Вы находитесь на странице: 1из 13

Vivimos en una sociedad totalmente dependiente de la tecnología por lo que nuestra

información empresarial y personal está expuesta ante posibles ataques cibernéticos.

Realmente no existe una fórmula mágica que permita estar protegidos al 100% pero

sí que se puede poner difícil el camino a los atacantes. Hay que tener en cuenta que incluso

las grandes empresas multinacionales han sufrido daños debido a vulnerabilidades

desconocidas.

Con el uso de las redes sociales la frecuencia de ataques personales se ha

incrementado en los últimos años. Es un sector donde las personas se exponen demasiado y

bajan la guardia pues se sienten dentro de una zona de confort. No deja de ser un lugar tan

proclive a sufrir ataques como otro cualquiera.

¿Qué pasos mínimos hay que seguir para prevenir un ataque?

1. Proteger los equipos

Cualquier dispositivo electrónico que se tenga en casa o la oficina debe estar

completamente actualizado. Las clásicas actualizaciones del sistema pueden ser molestas

pero son fundamentales pues muchas corrigen agujeros de seguridad. Además debe

contarse con antivirus y antimalware que sean avalados por la comunidad a la hora de

detectar archivos maliciosos.

2. Contraseñas fuertes
Ni el nombre de nuestros hijos, ni el de nuestra mascota, ni el equipo de fútbol

favorito. Por supuesto no poner sólo números y que encima estén relacionados con la

contraseña de otro tipo de cuenta como puede ser la bancaria. Siempre hay que combinar

números, letras mayúsculas, minúsculas y símbolos. De esta forma es más difícil

conseguirlas y que no aparezcan en librerías estándar.

3. Utilizar protocolos de seguridad

Es un paso imprescindible pues de lo contrario las transferencias de archivos a un

servidor pueden volverse completamente vulnerables. Si además se accede o se mandan

datos a través de fuentes desconocidas o sitios de poca confianza se está facilitando el

ciberataque.

4. Comprobar la autenticidad de enlaces y perfiles

Es muy común sufrir ataques a través de phishing mediante el cual se intenta

adquirir información confidencial de forma fraudulenta, normalmente a través del email.

Hoy en día en las redes sociales se crean perfiles falsos para captar estos datos, sobre todo

por medio de cuentas no oficiales de empresas con el fin de engañar.

5. Evitar dar datos personales

Principalmente en las propias redes sociales y en cualquier tipo de página web que

no sea de fiar. Lo recomendable es sólo utilizarlos cuando sea indispensable, pero aún así

grandes compañías han sufrido el robo de información de sus clientes por lo que no hay una

seguridad máxima para esta cuestión. También hay que tener constancia de con quién

compartimos nuestra información en la red, sea a través de imágenes o texto.


6. No descargar contenido pirata

En la red son numerosas las opciones para bajar software o archivos multimedia con

la mejor música o películas. Son una fuente propicia para intentar colocar programas

maliciosos en el sistema y así poder realizar un ataque. Incluso aunque la descarga sea legal

es necesario comprobar previamente que el sitio web no es sospechoso.

7. Realizar una copia de seguridad

Es algo fundamental pues si sufrimos algún tipo de ataque o tenemos algún

problema siempre podremos recuperar la información perdida. En un primer momento

puede que provoque pereza hacerla pero a la larga se agradece tener ese respaldo.

8. Denunciar a las autoridades

Siempre que nos encontremos con un contenido que no sea adecuado o con una

página que pueda suponer un riesgo para el usuario lo mejor es denunciarlo a la policía o

cuerpos encargados de este tipo de procesos. De lo contrario se está permitiendo que sigan

operando contra el sistema cibernético.

6 consejos para navegar online de forma segura

FEBRUARY 9, 2015

Mañana, 10 de febrero, es el Día Internacional de la Seguridad en Internet. Por ello,

queremos compartir con vosotros algunos consejos para que naveguéis de forma segura.

En la mayor parte de las ocasiones, cuando navegamos por la red, compramos

online o, simplemente, revisamos nuestras cuentas bancarias, sólo necesitamos un poco de


sentido común y estas pautas para mantener todos nuestros dispositivos libres de virus y

amenazas.

6 consejos para navegar de forma segura por Internet

1. Compra online con precauciones

Cuando realices alguna compra a través de Internet, asegúrate de que la url del sitio

coincide con la web donde crees estar y que su dirección empieza por https. No olvides

revisar su política de privacidad.

