Вы находитесь на странице: 1из 10

INTRODUCCIÓN

La adolescencia es un concepto que además de comprender lo biológico, lo rebasa y


muchas de sus características dependen de factores socioeconómicas y culturales.
Los avances de la época y las condiciones sociales de libertad e igualdad que rigen
la sociedad, permite a los jóvenes de ambos sexos participar en múltiples
actividades, eventos que facilitan y estrechan las relaciones entre ellos. Con
frecuencia se ven en la disyuntiva de tomar decisiones de las que siempre son
responsables, algunas suelen ser peligrosas y otras relacionadas con salud
reproductiva.

Según el Centro de Información sobre Fecundidad adolescente en Washington:


1300000 adolescentes conciben anualmente en el mundo, lo que ocasiona
repercusiones sociales desfavorables como deserción escolar, carencia de madurez
para atender y educar adecuadamente al hijo, imposibilidad de proporcionarle un
hogar seguro, estable, emocional y económicamente.

El problema del embarazo en la adolescencia no tiene una causa específica, sino


que es multideterminado.

Varios autores destacan factores de riesgo biológico y psicosociales. Lo primero se


refiere a que las adolescentes con menarquia precoz están más expuestas al riesgo
de embarazo, hay un aumento de las relaciones prematrimoniales y el empleo de los
métodos anticonceptivos sigue siendo bajo.

El segundo aspecto plantea que un mal funcionamiento familiar puede predisponer a


una relación sexual prematura.

Los factores de riesgo psicosociales mayormente reconocidos, son el


empeoramiento de la condición socioeconómica familiar, abandono del hijo y
deserción escolar.
Se incrementa en ambos sexos, los conocimientos sobre el inicio de las relaciones
sexuales en la etapa final de la adolescencia (mayor de 18 años) sobre los diferentes
métodos anticonceptivos, principalmente los hormonales por el sexo femenino y el
uso del condón para el masculino después de la intervención educativa, la que se
demostrará que es eficaz.

JUSTIFICACIÓN

La importancia de este tema de investigación radica en la necesidad de conocer y


re----- la pérdida de valores que se esta dando en la sociedad actual, especialmente
en los jóvenes adolescentes influenciados por muchos factores; como ser falta de
comunicación al interior de las familias entre padres e hijos, la drogadicción, el
alcoholismo, el abandono del hogar por parte de sus progenitores, la influencia de los
medios de comunicación con su difusión de programas enlatados en la televisión,
internet y otros.

Asimismo podemos decir que la paternidad y la maternidad son roles de la vida


adulta. Cuando sobreviene un embarazo en una pareja adolescente, impone a los
jóvenes una responsabilidad y una sobreadaptación a esta situación para lo cual no
están emocional ni socialmente preparados.

Ser padres adolescentes a temprana edad muy pocas veces es casual y menos aún
conscientemente buscado. Obedece en general a una serie de causas psicológicas,
sociales y culturales. Estos padres adolescentes, en general suelen tener menos
información que otros jóvenes sobre el proceso biológico general y la noticia de ser
padres suele ----- profundamente. Deben en ese momento asumir un rol que en esa
etapa de su crecimiento esta cuestionada. Algunos adolescentes lo intentan pero la
desvalorización a lo que son sometidos son sus propias familias, las dificultades
laborales y económicas, el rechazo social y la relación de conflicto que se establece
con su compañera, hace que muy pocos puedan asumir y mucho menos concretar la
responsabilidad. Se convierten así en padres abandonantes, con posibles secuelas.
Los jóvenes de hoy encuentran dificultades extremas para satisfacer las necesidades
y aspiraciones que la sociedad de consumo les ha impuesto a través de una cultura
adolescente por parte de los medios de comunicación con sus programas enlatados
que están fuera de la realidad de nuestra sociedad.

Otro de los factores para que jóvenes adolescentes se embaracen antes de los 19
años en el barrio Juana Azurduy de Padilla.

