Вы находитесь на странице: 1из 74
eee eee TUTTE U UU eeu d2, Test de atencion ui MANUAL Rolf Brickenkamp Adaptacién espajiola: Nicolas Seisdedos Cubero TEA Ediciones, S.A. PUBLICACIONES DE PSICOLOGIA APLICADA Serie Menor nim. 298 Madrid, 2002 “Titulo orignal: Aumerksamkeits-Belastungs-Test (Ts! €2). Hogrete, Gotingen, Alemania, ytamenio de 1+0 de TEA Eciciones, SA. ‘Adaplacin espafola: Nicolés Seisdedos Cubero, Técnico del depa veda riquosamenteprohbia sn fa autizzcién especial do los conyight © 1962 by Hogrele& Huber Publishers, Gitingen (Alemania) ttvares del“Copyeght, sj as sancones establecdas ents lye. a copyright © 2002 by TEA Ediciones, SA, Mai (Espat). reprodvctn oll paral de sla Obra por cualquier medi o proce tmicno, comprendos a reprograiayeltratarinlo ornate, ya dis Irivotn de eemplares de eta mediante alqulero préstamas piblens. Ls 8: 84-71747200 Depo Logak 2523772002 alia: TEA Eaicones, SA; Fray Bernardino de Sahagin, 24 - 28006 Madrid ~ Togs os derechos reservados. Impreso en Espana por CIPSA. Orense, 68 - Madi 42, Test o& aTENCION Bue INDICE Prélogas de los autores de la versién inglesa 5 Prélogo a la adeptacién espafiola ........ 1 Fi DESCRIPGION GENERAL cose 9 41-4. Ficha técnica 9 1.2 Inroduccién |! 9 1.3, Descripcién breve. 3 a 10 41.4, Requisilos profesionales para su aplicacion "i 1.8. Desarrolohistérico ..... sae 1 1.8. Areas principales de aplicaciin 42 4.7. Prevalencia de su uso .......... 213 1.8. Material para la apicacion 214 2. NORMAS DE APLICACION, SREP CHOY PURTUACION, aes oe ae 15, 2.1. Instrucciones generales . ee : 5 2.2. Instrucciones especiticas para la aplicacién a niios oo a6. 2.3. Modificaciones de las instrucciones del test ....... 00s ss sssscscl Piencets de 16 2.4, Resumen de las instrucciones ........... sie NaS de beter as 2.5. Correccién y puntuacion .. ‘ 3. ESTUDIOS ORIGINALES : epi et a er dd 3.1, Correlaciones entre las = pntuaones 19 3.2. Fiabilidad . N 20 3.3, Validez .. Ms 2 3.4, Valdez de construcio .. 2 3.5, Validez de constructo en muestras EE.UU. - i 225 4. INVESTIGACION CON EL d2 ....... geese ’ +29 4.1. Psiquatta, Neropsiaogia y Pseoga clinica y médica. 2H Dh oo 4.2, Psicofarmacologia EMail 35 43. investigacién posterior : wlinvadeentitacwdcalth Ueuts ones ST 5. ADAPTACION ESPANOLA ... “4 5.1. Analisis de elementos a 4 5.2. Capacidad discriminatva de las escalas 42 5.3, Fiabiidad ..... eat eee her Laren = 45 5.4. Relaciones entre las escalas Sa RCA vie AB 5.5, Validez intema: estructura factorial .. SRT tae 48 5.8. Comrelaciones con variables apitudinales 51 5.7. Influencia de las variables sexo y edad... . Ea Gginsenas 52 5.8. Aplicacion colecva ........ Sore aRatesnpeatna use : eB 6, NORMAS DE INTERPRETACION ae * rrnstiesiocie SO 6.1, Muestras de tipfcacion oGan ees : 55 6.2, Utiizacion de los datos normativos ae SAGE tks urenine ene nc 56 6.3, Significacién de las puntuaciones 56 6.4 Inlerpretacion de un perf 8T Referencias bibliogréticas ay Bo ee nai ORG Apendice A. Baremos y estadisticos basicos de las muestras de tpfcacién eee | BUSTIN ‘TEA Ediciones INDICE DE TABLAS, CUADROS Y FIGURAS ‘Tabla 3.1. Relaciones entre las puntuaciones “Tabla 3.2. Relaciones entre las puntuaciones en nifios norteamericanos Tabla 3.3. Consistencia interna ‘Tabla 3.4. Coeficientes de establidad Tabla 35, Vaidz de las puntuaciones fente a las valoraciones de los proesores abla 38. Coreaciones con otos tests de concentracén (muestras EE.UU)) Tabla37, Relaciones del 62 con medidas dela intligenca (WANS y Factor“ 2/9) Tabla 4.1, Relaciones entre el d2 y las escalas del FP Tabla 42, Medias (con sus desviacions tpices) y medianas en normales y pacientes ‘Tabla 4.3. Inluencia de las drogas en las variables del d2 Tabla 44, Resumen de investigaciones futuras en diferentes areas psicologicas “abla 6.1. Descrpcion de la muestra de aplicacion individual abla 5.2. Estadistions descriptives en 11 grupos de edad ‘Tabla 5.3. Coeficientes de fiabiidad en 11 grupos de edad ‘Tabla 54 Intercorretaciones de la variables en 11 grupos de edad “abla 86. Estructura factorial inlema (TR, TA, Oy C en 14 lineas de trabajo) Tabla 57. Estructura factorial con otras aptitudes (4 partes en cada tes!) Tabla 5.8. Correlaciones entre variables aptitudinales Tabla 69. Corelaciones de las variables del 2 con una medida °g” Cuadro 1.1 Puntuaciones en ef d2 Figura 11. Publicaciones sobre a 62 en diferentes reas psicotigicas 1a 1.2. Publicaciones de investigacion del test en patses europeos Figura 3.1. Relaciones ene d2 y dimensiones de impulso y contol Figura 4.1. Dispersion y solape de CON y TOT en varios grupos Figura 51, Capacidad discriminaiva de las variables del d2 en 19-28 alos Figura 5.2. Curvas de crecimiento con la edad (9 grupos) Figura 6.1. Perfiles de resultados del d2 Bb ee 2, Test DE ATENCION Prélogos de los autores a la versi6n en inglés En las titimas décadas del siglo XX, los psicélogos europeos hemos sprendio mucho de nuestros colegas norteamericanos, especialmente en los aspectos psicométricos y de psicodiagnéstico y, con bastante seguridad, ao nuaremos iteresados en el futuro en una estrecha colaboracién. Mientras tanto nos resultan bastante fam ares los tests psicolégicos desarrollados en BE.UU,, y muchos de los procedimientos usuales entre nosotos proceden de all 3, consecuentemente, ya han sido adaptados a varias lenguas europeas. Algunos de estos 0 Prnmentos y procedimlentos se encuentran entre los mas usuales en Alemania. Como contraste, slo unos poces sree teste Hesarvollados en Europa se han hecho ampliamente conocidos en EE.UU. Uno de los ejomplos de cee soak Rorschach, que parece ser muy popular ali. En realidad, una revisiGn realizada por Wade y Baker (1977 ha mostrado que el Rorschach es el test més frecuentemente usado como procedimiento clinico entse los psicélogos norteamericanos. Con a versin en inglés del test d2 se ha introducido én EE,UU. un instrumento que no puede negar sus Fa ces euopeas Un répido examen de las ctas bibliogricas revela que a mayoria de las contribuciones procedsn Se eireee de la comunidad psicolégica europea. Sin embargo, este problema inicial ha sido fcilmente subsa- sole cuando las primeras experiencias personales con el test han convencido de la utiidad del instrumen'®: Después de un corto tiempo de entrenamiento, queda muy claro que el d2 resulta més familiar que lo ave paver 2 primera vista En particular, se destaca el excelente aspecto econémico del procediiiento, es devi f exch 3 Prulinente corto tiempo de aplicacién. Adem, los 35 ails de intensa investigacion que acumula el test han cvide como fundamento dea utlidad de este flexible instrumento. Todo elo, como ha mostrado ln revision de Srack (1097), ha contebuido a que el d2 ocupe el primer lugar entre los tests més frecuentemente usados en Alemania, [El Manual en inglés? es una version ligeramente modificada y algo menos extensa que la versién alemane. e han eliminado algunos de los aspectos que sélo eran relevantes para el usuario alemn o aquellos offos a0 han quedado actualmente desfasados. Algunas secciones se han ampliado o modificado para que sean més ies adios norteamericano, Como una ayuda para quien toma contacto por primera vez con el instrumento, se ha incorporado una Descripcién breve con algunas de las caracteristicas més importantes del d2 ‘En esta ocasién en que ya est disponible una versi6n en inglés, me gustaria mostrar, como es usual mi og deciniente's quienes han hecho posible este proyecto, En primer lugar a los editores Chistine Hogrefe en Seale oa De G. Jingen Hogrefe en Gottingen, asi como a sus ejecutivos Dr. Michael Vogtmeier, Dr Thomas T Kase) ¥ Robert Dimbleby. Ademés, me gustarfa expresar mi agradecimiento a David Ermmans por su tradvesion del Jexto, ¥ finalmente, pero no menos importante, quiero incluir al profesor Birc. A. Zillmer por su revis verte. weve y aus romerosas sugerencias, como co-autor ha tenido un papel muy importante en la edicién ‘americana del d2. R.Brickenkamp Profesor de Psicologia