Вы находитесь на странице: 1из 118

XI CONGRESO DEL PCPE

MATERIALES PARA EL DEBATE

-------------------------------------------

1.- CARTA DE NORMAS

2.- TESIS 1

3.- TESIS 2

4.- TESIS 3

5.- ESTATUTOS
-----------------------------------------------------
Carta de Normas para el XI CONGRESO DEL PARTIDO
COMUNISTA DE LOS PUEBLOS DE ESPAÑA

ÍNDICE

1. Convocatoria y objetivos...........................................................................................................................2
2. Preparación del Congreso.........................................................................................................................2
3. Enmiendas...................................................................................................................................................3
4. Organización y debate en el Congreso...................................................................................................3
5. Delegaciones y participación en el Congreso.........................................................................................4
6. Participación de la Juventud Comunista de los Pueblos de España...................................................5
7. Participación del Partit Comunista del Poble de Catalunya (PCPC)...................................................5
8. Normas supletorias de funcionamiento del Congreso...........................................................................5

CARTA DE NORMAS 1
1. Convocatoria y objetivos.

El Partido Comunista de los Pueblos de España, en su XV pleno del Comité Central celebrado los días 6 y 7 de Julio de
2019, convoca la celebración del XI Congreso del Partido para los días 10, 11 y 12 de Julio de 2020, en Madrid.
El Congreso es el órgano de decisión más importante del Partido como tal, toda la organización debe volcarse en su
preparación y desarrollo. La competencia del Congreso es definir en todos los aspectos las orientaciones políticas del
Partido, aprobar los documentos programáticos de éste, renovar los Estatutos y elegir al Comité Central y a la Comisión
Central de Garantías y Control. En el Congreso, el PCPE debe examinar la experiencia acumulada, y hacer balance
colectivo del trabajo realizado desde el anterior, así como de la situación de la organización y su realidad política. De este
modo, se valorarán los aciertos y los errores con el fin de hacer avanzar al proyecto comunista en la lucha revolucionaria.

2. Preparación del Congreso.

Los días en que se celebra el Congreso sólo adquieren su verdadera importancia si se entienden como la conclusión final
del debate en las células en los meses previos.

Es entonces cuando se realiza el necesario debate que condiciona el conjunto del proceso congresual, pues este trabajo
previo puede elevar el nivel político de este Congreso o, por el contrario, limitarlo a la mera formalidad. Para garantizar el
sentido mismo del Congreso, las distintas organizaciones del Partido deberán atender a las siguientes orientaciones:

a) La preparación del Congreso debe hacerse desde las células del PCPE y del PCPC, garantizando los
correspondientes Comités territoriales la distribución de los materiales elaborados para el mismo y su discusión,
para que toda la militancia contribuya con sus propuestas y experiencias.
b) Todas las células deberán debatir y enriquecer los documentos, base de debate aprobados por el Comité
Central. Cada célula puede realizar las aportaciones y enmiendas escritas que considere. Los Comités
territoriales del PCPE y el Secretariado Político del PCPC solo tendrán que asegurarse que el debate se da en
todas las células.
c) Serán las células las que, con copia al Comité inmediatamente superior, remitan directamente a la Secretaría de
Organización las enmiendas una vez realizado el debate (organizacion@pcpe.es), en un documento junto con el
nombre de los/las delegados/as elegidos más los nombres de los/las suplentes que correspondan según el
apartado 5º de esta Carta de Normas. Cada célula deberá recibir la confirmación de su recepción por parte de la
Secretaría de Organización en el plazo de 24 horas. Si esto no fuera así corresponde a la célula la aclaración de
esta situación con la Secretaría de Organización, con la finalidad de que ésta le confirme la correcta recepción
lo enviado.
d) La importancia del debate congresual obliga a establecer un método de debate que permita profundizar en las
ideas, propuestas y acuerdos políticos que marcarán nuestra realidad política y organizativa hasta la realización
del XII Congreso. Para ello, las enmiendas serán agrupadas en bloques por las ponencias, y su rechazo o
incorporación total o parcial se concretará en la propuesta por escrito que inicialmente presentará la ponencia al
conjunto de delegados y delegadas con un plazo mínimo de una semana antes del Congreso. Este método de
debate no excluye en absoluto el derecho de cualquier delegado o delegada a pasar a votación una enmienda
porque considera que no se encuentra recogida en el debate propuesto desde la ponencia.
e) Sólo se debatirán en el Plenario del Congreso las enmiendas recibidas hasta la fecha establecida en esta Carta
de Normas. Ningún delegado o delegada podrá introducir en el debate enmiendas que no se hayan recibido en
forma y fecha.
f) Las y los delegados elegidos en sus células intervendrán en el Plenario del Congreso con su responsabilidad
personal y nunca en representación de su célula o comité que le haya elegido.
g) Se recuerda que esta Carta de Normas es de obligado cumplimiento para todas las células y militancia, y no es
susceptible de poder ser debatida para corrección o enmienda.
3. Enmiendas.

Las enmiendas deberán enviarse hasta el 9 de Junio de 2020 inclusive en formato digital, letra Arial, tamaño 9 e
interlineado sencillo en la plantilla que se adjunta. Toda enmienda recibida con posterioridad, o en formato no digital, no
será tenida en cuenta por la ponencia.
- Las enmiendas deberán diferenciarse entre forma y fondo, y a su vez éstas pueden ser totales o parciales.
- Las enmiendas se remitirán indicando (en este orden): número de página, número de párrafo, número de línea y
tipo de enmienda (eliminación, adición, sustitución).
- Por ejemplo (2, 4, 2, Adición; indican página 2, párrafo 4 y línea 2 y que la enmienda que sigue es de adición).
- Las enmiendas se organizarán en el mismo orden en que se efectúan sobre el texto, siempre colocando antes
las totales y luego las parciales.
- Las enmiendas a la totalidad sólo es necesario suministrar el texto alternativo para cada tesis, así como la
explicación del por qué de dicha enmienda a la totalidad.
- Las enmiendas parciales sólo podrán ser de sustitución, adición o eliminación:
1. Sustitución: se indicará el comienzo y el final de la parte a eliminar (p. e. 2, 4, 2, sustitución. – desde “las enmiendas
una vez” hasta “el apartado 5º de esta Carta de Normas.”) usando las comillas, negrita y cursiva como se indica en el
ejemplo. A continuación, se indica el texto alternativo, también en negrita.
2. Adición: se indicará siempre entre qué dos partes se va a realizar el añadido (idem sustitución) y luego se dará el texto
a añadir.
3. Eliminación: como en los casos anteriores indicaremos comienzo y final de la parte a eliminar.
Siempre que sea posible se acompañará cada enmienda de una explicación corta sobre los motivos de la propuesta.
Tendrán consideración de mayoritarias las enmiendas que alcancen la mitad más uno de camaradas presentes en el
debate celular y serán minoritarias las que, sin alcanzar la mitad más uno de los votos, sí superen el 30% de la militancia
presente.

4. Organización y debate en el Congreso.

Sin que entre a debate ni en las células ni en los plenarios, los/as delegados recibirán una semana antes del Congreso el
Informe de Gestión que presentará en nombre del CC la Secretaría General del Partido, y que será debatido al inicio del
Congreso tras Constituirse la Mesa y aprobarse el Reglamento.
A continuación, el Informe será debatido en un turno cerrado de intervenciones de los delegados y delegadas que así lo
consideren.
La Secretaría General saliente realizará un resumen del debate y a continuación la Mesa someterá a votación el informe
con el resumen.
Así mismo la Presidencia de la Comisión de Garantías y Control presentará el informe de este órgano del Partido al
Congreso.
A continuación, la Mesa presentará y someterá a debate la propuesta que realice el Comité Central saliente sobre el
número de miembros titulares y suplentes del Comité Central y de la Comisión Central de Garantías y Control a elegir por
el Congreso. Después de la intervención de delegados y delegadas que pidan la palabra, se someterán a votación
las propuestas resultantes. La Comisión de Candidaturas, que será propuesta por la Mesa y su composición será
sometida a votación por los delegados/as, trabajará sobre el número de miembros aprobado en esta votación.
El debate de cada Tesis se realizará en plenario, iniciándose con una breve presentación al Plenario de cada una de las
Tesis por parte de un miembro del CC saliente en la que se habrá de recoger, no sólo la estricta presentación de la tesis,
sino los contenidos políticos de las enmiendas aceptadas y las razones básicas para la no incorporación de las
rechazadas.
El debate de la reforma de los Estatutos se realizará en plenario, y con votaciones expresas de todas las enmiendas,
previa a la votación final de la propuesta definitiva de estatutos.

5. Delegaciones y participación en el Congreso.

Asistirán en calidad de delegados/as:


• Como delegados/as natos del Congreso las/os miembros del Comité Central.
• Un número de delegados y delegadas correspondiente al 33% de la militancia de cada célula. En caso de que el
resultado del tanto por ciento para el cálculo de la delegación sea decimal, se redondeará al alza en un delegado cuando
suponga
>0,50. Ejemplo: si en la célula de Ceuta hay 8 militantes y uno de ellos es miembro del CC deberían asistir cuatro delegados
• Tres militantes que se eligen de forma colectiva (el 33% de los ocho militantes de la célula de Ceuta, que al realizar el
cálculo numérico saldría 2,64 y aplicando el redondeo >0,50, nos indica que el número de delegados/as sería 3).
En resumen, el hecho de que las/os miembros del CC acudan no resta para calcular la participación.
Las células del Partido podrán proponer al Comité Central la invitación de aquellos/as camaradas que consideren
oportuno, argumentando las razones para invitarlos/as. El último pleno del CC antes del congreso acordará o no las
invitaciones, y las reflejará en las listas finales de asistencia. El S.P y los miembros del CC también podrán realizar al CC
propuestas de invitaciones al congreso, incluso de compañeros/as que no tengan la militancia en el PCPE. El número
final de invitaciones al Congreso en ningún caso podrá ser superior al 25% de los delegados/as.
Los invitados e invitadas militantes del PCPE y la JCPE, tendrán derecho a voz en el Congreso, pero no a voto y en las
deliberaciones previas a la elección del CC o en cualquier otro momento que así lo decida la Mesa, se deberán ausentar
del Plenario del Congreso. Así mismo si la Mesa del Congreso, en función de los tiempos del Congreso, entiende
necesario limitar o eliminar el derecho a voz de los y las invitadas, podrá hacerlo en cualquier momento.
Será requisito indispensable que toda la militancia del PCPE y del PCPC que participe en el Congreso esté al día en el
pago de sus cuotas de militante en su célula y sea poseedora de su carnet de militante en el momento de las
acreditaciones. A estos efectos será la cuota del mes de Mayo la última que se contabilizará. Así mismo será
imprescindible que las organizaciones territoriales del PCPE y el CC del PCPC tengan liquidadas estas cuotas al CC del
PCPE en las proporciones acordadas.
Los Comités Territoriales remitirán un informe haciendo constar que la totalidad de miembros asistentes al Congreso está
al día de sus cuotas. Igualmente, las organizaciones territoriales el PCPE y el PCPC tendrán que estar al día en el pago
de los materiales que adeuden a las finanzas del Comité Central.
Las Comités Territoriales harán llegar el censo actualizado a organización del PCPE antes del 31 de Mayo del 2020, este
censo será el que se tendrá en cuanta para la aceptación de delegadas/os. El PCPC también hará llegar el censo en la
misma fecha.
Al Congreso podrán asistir otras organizaciones que así decida el Comité Central, en calidad de invitadas, que podrán
dirigir un saludo al plenario si así lo decide la Mesa y que se deberán ausentar del Plenario en el debate y elección del
CC y en cualquier otro momento que decida la Mesa.
6. Participación de la Juventud Comunista de los Pueblos de España.

La Juventud Comunista de los Pueblos de España, en tanto que son la organización juvenil del PCPE, participarán en el
proceso de debate congresual de la siguiente forma:
En el XI Congreso del Partido participará una Delegación de la Juventud Comunista de los Pueblos de España, con
derecho de voz y voto, compuesta por el/la responsable político/a en su calidad de miembro del CC y los/as de
Organización, Agipro y Finanzas. Si estas responsabilidades estuvieran vacantes o sus responsables no pudieran
participar en el Congreso, podrán ser sustituidos por otros miembros del CED.
Además de esta Delegación de la JCPE, la Juventud participará en las mismas condiciones que el Partido y con los
mismos plazos para el envío de enmiendas y comunicación de delegados/as elegidos. Estos delegados y delegadas de
la Juventud, elegidos con la misma proporcionalidad que los del Partido, participarán con voz, pero sin voto, igual que los
miembros de la JCPE elegidos en las células mixtas.

7. Participación del Partit Comunista del Poble de Catalunya (PCPC).

En función del protocolo entre el PCPE y el PCPC, la militancia de Cataluña tiene los mismos derechos que la militancia
del PCPE a participar en los Congresos y Conferencias del PCPE, según las cartas de normas correspondientes y a ser
elegidos y elegidas a los órganos de dirección del PCPE.
Por tanto, las diferentes células del PCPC debatirán de igual forma que el resto de organizaciones de base del PCPE la
propuesta de Tesis y Estatutos remitiendo sus enmiendas a organización del PCPE conforme a la presente Carta de
Normas.

8. Normas supletorias de funcionamiento del Congreso.

Todas las precisiones sobre procedimientos, forma de votación, Mesa del Congreso, etc., serán recogidas en el
Reglamento del Congreso que será debatido y aprobado por todos/as los/las delegados/as asistentes.
XI CONGRESO.
TESIS 1 – LA LUCHA DE CLASES INTERNACIONAL.

ÍNDICE

1.-Introducción de la tesis.................................................................................................................2
2.- Situación actual de la lucha de clases a nivel internacional..................................................2
3.- Los mecanismos de dominación del capitalismo.....................................................................5
4.- Los elementos de dominación y dependencia.........................................................................7
5.- LA NECESIDAD HISTÓRICA REVOLUCIONARIA................................................................9
6.- Alternativas y ejes de la lucha contra la dictadura del capital.............................................10
7.- El PCPE y el trabajo internacional...........................................................................................13

TESIS 1- LA LUCHA DE CLASES INTERNACIONAL 1


1.-Introducción de la tesis.
5
La lucha de clases a nivel internacional se ha desarrollado desde el X Congreso en un marco de agudización de las
contradicciones interimperialistas inherentes al largo proceso inconcluso de la crisis general del sistema capitalista que,
incapaz de recuperar su tasa de ganancia, adopta las formas y métodos más violentos para mantener su hegemonía
política, económica y cultural.
10
Esta TESIS 1 del XI Congreso se centrará en determinar los elementos, mecanismos y herramientas que emplea el
imperialismo para tratar de alargar e impedir la inevitable victoria de la clase obrera, que, con la toma del Poder,
procederá a emanciparse y construir la sociedad socialista.

15 Del mismo modo, esta tesis hará balance del trabajo del Partido en el Movimiento Comunista Internacional (MCI), y
articulará tareas, instrumentos y táctica para provocar que el propio MCI hegemonice y determine la situación de la lucha
de clases a nivel internacional, a partir de un cambio en la correlación de fuerzas a escala mundial.

2.- Situación actual de la lucha de clases a nivel internacional.


20
El panorama a nivel internacional sigue estando centrado en la crisis general del sistema capitalista que, habiéndose
insinuado en el verano de 2007, estalla de manera definitiva con la caída en bolsa de Lehman Brothers en 2008,y que,
llegando hasta nuestros días, preanuncia no sólo su continuidad, sino la agudización de sus siniestras consecuencias
para la inmensa mayoría de la población mundial: más pobreza, más desigualdad, más explotación, más precariedad,
más
25 hambruna, más violencia, más guerras, etc.

De acuerdo con el desarrollo de las fuerzas productivas, la principal contradicción capital-trabajo adquiere una situación
trágica para la clase obrera y los sectores populares. El proceso de concentración del capital llega actualmente a que el
1% de la población mundial acapare el 50% de la riqueza, y a que también se produzca un aumento de las diferencias
30 entre las potencias capitalistas y los países empobrecidos, que primero padecieron la ocupación colonial, y ahora padecen
la dependencia crónica con las antiguas metrópolis, es decir, con el imperialismo. El enriquecimiento de las oligarquías y
el empobrecimiento de los países pobres ha llegado a cotas tan exageradas como la que proporciona que en 2018 el
dueño de la monopolista Amazon tuviera una riqueza igual que la de los 132 países más pobres del planeta.

35 La causa teórica principal es “la baja tendencial de la tasa de ganancia” que se configura en términos marxistas como
elemento central de la composición orgánica del capital y que actúa socialmente en el desarrollo de la lucha de clases en
su actual fase imperialista: a) En el seno de su propio estado contra la clase obrera y los sectores populares (es decir, las
mayorías sociales); b) Contra los pueblos y países que se oponen a ser sometidos, expoliados y explotados (tanto en el
campo económico-financiero, como en el de la superestructura cultural e ideológica).
40
Nos encontramos, pues, en que el alto desarrollo de las fuerzas productivas ha llegado a tal situación que, una fase
ascendente de las mismas, genera contradicciones más agudas, y minusvalora el factor del valor en sí mismo del
producto/mercancía. Por consiguiente, el concepto científico de la composición orgánica del capital y su contradicción
principal, conducen a un camino sin retorno ni avance. En este sentido, el capital se encuentra con una notable
incapacidad
45 para dar salida a problemas que se agudizan, y no puede mantener su anterior funcionalidad. Estamos, pues, en la
situación de agotamiento del sistema, en el que es imposible que recupere nuevas fuerzas para regresar a su estado
anterior.

Transcurridos 12 años desde el estallido de la crisis más importante, hasta ahora, y a pesar del “mantra” ideológico del
crecimiento económico, la imposible salida de la crisis dentro del propio sistema capitalista, genera las pugnas entre las
50 propias potencias imperialistas, principalmente por la apropiación de los recursos naturales, de los mercados y de los
servicios públicos, no pudiendo ser distribuida equitativamente por satisfacer las necesidades de todas las voraces
oligarquías nacionales y los monopolios internacionales.
Esta contradicción (como indicamos insistentemente) imposible de ser superada y resuelta dentro del capitalismo, muestra
55 la fase violenta, senil y final del sistema que ya fue teorizada por Lenin en su obra “Imperialismo, fase superior del

110
60

65

70

75

80

85

90

95

100

105
c una agudización de las contradicciones interimperialistas que aumentan el grado de violencia contra los pueblos en
a general, pero de modo más agresivo con los que han apostado por gobiernos que deciden defender su soberanía y sus
p recursos materiales.
it
a Estas contradicciones interimperialistas se focalizan en el marco de la lucha por la hegemonía que actualmente ostentan
li los EE.UU. desde el final de la Segunda Guerra Mundial, tras obtener el liderazgo mundial en base a las condiciones en
s el que se desarrollaron la Primera y Segunda GM. Si en la primera etapa de este período, la confrontación se producía
m entre el capitalismo y el socialismo que se construía principalmente en la URSS y los países orientales europeos, con la
o derrota temporal de la experiencia socialista en estos estados, la hegemonía capitalista se refuerza con los EE.UU. como
” potencia dominante que implica, a su vez, un aumento de las contradicciones a través de la lucha de los monopolios por
q adquirir los recursos naturales, piedra angular y material de las mismas.
u
e En la actual fase de confrontación interimperialista, el área de la tecnología se sitúa como referencia central. El liderazgo
f que suponga la implementación de la 5ª generación tecnológica y de estándares de comunicación inalámbrica (“5G”) por
o un país o monopolio determinado, implicará un paso importante adelante en la lucha por la hegemonía mundial.
r
m En la confrontación por el liderazgo mundial, la República Popular China emerge en las últimas décadas como potencia
u económica mundial, capaz de arrebatarle a los EE.UU. la primacía tanto en el campo comercial, como en el económico-
l financiero y en el tecnológico. La República Popular China que proclamó su independencia y construcción socialista en
ó 1949, después de la victoria contra el colonialismo japonés y la guerra civil contra el Koumintang, con su desarrollo
h económico, ha generado incertidumbres sobre su compromiso internacionalista con la lucha por la liberación de los
a pueblos colonizados que combaten por su independencia y soberanía.
c
e Su proyecto político encaminado a resolver la hambruna que padecía un importante porcentaje de su población, se ha
u conducido por canales alejados de los postulados marxista-leninistas, apostando abiertamente por convertirse en
n potencia mundial. Hoy, la RP China, introduciendo elementos de relaciones capitalistas de producción, ocupa un
s importante papel en la lucha de clases a nivel internacional, compitiendo y confrontando principalmente con el
i imperialismo norteamericano.
g
l El XI Congreso del PCPE insta al CC entrante y a las secretarías que trabajan en las áreas ideológica y de las relaciones
o internacionales, a profundizar en el estudio y caracterización de la RP China, a través de la concepción leninista de la
, lucha de clases y de la construcción del socialismo en este país.
y
d La violencia extrema en la etapa final por agotamiento del sistema socio-económico capitalista marca la pauta en el
o mundo actual. Desde la 2GM, decenas de intervenciones imperialistas se han producido en los continentes asiático,
n africano y latinoamericano. Se calcula que las intervenciones directas del imperialismo yanqui han provocado 30 millones
d de muertos, 300 millones entre heridos, mutilados e impedidos, así como cientos de millones de desplazados. Las
e intervenciones imperialistas que más víctimas han tenido son las guerras de Corea, Vietnam, las dos guerras Irán-Irak
n (alentadas y promovidas por el imperialismo yanqui), aparte de las de Afganistán, Angola, el Congo, Sudán, Guatemala,
o etc. La guerra de Afganistán se configuró como un nuevo eje de actuación del imperialismo, ya que recuperó la vieja
s dominación a través de la ocupación del territorio, instalando innumerables bases militares. Esta demostración de fuerza
e en Afganistán ocurrida en 2001, se reprodujo en Irak en 2003, ambas sostenidas con sendas mentiras para justificar su
n intervención.
c
o La guerra imperialista, como herramienta de dominación del capital monopolista, es el principal instrumento de
n acumulación junto con la plusvalía obtenida de la explotación del trabajo. Salvaguardada en la propaganda del sistema
t bajo los falsos valores del “orden libre y abierto para garantizar la libertad de los pueblos”, ofrece objetivamente la
r siniestra realidad de la apropiación de los recursos naturales por métodos punitivos sancionados en el Derecho
a Internacional. Con su poder de destrucción, genera inmensos beneficios al capital monopolista de la industria militar, del
m sector inmobiliario, del transporte, etc. Nos encontramos, pues, en lo que algunos teóricos han simplificado como “el
o negocio de la muerte”.
s
c Consecuentemente, en el marco actual de la lucha de clases, la carrera armamentista es un factor indispensable para el
o proceso de acumulación del capital. EE.UU. presiona dentro de la OTAN para que los gobiernos incrementen sus
n aportaciones hasta el 2% del PIB de cada país, según acuerdo de la cumbre de Gales en 2014 que, de atendiendo al
p ipio de que “quien fabrica armas, fabrica guerras”, demuestra una clara intencionalidad bélica. De esta manera, las 100
ri empresas más importantes de la industria militar de EE.UU. han facturado 398.000 millones de dólares desde el 2002,
n creciendo a un ritmo del 2,2% anual, suponiendo un incremento del negocio del 44% en los últimos 15 años. Las
c empresas

115 165

120

125

130

135

140

145

150

155

160
d negocio de la muerte en la guerra. La pretensión del imperialismo es trasladar la guerra también al Ciberespacio, para el
e que ya está formado un Ejército especial que se entrena para especializarse en intervenciones específicas en este nuevo
l “campo de batalla”.
a
i La nueva carrera armamentista se sitúa en el marco monopolista del desarrollo del capitalismo. En esta área, las nuevas
n tecnologías lideran claramente el tipo de armamento que determinará una hipotética guerra mundial. Estas empresas,
d por el alto grado de capacitación, requieren de una ingente cantidad de capital que solo está al alcance de los grandes
u emporios financieros y que, por su naturaleza, abundan en la contradicción entre el carácter social del trabajo y la
s apropiación indebida del beneficio.
t
ri Pero el imperialismo también ejecuta su agresión con otros instrumentos, también violentos y realizados
a desconsiderando el Derecho Internacional, así como resoluciones de organismos internacionales. Uno de ellos es el
d “Bloqueo” que se utiliza como arma de destrucción y cuyas víctimas principales son los pueblos, y, dentro de ellos, los
e sectores más vulnerables como son los ancianos, niños y enfermos. El “Bloqueo” afecta a los sectores económico,
l financiero y comercial, aplicándolo el imperialismo yanqui con carácter extraterritorial contra empresas y países que se
a relacionen con los estados a los que se les impone este método criminal. Cuba desde octubre de 1960 resiste esta
g guerra no declarada. La República Popular Democrática de Corea lo hace desde 1953, y ahora también Venezuela
u padece este atropello ilegal.
e
r El Bloqueo es el arma utilizada por el imperialismo para doblegar voluntades de soberanía defendidas por gobiernos, que
r no se pliegan a los intereses de los monopolios ni del gran capital financiero-internacional. El Bloqueo, suele ir
a acompañado de sanciones contra las empresas o entidades financieras que pretenden respetar las normas del Derecho
e Internacional en materia de relaciones comerciales, financieras e inversoras. Asimismo, la imposición y amenaza llega
n hasta bloquear primero y robar después, depósitos de los estados agredidos en entidades bancarias y financieras sitas
E en países imperialistas.
E
. América Latina es el escenario preferente del laboratorio golpista del imperialismo yanqui que bien puede utilizar la
U “doctrina del shock” para ir perfilando el golpe militar, o el llamado “golpe institucional o blando” que ha tenido lugar en la
U última década en Honduras, Paraguay, Brasil, Ecuador, Haití y Bolivia, en este último combinado con una fuerte represión
. y violencia de la policía y el ejército. La recuperación de la “doctrina del shock” pretende regresar a la década del 70 del
s siglo XX donde se implementó inicialmente con el golpe de estado de Pinochet, para generar una atmósfera de terror y
i pánico que favorezca la implementación de políticas económicas sobre la base del libre cambio, vaciando derechos y
g libertades sociales, que son considerados obstáculos para el crecimiento. Su denominación se debe a la similitud que
u provoca en el cerebro humano una descarga eléctrica.
e
n Este instrumento de alienación y de intervención en la “conciencia colectiva” tiene sus antecedentes trabajados en los
a EE.UU. antes de la finalización de la 2ª GM, que se utilizó para impedir el avance de las ideas y posiciones comunistas,
c principalmente en los países de la Europa Occidental. Todos los organismos dependientes de los servicios secretos de la
a CIA desplegaron unos métodos terroristas a través de lo que se ha denominado la “Red Gladio” y “los ejércitos secretos
p de la OTAN”, donde contaron con individuos y organizaciones de extrema derecha que operaron hasta en atentados,
a como el ocurrido en la estación de Bolonia.
r
a Otro factor que determina la lucha de clases a través de la anárquica producción capitalista es el de la conservación de
n las condiciones de vida en el planeta. La Ecología es un área que está siendo orquestada desde posiciones que no
d cuestionan el sistema capitalista. En las cumbres periódicas mundiales siempre se mencionan las consecuencias (el
o calentamiento del planeta) pero evita nombrar la causa que lo genera (el capitalismo).
e
l El cambio climático en el planeta es un factor que se articula desde posiciones estéticas pequeñoburguesas que operan
5 en la negación de la lucha de clases y, por tanto, en una solución cosmética que no compromete a las potencias
7 imperialistas, que son, potencial y porcentualmente, los grandes causantes del acelerado deterioro de la vida en el
% planeta, generando, entre otras cuestiones, la desaparición de multitud de especies que son un efecto del ataque al
equilibrio ecológico del planeta.
d
e Las muestras de descomposición moral del capitalismo son numerosas. Las necesidades de supervivencia de amplias
l capas de población de carácter popular, conducen a negocios del capital que merecen el desprecio y denuncia
p rmanente por atentar contra la dignidad humana. Los negocios de la trata de personas, recupera las líneas del sistema
e esclavista de
producción, y el de la donación de sangre se explota desde consideraciones económico-financieras. En este campo,
también los EEUU lideran mundialmente el tráfico. En estos momentos, los EEUU suministran el 70% del plasma
mundial, representando hasta el 2% de sus exportaciones totales. Entre 2016 y 2017, el aumento supuso el 13%,
suponiendo una facturación de 28.600 millones de US$. Este negocio del capital se produce por las condiciones
170 empobrecidas de una importante parte de la clase obrera norteamericana, donde hasta 37 millones de ciudadanos se
acuestan con hambre. Son precisamente estos ciudadanos los principales donantes.

Pero no sólo el imperialismo yanqui muestra su agresividad. El polo imperialista que representa la UE, en una
manifestación de las contradicciones en el propio seno imperialista, intenta estructurarse en el ámbito militar de forma
175 autónoma con respecto a EE.UU. El proyecto de Defensa europea recogido tras el Tratado de Lisboa pretende crear un
ejército propio que se organizaría en torno al PESCO (cooperación estructurada permanente) en el que ya trabajan 25 de
los estados miembros. Este proyecto se inserta en la necesidad de acumulación capitalista del polo imperialista de la UE,
a partir de la obligación de invertir en armamento, aumentar el número de tropas a disposición del plan y de contribuir con
partidas especiales para diseño y fabricación de nuevos equipos armamentísticos. Es un proyecto para preparar la
180 guerra.

Por su pertenencia a la UE y a la OTAN, el estado español se configura necesariamente como un país imperialista que
interviene en las agresiones, injerencias y amenazas contra los estados, gobiernos y pueblos que edifican sus proyectos
sociales y económicos diferentes de los modelos dominantes del sistema capitalista. La oligarquía española también
185 tiene sus intereses que coinciden con las oligarquías de los países miembros de estas dos organizaciones, y asimismo
chocan y confrontan con ellas por apropiarse de la mayor porción del pastel de reparto de los negocios empresariales. El
ejemplo más visible se muestra en los beneficios de las empresas del IBEX 35 que indican un marcado porcentaje
obtenido de sus “inversiones” exteriores.

190
3.- Los mecanismos de dominación del capitalismo.
En la actualidad, esta fase terminal del capitalismo requiere de un elevado grado de explotación contra la clase obrera y
los sectores populares, para obtener la plusvalía que el capital necesita para su recomposición orgánica.
195
Las condiciones laborales de los trabajadores en el marco de la limitada oferta de lo que se denomina “mercado laboral”,
sitúa a la clase obrera en una posición de absoluta debilidad objetiva en torno a los derechos y condiciones
contractuales. Las posiciones claudicantes de las organizaciones sindicales reformistas que niegan la lucha de clases y
practican la conciliación y el pacto social, se coordinan internacionalmente a través de la CSI (Confederación Sindical
200 Internacional) que, fundada en 2006, cuenta con una afiliación de 166 millones distribuidos en 156 países, y por su
estructura europea, la CES (Confederación Europea de Sindicatos), que, fundada en 1973, cuenta con una afiliación de
60 millones pertenecientes a 36 países del continente europeo.

Las y los trabajadores encuentran, pues, unas condiciones “neo-esclavistas” de dependencia que se muestran a través
205 de la cantidad y temporalidad de los contratos laborales, las horas extras impagadas, los bajos salarios, las pésimas
condiciones laborales, la pérdida de derechos laborales, el desempleo, en resumidas cuentas, la desvalorización de la
fuerza de trabajo.

Con la desaparición de la URSS, el movimiento sindical de clase mundial, que lidera la FSM (Federación Sindical
210 Mundial), recibió un duro golpe, en el que se incluyó su expulsión de Praga donde radicaba su sede central, con el robo
de parte importante de su patrimonio y archivos. Hoy, con las grandes dificultades de trabajo sindical que se dan en la
dictadura del capital, la FSM es la referencia organizativa a nivel mundial del movimiento obrero y sindical de carácter
clasista. Fundada en 1945 tras la 2GM, con un activo militante de 97 millones sindicados en 132 países, combate
activamente por la defensa de los intereses de la clase obrera, y muestra su naturaleza política anticapitalista y
215 antiimperialista.
A almente, en el marco de la “formalidad democrática”, la lucha de las y los trabajadores resulta más compleja y difícil por
c la hegemonía del capitalismo en la superestructura, y por las propias condiciones contractuales de trabajo que se
t legalizan al amparo de las “constituciones democráticas” y de su Poder Judicial, que actúa para legitimar la hegemonía
u de clase y las condiciones del mercado.
220 270

225

230

235

240

245

250

255

260

265
ue, con cerca de 47 millones de ciudadanos y ciudadanas, la tasa de ocupación se sitúa en 19.874.000 personas
E (58,72%) y más de 3.200.000 parados, muchos de ellos estructurales y crónicos. La mujer trabajadora tiene una tasa de
s desempleo (15,92%) superior a la del hombre (12,17%), y los jóvenes menores de 25 años, lideran generacionalmente
t esta estadística negativa (31,68%). Esta estructura ocupacional se encuadra en el estado español que es la 14ª potencia
a económica mundial y 5ª de Europa con un PIB de más de 1.200 millones de € (2018).
s
c
o Otro elemento de dominación, ejercido por las grandes multinacionales sobre los habitantes del planeta, se encuentra en
n las alianzas militares, con la OTAN a la cabeza, como instrumento básico de la organización militar del imperialismo que,
d obviando su origen de oposición a la URSS y el resto de países socialistas, se ha “aggiornado”, extendiendo su
i intervención fuera del marco geográfico donde operó inicialmente (América Latina, África), llegando incluso a intervenir
c en el control de fronteras (como es el caso del Mediterráneo y del proyecto de futuro ejército de la Unión Europea).
i
o La OTAN es la organización militar que estructura definitivamente el imperialismo en 1949, a partir del Plan Marshall,
n para impedir hasta militarmente el avance de las posiciones comunistas. Para ello, incluso formaron los llamados
e “ejércitos secretos de la OTAN” que operaban con la dirección de la CIA y el MI6, colaborando con la extrema derecha y
s generando terrorismo de estado contra las organizaciones comunistas de la Europa Occidental, principalmente.
o
b El desarrollo de la OTAN se produce, por una parte, en consonancia con la falsedad de su creación, y en base a la
j correlación de fuerzas que se han dado a nivel internacional. Por ello, y a pesar de la derrota de la experiencia socialista
e en la URSS, esta organización ha continuado operando para imponer los intereses de los monopolios occidentales. En
ti 1991, en la cumbre de Roma, con los conflictos armados de la guerra del Golfo y los enfrentamientos en la antigua
v Yugoslavia, fueron los argumentos propagandísticos para renunciar a su disolución, y considerar su intervención más allá
a de sus límites fundacionales. El “nuevo orden” del que hablaba Bush en aquellas fechas, se traduce en un reforzamiento
s de la organización militar del imperialismo que va a tener su respaldo con la decisión francesa de regresar a la estructura
e militar que abandonó en 1966, así como también la nueva traición del gobierno español de integrarse de pleno en la
n estructura militar atlantista.
e
l También las propias alianzas políticas imperialistas, como la actual Unión Europea (UE), se han creado con el objetivo de
e mantener la dictadura del capital. Surgiendo como organización de las oligarquías europeas del sector energético (CECA
s y EURATON), se convirtió rápidamente en un instrumento del imperialismo europeo con su con su nueva nominación en
t Comunidad Económica Europea (CEE) a partir del Tratado de Roma. En muchos países, entre ellos en el estado
a español, la UE fue introducida engañosamente como garantía de democracia (la falsa democracia burguesa).
d
o La naturaleza imperialista de la UE se expresa en la creación del FRONTEX (Agencia Europea de la Guardia de
e Fronteras y Costas), que empieza a conformarse en 2004 como un “ejército de fronteras” para impedir por todos los
s métodos los movimientos migratorios de los países africanos, víctimas de las agresiones e imposiciones imperialistas.
p Es, por tanto, un cuerpo militar más, que está financiado por los presupuestos de la propia UE, con aportaciones del
a resto de países pertenecientes al espacio Schengen.
ñ
No obstante, la lucha de clases hace que las posiciones no sean inmutables. Hay una respuesta popular a las medidas
o
que los gobiernos adoptan para continuar con el proceso de expolio, robo y degradación de los derechos sociales y
l
laborales. Algunas de ellas, como el Brexit, se desarrollan en un marco de respuesta populista, sin contenido de clase,
i
para reforzar el papel imperialista del estado británico, que se ha visto subsumido en los intereses del polo imperialista
n
europeo que representa la UE.
d
i
El Brexit es otra más de las contradicciones que incluso se dan entre las potencias imperialistas dominantes en la UE. La
c
hegemonía alemana en el marco de la UE, junto con Francia, han desembocado en la salida de Gran Bretaña de este
a
polo imperialista europeo. Las duras negociaciones para preservar mejor el papel de los diferentes monopolios, han
n
devenido en situaciones de ultimátum que preveían incluso una fuerte confrontación de las condiciones arancelarias en
q
los intercambios comerciales.

275
280
Las contradicciones en el seno del imperialismo generan estos movimientos internos que no se pueden resolver en el
sistema socio-económico capitalista y su remarcado agotamiento. No sólo el Brexit plantea la debilidad de la UE, también
la emigración (como efecto de las guerras imperialistas), la integridad territorial de los estados (Cataluña, Escocia) y los
movimientos populares como los “chalecos amarillos”. La dictadura del capital, ejercida a través de los monopolios,
285 genera necesariamente la respuesta de las y los trabajadores, sectores populares, y hasta pequeños-burgueses
proletarizados por la barbarie capitalista.

La emigración mundial está asociada inexorablemente a la guerra imperialista y a la depauperación causada por varios
motivos de la intervención capitalista (desertización por degradación del medio ambiente; luchas intestinas por apropiarse
290 de recursos; etc.) Los últimos datos de la ONU cifran en 272 millones de personas, habiendo aumentado en 51 millones
en la última década (2010). El incremento de la emigración en 2019 (3,50%) es superior al de la población mundial
(2,80%), siendo Europa, con 82 millones, y América del Norte, con 59 millones, los mayores receptores. Por países, los
EEUU con 51 millones, seguido de Alemania (13 millones) y Arabia Saudí (13 millones), son los mayores receptores de
población. Los desplazamientos forzados por las guerras están generando una tragedia inmensa por los medios
295 utilizados para evitar el paso natural de las fronteras. Es incalculable el número de fallecidos en el Mediterráneo por estos
motivos.

Son los monopolios los agentes regidores de la economía mundial que regulan en el ámbito económico-financiero los
movimientos de capital, determinando la riqueza o la pobreza de los pueblos. Los monopolios se han ido configurando
300 con el desarrollo de concentración y centralización del capital, y disponen, con su valoración y exclusividad productiva, de
los mecanismos para imponer gobiernos, promover legislaciones, mantener o eliminar derechos, etc. Son, en resumidas
cuentas, los agentes de la dictadura del capital que niegan hasta los principios originales de la libre concurrencia del
sistema capitalista, debido al elevado grado de concentración y centralización.
305 En la gran confrontación de clases que surge con la Gloriosa Revolución de Octubre,y después del período de
entreguerras, el imperialismo crea organismos financieros para perpetuar la hegemonía del capital y convertirse también
en organizaciones de acoso y derribo contra la URSS y los países socialistas. Estos instrumentos del capital, siguen
dictando pautas a los gobiernos que requieren de financiamiento externo para acometer sus proyectos de desarrollo.
Destacan en este apartado el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) que ejercen el control de los
310 presupuestos gubernamentales a partir de la concesión de los créditos solicitados. Son realmente, ejecutivos del capital
en la sombra, ya que llegan hasta auditar las contabilidades de los estados (“hombres de negro”).

El capital internacional se organiza y reúne periódicamente, para “organizar el mundo”. Davos, Bilderberg, G7, G20,
OCDE, son foros donde el capital financiero internacional, concentrado en capital monopolista, adopta decisiones para la
315
oligarquía y contra el pueblo trabajador.

Para “organizar el mundo”, el capital ha tenido que utilizar la mentira y la falsedad como herramientas indispensables y
alguna serie de instituciones zonales o regionales que han validado golpes de estado, represiones, persecuciones,
torturas y asesinatos. La independencia de Cuba en 1898 fue intervenida por la auto voladura del acorazado Maine en La
Habana; la intervención yanqui en Vietnam se argumenta con incidente en el golfo de Tonkín; el bombardeo de
Yugoslavia por el “genocidio” de los serbios; la ocupación yanqui de Irak con “las armas de destrucción masivas”; el
“fraude” electoral denunciado por la OEA contra Evo Morales, … Así se está construyendo el mundo.

4.- Los elementos de dominación y dependencia.


El propio desarrollo de las fuerzas productivas en la fase actual del capitalismo crea los distintos niveles de desarrollo
320 económico que están marcados por la creciente desigualdad entre los países del centro del sistema (potencias
imperialistas) y el resto de países con relaciones de producción capitalistas.

Este nivel de desarrollo con una marcada desigualdad, se concreta a través de los datos del PIB mundial y de cada país.
A finales del 2018, el PIB mundial ascendía a 77.230.081 miles de millones de US $. EE.UU. mantiene el liderato en este
325 rango económico con el 24,13% del PIB mundial, seguido por la zona euro que tiene el 16,01%. China dispone del
15,97% pero con un crecimiento constante de su economía en 2018 (6,60%) muy superior al de la UE (1,90%) y al de
E E.UU.
(2,90 %). Por tanto, China no tardará en desplazar a la UE de ese segundo puesto, y se acercará paulatinamente a los
EE.UU. España, que es la 14ª potencia económica mundial, mantiene un alto crecimiento (2,90%) dentro de la zona
euro.
330
La desigualdad se confirma con el dato de distribución del PIB: las diez potencias mundiales tienen el 67,08% del PIB
mundial, mientras que el resto de los países (186) sólo dispone del 32,92%.

Este marco de la desigualdad se ha ido configurando a lo largo de los siglos por fases de práctica colonialista (con
335 ocupación o sin ella), intercambio desigual, y otras prácticas de dependencias políticas, independientemente de las
guerras imperialistas. Las disposiciones que se emanan de organismos internacionales como la OMC, agudizan y
profundizan las diferencias de crecimiento y de posibilidades de hacer frente a los grandes problemas que se instalan
crónicamente en los países con relaciones de producción dominantes capitalistas.

340 El esperanzador proceso de descolonización que se fue gestando después de la 2ª GM y que se materializó a partir de la
década de los 50, trató de organizarse en la Conferencia de Bandung en abril de 1955 con el “Movimiento de los No
Alineados”, pero su desarrollo, dificultades y contradicciones, ha impedido que su indiscutible potencialidad, impusiera un
cambio radical en la correlación de fuerzas en la lucha de clases a nivel internacional.

345 Las dificultades para el mantenimiento de la hegemonía han provocado giros importantes de las potencias imperialistas,
principalmente durante el siglo XX. Los acuerdos en materia financiera y comercial que se establecieron en la
Conferencia de Breton Woods en 1944, regularon las valoraciones de las monedas en función del patrón oro,
independientemente que los EE.UU. mantuvieran la paridad del dólar en un cambio fijo. Pero en 1971, los EE.UU.,
agobiados por los gastos de la guerra de Vietnam, rompen unilateralmente con estos acuerdos porque estaban cerrando
350 sus balances hasta con déficit comercial. Se crean las condiciones para que el imperialismo dicte los procesos de gestión
de los créditos internacionales, indispensables para acometer las reformas y los proyectos sociales.

Las condiciones de concesión de estos créditos, regulados y supervisados por el FMI y el BM, provocan un crecimiento
exponencial de la deuda, que limitará la independencia y soberanía de los estados endeudados, a la vez que les obliga a
355 privatizar o cerrar parte importante de sus empresas (las competitivas con las multinacionales que mandan en el FMI y el
BM).
380

360

365

370

375
S e que ya supera en bastantes países al propio PIB de los mismos. La deuda externa, por tanto, se convierte en el propio
u proceso de acumulación, en “deuda eterna”.
r Este es el claro proceso de financiarización que estructura la dependencia de los países respecto de los bloques
g financieros monopólicos. La financiarización es, pues, la lógica que gobierna la acumulación económica actual: un
e régimen de crecimiento particular. El capitalismo financiero como resultado del desarrollo natural del capitalismo. No es
a un elemento pasajero ni cirsustancial.
s La financierización recauda dinero de la plusvalía generada, o lo que es lo mismo, convirtiendo la representación del
í, valor de las cosas [el dinero] en valor en sí mismo. Una característica consiste en que utilizan el dinero de los demás
u para paliar en parte la actual incapacidad de acumulación del capital, y posibilita seguir comprando el mundo sin
n inversión previa (lo que es una muestra más de la incapacidad de mejorar la rentabilidad del capital como “productor”
a de más capital). No se invierte, sino que se piden préstamos con el objetivo de impulsar los precios de las acciones y
d apropiarse de rentas; constituye otra agresión a la clase trabajadora, un saqueo de los salarios.
e
u La supervivencia del capitalismo necesita el endeudamiento masivo, amontonando una deuda descomunal de muy difícil
d manejo y de desgraciadas consecuencias para las clases trabajadoras. Sobreendeudamiento masivo que implica que
a una gran parte de las ganancias tenga que destinarse a pagar deuda. Deuda materializada en deuda del estado, de las
p empresas y de los hogares.
e En el caso de la deuda de la clase trabajadora reemplaza la disminución del salario para posibilitarla comprar las
r mercancías que exige la permanente sensación de insatisfacción ligada al consumo, insatisfacción inextinguible por más
m que se consuma; es propia de la sociedad del capital en absoluta oposición a la sociedad de valores de uso que
a promueve y a la que aspira la sociedad comunista.
n
e La deuda se ha convertido en una nueva esclavitud. Los presupuestos de los gobiernos de los estados capitalistas han
n ido creando una bola de nieve por las políticas de crecimiento económico aunadas, principalmente, con políticas
t tributarias beneficiosas para la clase dominante, es decir, la burguesía. Con ello se crea una dependencia
permanente ante los

410

385

415

390

420

395

425

400

430

405
g e los gobiernos en todas las materias. Sólo la deuda externa ascendía a finales del año pasado a 13.830,68 (en miles de
r millones de US$), mientras el PIB mundial ascendía a
a 72.213.081 (también en miles de millones de US$) en una población mundial cercana a 7.700 millones de personas. La
n situación que marca la relación de estos datos es muy desigual, estando en una situación más debilitada y dependiente
d los países más empobrecidos y con índices de población elevado.
e
s La moneda no es un elemento cualquiera en la soberanía política, sino que representa el valor que sostiene la
c independencia del estado y el mantenimiento de su estabilidad económica y financiera. A partir de la ruptura de Breton
o Woods, la volatilidad y la inestabilidad financiera han agudizado las contradicciones del capitalismo y, con su crisis,
m avanza en su final. La enorme deuda que están acumulando los estados, se antoja como una carga insoportable para
p sus economías, y van determinando la soberanía y la independencia de sus proyectos sociales.
l
e Esta dependencia de las economías con respecto al dólar, ha ido consolidando alternativas para huir de su esclavitud y
j artificial dependencia. La crisis del imperialismo yanqui va unida a la crisis del dólar, y en un próximo futuro cercano será
o sustituida por el oro, el platino, los minerales básicos de la electrónica, el yuan, las criptomonedas y los sistemas
s bilaterales de pago.
fi
n Todo ello provoca un aumento de la violencia criminal del imperialismo; Gadafi, lo pagó con su vida en un magnicidio
a despiadado; a Saddam Husseim , le ahorcaron ignominiosamente; otros, sufren el asedio y la amenaza permanente de
n intervención militar; los pueblos padecen y resisten y el final del capitalismo se vislumbra más temprano que tarde, no sin
c sufrir nuevas bajas, y pasos avanzando y retrocediendo, pero para tomar impulso. El tiempo en la Historia hay que saber
i calcularlo para encarar la batalla ideológica y cultural que el imperialismo coloca todos los días en todos los medios con
e todas las mentiras y con todos los subvalores con los que nos bombardean a través de sus “mass media” de
r propaganda.
o
s
m 5.- LA NECESIDAD HISTÓRICA REVOLUCIONARIA
u
n Llegados a este punto, la pregunta no es otra que la de ¿Qué hacer?, teniendo en cuenta que, PRODUCTO DEL
d ALTISIMO DESARROLLO DE LAS FUERZAS PRODUCTIVAS, EN EL CAPITALISMO SE HA FORMADO YA LA BASE
i MATERIAL NECESARIA PARA LA CONSTRUCCIÓN DE LA SOCIEDAD SOCIALISTA.
a
l La grave crisis del capitalismo se conjuga contradictoriamente con el enorme potencial y desarrollo de la ciencia y
e tecnología y de la producción mundial de alimentos.
s
q Lo que se constituía en los años 70 como una grave crisis de producción y consumo de alimentos, ha pasado a ser una
u coyuntura histórica.
e
m Países con un elevado nivel de población como China y Vietnam, con sus procesos políticos, productivos y centrados en
a erradicar el hambre que padecía buena parte de su población, han conseguido eliminar este lastre humano.
r
c A finales del pasado siglo XX, 777 millones de personas padecían desnutrición, la mayoría en países en desarrollo. En
a este período, 30 países seguían teniendo un consumo medio de alimentos inferior a 2.200 kcal/día. La tasa de
n crecimiento de población sigue ralentizándose por diversos factores, entre ellos las guerras y las migraciones. El
l consumo de kcal/día puede crecer hasta alcanzar sus niveles óptimos de consumo (2.700). El problema no está en las
a posibilidades de producción, está en el sistema capitalista y su lógica de gestión y mantenimiento de su hegemonía.
s
p El problema principal continúa siendo el capitalismo, pero ahora, por ejemplo, las capacidades de la producción de
o alimentos, que siguen estando sujetas a la ley de la oferta y la demanda, limitando la producción en función de los
lí intereses monopolistas que garantizan los beneficios de las corporaciones del sector, ofrecen la posibilidad de erradicar
ti el hambre en el mundo, ya que la implementación de nuevas tecnologías y métodos de cultivo, garantizan una
c producción básica para 12.000 millones de seres humanos, estando poblado el planeta actualmente por algo más de
a 7.000 millones.
s
d La eliminación del capitalismo pondrá a disposición de la Humanidad los enormes potenciales que el desarrollo de las
f uerzas productivas ha conseguido. Estos potenciales son la expresión más avanzada de las capacidades de la clase
435 obrera y del resto de sectores populares productivos. Estos potenciales se manifiestan día a día a través de la
preparación, del avance tecnológico, de la inteligencia que facilita el trabajo, de la experiencia y conocimiento del propio
proceso de producción, de su incalculable fuerza de trabajo, de su real valor…, etc.

