Вы находитесь на странице: 1из 7

LA PLATA, 11 de Junio de 2020

SEÑOR GOBERNADOR DE LA

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

AXEL KICILLOF

SU DESPACHO. -

Nos convoca hoy LA NECESIDAD DE LA


REAPERTURA DE LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA a fin de tratar las
problemáticas que se vienen reproduciendo en el ámbito del trabajo del Sector
Público. En efecto, la crisis económico-financiera sostenida por la que
atravesamos, aumentada ante el nuevo escenario de pandemia del COVID-19,
exige la búsqueda conjunta de soluciones que permitan minimizar los efectos
nocivos de ambos males de incidencia social, no solo en la actual coyuntura
sino con incidencia en el futuro de las relaciones del trabajo.

No debemos olvidar el camino iniciado hace más de


15 años, cuando, con el objeto de “trabajar en la jerarquización del empleo
público como sostén indiscutido de la fortaleza estatal la provincia de Buenos
Aires”, se constituyó un ámbito de diálogo permanente , entre representantes
del Estado provincial y de los gremios del sector de Ley 10.430 y regímenes
análogos, institucionalizándose LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA, como un
dispositivo innovador para la construcción de relaciones laborales cooperativas,
concluyendo en el ámbito paritario creado por Decreto 3.087/04, en la
redacción conjunta de la ley 13.453 de Negociación Colectiva en el Sector
Público provincial.

La jerarquización de este espacio, dio nacimiento a


las herramientas necesarias para llevar adelante un régimen de acuerdos
convencionales colectivos, que permitan avanzar al objetivo primario de
fortalecer la gestión pública del gobierno de la provincia de Buenos Aires,
mediante la jerarquización y profesionalización de los trabajadores públicos y el
mejoramiento de sus condiciones de labor.

Del ámbito de negociación nacieron cuatro


comisiones paritarias: “SALARIO”, “CARRERA ADMINISTRATIVA”,
“COMISIÓN DE SALUD Y SEGURIDAD” y “ORGANISMO IMPARCIAL”, según
documentan las respetivas Actas suscriptas.

Empero el Poder Ejecutivo, paulatinamente, ha


llevado a su mínima expresión el Ámbito de Negociación Colectiva y sus
diversas comisiones, práctica que se ha sostenido en el tiempo en perjuicio del
dialogo social al cual tanto el Estado como los trabajadores debemos retornar
de manera inmediata, al constituir un “espacio democrático” representativo para
ambos sectores.

Ello así por cuanto desde el Artículo 39, inciso 4, de


nuestra Constitución provincial se “…garantiza a los trabajadores estatales el
derecho de negociación de sus condiciones de trabajo…”; fórmula
constitucional que obliga al Poder Ejecutivo a mantener el diálogo paritario
permanente mediante el respeto de la frecuencia y periodicidad que favorezcan
la convencionalidad de las decisiones de gestión de la Administración Pública.

En línea con lo expuesto solicitamos un vez mas una


urgente:

APERTURA DE PARITARIA AÑO 2020 -


RETRASO SALARIAL: En cumplimiento con lo ordenado por la Ley 13.453, y
el artículo 39 de la Constitución de la provincia de Buenos Aires, solicitamos la
inmediata convocatoria a discusión del salario para los trabajadores del sector,
debiendo incorporarse como punto esencial de la discusión el tratamiento de la
recomposición salarial del año 2019; cuyo abordaje fue omitido por el Poder
Ejecutivo por incumplimiento del llamado a convocatoria comprometido en la
“Cláusula de Revisión” para el mes de noviembre de 2019.
Tal incumplimiento, sostenido hasta la actualidad,
frente al flagelo inflacionario que padecemos, constituye un agravio a las
garantías constitucionales de justicia social, salario digno, progresividad/no
regresividad, entre otros.
Asimismo, el abandono de la Negociación Colectiva
en el segundo semestre del año 2019 pese haberse acordado su continuidad,
más un retroceso salarial por la pérdida del poder adquisitivo de años
anteriores, requiere de una URGENTE convocatoria en el seno Paritario para la
discusión Salarial del año 2020.
Es oportuno remarcar que el Poder Ejecutivo
dispuso unilateralmente, como incremento del primer cuatrimestre del corriente
año, una bonificación de $ 4.000 ($ 3.000 a partir del mes de marzo y $ 1.000 a
partir del mes de abril), rechazadas por la totalidad de la representación
Gremial por INSUFICIENTE.

