Вы находитесь на странице: 1из 7

En base al artículo “Soft Power to Whom?

A Critical Analysis of the Publicity Film “CPC

(Communist Party of China) is With You Along the Way” in Relation to China’s Soft

Power Project” del autor Xin Xin, University of Westminster del Reino Unido.

1) Explicar con el mayor detalle posible cuál es el objetivo de la investigación y

analizar cuál es el andamiaje teórico del paper: autores, debates teóricos y apuesta

teórica del artículo

El trabajo de Xin Xin hace una crítica a la ideología asiática, especialmente a la de

China, sobre su meta de poder influir a nivel global por medio de la estrategia llamada

Poder Blando (Soft Power), el cual se ve ilustrado en la película “With You Along the Way”

un ejemplo reciente de los videos publicitarios del CPC (Partido Comunista de China) y en

el cual se basa el autor para realizar su análisis a dicha estrategia.

Para su artículo, el autor emplea un enfoque teórico informado por estudios críticos de

globalización, particularmente por la crítica del poder a quién. La pregunta del "poder para

quién" se refiere a la identidad de los objetivos de los esfuerzos de poder blando: si, por

ejemplo, esos esfuerzos están dirigidos principalmente a audiencias internas o externas,

élites o personas comunes.

De igual forma hace un análisis crítico del discurso de la película, abarcado tres

aspectos relacionados: La contextualización del proyecto de poder blando de China en

general y la manipulación en general, representada en la película. Segundo, identifica las

inconsistencias textuales contradicciones en la película para desarrollar una "crítica

inmanente" de las tensiones ideológicas. Tercero ofrecer recomendaciones basadas en un

enfoque alternativo para poder desarrollar una crítica constructiva [ CITATION Xin20 \l

3082 ].
¿Pero qué es el poder blando? China es un actor internacional poderoso como el país

más poblado del mundo y la segunda economía más grande. El país también invierte

significativamente en la modernización de sus fuerzas armadas. China se ha posicionado

como un defensor de la globalización y la integración económica, tal vez indicando un

deseo de intervenir como un gran líder internacional [ CITATION Isa13 \l 3082 ].

En la última década, el gobierno chino se ha comprometido a aumentar su atractivo en

el extranjero. Beijing ha estado desarrollando una red internacional de medios y

estableciendo centros de estudio cultural en todo el mundo. Si bien abunda el debate sobre

si promover las tradiciones, los valores, el idioma y la cultura de China puede ganarle más

amigos, vastos fondos respaldan programas para mejorar la imagen del país.

El poder blando se mencionó explícitamente en la política del gobierno nacional por

primera vez en el Decimoséptimo Congreso Nacional del Partido Comunista Chino en

2007, por el ex presidente chino Hu Jintao. Su sucesor de Hu, Xi Jinping, continuo con

dicha filosofía y ha hecho un esfuerzo más fuerte para vincular la popularidad y la simpatía

de China con su continuo ascenso[ CITATION Xin20 \l 3082 ].

China está intentando exportar su enfoque del desarrollo, que ha sacado a cientos de

millones de personas de la pobreza. La Iniciativa Belt, llama a estimular la conectividad

regional. Busca reunir el Cinturón Económico de la Ruta de la Seda y la Ruta de la Seda

Marítima a través de una vasta red de ferrocarriles, carreteras, tuberías, puertos e

infraestructura de telecomunicaciones que promoverán la integración económica desde

China, a través de Asia, Medio Oriente y África, hasta Europa y más allá[ CITATION Xin20

\l 3082 ].
2) Realizar un resumen estructurado sobre los resultados de investigación del paper

En la última década China, ha implementado programas de ayuda que no se ajustan a

los estándares internacionales de asistencia para el desarrollo: su ayuda generalmente se

enfoca en asociaciones en países en desarrollo y vienen sin condicionalidad; es

predominantemente bilateral, e incluye no solo subvenciones y préstamos sin intereses y en

condiciones favorables, sino también otras formas de financiación oficial del gobierno.

