Вы находитесь на странице: 1из 23

PARALELO ENTRE COORDINACIÓN FINA Y GRUESA

YESICA APONTE

SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE


GESTION DE MERCADOS
VIRTUAL
2018
Tabla de contenido

1. INTRODUCCION......................................................................................................................3
2. JUSTIFICACIÓN.......................................................................................................................4
3. OBJETIVOS.............................................................................................................................5
3.1. OBJETIVOS GENERAL.....................................................................................................5
3.2. OBJETIVOS ESPECÍFICOS...............................................................................................5
4. PARALELO DE LA RELACIÓN DE ACTIVIDADES QUE SE DESARROLLAN A DIARIO EN EL LUGAR
DE TRABAJO QUE REQUIERAN COORDINACIÓN FINA Y COORDINACIÓN GRUESA............................6
6. ¿QUÉ POSTURAS SE DEBEN REALIZAR DURANTE EL DÍA?.......................................................8
I. Posturas..............................................................................................................................8
7. FORMAS CORRECTAS DE SENTARSE....................................................................................17
8. POSTURAS ADECUADAS PARA LEVANTAR OBJETOS.............................................................21
CONCLUSIONES...........................................................................................................................22
1. INTRODUCCION

Una de las características que define a la especie humana en su proceso de adaptación es el


desarrollo del individuo como tal, resultado de un proceso biológico, ligado a factores sociales,
ambientales, familiares, que determina directa o indirectamente una interacción con los elementos
del entorno.
La motricidad son las acciones que implican los movimientos de músculos en el cuerpo. Se dividen
en dos grupos: motricidad gruesa y motricidad fina. La motricidad gruesa incluye cualquier gran
movimiento que se realice con los brazos, piernas, pies o incluso el cuerpo como un todo. Mientras
que la motricidad fina es la facultad de hacer movimientos que requieren de precisión.
A través de la historia de la educación la motricidad fina se ha considerado de gran importancia en
los procesos educativos en lo que predomina la acción vivida que hace alusión a toda actividad
corporal. Estas actividades se pueden desarrollar a través de las artes plásticas que para su
comprensión requiere una orientación a las técnicas, lenguajes y conceptos.
Son acciones más pequeñas que requieren el uso de grupos musculares como las manos, muñecas,
dedos, labios y lengua. La motricidad fina involucra el desarrollo muscular y del sistema nervioso
central.1 Usualmente los dos tipos de motricidad se desarrollan simultáneamente, dado que muchas
acciones requieren el esfuerzo combinado de los grupos musculares grandes y chicos.
2. JUSTIFICACIÓN

Los problemas por malas posturas son más comunes en la mayoría de personas, porque sus
trabajos crean ciertas posturas que a futuro pueden perjudicar el cuerpo de la persona ya sea en la
columna, cuello, manos, piernas, brazos, o mala circulación. Este problema se ha venido agudizando
porque ahora no son solo los adultos los que sufren de este problema sino que también se está
presentando frecuentemente en jóvenes y niños, esto se debe a que no tienen un buen lugar de
estudio o puede ser muy pequeño e incómodo.
Por tanto, este trabajo tienen como el propósito conocer la coordinación fina, coordinación gruesa
para estar conscientes que tener una mala posición al momento de trabajar o estudiar es perjudicial
para la salud con daños que podrían ser irreparables, además se implementara un modelo donde se
investiga cómo deben ser las medidas para un buen lugar de trabajo para evitar las diferentes
incomodidades y/o enfermedades, pero tener una buena postura no solo ayuda a prevenir
enfermedades sino que también ayuda a mejorar la capacidad de aprendizaje y a economizar
tiempo, porque se crea un estudio del ambiente para saber que objetos utiliza y que posiciones
realiza, con esto podemos deducir que ambiente es el adecuado y que beneficios trae con esto.
Es importante tener conocimiento de todos estos aspectos de la ergonomía porque son útiles para
todas las personas, este conocimiento debe ser adquirido por las empresas para sus empleados, en
las universidades o colegios para los estudiantes, hasta en los servicios públicos como lo son los
buses, transmilenios, aviones, etc. La ergonomía debe ser empleada por todas las personas que
realicen una misma actividad diaria o continua. Esto nos ayuda para lograr una buena formación
física y mental, como futuros profesionales en ingeniería debemos estar pendientes de la parte
humana en una empresa o la propia nuestra, además que generaremos conocimiento sobre el tema
a las personas que desconocen lo que es la ergonomía su funcionamiento y la importancia de esta
para todas las personas.
3. OBJETIVOS

3.1. OBJETIVOS GENERAL

Realizar un estudio de las actividades que se desarrollan a diario en el área de trabajo de una
persona que requieran coordinación fina y coordinación gruesa.

