Вы находитесь на странице: 1из 19

EL RITO DEL UTERO

Facilitadora: Siuatl Poktli (Mirian Acuña)

ORIGEN
Casi dos centenares de mujeres se reunieron en ceremonia en el Instituto Omega el
Sábado, 11 de octubre de 2014 para ser las primeras en recibir una transmisión
energética del rito- de un linaje de mujeres de la selva amazónica.

Con un semicírculo de hombres golpeando y cantando en el perímetro de la


habitación, cada mujer caminó un camino metafórico a través de las trompas de
Falopio y el útero; donde fueron recibidos por una mujer chamán que administró el
“13° rito del Munay-Ki “- El Rito de la Matriz – con la intención de sanar en las mujeres
los sufrimientos que llevan en su vientre.

Habiendo recibido las semillas de la curación, cada mujer transitó el canal de parto
ceremonial en la nueva vida – saludado y apoyado en el amor por los hombres.

Marcela Lobos fue la primera en recibir el Rito 13° en marzo de 2014, un viaje de doce
años que nunca podría haber previsto en el 2002, cuando tuvo un sueño que dio
comienzo a todo.

En este sueño, soñó que estaba embarazada de un bebé muerto. Habiendo crecido en
Chile, un país de la dictadura y el terrorismo, el miedo estuvo siempre en las puertas
de Marcela y en sus sueños, el terror casi la paralizó, vio como cuatro parteras de
blanco ayudaron a parir a su bebé muerto, mientras que hombres armados hacían la
guerra puertas afuera. Ella despertó, sobresaltada y agitada, sintiendo que el sueño
era significativo, pero sin entender su significado.

Dos años más tarde, mientras organizaba su habitación, uno de sus diarios íntimos
cayó al suelo abierto en la página de la descripción de su sueño. Después de una
lectura superficial, lo dispuso de nuevo en el estante para centrarse en sus tareas
cuando un golpe brutal llegó a su puerta. Como sucede con las personas con síndrome
de estrés-postraumático, Marcela fue transportada al instante a su pasado de guerra,
el terror y la opresión y ella en espiral cayó en un pánico incontrolable.

Ella había estado estudiando la Rueda de la Medicina en Los Cuatro Vientos Sociedad y
oyó una voz decir, “Marcela, se aplica lo que se sabe”. En ese momento, un espíritu
jaguar hembra apareció: “Yo te enseñaré el camino del guerrero luminoso.
Concéntrate en tu luz”.

Todo le parecía negro a Marcela, pero a medida que aplicó los principios que había
aprendido, una luz tangible llenó la habitación y la rodeaba. Los golpes continuaron,
pero su terror rápidamente comenzó a retroceder. Fue entonces que las cuatro
parteras de su sueño aparecieron de la chimenea y le dijeron: “Ahora es el momento
de entregar ese bebé muerto”. En ese momento Marcela comprendió que su “bebé
muerto” era el miedo que había llevado en lo profundo de su vientre durante casi tres
décadas”.

Marcela se acercó al fuego como ese linaje de mujeres que se adelantan. Puso las
manos sobre su vientre y tiró ese miedo al fuego. Más tarde, en el baile de la
celebración, las mujeres le dijeron: “Ahora usted tiene el conocimiento, y la
plataforma adecuada para transmitir este mensaje al mundo. Estaremos cerca suyo y
seguiremos enseñándole”.

Durante diez años, este linaje de la mujer refuerza y apoya a Marcela en su formación
chamánica y se puso a su lado mientras conducía los viajes a la selva amazónica y a los
Andes.

Pero, no fue hasta marzo de 2014 que a Marcela se le dijo que era hora de compartir el
rito de la matriz. Ella estaba liderando un grupo de mujeres para trabajar con los
chamanes femeninos de la Nación Shipibo en la selva. Durante un viaje chamánico con
ellos, Marcela se reunió de nuevo con las cuatro parteras que le dijeron: “Marcela, su
útero está listo para ofrecer el 13 Rito del Munay-Ki para las mujeres. Vamos a darle
una transmisión”.

