Вы находитесь на странице: 1из 18

Pbro.

Ricardo
Ramos
BIBLIOGRAFÍA
Pbro. Ricardo Ramos
•El material de esta presentación sigue el siguiente artículo:
•María G. Muzj, Il mistero cristiano del colore, en: www.mysterion.it, n°1 2016.
•Bibliografía
•Charles Bernard, Teologia Simbolica, CRE Roma 1984.
•Dionisio Areopagita, Obras Completas
•Egon Sendler, L’icona immagine dell’invisible. Elementi di teología, estética e
técnica, San Paolo, 1985.
•Johannes Itten, Arte del color, Ed. Bouret, Paris
•Philippe Sers, Icônes et saintes images. La represéntation de la
transcendance, Les Belles Letres, Paris 2002.
•Revue Arts Sacrés, dossier: “La couleur, intensité del’esprit”, N° 36, 2017.
“Ante él nada sucede sin
sentido, sin signo o sin motivo”
S. Ireneo AH IV, 18,2
• EL COLOR, INTENSIDAD DEL ESPÍRITU
• El color constituye un modo de expresión autónomo en la cultura y
en la religión
• Portador de símbolos, resume las categorías de lo bello y los valores
morales
• En el arte sacro, “completa’’ el diseño y da vida a la imagen
• En el cristianismo, es la carne de la encarnación, cuando el diseño no
es más que su ‘prefiguración’
• A menudo es convocado para articular en lo visible esto que la figura
no puede representar: expresar un estado del alma, una emoción
tanto divina como humana
• Pero en el umbral de las experiencias espirituales más intensas, el
color da paso a la luz divina
EL COLOR EN LAS TEOFANÍAS
• Experiencias teofánicas del PT y NT están comprometidos tanto
la vista como el oído
• El oído: voz y sonido de varias naturalezas: fragor del trueno,
relámpagos y del terremoto, sonido de aguas abundantes, el
soplo del viento, gritos y cantos de los ángeles, etc.
• La visión: el cielo nocturno salpicado de estrellas lucientes, cielo
abierto y visiones más brillantes que el sol, montañas envueltas
en erupción de fuego, el arco iris
• Los colores forman parte de las teofanías escriturísticas: el azul
profundo del cielo nocturno, el oro y la plata de las estrellas, la
zarza verdeante envuelta de fuego, la montaña incendiada, el
pavimento de zafiro bajo el trono divino, los colores de la Tienda
de la Alianza, la Jerusalén celestial…
• Es impactante ante las ‘respuestas divinas’ el contexto natural,
inseparable del ambiente cromático
• Colores vibrantes, -no son colores firmes/opacos- expresados por medio
de piedras preciosas en algunos casos; son colores vibrantes de luz,
irradiantes, en los que todo es color y todo es luz en la cual podemos
como ‘zambullirnos’.
• La referencia a las trompetas –junto a terremotos, truenos y relámpagos-
testimoniando de esa forma la presencia del Señor que habla y
hace: mientras tanto Moisés recibe la Ley. “Al percibir los truenos,
los relámpagos y el sonido de la trompeta, y al ver la montaña humeante,
todo el pueblo se estremeció de temor y se mantuvo alejado.” Ex 2018.
• El Señor se manifiesta siempre en un cuadro en que los
elementos pertenecen al mundo natural: la noche, la montaña, la
piedra de zafiro, etc.
• Ex 1,26-2,3“Y se produjo un estruendo sobre la plataforma que
estaba sobre sus cabezas. Encima de la plataforma que estaba sobre
sus cabezas, había algo así como una piedra de zafiro, con figura de
trono; y encima de esa especie de trono, en los más alto, una figura
con aspecto de hombre.
• Entonces vi un fulgor como de electro, algo así como un fuego que lo
rodeaba desde lo que parecía ser su cintura para abajo; vi algo así
como un fuego y una claridad alrededor de él: como el aspecto del
arco que aparece en las nubes los días de lluvia, así era la claridad
que lo rodeaba. Este era el aspecto, la semejanza de la gloria del
Señor. Al verla, caí con el rostro en tierra y oí una voz que hablaba.”
