Вы находитесь на странице: 1из 55

MEDICINAS ALTERNATIVAS

Autor: Luis Fernando Cordoba Llanos


Medico, Terapeuta Neural, Magister en salud Publica, Catedrático Universidad del
Cauca, Presidente asociación colombiana de terapia neural Julio Cesar Payan de
la Roche, Proponente a maestría de terapia neural y odontología neurofocal,
Universidad San Juan de Dios, Barcelona – España.

Coautor: Julio Cesar Payan de la Roche


Medico, ginecólogo, Terapeuta Neural, Profesor emérito Universidad del Cauca,
Conferencista internacional de Terapia Neural, Filosofo de la terapia en el Mundo.

DEFINICIONES

Existen múltiples discusiones acerca del nombre correcto que debe darse a las
medicinas conocidas como alternativas o complementarias; incluso se plantea que
existe una sola medicina y diferentes sistemas médicos que permiten entender los
procesos de salud enfermedad. En el presente texto hemos decido denominarlas
medicinas alternativas, para ser congruentes con la legislación que existe sobre
estas en Colombia; sin embargo es preciso compartir que “el nombre de Medicinas
Alternativas no es el adecuado, sería preferible denominarlas Medicinas
Ancestrales, o Culturas Médicas, o Medicinas con concepciones o racionalidades
diferentes (al pensamiento lineal mecanicista cartesiano), y por otra parte, al
boticario, a la tía, a la abuela o a la automedicación, se les pueden llamar métodos
populares de atención primaria”(1).

Antes de abordar su definición, es preciso aclarar que un elemento común en las


medicinas alternativas, es que realizan un abordaje integral del ser humano,
incluyendo la mente, el cuerpo (lo físico), lo emocional, lo social-laboral, lo
ambiental y lo espiritual; tanto para realizar el diagnostico, como para el
tratamiento. Incluso, las divisiones hechas a nivel corporal, pierden importancia,
para dar cabida a un abordaje del ser como un todo, singular e irrepetible.

La definición de terapias alternativas que considero es la mas completa se


encuentra en la resolución 2927 de 1998 del ministerio de salud (2) (Por la cual se
reglamenta la práctica de terapias alternativas en la prestación de servicios de
salud, se establecen normas técnicas, científicas y administrativas y se dictan
otras disposiciones); ratificada en la resolución 2003 de 2014 del ministerio de
salud y protección social (3) (procedimientos y condiciones de inscripción de los
Prestadores de Servicios de Salud y de habilitación de servicios de salud ); en las
cuales, se definen las terapia alternativas como el “Conjunto de conocimientos y
procedimientos terapéuticos derivados de algunas culturas médicas existentes en
el mundo, que han alcanzado un desarrollo científico, empleados para la
promoción de la salud, la prevención y diagnóstico de la enfermedad y el
tratamiento y rehabilitación de los enfermos, en el marco de una salud integral y
considerando al ser humano como una unidad esencial constituida por cuerpo,
mente y energía.”
Otra definición cercana a ésta, se encuentra en La Ley 1164 de 2007(4), Ley de
Talento Humano en Salud, (establece las disposiciones relacionadas con los
procesos de planeación, formación, vigilancia y control del ejercicio, desempeño y
ética del Talento Humano del área de la salud), que define la medicina y terapias
alternativas como “aquellas técnicas prácticas, procedimientos, enfoques o
conocimientos que utilizan la estimulación del funcionamiento de las leyes
naturales para la autorregulación del ser humano con el objeto de promover,
prevenir, tratar y rehabilitar la salud de la población desde un pensamiento
holístico."

La Organización Mundial de la Salud (5) define la medicina complementaria como


“un amplio conjunto de prácticas de atención de salud que no forman parte de la
tradición ni de la medicina convencional de un país dado ni están totalmente
integradas en el sistema de salud predominante. En algunos países, esos
términos se utilizan indistintamente para referirse a la medicina tradicional”.
Además distingue las medicinas alternativas o complementarias de la medicina
tradicional definiéndola como “la suma total de los conocimientos, capacidades y
prácticas basados en las teorías, creencias y experiencias propias de diferentes
culturas, bien sean explicables o no, utilizadas para mantener la salud y prevenir,
diagnosticar, mejorar o tratar enfermedades físicas y mentales”.

En la misma vía, la resolución 5078 de 1992 del ministerio de salud (6) (Por la
cual se adoptan normas técnico - administrativas en materia de Medicinas
Tradicionales y Terapéuticas Alternativas y se crea el Consejo Asesor para la
conservación y el desarrollo de las mismas), diferencia las medicinas alternativas
de las medicinas tradicionales definiendo estas ultimas como “El conjunto de
conocimientos, creencias, valores, actitudes y comportamientos que se
acostumbran ancestralmente en nuestras comunidades, para la prevención, el
diagnóstico, el tratamiento y la explicación de las enfermedades.”
Otras deficinines que aborda la resolución 2003 de 2014 (3) antes nombrada y que
serán objeto de este capìtulo de medicinas alternativas son:

Homeopatía: es aquel que basado en leyes naturales desarrolla actividades,


procedimientos e intervenciones para estimular al individuo en su entorno bio-
psico- social para su autorregulación a través del suministro de medicamentos
ultra diluidos, previamente experimentados en el hombre sano, empleados para la
promoción de la salud, la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y la
rehabilitación de la enfermedad.
Medicina Tradicional China: es un sistema médico caracterizado por una
cosmovisión que tiene un cuerpo teórico de conocimientos con etiología,
diagnóstico y pronóstico propios, basado en principios filosóficos orientales, con
aplicación en promoción de la salud, prevención, curación y la rehabilitación de la
enfermedad; mediante varias terapias y prácticas saludables de aplicación
individual y comunitaria tales como la herbolaria, la acupuntura, la moxibustión, las
ventosas, las sangrías y otras. Permite la definición de un diagnóstico y conducta
terapéutica adecuada para el mejoramiento de la salud del paciente. La
acupuntura y procedimientos asociados consisten en la regulación de la corriente
energética dentro de un sistema de circulación en el cuerpo, mediante la
estimulación con agujas, calor, electricidad, sustancias químicas, naturales y
sintéticas, de determinados puntos de la piel, con el fin de prevenir, curar, aliviar
las enfermedades o síntomas y rehabilitar a la persona.
Neuralterapia: método que fundamenta su acción terapéutica en la estabilización
de las membranas celulares mediante la utilización de microdosis de anestésicos
locales de vida media corta, aplicados en sitios específicos del organismo.
Terapias manuales: terapias aplicadas con las manos fundamentadas en que el
cuerpo es un organismo vital donde la estructura y la función están coordinadas; la
terapia actúa para producir efectos reordenadores y reguladores.

LEGISLACIÓN EN MEDICNAS ALTERNATIVAS

Si bien, la normatividad citada en las definiciones es reciente, no se puede


desconocer que la legislación en medicinas alternativas en Colombia inicia con el
ejercicio de la homeopatía, siendo en el año de 1837 cuando se organiza el primer
instituto homeopático de los estados unidos de Colombia. Posteriormente en el
año de 1867 se crea la universidad nacional y se establece allí la cátedra de
homeopatía. En el año de 1869 el estado soberano de Cundinamarca mediante la
ley 15 en su artículo 15 asigna una sala para establecimiento de un hospital
homeopático, derogada 1 año después por la ley 3 de 1870. Mas adelante con el
decreto legislativo 592 de junio 8 de 1905 del ministerio de educación nacional (7),
se reglamenta el ejercicio de la profesión de medicina y en su artículo 5 dice: “
podrán ejercer la medicina por el sistema homeopático los individuos que tengan
diploma expedido por el instituto homeopático de Colombia.” A lo largo del tiempo
se han dictado una serie de leyes y normas por el congreso de la república de
Colombia como por el gobierno nacional, sobre la reglamentación de la profesión
médica (homeopática) y otras terapéuticas alternativas, entre las que se
encuentran el decreto 050 de marzo 24 de 1890, la ley 12 de abril 8 de 1905, el
decreto legislativo 592 de junio 8 de 1905, la resolución del poder ejecutivo de julio
24 de 1914, la ley 83 de noviembre19 de 1914 (8), la ley 67 de noviembre 11 de
1920 (9), la ley 85 de noviembre 29 de 1922 (10), la ley 35 de noviembre 22 de
1929, el decreto 1099 de julio 8 de 1930, el decreto 2069 de diciembre 9 de 1930,
el decreto 986 de abril 26 de 1932, la ley 67 de diciembre 4 de 1935 (11), el
decreto 2736 de noviembre 3 de 1936 (12), el decreto 0279 de febrero 17 de 1953
(13), la ley 14 del abril 20 de 1962 (14), el decreto 605 de marzo 21 de 1963 (15),
y los innumerables conceptos jurídicos provenientes del ministerio de educación y
ministerio de salud.

La normatividad que da cabida a las medicinas alternativas dentro del sistema de


salud y específicamente dentro del plan obligatorio de salud (POS), es el acuerdo
008 de 2009, de la Comisión de Regulación en Salud (16), que en su articulo 16
refiere que “las EPS podrán incluir la utilización de medicinas alternativas en su
red de servicios por parte de los prestadores que la conforman, siempre y cuando
estas se encuentren autorizadas y reglamentadas debidamente para su ejercicio,
de acuerdo con lo establecido en la normatividad vigente sobre la materia”;
ratificado en el articulo 19 del acuerdo 029 de 2011 (17) de la misma comisión.
Sin embargo la resolución 1896 de 2001 (18) (clasificación única de
procedimientos en salud - CUPS) ya asignaba el código CUPS 890214 a la
consulta de primera vez por terapias alternativas y el código 890314 a la consulta
de control, ratificada en el reciente resolución 1352 de abril de 2016 (19) (modifica
el Anexo Técnico 2 "lista tabular" de la Resolución 4678 de 2015 que adopta la
Clasificación Única de Procedimientos en Salud – CUPS). Además, el decreto
1011 de 2006 (20) y la resolución 1043 del 3 de abril de 2006 en su anexo técnico
numero 1 (21) (Por la cual se establecen las condiciones que deben cumplir los
Prestadores de Servicios de Salud para habilitar sus servicios e implementar el
componente de auditoría para el mejoramiento de la calidad de la atención y se
dictan otras disposiciones); ya incluía la inscripción de estos servicios de
medicinas y terapias alternativas y los requisitos a ser cumplidos por los
profesionales, indicando por ejemplo que las terapias manuales pueden ser
realizadas por fisioterapeutas. Dando continuidad a este tema, la resolución 2003
de 2014 (22), vigente en la actualidad en lo que respecta al sistema obligatorio de
la garantía de la calidad en salud (SOGCS), reorganiza la calidad de los servicios
en torno a la seguridad del paciente e indica que en el caso de los servicios de
terapia neural, homeopatía y acupuntura, deben ser prestados por profesionales
de la medicina, incluyendo además del recurso humano, los estándares de
dotación y mantenimiento, infraestructura, medicamentos y dispositivos médicos,
historia clínica y registros asistenciales y procesos prioritarios, como elementos a
evaluar en la prestación de los servicios y requisitos que se deben cumplir para el
ejercicio de las medicinas alternativa en el territorio Colombiano.

La reciente ley estatutaria1751 del 16 de febrero de 2015 (23), por medio de la


cual se regula el derecho fundamental a la salud, incluye en su articulo 6 el
principio de interculturalidad, definiéndolo como “el respeto por las diferencias
culturales existentes en el país y en el ámbito global, así como el esfuerzo
deliberado por construir mecanismos que integren tales diferencias en la salud, en
las condiciones de vida y en los servicios de atención integral de las
enfermedades, a partir del reconocimiento de los saberes, prácticas y medios
tradicionales, alternativos y complementarios para la recuperación de la salud en
el ámbito global”. De esta manera, esta ley da cabida a las medicinas alternativas
como “servicios de atención integral de las enfermedades” y aunque no se
incluyen en la resolución 429 del 17 de febrero de 2016 (24), por medio de la cual
se adopta la política de atención integral en salud (PAIS); al interior del texto de
esta política (25), se menciona como parte de las connotaciones del enfoque de la
atención primaria en salud (APS), que “Incluye de manera transversal los
diferentes componentes del sistema, la interculturalidad y tiene en cuenta las
prácticas tradicionales, alternativas y complementarias”.
A nivel internacional, la (OMS) a través de la estrategia sobre medicina tradicional
2002 – 2005 (26), la resolución 53.31 de la 56a asamblea mundial de la salud (27)
y la estrategia sobre medicina tradicional 2014 – 2023 (28), indica “que la medicina
tradicional, complementaria o alternativa presenta muchos aspectos positivos, y de
que la medicina tradicional y quienes la practican desempeñan una función
importante en el tratamiento de enfermedades crónicas y en la mejora de la
calidad de vida de quienes sufren enfermedades leves o determinadas
enfermedades incurables; reconociendo que los conocimientos de la medicina
tradicional son propiedad de las comunidades y las naciones donde se originaron,
y que deben respetarse plenamente; tomando nota de que los principales
problemas del uso de la medicina tradicional son la falta de redes organizadas de
prácticos tradicionales y de datos válidos sobre la seguridad, la eficacia y la
calidad de la medicina tradicional, así como la necesidad de medidas para
asegurar el buen uso de la medicina tradicional y para proteger y conservar los
conocimientos tradicionales y los recursos naturales necesarios para aplicarla de
manera sostenible, y de que los prácticos de medicina tradicional reciban
formación y se les otorguen licencias para ejercerla; observando además que
muchos Estados Miembros han decidido apoyar el buen uso de la medicina
tradicional en sus sistemas de salud”, insta la adopción, adaptación y aplicación
por parte de los estados miembros de los cuatro objetivos principales de estas
estrategias a saber: formular políticas, fomentar la seguridad, la eficacia y la
calidad, garantizar el acceso, y promover el uso racional; como fundamento de los
programas nacionales o programas de trabajo sobre medicina tradicional. En la
resolución 58.22 de la 58a asamblea mundial de la salud del 2005 (29), la OMS
insta a que los países “den prioridad también a las investigaciones sobre
estrategias de prevención, detección precoz y tratamiento del cáncer, incluidos,
cuando proceda, los medicamentos y terapias tradicionales, incluso para los
cuidados paliativos” además “que velen, cuando proceda, por la seguridad y la
eficacia documentadas y basadas en pruebas científicas de los medicamentos y
terapias tradicionales disponibles”.

CLASIFICACIÓN

Una de las clasificaciones mas completas de medicinas alternativas la hace el


Centro Nacional de Medicina Complementaria e integral (NCCAM) (30),
dependencia del instituto nacional de salud de Estados Unidos, que clasifica las
medicinas alternativas y complementarias (MAC) en las siguientes categorías:
Categorías de MAC Tipos
Sistemas médicos de salud alternativa Medicina ayurveda
(sistemas complejos de teoría y Quiropraxia
practica) Homeopatía
Medicina tradicional China
Naturopatía
Terapia Neural*
Enfoque sobre la mente y el cuerpo Meditación
Hipnosis
Danzoterapia
Musicoterapia
Toque terapéutico
Yoga*
Terapias basadas en sustratos Fitoterapia y Herboristería
biológicos Dietas especiales y alimentos
Vitaminas
Terapias Biológicas (Cartílago de
tiburón, apiterapia*)
Terapias relacionadas o basadas con la Qi Gong (Chi-kung)
energía Reiki
Toque terapéutico
Tai chi
Terapia Floral
Métodos de manipulación y basados en Masaje
el cuerpo Osteopatía – Quiropraxia*
Praxis de columna vertebral*
Reflexología*
Fuerzas electromagnéticas Terapia Magnética
Fuente: Centro Nacional de medicina complementaria e integral modificada por el
autor.
*No hacen parte de la clasificación original.

TERAPIA NEURAL

El Doctor Julio Cesar Payan de la Roche, que es catalogado como el filosofo de la


terapia neural en el mundo, define la Terapia Neural “como un pensamiento y una
práctica de tipo médico social sanitario, contestatario y propositivo a la vez,
alternativo y holístico en su concepción, no hegemónico, intuitivo y científico,
dialéctico, dialógico, revolucionario, humanista, singular e irrepetible en su
práctica, que devuelve al ser humano sus potencialidades y capacidades de
autocuración y ordenamiento propio en su todo, y le permite una relación más
armónica en su intimidad, con su comunidad social y con el universo”. (31)
El médico David Vinyes, define la Terapia Neural como el “tratamiento mediante el
Sistema Nervioso, especialmente el Vegetativo, el cual se halla presente de un
modo mayoritario en la piel. La interacción entre mente, sistema nervioso e
inmunitario, constituye el eje de nuestra capacidad de adaptación, característica
fundamental para la supervivencia, desarrollada a lo largo del proceso evolutivo. A
su vez, el sistema nervioso es entendido como un integrador de los diferentes
órganos y tejidos de nuestro cuerpo, pues es una red de información que llega a
todas las células a través de la matriz extracelular, conocido como sustancia
básica. Esto hace que cualquier irritación que altere las propiedades (y sus
funciones) de una parte de este sistema, estará afectando a su totalidad, y se
sentirán y apreciarán las repercusiones allí donde se halle una predisposición a la
disfunción.
La Terapia Neural busca neutralizar estas irritaciones que, afectando el tono
neurovegetativo, desencadenan o catalizan la enfermedad. Esta neutralización se
consigue aplicando un anestésico local (generalmente procaína) en bajas
concentraciones específicamente en los sitios donde el sistema nervioso
vegetativo ha sufrido agresión o lesión. Eliminando estos bloqueos que alteran el
intercambio de información y elaboran estímulos irritativos a la red nerviosa, se
pretende reactivar los mecanismos de regulación para que el propio organismo
produzca sus propias reacciones autocurativas, desarrollen su actividad y le
conduzcan a un nuevo orden mediante su propia fuerza vital”. (32)

Los doctores Sandra Isabel Payen y Julio Monsalvo, definen la terapia neural
como “una de las prácticas médicas que expresan una manera de entender la vida
y la salud diferente a la de la medicina facultativa u ortodoxa.
Desde la Terapia Neural se entiende al ser humano como un sistema complejo y
termodinámicamente abierto, con capacidad de auto-eco-organización y por lo
tanto de autocuración. Un sistema que se encuentra en relación directa con todos
los demás constituyentes de la Vida y con su totalidad. La Vida es todo lo que
artificialmente hemos fragmentado; sociedad, Naturaleza, Universo son una sola
cosa.
La Terapia Neural consiste en hacer aplicaciones con procaína a bajas
concentraciones en puntos específicos del cuerpo, la cual por vía neural (entre
otras) impulsa a cada ser (mente, cuerpo y espíritu a la vez) a encontrar su propio
orden, es decir, a sanarse a sí mismo.
La procaína actúa como un impulso inespecífico para cada cuerpo, y su lugar de
aplicación depende de la historia de vida del enfermo. Su carácter inespecífico
permite un diálogo respetuoso con el cuerpo, en la medida en que el mismo
organismo va recordando injurias pasadas y buscando nuevos órdenes.
Respetando la singularidad de cada uno, la Terapia Neural no se relaciona con
enfermedades o diagnósticos, sino con seres humanos únicos y capaces, que se
encuentran en un paso trascendental de su proceso vital de aprendizaje. Y
reconociendo la sabiduría de la vida presente en cada persona, posibilita la
reinvención de seres más concientes y responsables de su existencia y la del
Universo; de seres más felices y más libres.
Por lo tanto, la Terapia Neural permite que quienes se encuentran, se acompañen
amorosa y respetuosamente, en un intento solidario por sentir y entender la vida
juntos” (33)

El maestro Payan en su libro desobediencia vital, (34) invita a re-pensar el proceso


de salud enfermedad, planteando un nuevo paradigma fundamentado en las
bases conceptuales de las medicinas alternativas desde la mirada de la terapia
neural, en contraste con el paradigma ortodoxo. Invita a entender que lo
fundamental en el ejercicio diario de la terapia neural y las demás medicinas
alternativas, radica en la concepción y no solo en la técnica o herramienta
alternativa a utilizar; y de esta manera impulsar procesos de auto-eco-
organización en donde el ser humano encuentre un orden diferente donde no sea
necesaria la enfermedad. Con este principio claro, entiende al paciente, como un
ser con poder, capaz de hacer una enfermedad como fenómeno adaptativo,
basado en el conocimiento que el sistema nervioso le proporciona.
Utiliza algunos elementos de la física cuántica o de partículas, la relatividad, la
termodinámica, los sistemas de alta complejidad, la teoría de los fractales, la
terapia neural desde el nervismo ruso, la homotoxicología, la odontología
neurofocal, entre otros; como bases de las medicinas alternativas y a su vez, para
fundamentar y enriquecer el paradigma alternativo. Resume los elementos en que
se basa el paradigma ortodoxo y el salto paradigmático desde lo alternativo, por
medio de las siguientes parejas:
1- De objetividades; a las relaciones.
2- De la visión mecanicista; a la visión mecano-cuántica, holística de sistemas.
3- De lo divido, disecado o especializado; a la indivisibilidad del todo.
4- De la competitividad; a la interacción y cooperación.
5- De un sistema médico, educativo, político y social que nos quiere mantener en
equilibrio “cercanos a la muerte” gracias al determinismo y la certidumbre; a la
vida, dinámica, flexible y dialógica, guiada por el caos determinista y por un orden
implícito.
6- De Sistemas dinámicos estables; a sistemas dinámicos de alta complejidad.
7- De un acto médico lleno de ordenes externos, manipulaciones, verdades
absolutas; a un acto médico amoroso, responsable, con descripciones
aproximadas, que incluya enfoques holísticos, ecológicos y de genero y esté
guiado por el a veces y el depende.
8- De una relación medico paciente, asocial, ahistórica, impersonal,
preestablecida, alejada de lo real; a una relación medico paciente libre, tolerante,
humilde, singular, que estimule un nuevo orden basado en la capacidad del
paciente de auto curarse.
9- De una investigación de momentos muertos, de observador que no interactúa
con lo observado; a una investigación que trate de interactuar, comprender o
pensar los momentos, acepte la interacción entre sujeto y objeto (omnijetividad),
donde sea posible una sistematización de procesos singulares.
10. De entender las bacterias como causantes de infección; a entenderlas como
resultantes o indicadoras de una alteración del terreno (acausalidad).
11. De una cultura de bases inamovibles a una cultura de redes móviles.
12. De descubrir el todo desde una parte al conocimiento del todo en la parte.
(fractal)
13. De una racionalidad cartesiana; a entender los electrones, la célula, el órgano,
el ser humano y el universo, conectados y afectándose mutuamente
(conectividad).
14. De los recetarios; a una relación responsable con conciencia, ciencia, y
compromiso.
15. De todas las anteriores parejas opuestas y separadas; a todas juntas y en
diálogo.

