Вы находитесь на странице: 1из 8

RECURSO : PROTECCIÓN

RECURRENTE : KAREN NICOLE VALENUELA SHAW

RUT : 17.824.557-0

ABOGADO

PATROCINANTE : CRISTIAN IGNACIO ROJAS GARRIDO

CORREO : contacto@abogadosdelmaule.cl

RUT : 16.731.436-8

ABOGADO

PATROCINANTE : FRANCISCO IGNACIO ACUÑA GONZÁLEZ

CORREO : contacto@abogadosdelmaule.cl

RUT : 16.726.764-5

RECURRIDO : ISAPRE NUEVA MASVIDA S.A.

RUT : 96.504.160-5

VALOR PLAN ALZADO : 1.913 UF .

TIPO RECURSO : FUN.

En lo principal: Recurso de protección. Primer otrosí: Acompaña


documentos que indica. Segundo otrosí: Solicita que se decrete
orden de no innovar. Tercer otrosí: Patrocinio y poder.

ILTMA. CORTE DE APELACIONES DE TALCA

KAREN NICOLE VALENUELA SHAW, chilena, rut 17.824.557-0,


domiciliada en 3 norte 24 y 25 oriente 3257, Talca, a VS., con el
debido respeto, digo:

Que por este acto y en la representación invocada que se acredita


con mandato judicial acompañado en un otrosí de esta presentación,
vengo en interponer recurso de protección en contra de ISAPRE NUEVA
MASVIDA S.A. , RUT 96.504.160-5, representada legalmente por don
Hernán Pérez Carvallo, ignoro profesión u oficio y cédula nacional de
identidad, ambos domiciliados en calle Ohiggins número 1529, comuna
de Concepción, siendo los fundamentos del presente recurso, los que
se exponen a continuación:

El día 20 de Marzo de 2017 mi representada se entera por medio


de un correo electrónico de la recurrida que esta aumentará su plan
de salud conforme a carta de adecuación que le habrían enviado y
que jamás recibió. En dicho correo le ella adjunta un documento
titulado FORMULARIO ÚNICO DE NOTIFICACIÓN, en la cual se
puede ver que mi plan de salud, denominado
MUJER ACTIVA 3500, pasa a un valor total de 1.913 UF, esto a
contar de la remuneración de MARZO DE 2017 (que se paga en
abril), según le informan en la carta referida.

Debo indicar que el formulario único de notificación básicamente da


cuenta de un alza que habría sufrido su plan de salud, alza que jamás
me informaron ni por la cual le consultaron.

Debe indicarse a SS., que nunca recibí en mi domicilio ni la carta de


adecuación ni el formulario único de notificación, enterándome solo
del alza al concurrir a la isapre el día indicado, momento en que me
entregaron sólo el formulario único de notificación.

Es así que recién ahora el 20 de MARZO DE 2017 me entero del


acto arbitrario de la recurrida que vulnera las garantías
fundamentales que se detallarán.

Sin perjuicio de lo señalado, y anticipando la predecible alegación de


la recurrida en cuanto a que este recurso sería extemporáneo, es
preciso citar al efecto lo establecido por la Excelentísima Corte
Suprema de Justicia de nuestro país, máximo tribunal que conociendo
de los autos Rol N°2.314-2.012, sobre apelación del fallo dictado por
esta misma Ilustrísima Corte de Apelaciones de Temuco en los autos
caratulados “Barriga Araneda con Isapre Más Vida S.A.”, Rol Ingreso
Corte Protección N° 95-2.012, dispuso a mayor abundamiento, lo
siguiente:
“Santiago, tres de abril de dos mil doce.

Se reproduce la sentencia en alzada, con excepción de sus


fundamentos tercero y cuarto, que se eliminan.

Y se tiene en su lugar y además presente:

Primero: Que en cuanto a la alegación de extemporaneidad del


recurso interpuesto formulada por la Isapre Vida Tres S.A., cabe
considerar que si bien consta del documento agregado a fojas 21 que
el 27 de diciembre del año pasado fue entregada en el domicilio de
doña Adelina del Carmen Barriga Araneda la carta por la que la
Isapre señalada le comunica la modificación al precio del plan de
salud por aumento del precio base, no es menos cierto que en dicha
misiva le señala que ello ocurrirá en abril de este año. Además, se le
hizo saber que frente a la modificación existían diversas opciones, a
saber: mantener el actual plan, cambiarse a uno alternativo o
escoger otro plan de salud.

