Вы находитесь на странице: 1из 10

Trabajo de Biología

¿Qué es el AND?
El ADN o ácido desoxirribonucleico es un polímero esencial para la vida, encontrado en
el interior de todas las células de los seres vivos y en el interior de la mayoría de los virus. Es
una proteína compleja, larga, en cuyo interior se almacena toda la información genética del
individuo, esto es, las instrucciones para la síntesis de todas las proteínas que componen su
organismo: podría decirse que contiene las instrucciones moleculares de armado de un ser
viviente.

La función principal de la molécula de ADN es el almacenamiento a largo plazo de


información para construir otros componentes de las células, como las proteínas y las
moléculas de ARN. Los segmentos de ADN que llevan esta información genética son llamados
genes, pero las otras secuencias de ADN tienen propósitos estructurales o toman parte en la
regulación del uso de esta información genética.

La molécula de ADN es una tira larga de unidades llamadas nucleótidos, que consisten a
su vez en una molécula de azúcar (en este caso desoxirribosa: CHO), una base nitrogenada
(que puede ser adenina, guanina, citosina o timina), y grupo fosfato que sirve de enlace entre
los nucleótidos.

Además, el ADN posee una forma de doble hélice, enrollada sobre sí misma en tres
distintos patrones (denominadas A, B y Z), de acuerdo a su secuencia, cantidad de bases y
función específica. Esta estructura se produce debido a la unión de dos tiras de nucleótidos
mediante puentes de hidrógeno. Dentro de las células, el ADN está organizado en estructuras
llamadas cromosomas que, durante el ciclo celular, se duplican antes de que la célula se divida.

Componentes del AND: Bases nitrogenadas, azúcar y ácido fosfórico


La estructura de soporte de una hebra de ADN está formada por unidades alternas de
grupos fosfato y azúcar (desoxirribosa). El azúcar en el ADN es una pentosa, concretamente, la
desoxirribosa.

1. Ácido fosfórico:

Su fórmula química es H3PO4. Cada nucleótido puede contener uno (monofosfato:


AMP), dos (difosfato: ADP) o tres (trifosfato: ATP) grupos de ácido fosfórico, aunque como
monómeros constituyentes de los ácidos nucleicos solo aparecen en forma de nucleósidos
monofosfato.

2. Desoxirribosa:

Es un monosacárido de 5 átomos de carbono (una pentosa) derivado de la ribosa, que


forma parte de la estructura de nucleótidos del ADN. Su fórmula es C5H10O4. Una de las
principales diferencias entre el ADN y el ARN es el azúcar, pues en el ARN la 2-desoxirribosa del
ADN es reemplazada por una pentosa alternativa, la ribosa.

Las moléculas de azúcar se unen entre sí a través de grupos fosfato, que forman enlaces
fosfodiéster entre los átomos de carbono tercero (3′, «tres prima») y quinto (5′, «cinco prima»)
de dos anillos adyacentes de azúcar. La formación de enlace= asimétricos implica que cada
hebra de ADN tiene una dirección. En una doble hélice, la dirección de los nucleótidos en una
hebra (3′ → 5′) es opuesta a la dirección en la otra hebra (5′ → 3′).

3. Bases nitrogenadas

Las cuatro bases nitrogenadas mayoritarias que se encuentran en el ADN son la adenina
(A), la citosina (C), la guanina (G) y la timina (T). Cada una de estas cuatro bases está unida al
armazón de azúcar-fosfato a través del azúcar para formar el nucleótido completo (base
azúcar- fosfato).

Son compuestos heterocíclicos y aromáticos con dos o más átomos de nitrógeno, y se


clasifican en dos grupos: las bases púricas o purinas (adenina y guanina), derivadas de la purina
y formadas por dos anillos unidos entre sí, y las bases pirimidínicas o bases pirimídicas o
pirimidinas (citosina y timina), derivadas de la pirimidina y con un solo anillo.

a) Timina:

En el código genético se representa con la letra T. Es un derivado pirimidínico con un


grupo oxo en las posiciones 2 y 4, y un grupo metil en la posición 5. Forma el nucleósido
timidina (siempre desoxitimidina, ya que solo aparece en el ADN) y el nucleótido timidilato o
timidina monofosfato (dTMP). En el ADN, la timina siempre se empareja con la adenina de la
cadena complementaria mediante 2 puentes de hidrógeno, T=A. Su fórmula química es
C5H6N2O2 y su nomenclatura 2, 4-dioxo, 5-metilpirimidina.