Según la clasificación de las medicinas alternativas descritas con anterioridad, la


terapia neural es considerada como un sistema medico complejo, conformada por
5 pilares descritos por las doctoras de la Torre y Pinilla en su artículo “Los
principios de la terapia neural desde los fundamentos del nervismo hasta la
neurociencia actual”(35).

1. “Dimensión Morfológica: La dimensión morfológica de la terapia neural toma


de la corriente fisiológica del nervismo el concepto del sistema nervioso como un
sistema integrado, cuya división en sistema nervioso central, periférico y autónomo
pierde relevancia, dado que las funciones nerviosas tróficas que determinan el
desarrollo de un proceso mórbido no tienen una localización exacta y afectan a
todas las partes del sistema nervioso y del organismo como un todo.
Por otra parte, para la terapia neural es de vital importancia el origen embriológico
de las estructuras del organismo y su relación dinámica con el sistema nervioso
durante el desarrollo, porque permite explicar la distribución por segmentos
metaméricos de las diferentes patologías, además de sustentar la concepción de
continuidad funcional entre los dermatomas y los órganos internos, concepto que
la terapia neural toma de la neurofisiología inglesa, particularmente de los trabajos
de investigación desarrollados por Henry Head.
2. Dimensión Fisiológica: La dimensión fisiológica de la terapia neural se
fundamenta principalmente en la escuela rusa del nervismo, en la que se
considera que el sistema nervioso coordina e integra todos los procesos
fisiológicos y patológicos del organismo y además determina el comportamiento de
los seres humanos y de los animales en su relación con el ambiente. Del nervismo
también toma parte de la postura heredada del materialismo en la que las
funciones mentales superiores no están separadas del organismo porque son una
emergencia de la materia (cerebro). Además considera a la conciencia como un
reflejo, pero no como aquel en el que una reacción se circunscribe a un órgano
determinado, sino como un acto integrador del comportamiento del organismo, tal
como era concebido por la fisiología pavloviana. Otro concepto que sustenta la
dimensión fisiológica de la terapia neural es el observar al sistema nervioso como
un sistema integrado, en el cual, si se infringe una lesión en un punto del sistema,
esta se refleja a todas las partes del mismo.
3. Corpus doctrinario: concepto de salud y enfermedad
La terapia neural considera todo proceso patológico como una distrofia (del latín
dys que significa malo y trophē, alimento-nutrición). Este concepto es tomado del
nervismo; debido a que el sistema nervioso es rector en todos los procesos
mórbidos, Speransky utiliza el término neurodistrofia para designar los procesos
patológicos. Cuando una neurodistrofia se presenta en el organismo, este no
vuelve a ser el mismo, dado que se reorganiza para adaptarse guardando una
memoria de su nueva condición, generando incluso fenómenos cíclicos, los cuales
son característicos de las enfermedades crónicas.
Las neurodistrofias ocurren por la irritación del organismo, entendiéndose como
irritación la capacidad de generar cambios en el organismo desencadenados por
un estímulo interno o externo; esta irritación dependerá siempre de las
propiedades del organismo vivo, así como de la naturaleza del estímulo que actúe
sobre él, y su distribución puede ser de tipo segmental o a distancia del sitio inicial
de irritación.
4. Sistema diagnóstico y terapéutico
En la escuela alemana de los Huneke, y en menor medida en la escuela rusa
pavloviana, se desarrolla el sistema diagnóstico y terapéutico de la terapia neural.
El método diagnóstico es un procedimiento ordenado en el que la determinación
del fenómeno mórbido depende no solo de la observación de una parte del
organismo, sino de la observación del organismo como un todo, teniendo en
cuenta los estados mentales que inducen estados anormales en el cuerpo.
El diagnóstico en terapia neural se realiza buscando la relación entre las
manifestaciones del fenómeno mórbido y una lesión inicial, la cual puede
encontrarse de forma local, segmental o a distancia del sitio del proceso
patológico, también llamado este último, en la historia de la neurofisiología,
fenómeno de diasquisis. Estas lesiones pueden ser no solo físicas, sino mentales
y emocionales, dado que para la terapia neural la mente y el cuerpo son
indisolubles. La intervención de la esfera mental y emocional se realiza en
estructuras anatómicas siguiendo una continuidad entre la mente y el cuerpo y
siempre en relación con la historia clínica del paciente.
5. Las técnicas de tratamiento de la terapia neural con procaína fueron
desarrolladas, en un sentido segmentario y localista, por los Vishnevsky y, en un
sentido de acción a distancia, principalmente por los hermanos Huneke, quienes
en los pacientes encontraron mejoría de los síntomas presentados lejanos al sitio
de aplicación de la procaína”.

Procaina y Terapia Neural

La procaina, es un anestésico local (AL) y sustancia dieléctrica que es usada por


la mayoría de Neuralterapeutas en el mundo (aunque también se usa la lidocaína),
para producir un impulso sobre el sistema nervioso de aquel ser singular en el que
se ha identificado una irritación o interferencia que el no ha sido capaz de auto-
eco-organizar y que se expresa como una enfermedad. En Colombia se usa
usualmente procaina al 1% y en Europa con frecuencia se pincha con procaina al
0,5% por lo que se habla en ambos casos de la utilización de microdosis de
anestésicos locales, que además de producir un efecto anestésico, pretende
generar un impulso eléctrico que permita devolver a las células su potencial
eléctrico de reposo y así, les permita enviar y recibir información a través de la
despolarización inicial y posterior repolarización. Lo planteado por el nervismo
ruso, (Wedensky 1902) descrito por el doctor Hebert Garcia, es que ante un
estimulo fuerte o continuo bien sea quimico, mecanico, térmico, biológico, etc, se
desarrolla un foco de excitabilidad incapaz de propagarse (parabiosis)(36), con
aumento de la excitabilidad del tejido adyacente encargado de enviar información
al sistema nervioso; pudiéndose generar sintomatología local (enfermedad
segmental) o a distancia (campo interferente) y los anestésicos locales regulan el
sistema nervioso.
El doctor David Vinyes en su articulo la procaina describe que la novocaína
(procaina) “fue descubierta por Einhorn y patentada por los laboratorios Hoechst.
En un estudio clínico publicado, el Dr. Paul Luth del Hospital Municipal Offenbach
Main, Alemania, continúa el examen del medicamento conocido como procaína (la
cual fue creada en 1905) y su conexión con el metabolismo cerebral.
La procaína fue originalmente investigada como un fármaco que tiene un amplio
espectro por el Dr. R. Leriche en 1930. Cuando comenzó sus estudios de la
procaína, rápidamente se dio cuenta que podría tener un efecto positivo más allá
de su uso inicial en la cirugía. Creyendo que la vejez y las enfermedades que
conlleva, son causadas por un sistema nervioso que ha sido alterado por causas
dañinas ambientales, el Dr. Leriche vio algo en la procaína que podría, en
ocasiones, invertir el daño.
La procaína es creada en el laboratorio al enlazar dos nutrientes vitamínicos:
o PABA (ácido paraaminobenzoico)
o DEAE (dietilaminoetanol)
Cuando entra en el cuerpo humano, de acuerdo a una publicación del Biochemical
Journal la procaína, por medio de las colinesterasas plasmáticas, se descompone
hidrolíticamente en pocos minutos en PABA (ácido paraaminobenzoico) y DEAE
(dietilaminoetanol), el cual es químicamente similar al DMAE (dimetilaminoetanol)
y se convierte en las células en colina.
El DEAE y el DMEA mejoran la circulación del tejido y estimulan la producción de
fosfatidilcolina, uno de los bloques que forman la membrana celular. Algunos
científicos dicen que la desintegración de la membrana celular es una de las
causas primarias del envejecimiento.
El PABA es una vitamina B que ayuda al cuerpo a formar células sanguíneas, y a
formar las proteínas metabolizantes. También trabaja como una ayuda para
conservar la piel, el pelo, las glándulas y los intestinos en condiciones óptimas. El
PABA estimula al sistema bacteriano intestinal para producir las vitaminas B, el
ácido fólico, ácido pantoténico, la biotina y la vitamina K. El PABA es rápidamente
metabolizado por el hígado. Así que si se consume solo, nos desilusionaremos de
los resultados. En cambio cuando se combina con la molécula de procaína, el
PABA es más efectivo.
El DEAE tiene un efecto antidepresivo. Estudios realizados demostraron que el
DEAE produce estimulación mental y euforia ligera. El DEAE comprende la colina
y la acetilcolina, las cuales forman importantes neurotransmisores que facilitan el
funcionamiento cerebral.
Las membranas celulares son unas capas delgadas de grasa y proteínas que
rodean al cuerpo celular. La procaína puede pasar a través de las membranas
dañadas de las células enfermas. Aumenta el consumo celular de oxígeno, y
provee nutrientes que ayudan a la célula dañada a reparar o renovar sus
membranas. Esta regeneración ayuda a normalizar el balance químico en la célula
y acelera las reacciones químicas dentro de la célula. El nivel del ADN en las
células se eleva y las proteínas se hacen más rápidamente. Como resultado de
todo esto, las funciones celulares mejoran y los síntomas de la enfermedad
empiezan a aliviarse”.(37)
Según el doctor vinyes “Cada célula se comporta también como una pequeñísima
batería de potasio con un potencial de 40 - 90 milivoltios. Cada estímulo hace caer
el potencial (despolarización). Normalmente la célula lo recupera de inmediato
(repolarización). Le energía necesaria para ello sale del metabolismo del oxígeno.
Si los estímulos irritativos son muy fuertes o son muchos y se suman (químicos,
físicos, traumáticos, etc.) no logra responder por sus propias fuerzas. La célula
entra en despolarización permanente, se encuentra debilitada, enferma, su
conexión con la información de la totalidad ya no es completa y eso repercute en
sus funciones. Luego empieza a irradiar o a transmitir con descargas
rítmicas impulsos interferentes. Surge un campo interferente.
El anestésico local colocado en microdosis en el campo interferente posee un
potencial propio alto, con ello repolariza y estabiliza el potencial de la membrana
celular afectada por el impulso irritativo. Con ello surge la posibilidad de
recuperación de la función interferida en todos los circuitos del sistema
neurovegetativo (neural, humoral, celular, hormonal, etc.), por lo menos
transitoriamente.
Esta teoría fue objetivada varias veces por el equipo vienés
Bergsmann, Fleischhacker, Hopfer,Kellner, Pischinger, Stacher y otros. Según
Pischinger todas las funciones vitales como el metabolismo, la circulación
sanguínea, la respiración celular, el presupuesto energético, la temperatura, el
equilibrio ácido - base, etc., se regulan en el Sistema Básico. Se comprobaron
desviaciones en la composición de la sangre, en la temperatura, en el
metabolismo del oxígeno, en la resistencia dérmica y en el potencial bioeléctrico.
Se lograron normalizaciones de todos los valores después de inyecciones
neuralterapéuticas.
El sistema madre de regulación constituye un sistema bioeléctrico energético en el
que lo principal es el potencial oxido-reductor. De éste depende el presupuesto
del oxigeno y de los ácidos y bases. Cualquier medida que introduzca energía en
el sistema madre está en condiciones de poner en movimiento las funciones
vegetativas que, valiéndose de sus comunicaciones abarcan todo el organismo de
un modo ubiquitario, con proyección hacia el ser total.”(37)
El doctor Vinyes plantea que la procaina posee efecto anestesico y
neuralterapeutico. El efecto anestesico se debe al bloqueo anódico y pasado este
efecto “retiene la célula por cierto tiempo el potencial recuperado, normalizándose
sus funciones. A veces, dependiendo del estado inicial y de muchos otros factores,
son necesarias repetidas inyecciones, ya que con cada nueva aplicación queda en
la célula algo del potencial recuperado hasta que ella se carga llegando a valores
normales de 90 mv.
La célula despolarizada y disfuncional se repolariza, surgiendo la posibilidad de
normalizar sus funciones y su integridad. Si recordamos que ninguna célula vive
aislada, quien recupera la funcionalidad y la integridad es, de hecho, el organismo,
el ser en su conjunto.
Por sus propiedades farmacológicas, se dice que la procaína tiene una acción
simpaticolítica, disminuyendo la percepción de stress y de dolor, acompañado de
un síndrome vegetativo de reacción y adaptación, ejerciendo un efecto
Antiadrenérgico, Antihistamínico, Antiinflamatorio, Vasodilatador, Analgésicoy
Capilarizante.
Los efectos antialérgicos pueden detectarse mediante la reacción de Sanarelli-
Schwartzman. Es decir, mientras que por regla general una segunda inyección de
un infiltrado esterilizado, pero con contenido tóxico de E. Coli, en pruebas con
animales desencadenan una reacción anafiláctica con un desenlace mortal, este
proceso no llega a producirse cuando se inyecta un anestésico local en la zona de
la inyección. El efecto antihiperérgico quedaba también demostrado en su
aplicación en el tratamiento de las mordidas de serpientes venenosas, cuando por
falta de suero específico se inyectaba un anestésico local en la región de la
mordida, eliminándose las consecuencias letales.
La procaína favorece la desagregación de las sustancias residuales (complejos
polisacáridos proteínicos) abandonadas en el sistema básico o en los tejidos en
las inflamaciones o irritaciones, y facilita el transporte de material de regeneración.
Otra de la característica de los anestésicos locales es su interacción con el
sistema de transporte del sodio (Hodgkin, Huxley y cols.), concurriendo, como
consecuencia, con iones calcio y actuando así en la ionocinesis.
Las despolarizaciones de los estímulos mediante la centrifugación de los
potenciales agudos se evitan mediante los anestésicos locales y, en cambio, el
potencial de reposo permanece inalterable (efecto anestésico) o bien se corrige
(¿temporalmente?), si estaba alterado (efecto neuralterapéutico), como ocurre en
las células enfermas.
Los mecanismos involucrados en la nocicepción y en el desarrollo del dolor
quedan bloqueados por el efecto electrobiológico de los anestésicos locales, y los
ciclos reguladores segmentados, desorganizados y superpuestos por la continua
invasión de estímulos, experimentan un alivio o distensión. Según la interpretación
cibernética, con ello se crean las condiciones necesarias para la recuperación de
valores previstos, a lo que va ligada una normalización de la función.
A partir de esto se abren unos aspectos interesantes más allá de los resultados de
las investigaciones hacia la bioactivación de fotones por medio de la anestesia
local.”(37)

Las explicaciones sobre el efecto de la procaina descritos con anterioridad, son


ratificados en el artículo Bases de la terapia neural según Huneke. La patología
relacional de Ricker del doctor Hans Barop, al indicar que los “anestésicos locales
(AL) tienen un efecto regulador sobre las funciones vegetativas, ya que pueden
eliminar el estado irritativo patológico del vegetativo normalizando la función de la
membrana por mucho más tiempo que el efecto anestésico, debido al efecto
estabilizador de la membrana, que en el caso de la procaína, se atribuye al
metabolito acido paraaminobenzoico (PABA), siendo esta la base de la Terapia
Neural. Este suceso es equiparable al concepto de medicina de regulación,
restaurándose procesos funcionales a través de mecanismos propios del
organismo con regulaciones óptimas, llevando clínicamente a la salud.

El estímulo leve que es necesario para producir una hiperemia regional se logra a
través del pinchazo de la aguja por un lado y en forma importante por uno de los
metabolitos del medicamento ideal para la Terapia Neural, la procaína, que es el
dietil-amino-etanol (DEAE), un alcohol que actúa en la parte parasimpática del
plexo perivasal. De ahí que la procaína sea el único AL que produce en el sitio de
la aplicación una hiperemia, un efecto importantísimo en el tratamiento de
inflamaciones locales específicas.
El estado patológico de la circulación no se lleva a cabo en forma tan lineal o
sistemática como fue descrito. Con mucha frecuencia se forma un círculo vicioso
en donde el estado patológico migra de pre-estasis a estasis y post-estasis y se
reinicia o invierte. A esta situación Ricker le llamó peri-estasis. La correlación
clínica de esta peri-estasis correspondería a una infección purulenta como una
sinusitis, neumonía, enteritis, anexitis o artritis. Estos estados inflamatorios no sólo
presentan secreción pútrida sino también tienen cambios tisulares necróticos por
la pasajera etapa de la estasis. Estos procesos enunciados por irritación
perivascular gestan experimentalmente las más variadas enfermedades y la
terapéutica causal debe incidir sobre ellos. El estímulo irritativo es interrumpido por
la simpaticolisis que produce el anestésico local y al mismo tiempo el metabolito
de la procaína dietil-amino-etanol estimula al parasimpático, produciendo una
vasodilatación con hiperemia. Así se describe esta terapia causal que aprovecha o
se apoya en mecanismos propios del organismo.
El sitio de aplicación del AL debe ser lo mas próximo al sitio de irritación, no
solamente para apagar al estímulo en el lugar sino para que establezcan su nueva
homeostasis. Tanto en enfermedades agudas como en crónicas se puede eliminar
el estado de irritación con un AL con la terapia de segmento, así como el
tratamiento de uno o varios campos interferentes. Lo decisivo de esta terapia es
encontrar el lugar de la primera irritación para tener un efecto terapéutico, y así
hacer una terapia causal.” (38)
El doctor Julio Cesar Payan en su artículo Información, Entropía y Terapia Neural
dice que “ La procaína, al ser un microcristal con acción dieléctrica es hasta ahora
el moderador ideal para que, puesto en el sitio del sistema adecuado, permita que
el organismo tome ese impulso positivo y/o negativo, y lo elabore según sus
necesidades. Pero cuidado, si el hombre está muy lleno de entropía, un impulso
mal dado puede aumentar esa entropía produciendo desastres posteriores
(vicariación progresiva), que aún no están bien estudiados a este nivel pero ya han
sido planteados por homeópatas y terapeutas neurales. Muy doloroso es el
desconocimiento de estas cosas tan sencillas que han llevado a muchos médicos
llamados biológicos a creer que no se hace ningún daño mientras siguen
dedicados a tapar los sitos por donde el organismo puede y quiere difundir o
expulsar su entropía. Al mejorar mecanismos de información a todos los niveles
del organismo y del ser, permite un intercambio de información con todo el
cosmos, con otras fuentes que se mueven en otras dimensiones, y por tanto se
pueden tener acceso a otros niveles de conciencia.”(39)
Mecanismos de Acción de la Terapia Neural
El doctor Lorenz Fischer en su articulo Posibles mecanismos que explican el
efecto de las inyecciones de la Terapia Neural,(40) explica los posibles
mecanismos por los cuales actúa la terapia neural:
1. Patología relacionada de Ricker: La TN puede llevar a una modificación
individual de la excitabilidad del simpático perivasal (en el supuesto ideal,
resultando en una mejora permanente de la circulación sanguínea). Esto tiene
consecuencias a nivel de la sustancia básica y de los correspondientes órganos.
La Terapia Neural (especialmente la terapia del campo interferente) supone una
reducción de la carga del sistema básico. En pacientes con la capacidad
reguladora no bloqueada el pinchazo de la aguja lleva a la reacción de alarma en
el sistema básico según Seley.
2. Piezoelectricidad: La sustancia básica contiene colágeno como dipolo eléctrico.
Athens- tädt demostró en 1974 que al modificar la presión mecánica del colágeno
se desencadenan señales eléctricas y éstas se pueden distribuir por la sustancia
básica como un alud. Esta clase de modificación de la presión con las señales
eléctricas resultantes también se consigue con el pinchazo de la aguja.
3. Bajo ciertas circunstancias, la punción en el punto adecuado puede llevar a
nuestro organismo, como sistema disipativo, a un nuevo estado de orden. Po este
motivo, según la teoría matemática del caos, en las transiciones de fases son sólo
necesarias unas cantidades mínimas.
4. Con el pinchazo y el anestésico local (AL) se logra un mejor control de entrada
de las señales patológicas en el asta posterior (Gate-Control).
5. El AL logra una interrupción transitoria de la transmisión nerviosa. Durante este
lapso de tiempo, los circuitos reguladores pueden instaurar de nuevo el medio
fisiológico (principio de la auto-organización).
6. Segmento reflejo: Las conexiones del simpático son las responsables de que en
las zonas de Head se pueda influir desde la piel en la función de los órganos
internos (vías de reflejos cutiviscerales y otros).
7. En determinados lugares como en los puntos gatillo, hay un efecto favorable
directo de la mejoría en la circulación sanguínea. La aplicación de la procaína en
el locus dolenti (lugar de dolor) puede ayudar a eliminar mediadores de la
inflamación aún presentes.
8. El círculo vicioso creciente (actividad de nociceptores - excitación del simpático
– estasis etc.), puede interrumpirse en diferentes puntos: por ejemplo, en los
puntos gatillo con infiltraciones profundas inyecciones en los ganglios, en el
simpático perivasal, etc.
9. La herida microscópica causada por la aguja emite biofotones (oscilaciones
electromagnéticas coherentes según el principio de la luz láser), que cuentan con
capacidad de información. La inyección en el lugar adecuado puede influir en el
campo de biofotones de todo el organismo.
10.La herida microscópica creada conlleva una mini-reparación, Klima pudo
demostrar que los fagocitos activados emiten luz (= fotones = vibraciones
electromagnéticas) con efecto biológico (633nm). Podemos suponer que las
vibraciones electromagnéticas patológicas subliminales del campo interferente
pueden ser cubiertas por el espectro de frecuencia de la “herida sanadora” del
pinchazo. Este espectro de vibraciones modificado de forma repentina influye
sobre todo el campo de los biofotones y podría explicar la desaparición de los
síntomas alejados (Fenómeno en Segundos según Huneke).
11.Aún no se sabe cómo la TN puede suprimir la información patógena de las
toxinas o de los microorganismos que pudieran causar enfermedades,
posiblemente sea mediante la modificación del patrón de frecuencias
electromagnéticas (por ejemplo el fenómeno de Sanarelli-Schwartzman).