Universidad de Colonia ‘Alemania FRE Bai tie in eropea y vorteamericana, des splicabiitad y docamentacén estate, ha sido el Manual en ingles (Fs Gs bates tone), cadusiso por David Eimmans,c material orginal tomado como base pars la adaplaién espaol TEA Ediciones El valor de cualquier test psicol6gico se puede determinar de diferentes modos, unos de tipo empirico y otros de tipo elinico. Como criterios comunes pueden incluirse su fundamento psicométrico, su amplitud de apli- caciones, su valor préctico, su longevidad y progresivas mejoras, asi como su contribucién al conocimiento bési- ‘co en psicologia y ciencias relacionadas. El test d2 recibe “calificaciones elevadas” en cada uno de esos campos. Desarrollado originalmente para medir la eficiencia en la conduccién, ha pasado en Europa a ocupar un lugar destacado en la medida de la atencién, Durante los tiltimos 35 aiios el test ha tenido ocho revisiones que reflejan tun continuo esfuerzo para asegurar su aplicabilidad empirica y clinica. Esta primera traducci6n al inglés exten- deré su aplicabilidad a una poblacién més grande de neuropsicélogos, investigadores y.clinicos. La fiabilidad y validez del d2 ha sido el objetivo principal de una extensa investigacién. Pertinentes estudios de la fiabilidad del test muestran una elevada consistencia interna y altos niveles de estabilidad temporal. La aten- cién, tal como es medida por el d2, ha mostrado consistentemente correlaciones con otros instrumentos tipifi- cados de la atencién, junto con relaciones pequefias con medidas de la inteligencia. Los estudios de validez cri- terial se han orientado a las puntuaciones del d2 como predictores de la conduccién, de aptitudes ocupacionales ¥ de los resultados escolares y deportivos. Ademds, entre los temas de las investigaciones se han incluido los efectos de las condiciones ambientales, las variables de personalidad, la situaci6n médica, psiquiétrica y neuro- Jogica, Ia intervencién terapéutica médica o no médica, y las substancias farmacol6gicas en los resultados del d2. ‘A partir de estos estudio, parece claro que el test muestra una elevada valoracién, tanto en su fiabilidad como ‘en su validez de contenido, criterial y de constructo. A causa de los numerosos desarrollos y mejoras que ha teni- do, se ha expandido el uso del test a muchas especialitiades psicol6gicas, tales como la neuropsicolégica, la cl nica, la farmacolégica, la aplicada, la industrial y la escolar El Manual del d2 facilita una revisién comprensiva del test en relacién con su evolucién y aplicaciones, € incluye las instrucciones para su aplicacién, puntuaci6n e interpretacién de los resultados; se comentan los datos psicométricos de fiabilidad, validez y tipificacion. Aunque la mayor parte de las publicaciones son europeas, se han hecho esfuerzos para examinar la utilidad del test en la poblacién norteamericana, y las comparaciones ‘muestran que el d2 es una medida seria y con fundamento de la atencién selectiva. En resumen, el d2 es un test de uso ficil y una medida fiable y valida de la atenci6n selective. También es sensible a la rapidez y a la calidad de su ejecucién y ofrece una patognémica medida de la desinhibicién en la forma de errores de comisién. El 42 se incluye en el repertorio de tests de todo investigador y profesional cl co, especialmente cuando hay que equilibrar la evaluacién de la capacidad de atencién con la relaci6n coste-efi- cacia de su medida. En resumen, ha sido muy satisfactorio para mf haber podido contribuir a este proyecto y deseo agradecer, primero y en principal lugar, al Dr. Rolf Brickenkamp por la oportunidad que he tenido de ayudarle en la edicién norteamericana del d2. Un agradecimiento especial va al Dr. G. Jiirgen Hogrefe, al Dr. Thomas Karston y a Robert Dimbleby de la editorial Hogrefe & Huber por su conflanza y ayuda. Tarabién he apreciado mucho los esfuerzos de David Killmer que me ayud6 en los aspectos més técnicos de la traduccién, ami colega Dr. Bill Culberston por animarme a continuar y a mis ayudantes de investigacién Barbara Holda, Daniel Rosenberg y Yoonie Hong-Lint, {que prestaron una admirable ayuda en el estudio de la baremacién EE.UU. Finalmente, quiero indicar a los usuarios que tengan dudas sobre el test d2 0 ideas acerca de proyectos de investigacion que siempre serdn bien venides si contactan conmigo en el correo electrénico Zillmer@drexeL.edu. Eric A. Zillmer Profesor de Psicologia Universidad de Drexel, Fladelfia, PA. Sddove 2, Test DE ATENCION PROLOGO A LA ADAPTACION ESPANOLA Elautor del test, el Dr. Brickenkamp, recuerda en su pr6logo alla ediciGn inglesa del test que son “muy pocos Jos tests desarrollados en Europa que se han hecho ampliamente conocidos” en EE.UU. y muestra su satisfac- cién al ver cémo su obra es apreciada alli. Podemos estar orgullosos, a este lado del Atléntico, al observar este hecho, y ya se ha seftalado hace afios (Seisdedos, 1997) que la creacin psicométrica propia de Buropa (y espa fiola en particular) esta tomando un cuerpo de bastante consistencia hasta el punto de ser apreciada “al otro lado del charco”. Es verdad que, en lo que se reflere a la produccién espafola, los paises beneficiarios de Ia exporta: ccién son principalmente los de habla espafola, pero también se ha dado el hecho en Brasil y EE.UU. Dadas las muy buenas relaciones entre los editores de tests europeos (ETPG, European Tests Publishers Group), no debe resultar extrafio que, al tener noticias de la calidad y valores del d2, nos haya- mos propuesto llevar a cabo la adaptacién del test. Como ocurre entre buenos vecinos, las facilidades dadas por el autor y la editorial original han sido muchas y ello ha facilitado nuestro trabajo de puesta a punto del instrumento, ‘También es verdad que la tarea ha resultado fécil, pues los elementos del test no tienen un contenido ver- bal y no ha sido necesaria una adaptacin espafiola de dichos elementos. Nuestro principal esfuerzo se ha orientado a mejorar ain més la buena presentaciGn original del ejemplar del test y a lograr una muestra espa- fola suficiente que facilitara algunos estudios comparativos interculturales y los de una tipificacién espanola specifica, Nuestra aportacién a esa buena presentacién del material se ha centrado en disefiar un ejemplar autoco- ‘rregible que facilitara las tareas de correccién y obtenci6n de las puntuaciones. Se ha respetado el disefio origi- nal (tamafo de la tipografia y dificultad de la tarea), y el ejemplar contiene una segunda hoja 0 copia que actiia, ‘a modo de plantilla de correccién para obtener las distintas puntuaciones del d2, de modo que, una vez termi- nada la aplicacién, el personal auxiliar (incluso el mismo sujeto en el caso de aplicaciones colectivas escolares) puede realizar esa puntuacién en un tiempo breve Los estudios comparativos interculturales han mostrado que el d2 tiene un comportamiento similar en los distintos contextos, y sus propiedades psicométricas se mantienen bastante bien. A pesar de que se dispone de ‘una muestra suficiente (con varios millares de casos espafoles), el test no tiene en nuestro pais suficiente tiem- ‘po como para presentar estudios de validez, como los que ofrece la versin alemana; no obstante, dada la simili ‘tud de su comportamiento en ambos contextos, parece aconsejable aprovechar los valores que documentan los ‘autores (alemanes y norteamericanos) y trasladar sus conclusiones a la poblacién espafiola. Se ha realizado una aplicacién numerosa (con mas de un millar de casos) en la que, alterando algo las ins- trucciones de su aplicacién, las respuestas han sido procesadas mediante lectora éptica y procesos informati cos de obtencién de las puntuaciones. En dicha aplicacién no es posible obtener toda la riqueza de puntuacio- nes disefiadas por el autor, pero la diversidad de las evaluaciones disponibles pueden resultar suficientes en determinados procesos de psicodiagnéstico en los que se desea aprovechar la facilitad de los procesos meca- nizados (para evitar