Вы находитесь на странице: 1из 7

IDEOGRAMA

IgnacioBermudo

VIAJE

Tengo la sensación de no haber viajado nunca, puesto que jamás encontré


un Mundo esencialmente distinto.
Un Hombre en esencia distinto.
Un viaje a la profundidad de algo esencialmente limitado es imposible, no
queda hueco para más artificios...
Las huellas de todo intento acaban borrando a otras, las líneas rectas acaban
en círculos.
Hemos enturbiado el agua para hacernos creer que eran profundas.
Por los siglos un viento constante y silencioso nos cantaba una letanía que
nació para no ser escuchada...
Que el hombre fuera del mundo natural no existe, no tiene vigencia, es pura
ensoñación...
Estructuras incoherentes cohesionadas por el Mito, el pensamiento
repetitivo del hombre en la noche de los tiempos.
Realmente nunca fuimos expulsados de ningún paraíso, ni hay retorno
posible, ni siquiera hay viaje.
Mientras la ciencia navega en el Mundo Natural, el espacio para una nueva
Mitología que de coherencia a constructos basados en Quimeras se
agota...ese es el verdadero dilema del Hombre Contemporáneo.
Las fórmulas Mitológicas se han agotado.
Lo grave no es que Dios no exista...lo peor es que no nos espera.
ESPAÑA

Curioso que los españoles siempre hayan intentado adoptar posicionamientos y dualidades
Centroeuropeas.
Queriéndolas hacer suyas como símbolo de modernidad, pero que en vez de ser meditadas acaban
anuladas por nuestro carácter, por el "hecho español".
Una de las más paradójicas es la dualidad Progresismo-Tradicionalismo,
Liberalismo-Conservadurismo.
El principal problema es que los españoles no tenemos curiosidad por conocer más allá de lo que
sabemos...o queremos saber.
Sólo exploramos lo conocido, lo adyacente, lo inmediato.
Y lo peor es que nuestra profundización llega hasta el punto donde empezamos a encontrar síntomas
de Comodidad...
Cualidad esta última que se ajusta muy poco a la realidad.
Sin esta motivación intelectual por lo desconocido, que al menos ciertos sectores de la sociedad
debieran mostrar, no queda espacio real a la verdadera Modernidad, al Liberalismo y a la Innovación.
Esta tendencia Modernista queda reducida en España a una mera cualidad superficial y estética, que
sólo se fundamenta y encuentra su ser negando su par supuestamente contrario, que no lo es...
La Tradición, lo viejo...objetos a batir. Vigas y hierro viejo por neón y pasatiempos.
El Progresismo Español por sí mismo no se mantiene. No tiene un fundamento Intelectual,
es puro Sentimentalismo.
Es pura estética que se reduce a proporcionar la Necesidad de sentirse libre,
no realmente de serlo...y que se alimenta de los sentimientos que genera esta necesidad creada.

El español siente mucho, pero piensa poco.


Lo verdaderamente árido del camino intelectual es descubrir que
profundizar y disfrutar son actos en esencia distintos...

Ni equilibrio, ni formas
ni estrella, ni flor...
todo perecedero...
luz pasajera...
sólo la claridad al través de tus ojos
me hizo ver el único instante, el brillo eterno...
allí donde el tiempo dobla...
donde el hombre descansa.
Ni recuerdo, ni idea...fue certeza de una inexistencia.

...para Elsa.

Desposeer a tu YO de una entidad que no ha de tener...el pensamiento fluye


y no tiene dueño.
Sólo una reflexión descentralizada nos liberará de inventarnos una entidad
propia que subsista a base de egoísmo y se edifique verticalmente hacia la
deshumanización.
El YO que quede necesita rigor e introspección...ha de estar vacío de
contenidos y supercherías...
INCOHERENCIAS

La Mente no diferencia entre lo que ve y lo que simboliza.


Nuestra forma de pensar es nuestra realidad.
Pero nuestra realidad, lo que vemos y pensamos, dista mucho de lo real...
distancia que no se puede ver, sólo intuir.
Aquello que vemos como real, se simboliza con diferentes categorías objetivas, color,
forma, tamaño y todo se fusiona en la mente.
Pero hay muchas otras categorías subjetivas, sensaciones, juicios, abstracciones que
forman parte de nuestra experiencia y que también se amalgaman en la mente,
con la particularidad de que son categorías que no pertenecen a un objeto real.
Sin embargo en este proceso de fusión se asumen como certezas,
ya que la Mente no distingue.
Cuando nuestras sensaciones tienen certeza de realidad, la espiritualidad, los sentimientos
crecen como estructuras reales.
Pero nunca encontrarán su par real en el mundo exterior, ese es el problema.
No es la existencia de este pensamiento el error,
al contrario es parte consustancial al Ser Humano.
Pero la superproducción de abstracciones ha de pagar su peaje,
el autoengaño hecho realidad en pos de una mejor adaptación tiene inconvenientes...
y aquí sí radica el error.
No saber distinguir entre pensamiento objetivo y subjetivo y dar a los dos la entidad de
realidad, comparando dos dimensiones cuando una no lo es.
El error es querer equiparar los conceptos de Idea y de Materia.
Este es el fallo primordial, un fallo interno de apreciación.
Este enfoque abarca desde lo Individual a lo Social.