Practica Clínica de la Terapia Neural


Coherentes con el abordaje integral del ser humano que debe realizarse desde las
medicinas alternativas, el instrumento a utilizar para indagar sobre la mente, el
cuerpo (lo físico), lo emocional, lo social-laboral, lo ambiental y lo espiritual, supera
la historia clínica convencional, por lo que ha sido denominada como historia de
vida que convencionalmente ha sido utilizada como técnica de las ciencias
sociales desde el siglo XX y propuesta como un método de las mismas (41); y que
en nuestro caso es utilizada para identificar cronológicamente los eventos que han
sucedido de manera singular en cada paciente y dentro de estos, los posibles
campos interferentes iniciales (primer golpe), y aquellos que han desencadenado
la enfermedad (segundo golpe) o han generado irritaciones locales (segmentos
irritados). La experiencia indica que aquellas situaciones patológicas que además
de ser físicas, se acompañan de golpes emocionales; pueden convertirse en
irritaciones que dejan memoria en la zona anatómica que han ocurrido, además de
las zonas de memoria centrales (corteza, hipocampo, amígdalas etc.) y en el
momento o mas adelante pueden generar enfermedad.
Una vez determinados los posibles campos interferentes o segmentos
interferentes se procede al examen físico en el que además de hacer la
exploración convencional, se incluye la búsqueda en piel de zonas frías o
calientes, zonas con cambios en la sensibilidad, cambios en la coloración o
textura, cicatrices, puntos gatillo, gelosas, contracturas o tensiones musculares,
dolores articulares, dolores viscerales, alteraciones en boca, cambio de coloración
en dientes, exposición de la raíz, tensiones musculares en boca, dolor a la
percusión de dientes, cicatriz de extracciones etc. Luego de la información de la
historia de vida (campos interferentes o irritaciones segméntales) y el examen
físico, y bajo una lógica de la terapia neural, se procede a generar el impulso
Neuralterapeutico, que se logra con procaina o lidocaína.
Convencionalmente se utilizan agujas de 2, 2,5, 4, 6, 8, 10 y 12 centímetros de
largo por 0,3, 0,4 y 0,6 centímetros de grosor para aplicar la terapia Neural que
según el doctor Lorenz Fisher(42) se divide en Terapia local, Terapia Segmentaria
o Terapia del campo interferente. La terapia local se refiere a la inyección directa
de procaina en la estructura dolorosa, entre las que se encuentran puntos gatillo,
articulaciones, tendones, músculos (incluido inserción y origen), periostio, cercanía
a nervios, etc. La terapia segmental hace referencia a las zonas de proyección de
los síntomas de las diferentes unidades funcionales conformadas por piel, aparato
locomotor y órgano interno, además de las cadenas cinéticas musculares; en las
que se utilizan pápulas, puntos gatillo, infiltración de tendones, periostio,
segmentos (tórax, cuero cabelludo, abdomen etc.), venas, arterias o en test
dentarios (encía), cicatrices incluidas las de la boca, ganglios vegetativos,
glándulas, plexos incluidos los venosos y arteriales etc. La terapia de campo
interferente aborda regiones del cuerpo con estados irritativos crónicos que
producen impulsos subliminales nociceptivos al sistema nervioso simpático, por lo
que usualmente no producen síntomas, pero que si pueden generar inestabilidad
en circuitos reguladores cibernéticos y así producir efectos clínicos en cualquier
parte del organismo. Los puntos de terapia neural pueden incluir cicatrices
incluidas las de la región oral, amígdalas, ganglios vegetativos, fracturas, o
segmentos de abdomen o tórax por ejemplo si hay antecedentes de Neumonía o
gastritis.
A través de este impulso empieza el dialogo con el paciente en el que se
identificara si hay mejoría, continua igual o ha empeorado y según la respuesta
lograda, si se continua igual tratamiento (si hay mejoría parcial) o si se busca otra
posibilidad según la historia de vida. Además de esto, se realizan
recomendaciones alimentarias, Fito terapéuticas, naturistas, de vida y otras, según
la formación y experiencia del terapeuta.
Basados en que la terapia neural realiza diagnósticos neuralterapeuticos desde la
historia de vida, se considera que la terapia neural no tiene unas indicaciones
terapéuticas para diagnósticos médicos convencionales y se prefiere asentir que
la terapia neural no se utiliza para tratar enfermedades, sino enfermos.
Se recomienda tener cuidado con pacientes aticoagulados, con miastenia gravis,
problemas con la acetil colinesterasa, alergias, entre otros, entendiéndose también
que no existen como norma contraindicaciones para realizar terapia neural, pero
siendo consientes que en algunas ocasiones se decide no aplicarla, incluso en
pacientes que no presentan ninguna de las alteraciones anteriores.
Alergia a la procaina

Según el doctor Vinyes, “La procaína debe utilizarse siempre en forma de


clorhidrato, sin mezclarse con ninguna otra sustancia y en diluciones al 1% o
inferiores. Con estas características, las reacciones alérgicas son excepcionales.
Como prueba de alergia se aconseja colocar una gota de procaína en la conjuntiva
o bien hacer una pápula en el antebrazo y esperar la reacción. Una ligera
hiperemia y un soportable escozor son normales. Los estudios de Travel y Simons
concluyeron que, aunque en raras ocasiones la procaína puede producir
reacciones alérgicas por aplicaciones especialmente cutáneas, subcutáneas o
submucosas, nunca produce estas complicaciones en las infiltraciones musculares
profundas.” (37). En el artículo hipersensibilidad a los anestesicos locales el doctor
Jose Damian Lopes (43) define que la prueba intradermica debe realizarse con
una concentración entre 0,05 - 0,2 a 2 mg/ml, lo que significa que 1ml de procaina
al 1% debe diluirse en 1 ml de solucion salina y aplicar 0,4 ml o aplicar 0,2 ml de la
solucion al 1% sin diluir, para lograr la concentracion maxima sugerida. Se espera
enrojecimiento solo en el area de aplicación sin escosor, para una prueba negativa
o enrojecimiento mayor con escosor y formación de habones que pueden ser
locales o a distancia, tal como ocurrio con una paciente en 20 años de
experiencia, usando procaina en la Terapia Neural.

BIBLIOGRAFIA

(1) Payan J. Conceptos de Salud y Diagnostico. Mater de terapia Neural Medica y


Odontológica, tema 1, pp 5. Universidad San Juan de Dios. Barcelona.
(2) Ministerio de salud, Gobierno de Colombia [Internet]. Bogotá, Colombia:
Ministerio de salud. Disponible desde:
https://www.minsalud.gov.co/Normatividad_Nuevo/RESOLUCI%C3%93N%202927
%20DE%201998.pdf
(3) Ministerio de Salud y Protección Social, Gobierno de Colombia [Internet].
Bogotá, Colombia: Ministerio de salud y Protección Social. Disponible desde:
https://www.minsalud.gov.co/Normatividad_Nuevo/Resoluci%C3%B3n%202003%
20de%202014.pdf
(4) Congreso de Colombia [Internet]. Bogotá, Colombia: Disponible desde:
http://www.mineducacion.gov.co/1621/articles-146171_archivo_pdf.unknown
(5) Estrategia de la OMS sobre medicina tradicional 2002-2005. Organización
Mundial de la Salud, Ginebra [Internet]. Disponible en:
http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/67314/1/WHO_EDM_TRM_2002.1_spa.pdf
(6) Ministerio de Salud, Gobierno de Colombia [Internet]. Bogotá, Colombia:
Ministerio de salud. Disponible desde:
http://observatorioetnicocecoin.org.co/cecoin/files/Resolucion_005078_1992.pdf
(7) Ministerio de educación, Gobierno de Colombia [Internet]. Bogotá, Colombia.
Disponible en:
http://www.mineducacion.gov.co/1759/articles-102519_archivo_pdf.pdf
(8) Ministerio de educación, Gobierno de Colombia [Internet]. Bogotá, Colombia.
Disponible en:
http://www.mineducacion.gov.co/1621/articles-102458_archivo_pdf.pdf
(9) Ministerio de educación, Gobierno de Colombia [Internet]. Bogotá, Colombia.
Disponible en:
http://www.mineducacion.gov.co/1621/articles-102486_archivo_pdf.pdf
(10) Ministerio de educación, Gobierno de Colombia [Internet]. Bogotá, Colombia.
Disponible en:
http://www.mineducacion.gov.co/1759/articles-102489_archivo_pdf.pdf
(11) Ministerio de educación, Gobierno de Colombia [Internet]. Bogotá, Colombia.
Disponible en:
http://www.mineducacion.gov.co/1759/articles-103010_archivo_pdf.pdf
(12) Ministerio de educación, Gobierno de Colombia [Internet]. Bogotá, Colombia.
Disponible en:
http://www.suin-juriscol.gov.co/viewDocument.asp?id=1485917
(13) Ministerio de educación, Gobierno de Colombia [Internet]. Bogotá, Colombia.
Disponible en:
http://www.mineducacion.gov.co/1621/articles-103440_archivo_pdf.pdf
(14) Ministerio de educación, Gobierno de Colombia [Internet]. Bogotá, Colombia.
Disponible en:
http://www.mineducacion.gov.co/1621/articles-103807_archivo_pdf.pdf
(15) Ministerio de educación, Gobierno de Colombia [Internet]. Bogotá, Colombia.
Disponible en:
http://www.mineducacion.gov.co/1621/articles-103703_archivo_pdf.pdf
(16) Comisión de Regulación en Salud, Gobierno de Colombia [Internet]. Bogotá,
Colombia. Disponible en:
http://www.alcaldiabogota.gov.co/sisjur/normas/Norma1.jsp?i=38488
(17) Comisión de Regulación en Salud, Gobierno de Colombia [Internet]. Bogotá,
Colombia. Disponible en:
https://www.minsalud.gov.co/salud/pos/mi-
plan/Normatividad%20y%20estudios%20de%20mi%20plan/Acuerdo%20029%20p
os%202012.pdf
(18) Ministerio de Salud, Gobierno de Colombia [Internet]. Bogotá, Colombia.
Disponible en:
https://www.minsalud.gov.co/sites/rid/Lists/BibliotecaDigital/RIDE/DE/DIJ/RESOLU
CI%C3%93N_1896_de_2001.pdf
(19) Ministerio de Salud y Protección Social, Gobierno de Colombia [Internet].
Bogotá, Colombia. Disponible en:
https://www.minsalud.gov.co/Normatividad_Nuevo/Resoluci%C3%B3n%201352%
20de%202016.pdf
(20) Ministerio de la protección social, Gobierno de Colombia [Internet]. Bogotá,
Colombia. Disponible en:
https://www.minsalud.gov.co/Normatividad_Nuevo/DECRETO%201011%20DE%2
02006.pdf
(21) Ministerio de la protección social, Gobierno de Colombia [Internet]. Bogotá,
Colombia. Disponible en:
https://www.minsalud.gov.co/_layouts/15/osssearchresults.aspx?k=&k=resolucion
%201043%20de%202006#k=resolucion%201043%20de%202006%20anexo%20t
ecnico%201
(22) Ministerio de Salud y protección social, Gobierno de Colombia [Internet].
Bogotá, Colombia. Disponible en:
https://www.minsalud.gov.co/_layouts/15/osssearchresults.aspx?k=&k=resolucion
%201043%20de%202006#k=resolucion%202003
(23) Congreso de Colombia, Gobierno de Colombia [Internet]. Bogotá, Colombia.
Disponible en:
https://www.minsalud.gov.co/_layouts/15/osssearchresults.aspx?k=&k=resolucion
%201043%20de%202006#k=ley%20estatutaria%201751
(24) Ministerio de Salud y protección social, Gobierno de Colombia [Internet].
Bogotá, Colombia. Disponible en:
https://www.minsalud.gov.co/_layouts/15/osssearchresults.aspx?k=&k=resolucion
%201043%20de%202006#k=resolucion%20429
(25) Ministerio de Salud y protección social, Gobierno de Colombia [Internet].
Bogotá, Colombia. Disponible en:
https://www.minsalud.gov.co/sites/rid/Lists/BibliotecaDigital/RIDE/DE/modelo-pais-
2016.pdf#search=politica%2520PAIS
(26) Estrategia de la OMS sobre la medicina tradicional 2002-2005. Organización
Mundial de la Salud, Ginebra [Internet]. Disponible en:
http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/67314/1/WHO_EDM_TRM_2002.1_spa.pdf
(27) Resolución 53.31. Organización Mundial de la Salud, Ginebra [Internet].
Disponible en:
http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/80225/1/sa56r31.pdf
(28) Estrategia de la OMS sobre medicina tradicional 2014-2023. Organización
Mundial de la Salud, Ginebra [Internet]. Disponible en:
http://apps.who.int/medicinedocs/documents/s21201es/s21201es.pdf
(29) 58 asamblea Mundial de la Salud. Organización Mundial de la Salud, Ginebra
2005 [Internet]. Disponible en:
http://apps.who.int/gb/ebwha/pdf_files/WHA58-REC1/A58_2005_REC1-sp.pdf
(30) Nogales J, Medicina alternativa y complementaria. Revista Chilena de
Neuropsiquiatría 2004; 42(4): 243-250 [Internet]. Disponible en:
http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-92272004000400001
(31)Payan, J, La Terapia Neural, una propuesta paradigmática. [Internet].
Disponible en:
http://www.terapianeural.com/articulos/14-del-concepto/223-julio-c-payan-de-la-r
(32) Vinyes David, Que es la terapia neural. [Internet]. Disponible en:
http://www.terapianeural.com/articulos/13-informacion-basica/18-ique-es-la-
terapia-neural
(33) Payan, S; Monsalvo J, Que es la terapia neural. [Internet]. Disponible en:
http://www.terapianeural.com/articulos/13-informacion-basica/185-la-terapia-
neural-introduccion
(34) Payan, J, Desobediencia Vital. 1ª edición, 1ª reimpresión. Buenos Aires:
Salbe Ediciones; 2010.
(35) TOSCANO DE LA TORRE, Faneth; PINILLA BONILLA, Laura Bibiana. Los
principios de la terapia neural desde los fundamentos del nervismo hasta la
neurociencia actual. REVISTA SALUD UIS, [S.l.], v. 44, n. 2, dic. 2012. ISSN
2145-8464. Disponible en:
<http://revistas.uis.edu.co/index.php/revistasaluduis/article/view/2927/3286>.
Fecha de acceso: 06 nov. 2016
www.google.com.co/search?q=asociacion+colombiana+de+terapia+neural&rlz=1C
5CHFA_enCO582CO583&oq=asocia&aqs=chrome.0.69i59j69i57j0l4.3733j0j7&so
urceid=chrome&ie=UTF-8
(36) Garcia Hebert, Parabiosis y campo interferente. [Internet]. Disponible en :
http://www.dolor-pain.com/foro/pp004.html
(37) Vinyes D, La procaina. [Internet]. Disponible en:
http://www.terapianeural.com/articulos/13-informacion-basica/149-la-procaina
(38) Barop, H, Bases de la terapia neural según Huneke. La Patología Relacional
de Ricker. [Internet]. Disponible en: http://www.terapianeural.com/articulos/15-
bases-clasicas/60-bases-de-la-terapia-neural-la-patologia-relacional-de-ricker
(39) Payán, J, Información, entropía y Terapia Neural, [Internet]. Disponible en:
http://www.terapianeural.com/articulos/16-de-las-teorias/113-informacion-entropia-
y-terapia-neural
(40) Fischer, L. Posibles mecanismos que explican el efecto de las inyecciones de
la Terapia Neural, Disponible en Tema 2 Parte 2 Mater de terapia Neural Medica y
Odontológica Barcelona, Universidad San Juan de Dios. 2016.
(41) Veras E, 2010. Historia De Vida: ¿Un Método Para Las Ciencias Sociales?,
[Internet]. Disponible en: http://www.scielo.cl/pdf/cmoebio/n39/art02.pdf
(42) Fisher, L. Terapia Neural según Huneke. Neurofisiologia, técnicas de
inyección, Terapeutica. Mexico; 2012.
(43) Lopez, J, Hipersensibilidad a los anestésicos locales, Comisión de alergia a
anetésicos, Alergomurcia [Internet]. Disponible en:
file:///Users/luisfernandocordoballanos/Desktop/LIBRO%20MED%20INTERNA/Re
acciones%20alergicas%20a%20Anestesicos.pdf

ODONTOLOGIA NEUROFOCAL.
Jorge Humberto Petta Victoria
Odontólogo Neurofocal y Terapeuta Neural CIMA (centro de investigación en
medicinas alternativas – Popayán) y ACONMB (asociación colombiana de
odontología neurofocal y medicina biológica
Miembro asociación de odontólogos neurofocales de colombiana.
Docente Maestría de Terapia neural y Odontología Neurofocal universidad de
Barcelona
Organizador de Cursos de terapia neural y odontología Neurofocal Cali Colombia
2006 a 2013.
Ponente y organizador de congresos internacional. Cali Colombia. 2016

Para médicos, odontólogos y pacientes la odontología y el cuidado de la salud oral


se remite exclusivamente al cuidado de los dientes, ya sea con medidas de
prevención visitando al profesional de la salud oral, o su cuidado en casa mediante
una buena y rigurosa higiene oral diaria. Para médicos, odontólogos y pacientes la
enfermedad que ocurre en los dientes se debe única y exclusivamente a factores
externos, muy pocas veces a factores internos. Para médicos, odontólogos y
pacientes solo hay un profesional que puede velar por el cuidado de la salud oral:
el odontólogo. Como podemos ver es una visión muy reducida y limitada que nos
habla de un elemento del cuerpo totalmente excluido de su contexto y que solo se
enferma por factores locales o solos se cura con factores locales. Esto sitúa al
odontólogo y al diente y a sus estructuras aledañas como el fenómeno más
excluyente cuando del cuerpo humano hablamos.
En esta oportunidad vamos a hacer el ejercicio de ver si es posible vincular al
diente al resto del cuerpo y entender de una vez por todas que este órgano dental
también participa de la dinámica vital diaria de nuestro organismo y que de
ninguna forma lo podemos seguir excluyendo cuando de vida, enfermedad o
muerte del individuo estamos hablando.