3.2. OBJETIVOS ESPECÍFICOS

a. Implementar rutinas diarias para cada actividad de coordinación gruesa y coordinación fina.
b. Establecer las posturas se deben realizar durante el día.
c. Identificar las formas correctas de sentarse y para levantar objetos.
4. PARALELO DE LA RELACIÓN DE ACTIVIDADES QUE SE DESARROLLAN A DIARIO EN
EL LUGAR DE TRABAJO QUE REQUIERAN COORDINACIÓN FINA Y COORDINACIÓN
GRUESA.

COORDINACIÓN FINA COORDINACIÓN GRUESA


Tacto de objetos Hacer muecas y sonreír
Observar archivos Correr
Escribir Coger cosas con las manos
Cortar con tijeras Caminar
Calculo de distancias Movimiento de la cabeza
Manipulación de hojas Subir escaleras
Coordinación mano-ojo Estar de pie
5. PLANTEA DOS RUTINAS DIARIAS PARA CADA ACTIVIDAD DE COORDINACIÓN
GRUESA Y COORDINACIÓN FINA QUE FUE DETECTADA (PUEDE GRAFICAR LAS
RUTINAS)
COORDINACIÓN FINA RUTINA
Tacto de objetos Tocar elementos naturales (piedras, arena, pasto, etc.);
manipulas granos (arroz, lentejas, frijoles, etc.)
Observar archivos Cerrar los ojos fuertemente durante 3 o 5 segundos. Abrirlos bien
durante otros 3 o 5 segundos. Repetir el ejercicio 7 veces.
Escribir Dibujar; colorear.
Cortar con tijeras Recortar en líneas rectas; recortar en triángulos.
Calculo de distancias Multisaltos a una pierna hacia delante; Correr con las rodillas
estiradas mientras hacemos apoyos muy rápidos del pie contra el
suelo.
Manipulación de hojas Tocar elementos solidos; tocar elementos te contextura rustica.
Coordinación mano-ojo Tomar una pelota suave o una pelota grande con agujeros y
escribir letras en ella; Jugar a

COORDINACIÓN GRUESA

Hacer muecas y sonreír Colocar los dedos sobre las cejas ejerciendo una leve presión
que impida fruncir el ceño y cerrar los ojos. Intentar fruncir el ceño
aunque no debemos lograrlo y también, intenta subir las cejas
oponiendo resistencia con los dedos; Realizar una sonrisa
invertida con los labios unidos, de manera de ejercitar músculos
faciales y también, músculos del cuello, lo cual ayuda a reducir y
prevenir la papada.
Correr elevar los gemelos; saltar horizontalmente
Movimiento de la cabeza Hacer movimientos laterales; Giro de cuello hacia un lado.
Subir escaleras Dar saltos consecutivos con una pierna; subir los escalones con
una sola pierna
Estar de pie Elevar el talón; hacer el estiramiento de pecho.
6. ¿QUÉ POSTURAS SE DEBEN REALIZAR DURANTE EL DÍA?

I. Posturas

Mantente lo más activo posible en el trabajo.:

Si trabajas en una oficina, es muy


importante pararse y moverse
periódicamente para evitar el dolor por
estrés y un daño a largo plazo a los brazos,
cuello, hombros y espalda. Revisa estos
artículos donde encontrarás más consejos y
trucos para mantenerte activo en el trabajo
Realiza saltos de tijera.

Siéntate con la espalda recta. Dobla las


rodillas y mantenlas juntas. Los dedos del
pie deben tocar apenas el suelo. Abre las
piernas y extiende los brazos por encima de
la cabeza de manera simultánea. Continúa
haciendo este movimiento rápidamente
durante 30 repeticiones. Este ejercicio
puede desarrollar tu resistencia y hacer que
fluya la sangre, lo cual puede ayudarte a
pensar mejor.
Haz estos ejercicios solamente con las
piernas si tienes que escribir.
Entra en carrera.

