You are on page 1of 4

Revisión

AM. García de Hombre ORL-DIPS 2004;31(2):62-65

Revisión sobre los abscesos profundos


del cuello

Alina Mª García Resumen nos paranasales, esófago o vértebras, secundario a


de Hombre fracturas de la mandíbula, quemaduras, post radio-
Los abscesos profundos del cuello son procesos infec-
terapia, abordaje venosos profundo, cirugía o morde-
ciosos de extrema gravedad por las complicaciones tanto
Médico especialista locales como a distancia que pueden causar. El objetivo de duras3,4.
en ORL este trabajo es revisar la historia, comportamiento actual,
Hospital General Con el uso generalizado de antibióticos, los cuadros se
cuadro clínico, particularidades de cada absceso, diag-
de Fuerteventura han modificado y provoca que en muchos casos no
nóstico, manejo médico quirúrgico y complicaciones.
logremos identificar el foco primario de la infección.
Palabra clave: Absceso profundo del cuello. Fascia cer-
vical. Para comprender la fisiopatología de los APC es ne-
cesario conocer la disposición anatómica de las
fascias del cuello.
Summary
The deep abscesses on the neck are infectious prosesses Fascia cervical (FC) se dividen en:
of extreme seriousness because of the complications both
– Fascia cervical superficial (FCS)
local and at a distance that may arise. The aim of this
work is to revise its history, its current behaviour, its clinical – Fascia cervical profunda (FCP)
history, the peculiarities of the abscess cause, diagnosis, - Capa superficial
medical-surgical maneuver and complications.
- Capa media o visceral
Key words: Deep neck abscesses. Cervical fascia. - Capa profunda o prevertebral
a.Capa prevertebral
b. Capa alar
- Vaina carotídea
Introducción
La tendencia actual con el desarrollo de la resisten- FCS
cia bacteriana a los antibióticos, el resurgimiento de
enfermedades como la tuberculosis, las micosis; el – Envuelve el cuello completamente.
aumento de lesiones traumáticas a nivel cervical por – Delimita al músculo platisma del cuello.
accidentes o por actos violentos, la aparición del – Tiene poco importancia en las infecciones pro-
síndrome de inmunodeficiencia adquirida, el deterio- fundas del cuello.
ro de las condiciones de vida de numerosos habitan-
Correspondencia: tes del planeta, han determinado la permanencia y
Alina María García el aumento de los abscesos profundos del cuello FCP Capa superficial
de Hombre (APC)1,2.
Hospital General – Se inserta en la mandíbula, línea nucal del crá-
de Fuerteventura Los APC se conocen desde la época de la medicina neo y apófisis mastoides.
Carretera al Aeropuerto griega y romana y durante muchos siglos; antes la – Por debajo llega hasta el raquis cervical, claví-
Km 1 era antibiótica se trataba solo con medios quirúrgi- cula y escápula.
Servicio de ORL cos. Su etiología la mayoría de las veces está rela-
35600 Puerto del Rosario cionada con un foco infeccioso en la vía respiratoria – Por delante se une al hioides.
Fuerteventura alta dígase, adenoamigdalitis, otitis, infección en las – Envuelve al músculo trapecio, esternocleidomas-
E-mail: aliadal@terra.es glándulas salivares, causa odontógena, sepsis en se- toideo y glándulas salivares parótida y submaxilar.

