Вы находитесь на странице: 1из 7

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA DEFENSA


UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL POLITECNICA DE LA
FUERZA ARMANDA
LICENCIATURA Y ADMINISTRACION EN GESTION MUNICIPAL
UNEFA- NUCLEO ZULIA

UNIDAD I
RELACION LABORAL Y SU
FUNDAMENTO

ALUMNA:
ALEXANDRA GOTERA.
CEDULA:
27.104.311
PROFESORA:
MARIA BUITRAGO.
DERECHO LABORAL (CONCEPTO)
El Derecho laboral (también llamado Derecho del trabajo o Derecho
social) es una rama del Derecho cuyos principios y normas jurídicas
que tienen por objeto la tutela del trabajo humano, productivo, libre y
por cuenta ajena.
El derecho laboral o Derecho del trabajo es el conjunto de principios y
normas jurídicas que regulan las relaciones entre empleador,
trabajador, las asociaciones sindicales del Estado. El Derecho del
trabajo se encarga de normar la actividad humana lícita y prestada por
un trabajador en relación de dependencia a un empleador a cambio de
una contraprestación. Es un sistema normativo heterónomo y
autónomo que regula determinados tipos de trabajo dependiente y de
relaciones laborales.
De esta manera, el concepto de trabajo al que presta atención el
Derecho laboral es la actividad realizada por un humano que produce
una modificación del mundo exterior, a través de la cual aquél se
provee de los medios materiales o bienes económicos que precisa
para su subsistencia (productividad), y cuyos frutos son atribuidos libre
y directamente a un tercero. El fenómeno social para poder dejar y
evitar que todo esto ocurra dentro de lo que es el derecho laboral del
trabajo genera unas relaciones asimétricas entre las partes
contratantes, en las que existe una parte fuerte (el empleador) y una
parte débil (el empleado). Por ello, el Derecho laboral tiene una
función tuitiva con respecto al trabajador, tendiendo sus normas a
restringir la libertad de empresa para proteger a la parte débil frente a
la fuerte, y persiguiendo así fines de estructuración social tutelada.
EVOLUCION HISTORICA
El Derecho del Trabajo no es muy antiguo, pero el trabajo existe desde
que el hombre ocupa el mundo e incluso se habla en la Biblia
específicamente en el libro del Génesis del trabajo pero como castigo,
no era una norma jurídica si no una manera de disciplinar a nuestros
primeros padres por desobediencias a Dios, eso hizo que naciera el
trabajo como un castigo y en realidad no existía legislación sobre la
actividad laboral, no se sabía lo que significaba pacto entre trabajador
y empleador; en los primeros años no existía
una sociedad de consumo como la que conocemos hoy en día,
el hombre se dedicaba a subsistir y no se colocaba en relación a la
subordinación respecto a alguien, sólo tomaba lo que necesitaba de
la naturaleza, pero como el hombre necesitaba agruparse para su
sobre vivencia, comenzó a organizar el trabajo de su producción el
excedente para intercambiarlo por otro (trueque), así se
interrelacionaba con los demás y a la vez satisfacía sus otras
necesidades. No existe un detalle en la historia que nos muestre cuál
ha sido la evolución del trabajo, lo único que tenemos son
las instituciones que quedaron plasmadas y que nosotros la
interpretamos de determinadas formas, ejemplo el Código Humarabi,
donde encontramos algunas muestras basadas en hechos naturales y
religiosos que posteriormente pasaron a ser limitaciones del derecho
del trabajador.
Las leyes de Marcu surgieron posteriormente y de ella concluimos que
el hombre hizo una limitación a la jornada de trabajo, no precisamente
para que el trabajador descansara sino porque se dio cuenta que hay
un tiempo de luz y un tiempo de sombra y en el primero la mayoría de
los animales trabaja para poder descansar en el segundo, así se
pensó que el hombre debería hacer lo mismo, trabajar en tiempo de
luz y descansar en tiempo de sombra, esto implica de un recuento
formal debe empezar de la Roma antigua o Roma Clásica, no hay
necesidad de empezar desde Grecia porque toda la concesión de
Grecia la vamos a tener en Roma.
LEGISLACION CON COMPETENCIA EN MATERIA DE DERECHO
LABORAL EN VENEZUELA
La Legislación Venezolana se aplica a través de fuentes de producción
o fuentes propias en el DT y los siguientes poderes o instancias
sociales, que se manifiestan a través de sus formas normativas
correspondientes: El Estado: Es el primer ente con capacidad para
crear normas a través de sus poderes especializados como: – El
Parlamento, que se expresa normativamente a través de sus leyes. –
La Administración, que se expresa normativamente a través de sus
reglamentos, subordinados a las leyes y excepcionalmente a través de
Decretos Legislativos. Los Organismos Supra-Estatales, como: – La
Comunidad Internacional, de la que surgen Tratados y Convenios
Internacionales – La ONU, la OIT, la UE, a través de los Reglamentos
y las Directivas La Sociedad, es un ente abstracto, pero que es otra
fuente de crear normas como la costumbre. Los Interlocutores
Sociales, a través de los Convenios Colectivos. Es una fuente peculiar
que se da en el Derecho del Trabajo, y son las asociaciones de
empresarios, los sindicatos. Estos dos organismos por sí solos no
tiene poder social, pero conjuntados llegan a acuerdos con son
fuentes en sentido propio. Cada una de estas fuentes se encuentra
ordenada, conforme a su respectivo rango, de acuerdo con un sistema
piramidal, sistema de aplicación de las normas. Las Fuentes Estatales:
Fuentes Formales: Son normas que tienen su origen en el parlamento
– La Constitución, Ley Orgánica, Ley Ordinaria Fuentes Materiales:
Normas que tienen su origen en el gobierno – Decreto Legislativo y
Decreto Ley Potestad Reglamentaria: Denominados decretos, la
potestad reside en el poder ejecutivo.
PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES LEGALES E
INTERNACIONALES
PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES
La Carta Magna contiene una serie de principios de carácter laboral de
suma importancia para la consecución de sus fines, estas claves
jurídico-laborales según Pérez Perdomo son: “...normas permanentes
que constituyen las bases del ordenamiento jurídico laboral y sirven de
guías al juez o a los intérpretes de esas disposiciones para realizar la
justicia.” (2002). Los Principios Constitucionales del derecho del
trabajo se encuentran consagrados en su mayoría en el artículo 89 de
la Carta Magna, el cual reza:

"El trabajo es un hecho social y gozará de la protección del Estado. La


ley dispondrá lo necesario para mejorar las condiciones materiales,
morales e intelectuales de los trabajadores (...). Para el cumplimiento
de esta obligación del Estado se establecen los siguientes principios:

1. Ninguna ley podrá establecer disposiciones que alteren la


intangibilidad y progresividad de los derechos y beneficios laborales.
En las relaciones laborales prevalece la realidad sobre las formas o
apariencias.
2. Los derechos laborales son irrenunciables. Es nula toda acción,
acuerdo o convenio que implique renuncia o menoscabo de estos
derechos. Sólo es posible la transacción y convenimiento al término de
la relación laboral, de conformidad con los requisitos que establezca la
ley.
3. Cuando hubiere duda acerca de la aplicación o concurrencia de
varias normas, o en la
Interpretación de una determinada norma, se aplicará la más favorable
al trabajador o
Trabajadora. La norma adoptada se aplicará en su integridad.

4. Toda medida o acto del patrono o patrona contrario a esta


constitución es nula y no
genera efecto alguno.
5. Se prohíbe todo tipo de discriminación por razones de política,
edad, raza,
sexo o credo o por cualquier otra condición.
6. Se prohíbe el trabajo de adolescentes en labores que puedan
afectar su desarrollo integral. El Estado los protegerá contra cualquier
explotación económica o social.