Y las mujeres procedieron a transferir jugo verde brillante de una selección de plantas
en cada vena del cuerpo de Marcela. Cuando este jugo verde de la vida rodeó su
vientre se hizo como una esfera de neón de la energía.

Esta fue una purificación de mi cuerpo y la psique -dijo Marcela. “Y al darme la


medicina, me dieron el rito, y me dijeron que transmitirle a tantas mujeres como sea
posible; curaría los hombres, y que sanaría la vida”.

Dijeron a Marcela:

“El ÚTERO no es un lugar para almacenar el miedo y el dolor.

El ÚTERO es para crear y dar a luz a la vida”.


A Marcela se le dijo que a la primera persona que tenía que ofrecer el rito era su
madre. Y así visualizó a su madre y sintió como sus vientres se volvieron uno. Ella
susurró el rito a su madre y vio el vibrante verde de su propio vientre transferido a los
herederos.

Marcela continuó “recibiendo instrucciones” sobre cómo llevar esto a un público más
amplio y el 11 de octubre se puso en marcha el Rito de la Matriz con las mujeres en
Omega. Una semana más tarde se dio el rito a otras doscientas mujeres en California, y
para otras doscientas mujeres en Miami a finales de mes. Todas las cuales ahora son
capaces de ofrecer el rito.

El 30 de octubre, Marcela escribió esta carta a las mujeres que han recibido el rito:

Estimadas señoras,

Estoy muy agradecida a cada una de ustedes que recibió el Rito de la matriz, y
también estoy agradecida que deseen compartirlo con otras mujeres. Me siento
completa con la tarea de dar a luz este rito al mundo.

Ahora pertenece a todas las mujeres que estén abiertas a recibirlo, y también a los
hombres a quienes les resulta esencial para su sanación.

Ahora les toca el linaje de seguir creciendo esta sanación a las cuatro direcciones del
mundo, y de esta manera, traer sanidad a nuestra Tierra.

Y ahora usted es el linaje tanto como yo soy el linaje. Nos estamos convirtiendo en
mujeres, que se liberaron del sufrimiento.

Nutran el rito hasta que no haya más miedo o dolor en sus vientres.

Mucho amor siempre.

Marcela Lobos
Hay un linaje de mujeres que se ha liberado del sufrimiento. Este linaje de mujeres nos
recuerda que:

El útero no es un lugar para guardar miedo o dolor; el útero es para crear


y dar luz a la vida.
El espíritu femenino de la selva nos recuerda esta vital y simple verdad:

El útero no es un lugar para guardar miedo o dolor; el útero es para crear


y dar luz a la vida.
A través de la medicina de la selva, este linaje de mujeres nos ha entregado el 13 rito
del Munay-ki: el rito del útero.

Una vez que lo recibes lo compartes a todas las mujeres posibles.

Levantas tus manos e invocas al linaje diciendo:

El útero no es un lugar para guardar miedo o dolor; el útero es para crear


y dar luz a la vida.
Activas el rito dentro de ti misma poniendo ambas manos sobre tu vientre y
repitiendo:

El útero no es un lugar para guardar miedo o dolor; el útero es para crear


y dar luz a la vida.
Transmites esta sabiduría desde tú útero al útero de ella:

El útero no es un lugar para guardar miedo o dolor; el útero es para crear


y dar luz a la vida.
Ella confirma que ha recibido esta sabiduría en su útero.

El útero no es un lugar para guardar miedo o dolor; el útero es para crear


y dar luz a la vida.
Sanemos nuestro útero; sanemos los úteros de nuestras madres, hermanas, e hijas. Y
de esta manera brindémosle sanación a nuestra Madre Tierra.
Preguntas Frecuentes

¿Por qué el 13° y no el 10° Rito?


Antes del Rito del Utero había nueve ritos Munay-Ki.

