Вы находитесь на странице: 1из 42

Aguascalientes

Aguascalientes es un estado de México en el que destaca la Feria Nacional de San Marcos, la


cual se celebra anualmente entre los meses de abril y mayo.
En ella, se celebran concursos que premian el mejor traje y, por ello, los trajes que en dicha
fiesta se ven son de lo más elaborados, coloridos y llamativos. Destacan los trajes de las
mujeres, que son a los que se dedica más tiempo y los que participan en estos concursos.
Aunque se pueden encontrar trajes de lo más variopintos, el traje más típico fue diseñado por
Jorge Campos Espino y llevaba una gran variedad de adornos, lo que hace que en ninguno de
estos vestidos falten una gran variedad de dibujos que representan desde animales hasta
frutas, todos ellos elaborados siempre a mano.
El traje de mujer siempre lleva el cuello alto, las mangas anchas en la parte de los hombros y
son muy ceñidos a la cintura.
Chiapas
El traje más típico de Chiapas es el de chiapaneca, que originalmente procede del municipio
mexicano de Chiapa de Corzo. Se estima que el traje, que consiste en coloridas flores sobre
un fondo negro o de un tono oscuro, se diseñó en un principio como medio a través del cual
representar la selva y su fascinante flora, en la que destacan los colores.
El traje consiste en una blusa de satín con un escote semi-circular que deja al aire los
hombros. La parte inferior, la falda, va toda bordada con flores de colores, entre las que
predominan los colores naranja, rosa, azul y blanco.
Para el bordado de flores, se emplea hilo de seda, motivo por el cual el proceso de producción
es duradero y requiere de mucha paciencia. Es típico también el quechquémel, una especie
de manta o poncho que se coloca en la parte superior del cuerpo y por el cual se introduce la
cabeza.
Destaca igualmente el tejido y los motivos del traje de novia tradicional del municipio de
Zinacantán, ubicado también en Chiapas, el cual puede observarse en la foto que se muestra
a continuación.
Chichén Itzá
El sitio arqueológico de Chichen Itzá se encuentra en la península de Yucatán y forma parte
del legado indígena que ha llegado hasta nuestros días. Por este motivo, los habitantes de los
alrededores poseen costumbres indígenas resultado de la cultura tribal que se ha conservado
en la zona.
Así, la vestimenta se caracteriza por trajes en los que no faltan los bordados de flores con una
amplia paleta de colores sobre fondos blancos. Los vestidos femeninos se pueden encontrar
en numerosos colores, pero siempre destacan por una característica principal: van ceñidos a
la cintura.
Guadalajara
En la ciudad de Guadalajara (Jalisco, México), los trajes tanto de hombre como de mujer se
llaman traje de charro, aunque este nombre se conoce en todo el país debido a que estos
trajes han dado la vuelta al mundo.
En cuanto al de mujer, éste consiste en un enredo de manta cuya longitud alcanza casi los
tobillos. La falda va cubierta de bordados hechos con la técnica del punto de cruz en forma
lineal y con hilos de una gran variedad de colores.
El de hombre puede ser bien el típico de mariachi, que es de color negro, añade algunos
detalles de color e incluye un sombrero de charro, o bien puede incluir una especie de poncho
hecho de tela de lana de oveja, llama, alpaca u otro animal.
Este poncho lleva una apertura en el centro por la cual se introduce la cabeza y suele llevar
franjas gruesas u otros diseños de diversos colores. En sus orígenes, el poncho, que a día de
hoy se utiliza en toda Latinoamérica, fue utilizado por indios, mestizos, blancos, gauchos, etc.
y todavía se conserva en nuestros días.
Hidalgo
En el estado mexicano de Hidalgo se pueden diferenciar tres regiones en las cuales
predomina una identidad cultural que destaca por tener sus propias tradiciones y costumbres,
entre las que destaca la vestimenta.
Los tepehua son un grupo étnico cuya vestimenta tradicional se caracteriza por estar diseñada
para un clima templado, por lo que se trata de una manta que incluye bordados casi siempre
en color rojo, aunque también puede emplearse hilo verde.
En cuanto al Valle del Mezquital, el atuendo es bastante similar al de la región de la Sierra
Tepehua, ya que está igualmente hecho de manta, pero el bordado que lleva se llama
pepenado y se puede encontrar hecho de hilo negro, rojo, azul, verde, etc.
Este bordado representa valores indígenas como el Nahui Ollin o el Xinicuilli. Finalmente, la
región Huasteca comprende el norte de Veracruz, el sur de Tamaulipas, partes de San Luis
Potosí e Hidalgo y la Sierra Gorda de Querétaro.
En esta última predomina un clima caluroso y húmero al mismo tiempo, por lo que el traje
típico consiste en una blusa blanca de manga corta sobre la que se tejen bordados con forma
de flores de infinidad de colores.
Michoacán
La cultura del estado mexicano de Michoacán se conoce como cultura tarasca o purépache, la
cual existía ya en la época precolombina, sobre el año 1200 a.C.
Así, el actual pueblo purépecha posee unas tradiciones indígenas concretas entre las que no
falta la vestimenta típica, fruto de las diversas actividades artesanales que desempeñan los
habitantes de esta comunidad.
Mención especial merece el traje de las mujeres, el cual se compone de una falda y una
camisa. En cuanto a las faldas, existen dos tipos:
Sabanilla: consiste en una especie de lienzo rectangular hecho con lana y tejido a mano. Su
amplitud servía en sus orígenes para abrigar durante las frías noches de invierno, de ahí el
nombre de sabanilla. Durante el día, esta falda se utiliza como falda y se sujeta a la cintura
con un ceñidor.
Zagalejo: es también de lana y se distingue de la sabanilla porque en la parte superior lleva
una tira de algodón de color fuerte, la cual contrasta con la franja que lleva en la parte inferior,
que es de color claro.
Las camisas se pueden encontrar de diferentes tipos, aunque quizá la más común es la que
consiste en una camisa que se pliega sobre el pecho y la espalda, y se borda con detalles en
blanco o en colores.