Estos principios son los siguientes en el mismo orden:


1. Principio de la Intangibilidad y progresividad del derecho.
2. Principio de la irrenunciabilidad de los derechos.
3. Principio de la interpretación más favorable. “in dubio pro operario”.
4. Principio de nulidad de actos inconstitucionales.
5. Principio de la prohibición de la discriminación.
6. Principio de la prohibición del trabajo de los adolescentes.

La carta de la OEA de 1948, en el inciso b) del artículo 29, dentro del


Capítulo “Normas Sociales”; estableció lo siguiente: “El trabajo es un
derecho y un deber social; no será considerado como un artículo de
comercio, reclama respeto para la libertad de asociación y la dignidad
de quien trabaja y ha de efectuarse en condiciones que aseguren la
vida, la salud y un nivel económico decoroso, tanto en los años de
trabajo como en la vejez o cuando cualquier circunstancia prive al
hombre de la posibilidad de trabajar”.

Es importante destacar que no solo la constitución consagra al trabajo


como un hecho social y que está protegido por el Estado, sino que
también lo hace la Ley Orgánica del Trabajo en su artículo 1.

Además del artículo 89, la Carta Magna contiene otra serie de


Principios, que no están expresados de manera tácita como laborales,
sino que de forma implícita como por ejemplo los Principios
relacionados a los Derechos Humanos, los Principios a fines a los
Tratados y Acuerdos que firme la República, entre otros de igual
importancia pero que llevarían todo un trabajo particular el
desarrollarlos y no estarían en tono con la materia que estamos
desplegando.

Las funciones de los Principios Constitucionales Laborales: Inspiran,


Informan, Gestan el contenido del Derecho positivo, está, en cierto
modo, condicionado por este... y son el fundamento del ordenamiento
jurídico del derecho del trabajo. Tienen una función normativa ya que
en caso de ausencia de la ley actuarán como fuente supletoria. Los
Principios Laborales, consagrados en la Constitución y en la Ley,
tienen como función orientar al Juez para impartir Justicia.

OIT
La OIT es la institución mundial responsable de la elaboración y
supervisión de las Normas Internacionales del Trabajo. Es la única
agencia de las Naciones Unidas de carácter “tripartito” ya que
representantes de gobiernos, empleadores y trabajadores participan
en conjunto en la elaboración de sus políticas y programas, así como
la promoción del trabajo decente para todos. La Organización
Internacional del Trabajo fue fundada el 11 de abril de 1919 en el
marco de las negociaciones que se abrieron en la Conferencia de la
Paz realizada primero en París y luego en Versalles al finalizar la
Primera Guerra Mundial. La OIT sanciona convenios internacionales y
recomendaciones. Ambos requieren una mayoría de dos tercios para
ser aprobadas por la Conferencia Internacional. Los convenios
internacionales constituyen tratados internacionales obligatorios para
sus miembros una vez ratificados, en tanto que las recomendaciones,
no son obligatorias, no son ratificados por los Estados miembro y
constituyen sugerencias a los países para ir progresando en las
relaciones laborales.
MERCOSUR
El MERCOSUR es un elemento de estabilidad en la región, pues el
entramado de intereses y relaciones que genera profundiza los
vínculos tanto económicos como políticos y neutraliza las tendencias
hacia la fragmentación. Los responsables políticos, las burocracias
estatales, los trabajadores y los hombres de empresa tienen en el
MERCOSUR un ámbito de discusión, de múltiples y complejas facetas,
donde se pueden abordar y resolver asuntos de interés común. Los
cuatro Estados Partes que conforman el MERCOSUR comparten una
comunión de valores que encuentra expresión en sus sociedades
democráticas, pluralistas, defensoras de las libertades fundamentales,
de los derechos humanos, de la protección del medio ambiente y del
desarrollo sustentable, así como su compromiso con la consolidación
de la democracia, la seguridad jurídica, el combate a la pobreza y el
desarrollo económico y social con equidad.

Оценить