la tarea meramente administrativa de recuento y obtencién de puntuaciones), sin dejar de medir las aptitudes de atenci6n y concentracién de los sujetos. Con los resultados de esa aplicacién se han pre- parados unos baremos especificos para aquellos usuarios que también deseen aprovechar esos procesos meca~ nizados. En las aplicaciones y recogida de las muestras de tipificacin han colaborado muchas personas y entidades, ¥y desde estas lineas deseamos hacer piblico nuestro agradecimiento a todas ellas. Han sido muchas horas de ‘aplicaciones colectivas y més auin las de tipo individual en las que el aplicador, cronémetro en mano, se sentaba delante de un caso especifico para lograr una buena dispersién de esa muestra de tipificacién espafola. En primer lugar es necesario recordar a nuestro compafiero Antonio Palacios Cibrién, que inicié este pro- ceso de adaptacién y durante casi un afo lo puso en marcha en su labor dentro del Departamento de I+D de TEA Ediciones. Después, las colaboraciones han ido aumentando y la lista que viene a continuacién (presentada por orden alfabético de las personas) recoge los principales agentes de esa recogida de casos: M" Pilar Alonso Bouson, Esther Alvarez Lépez, Isabel Anciones Crespo, Marina Bueno Belloc, Pedro Garcia Gonzalez, Beatriz Gil Gémez Liaiio, Balbino Gonzélez Séez, Migue) Angel Ergueta, M* José Granados Garc{a-Tenorio, Rosario Iglesias Balboa, Josefina Lage Fernandez, Alejandro Mora Diez, Teresa Olalla Quirés, Olegario Olayo Martinez, M" José Rodriguez Seisdedos y Ménica Rodriguez Seisdedos. Nicolis Seisdedos Cubero IsD, TEA Ediciones (2, Test DE ATENCION 1. DESCRIPCION GENERAL 1.1. FICHA TECNICA d2, Test de atenciGn». Autor: Rolf Brickenkamp (1962). Administracién: Individual y colectiva. Duracién: Variable, entre 8 y 10 minutos, incluidas las instrucciones previas, aunque hay un tiem- ‘po limitado de 20 segundos para la ejecucién de cada una de las 14 filas del test. Aplicacién: Nifios, adolescentes y adultos. ‘Significaci6n: EvaluaciGn de varios aspectos de la atenci6n selectiva y de la concentracién. ‘Tipificacién: Baremos de poblacién general de 8 a 18 afios de edad en grupos de dos afios, y de adultos en varios grupos, en puntuaciones centiles y tipicas; hay también un baremo general para las aplicaciones colectivas con un tiempo tinico. 1.2, INTRODUCCION En la evaluacién psicolégica no solamente es Util Ia aplicacién de tests de capacidad general (inteligencia, conocimientos técnicos), sino tam- bién la de otros instrumentos que tengan como objetivo la medida de procesos bésicos necesarios ara tener éxito ante tareas complejas, estos pro- ‘cesos basicos han sido denominados con términos El test “d2" pertenece a la categoria de los ins- trumentos que pretenden medir estos procesos basicos. En Alemania son conocidos como tests de concentracién 0 tests de atencicn selectiva, y en Jos Estados Unidos reciben la denominacién de tests de amplitud atencional, de atencién selectiva © de atencién sostenida (Lezak, 1995). En particu- lar, la atencién selectiva ha sido ampliamente estu- diada en la neuropsicologia americana. A menudo definida como concentracién, la atencién selectiva, puede definirse como la capacidad para centrarse fn uno 0 dos estimulos importantes, mientras se suprime deliberadamente la consciencia de otros, estimulos distractores (Zillmer y Spiers, 1998). El ‘constnucto de vigilancia o atencién sostenida, con 1 que la atencién selectiva est relacionada, se seGere a la capacidad de mantener una actividad ‘encional durante un periodo de tiempo. ___ Eltest d? es una medida concisa de la atencién ‘selectiva y la concentracién mental. El constructo de atencién y concentracin, tal como se utiliza en este Manual, alude a una seleccién de estimulos enfocada de modo continuo a un resultado. La parte central de estos procesos es a capacidad de atender selectivamente a ciertos aspectos relevantes de una tarea mientras se ignoran Jos irelevantes(p.e),rea- “lizar una bisqueda selectva) y, ademés, hacerlo de forma répida y precisa. De acuerdo con esta defini- Gin, el d2 supone una actividad de concentracién con respecto a estimulos visuales. Una buena con- centracin requiere un “Ta motivacién y del control de la atencién. Estos dos ‘Bpeétos, aplicados al d2, se reflejan en tres compo- nentes de Ia conducta atencional a) Javelocidad o cantidad de trabajo, esto es, el niimero de estimulos que se han procesado en un determinado tiempo (un aspecto de la moti wacién 0 intensidad de atencién), b) Ia calidad del trabajo, esto es, el grado de pre- cision que esté inversamente relacionado con la tasa de errores (un aspecto del control de la atencién), y ©) Ja relaci6n entre la velocidad y la precisién de la actuaci6n, lo que permite establecer conclu- ssioneg tanto sobre el comportamiento como “sobre el grado de actividad, la estabilidad y la “comsistenci, la fatiga y la eficacia de la inhibi- i6n atencional. La primera edicién del d2 se publicé en 1962. Destle entonces e! test ha suftido varias revisiones y en Alemania se han publicado 8 ediciones. Existen (ademés de la espafiola) versiones en fran- és, portugués y danés. La primera adaptacién en inglés se basa en un modelo conceptual basado en. 36 alios de investigacién bésica y clinica para mtejo- rar su aplicacién en diversos dmbitos de la Psicologia; en este Manual se presentan numerosos estudios que han mostrado su validez y fiabilidad. El d2 se ha mostrado itil en la investigaci6n basica; no obstante, los datos sugieren que puede ser tam- bién itil en un amplio rango de aplicaciones précti- ‘cas, especialmente en los campos clinico, indus- trial y educativo. En este Manual se incluye infor- maciGn para la aplicacién, puntuacién e interpreta cién del instrumento. También se incluye informa cién sobre las investigaciones en las que se ha uti- lizado y sobre las perspectivas futuras de su utill- zacién. 1.3. DESCRIPCION BREVE ‘Tal como refleja la Ficha técnica al principio de este capitulo, el d2 es un test de tiempo limita- do para medir la atencién selectiva. Se trata de un refinamiento tipificado de los lamados tests de cancelacién. El test mide la velocidad de procesa- miento, el seguimiento de unas instrucciones y 1a bondad de la ejecucién en una tarea de diserimi- nacién de estimulos visuales similares y que, por tanto, permiten la estimacién de la atencion y concentracién de una persona de 8 a 60 afios de edad. ‘Solo existe una forma del test, y puede aplicar se de forma individual 0 colectiva, con un tiempo total que varia entre los 8y 10 minutos, incluidas las instrucciones de aplicacién. El Bjemplar antocorregible est formado, apa- rentemente, de una sola hoja (aunque en realidad son dos pegadas por los bordes). El anverso inclu- ye secciones para recoger los datos de identifica ‘ion, unas instrucciones sobre la tarea a realizar y unos elementos de entrenamiento; estos elementos estan situados en el margen inferior para evitar que las mareas hechas sobre ellos puedan superponer- ‘se sobre los elementos de 1a prueba real. El dorso esté formado por Id lineas con 47 caracteres, e5 decir, por un total de 658 elementos; estos estfimu- los contienen las letras “d” 0 “p” que pueden estar acompafados de una o dos pequefias rayitas situa das, individualmente o en pareja, en la parte supe- rior o inferior de cada letra La tarea del sujeto es revisar atentamente, de iaquierda a derecha, el contenido de cada linea y ‘marear toda letra “d” que tenga dos pequefias rayi- tas (las dos arriba, las dos debajo o una arriba y otra debajo). En el Manual estos elementos (es decir, los estiniwlos correctos) se conocen como clementos relevantes. Las demas combinaciones (las “p” con o sin rayitas y las “d” con una o ningu- na rayita) se consideran “irrelevantes", porque no deberfan ser marcadas. En cada linea el sujeto dis- pone de 20 segundos. Para realizar la correccién y puntuacién es necesario separar las dos hojas de! Ejemplar. En la segunda han quedado marcados