62 ORL-DIPS 2004;31(2):62-65
Revisión sobre los abscesos profundos del cuello

FCP Capa media o visceral – Superficiales: afectan el tejido celular subcutá-


neo, son autolimitados, no ofrecen problemas
– Se inserta por arriba y delante en el hueso hioides para el diagnóstico o tratamiento, no pasan la
y cartílago tiroide. aponeurosis superficial.
– Se inserta por debajo y delante en el esternón. – Profundos:
– Se inserta por detrás y arriba en la parte baja - Suprahioideo
del cráneo. - Submentoniano
– Se continúa por debajo con el pericardio y cubre - Submaxilar
la porción torácica del esófago y tráquea. - Parotídeo
– Por tanto se extiende desde la base del cráneo - Periamigdalino
hasta el mediastino. - Retrofaríngeo
- Infrahioideo
– Rodea a los músculos pre-laríngeos, glándula
tiroides, laringe, tráquea, faringe, esófago, mús- - Tirohioideo (del conducto tirogloso)
culo esternohioideo, esternotiroideo, tirohioideo - Circunscrito
y omohioideo. - Laringotraqueal
- De la vaina del músculo esternocleoidomas-
toideo
FCP Capa profunda - Sub-aponeurótico y de la vaina carotídea
- Infrahioideo
Fascia prevertebral - Laterofaríngeo (faringomaxilar)
- Difuso
– Cubre la cara anterior de los cuerpos vertebrales
desde la base del cráneo al coxis. - Absceso profundo difuso
- Celulitis cervical difusa6.
– Se fija lateralmente a las apófisis transversas.
Las causas desencadenantes más frecuentes son la
– Va profunda al músculo trapecio y cubre los
músculos pre vertebrales. sepsis dentaria seguida de la amigdalar7-9.

Se trata de infecciones polimicrobianas aerobias y


Fascia alar anaerobias, los gérmenes aislados más frecuentes
– Parte de la apófisis transversa de un lado hasta son bacteroides, peptostreptococcus, fusobacterium,
las contralaterales cruzando la línea media. streptococcus beta hemolítico, staphylococcus
aureus y epidermidi, streptococcus pneumoniae,
– Es la más anterior de las dos.
staphylococcus aureus. Los Gram - son infrecuentes,
pero se ven implicados en cuadros agresivos10,11.
Vaina carotídea
Vaina fibrosa compuesta por las tres capas de la Cuadro clínico
FCP.
Predominan la mayoría de los siguientes síntomas,
Estas fascias delimitan espacios y en dependencia el malestar general, fiebre, escalofríos, rigidez cervi-
del espacio que esté implicado será el cuadro clínico cal, trismus, odinofagia, disnea, sensación de cuer-
y la posible diseminación de la infección con las con- po extraño y sialorrea. El peligro de ruptura y disemi-
secuentes complicaciones5. nación de pus a la vía aérea es constante y puede
producirse durante las maniobras de exploración.

Clasificación de utilidad clínica


y quirúrgica de los abscesos Particularidades de cada absceso
profundos del cuello Absceso periamigdalino
Existen publicadas múltiples clasificaciones de los Se localiza el pus entre la cápsula amigdalina y el
APF. Nosotros en nuestro centro utilizamos la que músculo constrictor superior. Es la infección más fre-
exponemos porque nos parece la más completa y cuente de los espacios profundos del cuello. Se invo-
práctica en el momento en que vamos a decidir la ca la teoría del origen de la infección en un grupo de
actuación sobre el enfermo. glándulas salivares que se encuentran en el espacio

