Вы находитесь на странице: 1из 11

1

Titulo

INVESTIGACIÓN SOBRE LOS DERECHOS DE LA MUJER COMO


CIUDADANA
2

Anderson Edgar Villarreal Puente.


Junio 2020.

INSTITUTO TECNOLOGICO SUPERIOR LOS ANDES.


Cuarto Semestre de Seguridad Ciudadana y Orden Público.
Derechos Humanos II.
3

Tabla de Contenidos
Análisis de la declaración de los derechos de la mujer y la ciudadanía, como aportación
ideológica a los derechos humanos de las mujeres..............................................................4
Resumen..............................................................................................................................4
Los Derechos Humanos de las Mujeres en la modernidad..............................................9
Conclusiones..................................................................................................................10
Bibliografía........................................................................................................................11
4

Análisis de la declaración de los derechos de la mujer y la ciudadanía, como

aportación ideológica a los derechos humanos de las mujeres.

Resumen

La Declaración de los derechos de la mujer y la ciudadanía, fue redactado por


Olympe de Gouges como una forma de protesta por la exclusión de las mujeres de la
declaración de (1789), proponía una emancipación femenina en razón de la igualdad de
derechos o la equiparación jurídica y legal, que resultara ser muy progresista A pesar de
ello, hoy debemos seguir reivindicando que las mujeres somos sujetos de derechos
humanos.

¿Qué significa ser mujer?

Dentro de la humanidad, ser mujer representa una categoría particular y compleja,


simple es decir que biológicamente se puede encontrar una diferencia entre los cuerpos a
partir de su sexo para identificar el de un hombre y una mujer que será reflejado en seres
socialmente construidos, sin embargo la sexuación será quien determine la
caracterización de la sexualidad de los individuos de una especie, no solo considerando el
sexo genético, biológico y fisiológico, sino englobando también su sexo psicológico (la
identidad sexual y la asimilación de los roles sexuales)  y su "sexo objeto" u orientación
sexual, ya que existen otros casos diversos, la intersexualidad, la transexualidad y la
feminidad/masculinidad externa, que difieren del propio, lo que obliga a un replanteo de
conceptos y visiones que dan lugar al paradigma llamado perspectiva de género.

“La primera casusa impulsa a los hombres a atacarse para lograr un beneficio, la
segunda, para lograr seguridad; la tercera, para ganar reputación. La primera hace uso de
la violencia para convertirse en dueña de las personas, mujeres, niños y ganados de otros
hombres…,”
5

Olimpia de Gouges como una construcción política.

La historia de una vida, en específico de una mujer siempre resulta interesante, pero
hablar de Marie Gouze y Olimpia de Gouges, es enigmático e inspirador. Marie Gouze,
mujer francesa, del siglo XVIII, viuda de Aubray, hija reconocida de Gouze, e ilegítima
del marqués Jean-Jacques Le Franc de Pompignan, se renombra como Olimpia de
Gouges en una nueva persona frente a la sociedad.

Da nacimiento a una construcción política e ideológica la que asume con una


postura de defensa de los derechos correspondientes a las mujeres, que como seres
humanos se le tienen que reconocer, pareciendo demasiado utópica y radical en ese hecho
para su época; sin embargo siembra y deja una gran herencia a la lucha por el
reconocimiento de la igual de derechos de las mujeres.

Es considerada por trasformar los estereotipos de su época: “Una mujer que rompe
con convencionalismos sociales duelo, condición de viudez, jerarquías de clase – que
rompe con mandatos de género, separándose de los vínculos masculinos (esposo y padre),
de su condición marcada por la sumisión, la prudencia y la abnegación”(…) “saliendo del
ámbito doméstico privado para irrumpir en el espacio público, dejando el rol de esposa
para convertirse en una mujer independiente, autónoma, libre pensadora y
autosuficiente”.

Se considera que Olimpia de Gouges determino como un medio para obtener la


igualdad de oportunidades a espacios públicos por las mujeres, a la democracia, es citado
en “Olimpia de Gouges: Un personaje que escribió su propia historia” como es
considerado que debe ser la participación en la sociedad de la mujer, de la siguiente
manera:

Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadanía 1791

Texto que fue redactado por Olympe De Gouges como una forma de protesta por la
exclusión de las mujeres de la Declaración de 1789 para ser decretada, pero nunca fue
aprobado por la Asamblea Nacional Francesa por lo cual legalmente no es mencionado
6

en ningún instrumento jurídico.