El consumo de alcohol, drogas, tabaco, el abandono de los padres que por falta de
trabajo emigran a países extranjeros, la falta de grupos de apoyo o tener pocas
relaciones sociales con amigos, la falta de participar en actividades familiares,
deportivas, crecer en condiciones de tensión, incertidumbre ante la separación-
divorcio de sus padres en algunos casos, haber sido víctima de abuso sexual, ser
hija de una madre que tuvo su primer parto a una edad de 19 o siendo aún más
joven.

Por lo anterior podemos afirmar que el problema de la maternidad o paternidad en la


adolescencia es de origen multifactorial siendo la pubertad y la adolescencia una
etapa de grandes cambios físicos, psicológicos y sociales a los cuales se deben
adaptar, los adolescentes se suman los graves problemas que representa el
embarazo temprano trayendo por consiguiente un impacto social, hijos no deseados,
niños abandonados, matrimonios forzados y a temprana edad, abortos,
enfermedades de transmisión sexual, marginación y discriminación.

Uno de los principales riesgos que están padeciendo los adolescentes se relaciona
con el inadecuado manejo de su cuerpo y el cuerpo de otros, ya que en esta etapa
de la vida el varón adolescente trata de expresar la fuerza y capacidad y la mujer
adolescente su capacidad de atracción y seducción lo que da lugar a permitir a
abusos sexuales o maltrato físico que puedan derivar en embarazos no deseados y
tener padecimientos psicológicos, angustia, baja autoestima, depresión y problemas
conductuales individuales como la prostitución a temprana edad.
MARCO TEÓRICO

Conceptualización de la adolescencia y el adolescente


Etimológicamente la palabra "Adolescencia proviene del latin adolescere, que
significa “crecer"1.

La adolescencia es un proceso psicosocial, durante el cual el joven tiene que


armonizar el nuevo funcionamiento de su cuerpo con conductas aceptables
socialmente y así, poder formar una personalidad integrada en sus tres elementos
básicos; biológico, sociológico y social.

Para Freud (1999)2, la adolescencia es una revolución sexual y afectiva: y para


Piaget es una revolución intelectual. Es la transición de la niñez a fa vida adulta,
tarda algunos años y se presenta a diferentes edades de acuerdo al sexo, a la
cultura y herencia, es un producto de la civilización. En los pueblos primitivos no
existía, a medida que la civilización se hace más compleja, se atrasa et momento en
el que el adolescente es considerado como adulto.

La adolescencia, es un periodo de transición, una etapa del ciclo de crecimiento que


marca el final de la niñez y prenuncia la adultez, para muchos jóvenes la
adolescencia es un periodo de incertidumbre e inclusive de desesperación: para
otros, es una etapa de amistades internas, de aflojamiento de ligaduras con los
padres, y de sueños acerca del futuro.

Muchos autores han caído en la tentación de describir esta edad con


generalizaciones deslumbrantes, o al contrario, la califican como un una etapa de
amenazas y peligros» para descubrir, al analizar objetivamente todos los datos que
las generalizaciones, de cualquier tipo que sean, no responden a la realidad. Si hay

1
Diccionario Real Academia. México 1990.
2
FREUD, Sigmund 1999. Esquemas de psicoanálisis y otros escritos de doctrina psicoanalítica.
P.138.
algo que podamos afirmar con toda certeza, podemos decir que, esta edad es igual
de variable, y tal vez además que cualquier otra edad.

No hay teorías fáciles con que podamos definir a todos los adolescentes, ni las
explicaciones que se dan de su comportamiento nos bastaran para comprenderlos
Para la persona que quiera comprender la conducta del adolescente, no hay nada
que pueda suplir el análisis atento de una investigación cuidadosamente realizada.

Se dice que es una etapa de transición ya que es la línea divisoria entre la seguridad
de la niñez y el mundo desconocido del adulto, en cierto sentido, la adolescencia ha
venido a ser una etapa del desarrollo humano con naturaleza propia, distinta de las
demás, un periodo de transición entre la niñez y adultez, sin embargo, si sólo se
define como la terminación de la niñez por un lado y el principio de la edad adulta.