2. Mantén actualizado tu antivirus

Android, Windows, Mac… Cuando navegues por Internet es fundamental tener tu

dispositivo seguro y actualizado. Existe malware especializado para cada uno de ellos, por

eso, contar con un programa antivirus es esencial para proteger tu identidad online y la de

tu familia.

3. Utiliza una red Wi-Fi conocida

Para todos es muy cómodo conectarse a redes de bares, centros comerciales o

tiendas pero tenemos que tener en cuenta que suelen ser poco seguras. Los paquetes de

información transmitidos a través de las conexiones públicas pueden ser capturados

fácilmente por hackers o ciberdelincuentes.

4. Presta atención a tu bandeja de entrada


Cuando nos llega un email de una fuente desconocida, debemos evitar pinchar en

los enlaces o documentos adjuntos. Asimismo, no debemos responder a esos correos

facilitando datos personales y claves de acceso a diferentes cuentas.

5. Informa a los niños

Los niños utilizan smartphones y tablets con la misma facilidad que los adultos y

eso es bueno, siempre y cuando sepan lo que no deben hacer y, sobre todo, es muy

importante que los mayores tengan un control sobre su actividad online.

6. Cuida el ‘Internet de las Cosas’

Son muchos los aparatos del hogar conectados a Internet: televisiones, microondas,

sistemas de seguridad… Lo mejor que puedes hacer es mantener el sistema operativo

actualizado.

Y recordad que estos consejos hay que ponerlos en práctica todos los días del año,

no solo hoy. 🙂

La creciente lista de amenazas a la seguridad en Internet requiere de usuarios

proactivos e informados

Investigaciones de Google sugieren que 1 de cada 10 sitios web están contaminados

con virus y otros programas dañinos para las computadoras, como los troyanos que son

piezas pequeñas de software que se alojan clandestinamente en la memoria de las PCs y

que pueden conducir al robo de información personal como números de tarjeta de crédito o

contraseñas. Los profesionales de las telecomunicaciones promueven una serie de


conductas a los usuarios con el fin de disminuir el riesgo de ser infectados a la hora de

navegar por el ciberespacio. Con esto en mente, elaboramos una lista de 7 maneras de

evitar virus y troyanos.

1. Instala un antivirus de calidad

Muchas personas confían en los antivirus gratuitos que se incluyen con Windows o

Internet Explorer. Sin embargo estos programas no representan una protección adecuada

ante la creciente lista de amenazas digitales. Se sugiere instalar antivirus de grado

profesional en las computadoras.

2. Instala protección contra troyanos en tiempo-real

Muchos usuarios piensan que tener un programa antivirus que integra protección

contra troyanos y spyware (programas espía) es suficiente. No obstante, prescindir de un

programa de licencia completa puede ser un riesgo.

3. Mantén actualizados tus programas antivirus

Todos los días surgen nuevas amenazas a la seguridad digital, es por ello que

actualizar nuestros programas de protección es mandatorio. Actualizarlos cada 3 o 4 días es

una sana costumbre.

4. Realiza escaneos diarios


Ocasionalmente, un virus escapa la protección activa del antivirus e infecta al

sistema. Programar escaneos diarios del disco duro completo puede resultar invaluable en

detectar, aislar y eliminar programas dañinos.

5. Deshabilita el “Autorun” o Auto-ejecutar

Algunos virus operan añadiéndose a dispositivos externos como memorias

USB/Flash, Discos Duros Externos o Unidades de Red. Los usuarios de Windows pueden

deshabilitar la función de auto-ejecutar siguiendo las indicaciones acordes a su versión de

sistema operativo.

6. No hagas “click” en vínculos en correos electrónicos o adjuntos

A veces por distracción, los usuarios terminan “clickeando” en adjuntos que reciben

por correo electrónico, incluso sabiendo que es una acción riesgosa para sus computadoras.

Una vez hecho esto, puede no verse el resultado en el momento, pero un virus o troyano

puede estar actuando en la memoria de la computadora, registrando y robando información

sensible.

7. Navega de forma inteligente

Los navegadores principales tienen mecanismos de protección que notifican cuando

nos acercamos a un sitio web potencialmente dañino. Sin embargo, es vital tener cuidado al
compartir información personal por Internet. Verificar siempre si la página dónde parece

que estamos es efectivamente de confianza. Revisar si el URL es de la organización o

empresa. Algunos piratas informáticos instalan páginas web con un diseño idéntico al

original para confundirnos y apropiarse de nuestra información-.

