Вы находитесь на странице: 1из 13

Innovación y modelos de enseñanza-

aprendizaje en la Educación Superior

Catalina Guerrero Romera y Pedro Miralles Martínez (Eds.)

1.ª Edición. 2018


© Universidad de Murcia, Servicio de Publicaciones, 2018

ISBN: 978-84-09-05865-5
Capítulo 18. MEJORA DEL PROCESO DE ENSEÑANZA-APRENDIZAJE
A TRAVÉS DE LA METODOLOGÍA FLIPPED CLASSROOM
Juan Antonio Giménez Espín 187

Capítulo 19. INTERVENCIONES DE INNOVACIÓN DOCENTE SOBRE


EDUCACIÓN ARTÍSTICA DENTRO DEL AULA
María Teresa Colomina Molina y David López Ruiz
196
CAPÍTULO 20. INNOVACIÓN EN LA DOCENCIA DE DERECHO DEL
TRABAJO: EL CINE COMO RECURSO
Francisca María Ferrando García, Antonio Megías Bas y Francisco Miguel
Ortiz González-Conde 203

Capítulo 21. UN DESPACHO VIRTUAL COMO MÉTODO DE


ENSEÑANZA EN EL GRADO EN DERECHO
Dra. Abigail Quesada Páez 214

Capítulo 22. MÉTODO DE ENSEÑANZA INTEGRAL BASADO EN EL


APRENDIZAJE DE LAS COMPETENCIAS BÁSICAS PROFESIONALES
MÉDICAS
Fernando Santonja Medina 224

Capítulo 23. ESTUDIO COMPARATIVO ENTRE CLASE MAGISTRAL,


ABCc y HABILIDADES
Fernando Santonja Medina, Francisco Martínez Martínez, Irene Hernández
Martínez, José Manuel Felices Farias, Alberto Espinosa López, Sara
Santonja Renedo, Andrea Moreno Ferre, Antonio Hernández Martínez,
Joaquín García Estañ y Mª Paz García Sanz 236

CAPÍTULO 24. TRES EJES PARA LA DIVULGACIÓN DE LAS


MATEMÁTICAS EN LA UNIVERSIDAD DE MAYORES
Francisco Martínez González e Inmaculada Martínez Vidal 247

CAPÍTULO 25. LA CONSOLIDACIÓN PRÁCTICA DEL DERECHO CIVIL A


TRAVÉS DEL ONE MINUTE PAPER
Cristina Argelich Comelles 259

Capítulo 26. EVALUACIÓN FINAL VS EVALUACIÓN CONTINUA.


EXPERIENCIA EN LA ASIGNATURA MATEMÁTICA DE LAS
OPERACIONES FINANCIERAS
M. Camino Ramón-Llorens y M. Carmen Lozano Gutiérrez 269

Capítulo 27. USO DE LA CLASE INVERTIDA EN EL GRADO DE CIENCIA


Y TECNOLOGIA DE LOS ALIMENTOS. PARTE I. PLANIFICACIÓN
DOCENTE
Mª Belén Linares Padierna, Mª Dolores Garrido Fernández, Mª Belén López
Morales, Daniel Álvarez Álvarez, Macarena Egea Clemenz 279
CONSOLIDACIÓN PRÁCTICA DEL DERECHO CIVIL A
TRAVÉS DEL ONE MINUTE PAPER
Cristina Argelich Comelles

Profesora Doctora de Derecho Civil

(Universidad de Cádiz)

Introducción

La técnica de innovación docente conocida como One Minute Paper (Angelo y


Cross, 1993, Draper, 2007, Cuseo, 2010) centrará el objeto del presente trabajo
por la relevancia y utilidad que presenta en la consolidación práctica de los
conocimientos del Derecho Civil, que resultan abstractos para el alumnado en un
inicio. Mediante la realización de pequeños ejercicios prácticos, de respuesta
breve, concisa y sobretodo rápida, como indican Rivero, Rivero y Gil (2000),
Sáez, Beltrán y Garrido (2010) y Morales Vallejo (2010), se pretende que los
alumnos adquieran agilidad para ofrecer respuestas correctas y jurídicamente
válidas. Inicialmente, su ámbito de aplicación temporal era de un minuto, pero lo
cierto es que se requiere de más tiempo (González García, 2010) dependiendo de
la actividad a realizar, especialmente en los supuestos prácticos de Derecho Civil.