Estamos, pues, ante un presente con el papel estelar de las y los trabajadores, que adquirirá su valor con el aumento de
440 la conciencia de clase, de la clase obrera. El Poder obrero y popular dispondrá de las mejores condiciones para hacer
realidad la perspectiva y objetivos de eliminar todas las lacras del sistema capitalista. Habrán pasado a los anales de la
Historia, el hambre, la sed, multitud de enfermedades curables, la inaccesibilidad a medicamentos, la falta de
escolarización de niñas y niños, la migración forzosa, las guerras entre los pueblos, etc.
445 Por eso, las condiciones están dadas. Aplicando la misma lógica de erradicación del hambre, también existen las
condiciones para eliminar problemas que ponen en cuestionamiento la vida en el planeta, como es el tratamiento del
Medioambiente.

Si las condiciones materiales están objetivamente situando la necesidad histórica e inminencia del Socialismo, en el
450 proceso se constata que el parasitismo de la burguesía está en consonancia con su inutilidad en el proceso productivo.
La socialización del trabajo, en cambio, fortalece el papel indispensable de la clase obrera y resto de sectores
productivos. Por tanto, afirmamos rotundamente que las y los trabajadores son los reales productores de los bienes
materiales, y su relevancia e imprescindible rol contrasta con la inoperatividad de los capitalistas para los justos objetivos
de la Humanidad.
455
Por qué es importante la clase obrera, es una pregunta retórica en la necesidad de dar respuesta al papel del valor del
trabajo en la creación de la riqueza. Sin trabajo, los objetos y productos no adquieren valor real. El trabajo es el factor
que revaloriza la mercancía u objeto producido. Sin trabajo, el valor del producto sólo se modifica a partir de la
especulación y/o corrupción del sistema capitalista. Pero lo que intrínsicamente posee el producto elaborado, es trabajo,
460 y el trabajo sólo lo ejercen las y los trabajadores.

6.- Alternativas y ejes de la lucha contra la dictadura del capital.


Ante la avalancha de agresiones y violencia imperialistas, los pueblos han ido tejiendo plataformas de solidaridad que en
465 algunos casos han tenido una incidencia notable sobre los gobiernos.

En España, los “Comités Anti-OTAN” estuvieron a punto de quebrar la estrategia del imperialismo para la Península
Ibérica. La lucha de clases que se desarrolló a mediados de los 70 tanto en España como en Portugal, había situado un
complejo panorama para el imperialismo ante las salidas a las dictaduras franquista y salazarista, que padecieron los
470 distintos pueblos peninsulares. En marzo de 1986, se produjo en el estado español el referéndum sobre la entrada en la
OTAN, con la ya conocida traición del PSOE de Felipe González, que impidió una victoria popular de gran relevancia
para la lucha de clases.

La victoria contrarrevolucionaria en la URSS, con la caída del resto de los estados socialistas del este de Europa, supuso
475
un cambio drástico en la correlación de fuerzas, y también una pérdida de la referencia ideológica que suponía la
construcción del socialismo en todos estos países. Su existencia facilitaba la construcción de espacios de amistad y
solidaridad en los países donde imperaba la “ley de la oferta y la demanda”. La batalla de las ideas que libraban las
organizaciones comunistas se vio menoscabada por esta derrota.
480
Esta coyuntura desfavorable para los comunistas se mostró como una importante debilidad ante el “nuevo orden” que
empezó a imponer el imperialismo a partir de 1991.

A finales de 1990, se provoca lo que se ha llamado “Primera Guerra de Iraq” por la invasión de este país de la vecina
Kuwait. La ONU autoriza la intervención exterior de una fuerza liderada por los EE.UU. La ingenuidad y ambición de
485
Saddam Hussein facilitaría la estrategia norteamericana.
E re 1991 y 2001 se desencadenó la guerra de destrucción de Yugoslavia también llamada “Guerra de los Balcanes”. El
n desmembramiento de Yugoslavia es consecuencia de los planes imperialistas para, artificialmente, ir generando
t episodios
540

490

495

500

505

510

515

520

525

530

535
d irecta que se produce por parte de la OTAN sin recibir la autorización del Consejo de Seguridad de la ONU. La muerte de
e 200.000 personas y el desplazamiento de millones, es la factura que el pueblo yugoslavo pagó por la estrategia del
p imperialismo. La antigua Yugoslavia se ha debilitado con la separación e independencia de Croacia, Bosnia-Herzegovina,
r Eslovenia, Kosovo, Macedonia, Serbia que, posteriormente, han solicitado el ingreso en la UE.
e
s Se cumplen 19 años de la ocupación de Afganistán por parte de EE.UU. bajo la mentira de la participación de este país
u en el “atentado a las Torres Gemelas”. La siniestra ocupación mantiene a este país como base-portaviones de
n intervención en la zona de las tropas invasoras del imperialismo norteamericano.
t
o El 20 de marzo de 2003, bajo otra falsedad (la de la posesión de “armas de destrucción masiva” en poder de Saddam
s Hussein) los EE.UU. invaden este país para derrocar a este presidente e imponer un gobierno títere en un país donde se
o destruyó hasta la más insignificante organización administrativa local. Es la que se conoce como “Segunda Guerra del
d Golfo” y donde las tropas invasoras continúan obteniendo los beneficios de la ocupación, entre ellos, el estado español.
i
o El 19 de marzo de 2011 comienza la intervención y bombardeo de Libia para derrocar a Muamar el Gadafi que, a pesar
s de haber pagado un alto precio por su confrontación con las potencias europeas, no consiguió encontrar la confianza
é necesaria con el imperialismo. La crueldad del magnicidio cometido contra el Gadafi quedará en los anales de la crueldad
t del imperialismo. Hoy Libia es lo que se denomina “estado fallido” por la ausencia de una autoridad reconocida
n internacionalmente, lo mismo que sucede con Somalia. Las materias primas como el petróleo y los grandes acuíferos de
i agua dulce son la causa real de la intervención del capitalismo.
c
o La siguiente parada del imperialismo se ha producido en Siria. Al calor de las llamadas “Primaveras árabes”, se producen
s movilizaciones que reclaman la salida de su presidente Bashar el Asad. La creación de un ejército de mercenarios con el
q apoyo logístico y material del imperialismo norteamericano parece poder desencadenar el mismo final que había tenido
u Muamar el Gadafi. La estratégica posición de Siria en el tablero de Oriente Medio, se convertía objetivamente en un
e obstáculo para los intereses del imperialismo norteamericano y de la entidad sionista de Israel. La ayuda de Rusia al
j gobierno de Bashar el Asad ha garantizado la continuidad del régimen baasista. La confrontación interimperialista tiene
u en Siria un ejemplo material de las posiciones de las distintas potencias capitalistas.
s
ti No sólo se encuentran en Oriente Medio y Próximo las trincheras de la lucha de clases a nivel internacional. América
fi Latina es otro frente de batalla que encuentra en la Venezuela bolivariana el principal objetivo directo. El golpe de estado
c de 2002 contra Chávez fue un episodio en la estrategia del imperialismo norteamericano de impedir experiencias de
a gobierno alejadas de la decimonónica “doctrina Monroe”. Fallecido el Comandante Chávez, el acoso y derribo contra el
r presidente Maduro se ha intensificado desde hace más de un año. La organización cívico-militar de la República
a Bolivariana de Venezuela, está impidiendo, entre otros elementos, la intervención directa del imperialismo que amenaza
n permanentemente con acudir a ella.
u
n Con el triunfo de Chávez en Venezuela en 1998 se había producido un contagio popular en otros países de América
a Latina que, con el apoyo explícito de la República de Cuba y el triunfo electoral de presidentes ajenos a los intereses
i directos del imperialismo, habían comenzado a configurar organismos como el ALBA y UNASUR que contestaban de
n hecho a otros subsidiarios de los EE.UU. como el ALCA y hasta la propia OEA.
t
e La debilidad de estos países por la contradicción de continuar con las relaciones de producción capitalistas, choca con la
r fortaleza de Cuba que resolvió la amenaza que se cernía contra la Revolución, proclamando el carácter socialista de la
v Revolución Cubana. Los 61 años de juventud revolucionaria de Cuba, la convierte en diana principal del imperialismo
e norteamericano. Su desarrollo socialista se realiza superando los obstáculos del bloqueo despiadado impuesto por los
n EE.UU. Cuba, por tanto, se convierte en el faro de los pueblos que luchan por su verdadera independencia.
c
i Hay otros frentes de lucha que, ni tan siquiera con resoluciones internacionales, consiguen ejecutar sus derechos.
ó Palestina y el Sahara son los dos únicos procesos de descolonización que no han conseguido constituirse en estados
n independientes y soberanos. Los pueblos palestino y saharaui padecen la persecución genocida de sus ocupantes israelí
d y marroquí. Los intereses del imperialismo se imponen a las resoluciones internacionales. Incluso, con su dictadura,
impide un proceso de autodeterminación del pueblo boricua de Puerto Rico.

545
La lucha del pueblo palestino resulta heroica en las condiciones históricas y zonales que ha tenido lugar desde la
intervención imperialista creando la entidad sionista de Israel. El genocidio sometido sobre este pueblo entra en los
anales de la Historia como una de las mayores atrocidades cometidas. La colonización que padece en los territorios
centrales de Cisjordania y Gaza a través de las fuerzas de ocupación sionistas es consecuencia del apoyo imperialista y
550 de la impunidad jurídica con la que actúa el régimen sionista, amparado por el imperialismo norteamericano y europeo,
cómplices activos de la masacre a la que es sometido diariamente el pueblo palestino.

El llamado “Acuerdo del siglo” presentado por el presidente norteamericano Trump como un “plan de paz” es, en realidad,
un acto más de guerra del imperialismo contra el pueblo palestino y todas sus organizaciones populares, al ignorar las
555 históricas reivindicaciones que los palestinos reclaman, como es la unidad territorial con la recuperación de los territorios
ocupados, el derecho al retorno de todos/as los/as exiliados/as, y la capitalidad de Jerusalén en el estado palestino.

Situación similar padece el pueblo saharaui que, independientemente de las resoluciones de la ONU, continúa como
territorio ocupado por el régimen monárquico de Marruecos. La celebración reciente del XV Congreso del Frente Polisario
560 (FP), abre una nueva etapa en la lucha por resolver la realidad del estado de la República Árabe Saharaui Democrática
(RASH), después de estar soportando el pueblo saharaui la represión, cárcel, tortura y desapariciones de líderes del FP,
así como el expolio y robo de sus recursos naturales, acciones donde tanto la UE, como España y Francia, extraen
beneficios de los negocios acordados con el ocupante marroquí.
565 Son actualmente 38 las resoluciones que el Comité especial de la ONU en materia de descolonización ha fallado a favor
de un proceso de autodeterminación del pueblo de Puerto Rico. Absorbida ”la isla grande” de las Antillas por el
imperialismo norteamericano en la guerra contra España en 1898, su ocupación se ejerce con un gobierno militar colonial
hasta 1952, año en la que se convirtió en “Estado libre asociado” a los EEUU. El pueblo boricua continúa con su lucha,
enmudecida por los medios del sistema capitalista.
570
Para afrontar la lucha de clases a nivel internacional, la agrupación de fuerzas populares garantiza éxitos contra la
dictadura del capital. La formación del FRENTE MUNDIAL ANTIIMPERIALISTA (FMA) se convierte en una necesidad de
los pueblos con unos ejes fundamentales que recojan: 1) La defensa de la soberanía nacional y la autodeterminación de
los pueblos;
575 2) Solidaridad activa con cualquier pueblo agredido por el imperialismo, sin injerencias en los asuntos internos de los
mismos; 3) Por el desarme, el cese de los conflictos y por la defensa de la Paz; 4) Por el derecho al uso y control de los
recursos propios de cada país, según sus prioridades y decisiones; 5) Por la resolución de los conflictos sobre la base del
diálogo, la negociación y el respeto a las decisiones del Derecho Internacional; 6) Por la defensa de la naturaleza bajo un
modelo social y económico en equilibrio con ella; 7) Contra el racismo, la xenofobia, la discriminación de la mujer y en
580
defensa de los pueblos migrantes; 8) Por la declarada denuncia del agresor imperialista.

El FMA se constituye en la piedra angular de la lucha antiimperialista a nivel mundial. Es la propuesta del PCPE para
agrupar las fuerzas que combaten el imperialismo, con el desafío que supone ir avanzando en la conciencia de clase por
el camino de la auténtica emancipación y soberanía. Ello supone ir trabajando para aunar las fuerzas ahora dispersas en
585
múltiples luchas, todas ellas justas.

El FMA deberá ir tejiendo la unidad de los Movimientos que luchan por la Paz, contra las guerras imperialistas y por el
desarme; las luchas contra la explotación de la clase obrera; las luchas por la defensa de la soberanía nacional; las
luchas de clase de las mujeres contra la doble opresión; las luchas por los derechos de los migrantes; así como todas las
590
luchas que surjan por los derechos fundamentales y contra la represión del estado burgués.

En este contexto de violencia, imposición y amenazas del imperialismo, la lucha y trabajo por la Paz y el papel de las
decisiones jurídicas amparadas en el Derecho Internacional, son ejes fundamentales para el trabajo antiimperialista. La
destrucción, muerte y terror que la guerra imperialista provoca, requiere de un trabajo que salvaguarde y priorice la vida
de la clase obrera y el resto de sectores populares. El PCPE será una organización que participe activamente en este
frente.
595 7.- El PCPE y el trabajo internacional.
El PCPE en esta fase del X Congreso ha desarrollado sus relaciones internacionales en los términos de respeto y
soberanía hacia el resto de las organizaciones comunistas y obreras. Este principio nos ha garantizado la consideración
política de muchas del Movimiento Comunista Internacional, que cuentan con una amplia historia de lucha y
600 reconocimiento en la batalla por la emancipación de la clase obrera.

Una equivocada conducta había provocado actuaciones sectarias en el ámbito del Movimiento Comunista Internacional
(MCI) que impedía la comprensión de la lucha de clases que cada organización comunista acomete en el contexto
nacional donde desarrollaba su combate político.
605
Los acontecimientos internos que se resolvieron a mitad del proceso del X Congreso, situaron nuevamente al PCPE en la
senda de sus principios fundacionales. Hemos estado asistiendo a foros y encuentros internacionales que en etapas
anteriores no habíamos concurrido. Hemos hecho declaraciones arriesgadas soportadas políticamente que han tenido
respetada receptividad.
610
Ha costado dosis de pedagogía con determinados partidos comunistas, pero nuestra práctica, honradez, respeto y
autocrítica han sido valorados muy positivamente en la mayoría de las organizaciones comunistas y obreras del MCI.
Hemos reforzado nuestra relación con algunos partidos comunistas de forma bilateral, y desarrollado relaciones también
a partir de la publicación de artículos en nuestros medios de comunicación, y viceversa.
615
El PCPE está nuevamente en el camino de recuperar “la cultura de Partido” que se organiza para preparar la toma del
Poder Popular. Una cultura de militancia consciente y comprometida que traza su táctica para reforzar su estrategia y
objetivos revolucionarios. Una cultura que remarca la necesidad de reforzar la teoría con la práctica. Una cultura que
hace de sus principios marxistas-leninistas la piedra angular científica de su existencia y compromiso. Una cultura que
620 coloca con mayúscula el “internacionalismo proletario” como signo inequívoco de la solidaridad internacionalista, de la
solidaridad de clase, de la solidaridad con los pueblos explotados, oprimidos, amenazados y agredidos.

El trabajo del PCPE es ahora más laborioso pero eficaz y reconocido. Nuestra presencia constante en todas las
convocatorias de los EIPCO se ve recompensada a partir de la sinceridad en el intercambio de saludos y
625 comunicaciones con la mayoría de las organizaciones que son miembros de estos encuentros.

Siendo este un espacio amplio de encuentro político de organizaciones comunistas y obreras, el PCPE también trabajará
y establecerá relaciones con otros partidos que todavía no pertenecen a este espacio internacional.

630 Pero nuestra visión de la importancia del MCI en la fase final del capitalismo, nos obliga a apostar por propuestas que
activen realmente a los partidos comunistas como vertebradores de los intereses de la clase obrera, en su función de
orientar y dirigir el proceso revolucionario que conquiste el Poder y construya el Socialismo.

La responsabilidad histórica de las organizaciones comunistas que se manifiestan y practican los principios del
635 marxismo- leninismo, el centralismo democrático y el internacionalismo proletario, debe ser el acicate para la
construcción de un MCI que recupere la esencia de la III Internacional en las condiciones y desarrollo de la lucha de
clases actual. La asunción de esta responsabilidad facilitará la derrota histórica y definitiva
del capitalismo.

640 Continuaremos trabajando en la misma línea de esta última fase del X Congreso, reforzando las relaciones bilaterales
con las organizaciones comunistas y obreras con las que tengamos tanto disposición como análisis de la lucha de clases
compartidos, y asistiremos con voz propia a los encuentros internacionales que centren su convocatoria y objetivos en la
lucha antiimperialista, por la emancipación de la clase obrera y del camino hacia el Socialismo.
645
XI CONGRESO.
TESIS 2 – UN PROYECTO POSIBLE PARA LA
NECESARIA REVOLUCIÓN SOCIALISTA EN ESPAÑA

ÍNDICE

La clase obrera, la única que genera valor, se constituye en el eje insustituible del proceso
de producción......................................................................................................................................2
La realidad de la clase obrera..........................................................................................................2
Frente al agotamiento del Capitalismo es la hora del Socialismo..............................................4
Las características fundamentales del estado español actual................................................4
Por la ruptura...................................................................................................................................6
Una política revolucionaria para la lucha de clases hoy versus la propuesta de gestión del
sistema que realizan la vieja y la nueva socialdemocracia..........................................................8
El Frente Obrero y Popular por el Socialismo............................................................................8
Movimiento Obrero y Sindical.....................................................................................................11
Frente feminista............................................................................................................................13
Juventud...........................................................................................................................13
EL INTERNACIONALISMO CONTRA LAS FRONTERAS DE LA EXPLOTACIÓN..........14
Crear herramientas para el combate y la unidad antiimperialista.........................................15
Lucha por la República Socialista..............................................................................................15
Notas sobre la táctica para impulsar la propuesta de República Socialista de carácter
Confederal.........................................................................................................................................16
En defensa del medio ambiente.....................................................................................................18

TESIS 2 – PROYECTO POSIBLE PARA LA NECESARIA REVOLUCIÓN SOCIALISTA EN ESPAÑA 1


5 La clase obrera, la única que genera valor, se constituye en el eje insustituible
del proceso de producción.

La demostración material de la maduración de las condiciones objetivas para la construcción del Socialismo en España,
se fundamenta en que el carácter social de la producción choca inevitablemente con la propiedad privada de los medios
de
10 producción y cambio, y esta circunstancia, es la que impide que se liberen el conjunto de potencialidades económicas,
científicas, culturales y sociales que posibilitarían situar a la formación social española en un estadio de desarrollo
integral capaz de satisfacer las necesidades fundamentales de la población y el medio ambiente:

a) Frente a este hecho objetivo y central de la realidad sociopolítica de la formación social español, la realidad
de paro, precariedad y pobreza indican la creciente depauperización de las condiciones de vida de la clase
15 obrera que se deriva de la desvalorización de su fuerza de trabajo (el 13.1% de las personas que trabajan
viven por debajo del umbral de la pobreza), y la deuda creciente que generan los bajos salarios y la
alienación consumista. Consecuencia de ello es la constante pérdida de porcentaje en el PIB de las rentas
del trabajo frente a las del capital (El peso de los salarios en el PIB de 2008 era del 57.7%, hoy es solo del
54.4%).
b) Contra las nuevas formas de desmantelamiento de las relaciones laborales fundamentadas en la mentira de
20 las denominadas “economías colaborativas” y el llamado “emprendimiento”, es urgente levantar una
contraofensiva ideológica que permita preservar la conciencia de clase. Es imprescindible alzar un muro de
solidaridad de clase que denuncie la sobreexplotación de la juventud, las mujeres y la mano de obra
migrante, como .factor que permite mantener la tasa de ganancia de los capitalistas.
c) El proceso de concentración del capital conduce a la pequeña y mediana burguesía (industrial, campesina y
25 comercial) a un proceso acelerado de proletarización. La alianza socia transformadora de la clase obrera
con estos sectores decadentes de la sociedad burguesa, necesariamente se debe construir desde la
posición hegemónica de ésta. La pequeña burguesía urbana y rural, debe asumir su papel subsidiario en
cualquiera de las alianzas sociales que realice. Si la hace con la clase obrera, será un factor de progreso
social; si funde sus intereses a los de la oligarquía será el ariete violento de una clase dominante tendente a
la reacción
30 d) El proceso de concentración económica: la oligarquía. Más allá de Inditex y la familia Botín, en España hay
una clase que ejercita con mano de hierro su poder sobre el Estado. Estas grandes empresas –muchas de
ellas participadas mayoritariamente por capital extranjero - disponen a su antojo de los presupuestos
generales del Estado (banca, eléctricas, obra civil, telecomunicaciones) imponiendo la hoja de ruta de los
mismos con unas condiciones absolutamente leoninas (caso Castor/ACS). Fue paradigmática la reunión de
35 Noviembre de 2010 en la que el entonces Presidente de Gobierno, JL Rodríguez Zapatero, convocó a las
37 principales empresas españolas para, no le quepa la menor duda a nadie, recibir las instrucciones
oportunas para gestionar cómo enfrentar el ciclo profundo de la crisis en la que se encontraba España en
ese momento. El listado de empresas convocadas, sitúa con claridad los nombres de quienes hablamos,
cuando nos referimos a la oligarquía como una clase cada día más reducida y concentrada ( Acciona,
ACS-Dragados,
40 ANFAC, Banco Santander, Banco Popular (adquirido posteriormente por 1€ por el Santander), BBVA, Caja
Madrid (integrada en Bankia y después quebrada), CEPSA, El Corte Inglés, Ebro Foods, Endesa, FCC,
Gamesa, Gas Natural-Unión Fenosa, Grifols, Grupo Ferrovial, Grupo Mondragón, Iberdrola, Iberia, Inditex,
Indra, La Caixa, Mapfre, Mercadona, OHL, Repsol-YPF, Sacyr-Vallehermoso, Sol Meliá, Telecinco y
Telefónica)

45 La realidad de la clase obrera

La fuerza de trabajo ocupada en el Estado español, integrada por aproximadamente 19,9 millones de trabajadores/as,
según datos del 3er trimestre de 2019, produce plusvalía mayoritariamente en el sector servicios (76%), seguido de la
industria (14%), construcción (6%) y agricultura (4%). A pesar del avance tecnológico, fuertemente basado en la
50 digitalización y la robotización, la clase obrera, aunque no mayoritaria, continúa constituyendo una parte significativa de la
clase trabajadora.

El 85% de la población ocupada trabaja por cuenta ajena, es decir, es asalariada. La precariedad laboral, si bien
estructural, se vio agravada con la crisis capitalista de 2008 y se traduce en una elevada tasa de temporalidad (27%) y
parcialidad mayoritariamente forzosa (15%). La contratación de trabajadores/as, con la que el capital trata de justificar
cualquier tipo
55

100

60

65

70

75

80

85

90

95
d minal contra otros pueblos del mundo, resulta ser una auténtica falacia cuando el número de contratos registrados en
e 2019 (22,5 millones) supera de largo a la población ocupada y debería augurar una sociedad de pleno empleo deseosa
a de absorber la mano de obra que muere a millares cada año intentando alcanzar nuestra costa mediterránea.
c
ti Nada más lejos de la realidad: Más del 90% de los nuevos contratos es temporal y cerca del 36% a tiempo parcial (al
v menos así lo registran, independientemente de la jornada que finalmente acabe realizando el/la trabajador/a). La
i precariedad de la contratación se traduce en un índice de rotación laboral de 2,88, es decir, en 2018 cada trabajador/a
d firmó una media de cerca de tres contratos (1 millón de trabajadores/as firmó más de 5 contratos en el mismo año) y el
a 38% de los contratos tuvo una duración inferior a 1 mes (el 25% menos de 1 semana).
d
Pero en un sistema en que lo único fijo es la necesidad de incrementar las tasas de ganancia de la oligarquía, la
i
contratación indefinida no es sinónimo de un trabajo fijo sino todo lo contrario, contribuyendo significativamente a la
n
altísima rotación laboral: a finales de 2018 sólo el 63% de los contratos indefinidos firmados ese mismo año y el 50% de
ú
los firmados en 2017 continuaban en vigor.
ti
l, En un contexto de baja sindicalización, debilidad y fragmentación del sindicalismo de clase, junto con el papel de agentes
p del pacto social asumido por CCOO y UGT, la clase trabajadora se sitúa en una clave de derrota que la deja indefensa
a frente al abuso patronal. Una de esas lacras es la prolongación no retribuida de la jornada laboral: las horas extras no
r pagadas suponen aproximadamente 150 millones cada año y, según datos del propio INE, se calcula en más de 2000
a millones las horas de ocupación no registradas legalmente cada año, lo que supone un robo a la clase obrera superior a
s 40.000 millones de euros/año.
it
a Más allá de la eficiencia tecnológica, el incremento de productividad del capitalismo español se basa en buena parte en
ri ese robo de horas trabajadas que no se pagan. Ello explicaría que, a pesar de la propaganda en cuanto a la creación de
a empleo, el número de horas trabajadas en el 3er trimestre de 2019 (9.015 millones de horas) sea netamente inferior al del
, 3er trimestre de 2008 (9.676 millones de horas) pese a lo cual el Producto Interior Bruto (PIB) de 2019 (1,2 billones de €)
d supera al de 2008 (1,1 billones de €).
e
v Ese mismo capitalismo español cuenta con un numeroso ejército industrial de reserva, un paro que se resiste a bajar de
a los 3 millones (3,2 millones en el 3er trimestre de 2019, la mitad de ellos/as de larga duración) que significa una tasa de
s desempleo del 13,9% (12,2% en hombres y 15,9% en mujeres) y se eleva hasta el 35% en jóvenes menores de 25 años
t y el 22% en inmigrantes extracomunitarios. La tasa de cobertura del desempleo no supera el 65% y, contra tanta
a intoxicación dirigida a fascistizar la sociedad, la cobertura baja aproximadamente a la mitad para la clase trabajadora
d extranjera. Como resultado, más de 1,4 millones de hogares tienen a todos sus miembros activos en paro, y más de
o 560.000 hogares no ingresan ningún tipo de percepción o subsidio.
r
a El capital tiene en el patriarcado uno de sus mejores aliados. La brecha de género salarial se mantiene estanca entorno
d al 25% e incrementa los beneficios patronales en más de 41.000 millones de €/año, mientras que la brecha de género,
e sólo en las pensiones contributivas, se sitúa alrededor del 35% y supone un robo adicional a la clase obrera de
l aproximadamente
m 30.000 millones de €/año. En conjunto, el 59% de los/as pensionistas percibe menos de 1.000 €/mes.
e
Los accidentes de trabajo se han incrementado de manera generalizada y constante entre los años 2012 y 2018 en
d
términos relativos, es decir, en base a los índices de incidencia (no de accidentes laborales por cada 100.000
i
trabajadores/as de alta en la Seguridad Social), lo que permite una comparación fiable entre los diferentes años del
o
período analizado. En conjunto, la siniestralidad laboral se ha incrementado un 12,8% pero con desviaciones
a
inequívocamente vinculadas a la precariedad laboral y la sobreexplotación; así en la asistencia a domicilio ese
m
incremento en la siniestralidad asciende al 88,9% y en las empresas de trabajo temporal al 78,8%. Mientras la
b
siniestralidad en jornada de trabajo se ha incrementado un 6,4% para los contratos indefinidos (6,2% en los de tiempo
i
completo frente a 12,3% en los de tiempo parcial), el incremento ha sido del 28,1% para el conjunto de los contratos
e
temporales. A la baja cobertura social que sufre la clase trabajadora inmigrante en el Estado español se añade que el
n
incremento de la siniestralidad en ese sector duplica y hasta triplica, según las nacionalidades, el de los/as de origen
t
español.
e
o Según la Encuesta de Coste Laboral correspondiente al 2º trimestre de 2019, el coste para las empresas de la
c incapacidad laboral transitoria (ILT) de sus trabajadores/as supone un ridículo 0,6% del coste laboral total pero la patronal
ri
l utiliza para justificar despidos “por causas objetivas” atentando así contra la salud y seguridad de los/as trabajadores/as,
o que acuden
150

105

110

115

120

125

130

135

140

145
a s/as. Jamás se demostró la existencia de una bolsa de fraude en la ILT y España es el 5º país de la UE con menor tasa
s de absentismo laboral por enfermedad. Según el estudio “¿Por qué los trabajadores acuden a trabajar estando
u enfermos?” (The Work Foundation), las y los trabajadores indispuestos tienden 2,5 veces más al presentismo laboral que
p a tomarse una baja laboral.
u
e A las contingencias comunes, debemos añadir que en 2017 se produjeron 10.140 casos de enfermedad laboral con baja
s y que estudios de salud pública calculan en 16.000 las muertes anuales derivadas de enfermedades contraídas en el
t puesto de trabajo, de las cuales el Estado y la Seguridad Social ¡apenas reconocen unas cuantas unidades!
o
No nos conformemos con derogar las dos últimas contrarreformas laborales; mucho menos aún con unas mínimas
i
modificaciones como nos propone la socialdemocracia encabezada por la ministra de IU, Yolanda Díaz.
n
c
l Frente al agotamiento del Capitalismo es la hora del Socialismo
u
s
o Las características fundamentales del estado español actual.
e
s a) Un estado oligárquico – burgués. Heredero del franquismo, lo que le da un plus en su carácter parasitario y
t corrupto. Tanto la jefatura del estado (monarquía), como el consejo de ministros, son inequívocamente
a lacayunos de la oligarquía dominante. Fruto del proceso de privatización gestionado en los 80 y 90 del siglo
n pasado, que permitieron la acumulación inicial para ello, las grandes monopolios españoles tienen una
d inequívoca proyección exterior que a) ponen al servicio de los intereses estratégicos de la UE y los EE.UU y
o b) les permite seguir extrayendo la mayoría de sus beneficios de la inversiones en el extranjero ( según la
e CNMV al menos el 60% de los dividendos de la empresas del IBEX se generan fuera de España))
n b) Legitimador de la cesión de soberanía a la UE, la OTAN y el resto de instituciones económicas, políticas y
f jurídicas internacionales a la que hoy España cede parte de su soberanía a único beneficio de las
e necesidades e intereses de la oligarquía. El caso de las bases norteamericas, la participación de España en
r guerras e intervenciones en el extranjero y el cierre de fronteras Schengen, son los casos más
m paradigmáticos de la pérdida de soberanía e independencia y complicidad con las prácticas genocidas
o desarrolladas hoy por el imperialismo.
s c) Represor, ejerce el monopolio de la violencia, mediante el ejército, los distintos cuerpos represivos y la
/ judicatura, con un claro sentido de clase. Además de eso, existe un creciente elenco de casos de tortura
a documentados, e incluso son contantes las sentencias posteriormente revocadas por instancias
s internacionales al no cumplir las mínimas garantías procesales. El aumento exponencial de la población
p reclusa que según el Anuario del Ministerio del Interior, alcanzó la cifra de 58.883 personas a finales de
o 2018, es un dato concreto del fracaso de una sociedad que, además de sobreexplotar a buena parte de las
r personas presas y privatizar multitud de los servicios carcelarios, no tiene otro remedio que esconder su
t fracaso orgánico tras los muros de las prisiones
e d) Del que la monarquía es un elemento central de su proyecto de dominación. La jefatura del estado pretende
m cubrir con su legitimidad hereditaria el fracaso histórico de la burguesía para conformar un estado nación
o único superador de otras realidades nacionales con las que coexiste la oligarquía centralista que domina el
r estado.
a Como inequívoca herramienta de dominación de clase, en España, el Estado, siempre ha construido y articulado su
s desarrollo en contra de los intereses y necesidades de la clase obrera y los sectores populares, sin descartar ni un ápice
e de violencia para someterlas. Desde la represión al levantamiento jornalero de Loja en 1861, pasando por la Semana
r Trágica de Barcelona en 1909, la amplia represión militar del alzamiento de 1917 que dio inicio al llamado trienio
d bolchevique, la dictadura de Primo de Rivera, Casas Viejas, la violencia contra Octubre del 34, el golpe contra la II
e República, la guerra y el fascismo que llenó las cárceles y las cunetas de víctimas, los asesinatos de la Transición, o la
s actual la Ley Mordaza; la historia de dominación de la oligarquía española, que, nunca olvidemos, tiene una gran parte de
p su acumulación originaria en el saqueo de las colonias y el esclavismo, es un relato de violencia y terror genocida que le
e marca como clase con un carácter especialmente reaccionario y antidemocrático
d
i En consecuencia, el actual sistema de decrecientes formalidades democrático burguesas, sigue estando marcado por
d esa herencia que tuvo su culminación más criminal y clasista en el franquismo y que, con el concurso de la Corona como
o piedra
angular de toda la estructura de Estado, existe para defender objetivos plenamente coincidentes con los del llamado
alzamiento nacional: la negación del hecho plurinacional de España, la posición preeminente de la Iglesia Católica y la
defensa de los privilegios de la oligarquía.

155
Oligarquía que saqueó el Estado durante 40 años y que siguió acumulando durante el enorme expolio de las privatizaciones
de empresas públicas producido en los años 80 y 90 bajo gobiernos del PSOE y el PP. En ese proceso, el Estado ingresó
unos 45000 millones de € y, solo las empresas ya privatizadas del sector energético, generaron 12.000 millones de € de
beneficio para sus accionistas en solo un año.

160 En paralelo a este proceso de capitalización que determinó con claridad la fracción de la burguesía que seguía dominando
el Estado tras el 78; la entrada de España en la UE y la OTAN, dieron carta de legitimidad internacional al Estado español
abriéndole el camino a nuevos mercados.

Mercados abiertos a costa de una permanente cesión de soberanía, pero que permite que 12 de las grandes
corporaciones de capital español se sitúen entre las principales empresas de su sector en el mundo, como por ejemplo
165 Inditex, principal empresa textil del mundo, que cuenta con 6.543 empleados en España mientras que solo en el conjunto
de Asia alrededor de 1.000.000 de personas trabajan en condiciones de sobreexplotación en su cadena de producción, o
ACS, de Florentino Pérez, la cuarta empresa del mundo en su sector y que concentra el 67% de sus ingresos entre
Latinoamérica, EEUU, Australia y Canadá, y por último Telefónica cuarta empresa de su sector a nivel mundial y que
obtiene de España el 27% de sus beneficios, siendo el 73% restante de Europa y Latinoamérica.

170 Profundizando en el precio político que ha supuesto ese proceso de internacionalización del capitalismo español, quizás
lo más grave sea conocer el alcance de lo que se inició en 1953 con la instalación de las bases militares yanquis en
España para romper el aislamiento internacional del franquismo. Datos del horror y que nos dicen que, hasta hoy, la base
aérea de Morón se ha utilizado para agredir a Vietnam, Kosovo, Iraq, Libia, y Siria, y, desde 2015, es base permanente
del Africom y fue utilizada contra Cuba en la Crisis de los de Misiles Cuba; la de Torrejón de Ardoz que se usó por la
175 USAF en la primera guerra del golfo contra Iraq y actualmente -siendo ya española- , es la sede del Centro de
Operaciones Aéreas Combinadas de la OTAN que controla el espacio aéreo desde las Azores al este de Turquía; la base
aeronaval de Rota que realiza servicios de carga, combustible y apoyo logístico a EE. UU. y a otros miembros de la
OTAN, y contiene el escudo antimisiles de la OTAN, tiene también funciones ofensivas, y nos convierte en objetivo
prioritario de Rusia o Irán. La memoria de la Fiscalía General del Estado de 2011 consideraba que, la existencia de esta
180 base, elevaba de forma importe el riesgo de atentados yihadistas en España. Además, el puerto de Rota se usa para
ocultar, repostar o reparar barcos y submarinos de propulsión nuclear, y, finalmente, la base española de Bétera que es
el cuartel general del Cuerpo de Despliegue Rápido de la OTAN y en 2005 recibió el visto bueno de la OTAN para formar
parte de la serie de cuarteles que asumen el mando rotatorio semestral de las fuerzas terrestres de la Fuerza de
Respuesta de la OTAN (NRF). Asimismo en el marco de la Unión Europea y el espacio Schengen, España, como
185 frontera exterior de la UE, cumple en Canarias, Ceuta, Melilla y el conjunto del Estrecho de Gibraltar un importante papel
de gendarme del imperialismo europeo, impidiendo la llegada de inmigrantes de los países africanos saqueados por la
UE-EEUU, siendo muchas veces la mano que los ahoga en el Mediterráneo, como vemos con las concertinas o los 15
muertos de la masacre del Tarajal. Se calcula, que desde 1988 se han ahogado casi 7000 personas tratando de cruzar el
Estrecho de Gibraltar.

190 En el plano interno la alianza para la dominación del Estado entre los sectores más parasitarios (cortadores de cupones
que llamara Lenin) del capitalismo español – terratenientes, banca, infraestructuras e industria pesada dependiente del
estado- , lo caracteriza como absolutamente retardatario y reaccionario. El papel material e ideológico de la Iglesia
Católica y la monarquía borbónica, igualmente sitúa las claves más ultramontanas del desarrollo de España en estos dos
siglos, confrontando, no solo con la clase obrera, sino también, con los sectores más avanzados, republicanos y liberales
de la burguesía.
195
Hoy esa oligarquía que supo tejer un pacto de intereses tras la muerte de Franco con las burguesías periféricas
nacionales (principalmente catalana y vasca), que le permitió insertarse internacionalmente en las estructuras de
dominación imperialista y construir un marco de estabilidad institucional mediante los acuerdos de la Transición, se
muestra incapaz de mantener los mínimos consensos sociales que, frente a las burguesías nacionalistas y la clase
obrera, le garanticen un nuevo periodo de estabilidad. El modelo de estado del 78, tropieza con una triple crisis que hace
aguas en el armazón que le ha permitido mantener su dominación a lo largo de casi dos siglos.
200 Crisis económica. El carácter estructural de la crisis capitalista (superproducción, incapacidad para mantener la tasa de
ganancia, monetaria, tendencia al monopolio, destrucción de fuerzas productivas…), obliga al capitalismo español a
agudizar todos los aspectos de su dominación basada en la explotación. Con el único límite de las cadenas, el
capitalismo, para tratar de sobrevivir, se propone destruir todos y cada uno de los derechos sociales, laborales y civiles
alcanzados tras largos años de lucha obrera y popular. Su ofensiva, a la vez que demuestra con claridad la imposibilidad
205 de ofrecer ningún avance democrático sustancial a la sociedad, está destruyendo las bases del pacto social que fue
capaz de liderar en las últimas cuatro décadas.

Crisis institucional. Como desarrollo de la crisis económica y de su decadencia sistémica, los principales pilares del
estado (partidos políticos, judicatura, monarquía, “interlocutores sociales” –sindicatos y patronal-…) lideran el ranking de
descrédito social. Para mantener el imprescindible pacto social que garantice su posición de poder, la oligarquía no
210 encuentra sujetos políticos y sociales con prestigio suficiente para articular ningún consenso absolutamente mayoritario.
La inexistencia de un proceso de depuración del carácter fascista y profundamente represivo de muchas instituciones del
Estado, que no han dejado jamás de mancharse de sangre en la que es la gestión cotidiana de sus responsabilidades
(FAS, cuerpos represivos, judicatura, monarquía…), las convierte en herramientas al servicio de la fracción más
reaccionaria del Estado. No podemos olvidar a la Audiencia Nacional ejerciendo de TOP, a la JEC en el caso del
215 President Torra o el eurodiputado Junqueras, haciendo la campaña a la derecha política, los cotidianos casos de torturas
en las comisarias, la represión generaliza de la lucha obrera y popular, o las personas asesinadas por no dejarles pasar
las fronteras que sí pasan libremente a diario las mercancías. La dictadura del capital, que sí logra los consensos
sociales generales que se derivan de su posición hegemónica, no es capaz de sostener la estabilidad institucional que le
garantice una gestión integradora del conjunto de los mecanismos del Estado
220 Crisis territorial. El proceso de descentralización administrativa que supusieron las Autonomías que surgieron de la
LOAPA, ya no son útiles. El indiscutible carácter asimétrico de un estado/nación como España, conformado por naciones,
pueblos y regiones, no se puede seguir limitando al marco de desarrollo territorial que impone una oligarquía que, en sus
dos siglos de dominación, no ha sido capaz abordar esta realidad más que con violencia y desprecio. Las aspiraciones
políticas de unas burguesías nacionales dispuestas a luchar por su plena soberanía, hoy arrastran a más de un 15% de
225 la población y a cerca de un 30% del PIB a posiciones independentistas. Esta situación insostenible para cualquier país,
coloca a España en un marco permanente de crisis, y requeriría de una salida institucional como la que, todo apunta
intentará gestionar el nuevo gobierno de coalición PSOE/UP. Sin embargo cualquier intento en ese sentido, choca con la
dificultad insalvable del carácter reaccionario y unionista de la fracción mayoritaria de la burguesía dominante y de una
monarquía cuya única razón de existir es mantener la unidad del mercado bajo la sombra de la bandera rojigualda.
230 Mención expresa requiere una Jefatura de Estado hereditaria que, al contrario de lo que, de forma mayoritaria e
interesada, se afirma desde todos los ámbitos del Estado y los poderes mediáticos, cumple funciones esenciales para el
sostenimiento del Régimen. La Corona se sitúa, a la vez, como heredera del Franquismo y como albacea de su herencia.
Es en la persona del monarca, como clave de bóveda de todo el régimen de dominación, en la que más claramente se
dan la mano el Estado y la oligarquía que nos explota como clase y nos oprime como pueblos.
235

Por la ruptura

a) Frente a ello, la propuesta del PCPE es por un Nuevo Proyecto Histórico absolutamente rupturista. No hay
espacio para la continuidad y la reforma. Condicionados por la Historia, pero en absoluto determinados por
240 ella, somos herederos de las mejores tradiciones de lucha populares y de la clase obrera de los pueblos de
España. Con ese acervo acumulado, que el hilo rojo de la Historia ha ido transmitiendo de generación en
generación, luchamos por un nuevo proyecto nacional conformado por la clase obrera en el poder. Un
proyecto de estado, capaz de romper con el fracaso constatado desde el siglo XIX de la burguesía, para
construir un paradigma nacional que, no solo, no colisione con las identidades nacionales preexistentes,
245
sino que sea respetuoso de la soberanía de los diversos pueblos y naciones del Estado que, hasta bien
entrado el siglo XIX, siempre se llamó “las Españas”.
Solo el poder de la clase obrera y sus aliados, puede superar la profunda crisis sistémica a la que el poder
de la burguesía nos ha llevado.
Crisis de poder orgánica –no coyuntural- que, como decíamos anteriormente, en la actualidad, se expresa
250 en una quiebra territorial a la que la oligarquía dominante, no tienen capacidad alguna de responder con
posiciones superadoras; quiebra institucional con el prestigio de los partidos políticos, los llamados
interlocutores sociales (sindicatos y patronal) y la monarquía por los suelos, y quiebra social motivada por
una sociedad cada día más polarizada en la que, cada día es mayor la pauperización de la clase obrera
como consecuencia de la constante desvalorización de la fuerza de trabajo. Un país en el que frente al
255 constante y creciente crecimiento de la pobreza, cada día se concentra más la riqueza
b) La España Socialista, es una unión voluntaria de pueblo y naciones libres y soberanas, que se conforma en
una República Socialista de Carácter Confederal. El desarrollo práctico del ejercicio de Autodeterminación
por parte de las naciones y pueblos que así lo reivindiquen durante el proceso de toma del poder por la
clase obrera, permitirá la unión en una nueva República Socialista que nace de la cesión de soberanía que
260 hacen las repúblicas preexistentes. El hecho de que en España convivan pueblos con diverso grado de
identidad, en el que en muchos de ellos no necesitan reivindicar un ejercicio de soberanía previo, hace que
la nueva República Socialista no sea Confederal, sino que tenga carácter confederal. El nacimiento de un
nuevo paradigma nacional, construirá una nueva identidad patria que, al estilo de lo que significó la Unión
Soviética para los pueblos que la conformaban, hará nacer una nueva identidad nacional superior,
265 perfectamente compatible y armoniosa con las preexistentes de las Repúblicas confederadas
c) Nuestra propuesta es unitaria, defendemos el derecho a la autodeterminación, incluido el derecho a la
independencia como siempre planteara Lenin, pero constatamos que en la unidad de proyecto y lucha de la
clase obrera y sectores populares de los diversos pueblos y naciones que en la actualidad conforman el
estado español, está la mayor garantía de triunfo y la posibilidad más certera de elevar a la clase obrera al
270 poder y construir el Socialismo. La base material de la República Socialista de carácter confederal es el
poder de la clase obrera, constituida como clase en el poder. Esa es la base de nuestro proyecto de Patria,
una España absolutamente diferente que rompe con su pasado burgués y monárquico y solo bebe de las
mejores tradiciones de lucha y cultura construidas por la clase obrera a lo largo de su existencia. Nada de la
articulación social, cultural y nacional de la dominación burguesa y monárquica puede permanecer en la
275 base material e ideológica de la República Socialista española fundamentada en la Dictadura del
Proletariado.
d) Tras más de 40 años de los Pactos de la Moncloa y la aprobación de la Constitución del 78, la formación
social española ya no se contiene en ese marco institucional que posibilitó el tránsito del fascismo
franquista a la actual forma de la dictadura de clase. La realidad de las clases sociales hoy y su diferente
280 articulación en un estado unitario con un alto grado de descentralización administrativa (autonomías) exige
un nuevo marco de organización territorial. El desarrollo material de las históricas burguesías vasca y
catalana y, aunque en diferente medida, también la toma de conciencia nacional .de la clase obrera
catalana y vasca y, por qué no, también, aunque en diferente grado, la gallega, andaluza y canaria, ya no
permite desarrollar más el marco competencial del modelo de las autonomías. Con aspiraciones a gestionar
285 un mercado propio y tener presencia soberana en la UE, las burguesías vascas y catalanas tienen un
proyecto nacional propio orientado a esos objetivos. El error de la clase obrera siempre será ir a remolque
de quienes, por mucho que puntualmente compartan reivindicaciones democráticas con ellos, no dejan
jamás de ser sus enemigos de clase
e) La necesidad de la Revolución Socialista. Solo el poder de la clase obrera, la dictadura del proletariado,
290 sitúa un marco de avance democrático y progresivo a la formación social española. La exacerbada
contradicción existente en la sociedad monopolística, entre el carácter social de la producción y la
propiedad privada de los medios de producción, hace que inevitablemente se constriñan todas y cada una
de las potencialidades científicas, productivas, sociales y culturales que, ya en este momento, alberga la
sociedad. El conjunto de contradicciones que se expresan en esta sociedad vienen determinadas y son
295 impulsadas por la existencia del capitalismo.
Es necesario y urgente romper con el consenso social que construye la ideología dominante en cuanto a la
imposibilidad de construir una sociedad diferente a la capitalista. Es pura subjetividad que se enfrenta con la
evidencia de la objetividad de la maduración de las condiciones materiales para la construcción de la
sociedad socialista. Rompamos su dominación desde la premisa de la evidencia que las condiciones de
300 vida futura serán peores que las pasadas y las actuales. No es posible más resignación. La rebeldía es
imprescindible para conservar la dignidad individual y colectiva.
Es responsabilidad de la vanguardia, del Partido Comunista, el llevar la ideología revolucionaria a los
s ctores más avanzados y combativos de la clase obrera y el pueblo. Serán las masas movilizadas, dirigidas
e por una clase obrera que responde a las consignas y al programa de su vanguardia, las que, en un proceso
histórico imprevisible, protagonizarán la Revolución Social. Para ello, el Partido y su militancia deben jugar
305 el papel que le corresponde convirtiéndose en referencialidad inequívoca para quienes luchan. Constancia,
coherencia, compromiso, radicalidad, modestia y capacidad de análisis y propuesta, son condiciones
necesarias del trabajo y carácter de la militancia comunista para construir su hegemonía entre las masas

Una política revolucionaria para la lucha de clases hoy versus la propuesta de


310 gestión del sistema que realizan la vieja y la nueva socialdemocracia

El Frente Obrero y Popular por el Socialismo.