LA POSIBILIDAD DE ENTENDER LA INTERRELACIÓN DEL DIENTE CON SU


CONTEXTO
De acuerdo a la experiencia y vivencia en esta forma de relacionarme con los
dientes podemos decir que la Odontología Neurofocal es la manera que tiene el
odontólogo y otros profesionales del área de la salud de establecer vínculos o
relaciones entre los órganos dentales y el resto del organismo y su contexto.
Desde la visión sistémica y el pensamiento complejo de la Terapia Neural, el
Odontólogo Neurofocal y el médico (y los otros profesionales de la salud) deberán
tener la capacidad de poder relacionar un suceso (diente) en el todo (sistema) y el
contexto, o al contrario; teniendo siempre en cuenta que ese todo es
termodinámicamente abierto, alejado del equilibrio, que busca su propio orden y
elabora información incompleta, que interactúa con su comunidad y que tiene la
capacidad de impulsar su singular Auto – Eco – Organización.
El propósito del Odontólogo Neurofocal será realizar un tratamiento odontológico
lo menos agresivo posible, valiéndose de los adelantos técnicos y científicos de la
odontología y teniendo siempre en cuenta que estamos frente a un organismo vivo
en interrelación con el todo.
De acuerdo a esto, la visión de una Odontología vista como una ciencia de la
salud que se dedica exclusivamente al estudio, diagnóstico y tratamiento de las
dolencias del diente con sus tejidos de soporte, y del aparato estomatognático, sin
ninguna otra relación con su contexto, cambia rotundamente. La Odontología
Neurofocal va mucho más allá y no ve al diente como un órgano aislado del
cuerpo; es más, no la ve solamente como una simple relación entre dientes y
órganos del cuerpo; la Odontología Neurofocal, al igual que la Terapia Neural, más
que una herramienta terapéutica, es una forma de relacionarse con la vida.
En el momento en que entendamos nuestro vínculo indisoluble con la vida,
entenderemos de manera muy sencilla la relación del órgano dental con las otras
partes del organismo y por ende con lo que rodea a ese organismo.

BASES CONCEPTUALES QUE RESPALDAN A LA ODONTOLOGÍA


NEUROFOCAL.
Entender la O.N.F (Odontología Neurofocal) desde La Cibernética o la
Termodinámica, o la Teoría General de Sistemas o la Física Cuántica, no deja de
ser un divertimento, un ejercicio, pues siempre primará la sabiduría de la Vida, de
la naturaleza y del cuerpo más que el conocimiento del ser humano que mediante
la ciencia trata de explicar lo que en ocasiones es inexplicable. Esto solo calmara
nuestra soberbia por creer que tenemos el total conocimiento, el dominio y el
control de la Vida.
COMO PODER ENTENDER UN DIENTE RELACIONADO CON SU CONTEXTO?
Es desde la misma ciencia como se rompe un paradigma, y es esa misma ciencia,
pero con una visión diferente, la que nos da la posibilidad de empezar a
relacionarnos diferente con la vida, y por supuesto con la posibilidad de ver a al
órgano dental relacionándose con su contexto. Una de las teorías que mejor
explica este fenómeno es la Teoría General de Sistemas. Los conceptos de
Ludwig von Bertalanffy me ayudaron a comprender que era imposible seguir
desligando al diente de la trama a la que siempre ha pertenecido, y es por eso que
quiero en este espacio compartirles un poco lo que esta teoría me regalo para
poder entender lo que antes era impensado de creer.
Precisamente, el concepto de creer que un diente pueda estar en relación con el
resto del cuerpo no nace propiamente desde el pensamiento de la odontología
moderna que germina en el siglo XVII en manos del Dr Pierre Fauchard (1). Era
muy difícil que en medio de una época en donde el ser humano era pensado como
máquina, y el diente no era la excepción, pudiera darse la interrelación
permanente con el organismo. El concepto de una “pieza” mas, era relevante y
además Fauchard, considerado el padre de la odontología moderna, defendía en
su publicación El Cirujano Dentista, (Le Chirurgien Dentiste - 1723) lo siguiente:
“básicamente la odontología debía constituir una rama diferenciada de la medicina
general” (1). A partir de este momento, y debido a sus importantes aportes
iniciales, la odontología ha avanzado vertiginosamente gracias a sus
descubrimientos científicos y clínicos y en la producción de materiales dentales de
una forma sorprendente. Pero todos estos avances se han dado pensando en un
diente fuera del organismo, fuera del sistema, fuera del contexto que lo rodea. La
T.N (Terapia Neural) y la O.N.F (Odontología Neurofocal) explican mediante
algunos conceptos científicos que es imposible declarar al diente y a ninguna otra
parte del organismo como órganos independientes sin ningún vínculo, sin ninguna
relación.
Y esta forma de pensar no comienza desde la historia de la T.N o la O.N.F. Ya la
ciencia sagrada del Antiguo Egipto se tenía claro que todos los cuerpos materiales
estaban interconectados y que el vínculo invisible que unía a todos los seres
surgía de un tipo de semejanza. La medicina, que era una ciencia sagrada para
los egipcios, tenía como objetivo mantener al organismo en armonía con el
Cosmos. Sólo traten de imaginar tal concepción de la vida y de la salud:
semejanza entre todos los seres y mantener armonía con el Cosmos, es decir
somos parte y tenemos semejanza con el Cosmos. La historia nos da las primeras
pinceladas de lo que puede ser la introducción a la Teoría General de Sistemas.
No necesariamente desde las matemáticas como lo plantea Bertalanffy, sino
desde el sentirse parte de la vida, del pertenecer a la vida y por lo tanto vibrar en
concordancia y fraternidad con ella.
Pero no solo en el viejo mundo se estaban viviendo este tipo de relaciones con la
vida. Unos tres mil años después de los egipcios, en América, las culturas
precolombinas también tuvieron este tipo de acercamiento. En un antiguo escrito
aparece la siguiente leyenda: “El indio no se considera indio si el no procede de la
fuente, del rio, del lago a la vez que del mar o de animales salvajes como el oso, el
león o el tigre, del águila o del pájaro que se llama Kuntur, de las cordilleras, de los
picos de la montaña, del peñasco o de la cueva”. Para estas culturas el sentirse
parte del contexto que los rodeaba no era una opción, era una realidad muy clara.
Es imposible no sentirse parte y relacionarse con ella. Por eso su respeto y
admiración hacia cada elemento que hacia parte de la vida.
Pero poco a poco, el ser humano fue dejando de sentirse parte, para irse
organizando de manera fragmentaria. Poco a poco se le fue olvidando que sólo se
puede comprender aquello de lo cual se forma parte. La ciencia moderna se
empieza a caracterizar por la especialización siempre creciente (de la cual no se
escapa la odontología) impuesta por la inmensa cantidad de datos la complejidad
de las técnicas y de las estructuras teóricas en cada campo. De esta manera la
ciencia esta escindida en innumerables disciplinas que sin cesar genera
subdisciplinas nuevas.
En consecuencia, el químico, el físico, el biólogo o el científico social y en nuestro
caso los odontólogos, estamos, por así decirlo, encapsulados en universos
privados, y es difícil que pasen palabras de uno de estos compartimentos a otro.
La odontología, que hace parte de este contexto, se fue separando de las otras
ciencias de la salud y creando su propio compartimiento, sus propios diálogos, sus
propias teorías, sus propias verdades, todas ellas sin tener en cuenta una realidad
que permanentemente las abrazaba: ser parte de un contexto.
Para alegría de muchos y para fastidio de otros, en 1960 Ludwig Von Bertalanffy
enuncia la Teoría General de Sistemas (2) que como toda declaración nueva
levanta muchas ampollas, sobretodo en el ámbito científico. Es imposible
comparar la sociedad con un organismo, decían unos. Es filosófica y
metodológicamente invalida, decían otros, pues la pretendida irreductibilidad de
niveles superiores a inferiores tendía a impedir una indagación analítica cuyo éxito
era evidente en muchos campos, como la reducción de la química a principios
físicos o de los fenómenos de la vida a la biología molecular. Pero lo que no se
podía ocultar en este momento de la historia de la humanidad es que el enfoque
mecanicista y reduccionista estaba ignorando ni más ni menos lo que es esencial:
los fenómenos de la vida. Imagínense ustedes un diente aislado de la vida, sin
ningún tipo de relaciones, prácticamente subsistiendo solamente con sus recursos,
sin intercambio. Difícil de aceptarlo, pero así se estaba (y se está) aceptando por
parte de la comunidad científica y por ende la comunidad académica. Con
seguridad todas y todos nosotros cuando empezamos a estudiar odontología no
nos dimos cuenta de este pequeño detalle. Para fortuna para las ciencias médicas
y odontológicas Bertalanffy (2) abogó por una visión organísmica en la biología
que hiciera consideración del organismo como todo o sistema y viese el objetivo
principal de las ciencias biológicas en el descubrimiento de los principios de
organización a sus diversos niveles.
Un nuevo término empezaba entonces a tener validez: Sistema. Es muy
importante que aprendamos a utilizar este término que nos va acompañar
permanentemente en estos caminos por los que transitan la T.N y la O.N.F.
Sistema es un conjunto organizado de elementos o partes interactuantes o
interdependientes que se relacionan formando un todo unitario o complejo (3). Y
si en O.N.F estamos hablando permanentemente de que los dientes se relacionan
con el resto del organismo tenemos que tener muy en claro a que se refiere este
término de relaciones. Las relaciones son los enlaces que vinculan entre sí a los
objetos, sucesos o subsistemas, que componen a un sistema complejo (3). Es
decir que estas partes están interrelacionadas gracias a la existencia de una red y
la red constituye uno de los patrones de organización absolutamente básicos para
todos los sistemas vivos. Nosotros los odontólogos neurofocales y los
neuralterapeutas trabajamos en una red importantísima como es el sistema
nervioso, que es la red que permite el vínculo con la totalidad del Ser. Viendo las
cosas de este modo Tomas Kuhn afirmaba: “ a partir de este momento el concepto
de sistema constituye un nuevo paradigma” y Bertalanffy hablaba de una nueva
filosofía de la naturaleza contrastando las “leyes ciegas de la naturaleza” de la
visión mecanicista y el devenir del mundo, con una visión organísmica de un
mundo como una gran organización (2).

VARIABLES QUE AFECTAN A UN SISTEMA


Yo los invito que a medida que vayamos leyendo este texto permanentemente
tengamos presentes los dientes como parte del sistema para que de esa manera
hagamos el ejercicio de ir invitando a este órgano del cuerpo, que fue desterrado
del sistema hace ya casi 300 años, a que nuevamente se sienta parte del
organismo, parte de un sistema, parte del todo, pues la ciencia había tratado, y
continua tratando hoy en día, de explicar los fenómenos observables
reduciéndolos al juego de unidades elementales investigables independientemente
una de otra(por ejemplo los dientes), y eso ha calado muy duro en nuestra
estructura mental. Como no va a calar fuerte si esta forma de hacer ciencia
puntualiza que las relaciones entre las partes deben describir un comportamiento
lineal entre ellas, de manera que la conducta total debe, por obligación, describir
la misma forma que describa la ecuación que describa la conducta de las partes
(2). Si estamos hablando que la relación entre las partes son interactuantes e
interdependientes es muy complicado pensar, bajo estos conceptos sistémicos,
que hayan solamente relaciones lineales entre los sucesos de un sistema, puesto
que este se relaciona todo con todo, de una manera no lineal.
Son muchas las variables que permanentemente están afectando al sistema.
Variables tanto internas como externas. Estas variables van a requerir nuevas
categorías de interacción, transacción, organización, teleología, etc (2). Con esta
cantidad de variables que afectan a un sistema surgen muchos problemas para la
epistemología, modelos y técnicas matemáticas. Se hace casi imposible un
estudio de tipo lineal, que es lo utilizado en el método científico tradicional. Cómo
podemos hacer investigación cuando el objeto de estudio (una persona, un
paciente) en un mismo momento está siendo afectado por variables como la luz, la
temperatura, los ruidos, las millones de reacciones enzimáticas por segundo en su
interior, sus problemas emocionales, la felicidad por una buena noticia, la
humedad del clima, el ver la factura de su tarjeta de crédito, los campos
electromagnéticos , el aire que respira, su pulpa dental inflamada, la alimentación
de la mañana, la fase de la luna, las noticias de la televisión, la ansiedad por un
próximo viaje, la muerte de un familiar cercano, la incertidumbre de un nuevo
trabajo, etc,etc,etc. Hacer estudios in vivo nos acercarían más a una realidad
sobre la situación de un paciente si se tienen en cuenta todas las variables
posibles es una verdadera utopía. De aquí surge el concepto de singularidades.
Todos los seres vivos somos singulares puesto que nuestras características nos
hacen irrepetibles. A medida que el organismo vivo interactúa con su medio
experimenta una secuencia de cambios estructurales, hasta llegar, con el paso del
tiempo, a formar su propio e individual itinerario de acoplamiento estructural,
dándole a lo largo de su vida esas características que lo hacen irrepetible y
singular. En cualquier punto de ese itinerario el organismo es un registro de
cambios estructurales (de forma) precedentes y, por consiguiente, de sus
anteriores interacciones. De manera que todo ser vivo tiene una historia de vida,
marcada ella por las millones de variables que a lo largo de su existencia han
dejado una huella que lo hacen singular e irrepetible.
Para el Método Científico se hace imposible hacer estudios de investigación
teniendo en cuenta este concepto de singularidad. Cuando se quiere hacer un
estudio bajo el método científico hay que crear unas condiciones ideales,
condiciones que muy difícilmente se pueden dar en el día a día de un individuo, ya
que el número de variables interactuantes no es controlable por el científico (por la
cantidad de ellas) sin tener en cuenta la influencia de factores desconocidos
(información y organización) que puedan estar afectando al sistema en un
momento dado. Esto nos lleva a pensar que hay una vulnerabilidad de los
modelos cuantitativos utilizados al hacer una investigación científica.
Aterricemos esto al tema odontológico. Resulta que todos los avances técnicos,
científicos, clínicos y de materiales dentales que se han realizado desde 1746 con
Pierre Fauchard como padre de la odontología y hoy en día bajo toda la
rigurosidad del Método Científico han sido realizados bajo el concepto de un
diente separado del organismo, sin interconexiones, sin ser interdependiente con
otras partes del sistema, sin tener en cuenta que ese diente, que es un órgano que
también intercambia materia, energía e información y está siendo afectado por
miles de variables, tantas como las que afectan al ser vivo que las porta. No
podemos negar que los avances técnico-científicos-clínicos hechos de esta
manera han servido desde el punto de vista de un pensamiento mecanicista y
reduccionista. Si fuéramos máquinas vivientes, las amalgamas de mercurio, plata
y otros metales, los implantes en titanio, los tratamientos de ortodoncia, los
implantes óseos, las prótesis metálicas, la amputación de parte del sistema
nervioso, las mismas resinas de fotocurado y otros tratamientos odontológicos,
serían un éxito. Y realmente son un éxito, desde lo local. Lo que tenemos que
entrar a mirar y escudriñar es si realmente son un éxito desde lo sistémico, ya que
el problema es que nosotros, los seres vivos, no somos máquinas en donde se
pueden estar reemplazando piezas de esa máquina sin pensar en la posibilidad
que el estar interrelacionado con las demás partes del organismo tenga
consecuencias en otra parte del sistema. Por eso tan importante tener claro el
concepto de redes. Los dientes, como todas las otras partes del sistema están
vinculados a toda la red. El motor de la vida es el vínculo, todo se comparte, nada
se basta a sí mismo. Cada parte, cada órgano tiene su lugar y sólo existe gracias
a la existencia del otro. Hay una armonía que es sutil, frágil y muy fácil de romper.
Por esa razón el acto odontológico debe llevar la menor agresividad posible, debe
ser muy cuidadoso, gentil con el diente, para no irrumpir fuerte en el sistema, no
generar ruidos y no llevar información extraña al resto del organismo.
En definitiva de uno u otro modo estamos forzados a vernos con complejidades,
con totalidades, con sistemas en todos los campos del conocimiento (2). Esto
implica una urgente y fundamental reorientación del pensamiento científico. Se
van a necesitar nuevos paradigmas que nos hagan revisar frecuentemente los
conceptos de las relaciones entre las partes. Y no podemos olvidar que cuando
hablamos de relaciones entre las partes, estamos hablando de cooperación entre
las partes, de solidaridad, de interdependencia y de intercambio. Estos son
conceptos de la transdiciplinariedad, que intenta superar las barreras de las
disciplinas que no ven al fenómeno como un todo sino como una parte del
problema (Nicolescu,1997) . Recordemos finalmente que el fenómeno más
importante del universo son las relaciones.
• CARACTERÍSTICAS DE LA TEORÍA GENERAL DE SISTEMAS.
La Teoría General de Sistemas nos ofrece varias características que nos van a
ayudar a entender las posibilidades que tenemos cuando tratamos con un ser vivo,
termodinámicamente abierto y alejado del equilibrio:
1) TOTALIDAD. La teoría general de sistemas establece que un sistema es una
totalidad y que sus objetos (componentes o sucesos <dientes>) y sus atributos
(propiedades) sólo pueden comprenderse como funciones del sistema total (4). Se
caracteriza por su perspectiva holística e integradora, en donde lo importante son
las relaciones y los conjuntos que a partir de ellas emergen. Es importante
postular que no se debería partir del análisis de las partes, sino del estudio de la
totalidad (5). El concepto de totalidad implica la no adición, en otras palabras, el
todo constituye más que la simple suma de sus partes. Es fundamental el
conocimiento de esta importante característica de la T.G.S puesto que el acto
terapéutico que podamos hacer en un tratamiento odontológico, o sea un cambio
en una de las unidades del sistema, con probabilidad, producirá un cambio en
otra parte del organismo. El efecto total se produce como un ajuste a todo el
sistema. De allí la importancia de tener muy en cuenta qué vamos a hacer y en
quien vamos a realizar los tratamientos en nuestro consultorio odontológico con
los pacientes que nos visiten. Porque del tratamiento ejecutado y de la agresividad
de este y la implantación de X o Y material dental se pueden causar movimientos
importantes en el sistema que nos puedan llevar a nuevas emergencias o nuevos
patrones de forma o estructura ya sea cerca o a distancia del sitio en donde
estamos actuando. Es característico también en este punto que el comportamiento
global del sistema persiga, normalmente, algún tipo de objetivo (teleología). En
filosofía se denomina teleología al estudio de los fines o propósitos, así como a la
posición que consiste en atribuir una finalidad a los procesos. Norbert Wiener
(1942) llamó sistemas teleológicos a los sistemas cibernéticos cuyo
funcionamiento puede describirse como orientado a un fin. Cualquier proceso está
encaminado a unas finalidades. Sin finalidades es imposible que exista un
sistema.

2) EQUIFINALIDAD. La conducta final de los sistemas abiertos está basada en su


independencia con respecto a las condiciones iniciales (6). Este principio significa
que idénticos resultados pueden tener orígenes distintos porque lo decisivo es la
naturaleza de la organización, es decir que lo importante es como el sistema
decide organizarse (auto-eco-organización). Imaginemos que a nuestro consultorio
llega un paciente con una lesión que ha sido diagnosticada como un absceso
periapical agudo, por ponerle algún nombre, pero sin encasillarnos en él.
Linealmente diríamos que dicha lesión periapical puede tener como una de sus
causas una necrosis pulpar es decir en una relación causa – efecto, la causa es la
necrosis y el efecto el absceso periapical. Pero cuando estamos hablando de
sistemas, de sucesos que se relacionan, el panorama cambia ya que lo primero
que tengo que hacer es relacionarme con el paciente a través de su historia de
vida y entender que estoy frente a una singularidad, dejar atrás el diagnóstico y
situarme en el contexto. En muchas ocasiones vamos a poder observar que el
mismo diagnóstico (absceso periapical agudo) puede tener condiciones iniciales
diferentes. ¿Cuál? Pues habrá que preguntarle al paciente y detallar en su historia
de vida los sucesos que ocurrieron antes de aparecer la caries, o la necrosis o el
absceso agudo y de esta manera actuar donde esa historia de vida lo demande.
En consulta hemos observado en varias ocasiones que lesiones agudas ceden al
ser tratadas a distancia y no de manera local. Obviamente, en ocasiones va a ser
evidente una causa directa y tendremos que realizar el tratamiento odontológico
correspondiente, pero, sin olvidarnos nunca del contexto. Un ejemplo matemático
sencillo de esta propiedad sería: Sistema A: 4 x 3 + 6 = 18 / Sistema B: 2 x 5 + 8 =
18. Idénticos resultados, pero condiciones iniciales diferentes. Hay que rescatar en
esta ecuación que entre las condiciones iniciales y los resultados hay un proceso
vital y unas reglas internas del sistema que juegan un papel preponderante.