Cómo proteger su información


personal

Proteger su información personal puede ayudarlo a


reducir su riesgo de padecer un robo de identidad. Hay
cuatro maneras básicas de hacerlo: saber con quién
comparte su información; almacenar y eliminar su
información personal de manera segura, especialmente
su número de Seguro Social; hacer preguntas antes de
decidirse a compartir su información personal; y
mantener un nivel de seguridad apropiado en sus
computadoras y aparatos electrónicos.

 Proteger su información personal fuera de internet


 Proteger su información personal en internet
 Proteger su número de Seguro Social
 Proteger sus computadoras y aparatos

Proteger su información personal fuera


de internet
Guarde todos sus documentos y registros financieros bajo llave y
en un lugar seguro de su casa. En su lugar de trabajo, también
guarde su billetera o su cartera bajo llave y en un lugar seguro.
Guarde bien su información y manténgala fuera del alcance de las
personas con quien comparte su casa o cuarto y de los
trabajadores que ingresen a su casa.
Limite la cantidad de tarjetas y documentos que lleve consigo.
Cuando salga, lleve únicamente la identificación y las tarjetas de
crédito y débito que necesite para esa salida. Deje su tarjeta de
Seguro Social en su casa. Haga una copia de su tarjeta de
Medicare y tache en la copia todos los números excepto los últimos
cuatro dígitos. Lleve la copia consigo — a menos que tenga que
usar la tarjeta original para ir al consultorio del médico.

Antes de compartir su información en su lugar de trabajo, en un


negocio, en la escuela de su hijo, o en el consultorio de un médico,
pregunte por qué la necesitan, cómo la protegerán y si habrá
alguna consecuencia si no les da su información.

Triture los recibos de compra, ofrecimientos de crédito, solicitudes


de crédito, formularios de seguro, informes médicos, cheques,
resúmenes de cuentas bancarias, tarjetas vencidas y otros
documentos similares cuando ya no los necesite.

Destruya las etiquetas de los envases de sus medicamentos antes


de tirarlos a la basura. No les dé la información de su plan de salud
a personas que ofrecen servicios o productos gratuitos para la
salud.

Lleve su correspondencia saliente a los buzones ubicados en las


oficinas postales o directamente en la oficina postal. Retire
prontamente la correspondencia que le llegue al buzón de su casa.
Si se va a ausentar de su casa por varios días, pida una retención
de correo por vacaciones en la oficina postal.
Cuando encargue cheques nuevos, no permita que se los envíen
por correo a su casa a menos que tenga un buzón con llave o
candado.

Considere excluirse voluntariamente de los ofrecimientos


preseleccionados de crédito y seguro enviados por correo. Usted
puede decidir no recibirlos durante 5 años o de manera
permanente. Para solicitar su exclusión llame al 1-888-567-8688 o
vaya a optoutprescreen.com (en inglés). Este número de teléfono y
sitio web están operados por las 3 compañías de informes
crediticios. Los ofrecimientos preseleccionados pueden brindar
varios beneficios. Si usted opta por no recibirlos podría perderse
algunos ofrecimientos de crédito.
Proteger su información personal en
internet
Sepa con quién comparte su información. Almacene y elimine su
información personal de manera segura.

Manténgase alerta a los simuladores


Sepa a quién le está dando su información personal o financiera.
No dé su información personal por teléfono, por correo, ni en
internet, a menos que usted haya iniciado el contacto o sepa con
quién está tratando. Si recibe un email de una compañía que
aduce tener una cuenta con usted y le piden información personal,
no haga clic sobre ningún enlace electrónico del email. En su lugar,
escriba el nombre de la compañía en su navegador de internet,
vaya a ese sitio y comuníquese con la compañía a través del
servicio al cliente. O llame al número de teléfono del servicio al
cliente que aparece listado en su resumen de cuenta. Pregunte si
la compañía envió ese email solicitándole la información.

Elimine la información personal de manera


segura
Antes de deshacerse de su computadora, elimine toda la
información almacenada en ella. Use un programa de barrido para
sobrescribir y limpiar todo el disco duro.
Antes de descartar un aparato móvil, lea el manual del aparato, el
sitio web del proveedor del servicio, o el sitio web del fabricante
del aparato para consultar información sobre cómo eliminar la
información permanentemente y cómo guardar o transferir
información a un aparato nuevo. Quite la memoria o tarjeta de
módulo de identidad del suscriptor (SIM) de un aparato móvil.
Elimine los datos de la libreta de teléfonos y direcciones, las listas
de llamadas efectuadas y recibidas, los mensajes de voz, mensajes
de texto enviados y recibidos, carpetas organizadoras, historial de
búsqueda y fotos.