ANALISIS

Las madres, hijas, hermanas, representantes de la nación, solicitaron que se las constituya
en la asamblea nacional. Por considerar que la ignorancia, el olvido o el desprecio de los
derechos de la mujer son las únicas causas de los males públicos y de la corrupción de
105 gobiernos, han resuelto exponer en una declaración solemne, los derechos naturales,
inalienables y sagrados de la mujer a fin de que esta declaración, constantemente presente
para todos los miembros del cuerpo social les recuerde sin cesar sus derechos y sus
deberes, a fin de que los actos del poder de las mujeres y los del poder de los hombres
puedan ser, en todo instante, comparados con el objetivo de toda institución política y
sean más respetados por ella, a fin de que las reclamaciones de las ciudadanas, fundadas a
partir de ahora en principios simples e indiscutibles, se dirijan siempre al mantenimiento
de la constitución, de las buenas costumbres y de la felicidad de todos.

Especificó el número de 105 gobiernos causantes de violentar los derechos de las


mujeres por la ignorancia olvido y desprecio imputando una responsabilidad y
negligencia a estos gobiernos que hoy serian claramente una violación de derechos
humanos de las mujeres, de comprobarse dicha imputación, por lo cual señala, que se
resolvería al exponer en una declaración solemne los derechos naturales, inalienables y
sagrados de la mujer a fin de que estuviera presente para la sociedad sus derechos y
deberes con el compromiso de respetarlos, y hace hincapié en ser comparados en el
objetivo de toda institución política reconociendo los derechos políticos de las mujeres y
la categoría de ciudadanas.

Si bien se establece que debía seguirse a la Constitución y a las buenas


costumbres, es una cuestión importante de análisis para la defensa de los derechos de
7

las mujeres, considerándolo con una perspectiva de género actual, lo que representan
las “Buenas Costumbres” basadas principalmente en pilares morales socialmente
construidos, que reiteran y está integrada por estereotipos y prejuicios, fundamentando
que tenía como objetivo el buscar el fin de la felicidad, termino difícil de
conceptualizar y arrogantemente idealista, si no es, tal vez, por la base de
interpretación que funda Aristóteles, con relación a la fin de la polis, considerando en
lo personal que puede ser referente para el planteamiento de Olimpia de Gouges:

Sin embargo realizo una afirmación de superioridad fundándolo en la característica


particular de la maternidad, reforzando la capacidad de alumbramiento y maternidad que
no necesariamente describe en general a la mujer ni es posible llegar a ello sin la
participación de la aportación de espermatozoides para lograr el embrión y genera nueva
vida aun con los avances científicos, sin restar importancia a la carga que representa para
la mujer ya que puede verse afectada en su integridad física no es una cuestión de
superioridad sino es una capacidad diferente y puede ser compensado con la equiparación
de derechos.

Estable que la ley debe emanar conforme al término “Voluntad general” utilizado
por el filósofo suizo Jean Jacques Rousseau en su famoso libro “El Contrato Social” de
1762 pilar para la idea de democracia que reemplazaba la “voluntad del rey” como
monarca absoluto, por el ideal de un sistema igualitario que considerará la participación
en la toma de decisiones es decir ejercer la democracia.

Así mismo pone sobre la mesa la defensa de la igualdad del ejercicio de la


democracia y da un gran paso al plasmar el deber de permitir sin discriminación el acceso
de las mujeres a los cargos públicos en igualdad de condiciones a los hombres en los
puestos y empleos públicos, con la única consideración según sus capacidades y sin más
distinción que la de sus virtudes y sus talentos, que tenía por objeto el reconocimiento
de capacidades y de oportunidades en igualdad a los puestos y empleos públicos, otorgar
el derecho y la inclusión de la participación activa de las mujeres en vida pública.
8

Nos plantea de manera admirable el fin de proteger los derechos de la mujer lo que
tiene como resultado el garantizar los derechos es decir: GARANTIZAR LOS
DERECHOS DE LA MUJER ES GARANTIZAR LOS DERECHOS DE TODOS, que
debe ser llevado a la práctica y no solo en el espíritu o esencia del ideal de justicia, sino
de una justa eficacia.

ANALISIS

La percepción de una necesidad o de un interés insatisfecho o amenazado puede conducir


a la formulación de un derecho. Y aunque “positivitzar” y “hacer visible” esta necesidad
en términos de derecho es un primer indicio del valor que el mismo ordenamiento le
otorga, esto no equivale a asegurar su satisfacción. Es más, hay una percepción difundida
de que un derecho sin garantías es poco más que un “derecho en el papel”. Las
garantías, precisamente, son mecanismos de protección de los intereses o de las
necesidades que constituyen el objeto de un derecho. De hecho, el mayor o menor
grado de protección de un derecho es un elemento central para determinar su carácter más
o menos fundamental dentro de un ordenamiento jurídico concreto.

Comparación de la declaración de derechos del hombre y el ciudadano

La Declaración de derechos del hombre y del ciudadano de 1789 es considerada


como los cimientos de los ideales políticos que darán como resultado paso a la evolución
de los derechos humanos.

