS
Se consideran aquí algunas alternativas para corregir carencias. Se prescinde en general de las
acciones contempladas, o que se puedan o deban contemplar en la planificación de la fertilización
habitual. Se presentan algunas estrategias, pero debe tenerse presente que existen multitud de
productos y técnicas.

Nitrógeno Vía foliar: Urea 250-500 gr/Hl no exagerando en las dosis y el número de
tratamientos, y no tratando a partir de finales de julio.
Nitrato cálcico al 0,5% y Nitrato potásico al 0,3-0,5%.
Nitrógeno en forma activa.

Fósforo Difícil de encontrar esta carencia

Potasio Al suelo: la gravedad de la carencia puede corregirse con 500 a 1000 Kg de K 2O (para
2-3 años). En caso de estas aportaciones masivas, es conveniente controlar la absorción
de Magnesio mediante diagnóstico foliar, debido al carácter antagonista de estos
elementos. Sulfato potásico (50%).
Vía foliar: Cinco o seis tratamientos de Nitrato potásico al 0,8 - 1%, o bien sulfato
potásico 1-2 Kg/Hl.

Magnesio Vía foliar: (3-6 tratamientos)


. Sulfato de magnesio (16% MgO) (6,4 Kg de MgO/Ha)
. Cloruro de magnesio (12-17% MgO) (1 Kg de Mgo/Ha)
Debe vigilarse la relación con el potasio, por el posible desecamiento del raquis:
. K/Mg 3 bajo
. K/Mg 3-8 normal
. K/Mg 8 alto
. K/Mg 10 puede resultar peligroso.

Hierro Al suelo: Quelatos de hierro (6%), 35 Kg/Ha


A la madera: 30 % de sulfato ferroso con 5% de ácido cítrico distribuido en superficie,
mojando bien.
Inyección al tronco:
. Sulfato ferroso al 5-10% + ácido cítrico
. Citrato de hierro amónico en cápsula
Vía foliar: En primavera, 3-5 tratamientos cada 2-10 días:
. 7 Kg sulfato hierro (20%)/ha, añadir 50 g/Hl de ácido cítrico
. Quelato de hierro (65 g/l) 1 l/ha
. Quelato de hierro (40 g/l) 2,5 l/ha
. Quelato de hierro (19 g/l) 5 l/ha
140
Boro Al suelo: 11-18% Boro. Aplicar equivalente a 1 Kg de boro/Ha
Vía foliar: Borax (17,4%), aplicar 2,5 l/Ha.

Manganeso Tratamientos foliares con sulfato de manganeso (16%), aplicar 5 Kg/Ha. Maneb,
Mancoceb y otros productos fitosanitarios pueden suministrarse hasta un 5%.

Zinc Vía foliar: Tres semanas antes de floración: SO4Zn al 0,5-0,75% si se neutraliza con cal,
si no, 0,2%. Zineb contiene Zinc. Pueden aportarse quelatos.

141
5.- EL RIEGO EN EL VIÑEDO

142
5.1.- INTRODUCCIÓN

Según fuentes del Anuario de Estadística Agraria de 1997 España cuenta con una superficie de
viñedo de unas 1.235.000 ha, (en el último avance de superficies del Ministerio de Agricultura se habla
de 1.170.000 ha) con unas 1.190.000 ha de uva de vinificación y de las que de las que 611.000 ha
corresponden a V.C.P.R.D. Del total de la superficie de viñedo unas 55.000 ha se cultivan en regadío de
las que 32,5 ha corresponden a viñedo de vinificación.
Debe considerarse que, en los últimos años, se ha incrementado de forma notable la superficie
de viñedo de regadío de vinificación.
Con la derogación del artículo 42 del Estatuto de la Viña, del Vino y de los Alcoholes (Ley 25/70)
por la Ley 8/96, se anula la prohibición del riego en la vid, pero sin embargo, sigue rigiendo el
Reglamento CEE 823/87 en el que se expresa que para los vinos de VCPRD, es preciso contar con la
autorización y normas de las autoridades competentes (Consejo Regulador, Comunidad Autónoma, etc.)
La mayor parte de la superficie de nuestro viñedo se cultiva en zonas semiáridas con
precipitaciones anuales inferiores a 500 mm y con un reparto irregular, concentrándose las lluvias en el
periodo otoño- invierno y determinando una estación con un fuerte déficit hídrico durante la primavera -
verano coincidente con el periodo activo de la vid. En estas condiciones el viñedo, regulado en parte por
los viticultores, se adapta reduciendo el crecimiento, moderando su rendimiento en uva y produciendo
mostos calidades variables, en unos casos calidades altas y en otros cuestionables o malas.
Esta situación limita en gran medida el abanico de posibilidades técnicas aplicables en
viticultura, que van desde el material vegetal (patrones y variedades), hasta el diseño de plantaciones,
sistemas de conducción del viñedo y técnicas de manejo del cultivo; todo ello, en muchos de nuestros
viñedos comprometiendo el rendimiento económico de los mismos.
El agua es un recurso escaso en muchas zonas vitícolas, gran parte de ellas depende
únicamente de las aportaciones de las lluvias, las menos, cuenta con ciertas posibilidades de regar parte
de su superficie, y en cualquier caso es un recurso limitado, que hay que utilizar de manera razonable,
eficaz y con la visión de que es un bien es escaso y social.
El conocimiento de las relaciones hídricas de la vid y de las necesidades de agua del viñedo no
sólo es necesario para paliar el déficit hídrico a través de una correcta programación del riego, sino
también para un adecuado manejo del viñedo cultivado en secano, de manera que en ambos casos
puedan aprovecharse satisfactoriamente los recursos hídricos se optimicen los rendimientos y la calidad
de la uva.
Una reflexión importante cuando se habla de un factor tan condicionante como es la
disponibilidad de agua, es acotar el concepto de calidad de la uva, del mosto, del vino. La cual no debe
de ser únicamente patrimonio de los vinos de alto precio y de producciones minoritarias sin que debe de
afectar también al sector mayoritario que debe de ser capaz de producir rendimientos altos y con
calidades adecuadas a precios asequibles al gran consumidor, es en este segmento donde el riego
puede jugar un papel fundamental para asegurar rendimientos económicos aceptables, sin olvidar que
puede ser también mejorante en la producción de vinos de alta gama. Cantidad y calidad no tienen
obligatoriamente que ir disociadas.
143
El agua es de capital importancia en la vid puesto que es un componente esencial, por ser un
medio de disolución y por su participación en las reacciones bioquímicas, por mantener el estado hídrico
necesario para el crecimiento, por que permite el movimiento de las sustancias a través de la planta y
especialmente por su papel fisiológico ligado a la transpiración que además de jugar un papel primordial
en el estado térmico de la planta mediante el intercambio de energía y facilitar ciertos movimientos de
sustancia, es una función obligadamente ligada a la fotosíntesis, función básica de la que depende toda
la productividad del viñedo y por lo tanto el desarrollo vegetativo, el rendimiento en uva y la composición
del mosto.
A medida que la disponibilidad de agua en el suelo se reduce como consecuencia del consumo,
las vides reducen la actividad fisiológica de su superficie foliar y por tanto su productividad. La
productividad depende de la fotosíntesis, que precisa tomar CO 2 a través de los estomas, y ello lleva
consigo la pérdida de vapor de agua por transpiración debido al déficit de presión de vapor que existe
entre la atmósfera y los espacios intercelulares del mesófilo de las hojas que se encuentran saturados
en vapor de agua y que se comunican por medio de la apertura de los estomas.
Como explican Begg y Turner (1976), las pérdidas de agua por transpiración deben ser
compensadas por la absorción de agua del suelo por las raíces, para ello deberán vencer la resistencia
que fundamentalmente el potencial matricial del suelo ejerce y además hasta que el agua se intercambie
por los estomas deberán superase las resistencias hidráulicas que se oponen, en un gradiente
decreciente de potencial hídrico desde el suelo, a través de la planta, hacia la atmósfera. La
transpiración proporciona la mayor contribución a las fuerzas necesarias para la absorción del agua
siendo poco significativo el papel de la presión de raíz resultante de la absorción activa. El desequilibrio
entre la absorción de agua está limitado por el almacenamiento de agua en la planta , que en el caso de
las leñosas puede ser hasta del 100%. El agua almacenada por las cepas de un viñedo puede equivaler
a 6 mm, cifra superiora las tasas mayores de transpiración citadas (5.9 mm).
La adaptación fisiológica de la vid en función de la disponibilidad de agua, la podemos resumir
siguiendo a Bartolomé (1993) y Bartolomé y otros (1996): tal y como muestra la figura nº 1, en la primera
parte de la estación (3 de julio de 1992, día 78 después del desborre), las hojas de las vides regadas y
no regadas presentan cierta similitud en las tendencias de la evolución diurna de los valores del
potencial hídrico foliar (LWP), de la conductancia estomática (gs), si bien estos resultan superiores en
las vides regadas, éstas presentan el mismo potencial antes del amanecer (PD), pero la disponibilidad
de agua permite mantener tasas de transpiración mayores reduciendo la caída del potencial hídrico y
manteniendo conductancias estomáticas más altas que las de las vides en secano, en este periodo, las
tasas de fotosíntesis fueron parecidas. Al avanzar la estación (16 de septiembre de 1992, 153 días
después del desborre) y manifestarse el déficit hídrico en secano, las vides en regadío presentan
potenciales hídricos más elevados desde el amanecer pues el bajo contenido de agua en el suelo no
permite la rehidratación nocturna hasta el mismo nivel, al avanzar el día la mayor disponibilidad de agua
permite una transpiración mayor de las hojas, que presentan potenciales hídricos superiores, lo que les
permite mantener a su vez conductancias mas altas, dando lugar finalmente a una mayor actividad
fotosintética durante gran parte del día. En este segundo periodo los valores alcanzados son menores
para todos los parámetros fisiológicos, pues la senescencia por la mayor edad de las hojas reduce la
144
actividad fisiológica.
El potencial hídrico foliar, es uno de los indicadores del estado hídrico más empleados,
proporciona una base del estado de humedad de la vid, del estado hídrico bajo diversas condiciones
ambientales. Antes del amanecer tiende a equilibrarse con el potencial hídrico del suelo (por lo que su
medida antes del amanecer no solo proporciona una referencia del estado e la planta, sino también del
estado y contenido de agua del suelo) y alcanza el máximo valor diario (menos negativo) con la apertura
estomática después del amanecer estimulada por la luz. El potencial hídrico decrece debido a las
pérdidas de agua por transpiración y tiende a alcanzar el mínimo valor al mediodía, aumentando
gradualmente por la tarde, siendo el potencial hídrico foliar al anochecer más negativo que al amanecer,
aproximándose durante la noche al valor máximo antes de la salida del sol. Al avanzar la estación el
potencial hídrico tiende a decrecer de manera más o menos pronunciada en función de la disponibilidad
de agua y la senescencia de las hojas. En el viñedo se registran valores diarios y estacionales muy
variables, alcanzándose en condiciones de fuerte estrés hídrico valores menores a –1.5 MPa antes de
amanecer e inferiores a –2.4 MPa durante el día, los cambios absolutos durante el día pueden ser
superiores a 1.2 MPa. La variabilidad y la dificultad de interpretación recomiendan un uso prudente de
este parámetro para el control del riego.