Varios programas de capacitación han apoyado la salud pública, la agricultura y la

gobernanza. Los programas de ayuda chinos, aunque están creciendo, son una fracción de

lo que ofrecen actualmente los grandes donantes como los Estados Unidos, las instituciones

de la Unión Europea y Japón.

De igual forma, China también ejerce poder blando a través de otros canales sociales y

culturales, que incluyen literatura, arte, cine, música, académicos y figuras deportivas

[ CITATION Pat15 \l 3082 ].

El bienestar económico es un poderoso incentivo para los países desesperados por el

desarrollo, pero el financiamiento y la construcción chinos no se traducen directamente en

la capacidad de Beijing de ejercer influencia en los países receptores. Por ejemplo, las

comunidades locales en países del sur y sudeste asiático como Myanmar y Sri Lanka han

expresado resentimiento hacia la creciente presencia de China; Incluso en Pakistán, donde

el Corredor Económico China-Pakistán ha sido ampliamente respaldado, algunos

legisladores temen que tales proyectos puedan poner en peligro los intereses nacionales. A

pesar de los riesgos, los actores regionales a menudo son inducidos por los beneficios
económicos a corto plazo necesarios para impulsar el crecimiento, aunque se mantienen

cautelosos ante la inclinación a las preferencias estratégicas de Beijing.

Si bien hay pocas métricas cuantificables para medir la influencia, los expertos a

menudo se refieren a encuestas de opinión pública que evalúan las percepciones globales de

China. Según estos puntos de referencia, los esfuerzos de China parecen haber tenido poco

efecto en aumentar su favorabilidad.

Así mismo, la creciente economía de China ha elevado al país como un modelo para

ser emulado, pero hay múltiples tensiones que amenazan con socavar su imagen. La

contaminación y degradación ambiental, los problemas de seguridad alimentaria, el exceso

de capacidad de las empresas estatales y la exhaustiva campaña anticorrupción

probablemente disuadirán a otros de seguir el ejemplo de China[ CITATION Pat15 \l 3082

].

Por lo tanto, la campaña de poder blando de China está limitada por la discrepancia

entre la imagen que China aspira a proyectar y las acciones del país. El aumento del

nacionalismo, la asertividad frente a las disputas territoriales, la represión de las

organizaciones no gubernamentales, la censura de los medios nacionales e internacionales,

los límites a la entrada de ideales extranjeros y la represión política limitan el poder blando

de China. Si las narrativas de China no abordan las deficiencias del país, se hace muy difícil

vender la idea de China como proveedor de valores atractivos[ CITATION Pat15 \l 3082 ].

La fuerza formidable de la cultura china no debe darse por sentado. Con la cultura

popular ganando popularidad en todo el mundo, y la difusión de la comida china, el arte y

la música más allá de los muchos barrios chinos del mundo, China debería aprovechar sus

fuertes activos culturales para mejorar su poder blando en general. Sin embargo, si bien la

cultura es un punto de contacto altamente visible y efectivo, las percepciones


internacionales están fuertemente influenciadas por el enfoque de un país a los asuntos

globales. Cómo China usará su creciente poder mundial sigue siendo una pregunta abierta.

Hasta que el público global vea a China como una fuerza inequívoca para el bien en el

mundo, China luchará para generar el poder blando que uno podría esperar de una nación

tan importante y tan grande.

3) Realizar una corta disertación predominantemente metodológica sobre la primera

unidad del material de estudio: “Los ángulos del poder” del módulo virtual, que es

un corto análisis del debate entre Marx y Weber.

La diferencia entre los marcos teóricos de Weber y Marx no es un caso de análisis

histórico versus un análisis contemporáneo. Ambos teóricos realizan análisis profundos,

intentando comprender la conexión entre el capitalismo moderno y las circunstancias

históricas específicas. Weber, escribiendo como un sociólogo histórico, teoriza en

educación física que los valores culturales enredados en la ética protestante estadounidense,

tal como la encarnan los puritanos del siglo VII, aceleraron el desarrollo del capitalismo

moderno. Así mismo, en los tiempos contemporáneos de Weber, el capitalismo, despojado

de su vínculo con los valores protestantes, se manifestó en un sistema obligatorio y

socialmente arraigado del cual nadie podía escapar.