3) MULTIFINALIDAD. Viene siendo lo contrario a Equifinalidad. Establece que


condiciones iniciales similares pueden llevar a estados finales diferentes (5).
Matemáticamente lo podríamos graficar así: Sistema X: 9 + 1 + 7 = 16 / Sistema Y:
9 + 1 x 7 = 70. Imaginemos que el sistema X y el Sistema Y son dos pacientes
que vienen a consulta. X tiene como motivo de consulta un dolor en las
articulaciones de sus manos y Y viene por una lesión periapical aguda. A los dos
pacientes le han realizado una histerectomía con su respectiva cicatriz. En
consulta nos damos cuenta que tanto sus dolores en articulaciones de las manos,
como su lesión periapical aguda vienen después de efectuada la histerectomía
(campo de irritación o campo interferente). Tienen la misma condición inicial, pero
la respuesta en cada uno fue diferente. Si ligamos esto con la singularidad vemos
que totalmente es posible este principio. Recordemos que bajo estos conceptos el
funcionamiento de un sistema depende más que todo de las reglas internas del
mismo organismo en el momento que lo estamos observando. Es el sistema quien
organiza su orden propio (auto-eco-organización) Esta sería una invitación para
que nosotros los odontólogos viéramos con más cuidado los procesos emergentes
con que llegan los pacientes a la consulta. Indaguemos un poco más, revisemos
su historia de vida una y otra vez, pudiera ser que ese dolor, esa lesión purulenta,
esa imagen radiográfica tengan en otro sitio del organismo (sistema) la manera de
encarar de manera diferente la propuesta a su tratamiento odontológico.

4) INDIVISIBILIDAD. Las Teoría General de Sistemas nos dice que todo ente es
divisible solamente si dichas partes al reunirse de nuevo son capaces de
reconstruir el ente original, tanto en estructura como en función. En otras palabras
es imposible la división en un organismo vivo sin que haya un daño ya que el
cambio experimentado en una de sus partes repercute y afecta inevitablemente al
resto. En este caso van a emerger propiedades totalmente nuevas que no pueden
atribuirse a ninguno de ellos. Las propiedades emergentes de los seres vivo son
de carácter adaptativo y propias de los sistemas de alta organización. Pensemos
en un diente, que como parte del sistema vea agredida su estructura gracias al
corte de una fresa de diamante, o que la hoja del bisturí incida un buen tramo de la
encía; en cualquiera de los dos casos estamos dividiendo la estructura de los dos
tejidos y ya sea que rehabilitemos estética y funcionalmente el diente con un
material de obturación (amalgama, resina, incrustación o corona) o que hagamos
la sutura más fina en la encía, sus relaciones, en ambos casos se han roto y es
muy probable que ambos casos se conviertan en campos perturbadores de
información hacia el resto del sistema y emerjan nuevas estructuras en sitios
lejanos de este organismo. Sus niveles de organización, o sea de complejidad,
determinan no solo la estructura y función del cuerpo (homeostasis), sino su
estado de bienestar o enfermedad. Existe la posibilidad que el sistema gestione su
bienestar y el paciente vaya tranquilo por su vida con amalgamas, coronas y
cicatrices en su encía, pero como día a día el cuerpo cambia y no es el mismo, y
las situaciones personales o de entorno son variables, esas amalgamas o coronas
o cicatrices en otro momento de su vida puedan actuar como elementos de
desarmonía del sistema.
La mayoría de los sistemas complejos son inestables, se mantienen lejos del
equilibrio. Lejos del equilibrio la materia adquiere nuevas propiedades, típicas de
situaciones de no equilibrio, situaciones en que un sistema, lejos de estar aislado,
está sometido a fuertes condicionamientos externos (flujos de energía, sustancias
reactivas). Es importante tener siempre en cuenta que un sistema complejo es un
sistema compuesto por varias partes interconectadas cuyos vínculos entre ellas
contienen información adicional y oculta al observador. Entre más relaciones tenga
un sistema, más complejo es. Entre más compleja sea la relación, menos
posibilidad de regenerarla.

5) IMPREDICIBILIDAD. ¿Doctor, y que me va a pasar luego de tallarme los dientes o


de hacerme esta endodoncia? Debido a la enorme complejidad de estos sistemas
la propiedad fundamental que los caracterizan es que poseen un comportamiento
impredecible. Cualquier variación mínima entre sus elementos componentes
puede modificar, de manera impredecible, las interrelaciones, y por lo tanto, el
comportamiento de todo el sistema. Por lo tanto una respuesta honesta por parte
de nosotros sería decirle al paciente: NO SÉ, esperemos a ver qué pasa, estemos
atentos a cualquier cambio. Pues son muchas la variables que puedan hacer
cambiar el curso del tratamiento que estamos ejecutando. Entre las miles de
variables que pueden afectar a un sistema complejo existen variables ocultas cuyo
desconocimiento nos impide analizar el sistema con precisión y dar una respuesta
certera; interesante acercarse a estudiar la Teoría de la Incertidumbre de
Heisemberg. Un sistema complejo posee más información que la que da cada
parte independientemente. La información que pueda tener el tejido pulpar no se
compara entonces con la que pueda tener el organismo globalmente, y es
impredecible el comportamiento de ese sistema complejo cuando amputamos
parte del sistema nervioso; de manera que hace falta no sólo conocer el
funcionamiento de las partes sino como se relacionan entre sí. De allí la
importancia de que el paciente nos diga cómo se relaciona él con su enfermedad o
dolencia. Es esta la forma en donde más cercano podamos estar para entender
las relaciones entre las partes del organismo.

6) JERARQUIA. Los fenómenos están estructurados en niveles y en conjunto de


niveles y cada cual es un conjunto dentro de otros conjuntos (5). Hoy vemos el
universo como una tremenda jerarquía, de las partículas elementales a los núcleos
atómicos, átomos, moléculas, moléculas complejas, hasta la pléyade de
estructuras que caen entre las moléculas y las células, tejidos, organismos y, más
allá, organizaciones súper individuales. Una jerarquía surge tanto en estructuras
como en funciones. En última instancia estructura (orden de las partes) y función
(orden de los procesos) pudieran ser la misma cosa: en un mundo físico la materia
se disuelve en un juego de energías, y en un mundo bilógico, las estructuras son
la expresión de una corriente de procesos. Los cambios estructurales que pueda
tener la materia no sólo son cambios de la materia, más que eso, es el sistema
hablando de los procesos que están ocurriendo en el organismo tratando de
buscar su propio orden mediante mecanismos de auto-eco-organización. De allí la
propuesta de hablar más de procesos emergentes, que de enfermedades que te
llevan a una conducta igual, no importando la singularidad de quien consulta.
Importante anotar que cada subsistema está especializado, y participa de manera
diferente en el flujo de energía e información en el interior de sistema total por
ejemplo el diente es diente, tiene sus funciones específicas y no tiene funciones
hepáticas, pero no olvida jamás que está en relación con el hígado y esto permite
su participación de manera activa en el flujo de información y energía con el resto
de estructuras, también especializadas, del organismo.

7) MORFOGÉNESIS. La última de las características de la Teoría General de


Sistemas nos invita a ver el surgimiento de la forma (5). Los sistemas complejos
(humanos, sociales y culturales) se caracterizan por elaborar, modificar sus
formas, crear nuevas estructuras o inclusive, en el cambio radical de ellas, con el
objeto de conservarse viables. La clave de la trayectoria del sistema no se
encuentra tanto en sus condiciones iniciales como en las redes de
retroalimentación positivas (la variación de unos de los componentes del
sistema se propaga a otros componentes, reforzando la variación inicial y
propiciando un comportamiento sistémico caracterizado por un autorreforzamiento
de las variaciones) (5). No sé a ustedes, pero a mí me gusta sentir y pensar que
estamos frente a un diente activo, formando parte en ese mar de relaciones,
comprometido con una teleología sistémica, intercambiando materia, energía e
información con el resto de elementos del sistema, generando comportamientos
locales y sistémicos, sin mirar en donde los hace, pero sí siempre con la misión de
que el sistema se mantenga viable. Y con respecto a mantenerse viable quiero
remitirme a Prigogine cuanto plantea lo siguiente: “Los cambios estructurales (de
forma) en un sistema vivo lo constituyen aquellas alteraciones que crean nuevas
estructuras, nuevas conexiones en la red autopoiesica, ya sea como consecuencia
de influencias del entorno, o bien como resultado de la propia dinámica interna del
sistema. A pesar de estos cambios, el organismo mantiene su identidad global o
patrón de organización. El organismo prefiere cambiar sus patrones de forma,
para mantener su patrón de organización” Vale la pena definir que un Patrón de
Organización es la configuración de las relaciones entre sus componentes, las
cuales determinan sus características esenciales (7). Estamos frente a un diente
que hace parte del patrón de organización de un sistema vivo, con infinidad de
posibilidades de generar cambios. La pregunta es si de acuerdo a nuestro
accionar en la boca que tipo de cambios morfogénicos estamos incitando a
hacerse? O que cambios morfogénicos podemos incitar en los dientes al actuar a
distancia?

He querido provocar inquietudes con este escrito sobre la posición que puede
tomar el órgano dental en torno a la Teoría General de Sistemas. Es un ejercicio
interesante y una posibilidad latente. Nos ayuda a dimensionar las sucesos que
pudieran sucederse si el diente sigue siendo agredido en la forma en que hoy en
día se sigue agrediendo. Pero también nos da esperanza de poder gestionar
cambios en ellos y sus estructuras de soporte cuando lo invitamos a que haga
parte del resto del sistema. Los reto a recordar permanentemente que en el
sistema existen variables ocultas, procesos emergentes, nuevas estructuras,
libertad y autonomía, imposibilidad de dividir y de predecir sucesos. Recordarlo
nos llevará obligatoriamente a darnos cuenta que permanentemente estamos
frente a una incertidumbre total de lo que pueda acontecer cuando hacemos T.N u
O.N.F. Esta incertidumbre estará siempre guiada más por la esperanza de lo
desconocido que por el miedo de lo conocido.
La vida sabe. Hay que aprender a esperar.

BIBLIOGRAFIA
1. Fauchard, P. El tratado de los dientes. [Internet]. disponible desde:
http://www.mcnbiografias.com/

2. Bertalanffy, L. Teoría General de Sistemas. Fundamentos, desarrollo,


aplicaciones. Fondo de Cultura Económica - 70 años. 2ª Edición. México 2006

3. Olazabal, A. Definición de Teoria General de sistemas [Internet]. disponible


desde:
http://www.monografias.com/trabajos93/concepcion-sistema-e-ideas-
relacionadas/concepcion-sistema-e-ideas-relacionadas.shtml

4. Cibanal, L. Teoria general de sistemas. Totalidad [Internet]. disponible desde:


http://www.aniorte-nic.net/apunt_terap_famil_2.htm

5. Reynoso, C. Complejidad y Caos - Una exploración antropológica. 1ª edición.


Buenos Aires 2006 pgs 82, 83.

6. Aldana I. Equifinalidad. [Internet]. disponible desde:


http://tgs-teoriageneraldesistemas.blogspot.com.co/

7. Capra, F. La trama de la vida Una nueva percepcion de los sitemas vivos.


Editorial Anagrama Barcelona 1998.
UN ACERCAMIENTO AL PENSAMIENTO Y AL QUEHACER HOMEOPÁTICO
RODRIGO LOSADA RIVERA
Médico y Cirujano Universidad del Cauca
Terapia Neural, 1987
Especialista en Pedagogía para el desarrollo del Aprendizaje Autónomo 2004
Homeópata, Escuela Médica Homeopática Tomas Pablo Paschero, Buenos Aires,
Argentina,1996
Curso Superior de Medicina Homeopática, Asociación Médica Homeopática
Argentina, Buenos Aires1997.

Introducción
Es conocido que una misma historia o suceso puede ser narrada por varias
personas de diferente manera. Esto, es válido también, para las vivencias de salud
y enfermedad. Reconocemos que cada cultura, ubicada en nuestro planeta, ha
logrado, en su relación con lo que lo rodea, una visión y unas formas de
tratamiento frente a estos fenómenos.
En nuestra cultura occidental actual, la visión que más se observa en los medios y
a la cual se accede con mayor facilidad por los mecanismos del aseguramiento, es
la llamada alopatía, siendo además la medicina oficial y enseñada en las
facultades de las universidades. Empero, han logrado subsistir formas diferentes
de ver los procesos de salud y enfermedad que tienen reconocimiento social y
comunitario y además, algunas han formulado su propia semiología, su forma de
experimentación y su terapéutica.
Con el devenir de la historia y la supremacía de una visión de los procesos de
salud y enfermedad sobre las otras visiones, nos hemos ido acostumbrando a que
se nos hable de diagnósticos anátomo-patológicos por ejemplo gastritis o cefalea
o depresión, o rinitis, etc., y según esto se nos indica una terapéutica o
medicamentos. De acuerdo, con esta visión, si se han realizado varios
diagnósticos a una misma persona o incluso un solo diagnóstico, a veces se le
indican varios medicamentos. Con frecuencia se nos olvida que esta forma de
actuar corresponde a una visión mecánica de los problemas de salud, donde el ser
humano es concebido como una gran máquina hecha de partes que se pueden
enfermar y a veces reemplazar por otras, si no se mantienen en un ritmo o
parámetro reconocido como normal. Bueno, esta visión tiene limitaciones. Sin
pretender dilucidar este tema, ya que sería asunto de otro trabajo, digamos que su
linealidad causa-efecto brinda a veces resultados por ejemplo si tenemos una
persona con amigdalitis y decimos su causa es un estreptococo la idea es matar
esta bacteria y asunto arreglado. Pero resulta con frecuencia que vuelve la misma
enfermedad y el mismo “bicho” y volvemos a matarlo y aparecen las resistencias y
en vez de cambiar de estrategias y preguntas, seguimos con la misma ceguera
(visión). Podríamos preguntarnos por ejemplo que cosas están haciendo que a
este ser humano lo ataque este microorganismo? O también ¿será que el
microorganismo es solo un indicador, nos ayuda a avisar, que algo está ocurriendo
en nuestro ser o en nuestro alrededor?
Con estas inquietudes, adentrémonos a conocer el pensamiento y el quehacer
homeopático para ver que visión nos presenta de los procesos de salud y
enfermedad.
Teniendo en cuenta lo anterior, el presente trabajo pretende presentar una síntesis
de los principios que sustentan la homeopatía y la hacen un arte médico donde lo
humano se descubre en ese encuentro entre las sustancias medicinales y las
personas que las experimentan o investigan.

Contexto histórico y cultural


Aunque ya en las culturas hindú y griega existía la idea que se podía tratar la
enfermedad por lo semejante y sabemos que al que se reconoce como padre de
la medicina, Hipócrates, postulaba que se podía curar por lo contrario o por lo
semejante; es en los siglos XVIII y XIX, en plena época de la ilustración, donde se
le da forma y contenido a esto del curar por lo semejante. Surge en este período
un gran médico alemán llamado Samuel Hahnemann, quien en dos de sus
grandes obras: Organon de la medicina y Tratado de las Enfermedades Crónicas,
le da vida y cuerpo a lo que hoy conocemos como Homeopatía.
(1)“El proyecto ilustrado es un esfuerzo común de transformación y mejora de la
humanidad mediante el desarrollo de su propia naturaleza racional”. Pero además,
se reconoce que lo racional tiene sus limitaciones para conocer como lo expresa
uno de los principales exponentes alemanes, Immanuel Kant.
En Hahnemann esto, está bien expresado en su libro Organon de la Medicina.
Hahnemann busca y propone una metodología y terapéutica racional de curar que
tiene su propio método de experimentación, su semiología y su propia terapéutica,
comenzando todo esto, con una crítica a lo que veía y se hacía en su época en
medicina.
Escribe en el parágrafo 1 del Organon (2):”La única y elevada misión del médico
es la de restablecer la salud en los enfermos, que es lo que se llama curar” y en la
nota de este parágrafo comenta: ”Su misión no es, empero, forjar los llamados
sistemas, mezclando ideas huecas e hipótesis sobre la naturaleza intima de los
procesos vitales y la manera como se generan las enfermedades en el interior
invisible del organismo….., mientras los enfermos suspiran inútilmente—por
socorro…” Y en la introducción (3): “el verdadero arte de curar es un trabajo
reflexivo que incumbe al espíritu humano superior, a la reflexión libre y la
inteligencia selectiva que decide según las causas. A través de ella se puede
modificar el poder vital instintivo carente de inteligencia y conciencia, pero
automáticamente enérgico, si fue alterado en funciones anormales por la
enfermedad…..”
Hahnemann como parte de esta época, nos propone entonces, una medicina más
humana y racional, basada en principios o leyes como el de la semejanza, la
experimentación de los medicamentos en el ser humano (patogenesia), la
potentización o dinamización de los medicamentos, la utilización de un solo
medicamento por evaluación del enfermo y la manera como se debe seguir el
enfermo.

El Vitalismo
En Hahnemann se expresa además, un movimiento filosófico llamado Vitalismo
que según el diccionario de filosofía de José Ferrater Mora (1) es” toda admisión
de un principio vital, de una fuerza vital irreductible a los procesos físico-químicos
de los organismos”.
Se puede leer en el parágrafo 10 del Organon (2): “El organismo material, sin la
fuerza vital, es incapaz de sentir, de obrar, de conservarse a sí mismo; todas las
sensaciones nacen y todas las funciones vitales se realizan por medio del ser
inmaterial (el principio vital) que lo anima tanto en el estado de salud como en el
de enfermedad”
Más allá, de esta aparente división de lo vital, lo que prevalece en Hahnemann, es
una visión de unidad vital que se presenta con convicción en el parágrafo 15 del
Organon (3): “….El organismo es ciertamente el instrumento material de la vida,
pero no puede concebirse sin el dinamismo que lo anima, obra y siente
instintivamente; del mismo modo la fuerza vital no puede concebirse sin el
organismo, por consiguiente los dos constituyen una unidad, aunque nuestra
mente separe esta unidad en dos concepciones distintas a fin de que se
comprendan fácilmente”.
Este movimiento como se verá más adelante, impregna el pensamiento y el
quehacer homeopático en la obra de Hahnemann expresándose en conceptos
como el de salud y enfermedad, la terapéutica y la forma como se investiga el
poder medicinal de los medicamentos, entre otros.

