Вы находитесь на странице: 1из 2

Modelo de coste ABC

El sistema de Costes Basado en las Actividades ABC (Activity Based Costing), es un


modelo que permite la asignación y distribución de los diferentes costes indirectos, de
acuerdo a las actividades realizadas, pues son éstas las que realmente generan costes.
Este sistema nace de la necesidad de dar solución a la problemática que presentan
normalmente los costes estándar, cuando no reflejan fielmente la cadena de valor añadido
en la elaboración de un producto o servicio determinados, y por lo tanto, no es posible una
adecuada determinación del precio.

El modelo de coste ABC asigna y distribuye los costes indirectos conforme a las
actividades realizadas en el proceso de elaboración del producto o servicio, identificando
el origen del coste con la actividad necesaria, no sólo para la producción sino también
para su distribución y venta; la actividad se entiende como el conjunto de acciones que
tiene como fin el incorporar valor añadido al producto a través del proceso de elaboración.
Complementando la definición de actividad, debe mencionarse que el Modelo ABC se
basa en que los productos y servicios consumen actividades, y éstas a su vez son las
generadoras de los costes.

Los objetivos del costeo ABC son:


 Medir los costos de los recursos utilizados al desarrollar las actividades en un
negocio o entidad.
 Describir y aplicar su desarrollo conceptual mostrando sus alcances en
la contabilidad gerencial.
 Ser una medida de desempeño, que permita mejorar los objetivos de satisfacción
y eliminar el desperdicio en actividades operativas.
 Proporcionar herramientas para la planeación del negocio, determinación de
utilidades, control y reducción de costos y toma de decisiones estratégicas.
 Es la asignación de costos en forma más racional para mejorar la integridad del
costo de los productos o servicios. Prevé un enfrentamiento más cercano o igualación
de costos y sus beneficios, combinando la teoría del costo absorbente con la del
costeo variable, ofreciendo algo más innovador.

Beneficios del sistema de coste ABC

Facilita el coste justo por línea de producción, particularmente donde son significativos los
costos generales no relacionados con el volumen.

Analiza otros objetos del coste además de los productos.

Indica inequívocamente los costos variables a largo plazo del producto.

Produce medidas financieras y no financieras, que sirven para la gestión de costos y para
la evaluación del rendimiento operacional.
Ayuda a la identificación y comportamiento de costos y de esta forma tiene el potencial
para mejorar la estimación de costos.

Limitaciones del sistema de coste ABC

Existe poca evidencia que su implementación mejore la rentabilidad corporativa.

No se conocen consecuencias en cuanto al comportamiento humano y organizacional.

La información obtenida es histórica.

La selección de cost-drivers y costos comunes a varias actividades no se encuentran


satisfactoriamente resueltos.

El ABC no es un sistema de finalidad genérica cuyos outputs son adecuados sin juicios
cualitativos.

En las áreas de control y medida, sus implicaciones todavía son inciertas.

pasos para implantar el sistema de costos ABC


1. Definir el alcance de los procesos a medir. Por ejemplo, en el proceso de compras,
de contratación de personal o de recepción de materiales de almacén, se identifican
claramente los resultados esperados en cada procedimiento.
2. Mapear el proceso. Esto se puede realizar a través de una diagramación del flujo de
actividades que lo conforman.
3. Identificar los tipos de gastos (recursos) que consume el proceso. Pueden ser
sueldos, alquileres, servicios públicos, materiales, entre otros. Este paso se realiza con el
apoyo del área de contabilidad. La meta será identificar a los "inductores de recursos":
horas-hombre, costo de metro cuadrado de alquiler, unidad de uso de energía, servicios,
etc.
4. Determinar el consumo de los recursos. Esto debe realizarse de forma precisa, ya
que es un paso necesario para la obtención de un producto o servicio.
5. Identificar los inductores de las actividades. Es decir, clientes atendidos, órdenes
generadas, cantidad de productos fabricados y más.