todos los datos y areas hechas por el sujeto, y en ella hay que hacer los correspondientes recuentos. Esta tarea es pro- pia de un técnico o de personal auxiliar muy entre- nado; en el caso de dejar la responsabilidad de los recuentos a otras personas, es conveniente que el profesional haga una revision de los mismos para ‘comprobar su precisién. Las puntuaciones resultantes son: + TR, total de respuestas: niimero de elemen- tos intentados en las 14 lineas, + TA, total de aciertos: nimero de elementos relevantes correctos, + 0, omisiones: niimero de elementos relevan- tes intentados pero no marcados, + C, comisiones: nimero de elementos irrele- vantes marcados, + TOT, efectividad total en la prueba, es decir TR-(0+C), + CON, indice de concentracién 0 TA-C, + TRs, linea con mayor n° de elementos intentados, + TR, linea con menor n® de elementos intentados, y ” edu ve + VAR, indice de variacién o diferenci (TR+)-(TR). En el anverso del Ejemplar se encuentran las, instrucciones tipificadas para la aplicacién y en el interior de la segunda hoja las instrucciones de correcci6n y puntuacién, cuyo seguimiento asegu- ra la objetividad de la evaluacion y el uso de los baremos. En los capftulos siguientes el lector encontraré datos de fiabilidad y validez. La primera ha sido medida en las diferentes puntuaciones y con diver- 808 métodos de calculo, Los indices de estabilidad interna son muy elevados (superiores a 0,90), mien- tras que los datos referentes a la puntuacién EX (2, Test DE ATENCION (errores) son algo menores, como era de esperar dadas las caracteristicas de esta tltima escala de errores; esta estabilidad puede mejorar con una segunda aplicacién (retest), y en una serie de estu- dios con intervalos de hasta 40 meses la fiabilidad de las puntuaciones ha sido mejor. En cuanto a la validez, existe una amplio niimero de Investigaciones en las Areas clinica, psi- quistrica, escolar, vocacional e industrial, asf como en el deporte y Ia conduccién de vehfculos, todo lo cual apoya las miltiples aplicaciones del d2. Los baremos espafioles han sido construidos a partir de una muestra general de varios millares de ‘casos. 1.4, REQUISITOS PROFESIONALES PARA SU APLICACION El d2 puede ser aplicado de forma individual 0 colectiva. Un auniliar tenico con conocimientos del Manual y suficiente experiencia puede ser capaz de aplicarlo, corregirlo y obtener sus pun- ‘tmaciones. No obstante, ademés del conocimiento del Manual, la interpretacién de los resultados requiere conocimientos de psicometria (fiabilidad, vvalidez, uso de los baremos, etc.). Los profesionales de psicologia clinica, industrial 0 educativa pueden usar el d2 como una ayuda en la toma de sus deci- siones, y en tales casos es necesario que cuenten ‘con experiencia en la aplicacién del instrumento. 1.5. DESARROLLO HISTORICO El d2 se desarroll6 en un centro dedicado a la seguridad en las minas, industrias y transportes (dentro de una comisién técnica de control en Essen, Alemania). El primer objetivo era conseguir un instrumento para evaluar la eficacia de los con- ductores. La atencién, concentracién y velocidad perceptiva parecfan ser las variables més esencia- les para distinguir entre buenos y malos conducto- res (Lauer, 1955; Jenkins, 1956, 1961). En la misma época existian dos tipos de test de atenci6n y con- centracién. La primera categoria, conocida como tests de concentracién, tenia su origen en los estu- dios de Oehrn (1889, 1896); estos instrumentos con- tienen tareas mas o menos simples de célculo men- tal. El d2 pertenece a la segunda categorfa, denomi- nada habitualmente como test de cancelaci6n; este tipo de tests implica tareas de atencién visual y ‘velocidad perceptiva. En los comienzos, el psicdlogo francés Bourdon (1895, 1902) desarroll6 algunos experi- mentos curiosos con pirrafos de libros sobre mamiferos. Se pedia a los sujetos que tachasen unas determninadas letras del texto (p. e}., todas las ai, rs), ylos resultados mostraron notables dife- rencias entre los sujetos. En los anos siguientes este procedimiento fue utilizado y modificado por rnumerosos autores, El manual de tests mentales de Whipple de 1910 contiene varios de estos estudios. Algunos, como Toulouse y Piéron (1910), utilizaron. estimulos nuevos y desconocidos, en lugar de las ‘més 0 menos reconocibles letras, con el objetivo de obtener unos estimulos familiares por igual a todos, Jos sujetos; no obstante, este objetivo no se pudo alcanzar. Estos resultados apoyaron el uso de letras o simbolos tradicionales, como los de una maquina de escribir, en los tests de cancelaci6n. El Test de cancelacién sin modelos de Meili (1956), empleado de manera habitual en los afios 60 para la seleccion, de conductores, utilizaba estos simbolos bien cono- cidos. Ese test de cancelaci6n de Meili, como otros métodos de su época presentaban determinados Ti TEA Ediciones problemas. Por ejemplo, era de aplicacién indivi- dual, no habfa plantillas de correcci6n (y, por tanto, consumia mucho tiempo y era muy propenso 2 ertores), no tenia baremos fiables, y, finalmente, las instrueciones eran mvy complejas para exami- nandos con un bajo nivel de inteligencia. Estas consideraciones aumentaron el interés en el desarrollo de otros tests de cancelacién que tuvieran algunas mejoras importantes: + Las instrucciones para comprender la tarea deberian ser simples y ficilmente comprensi- bles. + Dichas instrucciones se deberfan comprender y dominar con un solo ejemplo. + Bl sujeto deberia entender la tarea sin nect dad de una prdctica excesiva. + Laaplicacién deberfa poder hacerse individual o colectivamente. + El test deberfa contener un conjunto de seg- mentos que posibilitaran a los sujetos mostrar su velocidad de trabajo y a los psicélogos con- trolar la conducta del sujeto en el test. + Las caricteristicas del test (objetividad, flabili- dad y validez) deberfan ser 6ptimas. + Sedeberfan tener en cuenta unos criterios eco- némicos, esto es, las exigencias de tiempo y ‘material a utilizar deberfan minimizarse. + Los baremos deberian ser diferenciados y apo- arse en muestras amplias. En el curso de los tres afios de desarrollo del 2 fue posible cumplir estos requisitos en su pri- mera edicién (1962). En la segunda de 1967 se amplié la muestra normativa. Desde entonces los ‘numerosos estudios realizados con el test han defi- nido las posibilidades y aplicabilidad del test. En el apartado dedicado a la validez se resumirén algu- nos de esos resultados. 1.6. AREAS PRINCIPALES DE APLICACION De acuerdo con el propésito original del d2, una de las principales dreas de aplicacién ha sido la evaluacién de conductores, especialmente por los servicios méclicos y psicolégicos de las comi- siones técnicas de control en Alemania y Suiza (Gubser y Spoerli, 1967, 1970; Spoerli, 1973). Sin ‘embargo, el desarrollo del test ha facilitado su aplicabilidad en otros campos ademés del de la evaluacién de conductores. La figura 1.1 muestra una representaci6n grifica de las éreas de inves- tigacién psicol6gica en la que se ha utilizado el test a2. Figura 1.1. Publicaciones sobre el 2 en diferentes reas psicol6gicas Aplicada 15% 13% 2 Clinica Farmacolégica 12% CECEAAAAAECKAETKEAACKCKHKACKTKAAATTATACT TATA crnacaanaa TCU UU ee eee eee Cue eee eee eed: Casi la mitad de las publicaciones (45,8%) tie~ nen como origen los problemas relacionados con la Psicologia clinica, incluyendo en este apartado numerosas investigaciones con una finalidad de Giagnéstico diferencial o para evaluar la eficacia de las terapias o rehabilitaciones. En las muestras cli- nnicas aparecen sujetos clasificados como neuréti- cos, esquizofrénicos, depresivos, epilépticos, dis- funcién cortical, dafio cerebral, seropositivos, alco- 1h6licos, demencia senil (tipo Alzheimer) o presenil ynifios con problemas de conducta o hiperactivos. El segundo ambito de aplicacién por su ntime- ro de investigaciones publicadas es la Psicologia aplicada, incluyéndose en ésta la de tipo industrial, El 2 ha sido ampliamente utilizado en Europa. Como puede verse en la figura 2, la parte fundamental de la investigacién proviene de los pafses de lengua alemana: Repiiblica Federal de Alemania (57,0%), Austria (17,6), la antigua 2, Test De arencioN deportiva y de transportes (15,3%). Otros tres cam- pos (educativo, psicométrico y farmacol6gico) acu- mulan un porcentaje similar de trabajos (12-19%). La literatura psicométrica experimental hace refe- rencia, solamente, a trabajos relacionados con la teorfa de test, por ejemplo, aspectos de test relati- vos a criterios, correlaciones con otras medias otros en muestras de poblacién normal, o aprecia- ciones criticas del instrumento. El porcentaje menor de las investigaciones (1,5%) se ha dado en aplicaciones ambientales, forenses ¥ temas simila- res. No obstante, estas clasificaciones son arbitra- rias y pueden simplificar en exceso los contextos en los que se pueden aplicar los resultados del test en un dmbito de psicodiagnéstico. 