Muchas son las bondades del One Minute Paper como técnica de innovación, y
de ellas convendría destacar, en primer lugar, la agilidad y rapidez en la toma de
decisiones. Este instrumento prepara la agilidad mental de los alumnos para
ofrecer soluciones en un breve espacio temporal, algo que requiere el ejercicio
práctico de la abogacía en un primer término, en aras a valorar las posibles
soluciones a un conflicto o la viabilidad de una pretensión, con anterioridad a la
interposición de una demanda. Por otra parte, permite un mejor asentamiento y
comprensión de los conocimientos teóricos adquiridos. Ello resulta fundamental
en el aprendizaje del Derecho Civil, sobre todo en los primeros cursos del Grado
de Derecho, en el que a menudo los conceptos se presentan como
indeterminados por la dificultad técnica de la materia. Asimismo, el alumnado

259
adopta una actitud reflexiva en las sesiones magistrales para sintetizar y expresar
en sus respuestas los conocimientos adquiridos (González García, 2010).

Para finalizar con los beneficios de esta técnica, el alumnado puede


autoevaluarse y conocer, a través de los aciertos del ejercicio planteado, en qué
punto del aprendizaje se encuentra, sin la penalización que le supondría un
resultado desfavorable en un examen determinante para la calificación final de la
asignatura. En consecuencia, advertido el nivel, en el caso de que sea necesario
mejorarlo (Felder, 1992, y Stead, 2005) va a tener tiempo, y por ende margen de
maniobra, algo que no se produce en los sistemas tradicionales de evaluación.

Adicionalmente, este método resulta útil para la evaluación de la participación


activa y asistencia a clase (Vivel-Búa, Fernández-López, Lado-Sestayo, Otero-
González, 2015, Morales Vallejo, 2010) que tiene un peso específico en los
nuevos planes de estudio, porque se pretende que el alumno participe
activamente en su proceso de formación (González y González, 2007, León y
García, 2010). Este fenómeno no sucedía en la Licenciatura en Derecho, y obliga
al docente a realizar actividades para evaluar la asistencia que no pasen por la
tradicional hoja de asistencia, más aleatoria e incluso agresiva (González García,
2010), un cambio que además los alumnos valoran como positivo porque les
obliga a estudiar continuamente la materia para poder realizar correctamente la
actividad.

Sin embargo, esta técnica de innovación docente plantea algunas dificultades ya


aludidas por la doctrina, motivo por el cual debería reservarse de manera
prioritaria para la puntuación de la asistencia en clase. En este sentido, la doctrina
ha aludido que el docente puede percibir frustración (Sáez, Beltrán, y Garrido,
2010) cuando existen muchas respuestas incorrectas, algo que puede evitarse
mediante el estudio previo de la materia a fondo y no formulando las preguntas en
la misma sesión en la que se ha explicado la teoría. Finalmente, para evitar la
desmotivación del alumnado ante estos ejercicios, debe tener un peso específico
en la calificación final (Sáez, Beltrán y Garrido, 2010, Vivel, Lado y Fernández,
2014, Vivel, Fernández, Lado, 2015).

Sentadas estas bases, se propone la aplicación práctica del One Minute Paper
para la consolidación del Derecho Civil en los siguientes subapartados. Para
evitar los efectos negativos del exceso de correcciones para el docente (Romero,
260
2001), consideramos que esta técnica debe aplicarse mediante una corrección
conjunta dirigida por el docente, de manera que sirva de autoevaluación. Resulta
preferible no calificar las respuestas (Morales Vallejo, 2010), máxime en el caso
de que se pretenda utilizar como método para evaluar la asistencia. De
conformidad con el estudio presentado por Chizmar y Ostrosky (1998), la
corrección de estas pruebas con 24 alumnos implica de promedio una hora de
corrección si se realizan en papel, y 15 minutos si se han realizado en soporte
informático. En consecuencia, en atención a que en la propuesta de estudio que
se plantea en este trabajo los cuatro grupos superaban en todos los casos los 100
alumnos, no se presentan datos estadísticos respecto de las correcciones en este
trabajo.

