Вы находитесь на странице: 1из 10

Tautología

Según la lógica, una tautología es una fórmula que admite cualquier interpretación
debido a que está correctamente formada. Esto significa que toda proposición es
siempre válida, independientemente de los valores que se le asignen. Para
comprobar la validez de una tautología se procede a la creación de una tabla de
verdad.

Argumento

Un argumento es la expresión de un razonamiento, ya sea oral o escrita, como


parte del intento lógico por demostrar la validez o invalidez de una tesis o
proposición, mediante su vínculo con una serie de conclusiones.

Dicho en otros términos, un argumento es una forma de razonamiento que justifica


una postura respecto a algo, a través de un conjunto de premisas y una
conclusión lógicamente extraída de ellas. Argumentar, por ende, significa dar
argumentos al otro, tal y como hacen los abogados durante un juicio para intentar
convencer al jurado.   

Cuantificadores

 Enunciado abierto

Analicemos la expresión

“x es el fundador de la lógica”

Un enunciado como el anterior se determina como enunciado abierto.


Evidentemente se puede notar que, “x” no es el nombre de un individuo en
particular tal como lo es “a”; es decir, x no es una constante; x es una variable que
puede ser sustituida por cualquier nombre de individuo (en este caso el nombre de
una persona) formando así una proposición. La expresión no es una proposición;
es un enunciado abierto, porque no se puede asegurar que es verdadero o falso.
En efecto, veamos algunos casos: Si x toma el valor Luis XV, el enunciado
quedaría:

“Luis XV es el fundador de la lógica”,

que es una proposición falsa.


Si x es Pitágoras el enunciado quedaría:
“Pitágoras es el fundador de la lógica”,
que es una proposición falsa.
Si x es Aristóteles se
“Aristóteles es el fundador de la lógica”
que es una proposición verdadera

Se puede observar que el enunciado algunas veces es falso y otras veces es


verdadero. Luego, el enunciado se podría escribir
“algún x es el fundador de la lógica”

y se denominará “enunciado particular”
Ahora, analicemos el enunciado
“x es idéntico a si mismo”
Este enunciado es equivalente a
“x es idéntico a x”

Observe que cualquier nombre que sustituya a x forma una proposición verdadera,
pues cualquier individuo es idéntico a si mismo. Por lo tanto, el enunciado se
podría escribir
“todo x es idéntico a si mismo”
y se llamará “enunciado universal”.

 Concepto de cuantificador

Los enunciados en los cuales se presentan expresiones tales como algunos (o


existe o hay), todo (o siempre o cada) se denominan cuantificador existencial (o
particular) y cuantificador universal (o referencial), respectivamente.
Ejemplo de enunciados cuantificados: Hay árboles, todos son árboles, algunos
números, siempre son números, algunos árboles son maderables, todos los
árboles son maderables, hay árboles maderables que tiene flores, los árboles
maderables tienen flores.

 Notación de enunciados cuantificados

Para denotar un enunciado cuantificado se escribe el cuantificador correspondiente


seguido del predicado del enunciado cuantificado. El predicado previamente se
escribe con letras mayúsculas, seguido de dos puntos; entre comillas se agrega el
enunciado afirmativo, utilizando el verbo principal en infinitivo.

Ejemplo 6.1: los enunciados “algunas flores” y “todas las flores” tienen como
predicado
F: “ser flor”
Reglas de inferencia

1. Modus Ponens (MP)

Si P implica Q, y P es verdadera, entonces Q es cierta.

Forma lógica:
1. P→Q
2. P
3. Q
Esta regla nos permite, a partir de un enunciado condicional (P→Q), concluir la verdad
de su consecuente (Q) a partir de la verdad de su antecedente (P).  Ejemplo:
1. Si hoy es sábado, entonces Reina está en la librería.
2. Hoy es sábado,
3. Por lo tanto, Reina está en la librería.

2. Modus Tollens (MT)

Si P implica Q, y Q no es cierta, entonces P no es cierta.