Nayarit
Los indios coras y huicholes han mantenido su tradición desde hace miles de años y,
actualmente, el traje típico masculino de Nayarit es el de huichol, derivado de la cultura
creativa y las características habilidades artesanales de esta comunidad indígena.
Las mujeres huicholes son conocidas por ser las mejores tejedoras de México, principalmente
por sus habilidades artísticas y su destreza manual que dan como resultado extraordinarias
prendas de lana con diseños únicos.
El traje masculino se caracteriza por el uso de una manta blanca y una camisa que tiene
abierta la parte de abajo de las mangas y está bordada con diseños simétricos de diversos
colores.
En cuanto al traje femenino, consiste en una blusa de un único color que incluye naguas
exteriores e interiores y sobre el que se añade un manto que cubre la cabeza y collares de
chaquira.
Oaxaca
Aunque todos los trajes típicos de México se caracterizan por ser muy coloridos, quizá la
vestimenta que utilizan las mujeres de Oaxaca sea la más colorida de todas.
En estos vestidos confluye una mezcla de tradiciones indígenas y técnicas de elaboración
coloniales, como las puntillas de bolillos o los holanes flamencos, entre otros.
En el Distrito de Jamiltepec concretamente, los vestidos poseen una amplia gama de símbolos
indígenas, tales como el Sol, las estrellas y otras formas geométricas que muchas veces
recuerdan a arañas o lagartos.
La falda o enrollado típico recibe el nombre de posahuanco.
Puebla
El traje típico por excelencia de mujer en el estado de Puebla (México) se conoce con el
nombre de china poblana, el cual está compuesto, en la parte superior, por una blusa blanca
escotada, de manera que se muestra parte del cuello y del pecho.
Su color es blanco y en ella se tejen bordados de colores a los que suele dársele forma de
flor. En la parte inferior, la mujer viste con una falda que se conoce con el nombre de castor,
debido a la tela con que se confecciona.
Dicha falda, que también puede llamarse zagalejo consta de dos capas: en primer lugar, la
capa superior, que mide unos 25 cm y está hecha de percal o sede verde (conocida como
corte); en segundo lugar, la capa inferior, que se cubre con dibujos hechos de lentejuelas y
llega hasta los tobillos.
Saltillo
La ciudad de Saltillo es la capital del estado de Coahuila de Zaragoza (México) y cuyo traje
típico masculino se conoce con el nombre de sarape o jorongo.
Consiste en una especie de poncho que se emplea desde sus orígenes para abrigar, ya que
está hecho de fibra de algodón o lana de borrego. El hilo, como en casi todas las prendas
típicas de México, es de múltiples colores y los diseños que se tejen son únicos y están
abiertos a la imaginación.