El concepto de enfermedad en homeopatía


Como se ha podido ver, hay en homeopatía, una concepción de lo vital, más allá
de lo puramente material-orgánico y esto impregna por supuesto lo que se
entiende por enfermedad y la manera como está se puede producir.
En la época de Hahnemann y en nuestros días, se considera la materia alterada
como la misma enfermedad, o se describen a los microorganismo como
causantes de la enfermedad y dice Hahnemann en la introducción del Organon
(3): “Imaginase también, que ligando un pólipo, extirpando una glándula tumefacta,
o haciéndola destruir por la supuración determinada por medio de irritantes
locales, disecando un quiste esteatomatoso, operando un aneurisma, una fístula
lacrimal, o una fístula del ano, amputando un pecho canceroso, un miembro cuyos
huesos están cariados, etc, ha curado ya las enfermedades radicalmente,
destruyendo sus causas.” Y continua más adelante (3) “en todos estos casos, cree
haber anonadado el mal y haber empleado un tratamiento racional contra la
causa. Pero ¿cuáles son las consecuencias? Nuevas enfermedades que se
manifiestan infaliblemente tarde o temprano, las cuales cuando aparecen se
toman por nuevas y que siempre son más graves que la afección primitiva, lo que
refuta altamente las teorías de la escuela.”
Para la homeopatía unicista, las enfermedades constituyen (4): ”alteraciones de la
naturaleza a la vez espiritual y material del organismo, en sus sensaciones y
acciones vitales, que resultan de impresiones dinámicas y no de otra causa”.
Dos cosas surgen de lo anterior, por un lado las consecuencias de un tratamiento
que no contempla sino lo material de la vida, tratando las consecuencias o efectos
como las causas; y de otro lado como entender esto de dinámico.
Dinámico en el original griego significa fuerza o movimiento. Siendo para
Hahnemann la vida una unidad entre el organismo material y la fuerza vital y
siendo está la que lo anima en sus sensaciones y funciones y siendo de
naturaleza inmaterial, se establece que lo que puede perturbarla debe ser también
una fuerza inmaterial y a esto se llama dinámico. En la nota 5 de la introducción
del Organon nos da luces (3): “En una afección gástrica que sobreviene de una
manera pronta con eructos continuos de alimentos corrompidos y en general con
abatimiento moral, frio en los pies y en las manos, etc, la medicina ordinaria solo
se ocupa de lo contenido en el estómago…..Oh! no. Estas afecciones gástricas de
origen dinámico ordinariamente derivan de alguna revolución moral (contrariedad,
disgusto, susto), de un enfriamiento, de un trabajo mental o corporal al cual uno se
ha entregado luego de haber comido.” Y en la nota 13 (3) nos incita a la necesidad
de reconocer, a la presencia de vermes en los niños como su causa a la psora
unida a una vida insalubre. En este último caso conocemos la necesidad desde la
medicina alopática de estar purgando con medicamentos y los vermes vuelven a
aparecer o aparecen enfermedades peores como las gastritis y colitis y a esto no
le estamos poniendo cuidado, ya que no se llega al verdadero desequilibrio
dinámico que hace que estos parásitos subsistan y causen enfermedad. Y esto lo
sabe hacer la homeopatía.
Para la homeopatía pues, la enfermedad es un desequilibrio del Principio o Fuerza
Vital que anima al organismo y este desequilibrio se muestra al observador a
través de síntomas y signos que individualicen el caso. Por ejemplo, dos niños
pueden tener como diagnóstico una amigdalitis aguda bacteriana, pero desde su
sintomatología un niño o niña puede presentar fiebre con sudoración, sed, deseo
de estar cubierto, dolor al pasar los alimentos y aún su saliva y al observar su
boca vemos que su amígdala inflamada es más la derecha, pero además se
encuentra con deseos de llorar y deseos de compañía; mientras que el otro menor
se presenta sin sed, fiebre alta sin sudoración, deseos de descubrirse, no le duele
al tragar y al observar su boca presenta inflamación de sus dos amígdalas sin
predominio de alguna de ellas.
Como se puede observar en los anteriores casos, lo que importa en homeopatía
no tanto es el diagnóstico anátomo-patológico, sino y ante todo ver como se
manifiesta la enfermedad (síntomas y signos) de manera particular y peculiar y
esto, como veremos más adelante, nos determina el tratamiento. Desde la
homeopatía entonces, los niños a pesar de tener el mismo diagnóstico, serán
tratados con diferente medicamento. Es claro pues, que homeopáticamente
hablando, el tratamiento no depende tanto del diagnóstico clínico, sino y ante todo,
de la sintomatología que expresa el enfermo, que es la forma como sabemos que
algo está sucediendo en el organismo.
En el parágrafo 72 del Organon Hahnemann nos dice que hay enfermedades
agudas y crónicas. Las agudas son (2) “procesos rápidos del principio vital
anormalmente desarmonizado. Su evolución finaliza en un tiempo moderado, más
o menos corto” y las enfermedades crónicas (2) “aquellas que frecuentemente en
el inicio son imperceptibles y afectan al organismo vivo en forma dinámica, cada
una a su manera y lo alejan gradualmente del estado sano, de modo que la
energía vital o principio vital, en un inicio y durante el progreso, solo puede oponer
una resistencia imperfecta, inadecuada e inútil…. Y se producen por el contagio
dinámico de un miasma crónico.” Además de los miasmas crónicos, se pueden
agregar a las enfermedades cónicas, aquellas producidas en forme artificial por los
tratamientos alopáticos como el uso de medicamentos en forma continua y a
grandes dosis.
De acuerdo con lo anterior, un estado gripal puede ser considerado desde la
homeopatía una enfermedad aguda, lo mismo que por ejemplo una amigdalitis y
existen también las enfermedades agudas que se presentan como un miasma
agudo que siempre tiene un mismo nombre como la varicela, la fiebre tifoidea, el
sarampión, etc.
El concepto de enfermedad crónica si difiere del que conocemos desde la alopatía
donde las enfermedades como la hipertensión, la diabetes, la artritis reumatoidea
y el cáncer entre otras, son consideradas como tales. Para el homeópata en
cambio, si una persona enferma presenta como diagnósticos una hipertensión y
una especie de artritis, aunque sean enfermedades diferentes, son consideradas
como manifestación del desequilibrio del Principio Vital producido por un miasma
crónico que puede ser la Psora y en su tratamiento se utilizaría un solo
medicamento homeopático.

Principios de la homeopatía
Como ya hemos aclarado, Hahnemann redescubre el principio de la semejanza,
propone un método de experimentación de las sustancias medicinales, lo que
origina una semiología propia y establece unas pautas terapéuticas que alumbran
el camino del homeópata en el tratamiento.
Empero, no podemos dejar de decir, que es la comprensión y percepción de que
hay una unidad en la vida (Doctrina homeopática) lo que nos permite utilizar unos
instrumentos que la homeopatía ofrece como son:
• Principio o ley de la semejanza
• La Experimentación de los medicamentos en el ser humano sano(Patogenesia)
• Principio del medicamento único
• Ley de la dosis infinitesimal
• La ley de curación y
• El conocimiento miasmático de la enfermedad
Ley de semejanza
Ciertamente es imposible hablar de homeopatía sin hacer referencia al principio de
la semejanza. Homeopatía es semejanza entre:
• lo que nos describe o relata el enfermo, sus familiares, y lo que encontramos en la
inspección y el examen físico
• el medicamento, que es lo que conoce el homeópata.
El homeópata conoce los medicamentos experimentados en los seres humanos
sanos y busca entre ellos el que más se parece a los síntomas y signos relatados
en la historia de vida por el enfermo.
Cuando se dice que la enfermedad es un desequilibrio de la Fuerza vital que se da
a conocer a través de síntomas y signos, la homeopatía postula que los
medicamentos (3) “nunca podrían curar si no poseyesen el poder de alterar el
estado de salud del hombre, que consiste en sensaciones y funciones”
En el parágrafo 26 del Organon la ley de la semejanza está expresada así (3):
“una afección dinámica más débil es destruida permanentemente en el organismo
vivo por otra más fuerte, si la última (aunque diferente en especie) es muy
semejante a la primera en sus manifestaciones”
Por ejemplo, muchos hemos podido experimentar síntomas cuando estamos
partiendo una cebolla cabezona (allium cepa) consistentes en estornudos,
lagrimeo, salida de moco acuoso por la nariz, prurito ocular y nasal. Pues bien,
cuando encontremos estos síntomas en un enfermo de gripa con estas
características (gripa llorona) podemos utilizar la cebolla o allium cepa para
tratarlos de una manera que se restituya la salud de una manera rápida, suave y
permanente.
En los casos anteriores de amigdalitis aguda en menores, al niño con fiebre y
sudoración, sed, deseo de cubrirse, llanto, deseo de compañía y amígdala
derecha inflamada como medicamento semejante se podría utilizar Lycopodium y
en el segundo caso (niño sin sed, fiebre sin sudoración, deseos de descubrirse)
Apis.
El medicamento en homeopatía, es tal, cuando es capaz de desviar el estado de
salud produciendo síntomas y signos que nos relatan en su lenguaje los que
experimentan el medicamento y más allá como nos lo describe el Dr. Paschero
(5): “un medicamento es homeopático no porque sea una sustancia potentizada
sino porque patogenéticamente es el símil de un caso determinado cuya
individualidad característica es semejante a la individualidad característica del
medicamento”
En resumen, homeopatía es semejanza entre los síntomas y signos que expresa
el enfermo y los síntomas y signos encontrados cuando se experimentan los
medicamentos en el ser humano sano. Sin esta semejanza no hay homeopatía.
Homeopatía, no es causalidad. Si tenemos una gripa llorona como la descrita
arriba y usamos allium cepa para tratarla, no se puede decir que la cebolla produjo
la gripa, sino que los síntomas encontrados cuando experimentamos la cebolla
son semejantes a los síntomas descritos por el enfermo con la especie de gripa.
Patogenesia
Patogenesia, es la experimentación en el ser humano sano de las sustancias
medicamentosas potentizadas. Hahnemann, experimento en su vida más de 100
sustancias medicamentosas con un grupo de colaboradores. Es bien conocido el
episodio ocurrido a Hahnemann cuando traduciendo la obra de Cullen se da
cuenta que los síntomas que experimentan las personas que se intoxicaban con
quina eran similares a los síntomas que presentan las personas que padecen
malaria y él y varios colaboradores, experimentando la quina o china vuelven a
reproducir todo el cuadro de la malaria.
En el Organon del arte de Curar, se dan todas las recomendaciones necesarias
para efectuar una patogenesia y nos agrega que cada sustancia ya sea de origen
mineral, vegetal o animal tiene una (3) “acción peculiar sobre la constitución
humana, que otros medicamentos de diferente clase no producen exactamente de
la misma manera”
Hahnemann es enfático en proponer que la experimentación o investigación de los
medicamentos o sustancias medicinales se realice en personas sanas y de ambos
sexos porque sería poco comprensible o difícil distinguir los síntomas que produce
el medicamento de los de la enfermedad que padece el enfermo y en el parágrafo
108 nos dice (2): “ no hay ninguna otra forma de conocer los efectos particulares
del medicamento sobre el estado de salud de la persona y ninguna otra forma más
segura ni natural para alcanzar este fin, que administrar los diferentes
medicamentos en cantidad moderada, en forma de prueba a personas sanas. De
este modo se puede averiguar qué cambios, síntomas y signos producen sobre la
salud del cuerpo y el alma, es decir qué elementos morbosos son capaces de
reproducir. Como se puede ver, toda la fuerza curativa de los medicamentos
reside en el poder que poseen de modificar el estado de salud de una persona
sana y surge de la observación de ésta.”
Dentro de las patogenesias, también se recogen síntomas que han sido
experimentados accidentalmente cuando las personas se intoxican con dicha
sustancia y también se nutre de las experiencias clínicas cuando se utiliza el
medicamento y el medicamento muestra capacidad de curar el síntoma.
En la homeopatía, un medicamento es tal, cuando es capaz de alterar el estado de
salud de la persona sana en sus sensaciones y funciones. A través de esta
metodología, se han experimentado sustancias de uso común en los hogares
como la sal (natrum muriaticum) resultando un medicamento, que antes era
desconocido, con grandes usos terapéuticos dentro de la homeopatía.
Los Medicamentos y la Materia Médica
Todas las sustancias o medicamentos experimentados en el ser humano sano
(hombres y mujeres) reproducen un esquema de posibilidades terapéuticas
expresado en síntomas que se pueden dividir en mentales, generales y
particulares que son propios para cada sustancia experimentada, y esto queda
claro en el parágrafo 118 del Organon (2): “cada medicamento ejerce sobre el
cuerpo humano una acción especial que no puede ser provocada de la misma
manera por ningún otro medicamento”. Ahora bien, esta sintomatología
experimentada se nutre también de los efectos toxicológicos de los medicamentos
y de las experiencias clínicas que se van acumulando cuando se da el
medicamento y este cura determinados síntomas. De esta manera, se va
formando todo un cuerpo de medicamentos con su capacidad de producir
alteraciones en las sensaciones y las funciones cuya suma va conformando lo que
se llama la Materia Médica homeopática.
La primera materia médica fue la de Hahnemann que fue desarrollada por la
experimentación de alrededor de 65 medicamentos que él mismo experimento con
la colaboración de varios allegados
Los medicamentos en homeopatía pueden ser según su origen:
• Minerales: como el azufre (sulphur), o el fosforo (phosphorus), o el cobre
(cuprum), o el zinc (zincum), plomo (plumbum), etc
• Vegetales: cebolla (allium cepa), ruda (ruta graveolens), opio (opium), pulsatila,
lycopodium, belladona, etc
• Animales: abeja (apis mellifica), lachesis, lac caninum, naja, sepia, tuberculina etc
• Y de secreciones humanas: carcinosinum, syphilinum,etc
Síntoma en homeopatía
Un síntoma es la expresión del desequilibrio de la energía vital, que puede ser en
las sensaciones o las funciones. Por definición, son patológicos y hacen sufrir al
enfermo o sus allegados o familiares. Para que el síntoma tenga mayor valor en
homeopatía debe estar modalizado, es decir debe tener una característica, algo
que lo personalice por ejemplo dolor de cabeza es un síntoma muy grande que
puede ser producido por muchos medicamentos, pero cuando se habla de dolor
de cabeza por exposición al sol que se inicia en la frente y luego se generaliza ya
puede ser asociado a solo unos pocos medicamentos que lo han producido
cuando ha sido experimentado.
En la actualidad existen más de dos mil medicamentos en homeopatía, por lo cual
es muy difícil tenerlos todos en la memoria. Con el fin de facilitar el encontrar el o
los medicamentos semejantes o similares a los síntomas que nos relata el
enfermo, se desarrolló el repertorio. Unos de los primeros colaboradores de
Hahnemann que sistematizaron los síntomas y los ordenaron fueron Jahr y
Boenninghause. En la actualidad la mayoría de los repertorios se basan en el que
desarrollo el Dr. James Tyler Kent.
El repertorio es un instrumento de gran uso por el homeópata, casi que sin él no
se puede hacer una homeopatía de calidad, y como su nombre lo dice es una
colección ordenada de todos los síntomas reportados en las experimentaciones y
en las experiencias clínicas, con los respectivos medicamentos que lo produjeron
o lo curaron.
En el parágrafo 83 del Organon Hahnemann nos dice (2): “la investigación
individualizada de un caso patológico requiere solamente del médico falta de
prejuicio y sentido común, atención en la observación y fidelidad al registrar el
cuadro de la enfermedad…” y en el parágrafo siguiente nos advierte (2):
“…escribe todo con las mismas expresiones que utilizan el enfermo y sus
allegados…”. El médico no puede por tanto interpretar el síntoma y mucho menos
inventarlo cuando no existe.
El síntoma en la medicina regular u alopática como lo dice el Dr. Eugenio
Candegabe (6) “es un fenómeno revelador de una enfermedad”, en cambio en
homeopatía (6) “una señal, un indicio de algo que está sucediendo….en la
totalidad de un individuo concreto”. Mientras que en la alopatía el síntoma me lleva
a sospechar una enfermedad o enfermedades (diagnóstico), en la homeopatía
orienta hacia el medicamento (tratamiento) y esto es claro en el parágrafo 7 del
Organon (3): “….deben ser solo los síntomas, a través de los cuales una
enfermedad pide el medicamento adecuado para su ayuda…De este modo la
totalidad de sus síntomas, este cuadro de la esencia interior de la enfermedad que
se refleja hacia el exterior, es decir el padecimiento del poder vital, debe ser lo
principal o lo único a través de lo que una enfermedad puede dar a conocer que
medicamento necesita…”

Principio del medicamento único y la dosis infinitesimal


Así como Hahnemann en el Organon, nos advierte sobre la necesidad de
experimentar las sustancias medicinales en las personas sanas, pues esto evita
que se confundan los síntomas del enfermo con los síntomas producidos por el
medicamento, también nos dejó claro que es necesario experimentar las
sustancias empleándose cada sustancia completamente sola y perfectamente
pura ya que en esto radica la cualidad de poder conocer su capacidad de alterar la
salud en forma diferente y de poder utilizarse como medicamento homeopático.
Como la patogenesia es realizada con medicamento único y de acuerdo con la ley
de semejanza y con el criterio de unidad organismo-fuerza vital, se desprende que
la tarea del médico homeópata es trazar el cuadro de la enfermedad expresado a
través de los síntomas peculiares y encontrar dentro de los medicamentos
experimentados (patogenesia), el más semejante al cuadro trazado de la
enfermedad. Esto es, en la homeopatía unicista, siempre se usa un solo
medicamento por vez y esto es un principio homeopático.
De otro lado muchas sustancias medicinales usadas en homeopatía, como el
arsénico, el plomo, el acónito, la belladona y la cicuta, entre otras, son tóxicos
como tales y por supuesto su experimentación así no podría realizarse.
Viendo esto, Hahnemann descubre y describe, una manera de potentizar el poder
de las sustancias medicinales que se ha llamado dinamización. El describe dos
escalas de dinamización: la centesimal (CH) y la cincuenta,milesimal (LM).
Dinamización es dilución más sucusión. Sucusión son golpes o fricciones. Los
golpes se realizan, sobre una superficie firme y dura como un libro grueso, y se
dan al medicamento diluido para que impregne todo el líquido. La dilución en la
escala centesimal es de 1 en 100. De esta manera, encontró Hahnemann que se
descubría más fácilmente el poder morbífico de las sustancias medicinales y se
podían experimentar las sustancias aun siendo estas tóxicas, como ya se ha
mencionado.
Un ejemplo: se necesita preparar café (coffea cruda) como medicamento
homeopático en la escala centesimal. Lo primero que se prepara es lo que se
llama la sustancia madre, que se obtiene a partir de la trituración de la planta,
obteniéndose un zumo que se guarda en una mezcla con un alcohol de 96º. A
partir de aquí (sustancia madre) se prepara la sustancia potentizada. La 1CH de
coffea: 1 gota de sustancia madre y 99 gotas de agua alcoholizada al 5%, a esto
se le dan 100 golpes secos (sucusión) y se rotula el frasco como 1CH. La 2CH: 1
gota de 1CH, más 99 gotas de agua alcoholizada, más 100 golpes y así hacia el
infinito.
A partir de la 14CH, por ningún método conocido en la actualidad, se logra
demostrar presencia de sustancia como tal en la preparación y sin embargo los
medicamentos siguen presentando efectos. Las patogenesias, por ejemplo, se
realizan con la sustancia potentizada a la 30CH. Los homeópatas utilizamos
dinamizaciones a la 200CH, 1000CH, 10000CH, etc. Esto es lo que se denomina,
principio de la dosis infinitesimal.
El principio de la dosis infinitesimal además, como se ha descrito, que posibilita la
experimentación de sustancias toxicas en el ser humano sano, ha logrado poner al
descubierto el poder medicinal de sustancias que antes no se consideraban
medicamentos como es el caso de la sal común (natrum muriaticum) o del
arsénico y muchos otros.
La otra forma de sucusión que es la fricción, se utiliza cuando se preparan
sustancias no solubles en agua como los metales (hierro, cobre, etc) y otras. En
este caso se utiliza el azúcar de leche (lactosa) y mediante fricciones se logra que
éste se diluya e impregne la lactosa hasta que se haga posible la dilución en agua.
Hahnemann describe bien el procedimiento en el Organon.

Los miasmas
Cuando Hahnemann comenzó a tratar a los enfermos, con el tiempo observó, que
los cuadros clínicos se repetían con bastante frecuencia. Hay una fuente de
preocupación en ello porque él mismo había postulado que la curación debía ser
suave y duradera. Por 12 años estudia la historia de la medicina y revisa historias
clínicas y como resultado de ello postula la existencia de los miasmas como la
causa de las enfermedades crónicas en 1827. El término miasma se relaciona con
las emanaciones u olores que salen de los pantanos y como emanación tiene el
poder de producir enfermedad de una manera dinámica, como un contagio.
Hahnemann describe 3 miasmas: dos venéreos (sífilis y sicosis) y uno no venéreo
o Psora al que consideró el más importante, antiguo, arraigado en el género
humano y productor de la mayoría de las enfermedades no venéreas conocidas.
Los miasmas, según la teoría homeopática, tienen un carácter eminentemente
contagioso y dinámico.
No se trata aquí de hacer una explicación profunda de la teoría miasmática, sino
de informar que esta fue una de las contribuciones teóricas de Hahnemann a la
homeopatía y su importancia radica en que permite comprender, al homeópata,
por qué no se deben tratar solo las explosiones mórbidas pasajeras de la Fuerza
vital (enfermedades agudas), sino que se debe investigar toda la historia
biopatográfica o de vida del enfermo para poder observar cuales han sido los
modos de adaptación inadecuados ante los estímulos que le presenta la vida o la
forma o las formas como se enferma y así poder adaptar el medicamento que más
se asemeje a la totalidad de los síntomas que durante el transcurso de la vida ha
desarrollado el enfermo y que en la actualidad todavía presenta.
Según el Dr. Candegabe, los miasmas son (6) “el fundamento dinámico de las
enfermedades y según sea la dirección, el ritmo vital resultante podrá producir
disfunciones (tendencia psórica), crecimientos anormales de los tejidos (hipertrofia
propia de la tendencia sycótica) o su destrucción (atrofia característica de la
tendencia sifilítica)”
En el parágrafo 20 del Tratado de las Enfermedades Crónicas Hahnemann nos
dice (3): “el hecho de que los males crónicos no venéreos, tratados
homeopáticamente incluso de la mejor manera con los medicamentos probados
hasta el momento, reaparecieran, no obstante, luego de haber sido eliminados
repetidamente y que renacieran siempre bajo una forma más o menos modificada
y provistos de nuevos síntomas,….. ésta observación fue la primera circunstancia
que me llevó a pensar que, en los males de este género, e incluso en todos los
casos de enfermedades crónicas (no venéreas), el médico no sólo tiene que tomar
en cuenta la manifestación de la enfermedad visible, que no debe considerarla o
curarla como una enfermedad aparte…..” y en el parágrafo 23 (3) “estas
circunstancias, junto con el hecho constatado por innumerables observaciones de
médicos……, de que la desaparición de la piel de la erupción sarnosa, sea por un
mal arte, sea por otra causa distinta, había estado seguida….. por padecimientos
crónicos de síntomas semejantes o iguales “ y a este padecimiento dinámico
Hahnemann lo llamo Psora (enfermedad sarnosa interna con o sin erupción
cutánea).
Hablando desde la visión homeopática, el médico no puede tratar las diferentes
manifestaciones de enfermedad del enfermo (por ejemplo hipertensión, gastritis,
asma, etc) como si se tratasen de enfermedades diferentes, sino que debe
reconocer que en el fondo hay una tendencia dada por una influencia morbífica
llamada miasma crónico que puede originar todas esas formas o maneras de
enfermar y que su tratamiento se debe basar en todos los síntomas que en la vida
ha presentado el enfermo y no sólo en los de la actualidad.