1.7. PREVALENCIA DE SU USO Repiiblica Democrética de Alemania (14,5%) y Suiza (8,4%). La figura 1.2 no incluye las publica- ciones en paises no europeos, como Brasil, pais en el que se edité el test en 1990. Figura 1.2. Publicaciones de investigacién del test en paises europeos Suiza RDA 8% 15%. Austria 18% Otros RFA 57% Las encuestas han mostrado que el d2 en uno de los tests més utilizados en psicologia aplicada en los paises europeos. Por ejemplo, Brambring (1983) festudié la frecuencia con que los tests y otros ins- ‘rumentos psicolégicos se utilizaron en los proce- 0s desselecciGn en el afio 1977. La encuesta mostré ‘que el 54,496 (B7 de las 68 organizaciones privadas {inchuidas) utilizaban el d2. Considerando el nimero total de los exAmenes registrados (41.115), Brambring estim6 que la frecuencia relativa del 42 era del 31,2%, mayor que la de cualquier otro test. Brambring obtuvo similares resultados en un estudio sobre el uso de los tests por los psicélogos en las oficinas de empleo del departamento federal de trabajo de los EE.UU. El d2 fue aplicado 56.000 veces sobre un total de 177.000 tests en 1977, eon una frecuencia relativa del 31,656 3 ‘TEA Ediciones Las encuestas de Brambring solamente consi- deraban un area de aplicacién, la seleccién de empleo y la psicologia industrial. Por otro lado, ‘Schorr (1996) realizé una serie de entrevistas a una muestra aleatoria de miembros de la asociacién 0 colegio alemén de psicdlogos, los cuales represen tan una amplia muestra de los psic6logos que traba- jan en labores diagnésticas en Alemania. 98 de las 6613 personas entrevistadas indicaron que el d2 esta- ba entre los cinco tests comerciales que mas utiliza- ban. El d2 ocupé el tercer Iugar entre los tests mas utiizados después del Inventario de personalidad de Friburgo y la adaptaciGn alemana del Weschler Bellevue de inteligencia para adultos; ademés, el d2 era el tinico test de atencién mencionado en, la encuesta. Por tanto, el test puede ser consideraddo como el instrumento estndar para la medida de la atencién y la concentracién en Alemania. 1.8, MATERIAL PARA LA APLICACION ‘Ademés del presente Manual (con las bases te6ricas, la justificacién estadistica y las tablas necesarias para la conversin de las puntuaciones directas en puntuaciones transformadas), es nece- sario el siguiente material: + un Ejemplar autocorregible; contiene los ele- ‘mentos y facilita la correccién y obtencién de las puntuaciones, 0 bien + um Hoja de correccién mecanizada, para su uso con lectoras dpticas y con un proceso mecanizado que facilite la obtencién de los resultados; + ademés, es conveniente disponer de un cron6- metro para el examinador y de un Iépiz 0 boli- grafo para que el sujeto anote sus datos y las respuestas. EI Bjemplar autocorregible est4 formado por dos hojas pegadas por los bordes. Cuando el sujeto, anota sus datos y va marcando sus respuestas, la segunda de las hojas registra una copia de dichas ‘anotaciones. Al terminar la. aplicacién, se pueden despegar ambas hojas; la primera es desechable y en la segunda se encuentran las instrucciones ¥ forma de obtener las puntuaciones, tal como se indica en el capitulo siguiente. ro « & ® © © ’ ’ © ’ ’ © & © e ® te ® « ® © « ® ® « ® ® ® * « « ‘ « « ‘ « ‘ ‘ « ‘ ‘ ‘ ‘ ‘ ‘ ‘ ‘ ‘ ‘ (2, Test DE ATENCION 2. NORMAS DE APLICACION, CORRECCION Y PUNTUACION 2.1, INSTRUCCIONES GENERALES Las normas bésicas para la aplicacién de los ‘tests psicol6gicos son apropiadas también a este test: ‘una habitaci6n suficientemente iluminada sin reejos que puedan molestar, una temperatura célida pero no molesta, una mesa amplia para extender los materia- Jes y un ambiente Ubre de ruldos molestos. Conviene recordar que se desconecten los teléfonos méviles. No es necesario aplicar el test a una hora determinada del dia, dado que no se han encontra- do efectos circadianos significativos. Sin embargo, se recomienda hacerlo al comienzo de la investiga- i6n para posibilitar una nueva aplicacién si se con- siderase itil. Antes de comenzar el test es necesario recor- dar a las personas que necesiten gafas que las utili- cen durante el examen. Si una persona tiene pro- Dlemas significativos de visi6n o es analfabeta no sse le debe aplicar el test a2. 2.2. INSTRUCCIONES ESPECIFICAS PARA LA APLICACION A NINOS Al comienzo de Ia sesidn, como es usual, son muy convenientes unas palabras de saludo e intro- ducci6n al examen para lograr un buen clima, A continuacién se reparten los lapiceros y se conti- nia diciendo: ‘Me gustaria ver hasta qué punto sois capaces de concentraros en wna tarea. Os voy a entregar un impreso como éste (MOS- TRAR BL EJEMPLAR)... Anotad en la parte superior yuestros datos: Nombre y apellidos (SIPROCEDE), sexo, etc. Cuando acabéis, ddebéis dejar a wn lado et lapizero y prestar- ‘me atencién. Voy a explicarlos cudl va a ser vuestra tarea Se reparten los Ejemplares autocorregibles (0 de correccién mecanizada, dependiendo del tipo de ‘tratamiento que va a tener la aplicacién), dejando- los sobre las mesas con la portada o anverso hacia arriba y se concede tiempo suficiente para que ano- ten los datos de identificacién que se consideren necesarios. Una ver anotados dichos datos, se con- ‘tinda diciendo: Algunos ya habréin comenzado a leer to ‘que esid escrito en ia hay. Esta prueba es un lest de atencién y puede que 05 haytis pre- guntado qué significa d2. Es bastante sim- ‘pla. Voy a leer en voz alia las instrucciones ‘pare que todos entiendan la laren a realizar ‘ypuedan hacer un poco de prictica. ‘Se comienzan a leer las instrucciones impresas y si fuera necesario se utilizaré el encerado 0 piza- ra para explicar la tarea Conviene indicar que para marcar la respuestas basta con hacer una raya vertical sobre la d. Hay que dejar tiempo suficiente para que todos practiquen en la “Linea de entrena- rmiento” que hay en la base de la pagina de instruc- Si fuera necesario se repiten las instrucciones para que todos comprendan que van a trabajar con, tuna linea de ejercicios hasta que el examinador diga ;CAMBIO!, y pasar en ese momento a trabajar en la linea siguiente. Es bastante util involucrar a los sujetos en la correccién de los elementos de esa linea de entre- ‘namiento, para comprobar las letras que han tacha- do. Se puede afiadir lo siguiente: éHabéis marcado todas esas letras? Si alguien se ha equivocado en alguna letra, puede tachar esa letra con una segunda raya, para iniicar que quiere corregir lo que esté mal. éTenéis cdguna pregunta? Por favor, no voludis todavia la hoja, dejad los lapiceros xy escuchadme con atencién. Tenéis que trabajar con rapidez, pero sin cometer errores. Os recuerdo que para 6 contestar basta con cruzar la d con una raya vertical, y si queréis cambiar wna res- puesta debéis anotar una segunda raya ‘para que se vea que queréis tachar el error. ‘Ahora podéis dar todos la vuelta a la hoja; hacedlo (PAUSA), colocadia para empezar a trabajar en la fila n° 1, tomad et lapicero y.. (COMENZAD! En este momento se pone el cronémetro en marcha y cuando pasen 20 segundos se dice: Atencién CAMBIO!, pasad a la lines 2. Se repite este proceso con todas las lineas, indicando el muimero de linea con el que tienen que comenzar hasta llegar alan’ 14, y al final de los 20 segundos concedides para la linea se dice: Alerci6n... ;BASTA!. Dejad el lapicero sobre la mesa, dad la vuelta a la hoja y dajadla sobre la mesa. La prueba ha termi- nado. En ese momento se recoge el material, y, si no se aplican otras pruebas, se da por terminada la sesi6n de examen. 