Вы находитесь на странице: 1из 3

INSTITUCIÓN EDUCATIVA ANTONIO NARIÑO

GUÍA DE TRABAJO No. 1 – ESPAÑOL – ONCE 3

YELSI ALVAREZ

NOMBRE: _____________________________ FECHA:___________________

APRENDIZAJES EVIDENCIAS DE APRENDIZAJE


Lee y comprende de manera crítica textos literarios y Comprende a través de diferentes textos la historia,
argumentativos propios de la época medieval. tendencias y estilos de la literatura Medieval.

LITERATURA MEDIEVAL

EPICA ANGLOSAJONA (Inglaterra)

El poema más importante de la tradición anglosajona en inglés antiguo, o anglosajón es: Beowulf. Este poema está compuesto de
3182 versos.

En el poema cada verso se divide en dos partes, que en castellano llamamos hemistiquios. La poesía anglosajona se caracteriza
por el uso constante de la aliteración, esta se puede definir como la repetición sistemática de un sonido o un fonema a lo largo de
una composición.

El tema central de Beowulf es la lucha de este héroe contra tres monstruos a lo largo de su vida. La lucha contra el paso del tiempo.
El episodio final, es una lucha entre un Beowulf ya envejecido contra un fiero dragón. Los monstruos son la parte central porque
son ellos quienes forjan al héroe, y no al revés. El epicentro de la trama lo constituyen las diferentes batallas contra Grendel, la
madre del mismo y el dragón. La primera batalla en el territorio de los Scyldings (la tribu danesa liderada por el rey Hrothgar), así
como la segunda. La tercera tiene lugar en la tierra natal de Beowulf, Escandinavia, donde se desarrolla el tercer y último episodio.

Es importante mencionar la eterna lucha entre el Bien y el Mal que nos presenta el poema. Se cree que Beowulf fue un héroe con
una base real, probablemente algún pariente lejano de un antiguo rey anglosajón. Beowulf es visto como una especie de enviado
de Dios con la misión de acabar con las fuerzas del mal en el norte de Europa. Incluso se le llegan a atribuir rasgos típicos de un
mesías al final del poema, tras la lucha contra el dragón.

EPICA FRANCESA

“La canción de Rolando”, es el más antiguo de los cantares de gesta románticos. Fue escrito a finales del siglo XI (entre 1087 y
1095). Consta de cerca de 4000 versos decasílabos de rima asonante y tiene como tema central el valor y heroicidad de Rolando
en la batalla de Roncesvalles. Este cantar nos narra lo siguiente:

Roldán o Rolando sobrino de Carlomagno y gobernador de la marca de Bretaña llegó a ser el modelo ideal del guerrero
legendario franco. En el valle de Roncesvalles, donde 200,000 sarracenos fueron a sorprender la vanguardia franca mandada por
Roldán, el soldado Ganelón traicionó a los francos indicando a sus enemigos la ruta secreta que seguía el guerrero legendario.

Encerrada la vanguardia del ejército franco en la garganta del estrecho valle y rodeado de enemigos, combatió Rolando
ferozmente, sin descanso. Sin embargo al ver la difícil situación en que se encontraba y a instancia de Oliveros, Rolando tocó
desesperadamente su cuerno demandando auxilio a Carlomagno que venía en la retaguardia. Llegó el lejano sonido a los oídos
del emperador y dijo: “Es mi sobrino que me llama”. “No,- dijo el traidor Ganelón, que le acompañaba- vuestro sobrino está de
caza en las montañas”. Le creyó Carlomagno y continuó tranquilamente su camino.

Rolando tocó nuevamente su cuerno con tanta fuerza y desesperación que se le rompieron las venas del cuello. Antes de expirar,
temiendo que su invencible espada cayera en manos enemigas prefirió romperla contra una roca; sin embargo la espada hendió
en el peñasco de arriba abajo, dejando como recuerdo la famosa “Brecha de Rolando”.

Cuando Carlomagno llega al lugar de los hechos, encuentra a su sobrino Rolando muerto, es así que se lanza contra Marsilio,
derrotándolo. Posteriormente somete a juicio a Ganelón y lo castiga dándole muerte.