Aunque el rito del útero es el décimo rito que se nos ha entregado, es un rito femenino
por lo cual no tiene que seguir la linealidad.

El linaje que entregó este rito quiere que honremos a las trece lunas de un año, que
están conectados a los ciclos de la matriz.

¿Si he tenido una histerectomía puedo recibir este rito?


Si tu útero ha sido removido, es aún más importante que reciba este rito.
Energéticamente todavía tienes tu útero, y es vital que te vuelvas a conectar con él
para recuperar tu sabiduría y poder femenino. Después de recibir el rito, es
fundamental que lo nutras en cada luna oscura para sanar cualquier huella de dolor y
tristeza, y dar paso a la alegría y la compasión.

Si una mujer está en cinta, puede recibir el rito?


Este rito es una bendición para la madre y el bebé, ya que informará a ambos seres. Sin
embargo, es importante entregarlo aún con mayor delicadeza y reverencia por la vida,
y también honrar la intuición de la madre en su estado de gracia.

¿Qué pasa con los hombres?


Toda la vida viene de las entrañas de la Tierra, y todos los hombres vienen desde el
vientre de una mujer. Es igual de importante que los hombres se conviertan en
guardianes del útero, como lo es de importante para las mujeres.
La forma en que los hombres se convierten en guardianes del útero es comunicándole
a las mujeres que apoyan su viaje de sanación al convertirse en guardianes de la Tierra.

¿Los hombres pueden participar en la ceremonia?


Si las mujeres que están dando y recibiendo el rito sienten que es apropiado invitar a
los hombres a la ceremonia entonces está muy bien.

Cuando los hombres se presentan al servicio de las mujeres y del rito, es


tremendamente sanador para todos los implicados.

Los hombres pueden ayudar a establecer el espacio sagrado haciendo que se sienta
especialmente seguro para ellas.

Entonces los hombres, se pueden ordenar de forma estratégica en el espacio para que
las mujeres se sientan apoyadas en esta sanación. Para realzar su papel, los hombres
pueden golpear palitos, como una manera de decir estamos aquí para ustedes como
en la foto.

¿Los hombres pueden recibir el rito?


Este rito es para sanar el útero y, ocasionalmente, hay un hombre que siente la
necesidad de sanar su vientre psíquico. A veces, estos hombres tuvieron experiencias
muy traumáticas en los vientres de sus madres, o tuvieron una relación muy
disfuncional con el aspecto femenino de la vida.

Si un hombre pide recibir este rito con un corazón sincero, entonces es apropiado
compartirlo con él.

¿Está bien cobrar por entregar el Rito del Utero?


Ninguna mujer debiera ser discriminada a causa de dinero para recordar que su “útero
no es un lugar para guardar miedo ni dolor.”

Un linaje de mujeres que se liberó del sufrimiento nos entregó el Rito como un acto de
amor incondicional y compasión. Y este es el espíritu con el que debemos transmitir el
rito a otras mujeres una vez que lo recibimos.
En cualquier caso, si alguien invierte sus recursos de tiempo y dinero para crear un
evento especial del rito del Utero (comprar alimentos, alquilar un lugar, hacer
ofrendas, etc) puede solicitar una donación y también “sugerir” la cantidad.

La ganancia en compartir el Rito del Útero no es el dinero, sino la alegría de ser parte
de una comunidad de mujeres guardianas de la vida en la Tierra.

¿Puede el rito darse a larga distancia?


Si la persona que está dando el rito ya sabe cómo trabajar con la energía a larga
distancia, entonces puede hacerlo. Aunque lo mejor es recibir el rito en persona; ya
que parte de nuestro anhelo para reconectar con lo femenino tiene que ver con
encarnar nuestra espiritualidad.

Espacio Sagrado

Es muy importante crear un ambiente acogedor que invite al linaje a venir cuando
compartes el rito. Si el espacio se siente atractivo para ti y para las mujeres que van a
recibir el rito, entonces también será atractivo para el linaje.

