Вы находитесь на странице: 1из 2

Partes de una bici: zona del asiento

Empezamos el artículo analizando una de las zonas responsables de la comodidad del


pedaleo. Principalmente, la parte del asiento se divide en dos elementos: el sillín y la tija.

Sillín de una bici


Dependiendo del tipo de bici al que nos refiramos, las características del asiento
variarán. Cuando la bicicleta sea de paseo, el sillín será más acolchado y voluminoso,
primando la comodidad del ciclista.

Tija de bicicleta
Cuando hablamos de tija nos referimos al tubo que va unido a la parte inferior del sillín.
El material de esta parte suele ser de acero o aluminio y su diámetro es variable. El
menor grosor de la tija, implica una peor calidad de la misma. Este elemento de la
bicicleta nos permite graduar la altura del asiento para que el movimiento del pedaleo
sea el más adecuado para nuestros músculos y articulaciones.

La zona del cuadro es otra parte de la bici


Sin duda, la columna vertebral de la bicicleta es el cuadro de la misma. Las estructuras
de acero, aluminio u otro tipo de material que la componen son las encargadas de que
las distintas partes de la bici se unan. Lo que se pretende con la creación del cuadro de
la bicicleta es conseguir una estructura rígida capaz de soportar grandes esfuerzos. Los
cuadros están compuestos de tubos y de vainas:

Tubos de los cuadros


Entre las partes de una bicicleta, el cuadro destaca, principalmente, por los tubos que lo
forman. Por lo general, la bicicleta contiene tres tubos. El tubo del asiento es aquel
donde se deposita la tija del sillín, para ser unida con el eje de los pedales.
De él nacerán los otros dos tubos, el tubo inferior y el tubo superior que se encontrarán
en el telescopio (zona que se coloca bajo el manillar). El tubo superior es prescindible, y
determinadas bicis no lo incluyen en su cuadro. Por ejemplo, algunas  bicicletas
holandesas y eléctricas.

Vainas de los cuadros


Cuando hablamos de vainas, nos referimos a las estructuras metálicas que unen el eje
de la rueda trasera con el tubo del asiento (vaina superior) y con los pedales (vaina
inferior).

Parte delantera de la bicicleta


Es hora de describir aquellas partes de la bicicleta que se encuentran en la zona
delantera. El manillar, el telescopio, el amortiguador o la horquilla, ya no serán unos
desconocidos para ti.

Manillar
El manillar aparte de ser el encargado de dirigir la trayectoria de la bicicleta, se encarga
de soportar una parte del peso del ciclista. Dentro de elemento del coche,
contemplamos:

 Manetas de freno. Son las estructuras móviles que mandan la señal para que los
frenos de la bicicleta actúen. La maneta de freno izquierda se encarga de dirigir la
orden al freno delantero y la derecha al freno trasero.
 Manetas de cambio. Son el mecanismo que permite modificar la marcha y los
platos de la bici. La maneta de cambio izquierda es la encargada, en la mayoría de
los casos, de variar los platos, mientras que la derecha, cambia las marchas.
Averigua cómo cambiar las marchas de la bici de forma adecuada.

Tubo de dirección o telescopio


Es la barra vertical que sirve como eje del manillar. En ella, se localiza el inicio de los
tubos inferior y superior del cuadro. Debe ser resistente, ya que sostiene parte
importante de la fuerza que se ejerce sobre el manillar.

Amortiguadores
Los amortiguadores son elementos que encontramos en las bicicletas de
montaña principalmente (aunque pueden estar integrados en cualquier tipo de bici). Son
partes que posibilitan suavizar los impactos que pueda sufrir el vehículo, favoreciendo la
resistencia del cuadro y del resto de estructuras rígidas de la misma.
Es un complemento más que recomendable en terrenos irregulares donde la conducción
del vehículo esté repleta de baches. En general, los amortiguadores más comunes son
los que contemplamos en la bicicleta de la parte inferior, el denominado sistema de
suspensión delantera.
No obstante, es posible encontrar suspensión en: la parte trasera, la tija del sillín, el sillín
y la tija del manillar.

Frenos delanteros
Pueden adoptar varias formas, las más comunes son los frenos de llanta y los frenos de
disco. Los primeros están formados por unas almohadillas que friccionan la llanta de la
rueda delantera cuando se acciona la maneta del freno delantero, mientras que los
segundos consisten en un disco que se coloca en el eje de la rueda que también
comienza a frenar cuando se presiona la maneta.

Horquilla
La horquilla es la encargada de sujetar el eje de la rueda delantera de la bicicleta. Su
denominación es resultado de su apariencia y es una estructura básica en todos los
tipos de bicis. Cuando las bicicletas llevan suspensión delantera, la horquilla la
incorpora a su composición sin ningún problema