2.3. MODIFICACIONES DE LAS INSTRUCCIONES DEL TEST Las anteriores instrucciones para la aplicacién estandarizada consideran 20 segundos para cada linea del test. Esto hace posible su aplicacién a un amplio rango de personas con diferentes edades y dotacién en la variable a medir. Este tiempo est optimizado para adecuarse a los niveles més bajos de esa dotacion. No obstante, es posible realizar algunas modificaciones en la aplicacién del test. A continuacién se presentan dos versiones cle Ia apli- cacién. Version A Consiste en disminuir a 15 segundos el tiempo Ifmite para cada linea de trabajo. Se mantienen la ‘curva de trabajo y Ia tasa de variacion. Este incre- mento de la presién al disminuir el tiempo de apl cacién puede afectar a la precisién en los sujetos menos eficaces. Esto se traduciria en un mayor niimero de omisiones (0) y una mayor probabili- dad del sindrome de omisién (SO). Esta forma de aplicacién es eficaz para evitar el efecto techo del test y se puede utilizar con suje- tos que estén situados muy por encima de la media (p. ej, atletas de competicién cuyo nivel de con- centracién es superior al ce la mayoria). Otra ap cacién de esta versién puede surgir cuando se necesita un retest. En ambos casos se pone de manifiesto la capacidad de test de discriminar centre los sujetos de alta capacidad. Pero se recuer- da que ya no son valilos los baremos construidos con un tiempo de 20 segundos para cada linea de trabajo. Version B Esta versién consiste en no utilizar un tiempo limite para cada linea y conceder un tiempo global de 7 minutos (dato que no se debe mencionar en las instrucciones introductorias). Como en la version A, esta forma de aplicacién reduce el efecto techo del test. Sin embargo, en este caso, al reducir la presién de unos tiempos cortos se puede producir un ineremento de la precisién, lo cual se traduce en. un menor ntimero de errores de omisin (0). ‘Ademés, no es posible establecer la curva de traba- jo ni la tasa de variacién, lo cual es una desventaja fen una aplicacién clinica del d2. La tasa de varia- cién tiene una fiabilidad més baja y no resulta itil fen casos de poblacién normal, pero puede utilizar- sse en el psicodiagnéstico diferencial tal como lo ha mostrado un estudio con pacientes psiquidtricos (Rauchfleisch, 1983) 0 con adolescentes con con- ductas de riesgo (Eser, 1987). Es muy importante hacer notar que en el pre- sente Manual existen baremos elaborados a partir de unas aplicaciones estndar (con 20 segundos en. cada linea) y un baremo con los datos de unas apli- caciones con un tempo global de 7 minutos. Como ya se comentard en un apartado posterior, se reco- mienda la aplicacién estdndar en la mayoria de las circunstancias. is 4 « f ¢ . € € « e . « é « e « € € é e L e ¢ é é ‘ « ‘ 4 f . ‘ ( ( f ( ( i ( . ( 4 c c c c c c 2, Test De ATENCION 2.4, RESUMEN DE LAS INSTRUCCIONES Las partes fundamentales de las mismas alu- den a los siguientes aspectos: ‘+ informacién sobre el propésito del test: Ia medida de la capacidad de concentracion (esto se aplica a todas las versiones); + una explicacién clara de la tarea: marcar cada letra d que tenga dos rayas repartidas en cual- quier posicién (esto se aplica a todas las ver- siones); ‘+ verificacién de la comprensién de la tarea por los sujetos con la ayuda de la linea de préctica (esto se aplica a todas las versio- nes); + Ia indicacién de que cada 20 segundos se aré una orden para empezar inmediatamen- te en la linea siguiente (esto solamente es necesario en la versién estindar; en la ver- si6n A el limite del tiempo es de 15 segundos y se coneede un tiempo global en Ia versién Byy + a instruccién de “trabajen tan répidamente ‘como les sea posible sin cometer errores” se aplica a todas las versiones. 2.5. CORRECCION ¥ PUNTUACION Una vez terminada la aplicacion de uno o ‘varios sujetos, el sistema de puntuacién es bastan- te sencillo en los Ejemplares autocorregibles. En primer lugar conviene comprobar que se han ano- tado todos los datos pedidos en los espacios desti- rnados a ellos en Ia cabecera del anverso del Bjemplar, si estuvieran desplazados de lugar con- viene tenerlo en cuenta antes de pasar a las fases sigulentes: separar las dos hojas de que consta este ejemplar y desechar la segunda. Al dorso de la pri mera han quedado marcadas todas las respuestas y el disefio existente en este impreso va a facilitar los recuentos. Teniendo a la vista esta pégina del Bjemplar (presentado de forma apaisada), se pro- cederd a obtener las puntuaciones. 1. TR. Hay que obtener esta puntuacién en cada linea del Ejemplar y anotarla en la primera casilla (bajo la sigs TR) del margen derecho. Con la ayuda de Ia rgleta numérica impresa sobre la primera fila de elementos (con los mimeros 1 a 47), se deter- mina la posicién de la witima marca realizada en esta primera linea, y ese mimero se registra en la casilla TR del margen derecho. El proceso se repi- tecon as 14 lineas de elementos. Una vez anotados Jos ld mimeros se calcula la suma y se anota en Ia casila situada al pie de esta columna, Bsta es una medida de la velocidad de procesamiento y canti- ‘dad de trabajo realizado. 2. TA 0 total de aciertos, Esta puntuacién es el miimero de marcas que se han hecho dentro de los recuadros en blanco (42) en cada una de las 14 filas y las cantidades obtenidas se anotan en las casillas de la segunda columna del margen derecho del Ejemplar, bajo la sigla TA. Una vez anotados los 14 ndimeros se calcula la sumay se anota en la casi- la situada al pie de esta columna. Bsta es una medi- da de la precisién del procesamiento. 8. Brrores (0, Cy totales). Se refieren sélo alos cometidos hasta la tiltima marea hecha en cada fila de elementos: + EnJacolumna O se anota el niimero de errores or omisi6n, es decir los recuadros que apare- cen en blanco hasta la wiltima marca hecha, porque el sujeto no detects que habia una d con dos rayas. jAlencién!, es importante no contar los recuadros en blanco existentes des- pués de la dtima marca hecha, pues el sujeto no tuvo tiempo de intentar esos elementos en los 20 segundos concedidos para la linea; su ‘mimero se anota en la tercera columna y en la ‘base se registra la suma de los 14 valores ano- tados en esa columna. + En la columna C (errores por comisi6n) se anota el nimero de marcas hechas fuera de los recuadros, es decir el mimero de elementos relevantes (letra d con dos rayas) que no fue- ron sefalados hasta la tiltima marca hecha. ‘Una vez anotados los 14 valores, se obtiene la ssuma y se registra en Ia caslla de In base. Esta fs una medida de la precisién del procesa- rmiento y del control inhibitor. W "TEA Ediciones + La suma de ambas puntuaciones (0+C) se anota en la casilla alargada situada debajo de las dos columnas anteriores. 4. TOT. Este total se calcula y anota en el margen Inferior del Bjemplar, a a izquierda, Se han inclui- 4o casillas para anotar los valores totales de TR, O y C obtenidos en los pasos 1 y 3, y se calcula el valor TOT=TR-(O+C), cuyo resultado se anota en la primera casilla, 5. CON. A la derecha de las casillas anteriores hay espacios para obtener esta puntuacién de concen- tracion. Se trata de realizar la operacién CON=TA-C, a partir de los totales TA y C de las 14 filas, previamente calculados y anotados en la base de las colurnnas finales del margen derecho. 