Segundo: Que lo anterior demuestra que al mes de diciembre del año


pasado el asunto acerca del monto efectivo que debería pagarse por
el plan no era cierto ni determinado, pues estaba sujeto a un estudio
por parte del usuario quien podía evaluar otras alternativas que la
misma institución le ofrecía. Así, sólo a partir de la entrega del nuevo
Formulario Único de Notificación (FUN) el asunto se formaliza y pasa
a ser definitivo, y por ende desde que se notifica aquello se completa
el proceso de modificación del plan.

Tercero: Que, en consecuencia, habiéndose interpuesto el recurso de


protección el 27 de enero del año en curso, sin que a esa fecha se le
hubiese remitido aún el FUN a la afiliada, toda vez que tiene plazo
hasta el 31 de marzo del presente año para optar por mantener su
plan o cambiarse a otro, el recurso fue interpuesto dentro de plazo.
Por estas consideraciones y lo dispuesto en el artículo 20 de la
Constitución Política de la República y en el Auto Acordado de esta
Corte sobre la materia, se confirma la sentencia apelada de veintitrés
de febrero último, escrita a fojas 41”.

Es decir, el más alto Tribunal de nuestro país ha establecido que la


fecha de la carta de adecuación que la Isapre, o la carta misma,
constituye una amenaza de la garantía constitucional que más
adelante se indicará.

No obstante lo anterior tal como ha indicado la jurisprudencia, hasta


que no se materialice alguna de las hipótesis anteriormente indicadas
no existe certeza ni determinación respecto del nuevo monto a pagar,
y que sólo con la entrega del Formulario Único de Notificación (FUN),
lo que acaba de ocurrir, el tema se formaliza, completándose el
proceso de modificación del plan.

Que así las cosas, la eventual alegación de extemporaneidad de este


recurso por parte de la recurrida, no podrá prosperar.

Es arbitrario e ilegal el aumento de precio de que se trata, que la


Isapre recurrida recién me comunica, precisamente porque, en
realidad, se trata de un alza inmotivada, carente de todo fundamento
valedero, y, además, porque en la práctica no concurre ninguna razón
que sirva de sustento legítimo a ese mayor precio que se quiere
aplicar.

Al respecto, si bien es cierto que el artículo 197 inciso tercero, del


Decreto con Fuerza de Ley Nº 1, del año 2.005, del Ministerio de
Salud, establece que “Anualmente, en el mes de suscripción del
contrato, las Instituciones podrán revisar los contratos de salud,
pudiendo sólo modificar el precio base del plan, con las limitaciones a
que se refiere el artículo 198, en condiciones generales que no
importen discriminación entre los afiliados de un mismo plan. Las
revisiones no podrán tener en consideración el estado de salud del
afiliado y beneficiario. Estas condiciones generales deberán ser las
mismas que se estén ofreciendo a esa fecha a los nuevos
contratantes en el respectivo plan. La infracción a esta disposición
dará lugar a que el contrato se entienda vigente en las mismas
condiciones generales, sin perjuicio de las demás sanciones que se
pueda aplicar...”, no es menos efectivo que el ejercicio de esa
facultad exige, por una parte, como cuestión básica que se verifique
alguna causa o motivo real, razonable y acreditado – lo que, como ya
se dijo, no sólo no se cumple en el presente caso, sino que ni siquiera
ha sido verdaderamente invocado por la recurrida–, como pueden
ser mayores costos imposibles de prever, la incorporación de
elementos tecnológicos y/o nuevos procedimientos de diagnóstico, o
aquellos derivados de cambios en la economía del país, y de
relevancia tal que permitan justificar el quiebre del principio de la
intangibilidad del contrato que emana del artículo 1.545 del Código
Civil, no bastando para ello la simple variación del costo de la vida, el
gasto en prestaciones de salud, la mayor cantidad de ellas o el gasto
en licencias médicas pues el monto de las prestaciones al pactarse en
unidades de fomento, las dejan a salvo de este factor de
inestabilidad, todo lo cual conduce a que la interpretación de los
artículos 197, inciso tercero, y 198 del D.F.L. Nº 1, de 2005, del
Ministerio de Salud, deba ser necesariamente restrictiva.

La “adecuación” debe entonces, ser motivada o fundada, en términos


de hacerse saber al afectado determinadamente no sólo la decisión
de “adecuar” el plan de salud elevando su precio, como sucede en la
especie, sino que además deben invocarse y demostrarse las
circunstancias, hechos o consideraciones concretas y pertinentes que
justifiquen realmente esa unilateral decisión de la Isapre de elevar el
precio del respectivo plan de salud.