ORL-DIPS 2004;31(2):62-65 63
AM. García de Hombre

supratonsilar y vierten su contenido de saliva a la tro, hay totícolis, disfagia y escaso o nada trismus.
porción media de la amígdala. Se diagnostica se rea- De ser necesaria la cirugía se realiza por vía cervi-
liza con la inspección faríngea, punción y el recuento cal, se contraindica la vía oral.
leucocitario, menos frecuente hay recurrir a la
ecografía intraoral y tomografía computarizada. En
más de las 2/3 partes se aísla flora mixta aerobia y Absceso submandibular
anaerobia. El germen aerobio más frecuente es el
streptococcus beta hemolítico del grupo A seguido Su aparición está relacionada con alguna infección
del Haemophylus y staphylococcus aureus. De los dental en la región apical. Cuando el pus está por
anaerobios encabeza la lista el fusobacterium, encima del músculo milohioideo se le llama absceso
bacteroides y veilonella. El tratamiento tiene cuatro sublingual, este evoluciona al submandibular. Se drena
vertientes puede ir desde el tratamiento enérgico por vía oral y/o vertical. Una forma especial por su
parenteral, la punción y aspiración, la incisión más extrema gravedad es la angina de Ludwig. Se trata de
drenaje (vía oral) y la amigdalectomía en caliente. La una celulitis gangrenosa del suelo de la boca, que se
amigdalectomía en frío casi siempre se realiza con el puede extender rápido a la región y a otras áreas.
segundo episodio de absceso, nunca con el primero5,12. Aumenta considerablemente de grosor la lengua y los
músculos suprahioideos, se desplaza la lengua hacia
atrás y arriba no suele haber fluctuación. Potencial-
Absceso retrofaríngeo mente puede progresar a la vaina carotídea. En la fase
inicial el tratamiento es antibiótico en etapa avanzada
Es más frecuente su afectación en la infancia por hay que realizar traqueotomía más cervicotomía.
debajo de los cinco años, como consecuencia de
complicación de una infección banal nasofaríngea,
cuerpos extraños, traumatismos de la faringe o Absceso parotídeo
adenitis supurada. En el adulto está relacionado con
trauma quirúrgico o cuerpo extraño. Se aprecia tor- La aponeurosis que la cubre tiene numerosos tabi-
tícolis, estridor inspiratorio, sialorrea, voz nasal, ques que hacen los abscesos loculados, por lo que
odinofagia. El estudio que mayor rendimiento tiene es es necesario realizar múltiples aberturas en la glán-
la radiografía cervical lateral realizada en inspiración. dula a la hora de drenarla. No existe espacio anató-
Será positiva siempre que el ensanchamiento sea su- mico entre la fascia y la glándula, por lo que la infec-
ción de este espacio siempre son de la glándula o
perior a 2 ½ cuerpos vertebrales de C2 o C3, cuando
exista obliteración de la columna aérea, presencia de bien se sus ganglios.
gas o rectificación de la lordosis cervical. Se drena por
vía oral en posición de Trendelemburg. Esta localiza-
ción entre el área retronasal y prevertebral conocido Espacio pretraqueal
también como “espacio peligroso” (danger space) co- La infección en esta zona se debe a trauma interno
munica directamente con el mediastino. Se deduce la por cuerpo extraño, maniobra exploratorias o por trau-
importancia de su correcto manejo4,5. matismo sobre la laringe o tráquea.

Absceso faringoamigdalar Vaina carotídea


Este espacio es afectado en el 30% de los APC. Llamada autopista de Lincoln hacia el mediastino
Cuando la infección se localiza en el espacio cuando la sepsis se localiza en el paquete vásculo-
parafaríngeo también llamado faringomaxilar o nervioso del cuello4,5,8.
laterofaríngeo en la zona pre-estiloidea aparece un
desplazamiento de toda la pared faríngea rechazan-
do la amígdala hacia abajo y adentro y marcado
trismus por irritación del músculo pterigoideo inter- Diagnóstico
no. Este espacio contiene tejido adiposo, arteria
maxilar interna y los nervios, lingual, dentario infe- El análisis del cuadro clínico con la particularidades
rior y aurículo temporal. Se diagnostica por la pun- de cada absceso, el estudio radiológico, menos fre-
ción y aspiración. La afectación del espacio cuente la ecografía, la fórmula hemática con
retroestiloideo produce inflamación de la pared late- leucocitosis a predominio de neutrófilos polinucleares
ral de faringe con o sin inflamación del pilar poste- y la punción con cultivo nos llevan al correcto diag-
rior, rechazo de la amígdala hacia delante y aden- nóstico. En el caso de tratarse de un germen aerobio