• Esa voz me dijo: Levántate, hijo de hombre, porque voy a hablarte.
Cuando me habló, un espíritu entró en mí y me hizo permanecer de
pie, y yo escuché al que me hablaba. El me dijo: Hijo de hombre, yo
te envío a los israelitas, a un pueblo de rebeldes que se han
rebelado contra mí; ellos y sus padres se han sublevado contra mí
hasta el día de hoy.
• NT:
• También se dan las teofanías comprometiendo la vista y el oído
• Natividad: “un gran luz” y resuena el canto de los ángeles
• Bautismo en el Jordán: Cristo inmerso en las aguas, los cielos se
abren y resuena la voz del padre
• Transfiguración: montaña, noche? Una luz más espléndida que el
sol, vestidos blanquísimos, la bruma de una nube luminosa y al final
la voz del Padre
• Ascensión: montaña, nube que oculta al Cristo glorioso y la voz de
los ángeles
• Pentecostés: el sonido de un eco/viento impetuoso y llamas de
fuego que significan el cumplirse del Don de los alto.
• Ap. La riqueza perceptiva llega a un ápice: sonidos de instrumentos
y cantos, diversos colores de la ciudad santa, vestidos blancos de
los mártires, el rojo fuego de los ojos del Logos, olores y vapores de
azufre, etc.
• También sonidos de trompetas y visiones divinas…
• Nacimiento de Israel, la nueva creación después del pasaje del
Mar Rojo

• Sab. 19,6-9: “[…] mientras tu pueblo emprendía un


viaje maravilloso, encontraran ellos una muerte
insólita. Porque toda la creación, obediente a tus
órdenes, se transformó de nuevo en su misma
naturaleza para resguardar sanos y salvos a tus hijos.
Vieron la nube que daba sombra al campamento, la
tierra firme que emergía de lo que antes era agua, un
camino abierto en el mar Rojo y una llanura verde en
las olas impetuosas, por donde tus protegidos pasaron
en masa, contemplando prodigios admirables.”
•¿Por qué en la escritura todo este
derroche de referencias a
experiencias sensibles, no sólo de
sonidos, sino también de formas,
colores, perfumes?
LA CONFIRMACIÓN DE LA
VISIÓN
1. La visión divina no es un fin en sí misma pero son muy importantes en
las dinámicas de las llamadas proféticas
2. Las visiones son claras e indeterminadas a la vez: ‘cómo si…’,
‘semejante a…’. No se definen los contornos de la Presencia divina:
nubes, humo, etc:
• DIALÉCTICA DE AFIRMACIÓN Y NEGACIÓN QUE CONFIERE AL RELATO UN
VALOR DE TESTIMONIO EXGRAORDINARIO Y LÚCIDO
3. Las visiones se traspasan inmediatamente en audición, culminando
siempre en una revelación escuchada y, la visión, convalida la
autenticidad de una experiencia de Dios concretamente vivida
4. Las audiciones aclaran el sentido de las visiones, y por ser “vividas
concretamente” permanecen impresas en la memoria del profeta
La visión no es autónoma (como si se quisiese tener un
conocimiento ultraterreno y nada más). La visión finaliza al
escuchar la Palabra como complemento de revelación para
una autocomprensión ministerial y confirmar un
conocimiento personal de los designios de Dios
IMPACTO
AFECTIVO
• ROL AFECTIVO DE LA CONFIRMACIÓN
• DEBIDO A LA EXPERIENCIA HUMANA UNIVERSAL DE LA EQUIVALENCIA ENTRE
VISIÓN Y PRESENCIA: esto que se ve con los propios ojos está presente
poniendo en movimiento su afecto, es decir, su DESEO DE VIDA
• La respuesta teológica consiste en afirmar que la visión profética posee
un rol afectivo de confirmación en vistas de una finalidad ministerial
• El hecho CROMÁTICO está implícito en el acto mismo de la visión (nunca
son en blanco y negro…)
• El ser humano vive en un mundo donde la luz hace aparecer los colores
• La sensación cromática es la forma más primitiva de nuestro
conocimiento de las cosas externas
• El color aparece como ligado a la forma
• La percepción del color acontece en el espacio y en la duración, y de
esta forma se imprime en la memoria:
• “El color obra en nosotros, ocupando una sucesión de momentos escalonados
en el tiempo, que van de la sensación del inicio, luego a la excitación de los
nervios, a las emociones consecutivas a estados afectivos, los cuales se realizan
progresivamente, se despliegan y ocupan pues la duración interior” R. Huyghe
• “El color que es vibración como la música […] está en grado de captar esto que
en la naturaleza es lo más general y más vago a la vez: su fuerza interior”
(Delacroix a Gauguin)
• Es justamente la “resonancia”, el prolongarse en la duración interior del
efecto de la onda sonora (música) como de la onda cromática, lo que explica
el impacto emocional y la permanencia en la memoria vivida.