En cuanto al atuendo femenino, se caracteriza por blusas bordadas y deshiladas que se


pueden encontrar en infinidad de colores y con bordados de flores u otras formas
geométricas.
Yucatán
El traje típico femenino de Yucatán recibe el nombre de terno por las tres piezas que lo
componen: fustán, huipil y jubón. El fustán (llamado pic en maya) es la es la parte inferior y
consiste en una especie de falda ajustada a la cintura y que llega hasta los pies.

Dicha falda se remonta ya a la época de las mujeres mayas. El jubón es el cuello cuadrado
que se coloca sobre el huipil, que es el vestido blanco en sí. Además, este traje se
complementa con una especie de chal que se denonima rebozo de Santa María y un rosario
de filigrana, hecho a artesanalmente por los orfebres yuctaecos.
Veracruz
El traje típico de Veracruz (México) destaca porque en él predomina el color blanco, ya sea en
el caso de la vestimenta masculina como la femenina, y se denomina traje jarocho.
El vestido de las mujeres cuenta con una falda larga y ancha que cubre los tobillos y, sobre el
color blanco neutro, se cosen algunos encajes o bordados en varios colores. Sobre esta falda
se coloca un delantal o mandil que suele ser de color negro, granate o burdeos y la tela es de
terciopelo.

Este delantal también puede tener algunos detalles bordados en distintos colores. La parte
superior es del mismo color y puede tener o no mangas. Finalmente, incluye también un chal
de seda que suele ser de color amarillo con detalles en blanco y puede tener flecos u otros
elementos decorativos.
El atuendo masculino, por su parte, cuenta con unos pantalones blancos y una camisa
también de este color, la cual debe llevar siempre cuatro bolsillos (denominados bolsas en la
zona) y cuatro alforzas o pliegues delante y otras seis detrás.
Baja California
El traje típico de Baja California es denominado Flor de Cucapá. Fue elegido por aclamación
popular porque representaba los orígenes de la raza indígena y las costumbres regionales de
la entidad.
Baja California es un estado mexicano fundado en el año 1952. Su capital es Mexicali y su
ciudad más poblada es Tijuana.
La flor de Cucapá es un traje de manta muy blanca que consta de cinco piezas bordadas a
mano en hilos de algodón de diferentes colores.
Campeche
Los trajes típicos de Campeche son el resultado de la mezcla de la cultura de los indígenas
mexicanos con la cultura de los españoles. Estos integran el uso de los bordados y
decoraciones indígenas con el uso de las típicas faldas españolas.
Originalmente la mujeres de Campeche vestían huipiles, trajes usados por los habitantes de la
península de Yucatán que fue impuesto por los europeos con el objeto de cubrir el pecho de
las mujeres.
El traje típico regional combina los bordados de los huipiles con las tradicionales blusas y
faldas utilizadas durante la época colonial.
Como el traje típico regional se originó por la costumbre de estrenar durante sus cuatro
celebraciones más importantes, tiene elementos que son usados en honor a estas.
La vestimenta típica del hombre campechano está conformada por un pantalón negro que es
acompañado con un cinto rojo, el cual es ceñido a la altura de la cintura.
Este cinto es acompañado por una filipina de lino blanco que tiene botones dorados. También
utilizan un sombrero y un pañuelo estampado que usualmente es de color rojo.
Completan el traje con unas alpargatas y, en algunas ocasiones, zapatos de charol. Este
atuendo lleva un rosario negro en honor a San Román.
Chihuahua
Mujer:
El traje regional de Chihuahua consta de una blusa y una falda larga, una faja en la cintura y
huaraches (o guaraches).
El diccionario de la RAE define
guarache: m. Méx. Especie de sandalia tosca de cuero.

