Вы находитесь на странице: 1из 5

Seis sombreros

para pensar
Resumen

Parra Avalos Andrea Karina

Liderazgo y Habilidades Directivas

Ochoa Hernández María Bernardet

Clave: I5114 Sección: C01


Seis sombreros para
pensar
Resumen
Cuando debemos tomar deciciones, nuestras mentes comienzan a analizar
y contemplar una sere de razonamientos y emociones que nos llevan a
escoger una alternativa. El proceso mental que sucede en cada individuo
analiza las ventajas, hechos, desventajas, entre otras variable que nos
ayudana tomar decisciones pero también en algunas ocasiones nos
dificultan la toma de decisiones. concepto muy simple que permite al
pensador hacer una cosa por vez. Permite separar la lógica de la emoción,
la creatividad de la información y así sucesivamente. Esta técnica creada
por Edward De Bono es una herramienta de comunicación utilizada en todo
el mundo para facilitar la resolución o el análisis de problemas desde
distintos puntos de vista o perspectivas.

Los sombreros, esos objetos que una persona puede quitarse o ponerse
fácilmente y de forma visible, simbolizan diferentes formas de mirar la
realidad. Cada uno de ellos representa un tipo de visión diferenciada y,
aunque tendamos a encasillar a algunas personas con esa forma de pensar,
lo cierto es que todos los sombreros están disponibles para todas las
personas, siempre y cuando se esfuercen por mirar en esa dirección. El
modelo de los sombreros, entonces, no pretende impactar en las
motivaciones profundas que cada individuo tiene para la acción, ni intenta
modificar las personalidades, sino que se limita a proponer
comportamientos. En esta medida, sus resultados son mucho más
aceptables y eficaces que los de aquellos métodos analíticos que se
sustentan en la promesa de transformar al individuo.
Los Seis Sombreros:
 Sombrero Blanco: Es como un ordenador: no tiene emociones y,
cuando lo utilizamos, esperamos que nos arroje hechos y cifras, no
que discuta con nosotros. El sombrero blanco informa sobre el
mundo, es neutro, es objetivo. El pensamiento de sombrero blanco es
una disciplina y una dirección. Él pensador se esfuerza por ser más
neutral y objetivo al presentar la información. Te pueden pedir que te
pongas el sombrero blanco o puedes pedirle a otro que lo haga. Se
puede optar por usarlo o por quitárselo
 Sombrero Rojo: En este sombrero observamos los problemas
utilizando la intuición, los sentimientos y las emociones. Se genera la
oportunidad de expresar las emociones, los sentimientos y las
intuiciones sin necesidad de explicarlos o justificarlos. El sombrero
rojo cubre dos amplios tipos de sentimiento. En primer lugar, las
emociones comunes, que varían desde las fuertes, tales como miedo
y disgusto, hasta las más sutiles como la sospecha. En segundo
lugar, los juicios complejos, clasificables en tipos tales como
presentimientos, intuiciones, sensaciones, preferencias, sentimientos
estéticos y otros tipos no justificables de modo perceptible.
 Sombrero Negro: En este sombrero se refleja nuestro instinto de
supervivencia, este sombrero ponemos en marcha el pensamiento del
juicio y la cautela, poniendo de manifiesto los aspectos negativos del
tema tratado. El pensamiento de sombrero negro puede proyectar
una idea en el futuro para verificar qué podría fracasar o ir mal. A
diferencia de lo que sucede con el sombrero rojo, el negro exige
razones que se sostengan por sí mismas. Su carácter es netamente
lógico. No basta con sentir que algo no encaja para expresarlo con
este sombrero, es necesario justificar el fallo, poner de manifiesto el
riesgo, explicitar las razones del escepticismo.
 Sombrero Amarillo: Con este sombrero pensaremos positivamente,
nos ayudará a ver por qué algo va a funcionar y por qué ofrecerá
beneficios. se ocupa de la evaluación positiva del mismo modo que el
pensamiento de sombrero negro se ocupa de la evaluación negativa.
El pensamiento de sombrero amarillo abarca un espectro positivo que
va desde el aspecto lógico y práctico basta los sueños, visiones y
esperanzas e indaga y explora en busca de valor y beneficio.
Después procura encontrar respaldo lógico para este valor y
beneficio.
 Sombrero Verde: El sombrero verde es para el pensamiento
creativo. La persona que se lo pone va a usar el lenguaje del
pensamiento creativo. Quienes se hallen a su alrededor, deben
considerar el producto como un producto creativo. Idealmente, tanto
el pensador como el oyente deberían usar sombreros verdes. Algunas
de las técnicas existentes para desarrollar la creatividad pueden ser
utilizadas en este momento. La búsqueda de alternativas es un
aspecto fundamental del pensamiento de sombrero verde. Hace falta
ir más allá de lo conocido, lo obvio y lo satisfactorio. Con la pausa
creativa el pensador de sombrero verde se detiene en un punto dado
para considerar la posibilidad de ideas alternativas en ese punto. No
hacen falta razones para esta pausa.
 Sombrero Azul: El sombrero azul es el sombrero del control. El
pensador del sombrero azul organiza el pensamiento mismo. Pensar
con el sombrero azul es pensar acerca del pensamiento necesario
para indagar el tema. Con él se resume lo que se ha dicho y se llega
a las conclusiones”. El uso del sombrero azul tiene una función
esencial, pues a través de él se definen los propósitos y las pautas
del ejercicio, al tiempo que se vela por su buen desarrollo.
El pensamiento de sombrero azul permite diseñar el software para
pensar sobre un tema determinado. En la medida en que las
características y exigencias circunstanciales varían en cada caso, ese
programa deberá ser diferente según la situación; puesto que, así
como no es lo mismo planificar la construcción de un barco que hacer
los planos de un edificio, un programa de negociación no será igual
que uno de toma de decisiones.

Referencias
De Bono, E. (1991). Seis sombreros para pensar. Buenos Aires: Granica.

Оценить