6. VAR. Este indice de variacién o fuctuacién en el modo de trabajar el sujeto en las 14 filas de ele- mentos se obtiene y calcula en las siguientes casi- las de la base del Ejemplar. La operacién VAR=(TR+)-(TR-) exige examinar la colurnna TR del margen derecho y decidir cual ha sido el TR mayory el TR menor en esa columna y anotarlos en Jas casillas para hacer la resta de ambos valores. 7. Curva de trabajo. Bs un perfil grifico que puede ilustrar la productividad del sujeto en la ejecuci6n del test Se trata de trazar una linea que- Drada que una las tltimas marcas hechas por el sujeto en cada una de las 14 Iineas de trabajo, de ‘modo que el resultado parece un perfil vertical de los valores TR, con sus crestas y valles. Con otra inalidad especial, se podria trazar el perfil o ‘curva de los valores TA; en este caso habré que hacer una sefial (teniendo en cuenta la regleta numérica existente sobre la primera fila y debajo de la tiltima fila de elementos), ala altura de cada una de las TA anotadas en el margen derecho y unir los 14 puntos. También podria hacerse con los valores CON de cada fila de trabajo, calculan- do la diferencia entre los valores TA y C de cada fila de trabajo y marcéndolo con una sefal espe- cial antes de unir con lineas rectas los 14 valores CON. Este perfil suele ser més recto que los ante- ores, pues se elimina Ja influencia de los errores de comisién. RACAARACARRERKRARRK KK EEE COE C0400 -O-C-CO ORO RRA Pe OU DOV VQ VG QV VG VV GEV V GGG SSS SSEGHGHHSHGHSSHHH” 2, Test DE ATENCION “a 3. ESTUDIOS ORIGINALES Este capitulo recoge los principales resultados fencontrados en los estudios de las caracteristicas ppsicométricas (fabilidad y validez) del d2 realizados con anterioridad ala adaptacién espavicla, Por tanto, ‘se resumen los indices observados tanto en las inves- tigaciones con muestras alemanas como norteameri- ccanas, las que constituyen el cuerpo principal de las, citas bibliogrificas incluidas al final de este Manual. 3.1, CORRELACIONES ENTRE LAS PUNTUACIONES Latabla 3.1 muestra el grado de relacién entre algunas de las puntuaciones directas del test en diferentes estudios, Sobre la diagonal de asteriscos se ofrecen los indices promedio (a través de la‘) de Fisher) de toda la literatura existente hasta 1998, y debajo de la diagonal los obtenidos en una muestra de 606 estudiantes universitarios nortea- mericanos (edad media de 20,7 aflos, 99% varones y ‘74% de raza caucésica). Todos los indices vienen expresados en centésimas (sin el cero ni la coma decimales); cuando el indice no es estadisticamen- te significativo al nivel de confianza del 5H se ha impreso “ns” y estan en cursiva aquellos obtenidos mediante la correlaci6n ordinal de Spearman. ‘Tabla 3.1, Relaciones entre las puntuaciones Variables TR ToT ‘CON E EM VAR TR a 3 87 ns 1, ns ToT 95 : 4 1s ns ns CoN R 89 5 ns 54 ns E 1 2 65 i 1 ns % ns 2 2 9 * 37 VAR a7 41 2 u 38 3 Como puede observarse en los promedios pre- sentadios en la mitad superior derecha de la tabla 4,1, las dos puntuaciones de tipo general (TOT y CON estén muy relacionadas (con una media de 0,93); su relacidn con otra de esas medidas genera- Jes (TR) slo es ligeramente inferior. Como era de ‘esperar, la relacin entre las medidas absolutas y ‘ss relativas de los errores (B y B®) son muy altas. ‘Las dos medidas de los aspectos cualitaivos (5% y YAR) presentan una relacin moderada, y B% “muestra una relaciGn negativa con el indice de con- (CON), En la mitad inferior de la tabla, norteamericana (Zillmer y Hong, 1998) jin esquema bastante similar al observado anterior. En la tabla 8.2 los indices han sido obtenidos ‘en dos muestras de nifios norteamericanos de clase media, y estén basados en puntuaciones tipicas ‘2. En la mitad superior derecha el grupo estaba for- mado por 54 nifios normales de 7 a 12 afos (edad media de 10,1 aflos, 62% varones y 96% de raza cau- césica), y en la mitad inferior se encuentran los resultados de una muestra de 40 niitos hiperactivos de 7 a 12 afios (edad media de 9,8 afios, 80% varo- nes y 98% de raza caucdsica). Los indices resultan- tes son muy similares a los presentados en la tabla 3,1, y se aproximan a los de los estudiantes univer- sitarios norteamericanos, lo cual apoya la idea de una estabilidad de los resultados en distintas cultu- ras y grupos clinicos. 3 ‘Tabla 3.2. Relaciones entre las puntuaciones en nifios norteamericanos Variables TR ToT ‘CON E Em VAR 1R are |r ew 6 ns. ns 4 ToT ot + fo fis 1. 2 CON “ S £ ns st ns E ns ns - 7 93 C4 E% 1 35, - 3 , 6 VAR % ns - Cy 40 7 3.2. FIABILIDAD La consistencia interna es una de las medi- das principales de la flabilidad y se refiere a la ‘equivalencia entre partes del test. Entre los pro- cedimientos empleados esté el de las dos mita- des: correlacién entre la primera y segunda mita des del test o entre las puntuaciones obtenidas fen las lineas 0 filas pares e impares de los ele- mentos, y corregida con la formula de Spearman- Brown 0 el método Guttman para estimar la fia bilidad del total del test”. Ademds, se ha emple: do la formula 20 de Kuder-Richardson (KR-20) en algunos casos. Los resultados se encuentran en Ja tabla 33. La tabla 3.3 también incluye los indices de fiabilidad en dos muestras norteamericanas (EE.UU,), una con 506 estudiantes universitarios y otra con 54 nifios de 7 a 12 afios de edad; en ambos casos se aplicé el coeficiente alfa (a) de Cronbach. El conjunto de los datos presenta indices bastante elevados, sobre todo en TR ¥ CON, similares a los observados en muestras europeas, con lo que parece obviarse el sesgo cultural. = Gaze un acu goal de que bo miles eas dos fades de esac de faite se deben apc solamene ns ests de pena pera «eae wise ecto pats prs con tenoo ldo E10 de ee efi ene 2 rece bs problemas ees dees ess eae Anata Drake, 1954; Gullo, 1956; Crntachy Waringon 1851). En la mayoria de los estudios las puntuaciones del d2 son muy fiables (r > 0,90), independientemen- te del estadistico empleado; incluso en las muestras ‘especiales los indices se encuentran entre 0,70 y 0,80. La estabilidad ha sido medida mediante el tetstretest y sus resultados estén en la tabla 3.4 con ‘el mismo esquema que en la tabla 3.3; los intervalos hhan variado entre § horas y 40 meses y, como era de esperar, los resultados obtenidos en adultos perma- necen estables durante mas tiempo que los de los nifios y adolescentes. Para interpretar los indices bajos obtenidos porlos nifios y adolescentes con conducta desviada ‘con un retest a los 11 meses, no conviene tratarlos como falta de fiabilidad; los resultados pueden ‘deberse mas bien a una intervencién o tratamiento psicolgico durante ese intervalo. Considerando esta probable raz6n, las medidas tales como TR, ‘TOT y CON cumaplen bien los criterios de fiabilidad, mientras que B, B%y VAR resultan menos estables enel tiempo y son més valiosas para el diagnéstico que para el pronéstico. a eG Ue eee ee eee eee eu e es ‘Tabla 3.3. Consistencia interna a, Test oe arena PO r Método N Muestra ‘Autor mR 98 Piss 112 2040 aos ®tickenkamp mR 5 Fis 88 35-46 aos Brickenkamp TR 2 PISB 85 9-16 afos, conducta desviada ser mR 4 oMSB 8 12 afos, secundaria Brickenkamp mR 4 OMSB 89 12 afos, secundaria Brickenkamp TR 86 OMSB 0 16 afos, curso de oientacén Brickenkamp TR 89 OMSB 49 16 afos, secundaria Brickenkamp ir 3 oMSB 104 Adulos Brickenkamp mR 95 OMSB 110 Universtarios Bittner TR 7 OMSB 90 Pacienes psiguiticos Raucifesch TR 97 OMS-B 45 Daf cerebral Rauchieisch TR 96 OMSB 45 Problemas neuréteos Rauchfisch TR 7 OM Gut 90 Paclentes psiquiticos Rauchfeisch TR a DM Gut. 45 Daf cerebral Rauchfeisch TR 6 OM Gutt 6 Problemas neurétcas Rauchfisch TR 97 KR-20 90 Pacienles psquitios Rauchfeisch TR 96 KR20 45 Dao cerebral Rauchifeisch TR 7 KR20 45 Problemas newrens Rauchifeisch TR 96. 