5.2.- CONSUMO DE AGUA DEL VIÑEDO


El consumo de agua del viñedo en un periodo de tiempo determinado se debe básicamente a las
perdidas por evapotranspiración (ET) producidas por la transpiración de superficie foliar del viñedo y por
la evaporación de agua del suelo, ésta puede ser alta cuando el suelo esta húmedo, pero cuando se
seca la evaporación decrece rápidamente y llega a ser despreciable.

En principio la productividad global del viñedo (Materia seca total producida) depende del
consumo de agua del viñedo:
AGUA  TRANSPIRACIÓN  FOTOSÍNTESIS  MATERIA SECA
La eficiencia de la vid en el uso del agua (WUE, gramos de materia seca por kilogramo de agua
transpirada) se incrementa con el aumento del vigor, variando según Smart y Coombe (1983) de 1.4 a 5
g . kg-1 . La vid precisa de 300 a 800 litros de agua para la formación de 1 Kg. de materia seca, es decir
una media de unos 500 l. de agua para la producción de 1 Kg. de materia seca; si tenemos en cuenta
que un viñedo alcanza una producción total de materia fresca de 13.000 a 45.000 Kg/ha, lo que
representa de 3.000 a 9.000 Kg./ha. de materia seca total (hojas 15-20 %, sarmientos 15-20%,
crecimiento de raíces y tronco 5-10 % y racimos 35-50%), todo ello vendrá a suponer un consumo de
1750 a 4.500 m3 por ha. y año. Para una situación media se obtienen unos consumos netos de 2.500 a
3.000 m3/ha., o sea, 250-300 mm, y si a ello agregamos el resto de las pérdidas de agua, podemos intuir
la precipitación o aportes precisos durante el periodo vegetativo para un viñedo en condiciones medias
serán fácilmente superiores a los 300- 350 mm. La bibliografía recoge utilizaciones de agua por el viñedo
que van desde menos de 200 mm a más de 800 mm, llegando en casos extremos a citarse valores
anuales de evapotranspiración anual del viñedo de 1100 mm.
El consumo hídrico de la vid a lo largo del año no es uniforme, ya que depende de las
145
condiciones climáticas que evolucionan con las fases del ciclo vegetativo en las que se modifica la
superficie foliar transpirante, el sistema radicular, el consumo de los racimos, etc. y por tanto las
exigencias. El consumo estacional se estima que es del siguiente orden: 2 % Periodo invernal, 10 %
Brotación a Cuajado, 43 % Cuajado a Envero y 45% de Envero a Caída de la hoja. Esta distribución
puede variar significativamente en función de las condiciones del viñedo, si observamos conjuntamente
los gráficos recogidos en la figura nº 2, en condiciones de secano (330 mm de precipitación anual en
1995) hasta la floración el área foliar es reducida y la demanda de agua es satisfecha por la precipitación
primaveral y por la moderada disminución del contenido de agua del suelo, aproximadamente 30 días
después de floración el área foliar esta formada disminuyendo el contenido de agua durante este
periodo, a partir de este momento hasta el envero prosigue incluso de forma más pronunciada la caída
del contenido en agua del suelo debido a la fuerte demanda y escasez de lluvias, a partir del envero la
variación del contenido de agua en el suelo es escasa, el área foliar varia relativamente poco, se
observa que el consumo de agua hasta después de la vendimia es pequeño pues las precipitaciones son
escasas y el agua del suelo en esos bajos contenidos de humedad está fuertemente retenida,
alcanzándose en algunos horizontes del suelo valores próximos al punto de marchitez permanente, a
partir de la vendimia la menor demanda y las precipitaciones permiten que el perfil del suelo vaya
rellenándose de agua.
La sensibilidad del crecimiento y del rendimiento a las aportaciones de agua dependen de
numerosos factores y varia con la localización. Por ejemplo los incrementos de rendimiento encontrados
por cada 10 mm de agua de riego han resultado de 0.16 t/ha en Sultanina en California ( Williams y
Grimes, 1986), de 0.37 t/ha en Shiraz en Australia (MçCarthy, 1983) y de 0.33 a 0.7 t/ha en Chenin blanc
en Sudáfrica, en Rioja García-Escudero (1991, 1997) en Tempranillo encuentra respuestas muy
variables asi para el mismo tratamiento de riego el incremento fue de 0.45 (en 1991) a 0.63 (en 1993)
t/ha, por otra parte señala que los incrementos de los rendimientos se reducen a medida que el déficit se
hace menor, llegándose incluso a no producirse como sucede en el periodo 1985 –1987 al pasar de 150
mm (162% de cosecha respecto al secano) a 300 mm de riego durante la estación, no encontrando
incrementos del rendimiento para la misma carga.

