Вы находитесь на странице: 1из 3

OBJETIVO GENERAL

Identificar un conflicto a nivel organizacional para realizar un informe donde se


definen aspectos que influyen negativamente en una institución.
OBJETIVOS ESPECIFICOS
 Definir un conflicto a nivel organizacional
 Identificar las causas del síndrome de burnout
 Mencionar las partes interesadas
 Analizar cuál es la relación de las partes, antes durante y después del
conflicto.
 Determinar cómo influye el paso del tiempo en el conflicto
CAUSAS DEL BURNOUT
Dada la amplia gama de consecuencias o síntomas de la condición, es difícil
establecer un set único de causas para la enfermedad, sin embargo; los estudios
en el campo de la salud y la psicología organizacional han encontrado algunos
factores promotores del burnout que merecen especial atención. A continuación se
presentan los principales.
Como un primer agente de riesgo, el síndrome de burnout está relacionado con
actividades laborales que vinculan al trabajador y sus servicios directamente con
clientes, en condiciones en las cuales el contacto con estos es parte de la
naturaleza del trabajo. Esto no significa que no pueda presentarse en otro tipo de
labores, pero en general doctores, enfermeras, consultores, trabajadores sociales,
maestros, vendedores puerta a puerta, encuestadores, oficiales de cobro y otros
muchos oficios y profesiones tienen mayor riesgo de desarrollar, con el tiempo, la
condición.
Adicionalmente, suele caracterizarse por horarios de trabajo excesivos, altos
niveles de exigencia (muchas veces valorados positivamente desde la óptica
laboral) y donde tales características se han convertido en un hábito,
generalmente inconsciente, en aras de cumplir las labores asignadas o los
objetivos irreales impuestos.
El síndrome puede presentarse normalmente cuando se dan condiciones tanto a
nivel de la persona (referentes a su tolerancia al estrés y a la frustración, etc.),
como organizacionales (deficiencias en la definición del puesto, ambiente laboral,
otros).
En general, las condiciones anteriores se confabulan y pueden llegar a generar
burnout en situaciones de exceso de trabajo, desvalorización del puesto o del
trabajo hecho, trabajos en los cuales prevalece confusión entre las expectativas y
las prioridades, falta de seguridad laboral, así como exceso de compromiso en
relación con las responsabilidades del trabajo (Albee, 2000).
El estrés laboral es una base óptima para el desarrollo del burnout, al cual se llega
por medio de un proceso de acomodación psicológica entre el trabajador
estresado y el trabajo estresante (Chermiss, 1980). En este proceso se distinguen
tres fases
a- Fase de estrés: en la cual se da un desajuste entre las demandas laborales
y los recursos del trabajador.
b- Fase de agotamiento: en la cual se dan respuestas crónicas de
preocupación, tensión, ansiedad y fatiga.
c- Fase de agotamiento defensivo: en la cual se aprecian cambios en la
conducta del trabajador, tales como el cinismo, entre otras muchas de
carácter nocivo.(Forbes,2011,Pag 2).

Los educadores se pueden ver expuestos a varias fuentes de estrés, enseñar a


alumnos que carecen de motivación, mantener la disciplina en el aula, hacer frente
a las exigencias de plazos y de volumen del trabajo, tener que adaptarse a
grandes cambios, tener que ser evaluados por otros, tener relaciones desafiantes
con otros colegas, con la administración y con la dirección, y por último, el hecho
de estar expuestos a malas condiciones de trabajo en general. Otros
investigadores universitarios han señalado fuentes de estrés similares, tales como
la falta de tiempo, estudiantes mal preparados, reglamentos burocráticos
engorrosos, altas expectativas personales, expectativas poco claras y salarios
inapropiados (Brown et al, 1986; Gmelch, Lovrich y Wilke, 1984; Gmelch, Wilke y
Lovrich, 1986; Smith, Anderson y Lovrich, 1995). Sin embargo, Kyriacou advierte
acertadamente que las principales fuentes del estrés que sufren los maestros son
exclusivamente suyas y que estas fuentes dependen de la compleja interacción
específica entre su personalidad, los valores, las capacidades y las circunstancias.
Por otra parte, los mecanismos para sobrellevar el estrés, los mediadores de la
personalidad y la estructura del medio ambiente pueden influir interactivamente en
el grado con que se perciban las situaciones estresantes y afectar el bienestar
emocional y cognitivo de los educadores (maestros y profesores universitarios).
( Bazarra,2007,Pag 17)
Posibles causas del síndrome de burnout en el colectivo de la enseñanza
Entre los factores personales que influyen en el desgaste profesional están la
edad y los años de ejercicio profesional; la familia y el apoyo social; y las
conflictivas relaciones con padres y compañeros. De modo que una personalidad
madura y una situación vital favorable funcionarían como factores protectores.

También influyen otros factores laborales como el excesivo número de alumnos,


la escasa disciplina y el aumento de estudiantes conflictivos, el exceso de
responsabilidad, los sueldos bajos, la falta de medios, tiempo y recursos (apoyo
material) para desempeñar su profesión, la sobrecarga de trabajo, la incertidumbre
profesional; el clima laboral; y la burocrática relación con sus superiores, muy
ligada al control y la sanción y poco vinculada al trabajo docente.

Y por último, pero no menos importante, hay otros factores como la falta de


valoración social en su trabajo (apoyo social), la incertidumbre ante la Reforma de
la Enseñanza, la escasa participación en la resolución de sus problemas laborales
o profesionales, o el reconocimiento de sus carencias profesionales al tener que
resolver el déficit en idiomas de toda una generación, desde la irrupción de la
educación bilingüe en inglés.(  Manuel Caro, 2016  Pag 2)

http://www.integraorg.com/wp-content/docs/El%20sindrome%20de%20burnout,%20sintomas,
%20causas%20y%20medidas%20de%20atencion%20en%20la%20empresa.pdf

http://www.upd.mx/librospub/inv/sinburnout.pdf

http://ideasqueinspiran.com/2016/04/22/el-sindrome-de-burnout-entre-los-profesionales-de-la-
ensenanza/