Las experiencias que vivimos, se sedimentan en nuestra Mente siguiendo una cierta
predisposición Genética.
La Educación, la Horma Social y la ausencia de reflexión que intuya el proceso de fusión,
ahondan en la distancia mencionada.
A mayor distancia, mayor fragmentación e incoherencia en nuestra Representación Mental,
en nuestro Mundo, esto a su vez pervierte lo experimentado y en su fase final lo Observado.
La incoherencia entre lo Observado, lo Experimentado y el sedimento representado en
la Mente hace que el individuo embrutezca y se pierda a medio camino entre un proceso
Primitivo y otro Racional:

Pensamiento Primitivo:

Se basa en la estricta observancia de no saturar la mente de abstracciones, ponderando más


lo cercano, lo real.
Es un proceso muy hermanado con la necesidad de subsistir, con la pura supervivencia que
ha acompañado al hombre en su transcurso histórico.
Es un proceso coherente por su simpleza, pero poco accesible al hombre contemporáneo.
Este en una vorágine de incoherencia, cree enfrentarse a enormes dificultades para satisfacer
sus necesidades y gasta su vida en tamaña empresa, con el tiempo y tras los fracasos,
intenta que las necesidades sean sencillas, siente cierto éxito, pero en su fuero interno no acaba
de convencerse y es que olvida lo esencial y es que su pensamiento ha de ser necesariamente
sencillo.
En realidad la solución todavía es más distante: sus necesidades emanan de sus pensamientos,
por ello la incoherencia es total, porque sencillamente es lo mismo.

Pensamiento Racional:

La Razón choca con nuestras “certezas” espirituales. Ambas realidades aparecen hoy en día en
un duelo de titanes, aquí el problema de la profunda incoherencia no es tanto que ambas
categorías hayan sido elevadas a la dimensión de realidad, lo grave es que ambas se crean
provenientes de un estadio independiente al Ser Humano, de abstracciones elevadas al ámbito
de lo creado al margen del Hombre.
Estas categorías se elevan tanto que llegaron a abstraerse como creaciones superiores a la propia
Humanidad y lo grave es cuando ciertos grupos humanos creen poseer estas categorías tienden
a autoproclamarse como pueblos elegidos.
La falsa espiritualidad, se confunde con la errónea percepción de las supuestas reglas de lo real,
para dar forma a la mayor incoherencia que el Ser Humano puede crear.

En un mundo cada vez más concretado por la ciencia, creemos y sentimos al Hombre
Contemporáneo como un ser acorralado, un ser cada vez más deshumanizado.
No le falta fundamento pero de nuevo el razonamiento es incoherente.
El error no consiste en esencia en que “exista” la espiritualidad, sino en elevarla a categoría real,
equiparándola a la categoría de ciencia y ese es el único error.
Son sistemas mentales que no se tocan.
Ahí radica en su vertiente más sofisticada, la diferencia entre Espiritualidad y Ciencia.
Y de ahí que el éxito de la última frente a la primera, radique en su
universalidad, en su coherencia, en su capacidad constructiva.
Recuerdo de nuevo que esta comparación es ficticia, porque la primera es
producto de la Sensación, mientras que la otra es Dimensión.

Para acabar y refiriendo al Tractatus de Wittgestein:

“Sentimos que aun cuando todas las posibles preguntas científicas hayan obtenido una respuesta,
nuestros problemas vitales ni siquiera se han tocado.
Desde luego, entonces ya no queda pregunta alguna y esto es precisamente la respuesta.”

Las posibles preguntas sólo son preguntas aparentes cuya respuesta es precisamente que no son
preguntas.

RITUALES

Quizá haya Inteligencias que requieran de un Ritual que No es posible encontrar en una
Sociedad Moderna. Más dada al rendimiento y al rédito inmediato...
Quizá este ritual sólo sea posible encontrarlo en una dimensión Individual, a través de la
Creatividad y la Producción Mental.
Pero la Innata disposición del Ser Humano a transportar este ritual Individual al plano Social,
más específicamente ese anhelo de encuentro con su propio Grupo Social y el deseo de
trascender con su obra, puedan ser causas de ese eterno pesar e insatisfacción.

El potencial de la Mente, no reside tanto en su inercia genética, sino más


bien en sus posibilidades de cambio estructural...
Miedo niño a la oscuridad
Miedo al transcurrir del tiempo
Miedo gélido, mecánico hastío
Profundo el azul en tus ojos
anuncio de claridad a mi vida
Secas, inertes agujas
por reloj de vino y vida
Pero el tiempo clamó su condena
La claridad se tornó fría
Tu azul desveló certezas
pues ya en ese mar ...Yo no existía
Poleas que nunca movieron reloj
sí el abandono y la pena

Ignacio Bermudo

Madrid 5 de abril de 2008