Extiende las piernas y estira los dedos del


pie. Dobla los brazos hacia los lados o
mantenlos en el teclado. Haz trabajar los
músculos de la zona media e inclínate
ligeramente hacia atrás hasta que los
omóplatos apenas rocen la parte posterior
de la silla. Luego, levanta tus piernas
ligeramente delante de ti y dobla la rodilla
izquierda hacia el pecho. Apunta el hombro
derecho hacia la rodilla izquierda. Cambia
rápidamente al otro lado. Haz 30
repeticiones alternas. Este tipo de carrera
puede ayudar a desarrollar tu salud
cardiovascular y tu fuerza.
Nada sin agua.

Involucra los músculos de la zona media y


recuéstate hacia atrás desde la cintura. Las
piernas deben reposar del lado de la silla.
Patalea en movimiento fluido hasta hacer
entre 30 y 50 repeticiones. Esto puede
aumentar tu resistencia y fortalecer los
músculos de las piernas y los abdominales.
También puedes tratar de aletear con los
brazos, ya sea al mismo tiempo con las
piernas o por separado. Hazlo por encima
de la cabeza o delante del cuerpo.
Toca la silla con los dedos del pie.

Párate frente a la parte delantera de la silla.


Levanta el brazo derecho y toca la silla con
los dedos del pie derecho al mismo tiempo.
Alterna los lados rápidamente durante 45 a
60 segundos. Esto tiene como objetivo
ejercitar el sistema cardiovascular y puede
fortalecer las piernas, los abdominales y los
brazos.
Desarrollar fuerza con una silla:

Ejercita los brazos con flexiones de brazos.


Siéntate en el borde de la silla y dobla las
rodillas mientras las mantienes juntas.
Mantén los brazos a los lados de tal manera
que las manos estén en el asiento de la
silla. También puedes agarrar los
reposabrazos. Luego, haz presión a través
de las manos para levantarte ligeramente.
Incluso puedes levantarte más. Regresa a
la posición inicial y repite esta flexión de
brazos.
Aprieta las rodillas y los músculos de los
glúteos mientras regresas a tu posición
inicial con tus manos si quieres un desafío.
Esculpe tus pectorales con apretones de
pecho.

Haz una forma de poste de portería con los


brazos al mantenerlos paralelos al piso y los
pies perpendiculares a ellos. Involucra el
pecho y los músculos del brazo y aprieta los
antebrazos. Luego, levanta los brazos
alrededor de 2,5 cm (1 pulgada). Regresa al
punto de partida y haz tantas repeticiones
como puedas mientras mantienes la postura
adecuada.

Trabaja los cuádriceps e isquiotibiales con


extensiones de piernas.

Siéntate con los glúteos en el borde de la


silla y las rodillas dobladas. Con las rodillas
todavía dobladas, levanta una pierna.
Endereza la pierna y mantenla en esa
posición durante uno o dos segundos, y
regresa a la posición inicial. Haz 15
repeticiones de este ejercicio con la misma
pierna antes de hacerlo con la otra.9  Haz
que las extensiones sean más desafiantes
al extender ambas piernas
simultáneamente. Asimismo, este ejercicio
tiene el beneficio añadido de fortalecer la
zona media.
Aprieta los glúteos.

Siéntate derecho y aprieta los músculos de


la parte inferior de la espalda y el trasero.
Sigue apretando durante 30 segundos y
suelta durante otros 30 segundos. Haz
tantas repeticiones como sea posible o haz
un número definido de repeticiones cada
hora. Esto puede desarrollar y esculpir los
glúteos.
Haz abdominales en la silla.
Siéntate derecho, dobla las rodillas y
mantenlas juntas. Sostén las manos detrás
de la cabeza y haz que los músculos de la
zona media trabajen. Siéntate al borde la
silla y apenas toca la parte posterior de ella.
Inclina el cuerpo hacia adelante desde las
caderas y la parte exterior de la rodilla
izquierda con el codo derecho. Regresa a la
posición inicial y haz 20 repeticiones
alternas.