5.3.- NECESIDADES DE AGUA


Varían a lo largo del ciclo con la marcha de las condiciones climáticas que determinan la
demanda atmosférica (radiación, temperatura, humedad, viento), con la marcha de la superficie foliar y
con la marcha del agua en el suelo.
Para la estimación de las necesidades de agua del viñedo se pueden utilizar métodos basados
en medidas sobre el viñedo del estado hídrico de las plantas, en medidas del contenido o tensión del
agua en el suelo. Pero en general para la determinación de las necesidades de agua del viñedo, tal y
como recomiendan Doorenbos y Pruitt (1977), se utilizan modelos matemáticos basados en datos
climáticos para determinar la evapotranspiración de un cultivo de referencia (ETo, que corresponde a la
evapotranspiración de una cubierta vegetal de gramíneas de 8-10 cm de altura, que crece sin
limitaciones), como los métodos de Penman (y Penman modificados), cubeta evaporimétrica (Tanque
146
evaporimétrico Clase A), método de la radiación o Blaney-Criddle. De los métodos posibles, el método
de Penman (FAO) cuando se dispone de los datos meteorológicos necesarios (radiación solar,
temperatura, humedad relativa y velocidad del viento), da unos buenos resultados.
La ETo puede ser muy simplemente calculada con la evaporación de la cubeta (Epan) y un
coeficiente de cubeta Kp, la cubeta más utilizada corresponde al tanque evaporimétrico de Clase
A(características y dimensiones definidas) y el coeficiente Kp varía de 0.35 a 0.85 (con valores medios
de 0.6 a 0.8) según la posición del tanque y las condiciones climáticas:
Eto = Kp Epan.
La evapotranspiración del viñedo ETc, se obtendrá para cada periodo considerado, utilizando un
coeficiente de cultivo kc de manera:
ETc = kc Eto
Los valores de kc en cada periodo dependen del estado de crecimiento del viñedo (área foliar,
desarrollo de los racimos, etc.), de la cobertura del suelo, de las condiciones climáticas, de la retención
de agua en el suelo, etc., de manera que deben de integrar las condiciones de cultivo y además tener
en consideración los objetivos de producción de uva deseados tanto cuantitativamente como de manera
muy especial en la vid cualitativamente. El coeficiente de cultivo puede tomarse constante durante el
periodo activo basándose en un aceptable y deseable paralelismo entre la ETo y la ETc , siendo
coeficientes moderados de kc=0.2 a kc=0.45, y altos los superiores, que no superan por lo general
kc=0.8 . Los coeficientes variables permiten que las exigencias respondan a la demanda real de la vid y
particularmente adecuar dichas exigencias a los objetivos de rendimiento, crecimiento vegetativo y
composición de la uva, por lo general kc crece desde el desborre hasta antes del envero y luego decrece
durante la maduración de la uva hasta la caída de la hoja. Doorenbos y Pruitt (1977) proponen valores
de kc desde 0.25 hasta 0.9. En general resumiendo las experiencias de diversos autores que se recogen
en la bibliografía se puede proponer hasta cuajado kc que no superen 0.45, de cuajado a comienzo de
envero hasta 0.6 y después de envero inferiores a 0.3 . Evidentemente estas cantidades deben de ser
aumentadas o disminuidas en función de las condiciones y objetivos.
En el caso de utilización del tanque de Clase algunos autores recomiendan para simplificar
integrar los coeficientes kc y kp en un solo factor de cultivo (F), aplicando dicho factor directamente a la
evaporación del tanque, oscilando las recomendaciones de 0.1 hasta 0.8 según condiciones y periodo
de crecimiento; variaciones según la fase anual de crecimiento en que se encuentre el viñedo de 0.15 a
0.4 parecen recomendables para garantizar rendimiento y calidad.
Las necesidades netas de riego (RN) a aplicar en el periodo de tiempo considerado serán el
balance entre la ET del viñedo de dicho periodo y las precipitaciones efectivas del mismo (PE)
convenientemente corregido por el coeficiente de eficacia (Cr) del método de aplicación de agua que se
emplee:
RN = (ET - PE)/Cr .
La información necesaria para la programación del rigo puede resumirse:

S agua disponible en el suelo (y curvas de retención de agua por el suelo, que varían en función
de la textura y modifican la ET). El agua disponible representa la reserva útil de agua del suelo y

147
se obtiene por diferencia entre la capacidad de campo (CC: capacidad de almacenamiento de
agua en el suelo correspondiente a 0.01 MPa) y el punto de marchitez permanente (PMP:
contenido de agua en el suelo para el que se produce la marchitez irreversible, correspondiente
a 1.5 MPa). Particular importancia tiene la profundidad de enraizamiento y la distribución del
sistema radical.
S considerar la reserva fácilmente utilizable y los déficit máximos aceptables de agua en el suelo.
50% del agua disponible en el suelo en la zona radicular antes del envero y mayores valores
entre envero y madurez (65-70%).
S ET convenientemente calculada para cada periodo mediante métodos apropiados para
determinar ETo y uso de coeficientes adecuados (kc)
S en el caso de que se trate de viñedos que no alcancen su máximo desarrollo como es el caso de
los recién plantados, o durante el periodo de formación conviene reducir los coeficientes de
cultivo empleando algun factor de corrección como el kr propuesto por Orgaz y Fereres(1997)
para el olivo en función de la superficie cubierta por la copa. En el caso del viñedo puede resultar
orientativa la relación entre la carga (pámpanos por metro cuadrado o cepa) existente un año y la
que tendrá el viñedo en pleno desarrollo y a la cual corresponden los k c elegidos.
S cálculo de las precipitaciones efectivas: en ocasiones lluvias de menos de 12 mm pueden no
resultar efectivas o escasamente, en general las precipitaciones aisladas de 7-10 mm no deben
de ser tenidas en cuenta, y para el resto debe de aplicarse alguna corrección sobre la
precipitación registrada (puede ser en su expresión más simple no tener en cuenta los diez
primeros milímetros, y en caso de grandes tormentas llegar a desconsiderar hasta los 30 mm)
S características del método de riego, en particular eficacia, frecuencia, etc

