Вы находитесь на странице: 1из 16

1

Introducción

La figura del divorcio en el Perú, ha tenido una particularidad muy especial y controvertida,
los tradicionales e inagotables debates divorcistas y antidivorcistas, han sido desplazados
en el tiempo. Su reconocimiento legal ha sido principalmente a la actuación de políticos, lo
que obligo a los juristas a reformar y revisar el código Civil de 1852. El nacimiento de la
figura del Divorcio se remonta a la ley N° 7894, su plasmación jurídica definitiva la
encontramos en el código Civil de 1936, por imposición de la ley N° 8305, el cual debía de
incorporarse y mantenerse las normas sobre el matrimonio laico y divorcio; a pesar que los
legisladores de 1936, no estuvieron de acuerdo con la implementación de la figura del
divorcio en nuestro ordenamiento jurídico, no le quedó otro remedio que aceptar, pero
intentaron hasta el último momento la ineficacia, por otro lado queda claro que el divorcio
fue visto por nuestros legisladores de 1936, como un pecado el cual atentaba contra la
indisolubilidad del vínculo matrimonial y la moral de la iglesia católica, sin embargo según la
religión Católica la indisolubilidad del vínculo matrimonial, es un dogma ya que el
matrimonio por su naturaleza, es una institución más compleja que el contrato, una
institución ética y social, a las que son esenciales las notas de la perpetuidad y la
indisolubilidad.
En la actualidad aún existen algunos juristas y expertos, que mantienen su postura
contraria al divorcio, sin embargo casi la totalidad de legislaciones, admiten el divorcio, es
así que podemos apreciar que la discusión del tema, se plantea en la adopción de uno, de
otro o de ambos sistemas imperantes, en la legislación universal, siendo el divorcio sanción
y el divorcio remedio, tema controvertido de interpretación ya que el divorcio sanción, se
le denomina también subjetivo o de culpa de uno de los cónyuges, mientras el divorcio
remedio o de causales objetivas, se sustenta en la ruptura de la vida matrimonial, que se
verifica a través del acuerdo de los cónyuges no interesa que se explore las causas o
responsables del conflicto para el rompimiento del vínculo matrimonial. Sin embargo, en la
actualidad podemos percibir que ha habido algunos cambios importantes en la forma de
visualizar la figura del divorcio.

2
1. Divorcio
Para poder entender el divorcio debemos diferenciarla de la separación de cuerpos en donde
de manera total, elimina el vínculo matrimonial y brinda las facultades, facilidades para que
ambas personas (cónyuges) puedan casarse nuevamente. Como sabemos bien, esta decisión
debe de darse en relación a las causales, que se encontrara de manera explícita en nuestro
Código Civil, en cuáles serán sucesos que se realizaran con posterioridad al matrimonio.
El termino divorcio se deriva de la palabra latina divortum y proviene del verbo divertere,

que significa: irse cada uno por su lado [ CITATION Már07 \l 3082 ]
Definición de Divorcio como lo Indica nuestro Código Civil Peruano en el Art. 348°: El divorcio
disuelve el vínculo del Matrimonio.

En el mismo sentido, Eduardo Pallares [ CITATION Edu91 \l 3082 ] conceptualiza al


divorcio como: “Un acto jurisdiccional o administrativo por virtual del cual se disuelve el
vínculo conyugal y el contrato del matrimonio concluye tanto en relación a los cónyuges como
respecto a terceros".
Cabe resaltar que el divorcio debe de ser declarado judicialmente; en algunas legislaciones se
va a proceder en admitir una simple resolución administrativa, es así como se dan los
divorcios convencionales declarados en Japón emanada por los municipios Locales. 1
El termino divorcio, vendría a ser la disolución del vínculo matrimonial (pareja), entendida
como un acto jurídico al tener una relación jurídica compleja.
Comprendiendo tanto el divorcio y la declaración de nulidad (o la anulación) del vínculo
matrimonial, como ya se indicó permite la celebración de un nuevo matrimonio, ya sea por
diversos motivos como son:
 La disolución de vinculo valido en donde la persona adquiere nuevamente la libertad
para casarse.
 Por otro lado, la separación personal, va a permanecer vivo el vínculo conyugal, en la
cual prohíbe, obviamente la unión y la celebración de un segundo matrimonio.