En muchas de las páginas consultadas aparece la imagen (foto de arriba) de la joven con la
falda azul, blusa blanca y botines, pero, según la descripción el traje típico es con huaraches
(o guaraches ), unas sandalias , según la definición.
Por el contrario, la imagen dibujada se muestra en Internet como la del vestido típico de
Chihuahua pero de tiempos pasados, y coincide a la perfección con la descripción encontrada:
blusa y falda larga, faja en la cintura y huaraches (sandalias).
Hombre:
El vestuario consta de traje militar, guerrera, cuello alto, pantalones entrabucados, y de
calzado se usan los botines. En la actualidad se han hecho una serie de combinaciones, en
las que predominan la gamuza y la mezclilla.
En la zona rural la vestimenta típica consiste en camisa, pantalón y botas de corte vaquero.
Colima
El traje típico de Colima está estrechamente relacionado con las tradiciones religiosas del
estado y del país. En el caso de las mujeres, lo visten exclusivamente durante la celebración
del novenario de la Virgen de Guadalupe.
La influencia indígena proviene principalmente de las comunidades tarascas que habitaron la
zona antes de la Conquista.
Tradicionalmente este traje se ha bordado a mano en cada casa para honrar a la Virgen de
Guadalupe durante el novenario. La falda es blanca e incorpora bordados en forma de rosas y
estrellas de color rojo.
La parte de arriba está bordada en punto de cruz, también a mano. Lo más característico de
este traje es que en la parte delantera incluye la imagen de la Virgen, de color café.
Es por esto por lo que se trata de una vestimenta usada exclusivamente en celebraciones
religiosas.
Durango
El traje típico de Durango es también conocido como adelita. De acuerdo con algunos
expertos, es el que mejor refleja las tradiciones de todo el país. De hecho, la adelita ha
ganado varios concursos en los que se elegía la mejor vestimenta tradicional mexicana.
Como es habitual, este Estado cuenta más trajes tradicionales aparte del nombrado. Entre
estos destaca el que visten los tepehuán, una de las comunidades indígenas más numerosas.
1- Adelita
Es el traje más tradicional de Durango y del país al completo. Existen ligeras variaciones
dependiendo de la zona del estado en que se vista y del momento para el cual se lo pongan
las mujeres.
Las mujeres llevan un traje floreado. A diferencia de lo que ocurre con otras vestimentas
tradicionales, los colores que adornan el traje son oscuros.
2- Traje tepehuán
El traje tradicional de los indígenas tepehuán está considerado como uno de los más típicos
de la región. Su origen se remonta a la época prehispánica y se sigue utilizando en
celebraciones y días festivos.
Las mujeres de esta etnia utilizan un traje de dos piezas: una falda y una blusa. La falda es
ancha y larga, con dos o tres colores.
Guanajuato
El traje típico de Guanajuato está muy relacionado con la actividad minera tan característica
de la zona. El de las mujeres se llama galereña y originalmente constaba de dos versiones
diferentes, pero basadas en las mismas prendas.
Una de estas dos formas de vestirlo era para el uso en el hogar, mientras que cuando salían a
la calle modificaban levemente su vestimenta.
La vestimenta hoy considerada como la más típica del estado tiene su origen en la época en
la que los hombres trabajaban en las minas diseminadas por su territorio.
Estas mujeres eran conocidas como galereñas puesto que trabajaban en las galeras. El
vestido que llevaban es el que se ha convertido en el típico del estado.
Guerrero
Los trajes típicos de Guerrero representan la riqueza cultural heredada de sus épocas
prehispánicas en armoniosa fusión con las costumbres de los pueblos colonizadores.
Desde el año 1942 fue dividido en 8 regiones geoculturales: Acapulco, Costa Chica, Centro,
Costa Grande, Tierra Caliente, La Montaña y Norte.
Como consecuencia de la multiculturalidad que le es característica, el estado guerrereño
posee un amplio abanico de indumentarias tradicionales indígenas y mestizas.
Toluca de Lerdo (México)
El estado de México , homónimo del nombre del país completo, es una de las 32 entidades
que conforman los Estados Unidos de México , y uno de los estados fundadores de la
federación.
En casi todas ellas hay representantes de grupos indígena y en el estado de México
encontramos a los mazahuas, otomíes, nahuas, matlatzincas y tlahuilcas , los cuales son
considerados nativos de este territorio.
Este estado de México es una de las entidades federativas que comparte un rico patrimonio
cultural intangible, sus manifestaciones folclóricas son diversas y coloridas, y tanto los pueblos
indígenas del estado como los pueblos mestizos han contribuido en la creación de una
identidad cultural propia que enorgullece a sus habitantes.
Mazahuas
Provienen de las migraciones nahuas de finales del periodo Posclásico y de la fusión racial y
cultural de los asentamientos tolteca-chichimecas .