Supresión
Hahnemann en el parágrafo 201 del Organon nos explica (3):” si el poder vital
humano está afectado por una enfermedad crónica que no puede superar por sus
propios medios, se resuelve evidentemente desarrollando una dolencia localizada
(en forma instintiva) en alguna parte externa (erupción de la sarna, chancro,
condilomas)…. De este modo la presencia de la dolencia localizada calma
inicialmente a la enfermedad interna…..pero el padecimiento interno aumenta
paulatinamente” y en el parágrafo 204 (2): “ todos estos miasmas ya están en todo
el organismo y lo han penetrado en todas su partes antes de que se presente el
primer síntoma suplente localizado primario…… si a estos miasmas se les quitan,
mediante remedios externos, los síntomas localizados que los sustituyen y que
mitigan la dolencia generalizada interna, entonces tarde o temprano la naturaleza
poderosa los hará desarrollar y estallar, distribuyendo la desgracia sin nombre, la
increíble cantidad de enfermedades crónicas que han torturado a la humanidad
desde hace milenios….”
Desde la concepción alopática por ejemplo se trata a un ser humano por verrugas
cauterizándolas y éste posteriormente desarrolla por ejemplo un asma (sin que
antes la padeciera), esto no se liga, no está relacionado. Sin embargo, desde la
concepción homeopática si se establece una relación clara y a esto es lo que se
llama supresión.
Supresión, es pues, la internalización de la enfermedad que presentaba un
síntoma externo (verruga como en el caso anterior) que es eliminado mediante
procedimientos externos (cauterización), originando la aparición de dolencias o
inflamaciones en órganos internos más vitales para la vida (pulmón), teniendo en
cuenta el contexto de la historia de vida. El homeópata no puede pues recomendar
el uso de lociones, o cauterizaciones para el tratamiento de las enfermedades de
la piel, sino que debe tomar todos los síntomas que presenta el enfermo
incluyendo los de la piel y encontrar el medicamento que más se asemeja al
cuadro trazado de la enfermedad, sabiendo que estos son una manifestación de
algo que ocurre en el interior y que muy posiblemente está relacionado con un
miasma crónico.
Supresión es también, cuando estoy tratando un enfermo (a) por ejemplo con
dolores articulares con cualquier método terapéutico y estos dolores desaparecen
pero el enfermo (a) no mejora su estado de ánimo, su vitalidad disminuye o su
temperamento empeora, desde la concepción homeopática, se puede decir que se
está suprimiendo al enfermo y hay que reevaluar el tratamiento.
Es claro, que supresión se puede realizar con cualquier método terapéutico ya sea
alopático, homeopático, o natural. Lo que todo homeópata busca o debe buscar
cuando realiza un tratamiento del enfermo (a) es mejorar primero en general su
condición de ser, es decir promover cambios en su estado de ánimo para
relacionarse de manera distinta con lo que lo rodea. Por ejemplo un niño (a) con
fiebre alta que además está con llanto con deseos de compañía y que lo carguen y
sin sed y sin apetito lo que uno debería promover con el medicamento
homeopático es que se sienta tranquilo, disminuya su llanto y comience a desear
líquidos aunque todavía presente fiebre. Cuando se da un medicamento
homeopático no se van a curar síntomas, se va a actuar sobre un desequilibrio
energético de la Energía Vital, que se manifiesta a través de síntomas y son estos
la guía para el tratamiento y el seguimiento del enfermo. Por ejemplo, en el caso
del niño con fiebre, no podemos decir desde el punto de vista homeopático, que el
niño esté enfermo de fiebre, sino que posee un desequilibrio energético que se
manifiesta con fiebre, llanto, deseo de compañía, y sin sed, entre otros síntomas.

La ley de curación
Aunque Hahnemann ya había esbozado en toda su obra las bases de la ley de
curación, es otro gran Homeópata, Constantin Hering, quien enuncia de manera
clara y ordenada los postulados de esta ley y por esto se le atribuye su autoría
Los postulados son:
• La curación se realiza de arriba hacia abajo
• De dentro hacia afuera
• De los órganos vitales a los menos vitales
• Las enfermedades retornan en el orden inverso al de su aparición en la historia del
enfermo
• Los síntomas de estas enfermedades, cuando retornan, deben aparecer en el
mismo orden en que aparecieron en el momento en el que el paciente las padeció.
Esta ley es muy importante para el homeópata ya que guía su camino en el
tratamiento del enfermo.
La curación se realiza de arriba hacia abajo, significa en el plano físico que la
curación se realiza en sentido centrífugo de la cabeza a los pies y esto es válido
también en el plano mental donde primero se debe sentir y expresar la mejoría del
enfermo.
James Tyler Kent ilustra los siguientes enunciados de la siguiente manera (7):
“lo más interno del hombre está constituido por la voluntad, el entendimiento y la
memoria y esto se extiende hacia al exterior a través del organismo físico general.
Esta idea se relaciona con la dirección de los síntomas (de lo más interno hacia lo
más externo)…Poco hay de esta ley (de curación) en la literatura homeopática,
excepto la observación de que los síntomas van de arriba hacia las extremidades
y que aparecen erupciones sobre la piel y descargas de las membranas mucosas
o úlceras sobre las piernas cuando desaparecen los síntomas internos” y más
adelante continúa (7): “cuando en pacientes medicados que tenían trastornos
gástricos, aparecen síntomas mentales, hay que antidotar la prescripción
inmediatamente. Cuando ocurre lo contrario se está en el sentido de la curación”

BIBLIOGRAFÍA
1. Ferrater J. Diccionario de Filosofía. Madrid: Alianza Editorial, 1979

2. Pirra, R. Organon del arte de curar: en búsqueda del pensamiento original


de Hahnemann. Buenos Aires: RGP ediciones, 2008
3. Hahnemann, S. Organon de la Medicina. México, D. F.: Editorial Porrua,
S.A., 1992

4. Hahnemann, S. Las Enfermedades crónicas, su naturaleza peculiar y su


curación homeopática. Buenos aires: Ediciones Tomás P. Paschero, 1999

5. Paschero, T. Homeopatía. Buenos Aires: Editorial El Ateneo, 1991

6. Candegabe, M. Deschamps, Ida. Bases y Fundamentos de la doctrina y la


clínica médica Homeopáticas. Buenos Aires: Editorial Kier, 2002

7. Kent, J. Escritos menores. Aforismos y Preceptos. Buenos Aires: Editorial


Albatros, 1990.

8. Clarke, J. El Prescriptor. New Delhi: Editorial B. Jain Publishers (P) Ltd.,


2009

9. Granja, L. Ortodoxia Homeopática. Quito: Imprenta V&M, 2010

MEDICINA TRADICIONAL CHINA Y ACUPUNTURA

Jesus Diaz
Medico y Cirujano, Especialista en Auditoria y Gerencia de servicios de salud,
Diplomado en medicina tradicional china y Acupuntura Universidad de Antioquia

1. Que es Acupuntura China


Es una rama de la Medicina Tradicional China que ya se practicaba en épocas
remotas. El término (del latín acus, aguja y puntura, punzada), acuñado por los
Jesuitas misioneros que visitaron la china en el siglo XVII Y describieron el
método.1
Este procedimiento consiste en la introducción de agujas metálicas en ciertos
puntos de la piel situados en ligares precisos y determinados, ubicados en líneas
cutáneas denominadas mediríamos que según la concepción China, corresponden
a los vasos (chings) que conducen un fluido que denominan Qi y que en occidente
se traduce como Energía. Su origen se remonta a la época del emperador
Shennong o emperador rojo que existió 3000 años A.C., llamado el legendario
señor ancestral de la farmacología china Quien poseía la facultad clarividente de
ver la energía y describió los trayectos de estos canales y los lugares donde se
concentraba la energía, colocando nombre a cada uno de estos, los llamados
resonadores.1

2. La visión del mundo de los antiguos Chinos.


Percibían a los seres humanos como un microcosmos del universo que nos rodea,
influenciados por las mismas fuerzas primitivas que motivan al macrocosmos. Se
imaginaban a sí mismos como parte de un todo no dividido llamado TAO en
donde el Qi, una sustancia o fuerza que anima la vida y que la simboliza en todas
sus formas: pensamientos y emociones, tejidos y sangre, vida interior y expresión
externa. Dentro de esta visión, lo sutil, efímero e invisible, era tan significativo
como lo visto, palpado y medido y cuidar el espíritu humano era tan importante
como cuidar de la estructura porque no estaban separados.2

3. Filosofía Taoísta:
El propósito de la Medicina Tradicional China es proteger la vida humana,
preservando las condiciones dentro de las cuales se desarrolla. Cada uno de
nosotros es representado como un ecosistema, así como la vida dentro de el. El
equilibrio de fuerzas dentro de nosotros, (Yin-Yang, Calor-Frio, Sangre- Qi)
determina nuestro clima interno, nuestra salud o enfermedad.2

4. Fuentes.
Desde hace 2.000 años con la teoría del yin y del yang y la de los cinco
elementos, sumado a las experiencias médicas anteriores, se conformó el libro
NEI JING (tratado de lo interno) que se compone de 2 grandes capítulos:
El So wen que se encarga de la filosofía y la cosmovisión China y el Ling shu que
se concentra en la parte práctica del tratamiento médico.
Se habla de 3 emperadores míticos o celestes:
Fu Shi, el emperador blanco, padre del famoso “ IChing” o libro del cambio, de la
mutación o del oráculo.
Shennong o emperador rojo al que se atribuye la descripción de las propiedades
medicinales de las planta. Se dice que fue El que desarrolló la agricultura.
También fue el que describió el trayecto de los canales energéticos. Cuenta la
historia que podía ver el movimiento de sus propias energías.
Huang Di o emperador amarillo el que describió los conceptos” médicos,”
transmitió el NeiJing, el cual está dividido en dos partes: So Wen y LingShu.1

La farmacología y la medicina tradicional china, incluida la acupuntura y la


moxibustión, son la expresión de infinidad de acontecimientos humanos y
experiencias acumuladas por el pueblo chino en su larga lucha contra la
enfermedad, conocimientos que dado su aporte valioso en el mantenimiento de las
condiciones favorables de las personas, la prevención demostrada en muchas
enfermedades y la recuperación de la salud, han trascendido los límites
geográficos de un pueblo para convertirse en una herramienta universal con un
amplio sistema teórico relativamente completo, que sirve de guía en el desarrollo
de su práctica.1

El pensamiento chino concebía al mundo como un todo en donde el hombre se


considera parte integrante de la naturaleza y un intermediario entre el cielo y la
tierra y es responsable de preservar la armonía universal. Entre el hombre y la
naturaleza se ejerce una acción recíproca, de forma que la verdadera sabiduría
consistirá en interrogar a las cosas, en observar los fenómenos y en interpretarlos
como signos que interesan a todo el UNIVERSO. Ningún hecho tiene sentido si se
toma aisladamente cada ser, cada cosa, pues el universo es un todo orgánico
cuyos elementos son independientes. La realidad objetiva se funda en estas
relaciones de las cosas y de su cohesión resulta la ARMONIA UNIVERSAL.
El hombre tiene acceso al conocimiento de esa realidad a través de la
observación. Efectivamente, el pensamiento chino es fruto de una gran capacidad
de observación y el lenguaje, que es, sin duda, gran revelador de la estructura y
mecanismos de un modo de pensar, así nos lo confirma. Los textos antiguos nos
sorprenden por la inmensa variedad y riqueza del vocabulario descriptivo. Las
lenguas occidentales tendrían que recurrir a un sin fin de adjetivos para expresar
estas ideas, disociando así el objetivo de sus características, mientras que la
lengua china lo hace con un solo vocablo, constituyendo así un lenguaje
totalmente descriptivo.
En este cosmos armónico existe algo INVARIABLE y que preside todas las
mutaciones incesantes; fue designado por los chinos por la palabra TAO: “Una vez
Inn, una vez Yang, eso es el TAO”.
Su significado según las distintas corrientes de pensamiento fue diferente. En el
contexto confuciano es, sobre todo, ético: Tomado en un sentido absoluto designa
el bien, lo verdadero, la armonía perfecta entre todas las virtudes.
En los textos de carácter metafísico se define como el movimiento cuya unidad él
funda; “Una vez Inn, una vez Yang”, como se citaba anteriormente.
El intento de lograr esa armonía universal se canalizó en el pensamiento chino a
través de dos filosofías, bien diferentes en forma y contenido, si bien ambas
tuvieron gran influencia en la vida cotidiana y política: el confucionismo y el
taoísmo.
Para Confucio la armonía universal quedaría plasmada entre el hombre y la
sociedad; existiendo una armonía entre ambos, quedaría asegurado un “orden”,
que como fácilmente se deduce constituye un “orden social”. Confucio concibe al
hombre como ente social y el intento de sus enseñanzas ira dirigido a establecer
un modelo perfecto de sociedad en el que la armonía queda asegurada por cinco
relaciones sociales: Entre soberano – súbdito, entre padre e hijo, entre hermano
mayor y menor, entre esposo – esposa, entre amigo – amigo. La importancia que
en este sistema se concedía a los ritos, expresión formal de esas relaciones y su
conocimiento es fundamental.
Confucio confiere al TAO el significado primitivo que tenía de “via” o “camino”,
camino que los hombres deben de seguir para alcanzar la felicidad, camino que
contiene el código ético del individuo.
Pero quienes asumieron el concepto de TAO amplia y extensamente e hicieron de
él el eje de su pensamiento fueron los taoístas, de donde naturalmente, adoptaron
el nombre. El fundador de esta filosofía y a quien se atribuye su escrito mas
relevante, el TAO TE KIN fue Lao Tse.
Para el taoísmo, el TAO es un ABSOLUTO COSMICO y la REALIDAD, nuestra
realidad, no es más que manifestación del TAO, realidad que es alternativamente
Inn, alternativamente Yang, así se forman las apariencias sensibles, por
mutaciones incesantes. TAO es el regulador de ese movimiento, es también el
lugar donde se realizan esos cambios, esos “retornos” perpetuos de un extremo a
otro:
“el TAO es como un recipiente hueco, parece ser el manantial de donde brotan
todas las cosas y sin embargo, en su profundidad permanece eternamente”.
“hay algo natural y perfecto, existente antes que el cielo y la tierra, inmóvil e
insondable, permanece solo y sin modificación, está en todas partes y nunca se
agota”3
(TAO TE KIN)

LA TEORIA DEL YIN-YANG


YIN-YANG es un concepto filosófico de la China antigua que designa una
concepción del mundo, a partir de la cual los antiguos chinos conocieron y
explicaron la naturaleza, dando lugar a la teoría yin-yang. Los dos términos
representan la parte sombreada y soleada de la montaña en donde la parte
expuesta al sol es el YANG y la parte que da la espalda al sol es el YIN, asi esta
concepción binaria se introdujo en todos los aspectos:
- El clima: frio – calor
- La orientación: arriba – abajo, derecha – izquierda, interior – exterior
- El estado de movimiento: actividad- reposo
- La luz: día – noche, etc
Y así la totalidad de los fenómenos y cosas observables, humanas o no, quedaron
clasificadas según los conceptos fundamentales de Yin o Yang.4

LA TEORIA DE LOS 5 ELEMENTOS


A partir de la observación de las 5 materias que componen la naturaleza (madera,
fuego, tierra, metal, agua) y observando sus procesos de cambio y sus
potencialidades fundamentales, se originó La teoría WU XING ( Wu: cinco; Xing:
movimientos/procesos), es la teoría de los cinco elementos, también llamada
teoría de los cinco movimientos. Esta teoría sostiene que “todas las cosas y
fenómenos del universo no están aisladas ni inmóviles y son el resultado de los
movimientos y mutaciones de las cinco materias fundamentales”
Aplicando esta teoría al ser humano, se considera que los 5 órganos pertenecen
respectivamente a los 5 elementos, dado que el hígado controla la expansión,
pertenece a la madera; el corazón que tiene como función calentar , pertenece al
fuego; el bazo controla el transporte y la transformación, pertenece a la tierra; el
pulmón posee como función la purificación, pertenece al metal; el riñón controla
los líquidos y pertenece al agua.4

Las premisas fundamentales bajo las cuales se desarrolla La M T Ch son:


• En su origen no es una medicina.
• Sí es una tradición transmitida minuciosamente, pero no en el sentido de
costumbrismo, sino de transmisión de conceptos universales.
• No es específicamente China dada su antigüedad( se habla de más de 5 mil años)
se puede considerar referida a todo oriente.
• No tiene en principio, en los orígenes, una intención específicamente de medicina
para tratar enfermedades o tratar problemas, sino que es todo un tratado de cómo
vivir la vida.
• De esa concepción surge la idea de cómo prevenir la aparición de posibles
enfermedades.
• Ya muy cercano a nuestras épocas, surge de la misma concepción el modo de
tratar las enfermedades.
• El hombre de la alta antigüedad tenía un conocimiento bastante extenso del
universo y llega a la visión de que el hombre es también un universo.
• Surge un planteamiento de cómo un universo perdura o como un universo puede
convivir en el seno de otro universo. De ahí que aparece la idea de macrocosmos
(como cosmos general) y al hombre se lo considera como un microcosmos.
• Aparece en la tradición, la concepción del hombre como entidad de luz, es un
emisor de luz en la gama de los infra-rojos, es un cuerpo caliente, depende en el
desarrollo de los procesos vitales de la luz del sol.
• La naturaleza corpuscular de la luz conocida hoy, corresponde con lo que la
tradición antigua define como yin y la naturaleza ondulatoria de la luz se
correspondería con la naturaleza del yang y la conjunción de la onda partícula,
constituiría lo que definimos básicamente como DAO
ACCIONES DE LA MEDICINA TRADICIONAL CHINA ANTE LA ENFERMEDAD
1. Camino de perfección: actuar sobre el canal de TouMay. la primera acción sobre
cualquier forma de enfermar, o sobre, “el enfermar”, reside en recuperar nuestra
capacidad, nuestra idea, nuestra concepción de especie como una entidad
permanente y eterna. En consecuencia, disponemos de una estructura energética
sobre la que podemos actuar ante cualquier enfermedad. El canal de toumai, a
través del qigong, a través del mensaje, a través de la puntura, o a través de la
moxibustión.
2. Seguir las leyes del Dao: Moxa en resonadores Dao, Si antes la perfección estaba
recogida en el TouMai, ¿Cuál sería el camino del Dao? La idea del Dao la vamos
a recoger en los resonadores Dao, cinco resonadores: -El agua es el alimento por
excelencia y el estómago es quien la recoge: 28E: SHUIDAO: “el camino del agua
o la ruta del agua” -La vesícula biliar, como entraña extraordinaria, tiene la facultad
de desarrollar la decisión: 28VB: WEIDAO: “la ruta del a unión”. -El corazón es que
nos va a situar en el humor-amor adecuado: 4C: LINGDAO: “la ruta del espiritad”.-
En TouMai, en el camino de perfección: 11TM: SHENDAO: “la ruta divina” y 13TM:
TAODAO: “la vida de la mutación”.
3. Seguir la dinámica del Yin y del Yang: masaje pinzado en los resonadores ting. La
siguiente referencia que no hace el neijing –so Wen es como adaptarse, como
plegarse o comportarse de acuerdo a la esencia del yin y del yang. Hay lugares en
nuestro cuerpo en los que podemos facilitar que el yin sea el yin y que el yang sea
el yang: resonadores ting, donde se produce la mutación de yin en yang y
viceversa. Y dentro de los resonadores ting, los de las manos son donde más
fácilmente se puede actuar para que el sujeto defina su naturaleza yin y yang.
4. Desarrollar las artes de la divinidad: Qigong en san jiao: de la forma, de la función,
en el canal y en He especial (39V) Quizás las artes de la divinidad a las que hace
mención en el so Wen sean las artes del soplo. Es decir, aquellas artes que
permiten mover y adaptar el soplo al universo en el que vivimos, que es un
universo curvo. En lo curvo el rozamiento es mínimo, en lo recto el rozamiento y el
choque es muy probable; en lo curvo se resbala, en lo recto se tropieza. Todos los
procesos naturales tienden a lo curvo, cualquier articulación es curva, reto es
golpe, impacto. Los troncos de los árboles son redondos, los arrecifes se pegan se
pliegan por las acciones del agua… las cosas no son rectas; pero nosotros
hacemos cosas rectas. Tenemos que evitar todo eso, y la mejor manera de
adaptarse en las artes de la divinidad es BUSCAR MOVIMIENTOS CURVOS,
espacios curvos. Dentro de las artes de la divinidad, el Qigong es el movimiento
que por excelencia nos envuelve en una práctica que se funde con la creación,
con el universo.
5. Regular el alimento: ayuno, quedarse con hambre y dieta de los sabores moxa
indirecta en 8RM(alimentación embrionaria) 9 RM (alimentación liquida) y 36E
(alimentación de masticación). A estas alturas de la humanidad, todavía no
sabemos cuál es la alimentación más saludable para el ser humano. Hay
diferentes formas de alimentarse: vegetariana, macrobiótica, carnívora, láctea,
ovo-láctea… todas tienen sus ventajas y todas tiene sus inconvenientes. También
hay épocas en las que el cuerpo pide más vegetales, más carne, más dulce. Lo
cierto es que en la vida biológica del ser, este pasa por tres periodos de
alimentación. Una alimentación embrionaria, en la que el aporte alimenticio lo da la
madre a través de la gran cocinera, la placenta, ella dice cual va a ser el menú del
bebe. Después, cuando perdemos a esa gran cocinera, nos hacemos
independientes y viene la segunda gran alimentación: la leche materna. La
glándula mamaria se convierte en una placenta, que va fabricando la leche que
mejor se ajusta a ese bebe. Cuando nos salen los dientes, la placenta es la
creación, el universo. La liebre, la lechuga… todo puede ser, pero todo también
puede no ser. En este momento ya hay que decidir que comer y en que cantidad.
Lo único que podemos decir con seguridad es que el mejor alimento es el AYUNO.
Es un menú poco difícil de llevar, porque algunos cuando se acostumbran y ya lo
tiene casi dominado, se mueren. Pero es incluso posible hacerlo de forma
permanente.
6. Regular el sueño: de 6 a 7 horas masaje en 6R en tonificación y en 62V en
dispersión. El sueño es un alimento importante. Podemos observar en el niño,
cuando duerme bien, normalmente come bien y normalmente esta sano. Son lo
dos parámetros que usamos para ver la salud de un niño, en primera estancia. No
hay que olvidar preguntar -en toda historia clínica- por la calidad del sueño, si es
reparador o no. Y hay que darle la importancia que tiene. Si el paciente no duerme
lo suficiente o no tiene un sueño reparador, podemos regularlo a través del
masaje en tonificación del 6R y en dispersión del 62V. para tonificar apretamos
puntualmente. Para dispersar apretamos y giramos en sentido anti horario.
7. Organización de la actividad: vivir en lo imprescindible, esfuerzo vocacional y
masaje en 41 VB. Cada uno tiene su forma de organizarse, en teoría. Pero vemos
que el famoso estrés es un problema cotidiano y continuo; y la mayoría de veces
el estrés se produce porque:
-No hay una organización adecuada de los ritmos.
-No hay una vocación definida por parte de la persona.6
BIBLIOGRAFIA
1. Padilla j.l. TRATADO DE SANACION EN EL ARTE DEL SOPLO. Ed Escuela
Neijing. 1999
2. Bienfield H, Korngold E. ENTRE EL CIELO Y LA TIERRA. los cinco elementos en
la medicina china. Ed La liebre de marzo 1ª. Ed. Barcelona; 1999.446 p.
3. Padilla j.l. FISIOPATOLOGIA Y TRATAMIENTO en medicina tradicional china. Ed
Escuela Neijing. 1985
4. Ted J. Kaptchuk. MEDICINA CHINA, Una trama sin tejedor. 1ª. Ed. Barcelona;
1995. 297p
5. Sussman d.j. ACUPUNTURA teoría y práctica. Ed Kier. 2005. Buenos Aires
6. Padilla j.l. SISTEMAS DE REGULACION ENERGETICA en medicina tradicional
china. Ed Escuela Neijing. 2005.