2. Vías legales para acceder a la separación de cuerpos y divorcio en el Perú.


Para demandar la separación de cuerpos, debemos hacerlos el cualquiera de las siguientes
causales que están de forma expresa en nuestro ordenamiento ubicado en el Art. 333 ° del
Código Civil:
1
Ley Koscki (Ley del Registro Familiar).

3
1) El Adulterio
2) La violencia física o psicológica, que el Juez apreciará según las circunstancias.
3) El atentado contra la vida del cónyuge.
4) La injuria grave que haga insoportable la vida en común.
5) El abandono injustificado de la casa conyugal por más de dos años continuos o cuando
la duración sumada de los periodos de abandono exceda a este plazo.
6) La conducta deshonrosa que haga insoportable la vida en común.
7) El uso habitual e injustificado de drogas alucinógenas o de sustancias que puedan
generar toxicomanía, salvo lo dispuesto en el Articulo 347 2.
8) La enfermedad grave de transmisión sexual contraída después de la celebración del
matrimonio.
9) La homosexualidad sobreviniente al matrimonio.
10) La condena por delito doloso a pena privativa de la libertad mayor de dos años,
impuesta después de la celebración del matrimonio.
11) La imposibilidad de hacer vida en común, debidamente probada en proceso judicial.
12) La separación de hecho de los conyugues durante un periodo ininterrumpido de dos
años. Dicho plazo será de cuatro años si los cónyuges tuviesen hijos menores de edad.
En estos casos no será de aplicación lo dispuesto en el Articulo 335. 3
13) La separación convencional, después de transcurridos dos años de la celebración del
matrimonio.
Los ya mencionados numerales, así como, la separación de cuerpos puede ser solicitada
convencionalmente como lo indica el (inc. 13° del Art. 333° del C. C.). Para esto se necesita la
manifestación de la voluntad y el pedido de ambos cónyuges, como se señala la separación se
dará cuando hayan transcurrido por lo menos dos años de celebrado el matrimonio.
Si se acredita cualquiera de éstas, la resolución de la sentencia va a disolver de forma
inmediata y total el vínculo matrimonial. Una manera de solicitar el divorcio se da una vez
transcurrido seis meses de la declaración de la separación de cuerpos la conversión a divorcio,
derecho que puede ejercer cualquiera de los cónyuges en el caso de separación convencional

2
Art.347 Suspensión del deber de Cohabitación. En caso de enfermedad mental o contagiosa de uno de los
cónyuges, el otro puede pedir que se suspenda la obligación de hacer la vida común, quedando subsistente
las demás obligaciones conyugales.
3
Art. 335 Improcedencia de fundar la acción en un acto propio. Ninguno de los cónyuges puede fundar la
demanda en hecho propio.

4
y de la causal de separación de hecho, similar derecho corresponderá al inocente en las
demás causales.
No obstante, lo expresado existe un precedente judicial que amparó que el cónyuge culpable
de la separación pueda solicitar la conversión, por cuanto no puede admitirse la omisión
abusiva de un derecho.4
3. Sistemas de separación personal y divorcio vincular
Estos sistemas de la legislación universal: el divorcio sanción el divorcio remedio. La diferencia
para estos son que el divorcio sanción la idea es la cusa del divorcio, por otro lado el divorcio
remedio entendemos que el conflicto es en sí mismo (divorcio).
La Doctrina a través del tiempo ha señalado dos tipos de este novedoso trámite de disolución
a la unión conyugal, los cuales son el DIVORCIO-REMEDIO Y EL DIVORCIO- SANCIÓN
 EL Divorcio Sanción, Que en relación con la causa petendi de la demanda es una de
las aducidas en este procesamiento, puesto que se endilga por la demandante al
demandado que incumple sus deberes de esposo.
 El Divorcio remedio, que limita sus causas a los acontecimientos que han hecho
imposible o difícil la vida conyugal, pero sin existir ninguna falta, como la enfermedad
mental o separación prolongada.
Algunos precedentes y jurisprudencias que podemos observar

