Вы находитесь на странице: 1из 2

Buenos días.

Mi nombre es ____________________________________vengo
representando a la Escuela Primaria “Benigno D. Nogueira” de la Localidad ÉL
FARO, Municipio de Alvarado, Ver., y el tema que hoy vengo a exponer es
“COMO, FOMENTAR UNA CONVIVENCIA ESCOLAR SANA, PRÁCTICA Y
LIBRE DE VIOLENCIA”.
La convivencia es un elemento fundamental en el proceso de aprendizaje. En
primer lugar, porque supone hablar del entorno social, cultural y afectivo en el que
vivimos y en segundo lugar, porque aprender a convivir es fundamental para el
desarrollo individual y social de cada persona.

El ser humano tiene capacidades y competencias para ejercer cualquier tipo de


violencia, pero también tiene capacidades y competencias para tratar a las
personas con cariño, con ternura, para comprometerse en la transformación con
criterios de justicia para la sociedad,

De acuerdo a lo anterior es indispensable reconocer que la sociedad, la familia y la


escuela cuenten con los mecanismos adecuados para que las personas y sus
integrantes tengan una convivencia pacífica y favorable, de lo contrario la
sociedad vivirá en un desorden social mismo que no le permitirá el progreso y el
avance.

Por eso es necesario establecer espacio libre de violencia donde los alumnos y la
comunidad escolar tengan la posibilidad de atacar estos fenómenos y resaltar una
convivencia pacífica.

Es importante que dentro del aula de clases existan algunas normas o acuerdos
de convivencia que ayuden al docente a manejar cualquier situación como por
ejemplo: Pedir permiso para hablar, Orden y limpieza del aula, Ser obedientes,
Aceptar y aprender de los errores, El respeto ante todo, Considerar al prójimo y
Participación.

Para lograr un ambiente sano y propicio para el aprendizaje, lo primero es


analizar nuestras actividades y acciones diarias de manera que permitan la
reflexión de los alumnos, también se deben de establecer límites muy claros
alineados con nuestro reglamento de convivencia en donde no seremos tolerante
al mal trato y cualquier manifestación de éste, se deben de formar acuerdos que
se decidan en conjunto y de manera democrática, promover actividades en que se
sociabilice la importancia del buen trato y por último es muy importante que toda
la comunidad educativa (alumnos, profesores, familias, asistentes de la educación,
en sí todos ) trabajemos en conjunto para promover prácticas del buen trato y
maneras de relacionarse adecuadamente.

Finalmente, la educación para la convivencia pasa por crear personas que sean
capaces de escucharse y respetarse mutuamente, pero nos preguntamos
¿COMO LO VAMOS A LOGRAR?, Proporcionando encuentros con niños, en espacios
alternativos donde puedan hablar de sí mismo, de sus experiencias, sus aspiraciones, dificultades,
temores, alegrías, intercalando, un cambio mutuo de sentimientos manteniendo un clima
armonioso y saludable; siendo así, identificados por la sociedad como futuros ciudadanos seguros
y amados con una función social digna, tratados como individuos activos, críticos y equipados de
conocimientos reconocidos y valorizado, sin recurrir a la violencia, sin olvidarse que hay
que educar a los jóvenes para las nuevas generaciones

GRACIAS