PRAXIS VERTEBRAL
Clara Inés Córdoba Llanos
MD, Especialista en Medicina Deportiva, Terapeuta Neural Universidad del Cauca
y Praxis vertebral.

INTRODUCCIÓN
Uno de los principios de la praxis vertebral es que la estructura medular vertebral
participa, por vía refleja, de la regencia de las funciones del organismo. En este
sentido, se considera que las alteraciones estructurales de la columna vertebral y
sus repercusiones sobre las raíces nerviosas constituyen la causa física de
innumerables enfermedades. Ello no excluye que el ser humano como unidad
compleja, también puede ser influenciado por factores ambientales, psicológicos y
anímicos.
Para el aprendiz, esos fundamentos deben convertirse en simientes de
reflexiones, de observación, de estudio y de investigación, pues en ello se basa el
arte de la cura.
El conocimiento de la relación entre el aspecto estructural de la médula y de la
columna y la anatomía y función de los sistemas, órganos y tejidos, nos lleva por
caminos insospechados y permite la cura de dolencias que padece el ser humano.
Por ello, para realizar un abordaje diagnóstico correcto y colaborar en la
restauración de la salud, no nos podemos restringir a tratar sus órganos, es
importante revisar la columna vertebral, la distribución segmentaria de sus nervios
y vasos sanguíneos, indagar por estados anímicos, psíquicos y medio ambientales
entre otros.
La praxis vertebral busca y considera los procesos patológicos en su conjunto y la
relación que existe entre ellos. También hay que verificar si presenta
deformaciones en la columna tipo cifosis, escoliosis, vicios de postura, o
traumatismos, entre otros. En praxis se busca corregir las rotaciones vertebrales y
las desviaciones de la columna vertebral como principio básico.
El ser humano es un microcosmos dentro de un macrocosmos. Las leyes que
rigen los planetas y las galaxias también rigen los órganos, las células y los
átomos del cuerpo. El curador se relaciona con esas leyes de armonía en sí
mismo, para luego reconocerlas en acción en el mundo y en los demás seres, y
convertirse en su colaborador. La praxis incluye el conocimiento tanto del equilibrio
de la columna vertebral como de la unidad vital del organismo, y tiene como
objetivo colaborar al ingreso de todo el ser en los ritmos de orden universal para el
cual fue creado. 1

BREVE HISTORIA DE LA PRAXIS VERTEBRAL


A pesar que existen algunas publicaciones modernas que tratan temas
relacionados, no se ha encontrado obras dedicadas exclusivamente a la praxis
vertebral. Sus fundamentos se encuentran en la medicina de tiempos pretéritos.
La praxis vertebral es, en esencia, una de las medicinas más antiguas de las que
se tiene conocimiento.
Se encuentran remotos orígenes de este antiquísimo arte en el periodeuta (Médico
viajante de la Grecia antigua) Quirón. Sin embargo, se cuenta que él lo aprendió
en cierta región del Tíbet y trataba las dolencias corrigiendo la columna vertebral.
Hipócrates (460-377 A. C.) también publicó tratados sobre terapéutica natural, y
entre ellos hay uno sobre fracturas óseas y referencias a la medicina refleja como
correctora de las patologías funcionales, orgánicas y funcionales producidas por
una mecánica vertebral defectuosa. Sus conocimientos igualmente nos remiten al
médico Quirón, quien en sus viajes a caballo, llevaba técnicas de cura a lugares
distantes, y llego hasta Asia Menor.
Yhom thanm Mnegom Po (médico y sacerdote) coincidió con la afirmación que
luego hiciera Hipócrates (padre de la Medicina) aseverando que en la columna
vertebral se encontraba la raíz de casi todas las enfermedades y replanteó un
concepto fundamental para el arte de curar: “consideremos al paciente y la
práctica médica como algo sagrado”. En el año 5 de la era cristiana, Yhom Thanm
Mnegon Po y el nepalés Danasla fundaron en el Tíbet, con otros 5 médicos, la
primera universidad de medicinas naturales, donde se enseñaban los principios de
la praxis vertebral. Danasla creó un importante tratado sobre la corrección de la
estructura vertebral defectuosa, pero fue el periodeuta Quirón quien, mucho antes
había llevado ese conocimiento a Nepal.
Conocimientos parciales de esa ciencia surgieron en diferentes épocas y en
diversas culturas, algunos más próximos a sus fundamentos, como los tratados
del médico árabe Abdul Kasis, conocido como Abicenas1.
La praxis de columna ha sido avalada científicamente en América y Europa,
encontró un desarrollo importante en la República Argentina, gracias al Dr
Pistacchia, quien corroboró la eficacia de dicho método con su tesis doctoral
titulada “La influencia de la Praxis vertebral lumbar en la artrosis de rodilla”,
fundando en el año 2000 el Centro de Estudios e Investigación Praxis Vertebral”2.
DEFINICIÓN3
La praxis vertebral es un método manual aplicado en la columna y en las
articulaciones, basado en una Técnica milenaria. Un método manual y natural para
la prevención y tratamiento de alteraciones articulares sin uso de medicamentos.
La misma es sumamente suave, no posee contraindicaciones desde el punto de
vista desarmonías en la salud, como tampoco de la edad del paciente. Desde
recién nacidos como ancianos reciben la misma con gran aceptación.

La diferencia con otras técnicas de manipulación de la columna es la manera de


movilizar las vértebras, con el fin de restablecer el posicionamiento vertebral.
FUNDAMENTOS GENERALES DE LA PRAXIS VERTEBRAL1,2
Son 33 las vértebras que conforman toda la columna. Por el interior de cada una
transcurre la médula espinal formada por un cordón cilíndrico donde pasan todos
los impulsos nerviosos que conectan el cerebro con todo el cuerpo. Todos estos
nervios entran y salen en forma milimétrica a lo largo de toda la columna para
gobernar gran parte del funcionamiento de nuestro organismo: levantar un brazo,
doblar una rodilla o regular funciones digestivas, urinarias o respiratorias entre
otras. Cualquier mínimo desplazamiento de alguna vértebra producido por caídas,
mala postura o un movimiento inadecuado puede traer trastornos en cualquier
lugar del cuerpo, incluso a nivel psíquico o emocional
En la Praxis Vertebral no se trata cada dolencia por separado, sino que se
consideran los procesos patológicos en su conjunto y la relación que existe entre
ellos. La columna en toda su longitud, desde la primera vértebra cervical, atlas,
hasta la última coccígea, está repartida hacia ambos lados por un manojo de vías
reflejas.
Para la correcta aplicación de la praxis vertebral es necesario conocer la anatomía
y la fisiología del cuerpo humano; en especial la distribución metamérica (Cada
segmento medular inerva un segmento del cuerpo, llamado metámera. Esta
división metamérica del sistema nervioso cobra especial importancia en la praxis
vertebral) del sistema nervioso y la relación entre las vértebras. En tanto es así, es
básico acoplar el conocimiento de la relación entre el orden estructural y el
funcionamiento del cuerpo humano y a través de su práctica lograr obtener la
armonía deseada.
El conocimiento brindado por la praxis vertebral, sostiene que las perturbaciones
de los órganos y tejidos son consecuencia de la pérdida del alineamiento de las
vértebras, siendo vital recordar lo delicadas que son las estructuras nerviosas
próximas a esa región y la importancia de los mecanismos del arco reflejo para el
desempeño correcto de órganos y glándulas. Pues se parte del principio que la
estructura medular vertebral participa, por vía refleja, de la regencia en las
funciones del organismo. Sobre esta base se considera que las alteraciones
estructurales de la columna vertebral y sus repercusiones sobre las raíces
nerviosas, constituyen la causa física de distintas enfermedades. Esto no excluye
la influencia de factores ambientales, psicológicos y anímicos, dado que el ser
humano es una entidad compleja.
Al constatarse que una alteración de la columna vertebral puede modificar una
función motora o sensitiva y que por medio de descargas continuas y anormales
de impulsos sensitivos sobre alguna región de la médula, se puede llegar a invertir
la conducción de impulsos nerviosos, es decir, hacer que los impulsos aferentes
se tornen eferentes y viceversa.
La técnica de la praxis vertebral debe ser una práctica precisa y no agresiva, que
sigue una corriente natural, restableciendo el orden. Teniendo en cuenta que en
ocasiones la manipulación de la vertebra puede generar dolor, ya que el terapeuta
actúa directamente sobre regiones sensibles. Pero actuando con técnica y
delicadeza se conseguirá amenizar el mecanismo del dolor.
Para abordar esta técnica se recomienda tener conocimiento y nociones de la
columna vertebral (segmentos y curvaturas que la componen, clasificación de las
vertebras según la región, anomalías de alineamiento, examen postural), del
sistema nervioso (divisiones, neurona, nervios craneales y espinales, arco reflejo,
metámeras, sistema nervioso autónomo), y las funciones que cumple cada órgano
y sistema del organismo humano, así como de la fisiología humana.
En la Praxis Vertebral, es posible no sólo comprender esos factores, sino
relacionarlos con la dinámica del cuerpo. La realización de un diagnóstico correcto
y el tratamiento para contribuir en la armonía de la salud del paciente, no se
restringe a tratar articulaciones u órganos; hay que tener en cuenta los otros
aspectos que hacen parte del mundo complejo del ser humano. Una vez realizada
una completa revisión de la historia de vida del paciente se puede concentrar la
atención en la columna vertebral y en la distribución segmentaria de nervios y
vasos sanguíneos, pues el sistema nervioso que es descomprimido por estas
maniobras produce una recomposición del flujo nervioso, revascularización
inmediata y restitución del tono muscular, entre otros.
CAUSAS DE LAS ENFERMEDADES2
a) Hereditarias: son afecciones o desviaciones de columna heredadas. Las
mismas deben ser detectadas por el médico, especialmente pediatra. Una rápida
detección, permite prevenir futuras complicaciones que pueda tener el paciente,
como por ejemplo las escoliosis y las cifosis.
b) Adquiridas: son aquellas afecciones producidas por distintas circunstancias a
partir del nacimiento. Entre estas podríamos diferenciar:
1) Los padecimientos producidos por accidentes, traumas, por ejemplo, un parto
dificultoso, una caída, etc.
2) Las enfermedades vertebrales en las que el factor determinante de su aparición
son los incorrectos hábitos posturales desarrollados en la Actividad de la Vida
Diaria (AVD). Por ejemplo alteraciones en la postura durante el trabajo; la que se
desarrolla durante los quehaceres domésticos, el hecho de realizar movimientos
bruscos e intempestivos como levantar objetos pesados sin precauciones
posturales.
3) Las afecciones producidas a partir de trastornos emocionales de origen
psíquico. Las llamadas psicosomáticas nos plantean un cambio de vida interior y
una nueva forma de pensar. Nuestra “rigidez mental” para cambiar actitudes frente
a la vida puede transmitirse también hacia las articulaciones y viceversa.

OBJETIVOS DE LA PRAXIS VERTEBRAL2


La Praxis Vertebral manual trata de reubicar las vértebras en el lugar adecuado en
una forma no agresiva buscando una respuesta orgánica y funcional auto-
reparadora, que permite recuperar, en un gran porcentaje, la armonía del cuerpo.
A través de la praxis se puede lograr:
1) Liberar de Adherencias.
2) Restaurar la función articular.
3) Normalizar el sistema vascular local.
4) Estiramiento dinámico de tejidos musculares y miofaciales del Huso
neuromuscular y el órgano tendinoso de Golgi, localizados en la musculatura
espinal profunda.
5) Romper el arco reflejo patológico por estimulación de centros del Sistema
Nervioso Central.
6) Dar alivio al paciente y activar la función auto reparadora del propio organismo.
MÉTODO2
En la práctica se realizan manipulaciones, no agresivas y armoniosas, utilizando
manos, dedos y codos para realinear cualquier desplazamiento vertebral tanto a
nivel cervical, dorsal, lumbar o sacro.

Se busca ampliar y separar los espacios comprimidos o pinzados entre cada


vértebra para mejorar tanto la circulación como así también la normal conducción
de los nervios emergentes.

Se consigue flexibilidad, alivio del dolor, recuperación de la postura erecta y


tonicidad muscular.

Algunas reacciones al aplicar praxis vertebral sobre un paciente se observa


distinto tipo de reacciones que reflejan el comienzo de un período de
reacomodación celular. Esto, corresponde a un rompimiento con los viejos hábitos
posturales y a una nueva línea de fuerza reimpuesta por la praxis. En algunos
casos el organismo se quejará ante este nuevo orden biomecánico intensificando
algunos dolores los primeros días, incorporando otras molestias que antes no
estaban y provocando una baja energética traducida en desgano, cansancio y
deseos de dormir.

Asimismo debemos agregar que hay organismos que no responden a este


tratamiento. En general los pacientes añosos sienten alivio al dolor y una gran
liberación en la marcha. También es posible que este tipo de pacientes tengan que
volver a tomar una sesión cada tres o cuatro meses, con el objeto de realizar un
mantenimiento o realineamiento de las zonas tratadas ya que tanto los esfuerzos
indebidos, las malas posturas o una enfermedad crónica como la artrosis,
requieren de estos reajustes periódicos.
Cabe mencionar que también se requiere de algunos elementos mínimos de uso
en la praxis vertebral, como son:
• Camilla de praxis vertebral, adaptada a las necesidades de la postura deseada
tanto del paciente como del terapeuta.
• Aceites, pomadas y cremas.
• Ambiente relajante (temperatura tibia, iluminado, calmo).
• Ropas (sabanas, frazadas, mantas, batas, almohadas y cojines.
CONTRAINDICACIONES2
En general, la Praxis Vertebral puede realizarse en cualquier etapa de la vida,
desde la infancia hasta la ancianidad. No presenta contraindicaciones importantes,
aún en los casos de osteoporosis o hernias de disco, y muy por el contrario los
libera de medicaciones que puedan traer efectos colaterales o reacciones
gástricas concomitantes.

Esta práctica manual abre también una posibilidad terapéutica, exenta de


reacciones secundarias, en aquellos pacientes que por razones de intolerancia
alérgica, digestiva o de cualquier otro origen no puedan realizar tratamiento
farmacológico de sus afecciones articulares.

Es importante señalar que pacientes con enfermedades terminales como el


cáncer, las llamadas autoinmunes y las lesiones cerebrales no pueden ser
tratadas con éste método.
CONSEJOS Y PREVENCIONES2
Los pacientes deben tener muy en cuenta la necesidad de encontrar profesionales
idóneos y responsables que sean capaces de realizar las manipulaciones
adoptando todas las medidas dentro de un marco legal.

Asimismo, es indispensable que un profesional médico realice una completa


indagación a cerca de la historia de vida de la persona para generar una
aproximación diagnóstica que sirva de base para la elección del tratamiento. La
praxis vertebral permite propiciar armonía en la salud de las personas, sin
embargo, es muy importante que se adopten hábitos en su vida diaria que puedan
ayudar a la prevención.
CONCLUSIÓN
En la Praxis Vertebral no se trata cada dolencia por separado, sino que se
consideran los procesos patológicos en su conjunto y la relación que existe entre
ellos.
El conocimiento brindado por la praxis vertebral, sostiene que las perturbaciones
de los órganos y tejidos son consecuencia de la pérdida del alineamiento de la
columna, producto de desplazamientos anteriores o rotaciones laterales de las
vértebras y por el compromiso de los discos intervertebrales.
Cuando en una persona se afecta la vía refleja (tercera función junto con la
función motora y sensitiva de los nervios) pueden aparecer alteraciones en
distintos órganos regulados por el Sistema Nervioso Autónomo. La vista, el oído,
el aparato respiratorio, el aparato digestivo, el aparato génito-urinario con un
sinnúmero de síntomas, son ejemplos de las consecuencias de las compresiones
de las raíces nerviosas; al igual que ciertas alteraciones biomecánicas humanas
como por ejemplo, alteraciones en los arcos del pie, pueden desencadenar una
serie de complicaciones a distancia como lumbalgias, lumbociatalgias y terminar
con la rectificación del cuello con síntomas cervicales y de los miembros
superiores.
La técnica de la praxis vertebral debe ser una práctica precisa y no agresiva, que
sigue una corriente natural, restableciendo el orden, generado por alguna
perturbación debida a dicho desalineamiento de la columna vertebral, con el
objetivo de restaurar primero los espacios intervertebrales. Los discos
intervertebrales recuperan su ubicación y las protrusiones y las hernias pueden
reducirse, desrotarse y corregir las dislocaciones y desplazamientos, corrigiendo
síntomas surgidos de la compresión de las raíces nerviosas.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

1. Campos J M, Domingos G. La medicina rescatada Introducción a la Praxis


Vertebralis. 1º Edición .Argentina: Ediciones Errepar S.A.; 1996.
2. Máspero M B. Blog de biomecánica vertebral aplicada - Praxis Vertebral -
Alineación Vertebral No Agresiva. 2014 [actualizado 06 mar 2014; citado 15 nov
2016]. En Artículos propios. Disponible en:
http://drmbmaspero.blogdiario.com/1394121122/praxis-vertebral-alineacion-
vertebral-no-agresiva/
3. Hernández G. Método Praxis Vertebral: Terapia Manual Estructural – Patologías
de columna vertebral y articulaciones-. Argentina. Plantilla Fantástico, S.A;
2016. [citado 15 nov 2016]. Disponible en:
http://glhpraxis.blogspot.com.co/