En resumen, y de acuerdo a lo dicho hasta ahora, se trata de un alza


inmotivada y carente de todo fundamento valedero, no existiendo, en
la práctica, ninguna razón legítima que sirva de sustento a ese mayor
costo económico a cuyo pago se me quiere forzar.

En suma, lo único que hay es la descarnada avidez de la recurrida por


elevar aún más las ya multimillonarias ganancias que obtiene en la
actualidad.

Del acto ilegal y arbitrario y de la garantía constitucional


afectada.

Conforme fue explicado, se trata de un arbitrario aumento de precio


de mi plan de salud porque para la “adecuación” de dicho plan, no se
invoca por la Isapre motivo real, pertinente y legítimo alguno que
justifique la modificación unilateral de la tarifa del plan de salud, ni
tampoco concurren en la especie tales motivos legítimos que sirvan
de sustento a aquella decisión de subir el precio de dicho plan.

El acto impugnado es, asimismo, ilegal, porque el alza del precio del
plan de salud a virtud de la mencionada “adecuación” no encuadra
realmente en la hipótesis normativa de los artículos 197, inciso
tercero, y 198 de dicho Decreto con Fuerza de Ley, los que infringe al
no darse en la especie las condiciones fácticas que permiten que
pueda tener aplicación la facultad ahí contemplada, y con ello
transgrede también el artículo 1.545 del Código Civil.

El aumento de precio de que se trata, que intenta imponer la Isapre


recurrida, además de constituir una conducta arbitraria e ilegal,
infringe y vulnera la garantía del N° 24, del artículo 19, de la
Constitución Política de la República de Chile, esto es, la del derecho
de propiedad, porque se traduce en una disminución concreta y
efectiva de mi patrimonio, al tener que soportar una injustificada
mayor carga económica derivada de la infundada elevación del costo
de mi actual plan de salud, lo que además incide en que el derecho
de afiliación se torne de difícil concreción, ya que si los aumentos
hacen excesivamente gravosa la afiliación o mantención en el
sistema, cualquier interesado pueden ser obligado a incorporarse al
sistema estatal de salud.

POR TANTO,

RUEGO A US. ILTMA., que se sirva tener por interpuesto el presente


recurso de protección en contra de ISAPRE NUEVA MASVIDA S.A. ,
ya individualizada, admitirlo a tramitación y, en definitiva, acogerlo
declarando específicamente, como medida de protección, que se deja
sin efecto la referida alza de mi plan de salud y se ordena a la Isapre
recurrida que debe mantener en plena vigencia y las mismas
condiciones el plan de salud MUJER ACTIVA 3500, sin perjuicio de
otras medidas de protección que US. ILTMA., estime del caso adoptar
para el pleno restablecimiento del imperio del derecho quebrantado
por la conducta ilegal y arbitraria de la recurrida, con expresa
condena en costas.

PRIMER OTROSÍ: Sírvase US. ILTMA., tener por acompañados, con


citación, los siguientes documentos:

1.- Formulario Único de Notificación.

SEGUNDO OTROSÍ: Sírvase US. ILTMA., decretar orden de no


innovar en este asunto, ya que ella resulta urgente para evitar que la
acción ilegal y arbitraria de la recurrida continúe causándome
perjuicios , pues esta alza como me indica se haría efectiva la
remuneración del mes de ENERO de 2017, aumentándome esta el
precio de mi actual plan de salud, ordenándole concretamente a
la Isapre recurrida que debe abstenerse de efectuar y aplicar
cualquier modificación al mencionado plan de salud o dejar sin
efecto el alza si ya la ha efectuado, mientras no se resuelva el
presente recurso de protección, dejando sin efecto cualquier alza que
hayan efectuado al mismo, oficiándose al efecto a la recurrida.

POR TANTO;
SÍRVASE S.S. I., acceder a lo solicitado y decretar la orden de no
innovar.

TERCER OTROSÍ: Ruego a US. I. tener presente que designo


Abogado patrocinante y otorgo poder al abogado don CRISTIAN
IGNACIO ROJAS GARRIDO, RUT 16.731.436-8, y al abogado
FRANCISCO IGNACIO ACUÑA GONZÁLEZ, RUT 16.726.764-5,
ambos domiciliados para estos efectos en 2 oriente nº1370, de la
ciudad de Talca, otorgándoles todas las facultades del artículo 7º del
Código de Procedimiento Civil, de ambos incisos, incluida la facultad
de percibir, quienes firman junto al suscrito en señal de aceptación.