EPICA ESPAÑOLA

El Cantar de mío Cid es un cantar de gesta anónimo que relata hazañas heroicas inspiradas libremente en los últimos años de la
vida del caballero castellano Rodrigo Díaz de Vivar, el Campeador. Se trata de la primera obra poética extensa y el único cantar
épico conservado casi completo, fue escrito hacia del S. XII (1140). El poema consta de 3735 versos de extensión variable, Sus
versos no se agrupan en estrofas, sino en tiradas; cada una es una serie sin número fijo de versos con una misma rima asonante.
Los editores del texto, desde la edición de Menéndez Pidal de 1913, lo han dividido en tres cantares:

Primer cantar. Cantar del destierro (vv. 1–1084)


Tras ser acusado falsamente de haberse quedado con las parias que fue a recaudar a Sevilla, el Cid es desterrado de Castilla
por el rey Alfonso VI. Algunos amigos suyos deciden acompañarlo: Álvar Fáñez, Pedro Ansúrez, Martín Antolínez, Pedro
Bermúdez etc. Antolínez aporta víveres y consigue un préstamo de los judíos Raquel y Vidas para poder financiar el viaje,
empleando en su favor el rumor de que Rodrigo se ha quedado con las parias; así les deja en depósito y garantía dos cofres, en
realidad llenos de arena, sin siquiera decirles qué hay en su interior. El rey ordena que nadie los albergue mientras pasan hacia
la frontera; por nobleza el Cid se niega a aposentarse en una posada y acampa a las afueras. Para evitarles peligros, deja a su
esposa e hijas bajo el amparo del abad Sancho del monasterio de San Pedro de Cardeña, e inicia una campaña militar
acompañado de sus fieles en tierras no cristianas. Primero conquista Castejón y luego Alcocer y, por último, derrota en la batalla
de Tévar al catalán conde don Remont, quien, se niega a comer hasta que la amabilidad del Cid le hace deponer su actitud. Con
cada victoria envía una parte del botín al rey, pues pretende lograr el perdón real.
Segundo cantar. Cantar de las bodas de las hijas de Cid (vv. 1085–2277)
El Cid se dirige a Valencia y logra conquistar la ciudad. Envía a su amigo y mano derecha Álvar Fáñez a la corte de Castilla con
nuevos regalos para el rey, pidiéndole que se le permita reunirse con su familia en Valencia. El rey accede a esta petición, y el
Cid puede mostrar orgulloso la ciudad; el rey lo perdona y levanta el castigo que pesaba sobre el Campeador y sus hombres, y
tanta fortuna del Cid hace que los infantes de Carrión pidan en matrimonio a doña Elvira y doña Sol (las hijas del Cid); el mismo
rey pide al Campeador que acceda al matrimonio; para terminar de congraciarse con él, accede, aunque no confía en ellos. Las
bodas se celebran solemnemente, la celebración dura 15 días.
Tercer cantar. Cantar de la afrenta de Corpes (vv. 2278–3730
Los infantes de Carrión muestran su cobardía ante un león que se ha escapado de su jaula y del que huyen despavoridos;
después lo hacen también en la lucha contra los musulmanes del rey Búcar de Marruecos, que quiere recuperar Valencia. Los
capitanes de las mesnadas del Cid ocultan el deshonor de los Infantes al Cid y se burlan de ellos. Sintiéndose humillados, los
infantes deciden vengarse. Para ello emprenden un viaje hacia Carrión de los Condes con sus esposas y, al llegar al Robledo de
Corpes, las azotan y las abandonan dejándolas desfallecidas, para que se las coman los lobos. El Cid ha sido deshonrado y pide
justicia al Rey. Este convoca Cortes en Toledo y allí el juicio empieza con la devolución de la dote que el Cid dio a los infantes:
sus espadas Tizona y Colada, y culmina con un duelo entre los representantes del Cid Pedro Bermúdez y Martín Antolínez, y
los infantes, a quienes vencen dejándolos medio muertos y deshonrados. Se anulan sus bodas y el poema termina con el
proyecto de boda entre las hijas del Cid y los príncipes de Navarra y Aragón y con la honra del Cid en su punto más alto.