Encripte sus datos


Controle la seguridad de su navegador de internet. Para proteger
sus transacciones en internet, use un programa de encriptación
que cifre los datos enviados por internet. Cuando en la barra de
estatus de su navegador de internet le aparece una pequeña
imagen de un “candado” significa que su información estará
protegida durante la transmisión. Antes de enviar información
personal o financiera en internet, busque el candado.

No comparta sus contraseñas con nadie


Use contraseñas sólidas para su computadora portátil y para
acceder a sus cuentas de crédito, bancarias y demás cuentas. Use
su imaginación: piense en alguna frase especial y use la primera
letra de cada palabra para crear su contraseña. Substituya algunas
palabras o letras por números. Por ejemplo, “Yo quiero ver el
Océano Pacífico” podría convertirse en YQV3Re10P.

No comparta demasiada información en los


sitios de redes sociales
Si usted sube demasiada información personal, un ladrón de
identidad puede encontrar datos sobre su vida y puede usarlos
para responder las preguntas “clave” de verificación para tratar de
acceder a sus cuentas, y también a su dinero y demás información
personal. Considere establecer límites para que sólo un pequeño
grupo de personas pueda acceder a su página de redes sociales.
Nunca divulgue su nombre completo, número de Seguro Social,
domicilio, número de teléfono o números de cuenta en sitios de
acceso libre al público.

Proteja su número de Seguro Social


Aférrese firmemente a su número de Seguro Social y pregunte
antes de dárselo a otra persona. Pregunte si puede usar otro tipo
de identificación. Si alguien le pide su número de Seguro Social o
el de sus hijos, pregúntele lo siguiente:

 Por qué lo necesita.


 Cómo lo usará.
 Cómo lo protegerá.
 Qué sucede si no le da su número.
La decisión es suya. Un negocio puede negarse a proveerle un
servicio o beneficio si usted no le suministra su número de Seguro
Social. Algunas veces usted está obligado a suministrar su número.
Su empleador e instituciones financieras necesitan su número de
Seguro Social para reportar los salarios e impuestos. Un negocio
puede pedirle su número de Seguro Social para verificar su crédito
cuando usted solicita un préstamo, o también pueden pedírselo
para alquilar un apartamento, o suscribirse a un servicio.

Proteja su computadora y aparatos


móviles
Use programas de seguridad
Instale programas antivirus y anti-espía, y un firewall. Configure las
preferencias de los programas para que las protecciones se
actualicen frecuentemente. Proteja su computadora contra
intrusiones e infecciones que pueden poner en riesgo los archivos
o sus contraseñas instalando los parches de seguridad ofrecidos
por su sistema operativo y otros programas.

Evite los emails phishing


No abra archivos, no haga clic sobre enlaces, ni descargue
programas enviados por desconocidos. Al abrir un archivo enviado
por un desconocido podría exponer el sistema de su computadora
a un virus informático o programa espía que captura sus
contraseñas y demás información que ingrese en su teclado.

Sea prudente con el uso de las conexiones Wi-


Fi
Antes de enviar información personal desde su computadora
portátil o teléfono inteligente a través de una red inalámbrica
disponible al público en un café, biblioteca, aeropuerto, hotel o en
algún otro lugar público, verifique si su información estará
protegida. Cuando use un sitio web encriptado, tenga en cuenta
que la única información protegida es la que usted envíe y reciba
hacia y desde ese sitio. Si usa una red inalámbrica segura, toda la
información que envíe a través de esa red estará protegida.
Cierre el acceso a los datos de su computadora
portátil
Solamente guarde información financiera en su computadora
cuando sea necesario. No use la opción de conexión automática
que almacena su nombre de usuario y contraseña, y desconéctese
siempre cuando termine de usarla. De esta manera, si le roban su
computadora será más difícil que el ladrón pueda acceder a su
información personal.

Lea las políticas de privacidad


Es verdad que pueden ser extensas y complejas, pero el texto de
la política de privacidad de cada sitio le informará cómo se
mantiene la exactitud, acceso, seguridad y control de la
información personal que recolecta; cómo se usa la información, y
si provee información a terceros. Si no encuentra o no entiende la
política de privacidad de un sitio web, considere hacer negocios en
otra parte.