Вы находитесь на странице: 1из 3

INDEPENDENCIA DE LOJA

A los requerimientos del jefe de la provincia libre del


Azuay, el Cabildo Lojano, integrado casi en su totalidad
por patricios adictos a la Corona, contestó en forma
negativa; pero, el pueblo llano, el artesano, el campesino,
el hombre de la calle, cuando supo esta noticia, no hizo
esperar su respuesta de rebeldía.

Es así que, en la tarde del 18 de noviembre de 1820,


previa convocatoria de Ramón Pinta, José Picoíta y
Manuel Zambrano, una multitud se reúne en la Plaza de
San Sebastián (hoy plaza de la Independencia) y avisando
la causa de América Libre recorren las calles hasta llegar
a la Plaza Mayor.

No se hizo esperar la retaliación de los realistas. Con el


peso de sus abundantes armas trataron de levantar diques aquí y allá para detener el
avasallador torrente independentista y lograron dominar nuevamente las plazas de
Cuenca y Loja, iniciando conjuntamente un juicio contra los insurrectos. Pero la
presencia de Sucre y de los ejércitos libertadores hicieron renacer un enfervorizarte
entusiasmo en las gentes de Loja que volcaron todos sus contingentes humanos y
materiales en armas, dinero, provisiones y acémilas, para conformar el Ejército del Sur.
Por ese tiempo el Cabildo Lojano, con el afán de evitar la ocupación napoleónica de
España, abrigaba la esperanza de que el ejército libertador de Bolívar pudiera reunificar
e independizar a las españas.
El aporte material sumaba más de quinientos mil pesos, cantidad considerable en
relación con los medios económicos y la cotización de la moneda de esa época. El acta
de la Independencia de Loja, que se guarda en el Salón del Cabildo, fue suscrita el 17 de
febrero de 1822.

El 18 de junio de 1822, Loja celebró alborozada el triunfo de Pichincha que sellaba la


independencia nacional. Con esta oportunidad, el General Sucre envió una
comunicación al nuevo Cabildo Lojano, agradeciéndole sus servicios y el apoyo
entregado a la causa independentista: El movimiento libertario no tocó a los intereses ni
privilegios feudales, a pesar de que en Loja como ya se ha probado, fue un movimiento
popular alejado de la idealidad romanesca y los objetivos de los marqueses y condes de
la independencia. El 10 de octubre de 1822, en Loja, fue recibido por el Cabildo y el
pueblo en forma solemne el Libertador Bolívar, en donde permaneció hasta el 23
octubre de 1822 realizando importantes gestiones en pro de la libertad y unidad de los
pueblos iberoamericanos. Es necesario destacar el hecho de las graves dificultades que
enfrentaba el Libertador San Martín en Lima, en donde el Virrey La Serna había
retomado el control; circunstancia que determinó la necesidad de estructurar y llevar
desde Colombia el ejército libertador para emancipar definitivamente al Perú y
consolidar la independencia de América. Lamentablemente, la ley de división territorial
de Colombia, aprobada por Santander desde su escritorio y sin mayor consideración de
las realidades, menospreció la importancia política de Loja.

Bibliografía
http://www.efemerides.ec/1/nov/i_loja.htm
GALLARDÍA ESTUDIANTIL EN HONOR A LOJA

Participaron 27 planteles educativos de la ciudad. El desfile se retomó por el casco


céntrico.
 
Los estudiantes  de los diversos colegios rindieron homenaje a Loja por conmemorar los
194 años de independencia. Lo hicieron con un imponente y colorido desfile que se
cumplió por la calle Bolívar desde el Fuerte Militar Cabo Minacho hasta la calle
Imbabura.
 
El evento inició con la participación de autoridades locales, de Francisco Borja
Cevallos, ministro de Cultura y Patrimonio, y María Vásquez, secretaria Ejecutiva del
Consejo Nacional de Competencias (CNC), quienes dieron paso a los abanderados y
escoltas destacados de los 27 planteles educativos.
 
Cobijados por las banderas de Loja y el Ecuador, que lucían de los balcones, los
centenares de estudiantes de los colegios, durante dos horas con 30 minutos, hicieron su
paso por la calle Bolívar, en la que miles de personas que no quisieron perderse los
detalles, retribuyeron el esfuerzo y gallardía de alumnos con aplausos y gritos de
estímulo.
 
El colegio que dio apertura al desfile fue el 27 de Febrero y finalizó con la participación
del colegio Bernardo Valdivieso quienes hicieron su paso sin novedades. De todos los
colegios que participaron no tuvieron bandas cívicas estudiantiles la Unidad Educativa
Fernando Suárez Palacio y Manuel Ignacio Monteros.
 
En cambio los planteles educativos Vicente Anda Aguirre ‘La Dolorosa’ y Bernardo
Valdivieso en cambio tuvieron los más nutridos cuadros de las bandas cívicas. Mientras
que el Pío Jaramillo Alvarado y Cordillera lanzaron globos a su paso por la tarima.
 
Todos los centros formativos pasaron por la tarima principal, en la que se encontraban
las autoridades, rápidamente, no hubo mayores demostraciones por las y los bastoneros,
cachiporreros o integrantes de las bandas estudiantiles por pedido de la Distrital de
Educación, que lo preside Jaime Esparza.