EPICA RUSA

EL CANTO DE IGOR

El Cantar de las huestes de Ígor es el último hito de los cantares de gesta medievales europeos como la Chanson de Roland, el
Beowulf, o el Cantar del Mío Cid. Esta obra anónima de la literatura eslava oriental y escrita en antiguo eslavo oriental, es un poema
en prosa épico y una joya de la épica medieval rusa del siglo XII, narra la infortunada expedición militar de Ígor Sviatoslávich,
príncipe de Nóvgorod Siéverski, contra los janes Gza y Konchak, jefes políticos y militares de los nómadas polovtsianos o cumanos,
pueblo túrquico procedente de las estepas de Asia Central, que amenazaba constantemente con sus correrías la debilitada Rus
de Kíev, y jugaba un papel fundamental en las guerras entre los príncipes feudales de Kíev y del resto de la Rus.

La obra es un canto a la unidad de los príncipes feudales rusos para conjurar la amenaza polovtsiana haciendo constantes
referencias a la tierra rusa, a la historia y la cultura de la Rus desde los tiempos del emperador romano Trajano hasta finales del
siglo XII, ensalzando a las grandes figuras históricas que contribuyeron a la gloria del país y denigrando a aquellas que fueron la
causa de su ruina en diferentes etapas de su historia. Asimismo, es la primera obra medieval rusa en la que la mujer feudal tiene
un papel de coprotagonista en la figura de Yaroslavna, esposa de Ígor.

Victorioso al principio, Igor sufre después un desastre completo y es hecho prisionero con sus hijos. Sin salir de Kiev, el
príncipe Sviatoslav, su padre, ve en sueños la terrible catástrofe. Al despertar y conociendo de verdad de lo sucedido llama al
resto de los príncipes eslavos para luchar contra los polovtsianos. Al mismo tiempo, la mujer de Ígor, Laroslavna, invoca a los
elementos naturales para que liberen a su marido. Finalmente, Ígor y sus hijos escapan de su prisión y huyen tomando la forma
de animales salvajes. Los polovtsianos los persiguen pero la naturaleza toma partido por los fugitivos y les ayuda a regresar a su
hogar.

EPICA ALEMANA

LOS NIBELUNGOS
La obra, dividida en treinta y nueve cantos. Su estructura tiene perfección formal con estrofas de cuatro versos largos con dos
rimas distintas.

Las manifestaciones más antiguas de la literatura germánica tienen carácter épico y mitológico.

Denominadas como eddas, escaldas o sagas, cantan las hazañas de héroe de la leyenda o de los piratas normandos, con
intervención de los dioses guerreros de la mitología germánica. Las hazañas de uno de estos héroes, Sigfrido, dan lugar a
Los Nibelungos.

Su núcleo argumental procede de antiguas tradiciones orales que un poeta culto debió de recopilar hacia el año 1200.
Sigfrido, héroe casi invulnerable por haberse bañado en la sangre de un dragón, se enamora de la princesa Burgundia
Crimilda, hermana del rey Gunther. Éste le pide, a cambio de la mano de su hermana, que le ayude a conquistar a Brunilda,
reina de Islandia, que somete a sus pretendientes a duras pruebas físicas. Sigfrido lo ayuda, haciéndose invisible. Se
celebran ambas bodas, pero quince años después Crimilda descubre a Brunilda el engaño de que fue objeto. Esta se venga
de Sigfrido haciendo que el guerrero Hagen lo hiera de muerte en el único lugar vulnerable de su cuerpo (una parte de la
espalda donde le había caído una hoja y no se había mojado con la sangre del dragón).

Crimilda, deseosa de venganza, se casa con Atila, rey de los hunos. Doce años más tarde consigue que los hunos ataquen
a los burgundios en una visita que hacen a la corte su hermano Gunther y Hagen, a los que ella misma decapita.

TALLER: Leer y buscar los términos desconocidos para mayor comprensión de los textos.

1- Escribir los rasgos esenciales y la caracterización psicológica de la figura central de cada uno de los textos que le permiten
evolucionar hasta convertirse en el símbolo que fue.
2- Hacer la relación entre las cinco grandes obras de la épica medieval europea:

Beowulf Cantar de Cantar de Mío El Canto de Los Nibelungos


Roldán Cid Igor

Época

Protagonista

Tema

Estructura

3- Hacer una lista de los personajes de cada una de las lecturas y decir qué simbolizan

Ejemplo: “Cantar de Roldán” Carlomagno: realeza cristiana. Sarracenos: fuerzas del mal

NOTA: El trabajo de las dos guías se debe realizar en hojas cuadriculadas de block y presentarlas en la carpeta de español.