Cambiar tu rutina de escritorio:

Toma descansos frecuentes. Reduce la


cantidad de tiempo que pasas sentado en el
escritorio. Levántate y muévete durante 20
segundos cada 10 minutos. Toma un
descanso más largo de 2 a 5 minutos cada
30 a 60 minutos. Esto puede refrescar y
energizar tanto el cuerpo como la mente,
así como proporcionarte ejercicio. Algunas
actividades que podrías hacer incluyen:

caminar; hacer estiramientos; hacer saltos


de tijera; hacer lagartijas contra una pared o
un escritorio; realizar posturas de yoga;
hacer movimientos circulares con el cuello y
los hombros; hacer latidos de brazos (es
decir, balancear los brazos hacia adelante y
hacia atrás a los lados como péndulos
mientras mantienes el torso recto).

Usa un escritorio alto para trabajar de pie o


uno en una caminadora.

Pregúntale a tu jefe si puedes usar un


escritorio alto para trabajar de pie o uno que
esté en una caminadora en baja velocidad.
Camina a un ritmo lento todo el día o alterna
entre sentarte y pararte según sea
necesario. Esto no solo ejercitará tu cuerpo,
sino que también mejorará tu bienestar
físico y psicológico durante el día de
trabajo.13  Ten en cuenta que los
escritorios en una caminadora pueden
ofrecer más beneficios que desventajas
Camina cada vez que sea posible.

Aprovecha cada oportunidad que tengas


durante tu día para mover tu cuerpo. Haz
cosas como subir o bajar las escaleras en
lugar de usar el ascensor, caminar mientras
hablas por teléfono o trotar en tu sitio
mientras lees un informe. Esto puede
asegurar que hagas ejercicio y mantengas
tu cuerpo y cerebro frescos a lo largo del
día. Otras maneras de aumentar el
movimiento cuando estás frente a la
computadora incluyen:
 Camina por el pasillo para hablar
con compañeros de trabajo o
amigos en lugar enviar correos.
 Haz sentadillas mientras esperas
las impresiones o las copias.
 Ten una reunión mientras caminas.
 Toma las escaleras para ir al baño
o para ir a otro piso.

Cómo ejercitar tus abdominales mientras estás sentado


Realizar movimientos para fortalecer los
abdominales:

Realiza abdominales modificados. Siéntate


derecho con las rodillas juntas y dobladas
en un ángulo de 90 grados. Entrelaza los
dedos detrás de la cabeza y contrae los
abdominales. Inclínate ligeramente hacia
atrás de tal manera que apenas roces el
respaldar de la silla. Asegurándote de que
el torso esté involucrado, inclínate hacia
delante y toca el codo derecho con la parte
externa de la rodilla izquierda. Regresa a la
posición inicial y toca el codo izquierdo con
la rodilla derecha. Realiza 20 repeticiones
alternadas.16  Levanta la pierna y la
rodilla para que toquen el codo opuesto con
el fin de darle un desafío adicional.
Inclínate hacia los lados para enfocarte en
los oblicuos.

Coloca una mano en la parte trasera de la


cabeza y extiende el brazo opuesto delante
de ti. Involucra los músculos del torso e
inclínate hacia el lado con el brazo
extendido de manera controlada. Contrae
los oblicuos, o los músculos abdominales
laterales, para volver a la posición inicial.
Comienza con 10 repeticiones en cada lado
y aumenta gradualmente a 25.
Realiza giros rusos.

Gira de lado en la silla de tal manera que el


respaldar no te estorbe. Involucrando los
abdominales y el torso, inclínate hacia atrás
lo más que puedas sin perder control ni
arquear la espalda. Mantén las manos
delante de tu cuerpo y rota los hombros
hacia la izquierda. Luego rótalos hacia la
derecha para tener una repetición completa.
Repite 10 veces o más si puedes.
Realiza una rotación simple de cintura .

Incluso los movimientos pequeños pueden


ejercitar los abdominales. Siéntate derecho
en la silla y contrae los abdominales
involucrando los otros músculos del torso.
Rota la cintura hacia un lado manteniendo
la posición erguida apropiada. Mantén la
posición por 5 segundos y luego repite en el
otro lado.20  Sujeta la silla para tener más
soporte.
Ejercitar los abdominales con ejercicios cardiovasculares:
Realiza saltos de tijera.