La apuesta estratégica del PCPE es una amplia alianza social contra la explotación, la opresión y la injusticia social y
315 nacional.

Desde el movimiento obrero y sindical clasista, a la lucha feminista de las mujeres trabajadoras, el internacionalismo y el
antiimperialismo, las reivindicaciones populares por la mejora de vida en los barrios y en la prestación de los servicios
sociales privatizados muchos de ellos, a la defensa de los derechos civiles y políticos, la lucha campesina contra los
monopolios, la defensa democrática y científica del Medio Ambiente al servicio del pueblo trabajador, o la organización
320 de la juventud obrera y popular, requieren de una propuesta política y organizativa del PCPE. Todos ellos espacios de
intervención de la militancia comunista, constituidos por las masas y del que son sus protagonistas.

La política comunista en los espacios de masas se orienta hacia la generación de confrontación política clasista y la
progresiva elevación del nivel de conciencia de sus protagonistas, de forma que del modo más natural se dé una
progresiva asimilación por éstos de las consignas de confrontación y resistencia en defensa de sus intereses
325
El trabajo en los frentes de masas es un aspecto fundamental en el desarrollo práctico del proyecto revolucionario
encaminado a la conquista del poder por la clase obrera y el inicio de la construcción de la sociedad socialista. Sin
trabajo en los frentes de masas no hay desarrollo práctico del proyecto revolucionario. La intervención entre las masas es
la expresión práctica de la política de alianzas que define el Partido.

Cuando nos referimos a las masas hablamos del “movimiento obrero y popular”. Este es un concepto fundamental en
330 nuestra intervención política, el núcleo fundamental de las masas lo constituye la clase obrera, y la voluntad del Partido
es que la clase obrera se constituya en clase hegemónica en el seno de las masas. Pero junto a la clase obrera se
constituyen, en la sociedad en la cual luchamos por nuestra victoria revolucionaria, una diversidad de sujetos
sociopolíticos, articulados por intereses comunes varios, que tienen la capacidad de convocar, articular y movilizar a
sectores sociales concretos en torno a reivindicaciones parciales, en las que la militancia revolucionaria ha de intervenir
335 para sumarlas a la causa de la lucha general por el socialismo, dinamizando con ello una amplia movilización del pueblo
por su liberación y emancipación.

Por ello los frentes de masas tienen un desarrollo que es dialéctico con el mismo desarrollo de la lucha de clases en la
realidad concreta. Análisis concreto de la realidad concreta, que nos permite detectar qué sectores del pueblo tienen
mayor potencialidad para la movilización de las masas en un momento determinado. La lucha contra la militarización de
340 un territorio, donde el capitalismo concentra en un determinado momento sus recursos más agresivos, la lucha contra los
abusos sexuales a mujeres trabajadoras, y de ahí la lucha de todas las mujeres por su liberación e igualdad, la lucha en
los barrios obreros marginados y marginalizados, etc., son todas ellas casuísticas que deben ser analizadas por el
Partido para, a partir de lo concreto, organizar y movilizar al pueblo contra la dominación capitalista, elevar su conciencia
y fortalecer sus estructuras organizativas populares y democráticas.
345 El objetivo último de esta intervención revolucionaria en los frentes de masas es “la fusión del Partido con las masas”. El
Partido Comunista es la mejor herramienta que dispone la clase obrera para organizar la lucha por su emancipación,
pero esta herramienta no es algo ajeno a la clase, sino que es algo que surge del propio desarrollo de la conciencia de la
clase, de la fusión de la clase con el marxismo-leninismo. En el proceso de sus luchas emancipadoras, la clase obrera va
a cediendo a una comprensión más elevada de las condiciones de su explotación y subordinación en el seno de la
c sociedad
350 395

355

360

365

370

375

380

385

390
c y unas relaciones sociales y concluye en la necesidad de tomar su propio camino para liberarse de la esclavitud a que
a está sometida en esta sociedad.
p
it Las masas no llegan a la conclusión de la necesidad del socialismo de una manera espontánea, las masas llegan a la
a conclusión de la necesidad del socialismo a través de la intervención del Partido, que ejerce la conducción revolucionaria,
li propagando el marxismo-leninismo y la interpretación materialista de la realidad de la lucha de clases en la sociedad.
s
t Pero, al mismo tiempo, la militancia revolucionaria ha de tener la disposición de aprender de las masas. Esta es una
a cuestión que no hay que mistificar, sino entender en su enorme dimensión protagonista. Las masas, explotadas y
, oprimidas en la sociedad capitalista, aprenden a desarrollar toda una serie de capacidades para enfrentar sus propias
a condiciones de vida y sobrevivir en una sociedad marcada por la violencia de la dictadura del capital. Son esas
s capacidades las que, situadas en un determinado contexto de lucha, desarrollan enormes capacidades para enfrentar al
u enemigo de clase. Los cuadros comunistas han de saber valorar estas capacidades y disponerlas en la mejor posición
m para el combate y la victoria.
i Las masas adquieren conciencia revolucionaria, y aprenden, en la lucha. Sin pasar por la experiencia de la lucha, sin
e conocer la represión que ejerce la clase dominante, sin la experiencia en el combate, y sin victorias parciales, las masas
n no desarrollan sus capacidades revolucionarias. Por ello, en la intervención de los frentes de masas, no se puede tener
d una posición pasiva, de mística y paciente acumulación de fuerza, sino que es necesario seguir estrategias para llevar a
o las masas al combate, a la movilización de grandes dimensiones, y al encarnizado combate contra las fuerzas que
q defienden al capital. La experiencia de la lucha es un factor de fortalecimiento y elevación de las capacidades de las
u masas.
e
l Llevar la acción de las masas más allá de su disposición inicial de lucha es una tarea decisiva de la intervención de la
a militancia revolucionaria, como núcleo central de esas masas. Nunca a remolque de la iniciativa de las masas, y siempre
m más adelante de las masas sin perder nunca el hilo, a veces muy sutil, que mantiene a los cuadros comunistas en la
i vanguardia de la acción de las masas, sin que ese hilo se rompa, y consiguiendo con su intervención una continuada
s elevación de la capacidad de lucha revolucionaria de las masas.
m
a La intervención de los cuadros comunistas debe saber ganar, de una manera natural, el reconocimiento de las masas. Y
s que, así, esos cuadros comunistas se conviertan en dirigentes de esas masas con un alto reconocimiento.
e
s Corresponde a los Comités del Intermedios, y a las células, aplicar estas ideas aquí expuestas en el continuado trabajo
u de planificación y dirección de la intervención del Partido en los frentes de masas.
s
Pues, situándolo con toda la claridad posible, no podemos dejar de tener presente que el objetivo estratégico
t
fundamental del trabajo de la militancia comunista en relación al movimiento popular no es otro que levantar una
e
estructura plural de organización popular de carácter sociopolítico que, desde las más diversas experiencias de
n
resistencia y auto-organización ciudadana, genere espacios de emancipación colectiva. Estructuras inicialmente
t
asamblearias que con su desarrollo y madurez pueden llegar a derivar a otro tipo de modelo organizativo, pero que
a
nunca pueden perder el carácter unitario, plural y democrático.
e
n Espacios de resistencia a la alienación impuesta por el capitalismo que nos individualiza, aísla y oprime también fuera del
u tiempo en el que vendemos nuestra fuerza de trabajo y, al mismo tiempo, de colaboración, conocimiento y solidaridad
n colectiva para tejer la necesaria superestructura cultural e ideológica que, fundamentada en la experiencia y en la cultura
a popular, construya las referencias y la identidad de la clase obrera y de los sectores populares aliados a ésta. En
b definitiva, espacios que nos permiten dotarnos de mecanismos para transformar las cosas en nuestro entorno más
a inmediato sobre la base de reivindicaciones y objetivos concretos que aglutinen a la población afectada, levantando una
s movilización vecinal (p.ej, equipamiento democrático básico, confrontación contra la política fiscal municipal, defensa del
e sector público…)
m
a Sin esta pata imprescindible del FOPS que se construye en los barrios y que incorpora como propias todas las vivencias
t de lucha y organización popular como parte de su experiencia - incluida la obrera y sindical-, no hay Revolución. Sus
e protagonistas son las masas organizadas que protagonizarán la Revolución; quienes se levantarán por millones llenando
ri las calles bajo las consignas de los consejos revolucionarios. Ellos y ellas son el combustible de la chispa/iskra que
a encenderá esta sociedad decadente e iluminará la futura sociedad socialista.
l
S n masas organizadas que respondan al empuje revolucionario de un proletariado dirigido por su vanguardia política, no
i hay Revolución posible. Esta afirmación responde al conocimiento y la experiencia acumulada durante más
de 150 años por el movimiento obrero internacional y todo el conocimiento teórico y práctico que el desarrollo de la lucha
de clases en el Estado español acumula en ese sentido.

Asociaciones culturales, vecinales, juveniles, plataformas reivindicativas, ampas… estructuras estables, diversas por sus
fines y formas organizativas, pero a las que les une su caracterización como organización autónoma e independiente de
400 cualquier estructura del Estado y por estar formada por personas comprometidas en la consecución y/o defensa de sus
intereses y necesidades colectivas en función de su ser social en los más diversos ámbitos de la totalidad del ser
humano.

En resumen, clase trabajadora organizada más allá del ámbito laboral y la contradicción directa capital / trabajo, para
seguir defendiendo sus derechos y necesidades. Cultura, sanidad, educación, limpieza, vivienda, urbanismo, transporte,
405 deporte, tiempo libre, derechos de la mujer, juventud...cualquier espacio de organización orientado a defender nuestros
intereses y necesidades objetivas como clase en el espacio social de reproducción, es un marco propicio para la
intervención de la militancia comunista. Intervención decidida desde el análisis previo colectivo de la célula y/o comité y
sobre el que la militancia que interviene lo hace siguiendo las orientaciones marcadas por los órganos superiores y
rindiendo cuentas periódicamente

410 Trabajo militante dirigido a generar colisión política con el capitalismo, su estado y sus gestores, desde cualquiera de las
contradicciones que permanentemente se expresan en esta sociedad, porque eleva el nivel político e ideológico de sus
protagonistas y los enfrenta con el sistema. No somos gestores del sistema que queremos destruir, somos sus
sepultureros e inoculamos la ideología revolucionaria a las masas para que, finalmente, ellas también aspiren a su
superación definitiva.
415 Y lo hacemos estando y participando de las preocupaciones e inquietudes sociales de nuestra clase con una posición de
vanguardia capaz de generar la referencialidad de la militancia comunista entre las masas, por lo avanzado de sus
análisis y por su compromiso consecuente, entre la teoría y la práctica.

Pero en la situación de compra y sumisión al sistema de la inmensa mayoría de las asociaciones que hemos definido
como el marco propicio para el desarrollo del movimiento popular, ¿es posible hacerlas avanzar hacia esas posiciones de
420 confrontación y generar conciencia de clase y revolucionara entre sus afiliados? No es fácil, sin duda existen dificultades
para hacer avanzar este proyecto entre unas masas mayoritariamente adormecidas y alienadas y con un liderazgo social
en gran parte cooptado por las instituciones y los partidos burgueses.

Pero no partimos de cero ni mucho menos.

Tenemos toda la experiencia de lo bien hecho por la militancia comunista durante los últimos años del franquismo y
425 primeros tras su muerte, levantando un amplio movimiento asociativo popular (AA.VV, teatros populares, plataformas
reivindicativas múltiples…) que organizó al pueblo y marcó el liderazgo indiscutible de los y las militantes comunistas en
los barrios (espacio social de reproducción, junto a los hogares). Y contamos también con la experiencia negativa de
cómo el partido eurocomunista entregó todo ese bagaje de organización basado en la estructuración de espacios de
contrapoder popular para dedicarse casi en exclusiva al trabajo institucional y quebrando con ello toda la escala de
liderazgo social que se había construido durante años con un gran esfuerzo colectivo
430
Hoy lo que toca es partir de pequeñas experiencias, de lo concreto, para ir construyendo nuevas expresiones de
organización y lucha que permitan consolidar espacios de participación popular en el que estemos la militancia comunista
con un compromiso serio y estable que permita recuperar, paso a paso, la referencialidad y el liderazgo social que
perdimos de forma general hace ya tres décadas.
435 Cualquier reivindicación en torno a la multitud de carencias de todo tipo que ahogan y deterioran la calidad de vida en
nuestros barrios en medio de ciudades cada día más segregadas entre las zonas obreras y las de la burguesía, puede
convertirse en la plataforma que levante la lucha y la organización popular. Como vanguardia, nos corresponde trabajar
colectivamente para hacerla realidad.

Es tarea de las células y comités analizar su entorno para encontrar esa consigna y dedicar todas las capacidades
440 necesarias para, en el tiempo y considerando que las cosas se articulan poco a poco y con multitud de avances y
r sas con las características que hemos comentado con anterioridad.
e
tr Toda célula debe elaborar su plan de intervención.
o
c
e
s
o
s
,
h
a
c
e
rl
a
u
n
e
s
p
a
c
i
o
d
e
p
a
rt
i
c
i
p
a
c
i
ó
n
s
o
c
i
o
-
p
o

ti
c
a
d
e
m
a
Analizar su entorno, valorar las capacidades que se tienen y ponderar las alianzas y aliados/a con los que podemos
contar. Conocer el medio en el que se quiere intervenir y trazar un plan de trabajo que combine la intervención directa del
445 Partido y la intermediada para empezar a convertirlo en realidad. Realidad como criterio último de la verdad que confirme
nuestros análisis y nos facilite los elementos necesarios para modificarlos y hacerlos más efectivos. Lecciones prácticas
de materialismo histórico en lo concreto e inmediato. Trabajo prioritario mantenido en el tiempo destinado a levantar la
organización popular.

Sí, todas las células comunistas deben contar con este plan de trabajo y desarrollarlo rindiendo cuenta del mismo. Si así
450 lo hacemos, además de dar un impulso político exponencial al Partido, su elaboración y desarrollo permitirá mejorar
sustancialmente el funcionamiento de las células que lo hagan.

¿Pero cómo vamos a hacerlo?: trabajando en lo concreto, analizando las posibilidades de elevar con nuestra
participación el nivel de conciencia de las asociaciones ya existentes, creando nuevas donde no existan o sea imposible
sacarlas de la institucionalización, promoviendo la creación de plataformas sumando al tejido ya existente e incorporando
455 nuevos elementos… son múltiples las formas de hacerlo, pero, en todo caso, requiere conocimiento del medio,
planificación colectiva de los objetivos con los que trabajamos y, sobre todo, compromiso militante consecuente y estable
para desarrollar en el tiempo la tarea encomendada.

Así de básico para el funcionamiento ordinario de cualquier célula comunista y tan imprescindible en este momento en el
que el terreno de la lucha popular está tan yermo y se muestra tan necesario levantarlo.

460 Consecuentemente, concluyamos, una vez más, que tras el XI Congreso del PCPE, no solo, no puede haber ningún/a
militante del Partido y la JCPE, sin una tarea concreta de masas, sino que, lo que es tan importante, no debe haber
ninguna célula sin un plan de intervención de masas en su ámbito de trabajo.

Movimiento Obrero y Sindical

465 Hoy la clase obrera, el ¨movimiento obrero¨ se encuentra en unas condiciones que no podemos dejar de calificar como de
derrota transitoria ante el enemigo de clase, la burguesía, ante la que solo es capaz de plantear medidas defensivas
antes los ataques que recibe.

Frente a esta realidad, nuestra responsabilidad es ayudar a reorganizar al movimiento obrero, siendo nuestra primera
tarea, además de la constitución de células de empresa, potenciar nuestra presencia activa en los sindicatos de clase y
470 luchar siempre por la defensa de la unidad de clase como elemento que garantiza la victoria ante el enemigo capitalista.

El Partido comunista, su militancia, como parte integrante y más avanzada de la clase obrera, no se puede mantener
aislada o distante de las preocupaciones o necesidades del conjunto del pueblo trabajador. Nuestra obligación es
organizarlo en torno a un programa que posibilite el agrupamiento de la mayoría más consciente.

Nuestro trabajo sindical no puede estar influenciado por posiciones sectarias o corporativistas; trabajamos por la unidad
475 más amplia de la clase y, por ello no podemos dejarnos arrastrar por los sectores más atrasados del movimiento obrero.
Trabajamos para superar estas situaciones que entierran al movimiento obrero bajo toneladas de escombros y del que es
el máximo responsable el sindicalismo de pacto social y conciliación de clase. Combatiremos siempre esta corriente
ideológica tradeunionista desde prácticas apegadas a la realidad de la producción y sin perder el contacto con los
trabajadores y trabajadoras.
480 Corresponde a los y las comunistas trabajar en aras de la independencia y unidad de clase. Independencia y unidad
capaces de superar todas las trabas ideológicas y organizativas que impone el capital y sus centros intelectuales con la
colaboración de la aristocracia obrera. Igualmente, no podemos olvidar en nuestro trabajo en el seno del movimiento
obrero y sindical, el no confundir la función y la responsabilidad del partido y el sindicato en cada ámbito de intervención.

Es misión del PCPE, de toda su militancia, trasladar al conjunto del pueblo obrero todas las ideas que posibiliten su
485 reagrupación en torno a nuestro programa. Debemos sin dilación alguna, organizar toda una serie de actividades e
intervenciones que faciliten nuestra aproximación y posterior integración en el seno del movimiento de las/os
trabajadoras/os. Es nuestra obligación organizar a trabajadoras y trabajadores en el seno de sindicatos de clase que
confronten contra el capital, al tiempo que enfrentar todas las prácticas sindicales de conciliación y pacto, se den donde
se den.

490 Teniendo como guías todo el acervo histórico y el programa central del Partido, trabajaremos en lo concreto por revertir la
actual situación que se está dando en el seno del Partido en relación a nuestra baja participación sindical. Alejados del
espacio obrero que corresponde al Partido Comunista y a su militancia, nuestra afiliación sindical no solo es que sea muy
escasa, sino que, muchas veces, no responde a un trabajo político superador del marco de la lucha económica, como
corresponde a la militancia comunista, y se limita a una intervención tradeunionista. Esta situación, motivada en gran
495 medida por la trayectoria práctica y teórica del eurocomunismo, imposibilita al Partido ejercer su papel y lo incapacita
para ser el Partido de la Revolución.

Todo militante comunista que sea trabajador por cuenta ajena, debe tener una militancia sindical activa.

Las capacidades intelectuales, materiales y de todo tipo que tenemos las debemos invertir principalmente en la dirección
del proletariado, debemos planificar todo nuestro arsenal teórico y práctico para ser los/as guías políticos de éste. Sólo el
500 PCPE podrá reconducir la actual situación y posicionar a la clase obrera y sus aliados en disposición de derrotar a la
burguesía. Ni una célula sin plan de trabajo sindical, ni un solo militante trabajador/a por cuenta ajena sin afiliación
sindical activa, en este periodo histórico en el que se están expresando todas las contradicciones del sistema capitalista,
el Partido del Proletariado no puede seguir siendo un simple observador del devenir histórico

En consecuencia con todo ello, el compromiso del PCPE y su Juventud con el desarrollo de una contraofensiva obrera,
505 frente a las constantes agresiones de la patronal y sus diversos gobiernos centrales y autonómicos, tienen un marco
organizativo natural en todas las instancias unitarias de clase.

Nuestra propuesta política y organizativa para alcanzar este objetivos la definimos en la Conferencia de Movimiento
Obrero y Sindica realizada en 2010, trascendiendo a las propias organizaciones sindicales donde trabajamos y son los
Comités para la Unidad Obrera (CUO). Debemos trasladar al conjunto de la clase obrera nuestro proyecto de unidad de
510 clase. Ésta se expresa en el elemento práctico de los Comités para la Unidad Obrera, pues éstos deben ser la
herramienta con la que trabajemos contra la nefasta división sindical, división que en todo momento será alimentada por
el oportunismo

El trabajo desde posiciones clasistas lo desarrollaremos en el interno de las distintas organizaciones sindicales, ninguna
de las cuales puede considerarse, a día de hoy, como referente único del Partido. Nuestra intervención,
515 independientemente de la sigla concreta siempre estará orientada a confrontar con las posiciones de conciliación y pacto
social, así como con las tendencias al sectarismo y el corporativismo, se den donde se den. Este trabajo será más
orgánico y natural en algunas siglas sindicales de clase y/o en determinados sectores o empresas, mientras que, en
otros, condicionados por su implicación en el pacto social o su propia composición clasista, será más complicado y podrá
desarrollarse en condiciones más desfavorables.
520 Para el trabajo clasista en las organizaciones sindicales los CUO tienen un papel vertebrador de la política del partido y
de sus propuestas, pues a su vez se alimentan y nutren sus filas de los elementos más consciente y combativo de esas
organizaciones, ganándolos para la lucha por la transformación social.

Independientemente del grado de desarrollo del proyecto de los CUO, los y las comunistas trabajarán en el ámbito
sindical fomentando la unidad de acción de los trabajadores y trabajadoras, más allá de la afiliación de cada persona a
525 una sigla concreta, y del sindicato dominante en cada empresa o sector, agrupando y animando a los elementos más
elementos más conscientes a generar experiencias concretas de lucha unitaria. La defensa de los comités de empresa
como instancia unitaria de la clase, son un elemento central de nuestra política que se enfrenta decididamente a la
tendencia creciente a minusvalorarlos otorgando un papel prioritario a las secciones sindicales.

Consecuentemente, afiliación sindical activa y acercamiento a los elementos más conscientes del movimiento obrero y
530 sindical para hacerles partícipes de nuestra propuesta de unidad obrera, son elementos previos imprescindibles para la
articulación de Comités de Unidad Obrera. Sin una experiencia sindical concreta y sin compromiso orgánico cierto no es
posible crear ningún Comité de Unidad Obrera. Igualmente, como demuestra la experiencia desarrollada a lo largo de
e te tiempo, los CUO son un espacio para la intervención que se abre por encima de las siglas sindicales y permite una
s intervención clasista en cualquier conflicto que se atisbe una mínima posibilidad de confrontación.
Esa es, sin duda, la conclusión lógica de una posición a la ofensiva que no se construye ni en contra, ni en sustitución de
535 ninguno de los trabajos sindicales que, legítimamente, realiza nuestra militancia en las más diversas estructuras
sindicales. Desde esa base y no desde la confrontación retórica de la negación de la legitimidad del trabajo sindical de
quien participa de otra sigla sindical distinta a la de cada uno, se pueden establecer las bases ciertas del desarrollo de
esta opción estratégica de avance práctico de la unidad de clase.

Pese a ello, nuestra apuesta choca con la doble dificultad, incluso en nuestras filas, de no entenderse la necesidad
540 estratégica de la unidad de la clase por encima de las diferentes siglas sindicales, y de la falta de práctica efectiva
sindical y de participación en los conflictos obreros que, bajo multitud de siglas, pero especialmente de los sindicatos
mayoritarios, se siguen dando a diario sin que, la militancia comunista, más allá del Partido, tengamos un instrumento de
participación unitario.

Abordemos el debate congresual desde estas premisas de respeto al trabajo sindical de todo/a militante que lo hace
545 orgánicamente como desarrollo de su trabajo celular, y tengamos la capacidad y responsabilidad de superar la tentación
de pretender imponer como partidarias alternativas que, por mucho que sean participadas por camaradas y tengan un
alto grado de coincidencia programática con nuestra propuesta sindical, son de un espacio diferente al Partido y así
deben ser consideradas.

Aun así, y siendo éste el cuerpo del análisis y la propuesta política y organizativa que realizamos, el PCPE estará
550 especialmente atento al desarrollo de la realidad sindical en España para acompañar los procesos de reagrupamiento
sindical clasista que se dan con la voluntad de ser una alternativa unitaria y sociopolítica para el conjunto de la clase
trabajadora en el estado español.

Igualmente, en cumplimiento de acuerdos anteriores, el XI Congreso marca al CC entrante a convocar durante su


mandato una nueva Conferencia de MOS que actualice los acuerdos adoptados en la realizada en 2010. El anuncio de
555 esta Conferencia no significa de ninguna manera que lo aprobado hace ahora 10 años tenga un carácter provisional o
esté en cuestión.

Frente feminista

El PCPE es consciente de la importancia del frente feminista en el afianzamiento del Frente Obrero y Popular por el
560 Socialismo. Las mujeres trabajadoras conforman el 50% de la clase obrera en el territorio español y en estos momentos,
la lucha por la igualdad de derechos y por la eliminación del machismo y el patriarcado se encuentra en un momento
álgido, de ahí la importancia de llevar a cabo un trabajo intenso y continuado en este frente, y que las mujeres de la clase
obrera sientan que el PCPE representa sus intereses.

Las organizaciones políticas, sindicales y sociales son un reflejo fiel de la organización social por ello nos encontramos
565 con una falta de militancia de mujeres en todas estas organizaciones.

En esta fase de construcción del Partido y en este momento de agudización de la lucha de clases, una de nuestras
prioridades es la incorporación de las mujeres trabajadoras a las filas del partido y la intervención directa con ellas en
cualquiera de los ámbitos donde estén organizadas, ya sea en los barrios, en los centros de trabajo, en organizaciones
culturales, sindicatos etc.
570 Esta tarea viene marcada por la celebración de la II Conferencia Feminista celebrada en el mes de junio de 2019,
concretamente en las propuestas de carácter táctico de nuestro programa y que tiene que servirnos para hacer realidad
todo lo que hemos plasmado en ella.

Juventud

575 La juventud de extracción obrera y popular es hoy uno de los segmentos de la población que soporta los ataques más
enconados de la lucha de clases en el Estado español. Tras muchos años de crisis, un amplio porcentaje de jóvenes de
e a extracción social han tenido que vivir en una situación de precariedad extrema en la que, a los mensajes contradictorios
s de esfuerzo, sacrificio y emprendimiento para alcanzar tus metas lanzados por el capitalismo, se oponía una realidad
t
económica y social que arrasaba con cualquier esperanza de alcanzar ni ahora, ni en un futuro, el nivel de vida de
580 nuestros progenitores, que nunca tuvieron unas buenas condiciones económicas.

La principal consecuencia derivada de esa falta de medios vitales para poder crecer, unida a la imposibilidad
de adquirir cultura revolucionaria y conciencia de clase, es la alienación extrema con el sistema que te
condena. Podemos ver a una juventud que, a día de hoy, desconoce el pasado de la clase obrera, que asume
los mantras lanzados por los voceros del capitalismo, que llega a equiparar comunismo con fascismo. Sin
585 embargo, la experiencia de la lucha de masas nos enseña que es mucho más fácil de lo que parece lanzar
nuestras propuestas a la juventud de extracción obrera y popular y que obtenga una respuesta positiva,
porque en última instancia, cualquiera puede llegar a ser consciente de su situación y de su posición, y llegar
a saber que estar bajo el yugo de la explotación no es lo mismo que explotar.

Por ello, la JCPE, se sitúa el compromiso de organizar en su seno a lo más consciente y avanzado de la
590 Juventud, pero no solamente eso, también a propiciar y participar de las estructuras unitarias y de base que
ofrezcan un marco de intervención y organización al más amplio número de jóvenes dispuestos a luchar por
sus derechos. En ese marco organizativo y político situamos el aporte de la juventud obrera y de extracción
popular a la construcción del FOPS.

Organizando a la juventud obrera y estudiantil en los marcos propios en los que se desarrolla su lucha, pero
595 también a la juventud en los barrios avanzando en la movilización por sus derechos y organizándola frente al
fascismo

EL INTERNACIONALISMO CONTRA LAS FRONTERAS DE LA EXPLOTACIÓN.

En la actual etapa imperialista, el internacionalismo recobra su carácter estratégico fundamental en el


600 combate contra el imperialismo. Las fronteras han desaparecido para el capital, han desaparecido para la
fuerza de trabajo, que puede ser externalizada a cualquier país, pero son infranqueables para todos los seres
humanos que no son movidos por el capital. Todos los días mueren cientos de personas en el intento de
llegar a países desarrollados por motivos económicos, o porque son desplazados por guerras imperialistas.

Hoy, ciento setenta años después, sigue vigente el llamamiento que Marx hacía a los hermanos de clase de
605 todas las naciones, combatiendo la competencia entre obreros que impone la burguesía.

620

610

615
N ionalismo proletario, partiendo de la situación más cercana, más cotidiana.
u
e 1.-Nuestra solidaridad con todos los trabajadores y trabajadoras que se ven obligados a desplazarse de sus pueblos, de
s sus tierras, de sus países. La denuncia constante de las políticas que convierten el Mediterráneo en la fosa común mayor
t de la Historia.
r
o 2.-Nuestra solidaridad con todos los países que de distinta forma, adaptada a sus propias circunstancias hoy construyen
t el Socialismo, nuestro compromiso de combatir las innominiosas campañas del imperialismo para frenar su desarrollo.
r Denunciar los bloqueos económicos, comerciales y financieros que tratan de asfixiar sus economías, infringiendo graves
a sufrimientos a los pueblos.
b
a 3.-Nuestra denuncia implacable de los golpes de estado contra los pueblos que construyen su futuro con soberanía.
j
o 4.-Nuestra solidaridad con los hermanos de clase que en cualquier parte del mundo se levantan contra el capitalismo
p salvaje y que son reprimidos con violencia. Compromiso militante por la libertad de los presos y presas políticos/as
a revolucionarios/as
r
ti 5.-La denuncia de las guerras imperialistas, que por diferentes factores hoy constituye un peligro real para el conjunto de
d la Humanidad.
a
ri
o
s
e
t
e
j
e
c
o
n
l
a
e
s
t
r
a
t
e
g
i
a
d
e
l
i
n
t
e
r
n
a
c
6.-Trabajar por la unidad de clase como única herramienta para derrotar a la burguesía.

Crear herramientas para el combate y la unidad antiimperialista:

1.-En la actualidad diferentes frentes se expresan en la lucha contra el imperialismo. El Frente más amplio y en el que
625 participamos con más fuerza es el Frente Antiimperialista Internacionalista, nuestros objetivos están recogidos en buena
parte en la construcción del FAI, un frente que tenga la capacidad de aunar a todas las fuerzas antiimperialistas que en
estos momentos se expresan en distintos territorios, que refuerce el internacionalismo con otros `pueblos desde todos los
pueblos del estado español. Aunque es un movimiento joven ya tiene un interesante recorrido y desde las filas del
Partido, su desarrollo, será el primer objetivo de nuestro trabajo antiimperialista.

630 2.-Pero como decíamos hay diferentes manifestaciones contra el imperialismo y sus guerras que tienen un desarrollo
propio y que aún no tiene condiciones para formar parte de un frente común en todo el estado, estos movimientos existen
sobre todo en territorios donde hay bases de la OTAN o una larga trayectoria de lucha antiimperialista, desde las filas del
Partido también debemos reforzar ese trabajo. La construcción de esas instancias unitarias a veces es compleja ya que
convivimos con pensamientos reformistas que no tienen una clara posición antiimperialista y que impide avanzar según
635 los objetivos que marcan la lucha, pero no debemos abandonar ningún frente de lucha, si debemos trazar una táctica que
facilite ganar la batalla al reformismo desde posiciones más consecuentes: En estos espacios nuestra denuncia de la
OTAN debe ser contundente , la OTAN es la organización criminal responsable de más víctimas en la historia del mundo
y nuestra acción debe estar a la altura de la agresión.

3.-Movimientos contra la guerra que llevan años inactivos y que con los acontecimientos de los últimos años manifiestan
640 interés en reactivarse y sin embargo no puede encuadrarse en los puntos 1 y 2 por diferentes circunstancias, ámbito de
lucha territorial, historia concreta del movimiento, etc.,

4.-Soberanía partidaria antiimperialista, el Partido debe dar prioridad a los frentes de lucha que hemos mencionado en
los puntos 1,2 y 3, pero no podemos renunciar como Partido a nuestra lucha partidaria, este es el único espacio en el
cual nos expresaremos desde posiciones revolucionarias y no podemos renunciar a él, porque a veces ninguna
645 articulación colectiva expresa en un momento determinado nuestra opinión, porque el trabajo colectivo es prioritario pero
no niega el que podamos desarrollar como Partido.

Concretando, nuestra prioridad está en el FAI, ya que es en estos momentos el frente que mejor expresa nuestros
objetivos, pero no podemos dejar ningún espacio colectivo de lucha antiimperialista o contra las guerras.

Construir con influencia revolucionaria trabajando con compañeros/as con los cuales nos identificamos políticamente,
650 avanzando en la expresión antiimperialista más allá de la lucha contra las guerras, las intervenciones del imperialismo. ´

Crear las condiciones para que la lucha antiimperialista se construya con la coherencia y la voluntad de derrotar al
imperialismo agresor. Es nuestra responsabilidad, desde la militancia comunista, crear las condiciones para que de forma
cierta el antiimperialismo y la lucha por la paz, sea un parte más del Frente Obrero y Popular por el Socialismo.

Lucha por la República Socialista


655

En el combate contra la dominación burguesa en España, el combate por la República no puede desligarse de la lucha
de clases. Es una reivindicación de carácter democrático que casi 150 años después de proclamada la I República
Española, deja de tenerlo si viniera de la mano de la misma oligarquía que la negó para seguir ejerciendo su dominación
sin ningún tipo de limitación democrático formal. Ya hoy la burguesía, se encuentra incapacitada para situar ningún
660 avance democrático. En tiempos de Revolución y cambio social, la República solo será de avanzada si viene de la mano
del poder obrero y el Socialismo.

En consecuencia con este análisis, a la necesidad de construir nuestro propio discurso clasista en relación a la lucha
histórica de la clase obrera por la República, le unimos la reivindicación de la República Socialista de carácter
Confederal.
Unimos pasado y futuro, mediante la lucha obrera y popular por una nueva Patria socialista que, como unión voluntaria
665 de pueblos y naciones libres y soberanas, participan de un nuevo paradigma nacional superador del fracaso histórico de
la burguesía monárquica y clerical para hacerlo sin explotación y represión.

En el poder de la clase obrera está la base material de la República Española y el desarrollo coherente de las luchas
heroicas que los mejores hijos e hijas de nuestro pueblo libraron contra el fascismo. Esa es nuestra referencia política y
con ella es con la que participaremos en todas las instancias de base plurales que, en defensa de la república y en contra
670 de la monarquía se puedan dar. No nos basta acabar con los borbones, luchamos por la República y el Socialismo

Nuestras pautas tácticas para la consecución de la República Socialista de carácter Confederal, se sustancian en este
resumen que denominamos

Notas sobre la táctica para impulsar la propuesta de República Socialista de


carácter Confederal
675
Es necesario salir del planteamiento más memorialista de la II República. Ese trabajo es eficaz en el campo de la
Memoria Histórica, y hay que trabajarlo siguiendo con el estudio de las bases materiales e ideológicas del fracaso de la
burguesía para construir un referente nacional unitario , pero tiene una funcionalidad más limitada en la comprensión de
la necesidad de la República Socialista que propone el PCPE, marcamos estos 5 puntos tácticos

1.
680 En primer objetivo es el de desmontar, dejar en evidencia, el papel de la actual monarquía de los Borbones
como elemento fundamental de la estabilidad, y la continuidad, del dominio oligárquico-burgués en la
España actual. Como continuadora del franquismo. La monarquía como factor fundamental para legitimar
cualquier violencia contra la clase obrera, contra las luchas nacionales, y contra el derecho de

En esta cuestión destaca en primer lugar el tema de la democracia. Por ejemplo, una campaña denunciando que este
685 sujeto no se presenta a las Elecciones, y sobre ello desarrollar toda una serie de elaboraciones teóricas. También habría
que utilizar la historia de los Borbones, para dejar en evidencia su alianza continuada con la clase dominante de turno.
Combatir el supuesto papel de la llegada de la democracia con la Transición.

Hacer una detallada denuncia del carácter clasista de la monarquía como institución reaccionaria y evidenciarla como
ajena y enfrentada a la clase trabajadora.
690 Este ámbito de intervención política ha de concretar sus alianzas, su táctica para denunciar este papel de la monarquía, y
tener su propio pequeño programa político.

2.
Sobre la corrupción de los Borbones, antecedentes históricos Fernando VII, Isabel II (Galdós, aprovechando
el centenario), Alfonso XIII (entregando su fortuna al III Reich) Juan Carlos I, Felipe VI. Aquí hay material
695 abundante para realizar todo tipo de elaboraciones políticas, que se han de concretar en campañas que
faciliten la difusión de esta realidad.

Hay que mantener una campaña continuada en esta materia.

Estos dos primeros puntos ofrecen la posibilidad de alcanzar amplios marcos de alianzas sociales y políticas, pero
teniendo en cuenta que tienen que ir más allá de la diversidad de nombres del llamado movimiento republicano. Es una
propuesta
700 mínima, casi una consigna, que se lanza al conjunto del movimiento popular organizado y a las amplias masas populares
a favor de la REPÚBLICA, como derecho democrático que enfrenta el nepotismo corrupto de la monarquía
3.
705 La República como avance de las posiciones de la clase obrera. Esta es una cuestión que no se debe quedar en
la posición que hemos defendido, en relación a que la República burguesa no cambia nada para la clase obrera.
Lo cual, siendo cierto, no puede ser un tema aislado de la lucha de clases. Y por ello nuestra posición es por una
República Socialista, desarrollando nuestras elaboraciones de la incapacidad del capitalismo, y de la burguesía
como clase, para dar solución a las demandas de la clase obrera, a la justicia social y a las condiciones de vida
710 del pueblo trabajador.

Esta propuesta tiene un campo de alianzas diferente, esencialmente del campo revolucionario, y una línea táctica que ha
de colocarse con iniciativa para que penetre entre la clase obrera y los sectores populares.

Entre las alianzas hay que dedicar una atención específica a los sectores de la cultura y la intelectualidad.

Dependerá de la capacidad del Partido para convertirse en un actor relevante en la lucha de clases. Un Partido volcado a
715 la lucha de masas puede desarrollar este tercer punto sin problema, un Partido interiorizado no tiene capacidad de
enfrentar
este reto

4.
El carácter Confederal responde a la situación de un Estado plurinacional y al derecho de autodeterminación. Al
plantear una propuesta unitaria ello plantea dificultades de colaboración con organizaciones independentistas,
720 sería necesario buscar marcos de acuerdo con sectores del campo nacionalista que, si realizamos un buen trabajo,
podrían apoyar nuestra propuesta, aunque para ellos fuera solo una posición táctica para hacer avanzar sus
propias posiciones.

El Partido defiende el ejercicio del derecho de autodeterminación, incluido el derecho a la independencia de los pueblos y
naciones que en la actualidad conforman España. Pero, a su vez, considera que, para construir la República Socialista, la
725 mejor opción es desarrollar una propuesta unitaria basada en la unidad de pueblos libres y soberanos.

 Por la Amnistía; libertad de todos los presos y presas políticas en España.


 Depuración de responsabilidades políticas y penales de todos los miembros de los cuerpos represivos.
 Fuera la Policía Nacional y la Guardia Civil de Euskadi, Navarra y Catalunya.

5.
730 Aumentando nuestra referencialidad entre las masas, el Partido tiene que articular marcos de alianzas que
incrementen nuestra capacidad política. Llamémoslo o no Comités Populares, de lo que se trata es de recuperar
esta línea de trabajo político, pues para nada es una cuestión de nombres, sino de contenidos políticos y de
articulación de masas, independientemente de que en cada lugar donde se avance esto tome un nombre distinto.
En realidad es la vieja propuesta de los sóviets.

735 Las organizaciones territoriales del Partido, y la Juventud, deben trabajar para articular una diversidad de organizaciones
sociales, obreras y políticas, en una gama variada de Plataformas, Coordinadoras, Comités, Asambleas, que empiecen a
intervenir sobre la realidad de la lucha de clases en cada lugar. En unos casos tendrá más peso la lucha por la
desmilitarización y en otros la lucha obrera directa, o la lucha de las mujeres, en cada caso aquello que mejor responda a
las inquietudes concretas y al grado de organización e influencia política del Partido.

740 En estas estructuras el Partido trabajará la inclusión de nuestra República Socialista de carácter Confederal como parte
del programa político de esas instancias, de una forma progresiva pero sin renuncias. La Dirección del Partido tiene que
formar a los cuadros para que tengan todo un argumentario para esta propuesta, con una diversidad de recursos
históricos, democráticos, sociales, revolucionarios, etc.

En la medida que se desarrolle esta estrategia en el movimiento obrero y popular, avanzan todas nuestras capacidades
745 en la lucha de masas, y crecen exponencialmente las posibilidades de desarrollo organizativo del Partido y la Juventud.
Por tanto, se puede concluir que en esa línea de trabajo y por la tradición histórica de la lucha política en España, el
elemento de la REPÚBLICA debe ser el elemento aglutinador que, trabajando con una táctica flexible, nos pueda permitir
750 ir introduciendo el elemento socialista y de la autodeterminación/confederalidad en función del marco territorial y, sobre
todo, en relación al avance de las posiciones clasistas. Táctica y estrategia para lograr objetivos políticos que sin
desarrollar una realidad material de su existencia, nunca avanzarán por mucho que los proclamemos desde una cúpula
de cristal

En defensa del medio ambiente


755
Qué duda cabe que en el próximo periodo este será un eje central del debate político que movilizará a grandes masas y,
en torno al cual, pivotará una gran parte de la confrontación social e ideológica. De un lado la oligarquía y de otro el
pueblo, como siempre; de un lado la oligarquía y llenándole las plazas el pueblo, como casi siempre. Una contradicción
que obedece a la hegemonía ideológica de la clase dominante, y que, las fuerzas revolucionarias, pero muy
760 especialmente los partidos comunistas, no podemos dejar olvidada mirando hacia otro lado. Ya afirmaba Marx en el
Tomo I, capítulo 13 del Capital que “por lo tanto, la producción capitalista sólo sabe desarrollar la técnica y la
combinación del proceso social de producción, minando al mismo tiempo las fuentes de toda riqueza: la Tierra y el
hombre”; consecuentemente, ignorar nuestra responsabilidad de intervenir para situar una alternativa clasista y socialista
en defensa del medio natural no solo seria de graves consecuencias, sino que parafraseando a Stalin hablando de la
765 superioridad de la planificación económica, nos impediría cumplir con el objetivo de “garantizar la máxima satisfacción de
las exigencias constantemente crecientes, materiales y culturales de toda la sociedad mediante la expansión continua de
la producción socialista y su perfeccionamiento” científico-técnico, “sobre la base de técnicas superiores” y criterios de
racionalidad social y medioambientales que garanticen su sostenibilidad para futuras generaciones.

Será responsabilidad de la dirección del Partido en este mandato congresual, lanzar una fuerte ofensiva política y
organizativa a fin de construir y/o participar en espacios amplios de base con una posición clasista en relación al infarto
770
ecológico y al colapso medioambiental que está provocando el Imperialismo con su irracional desarrollismo económico y
las guerras imperialistas.

La realización de una Conferencia de Medio Ambiente ya aprobada en el IX Congreso, pero jamás realizada, igualmente
será una necesidad que deberemos abordar para, con ella, marcar un análisis clasista, científicamente informado y sin
imposiciones ideológicas y económicas de nuestro enemigo de clase
XI CONGRESO.
TESIS 3 LA CONSTRUCCIÓN DEL PARTIDO DE VANGUARDIA

ÍNDICE

1.- Introducción, la Tesis 3 aprobada en el X Congreso..............................................................3


2.- El Partido que exige el actual desarrollo de la lucha de clases............................................3
2.1.- La lucha contra la retórica....................................................................................................4
3.- El Centralismo Democrático, conceptos, carencias y pautas para el próximo futuro. La
vigilancia revolucionaria....................................................................................................................8
3.1.- El Centralismo Democrático en el X Congreso.................................................................8
3.2.- El Centralismo Democrático hasta el XI Congreso..........................................................8
3.3.- Tareas para mejorar el trabajo del PCPE según los principios del Centralismo
Democrático, como regla de oro de su vida interna..................................................................9
4.- La política de cuadros................................................................................................................10
4.1.- La política de cuadros en el X Congreso.........................................................................10
4.2.- La política de cuadros hasta el XI Congreso..................................................................10
4.3.- Las tareas necesarias para mejorar la política de cuadros del Partido, y de la
Juventud
.........................................................................................................................................10
5.- La estructura del CC..................................................................................................................10
5.1.- La estructura del CC en la Tesis aprobada en el X Congreso.....................................10
5.2.- El funcionamiento del CC hasta el XI Congreso, aciertos y carencias.......................11
5.3.- Propuesta de estructura para el CC.................................................................................11
5.3.1.- Estructura interna.........................................................................................................11
5.4.- Secretarías del Comité Central.........................................................................................13
5.4.1.- Secretaría de Movimiento Obrero y Sindical............................................................13
5.4.2.- Secretaría de Antiimperialismo y Movimiento por la Paz.......................................14
5.4.3.- Secretaria Feminista....................................................................................................14
5.4.4.- Secretaría Internacional..............................................................................................15
5.4.5.- Secretaría de Trabajo Ideológico...............................................................................15
5.4.6.- Secretaría de Memoria histórica y lucha republicana.............................................16
5.4.7.- Secretaria de la Juventud............................................................................................17
5.4.8.- Secretaría Organización..............................................................................................17

XI CONGRESO PCPE / TESIS 3 1


5.4.9.- Secretaría de Agipro:...................................................................................................18
5.4.10.- Secretaría de Finanzas.............................................................................................20
5.4.11.- Secretaría de Juventud.............................................................................................20
6.- El Aparato Central......................................................................................................................21
6.1.- Puesta en marcha del Aparato Central después del XI Congreso..............................21
7.- La formación ideológica.............................................................................................................22
7.1.- Propuesta del X Congreso.................................................................................................22
7.2.- ¿Qué células del Partido realizan un trabajo de Formación?......................................22
7.3.- Sobre las tareas de Formación necesarias.....................................................................22
8.- Los archivos centrales...............................................................................................................22
10.1.- El PCPE no tiene archivos centrales..............................................................................22
10.2.- Propuestas de trabajo futuro...........................................................................................23
9.- La política de seguridad del Partido........................................................................................23
11.1.- Tareas de seguridad del Partido después del XI Congreso.......................................23
10.- La política de masas del Partido............................................................................................23
12.1.- La política de masas en el X Congreso.........................................................................23
12.2.- La práctica de la política de masas después del XI Congreso..................................24
11.- La política electoral del Partido..............................................................................................24
Anexo 1 Centralismo Democrático................................................................................................24
Anexo 2 Política de Cuadros..........................................................................................................28
Anexo 3 Feminismo, propuestas...................................................................................................30
Anexo 4 Agitación y propaganda...................................................................................................32
Anexo 5 Política de Finanzas.........................................................................................................33
Anexo 6 Aparato Central.................................................................................................................34
Anexo 7 Formación ideológica.......................................................................................................34
Anexo 8 Seguridad del Partido......................................................................................................38
Anexo 9 Lucha de masas...............................................................................................................38
Anexo 10 Política electoral.............................................................................................................39

XI CONGRESO PCPE / TESIS 3 2


5 1.- Introducción, la Tesis 3 aprobada en el X Congreso.
La presente Tesis 3 de este XI Congreso del PCPE se redacta a partir de la Tesis 3 aprobada en el anterior X Congreso.
El Comité Central ha considerado que la validez general que mantiene dicho texto facilita que en el presente proceso
congresual el debate sobre el desarrollo del Partido, que es el contenido principal de la Tesis 3, se realice a partir de una
10 revisión y actualización de lo aprobado en el X Congreso. Algunos apartados, e ideas, sí que son reconsideradas o
sencillamente eliminadas. Ello se explica a lo largo del presente texto.

