Вы находитесь на странице: 1из 1

A nai de Rómulo e Remo, a descendencia de Eneas no Lacio.

A nai de Rómulo e Remo

La leyenda de Rómulo y Remo comienza antes de su nacimiento. Según la tradición canónica,


el último rey de la Dinastía Albana de Alba Longa, Amulio, destronó a su hermano Numitor y
mató al hijo de éste para hacerse con el poder. Asimismo, obligó a su sobrina Rhea Silvia a
entrar en el colegio sacerdotal de las vestales, lo cual le aseguraba que, por la obligación de
mantenerse puras, no tendría descendencia que pudiera disputarle el poder. Aun así, esta
precaución falló porque Rhea Silvia quedó embarazada del dios Marte y acabó dando a luz a
dos gemelos, Rómulo y Remo.

Tan pronto como nacieron, Amulio ordenó a sus sirvientes que ahogaran a los bebés en el río
Tíber, pero éstos, sintiéndose incapaces, los abandonaron en una cesta en la orilla. Al crecer el
cauce del río, las aguas arrastraron suavemente la cesta y la depositaron al pie del monte
Palatino, en un lugar cercano a una cueva. Atraída por el llanto de los niños, de la cueva salió
una loba que se les acercó y les ofreció sus mamas para que se alimentasen. Transcurridos
unos días, los recién nacidos fueron encontrados por una pareja de pastores llamados Faustulo
y Acca Larentia, que acabaron criándolos como si fueran sus propios hijos.

Hasta que cumplieron dieciocho años, los gemelos crecieron en el bosque como simples
pastores, viviendo una vida sencilla y alejada de la civilización. Con la mayoría de edad,
descubrieron la verdad sobre su origen, por lo que ejecutaron un plan para matar a Amulio,
liberar a su madre del sacerdocio y devolver el trono a su abuelo Numitor.

Una vez que la paz llegó a Alba Longa, los gemelos la abandonaron para fundar una nueva
ciudad en el lugar en el que habían sido amamantados por la loba. Para decidir cuál de los dos
hermanos actuaría como fundador de la ciudad, un 21 de abril del año 753 a.C. consultaron a
los dioses buscando presagios en las aves. Colocados Rómulo en la colina del Palatino y Remo
en la colina del Aventino, el conflicto no tardó mucho en surgir. Remo había sido el primero en
divisar las aves, pero inmediatamente después a Rómulo le sobrevolaron una gran cantidad,
por lo que empezaron a pelear acerca de lo que debía prevalecer, si la prontitud o el número.
En medio de la disputa, Remo se burló de la línea sagrada que su hermano estaba trazando en
el Palatino, por lo que éste acabó matándolo. De este modo, Rómulo se convirtió en el
gobernante único del lugar que adoptaría su nombre.

en la Eneida, Rómulo y Remo son descendientes de Eneas por medio de su madre, Rea Silvia,
convirtiendo a Eneas en el progenitor del pueblo romano.

A descendencia de Eneas no Lacio.

Rea Silvia era la hija de Numitor, rey de Alba Longa. Alba Longa era una ciudad del Lacio
italiano fundada por Ascanio, era bisnieta de Eneas.