Enderézate con la espalda recta. Coloca los


pies en el piso de tal manera que solo lo
toques. Mantén las rodillas juntas. Eleva los
brazos por encima de la cabeza mientras
abres las piernas hacia cada lado. Repite
este movimiento 30 veces. Esto puede
desarrollar tu resistencia y hacer que tu
sangre fluya, lo que podría ayudarte a
pensar mejor.
Nada para tener abdominales marcados.

Contrae y jala los abdominales hacia la


espalda para involucrar los músculos del
torso. Luego, inclínate hacia atrás
cuidadosamente desde la cintura con las
piernas sobre el lado del asiento. Patalea
con las piernas rápidamente por 30 a 50
repeticiones. Esto debe ejercitar el torso y
aumentar tu resistencia, lo que puede
ayudar a definir más tus abdominales.
Corre realizando encogimientos de rodillas.

Siéntate derecho en la mitad delantera de la


silla. Sujétate a ambos lados de la silla para
mayor estabilidad. Inclínate hacia atrás
ligeramente e involucra los abdominales y el
torso. Lleva la rodilla derecha hacia el
pecho y luego bájala a medida que eleves la
rodilla izquierda. Comienza con 5
repeticiones por pierna y aumenta
gradualmente a medida que tus
abdominales se fortalezcan.
Mete ambas rodillas en el pecho al mismo
tiempo para desafiarte.
Alterna las piernas lo más rápido que
puedas, lo que puede desafiar más a tus
abdominales y desarrollar fuerza
cardiovascular.
Siéntate en una pelota de ejercicios.

Pregúntale a tu empleador si podrías


sentarte en una pelota de ejercicios durante
la jornada laboral. Si puedes, alterna
sentándote en tu silla y en la pelota por 20 a
30 minutos a la vez a lo largo del día. Esto
puede ejercitar no solo los abdominales,
sino también los músculos de la cadera y
las piernas. Compra una pelota de ejercicios
del tamaño que se adapte mejor a tu cuerpo
según lo siguiente:
45 cm para las personas de menos de 152
cm (5 pies) de altura
55 cm para las personas entre 152 cm (5
pies) y 170 cm (5 pies y 7 pulgadas)
65 cm si mides 173 cm (5 pies y 8
pulgadas) o más.
II. Otras posturas

Si estamos sentados:

espalda recta, hombros atrás y abajo, y plantas


de los pies apoyadas en el suelo. Recuerda
que cruzar las piernas puede entorpecer la
circulación y hacernos padecer de piernas
hinchadas o cansadas.

Al caminar:
mantener la cabeza arriba y el cuello erguido, y
evitar mirar al suelo, ya que puede provocarnos
dolor cervical. Asegúrate de pisar
correctamente: primero con el talón del pie,
para pasar luego hacia la punta.

Si estamos de pie:. pecho arriba y abdomen


activado, ya que los músculos abdominales son
los que nos ayudan a estabilizarnos. Rodillas
un poco flexionadas, y peso del cuerpo
repartido entre las dos piernas.

Al soportar peso:
Cuando levantes del suelo algo más pesado
que tu gato, flexiona tus rodillas y no la cintura.
Los músculos de la espalda no están diseñados
para tomar el peso, pero los músculos grandes
de tus piernas y estómago sí.

postura de la cabeza y la columna vertebral:


a cabeza debe estar alineada con la columna
vertebral. En posición sentado, las rodillas y los
tobillos están ligeramente “abiertos” (un ángulo
de un poco más de 90 grados).La parte
superior del cuerpo debe estar ligeramente
inclinada hacia adelante, pero también
alineado, lo que a menudo implica ajustar su
material de trabajo
postura ideal para escribir en teclados sobre la
superficie del escritorio:
El monitor está por debajo del eje visual
horizontal, y debe estar al menos a un brazo de
distancia El teclado y el ratón deben estar
alineados con los codos. De esta manera, el
torso no queda permanentemente cargado de
un lado, lo que evita agarrotamientos y
tensiones en la musculatura de hombros,
espalda y nuca. La pelvis debe estar
ligeramente inclinada, las sillas y cojines
ergonómicos contribuyen a esto. Los pies
deben colocarse apoyados y a ser posible
paralelos sobre el suelo.