Forma lógica:
1. P→Q
2. ¬Q
3. ¬P

Esta regla nos permite, a partir de un enunciado condicional (P→Q), inferir la falsedad
de su antecedente (P) si su consecuente (Q) también es falso. Ejemplo:
1. Si el pastel está hecho con azúcar, entonces el pastel está dulce.
2. El pastel no está dulce.
3. Por lo tanto, el pastel no está hecho con azúcar.
Una característica importante de las proposiciones condicionales es la siguiente: El
antecedente (el enunciado antes de “sí”) establece una condición suficiente del
consecuente (el enunciado después del “entonces”), mientras que el consecuente
establece una condición necesaria del antecedente. En otras palabras, la verdad
de P es suficiente para la verdad de Q, mientras que P nunca será verdad sin Q. 
Tomemos el ejemplo del pastel. Que el pastel esté hecho con azúcar es suficiente
para que el pastel esté dulce. De igual manera, si resulta que el pastel no está dulce,
entonces es imposible que el pastel esté hecho con azúcar.
Por supuesto, no todos los argumentos por modus tollens son tan triviales. Por
ejemplo,
1. Si el sistema de seguridad detecta un intruso, entonces se activará la alarma.
2. La alarma no se activó.
3. Por lo tanto, el sistema de seguridad no detectó un intruso.
Alguien podría objetar que existe la posibilidad de que haya habido un intruso que el
sistema de seguridad no detectó; pero eso no invalida el argumento, ¿por qué? Muy
simple: la primera premisa es “Si el sistema de seguridad detecta un intruso”. El
asunto importante es que el sistema detecta o no detecta un intruso, no dice nada
sobre su existencia.

Veamos un último ejemplo que podría ser más complicado:


1. Si Reina pasa su examen con buenas notas, entonces formará parte de la
banda.
2. Reina no formó parte de la banda musical.
3. Por lo tanto, Reina no pasó su examen con buenas notas.

Es claro que podría ser el caso que Reina sí pasó su examen con una nota alta, pero
talvez el profesor escogió a otra porque era una familiar suya. ¿Esto invalida la regla?
Para nada. Lo que ocurre es que en acuerdos como estos, solemos omitir otros
factores que damos por hecho que se cumplirán. En este caso, uno espera que el
profesor sea honesto y que cumpla con su trabajo. Observa ahora el mismo ejemplo
pero añadiendo esa otra condición:
1. Si Reina pasa su examen con buenas notas y el profesor es honesto, entonces
formará parte de la banda.
2. Reina no formó parte de la banda musical.
3. Por lo tanto, o Reina no pasó su examen con buenas notas o el profesor no fue
honesto.
Otro punto importante es que hay otras formas de expresar las condiciones suficientes
y necesarias además de la expresión “si…, entonces…”. A veces una condición
necesaria se expresa diciendo “solo si”. Por ejemplo, digamos que el profesor de
Reina hubiera dicho, “Puesto asegurado en la banda sólo si sacan buenas notas en el
examen”. Aquí se ha establecido como condición necesaria obtener buenas notas en
el examen, por lo que esta proposición sería nuestro consecuente (Q), no el
antecedente en la forma condicional (P). Si este es el caso, entonces la formulación,
“Si Reina pasa su examen con buenas notas, entonces formará parte de la banda”
eserrónea, porque eso no fue lo que el profesor dijo; él estableció una condición
necesaria para el puesto en la banda, no suficiente, por lo que pueden haber otras
condiciones que deban cumplirse para obtener el puesto, tal como vimos en nuestro
ejemplo anterior donde incluíamos la honestidad del profesor. Tomada la afirmación
del profesor como una condición necesaria y no suficiente, podemos formular el
argumento de esta forma por modus tollens:
1. Si Reina forma parte de la banda, entonces obtuvo buenas notas en su
examen.
2. Reina no obtuvo buenas notas.
3. Por lo tanto, Reina no forma parte de la banda.

Recuerda siempre tener esto en cuenta para evitar malos entendidos.


3. Silogismo Hipotético (SH)

Si P implica Q, y Q implica R, entonces P implica R.

Forma lógica:
1. P→Q
2. Q→R
3. P→R
La regla de silogismo hipotético nos permite establecer que la verdad de P implica la
verdad de R. Ejemplo:
1. Si el cristianismo es verdadero, entonces el alma existe.
2. Si el alma existe, entonces el ser humano tiene libre albedrío.
3. Por lo tanto, si el cristianismo es verdadero, entonces el ser humano tiene libre
albedrío.
4. Silogismo Disyuntivo (SD)
Ya sea que P es cierta o Q es cierta; P no es cierta; por lo tanto, Q es cierta. De la
misma manera, si P es cierta o Q es cierta; Q no es cierta; por lo tanto, P es cierta.

Forma lógica:
1. PvQ
2. ¬P
3. Q
1. PvQ
2. ¬Q
3. P

Esta regla nos dice que, si una disyunción de dos proposiciones es verdadera, y una
de las proposiciones es falsa, entonces la otra proposición es verdadera.

Hay dos tipos de disyunción lógica:

 Significa “y/o” en donde al menos uno de ellos es verdadero, o talvez ambos.


 Exclusiva. Significa “XOR” (exclusive OR) Sólo un disyunto puede ser
verdadero, pero no ambos.