Por sentencia de fecha 29 de noviembre de 2000, el Tribunal Supremo de Justicia en Sala de


Casación Social bajo la ponencia del Magistrado Juan Rafael Perdomo, sentencio:
“Las normas sobre el divorcio deben, en general, entenderse de manera
favorable al mantenimiento del vínculo; sin embargo, cuando la vida familiar luce
irremediablemente dañada, es necesario recurrir al divorcio, como remedio que
en definitiva es socialmente mejor que la perpetuación de una situación irregular,
y la finalización del juicio, es favorable a ambas partes, aun contra su voluntad.

4. Sistema Divorcista peruano


La Constitución Política del Perú, establece en su Artículo 4 la competencia exclusiva de la
ley civil para regular la forma y las causas de separación y de disolución del matrimonio.
El código Civil Peruano de 1984, aprobado con Decreto Legislativo 295. El divorcio en el

4
Expediente No 1025-93. Resolución Suprema de fecha 20 de mayo de 1994.

5
Perú está regulado en el Libro III Derecho de Familia, Sección Segunda Sociedad
Conyugal, Titulo IV, Decaimiento y Disolución del Vínculo. En el capítulo primero se regula
la separación de cuerpos (art.332 al 347); y en el capítulo segundo se regula el Divorcio
vincular (art.348 al 360). Mediante la ley N°27495 del 7 de julio del 2001, se incorporan
modificaciones introduciendo dos causales de divorcio, las previstas en el numeral 11° y
12° del Art. 333 del Código Civil, siendo la separación de hecho de los cónyuges durante
un periodo ininterrumpido de dos años sino tienen hijos menores de edad y cuatro si lo
tienen, por otro lado, la imposibilidad de hacer vida en común, debidamente probada en
proceso judicial. Es menester indicar que estas dos causales son propios del sistema
divorcio remedio de manera objetiva la primera y de causal genérica de divorcio quiebre
la segunda; actualmente en nuestro ordenamiento jurídico tiene un carácter mixto lo cual
ha facilitado los divorcios.
En nuestro medio encontramos doctrinas que defienden el divorcio mientras otros están
en contra del divorcio, así tenemos los divorcistas. El divorcio es una liberación de una
situación insoportable. Es dañino que los hijos vean las disputas. El divorcio no destruye
la familia, ya estaba rota por imposibilidad de convivencia armónica. Todos tienen el
derecho a una segunda oportunidad. El divorcio es necesario para evitar mal mayores
peleas continuas de los cónyuges. (Machicado, 2009); mientras la tesis antidivorcista.
Niegan el divorcio, porque un proyecto de vida en común queda truncado, los hijos de
alguna manera pierden a sus padres, si los padres forman otro hogar los hijos se sienten
extraños, los hijos desarrollan cierto odio a sus progenitores porque los traen al mundo
para abandonarlos. El divorcio impide la misión de tutela de los miembros de la familia. El
divorcio da lugar al egoísmo, el “derecho a rehacer su vida y derecho a la felicidad” son
posiciones de un individualismo secante y egoísta. El ser humano nace para realizar la
felicidad de los demás, y no para hacerlos infelices. (Machicado, 2009).
Es así que en el Perú existen tres formas de divorciarse; en primer lugar, tenemos el
divorcio por Mutuo Acuerdo, donde ambas partes están de acuerdo en divorciarse y se
cumplen con los requisitos establecidos por ley, en este tipo de divorcio, no se exponen
ni deben probar los motivos del divorcio, solo basta la petición de ambas partes. Es bajo
esta modalidad que opera el denominado “divorcio rápido” que se tramita en la
Municipalidad o Notaría, teniendo una duración de tres meses aproximadamente. En
segundo lugar, el divorcio por Causal, es decir cuando no hay acuerdo entre los cónyuges