Metodología

La aplicación práctica del One Minute Paper más adecuada en el Derecho Civil, y
en el Derecho en general, debe centrarse en los primeros cursos de la titulación.
En concreto, resulta de especial utilidad en la Parte General del Derecho Civil
como construcción teórica de una serie de reglas aplicables a toda la disciplina,
en el Derecho de la Persona, para familiarizarse con instituciones que podían
desconocer relativas a la persona física, y en el Derecho de Obligaciones y
Contratos, como manifestación práctica de problemas que pueden producirse en
las transacciones que los propios alumnos pueden realizar. Por este motivo, el
presente artículo aporta algunas de las técnicas para profundizar en el
conocimiento de estas materias.

Aunque no sea objeto de este trabajo, se puede aplicar la técnica a los Derechos
Reales, es decir, los que recaen sobre bienes muebles o inmuebles y cuya
trascendencia práctica mayor se plantea con el Derecho Inmobiliario Registral,
que podríamos definir como el relativo a las vicisitudes de una finca inscrita en el
Registro de la Propiedad. Finalmente, el One Minute Paper también puede ser un
método útil para el estudio del Derecho de Sucesiones, en el que la litigiosidad se
produce por la intervención de distintas instituciones en un mismo supuesto de
hecho, otorgando al alumno una visión completa de la materia.

261
La aplicación práctica de esta técnica en el Derecho Civil en el curso 2017-2018
ha tenido diferentes estadios en lo que a la metodología docente se refiere. En
primer lugar, se ha procedido a impartir la materia desde el punto de vista teórico
en forma de lecciones magistrales. En la titulación de Derecho, este método, pese
a las críticas, sigue siendo el principal y más útil para la asimilación de los
conocimientos básicos de la materia, sin los cuales carece de sentido realizar
sesiones prácticas porque van a ser resueltas únicamente por el profesor. La
combinación de diferentes técnicas docentes es la que permite la mejor
asimilación teórica y práctica de la asignatura (Vivel-Búa, Fernández-López, Lado-
Sestayo, Otero-González, 2015).

Una vez vista cada parte de la materia correspondiente, se convocaba a los


alumnos a través del Campus Virtual para la realización en un día concreto de
esta actividad. Esta convocatoria servía para evaluar un 20% de la calificación
correspondiente a la asistencia, según venía establecido en el Programa Docente,
quedando el 80% restante reservado para el examen final, y para incorporar las
nuevas tecnologías a esta técnica de innovación docente (Simkins, 1999, y
Arteaga, López, Ruiz, 2014). De esta manera, podían evitarse eventualidades
como que la ausencia en las sesiones magistrales tuviese una repercusión
negativa en la calificación final. Además, se conseguía que los alumnos,
habiéndose estudiado la materia porque lo consideraban como una prueba por
estar convocada con antelación, planteasen las dudas necesarias para la mejor
asimilación de la materia. Igualmente, los alumnos podían formular antes y
después de la realización del One Minite Paper aquellas dudas que les pudiesen
surgir telemáticamente (Lucas, 2010), siendo una manera de incorporar las
nuevas tecnologías a esta técnica de innovación docente.

Las preguntas planteadas en el One Minute Paper se correspondían con tres


bloques de materia impartidos en el primer curso y en un estadio inicial, que
podríamos clasificar entre Parte General y conocimientos básicos del Derecho,
Derecho de la Persona y Derecho de obligaciones y contratos. El primer supuesto
práctico consistía en identificar la obligatoriedad y la coercibilidad del art. 148 del
Código Civil, esto es, la conducta cuya realización impone una norma y la
consecuencia jurídica ante el incumplimiento. En concreto, este precepto versa
sobre la obligación de prestar alimentos que tienen determinadas personas por

262
razón de su parentesco. Esto se puede concretar, por ejemplo, en lo alimentos en
sentido amplio como necesidades básicas que debe satisfacer un padre respecto
de un hijo, o un hermano respecto de otro hermano, por citar algunos ejemplos.