b) Citosina:

En el código genético se representa con la letra C. Es un derivado pirimidínico, con un


grupo amino en posición 4 y un grupo oxo en posición 2. Forma el nucleósido citidina
(desoxicitidina en el ADN) y el nucleótido citidilato o (desoxi) citidina monofosfato (dCMP en el
ADN, CMP en el ARN). La citosina siempre se empareja en el ADN con la guanina de la cadena
complementaria mediante un triple enlace, C≡G. Su fórmula química es C4H5N3O y su
nomenclatura 2-oxo, 4 aminopirimidina.
c) Adenina:

En el código genético se representa con la letra A. Es un derivado de la purina con un


grupo amino en la posición 6. Forma el nucleósido adenosina (desoxiadenosina en el ADN) y el
nucleótido adenilato o (desoxi) adenosina monofosfato (dAMP, AMP). En el ADN siempre se
empareja con la timina de la cadena complementaria mediante 2 puentes de hidrógeno, A=T.
Su fórmula química es C5H5N5 y su nomenclatura 6-aminopurina.

d) Guanina:

En el código genético se representa con la letra G. Es un derivado púrico con un grupo oxo
en la posición 6 y un grupo amino en la posición 2. Forma el nucleósido (desoxi) guanosina y el
nucleótido guanilato o (desoxi)guanosina monofosfato (dGMP, GMP). La guanina siempre se
empareja en el ADN con la citosina de la cadena complementaria mediante tres enlaces de
hidrógeno, G≡C. Su fórmula química es C5H5N5O y su nomenclatura 6-oxo, 2-aminopurina.
ARN. Componentes

El ARN (Ácido Ribonucleico) es uno de los ácidos nucleicos elementales para la vida,
encargado junto al ADN (ácido desoxirribonucleico) de las labores de síntesis de proteínas y
herencia genética. Este ácido está presente en el interior de las células tanto procariotas como
eucariotas, e incluso como único material genético de ciertos tipos de virus (Virus ARN).

Consiste en una molécula en forma de cadena simple de nucleótidos (ribonucleótidos)


formados a su vez por un azúcar (ribosa), un fosfato y una de las cuatro bases nitrogenadas
que componen el código genético: adenina, guanina, citosina o uracilo.

Por lo general es una molécula lineal y monocatenaria (de una sola cadena), y cumple con
una variedad de funciones dentro del complejo de la célula, lo cual lo convierte en un versátil
ejecutor de la información contenida en el ADN.

Componentes:

Como el ADN, el ARN está formado por una cadena de monómeros repetitivos llamados
nucleótidos. Los nucleótidos se unen uno tras otro mediante enlaces fosfodiéster cargados
negativamente. Cada nucleótido está formado por tres componentes:

1. Un monosacárido de cinco carbonos (pentosa) llamada β-D-ribofuranosa.


2. Un grupo fosfato
3. Una base nitrogenada, que puede ser
a. Adenina (A)
b. Citosina (C)
c. Guanina (G)
d. Uracilo (U)

Los carbonos de la ribosa se numeran de 1' a 5' en sentido horario. La base nitrogenada se
une al carbono 1'; el grupo fosfato se une al carbono 5' y al carbono 3' de la ribosa del
siguiente nucleótido. El pico tiene una carga negativa a pH fisiológico lo que confiere al ARN
carácter polianiónico. Las bases púricas (adenina y guanina) pueden formar puentes de
hidrógeno con las pirimidínicas (uracilo y citosina) según el esquema C=G y A=U.

Además, son posibles otras interacciones, como el apilamiento de bases o tetrabucles con
apareamientos G=A. Muchos ARN contienen además de los nucleótidos habituales,
nucleótidos modificados, que se originan por transformación de los nucleótidos típicos; son
característicos de los ARN de transferencia (ARNt) y el ARN ribosómico (ARNr); también se
encuentran nucleótidos metilados en el ARN mensajero eucariótico.

Estos componentes se organizan en base a tres niveles estructurales, que son:

 Primaria. La secuencia lineal de nucleótidos que definen las siguientes estructuras.