64 ORL-DIPS 2004;31(2):62-65
Revisión sobre los abscesos profundos del cuello

a las 24 horas podemos obtener el crecimiento, de LM, Marco J, Medina J, Ortega P, Trinidad J. Tratado de
tratarse de un anaerobio hasta las 72 horas no ten- otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello. Madrid:
dremos el resultado. Editorial Proyectos Médicoa S.L, 1999;2094-104.
6. Mandujano Valdes M. Urgencias otorrinolaringológicas.
No hay que olvidar que la sensibilidad de la TC es En: Levy Pinto S, Mandujano Valdes M. Otorrinolarin-
del 87,9% y se recurre a la ecografía si no se dispo- gología pediátrica. 4ªed, McGraw-Hill Interamericana
ne de la TC13-16. de México, 1999;449-59.
7. el-Sayed Y, al Dousary S. Deep-neck space abscesses.
J Otolaryngol 1996;25:227-33.
Complicaciones 8. Martines Novoa MD, Mas Mercant S, Bonilla Pérez A,
Arbona Amer A, Mas Bonet A. Deep infections of the
neck. An Otorrinolaringol Ibero Am 1998;25:271-7.
Al Igual que cualquier foco séptico, desde la región
cervical se puede extender la infección por contigüi- 9. Bottin R, Marioni G, Rinaldi R, Boninsegna M, Salvadori
dad o diseminarse a distancia. Sin dudas la ruptura L, Staffieri A. Deep neck infection: a present-day
carotídea y la insuficiencia respiratoria aguda son las complication. A retrospective review of 83 cases
más dramáticas. (1998-2001). Eur Arch Otorhinolaryngol 2003;260:
576-9.
La mortalidad disminuye con el diagnóstico y el tra- 10. Parhiscar A, Har-El G. Deep neck abscess: a
tamiento precoz. La causa más frecuente de morta- retrospective review of 210 cases. Ann Otol Rhinol
lidad es el shock séptico17,18. Laryngol 2001;110:1051-4.
11. Cmejrek RC, Coticchia JM, Arnold JE. Presentation,
diagnosis, and management of deep-neck abscesses
in infants. Arch Otolaryngol Head Neck Surg 2002;
Tratamiento 128:1361-4.
12. Matsuda A, Tanaka H, Kanaya T, Kamata K, Hasegawa
La pauta aceptada hoy día es una de estas cuatro
M. Peritonsillar abscess: a study of 724 cases in Japan.
alternativas vía parenteral intravenosa (IV): Ear Nose Throat J 2002;81:384-9.
– Penicilina G sódica 13. Kirse DJ, Roberson DW. Surgical management of retro-
– Penicilina G sódica IV + metronidazol IV pharyngeal space infections in children. Laryngoscope
2001;111:1413-22.
– Cefazolina de segunda generación
14. Yusa H, Yoshida H, Ueno E, Onizawa K, Yanagawa T.
– Cefazolina de tercera generación (no cubre bien Ultrasound-guided surgical drainage of face and neck
los anaerobios), por lo que hay que asociarla a abscesses. Int J Oral Maxillofac Surg 2002;31(3):
la penicilina o metronidazol19,20. 327-9.
15. Sakaguchi M, Sato S, Ishiyama T, Katsuno S, Taguchi K.
Characterization and management of deep neck
Bibliografía infections. Int J Oral Maxillofac Surg 1997;26:131-4.
16. Wetmore RF, Mahboubi S, Soyupak SK. Computed
1. Lee KC, Tami TA, Echavez M, Wildes TO. Deep neck tomography in the evaluation of pediatric neck infections.
infections in patients at risk for acquired immuno- Otolaryngol Head Neck Surg 1998;119(6):624-7.
deficiency syndrome. Laryngoscope 1990;100:915-9.
17. Gidley PW, Ghorayeb BY, Stiernberg CM. Contemporary
2. Zemplenyi J, Colman MF. Deep neck abscesses management of deep neck space infections. Otolaryngol
secondary to methylphenidate (Ritalin) abuse. Head Head Neck Surg 1997;116:16-22.
Neck Surg 1984;6:858-60.
18. Wang LF, Kuo WR, Tsai SM, Huang KJ. Characteri-
3. Marioni G, Bottin R, Tregnaghi A, Boninsegna M, Staffieri zations of life-threatening deep cervical space infections:
A. Craniocervical necrotizing fasciitis secondary to a review of one hundred ninety-six cases. Am J
parotid gland abscess. Acta Otolaryngol 2003;123: Otolaryngol 2003;24:111-7.
737-40.
19. Plaza Mayor G, Martinez-San Millan J, Martinez-Vidal
4. García B, Gil MC, Aznar E, Nogués J, Dicenta M. Pato- A. Is conservative treatment of deep neck space
logía inflamatoria cervical: Infecciones cervicales. En: infections appropriate? Head Neck 2001;23:126-33.
Manual del residente de ORl y patología cérvico-facial.
Madrid: IM&C, S.A., 2002;1197-212. 20. McClay JE, Murray AD, Booth T. Intravenous antibiotic
therapy for deep neck abscesses defined by computed
5. Puig I, Marco Algarra J, Marco Clemente J, Sacristán T. tomography. Arch Otolaryngol Head Neck Surg 2003;
Abscesos cervicales. En: Suárez Nieto C, Gil-Carcedo 129:1207-12.

ORL-DIPS 2004;31(2):62-65 65