Вы находитесь на странице: 1из 4

Desayunos para diabéticos

By

Marangely Sandvik

Updated November 01, 2019

Cuidar tu diabetes es tarea de cada día. Lo que comes, las cantidades y el momento del día en
el que comes, te ayudará a mantener tus niveles de glucosa estables, mantener o bajar de peso
y reducir el riesgo de enfermedades del corazón y enfermedades asociadas a la diabetes.

Advertisement
Habrás escuchado que el desayuno es la comida más importante del día; si eres diabético, aun
más. Cuando vas a dormir tu cuerpo puede estar hasta 12 horas sin ingerir alimento, fuente de
glucosa. Durante este período de ayuno tu cuerpo moviliza las reservas de glucosa en forma de
glucógeno. El glucógeno es un tipo de azúcar que el organismo almacena en el hígado y los
músculos para usarlo en el futuro. El glucógeno satisface las necesidades del cuerpo durante la
noche cuando no ingieres alimento, pero este recurso se agota a la mañana siguiente.

Tus medicamentos para la diabetes pueden estar aun activos en la mañana al levantarte. Al
estar activos, pueden provocar que tus niveles de glucosa bajen más aumentando el riesgo de
hipoglucemia o azúcar baja.

Por esta razón los diabéticos deben empezar el día con un nuevo suministro de glucosa a través
del desayuno.

El desayuno

Para comenzar el día con energía debes comer un desayuno balanceado y nutritivo. Tu
desayuno ideal será la combinación de:
Cereal alto en fibra

Frutas y/o vegetales

Proteína

Consumir en la mañana cereal alto en fibra acompañado de fruta y leche baja en grasa o yogur
natural, brindará fibra, proteína, calcio y potasio a tu cuerpo. Para las mañanas en las que
necesitas calentarte, añade 1 taza de leche descremada a 1/4 taza de avena instantánea y
prepárala en el microondas. Sírvela acompañada de frutas frecas.

Las frutas son excelente desayuno, en especial las bayas. Puedes incluir frutas en tu desayuno
acompañadas de yogur – de preferencia griego- y almendras. Así aumentarás la ingesta de
proteínas ayudándote a sentir lleno durante más tiempo.

Los batidos son otra opción inteligente para agregar lácteos, fruta y cereales. Si no puedes
detenerte a desayunar, puedes preparar un batido de frutas frescas, leche sin grasa y agregarle
una cucharada de avena.

Los huevos son una excelente fuente de proteína animal para comenzar el día con energía. Un
huevo hervido tiene aproximadamente 90 calorías, si lo acompañas de una rebanada de pan
integral tostado con muy poca mantequilla y fruta, le brindarás a tu cuerpo la proteína y
energía para comenzar el día. Puedes hacer los huevos revueltos, o en tortilla y añadirle 1/2
taza de vegetales. Los champiñones, el pimentón rojo, el pimentón verde, la cebolla y las
espinacas, pueden ser una excelente combinación para agregarle sabor y vitaminas a tu día.
Los quesos son fuente de proteína y calcio. El requesón o cottage cheese con frutas frescas o
secas, como las almendras, es otra opción de un buen desayuno alto en proteínas y calcio.

Si eres de los que necesita pan en las mañanas para sentirse satisfecho, elige los de grano
integral. Los panecillos ingleses con mantequilla de maní o de almendras acompañado de leche
descremada y frutas, son desayunos que ofrecen proteínas y calcio a la vez que te mantienen
lleno por mucho tiempo