 Secundaria. Dado que el ARN se pliega sobre sí mismo debido al apareamiento
intramolecular de bases, la estructura secundaria del mismo se refiere a la forma que
adquiere durante el plegado: en hélice, bucle, bucle en horquilla, protuberancia,
pseudonudo, etc.
 Terciaria. Aunque el ARN no forma una doble hélice como el ADN en su estructura, sí
suele formar una hélice simple como estructura terciaria, a medida que sus átomos
interactúan con el espacio circundante.
Tipos de ARN

Existen dos clases de ARN: los informacionales y los funcionales. Al primer grupo
pertenecen los ARN que participan en la síntesis de proteínas y funcionan como intermediarios
del proceso; los ARN informacionales son los ARN mensajeros. En contraste, los ARN
pertenecientes a la segunda clase, los funcionales, no dan origen a una nueva molécula de
proteínas y el ARN mismo es el producto final. Estos son los ARN de transferencia y los ARN
ribosomales.

En células de mamíferos, el 80 % del ARN es ARN ribosomal, un 15 % es ARN de


transferencia y solo una pequeña porción corresponde al ARN mensajero. Estos tres tipos
trabajan de manera cooperativa para lograr la biosíntesis de proteínas.

También existen los ARN pequeños nucleares, los ARN pequeños citoplasmáticos y los
microARN, entre otros. A continuación se describirán los tipos más importantes:

1. ARN implicados en la síntesis de proteínas

a) ARN mensajero (ARNm): Es el que lleva la información sobre la secuencia de aminoácidos


de la proteína desde el ADN, lugar en que está inscrita, hasta el ribosoma, lugar en que se
sintetizan las proteínas de la célula. Es por lo tanto, una molécula intermediaria entre el
ADN y la proteína, y el apelativo de "mensajero", es del todo descriptivo. El proceso de
síntesis de un ARNm a partir de la hebra de ADN se conoce como transcripción y ocurre
de manera diferencial entre procariotas y eucariotas.

b) ARN de transferencia (ARNt): Se encarga de transferir los aminoácidos a medida que


avanza el proceso de síntesis proteica. Se componen de aproximadamente 80 nucleótidos.
Se unen a lugares específicos del ribosoma durante la traducción, eligiendo los
aminoácidos correctos en base al código genético.

c) ARN ribosómico o ribosomal (ARNr): Se encuentra en los ribosomas y participa en las


biosíntesis de las proteínas; por ello, es un componente esencial de todas las células. Es
muy abundante y representa el 80 % del ARN hallado en el citoplasma de las células
eucariotas. Es el componente catalítico de los ribosomas; se encarga de crear los enlaces
peptídicos entre los aminoácidos del polipéptido en formación durante la síntesis de
proteínas.
2. ARN reguladores.

Se trata de piezas complementarias de ARN, en regiones específicas del ARNm o del ADN,
que pueden ocupar se de diversas labores: interferencias en la replicación para suprimir genes
específicos (ARNi), activadores de la transcripción (ARN antisentido), o regulan la expresión
génica (ARNnc largo).

a) ARN de interferencia (ARNi): Son moléculas de ARN que suprimen la expresión de genes
específicos mediante mecanismos conocidos como ribointerferencia o interferencia por
ARN. Son moléculas pequeñas (de 20 a 25 nucléotidos) que se generan por fragmentación
de precursores más largos.
b) ARN antisentido: es la hebra complementaria (no codificadora) de un hebra ARNm
(codificadora). La mayoría inhiben genes, pero unos pocos activan la transcripción. El ARN
antisentido se aparea con su ARNm complementario formando una molécula de doble
hebra que no puede traducirse y es degradada enzimáticamente.
c) ARN largos no codificantes (ARNnc largo) regulan la expresión génica en eucariotas; uno
de ellos es el Xist que recubre uno de los dos cromosomas X en las hembras de los
mamíferos inactivándolo (corpúsculo de Barr). Diversos estudios revelan que es activo a
bajos niveles.

3. ARN catalizador

Son piezas de ARN que operan como biocatalizadores, operando sobre los propios
procesos de síntesis para hacerlas más eficientes o velar por su correcto desenvolvimiento, o
incluso ponerlas en marcha del todo. Estos puedes ser: ribozimas, espliceosoma o ARN
pequeño nucleolar.