2iineas $B 404 Adtlos Brckenkamp TR 93 2iineas $8 0 Conductores Burkard y Drésler Tor a1 OMSB 28 12 aos, secundaria Biickenkamp ToT 87 OMSB 69 12 afos, secundaria Btickenkamp ToT 97 oMSB 80 16 afis, curso de oientacion Bickenkamp Tor 0 OMSB 49 16 afios, secundaria Brickenkamp Tor 95 OMSB 104 Adutlos Brickenkamp Tor 93 oMs8 85 9-18, conducta desvada Eser &% 2B DMSB 2 ‘42afos, secundaria Brickenkamp % n oMSB 49 416 afos, secundaria Bickenkamp &% 5 oMSB 60 16 afos, curso de oreniacén Bickenkamp CON 34 OSB 110 ‘Adutios Brickenkamp e% 35° OMSB 85 9-16, conducta desviada Eser &% 36 OMS-B 80 Pacienles psiquiticos Rauchifeisch &% 36 OMSB 45 Dafa cerebral Rauchifeisch &% 96 OMSB 5 Problemas neuréieos % 96 OM Gut 0 Pacients psiuiatcns % 96 DM Gut 45 Daf cerebral &% 9 DM Gut 45 Problemas newrdcas &% 95 KR20 90 Pacientes psiquiticos & 4 KR20 45 Dah cerebral & 96 KR20 45 Problemas neurdcas & a oMSB 85 9-16, conducta desviada wR 95 OM SB 85 9-16, conducta desviada TR % « 506 EEUU. 18-27 aos, uiversiaros _Zalmer y Hong R 8 « 54 EE,UU, 7-12 af, normales Clbertsony Zilmer ‘CON * a 54 EE.UU. 7-12 af, normales Culbertson y Zilmer e 0 « 54 EE.UU. 712 afs, normales Culbertson y Zilmer oe 9 « 54 EE,UU, 7-12 afos, normales Culbertson y Ziimer eta Sef ecient: PD= pian dec, = nice de candacc on ceiésimas: I= paresnpares, OM = os tafe: S-B = Speaman Bown: Gut = Gotan: = fs e Contech Los indices sells con sefaan una cola eal it" apicada cuando es vale no tenen una dnb norms 2 ‘TBA Ediciones ‘Table 3.4. Coeficientes de estabilidad PD r Método N Muestra ‘Autor TR 89 Th 38 20-29 afos Bickenkamp TR 4 T5h 41 30-39 afos Brickenkamp R 92 TASh. 3 Aduitos Brickenkamp TR 84 Equiv.6h. 38 Adultos Brickenkamp TR B Tam, 18 ‘Adolescentes, conducta desviada Eser mR 87 Them. 110 Universitas Bittner TR a Ti tim, 2 ‘Adolescenles conducta desviada Ese TR 89 Tat2m. 59 ‘Adultos Rump TR n TH23 m. 3 Adultos Brickenkamp ToT 82 Equv.6h. 39 Adultos Brickenkamp ToT cy 3m. 8 Nios Brickenkamp ToT 2 TA3m. 7 ‘Adolescents Biickenkamp Tor 90 T3m. a Adultos Brickenkamp ToT a Tam, 1B Adolescente Eser ToT 86 6m. 110 ‘Adullos Bittner Tor 50 Tait m. 2 ‘Adolescentes, conducta desviada Eser Tor 92 TA12m. 59 Adultos Rump ToT 8 TH23 m. 53 ‘Adultos Brickenkamp ToT 8% TA40m, 1 Escolar retrasado, conducta desviada ser E 18 TA4m. 110 Universitarios| Bitiner con ™ TA3m 37 Adolescentes Brickenkamp CON 8 Tt3m, 3t ‘Adultos Biickenkamp E 59 Tt4m, 2 ‘Adolescentes, conducta desviada Eser E 7 Tht m, 18 ‘Adolescentes, conducta desviada Eser em 6 Tam a ‘Adolescenles, conducta desviada Eser e% a Tim. 18 ‘Adolescenles, conducta desviada Eser VAR 52 Thm. 2 ‘Adolescentes, conducta desviada Eser VAR 49 Tat m. 8 ‘Adolescentes, conducta desviada Eser fe. Sijs ena PO = pac dec = cd arc (on consinan T= este ea ets) 0 meses (mt Ease Mavala. Enc sefldo con * 8 ha oben con una nsfomactn ogorimic de ls punacones 3.3. VALIDEZ ‘Una primera indicacién psicolégica de la vali- dez del d2 se puede obtener durante la misma aplicacién del test. A primera vista hay una apa- rente evidencia para asumir que, en Ia tarea exigi- da, la rapidez y la precisién para distinguir unos caracteres diferentes pero similares requiere un determinado grado de atencién selectiva. El test cexige del sujeto que responda de un determinado modo marcando una determinada letra que ha identificado como relevante (una d con dos pequefias I{neas), mientras que tiene que conside- rar irrelevantes otros estimulos y no actuar en consecuencia. Bjemplos tipicos de situaciones de atencién \selectiva en la actividad ocupacional pueden incluir la correccién de pruebas de texto (tipogrifico o meca- nogrifico), la comprobacién de una relacion de datos © la clasificacién de productos industriales 0 agrico- las, y todas ellas son tareas realizadas bajo la presin de un tiempo limitado y com la finalidad de detectar ‘anomalias o para rectificar errores. Generalmente se facepta que cuando tales tareas se ejecutan de modo ‘ceptable requieren atenciGn selectiva. La preocupa- cién esencial, por tanto, tal como se veré en los esti dios que se citan en los pérrafos siguientes, es]amedi- da de a atencién y la concentracién. @ Uno de los andlisis tipicos de esta conducta de ‘comprobacién y clasificacién de determinados ‘materiales puede incluir diferentes valoraciones: + el mimero total de productos revisados, tanto los correctos como los incorrectos, como cri- terio de la cantidad o rapidez del trabajo; © elniimero de productos incorrectamente revi- sados 0 clasificados atendiendo a dos tipos de errores: el de omisién (dejar pasar productos con un error relevante) o el de comisién (con- siderar defectuoso un producto correcto); la raz6n entre el niimero de errores y el total de productos revisados puede ser un indice de la calidad del trabajo; + el nimero de productos satisfactorios correc- tamente identificados una vez se le haya resta- do el ntimero de los errores cometidos; 0 + el mimero de aciertos (productos erréneos ‘que hayan sido identificados y rechazados como tales), se podrfan también considerar y comparar con el nimero de productos buenos incorrectamente identificados como defectuo- sos, Este ejemplo anterior se puede asinilar a la tarea del d2: los productos defectuosos que habia {que rechazar se corresponden con los elementos 6 caracteres relevantes (d con dos rayitas) que hay que marear. La valoracién TR (mimero total de caracteres revisados, tanto correcta como inco- rrectamente) refleja el mimero total de productos 42, Test DE ATENCION tratados en una tarea de revisién. Esta es Ia pun- ‘uacién del resultado cuantitativo o rapidez de tra- bajo, y puede interpretarse como el nivel de activi- ‘dad que ha alcanzado el sujeto bajo la presi6n de ‘un tiempo limitado. Los errores E en el d2 son de dos tipos (de omisién o de comisién, O y ©), y el porcentaje de errores BY informa sobre ia calidad del trabajo y se puede interpretar como el grado de eficiencia en una conducta de control Restando el niimero de errores E del total revisado TR se obtiene el valor TOT, que refleja el niimero de caracteres correctamente revisados € incluyen: a) el nimero de elementos relevantes marcados (es decir, los productos defectuosos que habria que marcar), y b) el niimero de caracteres que no haba que marear (es decir, los productos correctos que habfa que aceptar en la tarea indus- trial). Sin embargo, un problema con la medida ‘TOT esta en la posibilidad de que un sujeto se salte varios elementos sin revisarlos y se eleve indebi- damente el niimero TR (como elementos revisa- dos). La puntuacién CON, recientemente concebida, es similar al niimero de aciertos y se asemeja al método psicolégico usual de evaluar el rendimien- to. Como la puntuacién es el resultado de contar todos los elementos correctamente marcados y res- tarle el niimero de los incorrectamente marcados (C, comisiones), no se ve afectado y aumentado por saltarse unos cuantos en una linea de trabajo. ‘Ademés, CON es més sensible a la precisién y el cuidado en la tarea que el valor TOT, en el que influ. ‘ye més la rapidez de trabajo. 3.4, VALIDEZ DE CONSTRUCTO ‘Asumiendo que la conducta en el test, tal como ‘se ha descrito anteriormente, se basa en las dimen- siones de impulso y control, deberfa haber una rela- cién aproximada entre las variables siguientes: a) el aspecto cualitativo del resultado, la rapidez de trabajo y el impulso del sujeto; b) el aspecto cuall- tativo det resultado, el cuidado y precision en la tarea y la funcién de control del sujeto. Como estas dimensiones no se pueden medir directamente, los cestudios sobre la validez de constructo han emple- ado las evaluaciones de los profesores para juzgar si se esperan 0 no relaciones asociadas con las observaciones de la conducta en escolares de 4° y © grado. La primera investigacién se centré en la dimensién de impulso. Se pidié a los profesores que seleccionaran escolares que presentaban un elevado grado de impulso (porque mostraban mucha actividad y animacién); el otro grupo comprendia escolares que tenfan un grado muy bajo de actividad, con poco temperamento y pasivos. El segundo estudio se centré en formar grupos que fueran extremos en los cualidades de persistencia y control. Como una gufa en la seleccién de los escolares se les pidi6 a los pro- fesores que limitaran el tamafo del grupo a un 20% del total de la clase. Los resultados se reco- gen en la tabla,