INTERIOR
Si la ceremonia va a suceder en un espacio interior, entonces debes construir un altar.
No necesita ser grande o complicado, pero si debe evocar belleza y sacralidad.

Sobre una superficie plana, como una mesa o un banco, coloca una manta bonita y en
el medio de ella un recipiente con agua. Este es el elemento más importante del altar
ya que el agua absorberá las oraciones de la ceremonia y luego se la ofrecerás a la
Tierra para su sanación.

A continuación, puedes añadir trece velas alrededor del agua para honrar las trece
lunas del año y también para activar el altar con el fuego. Por último, puedes mejorar
el espacio y la ceremonia agregando flores o pétalos de flores en el altar
(especialmente lavanda y rosas).

Después de seguir estos pasos conéctate con tu intuición y con el linaje para saber si
debes agregar alguna otra cosa. Haz una pregunta y sintonízate para recibir la
respuesta, recordando que tu también eres el linaje.
EXTERIOR
Si tienes acceso a algún lugar en la naturaleza que sea atractivo y acogedor puedes
realizar la ceremonia allí. Una laguna o lago es especialmente ideal porque representa
el útero de la Tierra y queremos compartir esta sanación con Ella. Pero, también puede
ser debajo de un árbol, en un bosque, juntó a una gran roca, junto a un río, en una
montaña, o en cualquier lugar que te ayude a comulgar con el carácter sagrado de la
vida.

OFRENDA
Ya sea en interiores o al aire libre, es importante compartir la sanacion con la Madre
Tierra. Cada mujer que recibe el rito puede ofrecer una oración de sanación para ella.

Si estás en un lugar interior, puedes utilizar los pétalos de las flores para soplar en ellos
tus oraciones y luego ponerlos en el recipiente con agua. Al final de la ceremonia
vacías esa agua directamente sobre la tierra, o se la das a un río o a un lago.

Si estás al aire libre, también puedes soplar tus oraciones en los pétalos y dárselos
directamente a la Madre Tierra. Si sientes que hay algo más apropiado en que soplar
tus oraciones, confía en tu intuición.

Creacion del Espacio Sagrado

Todo el trabajo espiritual dentro del chamanismo se trabaja en un lugar sagrado, en un lugar en
el cual las energías y los espíritus son invocados para protegernos y para que nos ayuden en
nuestro trabajo celestial.

Para crear un espacio sagrado, mirando hacia al rumbo cardinal al cual se invoca, y se dice:

**** “Llamo a los Vientos del Sur, a los Guardianes de la Tierra, invoco a la hermana
Serpiente, Sachamama”

Ayúdame a dejar el pasado atrás, a cambiar de piel. Enséñame a seguir mi sendero de amor.

Y guíame en el camino de la belleza interior”. AHOO


*** “Lamo a los Vientos del Oeste, a los Guardianes del Agua, invoco a la Madre
Jaguar, Otorongo”

Protege mi espacio medicinal, y muéstrame el camino de la suavidad y de la paz.

Guerrera luminosa, protectora de la Fuerza de vida. Enséñame a caminar con impecabilidad.

Muéstrame el camino más allá del miedo, más allá de la muerte”. AHOO

***** “Llamo a los Vientos del Norte, a los Guardianes del Aire, invoco al hermano
Colibrí,Sitwar Qenti"

Lléname de tu néctar y dulzura, para que sólo vea alegría.

Enséñame a vivir en el presente. Con amor y felicidad.

Invoco también a los Abuelos, Abuelas, Ancestros, Mi Escudo Linaje. Los honro y venero. AHOO

*** “Llamo a los Vientos del Este, a los Guardianes del Fuego, invoco al gran Águila/Cóndor,

Anka/Kuntur”

Elévame desde lo humano hacia lo Divino.

Enséname a ver con los ojos del corazón. Dame el don de la visión, la claridad y la belleza.

Enséñame a volar conectado con la gran fuerza del Espíritu. AHOO

**** “Llamo a la dirección de abajo, invoco al Espíritu de la Madre Tierra,


Pachamama, Pachamamita”,

Lleno de amor y gratitud te saludo. Gracias por todos tus frutos y bendiciones que me brindas.