6
para divorciarse y uno de ellos está interesado en divorciarse pudiendo solicitarlo en
forma unilateral, siempre que invoque y acredite algunas de las causas de divorcio
establecidas en la ley que son 12. Este divorcio tiene una duración aproximada de dos
años a más considerando que es un proceso de conocimiento, plazo que puede ampliarse
si alguna de las partes apela la sentencia por no encontrarse conforme con los términos.
Por último, tenemos el divorcio Extranjero reconocido Perú o Exequátur. Muchas
personas que se han casado en el Perú por diversas razones han emigrado al exterior y
han obtenido su divorcio en un país extranjero. Esta sentencia de divorcio solo tendrá
validez dentro del país que la ha expedido pues un Juez solo tiene autoridad y
competencia dentro del territorio de su país y no en otro. Por tal motivo la sentencia
extranjera no puede dejar sin efecto un matrimonio celebrado en otro país que no es de
su jurisdicción. Si una persona casada en el Perú que se divorció en el extranjero desea
también dejar sin efecto su matrimonio en el Perú, deberá previamente solicitar a los
tribunales peruanos la ratificación de su divorcio extranjero a través de un procedimiento
judicial denominado Exequátur. Este proceso tiene una duración de ocho meses
aproximadamente.

5. Modificaciones al Régimen legal de divorcio


5.1 Injuria Grave. - Para un mejor entendimiento debemos conocer el significado de la
Injuria, como una ofensa, menoscabo de un cónyuge por el otro, manifestándose en
una ofensa al honor, a la reputación o al decoro de una persona. La palabra injuria
proviene del término latín injuria que significa agravio o ultraje con el fin de
deshonrar. En ese sentido podemos decir que es un ultraje a los sentimientos o a la
dignidad de uno de los cónyuges por el otro. La ofensa moral no deja huella como la
física, pero implica pérdida de respeto que se deben los cónyuges. Con relación a las
injurias graves los ultrajes dirigidos por un esposo al otro por medio de la palabra;
haciendo insoportable la vida en común. Asimismo, son requisitos para que proceda
la causal de divorcio o separación de cuerpos por injuria grave: La existencia de una
ofensa grave; reiteración de las ofensas permanentes o invariables; que el ultraje
signifique menosprecio profundo; que la vida en común sea insoportable a partir de
ese hecho; que no se funde en hecho propio. Bajo estos preceptos se requiere que la
ofensa sea grave, de tal magnitud que, como consecuencia de ello, la vida futura

7
común se torne insoportable ya que consiste en ofender el honor, la dignidad o la
calidad de ser humano que realiza un esposo contra el otro.
La jurisprudencia ha definido la injuria grave, como toda ofensa inexcusable e
inmotivada al honor y a la dignidad de un cónyuge, producida en forma intencional y
reiterada por el cónyuge ofensor, haciendo insoportable la vida en común, sin
embargo, podemos decir que la violencia física o psicológica e injuria grave, se
entrecruzan y se interrelacionan con la causal de imposibilidad de hacer vida en
común, considerando que su ámbito de acción es muy similar así, la causal de
imposibilidad de hacer vida en común desde la óptica del juzgador debe sustentarse
en hechos objetivos, que evidencien de manera indubitable la absoluta imposibilidad
de hacer vida en común con el cónyuge emplazado, al tratarse además de graves
afectaciones morales, las cuales se encuentran vinculadas con la violencia y con la
injuria. Pero queda absolutamente claro, que la causal de imposibilidad de hacer
vida en común invocada, pierde pureza de probanza e independencia teórica y
doctrinaria si invade el campo o esfera de influencia legal de otras causales, con las
cuales puede asemejarse, por lo cual debe deslindarse las diferencias que existen
entre ellas, a fin de evitar confusiones y si no existen estas diferencias, propender a
establecer un cuerpo armónico de normas que evite toda posibilidad de
interpretaciones erróneas.
5.2 El Uso Habitual e injustificado de drogas alucinógenas o de sustancias que puedan
generar toxicomanía. - Este causal se ha incorporado a nuestro ordenamiento
jurídico, debido al aumento del consumo de drogas, ya que ha sido un tema
preocupante en nuestro país; más social que jurídico por su carácter casi cotidiano,
el tema ha sido trasladado incluso a la contienda político- electoral, si bien es un
hecho social, pero tiene consecuencias jurídicas, dichos hechos se volvieron
complejo, debido al grado de influencia que ejercen, los actores más básicos que
estructuran el desarrollo de los sujetos en sociedad. El divorcio por uso habitual de
drogas alucinógenos o de sustancias que puedan generar toxicomanía; se encuentra
regulado en nuestra legislación en el inc. 11 artículo 333, del Código Civil, asimismo
la doctrina ha optado por denominar divorcio sanción, frente a lo que a su vez ha
denominado divorcio remedio. La diferencia entre ambos, es que el divorcio sanción
la causa del conflicto es la causa del divorcio, mientras que el divorcio remedio