Matlazincas
El vestido del pueblo Matlazinca se caracterizó hasta hace algún tiempo, en el hombre, por el
uso de un calzón de manta blanca que llegaba a los tobillos y camisa del mismo material,
gabán de lana liso, huarache y sombrero de palma, además de una faja bordada color rojo
que sirve para sostener el calzón.
En el caso de la mujer, una falda larga, llamada enredo o chincuete de lana de diversos
colores, blusa bordada, quexquémetl y faja para sostener la falda.
Actualmente, en muchos casos, el vestido tradicional se ha sustituido por ropa de confección
industrial, pues la vestimenta tradicional se usa exclusivamente en las festividades de este
pueblo

.
Nuevo León
los primeros habitantes en la región eran algunas tribus indígenas nómadas poco numerosas,
así es que los primeros asentamientos formales no se dieron sino hasta la llegada de los
colonos europeos hacia finales del siglo XVI.
Reconociendo esta realidad, el profesor e investigador Jesús Daniel Andrade González, tras
los pasos de elementos que tipifiquen una indumentaria regional inicia su análisis
describiendo los usos en el vestir desde la época española, pasando por la insurgencia, la
intervención francesa, la influencia del comercio europeo, la época porfiriana.
En su obra describe detalladamente los usos en el vestuario tanto de la clase media como de
la burguesía y del proletariado, y en ella advierte de los peligros al intentar crear o establecer
“trajes regionales” sin tener una base sólida de conocimientos de la idiosincrasia local.
Querétaro
Los trajes típicos de Querétaro han caracterizado al ciudadano de este estado, resaltando los
valores no solo del pueblo queretano, sino de toda la región. Querétaro es uno de los estados
que conforman la nación mexicana.
Las vestimentas tradicionales de Querétaro, como en algunas otras regiones mexicanas, se
conciben como una representación de la pareja tradicional: un conjunto femenino para la
mujer, quien es acompañada de un hombre que tiene su propia vestimenta armónica.
Es por esta razón que varios estados mexicanos han delimitado sus vestimentas tradicionales
a una sola presentación en pareja, que sea representativa de toda la riqueza y variedad
cultural.
El caso de Querétaro no es una excepción, y aunque en algún momento se concibieron más
de 40 trajes originarios, hoy en día se ha hecho difícil recabar información sobre tal pasado.
Quintana Roo
Los trajes típicos de Quintana Roo son uno de los aspectos culturales que sus habitantes más
se han esforzado en preservar. Existe un traje típico oficial; sin embargo, hay otros que son
representativos de los distintos territorios y celebraciones del estado.
Quintana Roo alberga en sus distintas regiones una gran riqueza cultural e histórica que se ve
reflejada en sus edificaciones y fuertes costeros.
Las celebraciones y festividades culturales tienen una gran importancia, al punto de tener
características únicas dependiendo de la región del estado en las que se realicen.
San Luis Potosí
Las huastecas llevan un enredo que les llega pocos centímetros debajo de la rodilla. Es de
manta blanca o de tela negra y liso atrás; al frente tiene cuatro tablones. El enredo está
sostenido por una faja hecha en fábrica con rayas jaspeadas rojas y azules y lleva un fleco
trenzado en ambos extremos. La blusa o saco suelto, es de percal floreado o de artisela rosa
o azul; tiene manga abullonada, cuello alto y pechera tableada, termina en la cintura con un
olán o faldilla suelta que cubre la faja. Arriba de la blusa llevan un quechquémel de algodón
blanco enteramente cubierto de bordados de estambre con punto de cruz.