El segundo supuesto práctico encomendaba al alumno identificar y justificar de


cada principio del ordenamiento jurídico cuáles se encontraban relacionados. Por
ejemplo, el principio de legalidad, consistente en que toda actuación de los
ciudadanos o los poderes públicos en el tráfico jurídico debe respetar la
legislación vigente, para no realizar un ejercicio arbitrario de las potestades
administrativas o una acción ilegal en el caso de los ciudadanos, se relaciona con
distintos principios. En primer lugar, se relaciona con el principio de interdicción de
la arbitrariedad, es decir, que todos los actos de los poderes deben de estar
realizados dentro del margen de la legalidad para evitar una actuación arbitraria.

El principio democrático se relaciona con el de legalidad porque en virtud de este


principio, y mediante la elección del poder legislativo, emanamos el órgano
legislativo que va a aprobar las normas que vinculan nuestra conducta a su
respeto. También se relaciona con el principio de jerarquía normativa, cuya
implicación práctica supone que las normas inferiores nunca pueden contradecir
las superiores, máxime la Constitución Española, porque este principio indica
cómo se va a aplicar el Derecho vigente. Igualmente, se relaciona con el principio
de publicidad de las normas, porque hasta que las normas no se publican
oficialmente no vinculan a los ciudadanos.

El principio de irretroactividad también indica cómo va a aplicarse el Derecho y


por ende el principio de legalidad, porque como regla general su aplicación es
hacia el futuro, y no con efecto retroactivo. Ello se vincula también con el principio
de seguridad jurídica, que permite conocer cuál va a ser el derecho aplicable en
cada momento y por tanto a que consecuencias se atenderá quien lo incumpla.
Finalmente, el principio de responsabilidad de los poderes públicos se relaciona
con el de legalidad porque existe responsabilidad patrimonial de la
Administración, por los daños que pueda causarnos el funcionamiento anormal de
los servicios públicos.

El tercer supuesto práctico consistía en resolver breves supuestos de hecho


relacionados con la distinción del Derecho Privado, que regula las relaciones
entre ciudadanos en un plano de igualdad, y el Derecho Público, que norma las
263
relaciones entre los ciudadanos y la Administración, especificando el área de
conocimiento de que se tratase. Por ejemplo la realización por un ciudadano de la
compraventa de un ordenador es Derecho Privado y Derecho Civil, mientras que
una compraventa realizada por un empresario, aunque sea de Derecho Privado
será Derecho Mercantil por la intervención de este sujeto con un requisito de
calificación específico. Otro ejemplo consistía en concretar el tipo de relación
mediante la celebración de un contrato de trabajo, y aunque pertenezca al
Derecho del Trabajo es Derecho Privado y en particular Derecho de la
contratación y de la negociación colectiva, mientras que cuando un ciudadano
solicita una prestación se trata de Derecho de la Seguridad Social, y por tanto
Derecho público.

El cuarto supuesto práctico, consistía en identificar el supuesto de hecho y la


consecuencia jurídica del art. 1902 del Código Civil, que regula la responsabilidad
civil por los daños que puedan causarse, y clasificar la norma. En este caso el
Código civil es una norma general, de aplicación a todo el territorio nacional, es
una norma común, porque no exige un requisito de calificación específico como
por ejemplo requiere el Derecho Mercantil, y es una norma imperativa porque
impone la obligación de indemnizar por el daño causado.

El quinto supuesto, relativo al Derecho de la Persona, consistía en determinar si


los supuestos planteados se correspondían a la capacidad jurídica o a la
capacidad de obrar. Por ejemplo, que un recién nacido tenga derecho a la vida se
refiere a la capacidad jurídica, es decir, la capacidad para ser titular de derechos y
obligaciones, mientras que la imposibilidad de un menor de edad de vender una
vivienda sin el complemento de capacidad de sus padres o un tutor se refiere a la
capacidad de obrar, esto es, la posibilidad de realizar actos con eficacia
vinculante en el trafico jurídico.