El proyecto de Marx es similar al de Weber en el sentido de que, aunque no se dedica a

las circunstancias históricas que han llevado al capitalismo, no se ocupa del contexto

histórico, por lo cual intenta comprender cómo el capitalismo moderno ha surgido del

capitalismo que lo precedió. Marx Discute el estado enajenado del hombre moderno a

través de un análisis materialista histórico, teorizando que, a lo largo de la historia, "El


modo de producción de la vida material condiciona el proceso social, político e intelectual

en general" [ CITATION Kar57 \l 3082 ].

La historia de la lucha de clases, además, se vuelve central en su teoría. Marx describe,

por ejemplo, la polarización del proletariado, la burguesía y la pequeña burguesía en dos

grupos distintos de trabajadores y capitalistas. Bajo un sistema capitalista, la distinción

entre capitalista y arrendador de tierras, como la que existe entre la caña del suelo y el

obrero, desaparece y toda la sociedad debe dividirse en dos clases: los propietarios y los

trabajadores sin propiedades. Así, Marx, como Weber, contextualiza los orígenes del

capitalismo moderno, delineando el proceso histórico por el cual el capitalismo se ha

manifestado en su forma contemporánea [ CITATION Mar08 \l 3082 ].

La distinción evidente entre los dos teóricos, por supuesto, cuando se trata de análisis

histórico, es que Weber afirma que la cultura cataliza las condiciones económicas y Marx

escribe que las condiciones económicas se manifiestan en la sociedad y la cultura. Sin

embargo, encasillar a los dos teóricos simplemente como defensores del cambio histórico

impulsado económica y culturalmente, respectivamente, es trastornar los matices dentro de

los dos marcos teóricos que los hacen similares.

Marx también describe las dimensiones psicológicas de la experiencia humana que han

catalizado el capitalismo. Al escribir sobre los individuos que explotan a la clase

trabajadora y al proporcionar estudios de casos de trabajadores que han sufrido tal

explotación, Marx humaniza lo que él llama su "dramatis personae" dándoles un individuo

específico[ CITATION Kar57 \l 3082 ].

Weber y Marx difieren en los fenómenos que intentan explicar. Mientras Weber, por

un lado, trata de explicar cuál es la distribución del poder en la sociedad, cómo es la

organización de la autoridad racional o cómo apareció una forma particular de capitalismo


en Europa occidental, Marx trata de responder preguntas como qué es la historia y cuáles

son las fuerzas detrás de esto. Esto le permite a Marx desarrollar una teoría que abarca

todas las fuerzas básicas de la historia, características particulares de cada etapa histórica y

el desarrollo futuro basado en la dinámica de estas fuerzas[ CITATION Mar08 \l 3082 ].

Por lo anteriormente descrito, se puede ver una relación con el objeto del artículo,

donde el autor relata la búsqueda de la influencia China a lo largo del planeta para poder

mostrar el poder que su desarrollo económico le ha permitido desarrollar en las últimas

décadas y así poder consolidar como una potencia, no solo en lo económico, sino también

en lo social y cultural.

Referencias

Duek, M. (Octubre de 2008). Scielo. Obtenido de Scielo:


http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1405-
14352009000200010
Marx, K. (1857). Contribución a la Crítica de la Economía Política. Madrid: Siglo
veintiuno.
Mejía, P. (2015). Universidad Andina Simón Bolívar. Obtenido de Universidad Andina
Simón Bolívar: http://hdl.handle.net/10644/4393
Rodriguez, I., & Leiva, D. (1 de Octubre de 2013). Polis. Obtenido de Polis:
https://journals.openedition.org/polis/9179
Xin, X. (Enero de 2020). Triple C. Obtenido de Triple C: http://www.triple-c.at