Por sostenerme, por darme tú medicina. Invoco a todos los Apus, Ñustas Montañas y Cerros

Sagrados. Espíritus de la Naturaleza. AHOO


**** “Llamo a la dirección de arriba, invoco al Gran Espíritu (Wakan Tanka), Padre Cielo,Tata
Inti,Padre Sol´´

Te agradecemos por reunirnos y por la vida que nos das, Por iluminarnos cada día.

Invoco a los Hermanos de las Estrellas, a la Cruz del Sur, Osa Mayor, Pléyades. A las Tribus

Pájaros, acompáñennos en nuestra ceremonia, pues estamos celebrando… lo que seremos.


AHOO

**** “Y en el Centro del Universo Estoy Yo, Chispa Divina de la Creación”.

Sonqo Munay x 3 veces (llevándose las dos manos al centro del pecho)

Corazon se como tu eres,se como tu quieres ser!!! AHOO

CERRANDO EL ESPACIO SAGRADO

* Ysulpayqui Sachamama, Vientos del Sur, Guardianes de la Tierra. Ahoo

* Ysulpayqui Otorongo, Vientos del Oeste, Guardianes del Agua. Ahoo

* Ysulpayqui Sitwar Quenti, Vientos del Norte, Guardianes del Aire, Escudo Linaje. Ahoo

* Ysulpayqui Anka Kuntur, Vientos del Este, Guardianes del fuego. Ahoo

* Ysulpayqui, Pachamama, Pachamamita. Apus Ñustas, Espíritus de la Naturaleza. Ahoo

* Ysulpayqui Pachatata. Hermanos Mayores, Tribus Pájaros. Ahoo


“Y en el Centro del Universo Estamos nosotros, Chispas Divina de la Creación”.

Sonqo Munay x 3 veces veces (llevándose las dos manos al centro del pecho)

Corazon se como tu eres,se como tu quieres ser!!! AHOO

Meditacion ´´Sanando 7 generaciones del Linaje materno´´


Nos relajamos…tomamos conciencia de nuestro cuerpo,hacemos 3
respiraciones profundas y vamos relajando cada parte de nuestro cuerpo.

Vamos a imaginar que en nuestro utero crece una semilla y va hechando


raíces…trapasa las capas de la tierra y nos conectamos con ella.

Luego de unos minutos de conexión con la madre tierra vamos volviendo


hacia arriba y nos visualizamos como un hermoso y frondoso árbol.

Nuestras raíces se hacen paso hasta llegar a nuestro corazón,aca sentimos


un flujo de energía que recorre nuestro utero u el gran utero de la
tierra…sentimos esa conexión…

Vamos a imaginar como nuestros brazos se van convirtiendo en grandes


ramas,crecen hasta alcanzar al padre cielo y nos conectamos con la Luna
llena….

Empezamos a sentir la conexión con la abuela Luna,su luz nos


envuelve,purifica y sana…

Va recorriendo todos nuestros chakras y sentimos su bendición en nuestro


utero-corazon.

Despues empezamos a visualizar que en nuestro árbol se abre una puerta,la


traspasamos …

* vamos a entrar dentro de nuestro útero,lo iluminamos,lo llenamos de


sanación. Vamos a ver una puerta y vamos a traspasar…
* y viajamos al utero de nuestra mamá, allí sanamos, perdonamos,
bendecimos , llenamos de luz y amor todo lo que haya que sanar….. (1era.
generación)

* se abre un portal y viajamos al ut. de nuestra abuela materna, allí


sanamos…. (2da. generación)

* se abre un portal y viajamos al ut. de nuestra bisabuela materna, allí


sanamos…. (3era. generación)

* se abre un portal y viajamos al ut. de nuestra tatarabuela materna, allí


sanamos…. (4ta. generación)