Para introducir el debate de aquellos aspectos que se consideran principales se incluyen, en cada apartado, unos breves
textos que hacen una valoración del grado de cumplimiento, a lo largo de estos cuatro años, de lo establecido en la
anterior
15 Tesis. Dichos textos no serán incluidos en el redactado final de la Tesis que apruebe el XI Congreso, y sí estarán en lo
esencial en el Informe de Rendición de Cuentas que se presentará al inicio del XI Congreso.

Con este planteamiento, el redactado de la presente Tesis 3 se orienta al establecimiento de una batería de medidas
concretas que el Partido, y también la Juventud, debe aplicar para su fortalecimiento y para la superación de las
dificultades
20 actuales que se analizan.

Algunas de estas medidas se establecen con plazos concretos para su aplicación, de tal manera que el Partido cuente
con una guía de trabajo muy concreta para los próximos años. Se busca que las formulaciones más conceptuales y/o
teóricas sean trasladadas al campo de la práctica, para que se conviertan en instrumentos útiles para el Partido en su
desarrollo
25 concreto.

Especial importancia tiene en esta Tesis todo lo relativo al Centralismo Democrático, en una situación actual del Partido
en la que las carencias y deficiencias en esta materia constituyen una carga relevante para el desarrollo de la
organización. Un desarrollo desigual, con claras diferencias entre organizaciones territoriales; unas más identificadas con
el compromiso
30 revolucionario que representa el Partido, y otras en una situación más indolente ante las exigencias de la lucha
revolucionaria hoy en nuestra realidad. Eso se concreta en prácticas políticas a la ofensiva, o prácticas políticas
instaladas en el resistencialismo.

Este XI Congreso, y particularmente esta Tesis 3, tiene que abordar esta cuestión de manera clara y directa, y debatir y
35 tomar los acuerdos necesarios para su superación.

Hay una parte de la Tesis 3 del X Congreso que se elimina de una forma explícita. Es toda aquella que incluye una
desproporcionada estructura de la Dirección Central, que no se corresponde con el modelo de Partido que el PCPE
construye, ni con su realidad de desarrollo, en ese momento y en la actualidad. Todo lo que hace referencia al inflado
40 organigrama de la Dirección Central, a la diferenciación entre “cuadros políticos” y “cuadros técnicos”, así como toda la
idea de departamentalización queda descartado de la Tesis que se presenta a este XI Congreso.

Otros apartados tienen redactados totalmente nuevos, como son los casos de una parte introductoria sobre el problema
de la retórica, y también es el caso de la parte dedicada a la cuestión de la formación ideológica y política en el Partido,
en
45 el que se desarrollan unas ideas conceptuales que deben guiar todas las tareas de formación.

Para mayor claridad de lectura se estructura esta Tesis 3 diferenciando los textos que son reproducción de lo aprobado
en el X Congreso, que se incluyen como Anexo a cada apartado al que se llega fácilmente mediante un vínculo. A
continuación se hace una evaluación de su grado de vigencia o apuntar las necesarias modificaciones, así como su
grado
50 de aplicación en los últimos cuatro años. Finalmente se detallan las propuestas concretas que debe debatir y votar el XI
Congreso, y sobre las cuales se han de centrar las aportaciones y/o enmiendas.

2.- El Partido que exige el actual desarrollo de la lucha de clases.


55 Las condiciones concretas del desarrollo de la lucha de clases en el Estado Español plantean la apremiante necesidad de
un Partido de Vanguardia que juegue con solvencia el papel de herramienta para organizar la lucha del proletariado, y
para
conducirlo a la victoria e iniciar la construcción de la sociedad socialista. El PCPE, desde su fundación en el año 1984,
tomó la decisión de ocupar ese espacio político, y para ello trabaja desde entonces.

60 El XI Congreso tiene que analizar el grado de desarrollo del Partido bajo esta orientación, evaluar y acordar las medidas
necesarias para resolver las carencias actuales, así como fortalecer sus capacidades, para elevarlo a un nivel superior
de su desarrollo como herramienta para la emancipación de la clase obrera.

Un punto de partida, que siempre es necesario reiterar, es que el Partido se enfrenta al objetivo histórico de derrotar a una
65 de las burguesías más brutales de nuestro entorno geopolítico. Una burguesía que tuvo sus antecedentes en el mayor
genocidio de la historia de la Humanidad en la conquista a sangre, fuego y cruz, del continente americano. Una
burguesía que asumió las posiciones más reaccionarias en la etapa de la formación de las naciones y de las
revoluciones burguesas en Europa. Quedando siempre como una clase social que estructuró su poder formando una
alianza con lo más reaccionario de la sociedad española, con la Iglesia católica, con la nobleza, el militarismo
golpista y la aristocracia
70 terrateniente.

La historia más reciente de la burguesía española está determinada por el golpe de Estado de 1936, la larga dictadura de
Franco, la llamada Transición que supuso un indulto general de todas las responsabilidades por los crímenes cometidos
durante esa dictadura, ha tenido su continuidad en acciones tales como el asesinato de Argala (realizado por militares en
75 activo, que nunca fueron ni tan siquiera investigados), los asesinatos en Vitoria en el año 1976, la traición al pueblo saharaui
entregándolo a la criminal dictadura marroquí, un General de la Guardia Civil con la desaparición, tortura y asesinato de
Lasa y Zabala, la sistemática actuación impune de policías y guardias civiles con carta libre para todo tipo de violencias y
violaciones en sus actuaciones represivas. En la cúpula de este poder burgués una monarquía que se asentó sobre la
España ensangrentada por Franco, y que nunca ha pedido perdón. A día de hoy no han sido depurados ni el Ejército ni
los
80 cuerpos policiales.

Este Partido nació para derrotar a esa bárbara burguesía, que hoy tolera nuestra existencia porque no hemos crecido
más en nuestras capacidades políticas y/o organizativas, pero que cuando mejore nuestra situación utilizará contra el
PCPE la misma violencia de siempre para intentar anular nuestra creciente capacidad de dirección de las luchas
obreras, y
85 especialmente cuando perciba que tenemos la capacidad de amenazar su poder de clase.

En este periodo de profundización de la crisis general del capitalismo, la clase dominante hará uso de la violencia que le
es inherente para tratar de evitar que la clase obrera consiga sus objetivos. Hoy la burguesía conjuntamente con los
avances técnicos industriales y científicos ha desarrollado herramientas que agudizan sus ventajas intelectuales y
90 técnicas sobre el proletariado. Sus formas de violencia serán aplicadas de formas más perfeccionadas, en ocasiones
estas violencias se mostrarán, desde su ventaja ideológica, como medidas necesarias para la defensa del orden social.
Pero, en todo caso, nunca dejará de practicar grados superiores de violencia física. El PCPE debe dotarse de una
profunda elaboración teórica que fortalezca a su militancia, y que le permita hacer frente a estas situaciones, Pero,
nuestro fortalecimiento fundamental vendrá del mejoramiento del trabajo de dirección política del proletariado,
95 asumiendo, de forma consecuente, nuestro papel de militantes de la revolución, poniendo todas nuestras capacidades
intelectuales y físicas al servicio de la clase explotada, para que la misma asuma de manera natural la dirección del
Partido en su acción política diaria.

El XI Congreso tiene que realizar sus debates asumiendo esta realidad, para concretar las formas que tiene que adoptar
100 el Partido para derrotar a esa clase social, y destruir hasta los cimientos las estructuras que dan soporte a su dictadura.

Para construir tal Partido hay un primer aspecto a considerar es el de la lucha contra la retórica, que se desarrolla a
continuación.

105 2.1.- La lucha contra la retórica

El final de la Segunda Guerra Mundial, el reconocimiento internacional de la Unión Soviética por su papel determinante
en la derrota del nazifascismo y, consecuentemente, de los Partidos Comunistas marxistas-leninistas, vino seguido de
una etapa de alta inestabilidad para el sistema capitalista internacional por el amplio reconocimiento social de las
ideas
110 revolucionarias en esos tiempos, de una manera particular en el ámbito europeo, y por la fortaleza de un movimiento obrero
organizado y movilizado bajo la guía de las ideas de Marx, Engels y Lenin.
Esa etapa gloriosa de la lucha de clases se fue debilitando a medida que el capitalismo europeo conseguía recuperarse
de la destrucción ocasionada por la 2GM, remontando así la profunda crisis que estalló en 1929, y dando paso a la
115 consolidación de dos bloques políticos confrontados en lo que se conoció como la etapa de la “guerra fría”. La necesidad
de la Unión Soviética de asegurar su espacio geopolítico como una necesaria estrategia de defensa de su proyecto
socialista, implicó consecuencias no menores para los Partidos Comunistas que actuaban en el seno de las sociedades
capitalistas, especialmente las europeas, en lo que nos toca más cerca.

120 Se impuso, “de facto”, una política de equilibrio de bloques. La Unión Soviética no intervenía en apoyo a luchas obreras
que supusieran la desestabilización de los gobiernos occidentales, y los países capitalistas renunciaban a la intervención
directa en los países socialistas. Un equilibrio siempre tenso, marcado por la carrera de armamentos como estrategia
capitalista utilizada para provocar mayores dificultades en la construcción de las sociedades socialistas, y evitar sus
mayores progresos.
125
En este escenario los grandes, y pequeños, Partidos Comunistas occidentales entran en una etapa de confusión de sus
objetivos políticos, de su táctica y de su estrategia revolucionaras. La recuperación de las economías capitalistas
occidentales, después del Plan Marshall, desconcertó a estos Partidos que fueron incapaces de realizar una lectura
científica del proceso que estaban viviendo. El llamado “estado del bienestar” fue un arma muy eficaz, hábilmente
130 utilizada por los gobiernos capitalistas, para el desarme ideológico de las organizaciones revolucionarias.

En este equilibrio de bloques, que tuvo su antecedente en la incomprensible disolución de la Tercera Internacional, los
Partidos Comunistas europeos terminaron aceptando los límites establecidos para su lucha política por el propio sistema
de dominación capitalista.
135
La existencia, prolongada en el tiempo, de un gran Partido Comunista en el seno de una sociedad capitalista en
condiciones no revolucionarias es una situación particularmente difícil para el desarrollo del proyecto, para el
mantenimiento del rumbo revolucionario, y para la formación de los cuadros y su compromiso con la toma revolucionaria
del poder. La mayor influencia del Partido, producto de un buen trabajo de masas, le facilita el acceso destacado a las
140 estructuras sindicales y sociales, así como a una determinada cuota de participación en la representación institucional.
Que los cuadros políticos que se sitúan en esa escala de reconocimiento social, dentro del capitalismo, conserven una
correcta apreciación del desarrollo de la lucha de clases, y que sus intereses personales, en ese contexto, no terminen
colocándose por encima del Partido y de su orientación revolucionaria es una atarea muy complicada. El enemigo de
clase realiza todo tipo de artimañas para seducir y cooptar a cualquier militante que tenga un destacado rol social.
145
Cuadros dirigentes del Partido que, como consecuencia de su reconocimiento por las masas, terminan accediendo a
esos niveles de representación social quedan en una situación marcada por la contradicción entre su consecuente
conciencia revolucionaria y la aceptación de las normas –asimilación- que implica la integración en la institucionalidad del
sistema. Solo un Partido Comunista, consecuentemente marxista-leninista, puede enfrentar tal batalla con posibilidades
150 de éxito.

Los dos orígenes de la retórica

Es ese marco internacional el que viene a determinar, en los Partidos Comunistas que luchan dentro de los países
155 capitalistas, la búsqueda del reconocimiento de su autoridad política por parte del PCUS, como incuestionable Partido
dirigente en esa época.

La política de “un Estado un Partido”, teóricamente correcta, se encuentra con una práctica donde los debates político-
ideológicos que se daban en el interior de esos países en los desarrollos más concretos de la lucha de clases eran
160 resueltos siempre a favor del Partido “reconocido oficialmente”, obstaculizando el desarrollo de esos debates de una
forma rigurosa y concreta para tener la capacidad de ir respondiendo de forma dialéctica, y a la vanguardia, a las
condiciones más concretas de la lucha de clases en cada país.

Esa prepotencia del Partido “reconocido oficialmente”, al que se le otorga una incuestionada superioridad política desde
165 “el centro” del Movimiento Comunista Internacional, tuvo consecuencias muy negativas en la elaboración de las
n ecesarias respuestas políticas revolucionarias a las condiciones más concretas del desarrollo del capitalismo europeo.
La no existencia de una Internacional que garantizara y facilitara un debate abierto entre organizaciones revolucionarias
de diferentes países, colocadas éstas en condiciones de igualdad, fue arrastrando viejas líneas políticas, inadecuadas a
las condiciones cambiantes de la lucha de clases.
170
El Partido “reconocido oficialmente” aprovechaba su posición de ventaja para imponer su línea política, y para bloquear
cualquier debate entre destacamentos revolucionarios en cada país. Esta posición de negación al debate se disimulaba
bajo un discurso altisonante, que tenía como eje central el apoyo incondicional “a la Gran Revolución Socialista de
Octubre”, mientras en la práctica concreta de su realidad se avanzaba en la progresiva renuncia a la realización de la
175 revolución socialista en Italia, Francia, España, …..

Por tanto, arraiga una práctica en la cual se combina un altisonante discurso revolucionario con unas prácticas que cada
día se alejan más de las posiciones científicas de lucha por la revolución socialista en la realidad concreta.

180 Esta práctica retórica no se da solamente hacia el exterior, sino que arraiga también en la práctica política interna de los
propios Partidos Comunistas. Cuando se plantean los debates, ya sea por individualidades o por organizaciones
concretas, se responde haciendo un uso instrumental de las posiciones más retóricas para acallar, bloquear, el debate y,
en última instancia, desacreditar a quienes tiene “el atrevimiento” de cuestionar lo que el aparato del Partido decide que
es políticamente correcto.
185
Esta actuación retórica también termina permeando a la misma base militante que, en su práctica política, adquiere una
prepotente actitud dogmática y sectaria, que niega cualquier posibilidad de debate dialéctico de diversas posiciones o de
aportaciones a los análisis diferentes.

190 Incrustadas estas prácticas en el interior de los Partidos Comunistas de los países de nuestro entorno, la ideología
burguesa encontró un resquicio por donde hacer penetrar sus posiciones en el interior de estos Partidos.

La retórica es falsedad, mentira, engaño. La sociedad burguesa se cimenta en la mentira elevada a “sentido común”,
pero la ética revolucionaria –como construcción que se edifica a partir de la conciencia de clase- es por encima de todo
195 verdad, autenticidad, diálogo en el sentido más profundo del término, y por ello la mejor garantía de defensa frente a las
prácticas del diversionismo ideológico.

Una combinación compuesta por la retórica en la vida interna del Partido, más la penetración de ciertos elementos de la
ideología burguesa y con el añadido de la presencia institucional y social de los Partidos Comunistas de significada
200 influencia social, se mostró como un coctel letal para las posiciones revolucionarias de los mismos. La consecuencia
inmediata es el abandono de las posiciones revolucionarias, la renuncia a la toma revolucionaria del poder, y el
cuestionamiento de las bases del comunismo científico como pensamiento orientador de la acción partidaria.

Todo este esquema intelectual y práctico confronta con el Centralismo Democrático, mediante el cual el individuo y la
205 organización se construyen como resultado de un proceso objetivo de búsqueda de una alternativa a la dictadura del
capital, a su ideología y a su misma cosmovisión. El CD, que es la herramienta que garantiza la independencia de
pensamiento de la organización revolucionaria, y que la preserva de la penetración ideológica del enemigo de clase,
queda destruido por la penetración de la retórica en el interior del Partido de la clase obrera. Así la burguesía se
encuentra la puerta abierta al caballo de Troya preparado por la burguesía para la destrucción del Partido de vanguardia,
210 para iniciarlo en el camino de la homologación dentro del sistema de dominación, para hacer que la retórica lleve
finalmente a la caricatura de lo que debe ser una organización revolucionaria.

De esta manera, todo estaba ya preparado para el triunfo de las posiciones eurocomunistas en los grandes Partidos
Comunistas europeos, como así fue. Santiago Carrillo y sus cómplices habían dado muerte al inigualable PCE, que
215 tantas páginas de heroísmo escribió en la historia de la clase obrera de este país. No lo destruyó el enemigo de clase, lo
destruyeron quienes desde el interior abandonaron las posiciones de la lucha revolucionaria.

Posteriormente, el importante proceso de unidad comunista, que concluyó en la fundación del PCPE, no estuvo libre de
esta casuística, que con el tiempo se fue poniendo de manifiesto.
220
Como continuidad de ese proceso de décadas, determinados sectores del comunismo de este país entendieron que en
1984 se daba un viraje histórico, y que el PCUS había decidido que el nuevo Partido “reconocido oficialmente” era el
225 nuevo PCPE, y se aprestaron a tomar posiciones en la nueva formación surgida del Congreso de Unidad Comunista.

Ignacio Gallego se incorpora al proceso antes de 1984 con esa lógica oportunista y retórica. Posteriormente, cuando
desde el PCUS dio la orden de vuelta a la casa eurocomunista, Gallego se aprestó disciplinadamente a dar el golpe de la
traición, coordinando su estrategia falsaria con el entonces jefe eurocomunista Julio Anguita.
230
Empezó, en esa primera ocasión, la dura lucha que durante años ha sido necesario mantener por la defensa de la unidad
del Partido marxista-leninista y el combate contra las tendencias oportunistas que se iban expresando dentro de sectores
del PCPE, siempre, todas ellas, marcadas por una retórica panfletaria y ajena a la ética revolucionaria. La ética
revolucionaria transita, previamente, por una fuerte conciencia de clase. Cuando esa conciencia de clase no se ha
235 construido sobre una sólida estructura empírica la pretendida ética revolucionaria se manifiesta como una estructura
mental, una conciencia, penetrada por los más decadentes valores de la ideología burguesa dominante, y quien así se
construye como sujeto individual termina traicionando a esa clase obrera, y en primer lugar a su propio Partido.

Pero la retórica, como engaño en la práctica revolucionaria, no solo afectó, y afecta, a cuadros dirigentes del Partido,
240 sino que también es una enfermedad que toca a cierta base militante de la organización, creando problemas graves para
el desarrollo del PCPE, y para el cumplimiento de su misión histórica.

Esas prácticas retóricas, que hoy se pueden considerar minoritarias en el seno del PCPE, se concretan en una forma de
militancia que no enfrenta sus responsabilidades y sus tareas de forma clara y consecuente. Elude el trabajo, oculta los
245 debates, no rinde cuentas de forma sincera y rigurosa, informa de manera sesgada y ambigua sobre su actividad
militante, quiere aparentar lo que realmente no se ha realizado, se justifica con vaguedades, la disculpa difusa es un
recurso reiterado para no asumir un compromiso militante consecuente.

Pero, junto con esas facciones oportunistas iniciales, también vino al PCPE lo mejor de la tradición revolucionaria del
250 comunismo español. Hombres y mujeres, de todas las edades, que siempre mantuvieron su posición leal a los principios
del comunismo científico, en cualquier organización en la que anteriormente militaran, y que se constituyeron en el
núcleo duro del desarrollo y la garantía de futuro del PCPE surgido del Congreso de Unidad.

Esa es la línea, sólida y consistente, que nos lleva al XI Congreso como la fuerza política que tiene las mejores
condiciones para el desarrollo y consolidación del gran Partido Comunista que necesita la clase obrera de este país, para
llegar a convertirnos en la fuerza política determinante en el futuro desarrollo de la lucha de clases.
255
Antes de llegar a este XI Congreso nuestra organización tuvo que enfrentar y resolver una última purga depurativa para
eliminar a aquellos grupos que, procedentes en su mayoría del PCE donde se habían educado en todo tipo de
conspiraciones y maniobras, se instalaron en el PCPE haciendo de la retórica, la conspiración interna y el esquematismo
más infantil de las ideas revolucionarias, su única regla de actuación. Incapaces de jugar un papel en la lucha de masas
260 de la clase obrera y con aspiraciones personales propias de su conciencia burguesa causaron enormes problemas al
Partido, mintieron y engañaron sin ningún tipo de principio ético revolucionario, intentaron robar las siglas, robaron las
finanzas de la seguridad del Partido, falsearon los resultados del X Congreso, ,….. pero una vez más la capacidad de
resistencia y firmeza del PCPE derrotó su miserable maniobra traicionera. Los apoyos internacionales que dieron soporte
a tan miserable maniobra tienen la misma enfermedad que los protagonistas de tan grotesca maniobra.
265
Para combatir los residuos de retórica que se detectan en el PCPE hay que empezar por fortalecer la conciencia de
independencia política y organizativa del Partido. Nuestro proyecto tan solo se debe a la clase obrera, a su destacamento
más consciente y a la lucha por su emancipación. El Partido, como organización independiente del proletariado de este
país, no busca ningún tipo de reconocimiento en el seno de la sociedad capitalista a la que combatimos hasta su
270 destrucción.

Este es un punto de partida determinante, pues buena parte del origen de la retórica está situado en la búsqueda de un
reconocimiento social dentro de los límites del sistema, de un acomodo en el contexto diario, tratando de evitar el
compromiso más consecuente que implica esfuerzo, mucho trabajo y la prioridad del compromiso revolucionario por
275 encima de otras cuestiones de índole personal.
El compromiso revolucionario de quien milita en el PCPE, asumido de forma consecuente y con una alta fortaleza
280 ideológica, ha de llevar a poner a disposición de la lucha por la emancipación de la clase obrera todas las capacidades
personales de quien asume su compromiso comunista.

Y ello no es posible si no se tiene una conciencia de que la lucha de clases no es una cuestión de “momentos heroicos”,
sino que la lucha de clases se da aquí y ahora, en nuestra realidad diaria y que, en todo momento y situación, hay que
285 enfrentar al enemigo de clase para avanzar hacia su definitiva derrota.

Solo con una alta conciencia de clase es posible cimentar, en lo personal y en lo colectivo, una sólida conciencia de
clase, que destierre cualquier práctica retórica de la práctica política.

290 La retórica es engaño, negación de la realidad material, y del papel revolucionario de la clase obrera y, por tanto,
radicalmente incompatible con la lucha revolucionaria.

3.- El Centralismo Democrático, conceptos, carencias y pautas para el próximo


futuro. La vigilancia revolucionaria
295
3.1.- El Centralismo Democrático en el X Congreso:

La formulación de la Tesis del X Congreso, en relación al Centralismo Democrático mantiene su vigencia, desde el punto
de vista de los contenidos de la misma, y de sus argumentos. Se anexa su contenido en esta nota. (Hacer control+clic sobre
300 la palabra Anexo para ir al texto) Anexo 1

3.2.- El Centralismo Democrático hasta el XI Congreso

Cuando una organización del Partido no aplica y/o desarrolla un acuerdo de un órgano superior está cometiendo una
vulneración grave del Centralismo Democrático. Cuando un órgano superior no responde a una demanda de una
organización suya está cometiendo una vulneración grave del Centralismo Democrático.
305
Si se comparte el acuerdo con esta afirmación, y hay que compartirlo, la vida del Partido ha estado marcada en estos
años desde el 2016 por una línea de débil aplicación de las normas y principios del Centralismo Democrático, y esta es
una situación a resolver de forma contundente.

310 Hay que destacar algunos aspectos de esta debilidad, que precisan una urgente solución:
- Irregular aplicación y desarrollo de las iniciativas políticas que acuerda el Comité Central. Hay organizaciones
que sí desarrollan un trabajo sobre los acuerdos del CC, pero otras no cumplen y/o no informan de su grado de
cumplimiento
- La falta de respuesta a los acuerdos del CC es una práctica ampliamente generalizada, de tal forma que, en
315 ocasiones, el seguimiento de un acuerdo se queda reducida a dos o tres organizaciones que sí responden, y
una mayoría de organizaciones que optan por el más absoluto silencio.
- En el terreno de las Finanzas se da una situación igual, donde unas pocas organizaciones sí cumplen sus
compromisos y una mayoría de organizaciones a las cuales hay que insistir una gran cantidad de veces para
que den una respuesta. Esto incluso determina la celebración del XI Congreso, pues solo pueden ser miembros
320 del mismo quienes estén al día en sus cuotas.
- Las actas de las células son muy pocas las que llegan a la Secretaría de Organización.
- Hay que hacer constar que las organizaciones que tienen una práctica rigurosa del Centralismo Democrático
cumplen de forma general en todas las materias: actas, informes, desarrollo de campañas, venta de prensa, etc.
Y las que no cumplen también su incumplimiento se extiende al conjunto de las tareas y actividades del Partido.
325 Por tanto es una cuestión que no afecta a cuestiones parciales, sino que es una cuestión vinculada a cuestiones
de fondo, a cuestiones ideológicas.
- Con ocasión de la II Conferencia Feminista varias células del Partido no participaron en la misma, no aportaron
enmiendas, ni dieron ninguna justificación para ello.

330
- Las organizaciones y órganos que no cumplen con estas cuestiones fundamentales de la vida del Partido tienen
una débil asunción de su compromiso revolucionario, que es ajena al proyecto del PCPE. Hay que debatir en el
335
proceso congresual las raíces ideológicas de estas prácticas en las organizaciones que están implicadas.
- Las Secretarías del Comité Central tienen un débil funcionamiento colectivo y, en general, no hacen un
seguimiento metódico de sus planes de trabajo y de sus compromisos, así como del desarrollo de los acuerdos
del Comité Central.
340 - Cuando estos incumplimientos afectan a miembros del CC ello tiene una mayor gravedad, y plantea al XI
Congreso la necesidad de una elección de la nueva Dirección que se comprometa a responder, de forma
revolucionaria, de sus tareas como miembros del órgano superior.

Nota: Esta evaluación se incluirá, en su redactado final, en el Informe de Rendición de Cuentas de este Congreso, y no figurará en la Tesis aprobada.

345
3.3.- Tareas para mejorar el trabajo del PCPE según los principios del Centralismo
Democrático, como regla de oro de su vida interna.

Después de celebrado este XI Congreso se han de poner en práctica una serie de medidas que enfrenten nuestras
350 dificultades con el objetivo de modificarla en el medio plazo.

Por tanto el XI Congreso acuerda:


- El Comité Central del Partido aprobará un Reglamento detallado que establezca los plazos y mecanismos de
relación que, desarrollando lo establecido en los Estatutos, regule de una forma detallada los plazos, vías y
355 medidas correctoras, que faciliten que los principios del Centralismo Democrático se aplique de forma garantista
y con eficacia.
- Las células y Comités del Partido responderán a los requerimientos de los órganos centrales en los plazos que
se establezcan en cada ocasión, y la Dirección del Partido intervendrá con agilidad para el cumplimiento de ello,
evitando que las situaciones de incumplimiento se prolonguen en el tiempo.
360 - Las células han de remitir las actas de sus reuniones en un plazo máximo de quince días a la Secretaría de
Organización.
- Los acuerdos del CC serán desarrollados por las organizaciones territoriales en los plazos establecidos,
rindiendo posteriormente informe sobre su desarrollo. Cuando una organización enfrente dificultades
insuperables para el cumplimiento de cualquier acuerdo central, de forma inmediata, lo pondrá en conocimiento
365 del CC del Partido, explicando y justificando tal situación, y, si es posible, sugiriendo la ayuda necesaria ante
esa situación.
- Todo miembro de CC, y de los Comités intermedios, actuará como cuadro de la dirección velando activamente
por la aplicación de los acuerdos. Ayudando a cumplir la consigna “Camarada, ningún acuerdo sin cumplir”.
- Los órganos centrales responderán en los plazos establecidos reglamentariamente a cualquier requerimiento de
370 los Comités o células del Partido.
- Las ausencias a cualquier reunión deben ser justificadas exponiendo el motivo concreto. Cualquier ausencia no
justificada en términos concretos será considerada ausencia injustificada.
- Cuando un miembro del Partido acumule varias ausencias injustificadas a reuniones regulares del órgano al que
pertenece, se debatirá en el órgano y se adoptarán medidas para resolver esa situación.
375 - Igualmente se actuará en el caso de abono irregular de las cuotas, o en la dejación en relación al debate de la
prensa del Partido.
- Cuando una célula o Comité siga una línea de generalizado incumplimiento de estas prácticas la Dirección
Central, o el Comité superior cuando corresponda, convocará una reunión en el plazo más breve posible para
discutir políticamente esa situación, estableciendo las medidas necesarias para resolver la misma, procediendo
380 a cambiar las responsabilidades si ello fuera necesario.
- Todas las organizaciones y órganos del Partido realizarán periódicamente una Rendición de Cuentas de su
actividad. Esa periodicidad será establecida en cada caso, pero como criterio general no debe superar los dos
años.
- En las reuniones de todas las organizaciones y órganos del Partido se incluirá un punto, preferentemente al
principio de la reunión, del seguimiento del grado de cumplimiento de los acuerdos adoptados en reuniones
anteriores.
Todos los órganos del Partido ajustarán su funcionamiento a un riguroso cumplimiento de los Estatutos, en relación a las
convocatorias, quorum, etc.
4.- La política de cuadros

385 4.1.- La política de cuadros en el X Congreso

El XI Congreso aprueba una nueva línea de trabajo en la política de cuadros del PCPE, con respecto a la del X
Congreso. Si bien su formulación conceptual se considera adecuada, no se considera correctamente ajustada al grado
de desarrollo actual del PCPE. Anexo 2
390
4.2.- La política de cuadros hasta el XI Congreso

El balance de este período es que el Comité Central ha sido incapaz de aplicar esta política de cuadros en estos cuatro
años, y que hoy no existe un activo de cuadros de Partido, definido y concreto.
395
En lo esencial, y en parte debido a las tareas de defensa del Partido que se han tenido que enfrentar, este ha sido un
objetivo que ha desbordado las capacidades de los órganos centrales del Partido.

También se superpone a ello una debilidad de identificación con esta política de cuadros definida en el X Congreso por
400 parte de los mismos miembros de los órganos centrales, que probablemente se pueda corresponder, en su definición
total, a una fase superior del desarrollo del PCPE.

Por ello es necesario debatir sobre el proceso de aplicación de esta política de cuadros, estableciendo un plan gradual de
aplicación del mismo que esté más ajustado a las capacidades políticas y organizativas actuales del Partido.
405
4.3.- Las tareas necesarias para mejorar la política de cuadros del Partido, y de la Juventud

Acuerdos del XI Congreso:

410 4.3.1.- Realizar un archivo de fichas de cada militante del Partido y la Juventud
Estas fichas han de contener todos los datos “políticos” de cada miembro del Partido y Juventud, con datos tales como:
premilitancia, fecha de ingreso, responsabilidades internas, trabajo de masas, idiomas, capacidades en la intervención
política, capacidades en la vida interna, seguimiento de su actividad militante valorada por el Comité inmediato superior a
la organización en la que milita, niveles de formación política e ideológica.
415 4.3.2.- Rendir un Informe al CC sobre los resultados de este trabajo de realización de las fichas. El objetivo de este
Informe es que el CC conozca con la suficiente precisión la situación de la militancia del Partido, y también de la JCPE.
Para estos dos primeros apartados se establece un plazo de un año, para su cumplimiento.
4.3.3.- El CC hará una evaluación de estos datos, y concluirá con una relación de los miembros del Partido, y de la
Juventud, que mejor se ajusten a nuestra concepción de cuadros de Partido. Estableciendo tareas que se les asignen, y
420 planes de formación personalizados para desarrollar sus propias capacidades.
4.4.4.- Este activo de Cuadros de Partido tendrá un especial seguimiento por parte del CC, a los efectos de que la
promoción de cuadros, siempre necesaria, se realice de la forma más eficaz y con rigor, aprovechando las capacidades
de cada militante de la forma más eficiente.

5.- La estructura del CC


425
5.1.- La estructura del CC en la Tesis aprobada en el X Congreso
No se reproduce aquí la estructura organizativa del Comité Central aprobada en el X Congreso. Lo aprobado entonces
fue producto de las mismas dificultades y tensiones que se venían dando en la Dirección del Partido en la fase previa al
X Congreso, y ese texto se correspondía a un auténtico equilibrio para evitar daños mayores al Partido por parte de
430 quiénes conspiraban contra el mismo.

En ese contexto se aprobó una propuesta carente de base real, sin relación con nuestro nivel de desarrollo, con ideas
extrañas que se expresaban en la existencia de “cuadros técnicos y cuadros políticos”, y otras ideas igualmente ajenas a
nuestro proyecto.
435
5.2.- El funcionamiento del CC hasta el XI Congreso, aciertos y carencias
440
Este apartado está incluido en el Informe que se presenta al Congreso, y se ha de tener en cuenta para el debate en la
parte presencial del XI Congreso.

El CC elegido en el X Congreso fue producto de la búsqueda de un necesario equilibrio que salvaguardara la existencia
del PCPE ante el previsible ataque de elementos liquidacioncitas, no todos identificados, infiltrados en nuestras filas. Esta
445
forma de constitución del CC fue todo un acierto, porque garantizó una mayoría de defensa del Partido. Pero una vez
hecho público el ataque y contrarrestado éste, dejó al CC en condiciones de debilidad evidentes.

Este CC ha tenido lagunas de índole político-organizativas, algunas de éstas:


450
Las secretarias en su mayoría no han sido capaces de hacer funcionar las Comisiones de trabajo, en la mayor de las
ocasiones por desidia o abandono de los camaradas que se eligieron para formar parte de estas y en otras por
responsabilidad exclusiva y única de su responsable.

Algunos de los miembros de este de forma totalmente anti Leninista lo abandonaron sin justificación alguna haciendo
455
gala de un total desprecio de los principios que rigen la actitud y vida de un cuadro comunista.

Otros de sus miembros no comprendiendo el papel que ha de jugar el CC como estado mayor de la dirección
revolucionaria, se ausentaron en infinidad de ocasiones de los plenos no permitiendo que se dieran debates más amplios
que orientaran mejor las políticas a desarrollar.
460
Por falta de compromiso de un mayor número de sus miembros, este CC tomó una serie de acuerdos que no se
cumplieron, y de los cuáles no se hizo ningún seguimiento.

465 El CC que sea elegido en este XI congreso debe superar todas estas deficiencias que posicionan al partido lejos de ser
la vanguardia practica del proletariado.

Nota: Esta evaluación se incluirá, en su redactado final, en el Informe de Rendición de Cuentas de este Congreso, y no figurará en la Tesis aprobada.

5.3.- Propuesta de estructura para el CC

El Comité Central elegirá un Secretariado Político, así como las Secretarías necesarias para el desarrollo de su trabajo.
470 Estas Secretarías serán las que se detallan en esta Tesis, pero el CC tiene la facultad de aprobar la constitución de
cualquier otra Secretaría que considere necesaria en función de las condiciones concretas de la lucha de clases y del
desarrollo del Partido.

5.3.1.- Estructura interna


475
Secretariado Político:
Al Secretariado Político pertenecen la Secretaría General, la de Organización y la de Finanzas. El resto de sus miembros
deben ser camaradas con alto grado de compromiso y de una disciplina férrea.

480 Camaradas que anteponen su pertenecía al órgano a cualquier otra responsabilidad partidista, y que asumen su papel de
dirigente comunista organizando su vida personal para disponer de las mejores condiciones de asunción de la lucha
revolucionaria.

El-SP-estará compuesto por el número de miembros que acuerde el CC, siendo sus miembros propuestos por el SG, y
485 sometida la propuesta a aprobación del CC, siendo estos revocables en sus funciones a propuesta del CC. Los
miembros del CC que se elijan para formar parte del-SP-deben mantener un elevado compromiso de trabajo, dedicando
a esta responsabilidad todo el tiempo que el órgano les requiera, no permitiéndose que haya miembros del-SP-que
eludan dicho nivel de compromiso, si esta circunstancia se diera la Secretaría General propondría al CC su revocación.
490
El-SP-mantendrá como mínimo reuniones mensuales, más todas las que se consideren necesarias para el buen
desempeño de sus obligaciones, con un mínimo de 6 anuales de forma presencial. En la primera reunión posterior a
cada Pleno del CC se hará un repaso de los acuerdos de éste, y se iniciará el desarrollo y puesta en marcha de éstos,
495
siendo obligación del-SP-que todos los acuerdos del CC sean cumplidos en tiempo y forma. Las competencias del SP,
como un órgano ejecutivo perteneciente al CC, no podrán suplantar aquellas competencias exclusivas del CC, pero al
mismo tiempo que ejecuta los mandatos del CC el-SP-deberá afrontar diariamente los enormes retos y dificultades que
se generan en la lucha de clases, lo que tendrá que hacer con una alta resolución e iniciativa política. Es esta faceta del
trabajo la que otorga al-SP-la autoridad y capacidades para llegar a acuerdos y resoluciones políticas que serán de
500
obligado cumplimiento para todo el Partido, Todos estos acuerdos e iniciativas serán sometidas al conocimiento del pleno
del CC, por lo que en todos los Plenos de este el-SP-rendirá cuentas de todo su trabajo, y cuando proceda las someterá
a ratificación del Pleno del CC.

Secretaría del CC.


505
Consolidar la puesta en marcha de esta Secretaría cuya función es asegurar las Actas del CC, la publicación del ML y el
seguimiento de los acuerdos del CC. También que las convocatorias del CC se hacen enviando los materiales
necesarios, en tiempo y forma, y que desde la totalidad de las Secretarías del CC se mantiene un flujo de información
con el CC en relación con cada uno de los acuerdos adoptados por este órgano de dirección del Partido.
510
Igualmente esta Secretaría asumirá la gestión de la logística, tanto de las reuniones del CC, como del resto de
actividades convocadas por el CC.

Área Interna.
El objetivo es conformar un área ejecutiva del CC que garantice el correcto funcionamiento del cumplimiento de los
515
acuerdos congresuales y los que adopte el CC, y el día a día de las necesidades políticas del Partido. Un equipo de
trabajo que funcione sobre la base del trabajo colectivo corrigiendo la irresponsable y temeraria realidad de la gestión
individual de las tareas que se derivan del funcionamiento ordinario del Partido.
Organización, Finanzas, Secretaría del CC, Agipro y Juventud, son las Secretarías que conforman el Área Interna. Son
todas aquellas que no se corresponden con el trabajo de masas o de representación del Partido como lo son la de
520
Internacional y la Secretaría General, y porque son las que estructuran nuestro funcionamiento. Secretarías que
requieren de un funcionamiento coordinado que conviertan en un todo único el desarrollo autónomo de cada una de
ellas. Un avance coordinado que requiere ritmos y dinámicas similares y que se ven condicionadas entre ellas por
cualquier retraso o incumplimiento.
525 Para ello cada Secretaría debe cumplir con su tarea desde la responsabilidad asumida sin entender que el Área Interna
supone ningún tipo de sustitución o suplantación de su mandato. El Área Interna es un espacio de coordinación y
seguimiento que debemos desarrollar asignándole la importancia estratégica que tiene y, consecuentemente, la totalidad
de cuadros que requiere para el correcto cumplimiento de todos sus cometidos.

530 Son tareas imprescindibles del Área Interna:


- La tutela diaria del funcionamiento del Aparato Central del Partido.
- El funcionamiento diario de la sede central del Partido.
- Las tareas funcionariales del Comité Central: convocatorias, actas, acuerdos, comunicaciones, organización de
reuniones, etc.
535 - El seguimiento de la aplicación de los acuerdos del Comité Central.
- La coordinación de los trabajos que desarrollan las Secretarías arriba mencionadas.
- La organización de los archivos centrales, su mantenimiento al día y su seguridad.
- El apoyo a las tareas que desarrollan los miembros del Comité Central, en cumplimento de los acuerdos
tomados por el órgano.
540
Área de masas.
Tanto nuestra situación organizativa y política, como la magra realidad del desarrollo de las organizaciones de masas en
el estado español, impone adoptar esta decisión para optimizar nuestras capacidades. Presidida por la siempre
incumplida, pero no menos necesaria, tarea de ningún/a camarada sin un frente de masas, es necesario que el PCPE en
su XI Congreso, adopte una decisión que rompa con la dinámica continuista de reproducir esquemas organizativos
propios de
545
otros tiempos y contextos. Trabajamos sobre una realidad concreta para transformarla y, por ello, es el momento de dar
un impulso político unitario al conjunto del trabajo de masas del PCPE.
550
Desde el MOS, como frente prioritario de trabajo de la militancia comunista, a los diversos frentes de intervención en los
que participamos, es imprescindible trabajar con una misma orientación política, y análisis de prioridades, para tomar, en
cada momento, las decisiones que correspondan con una visión global y no parcial de la realidad. La experiencia de
trabajos muy especializados y únicos, suele estar vinculado a intervenciones que, por no derivarse de acuerdos
colectivos, ni de análisis realizados en célula, no rinden cuenta al Partido y, consecuentemente, tampoco redundan,
555
como debieran, en la construcción de la referencialidad partidaria entre las masas.

Para corregir, tanto esta tendencia, como la ausencia de trabajo de masas, es necesaria un Área de Masas que, como en
el caso del Área Interna, se conforme con Secretarías que adopten un funcionamiento acompasado que convierta en un
todo único el trabajo de masas del Partido, realizando una planificación que requiere ritmos y dinámicas establecidas
560
colectivamente en función de las necesidades del Partido y la Juventud, y no por las preferencias de la militancia que
participa de cada frente.

El Área de masas la conforman las Secretarías de MOS, Antiimperialismo, Feminista y República y Memoria Histórica.
565
La importancia de esta Área es fundamental en el sentido de trasladar unitariamente a las masas los análisis, el
programa y la ideología comunista, en función de un plan de trabajo global y no parcializado de asignación de tareas a
cuadros del Partido.

El Área de masas tendrá un/a responsable elegido/a por el CC y rindiendo cuentas a este órgano, cuya tarea, además de
570
garantizar el mínimo de una reunión presencial al año, consistirá en recopilar los informes de trabajo de las distintas
secretarías en función de los objetivos marcados en la Tesis 2 y del trabajo realizado. Igualmente, su responsabilidad,
consistirá en realizar un seguimiento ejecutivo del trabajo y funcionamiento de cada Secretaría para garantizar su
correcto funcionamiento en aras del cumplimiento del plan de trabajo de cada una de ellas
575
Secretarías del Comité Central
El Comité Central organiza su trabajo formando Secretarías que desarrollarán temas específicos de la lucha política y/o
de la construcción del Partido. El Comité Central elegirá, a propuesta de la Secretaría General, a quienes hayan de
ejercer la responsabilidad de cada Secretaría sectorial o temática, camaradas que se denominarán Secretario de …. /
Secretaria de
580
…., Una vez el Comité Central realice esta elección, cada Secretario/a presentará una propuesta de equipo de trabajo,
que también será sometido a la votación del Comité Central. Estas Secretarías estarán compuestas por miembros del
Comité Central, pudiendo incorporarse a ellas miembros del Partido que no pertenezcan al mismo, si así se considera
necesario.
585
Las Secretarías han de realizar un trabajo de carácter colectivo, y evitar un funcionamiento unipersonal. La Secretarías
se reunirán presencialmente al menos dos veces al año.

Después del XI Congreso, y en el plazo máximo de seis meses, cada Secretaría elaborará un Plan de Trabajo,
temporizado y con objetivos concretos, que será aprobado por el CC, y que se distribuirá a las organizaciones de Partido
y Juventud, excluyendo elementos sensibles que no puedan ser difundidos a ese nivel.

5.4.- Secretarías del Comité Central

5.4.1.- Secretaría de Movimiento Obrero y Sindical.


590 La Secretaría trabajará en coordinación con el conjunto de los Comités intermedios del Partido y con el CED de la
Juventud. Será una responsabilidad de estos Comités intermedios y del CED comunicar a la Secretaría, a través de
informes periódicos, las distintas actividades y el trabajo llevado a cabo con la clase obrera y los sectores populares.

Las tareas fundamentales para la implantación del proyecto del Partido serán:
595
-Los CUO. Se responsabilizará, entre los miembros de la Secretaría, a quien asuma la dirección del desarrollo e
implantación de esta herramienta necesaria para la unidad de clase. La Secretaria trabajará con la Secretaría,
600 trasladando al conjunto del Partido la necesaria implantación de los CUO entre los obreras y obreros como forma de
organización superadora de las divisiones y abandono de objetivos de clase. A estos efectos se aprobará un Plan de
implantación con detalle y objetivos concretos en cada territorio.

-Trabajo sindical. Velará por la correcta interpretación e intervención comunista en los sindicatos. Se encarga de dirigir e
605 impulsar la actividad sindical de las y los miembros del Partido, y de la relación con el movimiento sindical. Estando
obligadas todas las células y comités a informar rigurosamente de todas las iniciativas y actividades que se llevan a cabo
en este frente.

-Jubilados y Pensionistas. En coordinación con camaradas que desempeñan un trabajo permanente en este frente, Se
610 trabajará con el objetivo de unificar e impulsar la actividad en este frente de masas.

-Campesinado; En esta etapa el CC deberá desarrollar todo un trabajo teórico que situé al Partido correctamente en la
cuestión Campesina. Consecuencia de una escasa elaboración teórica el trabajo entre el proletariado agrícola es escaso
y en ocasiones erróneo.
615
-Empleo joven. En coordinación con la JCPE se trabajará para concretar una plataforma de lucha obrera juvenil,
dedicando tiempos y recursos concretos a este objetivo.

-Mujer trabajadora. En coordinación con la Secretaría Feminista se desarrollará una línea de trabajo para colocar en la
620 lucha diaria del movimiento obrero esta cuestión.

5.4.2.- Secretaría de Antiimperialismo y Movimiento por la Paz.


Con la responsabilidad del frente de lucha por la paz y contra la guerra imperialista, bases, OTAN, etc. y, especialmente,
el desarrollo del Frente Mundial Antiimperialista, y el FAI.
625
Con la responsabilidad de organizar y dirigir, en el marco estatal, las diferentes acciones, movilizaciones y luchas contra
las expresiones más agresivas del imperialismo, así como la guerra de tipo no militar. Está muy vinculado a parte del
trabajo de la Secretaría Internacional.

630 - Se elaborará en el plazo más breve posible un documento sobre las instalaciones militares en España,
extranjeras y no extranjeras, y también sobre las intervenciones internacionales de Ejército y Policía de España.
Se realizarán materiales gráficos de fácil difusión, que se centrarán en la denuncia del ataque a la soberanía de
nuestro país, y en el carácter imperialista de las intervenciones militares que decide el Gobierno de turno.
- Se desarrollará de forma permanente, y con los materiales necesarios, un trabajo por la salida de la OTAN, de
635 denuncia del gasto militar, y contra los suministros militares a los países en guerra.
- Se trabajará en el fortalecimiento del FAI, y en la integración del máximo de organizaciones populares y
antiimperialistas al mismo.
- El PCPE, junto con la JCPE, desarrollará anualmente una jornada contra la guerra imperialista, como fecha de
referencia en este frente.
640 - Es un objetivo de la máxima prioridad sacar la lucha antiimperialista, y de solidaridad internacionalista, del
limitado ámbito de los actuales grupos organizados y promover un amplio carácter de masas.
- La Secretaría establecerá planes de trabajo detallados para la solidaridad permanente y continuada con Cuba,
Corea, Vietnam, Palestina, RASD, Venezuela, así como con las personas presas del imperialismo, y otras
causas, en función del desarrollo de la lucha de clases internacional. Estos planes de trabajo se concretarán con
645 un fuerte trabajo de Agipro y dándoles siempre un carácter de masas.