Consideraciones importantes en la programación son entre otras: a) la edad de las cepas: las
jóvenes durante el periodo de establecimiento precisan riegos más frecuentes; b) coordinar el riego con
las operaciones culturales (tratamientos, manejo del suelo, etc. ) adecuadamente; c) economía del riego,
no sólo inversiones de la instalación, o coste de la operación, sino por ejemplo consideraciones tales
como modificación de intervalos, relaciones entre aumento o disminución de dosis y sus repercusiones
en el rendimiento y calidad en términos económicos.
Complementos importantes para un adecuado manejo del agua resultan los controles periódicos
del estado hídrico del suelo y del viñedo. Entre los métodos para medir el estado hídrico del suelo se
cuentan los tensiómetros, bloques de yeso, TDR, etc., y para la medida del estado hídrico de las vides
las cámaras de presión, y los medidores de flujo de savia, porómetros e IRGA proporcionan una valiosa
información sobre las relaciones hídricas. La interpretación de estos datos ,conjuntamente con la
información sobre el viñedo, tipo de suelo, agua utilizable, rendimientos, objetivos cualitativos, etc. y la
programación de los riegos sería deseable que la realizase un consultor experto. Estos aspectos
resultan importantes para alcanzar una altas eficiencias en el uso de agua y para optimizar los
consumos de este escaso recurso. Una estrategia interesante es la propuesta por Hardie y Martin
(1990) para la dosificación del riego en uva de mesa basada en el estado hídrico del suelo para cada
fase de desarrollo:
148
Fase de desarrollo Estado hídrico del suelo
Desborre-floración Predominio de lluvias de invierno y primavera. Mantener
el suelo próximo a 0.03 MPa. Evitar encharcamiento.
Floración-cuajado Mantener la tensión del suelo a o.01 MPa en la zona de
enraizamiento.

Cuajado-envero Dejar que en la zona de enraizamiento la tensión del


agua en el suelo se incremente hasta un máximo de 0.08 MPa. Si el
riego es necesario no humedecer más del 25% de la zona radicular
hasta 0.01 MPa.

Envero-vendimia Si se precisa regar, mantener la zona radicular en torno


a 0.08 MPa. Si el agua escasea dejar la tensión hasta un máximo de 0.2
MPa.
Vendimia-caída de hoja En otoño suele llover. Evitar que en la zona radicular se
superen los 0.2 MPa.

Parada invernal Suele llover. Evitar que en la zona radicular se superen los 0.2 MPa. Si
en la zona radicular la tensión es mayor de 0.03 MPa poco antes del
desborre, conviene humedecer hasta 0.01 MPa. Evitar encharcamiento.

5.4.- EFECTOS DEL DÉFICIT HÍDRICO DURANTE LOS PERIODOS DE CRECIMIENTO DE LA VID

Los efectos del déficit de agua durante el ciclo los podemos seguir basándonos en McCarthy et
al. (1993):
Desborre a floración: los procesos de crecimiento son sensibles al estrés hídrico, la sequia
provoca desborre irregular, pámpanos cortos y pocas flores, “filage”. Los déficit excesivos son poco
frecuentes . El exceso, encharcamiento produce falta de oxígeno, brotes cortos, amarilleo de las hojas y
muerte.
Floración a envero: floración y cuajado son muy sensibles ya que la abcisión de flores y/o frutos
y la división celular están implicados. La falta de agua disminuye el cuajado y produce bayas pequeñas.
La primera renovación de raíces sucede en este periodo y puede ser inhibida por sequía o por
encharcamiento. El periodo de floración- cuajado resulta prioritario.
Después de floración el consumo de agua crece fuertemente y la falta de agua entre cuajado y
envero tiene consecuencias importantes en el desarrollo del follaje y en la cosecha. El estrés severo
puede llegar a retrasar maduración. La fertilidad de las yemas tiende a reducirse por déficit de agua
durante la iniciación floral
Envero a vendimia: la sequía provoca senescencia de hojas y caída, y posible adelanto del
agostamiento de los tallos. Para asegurar máxima cosecha y azúcares por hectárea es necesario
149
mantener en el suelo contenidos de agua adecuados durante la maduración. La calidad de la cosecha
pueden verse desigualmente afectada por la falta de agua que reduce el rendimiento. Suelos profundos
y extensos sistemas radiculares deben de producir bien sin o con poco riego cuando están recargados al
principio de la maduración.
Postrecolección: La sequía puede reducir la segunda renovación de raíces y crecimiento,
acelerar caída de hojas, reducirlas reservas en carbohidratos y nitrógeno en las partes perennes. La
sequía resulta delicada en variedades de mesa de recolección tardía en las que los racimos se
mantienen en las cepas semanas o meses más allá de la fecha habitual de recolección.

Respuestas al riego o a la falta de agua: el agua es limitante y condicionante absoluto de las funciones
de absorción y circulación, de la transpiración y de la fotosíntesis y por tanto del desarrollo vegetativo,
crecimiento y maduración de los frutos. En las tablas se recogen diferentes resultados obtenidos en
diversas condiciones de disponibilidad de agua para el viñedo:
Los efectos favorables o desfavorables del agua o, por el contrario de la sequía, pueden
resumirse:

Producción Global:
- La mayor cantidad disponible de agua para la vid favorece la actividad fotosintética produciendo
una mayor cantidad de materia seca. En general se modifica la distribución de la materia seca
producida, se observan aumentos importantes de tallos anticipados y en general aumenta el
porcentaje de racimos. Uno de los problemas clásicos que origina especialmente en uva de
vinificación la reducción o eliminación del déficit hídrico, es la falta de control de la distribución
de los fotoasimilados, especialmente durante el periodo de maduración.

- Vegetativos:
- El agua favorece el crecimiento total de los pámpanos así como su velocidad, con lo que
resulta un mayor número de entrenudos por pámpano y por tanto hojas (a su vez más
desarrolladas) y de superficie foliar.
- Las hojas desarrolladas en período de sequía alcanzan menor tamaño, lo que entraña una
disminución de la superficie foliar y, por lo tanto, de la producción de fotosintatos.
- Las sequías fuertes con anterioridad al envero puede provocar la caída del ápice con
precocidad sobre la fecha normal.
- La sequía adelanta la senescencia de las hojas reduciendo su vida activa y limitando la
producción de azúcares
- El agua adelanta la formación de la cepa y por tanto su entrada en producción.
- El agua favorece el aumento del desarrollo radicular.
- El riego produce un aumento global en la nutrición mineral.
- El agua da lugar a mayor peso de los sarmientos, de la madera de poda y, por tanto favorece
un mayor vigor.
- La no limitación de agua puede alargar el ciclo vegetativo
150
- El riego retrasa el comienzo del agostamiento si bien la duración de este periodo permanece
sensiblemente constante y aumenta la longitud agostada.
- Rendimiento
- Buena alimentación de agua favorece la iniciación floral, y por tanto la fertilidad
- En condiciones particulares (patrón, variedad, climatología, forma de aplicación, etc.) el riego
puede favorecer el corrimiento.
- Algunos autores afirman que el agua puede en ocasiones disminuir la fertilidad por disminución
del número de racimos o frutos y del desborre, si bien la hipótesis no está clara (presencia de
nietos, modificación de los fenómenos de dormición, etc.), pues hay otros autores que afirman
que el riego permite una formación de botones florales más alta y constante.
- La no limitación de agua aumenta el peso de cosecha, el peso de las bayas, el número de
estas, la relación peso de frutos/peso de raspón y la relación peso de pulpa/Peso de hollejos.
- La ausencia de sequía permite ano tras año la consecución de producciones más regulares.