* se abre un portal y viajamos al ut. de la mamá de nuestra tatarabuela, allí


sanamos…. (5ta. generación)

* se abre un portal y viajamos al ut. de la abuela de nuestra tatarabuela, allí


sanamos…. (6ta. generación)

* se abre un portal y viajamos al ut. de la bisabuela de nuestra tatarabuela,


allí sanamos…. (7ma. generación)

* luego se inicia el camino de regreso por los 7 úteros , saliendo del tronco
del árbol portal, quedamos conscientes de que estamos conectados con el
utero de la madre tierra, nuestro utero-corazon y el padre cielo,la Abuela
Luna…

Y vamos volviendo al aquí y ahora… tomando consciencia de nuestro


cuerpo,de nuestra respiración…

Abrimos suavemente los ojos. Y damos las Gracias por el trabajo realizado
en Comun unión.

Meditación del caldero

Lleva tu conciencia a tu útero.

Imagina que un gran caldero dorado descansa en tu zona pélvica, en tus caderas,
lleno de preciosa agua cristalina. Imagina que tomas una enorme cuchara plateada y
empiezas a revolver las aguas de este caldero que está en tu interior. Haz formas en el
agua con tu cuchara y remueve las energías.

Haz esto durante unos cinco minutos y coloca tus manos sobre el útero durante otros
cinco minutos.

Puede que experimentes sensaciones físicas en tu útero o emociones o pensamientos


restrictivos mientras las energías se desatascan.

Bebe un vaso de agua después para ayudar a cualquier desintoxicación que pueda
producirse.

Este sencillo ejercicio se lo debemos a Miranda Gray. Ayuda a remover las energías
estancadas en el útero y el segundo chakra. Si algo te hace sentirte mal después de la
meditación, física o emocionalmente, ten en cuenta que estás desbloqueando y
liberando algo que lleva agarrado a ti demasiado tiempo. Sé paciente contigo misma. Y
ayuda al proceso como puedas: con ejercicio o con descanso, gritando, llorando o
dejando salir las emociones como te lo pidan… Pero, sobre todo, recuerda que esas
sensaciones (si se producen) desaparecerán y te sentirás mejor.

Puedes repetir la experiencia cuando quieras. Pero deja el tiempo suficiente para
recomponerte entre una y otra ocasión.

Meditacion Druida: Los Tres Calderos


(Meditación creada por IanC, Druida de la orden Ar nDraiocht Fein, traducido por
K.Barratt)

Los druidas modernos reconocen tres centros energéticos en el cuerpo a través de los
cuales el Poder de la Inspiración fluye y se mantiene. Estos centros son conocidos
como los tres calderos: el Caldero de Calentamiento, el Caldero de Movimiento o
Vocación y el Caldero de la Sabiduría. En cada persona, los calderos pueden estar
llenos, a medio llenar o vacios y esto determina el grado de poesía o poder espiritual
que tiene cada quien.

1. El Caldero de Calentamiento: se le visualiza ubicado en el vientre. Es la fuente


de la Fortaleza y salud física. Todas las personas nacen con este caldero bien centrado,
con el potencial a ser llenado a plenitud.

2. El Caldero del Movimiento o “Vocación”: se le imagina en el Corazón. Es el


núcleo de la visión y el trabajo poético, donde el poeta recibe su habilidad e
inspiración. Aunque en principio se habla de él con referencia a los poetas, el neo-
druida lo aplican en la actualidad a todas las profesiones. Al nacer, lo tenemos
ladeado, así que es solo capaz de contener una porción del flujo inspirador. El caldero
se mueve de lado a lado de acuerdo al nivel de alegría y tristeza que nos afecte y en
cierta forma nos motive en nuestra labor. En los grandes poetas (o personas muy
habilidosas en su vocación), el caldero está firmemente anclado, listo para recibir gran
cantidad de inspiración divina.

3. El Caldero de la Sabiduría: se le concibe en la cabeza. Contiene la inspiración


artística y espiritual de mayor pureza y concede habilidad en todas las
artes/profesiones.