4. ARN mitocondrial (ARNmt)

Las mitocondrias tienen su propio aparato de síntesis proteica, que incluye ARNr (en los
ribosomas), ARNt y ARNm. Los ARNmt representan el 4 % del ARN celular total. Son transcritos
por una ARN polimerasa mitocondrial específica.

Mutaciones
La mutación es una variación al azar en la secuencia de nucleótidos o en la organización
del ADN (genotipo) de un ser vivo, que introduce cambios en las características de este y que
pueden o no ser heredados a la descendencia. Se produce de manera espontánea y súbita o
por la acción de mutágenos. Se presenta en una pequeña proporción de la población (variante)
o del organismo (mutación). La unidad genética capaz de mutar es el gen, la unidad de
información hereditaria que forma parte del ADN.

Las mutaciones pueden traducirse en cambios positivos o negativos en el desempeño vital


de los organismos, y en ese sentido pueden impulsar la adaptación y evolución (incluso
creando a la larga nuevas especies), o bien pueden convertirse en enfermedades genéticas o
defectos hereditarios. A pesar de este último riesgo, las mutaciones son clave para sostener
una alta variabilidad genética y que la vida continúe su marcha.
Tipos de mutaciones

Las mutaciones pueden clasificarse según el mecanismo causal o según las consecuencias
que producen.

1. Mutaciones según el mecanismo causal

Según el mecanismo que ha provocado el cambio en el material genético, se suele hablar


de tres tipos de mutaciones: mutaciones cariotípicas o genómicas, mutaciones cromosómicas y
mutaciones génicas o moleculares.

a) Mutaciones Moleculares (génicas o puntuales).

Son las mutaciones que alteran la secuencia de nucleótidos del ADN. Ocurren en las bases
químicas del ADN, es decir, en sus propias bases nitrogenadas, por algún cambio en los
elementos fundamentales que las componen. Pueden llevar a la sustitución de aminoácidos en
las proteínas resultantes.

b) Mutaciones cromosómicas

Son modificaciones en el número total de cromosomas, la duplicación o supresión de


genes o de segmentos de un cromosoma y la reordenación del material genético dentro o
entre cromosomas. Hay 3 tipos de mutaciones cromosómicas:

 Reordenamientos cromosómicos: implican cambios en la estructura de los


cromosomas (duplicación, deleción, inversión, traslocación y formación de
cromosomas en anillo).
 Aneuploidías: supone un aumento o disminución en el número de cromosomas.
 Poliploidia: presencia de conjuntos adicionales de cromosomas.

c) Mutaciones genómicas o numéricas

Son las mutaciones que afectan al número de cromosomas o todo el complemento


cromosómico (todo el genoma), ocasionando excesos o faltas de ellos, y variando
sustancialmente el genoma entero del organismo. Pueden ser de tres tipos:

 Poliploidía: Es la mutación que consiste en el aumento del número normal de “juegos


de cromosomas”. Los seres poliploides pueden ser autopoliploides, si todos los juegos
proceden de la misma especie, o alopoliploides, si proceden de la hibridación, es decir,
del cruce de dos especies diferentes.
 Haploidía: Son las mutaciones que provocan una disminución en el número de juegos
decromosomas.
 Aneuploidía: afectan solo a un número de ejemplares de un cromosoma o más, pero
sin llegar a afectar al juego completo. Pueden ser monosomías, trisomías, tetrasomías,
etc, cuando en lugar de dos ejemplares de cada tipo de cromosomas, hay o solo uno, o
tres, o cuatro, etc. Entre las aneuploidías podemos encontrar diferentes tipos de
trastornos genéticos en humanos tales como la Trisomía 21 o Síndrome de Down,
Trisomía 18 o Síndrome de Edwards, Trisomía 13 o Síndrome de Patau, y Monosomía X
o Síndrome de Turner, entre otros.

2. Mutaciones según sus consecuencias


Dependiendo de las consecuencias que tenga para el organismo y su descendencia,
podemos hablar de:

a) Mutaciones morfológicas. Son aquellas que tienen que ver con la forma o la apariencia
de su cuerpo. Pueden producir mutaciones convenientes, como el de una polilla de
color más acorde al entorno, o bien pueden producir malformaciones o enfermedades,
como la neurofibromatosis humana.
b) Mutaciones letales y deletéreas. Interrumpen procesos clave en el mantenimiento del
organismo y que por ende pueden ocasionarle la muerte o una discapacidad
significativa para crecer y reproducirse.
c) Mutaciones condicionales. Condicionan el desempeño del individuo en su comunidad
biológica, pudiendo ser permisivas o restrictivas (el producto del gen mutado pierde su
viabilidad).
d) Mutaciones bioquímicas o nutritivas. Afectan a la producción de un determinado
compuesto bioquímico necesario para cumplir con funciones específicas, como
enzimas, metabolitos u otros elementos necesarios, sobre todo, para la nutrición
celular.
e) Mutaciones por pérdida de función. Impiden el funcionamiento correcto de un gen,
ocasionando que el organismo que la presenta pierda alguna función específica.
f) Mutaciones por ganancia de función. Son poco frecuentes, añaden funciones al gen
modificado y por ende al organismo que lo presenta, tal como la resistencia a los
antibióticos de algunas bacterias infecciosas, que es un caso típico de evolución.

¿Por qué los ácidos nucleicos son esenciales para la vida?


Los ácidos nucleicos son vitales para el funcionamiento de la célula y, por tanto, para la
vida. Hay dos tipos de ácidos nucleicos, ADN y ARN. Juntos hacen un seguimiento de la
información hereditaria de una célula, dirigiendo la síntesis de proteínas específicas. Los ácidos
nucleicos, por lo tanto, controlan la información que hace a todas las células y cada organismo.
Tiene una gran importancia biológica ya que todos los organismos vivos contienen ácido
nucleico e forma de ADN (ácido desoxirribonucleico) y ARN (ácido ribonucleico).

Los ácidos nucleicos son fundamentales para la vida, ya que todos los organismos poseen
estas biomoléculas que sirven para el almacenamiento, lectura y trascripción del material
genético contenido en la célula. En consecuencia, intervienen en los procesos de construcción
(síntesis) de proteínas en el interior de la célula y en la replicación celular, proporcionando la
información que determina su especificidad y características biológicas, ya que contienen las
instrucciones necesarias para realizar los procesos vitales y son los responsables de todas las
funciones básicas en el organismo.

¿Químicamente cómo se encuentran compuestos los cromosomas?


Desde el punto de vista químico, los cromosomas están formados por compuestos
orgánicos llamados proteínas y un conjunto se macromoléculas denominadas ácidos nucleicos
(ADN y ARN), que se encuentran combinados en forma de nucleoproteínas.
Estos dos componentes se encuentran en el núcleo celular formando un complejo
denominado núcleo-proteinal.
La bioquímica ha demostrado que las nucleoproteínas son compuestos formados por una
proteína y un ácido nucleico. La molécula de ácido nucleico es el resultado de la unión de tres
grupos, a saber: una molécula de ácido fosfórico, un núcleo hidrocarbonado y una base
nitrogenada heterocíclica. El grupo hidrocarbonado lo constituye una pentosa que puede ser
una ribosa (d-ribosa) o su derivado, una desoxiribosa, llamada también ri-bodesosa (d-
ribodesosa).

El tercer compuesto consiste en miembros del grupo de las purinas; adenina y guanina, y
por los miembros de la pirimidina: citosina, uraeilo y timina. Un ácido nucleico tiene una
estructura formada por cuatro cadenas ligadas entre sí por el grupo fosfórico. Son por tanto
polinucleótidos constituidos por cuatro nucleótidos, (tetranucleótidos).

Nombra tres diferencias entre ADN y ARN

Aunque el ADN y el ARN son ácidos nucleicos y pueden lucir muy similares a primera vista,
difieren en sus propiedades químicas y estructurales, así como en las funciones que cumplen:

1. La diferencia entre ARN y ADN se basa, en primer lugar, en su constitución: El ARN posee
una base nitrogenada distinta (uracilo) a la timina del ADN, y se compone de un azúcar
diferente a la desoxirribosa (ribosa).
2. Considerando la estructura, el ADN posee una doble hélice, o doble banda, mientras que
el ARN es simple banda. Esto hace al ARN más versátil ya que puede adoptar una gran
variedad de formas tridimensionales. Sin embargo, ciertos virus poseen en su material
genético ARN en doble banda.
3. En cuanto a su función, el ADN sirve como banco de información, patrón ordenado de la
secuencia elemental que permite construir las proteínas de nuestro cuerpo; mientras que
el ARN es su lector, transcriptor y ejecutor: el encargado de leer el código, interpretarlo y
materializarlo.