8
entiende que el conflicto es en sí mismo la causa del divorcio, sin que interese lo que
se explore las causas o los responsables del conflicto. A través del análisis podemos
decir que esto implica responsabilizar al consumidor habitual toxicómano del fracaso
conyugal, ya que su conducta sería la causa del conflicto, la cual perjudica y pone en
grave peligro al cónyuge sano, así como a la salud de la futura descendencia. En ese
sentido motiva al cónyuge inocente a demandar la separación de cuerpos en un
primer momento, y luego el divorcio, o demandar directamente el divorcio por la
causal anotada en el inciso 7 del artículo 333 del código civil.
5.3 La enfermedad grave de transmisión sexual contraída después de la celebración del
matrimonio
La enfermedad grave de transmisión sexual se convierte en una grave amenaza para
la familia, tanto para el cónyuge sano como en relación a los problemas congénitos
que generalmente producen en la prole, siendo la finalidad de la existencia de esta
causal proteger la salud física e incluso mental de la familia, más que sancionar la
infidelidad del cónyuge ya que para ese fin existe la causal de adulterio.
También se debería señalar que el texto de esta causal fue modificado por el artículo
2º de la Ley Nº 27495, publicada el 07 de julio del 2001, donde se consideraba a la
“enfermedad venérea grave” como la causal en lugar de “enfermedad grave de
transmisión sexual”, también ha variado el inciso 8 del artículo 333 del Código Civil
con el siguiente tenor: "La enfermedad grave de transmisión sexual contraída
después de la celebración del matrimonio, porque no se ha considerado al SIDA, por
ejemplo, que no es enfermedad venérea, sino de transmisión sexual contraída
después de la celebración del matrimonio". ”. Por otro lado se tiene el criterio de la
Organización Mundial de la Salud (OMS) que, en el año 1975, estableció la
denominación de enfermedades de transmisión sexual (ETS) para las enfermedades
que se adquieren por contacto sexual directo, independientemente que existen
pocos casos adquiridos por otras formas (como heridas, instrumentos quirúrgicos,
sangre, etc.), y distinguirlos de otras enfermedades infecciosas y parasitarias a través
de la presencia de elementos sexuales. Aunque la causa de la causa radica en un
gran peligro, para la salud de un cónyuge sano y su descendencia, constituye otra
enfermedad de transmisión sexual que padece la pareja; no se puede ignorar que la
causa se limita al sistema de sanciones de divorcio Dentro, por lo tanto, es necesario