Ejemplo de disyunción inclusiva:


1. O Jeanne trabajó en la biblioteca o Marco jugó una partida de ajedrez.
2. Marco no jugó una partida de ajedrez.
3. Por lo tanto, Jeanne trabajó en la biblioteca.
Ambas proposiciones en la premisa (1) podrían ser verdad. Por lo tanto, no se puede
concluir que debido a que uno de los disyuntos es verdadero, el otro es falso. Ambos
podrían ser verdad (observa que en la premisa (1) se puede cambiar “o” por “y/o” sin
ningún problema). Así el silogismo disyuntivo te permite concluir solamente que si un
disyunto es falso entonces el otro disyunto es verdadero.

Ejemplo de disyunción exclusiva:


1. O Jeanne está en la recamara con Marco jugando Xbox o ella está con Arturo
en la cocina comiendo pastel.
2. Ella está en la recamara con Marco.
3. Ella no está en la cocina con Arturo.

Observa que en la premisa (1) no se puede cambiar “o” por “y/o”, sólo en el caso de la
disyunción exclusiva puedes inferir la falsedad de un disyunto a partir de la verdad del
otro.
5. Dilema Constructivo (DC)
Si P implica Q y R implica S, entonces si P o R es verdadera, se deduce que, o
bien Q o S es verdadera.

Forma lógica:
1. (P → Q) ^ (R → S)
2. PvR
3. QvS
El dilema constructivo es la versión disyuntiva del modus ponens. Ejemplo:
1. Si Jeanne gana un millón de pesos los donará a un orfanato; y si Alter gana un
millón de pesos se comprará una casa.
2. Jeanne gana un millón de pesos o se los ganará Alter.
3. Por lo tanto, o un orfanato obtendrá un millón de pesos o Alter tendrá una casa.
6. Dilema Destructivo (DD)

Si P implica Q, y R implica S, y, o bien Q es falsa o S es falsa; entonces o P es falsa


o R es falsa.

Forma lógica:
1. (P → Q) ^ (R → S)
2. ¬Q v ¬S
3. ¬P v ¬ R
El dilema destructivo es la versión disyuntiva del modus tollens y establece que si
dos condicionales son verdaderos, pero uno de sus consecuentes es falso, entonces
uno de sus antecedentes tiene que ser falso. Ejemplo:
1. Si llueve, Jeanne se quedará en casa; y si está soleado, saldrá a dar un paseo.
2. Jeanne no se quedará en casa o no saldrá a dar un paseo.
3. Por lo tanto, o bien no va a llover o no estará soleado.
7. Conjunción (Conj.)

Si P es cierta y Q es cierta, entonces la conjunción “P y Q” también es cierta.

Forma lógica:
1. P
2. Q
3. P^Q

Sencillo, si de manera aislada dos proposiciones son verdaderas, entonces su


conjunción también lo es. Ejemplo:
1. Kumiko está tocando el eufonio.
2. Reina está tocando la trompeta.
3. Kumiko está tocando el eufonio y Reina está tocando la trompeta.
8. Simplificación (Simp.)

Si la conjunción de P y Q es cierta, entonces P es cierta y Q es cierta.

Forma lógica:
1. P^Q
2. P
1. P^Q
2. Q
Para que un conjunto como P^Q sea cierto, P y Q deben ser ciertas. Así que la
simplificación nos permite concluir de P^Q que P es cierta y que Q es cierta. Ejemplo:
1. Kumiko está tocando el eufonio, y Jeanne está tocando el piano.
2. Jeanne está tocando el piano.
1. Kumiko está tocando el eufonio, y Jeanne está tocando el piano.
2. Kumiko está tocando el eufonio.
9. Absorción (Ab.)

Si P implica Q, entonces P implica P y Q.

Forma lógica:
1. P→Q
2. P → (P ^ Q)

Por medio de esta regla P es “absorbida” por el término Q en la consecuencia.


Ejemplo:
1. Si Jeanne va de compras, entonces conseguirá una blusa nueva.
2. Si Jeanne va de compras, entonces ella va a ir de comprar y conseguirá una
blusa nueva.
10. Adición (Ad)

Si P es verdadera, entonces su conjunción con cualquier otro enunciado también será


cierta.

Forma lógica:
1. P
2. PvQ

Hay que tener en cuenta que para que una disyunción sea verdad, sólo una parte de
la disyunción tiene que ser verdad. Así que, dado un enunciado cualquiera, es posible
expresarlo como una elección (disyunción) acompañado por cualquier otro enunciado.
Por lo que si sabemos que P ya es una verdad, se deduce que “P o Q” es también
verdad sin importar lo que Q sea. Ejemplo:
1. En el planeta Tierra habitan seres humanos.
2. En el planeta Tierra habitan los seres humanos o la Luna es de queso