SALARIO DECENTE: Las políticas salariales en el


Sector público en los últimos períodos ha estado signada por la restricción del
gasto y con ello se ha postergado la remuneración justa a sus trabajadores,
especialmente de los sectores o servicios de carácter esencial. Tal situación se
observa de manera ostensible ante el descontrolado aumento de la canasta
básica familiar y del costo de vida en general.
Es por ello que esta Federación de Gremios
Estatales, propone eliminar las asimetrías existentes entre los distintos
sectores Público, poniendo punto final con años de Salarios Conformados,
para empezar a construir un Sueldo Básico Digno y Real, respetando las
particularidades de cada jurisdicción (conforme Artículos 14 bis y 16 de la
Constitución Nacional y Artículo 39 Incisos 1, 3 y 4 de la Constitución de la
Provincia).
SALUD LABORAL: MINIMIZACIÓN DEL RIESGO
FÍSICO Y PSICOLÓGICO.
La Declaración de Emergencia, producto de la
Pandemia producida por el virus COVID-19, llevo la necesidad del dictado de
normas por parte del Estado Provincial para garantizar el cumplimiento de las
tareas de carácter esencial y por intermedio del Ministerio de Trabajo, mediante
la Resolución 135/2020, se estableció la elaboración de Protocolos para
reforzar el cumplimiento de las normas que garantizan la salud psicofísica de
los trabajadores.
Pese a la situación de emergencia y al aislamiento
social, preventivo y obligatorio declarado por DNU 260/2020, se han adoptado
medidas tendientes a dar continuidad a las tareas que realiza el Estado
Provincial en sus distintas jurisdicciones.
Entre las medidas adoptadas se encuentran la
prestación de servicios bajo la figura de “trabajo domiciliario (conforme Artículo
2 del Decreto Nº 203/2020); estableciendo guardias mínimas y rotativas
presenciales, que complementen el trabajo llevado a cabo desde los hogares
por la planta de personal (ver Artículo 4 citado Decreto).
No obstante ello, el aislamiento, la flexibilización del
trabajo, la vigilia permanente ante exigencias en el teletrabajo, la vuelta plena a
sus ámbitos laborales al momento del levantamiento de las restricciones, el
proceso traumático que toda la sociedad padece ante el flagelo de la pandemia
y sus consecuencias posteriores, deviene necesario la adopción de mayores y
específicas medidas de Salud y Seguridad en el Empleo, en resguardo de la
salud Psicofísica de los Trabajadores.
Es por ello que se deberán hacer entrega de los
Elementos de Protección Personal, adecuado y la capacitación para el correcto
uso de los mismos; medidas de Protección ante la atención al público, como
ser barrera protectora, uso de alcohol en gel, barbijo o tapa boca, entre otros.
Pero más aún, el resguardo de la salud emocional y
psicológica que todo proceso post traumático conlleva, especialmente en
sectores considerados esenciales, frente a la exposición constantes de la
enfermedad, debe constituir una política de salud ocupacional ineludible por
parte del Estado, poniendo a disposición de los trabajadores los tratamientos
psicológicos y las licencias necesarias para la recuperación total de las
consecuencias de esta emergencia sanitaria y social.

DERECHO A LA DESCONEXIÓN LABORAL


DIGITAL.