9
demostrar la capacidad de blameabilidad del cónyuge enfermo. Por lo tanto,
después del matrimonio, no existe evidencia objetiva que demuestre que usted ha
sido infectado con una enfermedad de transmisión sexual; pero lo más importante,
también debe demostrar que esta enfermedad infecciosa supone que el cónyuge al
que pertenecen es culpable o intencional.
Se cree que las enfermedades de transmisión sexual deben ser graves para
representar un riesgo significativo para la otra parte y las generaciones futuras. Esta
enfermedad debe contraerse después del matrimonio, porque se dice que si la
persona apropiada se ha casado antes, se abolirá. Según el artículo 147 del Código
Civil de 1936, el Código Civil fue abolido, causando serios defectos personales.
El Código Civil actual admite su invalidación pero por una causa distinta, por haber
incurrido en el impedimento de sanidad como lo prescribe el artículo 277° inciso 2),
concordado con el artículo 241° inciso 2).
Por la integridad y seguridad de los miembros de la familia, el reclamo está protegido
por esta razón porque no se puede obligar a mantener una relación matrimonial con
alguien que representa una amenaza grave para su propia salud o las generaciones
futuras, incluso si se adquiere después del matrimonio. Puede proteger la causa.
Cabello, agregando que la causal no sanciona la infidelidad del cónyuge, que puede
ser vista como adulterio u homosexualidad, según el caso (CABELLO, 1999, p. 281).
En tal sentido, no se configura la causal si el contagio es producto, por ejemplo, de
una relación sexual no consentida o por la transfusión de sangre contaminada. La
pretensión de separación de cuerpos o de divorcio por esta causa está expedita
mientras subsistan los hechos que la motivan. En ese sentido, la recuperación del
enfermo supone la insubsistencia de la causal.
5.4 La imposibilidad de hacer vida en común, debidamente probada en proceso judicial
La causal de incompatibilidad de caracteres representa el desquiciamiento del
matrimonio, siendo una causa justa para solicitar el divorcio. Es aquella falta de
compenetración y de asociación libre, voluntaria y armónica entre las personas. No
hay entendimiento, ni una relación fluida; solo una absoluta falta de
correspondencia. Esto se da en algunos matrimonios en razón que los cónyuges no
se entienden en nada y convierten su relación marital en inllevadera (VARSI, 2011, p.
350).

1
0
En cuanto a los motivos por los que no pueden vivir juntos, la tercera sesión plenaria
emitida en el caso núm. 4664-2010 Puno, Fundación 41 muestra que esta es una
causa residual, que puede abarcar otras subsecciones del artículo 333 del Código
Civil Actos no estipulados explícitamente en el, sin embargo, la Corte Suprema
también señaló: "Algunos autores creen que se refiere básicamente a la
incompatibilidad de los caracteres entre los cónyuges, por lo que debido al estado
permanente de conflicto entre los cónyuges, es imposible lograr la convivencia. En
otros casos, esta es una definición abierta, es decir, la suposición de que algo
correspondiente a la jurisdicción es elegible para la aprobación del legislador. Para
esta estructura hipotética, no es necesario separar físicamente a las partes en la
fecha en que se presenta el reclamo, al igual que en el caso de separación de hechos,
se requiere poder continuar la coexistencia actual hasta que se reduzca el intervalo
final ".
Del mismo modo, el Tribunal Civil Supremo Permanente No. 3529-2009 por este
motivo declaró: El Artículo 27 de la Ley No. 27495 cambia el texto original del
Artículo 333, párrafo 11, del Código Civil, también conocido como el carácter
Compatible, no convivencia o ruptura matrimonial, desorden o dislocación
matrimonial. Conducir al divorcio, incluida una grave discordia familiar, y es
imposible vivir juntos en esta situación. Esto significa que los hechos creados son
importantes en la intensidad y el significado de los hechos que se producen, lo que
hace que el cónyuge ofendido no pueda mantener la convivencia y no se le pueda
culpar a otros cónyuges; quien tiene perspicacia y libertad ha frustrado el
matrimonio; por esta razón, Y debido a que esta es una razón de adoctrinamiento,
debe revelarse el hecho de que es imposible continuar o reanudar una vida común
debido a otro compañero.
Entre los efectos tenemos que el divorcio tiene lugar con la sentencia estimatoria que
así lo declare; sentencia que es de carácter constitutiva; por tanto, es lógico afirmar
que los efectos del divorcio se darán a partir de la expedición de la sentencia
respectiva.
5.5 La separación de hecho de los cónyuges
Con respecto a la causa del divorcio, se desarrolló ampliamente en la tercera sesión
plenaria del caso civil en el caso No. 4664-2010 PUNO, de la cual podemos extraer