5.4.3.- Secretaria Feminista.


Sus tareas son todas las iniciativas políticas relacionadas con este Frente de masas, desarrollando y aplicando las
conclusiones de la política del Partido definida en la II Conferencia Feminista. La Tesis aprobada por esa Conferencia
forma parte del cuerpo de elaboraciones teóricas del Partido, junto con las Tesis aprobadas en este XI Congreso.
650
655 La Secretaría tendrá una Responsabilidad del Boletín Feminista y de la prensa del Partido en este tema.

La Secretaría trabajará en la aplicación y desarrollo de los acuerdos de la II Conferencia Feminista, con especial atención
al trabajo de avanzar en la articulación de un movimiento feminista de clase y su estructura organizativa. Las propuestas
finales de la Tesis aprobada se incluyen en el siguiente Anexo 3
660
5.4.4.- Secretaría Internacional.
Con la responsabilidad de gestionar, consolidar y ampliar el trabajo en el MCI, tanto a nivel bilateral como multilateral.
Asumiendo también la gestión y desarrollo del trabajo internacional que no tiene que ver con el MCI: solidaridad con los
pueblos, con organizaciones no comunistas, etc., con ámbito de intervención fuera de nuestro país.
665
- La Secretaría elaborará un documento sobre relaciones internacionales del PCPE, que deberá ser aprobado por
el CC. En el mismo se concretarán los diversos niveles de colaboración del Partido a nivel internacional, así
como un listado de organizaciones con las que nos relacionamos en cada nivel. Este documento será revisado
periódicamente por el CC.
670 - La Secretaría abordará la tarea de impulsar nuestra propuesta de FMA con otras organizaciones que deban
formar parte del mismo
- Se elaborará un folleto de explicación y difusión de nuestra propuesta de FMA, traducido a los idiomas
fundamentales.
- Elaborará el calendario de participación en encuentros internacionales, priorizando aquellos que mejor se
675 ajustan al proyecto del PCPE.
- Propondrá al Comité Central protocolos y convenios con otras organizaciones revolucionarias, como desarrollo
de nuestra política internacionalista.
- La Secretaría redactará un Boletín Internacional de periodicidad trimestral, en el que se trasladen las posiciones
políticas del PCPE en esta materia. Su difusión será externa e internacional.
680
5.4.5.- Secretaría de Trabajo Ideológico.
Se encarga de la elaboración de los materiales de formación que serán usados en las escuelas y talleres de formación
que el partido y la Juventud organizan y/o revisión de los que serán divulgados por los medios de propaganda y agitación
del Partido.
685
- La Secretaría de Trabajo Ideológico elaborará materiales de formación para que se trabajen por las células del
Partido, con una concepción de formación continuada como actividad ordinaria de toda célula.
- Se actualizará, en breve, el material de formación para premilitantes.
- Dirigirá y actualizará la biblioteca virtual de la web de formación.
690 - Tomará iniciativas para la difusión de las Tesis del PCPE, facilitando su más amplio conocimiento en el
movimiento obrero y popular.
- Organizará y planificará la Escuela Central de Formación cada año
- Asumirá la dirección de los contenidos del Propuesta Comunista
695 Editorial Ediciones Unidad y Lucha
La editorial del PCPE será dirigido por una/o camarada propuesto por el-SP-al CC. Se encarga de dirigir, conjuntamente
con el SP, la Revista Política del Partido, Propuesta Comunista, las publicaciones de libros y folletos, y de los trabajos en
las Revistas o publicaciones de carácter Internacional en los que el PCPE colabora.
700
El debate en el XI Congreso debe aportar ideas de la orientación, las publicaciones, el equipo necesario, y los objetivos
de este proyecto editorial, concibiéndolo como una iniciativa ambiciosa que sea útil para colocar entre la clase obrera y
los sectores populares unos materiales de lectura y/o audiovisuales que jueguen un papel influyente en la formación de
la conciencia revolucionaria por la que trabajamos.

Debe ser un proyecto que sepa trabajar más allá de las propias filas del Partido, teniendo la capacidad de integrar a
sectores de la cultura y la intelectualidad que puedan ver en este proyecto un camino para la expresión de sus propias
capacidades e iniciativas.

705
El equipo fundamental de la Editorial será de miembros del Partido, a elección del Comité Central, pero el PCPE ha de
tener la capacidad de integrar a un equipo de personas cualificadas y comprometidas, que no sean militantes y que
710
aporten sus conocimientos más profesionales al desarrollo de este proyecto.

- Quien asuma la Dirección de la Editorial elaborará un plan económico de la misma, vinculado a un plan de
trabajo con objetivos temporizados, que será sometido a la aprobación del CC
- La Secretaría de Finanzas incluirá entre sus tareas la supervisión de la actividad económica de la Editorial.
715
- La actividad económica de la Editorial se incluirá en los Presupuestos y balances de la Secretaría de Finanzas.
Pero sus finanzas y su contabilidad son independientes.
- Se establecerá un calendario de publicaciones bianual.
- Se establecerán colaboraciones con otras editoriales de Partidos hermanos.
720
Escuelas de Formación.
- La Dirección de cada Escuela será nombrada por el CC a propuesta del-SP-(C.E), esta/e coordinará todo el
trabajo necesario para la celebración de las escuelas centrales, plenos y/o asambleas de formación.
- Las Escuelas de ámbito territorial, así como las de la JCPE, pondrán previamente en conocimiento del CC a
725 través de esta Secretaría los materiales que en ellas se impartirán.
- El PCPE celebrará anualmente una Escuela Central de Formación, cuyo temario será aprobado por el CC a
propuesta de la Secretaría de Trabajo Ideológico.
- La Secretaría de Trabajo Ideológico elaborará planes de formación de las organizaciones territoriales, en
coordinación con los Comités correspondientes. Se marca el objetivo de que toda organización territorial realice
una Escuela de Formación en su ámbito.

5.4.6.- Secretaría de Memoria histórica y lucha republicana.


El XI Congreso del PCPE integra la lucha por la Memoria Histórica en la misma Secretaría que la lucha por la República
Socialista de carácter Confederal. Con ello se pasa a definir la política sobre Memoria Histórica como una herramienta de
730 lucha por la futura República Socialista de carácter Confederal.

Memoria histórica y luchas obreras:

La Secretaría asume, como una de sus vertientes, la tarea de reivindicación de las luchas revolucionarias de la clase
735 obrera española, y de una forma especial durante la guerra nacional-revolucionaria en defensa de la II República.
También el trabajo sobre la historia del Partido. En la Secretaría se integran otros miembros del CC y cuadros que no
necesariamente son miembros del CC.

- La Secretaría hará de la Memoria Histórica una propuesta política para ser trabajada de forma continua por
740 todas las organizaciones. Especialmente todo lo relativo a la II República y la heroica lucha contra el fascismo y
contra el franquismo.
- Se realizará un trabajo sobre la Memoria Histórica del comunismo en España, colocando una serie de fechas y
de personajes de especial significación para nuestra lucha.
- Se planificará una campaña continuada por la apertura de todas las fosas con personas desaparecidas durante
745 la represión del franquismo.
- Se trabajará para la creación de una fecha anual en recuerdo de quiénes dieron su vida o dirigieron de forma
significativa las luchas de la clase obrera, como una actividad de masas.
- Se trabajará la propuesta de que el 14 de abril se convierta en la Fiesta Nacional de España, en sustitución del
12 de Octubre
750 - Se implementará una campaña permanente por la bandera legítima, la tricolor, con un plan de trabajo
continuado, y con presencia en cualquier actividad o material del Partido y de la Juventud.

República Socialista de carácter Confederal:

755 La Secretaría enfrenta, también, la tarea de difundir, hacer comprender y materializar los primeros pasos, de esta
propuesta estratégica, alternativa al fracasado proyecto histórico burgués para España.

Es un ambicioso objetivo político el que se plantea con esta Secretaría. Sus objetivos son:
760
- Avanzar en la materialización del proceso de divulgación y explicación de esta propuesta política.
- Avanzar en el trabajo de concretar los pasos tácticos necesarios para que esta propuesta política empiece a contar con
apoyos de una diversidad de organizaciones obreras y populares, así como de sectores sociales diversos.
- Impulsar una más acabada formulación teórica que fundamente de una manera más clara la necesidad de avanzar
765 hacia este modelo político para nuestra sociedad.
- Incluir en las tareas de Agipro esta cuestión como un elemento central.
- Establecer contactos y reuniones con diversos sectores para acordar la confluencia de esfuerzos con esta propuesta
política.
- Vincular la experiencia histórica de la II República con esta propuesta política de República Socialista de carácter
770 Confederal, como dos momentos históricos en los cuáles la lucha de la clase obrera se coloca ante una coyuntura de
enorme potencialidad transformadora, entonces como avance de posiciones democráticas y hoy como avance hacia la
revolución socialista.

5.4.7.- Secretaria de la Juventud.


Asume la responsabilidad de la coordinación entre el Comité Central del Partido y la Juventud.
- Esta Secretaría ha de garantizar el más eficaz apoyo y colaboración del Partido con la organización de la
775 Juventud, atendiendo con agilidad a sus necesidades y propuestas.
- Un miembro de la Secretaría asistirá a los Plenos del CED.
- Igualmente trasladará a la Dirección del Partido cualquier demanda o sugerencia de la Juventud, dando una
respuesta concreta de forma ágil.
- En situaciones de conflicto, o desacuerdo, con la línea política del Partido por parte de la Juventud, esta
780 Secretaría asumirá la función de dirección política para ayudar a tomar las decisiones necesarias para resolver
la divergencia.
- La Secretaría informará periódicamente al Comité Central del desarrollo organizativo y político de la Juventud.
Cuando lo considere necesario presentará propuestas para mejorar el trabajo de la Juventud y darles el apoyo
necesario.
785
5.4.8.- Secretaría Organización:
Esta Secretaría tiene una especial importancia, y por tanto el debate sobre su trabajo y sus propuestas de mejora
organizativa, son fundamentales en el proceso del XI Congreso.

790 Sus objetivos son:


- Consolidación de un equipo de seguimiento territorial que atienda a cada uno de los territorios. Un grupo de
camaradas que están al día de la realidad de cada territorio y asumen la capacidad política de situarse en pro
del desarrollo de las organizaciones sabiendo establecer en cada momento el criterio necesario para trasladar
armónicamente la política del Partido.
795 - Estar al tanto del día a día del Partido e intervenir para construir y avanzar con el temple, firmeza y constancia
que corresponde a un dirigente comunista.
- Activar el archivo del CC aplicando el acuerdo de éste en relación al formato y el espacio donde se ubicará, así
como la forma de acceder a él. Un archivo que se debe activar en lo inmediato con lo que se vaya generando
desde ya, y que tiene otro objetivo que es el de ir constituyendo el archivo histórico bajo la responsabilidad de
800 un/a camarada designado para tal tarea por el CC.
- Gestión de los correos secretariaorganizacion@pcpe.es y organización@pcpe.es que es a la que llegan
directamente o desde el de organización todas las actas de células y comités que se remiten. Este archivo de
acta no es un acto pasivo, sino proactivo que lee, analiza y redirecciona hacia sus destinatarios las gestiones
que se deriven de lo recibido. Un/a responsable con alto criterio político y organizativo es imprescindible para
805 gestionarlo
- Tramitar a quien corresponda dentro de la estructura de Dirección Central cualquier escrito recibido de las
organizaciones territoriales y/o células.
- Mantener al día el Censo del Partido, realizando un Informe bianual al Comité Central sobre el estado del
mismo. Este censo estará en un ordenador virgen en poder del o la camarada de la Secretaría de Organización
810 responsable de esta tarea, pero que no será quien tenga el archivo físico que habrá de estar en la sede del CC
con las garantías de seguridad suficientes, o donde decida el CC
- Mantener al día un listado de correos de militantes, y Comités, organizado de tal forma que sea una herramienta
útil para facilitar una comunicación ágil desde el Comité Central. Un censo vivo, con altas y bajas, y valoración
del trabajo de la totalidad de los y las camaradas.
5.4.9.- Secretaría de Agipro:
815 Se mantiene la formulación teórica definida en el X Congreso. Anexo

Trabajo de Agipro hasta el XI Congreso

Desde el Congreso anterior el PCPE ha realizado un intenso trabajo de Agipro, de desarrollo desigual, pero que constituye
820 un acumulado de gran valor para establecer los nuevos objetivos en la materia después de este XI Congreso.

La mayor dificultad ha sido la de organizar un equipo estable que se ocupe de Agipro, con las capacidades necesarias y
con iniciativa y responsabilidad. No hemos contado con ese equipo a la medida de las necesidades del Partido.

825 Pero sí que hay que valorar muy positivamente el compromiso, mantenido con mayor o menor continuidad, de una serie
de camaradas que han realizados aportaciones muy importantes en este período. Gracias a ese compromiso el Partido
tiene hoy una serie de recursos funcionando. La valoración detallada sobre los distintos aspectos de Agipro corresponde
al Informe general que se presenta a este Congreso.

830 Brevemente:
- La página web pcpe.es se ha quedado desfasada, no se actualiza con agilidad y está pendiente de un nuevo
diseño.
- La web unidadylucha.es cumple con eficacia y responsabilidad su cometido
- Las redes sociales mantienen un nivel de actividad muy regular y de gran dedicación
835 - Ha sido necesario superar determinadas dificultades en redes, derivadas del ataque contra el Partido.
- No hay un censo controlado de todos los medios en redes sociales de miembros del Partido, y la Juventud
- No hay un control de la claves de acceso
- La gestión de los dominios y su renovación es muy deficiente
- El Unidad y Lucha en papel ha realizado avances importantes en el último período
840 - Queda pendiente la cuestión de un debate sobre esa prensa, y su propuesta de futuro
- El equipo de diseño de materiales gráficos es muy reducido, con notables aportaciones que en ocasiones
realizan un gran esfuerzo para atender las necesidades del Partido
- Queda pendiente la elaboración de unas pautas de diseño gráfico para los materiales del Partido
- Falta trabajar de una forma más concreta la adaptación de los materiales a los objetivos de la lucha ideológica
845 del Partido

Nota: Esta evaluación se incluirá, en su redactado final, en el Informe de Rendición de Cuentas de este Congreso, y no figurará en la Tesis aprobada.

Las tareas a desarrollar después del XI Congreso son las siguientes:


850
Hay que trabajar para que nuestra Agipro se convierte en la ventana del PCPE, el altavoz que traslada la política
comunista a las masas. Para eso es necesario contar con una serie de cuadros que tengan firmeza ideológica, claridad
política y constancia en el trabajo, con una capacitación técnica en constante desarrollo, para que esto sea una realidad.
Hay que crear equipos con una política de capacitación interna, con planes de desarrollo individualizados conforme a las
855 necesidades Partidarias. Es importante integrar las capacidades de la Juventud en este plan de activación de todas
nuestras potencialidades.

En el más breve plazo posible hay que dotar a Agipro de un manual de identidad partidaria propio que responda a
nuestras necesidades de un Partido revolucionario.
860
El nuevo CC elegirá las responsabilidades de Agipro con cuadros capaces para las tareas a desarrollar, que se detallan a
continuación. Será fundamental la Secretaría de Agipro formada con camaradas que tengan las capacidades y el
compromiso necesarios para estas tareas. La Juventud se integra en esta Secretaría con camaradas que tengan una
dedicación a estas tareas. Esta Secretaría realizará una reunión anual para el seguimiento de su trabajo.
865
Aquí hay que remarcar el perfil de responsabilidad y capacidad política de quienes asuman la dirección de las tareas
fundamentales. El caso de Katya, Fran, Karlitos, Maica, … creo que son buenos ejemplos de qué tipo de camaradas
necesitamos. Y esto tiene que quedar escrito aunque ahora no tengo un redactado concreto

870 5.4.9.1.- Web pcpe.es


- Resolver el nuevo diseño, si no está operativo ya para este Congreso
- Elegir a Dirección de web, con capacidad y compromiso para ello
- Equipo de trabajo que mantenga una actualización permanente de esta web

875 5.4.9.2.- Web unidadylucha.es


- Mantener la línea de trabajo que lleva en la actualidad
- Reforzar el actual equipo de trabajo.
- Favorecer la conexión con otras webs de organizaciones revolucionarias, publicar materiales de las mismas y colocar
enlaces.
880 - Establecer un protocolo para la selección de materiales a publicar que no sean los del UyL de papel.

5.4.9.3.- Correos electrónicos


- Creación dentro de la Secretaría de un equipo de gestión de correos electrónicos.
- Organización de una base de correos electrónicos para distribución periódica masiva de materiales del PCPE
885 - Organización de una base de correos electrónicos de medios de comunicación. Distribuir materiales periódicamente a
los mismos.

5.4.9.4.- Canal de Youtube


- Equipo dentro de la Secretaría.
890 - Actualización permanente de materiales
- Elaboración de materiales que divulguen las posiciones fundamentales del PCPE

5.4.9.5.- Redes sociales


- Reforzar el actual equipo de redes sociales, con más camaradas
895 - Debatir en qué redes sociales tener presencia (esto hay que redactarlo antes de la aprobación)
- Integración gráfica en el diseño general de la Agipro del Partido
- Establecer un mecanismo de control de todos los sitios en redes sociales por parte del Secretariado Político.

5.4.9.6.- Equipo técnico de asistencia informática


900 - Dependiente del Secretariado Político
- Camaradas que atiendan el control de todas las incidencias informáticas, y que ejerzan el control de claves, servidores
y dominios
- Realizan también un seguimiento del PCPE en internet, y desarrollan iniciativas para mejorar la presencia del Partido en
ese medio
905
5.4.9.7.- Periódico Unidad y Lucha
- Elegir Dirección y Consejo de Redacción, con equipo suficiente
- Reforzar el equipo de maquetación con más miembros.
- Hacer un seguimiento de los materiales que se publican, debatir en el CC, de forma periódica, la adecuación político-
910 ideológica de los mismos.
- Mantener el objetivo del UyL quincenal.
- Abordar un plan de trabajo para una actualización del formato del periódico.
- Una reunión anual de quienes de una u otra forma participan en el trabajo del UyL

915 5.4.9.8.- Diseño gráfico


- Creación de una identidad gráfica para todos los materiales del Partido, y la Juventud
- Plantillas de los diversos materiales: carteles, octavillas, dípticos, etc
- Análisis de la relación entre ideología y diseño gráfico
- Equipo de diseño, combinado de Partido y Juventud
920 - Plan de formación de diseño para camaradas que se puedan interesar

5.4.9.9.- Editorial Unidad y Lucha


El trabajo de la Editorial se considera que es parte de la actividad de Agipro, que afecta a los elementos de diseño, y a
aspectos de las necesidades en la lucha ideológica. Pero este apartado está desarrollado en el apartado correspondiente
925 a la Secretaría del Trabajo Ideológico (5.4.5), por su lógica vinculación con dicha Secretaría.

5.4.10.- Secretaría de Finanzas


Activar el trabajo colectivo incorporando de inmediato a camaradas al trabajo diario de la Secretaría. Más allá de la
contabilidad y el seguimiento territorial es imprescindible contar con unas finanzas suficientes para los objetivos políticos
930 del Partido. Es imprescindible entender éstas con un sentido político basado en la necesidad de dotar a la Organización
de los recursos económicos necesarios para su desarrollo. Más allá de que la Secretaría de Finanzas debe trabajar con
un grupo operativo que permita abarcar los objetivos y las labores administrativas que conlleva, se debe conformar un
equipo de camaradas que asuman las gestiones necesarias para poner en marcha unos planes de finanzas estratégicos
que garanticen unas finanzas regulares al CC. Finanzas necesarias para la puesta en marcha del aparato central que
935 reivindican estas Tesis.

Se mantiene vigente este apartado de la Tesis 3 del X Congreso que se reproduce en el Anexo

5.4.10.1.- La adquisición de la Sede Central


940 La decisión del Comité Central del Partido de adquirir una sede central, mediante una activa campaña donde se implicó a
toda la militancia y a la Juventud, es el mejor ejemplo de una concepción política de las Finanzas, y de las potenciales
capacidades del PCPE cuando se le coloca ante una propuesta que se entiende como parte de la estrategia de
fortalecimiento de la organización revolucionaria.

945 Esa concepción política de las finanzas es un factor determinante para el desarrollo de nuestro proyecto político a
escalas superiores. Y debe de servir de ejemplo para la futura organización del Aparato Central del Partido.

Si el PCPE no trabaja sus finanzas con estas concepciones el Partido no saldrá de su actual dimensión política y
organizativa.
950
5.4.10.2.- Propuestas de trabajo futuro
a.- Aprobación del presupuesto anual en el último Pleno del CC del año anterior, o primero del ejercicio en curso.
b.- Liquidación del presupuesto anual en el primer Pleno del CC del ejercicio siguiente.
c.- Seguimiento por el Secretariado Político del grado de cumplimiento de los compromisos económicos de las
955 organizaciones y Comités. Presentación de Informe por la Secretaría e intervención del Secretariado en los casos de
irregularidades.
d.- Intervención ágil de la Dirección Central en aquellas situaciones de reiterado incumplimiento de las tareas de
finanzas, tomando las medidas correctoras necesarias con rigor, y sin dilaciones.
e.- Creación de un equipo específico de Finanzas estratégicas, que suministre al Partido recursos de mayor entidad para
960 el desarrollo de su actividad.
f.- Las organizaciones territoriales presentarán el balance de sus presupuestos anuales en el primer mes del año
siguiente. g.- Reunión anual de la Secretaría con todos sus miembros, y con todas las responsabilidades territoriales de
finanzas. Seguimiento de tareas, cumplimiento y nuevas ideas.
h.- Cumplimiento riguroso de la dotación de la caja de resistencia (solidaridad)
965 i.- Cumplimiento con el abono de la cuota extraordinaria anual, “día del Partido”

5.4.11.- Secretaría de Juventud


Los acuerdos relativos a la Juventud, especialmente lo relativo a la coordinación de sus responsabilidades con las del
Partido y el desarrollo/implementación de los planes de extensión, requiere de camaradas que apoyen a la
responsabilidad
970 de Juventud en el CC conformando una Secretaría con trabajo colectivo. El seguimiento de las actividades y planes de
trabajo de la JCPE, del CED y todos y cada uno de sus comités intermedios y colectivos de base, como parte de la
realidad organizativa del PCPE en función del nuevo modelo de Juventud aprobado en la III Conferencia de Organización
y en la primera Conferencia de la JCPE, es la base de todo el mandato de la Secretaría de Juventud
975
6.- El Aparato Central
Se mantiene vigente la formulación del X Congreso sobre el Aparato Central. Anexo

Balance sobre del trabajo realizado sobre el Aparato Central


980
En estos cuatro años el CC no ha realizado ninguna tarea concreta para materializar este Aparato Central.

Sí ha sido importante la adquisición de la Sede Central en Madrid, que es una muy buena infraestructura para las
necesidades del Partido en esta materia.
985
6.1.- Puesta en marcha del Aparato Central después del XI Congreso

El Partido necesita de un aparato central que responda a las necesidades políticas y organizativas que hoy enfrentamos,
reflejo del proceso de desarrollo de la lucha de clases. Aparato que orienta su trabajo practico administrativo a la
necesaria y correcta aplicación de los acuerdos de los órganos de dirección, y a la ayuda a las organizaciones
990 territoriales en el desarrollo de sus objetivos. Este aparato central, que no es un órgano de dirección, es la estructura
organizativa que se va adaptando a las necesidades del partido en el desempeño de la conducción de la clase obrera

Este aparato estará dirigido en lo cotidiano por la Secretaria de Organización con la participación directa de la Secretaria
de Finanzas. Estará compuesto por militantes que mantienen una relación con los órganos centrales, con disponibilidad y
995 capacidad para desarrollar tareas políticas y organizativas en el Estado, y también en tareas internacionales. Este
aparato central es una estructura organizativa que tiene el objetivo de dinamizar todo el trabajo del Partido. Los
miembros del aparato central no serán miembros liberados, pero si contarán con los recursos económicos necesarios
para el desempeño del trabajo que se les encomiende, entre estos recursos se comprenden aquellos de asignación
directa. El Partido generará una serie de recursos, y de finanzas, que posibiliten que el trabajo se haga en las
1000 condiciones más adecuadas. Ese aparato requerirá la puesta en marcha de fuentes de financiación que aporten los
medios económicos necesarios para nutrirlo. El CC pondrá en marcha las iniciativas necesarias para obtener esos
recursos económicos con carácter de urgencia.

Será en la sede del CC donde este aparato tenga su epicentro de trabajo, para lo cual se le dotará de todos los recursos
1005 necesarios para que los camaradas puedan realizar su trabajo. Ordenadores, fotocopiadoras, Internet, archivos y todo el
material que sea necesario.

Quienes se incorporen al aparato central lo harán por elección del CC, a propuesta del Secretariado Político, quien
presentará un informe detallado por escrito sobre las características de cada cuadro. En el momento de la elección se
1010 podrá establecer un límite de tiempo para su pertenencia al aparato, este tiempo estará siempre sujeto al desempeño de
la labor mandatada, cesando automáticamente una vez vencido el mismo. Su posible cese, por cualquier razón, antes de
la finalización del plazo fijado, seguirá igual procedimiento. Propuesta del Secretariado y acuerdo del Comité Central.

La relación del Aparato central con el Secretariado Político se realizará a través de la Secretaría de Organización, quien
1015 nombrará a una o un camarada que realizará un seguimiento diario del trabajo y desempeño de los miembros que se
elijan para formar parte del aparato, la Secretaría de organización elevará un informe periódico, bimensual, de todas las
actividades de los miembros del aparato central. El-SP-elevará informe al CC en todos sus plenos.

Como una parte operativa, que tenga sus tareas asignadas y distribuidas, el Aparato Central organizará las tareas de
1020 logística e infraestructura, tanto en la Sede Central como en la actividad general del Partido.

En el plazo de seis meses, después de la celebración de este XI Congreso, se habrá elegido al menos un miembro de
este Aparato Central con dedicación parcial, en horario fijo, en la Sede Central. En el plazo de un año este Aparato
Central contará con al menos tres miembros, que trabajen presencialmente o a distancia en estas tareas.
1025
7.- La formación ideológica
7.1.- Propuesta del X Congreso
Se mantiene vigente la formulación del X Congreso sobre el Aparato Central.

1030 7.2.- ¿Qué células del Partido realizan un trabajo de Formación?

Hoy el Partido tiene un desconocimiento generalizado sobre las tareas de formación que realizan las distintas
organizaciones. Como visión más general, son escasas las organizaciones del Partido que realizan una tarea de
formación continua y sistematizada.
1035
Esta situación implica una serie de riesgos graves para el desarrollo del proyecto partidario, para las capacidades de su
militancia, y para la misma imprescindible unidad ideológica del Partido.

Esta es una situación que se debe modificar en el más breve plazo posible, pues no es suficiente lo que hay se realiza
1040 con las Escuelas Centrales de formación una vez al año, y con las orientaciones que da el Comité Central y los medios
de comunicación y prensa del Partido.

7.3.- Sobre las tareas de Formación necesarias.

1045 Aquí se introduce un nuevo texto, con un desarrollo teórico, que se propone como cuerpo de la Tesis en este XI
Congreso. Sobre dicho texto se trabajará para el debate y/o la presentación de enmiendas. Como todo texto más teórico
se incorpora como un Anexo al cuerpo de la Tesis. Anexo 7 Formación ideológica.

8.- Los archivos centrales


1050
10.1.- El PCPE no tiene archivos centrales

Después de treinta y seis años de trabajo partidario, hoy el PCPE no tiene archivos centrales.

1055 Para empezar, a día de hoy no existe un archivo central de los documentos de los diez Congresos realizados hasta la
fecha, ni de sus Tesis aprobadas, ni de las asistencias, qué Comités Centrales fueron elegidos, ni de quiénes formaron
las mesas presidenciales o quiénes ejercieron la Presidencia, ni existen archivos gráficos de esos Congresos, tampoco
hay una colección de los carteles que se editaron para convocarlos.

1060 Este ejemplo puede ser particularmente clarificador para ratificar esa afirmación de que el Partido no tiene archivos
centrales. Algunos miembros del Partido, que realizan un cierto trabajo con sus propios archivos, suelen ser quienes
ayudan en determinadas situaciones.

Los archivos centrales del PCPE han de tener, al menos, los siguientes apartados:
1065 -Censo de militantes, altas y bajas.
-Fichas de militantes, con evaluación política de su perfil personal
-Actas de acuerdos del Comité Central, y del Secretariado Político
-Títulos de propiedad de los locales, así como financiaciones de los mismos
-Presupuestos anuales, liquidación y cierre de los mismos.
1070 -Cuestiones registrales en el Ministerio del Interior
-Encuentros internacionales, evaluación de los mismos, ponencias presentadas, etc.
-Materiales de Agipro editados, a nivel Central y por las organizaciones territoriales
-Prensa partidaria, Nuevo Rumbo y Unidad y Lucha
-Publicaciones: Propuesta Comunista, y otros libros
1075 -Archivo gráfico de todas las actividades del Partido
-Registro de dominios, servidores, claves de acceso, etc.
1080
- FOIC, registros, actividades, fiscalidad, etc.
- Etc.
1085
Esta situación es expresión de un altísimo grado de irresponsabilidad, que a su vez es expresión de una deficiente
comprensión ideológica de las condiciones de la lucha de un Partido Comunista en el interior de la sociedad capitalista.
Es una actuación aventurera que no solo implica dificultades para la normal actividad del Partido, sino un riesgo porque
ofrece un flanco débil al ataque de la burguesía.

Es una situación a resolver con urgencia de forma absolutamente eficiente.

10.2.- Propuestas de trabajo futuro

10.2.1.- Resolver la situación descrita es una tarea que asumirá el CC elegido en este XI Congreso, de forma particular el
1090 Área Interna del CC, dirigida por la Secretaría de Organización, y supervisada por el Secretariado Político.
10.2.2.- El CC dotará los medios materiales necesarios para los archivos físicos, estableciendo las pertinentes medidas de
seguridad, y un protocolo de custodia y accesos.
10.2.3.- En un plazo no superior a seis meses se creará un archivo físico en la Sede Central con todos los documentos de
constitución del Partido, registros del Ministerio del Interior, y títulos de propiedad de locales, entre otros.
1095 10.2.4.- El Área Interna creará un archivo de las actividades de los órganos del Partido: Actas de CC y SP, actas de
organizaciones, comunicaciones internas varias, circulares, comunicados, declaraciones, etc.
10.2.5.- La Secretaría de Agipro creará el archivo de todos los materiales editados, centrales y territoriales, así como de
las publicaciones del Partido: Propuesta Comunista, Unidad y Lucha, Editorial Unidad y Lucha
10.2.6.- El CED de la Juventud también creará sus archivos en la sede central.
1100 10.2.7.- La FOIC también creará un archivo propio en la sede central, con documentación legal, trámites administrativos, y
otros documentos necesarios en la medida de su mayor desarrollo.

9.- La política de seguridad del Partido.


11.1.- La seguridad en el X Congreso. Anexo
1105
El X Congreso abordó de una manera breve e insuficiente la cuestión de la seguridad de la organización.

Esta elaboración es absolutamente insuficiente, y el Partido en estos cuatro años no ha realizado nada en esta materia.
Las organizaciones, y los miembros del Partido y la Juventud carecen de cualquier orientación relativa a medidas de
1110 seguridad.

11.1.- Tareas de seguridad del Partido después del XI Congreso

11.1.1.- Todas las claves de acceso de los medios informáticos del Partido estarán controladas por el SP. Se elaborará
1115 una propuesta de seguridad para posibles incidencias en este campo.
11.1.2.- Se aprobará por el Comité Central un manual de seguridad para los locales del Partido, en el plazo de un año.
11.1.3.- Se elaborará un manual de seguridad para la vida ordinaria de los miembros del Partido y de la Juventud
11.1.4.- Se elaborará un manual de seguridad para la participación de las organizaciones del Partido en las movilizaciones,
diferenciando entre movilizaciones ordinarias y movilizaciones de riesgo.
1120 11.1.5.- Se elaborará una estrategia de comunicaciones digitales de seguridad.

10.- La política de masas del Partido

12.1.- La política de masas en el X Congreso

1125 El X Congreso definió la política de masas del Partido de una forma que sigue vigente y válida para este XI Congreso
Anexo

Sobre esta concepción hoy podríamos avanzar en una utilización más rigurosa de las categorías de la lucha de masas.
1130 Las masas obreras y populares son aquellas que se componen de lo que se suele denominar “sociedad civil”, es decir,
todo lo que no está vinculado a la institucionalidad del poder. En cada caso eso tiene una expresión concreta.

La categoría masas obreras y populares, como tal, hay que aplicarla a los movimientos sociales diversos (lucha por la
paz, mujer, solidaridad, etc.). También se puede utilizar para referirlas la expresión “pueblo trabajador”. En la primera
1135 acepción se suele incluir una significación más vinculada a la movilización activa y en la segunda es una caracterización
comprensiva de las mismas clases pero no necesariamente movilizada.

Por su composición y por su grado de organización las masas obreras y populares no son el sujeto revolucionario. Su
función en la lucha de clases, y en el proceso revolucionario, es la de la acumulación de fuerzas por su capacidad de
1140 golpear en las contradicciones más evidentes del poder burgués. Estas masas obreras y populares tienen un límite de su
acción en la conquista de mejoras materiales dentro del mismo sistema capitalista, y en favorecer la correlación de
fuerzas de la clase obrera.

La clase obrera es el sujeto revolucionario, forma parte de las masas obreras y populares, pero no se disuelve en ellas.
1145
Como tal clase tiene su propio programa y su propio Partido.

Así, el término “pueblo” lo entendemos como alianza revolucionaria de todas las explotadas y todos los explotados.
Estamos refiriendo a la clase obrera en fase revolucionaria que tiene su apoyo en las masas obreras y populares que ya
han alcanzado una conciencia revolucionaria. El pueblo construye la sociedad socialista y ejerce la dictadura del
1150
proletariado.

12.2.- La práctica de la política de masas después del XI Congreso

Las líneas de trabajo para elevar a niveles superiores el trabajo de masas de las organizaciones del Partido serán:
1155
12.2.2.- Utilizar las experiencias más avanzadas del trabajo de masas del Partido para orientar a aquellas organizaciones
que tienen más dificultades en estas tareas
12.2.2.- Realizar las tareas de dirección del Comité Central asociando iniciativas de organización y movilización de
masas a cualquier resolución política. Hay que superar la fase de declaraciones políticas que no colocan al Partido ante
1160 una intervención concreta en las masas obreras y populares.
12.2.3.- El Comité Central del PCPE tiene que avanzar hacia la convocatoria y organización de acciones centrales del
Partido. Que convoquen a toda la organización y a sus alianzas a una estrategia de movilización extendida por todo el
territorio del Estado.
12.2.4.- La Secretaría de Agipro ha de desarrollar una tarea activa de primer orden ayudando y/o promoviendo una
1165 amplia política de masas, detectando las posibilidades de movilización y realizando materiales y campañas para
promocionar una dinámica de movilizaciones intensas y prolongadas.
12.2.5.- Puesta en marcha de una estrategia de Comités Populares, que redacto en la próxima versión, junto con la
puesta en marcha del Frente Obrero y Popular por el Socialismo

1170 11.- La política electoral del Partido


Se mantiene vigente lo que definió el X Congreso como política electoral adecuada al actual marco de la lucha de clases.
Por tanto se presenta ese redactado como texto de la ponencia, y sobre el mismo se ha de trabajar y presentar cualquier
enmienda que se considere. Anexo
1175

ANEXOS A LA TESIS

Anexo 1 Centralismo Democrático.


1180 El Centralismo Democrático en la Tesis del X Congreso
1185 El PCPE tiene que llegar a ser “el Partido”. Esta expresión, que no necesitaba ninguna explicación a mediados del siglo pasado pues cuando se
hablaba de “el Partido” se entendía que era el Partido Comunista, es la idea que es preciso recuperar como referente de nuestro proyecto como
organización política del proletariado español.

Esa posición se conquista con la aplicación práctica de una acertada política de masas, logrando que el discurso partidario penetre en éstas a
1190 través de una intervención y formas adecuadas a sus condiciones concretas, especialmente en el movimiento obrero y sindical, pero también en
otros frentes como los de la solidaridad internacionalista o las luchas por la emancipación de las mujeres.

Aspiramos a que quienes militan en el Partido, especialmente los cuadros, se conviertan en dirigentes naturales de las grandes luchas de masas en
todo el territorio del Estado. En ese proceso siempre hay que trabajar para atraer hacia nuestras filas a los elementos más valiosos de la clase
1195 obrera.

Sin un correcto e intenso trabajo de masas dirigido políticamente, que haga de quienes militan en el PCPE combatientes de amplio reconocimiento
en las luchas de la clase obrera y los sectores populares, no será posible conseguir este objetivo de liderazgo de la lucha de masas. Quien milita en
el Partido Comunista, y ni tan siquiera se le conoce por su actividad militante en su entorno social inmediato, nada tiene que ver con el tipo de
1200 militante que debe formar parte de las filas del PCPE. Salvo casos excepcionales de militantes que por diferentes motivos (razones de seguridad,
aspectos tácticos, etc.) y tras debatirlo en el nivel de organización correspondiente deban mantener bajo discreción su militancia en su entorno
social inmediato.

La combatividad es una de las características principales de un cuadro de la revolución. Saber llevar la movilización y las luchas sociales más allá
1205 de los límites del inicial desarrollo de su conciencia, elevar esta conciencia a un nivel superior y conducir a las masas obreras y populares a
objetivos que inicialmente no asumían, esa es la ambiciosa actitud combativa de cualquier militante bolchevique. Saber explicar y conectar todos los
elementos de opresión y dominación existentes en el actual régimen de explotación y dominación. Aprender a elevar la conciencia política de las
masas obreras y populares hacia una conciencia política comunista. En la medida en que la militancia del Partido se vaya acercando a esas
características el PCPE irá siendo reconocido como la organización dirigente de la clase obrera de una forma natural.
1210
La intervención en la lucha de masas debe plantearse desde lo más general a lo más particular. Hay que saber dar respuestas con medidas y
propuestas claras y concretas para cada conflicto. Una intervención a largo plazo, planificada, tiene que saber plantear las premisas para que las
masas se acerquen a un nivel superior de conciencia revolucionaria a través de su experiencia, y que ésta se fusione con el socialismo científico de
la forma más eficaz.
1215
Los cuadros del Partido se fraguan en la lucha práctica de las masas obreras y populares. Esta experiencia y esta práctica forman parte ineludible
de la vida de cualquier miembro del PCPE, que sin esta faceta de su actividad militante tendrá serias limitaciones para la comprensión e
interpretación de las condiciones concretas de la lucha de clases en su realidad inmediata, y en todo el sistema de dominación capitalista en
España.
1220
Una fuerte formación, y una elevada conciencia militante revolucionaria, facultan a los cuadros del Partido para levantar luchas en los escenarios y
en los frentes más diversos. Tanto en la lucha obrera directa, como en el internacionalismo proletario, en la lucha por la liberación de la mujer, en la
lucha juvenil proletaria, la lucha contra la guerra imperialista, etc., etc. Subvertir el conjunto del tejido social, alterar la totalidad del orden social
establecido, es un objetivo de la práctica revolucionaria más concreta. La estructura organizativa territorial-productiva del Partido está concebida
1225 para este fin. La militancia partidaria tiene que convertir esta concepción leninista en movilización y lucha continuas para elevar la conciencia, la
organización, y el poder de la clase obrera y los sectores populares frente a la dominación de la burguesía.

Un Partido que actúa bajo estas premisas demuestra en la práctica su condición de Partido de Vanguardia. Organización avanzada de la clase
obrera, que es capaz de dirigirla hacia la victoria en el combate contra la burguesía.
1230
Un partido preparado para luchar en todas las condiciones.

El desarrollo actual, tanto del capitalismo internacional como del capitalismo español, en una etapa muy avanzada de su crisis general, adopta
formas de dominación crecientemente más violentas, y más restrictivas de las libertades individuales y colectivas.
1235
Los sistemas de espionaje y control adquieren capacidades muy elevadas producto de las facilidades que aportan las nuevas tecnologías, y de la
experiencia acumulada en las técnicas de represión de los aparatos policiales del estado burgués.

La aprobación de nuevas leyes que regulan nuevas formas de incremento de la represión, y ponen en manos de la policía competencias que antes
1240 se adjudicaban al sistema judicial, incrementan los riesgos propios de la lucha revolucionaria.

El Partido ha de trazar una estrategia propia ante estos cambios, preparar a la militancia y dotarse de técnicas y métodos que garanticen su
seguridad y no impidan su capacidad de intervención de masas.
1245 Cualquier estrategia de seguridad para el Partido tiene como primer, e imprescindible, componente el apoyo de las masas al activismo comunista,
conseguido como consecuencia de su capacidad de liderazgo de las luchas obreras y populares. Sin este elemento no existe ningún plan de
seguridad eficaz.

En el futuro próximo se endurecerán más las condiciones de la lucha revolucionaria, y es nuestra responsabilidad preparar al Partido para enfrentar
esta situación en las mejores condiciones. El Partido será previsor, y tomará las medidas necesarias para garantizar la seguridad de sus militantes,
así como su misma seguridad como organización política revolucionaria.
El centralismo democrático, seña de identidad del Partido leninista.
El centralismo democrático es el principio rector de la vida del Partido leninista, que rige la participación, los debates, los deberes, los derechos, y la
1250 toma de decisiones en todas sus actividades.

Los Estatutos del Partido establecen las normas que regulan la aplicación en la práctica del Centralismo Democrático.

Las condiciones de la lucha política del Partido Comunista, como organización cuyo objetivo es la derrota de la burguesía como clase dominante,
1255 requiere de un método y de un modelo de Partido que le coloque en las mejores condiciones posibles para enfrentar este ambicioso objetivo. En la
medida que nuestros análisis, ratificados por la experiencia histórica, establecen que la burguesía desarrollará toda la violencia a su alcance contra
la clase obrera para tratar de impedirle su objetivo estratégico, el Partido Comunista se dota de un método riguroso que garantice su unidad interna
y su mayor fortaleza en la lucha.

1260 El CD integra al individuo en un colectivo combatiente que es el que elabora, decide y actúa, obteniendo por ello un superior nivel en las
capacidades de organización y elaboración política, y de aplicación de sus conclusiones. Es este carácter colectivo -antesala de la sociedad
socialista que queremos construir-, el que eleva al Partido a un nivel superior con respecto a otras organizaciones políticas, que desarrollan su
actividad absolutamente mediatizadas por los intereses personales de sus miembros. Basta mirar a nuestro alrededor, en las otras organizaciones
políticas, para verificar esta afirmación.
1265
El CD se compone de un conjunto de normas y principios que, al tiempo que garantizan la unidad del Partido, facilitan que la línea política del
Partido sea elaborada en los procesos congresuales con la participación de toda la militancia. Esta línea política aprobada en este proceso es
desarrollada posteriormente por los órganos de Dirección, y aplicada por toda la militancia, aportando sus capacidades y sus experiencias, para
conseguir el mejor acierto en la estrategia revolucionaria.
1270
Son normas todas aquellas regulaciones que se establecen en función de condiciones particulares y concretas del desarrollo de la lucha de clases,
y del mismo proceso de construcción del Partido. Son principios todas aquellas regulaciones que son de aplicación invariablemente a todo Partido
Comunista, a la concepción leninista del Partido. Así es una norma el período concreto que pueden establecer los Estatutos para la celebración de
los Congresos, y es un principio el carácter colectivo de cualquier órgano del Partido.
1275
El Centralismo democrático no es en ningún caso un elemento limitador de las opiniones y de las aportaciones de los miembros del Partido. Una
concepción esquemática y reduccionista del Centralismo Democrático puede derivar en una caricatura que nada tiene que ver con este principio.

El Centralismo Democrático es la mejor garantía para la defensa y el cumplimiento de los acuerdos tomados por el Partido de forma colectiva y
1280 democrática.

El Centralismo Democrático, en lo organizativo, significa: carácter electivo de los órganos, carácter colectivo de los órganos ( de abajo a arriba ),
vinculación de la minoría a los acuerdos de la mayoría, revocabilidad de los cargos por quienes les eligieron, cumplimiento de los acuerdos tomados
por los órganos, verticalidad en la aplicación de las decisiones y en las comunicaciones, vinculación de los órganos con los acuerdos colectivos
1285 congresuales y/o conferenciales, crítica y autocrítica como métodos de conocimiento y de corrección de los errores, estructura celular sobre la base
del principio territorial-productivo, rendición de cuentas de los órganos ante su electorado.

La triple unidad del Partido

1290 El Centralismo Democrático se concreta en una triple unidad del Partido: Unidad ideológica, unidad política y unidad organizativa. Estos tres niveles
de la unidad del Partido comprenden todos los aspectos de la actividad militante. Estamos en un Partido donde todos sus miembros tienen una
misma posición ideológica, que define la identidad de la organización, y que no acepta otras posiciones ideológicas diferentes en su interior. Un
Partido que tiene una sola política, a partir de sus análisis sobre la realidad; los cuales se realizan sobre principios científicos, el marxismo-
leninismo. Y, por último, un Partido que hace la acción -intervención en la lucha de clases- una herramienta poderosa para impulsar el proceso de
1295 cambio social. Cualquiera que milite en el PCPE rige su actividad con una subordinación libremente asumida a esta triple unidad.

El Partido se fortalece cuando esta triple unidad se convierte en práctica política de todas sus organizaciones y de toda su militancia.

El Centralismo Democrático es la herramienta para garantizar esta triple unidad, y que la misma sea producto de la voluntad colectiva e individual
1300 fuertemente formada por el debate, la participación y la disciplina conscientes.

La disciplina consciente.

Quienes militamos en el PCPE lo hacemos desde una decisión voluntaria de compromiso con la toma del poder por la clase obrera y la construcción
1305 de la sociedad socialista, actitud militante que se deriva de nuestra conciencia revolucionaria.

Es de este carácter voluntario del que se desprende el compromiso de cada militante con el proyecto del Partido, y con sus normas y principios de
funcionamiento.

1310 La disciplina consciente se concreta en la actividad diaria de las células, como organismos de base que desarrollan y aplican la línea política y los
acuerdos de los órganos del Partido. Es el trabajo de los miembros de la célula el que garantiza esa disciplina consciente, y donde, de una forma
natural, se materializa la misma.

1315
Será también, con esa misma lógica, donde se podrán detectar las actitudes individuales de falta de cumplimiento de los acuerdos y/o indisciplinas.
1320 Por ello la célula es el organismo que aprueba los ingresos ordinarios en el Partido, después de un período de premilitancia, o la aplicación del
régimen sancionador en los casos que sea necesario.

La disciplina consciente se corresponde con una actitud de responsabilidad revolucionaria que garantiza que quien milita en el Partido Comunista
ha de saber desenvolverse con criterio propio en coherencia con la línea política del Partido, incluso en situaciones en las que haya perdido la
1325 ligazón con los órganos superiores. Buen ejemplo de ello lo constituyó la actitud de miles de comunistas durante la guerra nacional–revolucionaria,
basando su comportamiento en la premisa de que allí donde hay un/a militante comunista allí está el Partido. Esto nada tiene que ver con una
posición que pretenda justificar que la ausencia de directrices y planes de intervención en los frentes de masas por parte de los Comités de
Dirección tenga que ser suplida por cada militante de forma autónoma. Siempre es tarea del CC, y de los Comités Intermedios, la elaboración,
según su competencia de cada cual, de las directrices y las líneas de trabajo que las células, y cada militante, han de aplicar, ajustando la táctica a
1330 la realidad concreta donde se interviene.