Los tres calderos están inspirados por un antiguo poema, el Caldero de la Poesía, el
cual funciona como una metáfora para el poder o sabiduría espiritual. En el pasado se
consideraba a la habilidad del poeta para producir versos inspiradores como magia y
un elemento básico en los rituales y hechizos. Según el Caldero de la Poesía, todos
nacemos con el Caldero del Movimiento ladeado: son nuestras obras y la manera en
que reaccionamos a los eventos de nuestras vidas lo que los enderezan para recibir de
manera completa la Aguamiel de la Sabiduría. Lo mismo sucede con el Caldero de la
Sabiduría, el cual se encuentra tumbado de lado al nosotros nacer, vacio de todo
poder, y está en nosotros enderezarlo y llenarlo durante el curso de nuestras vida son
tristezas y alegrías.

Hay Cuatro Tristezas ha conocer y vencer: la nostalgia, el dolor de la pérdida, la


envidia y la dificultad del viaje.
Las Alegrías se dividen en dos: las divinas y las humanas. En las humanas, encontramos
Cuatro Deleites: la salud física, el placer sexual, la alegría que da la prosperidad
generada por nuestra vocación y la satisfacción de que nuestros esfuerzos rindan
fruto. Los Deleites Divinos se refieren a las bendiciones que otorgan los Dioses y la
alegría que es encontrar la sabiduría, representada por la imagen de la Nueces en el
Pozo de la Sabiduría. Estas tristezas y alegrías se originan de eventos de nuestra vida.
Son experiencias verdaderas y son como ingredientes para nuestros calderos:
debemos tomarlas, procesarlas, “cocinarlas” y extraer de ellas lecciones y
entendimiento.

Meditación:

Para poder digerir las alegrías y tristezas de nuestras vidas, vamos a utilizar las
imágenes de los calderos como símbolos que nos centren. Vamos a comenzar
colocándonos en posición cómoda, preferiblemente sentados, con la espalda recta y
los pies firmemente plantados en el suelo. Cierra los ojos. Toma consciencia del ritmo
de tu respiración, de cómo el aire entra por tu nariz, baja por tu garganta, llega a tus
pulmones y ensancha tu vientre. Exhala lentamente. Respira de manera consciente y
profunda tres veces más.

En tu imaginación, ve al Caldero de Calentamiento en tu vientre. Este hecho de hierro y


esta sobre piedras ardientes. Entona el siguiente nombre: Goriath (Go-ri-aa). Ve un
flujo de Luz y Sombra entrar al Caldero de Calentamiento. A medida que esto ocurre,
cobra consciencia de tu cuerpo: de tu carne, de tus huesos, de tu sangre, de tu vientre,
de tu cerebro. Recorre cada parte de ti y visualiza salud y fortaleza en cada una de ellas
en forma de energía que lo recorre y sana todo.
Ahora visualiza al Caldero de Movimiento o Vocación en tu corazón. Esta hecho de
plata y oro, calentado por fuego. Entona el siguiente nombre: Ernmas (Eirn-maas).
Imagina al Poder Divino entrar en este caldero. Toma consciencia de tu vida diaria y tu
trabajo, de tus obras y los eventos de tu vida. Toma consciencia de tu lugar en el
mundo, entre los tuyos. Desde el centro de este caldero ve la red de relaciones que
sostienen a tu vida. Ve a estas relaciones fortalecerse, sanarse, ayudarse
mutuamente.

Es hora de ver al Caldero de Sabiduría en tu cabeza. Esta hecho de ámbar y cristal y


está siendo calentado por un fuego que viene de arriba. Entona el siguiente nombre:
Sofhis (so wish). Percibe el Poder Divino entrar en este caldero. Siente a tus guías
acercarse y deja que la Divinidad en ti brille y fluya, llenándote de la Aguamiel de la
Inspiración. De acuerdo a tu habilidad y deseos, permite que tu mente descanse de
manera equilibrada ente estos calderos. Expande tu atención para permitir que el
vapor de estos tres calderos se mueva y entretejan. Es en el tapiz que forman que se
pueden presentar ideas y conocimientos a aprender. Disfruta de la experiencia por
cuánto tiempo quieras. Al terminar, di una oración de agradecimiento o alguna frase
que de gracias e indique que has terminado.