- Composición de la uva (Calidad)


- El riego en general retrasa la maduración. lo que puede ocasionar problemas en zonas frías de
maduración lenta.
- Con sistemas de conducción y manejo del viñedo,en general el riego técnicamente bien rea-
lizado no disminuye el contenido de azúcares y aumenta el contenido global, si bien en zonas
cálidas y áridas, tradicionalmente de alta graduación, la disminución puede ser un objetivo
positivo de la aplicación de riego.
- Precipitaciones excesivas y riegos mal aplicados durante períodos críticos en las fases de
crecimiento y desarrollo de los frutos pueden ocasionar la disminución proporcional del contenido
en azúcares.
- La sequía acusada durante el periodo crítico del envero y durante la maduración puede
ocasionar disminución del contenido en azúcares.
- El riego en ocasiones disminuye el contenido de materias colorantes por la menor proporción
de hollejos y el efecto del mayor sombreamiento si los sistemas de conducción y poda no son
adecuados.
- En general los viñedos regados presentan frutos de mayor acidez tanto en málico como en
tartárico y los mostos resultan más herbáceos y tánicos.
- El riego o precipitaciones excesivas en las fases finales del período de maduración pueden
ocasionar rotura de granos y dilución de los componentes.

- Indirectos
- Por defecto en la técnica de aplicación y momento de riego y técnicas culturales
complementarias pueden verse favorecidos los ataques criptogámicos (Botritis, Mildiu,
Podredumbres de raíces, etc.)

151
5.5.- SISTEMAS DE RIEGO

En la tabla adjunta, se recogen los criterios o características de diferentes sistemas de riego. En


el diseño de los sistemas de riego, además de todas las consideraciones expuestas, resulta interesante
la consideración de la flexibilidad, en el diseño.

S Inundación/Surcos:
Son sistemas que requieren mucha cantidad de agua y no tienen exigencias de presión.
Resultan apropiados en algunos cultivos, para aplicación de riegos de invierno. Precisan de 5 a
20 m3/hora, y son exigentes en mano de obra (50 horas/año).
En los surcos la eficiencia, muchas veces, se mueve del 40 al 60%, y se aconsejan cuando la
pendiente es mayor del 0.4%.

S Cañones:
Necesitan una presión de bombeo de 5'5 a 8 bar, y caudales de 30 litros/segundo. El radio es del
orden de 50 metros y son capaces de aplicar 75 mm. a 3,5 ha en 24 horas.

S Aspersión sobre vegetación:


En frutales, es normal cubrir con 27 a 35 aspersores por hectárea, trabajando con una presión de
2'5 a 3 bar, con caudales de 0'5 a 0'75 litros/segundo, que dan lugar a una aportación de 4-12
mm/hora.

S Aspersión bajo vegetación:


En el caso de la aspersión, se suele trabajar con 1'5 a 2'5 bar, y en el caso de la microaspersión
de 0'75 a 1'25 bar. Con los microaspersores se suele trabajar con aparatos de menos de 100 l/h
(40-80) y, en general, se necesitan de 15 a 50 m 3/ha/hora. Cuando se emplean difusores, los
caudales unitarios vienen a ser de 20 a 40 l/h.

S Goteo:
En este caso, los goteros suelen ser de menos de 12 l/h, con presiones de trabajo de 1 bar; en
muchos casos se utilizan “multisalidas”, el caudal depende del número de goteros, si
pensáramos en 2000 goteros de 4 l/h serían necesarios del orden de 8m 3/ha/h. Dentro de este
sistema, conviene contemplar la posibilidad de utilizar líneas de gotero enterradas, en las cuales
conviene tener cautela en el caso de suelos muy arenosos o muy arcillosos.

152
HIPÓTESIS DE NECESIDADES DE AGUA EN UN VIÑEDO CULTIVADO EN UNA ZONA DE 400 mm DE PRECIPITACIÓN Y 1500 mm DE ET 0 ANUALES

Desborre-Floración Floración-Envero Envero-Maduración Maduración-Caída Hoja

15.04 05.06 05.06 01.08 01.08 15.09 15.09 15.11 Total Ciclo
Precipitación
(mm) 60 25 25 80 190
ET0 (Penman-FAO)
(mm) 240 450 300 190 1180

ET c (mm)
28
Kc (cte)=0,15 B 36 68 45
57
0,30 M 72 135 90
114
0,60 A 144 270 180

ET c (mm)

Kc =DF - FE - EM (CH)
135 45 28
0,15 - 0,30 - 0,15 B 36
180 60 38
0,20 - 0,40 - 0,20 M 48
270 90 57
0,30 - 0,60 - 0,30 A 72

B: Bajo a moderado; M: Medio a moderado; A: Alto a moderado

NECESIDADES DE RIEGO NETAS (RN): SUPUESTO Cc = 210 mM, Cm = 80 mm; Au = 130mm; Afu (50%)= 65 mm; Pe: Reposo 90%, DF y M-CH 80%; F-M 60%. Suelo relleno para 1 m en desborre. Riego por goteo con Ce=0'9. Precipitación anual P= 400 mm

Desborre-Floración Floración-Envero Envero-Maduración Maduración-Caída Hoja

15.04 05.06 05.06 01.08 01.08 15.09 15.09 15.11 Total Ciclo

Pe (mm) 48 15 15 64 126

CONSTANTE _34 _88283 2083183 _56 2e+07

154
E T c  (P e  A fu )
RN 
0 '9

VARIABLE - -
E T c  (P e  A fu ) - -
RN 
0 '9 - -
61111238 335083 94161321

VARIACIÓN ESTACIONAL DE LA ETa (mm) PARA  DIFERENTES  TRATAMIENTOS  DE  RIEGO  EN 1997, cv. TEMPRANILLO. MADRID

Desborre-Floración Floración - Envero Envero - Recolección Recolección - Caída de hoja

T1 18 (kc= 0.45) 608 1893 1290 655

T2 14 (kc= 0.30) 527 1825 1003 617

T3 12 (kc= 0.15) 472 1786 742 300

T4 8 (kc= 0.00) 49 1417 441 353

VALORES MEDIOS DE SIETE AÑOS (1991-1997) DE TEMPRANILLO/110R CON DENSIDAD 2100 CEPAS/HECTÁREA, PRECIPITACIÓN MEDIA ANUAL 398 mm Y 195 mm DE APORTACIÓN O DE RIEGO MEDIO ANUAL EN LA ESTACIÓN

155
Peso de racimo Peso de 100 bayas
Rendimiento (kg/cepa) Racimos por Sarmiento (g) Bayas por racimo (g)

Vaso secano 3011 121 1771 946 1863

Vaso regadío 5415 145 2206 987 2243

Espaldera secano 4798 127 2131 1105 1932

Espaldera regadío 7543 143 2789 1275 2177

Peso de madera de poda Peso de sarmiento Índice de Ravaz


Número de Sarmientos (kg) (g)

Vaso secano 135 1087 828 279

Vaso regadío 1669 1723 1038 311

Espaldera secano 1824 1403 788 360

Espaldera regadío 1963 1557 796 488

Acidez Total
% Vol. Grado Alcohólico (gl) pH

Vaso secano 1162 707 331

Vaso regadío 1202 855 319

Espaldera secano 1181 756 323

Espaldera regadío 1171 841 318

VALORES MEDIOS DE SIETE AÑOS (1991-1997) DE TEMPRANILLO/110R CON DENSIDAD 2100 CEPAS/HECTÁREA, PRECIPITACIÓN MEDIA ANUAL 398 mm Y 195
mm DE APORTACIÓN O DE RIEGO MEDIO ANUAL EN LA ESTACIÓN

Vaso Espaldera

Incremento de Rendimiento por 10 mm 258 kg/ha 295 kg/ha

156
6.- LA VENDIMIA Y SU MECANIZACIÓN

157
6.1. LA VENDIMIADORA MECÁNICA
La mecanización de la vendimia es una realidad controvertida actualmente para muchos
viticultores españoles, como lo fue hace unos años para los franceses. Cuestiones como su
rentabilidad, las pérdidas de uva que se producen, los daños a largo plazo sobre la producción de la
cepa, la calidad del vino resultante, son algunos puntos discutidos. Sin embargo, parece un proceso
irreversible la generalización de su uso, como ha ocurrido en California, en Italia y en Francia.
Acabará imponiéndose, al igual que la cosechadora de cereales, las ordeñadoras mecánicas, etc.
El papel de las asociaciones agrarias dentro de la utilización de este tipo de maquinaria es
importante para el aprovechamiento racional de las mismas.
La innovación, por tratarse de una maquinaria cara, seguiría una curva en S. En Francia ha
ocurrido así, a pesar de ser una agricultura moderna.