La postura correcta en subir las escaleras:


Mire hacia adelante, Coloque todo el pie en el
escalón, inclinarse un poco hacia adelante,
pero mantener la espalda recta, Evitar arquear
la espalda, no sobre-enderezar sus rodillas.

Al correr:

los codos deben ir doblados en ángulo recto


para que el movimiento de los brazos
acompañe al de las piernas. Debemos pisar
con la parte media del pie (nunca recibir el
impacto con el talón) para pasar hacia los
dedos.
7. FORMAS CORRECTAS DE SENTARSE

Estudios recientes de la Organización Mundial de la Salud y los Archivos de Medicina Interna


sugieren que los trabajadores que se sientan por largos periodos, entre 8 y 11 horas al día, tienen un
40 % más de probabilidades de morir en un determinado momento por una variedad de males y
enfermedades, que las personas que se sientan menos.26 Si bien no se puede evitar sentarse en la
oficina, aprender a sentarse adecuadamente puede ayudar a seguir estando sano y seguro.

Cuando te sientes, coloca tu cadera lo más al


fondo posible de la silla.
En las sillas de la oficina, la mejor forma de
sentarse es dejando que la parte trasera soporte
la espalda y los hombros colocando la cadera al
fondo de la silla, luego ajustando los demás
componentes de la silla de forma adecuada para
que ofrezcan soporte.
- Si estás sentado en una silla recta y de
espaldar dura, coloca tu parte trasera
hasta el borde de la silla y siéntate sin
encorvarte hacia el respaldar. Siéntate
con tu espalda y hombros lo más rectos
posibles si están apoyados en el
respaldar de la silla. Con el tiempo, esta
será una posición más cómoda para tu
espalda, cuello y hombros.
- Si estás sentado en una silla tipo lounge
o en un sillón, es importante mantener
los pies plantados sobre el suelo y la
espalda recta. Tus hombros deben estar
hacia atrás y debes estar sentado hasta
el fondo del sillón.
Mantén tus hombros hacia atrás y tu espalda
derecha.
No inclines la silla hacia atrás ni te encorves en
la silla cuando estés sentado, sino puedes tensar
el nervio ciático y los músculos del hombro. Esto
sirve para mantenerte fuera de equilibrio.
Es bueno balancearse con sutileza, en lo que
sea posible, si vas a estar sentado por un
periodo largo. Esto permite mantener el cuerpo
activo y en equilibrio.

Ajusta la altura del asiento para que se adecue a


tu cuerpo.
El asiento de tu silla debe ser ser lo
suficientemente alto para que tus pies toquen el
suelo y tus rodillas estén a la misma altura de tu
cadera, o un poco más bajo. Si tu asiento está
muy bajo, puedes terminar con el cuello tenso, y
si te está muy arriba, tus hombros se cansarán
con el tiempo.

Ajusta la parte trasera de tu silla a un ángulo de


100° a 110°.
Lo ideal es que la parte posterior de una silla
reclinable de sesión pasiva no esté recta, sino a
un ángulo ligeramente mayor a los 90 grados.
Esto es mucho más cómodo para la espalda en
lugar de sentarse en un ángulo recto.

Asegúrate de que la parte superior e inferior de


tu espalda tenga soporte.
Si es necesario, usa cojines inflables o pequeñas
almohadas, justo encima de tu cadera, en medio
de la parte trasera de la silla y tu columna. Esto
debe ser mucho más cómodo.
Cuando tu silla tenga un mecanismo en la parte
posterior úsalo para cambiar frecuentemente la
posición, ajustando ligeramente y balanceando
hacia adelante y atrás cuando te sientas y
trabajes, y así evitarás que tu espalda
permanezca sedentaria.
Ajusta los apoyabrazos.
Lo ideal es que los apoyabrazos estén ajustados
de tal manera que tus hombros estén relajados y
tus muñecas estén niveladas con el teclado, si
vas a escribir en el teclado. Lee la siguiente
sección donde encontrarás más sugerencias
sobre cómo sentarse en una computadora.
Otra opción es quitar los apoyabrazos por
completo si te das cuenta de que se atraviesan
en tu camino. Los apoyabrazos no sirven
necesariamente de soporte.