Cuando la falta de disciplina afecta a la mayoría de miembros de una célula es cuando corresponde al Comité Superior intervenir para, mediante los
principios de la crítica y la autocrítica, restituir la normal vida partidaria. Las medidas de tipo disciplinario solamente se aplicarán cuando se hayan
agotado todas las posibilidades del debate político claro y concreto con voluntad superadora.
1335
Corresponde a los Órganos de Dirección medir adecuadamente los tiempos de gestión de los problemas y los debates, buscando siempre una
salida superadora y de síntesis de posiciones dentro de los límites del proyecto del Partido.

La vigilancia revolucionaria
1340
La vigilancia revolucionaria es una práctica partidaria que se articula dialécticamente con la disciplina consciente.

La vigilancia revolucionaria es una actitud de defensa del proyecto del Partido y de su política, que es ejercida tanto por los órganos, como por las
células y, también, por cada militante.
1345
Pero la vigilancia revolucionaria no se corresponde con una actitud de pura desconfianza o de carácter conspirativo. Eso constituiría una caricatura
de dicha práctica, y un serio perjuicio para la vida del Partido.

La vigilancia revolucionaria se practica según los principios del centralismo democrático. Los órganos superiores deben recibir, de forma orgánica,
1350 las informaciones sobre cualquier actitud o práctica que se desvíe de la línea política del Partido o que actúe contra esta línea política, tanto en el
interno del Partido como en el trabajo de masas. No se corresponden con la vigilancia revolucionaria las informaciones personales, a una parte de
un órgano, o que no se hagan según la línea orgánica soslayando la información al órgano inmediatamente superior.

Las desviaciones, teóricas o prácticas, de la línea del Partido deben ser discutidas de forma clara y directa en la célula del Partido. Si este debate
1355 no se resuelve de forma superadora es cuando procede su traslado a la instancia superior.

La correcta aplicación de la vigilancia revolucionaria es un elemento de fortaleza del Partido que facilita la lucha contra las desviaciones de la línea
política, e impide la extensión de éstas en el interior de la organización, así como la aparición de tendencias fraccionales en su seno.

1360 El carácter colectivo de los órganos. La responsabilidad individual

Todos los órganos del Partido son de carácter colectivo. Por tanto, en el Partido, no hay ámbitos de decisión individual. En el Partido Comunista no
caben el cuadillismo o el individualismo. Toda decisión es tomada por el colectivo correspondiente: célula o comité. Este carácter colectivo permitirá
a los órganos del Partido realizar con el mayor acierto su tarea principal de dirección política, que se ha de ejercer con la finalidad de avanzar en el
1365 objetivo de cambiar la subjetividad de la clase obrera, para que en el más corto espacio de tiempo pase de ser clase en sí a constituirse como clase
para sí y, finalmente, hacia la dictadura del proletariado.

El carácter colectivo de los acuerdos no invalida la responsabilidad individual de quienes apoyan la toma de un determinado acuerdo. Cada militante
de un órgano responde también personalmente de sus decisiones, y posiciones que adopta, en el funcionamiento de dicho órgano.
1370
Cuando, en determinadas situaciones y desde la responsabilidad individual, un miembro del Partido haya de tomar una decisión que no ha sido
previamente acordada por el órgano al que pertenece someterá posteriormente tal decisión a la evaluación del órgano, quien ratificará o corregirá
esa decisión individual.

1375 Todos los órganos y organizaciones del Partido han de llevar al día las actas de sus reuniones, donde se harán constar los acuerdos y aquellos
elementos políticos más destacados del desarrollo de la reunión. La falta de realización de dichas actas será supervisada por el órgano superior
quien, en su caso, velará por el cumplimiento de este objetivo. Las actas se archivarán, por cada uno de los órganos, salvaguardando su privacidad,
en lugar y forma acordadas por el Comité superior correspondiente y que sean accesibles exclusivamente a los miembros de cada órgano.”

1380 Las decisiones de los órganos superiores vinculan a toda la estructura inferior del Partido.

Los desacuerdos con las decisiones de los órganos superiores no son justificación para el incumplimiento de los mismos.

Los desacuerdos con las decisiones de los órganos superiores serán comunicados según las normas del Centralismo Democrático. Quienes
realizan la crítica expresarán sus argumentos políticos ante el órgano y, después del debate pertinente en el ámbito que corresponda con prontitud
de plazo,
se concluirá una posición política concreta que cierra el debate y es de aplicación vinculante a partir de ese momento. Si la conclusión del debate es
contraria al acuerdo inicial del órgano este realizará una autocrítica de su actuación que se dará a conocer a toda la militancia afectada.

La Rendición de Cuentas.
1385
El PCPE introdujo la Rendición de Cuentas (RdC) como parte del método de trabajo del CC después del VII Congreso (extraordinario). Esta
iniciativa se correspondía con los objetivos que se enfrentaban en esa etapa, donde la lucha contra la retórica –que tanto daño hizo en el período
anterior-, era un factor político fundamental en el fortalecimiento del Partido leninista.

1390 La RdC es una práctica cuya finalidad es la de autoevaluar críticamente la actividad de un determinado órgano u organización partidaria, y sacar
conclusiones para mejorar su propia actividad en ejecución de las responsabilidades que le corresponden. Las propuestas de conclusiones de la
RdC es una parte fundamental del correcto ejercicio de esta forma de superación de las carencias y problemas.

Pero la RdC también ha de ser evaluada por todas las organizaciones que dependen del órgano que la realiza, para dejar constancia de sus
1395 acuerdos y desacuerdos con la propia autoevaluación del órgano y, así, ayudar a un más preciso trabajo en esta tarea.

Igualmente la RdC tiene un recorrido de abajo hacia arriba, donde las organizaciones trasladan a los órganos superiores el resultado de sus propios
proceso de RdC. Los Comités, a sus distintos niveles, deben establecer una periodicidad para el proceso de RdC, que se de en función de las
condiciones de la organización y de la misma lucha política.
1400
La RdC requiere de una enorme fortaleza política del Partido y de todas sus instancias organizativas. Sin esa fortaleza política la RdC se queda
enormemente limitada y se corre el riesgo de una deriva hacia la retórica. Es la fortaleza política, y el compromiso con el desarrollo del Partido, lo
que permite un debate claro y concreto sobre cada tarea y sobre cada miembro del órgano, consiguiendo unas conclusiones que se ajusten a la
realidad de los problemas y carencias, avanzando, así, en el camino de su solución.
1405

Anexo 2 Política de Cuadros.


La política de cuadros que necesitamos
1410
La política de Cuadros de Partido (CdP) es una de las líneas de trabajo fundamentales de todo Partido Comunista. Si bien esta política tiene
concreciones distintas, que van asociadas a ciertas tradiciones partidarias y a condiciones históricas concretas en el proceso de construcción de
cada Partido, y del desarrollo concreto de la lucha de clases en un momento dado.

1415 ¿Qué es un CdP?, ¿qué le caracteriza? Un CdP es un miembro del Partido que:

- Conoce y asume, en su totalidad, la política del Partido, y tiene la capacidad de explicarla y defenderla allá donde haga falta, incluso en
las más difíciles condiciones, clarificando las situaciones y haciendo avanzar la conciencia de clase enfrentada al capital y sus instituciones.
- Que realiza trabajo de masas y juega un papel dirigente en las mismas. Capaz de orientarse y de orientar la lucha de la clase obrera en
1420 cualquier situación.
- Se rige de forma rigurosa por el centralismo democrático en su actividad partidaria. Y que hace del uso riguroso de la crítica y de la
autocrítica una herramienta para la mejora constante de su actividad militante.
- Cuando tiene diferencias las plantea en el momento y lugar adecuados, evitando cualquier interferencia en la aplicación de la línea
política del Partido.
1425 - Tiene, según su capacidad, toda la disposición a asumir, con la mayor eficacia y determinación, las tareas que el Partido le encomienda.
- Ante los problemas y dificultades busca la solución, y no los acrecienta, dificultando el trabajo del Partido
- No dimite. Y que siempre está en el puesto en que el Partido le necesita y para el cual le elige.
- Cumple las tareas que le encarga el Partido en el plazo establecido, y que no es necesario recordárselas para que las cumpla.
- Confiable, y con un compromiso personal consecuente con el desarrollo del Partido y el avance de su línea política.
1430 - Con interés por el estudio, formado en el marxismo–leninismo, que conoce la realidad que le rodea y que tiene disposición continua a
fortalecerse en su formación teórica de forma contínua. Y que mantiene una actitud pedagógica con sus camaradas, para ayudarles a comprender
el proyecto del Partido, y el marxismo leninismo
- Sabe, a partir –también- de su experiencia militante, que la lucha revolucionaria solo se puede desarrollar con la pertenencia a un Partido
que tenga como objetivo la destrucción del capitalismo y la toma del poder por la clase obrera.
1435 - Trabaja incesantemente por la unidad del Partido en base al marxismo-leninismo, y su línea programática. En el mismo sentido trabaja
para elevar el estado de ánimo, compromiso e implicación de toda la militancia en la gran tarea de la revolución socialista”.

La aplicación de la política de cuadros será un factor fundamental del desarrollo del proyecto del Partido en la próxima etapa, fundamentalmente en
el impulso de la departamentalización del trabajo de dirección que debe potenciar el CC. Por ello el Congreso acuerda tareas concretas y objetivos
1440 que faciliten su aplicación y desarrollo práctico.

El CC del Partido hará una ficha de cada CdP, en la que constarán los elementos fundamentales de su historial militante, cualidades y
características de su condición de militante. Esta ficha se mantendrá actualizada de una manera continua. Corresponde al Comité Central la
realización de esta tarea. Se adoptarán las medidas de seguridad necesarias para impedir el acceso externo a esta información.
1445
1450 Corresponde al CC velar por el desarrollo formativo de los CdP y guiar su trabajo político como Cuadros, ya sea en una responsabilidad continuada
o en una tarea concreta. En ese sentido el CdP trabaja en su célula de base, pero mantiene una disponibilidad con el CC para las tareas que se le
asignen y al que rinde cuentas de la realización de las mismas.

Con las conclusiones de este Congreso se realizará una revisión de quienes actualmente están en el censo de CdP, tomando decisiones resolutivas
1455 en los casos que su actuación no se ajuste a las exigencias aquí definidas.

En las Rendiciones de Cuentas del CC se incluirá un apartado donde se valorará de forma específica a la totalidad de CdP, tomando en los casos
necesarios las decisiones pertinentes.

1460 Qué significa, en nuestra realidad, un Partido de profesionales de la revolución

El PCPE tiene que avanzar en el camino de convertirse en un Partido de profesionales de la revolución. Sin un Partido de ese tipo el avance hacia
la revolución socialista en España se verá retrasado una y otra vez por más que maduren las condiciones objetivas. ¿Cómo se concreta eso en
nuestra realidad, qué pasos tenemos que dar, qué posibilidades reales tenemos de conseguir ese objetivo?
1465
Diciéndolo en positivo, un Partido de profesionales de la revolución es una organización en la que toda su militancia hace del objetivo del avance de
la lucha revolucionaria, hacia la dictadura del proletariado y el socialismo, el determinante principal de su actividad política, y organiza sus
prioridades personales bajo el predominio de este criterio.
1470 Un partido de profesionales de la revolución se concreta en unas células, y unos Comités Intermedios, que organizan toda su actividad utilizando
todas sus capacidades y recursos para favorecer el desarrollo integral del proyecto, (y no con una visión localista determinada por la realidad más
cercana e inmediata), sabiendo conectar las luchas locales con el combate general contra el capitalismo en toda ocasión que sea posible, y
viceversa.
1475 Desde nuestra concepción leninista no puede existir un Partido de profesionales de la revolución que carezca de un aparato central que permita el
ejercicio de la Dirección en la forma que corresponde a un modelo de Partido como el que estamos construyendo. Ese es un requisito inexcusable.

El Partido de profesionales de la revolución solamente será posible con una militancia que represente de forma consecuente ese pensamiento
independiente que define el mismo proyecto del Partido. La independencia ideológica con respecto a la actual ideología dominante es condición
1480 imprescindible para ello. Si no hay independencia ideológica lo que se busca en la actividad política es una mejor recolocación personal dentro del
mismo sistema, y desaparece todo atisbo de conciencia y práctica política revolucionaria. Una militancia “conservadora” es todo lo contrario a lo que
necesita el Partido.

El Partido de profesionales de la revolución se construirá en nuestro país con una militancia que como condición previa rompa radicalmente todas
las ataduras o dependencias con la ideología de las clases dominantes. Una militancia que haga del marxismo-leninismo el cuerpo teórica que
determine toda su conciencia individual.

La composición clasista del Partido

El Partido de la clase obrera ha de estar compuesto, mayoritariamente, por los elementos más conscientes de esa clase obrera. Junto a los mismos
1485 se incorporan a la lucha revolucionaria otros miembros cuyo origen de clase está en otras fracciones de las capas populares y sectores desclasados
de la burguesía que abrazan la causa del comunismo, situándola por encima de sus propios intereses particulares.

Esa composición clasista es un objetivo en la construcción del Partido, que se va haciendo realidad en la medida que éste gana influencia entre el
proletariado con su intervención política de masas.
1490
En la actualidad la composición clasista del Partido es muy desigual, con variaciones importantes entre unas organizaciones y otras. La
implantación del Partido en cada territorio es expresión de condiciones concretas de la lucha de clases, de las influencias que tiene la organización
comunista en cada lugar, y de su lucha por la aplicación en el conjunto de las organizaciones partidarias de la línea general del Partido y los
acuerdos adoptados por los órganos superiores.
1495
Será un criterio a sopesar en cada elección de los Órganos de Dirección la composición de clase de los mismos. Combinar acertadamente
composición de clase y capacidades políticas es una cuestión que se ha de resolver en la práctica fuera de voluntarismos y posiciones
esquemáticas, teniendo en cuenta que lo que determina siempre en última instancia es la mejor elección de los cuadros para el cumplimiento de las
tareas que corresponden a cada Comité Intermedio.
1500
El objetivo de la constitución de células de centro de trabajo ha de priorizarse a la hora de decidir sobre la estructuración de los miembros del
Partido, conforme a las orientaciones y planes de trabajo generales aprobados por el Comité Central. Cada Comité Intermedio ha de tener planes
concretos de trabajo para lograr la influencia necesaria en los centros de trabajo decisivos en la lucha de clases, con el objetivo de constituir células
del Partido. Estos planes de trabajo podrán ser llevados directamente por el Comité Intermedio o encargados a células territoriales concretas.
1505
El Partido también tiene que adoptar un método de funcionamiento que facilite la participación de la clase obrera en sus filas, haciendo posible
compatibilizar la vida personal de quienes tienen horarios de trabajo específicos con su militancia. El primer punto de avance es la organización de
células en centros de trabajo concretos, pero hay otras medidas a tomar que remen en esa dirección. La planificación de las reuniones y actividades
con antelación, la limitación del tiempo de la reunión y centrar las reuniones en debates sobre cosas concretas, el reparto de las tareas entre los
1510 miembros, el abandono de toda retórica e intervenciones excesivamente extensas que impidan llegar a conclusiones y acuerdos en las reuniones,
la financiación de la actividad política con recursos del propio Partido sin tener que recurrir continuamente a aportaciones económicas personales
difí ciles
de cubrir por quienes tienen una remuneración baja, la comprensión de las realidades de camaradas con mayores problemas y la solidaridad con
quienes lo necesiten, …, son ideas a tener en cuenta para incorporar a más miembros de la clase obrera a la organización partidaria y, además,
que puedan aportar todas sus capacidades al proyecto.
1515

Anexo 3 Feminismo, propuestas


PROPUESTAS DE CARÁCTER TÁCTICO DEL PROGRAMA DEL PCPE

1520 - Promover estructuras que confluyan en el Frente Obrero y Popular por el Socialismo, en barrios y centros de trabajo, que tengan la capacidad
de intervenir en la situación de las mujeres en su ámbito, promocionando valores de igualdad y reconocimiento de la situación de las mujeres.
- Tutela, por parte de esas secciones, de las situaciones de agresión, marginación y violencia, que se produzcan en su ámbito, reconociéndoles
la capacidad de instar los procedimientos pertinentes ante la justicia, y la administración pública.
- Control de la gestión de los centros de planificación familiar, asistencia a situaciones de violencia, agresiones o marginaciones, contra las
1525 mujeres, por parte de esas secciones del FOPS.
- Intervención de las Secretarías Feministas de las organizaciones sindicales en toda situación o conflicto en los centros de trabajo en los que
se produzca una situación de discriminación y/o violencia contra las mujeres.
- Establecimiento de una regulación laboral que reconozca a las organizaciones de mujeres su capacidad de personación en toda situación
discriminatoria y/o violenta contra las mujeres.
1530 - Reconocimiento de la participación vinculante de las secciones feministas de las organizaciones sindicales en todo proceso de contratación en
las Administraciones públicas.
- Creación en todo ámbito laboral, o de barrio, de instalaciones para la gestión de la discriminación y/o violencia contra las mujeres. Centros
dotados de recursos materiales y económicos para su funcionamiento, con horarios adaptados a la accesibilidad de las mujeres, y dotados de
especialistas en igualdad y contra la violencia.
1535 - Intervención y reconocimiento del derecho de las organizaciones de mujeres, en lo sindical y en el ámbito del movimiento feminista, a
participar en los procesos judiciales en los que se traten casos de violencia contra las mujeres, teniendo una cuota asignada en el caso de
juicios con jurado.

PROPUESTAS ESTRATÉGICAS DEL PCPE


1540
- Establecimiento, por ley, en todo centro de trabajo, y barrio, de organizaciones de mujeres, con capacidad reconocida para intervenir ante
toda situación de discriminación y/o violencia, con capacidad decisoria y resolutiva.
- Reconocimiento de todo modelo de grupo familiar, sin restricciones, con derechos reconocidos de apoyo social, acceso a servicios, e inserción
en la comunidad.
1545 - Creación en los barrios de centros de servicios de apoyo a los grupos familiares, que atiendan a las necesidades derivadas del mismo modelo
del grupo familiar y a la situación de los miembros del mismo.
- Ampliación y creación de mecanismos que faciliten la socialización de los hijos e hijas, esto es la prestación de servicios comunitarios de
cuidados que permitan a los hijos e hijas la inserción en la comunidad de forma colectiva
- Creación en todo centro de trabajo de más de cien empleos, y con jornada partida, de servicios de comedor, cuidado de niños, y apoyo a
1550 incidencias del grupo familiar, de carácter gratuito.
- Derecho a la separación y al divorcio a instancia de una de las partes, sin restricciones.
- Derecho al aborto libre y gratuito con cargo a la Seguridad Social, por decisión libre y unilateral de la mujer, sin más requisitos previos.
- Legislación que impida la asignación de roles discriminatorios o subsidiarios a la mujer en toda actividad social, ya sea de comunicación,
publicidad, cultural, ocio, etc. Control de su aplicación por parte de las organizaciones de mujeres.
1555 - Justicia por jurado popular en todos los casos de violencia y/o discriminación de las mujeres, con cuota específica de las organizaciones de
mujeres en los mismos.
- Consideración de la violencia contra las mujeres en situaciones de guerra como crímenes de guerra, y de lesa humanidad.
- Creación de un Ministerio de la Mujer por un largo período, hasta que retrocedan de una manera significativa las estructuras ideológicas del
patriarcado.
1560
Propuestas organizativas en la situación actual:

La lucha consciente es la única forma de enfrentar el capitalismo del siglo XXI. Si esto es así para la clase obrera en su conjunto, las mujeres en
especial sabemos por propia experiencia que el reconocimiento formal de los derechos dentro del capitalismo no nos libera de una vida como criada
1565 en la familia, de la discriminación por prejuicios y costumbres burguesas, ni de la explotación. Igualmente, en la situación actual de crisis general
sistémica, reclamar los derechos post-franquistas y apelar “al estado de bienestar” entre otras muchas consideraciones, es una pérdida de tiempo y
energía, pues ni siquiera con éstos, las mujeres trabajadoras habíamos conseguido la igualdad en las principales tareas vitales, si repasamos
algunos datos sobre la situación sociolaboral de las mujeres en nuestro país se muestra con datos estadísticos lo falaz que resultan esos
llamamientos. Ahí, el feminismo burgués se encuentra en un callejón sin salida. Sin embargo, el feminismo de clase y la propuesta política que
1570 articule los mecanismos para conseguir que esa fuerza de trabajo barata (femenina) se convierta en la pieza clave que active y catalice la lucha de
la clase obrera contra el capital en la lucha contra el capital, está colocando los elementos necesarios para convertirse en la herramienta que la
clase obrera, compuesta de hombres y mujeres, necesita para su emancipación: a) la ideología patriarcal relega a la mujer a la vida privada
mientras que el hombre sí puede tener un rol público y político; b) la preponderancia de las corrientes reformista en el movimiento feminista; y c) una
autocrítica al escaso trabajo que hemos hecho en general las organizaciones comunistas y revolucionarias en el Estado español.
1575

1580
El destacamento comunista que compone el PCPE tiene la tarea de trasladar sus análisis al conjunto de la clase, de logar la toma de conciencia y
de transformarla en organización para, en primer lugar, defenderse de los ataques a la clase trabajadora y las capas populares y, en segundo lugar,
colocar a la clase en la senda de lucha por una nueva sociedad, en definitiva en la senda de lucha por el socialismo.
1585 Sin embargo, hablando del 50% de la clase que suponemos las mujeres, el escollo es aun mayor debido a nuestros condicionantes de género. La
participación de las mujeres en sindicatos y organizaciones de la clase obrera estaba y sigue estando condicionada no sólo por la propia situación
sociolaboral, sino por la obligación de compaginar empleo y responsabilidades familiares, siendo nuestro trabajo no solo y estrictamente laboral,
sino también y fundamentalmente de reproducción y cuidados, semilla de múltiples discriminaciones. La cuestión es que de antemano nos va a
suponer un enorme desgaste e incluso, en algún momento de nuestras vidas, constataremos la incompatibilidad para compaginar tantas jornadas
1590 superpuestas. La división sexual del trabajo no permite a las mujeres su inclusión en las organizaciones en condiciones de igualdad, la propia
estructura de las mismas tampoco contribuye a facilitar esa participación en determinados momentos vitales y en la actualidad con la crisis
estructural que ha dado lugar a políticas que desmantelan los limitados sistemas de protección social, se incrementan el peso de los cuidados en los
hogares individuales y se imposibilita y dificulta objetivamente nuestra participación en la lucha y en las organizaciones de la clase.
1595 Desde la creación en el 1984 del PCPE y más tarde de la Comisión de la Mujer, precursora de la Comisión Feminista y ahora Secretaria feminista
tras el X Congreso, el Partido siempre ha tenido presente la necesidad de intervenir, decididamente, en este aspecto de la lucha política del que el
movimiento comunista, por ausencia, ha dejado un amplio campo de trabajo y desarrollo a las más diversas corrientes ideológicas. La creación de la
comisión fue la expresión de la voluntad política de abordar e intervenir desde nuestras categorías marxistas en la lucha de las mujeres y la
realización de la 1a conferencia feminista (febrero 2009) tenía como intención el dotar de una política feminista para el proyecto revolucionario, con
1600 nuestros aciertos y con nuestros errores, pero forma parte ya de nuestro bagaje colectivo. Ese acervo es algo irrenunciable.

El trabajo nunca fue fácil, tampoco ahora, y se trata de hacer avanzar en la práctica el trabajo del Partido en dos sentidos: en el campo de la
liberación de la mujer trabajadora con la reivindicación natural y sin límites de la totalidad de derechos civiles básicos que les corresponden a las
mujeres y en la profundización teórica de las causas que todavía impiden la igualdad de la mujer con el hombre y que, en lo más inmediato, nos
1605 afecta en nuestras filas con una muy baja presencia de mujeres militantes. Ambos campos están íntimamente ligados y sin uno u otro resultará
imposible avanzar en ninguno de ellos.

Ni la igualdad en derechos formales, ni la eliminación de la propiedad privada asegura la superación automática y definitiva del papel subsidiario y
reproductivo de la mujer en la familia y en la sociedad y por tanto hay que colocar los elementos tácticos para la lucha de hoy en la perspectiva
1610 general de lucha por la construcción de la sociedad socialista.

Propuestas a corto y medio plazo. A

nivel interno:
1615
- Implantar planes de formación, que en coordinación con la secretaria de formación sirvan para ir desarrollando el acercamiento de todos
y todas los/as camaradas a los temas relacionados con la articulación de género y clase en la lucha contra el capitalismo y el
patriarcado.
- Retomar algún tipo de actividad en las escuelas centrales (bien sea un taller, una charla, un video debate….)
1620 - Realización de materiales ideológicos propios
- Editar los documentos definitivos de esta II Conferencia y realizar actividades en todos los territorios y células para su explicación y debate.
- Trabajar específicamente las fechas que ya forman parte del calendario en todos los territorios donde tiene presencia el Partido. Trabajo
como partido y visibilizado en las fechas concretas, siempre con discurso propio y en ningún caso subalterno: - 8 de marzo. Día
Internacional de la mujer trabajadora - 28 de septiembre. Jornada mundial por el derecho al aborto - 25 de noviembre. Día internacional
1625 contra la violencia de género. Con el objetivo a corto plazo de que sea una realidad en todos los lugares donde hay una célula o núcleo
del PCPE y/o su juventud.
- Referenciar y colocar al partido como un espacio también para la lucha de las trabajadoras.
- Reforzamiento de la intervención de las mujeres comunistas en el ámbito sindical
- Crear un ambiente de seguridad en el que se puedan denunciar y criticar las actitudes machistas con el fin de erradicarlas. Para ello la
1630 herramienta principal será la formación y cuando sea necesario se aplicará el régimen sancionador.
- Referenciar en los análisis la situación concreta de sobreexplotación y opresión de las trabajadoras y también en las propuestas, sólo así
podremos cambiar subjetividades y sumarlas al proyecto. ¿Cómo se van a sumar al proyecto de construcción del socialismo si no ven la
relación entre su situación, lo que les pasa y el capitalismo en crisis?
- Iniciar, a través de entrevistas para el UyL y en coordinación con el área de internacional del C.C., relaciones con otras comisiones
1635 feministas de partidos hermanos o secciones.
- Retomar y hacer un seguimiento continuado del trabajo con la FDIM. Dado que la coordinación europea la llevan las griegas y hasta el
momento hacen un trabajo insuficiente, hay que explorar otras vías de trabajo de coordinación. Sin descartar la FDIM como marco
externo (vía asociación u otras) tendremos que desarrollar y definir el marco de relaciones con los departamentos de la mujer de partidos
comunistas con los que tenemos relaciones.
1640
A nivel externo:

- Las dificultades externas para este trabajo tienen que ver con la realidad de las mujeres trabajadoras (ampliamente analizada en
apartados anteriores). Resumiendo, en primer lugar, guardan relación con su situación y dificultades para la participación en la lucha y,
en segundo lugar, con la permeabilidad a las posiciones ideológicas burguesas (feminismo al servicio del capitalismo o versiones más
modernas). Así, el capitalismo que ha conseguido parcelar para que no observemos el todo, tiene también atrapadas a las trabajadoras
en luchas parciales y específicas y el reto es encontrar el camino por el que las mujeres de la clase trabajadora y esas reivindicaciones
específicas se integren
en la lucha general de la clase y en la lucha por el socialismo. ¿Dónde se organizan las mujeres trabajadoras? En sindicatos, en
organizaciones de mujeres (amas de casa, feministas de distinto signo), algo en partidos políticos y, la gran mayoría no están
1645 organizadas.
- Trabajar directamente con colectivos obreros donde hay una mayoritaria composición femenina: dependientas, limpiadoras, cajeras,
auxiliares clínicas, camareras, almacenes, conservas… averiguar cuáles son los problemas específicos en su condición de mujer que
más les afectan y trabajar la necesidad de la organización y la lucha contra estos problemas como reflejo del sistema capitalista
patriarcal. Vinculando así la lucha contra el patriarcado y las desigualdades de género con la lucha por el poder obrero y la construcción
1650 del socialismo.
- Organización de las mujeres trabajadoras (frentes, centros de trabajo, centros de estudios, asociaciones de vecinos etc.)
- Campañas de trabajo: preparación de una campaña en los centros de trabajo mayoritariamente formado por mujeres trabajadoras
(camareras de piso, limpieza, zafra, flores etc)
- Con el desarrollo del trabajo del Partido en los barrios obreros, a través de los CUP, se trataría de organizar a mujeres entorno a las
1655 luchas por la emancipación y contra la doble opresión a partir de la problemática concreta.
- Tanto en los CUP como en los CUO, según los niveles de desarrollo de cada lugar, los ejes sobre los que trabajar y desarrollar la
incorporación de mujeres trabajadoras podrían girar en torno a: mayor flexibilidad horario en los puestos femeninos, menores salarios
en mismos puestos, acoso laboral, agresiones en el marco laboral, uso y abuso del cuerpo de las mujeres en el desempeño de su puesto
de trabajo, incompatibilidad del modelo de militancia con el reparto de las tareas de cuidados, empleo por debajo de cualificación
1660 profesional, representación sindical, mujeres organizadoras-invisibles, el liderazgo y las portavocías, desaparición de los recursos en las
empresas para "compaginar " vida laboral y familiar.
- Desarrollar la asociación Feministas por el Socialismo, como marco al que incorporar a mujeres a la lucha, a partir de actividades
específicas y trabajo constante. Centrando el trabajo en las reivindicaciones de género de las mujeres asalariadas.
- Esta asociación u otras que pudieran surgir, según el grado y desarrollo alcanzado en cada momento, tendrían como elemento de
1665 unión las condiciones de vida de las trabajadoras y darán prioridad a las luchas que afectan a las mujeres de la clase obrera, pues se
trata de ofrecer un marco organizativo a las mujeres desde temas específicos, a través de los cuales y relacionándolos con las
cuestiones generales de la clase , incorporarlas a la lucha general por el socialismo en el FOPS.
- El desarrollo del Frente Obrero y Popular por el socialismo vendrá determinado en la medida que los elementos anteriores a lo interno y
externo se desarrollen, junto con el resto de alianzas sociales que han de vertebrar el FOPS.
1670 - Determinar el grado de vinculación con el grupo de trabajo sobre mujeres trabajadoras que hay constituido en la FSM. Si bien este marco
se debe cubrir desde los CUO por ser el lugar natural para ese vínculo es desde el partido desde donde lanzar las propuestas que han
de desarrollarse en este sentido.

Anexo 4 Agitación y propaganda.


El trabajo de Agitación y Propaganda. Las tecnologías de la comunicación
1675
El trabajo de agitación y propaganda (Agipro) es una parte fundamental de la actividad en la lucha política e ideológica del Partido, y de su relación
con la clase obrera. Existen una diversidad de técnicas y medios para la realización de la Agipro, y el Partido debe hacer uso de todas ellas,
priorizando aquellas de más fácil acceso y de mayor eficacia. El partido debe asegurar siempre que el estilo e imagen de nuestro discurso, nuestra
propaganda y nuestra agitación, sean acordes con el medio utilizado y con el desarrollo de la conciencia del colectivo a quien se dirige.
1680
Consideramos la Agipro como el conjunto de actividades y medios de que el Partido se vale para difundir su propuesta política, y para llamar a la
organización de la clase obrera en la lucha política práctica. Así un periódico, un cartel, un vídeo, un mítin, una pintada, la megafonía, una asamblea
improvisada a puerta de fábrica, etc., son actividades de Agipro. Siendo la agitación y la propaganda dos planos diferentes de estas actividades,
que tienen características específicas.
1685
La agitación es una actividad lanzada de forma colectiva a sectores amplios del pueblo y de la clase, trabaja con ideas centrales, cortas y precisas,
tiene un componente subjetivo fuerte, e incluso emocional. Para ello es necesario conocer muy bien al colectivo amplio al que se dirige, sus
intereses, su ánimo, sus dificultades y sus problemas. La propaganda se desarrolla más en un plano explicativo, desarrolla más las ideas, incluso
tiene una interlocución con el sujeto a quién se dirige. Cuando se logra esta interlocución es cuando la propaganda llega a su mayor nivel de
1690 eficacia, puesto que el sujeto pasa a convertirse en sujeto activo protagonista de la explicación de las propuestas y análisis del Partido.

Las Tecnologías de la Información y Comunicación, en su utilización vinculada a la actividad partidaria, se pondrán al servicio exclusivo de la
estrategia y táctica políticas del Partido y no al revés. E igualmente subordinadas a la rigurosa aplicación del Centralismo Democrático. Especial
atención debe prestarse a evitar que la inmediatez comunicativa facilitada por las actuales tecnologías de mensajería instantánea tipo “Whatsapp” o
1695 “Telegram” contribuya al empobrecimiento, e incluso frivolización, de la información de carácter político transmitida entre militantes a los distintos
niveles organizativos del Partido. La mensajería instantánea sólo se utilizará para la transmisión de informaciones puntuales pero nunca para el
debate político.

Los Comités del Partido deciden los medios a utilizar por la organización en su ámbito territorial. Cualquier medio de comunicación territorial estará
1700 bajo la dirección política del correspondiente Comité, y tendrá a su frente a un/a militante del Partido elegido por dicho Comité.

El uso de cualquier medio digital por parte de un Comité limitará su actividad a las competencias del mismo. Por tanto no podrá abordar cuestiones
que son responsabilidad y competencia de órganos superiores. Teniendo en cuenta que cualquier medio digital tiene una difusión ilimitada, en
ningún caso su utilización puede abordar cuestiones que no sean de su exclusiva competencia, y su uso se debe limitar a las actividades de su
1705 territorio concreto, y/o a difundir la línea política del Partido definida por los órganos superiores.
1710 Ningún miembro del Partido, de forma individual, puede hablar en representación del Partido, salvo quien ostente la Secretaría General en el
cumplimiento de sus tareas. En los demás casos, el Partido oficialmente se posiciona en un tema exclusivamente a través de las resoluciones
emanadas de sus órganos; por tanto cualquier otra opinión que se exprese en redes sociales o plataformas digitales por miembros del Partido serán
únicamente opiniones personales, que nunca se emitirán en su condición de miembros del Partido, o de forma que puedan comprometer al Partido.
Los miembros del Partido que, en estos medios, traten temas en base a opiniones personales, especialmente sobre las que el partido no tiene una
1715 posición decidida, no lo harán nunca en su condición miembros del Partido. En el caso de militantes de amplia significación partidaria no se
realizarán posicionamientos personales en estos medios, pues inevitablemente siempre vincularían al Partido. La actuación de cualquier militante
que, por su actitud personal negligente, perjudique a la imagen del partido responderá ante su organización en aplicación de los Estatutos del
Partido.

1720 Las comunicaciones digitales personales se usarán para difundir propuestas del Partido entre amistades y personas cercanas, sin añadidos de
ningún tipo, y sin entrar en debates sobre las mismas en su condición de militante del Partido. No obstante, en redes sociales no se desarrolla
política de la organización. Mediante mensajes públicos, o privados, en las redes sociales no se participa en debates de ningún tipo.

Es un deber de cada militante que se mueva en las redes el dar una batalla agitativa y propagandística contra la ideología burguesa, actuando
1725 siempre bajo las premisas aquí expuestas. Es un hecho que las redes sociales son una fuente de creación de ideología, y que la clase dominante
no escatimará medios para que sea su ideología la que prevalezca (desde la publicidad hasta la creación de perfiles artificiales para difundir
determinadas posturas mediante software avanzados). Y, aunque sabemos que la batalla definitiva contra esa dominación no dependerá de
Facebook o Twitter, sí debemos esforzarnos por utilizar todos los medios a nuestro alcance por combatirla.

1730 Si por estos medios salen contactos para el Partido deberán pasarse a la responsabilidad de Organización territorial correspondiente

Cualquier militante tiene la obligación de configurar sus perfiles conforme a los mayores criterios de privacidad y seguridad. Se evitará la publicación
de imágenes que faciliten información de riesgo.

1735 Anexo 5 Política de Finanzas.


Una Capacidad Organizativa Leninista necesita de una Finanzas Avanzadas y Revolucionarias

Las finanzas tienen un sentido político determinante para el desarrollo del proyecto del Partido. Este sentido político viene de que la militancia del
1740 Partido, consciente de la necesidad de disponer de recursos económicos suficientes para darle la mayor eficacia a la acción revolucionaria, se
compromete y desarrolla todo tipo de iniciativas para dotar al Partido de esas finanzas. En general, se puede afirmar que las organizaciones que
carecen de unas finanzas suficientes, esencialmente, lo que tienen es un problema político y, por otro lado, aquellas organizaciones que tienen una
buena política de finanzas se corresponden con militantes que tienen un profundo y consolidado compromiso revolucionario.

1745 El primer paso de las finanzas, que es el pago de la cotización regular por parte de toda la militancia, ha de ser una norma que ningún miembro del
Partido deje de cumplir. Las cuotas personales, además de las cuantías fijadas por los Estatutos, deben responder a un esfuerzo personal que sea
expresión del compromiso revolucionario de cada militante. Se considerará, en todos los casos necesarios, las situaciones de militantes en situación
económica excepcional, donde el Comité superior deberá estudiar cada caso individualmente y darle un tratamiento adecuado.

1750 La aprobación de un presupuesto anual, y de su liquidación, serán asumidas regularmente por el CC. En ese presupuesto se contemplarán todas
las campañas previstas para el año, con el fin de planificar el pago regular de cuotas y, en la medida de lo posible, evitar que las campañas sean
pagadas vía derrama.

Se comenzará un trabajo sistematizado para establecer unas finanzas a partir de actividades productivas, siendo tarea del CC establecer en qué
1755 ámbitos y con qué medios

Se crea el ‘Día del Partido’, que consiste en contribuir a las finanzas de la organización con un día de salario íntegro al año. Esta iniciativa, se
llevará a cabo de manera centralizada será el CC quien fije los tiempos previa consulta a los territorios
1760 En este periodo se unificarán y centralizarán las finanzas del Partido, Un Partido Leninista aplica el centralismo en todas sus esferas políticas y
orgánicas.

En la esfera de la recaudación de las cuotas como en la asignación territorial, la comisión de finanzas estudiará y pondrá en marcha métodos y
modelos de liquidación que faciliten a los territorios esta labor. Se centralizarán todas las iniciativas recaudatorias, las células y territorios informarán
1765 de las iniciativas que al respecto pongan en marcha, ejemplos: Loterías y Sorteos, Venta de Materiales, etc, el CC aplicara unos porcentajes
adecuados a las necesidades concretas. Todos los comités intermedios liquidaran cuotas y demás obligaciones financieras cada 60 días como
máximo.

El CC abordará también las finanzas diferenciadas de la FOIC, con la finalidad de activar, en función de las posibilidades existentes, el
1770 funcionamiento de la misma e integrarla en el plan de actividades del Partido.

Por otro lado, es necesario que las iniciativas financieras que se desarrollen no se centren única y exclusivamente, aunque sí de forma prioritaria,
en la financiación de campañas centrales y del aparato del Partido. Es necesario desarrollar unas finanzas capaces de dar respuesta las
necesidades agitativas del Partido, capaces de financiar la apertura de nuevos locales, de cubrir los costes de servidores y dominios digitales
eficientes, etc.
La primera reunión del CC después del Congreso establecerá un plazo determinado para abordar el tema de las finanzas, de forma que se refuerce,
aún más si cabe, el objetivo de financiar el aparato central del Partido. A esta tarea se destinarán todos los medios humanos y materiales necesarios

Anexo 6 Aparato Central.


1775
Aspectos administrativos.
En función del desarrollo del Partido será necesario un/a responsable del trabajo administrativo: gestión de censos, correspondencia, archivo,
gestión de viajes y alojamientos, etc.

1780 Desde estas bases se crea el aparato del Partido, con la implicación directa de las Secretarías de Organización, del CC y de Finanzas. Hay que
debatir mucho en el proceso de este Congreso sobre esta cuestión, y avanzar en una formulación concreta de como construiremos este Aparato.

No podemos tener la foto fija de un Aparato central de oficina en Madrid con camaradas que trabajan en su mesa y su ordenador.

1785 Eso puede ser una parte del aparato central, pero no es esa necesariamente la concepción de aparato central a la que debemos aspirar. El Aparato
central del Partido debe ser un Aparato compuesto por camaradas con disposición de tiempo y dedicación, que desarrollen un intenso trabajo
político y organizativo con enorme agilidad en todo el territorio del Estado. Inicialmente a estos miembros del Aparato se le abonarán los gastos de
desplazamiento necesarios en sus actividades, sin otra retribución.

1790 Ese aparato requerirá la puesta en marcha de fuentes de financiación que aporten los medios económicos necesarios para nutrirlo. Por ello el
nuevo CC pondrá en marcha las iniciativas necesarias para obtener esos recursos económicos con carácter de urgencia.
El proceso de construcción de ese aparato del Partido será gradual, empezando por elegir los cuadros que trabajarán en el mismo, aunque
inicialmente lo hagan a tiempo parcial y desde su lugar de residencia. A ese proceso gradual se le dará una atención especial para que su
desarrollo temporal sea lo más breve posible. El objetivo último es el de disponer de un equipo de cuadros trabajando en la sede central del Partido,
1795 con dedicación plena y retribución por su trabajo.

Los miembros que se incorporen al aparato serán elegidos por el CC a propuesta del Secretariado Político, quien presentará un informe detallado
por escrito, sobre las características del cuadro, que avale la propuesta. En el momento de la elección se podrá establecer un límite de tiempo para
su pertenencia al aparato, cesando automáticamente una vez vencido el mismo. Su posible cese, por cualquier razón, antes de la finalización del
1800 plazo fijado, seguirá igual procedimiento.
Una característica que se evaluará de manera significada será la disponibilidad y facilidad para desplazarse a las organizaciones territoriales.

Para el funcionamiento del aparato central se recurrirá a todos los recursos de tecnologías de la comunicación que faciliten la agilidad y la rápida
relación con el conjunto de organizaciones y cuadros del Partido.
1805
La relación del Aparato central con el Secretariado Político se realizará a través de la Secretaría de Organización.

Los miembros del aparato rendirán un informe periódicamente, según se les solicite. Estos informes serán conocidos por el CC.

1810 Anexo 7 Formación ideológica.


Texto del X Congreso
Un partido que lucha desde posiciones ideológicas monolíticas

1815 El PCPE, que tuvo su nacimiento fundamentado en la defensa del marxismo-leninismo, tiene que desarrollar un trabajo continuado de
fortalecimiento teórico de todo su activo militante, en las coordenadas de la lucha ideológica frente a las clases dominantes, ideología que penetra
en las filas de la clase obrera desde su privilegiadas posición de ideología dominante del sistema. Cuando hablamos de una posición monolítica de
ninguna manera se hace con un sentido que se pueda interpretar como restrictivo del necesario y constante debate en el campo de las ideas, sino
en el sentido de la más firme defensa de nuestro método de análisis e interpretación de la realidad (el materialismo dialéctico) y de nuestras
1820 posiciones proletarias revolucionarias, donde la actitud de toda la militancia y de todas las organizaciones y órganos del Partido ha de ser la más
firme defensa de las mismas. A tal fin, y respondiendo a la necesidad de incrementar la capacidad analítica del activo militante en el terreno de la
lucha ideológica, el CC del Partido procurará desarrollar, mediante el Sistema de Escuelas de Formación, el estudio crítico de las distintas corrientes
y aportaciones que el marxismo ha tenido durante el S.XX y el actual S.XXI. Con ello se persigue un doble objetivo: por un lado, el estudio de los
aciertos y errores de las diversas corrientes que se declaran marxistas y, por otro, una defensa cada vez más certera y fundamentada del
1825 marxismo-leninismo.

La formación ideológica es una tarea permanente de todo el Partido, y de cada militante. Esa formación se realiza de una manera planificada, como
una de las actividades de las células del Partido.

1830 El CC del Partido aprueba anualmente los planes y calendarios de los cursos de formación impartidos en el Sistema de Escuelas de Formación,
compuesto por la Escuela de Cuadros y las Escuelas Territoriales, dirigido por la Secretaría del Trabajo Ideológico del Comité Central. Estas tareas
se coordinarán con las que realicen los CJC, para dar coherencia y unidad a las mismas, bajo la dirección del Partido.

Las organizaciones territoriales del Partido podrán celebrar sus Escuelas de Formación, siempre aprobadas previamente por la Secretaría del
Trabajo Ideológico.
1835
En la actividad de cada célula del Partido se realizará una tarea continuada de formación. En este caso los contenidos de dicha formación se
ajustarán a las condiciones particulares de quienes componen la célula, a la realidad concreta de su nivel de formación, con supervisión del Comité
superior inmediato.
1840 En esta nueva fase será necesario avanzar en la sistematización del seguimiento de la formación de cada militante, con evaluaciones reales de sus
avances y necesidades de formación, manteniendo un fichero actualizado.

El activo de CdP tendrá un plan personalizado de formación, que será supervisado por la Secretaría de Trabajo Ideológico, y ajustado a las
necesidades de cada cuadro.
1845
Texto del XI Congreso, que se añade al anterior como cuerpo de la Tesis a debatir

Uno de los aspectos fundamentales que están en relación con el desarrollo de un proyecto comunista es la formación en el seno de la organización
revolucionaria y en cada uno de los militantes que conforman dicha organización.
1850
Siempre se ha hecho hincapié en su enorme importancia, a lo largo de la historia y la vida de las organizaciones comunistas; pero, a través de su
reiteración en los documentos y en las distintas intervenciones, han dejado una especie de lugar común con respecto a ésta. Su repetición
mecánica, la insistencia de su importancia, la reiteración sistemática de argumentos, textos y documentos sobre la formación han vaciado a ésta de
cualquier sentido práctico, dialéctico, vivo y eficaz.
1855
La formación en la mayoría de las experiencias partidarias se ha convertido en un memorándum de recetas, de normas establecidas que colocan en
situación de “comodidad” a las direcciones partidarias para conseguir un status quo favorable a su dominio ideológico.

La pregunta que cabría hacerse, si es que hasta aquí coincidimos en el análisis de la experiencia crítica de la formación en los partidos comunistas,
1860 es qué tipo de formación es la adecuada y la acorde con el enorme potencial científico del marxismo-leninismo.

Aquí nos encontramos con el problema de definir previamente para qué debe servir la formación a una organización comunista. Ésta es la
agrupación de la acción consciente política de la clase obrera, consecuentemente supone hacer de la acción política de los comunistas, en tanto
miembros de la clase obrera, una acción basada en la conciencia de la situación concreta de la misma y la manera de superar dialécticamente esa
1865 situación histórica hacia la emancipación. ¿Pero qué tipo de conciencia debemos generar para que nuestra acción política sea coherente, eficaz,
clara y nítidamente anticapitalista o consecuentemente revolucionaria? Una conciencia que sea crítica, colectiva y profundamente dialéctica; es
decir desalienante o mejor dicho, que sea consciente de su propia alienación, en tanto en cuanto, como obreros y obreras, somos miembros activos
de la sociedad burguesa, mercantil y alienante.
1870 Por tanto, el primer factor que debe desarrollar la formación comunista es crear una conciencia o generar los factores formativos y culturales para
favorecer el crecimiento de un pensamiento colectivo en el partido, crítico, antidogmático, dialéctico y vivo, sobre todo vivo, en el sentido de
colocarse en el momento actual de la lucha de clases. Debe ser una conciencia actual, dominadora de las claves que permiten situar las
condiciones específicas del desarrollo de la lucha de clases en una formación económica, social y política concreta, en nuestro caso el Estado
burgués español. Sólo a través del análisis del espacio de valorización y acumulación de capitales en el que estamos inmersos podremos
1875 convertirnos en auténticos revolucionarios que guíen a la propia clase obrera al poder.

