Вы находитесь на странице: 1из 3

Unidad Educativa San Luis Gonzaga

Nombre: Emily Torres

Curso: Primero “B”

Filosofía Kantiana- Imperativo categórico - Método dialéctico

Inmmanuel Kant fue uno de los filósofos más reconocidos por la importancia que le dio a la
filosofía y todos sus postulados que permitieron darle más sentido a la misma tras sus estudios
y publicaciones de tres de sus obras más conocidas, “Crítica de la razón pura”, “Crítica de la
razón práctica” y “Crítica del juicio”.

A partir de estas tres obras se encuentran temas centrales de su teoría, y una posible
respuesta de por qué el creía que la filosófica respondía todo, ya que se hallan tres apartados
los cuales establece, ¿qué puedo conocer?, ¿qué debo hacer? ¿y qué debo esperar?, a los
cuales Kant responde que la filosofía se encarga de establecer los principios que conlleva al
conocimiento y científico y al conocimiento humano, además, propone que mediante la filosofía
el hombre se desarrolla y sabe lo que tienen que hacer porque mediante aquella puede
conocer sus libertades, y concluye que la filosofía establece el destino del ser humano.

Sin embargo, sus postulados no son una verdad absoluta ya que hay varios temas en la
filosofía que son debatidos por varias corrientes filosóficas las cuales presentan un argumento
distinto, y por ende no se puede pretender que la filosofía plantee respuestas objetivas, no
obstante, entre los temas centrales de la teoría kantiana, se halla el idealismo trascendental
que establece que el conocimiento del ser humano debe referirse únicamente a los fenómenos,
asimismo, que la experiencia influye en la percepción que cada hombre tiene sobre el objeto, y
por tanto, el idealismo trascendental es considerado subjetivo y relativo.

Con lo concierne al tema, considerar que la experiencia es fundamental para el conocimiento y


percepción de los objetos es acertada, ya que posterior al postulado de Kant, surgieron
corrientes del relativismo que estudiaron las verdades absolutas para desmentirlas, y
considerar que si el conocimiento se lo adquiere a través de la experiencia (empirismo) es
imposible obtener una verdad absoluta y objetiva, además, se analizó la percepción sensorial
que tiene un rol fundamental en la creación del conocimiento, ya que a través de esta el ser
humano percibe de una u otra manera un objeto o un fenómeno.

Asimismo, surge otra de las ideas kantianas, el a priori y el a posteriori, siendo el primero todo
lo que no le precede a la experiencia, siendo que todo es innato del sujeto cognoscente, de
manera contraria, a posteriori es referente a todo lo que depende de la experiencia; y así de
estas dos nacen los juicios a priori y a posteriori.

Finalmente, la ética kantiana es el eslabón mayor de todo lo que concierne a este filósofo, ya
que le da a la ética un sentido contrario a los ya conocidos con anterioridad, pues, la ética
kantiana no determina lo que se debe hacer, sino, como se debe actuar. En particular, este
postulado es válido, ya que la ética por si se basa en el estudio del comportamiento humano y
la relaciones entre el bien y el mal para definir cómo actuar dentro de la sociedad, mas no que
hacer dentro de ella.

Es así que, a partir de la ética kantiana nace su concepto central que es el imperativo
categórico, el cual es un mandato autónomo y autosuficiente para regir el comportamiento
humano partiendo únicamente de la razón y siendo independiente de una autoridad divina,
siendo así todos mandamientos universales para que el ser humano sepa actuar en sociedad,
por ejemplo: ser respetuosos con todas las personas sin importar su ideología , identidad e
idiosincrasia; el valor ético a analizar es el respeto, el cual yace de la razón y no es dictado por
una autoridad, sino que el ser humano es consciente de que tiene que ser respetuoso y quiere
merecer y recibir lo mismo, por lo tanto, el imperativo categórico permite a los seres humanos
relacionarse unos con otros y vivir en sociedad por el hecho de ser seres políticos y sociales.

Es así que, para conseguir una convivencia armónica entre todos, ser hombres éticos y llevar a
la praxis el imperativo categórico, es menester aplicar el dialogo, el cual se consigue a través
de método dialectico, ya que este es conocido como el arte de dialogar y debatir, en el que se
contrastan ideas y argumentos para hallar una solución o una verdad que permita crear leyes,
mandaros, etc.; y así satisfacer a los seres humanos.

Con respecto al tema, el método dialectico se originó en la antigua Grecia con los filósofos más
populares como Platón, Aristóteles y Sócrates, los que consideraban que la dialéctica era el
único medio para llegar al verdadero conocimiento, ya que el debate demanda preguntas que
conducen a respuestas y a partir de estas se van generando las hipótesis y posteriormente un
conocimiento.

De manera similar, Hegel propone el método dialectico para construir el conocimiento,


partiendo de una tesis que es cualquier tipo de argumento, y de este se genera una antítesis
que viene a ser un contraargumento, que consigue generar controversia y debate para así
llegar a la síntesis que es la cesación de las contradicciones para llegar a una idea general y
colectiva.

Por lo tanto, es menester ser conscientes de la utilidad de la dialéctica en la vida cotidiana del
ser humano para la resolución de conflictos, por ejemplo, la tecnología es esencial en la
actualidad por toda la utilidad para comunicarse con otros y en forma general es una
herramienta positiva para el ser humano, no obstante , existen desacuerdos, ya que, algunas
personas consideran que la tecnología hace del ser humano un animal irracional y
desconectado de la realidad, así mismo lo hace más malvado ya que tiene acceso a más
herramientas para destruir a los demás, pero en conclusión, sin la tecnología ahora mismo, en
época de una pandemia mundial, todos estaríamos desconectados.

A partir del ejemplo se vislumbra una contradicción de ideas, siendo así; la tesis, el argumento
a favor de la tecnología; la antítesis, la tecnología es perjudicial; y, por último, la síntesis, sin
tecnología el ser humano estaría desconectado. En conclusión, es imposible pensar en un
mundo donde no exista el dialogo, ya que este nos conlleva a nuevas ideas y nuevos
descubrimientos que permiten el avance de la sociedad para el beneficio del ser humano.