Sin embargo, la Declaración se refiere en su contenido a los derechos del hombre y


del ciudadano, no tutelar en igualdad a los derechos de las mujeres dejando incompleta la
noción de humanidad al excluir a la mitad de la especie.
9

En 1791 es presentada a los representantes del pueblo francés reunidos en


Asamblea una Declaración de los derechos de la mujer y la ciudadana, redactada por
Olympe de Gouges en seudónimo de Marie de Gouze.

ANALISIS:

En el preámbulo de 1789 se menciona a los representantes de la nación sin


incorporar a las mujeres, por lo cual en la de 1791 se especifica la participación de las
madres, las hijas, las hermanas, como parte representante de la Nación, y solicita su
incorporación al ser constituidas en la Asamblea Nacional y exponer en el cuerpo del
texto los derechos naturales, inalienables y sagrados de la mujer, como el fin de la
declaración, es más amplia al contemplar a los hombres en el mismo párrafo como todo
el cuerpo social; al señalar que los actos de poder de las mujeres y los actos de poder de
los hombres puedan ser más respetados en el objetivo de toda institución política, y
tiendan siempre hacia el mantenimiento de la Constitución, añadiendo las buenas
costumbres en el último texto.

En específico se describe y afirma en la Declaración de los derechos de la mujer y


la ciudadana, que es el sexo superior, tanto en belleza como en valor -como lo
demuestran los sufrimientos maternales es la mujer, reconoce y declara, en presencia y
bajo los 105 auspicios identificando y enunciándolos en el preámbulo 105 gobiernos, sin
enlistarlos..

Los Derechos Humanos de las Mujeres en la modernidad

La evolución de los derechos humanos de las mujeres, ha sido en base a la gran


lucha incansable por la justicia, la equidad y la igualdad de derechos, para ser
consideradas a las mujeres en un Estado de Derecho, como seres que conforman en
igualdad a la humanidad.
10

A pesar del paso del tiempo y los grandes esfuerzos, actualmente seguimos
luchando por el respeto de los derechos de las mujeres, para el sistema interamericano, la
Corte Interamericana de Derechos Humanos,

ANALISIS

Reconoce los esfuerzos de los Estados por adoptar un marco jurídico y político para
abordar la violencia contra las mujeres que incluye una gama de recursos e instancias
judiciales de protección, existe una dicotomía entre su disponibilidad formal y su
idoneidad para remediar dichos actos de violencia. La CIDH ha podido constatar que la
respuesta judicial ante casos de violencia contra las mujeres es notablemente deficiente y
no corresponde a la gravedad e incidencia del problema.

Conclusiones.

Humana inspiradora, resulta de gran trascendencia y herencia ideológica los aportes


de Marie Gouze reconocida como Olimpia de Gouges, pionera y pilar en la lucha y
reconocimiento de los Derechos de las mujeres, que proponía una emancipación
femenina en razón de la igualdad de derechos o la equiparación jurídica y legal, aun que
mantuviera arraigados algunos tintes conservadores y reafirmadores de estereotipos y
desigualdades de género.

Es admirable el despertar ideológico de conciencia sobre los Derechos inherentes a


las mujeres, sin embargo se apreciaba algunas incongruencias en su pensar al reproducir
estereotipos y al apegarse a las buenas costumbres ejerciendo prejuicios contra de la
mujer, ejemplos de ello es observado en artículo noveno de su texto donde al ser
declarada culpable una mujer determinaba que caería todo el rigor de la Ley, o el articulo
décimo primero que resultara ser muy progresista sin embargo terminara limitándose
11

frente a la Ley que necesitaba más bien ser modificada al respeto de aquellos derechos,
reproduciendo naturalizaciones de prejuicios y estereotipos de carácter moral construidos
socialmente contrarios a la actual perspectiva de género y carente de una presunción de
inocencia.

A pesar de los grandes esfuerzos de esta honorable militante defensora de los


derechos de su género hoy debemos seguir reivindicando que las mujeres somos sujetos
de derechos humanos.

A nivel internacional es hasta el 18 de diciembre de 1979, que la Asamblea General


de las Naciones Unidas aprobó la Convención sobre la eliminación de todas las formas de
discriminación contra la mujer, que entró en vigor como tratado internacional el 3 de
septiembre de 1981 al realizarse la ratificación por 20 países.

Bibliografía

CIUDADANA, D. D. (s.f.). http://clio.rediris.es/n31/derechosmujer.pdf. Obtenido de


http://clio.rediris.es/n31/derechosmujer.pdf.
Ciudadana, O. d. (s.f.). http://www.pudh.unam.mx/perseo/olympe-de-gouges-y-la-
declaracion-de-los-derechos-de-la-mujer-y-la-ciudadana-2/. Obtenido de
http://www.pudh.unam.mx/perseo/olympe-de-gouges-y-la-declaracion-de-los-
derechos-de-la-mujer-y-la-ciudadana-2/.