Nutrir el rito
Una vez que haz recibido el Rito del Utero nutres su poder con las siguientes prácticas:

1.- Si eres una mujer que menstrúa en tu próximo ciclo encuentra un espacio y tiempo
íntimo para darle un poco de tu sangre menstrual a la Tierra. Haz un huequito y sangra
directamente sobre la Tierra o recolecta un poco de tu sangre en un pequeño
recipiente y luego derramarlo en el huequito mientras repites las siguientes palabras:

Suelto mi miedo para abrazar la libertad

Suelto mi dolor para abrazar la alegría

Suelto mi rabia para abrazar la compasión

Suelto mi pena para abrazar la paz


Puedes agregar cualquier palabra o frase que resuene dentro de ti.
2.- Si eres una mujer que está en sus años de plenitud, pasada la menopausia,
entonces harás un ritual en la próxima luna oscura. Crea un espacio íntimo para
ofrecer vino tinto a la Madre Tierra, mientras repites las siguientes palabras:

Suelto mi miedo para abrazar la libertad

Suelto mi dolor para abrazar la alegría

Suelto mi rabia para abrazar la compasión

Suelto mi pena para abrazar la paz


Puedes agregar cualquier palabra o frase que resuene dentro de ti.

Haces este rito al menos una vez y hasta trece lunas para empoderar completamente a
tu útero.

3.- Si una niña que aún no menstrúa recibe el rito y ella quiere hacer un ritual para
honrar su útero, entonces ella debe ofrecerle flores a la luna llena. Esto es porque su
útero aún está floreciendo y no ha soltado su primera flor. Ella también puede repetir
las palabras:

Suelto mi miedo para abrazar la libertad

Suelto mi dolor para abrazar la alegría


Ella debe ser guiada a decir solo las dos primeras líneas para que no se sienta agobiada
por tanta información y luego puede agregar lo que necesite para su bienestar.

4.-Comparte este rito con las mujeres de tu comunidad. Cada vez que lo trasmites
refuerzas el poder en tu útero

Como Alimentar la semilla del Rito con el Abuelo Fuego


Se puede realizar una fogata, o mediante una vela. Conectándonos con su llama vamos
intensionando y llevando simbólicamente la llama a nuestro utero.

Repetir las veces que sientan hacerlo, conectándose con la luna y su lunita.
Desde lo profundo de mi ser,espero haber podido aportar toda la luz posible para su
sanación!!

Y que esta bendita semilla se expanda cada vez mas! Compartiendo el Rito del utero a
la mayor cantidad de mujeres posible.

Sanamos todas-todos en hermandad!! Sororidad bellos seres!!!

Los abrazo en la Luz!! Munay, Munay, Munay!!!

Mirian.

Desde la impronta de varias hermanas que transitamos este camino de sanacion,


y en base a las experiencias de cada una, hemos decidido de manera amorosa
y respetuosa realizar cambios en la manera de compartir la afirmacion original.

En dicha afirmacion, se utiliza la negacion, el "no", cuando sabemos que el


Multi-verso no registra dicha palabra negativa. Por consiguiente, se estaria
repitiendo un patron negativo, seria como seguir negando mas aun las
posibilidades de nuestro Utero, y el Utero de nuestras ancestras que han
padecido tantos dolores y vejaciones a traves de la historia.

Para cortar de una manera sana con esta repeticion, desbloquear patrones
y que la energia de sanacin fluya, de ahora en mas decretaremos:

"EL UTERO ES LIBRE DE TODO MIEDO Y DOLOR"

"EL UTERO ES PARA CREAR Y DAR LUZ A LA VIDA"

HECHO ESTA.