6.1.1. Historia
Las primeras investigaciones comenzaron en 1953, en la Universidad de Davis (California).
Posteriormente, se hicieron también ensayos en Nueva York y se continuaron en Davis. En 1973 ya
se recoge en California el 10% de la producción por ese sistema, siendo el número de máquinas en
ese Estado de 100.
En Francia, también se hacían estudios desde 1960. Al principio, se trataba de máquinas de
asistencia a la vendimia manual, como elevadores y cintas transportadoras. Posteriormente,
aparecieron las “agrupadoras-cargadoras”, que intentaban suprimir a los porteadores de uva
mediante una plataforma transversal a las líneas de la viña, con una cinta transportadora que llevaba
la uva hasta el remolque. Este tipo de mecanismos no llegaron a generalizarse, pero sirvieron para
poner en evidencia la necesidad de mecanizar la vendimia y alentar otras investigaciones.
Posteriormente, se van desarrollando máquinas con distintos sistemas de recogida, como son:
- Barras de corte
- Sistemas neumáticos
- Métodos de percusión
- Sistema por vibración

Pero el método que resultaría más eficaz es el de las máquinas de vendimiar por
sacudidores, desarrollado en EE. UU. La primera vendimiadora autopropulsada de este tipo se
importa desde los Estados Unidos a Francia en 1971. La casa CQC, de maquinaria, de Aix-en-
Provence, se encarga de ponerlas a punto. En 1972 ya eran 5. El número aumenta rápidamente,
desarrollándose una importante industria de este tipo en este país, de modo que en 1988 ya eran
9.984 las máquinas vendimiadora que formaban parte del parque francés.

6.2.- ELEMENTOS DE LA VENDIMIADORA


La máquina consiste en un chasis que puede ser autopropulsado o arrastrado, y de cuatro
elementos que constituyen los sistemas de recolección de la uva. Son los siguientes:
- Mecanismo de derribo
158
- Sistemas de recepción
- Sistemas de transporte
- Sistemas de limpieza

6.2.1. Mecanismo de derribo


La función de derribo corre a cargo de los sacudidores. Son unas barras flexibles construidas
generalmente por fibra de vidrio y fijadas a unas placas portadoras. Estas placas son accionadas con
un movimiento cíclico. Tienen muchas posibilidades de colocar los sacudidores, de manera que
pueda adaptarse lo mejor posible al cultivo. Las llamadas sacudidoras de tronco emplean masas de
inercia para accionar unas barras transversales a la altura del tronco. Presentan la ventaja de que se
desprenden menos hojas, pero la cepa sufre daños, no habiéndose evaluado si éstos afectan a las
producciones posteriores
La parte de la máquina llamada “cabeza de recolección” se une al chasis del vehículo de
forma pendular, por lo que se puede guiar por los troncos del viñedo causando menos daños en las
cepas por los movimientos laterales.

6.2.2.- Sistemas de percepción


Lo más importante de este sistema es conseguir la estanquidad para evitar las pérdidas.
Consiste en dos juegos de escamas de material plástico, que se retraen al chocar con los troncos o
postes. Otra posibilidad son dos norias de canjilones o cestas. Se desplaza linealmente en dirección
opuesta y con la misma velocidad que el conjunto de la máquina, con lo que se evita al máximo el
rozamiento de los troncos.

6.2.3.- Sistemas de transporte


Los más utilizados son una cinta transportadora de canjilones o de barras (estos permiten
trabajar a alturas inferiores sobre el nivel del suelo). La cinta termina en los elevadores que llevan la
uva hacia las tolvas.

6.2.4.- Sistemas de limpieza


La cosecha recogida lleva, además de la uva, elementos extraños cuya proporción variará,
dependiendo del estado sanitario de la planta, del adecuado funcionamiento de la máquina y de la
conservación de los soportes. Es importante eliminar estas impurezas cuanto antes porque, de lo
contrario, pueden afectar a la calidad del vino.
Suele estar constituido por uno o más ventiladores centrífugos, que extraen las impurezas
mediante aspiración. Es frecuente que esté colocado al final de la cinta transportadora, o al final de
los elevadores.

6.3.- TIPOS
La heterogeneidad de circunstancias y modos de cultivar de la viticultura ha impulsado el
159
desarrollo de una variedad de vendimiadoras. Una clasificación según el montaje es la siguiente:

6.3.1. Autopropulsadas
A su vez, pueden clasificarse en tres categorías, según su rendimiento:
a) Cosechadoras automotrices grandes. Su capacidad de trabajo son unas 150 ha/año. Se
utilizan en las grandes explotaciones o en las cooperativas de maquinaria. Son las más utilizada en
los EE. UU.
b) Cosechadoras automotrices de tipo medio. Su capacidad de trabajo se sitúa alrededor de las
80 ha/año. Su precio es más reducido. Son las más extendidas en Francia.
c) Cosechadoras automotrices pequeñas. Su potencial de trabajo son 50 ha/año. Se adaptan
perfectamente a las explotaciones de tipo medio o pequeñas asociaciones de viticultores. Son las
últimas que han aparecido en el mercado.

6.3.2.- Arrastradas y semisuspendidas


Nacieron con la idea de facilitar a las medianas y pequeñas explotaciones una maquinaria
adaptada a sus estructuras y posibilidades de inversión. Así, se desarrolló una vendimiadora que
utilizaba una unidad de tracción ya presente en la explotación. El funcionamiento mecánico parte de
la toma de fuerza del tractor.

6.4.- INFLUENCIA DE LA VENDIMIA MECÁNICA EN LA COSECHA


En el aspecto cuantivativo, en cuanto a la tasa de vinificación, el uso de la vendimiadora
desde 1972 en Francia demuestra que no influye el modo de hacer la vendimia.

6.4.1. Influencia en el estado físico de la cosecha


La cosecha recogida mecánicamente presenta unas características físicas que provocan
consecuencias químicas, influyendo en los procesos enológicos.
En la uva recogida con vendimiadora, desde el principio aparece una fase líquida más o
menos voluminosa, dependiendo de la variedad cultivada, del estado sanitario, de la madurez y del
adecuado uso de la máquina. Si estas condiciones son adecuadas, se puede estimar que
representan entre el 2% y el 8% de la cosecha. Este porcentaje aumenta cuando las condiciones de
transporte no son las idóneas.
Como consecuencia, se producen pérdidas, ya que los sistemas de recepción no son
perfectamente estancos y, además, parte del mosto se queda en la planta, impregnando hojas,
sarmientos y cepas. Esta circunstancia favorece la aparición de hongos saprófitos en la planta.
k g d e v e n d im ia Otra característica de la vendimia recogida
T a s a d e v i n i fi c a c i o n 
H l d e v in o p r o d u c id o mecánicamente es la presencia de
impurezas. La máquina recoge no solo racimos, sino que arrastra sarmientos, hojas, agrazones, etc.
Otros elementos extraños de origen vegetal son los procedentes de las empalizadas, como trozos de
160
maderas, fragmentos de hierro, etc. En conjunto, viene a constituir entre el 2% y el 6% de la masa
recolectada, situándose la media en el 2,5%.
Es necesario eliminar estas impurezas, porque pueden alterar la maquinaria de vinificación, y
sobre todo, alterar las cualidades del vino.