• “El color, es una fuerza mucho más misteriosa que aquella de la
línea” Delacroix
AFECTIVIDAD Y
COLOR
• La percepción del color compromete la afectividad
de aquel que mira:
• “Los colores son radiaciones, energías que actúan sobre nosotros tanto
positivamente como negativamente, y sin embargo no tenemos conciencia” J.
Itten.
• Relaciones primarias objetivas relacionadas a la
afectividad:
• El rojo es el primer color asociado en la humanidad a un significado espiritual
• Blanco o amarillo: a la luz/ divinidad
• Negro: oscuridad
• Rojo: sangre o de la llama
• Verde: la vegetación
• La antigüedad: valorización de la relación del color con la luz: valores
como la transparencia (ágatas, alabastros, cristal de roca, piedras
preciosas), traslúcido, el tornasolado, iridiscencia (madreperla)
• “El color es vida, porque un mundo sin colores
sería un mundo sin vida. Los colores son ideas
primordiales, generadas de la luz incolora
originaria y de su contrario, la oscuridad sin
tinta. Como la llama produce la luz, la luz
genera los colores. Los colores son creaturas
de la luz y la luz es la madre de los colores. La
luz, el fenómeno primero del universo, nos
revela en los colores el espíritu y el alma vital
de nuestro mundo” J. Itten
• La percepción del color se conecta con la
memoria y la afectividad de la persona
• Marc Chagall: la presencia de la mujer amada
asociada a la imagen del vuelo, lleva consigo la
totalidad de la paleta de colores del artista:
• “Yo abría la ventana de la estancia y el aire
azul, el amor y las flores entraban con ella.
Toda vestida de blanco o toda en negro ella
volaba desde hacía mucho tiempo a través de
mis telas, guiando mi arte”
• VAN GOGH: Con los colores se pueden expresar los sentimientos
más profundos:
• “Expresar el amor de dos enamorados con un
matrimonio de dos complementarios, su mezcla y
sus contrastes, las vibraciones misteriosas de los
tonos al acercarlos. Expresar el pensamiento de una
frente con la radiosidad de un tono claro sobre un
fondo oscuro. Expresar la esperanza con cualquier
estrella. El ardor de un ser con una irradiación del
sol menguante. Expresar con el rojo y el verde las
terribles pasiones humanas. ¿No es cierto que no se
ve a golpe de vista realístico, sino que es alguna
cosa que posee una existencia real?” Carta a su hno.
Théo
• “El color se refiere a la vida afectiva” (Ch.
Bernard). Color, música, poesía, perfumes,
son su lenguaje privilegiado, y a su vez
expresión del deseo de vida.
• Por tal motivo se aplica a la descripción
de la vida interior
• Los colores pueden significar ya sea “la
intensidad y la liberación de la vida
afectiva”
• Ya sea un estado de angustia o de
disgregación