1
1
las disposiciones sobre las consecuencias del artículo 345-A del Código Civil.
Específicamente, aunque no nos enfrentamos a la causa de causar cargas pesadas o
sanciones a los cónyuges culpables. Esto no significa que haya un perdón completo
para aquellos que promueven o promueven la separación, porque si este no es el
caso, aquellos que quieran divorciarse serán acusados de lograr el divorcio. La
solución opuesta obligará a otros cónyuges a divorciarse y permitirá que el cónyuge
culpable obtenga la obligación legal de liberar a la mayoría de sus cónyuges y
obligaciones familiares. Se ha conceptuado el divorcio por la causal de separación de
hecho de diversas maneras. Así Jorge AZPIRI afirma que: “La separación de hecho es
la situación fáctica en que se encuentran los cónyuges que, sin previa decisión
jurisdiccional, quiebran el deber de cohabitación de forma permanente, sin que
causa justificada de forma alguna imponga tal separación sea por voluntad de uno o
de ambos esposos”.Por su parte Kemelmajer DE CARLUCCI, asevera que la
separación de hecho es “el estado jurídico en que se encuentran los cónyuges,
quienes sin previa decisión jurisdiccional definitiva, quiebran el deber de
cohabitación en forma permanente, sin que una necesidad jurídica lo imponga ya
sea por voluntad de uno [o] de ambos esposos”.
La Corte Suprema de Justicia de la República, ha definido a esta causal como: “ la
interrupción de la vida en común de los cónyuges, que se produce por voluntad de
uno de ellos o de ambos”.
La naturaleza jurídica de esta causa se considera una causa objetiva, es decir, se
confirma de forma permanente y permanente el hecho de que la vida se rompe
dentro del tiempo prescrito por las normas legales. Sin embargo, el tercer
suplemento y disposición provisional de la Ley N ° 27495 acepta implícitamente el
análisis de las causas de esta separación al tratar una disposición que se justifica por
razones laborales que no deben considerarse como un cese de la convivencia. Del
mismo modo, el artículo 345-A del Código Civil trata de la indemnización por daños,
incluidos los daños personales, o el cónyuge más gravemente separado, dando
prioridad a la compensación de los bienes de la compañía del esposo y la esposa; en
este caso, el juez debe determinar la causa de dicha separación Hechos, y luego
continúan analizando aspectos subjetivos de la subjetividad para determinar el
origen y el monto de la compensación. En este sentido, la causal regulada en el

1
2
inciso 12) del artículo 333º del Código Civil es a la vez una de naturaleza objetiva y
subjetiva, porque no sólo se configura con la verificación de la separación física
permanente y definitiva de los cónyuges, sino por la intención deliberada de uno o
de ambos de no reanudar la vida en común.
Elementos de la causal: Los cuales se consideran tres elementos de causal
1.-Elemento Objetivo.-
El elemento de objetivo es la separación por un tiempo determinado y sin la voluntad
de unirse, sin entrar al análisis de las causas que lo motivaron. Esta decisión de
mutua.
2.- Elemento subjetivo.-
Incluyendo la cancelación voluntaria, intencional y gratuita de los deberes del
cónyuge (no solo la cohabitación, sino también la asistencia alimentaria, etc.), que
no es necesaria para la configuración de la razón de separación de hechos. Por el
contrario, para llevar a cabo las últimas razones mencionadas, el demandante (más
probable es que abandone la casa El demandante) debe pagar sus obligaciones de
mantenimiento a tiempo.
3.- Elemento temporal.-
Configurado por el intervalo mínimo entre cónyuges certificados: si no hay hijos
menores, son dos años; si los hay, son cuatro años. La especificación no significa que
se pueda agregar una fecha límite independiente cuando se configura una solución
de continuidad, pero en el caso de una interrupción permanente y determinista de la
cohabitación, se puede entender lógicamente que este es el período efectivo y el
período efectivo desde la fecha de presentación del reclamo No existe una solución
de continuidad computable. Cabe señalar que de acuerdo con las disposiciones del
artículo 339 de la Ley Civil, cuando se invoca el motivo del litigio, no existe un
período de validez, y el hecho de que la demanda se presente, y la demanda se
acelere.
La separación de facto se define como la disposición de uno o ambos cónyuges para
interrumpir la cohabitación del cónyuge sin acusar a ninguna de las partes de la
culpa culpable a menos que se determine la efectividad o las consecuencias del
cónyuge. Divorcio, dentro del alcance de las sanciones de divorcio, la diferencia
entre esta causa (y la separación del cuerpo) y otras razones es obvia, ya que no se