Otro factor esencial de la formación es el relacionado con la propia construcción de la organización revolucionaria. Esta debe ser construida por
revolucionarios plenamente formados o con la intención de formarse como cuadros revolucionarios de una vanguardia que en la práctica y en la
teoría es consciente de las necesidades de su propia clase; solo la objetividad de reproducir teóricamente las determinaciones históricas y sociales
1880 que nos condicionan como miembros de la clase obrera es la primera y fundamental condición para poder tener y efectuar una acción política
verdaderamente anticapitalista. Hay que entender que el capital es esencialmente y por encima de todo, una relación social histórica y concreta; una
relación basada en la propiedad privada y en la condición de crear seres “libres” en su carácter de desposeídos de medios de producción y por
tanto, obligados como tales seres libre a vender su fuerza de trabajo, ésta también entendida como propiedad privada del obrero. Este es el
mecanismo que supone la base del capital; la valorización de la fuerza de trabajo en forma de plusvalía. Esta relación social que nos incapacita para
1885 controlar socialmente el producto de nuestro trabajo, haciéndonos creer, como clase obrera, que somos libres y conscientes de nuestra realidad, es
la que determina que de esta condición de vida se infiera, objetivamente y por encima de nuestra voluntad, una conciencia alienada en cuanto
miembros de una sociedad basada en el capital y el valor.

Sólo siendo consciente de que nuestra conciencia es producto de las relaciones sociales concretas, históricas y objetivas que conforman el capital y
1890 el valor, seremos verdaderamente consciente de la necesidad histórica de la superación, mediante la destrucción del trabajo-valor como forma de
organización de la vida social. Y, por tanto, crear las condiciones para una sociedad comunista.

La formación comunista por tanto, debería incidir primordialmente sobre esta situación paradójica; la necesidad de crear una conciencia que es
contraria a la propia esencia como miembros sociales de una situación histórica, una conciencia que es consciente de su propia enajenación, de sus
1895 propios límites históricos y de sus condicionantes sociales. Pero esta conciencia sólo puede construirse paso a paso, a través del análisis concreto,
dialéctico, pormenorizado de la realidad y de las determinaciones y necesidades en forma de posibilidades que construye la realidad concreta e
inmediata. Las categorías marxista del pensamiento, del análisis del capitalismo son esenciales en la configuración de esta conciencia; solo con el
dominio de estas categorías podemos trazar una línea política táctica y estratégica que permitan un desarrollo consciente y coherente de la lucha de
clases hacia un objetivo anticapitalista. Por tanto, la formación individual es la base que permita la participación activa y colectiva de toda la
1900 militancia comunista. Sin la continua necesidad entendida como tal de formarnos como miembros consciente de la sociedad no estaremos en
condiciones de poder contribuir a crear y reproducir esa conciencia dialéctica y marxista. Por tanto no podemos contribuir a la construcción de
la organización
revolucionaria que organice la acción política consciente de la clase obrera. Todo por tanto, está relacionado; la formación, la conciencia , la
organización, la acción política. Ese son los ejes de la acción revolucionaria.

1905 Hasta aquí sería lo que podemos reflexionar como el modo de ir pensando lo que debe ser la formación en un partido comunista, qué objetivos
debe trazarse; a modo de conclusión pero a la vez de inicio, de punto de partida: la formación debe estar encaminada a estimular al militante para
que se forme en tanto elemento necesario como miembro de una organización como el que requiere las tareas prácticas y cotidianas que permiten
una intervención política. Que dicha formación debe rechazar todo lo que de esquemático, falso, mecánico y repetitivo que tiene y ha tenido la
formación comunista, y por el contrario hay que fomentar una formación colectiva, verdaderamente colectiva y no sólo enunciativa, viva, práctica,
1910 desprejuiciada, antidogmática y participativa, realmente participativa.

No una formación cuya intención en el fondo, y sin decirlo, sea crear militantes de primera (cuadros) y militantes de base; esta división en el seno de
una organización jerarquizada y disciplinada es casi inevitable, pero debe tenderse a una formación que combata la división burguesa del trabajo y
que favorezca el que cualquier militante sea un cuadro revolucionario y revolucionaria, sin excepción. Una formación integral, no sólo teórica, que
1915 propicie la adecuación del militante al marco necesario (de respeto, de comportamiento, de predisposición) para que la teoría y la práctica del
militante sea coherente con la acción revolucionaria.

A partir de aquí sería necesario situar una serie de términos básicos, indispensables para poder empezar a tener una visión correcta del
planteamiento marxista de la historia y los procesos históricos. Dado que nos estamos refiriendo a la formación y la necesidad de que ésta adquiera
1920 un sentido práctico en la organización comunista sería absurdo que este concepto permaneciera en la abstracción. De ahí la necesidad, entiendo,
de ir dotando de contenido a los conceptos básicos que todo militante debe trabajar; En ese sentido habría que realizar un esfuerzo de síntesis en
torno al concepto a través del cual se levanta todo el pensamiento marxista de cualquier militante; la concepción marxista de sociedad.

Lo primero que habría que referirse es ¿qué entendemos o debemos entender por materialismo histórico? O dicho de otro modo, ¿cuál es la base
1925 de la cual partir en la reproducción teórica del capitalismo como formación histórica?

En primer lugar, hay que decir que no hay una definición exacta y diáfana del tal término en la obra de Marx, sino que el materialismo histórico es,
más bien, un método de análisis, un marco teórico que recorre toda la obra de Marx como eje modulador de ésta, pero no hay una obra específica
que aclare, conceptualmente, dicho término. Donde más claro está, y donde más específicamente se centra en este aspecto es en tres obras
1930 fundamentales: Ideología alemana, Prefacio a la contribución a la crítica de la economía política y en el Manifiesto Comunista.

Es en estas tres obras, donde queda reflejado, una reflexión más profunda sobre el sentido del método histórico en Marx, cuya esencia básica es la
unidad dialéctica, la relación entre el ser humano, el trabajo y la sociedad.

1935 ¿Cuál es la idea básica desde la que parte Marx para construir su visión histórica? La idea de que el sujeto de la historia es el hombre y la mujer
concreto en unas circunstancias sociales y económicas determinadas. No es, por tanto, una determinada idea-fuerza, un espíritu, una humanidad,
sino, por el contrario, un sujeto determinado, en un tiempo y lugar determinado y concreto. El hombre, podemos decir, se crea a sí mismo en base
al trabajo, a su relación con la naturaleza, con su entorno natural, y produce su vida material, a partir de la producción de sus medios de vida. Por
tanto, el hombre es un producto social, que forma parte de un proceso consciente y creador. Esta idea del ser humano como parte de un proceso de
1940 producción social se expresa en la frase de Marx “toda la llamada historia universal no es otra cosa que la producción del hombre por el trabajo
humano”. Aquí, y para entender bien este concepto de producción social, clave en la interpretación marxista de la vida, habría que situar al ser
humano concreto, en relación con una naturaleza de la que forma parte integral, y que interactúa con ella a través del trabajo, es decir, de dotarse
de instrumentos y recursos que operan en la naturaleza y que la transforma, creando, ese trabajo humano, una producción de medios de vida. Todo
ello se hace en un proceso de relación con otras personas, esto es, en sociedad, que genera una cultura, hábitos y una visión del mundo que es
1945 social.

Esta interpretación de la base de la historia como un producto social se acompaña del método dialéctico aplicado a la misma historia, que explica
que el motor de los procesos históricos, lo que determina la marcha de la historia es la contradicción, la lucha de contrarios. La dialéctica que se
deriva entre las relaciones sociales que establecen las personas entre sí y en su entorno y el desarrollo de las fuerzas productivas, es decir, de los
1950 instrumentos, las técnicas, los objetos productivos, hábitos, formas, etc con que producen, desde el punto de vista social, los medios de vida.

De aquí se deriva una idea fundamental de la visión materialista de la historia, la de que el ser social determina la conciencia. Es decir, que la
conciencia, la manera de interpretar la vida y el mundo, en un momento determinado, está condicionada por el ser social, por las relaciones
sociales, que a su vez, derivan de las relaciones de producción en ese momento.
1955
Aquí lo que hay que entender básicamente es que nuestras ideas sobre el mundo no son algo intrínseco al ser humano, no deriva de nuestra
conciencia de modo, digamos automático, sino que es producto de nuestra manera de relacionarnos con el mundo del que las demás personas
forman parte junto al entorno social y natural. Y que por tanto, nuestras ideas tienen una base terrenal, social y práctica. No son la verdad revelada
por ningún dios, no son ideas innatas, no son una elaboración personal y propia únicamente.
1960
Por terminar con este término, quedarnos con una idea fundamental que, aunque pueda resultar obvia, no es menos importante tenerla en cuenta:
la historia, es la historia de los hombres y mujeres determinados, en unas circunstancias sociales y económicas que son producto de las propias
personas que van avanzando históricamente a través de la lucha entre sus condiciones para crearse los medios de vida y las relaciones sociales
que establecen para elaborar y gestionar esos medios de vida.
1965
El segundo concepto que habría que hacer referencia es el de totalidad. En ese sentido, ¿podemos tener una visión total de la historia? Es decir,
entender la historia como un proceso con categorías conceptuales que nos permite distinguir fases y etapas dentro de un proceso de avance, de
progreso, de desarrollo de la historia. Aquí nos situamos en un terreno que es parte de la lucha ideológica de las distintas interpretaciones del papel
mismo de la historia. Así tenemos la interpretación posmoderna que dice que es imposible tener una visión totalizadora de la historia, como fases,
1970
etapas, edades, etc. Que la historia es una sucesión de acontecimientos que no tienen una raíz común, ni una interpretación propia, sino que sólo
puede existir una interpretación a posteriori de esos acontecimientos que expliquen a éstos. El marxismo, por el contrario, si cree que hay una
tendencia histórica, en forma de leyes tendenciales, que si explican los procesos históricos y que sí pueden prever los acontecimientos
fundamentales que puedan situar las características generales y básicas de una época o fase.
1975
Y aquí el marxismo sitúa un marco teórico que podemos definir como modo de producción y formación económica-social. Y ¿qué es un modo de
producción? Son modelos teóricos, abstractos. De acuerdo con Marx, la combinación de fuerzas y relaciones de producción significa que el modo
en que las personas se relacionan con el mundo físico y en que se relacionan socialmente entre ellas está conectada de manera necesaria y
específica. La gente debe consumir para sobrevivir y para consumir deben producir, y eso les lleva a relacionarse de algún modo,
1980 independientemente de su voluntad. Marx lo explica así en el Prólogo de la Contribución a la crítica de la Economía Política

En la producción social de su existencia, los hombres entran en relaciones determinadas, necesarias e independientes de su voluntad, relaciones
de producción que corresponden a un grado determinado de desarrollo de sus fuerzas productivas materiales. El conjunto de estas relaciones
constituye la estructura económica de la sociedad, o sea, la base real sobre la cual se alza una superestructura jurídica y política y a la cual
1985 corresponden formas determinadas de la conciencia social. En general, el modo de producción de la vida material condiciona el proceso social,
político y espiritual de la vida. No es la conciencia de los hombres lo que determina su ser, sino al contrario, su ser social es el que determina su
conciencia.

Para Marx el misterio de cómo y porqué existe un determinado orden social y sus cambios deben buscarse en el modo específico de producción
1990 que domina esa sociedad. Sostiene también que el modo de producción da forma al modo en que se produce la distribución, la circulación y el
consumo, todo lo que constituye la esfera económica. Para entender, por tanto, el modo en que la riqueza es distribuida y consumida es necesario
saber cómo se produce.

Un modo de producción es para Marx históricamente distinguible porque constituye una totalidad orgánica, un todo que se autorreproduce durante
1995 siglos o décadas más o menos en las mismas condiciones iniciales. Realizando una determinada forma de plustrabajo social en un determinado
sistema de relaciones de propiedad las clases trabajadoras reproducen constantemente los fundamentos del orden social.

Las nuevas fuerzas productivas pueden entrar en conflicto con el modo de producción existente; Marx continúa en el Prólogo citado: Al llegar a una
determinada fase de desarrollo, las fuerzas productivas materiales de la sociedad entran en contradicción con las relaciones de producción
2000 existentes, o, lo que no es más que la expresión jurídica de esto, con las relaciones de propiedad dentro de las cuales se han desenvuelto hasta allí.
De formas de desarrollo de las fuerzas productivas, estas relaciones se convierten en trabas suyas. Y se abre así una época de revolución social. Al
cambiar la base económica, se revoluciona, más o menos rápidamente, toda la inmensa superestructura erigida sobre ella. La estructura de la
sociedad, de acuerdo a esto, no depende de los deseos ni de las intenciones de los hombres, ni de las ideas ni de las teorías, ni de las formas del
Estado ni del Derecho. El carácter y la estructura de toda sociedad se hallan determinados por el modo de producción imperante. Al cambiar este
2005 modo de producción, cambia también todo el régimen social, cambian las ideas políticas, jurídicas, religiosas, artísticas, filosóficas y cambian las
instituciones correspondientes. El cambio de modo de producción constituye una revolución.

El modo capitalista de producción, basado en la propiedad privada sobre los medios de producción, determina la división de la sociedad
esencialmente en dos clases antagónicas, el proletariado y la burguesía, en la que ésta detenta la propiedad sobre los medios de producción y el
2010 control de las relaciones sociales. Todas estas relaciones sociales, incluyendo las concepciones políticas, jurídicas, religiosas o artísticas, así como
las instituciones sociales, políticas, jurídicas y de otro tipo, se hallan condicionadas, para el marxismo, por el modo de producción capitalista.

Aquí habría que aclarar dos conceptos básicos: fuerzas productivas, que incluyen la fuerza de trabajo humano y el conocimiento disponible a un
nivel tecnológico dado de los medios de producción (v. g. herramientas, equipamiento, edificios, tecnologías, material y tierras fértiles
2015
Relaciones de producción: Que se refieren a las relaciones sociales y técnicas, las cuales incluyen la propiedad, el poder y el control de las
relaciones que gobiernan los recursos productivos de la sociedad, a veces codificados como leyes, formas de cooperación y de asociación,
relaciones entre las personas y los objetos de su trabajo, y las relaciones entre las clases sociales.
2020 Marx entendía la capacidad de producir y la participación en relaciones sociales como dos características esenciales del ser humano, y que la forma
particular de esas relaciones en la producción capitalista están en conflicto con el creciente desarrollo de las capacidades productivas humanas.

Aquí pasaríamos a un tercer concepto: la relación entre estructura y sujeto, entre las estructuras sociales, económicas e ideológicas y las personas
que forman parte de la sociedad. Y esto es un terreno abierto en la interpretación marxista, donde el propio Marx hace hincapié a veces en las
2025 estructuras y otra en el sujeto histórico. Pero, en cualquier caso, lo esencial para Marx es la lucha, como proceso histórico, la lucha de clases como
motor de la historia.

Las personas nacen y se desarrollan en un contexto determinado, bajo unas relaciones de producción concretas. Pero ¿están totalmente
condicionados por esas condiciones, por esas relaciones de producción? ¿Son, tan sólo productos de las relaciones en las que están inmersos?
2030 ¿Qué margen de autonomía tienen las personas? Pues bien contestar a estas preguntas es clave para convertirnos, o podernos convertir en sujetos
históricos, en objeto de la historia, algo básico, naturalmente, para todo proyecto revolucionario del que el partido forma parte y nosotros y nosotras
como militantes.

Porque, si bien somos productos de la historia, somos, a la vez, creadores de historia. Y esa dialéctica es básica. Participamos de unas relaciones
2035 sociales de producción de las cuales somos parte y a la vez, víctimas. Estamos condicionados por ellas, ellas nos limitan nuestra visión del mundo y
de lo que somos, pero a la vez, nosotros y nosotras las creamos. Creamos esas relaciones sociales y creamos, en términos de clase, a la
burguesía, a los explotadores y creamos a los trabajadores, los que sufren dicha explotación. Pero estamos en condiciones, a través de nuestra
práctica, de nuestra interpretación del mundo, a transformar, a cambiar el mundo, esto es, la relaciones de producción en que estamos inmersos.
Podemos, en
un acto de voluntad, cambiarlas….pero, y ese pero adquiere proporciones enormes…sólo las podemos cambiar a partir de esas propias relaciones
de producción que queremos cambiar. Traducido al momento, podemos cambiar, transformar, el capitalismo, lo podemos hacer a través de la
actuación práctica de la voluntad como trabajadores, como miembros de esas mismas relaciones de producción que crean a los explotados y los
explotadores, pero lo hacemos con el material técnico, humano e ideológico de la sociedad capitalista. Dicho en palabras de Marx: sólo podemos
2040 transformar aquello que ya está en condiciones de ser transformado.

Anexo 8 Seguridad del Partido.


Un partido preparado para luchar en todas las condiciones.
2045
El desarrollo actual, tanto del capitalismo internacional como del capitalismo español, en una etapa muy avanzada de su crisis general, adopta
formas de dominación crecientemente más violentas, y más restrictivas de las libertades individuales y colectivas.

Los sistemas de espionaje y control adquieren capacidades muy elevadas producto de las facilidades que aportan las nuevas tecnologías, y de la
2050 experiencia acumulada en las técnicas de represión de los aparatos policiales del estado burgués.

La aprobación de nuevas leyes que regulan nuevas formas de incremento de la represión, y ponen en manos de la policía competencias que antes
se adjudicaban al sistema judicial, incrementan los riesgos propios de la lucha revolucionaria.

2055 El Partido ha de trazar una estrategia propia ante estos cambios, preparar a la militancia y dotarse de técnicas y métodos que garanticen su
seguridad y no impidan su capacidad de intervención de masas.

Cualquier estrategia de seguridad para el Partido tiene como primer, e imprescindible, componente el apoyo de las masas al activismo comunista,
conseguido como consecuencia de su capacidad de liderazgo de las luchas obreras y populares. Sin este elemento no existe ningún plan de
2060 seguridad eficaz.

En el futuro próximo se endurecerán más las condiciones de la lucha revolucionaria, y es nuestra responsabilidad preparar al Partido para enfrentar
esta situación en las mejores condiciones. El Partido será previsor, y tomará las medidas necesarias para garantizar la seguridad de sus militantes,
así como su misma seguridad como organización política revolucionaria.
2065

Anexo 9 Lucha de masas.


Un Partido que dirige a la clase obrera, y que interviene en todos los frentes de la lucha política de masas

2070 Las tareas de dirección de los frentes de masas serán articuladas por el CC con un programa de trabajo que priorice en el tiempo los distintos
frentes con un orden de prelación ajustado a las capacidades de las organizaciones del Partido y a las necesidades de la lucha de clases. El CC
elaborará un Plan de Trabajo para desarrollar la intervención del Partido e irá dando forma a su estructura interna según el mismo desarrollo de
nuestra capacidad de intervención.

2075 La lucha de masas y la dirección política de la clase obrera son elementos centrales, no solo de la actividad de un Partido Comunista, sino de su
propia identidad como proyecto revolucionario.

En función de la composición de cada célula, de las influencias de su composición militante, de las condiciones del entorno, de la experiencia, se
han de realizar planes de trabajo que puedan activar, bajo influencia del Partido, a diversos sectores sociales enfrentados a las privatizaciones,
2080 defensores de los derechos de la mujer, defensores del medio ambiente, del derecho a la vivienda, al deporte, colectivos de solidaridad, etc.

Todas las organizaciones del Partido han de tener un plan concreto, definido y con plazo temporal, de su trabajo en la línea de masas.

Es necesario en primer lugar analizar y elegir los principales centros de trabajo en el territorio. Evaluar cuales juegan un papel más determinante en
2085 el desarrollo de la lucha de clases en la realidad concreta, y hacer planes para ganar influencia en ellos, situar objetivos para crear células de
empresa allí donde se trabaje, y difundir la prensa del Partido, y apoyar sus movilizaciones y reivindicaciones.

El objetivo central de unidad de la clase se concretará en planes de trabajo para la implantación y desarrollo de los CUO. Las células, y Comités
Intermedios, decidirán la afiliación sindical de cada uno de sus componentes, de tal manera que cualquier miembro del Partido en situación de
2090 trabajo asalariado, jubilado o parado, se incorpore a un sindicato; a aquél que resulte más idóneo en cada caso.

Un objetivo central es la creación de células de centro de trabajo.

Es necesario entender que cualquier centro de trabajo es un lugar de lucha sustentado en la contradicción capital-trabajo, y que la tarea de
2095 cualquier militante es la de activar las contradicciones concretas en el mismo para convertirlas en luchas avanzadas y en aumento de la conciencia
de la clase obrera. Para esta tarea siempre hay que priorizar los centros de trabajo de mayor dimensión, y aquellos que tienen mayor incidencia en
los casos de movilizaciones generales: transporte, energía, producción fabril, enseñanza, sanidad, etc. Toda célula y todo Comité Intermedio
tendrán planes de trabajo concreto con estos objetivos.
2100
Esta tarea es de una importancia superior, debiendo estar regida por la conciencia de que si bien la contradicción capital-trabajo es la fundamental,
su manifestación en la empresa y, por tanto su percepción es a través del conflicto empresa-trabajadores, por lo que el centro de la cuestión, que es
2105 la producción de capital, la extracción de plusvalía y la explotación, permanecen ocultos a la conciencia de los trabajadores y trabajadoras. Esta
cuestión solo se resuelve con la intervención del Partido, que ha de plantear que nada esencial se resuelve en el centro de trabajo, sino que la
solución está en el terreno de lo político, en el poder de clase del Estado. Por ello nuestra intervención y actividad en los centros de trabajo ha de
encontrar el método y la táctica para conseguir que la atención, conciencia y reivindicaciones de la clase se dirijan hacia la repulsa de cualquier
manifestación de explotación y opresión de todo el régimen social y político. Hemos de conseguir aminorar el elemento espontáneo muy
2110 dependiente de la ideología dominante e introducir más y más conciencia comunista. Nuestra actividad y actitud no han de verse reducidas,
restringidas, a la exclusiva intervención sindical o, a veces, incluso laboral. Han de ser actitud y actividad comunistas, no sólo sindicalista.

Las células han de desarrollar estrategias para la conformación de Comités Populares de carácter territorial. Ello requiere de un detallado
conocimiento de la realidad próxima, de sus niveles organizativos, de sus liderazgos naturales, etc., para intervenir a partir de esa realidad y ganar
2115 influencia y capacidad de dirección política.

Cada militante del Partido debe estar en un frente de masas. Es necesario caminar hacia una situación donde cada vez sea una expresión más
reducida aquel tipo de militante que va de reunión en reunión y que no realiza trabajo de masas junto a la clase obrera y otros sectores populares.

2120 Las células y los Comités Intermedios realizarán un seguimiento de este proceso y tomarán decisiones para avanzar en este objetivo, realizando
cambios en la composición de las células si ello fuera necesario.

Las células y los Comités Intermedios tendrán entre sus primeros objetivos la movilización social más amplia y combativa de su ámbito territorial,
manteniendo un pulso constante con las políticas que promueven las organizaciones burguesas y/o oportunistas.
2125
El Partido elabora planes para el desarrollo de la lucha de masas extendidos a una gran diversidad de formas y sectores sociales, asumiendo que el
proceso de acumulación de fuerzas que lleva a la crisis revolucionaria -que permite disputar la hegemonía a las actuales clases dominantes-, es
producto de una intervención política amplia, donde la clase obrera es la fuerza de choque determinante, en un diverso y complejo proceso de
construcción del nuevo bloque histórico de poder, que articulará sus alianzas en un frente obrero y popular por el socialismo que, en condiciones
2130 revolucionarias, se encuentre en condiciones de tomar el poder, implantar la dictadura del proletariado y edificar la sociedad socialista - comunista.
Ello se corresponde con el proyecto revolucionario que tiene por objetivo cambiar la totalidad de las relaciones sociales, y con nuestra concepción
de las alianzas y del papel de las masas en la toma revolucionaria del poder. El Partido Comunista busca construir una nueva cosmovisión, un
nuevo paradigma, que hay que ir impulsando en una gran cantidad de luchas y movimientos sociales, donde la concepción revolucionaria vaya
avanzando las nuevas formas que adoptará la futura sociedad.
2135
El IX Congreso definió nuestra política de alianzas como las alianzas de la clase obrera con otros sectores populares, abandonando las anteriores
posiciones del Frente de Izquierdas. En este X Congreso necesitamos avanzar más en la definición de esta concepción de las alianzas en la
estrategia de la revolución socialista.

2140 Esta concepción de las alianzas la denominamos Frente Obrero y Popular por el Socialismo (FOPS).

El sujeto central del FOPS es la clase obrera, que ha de garantizar su hegemonía en el mismo para mantener la línea revolucionaria. Hegemonía
que será reconocida por las masas en la medida que las organizaciones obreras impulsen las propuestas más ajustadas a sus necesidades en la
perspectiva del poder obrero y del socialismo.

La forma organizativa básica del Frente obrero y popular por el socialismo son los Comités Populares (CP). Organizaciones territoriales de masas,
2145 que conducen su actividad bajo la guía del programa del FOPS, aplicado a su realidad territorial concreta más inmediata.

Anexo 10 Política electoral.


La lucha política electoral del Partido Comunista.
El trabajo electoral del Partido Comunista, en las condiciones de dictadura del capital bajo la forma de monarquía parlamentaria, es un frente de
batalla de significativa importancia política. Si bien la línea política del Partido no se sustenta en que sean los procesos electorales los que
determinen el desenlace de la crisis revolucionaria y la toma del poder, también es cierto que el avance electoral de una organización revolucionaria
2150 en un determinado momento puede jugar un papel decisivo en el cambio de la correlación de fuerzas y en el avance de la clase obrera a posiciones
superiores en el contexto de la lucha de clases. El partido debe realizar un análisis concreto ante cada convocatoria electoral, de cuál es la situación
coyuntural, cuál es la mejor forma de intervención en cada ocasión, y cuáles son los objetivos concretos de dicha intervención.
Las clases dominantes se legitiman periódicamente mediante la convocatoria de Elecciones, en distintos ámbitos, que les permiten presentar su
dominación absoluta como resultado del ejercicio de la libre voluntad de la mayoría popular. El Partido Comunista siempre luchará en condiciones
2155 adversas en las elecciones convocadas en el marco de dominación capitalista. El resultado de éstas puede constituir un termómetro, que
inevitablemente tiene una determinada distorsión por las condiciones concretas de la situación política, del grado de penetración de las ideas
revolucionarias en el seno de la clase obrera y los sectores populares. Pero el reconocimiento y simpatía de que goce el Partido Comunista en un
determinado momento tiene su mejor expresión en el crecimiento del Partido y sus organizaciones, en el crecimiento de su influencia en los frentes
de masas, y de los éxitos concretos en sus luchas.
2160
2165 El Partido Comunista concurre a las elecciones con una triple finalidad: obtener los mayores votos posibles, obtener representación institucional y
organizar en las filas del Partido a los elementos más conscientes del proletariado. La conjugación de estos tres elementos conectará nuestra
participación electoral a nuestro objetivo de acelerar los cambios sociales hacia la crisis revolucionaria y la toma del poder.
Las campañas electorales del Partido Comunista han de tener un estilo propio, que nunca busca actuar según las tácticas electoralistas de los
partidos burgueses. Son campañas electorales que se desarrollan como una continuidad del trabajo político diario del Partido, priorizando a los
2170 colectivos obreros y populares con quienes se desarrollan las luchas, explicando las propuestas políticas sin demagogia ni simplismo. Son
campañas que también ayudan a avanzar en la organización de la clase obrera y los sectores populares, y que pertrechan a los mismos para hacer
una correcta interpretación de los posteriores resultados electorales.
El programa electoral del Partido lo aprueba, en todos los casos, el Comité Central, con la antelación necesaria. Es un programa que se ajusta al
momento concreto del desarrollo de la lucha de clases de la correlación de fuerzas. Contiene las propuestas estratégicas del Partido, junto a
2175 propuestas tácticas más inmediatas y concretas para la organización de la lucha política en el aquí y ahora. Esas propuestas del Partido deben
estar bien desarrolladas y ser de fácil comprensión. Además, la propaganda electoral del Partido debe tener un alto contenido comunicativo. Se
debe explicar claramente a las masas que deben organizarse y luchar, para evitar cualquier confusión electoralista.
El Comité Central aprueba las candidaturas a presentar en toda convocatoria electoral.
El PCPE trabajará en la próxima etapa para concretar la formulación de un Programa de transformaciones sociales generales y concretas, que
2180 tenga una amplia vigencia temporal. Este documento será de utilidad para avanzar en la explicación del modelo de sociedad que propone el
Partido, pero también dotará a nuestra organización de líneas de actuación prácticas, sirviendo de guía para la táctica a adoptar ante cada
problemática concreta. El X Congreso considera que esta tarea debe ser abordada por el nuevo Comité Central dentro de su plan de trabajo.
En el caso de las Elecciones Locales cada Comité Intermedio deberá valorar, en coordinación con el CC, en qué municipios de su ámbito territorial
concurre a las elecciones, priorizando aquellos donde el Partido goza de mayor reconocimiento e influencia entre las masas, con el objetivo de
2185 centrar los recursos y el esfuerzo en ellos.
Los miembros de las candidaturas han de ser quienes tienen una capacidad y un compromiso político más elevados. Priorizando a quienes ejercen
un papel más destacado en la dirección de la lucha de masas. Junto a miembros del Partido puede incorporarse a otras personas destacadas en la
lucha obrera y popular, que participan junto al Partido en las mismas. En todos los casos hay que realizar una valoración de la actuación futura de
quienes formen parte de una lista del Partido, para reducir al mínimo el riesgo de que sean personas que en el futuro puedan aparecer defendiendo
2190 otras posiciones ajenas al Partido. Es una cuestión no sencilla de evaluar, pero fundamental para el prestigio del Partido.
El Partido Comunista concurre a las distintas convocatorias electorales con la finalidad de obtener el máximo de votos, porque ello significa un
mayor avance de la política del Partido. Por tanto, en la campaña electoral, se ha de trabajar para concretar el voto recurriendo a la entrega de
papeletas y al compromiso concreto en los ámbitos de influencia del Partido.

2195 Los Comités o células de ámbito municipal, en los cuáles se puedan alcanzar candidaturas de unidad con quienes participan en las estructuras de
masas vinculadas al FOPS podrán impulsar estas listas unitarias, que serán sometidas a la previa aprobación del CC del Partido. Estas listas
podrán llevar el nombre del Partido o, de forma táctica, otro diferente. Se recurrirá a estas listas siempre que se considere que facilitan la
consecución de la triple finalidad electoral del PCPE: tener más votos, tener más representación comunista y clasista en las instituciones y organizar
más a los más válidos en el Partido. Los programas municipales de dichas candidaturas deberán ser debatidos con todos los compañeros/as de
2200 lucha que participen en su organización, llevando los militantes del Partido siempre una opinión propia aprobada en sus células o Comités. Estas
candidaturas de unidad con la clase trabajadora de los frentes y estructuras de masas no deben confundirse, ni estar supeditadas, a otros partidos
políticos.

Las finanzas de las campañas electorales se han de nutrir de campañas específicas, de tal manera que, si es posible, se autofinancien. Se evitará
recurrir al uso de las finanzas ordinarias para este fin, y se trabajará en el objetivo de integrar estos recursos económicos en las finanzas centrales
del Partido.

Los cargos electos del Partido actuarán, siempre en su célula, bajo la dirección del Comité correspondiente, siguiendo sus orientaciones, y rindiendo
cuenta periódicamente de su actividad institucional. Los ingresos obtenidos por el ejercicio como cargo institucional serán entregados a las finanzas
del Partido, siendo el Comité quien decidirá su uso, destinando una parte a retribuir el tiempo dedicado a la tarea institucional, en los casos que
proceda, y a las finanzas del Partido.
XI CONGRESO
ESTATUTOS

PREAMBULO

El Partido Comunista de los Pueblos de España es el partido de la clase obrera, su organización de vanguardia,
expresión de la forma superior de organización de los trabajadores y las trabajadoras para su emancipación.

El Partido Comunista de los Pueblos de España se constituye como resultado de la unión voluntaria y combativa de sus
militantes bajo la concepción científica del marxismo-leninismo. La práctica del internacionalismo proletario y la lucha
antiimperialista son señas de identidad del proyecto político del PCPE, que reconoce a la clase obrera como una sola
clase internacional que coordina sus esfuerzos para acabar con el capitalismo en todos los países y edificar la sociedad
socialista y el Comunismo.

El Partido Comunista de los Pueblos de España basa su programa y actividad en la teoría científica del marxismo –
leninismo y el internacionalismo proletario, educando a su militancia en la fidelidad a la causa de la clase obrera como
única clase revolucionaria hasta el final y en la amistad y solidaridad entre los trabajadores y trabajadoras de los distintos
pueblos y naciones del Estado Español y en la amistad y solidaridad entre la clase obrera de todos los países.

El Partido Comunista de los Pueblos de España define como su objetivo fundamental el triunfo de la revolución socialista
en España, la toma del poder por la clase obrera, y la instauración de la dictadura del proletariado como expresión del
poder revolucionario de la clase obrera en su avance hacia la sociedad comunista, incorporando democráticamente a la
inmensa mayoría de la sociedad a las tareas políticas mediante su participación directa en las tareas del Estado.

El Partido Comunista de los Pueblos de España hace de su lucha contra la guerra imperialista, y de su defensa de la paz
mundial, un eje fundamental de su trabajo político, entendiendo que en la fase imperialista de desarrollo capitalista, la
guerra en su formato tradicional o con nuevos métodos serán cada vez más recurrentes y supone un riesgo de primer
orden para la misma supervivencia del Planeta. Igualmente la lógica de la acumulación capitalista lleva al expolio
incontrolable de los recursos naturales, y coloca al imperialismo como depredador de los mismos hasta el extremo de
poner en riesgo las condiciones necesarias para la vida en el Planeta.

El Partido Comunista de los Pueblos de España considera que la Humanidad vive en la época de transito del capitalismo
al socialismo. El alto desarrollo de las fuerzas productivas ha entrado en contradicción irresoluble con las relaciones de
producción. Este desarrollo de las fuerzas productivas permitiría satisfacer las necesidades fundamentales que hoy se
demandan para el bienestar de la Humanidad; en esta situación el capitalismo se constituye en el único obstáculo para
lograr la aplicación de estas capacidades productivas al bienestar de las grandes mayorías. Esta contradicción solo se
resolverá por la vía revolucionaria, porque la burguesía mundial se resistirá con todo tipo de violencia a este desenlace
desfavorable para sus intereses.

El Partido Comunista de los Pueblos de España trabaja por la formación de un amplio Frente Mundial Antiimperialista
(FMA) como parte de su estrategia de acumulación de fuerzas hacia la revolución socialista. El FMA es un amplísimo
movimiento de masas organizado en todos los países que, liderado por la clase obrera, facilitará el avance en la lucha
por el socialismo y el comunismo.

El Partido Comunista de los Pueblos de España, heredero de la experiencia de la III Internacional, es parte integrante del
Movimiento Comunista Internacional y trabaja por su coordinación, desarrollo y fortalecimiento sobre las bases del
marxismo-leninismo y el internacionalismo proletario, aspirando a la construcción de la Internacional Comunista. El
avance de esta coordinación internacional hace imprescindible el combate ideológico contra las posiciones del

ESTATUTOS 1
reformismo y del revisionismo, que obstaculizan el proceso de emancipación de la clase obrera con el apoyo del
imperialismo.

El Partido Comunista de los Pueblos de España forma parte actualmente de los Encuentros Internacionales de Partidos
Comunistas y Obreros, de la Iniciativa Europea de Partidos Comunistas y Obreros y, a través de Propuesta Comunista,
de la Revista Comunista Internacional.

El Partido Comunista de los Pueblos de España -que combate contra la dictadura del capital, que hoy en España toma
forma de monarquía parlamentaria, heredera de un régimen fascista-, hace de su gran objetivo estratégico socialista y
comunista la superación de toda forma de opresión para construir una sociedad de seres humanos libres e iguales, sin
clases sociales y sin explotación. Solo esta sociedad podrá superar las causas de la violencia, de la opresión patriarcal,
de las guerras y del riesgo de infarto ecológico planetario. La clase obrera internacional, en su proceso revolucionario de
emancipación, liberará a toda la sociedad, transitando así la humanidad entera de la barbarie capitalista a la edad de la
civilización.

I DENOMINACIÓN, SÍMBOLO, ÁMBITO Y DOMICILIO.

Art. 1.- La denominación del Partido es la de PARTIDO COMUNISTA DE LOS PUEBLOS DE ESPAÑA (PCPE) y se
regirá por los presentes Estatutos, de acuerdo con la Ley Orgánica 6/2002 de 27 de Junio de partidos políticos.

El símbolo del Partido consiste en una bandera roja ondeada con una hoz y martillo dorada y una estrella roja bordeada
de todo dorado en la parte inferior del logo se colocarán las siglas PCPE. Su representación gráfica es la mostrada a
continuación:

El ámbito de actuación del PCPE será la totalidad del territorio del estado español y en cualquier lugar del mundo donde
se constituyan células o núcleos del Partido.

El domicilio social del Partido se establece en Calle Mendivil nº 33-B, código postal 28038, Madrid – Madrid pudiendo
variarse si así se acuerda por el Comité Central con los requisitos legales que procedan.

Su dirección electrónica es organizacion@pcpe.es y sus páginas web www.pcpe.es y www.unidadylucha.es, siendo la


primera la web oficial del Partido y la segunda el órgano de expresión del Comité Central, Dirección del Partido entre
congresos.

II EL PARTIDO.

Art. 2.- El PCPE tiene como objetivo principal el ejercer de guía y organizador de la lucha de la clase obrera y sus aliados
en el proceso hacia la revolución socialista en España.
El Partido es la unión voluntaria y combativa -basada en la ideología marxista-leninista-, de aquellas personas más
avanzadas de la clase obrera, del campesinado, de la intelectualidad, y del conjunto de los sectores populares.

El Partido educa a sus militantes en el espíritu de absoluto compromiso con la causa de la clase obrera y en el espíritu
de internacionalismo proletario que se manifiesta en la solidaridad con la clase obrera internacional y con los
movimientos revolucionarios de todos los países.

Para la consecución de sus objetivos el Partido se dota de una estructura militante disciplinada basada en una disciplina
consciente, con una fuerte cohesión y unidad ideológica interna, sin concesiones a actividades fraccionarias ni a
tendencias en su seno, basando su funcionamiento interno en los principios del centralismo democrático.

III LA MILITANCIA DEL PARTIDO, SUS DEBERES Y DERECHOS.

Art. 3.- Pueden ser miembros del PCPE quienes, siendo mayores de edad, acepten sus tesis congresuales, propuestas
programáticas y sus Estatutos, participen regularmente en la labor de una de sus organizaciones de base y contribuyan
al sostenimiento del Partido mediante el pago regular de sus cuotas.

Art. 4.- Son deberes de la militancia del Partido al margen de la responsabilidad que se ostente:

a) Defender y aplicar los principios del marxismo-leninismo como condición fundamental de la unidad
del partido.

b) Propagar, aplicar y defender la política del Partido en los medios donde actúe. Defender de
consecuente y activa los intereses de la clase obrera, y de todos los trabajadores y
trabajadoras

c) Esforzarse por atraer al Partido a los obreros, obreras y, en general, a las más conscientes mujeres y
hombres del pueblo.

d) Actuar con sinceridad y honradez con el Partido, no permitiendo el ocultamiento de la verdad.

e) Esforzarse por elevar su nivel político e ideológico, estudiando los principios del marxismo – leninismo.

f) Observar y preservar la disciplina del Partido, independientemente de la responsabilidad que se ocupe en él, y
denunciar orgánicamente toda violación de la misma, sea por quien fuere.

g) Luchar por la unidad de la clase obrera y por la alianza de ésta con los sectores populares, base para la
agrupación de fuerzas del movimiento obrero y popular en la lucha por el Socialismo.

h) Combatir el individualismo, como una actitud ajena al marxismo-leninismo.

i) Participar de forma activa, regular y puntualmente, salvo causas de fuerza mayor, en las reuniones de la célula
y de los organismos de dirección a que se pertenezca, así como en las actividades que se deriven de las
mismas.

j) Participar activamente y bajo dirección del Partido en las organizaciones de masas y desarrollar en ellas la
política del Partido.

k) Cumplir los acuerdos emanados de los órganos superiores del partido.

l) Rendir cuentas del trabajo realizado y responsabilidades encomendadas.

m) Adquirir y difundir las distintas publicaciones del Partido, estudiar su contenido y realizar propuestas que
contribuyan a su mejora y a ampliar su difusión.
n) Actuar en coherencia política con los principios comunistas fuera del Partido y en la vida cotidiana de cada
militante.

o) Pagar, de acuerdo con lo establecido en estos Estatutos, las cuotas mensuales. La ausencia de medios
económicos suficientes no será en ningún caso causa que limite los derechos de la militancia del Partido.

p) No practicar las comunicaciones horizontales entre camaradas y no usar las redes sociales y nuevas
tecnologías para hacer debates políticos e ideológicos fuera del Centralismo Democrático.

q) Defender la unidad del Partido, que es condición fundamental de su existencia e influencia, aplicando el
centralismo democrático y combatiendo las prácticas fraccionales.

r) Respetar lo dispuesto en éstos Estatutos y en las Leyes.

La no observancia de estos deberes serán consideradas faltas y tendrán distinta graduación atendiendo a su gravedad y
responsabilidad que se ostente en el Partido.

Art. 5.- La militancia del Partido tiene derecho a:

a) Participar libremente en todas las actividades del Partido que correspondan a la organización a la que se
pertenece.

b) Analizar críticamente, en las reuniones del Partido, el trabajo de los organismos dirigentes y de
cualquier miembro del Partido, independientemente de la responsabilidad que se desempeñe en él y que
se eleven orgánicamente.

c) Elegir a los órganos del Partido así como ser elegido como miembros de los mismos.

d) Exigir ser oído en todos los casos en los que se vaya a decidir sobre su actuación y conducta y apelar ante
los organismos superiores, incluso el Comité Central y el Congreso, contra las medidas que considere injustas.
Las sanciones que impongan los organismos del Partido solo podrán hacerse tras la instrucción del
correspondiente expediente con todas las garantías y respetando la segunda instancia de la CCGyC y del
Congreso según los casos.

e) Recibir de la organización del Partido los elementos y el marco adecuados para elevar su nivel político e
ideológico, sobre las bases del marxismo-leninismo.

f) Ser informado/a regular y objetivamente de la situación estatal e internacional, y de las orientaciones


puntuales que elaboren el Comité Central y otros órganos dirigentes del Partido.

g) Participar, desde la organización a la que pertenezca, en la elaboración de la línea política del Partido.

h) Recibir la defensa jurídica que sea precisa como consecuencia de su acción bajo disciplina partidista, siempre
en función de las capacidades del Partido en cada momento ya sea directamente a través de camaradas del
Partido o buscando defensa legal fuera y, en todos los casos, asistencia y apoyo político en caso de represión
por su actividad partidaria.

i) El Comité Central, acorde a la realidad de cada momento, habrá de elaborar un protocolo de defensa jurídica y
es el encargado de su posterior gestión y desarrollo.

j) Impugnar los acuerdos de los órganos del partido que estimen contrarios a la Ley o a los Estatutos.

k) Acudir cada militante en defensa de sus derechos a la Comisión Central de Garantías y Control.
l) Ser informado sobre la situación económica del Partido.

Art. 6.- ingreso en el partido

El ingreso en el PCPE se llevará a cabo de forma individual, a través de una de sus organizaciones, previa valoración
seria y responsable por ésta de la persona solicitante y de las razones de su solicitud de ingreso. La propuesta de
ingreso deber ser avalada al menos por dos militantes.

Dado que la realidad nos sitúa ante la posible necesidad de ingreso de militantes en lugares de poca o nula presencia del
partido, estos militantes serán avalados por el órgano superior en su ingreso.

La admisión debe ser refrendada por los órganos locales o territoriales del Partido, y notificados al Comité Central, con
un breve informe que describa la solicitud de militancia. Se establecerá un periodo de premilitancia, orientativo, de seis
meses, en el cual el/la candidato/a a incorporarse al Partido deberá colaborar con la célula correspondiente y estudiar y
debatir con el comité de célula las Tesis Congresuales, los Estatutos del partido y los principios fundamentales del
marxismo-leninismo.

En reunión de célula será admitido/da registrado/da con nombre y entregándosele el carnet por el o la responsable
político.

De forma excepcional y acordado por la célula se suprimirá o alterará en el tiempo el periodo de pre militancia. Estos
casos excepcionales deberán ser aprobados por el comité superior inmediato previo informe de la célula que deberá
incluir el aval de, al menos, dos camaradas de la célula.

Los y las premilitantes tendrán los mismos derechos y deberes que la militancia, exceptuando los apartados c y d del Art.
5. En determinados casos por informe detallado de la célula el/la premilitante podrá ser elegido como delegado a
conferencias o plenarios que sean de carácter informativo o formativo.

En el caso de las/os camaradas de la JCPE que ya hayan superado este periodo de premilitancia, no será aplicado este
procedimiento en su pase a militante del PCPE. En la nueva relación del partido con su juventud la militancia de los
jóvenes en la JCPE es considerada la antesala de la militancia en el PCPE por lo que este periodo ya comprende el
periodo de premiilitancia necesario.

Art. 7.- Las peticiones de ingreso colectivo serán resueltas directamente por el Comité Central, así como las individuales
en ausencia de organización territorial.

Art. 8.- Si un miembro del Partido cambia de domicilio o de trabajo, pasará a formar parte de la organización del Partido
donde haya fijado su nueva residencia o a la organización existente en su nuevo centro de trabajo. Esto se realizará de
acuerdo con las secretarías de organización de los comités correspondientes a los ámbitos territoriales afectados y
coordinados por la secretaría de organización del Comité Central. En cualquier caso deberá efectuarse teniendo en
cuenta sus intereses y los del Partido.

Art. 9.- Los actos contrarios a las tesis políticas del Partido, a los principios y a los Estatutos del Partido, serán
sancionados de acuerdo con su gravedad con especial atención a los deberes del artículo 4.

Cada comité tiene la responsabilidad de intervenir en aquellas organizaciones de su ámbito en las que se detecte una
actuación contraria a sus acuerdos, a los del Comité Central o al proyecto político del Partido, tomando las medidas
políticas y/o disciplinarias necesarias para corregir dicha situación.

A la sanción disciplinaria únicamente deberá llegarse, cuando no sea posible su solución a través de la crítica y la
autocrítica, garantizando en tal proceso los derechos y deberes de cada militante.
Las sanciones podrán ser:

-En caso de infracciones leves:

. Amonestación. La amonestación es una invitación a la autocrítica para los y las camaradas en el ámbito de un
mismo órgano, por ello al ser la forma de amonestación más leve será solo de conocimiento de los y las camaradas
afectados/as o los comités en que estén integrados.

. El voto de censura (dejar constancia en el acta de una advertencia o amonestación). El cual, adoptado por un
órgano de dirección del partido, ha de ser comunicado por escrito a quien afecte, y constará en el acta de la reunión.

Éstas dos sanciones no implican modificar la responsabilidad que a quien afecte ocupe en el Partido.

-En caso de infracciones graves:

. La destitución de la responsabilidad que la persona sancionada pueda ocupar en el Partido, que sólo podrá ser
acordada por el órgano al que se pertenezca.

. La privación del derecho a ocupar responsabilidades durante un periodo determinado que no deba exceder de
seis meses.

-En caso de infracciones muy graves:

. La separación temporal del partido, por un periodo no superior a 6 meses.

La expulsión.

Las sanciones serán acordadas por la organización a la que pertenezca el/la militante, la cual, antes de una decisión, ha
de examinar con máxima atención las acusaciones, dando a quien afecte la posibilidad de explicar su conducta.

Las sanciones leves y graves podrán ser acordadas por mayoría simple de la célula o Comité a que se pertenezca. La
sanción de expulsión del Partido deberá ser adoptada por una mayoría de no inferior a los dos tercios de la célula u
órgano de dirección que la adopte.

Quienes sean miembros del Comité Central o de la Comisión Central de Garantías y Control sólo podrán ser
sancionados por acuerdo mayoritario de sus respectivos Comités, sometiendo el acuerdo disciplinario a ratificación del
Congreso.

No obstante se procederá a la suspensión cautelar automática de la militancia de las personas incursas en un proceso
penal respecto de los cuales se haya dictado auto de apertura de juicio oral por un delito relacionado con la corrupción
así como la sanción de expulsión del partido de aquellos que hayan sido condenados por alguno de esos delitos.

A) Procedimiento sancionador:

El militante que incumpliese con sus deberes para con el partido o que con su conducta pública o privada menoscabe o
atente contra los principios del partido, será objeto del correspondiente expediente disciplinario, del que se le dará
audiencia, con arreglo al siguiente procedimiento:

1. Se avisará al militante de los hechos y actuaciones en los que ha incurrido vulnerando la organicidad y por los
que se propone su sanción, así como la calificación de tal actuación a tenor de la normativa interna y los
presentes Estatutos, la propuesta de sanción y la reunión en la que se tratará su sanción.