6.4.2.- Influencia en las características analíticas


Diversos estudios realizados en Francia, revelan que las diferencias analíticas de los mostos
procedentes de cosechas mecanizadas y manuales son muy pequeñas.
Las diferencias en componentes azucarados y ácidos, y como consecuencia en riqueza
alcohólica y pH, están ligadas sobre todo al estado de madurez. La forma de cosechar apenas
influye. Solo en el caso de vendimias poco maduras, la cosecha manual presenta unas
características algo más favorables.
Respecto a los componentes fenólicos, la cosecha recogida mecánicamente tiene entre un
50 y un 60% menos de escobajos, por lo que los componentes fenólicos son menores.
En cuanto a las materias colorantes, una menor presencia de escobajos conduce a que los
vinos sean más coloreados que los que provienen de una cosecha normal (los escobajos producen
una disminución de color, por la fijación de las antocianinas en sus tejidos).
La recolección mecanizada no altera de modo significativo la presencia de metales y
metaloides en el mosto. Solamente ocurre que aparecen en el vino cantidades más elevabas de
hierro o zinc, procedentes de los materiales de la espaldera.

Fenómenos oxidativos
La presencia de una fase líquida desde el primer momento facilita los fenómenos oxidativos,
debido a las siguientes razones:
- La disolución del aire y, por tanto, de oxígeno en el mosto
- La presencia de enzimas oxidativas
- La presencia de catalizadores de la oxidación

Estos fenómenos se aceleran cuando la vid se halla afectada por ciertas enfermedades,
como la podredumbre gris. Otro factor que puede repercutir inadecuadamente es la inadaptación de
los equipos de transporte y recepción en las bodegas. El tiempo que la cosecha permanece en el
remolque es perjudicial para la calidad del vino. Por eso, la inadaptación del equipo de transporte y la
acumulación a las horas punta a la entrada de la bodega es muy negativa, desde el punto de vista
cualitativo, y ocurre con frecuencia cuando no se estudian estos aspectos al introducir la
vendimiadora en la explotación.
Para evitar al máximo la oxidación, se recomienda un transporte rápido, efectuado en
remolques profundos (lo contrario de lo recomendado para la cosecha manual), para ofrecer menor
superficie de contacto con el aire. También el uso de anhídrido sulfuroso aplicado lo antes posible
como antioxidante resulta beneficioso (hasta hace muy poco, se usaba solo para los vinos tintos,
pero actualmente se está empleando también para los blancos).
161
7.- PLANTACIÓN
(Consideraciones generales)

162
PLANTACIÓN: CONSIDERACIONES PREVIAS

- INVERSIÓN A LARGO PLAZO


- Rentabilidad
- Financiación
. hasta 1ª cosecha
. incidencias
DESFASE ENTRE AÑO 0 Y ENTRADA EN PRODUCCIÓN

- PREVER EL COMPORTAMIENTO DE LAS PLANTAS


- Crecimiento
- Producción
- Demanda comercial

- COMPETENCIA CON OTRAS ZONAS O PRODUCTOS


- Costes de producción bajos
. Productividad
. Mecanización

- RIESGO E INCERTIDUMBRE EN TOMA DE DECISIONES


- Buscar información
- Un fallo:
. graves consecuencias económicas
. da al traste con el cultivo
. a veces no se puede reparar

- PLANTACIÓN= POBLACIÓN DE INDIVIDUOS


- Homogeneidad

ESTUDIO DE LA FINCA

- SUPERFICIE A PLANTAR
. Terreno disponible
. Medios existentes
-> Elección de parcelas

- ANÁLISIS DEL MEDIO FÍSICO


. CLIMA
163
. SUELO
. AGUA DE RIEGO
. Topografía
. Parcelación
. Caminos, ...

- ASPECTOS JURÍDICOS
. Contratos
. Servidumbres

- RECURSOS TÉCNICOS
Instalaciones
Maquinaria
Económicos
Mano de obra
Estudios previos

- CULTIVOS ANTERIORES

- AGENTES FITOPATÓGENOS
. En el suelo
. Plagas endémicas

PROGRAMAS DE TRABAJOS

- ÉPOCA DE PLANTACIÓN

. TIPO DE PLANTA :RAÍZ DESNUDA , CEPELLÓN


. DISPONIBILIDAD AGUA
. PREPARACIÓN TERRENO
. DISPONIBILIDAD DE PLANTAS
. CLIMATOLOGÍA

164
TIPOS DE PLANTACIÓN

A.- PERMANENCIA
· TEMPORALES
· DEFINITIVAS

B.- NÚMERO DE ESPECIES


· ÚNICA
· ASOCIADAS

C.- NÚMERO DE CULTIVOS


· PLANTACIÓN ÚNICA
· CULTIVOS INTERCALARES

D.- DISPOSICIÓN EN EL TERRENO


· PLANTACIÓN ESTÁNDAR: TERRENO LLANO O LIGERAMENTE ONDULADO,
PLANTAS DISPUESTAS A DISTANCIAS REGULARES

· PLANTACIÓN EN CURVAS DE NIVEL


PENDIENTE DE MÁS DE 3%, 6-12%
PLANTAS SIGUEN LAS CURVAS DE NIVEL, NO NECESARIAMENTE HILERAS
PARALELAS

· PLANTACIÓN EN TERRAZAS Y BANCALES


PENDIENTE 12-25%: TERRAZAS (1 FILA/TERRAZA)
MÁS DEL 25%: BANCALES

· CAMAS O CABALLONES
TERRENOS CON MAL DRENAJE
PLANTACIÓN EN EL CABALLÓN Y ZANJAS DE DRENAJE

165
DISPOSICIÓN DE LAS PLANTAS EN LA PLANTACIÓN

- DENSIDAD DE PLANTACIÓN
- MARCO DE PLANTACIÓN

DENSIDAD DE PLANTACIÓN
NÚMERO DE PLANTAS POR Ha.

DEBEN CONSIDERARSE ASPECTOS TALES COMO:


ESPECIE (HÁBITOS, EXIGENCIAS, LIMITACIONES, ...)

VIGOR DE LA COMBINACIÓN VARIEDAD/PATRÓN

SISTEMA DE CONDUCCIÓN

CONDICIONES CLIMÁTICAS (RADIACIÓN, TEMPERATURA, PRECIPITACIÓN,


VIENTO, ...)

FERTILIDAD DEL SUELO

TÉCNICAS CULTURALES (DISPONIBILIDAD HÍDRICA Y TÉCNICA DE RIEGO,


TÉCNICA DE MANTENIMIENTO DEL SUELO, FERTILIZACIÓN,
MECANIZACIÓN, ...)