1
3
encuentra un comportamiento intencional o culpable que indique la ruptura del
vínculo (como el adulterio, la violencia física o psicológica). Violencia, lesiones graves
o intento de dañar sus vidas), pero solo en base a hechos objetivos, es decir,
separación dentro de un cierto período de tiempo y sin voluntad de unirse, sin
analizar las razones de esta situación.
En cambio, como se ha visto, en el divorcio-sanción, las causales son inculpatorias y,
por tanto, debe establecerse el factor de atribución que corresponda a la causal
específica en cada caso concreto.
Por el motivo de abandonar irrazonablemente la vivienda de una pareja, el abandono
material o físico de la vivienda de la pareja por parte de uno de los cónyuges
constituye esa razón, con el fin de retirarse intencional y deliberadamente del
cumplimiento de las obligaciones del esposo o esposo. Para la configuración de esta
razón, la distancia física entre uno de los cónyuges y la casa o residencia común no
es suficiente, pero los elementos subjetivos deben incluir voluntario, intencional y
gratuito menos la responsabilidad de la pareja (esto incluye no solo la convivencia
sino también la asistencia alimentaria, que No es necesario configurar una razón de
facto para la separación, sino que, por el contrario, para hacer las razones finales
declaradas, el demandante (probablemente la persona que salió de la casa) está
siendo actualizado con información sobre el cumplimiento de sus obligaciones
alimentarias.
El primer efecto o resultado común a todas las causas es la disolución o ruptura de la
relación matrimonial y el consiguiente fin de las obligaciones morales resultantes del
matrimonio, como la convivencia, la lealtad y la asistencia mutua. También incluye la
cesación del derecho de las mujeres a aumentar el apellido del esposo en el esposo
(Artículo 24 del Código Civil).Sin embargo, tratándose de la causal de separación de
hecho, el artículo 345-A del Código Civil ha regulado consecuencias específicas, en
tanto que no estamos ante una causal inculpatoria que conlleve consecuencias
gravosas o sancionadoras para el cónyuge culpable. Ello no quiere decir que exista
perdón total para quien promovió o dio lugar a la separación, señalando Alex
PLÁCIDO que
“de no ser así se incitaría a quien quiere obtener el divorcio a incurrir en culpa para
lograrlo. La solución contraria obligaría al otro consorte al divorcio, permitiéndose al

1
4
cónyuge culpable obtener por vías legales la liberación de la mayoría de sus
obligaciones conyugales y familiares”.

CONCLUCIONES:

1. La causa más alta de homosexualidad especificada en el Artículo 333, párrafo 9) del


Código Civil es negativa porque: El tema de la intimidad se expone antes del
proceso judicial; porque el demandante debe demostrar que el motivo de la
disolución del matrimonio se debe a la elección sexual del cónyuge criminal.
2. La reciente reforma de la figura legal del divorcio, modifica las condiciones para
proceder la ruptura del matrimonio, bastando simple y llanamente para
conseguirlo que, uno de los cónyuges sino desea continuar casado, manifieste su
voluntad, sin que el otro cónyuge se pueda oponer. Desaparecen, por tanto, la
existencia de las causas que justifiquen la decisión para solicitarlo, tales como la
infidelidad, el abandono injustificado del hogar, el alcoholismo, u otras, que se
venían exigiendo antes de la entrada en vigor de la Ley que lo regula

1
5
BIBLIOGRAFIA
1. Varsi Rospigliosi, E. (2004). Divorcio, filiación y patria potestad. Lima: Grijley.
2. Cháname Orbe, R. (2010). Diccionario de Derecho Constitucional. (7ma Ed.). Lima:
Adruss.
3. Brenes Córdova, A. (1979). Tratado de personas. San José de Costa Rica: Edit. Costa Rica.
4.

1
6

Оценить