Coloca el teclado de forma correcta.


Usa el mecanismo de bandeja del teclado, o los
parantes del teclado, para ajustar la inclinación
para que así el teclado esté en una posición
cómoda. Si te sientas hacia adelante en una
posición erguida, intenta inclinar tu teclado lejos
de ti, pero si estás ligeramente inclinado,
entonces coloca el teclado hacia a ti para así
mantener una posición erguida en las muñecas.
Los teclados ergonómicos se pueden doblar por
la mitad para permitir una alineación más natural
de las muñecas y permitir que tu tecleo se
realice con los pulgares apuntando hacia el
techo en lugar de que tus palmas apunten al
piso. Considera invertir en uno si tienes dolor de
muñecas.

Ajusta el monitor y los documentos originales de


forma apropiada.
Lo ideal es tener el cuello en una posición
neutral y relajada para que no tengas que girar
para ver en qué estás trabajando. Centra el
monitor directamente delante de ti, sobre el
teclado.
Coloca la parte superior del monitor a
aproximadamente 5 o 7 cm (2 o 3 pulgadas)
sobre el nivel de tu vista cuando estés sentado.
Si usas lentes bifocales, disminuye el nivel del
monitor a un nivel de lectura cómodo.
Considera usar un mouse ergonómico.
El mouse ergonómico permite que la muñeca
permanezca paralela al cuerpo, en un estado de
descanso natural, en lugar de estar paralela al
suelo, que puede generar síndrome carpiano que
se puede repetir muchas veces.
El panel táctil en la mayoría de las laptops y el
tradicional mouse realizan lo mismo que los
teclados tradicionales: forzar que las muñecas
estén en una posición poco natural. Con el
tiempo, esto puede producir el síndrome
carpiano y dolores crónicos.

Haz una pausa cada cierto tiempo.


Cada 30 a 60 minutos, debes hacer una
pequeña pausa y caminar alrededor de la oficina.
Incluso hacer una pausa para ir al baño o ir a
tomar agua puede ayudarte a romper la
monotonía y aliviar el dolor. Si bien te puedes
sentir como un tonto, cierra la puerta de tu
oficina y intenta los siguientes ejercicios breves
para hacer que tu sangre circule:
Levanta y encoge los hombros de 5 a 10 veces.
Haz 20 levantamientos de pantorrillas.
Haz de 5 a 10 estocadas.
Toca tus dedos 20 veces.
8. POSTURAS ADECUADAS PARA LEVANTAR OBJETOS

Acércate a la carga

Busca el equilibrio separando los pies y


poniendo uno ligeramente adelantado al otro.

Asegura un buen agarre en las manos con la


palma de la mano y la base de los dedos (y no
con la punta de los dedos).

Mantén la columna vertebral recta y alineada.


Dobla las rodillas, mete los riñones y baja
ligeramente la cabeza.

Con la carga en las manos no gires la


espalda…. es mejor que gires todo el cuerpo
moviendo los pies, y aún mejor que te orientes
correctamente antes de levantar la carga si
puedes.

Utiliza la fuerza de las piernas para levantar los


objetos y no la de los brazos.

Intenta mantener los brazos estirados.


CONCLUSIONES

- Es de vital importancia tener los conocimientos bases del tema tan amplio para poder
desarrollar nuestras propias técnicas y mejoras cuando identifiquemos un riesgo
ergonómico, no solo en el trabajo, sino incluso dentro de nuestra vida cotidiana.

- La motricidad se relaciona con todos los movimientos que de manera coordinada y


voluntaria realiza todos los seres humanos y grandes grupos de músculos.

- La motricidad fina es muy importante para poder experimentar con el entorno que nos rodea
y para ir adquiriendo una mayor capacidad intelectual.

- La motricidad gruesa es vital para el desarrollo integral, incluyendo los movimientos de


brazos, piernas, espalda, abdomen, etc.

- Una buena postura en el trabajo ayuda a evitar muchas enfermedades al futuro.

- La ergonomía hace parte hoy en día de la prevención de accidentes y se tiende a integrar


dentro de la gestión de las empresas, interconectando los aspectos d la calidad de los
servicios, la eficiencia de las tareas y las propias condiciones de trabajo.

Оценить