SE DEBERÍAN DETERMINAR LAS DISTANCIAS ADECUADAS Y LUEGO ELEGIR


LA MAQUINARIA, GENERALMENTE LA VIDA ÚTIL DE LA PLANTACIÓN SERÁ
SUPERIOR

DENSIDAD DE PLANTACIÓN NO ES SINÓNIMO DE INTENSIDAD DE CULTIVO

167
CONSECUENCIAS DEL AUMENTO DE LA DENSIDAD DE PLANTACIÓN

PRECOCIDAD EN LA FORMACIÓN Y DE ENTRADA EN PRODUCCIÓN

TENDENCIA AL AUMENTO DEL RENDIMIENTO

AUMENTO DEL ESPESOR DE VEGETACIÓN Y DEL SOMBREAMIENTO

REDUCCIÓN DE AIREACIÓN

DIFICULTAD E INTENSIFICACIÓN DE LA MECANIZACIÓN

INTENSIFICACIÓN DEL APROVECHAMIENTO DE LOS RECURSOS, TANTO POR


EL SISTEMA RADICULAR COMO POR LA PARTE AÉREA

MAYOR INVERSIÓN

AMORTIZACIÓN MÁS RÁPIDA

COSTES DE PRODUCCIÓN ALTOS

168
MARCO DE PLANTACIÓN (PLANTACIONES REGULARES)
MARCO REAL
MARCO RECTANGULAR (CALLE Y ENTRELÍNEA)
TRESBOLILLO
CINCO DE OROS
LÍNEAS PAREADAS
BLOQUES

PLANTACIÓN EN CURVAS DE NIVEL


DISTANCIA ENTRE FILAS Y ENTRE PLANTAS VARIABLE
SE FIJAN DISTANCIAS MÍNIMAS PARA AMBOS
CUANDO DOS CURVAS DE NIVEL CONSECUTIVAS SE SEPARAN MÁS DEL DOBLE DE
LA DISTANCIA DE LA DISTANCIA MÍNIMA FIJADA, SE INTERCALA UNA FILA AUXILIAR

DISTANCIA ENTRE LAS FILAS


MARCOS RECTANGULARES (NO DESEQUILIBRAR EN EXCESO)
LATITUD/ILUMINACIÓN
ALTURA DE LAS PLANTAS
MECANIZACIÓN (RECOLECCIÓN ...)

ORIENTACIÓN DE LAS FILAS


DRENAJE
TOPOGRAFÍA
CONTORNO DE LA PLANTACIÓN
RADIACIÓN (ILUMINACIÓN): NORTE-SUR MÁS UNIFORME
DIRECCIÓN DOMINANTE DEL VIENTO

169
ELECCIÓN DEL SISTEMA DE CONDUCCIÓN
CARACTERÍSTICAS QUE LO DEFINEN
MODO DE PLANTACIÓN
DENSIDAD DE PLANTAS/Ha
SEPARACIÓN ENTRE FILAS
ESPACIAMIENTO ENTRE PLANTAS
ORIENTACIÓN DE LAS FILAS

FORMACIÓN DE LAS PLANTAS


ALTURA Y FORMA DEL TRONCO
SISTEMA DE PODA
SISTEMA DE EMPALIZAMIENTO

CULTIVO
CARGA DE YEMAS
CONDUCCIÓN DEL FOLLAJE
CONTROL DE LA PRODUCCIÓN

CONSIDERACIONES A TENER EN CUENTA


ESPECIE, VARIEDAD/PATRÓN
CONDICIONES CLIMÁTICAS: RADIACIÓN, PRECIPITACIÓN, OTRAS
FERTILIDAD DEL SUELO
MECANIZACIÓN
TÉCNICAS CULTURALES
COSTES

170
TIPO DE MATERIAL VEGETAL Y ÉPOCA DE PLANTACIÓN
ÉPOCAS
PERÍODO DE REPOSO: ZONAS FRÍAS HACIA SALIDA DE INVIERNO
PERÍODO DE ACTIVIDAD: HUIR DE PERÍODOS CON EXCESOS TÉRMICOS,
SECOS, CON GRAN DEMANDA EVAPOTRANSPIRATIVA Y GRAN ACTIVIDAD
VEGETATIVA

CONFINAMIENTO DE LAS RAÍCES


RAÍZ DESNUDA: REPOSO
PLANTA CON CEPELLÓN, PLANTA EN POT: TODO EL AÑO CON LIMITACIONES

TIPOS DE PLANTA
ESTAQUILLADO DE VARIEDADES EN CAMPO
VARIEDADES ENRAIZADAS
BARBADOS
PLANTA INJERTO

CALIDAD DEL MATERIAL VEGETAL


ESTÁNDAR
MATERIAL CERTIFICADO (SELECCIÓN CLONAL, IDENTIDAD VARIETAL,
GARANTÍA SANITARIA)

PRÁCTICA DE LA PLANTACIÓN

1.- RECEPCIÓN DE LAS PLANTAS

- CONTRATO PREVIO EN VIVERO


. TIPO DE PLANTAS
. ENVÍO - DAÑOS
- RECEPCIÓN
- CONSERVACIÓN

2.- PREPARACIÓN DE LAS PLANTAS

- HIDRATACIÓN
- PODA RAÍCES

171
3.- COLOCACIÓN EN EL TERRENO

- REPARTO
- PLANTACIÓN

CUIDADOS CULTURALES POSTERIORES

- RIEGO DE PLANTACIÓN
- PODA DE PLANTACIÓN
- REVISIÓN
- PROTECCIÓN CONTRA DAÑOS
- FERTILIZACIÓN NITROGENADA
- ELIMINACIÓN MALAS HIERBAS
- REPOSICIÓN DE MARRAS
- INJERTO DE PATRONES

FATIGA DEL SUELO


- CONCEPTO
- IMPORTANCIA
- SÍNTOMAS
- TIPOS
. ESPECÍFICA
. GENÉRICA

ORIGEN Y CAUSAS
1. FACTORES ABIÓTICOS: SUELO
. SUELA DE LABOR
. DESEQUILIBRIOS NUTRITIVOS
. PERFIL CULTURAL. DESARROLLO RAÍCES
. ACUMULACIÓN HERBICIDAS
2. RESIDUOS DE CULTIVOS: FITOTOXINAS
3. FACTORES BIOLÓGICOS
. HONGOS
ARMILLARIA
ROSELLINIA

172
PHYTEUM. PENICILLIUM, THIELA VIOPSIS
. NEMÁTODOS VIRUS
ENDOPARÁSITOS
-> MELOIDOGYNE
-> PRATYLENCHUS
ECTOPARÁSITOS
-> XIPHINEMA
. FILOXERA
. OTROS
MEDIOS DE LUCHA

1. DESCANSO

2. DESINFECCIÓN
CALOR
FUNGICIDAS
NEMATICIDAS . RIEGO GOTEO
FUMIGANTES
EFICACIA DEL TRATAMIENTO
COSTE / EFICACIA . CONTAMINACIONES

3. PATRONES RESISTENTES

TEST BIOLÓGICO?

MEDIDAS PREVENTIVAS

1. ANTES DE ARRANCAR
EXAMEN DEL SUELO: DRENAJE. SUELA
ANÁLISIS DEL SUELO Y NEMATOLÓGICO
EXAMEN DE RAÍCES

2. A PARTIR DE LA VENDIMIA
DEBILITAR LA PLANTA
ARRANQUE CUIDADOSO: EXTRACCIÓN RAÍCES
REPETIR LA ELIMINACIÓN RAÍCES

3. AÑO SIGUIENTE

173
SEMBRAR CEREAL: ENTERRARLO?
LABORES CRUZADAS - RAÍCES

TRATAMIENTO
DOSIS - MATERIA ACTIVA
SUELO MULLIDO. TEMPERO
10 - 20º C 15ºC LLUVIA (25 mm) NEFASTA
EQUIPO SELLADO
ELIMINACIÓN RESIDUOS
- PLANTACIÓN -BUENA PLANTA

174