El término adolescente se usa generalmente para referirse a una persona que se


encuentra entre los 13 y 19 años de edad, periodo típico entre la niñez y la adultez
Este periodo empieza con los cambios fisiológicos de la pubertad y termina cuando
se llega al pleno status sociológico de! adulto.

Sin embargo al igual que sucede con todas las etapas del desarrollo, estos puntos
extremos no están muy bien definidos, por ejemplo, la fisiología de la pubertad es un
conjunto muy complejo de fenómenos, que incluye un rápido crecimiento del cuerpo,
la osificación de los huesos» cambios hormonales, y la aparición repentina de las
características primarias y secundarias del sexo, al igual que las reacciones
psicológicas a estos cambios. No todos estos cambios fisiológicos tienen una
elevada correlación, ni las reacciones psicológicas de ellas son idénticas o
igualmente intensas en todos los individuos.

Duración de la adolescencia
Este período comprende entre el final de la infancia y el principio de la edad adulta.
Suele comenzar a los 12 y 14 años en la mujer y en el hombre respectivamente y
termina a los 21 En esta etapa se experimenta cambios que se dan a escala social,
sexual, física y psicológica.

Búsqueda de identidad

La búsqueda de la identidad es un viaje que dura toda la vida, cuyo punto de partida
está en la niñez y acelera su velocidad durante la adolescencia. Corno Erik Eriksson
(1997)3 señala, este esfuerzo para lograr el sentido de sí mismo y el mundo no es "un
tipo de malestar de madurez" sino por el contrario un proceso saludable y vita! que
contribuye al fortalecimiento total de del ego del adulto.

Identidad frente a la confusión de la identidad

Para formar una identidad, e¡ ego organiza las habilidades, necesidades y deseos de
una persona y la ayuda a adaptarlos a las exigencias de la sociedad. Durante la
adolescencia la búsqueda de "quien soy" se vuelve particularmente insistente a
medida que el sentido de identidad del joven comienza donde termina el proceso de
identificación.

La identificación se inicia con el moldeamiento del yo por parte de otras personas,


pero la información de la identidad implica ser uno mismo, en tanto el adolescente
sintetiza más temprano las identificaciones dentro de una nueva estructura
psicológica. Eriksson (1997) concluyó que uno de los aspectos más cruciales en la
búsqueda de la identidad es decidirse por seguir una carrera; como adolescentes
necesitan encontrar la manera de utilizar esas destrezas; el rápido crecimiento físico
y la nueva madurez genital alertan a los jóvenes sobre su inminente llegada a la
edad adulta y comienzan a sorprenderse con los roles que ellos mismos tienen en la
sociedad adulta.

3
ERIKSSON D.M. 1997 “A principal exposition of Jean Louis Moingne’s systemic theory” Cibernetic
and human knowing, p. 19.
Cuando los jóvenes tienen problemas para determinar una identidad ocupacional se
hallaran en riesgo de padecer situaciones perturbadoras como un embarazo o el
crimen. Erickson4 considera que el primer peligro de esta etapa es la confusión de la
adolescencia.

Consecuencias de la maternidad – paternidad adolescente

A las consecuencias biológicas por condiciones desfavorables, se agregan las


psicosociales de la maternidad – paternidad en la segunda década de la vida.

- Consecuencias Para La Adolescente


Es frecuente el abandono de los estudios al confirmarse el embarazo o al momento
de criar al hijo, lo que reduce sus futuras planes de lograr buenos empleos y sus
posibilidades de realización personal al no cursar carreras de su elección. También le
será muy difícil lograr empleos permanentes con beneficios sociales.

- Consecuencias Para El Hijo De La Madre Adolescente


Tienen un mayor riesgo de bajo peso al nacer, dependiendo de las circunstancias en
que se haya desarrollado la gestación. También se ha reportado una mayor
incidencia de "muerte súbita".