Finalmente, el sexto y último supuesto práctico, referente al Derecho de


Obligaciones y Contratos, consistía en identificar los problemas de validez de
distintos supuestos contractuales. Por ejemplo, un ciudadano realiza una
compraventa sin establecer un precio. En este caso, el contrato es nulo por falta
de causa, es decir, por ausencia de la finalidad económica del contrato, porque en
realidad la transmisión de la propiedad sin precio es una donación, motivo por el
cual se produciría una simulación contractual. Otro supuesto, por mencionar

264
algunos ejemplos, consistía en determinar qué sucede cuando una persona
mayor con dificultades para la comprensión contrata participaciones preferentes
de una entidad financiera porque dicha entidad le convence de que en realidad se
trata de un depósito bancario de un año de plazo. En este caso, el contrato es
anulable porque se ha producido dolo por parte de la entidad financiera, que ha
engañado a una persona que tenía dificultades para comprender el
funcionamiento de un producto que solamente debería haberse comercializado a
inversores, por su tendencia a la permanencia en el tiempo o perpetuidad.

Resultados

Los resultados obtenidos, más allá de computar la asistencia como exigía el


Programa Docente, son muy positivos. Por una parte, la motivación de los
alumnos para resolver correctamente los supuestos, especialmente en el turno de
resolución oral y corrección por parte del docente, era muy elevada. Igualmente,
servía para que si en el momento de la resolución tenían dudas sobre supuestos
cercanos a los planteados fuesen resueltos, u otros hipotéticos planteados de
forma oral por la docente (Morales Vallejo, 2011), lo que les mantenía
concentrados y atentos en proporcionar una respuesta correcta.

Respecto de los supuestos en concreto, los alumnos expresaron que les habían
resultado útiles para completar la materia, y que en ese momento es cuando se
dieron cuenta de que habían aprendido los conocimientos impartidos porque se
veían capaces de proporcionar respuestas acertadas. Asimismo, los alumnos
manifestaron que la pregunta más difícil, y que sin la intervención del docente no
habrían contestado correctamente, era la relativa a la vinculación de los principios
del ordenamiento jurídico entre sí. Lógicamente, sin una asimilación de cada
principio por separado, es decir, del concepto que se contiene en cada principio,
resulta difícil ver las relaciones de los principios entre sí. Por este motivo, y
siguiendo las indicaciones, debían prestar atención a las respuestas que no
fuesen ágiles, algo que ellos mismos detectaron, puesto que los casos plateados
tenían una dificultad baja y su respuesta, con una adecuada asimilación de la
materia, debía ser prácticamente automática. Igualmente, manifestaron
dificultades para resolver el último supuesto planteado, relativo a la validez de los
contratos, porque exige una memorización previa de las causas de nulidad y
265
anulabilidad de los contratos para que, una vez planteados, pueda automatizarse
la respuesta mediante la detección del elemento discordante de cada supuesto.

Discusión y conclusiones

Desde la implantación del Espacio Europeo de Enseñanza Superior, los nuevos


planes de estudio exigen la mejora del proceso de enseñanza como parte del
aprendizaje en el ámbito universitario. Este fenómeno ha motivado el surgimiento
de métodos complementarios a los tradicionales mediante los que se venía
impartiendo la docencia del Derecho Civil, con la finalidad de lograr una mayor
implicación del alumno en su proceso de aprendizaje. En este sentido, el One
Minute Paper permite una participación mayor al alumnado que voluntariamente
decida someterse al proceso de evaluación continua.

En suma, la valoración global de esta actividad, planteada como un mecanismo


objetivo y participativo para puntuar la asistencia en clase, es altamente positiva.
Por una parte, permite al alumnado advertir sus dificultades al mismo tiempo que
les motiva a superarlas porque se encuentra en plazo para ello, por la distancia
temporal existente con el examen final. Por otra parte, el docente puede constatar
cuál es el nivel general de la clase y mejorar aquellos aspectos que presentan
dificultades. Los resultados prácticos y de percepción constatan que la realización
de esta actividad, en lugar de optar por la evaluación única, mejora la motivación
del alumnado. Este elemento suele reflejarse en mejores calificaciones para los
alumnos que siguen la evaluación continua que los que se someten a la
evaluación final, que es en definitiva el objetivo de las técnicas de innovación
docente.

