Вы находитесь на странице: 1из 7

Sistema Circulatorio

El sistema circulatorio tiene como función principal bombear, transportar y distribuir la


sangre por todos los órganos y tejidos del cuerpo, a través de la sangre lleva las
sustancias nutritivas y el oxígeno, otra función es transportar ciertas sustancias de
desecho metabólico

Transporta, a través de la sangre, las sustancias nutritivas y el oxígeno por todo el


cuerpo, para que lleguen a las células. También tiene la misión de transportar ciertas
sustancias de desecho metabólico que se eliminarán por los riñones, en la orina, y por el
aire exhalado en los pulmones, transporta 5.6 litros de sangre, lo que representa un 8%
aproximadamente del peso corporal que corresponde al volumen sanguíneo. Se integra
con el corazón y los vasos sanguíneos: arterias, venas y capilares. El corazón es una
bomba muscular y se considera el centro del sistema circulatorio

Está compuesto por el Corazón, los vasos sanguíneos que son de tres tipos, las
arterias, las venas y los capilares.

Para llevar a cabo esta función, el corazón consta de cuatro cavidades:

Dos aurículas
Dos ventrículos

El lado derecho del corazón recibe la sangre del cuerpo y la envía a los pulmones, allí
ocurre un intercambio gaseoso en el que la hemoglobina libera el dióxido de carbono de
los tejidos y se carga con oxígeno proveniente del aire que respiramos.

La sangre oxigenada llega a los tejidos por las arterias, a su vez la sangre poco
oxigenada regresa al corazón a través de las venas.

Recordemos que el corazón es el órgano clave del aparato circulatorio. La función


principal de esta bomba muscular hueca es impulsar la sangre a través del cuerpo. Suele
latir de 60 a 100 veces por minuto, sin embargo, puede latir mucho más rápido cuando es
necesario. Además, late unas 100.000 veces por día, más de 30 millones de veces por
año y unos 2,5 millones de veces en una vida de 70 años.
Fig 1 DEIBI DIAZ

La sangre:

Es el fluido que circula por todo el organismo a través del sistema circulatorio. Es un tejido
líquido, compuesto por agua y sustancias orgánicas e inorgánicas (sales minerales)
disueltas, que forman el plasma. Está conformado por glóbulos rojos y blancos.

Los vasos sanguíneos: 

Es el fluido que circula por todo el organismo a través del sistema circulatorio. Es un tejido
líquido, compuesto por agua y sustancias orgánicas e inorgánicas (sales minerales)
disueltas, que forman el plasma. Está conformado por: arteria pulmonar y aorta, venas y
vasos capilares.
Fig.2 DEIBI DIAZ

El corazón:

Es un órgano muscular, responsable de recibir y bombear la sangre para que esta circule
por todo el cuerpo, alrededor de unas 60 a 100 veces por minuto. Está conformado por:
endocardio es la capa más profunda y tapiza las cavidades cardíacas, miocardio es la
capa intermedia, constituye el músculo del corazón pericardio sistema de conducción
eléctrico del corazón está formado por fibras miocárdicas y está integrado en la pared
cardíaca.
Fig.3 DEIBI DIAZ

El sistema linfático

Que está compuesto por los vasos linfáticos, los ganglios, los órganos linfáticos (el timo y
el bazo), la médula ósea, los tejidos linfáticos y la linfa.

Patologías

El principal sospechoso cuando se intenta buscar un responsable para las enfermedades


del sistema circulatorio que han aparecido recientemente son los malos hábitos. Entre
ellos, no es necesario detenerse mucho sobre el tabaco y el alcohol, pues su efecto
nocivo sobre el cuerpo humano es ya bien conocido, la mala alimentación y el
sedentarismo.

Aneurisma
El aneurisma se trata de una pequeña cavidad globosa que aparece en las arterias del
cuerpo humano. No es típico de ninguna zona en concreto y puede surgir de forma más o
menos espontánea en lugares tan dispares como el cerebro, los pulmones o el corazón.
El principal riesgo del aneurisma es que pueda reventar al aumentar de tamaño
desmesuradamente. Esto puede provocar hemorragias graves en las que es necesario
intervenir quirúrgicamente con la mayor rapidez posible. Se trata de una enfermedad
grave que se puede presentar en forma de fatiga, pérdida de equilibrio, problemas en el
habla, visión doble y problemas de percepción cuando el aneurisma aún está intacto y en
versiones más severas de los mismos problemas cuando se rompe.

La diabetes, la obesidad, la hipertensión, el consumo de alcohol y la deficiencia de cobre


son los principales causantes, aunque también hay enfermedades de este tipo de índole
hereditaria.