Los actuales escenarios de Pandemia COVID-19


han instaurado un formato laboral a distancia mediante la utilización de medios
de comunicación que permiten la presencia virtual en la labor; empero, la
inexistencia de regulación de dicha tarea virtual impone a los trabajadores
exigencias que violan principios elementales del Derecho del Trabajo, tal como
la Jornada de Trabajo Limitada.

Nace de aquí la necesidad de elaborar políticas de


desconexión virtual y de tele distancia para los trabajadores, incluidos los
puestos directivos, mediante la puesta en marcha de acciones de formación y
de sensibilización sobre un uso razonable de los dispositivos digitales o
telefónicos que respeten el “derecho a la desconexión”, cuando finaliza la
jornada laboral, en el momento del descanso, o en el usufructo de su licencia
anual.

Para ello se requerirá que se elaboren las


herramientas que permitan llevar el registro diario obligatorio de la jornada de
todos los empleados, previa determinación de forma clara y previa audiencia de
los trabajadores, de los horarios de trabajo y los tiempos de descanso. Será
necesario dotar a los trabajadores de herramientas digitales y capacitación en
el uso razonable de los dispositivos digitales.
PARTICIPACIÓN DE LOS TRABAJADORES EN
EL AUTOSEGURO.

Por Decreto 3.858/07, la Provincia de Buenos


Aires retornó al Sistema de Autoseguro de Riesgos del Trabajo, ratificando el
Convenio de Rescisión del Contrato de Afiliación N° 46.864 y de Administración
del Autoseguro entre la Provincia de Buenos Aires y Provincia A.R.T. S.A. de
fecha 6 de diciembre de 2007; desde tal fecha ha quedado en cabeza del
Estado Provincial la atención de las prestaciones en especie y dinerarias frente
a los accidentes o enfermedades laborales determinantes de disminución de la
total obrera o fallecimiento de los trabajadores.

Sin embargo, en la actualidad la tarea sumida por


el estado se encuentra en manos de Provincia ART, en su calidad de
Administradora, empero asumiendo posiciones autónomas en cuestión de
decisión y determinación, ya que las atenciones en especie son brindadas en
clínicas privadas (generalmente en estado de quebranto) contratadas por ésta
y sin ningún tipo de intervención por parte del obligado principal -el Estado
Provincial-.

Sirva de muestra de lo expresado, el hecho de


que, en el ámbito de las Comisiones Médicas Jurisdiccionales de la SRT,
ámbito de apelación de las “decisiones del Autoseguro”, son los abogados de
Provincia ART quienes asumen la representación “oficial” no los de Fiscalía de
Estado, lo que resulta contradictorio a las disposiciones del artículo 155 de la
Constitución Provincial y al Decreto Ley 7.543/69 – Ley Orgánica de Fiscalía de
Estado.

Tal paradójica situación se traduce en auténticas


situaciones de desprotección, siendo el caso paradigmático el actual rechazo
de cobertura como enfermedad profesional, del COVID-19 de trabajadores de
salud, muy a pesar de que el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 367 de
fecha 13 de abril de 2020 dispuso que la enfermedad COVID-19 producida por
el coronavirus SARS-CoV-2 se considerará presuntivamente una enfermedad
de carácter profesional -no listada- en los términos del apartado 2, inciso b) del
artículo 6º de la Ley Nº 24.557, respecto de las y los trabajadores dependientes
excluidos mediante dispensa legal, y con el fin de realizar actividades
declaradas esenciales.

Ante tal situación, es de carácter urgente y


necesarios que en forma definitiva el Estado Provincial asuma en forma directa
el gobierno del autoseguro y constituya en forma mixta, con integración de los
representantes de los trabajadores, el organismo de gestión de este.

Mientras tanto, propiciar la creación de una mesa


de tratamiento de los rechazos en el orden provincial, a efectos de abocarse en
forma personal a la problemática surgida por la negativa de cobertura o altas
prematuras realizadas por Provincia ART.

Julio C. CASTRO Miguel A. ZUBIETA


Secretario Gral. FEGEPPBA Secretario Adjto. FEGEPPBA