Referencias bibliográficas

Angelo, T. A., Cross, K. P. (1993). Classroom Assessment Techniques. A


Handbook for College Teachers. Jossey-Bass Publishers: San Francisco.

Arteaga Martínez, B., López Huguet, M. L., Ruíz Marín, M. (2014). La formación
pedagógica y didáctica del docente del grado en Derecho online.

266
Implementación de la técnica one minute paper. Academia Revista Sobre
enseñanza del Derecho, 12(23), 133-153.

Chizmar, J. y Ostrosky, A. (1998). The One Minute Paper: Some Emprical


Findings. Journal of Economic Education, 29(1), 3-10.

Cuseo, J. (2010). The one minute paper en student success strategies en on


course workshop. Disponible en: http://www.oncourseworkshop.com.

Draper, S. D. (2007). One minute papers. Departamento de Psicología.


Universidad de Glasgow. Disponible en:
http://www.psy.gla.ac.uk/~steve/resources/tactics/minute.html

Felder, R. (1992). How About a Quick One?. Chemical Engineering Education,


26(1), 18-19.

González García, I. One Minute Paper. En Sánchez González, M. P. (coord.),


Técnicas docentes y sistemas de Evaluación en Educación Superior.
Madrid: Narcea, 2010.

González, R. M., González, V. (2007). Diagnóstico de necesidades y estrategias


de formación docente en las Universidades, Revista Iberoamericana de
Educación, 43(6), pp. 1-14.

León, A. y García, L. (2010). El ‚one minute paper‛ como elemento eficaz y


asequible para la mejora de la calidad docente en el espacio europeo de
educación superior. Actas I Jornadas Andaluzas de Formación Inicial del
Profesorado Universitario. Universidad de Granada, 134-142.

Lucas, G. (2010). Initiating Student-Teacher Contact Via Personalized Responses


to One Minute Papers. College Teaching, 58(2), pp. 39-42. Disponible en:
http://www.tandfonline.com/doi/pdf/10.1080/87567550903245631

Morales Vallejo, P. (2011). El ‘one minute paper’. Disponible en:


http://web.upcomillas.es/personal/peter/otrosdocumentos/OneMinutePaper.
pdf

Rivero, R., Rivero, J. y Gil, L. (2000). El ‚one minute paper‛ y algunas otras
técnicas docentes. Ponencia presentada en el IX Encuentro de ASEPUC,
Las Palmas de Gran Canaria, 24-26 de mayo.

267
Romero, D. (2001). La enseñanza de la economía: algunas reflexiones sobre la
metodología y el control de la actividad docente. Documento de Trabajo n.
4/03, Instituto de Estudios Fiscales.

Sáez, J. L., Beltrán, J. L. y Garrido, I. (2010). La estrategia docente del papel al


minuto aplicada a materias del área de economía financiera y contabilidad
dentro del Espacio Europeo de Educación Superior. En I. A. Maximsev, V.
V. Krasnoproshin y C. Prado (Coords.). Global Financial & Business
Networks and Information Management Systems. España: Academia
Europea de Dirección y Economía de la Empresa.

Simkins, Scott P. (1999). Promoting Active-Student Learning Using the World


Wide Web in Economic Courses. Journal of Economic Education, 30(3), pp.
278-291.

Stead, D. (2005). A review of the one-minute paper. Active Learning in Higher


Education, 6(2), pp. 118-131.

Vivel Búa, M., Lado Sestayo, R., Fernández López, S. (2014). One minute papers:
rendimiento y satisfacción del alumnado. @tic revista d’innovació
educativa, 13, 1-11.

Vivel-Bua, M., Fernández López, S., Lado Sestayo, R. (2015). Innovación docente
con One Minute Paper, ¿afecta el rendimiento académico? Revista
electrónica de investigación educativa, 17(2), 48-61.

Vivel-Búa, M., Fernández-López, S., Lado-Sestayo, R., Otero-González, L. (2015).


¿Cómo Mejorar la Asimilación de los Contenidos Teóricos por parte del
Alumnado Universitario? Una Aplicación del One Minute Paper en
Contabilidad, REICE. Revista Iberoamericana sobre Calidad, Eficacia y
Cambio en Educación, 13(2), 67-84.

268