Arterioesclerosis
Es una enfermedad causada por el depósito de grasas en las paredes interiores de los
vasos (endotelio) que, al menguar el calibre útil de la arteria, causa inflamación y
engrosamiento de la sección muscular. Esta puede ulcerarse y romperse formando
trombos que pueden bloquear vasos que se encuentren delante y que, en consecuencia,
impedirían un correcto riego sanguíneo de la zona que ha de ser eliminado con urgencia,
siendo mortal en caso de que ocurra en las arterias cardíacas o en el cerebro. La ruptura
del engrosamiento o placa de ateroma puede ocurrir también por una hemorragia en la
zona o por mera vasoconstricción.

Este problema cardiovascular no presenta un cuadro clínico detectable y lo único que se


puede hacer es evitar los malos hábitos mencionados en el apartado anterior. En
cualquier caso, la edad domina sobre otros factores de riesgo. Los hombres
mayores suponen la demografía con mayor riesgo de padecer arterioesclerosis.

Accidente cerebrovascular
Conocidos también con el nombre de ictus, se corresponden con dolencias de diferentes
tipos. Por un lado, están los ictus isquémicos o infartos cerebrales que tienen lugar
cuando, de forma súbita, cede la irrigación con sangre al cerebro. Los ictus hemorrágicos
o derrames cerebrales tienen lugar cuando un vaso que recorre el cerebro se rompe
causando una hemorragia encefálica.

Estos problemas tienen mayor incidencia entre los mayores y son más susceptibles de
padecer el problema aquellos con una presión arterial elevada o que no practiquen
deporte en absoluto.

Entre los síntomas que permiten detectar que se está sufriendo un accidente


cerebrovascular están la pérdida de fuerza en las extremidades, el habla impedida, la
merma de la compresión, la pérdida del equilibrio o de la coordinación, los mareos y la
pérdida de visión entre otros.

Arritmias
Las arritmias son anomalías en el ritmo habitual de las contracciones y expansiones de
las cavidades cardíacas durante la pulsación. En muchos casos se trata de arritmias no
malignas que si bien pueden ser molestas para el paciente no suponen ningún peligro
para su salud.

En otros casos pueden indicar un problema de mayor profundidad, como, por ejemplo, la


predisposición a sufrir un infarto agudo de miocardio.

Infarto agudo de miocardio o ataque al corazón


Durante un infarto agudo de miocardio el corazón se detiene. A menudo la causa de esta
parada se halla en algún problema con las arterias coronarias que las rodean, ya sea por
el alto colesterol o por la hipertensión.

Esta dolencia requiere una actuación veloz. Si existe una obstrucción en el corazón que
impide el correcto funcionamiento de este hay que canalizar por un camino alternativo el
flujo vascular de forma que se evite la muerte del tejido cardíaco.

Ocurre más en varones a partir de los cuarenta años, especialmente si están sometidos a
altos niveles de estrés y padecen obesidad. Haber sufrido problemas de corazón
anteriores o alteraciones del ritmo cardíaco aumenta el riesgo de padecer uno de estos
ataques.

Cabe destacar que el ataque al corazón es una de las principales causas de muerte


súbita que existen, pero con una desfibrilación a tiempo se puede revertir. Algo que no
ocurre con otras enfermedades menos frecuentes.

Insuficiencia cardíaca congestiva


Se trata de una enfermedad a causa de la cual el corazón es incapaz de realizar el
abastecimiento de oxígeno necesario para el adecuado funcionamiento del cuerpo
humano. Esto tiene efectos muy diversos sobre el organismo, pero uno de los principales
es la fatiga.

La insuficiencia cardíaca suele aparecer al arrastrar otros problemas de corazón, aunque


no es inaudito que aparezca espontáneamente. La incapacidad de bombear sangre puede
deberse a que el músculo cardíaco está rígido y la sangre no puede entrar a las
cavidades o porque el corazón no es capaz de expulsar la sangre correctamente.

Linfadenopatía o ganglios linfáticos inflamados


Tiene mayor incidencia en la ingle, el cuello, la axila, detrás de los oídos, bajo la
mandíbula y en la nuca, pero puede presentarse en muchas otras partes del cuerpo, allá
donde se encuentren los ganglios linfáticos.

Se detecta fácilmente por un aumento del tamaño de los ganglios, aparente al tacto. Tiene
origen en las infecciones agudas, los tumores, las enfermedades autoinmunes y hasta
como contraindicación de algunos medicamentos.
Diversos tumores y cánceres
Existen muchas variedades tumorales y cancerígenas que atacan a uno o a varios de
los tejidos implicados en el sistema circulatorio, por desgracia es imposible tratarlos todos
ellos en un espacio reducido. Estas afecciones suelen requerir la intervención de un
cirujano para eliminar las células modificadas que causan la enfermedad y tiene su origen
en factores ambientales y hereditarios principalmente, apareciendo con mayor frecuencia
en la vejez.

https://eva.udelar.edu.uy/pluginfile.php/308316/mod_resource/content/1/Cap%C3%ADtulo
%20Sistema%20CV-gv.pdf