El quechquémel tiene un fleco de lana hecho aparte y unido a la tela con cadeneta en los
mismos colores de los dibujos que son el anaranjado, el rosa, el morado y el verde. Alrededor
del escote del quechquémel hay un borde con picos que forman rayos. Está labrado con
estambre de colores en punto al pasado y lleva los picos volteados hacia arriba.
Las mujeres llevan colgada del hombro una bolsita alargada de manta blanca sin fleco y
bordada con los mismos motivos del quechquémel. Su tocado deriva del peinado
prehispánico, en el presente el “petop” es una corona hecha con madejas de estambre
sobrepuestas, que las mujeres aumentan por medio de un armazón de bejuco. El pelo dividido
en dos, cruza la nuca sobre el “petop” para formar un aspa; pasa otra vez alrededor del aro
sobre las orejas y acaba sobre la frente en otra cruz. Forma seis rombos de pelo que dejan
ver el anaranjado, el morado, el rosa y el verde de los estambres delgados. Arriba de este
peinado las mujeres ponen un pañuelo de artisela, ensartando una de la punta en el estambre
exactamente en el centro de la cabeza y dejándolo caer por detrás.

Sinaloa
Los trajes típicos de Sinaloa forman parte de su identidad cultural y representan la danza
regional. El traje típico es usado en ferias y en bailes de las fiestas populares de ese estado.
El traje típico que se usa actualmente fue creado en 1996. En la estructura de los trajes típicos
de Sinaloa se representan especialmente los principales productos agrícolas de esa región.
Al principio crearon un traje que resaltaba la cultura y las raíces de Sinaloa, pero este solo
podía servir de exhibición: era imposible usarlo en bailes culturales.
Finalmente, el traje fue realizado con las ideas de las profesoras de danzas de Sinaloa, y para
1959 fue presentado a nivel nacional en la Feria del hogar.
Sonora
 Sonora no cuenta con un traje típico regional definido; se representa al estado con varios
atuendos, pero los significativos son los que usan las mujeres yaquis y las seris.
La mujer Yaqui viste para el diario faldas y blusas holgadas de telas lisas principalmente y en
colores muy vivos con adorno de encaje angosto; bajo las amplias faldas llevan refajos de
manta ó percal. Usan rebozo con las puntas hacia atrás. Se trenzan el cabello y lo adornan
con cintas de color y vistosas peinetas; complementan su atuendo con anillos y arracadas de
oro y collares de cuentas de papelillo. También entre la mujer Yaqui es muy común el uso de
huaraches de tres puntadas, aunque las jóvenes prefieren las zapatillas comerciales.
El traje de fiesta -que se conoce como uno de los trajes típicos- lo constituye una falda de
manta bordada con flores multicolores, lo mismo que la blusa. Sobre la falda lleva una sobre
falda de tela sintética transparente y adornada con cintas de encaje blanco. Los
complementos son los mismos que diariamente utiliza.
Tabasco
Entre las bellas tradiciones de Tabasco destacan sus trajes típicos, que todos los
tabasqueños lucen con pundonor, especialmente en ocasiones de gala.
El atuendo tradicional de Tabasco es uno de los más vistosos del país y las mujeres y
hombres tabasqueños lo lucen con orgullo, tanto en el campo como en la ciudad, en ferias,
bailes, celebraciones, conmemoraciones y eventos especiales.
El traje típico campesino representa al pueblo trabajador y es confeccionado teniendo en
cuenta las características climáticas tabasqueñas. El traje de gala es bello y elegante y ha
permitido a Tabasco ganar varios concursos nacionales de vestimentas típicas regionales.
Tamaulipas
Hay una prenda de vestir con la que en todo México se identifica a los tamaulipecos: la cuera.
Es un artículo que a lo largo y ancho del estado se usa como prenda de gala para asistir a una
fiesta, para bailar y tocar música o para un desfile. Se le puede ver tanto en Ocampo como en
Tampico, Ciudad Victoria, Matamoros, Reynosa o en Nuevo Laredo; es, sin lugar a dudas, el
vestido típico tamaulipeco.
Ramón Mendoza, artesano de Tula, nos narra el origen de esta prenda tan singular, con
filigrana de cuero y barbas en las mangas, pecho y espalda:
“Anteriormente se le llamaba cotón; era una chamarra lisa, larga hasta el suelo,
exclusivamente para los vaqueros. La hacían de gamuza de venado pero la hacían para el
campo, para protegerse de las ramas, y de ahí nació la idea de hacerle una al general Alberto
Carrera Torres, pero ya con algunos adornos; en ese tiempo no se ponían las barbas que
ponemos ahora. Esa primera cuera la hizo el papá de mi suegro, el capitán Rosalío Reina,
que fue compañero revolucionario del general; dice mi mujer que la hizo en plena sierra:
donde andaba ahí cargaban la máquina. Los dibujos los tomó de las flores silvestres del
campo y de ahí para acá se ha venido estilizando a través de tanto tiempo. No tengo una
fecha exacta, fue entre 1915 y 1917”.
Tlaxcala
Existen diversos trajes típicos en Tlaxcala. Muchos de estos se asocian directamente con
danzas de este estado mexicano, mientras que otros se emplean como símbolos de la cultura
tlaxcalteca.
Esta falda es distintiva ya que está decorada con cintas verticales de diversos colores. Dichas
cintas pueden ser de lentejuelas o pueden estar bordadas en hilos de seda.
Por otra parte, el traje tradicional de hombre está compuesto por un pantalón corto y una
camisa blanca sobre la que se coloca un chaleco negro.
El hombre también lleva una capa bordada con hilos de seda o con lentejuelas combinada con
la falda de la mujer y un sombrero adornado con plumas de aves exóticas.
Zacatecas
El traje típico de Zacatecas se utiliza en los bailes y manifestaciones culturales de esta región
de México. Tiene su origen en el siglo XIX y sus colores simbolizan diferentes elementos de la
cultura de Zacatecas.
Como en muchas otras regiones del mundo, el traje típico de hombres y mujeres presenta
grandes diferencias.
A pesar de compartir los mismos colores y un estilo tradicional, cada uno presenta un corte
típicamente masculino o femenino.
Traje típico masculino
El traje del hombre en el estado de Zacatecas consta de tres prendas de ropa diferenciadas.
La primera es un pantalón campero de colores claros, normalmente beige o crema. Sin
embargo, es posible encontrarlo en otros colores menos habituales.
La segunda prenda es una camisa blanca de cuello alto. Habitualmente esta camisa presenta
bordados en la zona del pecho.
La última prenda es una chaqueta de color rojo, con mangas a la altura del codo.
Normalmente se lleva abierta y está decorada con botones de color dorado.
Traje típico femenino
Como es habitual en las vestimentas típicas de los estados de México, el traje típico de la
mujer presenta más complejidad que el del hombre.
En este caso, el traje femenino consiste en una falda de paño rojo a juego con la chaqueta del
hombre. Esta falda es de línea A en la parte frontal, y tablones en la trasera.
La parte inferior de la falda suele tener un bordado de encaje blanco con flores. Normalmente
las flores también son rojas, a juego con el resto de la falda.
Ciudad de México
El traje típico del Distrito Federal suele conocerse mayormente debido a que suele incluir los
colores de la bandera mexicana ubicados horizontalmente sobre todo el vestido de la mujer.
Se caracteriza por ser un vestido muy amplio que consta de una sola pieza dividida por una
cinta fina colocada alrededor de la cintura. La prenda está constituida por una parte superior
que goza de un escote cuadrado y pequeño adornado con unas mangas cortas muy armadas
en los hombros. La parte inferior es muy amplia y es lo que hace que sea muy vistosa y
llamativa. Está adornada con decorados en color dorado y está hecho de encaje lo que la
hace ver sutil y elegante. Como detalle final se le coloca a la mujer un manto que rodea todo
su cuerpo enrollándose en los brazos y manos. Cabe mencionar que la mujer también suele
utilizar un sombrero amplio que hace que se resalte todo el traje típico del Distrito Federal.
Es uno de los pocos trajes típicos del mundo que se encuentra conformado por toda la
bandera desde el comienzo hasta el final del diseño. El Distrito Federal supo cómo aplicarle
un detalle único que no es posible verlo repetido seguidamente en otros modelos.