2. Tras la recepción de la notificación o efectuados dos intentos fehacientes de notificación el plazo para efectuar
alegaciones y/o proponer pruebas será de 10 días hábiles.
3. En la reunión de la organización territorial (o la que corresponda) a la que pertenezca el militante, se
presentarán los hechos que componen la infracción y la sanción que se propone. Tras la exposición el militante
tendrá derecho a la palabra para dar su versión de los hechos, reafirmarse o no en las alegaciones y pruebas
presentadas, que en caso afirmativo han de ser examinadas (las testificales pueden realizarse mediante
escrito) y, en todo caso puede oponerse a la sanción propuesta o bien aceptar la propuesta de sanción.

4. Tras la intervención del militante y las pruebas propuestas que deban practicarse, tendrán palabra el resto de
miembros de la organización territorial (o equivalente).

5. Si se sigue considerando que los hechos deben ser sancionados se procederá a su votación. En dicha
deliberación ya no estará presente la parte interesada.

6. Se exige para las infracciones leves, graves y muy graves una mayoría simple, y para las infracciones muy
graves de expulsión 2/3 de los miembros de la organización territorial o equivalente.

7. Sólo se puede sancionar a miembros de la misma organización territorial y que no sean miembros de otros
órganos superiores, en este caso corresponde a estos órganos superiores la adopción de tales medidas
sancionadoras bien de oficio o a instancias de la célula a la que pertenezca dicha persona militante.

8. El plazo máximo para emitir una resolución por parte de la organización territorial competente o su equivalente
para la tramitación del procedimiento sancionador es de 6 meses desde que se efectúa la notificación, con
constancia de su recepción o desde los dos intentos fehacientes de notificación, con el aviso de la propuesta
de sanción, los hechos por los que se le imputa y la reunión en la que se tratará su sanción.

9. Si el/la militante no está de acuerdo con la resolución sancionadora emitida por el órgano correspondiente,
puede recurrir en al plazo de 3 meses la sanción impuesta ante la Comisión Central de Garantías y Control.
Este órgano debe resolver sobre la impugnación, estando en contra de la sanción., a favor o modificándola, en
el plazo de 1 mes. La persona sancionada tiene derecho a alegaciones ante la resolución de la Comisión
Central de Garantías y Control que debe resolver de nuevo, teniendo en cuenta las alegaciones, en un mes.
Sólo los miembros de la dirección central pueden recurrir ante el Congreso las sanciones que se les imponga.

B) Infracciones: Las infractores serán calificadas de muy graves, graves y leves. Serán tipificadas como Infracciones
muy graves los siguientes supuestos:

1.- Actuar en contra de las tesis políticas acordadas en el Congreso.

2.- Atacar física o psicológicamente de manera continuada, a otros/as militantes.

3.- Incumplimiento de los deberes como militante de forma reiterada tras dos o más sanciones por infracciones graves.

4.- Ser condenado por delitos, en especial aquellos que atenten contra los principios que defiende el Partido, cómo la
corrupción..

-Serán tipificadas como infracciones graves los siguientes supuestos:

1.- Incumplir reiteradamente los acuerdos de la organización territorial a la que pertenece

2.- Incumplir el pago de las cuotas durante un mínimo de 6 meses

3.- Verse incurso en una apertura de juicio oral por procedimiento penal relacionado con corrupción.

-Serán tipificadas como Infracciones leves los siguientes supuestos:

1.- No participar de forma habitual en la organización en la que se milita.


2.- Incumplir durante al menos 2 meses el pago de las cuotas cuando ya han sido previamente reclamadas.

Las infracciones leves caducan al año, las leves a los 2 años y las muy graves a los 5 años. Plazos que comienza a
contar desde momento en que se tiene conocimiento de la existencia de la infracción.

C) En el PCPE no se tolerarán manifestaciones o prácticas de actitudes machistas, misóginas, homófobas o xenófobas.


Este tipo de hechos serán abordados, en función de su gravedad, con las medidas sancionadoras que se contemplan en
estos Estatutos y que abarcan desde la amonestación a la expulsión. Para su aplicación se considerarán según el
siguiente baremo:

- Son faltas leves: las expresiones machistas, bromas o sugerencias, siempre que sean ocasionales. En este caso serán
tratadas en el seno de la célula y se debatirá este tipo de conductas como necesarias a corregir
- Son faltas menos leves: las expresiones machistas, bromas o sugerencias en relación a la condición sexual, que se
realicen de forma reiterada. Éstas serán objeto de amonestación en el seno de la célula
- Son faltas graves: las manifestaciones o prácticas de actitudes machistas, misóginas, homófobas o xenófobas. Se
sancionarán con suspensión de militancia en función de su valoración, con un máximo de seis meses de suspensión.
- Son faltas muy graves: Las faltas graves reiteradas, el acoso sexual, cualquier situación de violencia vinculada al
género o la condición sexual, el menosprecio público, el acoso y la violación. Estas conductas se sancionarán con la
expulsión

Art. 10.- Con la excepción del apartado a), ninguna organización puede sancionar a militantes que pertenezcan a ella si
se es miembro de un órgano superior del Partido. La decisión en estos casos, compete a dicho organismo, pero la
organización tiene derecho a examinar su conducta y a proponer que se aplique una sanción.

IV ESTRUCTURA GENERAL Y FUNCIONAMIENTO DEL PARTIDO.

Art. 11.- La organización del Partido Comunista de los Pueblos de España se rige por el principio del centralismo
democrático, que significa:

a) El carácter electivo de todos los órganos de dirección, de abajo a arriba, por medio del voto secreto siempre
que sea solicitado.
b) La obligación de los órganos dirigentes de rendir cuentas y responder periódicamente de su gestión ante las
organizaciones correspondientes del Partido.
c) Asegurar el control de arriba abajo y viceversa, de las tareas del Partido y de las decisiones tomadas.
d) La obligación de observar la disciplina del Partido y la subordinación de la minoría a los acuerdos
mayoritarios.
e) La obligatoriedad de los acuerdos de los órganos superiores para los inferiores.
f) La prohibición de fracciones o corrientes organizadas dentro del Partido y de la comunicación horizontal.
g) Los órganos de dirección del Partido han de desarrollar su actividad de acuerdo con el principio de dirección
colectiva, como condición imprescindible para el cumplimiento acertado de sus tareas.
h) Tanto los órganos dirigentes del Partido como sus organizaciones de base han de aplicar a su trabajo el
método de análisis y discusión colectiva de la crítica y la autocrítica, para corregir los defectos y errores del
trabajo y mejorar su calidad.
i) Todas las organizaciones del Partido disfrutan de autonomía para actuar en la esfera de su competencia,
siempre que sus acuerdos no contradigan los acuerdos de los órganos de dirección superiores y la línea
general del Partido.

El Centralismo Democrático es también la garantía con la que cuenta el Partido Comunista para realizar y
desarrollar una política revolucionaria unitaria y acertada. La comunicación orgánica de abajo arriba con los
datos y conocimientos acumulados mediante su trabajo político por el conjunto del Partido, permite la conversión
en consignas relevantes para el desarrollo de la lucha de clases de toda esa información. Esta realidad vertical
y profundamente democrática hace diferente la estructura del Partido de Nuevo Tipo Leninista de cualquier otra
estructura burguesa. La bidireccionalidad del Partido obliga a la intervención activa de todos sus organismos
(Congreso, CC, Comités intermedios y células), cada uno con sus grados de responsabilidades y áreas de
intervención, para, de acuerdo con los acuerdos congresuales y las directrices políticas de los comités
superiores, desarrollar iniciativas políticas propias que son la base de nuestra capacidad de intervención política
entre las masas obreras y populares.

La elaboración de la política del Partido con la participación de toda la militancia a través de sus organizaciones.
En el Partido ha de haber completa libertad de expresión y de crítica, manteniendo en todo momento su unidad
de acción y homogeneidad política.

Art. 12.- De acuerdo con la conveniencia del funcionamiento del Partido, el Comité Central dirige y estructura a las
organizaciones del mismo en nacionales, regionales, provinciales, insulares, intercomarcales, locales, de distrito, de
polígono y de sector productivo. La esfera de acción de cada una de las organizaciones será determinada por los
órganos inmediatamente superiores.

Art. 13.- Todos los órganos dirigentes del Partido, se guían en su actividad por el principio leninista de la dirección
colectiva, como condición imprescindible del acertado cumplimiento de sus tareas.

La infracción al principio de dirección colectiva, y el empleo de métodos personales caciquiles, causan grave daño al
Partido, siendo por ello deber de dirigentes y militantes velar por la constante aplicación de dicho principio.

El Comité Central y también los comités intermedios responderá de que ningún/a dirigente reúna en la práctica tanto
poder y/o responsabilidades que, de hecho, quede colocado/a por encima del resto de miembros de los órganos de
dirección del Partido.

Art. 14.- Tanto los órganos dirigentes del Partido como las organizaciones de base aplicarán en su trabajo el método de
la crítica y la autocrítica para corregir posibles defectos y errores.

Debe desecharse como nocivo y opuesto a los principios del Partido todo intento de ahorrar la crítica y resolver los
problemas sobre la base de la familiaridad y el compadraje, así como la tendencia a no ver más que los éxitos y a
disminuir o disimular los errores.

En función de las necesidades políticas y organizativas de los comités intermedios, estos podrán cooptar nuevos
miembros en cantidad no superior al 30% de los miembros de los mismos, no pudiendo ser su numero superior a 3
camaradas. El acuerdo debe ser tomado con los votos de las tres cuartas partes de los miembros del comité. En caso de
que las bajas y ausencias superen este porcentaje el comité intermedio con previa autorización del C.C convocara
conferencia territorial o nacional extraordinaria en la que se elegirá un nuevo Comité

Art.15.- El cumplimiento de sus atribuciones entraña para los órganos dirigentes y sus miembros una mayor
responsabilidad y mayores exigencias con los mismos, particularmente en los siguientes aspectos:

a) Garantizar la vigilancia revolucionaria en el Partido y asegurar la adopción de todas las medidas de seguridad
necesarias para el trabajo del Partido y sus militantes en todos los ámbitos
b) El desarrollo de la capacidad de intervención política y el desarrollo organizativo de todas las organizaciones del
Partido, así como la promoción del estudio individual del marxismo-leninismo y el cumplimiento colectivo de los
planes de formación centrales que han de basarse en la misma teoría.
c) La realización de una justa política de cuadros, seleccionándolos/las por el principio de su compromiso con el
Partido, firmeza, capacidad y aptitudes para el trabajo interno y de masas.
d) Prestar mucha atención a las opiniones de los/las militantes y cuidada atención a las inquietudes de la base del
Partido.

Art.16.- Todas las organizaciones del Partido gozan de autonomía para actuar en la esfera de su competencia, siempre
que sus decisiones no contradigan los acuerdos y la línea general del Partido. Es particularmente importante que
desplieguen la máxima iniciativa en la aplicación de la política y las decisiones del Partido desde el más amplio
conocimiento de su realidad sociopolítica; prohibiéndose actúen en la esfera de ámbitos estatales o de competencia del
Comité Central.

Art.17.- La reunión de un comité es convocada por su responsable político, y la de cualquier organización por su propio
comité con el tiempo suficiente y con Orden del Día. Solo podrán ser convocados una u otra por un organismo superior, a
iniciativa de éste o a petición de quienes pertenezcan o dependan de dicho comité, en caso de que su responsable
político o el comité respectivos se negaran a reunirlos.

También será obligatoria la convocatoria de cualquier comité u organismo cuando lo pidan al menos el 25% de sus
miembros.

V LOS ORGANOS SUPERIORES DEL PARTIDO

Art. 18.- El máximo órgano de dirección del Partido Comunista de los Pueblos de España es el Congreso, en el que
están representadas todas sus organizaciones.

El Congreso está constituido por el conjunto de la militancia a través de los/las delegados/as que elijan las
organizaciones de base del Partido, según los criterios de proporcionalidad establecidos por la Carta de Normas
aprobada por el CC.

Estas normas, un proyecto de tesis o propuestas políticas, así como las posibles modificaciones de los Estatutos, se
entregarán a todas las organizaciones del Partido al menos 3 meses antes de la celebración del Congreso, para que
sean conocidas y discutidas por el Partido.

Los miembros del Comité Central y de la Comisión Central de Garantías y Control, son delegados/as de Pleno derecho al
Congreso aun cuando es condición imprescindible para ello que estén al día en sus cuotas.

En el Congreso del PCPE participa con voz y voto el/la responsable político de la JCPE., los camaradas de la JCPE
miembros de las células mixtas no podrán ser elegidos como delegadas/os

Para ser elegido delegado o delegada y participar en el Congreso será necesario tener el carné del Partido y las
cotizaciones al día, y haber participado en el proceso de discusión de los materiales preparatorios.

Art. 19.- El Congreso.

1. La convocatoria del Congreso por parte del Comité Central debe contener la Carta de Normas de la convocatoria y la
propuesta de Orden del Día, que habrán sido elaboradas y aprobadas previamente por mayoría simple por el Pleno del
Comité Central en que se acuerde la convocatoria del Congreso, la propuesta de Reglamento del mismo, que será
propuesto por la mesa, el Informe Político y de Rendición de Cuentas del Comité Central, el citado informe debe
entregarse por escrito a los delegados y delegadas con una antelación mínima de 10 días; la propuesta de Programa y
los Estatutos del Partido y la propuesta de composición del Comité Central y la Comisión Central de Garantías y Control
y sus respectivos suplentes.

2. Cada militante podrá realizar enmiendas, parciales o a la totalidad, a la citada documentación de la convocatoria del
congreso que se envía a la totalidad de la militancia. Dichas enmiendas se realizaran en las reuniones previas al
Congreso de la célula a la que se pertenezca y que serán aprobadas por mayoría simple por los militantes de ésta. Las
enmiendas minoritarias pasaran con un 10 por ciento o porcentaje menor si así se estableciera en la carta de normas.

3. Una vez aprobadas las enmiendas en las células serán automáticamente debatidas con posterioridad en el Congreso,
sin necesidad de requerir su expresa inclusión en las sesiones de debate que lo conforman, en dos turnos de palabra, el
primero servirá para defender las enmiendas por parte de los delegados, y el texto sobre el que se realiza la enmienda
por quien el Pleno del Comité Central que convoca el Congreso haya determinado; el segundo de los turnos de palabra
tendrá la finalidad de plantear cuestiones por parte de los delegados acerca de las enmiendas y el texto defendidos en el
primer turno de palabra, una vez finalizadas ambos turnos de palabra se acordará conservar el texto original o introducir
o no cada una de las enmiendas en votación, por mayoría simple, de todos los delegados y delegadas presentes. La
duración de los tiempos de intervención, en su caso, será determinada y adecuada por la mesa del Congreso en función
de los tiempos generales del Congreso, de los debates pendientes y del número de palabras solicitadas.

4. Los acuerdos se tomarán por mayoría simple de los delegados y delegadas presentes en cada debate. Participan en
el Congreso todos los delegados elegidos en las organizaciones territoriales.

5. La composición del Comité Central y la Comisión Central de Garantías y Control, y sus respectivos suplentes, será
elegida por los delegados y delegadas al Congreso por voto directo y secreto. La propuesta de composición la realizara
la Comisión de Candidaturas.

Art. 20.- El Congreso determina, asimismo, el número de miembros electivos, titulares y suplentes, del Comité Central y
de la Comisión Central de Garantías y Control.

Art.21.- El Congreso ordinario del Partido se convoca por el CC en un periodo mínimo de 4 años y máximo de 5.

Art. 22.- El Congreso Extraordinario.

a) Si la situación lo exige, el Comité Central puede convocar un Congreso Extraordinario antes del plazo previsto
para los congresos ordinarios.

b) Si más de la mitad de los miembros del Partido elevando resoluciones políticas desde las células hasta el CC
pasando por los diversos comités intermedios solicitan la celebración de un Congreso Extraordinario, el Comité
Central debe convocarlo, pero para que sus decisiones sean válidas, deben estar representados en el mismo
una mayoría cualificada de 2/3 de las organizaciones y militantes del Partido. Cuando un mínimo de 51% de las
células soliciten un Congreso Extraordinario, el CC deberá comunicar esta circunstancia al conjunto del Partido
mediante su Boletín Interno informando de las razones argüidas. Esta comunicación abrirá el proceso hacia el
posible Congreso Extraordinario teniendo en cuenta que el tiempo entre la comunicación y el cierre estatutario
del cumplimiento o no de los avales requeridos en este mismo apartado no puede exceder de un mes.

c) Tiene las mismas atribuciones y funcionamiento que el Congreso Ordinario.


Art. 23.- El Comité Central.

En el intervalo entre congreso y congreso el Comité Central es el órgano máximo del Partido, el dirigente de sus
actividades políticas y de su trabajo de organización.

El Comité Central, celebrará reuniones plenarias, como mínimo cuatro veces al año, en un intervalo máximo de 4 meses
entre una reunión plenaria y la siguiente.

El Comité Central asegura la buena gestión de los recursos financieros del Partido, organiza y dirige las comisiones que
considere necesarias para asegurar la realización de las tareas del Partido, distribuye las capacidades del Partido y
organiza el control de las aplicaciones de las decisiones del mismo por sus diferentes organizaciones, designa la
redacción del órgano central y de otros medios de expresión de ámbito central y asegura la dirección política general de
la actividad institucional del Partido.

La Secretaria General preside las reuniones del órgano, y arbitra y modera los debates que se den en éstas.

El Comité Central, una vez cubiertas las posibles bajas por sus miembros suplentes, podrá cooptar miembros entre
congresos para sustituir las vacantes que se puedan producir entre los/las camaradas elegidos/das en el Congreso.
Estas incorporaciones que serán tomadas por mayoría absoluta del CC podrán cubrir hasta un 30 % del número de
miembros del CC., no superando el numero de 3 camaradas. En situaciones en las que por dificultades de permanencia
al organo de camaradas, el CC podra proponer que este numero pueda ser superado, no siendo este numero mayor del
30 % teniendo como computo los 3 mas la necesarias incorporaciones.

Cuando circunstancias excepcionales lo justifiquen (incorporaciones significativas al Partido u otras) podrá también
cooptar nuevos miembros. En ningún caso esta segunda opción no significaría más de tres personas. El acuerdo deberá
ser tomado por la mayoría absoluta de los miembros del Comité Central.

El Comité Central es convocado, con 15 días de antelación, por el Secretariado Político o por el Secretario General del
Partido. También podrá ser convocado a instancias de un tercio de sus miembros, cuando el Secretariado Político no lo
convocase en los plazos establecidos en los Estatutos. Quién lo convoque adjuntará los documentos a aprobar y la
propuesta de Orden del Día que elabore. Las aportaciones, que han de realizarse presencialmente y podrán ser
presentadas por cualquiera de los miembros del órgano, respecto a los documentos a aprobar y propuesta de Orden del
Día, documentos que les han sido remitidos a todos los miembros del órgano, se debatirán presencialmente en dos
turnos de palabra; tratando el primero acerca de las modificaciones que se presenten a dicha documentación por parte
de los miembros del órgano y a la defensa de dicha documentación por quién o quiénes la hayan elaborado, y el
segundo turno de palabra versará acerca de las modificaciones presentadas en el primer turno y la respuesta a éstas
dada por quién o quienes la hayan elaborado, finalizados ambos turnos de palabra bien se mantendrá el redactado de la
documentación original, o bien individualmente se adoptará o no cada una de las aportaciones de los miembros del
órgano, decidiéndose por mayoría simple de los presentes, siempre que a lo largo de los Estatutos no se establezca
específicamente otra mayoría para determinados acuerdos. El quórum para las reuniones del mismo es la mitad más uno
de sus miembros.

En función de los tiempos asignados a cada punto del Orden del Día al inicio de la sesión de cada Pleno del C.C. la
dirección de dichos Plenos distribuirá los tiempos de cada uno de los dos turnos de intervenciones y los de cada persona
que haya pedido la palabra a fin de hacer una distribución equilibrada y equitativa de todas y cada una de las
intervenciones.

Art. 24.- El Comité Central elige en su órgano:

- La Secretaría General del Comité Central.


- El Secretariado Político.

Art.25.- El CC debe asegurar un aparato central acorde a las necesidades de cada momento. El citado aparato central
rinde cuentas ante el CC cada Pleno del mismo con la presentación de informes por escrito que, de acuerdo con el
Orden del Día, se evaluarán en los mismos.

Art.26.- El CC evaluará y aprobará cada 2 años la lista de Cuadros de Partido. Esta lista se conforma a instancia de las
organizaciones territoriales y siempre con propuestas argumentadas desde las células en las que se deberá recoger el
currículo militante detallado del/a camarada propuesto/a. Para ser Cuadro de Partido se requiere en general un periodo
de militancia mínimo de 3 años en las filas del Partido, Los militantes de las JCPE una vez hayan engrosado las filas del
partido deberán superar también este periodo mínimo de tres años.
La tarea de los CdP es promover el desarrollo práctico de los acuerdos congresuales y directrices políticas del CC en
todos los comités intermedios.

La política de departamentalización del trabajo del Partido tiene su principal base de desarrollo en el trabajo y
compromiso de los CdP. Además del compromiso interno del CdP, debe ser también un/a militante con un alto
compromiso de trabajo con las masas que le conformen como un/a cuadro integral y referencial del Partido y de éste
entre las masas. Sera el CC por mayoría quien dé categoría de CdP a los militantes propuestos.

Art. 27.- El Secretariado Político

1. Competencias:

a) Hacer cumplir los acuerdos aprobados por los Plenos del Comité Central cuándo éste no se encuentra reunido. No
siendo el órgano superior, constituye la dirección del Partido en los intervalos de los Plenos del Comité Central,
cumpliendo funciones administrativas, de gestión y de gobierno en ese periodo entre Plenos y asegura la ejecución y
cumplimiento de los acuerdos adoptados, viniendo obligado a rendir cuentas de su gestión ante el Comité Central.

b) Expresar públicamente la posición oficial del Partido ante situaciones que por su urgencia sea imposible una inmediata
convocatoria del Pleno del Comité Central para tratar dichas situaciones. De éstas gestiones rendirá cuenta
posteriormente en el siguiente Pleno del Comité Central, que aprobará o censurará su actuación.

c) Convocar, entre otros legitimados señalados para ello a lo largo de los Estatutos y con 15 días de antelación, el Pleno
del Comité Central, aportando en éste caso la documentación anteriormente mencionada en los Estatutos como
preceptiva para la convocatoria del citado Pleno y elaborar la lista de invitados a éste, que será o no aprobada por el
mismo Pleno del Comité Central

2. Es miembro nato del Secretariado Político quien asuma la Secretaría General, la de organización del CC, de finanzas.
Se es miembro del Secretariado Político mientras se sea miembro del Comité Central y en el caso de los miembros del
Comité Central no se sea revocado por éste. El número de miembros de este será determinado por el CC en base a las
necesidades políticas y orgánicas, no siendo superior al 30 % de los miembros del CC y no superando el numero de 3
camaradas

3. Se escoge por mayoría simple entre los miembros de Pleno derecho del Comité Central. Sus reuniones, presenciales
o por medios que permiten las nuevas tecnologías, podrán ser convocadas por el Secretario General o un tercio de sus
miembros. Quién convoque las reuniones será quien elabora la propuesta de Orden del Día y documentación a tratar en
ellas, que será remitida a la totalidad de sus miembros. Sus reuniones serán mensuales y su funcionamiento y reglas de
deliberación seguirá el mismo esquema que el previsto para el Comité Central. La documentación remitida y las
aportaciones recibidas se debatirán en dos turnos de palabra, tratando el primero acerca de las modificaciones que se
presenten a dicha documentación por parte de los miembros del órgano y a la defensa de dicha documentación por quién
o quiénes la hayan elaborada, y el segundo turno de palabra versará acerca de las modificaciones presentadas en el
primer turno y la respuesta a éstas dada por quién o quienes la hayan elaborado, finalizados ambos turnos de palabra se
mantendrá el redactado de la documentación original o individualmente se adoptará o no cada una de las aportaciones
de los miembros del órgano por mayoría simple de los presentes en la reunión.

Art. 28.- El Secretariado Político funciona de forma regular y operativa, y solo son válidos los acuerdos adoptados por la
mayoría de sus componentes; convoca los Plenos del Comité Central, en los cuales solo tienen voto los miembros
efectivos del mismo; puede convocar también Plenos ampliados del Comité Central para examinar determinados
problemas políticos, ideológicos o de organización.

La relación de invitados/as a dichos Plenos es elaborada por el Secretariado Político y aprobada por el propio Comité
Central. Los/as invitados/as a estos Plenos tienen únicamente voz consultiva.
Art. 29.- La Secretaría General del Partido, pese a no ser un órgano del Partido, ostenta la representación del PCPE,
preside el Comité Central y el Secretariado Político y le corresponde la máxima responsabilidad en las cuestiones
concernientes al adecuado funcionamiento de los órganos de dirección.

Asume la responsabilidad general de la Dirección, presenta al Congreso el informe del Comité Central y se
responsabiliza de la presentación del informe del Secretariado Político a las reuniones plenarias del Comité Central.

Ningún miembro del Secretariado Político, ni del Comité Central puede tomar decisiones, establecer relaciones, ni hablar
en nombre de estos organismos, sin estar expresamente autorizado/a por los mismos.

Art. 30.- La Conferencia Central.

El Comité Central puede convocar Conferencias Centrales, entre Congreso y Congreso, para tratar cuestiones que
afecten a todo el partido, fijando el orden de día y el modelo de representación.

La Conferencia Central se constituye con los miembros del Comité Central, quienes ocupen las responsabilidades
políticas de las organizaciones territoriales y un número de delegados/as no superior al 20% de la militancia, que serán
elegidos/as entre quienes se consideren militantes más idóneos/as de acuerdo con los objetivos de la Conferencia.

Todos/as los/las militantes que participen en la Conferencia tendrán que tener el carné del Partido, las cotizaciones al día
y haber participado en el proceso de debate de los materiales preparatorios.

La Conferencia estará constituida además por la Comisión de Garantías y Control.

El número de asistentes será fijado por el Comité Central y explicado en la convocatoria.

La Conferencia está facultada para tomar decisiones obligatorias para todo el Partido, basándose en la línea general
trazada por el Congreso.

La Conferencia no puede tomar acuerdos relativos a las materias que se reservan a la competencia del Congreso:
Estatutos, elección del Comité Central y ratificación de acuerdos de expulsión, ni modificará la línea estratégica del
Congreso en los temas que aborde.

Los acuerdos o iniciativas acordado/as en las conferencias pueden ser modificadas o sancionadas por la mayoría del
CC.

Las conferencias centrales estarán presididas por el SG, estando acompañado en la mesa por camaradas miembros del
CC.

Art. 31.- La Comisión Central de Garantías y Control:

a) Examinar y resolver los recursos presentados por los militantes del Partido que hayan sido objeto de
sanción.

b) Velar por el cumplimiento de los Estatutos del PCPE.

c) Controlar las iniciativas económicas, el patrimonio, la contabilidad de las finanzas del Partido y la Juventud.

d) Podrá establecer relaciones con cualquier organismo del Partido que considere necesario para
desarrollar su misión específica, informando fehacientemente al Secretariado Político.

e) La pertenencia a la Comisión es incompatible con la condición de miembro de los órganos superiores de


dirección (centrales y de ámbito superior al local).
f) La Comisión de Garantías y Control se constituirá y elegirá su presidencia en el plazo de tres meses tras
su elección. A tal fin, será convocada por la Secretaría General.

g) Los/as miembros de la CCGyC en caso de vulneración de los Estatutos, o de actuaciones políticas contrarias
a la línea del Partido, podrán ser sancionados por la propia CCGyC, sustituyendo a la persona presuntamente
infractora por sustituto/a en la Comisión. El procedimiento será el previsto en el apartado correspondiente del
artículo 9.

h) Los miembros de la CCGyC podrán asistir si lo consideran, con voz pero sin voto a las reuniones del Comité
Central preavisando al Secretariado Político, quien le facilitará la documentación e información para el debate.

i) El número de miembros de la Comisión Central de garantías y Control se fija estatutariamente en 3


miembros y 1 suplente. Este último cubrirá cualquier baja o recusación que se produzca en la Comisión.
j) Los miembros de la CCGyC serán delegados natos al Congreso.

VI - ORGANIZACIONES DEL PARTIDO

Art. 32.- El PCPE tiene un proyecto único para el Estado español que es el triunfo de la revolución socialista y la
implantación de la dictadura del proletariado que adoptará la forma estatal de República Socialista de carácter
Confederal, cimentada por la unión voluntaria de los diferentes pueblos y naciones que constituyen el territorio español,
respetando el libre ejercicio al derecho de autodeterminación.

Desde el punto de vista organizativo el PCPE responde a la realidad plurinacional del estado español, adoptando -donde
la particularidad de la lucha de clases así lo exija- ámbitos de elaboración política y organizativa específicos.

Esos ámbitos organizativos se dotarán de sus órganos de dirección y de su proceso particular de toma de decisiones a
través de Conferencias, con un periodo máximo de cinco años, que faciliten un mejor acercamiento a su realidad
concreta.

La realización de Conferencias Territoriales Extraordinarias se deberá decidir por acuerdo cualificado de 2/3 del Comité
Territorial o mediante o por solicitud aprobada mayoritariamente en, al menos, 2/3 de las células bajo su dirección
política. El proceso se realizará en un plazo máximo de tres meses en los cuales se elaborarán los documentos, se
debatirán y se culminará con la conferencia territorial extraordinaria.

En el caso de Catalunya, el PCPE reitera la validez de lo establecido en el protocolo firmado con el Partit Comunista del
Poble de Catalunya (PCPC).
La unidad ideológica y programática de nuestro proyecto se conforma a partir de los Congresos del PCPE y del
desarrollo que de los mismos hace su Comité Central. Así el PCPE representa la unidad política, ideológica y
organizativa de todos los y las comunistas de los pueblos y naciones de España necesaria para el desarrollo de la
revolución y la derrota de la hegemonía burguesa y su dictadura del capital.

Toda la militancia del PCPE, de todas sus organizaciones, tienen los mismos derechos y deberes, participan en sus
procesos congresuales y pueden ser elegidos/as a los máximos órganos de dirección.

Art. 33.- En los colectivos de emigrantes españoles en el extranjero se podrán constituir núcleos, células y comités
intermedios del PCPE. Las relaciones de estas organizaciones del PCPE con los partidos del país serán dirigidas por el
CC Partido

Igualmente, la militancia del PCPE podrá impulsar la creación y/o desarrollo de organizaciones de masas, así como
cualesquiera otras estructuras que contribuyan al desarrollo de las tesis políticas del PCPE entre la emigración.
Art. 34.- Los comités intermedios tienen el deber de desplegar la máxima iniciativa para hallar los métodos de trabajo
más adecuados con el fin de asegurar el cumplimiento de su misión en la situación y la circunstancias en que transcurra
su actividad.

Los comités del Partido en sus diversos escalones, constituyen la espina dorsal del partido; son los órganos que han de
asegurar la aplicación creadora de la línea del Partido en el medio en el que actúan.

Su misión estriba esencialmente en:

- Asegurar el cumplimiento de las decisiones de los órganos superiores.


- Fortalecer las células que dirigen y organizar otras nuevas.
- Orientar y ayudar prácticamente a las organizaciones en su trabajo entre las masas y en la organización de las luchas
políticas de la clase obrera y el pueblo en la defensa de sus intereses cotidianos y estratégicos.
- Difundir la propaganda del partido, en primer lugar el órgano central del Comité Central y editar propaganda por sus
propios medios.
- Seleccionar y distribuir los cuadros del partido que se encuentren bajo su dirección.
- Desarrollar el estudio del marxismo-leninismo conforme a los planes centrales de formación.
- Organizar la ayuda económica de las masas al partido y a su prensa asegurando su autofinanciación.
- Administrar los recursos del partido en la esfera de su competencia.
- Trabajar por la unidad del Partido en su ámbito.

Para el correcto cumplimiento de sus cometidos los comités deben reunirse regularmente, discutir y tomar decisiones,
organizar las actividades de los miembros del Partido para aplicar éstas, velando por que el conjunto de los/as militantes
tenga claridad en cuanto a los objetivos concretos y las perspectivas, y realice las tareas que se les encomiende.

En todos los escalones, los Comités tienen la obligación de informar sistemáticamente de su actividad a los comités
superiores del Partido, bajo cuya dirección se encuentren, rindiendo cuentas regularmente ante las organizaciones de
base que agrupen y ante el Comité Central, al menos en toda coyuntura política significativa y cuando el CC lo requiera.

VII ORGANIZACIÓN DE BASE DEL PARTIDO

Art. 35.- El fundamento del partido lo constituyen sus organizaciones de base, que son las células.

Las células se crean en empresas, fábricas, talleres, minas, puertos, oficinas y en todo tipo de centros de trabajo o de
estudio, ciudades, barrios, polígonos industriales, pueblos, etc.

Para constituir una célula es necesario un mínimo de tres militantes. Las células contarán como mínimo con la
responsabilidad política y las responsabilidades de organización y finanzas.

Art.36.- La autoridad superior de la célula es la asamblea plenaria, que se reunirá por lo menos una vez al mes.

La asamblea plenaria, elige el comité de célula, después de un proceso de revisión y balance de las tareas realizadas
individual y colectivamente.

Todo/a militante del partido, independientemente de su responsabilidad o pertenencia a órganos superiores de dirección,
deberá estar encuadrado/a en una célula de base, desarrollando trabajo en la misma.

Art.37.- La célula es el eslabón fundamental de unión del Partido con las masas populares y sus tareas en el medio
donde actúa son:

- Difundir la política del partido y organizar y dirigir a las masas.


- Difundir las publicaciones del Partido y asegurar, por sus propios medios, la labor de agitación y propaganda, la
reproducción, elaboración y difusión de manifiestos, octavillas, pasquines, etc.

- Organizar el estudio colectivo e individual del marxismo-leninismo, así como de otros/as revolucionarios/as del
movimiento comunista y obrero internacional, y de los documentos del Partido.

- Recaudar las cuotas y organizar la ayuda económica de las masas al Partido y a su prensa.
- Desarrollar su vida política interna de una manera regular.

- Discutir la línea política del Partido.

- Fomentar la discusión de las publicaciones del Partido.

Art.38.- Excepcionalmente, se pueden promover la creación de células mixtas en las que participen militantes del Partido
y de la Juventud. La responsabilidad política de estas células corresponderá siempre a un/a militante del Partido y su
intervención política debe responder al desarrollo de las directrices de los comités superiores del Partido.

Art.39.- Así mismo, cuando el número impida la constitución de una célula, un comité intermedio de acuerdo con sus
necesidades políticas y organizativas, tiene la facultad de conformar un núcleo del Partido en cualquier ámbito territorial o
de producción con los y las camaradas disponibles para ello.

En caso de constituirse un núcleo de premilitantes, éstos repartirán responsabilidades con carácter temporal hasta su
paso a la militancia, siendo limitada la información que traslada la dirección a dicho núcleo por motivos de seguridad.

VIII ELECCIÓN DE LOS ORGANOS DE DIRECCIÓN

Art. 40.- Las candidaturas presentadas individual o colectivamente para formar los respectivos Comités dirigentes, serán
examinadas por una comisión o ponencia elegida al respecto. Esta hará la propuesta de los candidatos/as más aptos/as
para asegurar una buena y eficiente dirección y expondrá ante la Conferencia o Congreso las razones que le hayan
movido a ello.

La propuesta presentada por la comisión o ponencia será discutida y modificada por los/las delegados/as, si fuera
necesario en función del reglamento del Congreso o Conferencia. Quienes obtengan más de la mitad de los votos
emitidos, serán elegido/as.

IX EL PARTIDO Y LA JUVENTUD COMUNISTA.

ART 41
Este XI Congreso aprueba una nueva forma de relación entre Partido y Juventud, producto de nuestra experiencia hasta
el presente, así como de otras experiencias del MCI.

La Juventud comunista es la expresión organizativa de la política del Partido específicamente dedicada a la intervención
en la realidad juvenil. Aunque su registro jurídico sea formalmente independiente, en términos políticos la JCPE es la
organización juvenil del PCPE, y forman parte de su proyecto político y organizativo.

Los miembros de la JCPE desarrollarán los acuerdos de los Congresos del Partido, y sus actualizaciones concretas por
el Comité Central del mismo. El CC del PCPE es la superior dirección política de las JCPE, cuyo CED trabajará con las
orientaciones políticas y organizativas que éste le traslade.
El responsable político de la JCPE formará parte del Comité Central del Partido desde su elección. La pertenencia de
este lo es en calidad de tal, de tal forma que al perder tal condición pierden también la de miembros del CC del Partido.

Corresponde a la JCPE las competencias políticas que tienen como objetivo el desarrollo del proyecto revolucionario
para la juventud comunista en España, en coherencia con la línea política del PCPE.

Ser mayor de 25 años y/o estar incorporado definitivamente al mundo laboral se constituyen en situaciones que
ineludiblemente motivan la promoción al Partido. El Comité Central del Partido podrá tomar la decisión de mantener a un
reducido número de miembros de la Juventud como militantes de la JCPE, que ya cumplirían condiciones para pasar a
ser militantes del Partido, en el caso de que se considere que se les deben asignar tareas principales de Dirección.

La JCPE celebrara cado dos años la conferencia central, en las que se aprobaran el plan de trabajo a desempeñar en
este periodo, y en la que se elegirán los camaradas que formaran parte del CED, esta como toda conferencia del PCPE
estará presidida por su SG o miembros del C.E. Y estará guiada por las mismas normas que demás conferencias del
PCPE.

La participación de la JCPE en los Congresos del PCPE se realizará mediante la persona que ostente la
Responsabilidad Política y dos miembros más estos solo con voz.

El/la responsable político/a de la JCPE participa en los Congresos del Partido con voz y voto en su calidad de miembro
del CC. La Carta de Normas podrá articular la participación de un determinado número de militantes de la JCPE en los
Congresos del PCPE con voz y voto, pero nunca siendo el número propuesto superior a 3

La militancia de la JCPE participa de los debates de los Congresos del Partido tal y como marque la Carta de Normas en
cada momento, pudiendo hacerlo desarrollando el mismo proceso que el determinado para las células del Partido, pero
eso no significa, en ningún momento, que la militancia de la Juventud tenga derecho a voto en los procesos
congresuales. La soberanía del PCPE reside únicamente en su militancia.

Es deber de todos los Comités del Partido propiciar la creación, impulsar el desarrollo y fortalecer políticamente la
organización de la JCPE, en sus respectivos ámbitos de actividad y dotarse de una política propia para la juventud.

X EL PARTIDO Y LOS FRENTES DE MASAS

Art. 42.- Los comités y militantes del Partido han de potenciar la participación en las organizaciones de masas,
fundamentalmente en los sindicatos de clase y combatir toda tendencia sectaria que conduzca al Partido a aislarse de
las masas.

Los miembros del Partido que trabajan en los frentes de masas aplicarán la línea política general del Partido en los
mismos y, respetando su independencia, buscarán ganar la hegemonía de sus posiciones en ellos.

El Partido instará a todos/as sus militantes a sindicarse y desarrollar una práctica sindical de clase y de confrontación con
el pacto social y la conciliación de clases y, de acuerdo con las orientaciones de los Congresos y del Comité Central.
El desarrollo de Comités para la Unidad Obrera es una tarea estratégica de primer orden para el PCPE. La militancia
debe participar activamente en su desarrollo.

Todos/as los/las militantes y en especial quienes tengan responsabilidades sindicales, han de estar siempre al servicio
del Partido y rendir cuentas periódicas sobre su actividad.

Los/as militantes del Partido que trabajen en los frentes de masas deberán dar cuenta de su trabajo y reivindicaciones en
ese frente a las células que pertenezcan para que conociéndolo el órgano de dirección correspondiente pueda orientarlos
y llevar a cabo la política del Partido. El CC elaborará orientaciones generales para impulsar la táctica y estrategia en los
frentes de masas más importantes.

XI EL PARTIDO Y LOS CARGOS PUBLICOS

Art.43.- Todo/a militante del Partido que reúna las condiciones de idoneidad legal y política para representar eficazmente
al pueblo, podrá ser candidato/a del PCPE en las elecciones a cargos públicos a las cuales éste concurra.

La propuesta de elección de los/as candidatos/as las realizará, según las orientaciones y criterios que fije el Comité
Central, el órgano territorial del PCPE correspondiente al proceso electoral (municipal, autonómico, estatal)
correspondiendo su aprobación al Comité Central. Los/as candidatos/as, en el periodo que lo sean, y los/as elegidos/as,
deberán aplicar en todo momento, los criterios políticos aprobados por el órgano de dirección de su ámbito, incluidos los
referentes a las cuestiones financieras (todos los ingresos económicos), que puedan derivarse del cargo electo.

Los/as candidatos/as del partido, antes de concurrir a un proceso electoral, firmarán un compromiso contractual
denominado “Estatuto del/de la/el candidata/o” , que elaborará el Comité Central, cuyo incumplimiento supondrá la
expulsión de la organización así como la petición formal de que abandone el cargo electo.

Los candidatos/as que resulten elegidos/as han de estar a la completa disposición del Partido, y mantener un contacto
continuo con el cuerpo electoral, articulando la actividad institucional con la actividad de masas del Partido.

Han de rendir cuentas periódicamente de su actividad política y del cumplimiento del programa electoral a su célula, a
los órganos de dirección del Partido y a sus electores.

La militancia del PCPE sólo podrá ostentar un cargo público con plena remuneración por un periodo máximo de dos
legislaturas (8 años). Excepcionalmente el Congreso del PCPE podrá aprobar una prórroga a este periodo.

Art.44.- El Comité Central estudiará y fijará, si es necesario, un régimen de incompatibilidades entre el acceso a
determinados cargos públicos y el ejercicio de responsabilidades en los órganos de dirección del Partido.

Este régimen se basará en el principio de no acumulación de cargos y se enmarcará en una política general de
formación y promoción de cuadros.

XII LOS MILITANTES LIBERADOS POR EL PARTIDO

Art. 45.- A pesar de la experiencia histórica negativa, el carácter de vanguardia y de masas del Partido y la complejidad
de funciones que esto implica, hace evidente la utilidad e importancia de militantes en calidad de liberados y exige que un
cierto número de militantes dediquen de forma retribuida toda su actividad al trabajo del Partido.

Las personas liberadas del Partido deben ser cuadros firmes y con dedicación, en todo el tiempo posible y partícipe en
una gran diversidad de tareas, integradas en el trabajo colectivo del Partido. La liberación será limitada en el tiempo, con
objetivos y para servicios y tareas en lo concreto.

La designación y las normas de retribución de los/as militantes liberados/as son competencia del Comité Central, que
tendrá que evitar cuidadosamente cualquier tipo de desviación burocrática, sin que en ningún caso se limite la iniciativa
y la participación de todos los militantes en el trabajo del Partido. La retribución de los liberados y liberadas del Partido
será controlada por el CC y la CCGyC,.según marcan estos Estatutos.
XIII LAS FINANZAS DEL PARTIDO

Art. 46.- El PCPE constituye su patrimonio actual con los bienes muebles, inmuebles y derechos que resultan de su libro
de inventario y balances, y afirma el derecho que las leyes le reconocen de adquirir, administrar y alienar cualquier
elemento patrimonial, de conformidad con las necesidades que resulten del cumplimiento de sus fines.

Art. 47.- Los recursos financieros provienen de las cotizaciones y aportaciones de la militancia, ayuda voluntaria de los
simpatizantes, financiación pública del Estado, asignaciones de los y las camaradas que tienen cargos públicos y del
patrimonio, así como de las aportaciones obtenidas en actos públicos, fiestas, bonos, etc.

Asegurar la autofinanciación del Partido exige la aplicación de una escala progresiva de cotizaciones mínimas según
ingresos netos mensuales que debe observar todo/a militante.

- Hasta 1.200 euros el 1%


- Hasta 1.500 euros el 1,5%
- Hasta 2.000 euros el 2%
- Hasta 2.500 euros el 2,5%
- Más de 2.500 euros el 3%
Se establece una cuota mínima de 3 euros para las personas sin ingresos, contemplando de forma excepcional casos
concretos que serán analizados por el órgano correspondiente.

La cantidad de 0,50 euros, de cada cuota mensual de la militancia, será consignada para la creación de una Caja de
Resistencia.

Una cantidad de la cuota previamente aprobada por el comité superior irá destinada a las finanzas propias de cada
célula.

El CC aprobará, acorde a las circunstancias del desarrollo de la lucha de clases, un protocolo de activación de este fondo
económico.

Art. 48.- Las organizaciones del Partido darán cuenta cada año del presupuesto ordinario y de la liquidación del ejercicio
anterior durante el primer trimestre del año.

XIV SIGLAS, BANDERA, ANAGRAMA E HIMNO

Art. 49.- Las siglas utilizadas por el partido en toda España serán las de PCPE. Las organizaciones territoriales que por
su realidad concreta así lo analicen, podrán solicitar la autorización del Comité Central para añadir a la sigla PCPE una
sigla o denominación propia de su territorio sin, en ningún caso, poder con esta ultima sustituir la primera.

La bandera del partido será de color rojo con una hoz y martillo de color dorado junto a una estrella roja bordeada de
tono dorado en su parte superior, cerca del asta, así como la sigla PCPE ocupando la mitad inferior de la bandera.

El logotipo de partido lo formará una bandera roja ondeada con una hoz y martillo dorado y una estrella roja bordeada de
tono dorado. En la parte inferior del logo se colocarán las siglas PCPE.

Las organizaciones territoriales que lo crean conveniente, podrán solicitar al Comité Central la autorización para colocar
la bandera de su territorio ondeando tras la roja, así como sus siglas o denominaciones territoriales.
La organización Juvenil podrá adaptar los símbolos a su condición organizativa, respetando siempre el orden de los
colores usados por el PCPE, Rojo para la bandera y dorado para la hoz y martillo.

El himno del Partido es “La Internacional Comunista".

El himno de la Juventud es ¨La joven guardia Roja

XV DISPOSICIONES VARIAS

Art. 50.- El PCPE se podrá disolver por acuerdo de su Congreso, adoptado por los dos tercios de los/as delegados/as.
En este acuerdo se determinará el destino que habrá de dar al patrimonio que pudiese existir.

Art. 51.- El PCPE llevará los libros de Registro de militantes, de Actas, de Contabilidad, de Secretaría y de Inventarios y
de Balances.

Art. 52.- La representación legal del partido la ostentará el/la Secretario/a General del Partido o en quién éste/a delegue
de acuerdo con el Comite Ejecutivo , excepto para solicitud de créditos, compra y venta de activos inmobiliarios, que
serán necesarias la firma del/la Secretario/a General, más la de los responsables de finanzas y organización con el
acuerdo previo del CC.

Art. 53.- La reforma de estos Estatutos se hará por el Congreso a propuesta del Comité Central.

Todas las dudas que surgieren en la interpretación de los Estatutos serán resueltas por el Congreso, y en tanto éste no
se celebre, lo serán, con carácter provisional, por el Comité Central por una mayoría cualificada de 4/5 de los presentes
y, en última instancia, por la CCGyC.

XVI.- DISPOSICIÓN TRANSITORIA.

1.- Los Estatutos del Partido Comunista de los Pueblos de España sometidos a registro se adecuarán en todo momento
a la legislación vigente.

2.- El Comité Central está facultado por el Congreso del PCPE para adecuar los Estatutos aprobados por el Congreso,
manteniendo su espíritu y orientación clasista, a las exigencias legales vigentes en cada momento.

3.- El Comité Central es el órgano de dirección del Partido Comunista de los Pueblos de España facultado por el
Congreso para proceder a la legalización de los Estatutos del Partido, introduciendo las modificaciones que resulten
necesarias para ello y resolviendo cualquier cuestión legal relacionada con su registro.

4.- Los presentes Estatutos serán registrados por el Comité Central, una vez probados por el Congreso, y atendiendo a
las disposiciones anteriores, conforma a lo previsto en la Ley Orgánica 3/2015, de 30 de marzo, de control y actividad
económico - financiera de los Partidos Políticos.