- Consecuencias Para El Padre Adolescente


Es frecuente la deserción escolar para absorber el mantenimiento de su familia.
También es común que tengan peores trabajos y de menor remuneración que sus
padres, sometidos a un stress inadecuado a su edad en general, todo ello condiciona
trastornos emocionales que dificultan el ejercicio de una paternidad feliz.

4
Ídem p. 20.
PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

Una de las principales podría ser que la madre encabeza la mayoría de las familias
de bajos ingresos, asume el rol de administradora del hogar y se convierte en la
proveedora principal de los alimentos, por tanto, desatiende aspectos significativos
de su casa y a menudo no tiene en quien delegar esas responsabilidades. Las
consecuencias son múltiples: en primer lugar, los jóvenes carecen de modelos
morales de referencia para guiar sus conductas; muchos de los roles adultos se
transfieren tempranamente a las jóvenes. Y si a esto añadimos que la adolescente
encinta suele exhibir una especie de competencia e identificación con la madre; por
tanto, es frecuente que tenga su primer hijo aproximadamente a la misma edad en
que lo hizo la mamá.

Los embarazos en adolescentes, en la mayor parte del mundo, son el resultado


directo de la condición inferior de la mujer cuyo papel en la sociedad está devaluado.
Sabemos que es característica de todas las sociedades que la mujer tenga menos
acceso o ejerza menos control de los recursos de valor que el hombre; por ejemplo,
en los países en vías de desarrollo, generalmente a ellas se les niega la educación y
las habilidades para competir. Así, la maternidad se presenta como el único modo de
alcanzar un lugar en la sociedad.

Por tanto, muchas adolescentes de comunidades pobres y reprimidas, que poseen


pocas oportunidades para educarse y mejorar económicamente, con frecuencia ven
la maternidad como una forma de aumentar su propio valor y poseer algo.

Se ha comprobado que conforme aumenta el nivel económico son mayores las


opciones. Las principales son el aborto, la adopción, tener soltera al hijo o casarse.
La decisión que ella tome depende del apoyo de su pareja, su familia y la sociedad.
En caso de optar por tener al hijo, se presentan varias consecuencias, dependiendo
de si la chica va a ser madre soltera o va a casarse.
Si la mujer se casa, en muchos casos la pareja adolescente no puede establecer un
hogar independiente por penurias económicas, y si la joven permanece soltera,
continúa el embarazo con grandes carencias y dificultades, el grado de esto depende
de si encuentra el apoyo de su familia, generalmente se vive un ambiente familiar y
social de rechazo por no estar casada, y se crea una mayor dependencia económica
y afectiva, en donde el apoyo familiar se condiciona a la aceptación de circunstancias
que obstaculizan su desarrollo personal e incrementan las razones por las que se
embarazó y con ello la posibilidad de repetirlo.

OBJETIVOS

Objetivo General:
Conocer la incidencia de adolescentes embarazadas entre 15 -20 años de bajos
recursos en ciudad de Cochabamba. Para contribuir a promover una disminución de
embarazos a través de acciones de prevención, promoción, y la participación activa
de la ciudad.

Objetivos específicos
 Analizar la incidencia de abortos en gestantes menores de 20 años, que
consultaron en el centro de salud regional y canalizadas a través del IDIF.
 Contribuir a la prevención del embarazo no deseado promoviendo a través de
educación para la salud dirigida a la mujer (adolescente) y a la ciudad.
 Reflexionar sobre algunos factores determinantes del embarazo adolescente
como son el aumento y mayor visibilidad de la población adolescente, la
persistencia de las condiciones de pobreza, la escasa información sobre
sexualidad y anticoncepción, la persistencia de la violencia sexual y la falta de
oportunidades para las mujeres. Así como factores psicológicos.
HIPÓTESIS

Hipótesis El aspecto socioeconómico bajo se relacionan con los embarazos en


adolescentes entre 15 y 20 años.
Hipótesis Nula El aspecto socioeconómico bajo no se relaciona con los embarazos
en adolescentes entre 15 y 20 años
Hipótesis Alterna Existe alguna relación entre el nivel socioeconómico bajo y los
embarazos en adolescentes de entre 15 y 20 años.