Вы находитесь на странице: 1из 1

26 EL PAÍS, martes 22 de junio de 2010

OPINIÓN Cartas al director

Gracias, maestro to. Y la sociedad pese a daños irre-

Se apagó la voz siempre viva, in- La que se nos viene encima parables valorará, si logran sobre-
vivir físicamente, condiciones jus-
tensa, desgarrada, comprometida tas y humanitarias que les permi-
de José Saramago. Defensor por Las últimas encuestas publicadas, poco fiables miento deteriorar la imagen de España ante el tan avergonzarse, arrepentirse,
plena convicción de necesarias por el número de personas encuestadas, dicen mundo. Han votado en contra de las medidas de reparar, cambiar y renacer a un
utopías, abogado de causas perdi- que en estos momentos estamos abocados sin re- reducción de gastos de nuestro Gobierno y ahora mundo democrático.
das en un mundo “pésimo”, como misión a un Gobierno del Partido Popular. resulta que Alemania, Francia, Italia y el Reino Estéril balance: muchos ma-
calificaba el propio maestro. Un El problema para el PP es que las elecciones Unido, con Gobiernos de derechas, van a realizar les, ¿cuántos bienes? Muchas pér-
mundo en el que es imposible ser serán en 2012. Espero que todo se deba al “efecto reajustes más duros. didas y sufrimientos, ¿cuántas ga-
optimista, a no ser que se sea un cabreo” y que a la hora de la verdad pese más lo Todos los Gobiernos de derechas de Europa, la nancias y alegrías? Por cálculo de-
necio, un rico o un explotador, que se ha hecho, que ha sido mucho y sobre todo, Unión Europea en su conjunto y el FMI apoyan las ductivo, ETA no debiera pospo-
“encantados con lo que hay”. Un lo que ha dejado de hacer el partido de la oposi- medidas españolas que consideran valientes y ner ni un minuto su fenecimien-
escritor que reflejaba en sus ción durante esta crisis y el mal uso de la misma, acertadas. Pero Mariano Rajoy, como un loro to. España entera lo ganará en vi-
obras el desasosiego que le provo- ya que se ha servido de ella solo y nada más que amaestrado, sigue diciendo no.— José Luis Pérez da, libertad, prosperidad y paz.—
caba este pésimo mundo, para para fines electoralistas, importándoles un pi- Molina. Madrid. Benjamín Forcano.
que, a través de las mismas, el
lector se viera ante el espejo in- Desde el final de la última tregua
quietante de su propia realidad y La cuestionada pensar que si el decretazo lo hu- destino que se le dé a la obra so- de ETA que tanto dio que hablar a
pudiera ser consciente de su va- reforma laboral biera elaborado el PP la cosa iría cial, pero en lo referente al Conse- periodistas y políticos de distinto
cío existencial y de su perversión bastante peor para los trabajado- jo de Administración, así como a signo, creo que se pueden consta-
ética. Sin entrar a discutir las bondades res, y si no, hagan memoria…, no los cargos directivos, no deben te- tar varias cosas. De un lado la efi-
Lo consiguió, ¡vaya si lo consi- o los defectos de la reforma del sé si alguien se cree lo del Partido ner poder ninguno, dejando que caz labor policial, que cada vez
guió!, con una prosa densa, dura, mercado laboral que se ha visto Popular de los Trabajadores, yo las cajas se gobiernen como si de dificulta más los movimientos de
sin concesiones, atractivamente el Gobierno obligado a efectuar desde luego no. bancos se tratara. la banda, y de otro el cerco políti-
inquietante y cómplice de una por su cuenta y riesgo estos últi- Los sindicatos deberían reca- Lo que no deben continuar co que las fuerzas que respetan el
nueva dimensión humana: la del mos días, me da la impresión co- pacitar sobre su actitud ante esta siendo las cajas es el refugio de Estado de derecho han realizado
individuo libre, solidario, frater- rroborada por los distintos orga- reforma y su convocatoria de los políticos que no tienen puesto sobre el mundo afín a ETA, conde-
nal, más allá de los inmisericor- nismos nacionales e internaciona- huelga general, solo beneficiará elegible en las listas electorales, nándolos al ostracismo y a la falta
des intereses crematísticos de los les, con la excepción del Partido al PP y si llegaran al poder ya sa- ni tampoco el “retiro dorado” pa- de repercusión mediática, antes
mercados y de los negocios reli- Popular claro, que era necesaria, ben su opinión sindical…— Eduar- ra muchos sindicalistas.— Pedro habitual hasta el hartazgo.
giosos sin alma. muy necesaria. do Gonzalo Ugarte. Madrid. Morante. Elche, Alicante. Por eso, desde fuera del País
Gracias Saramago, maestro, No es normal que en este país Vasco resulta absurdo y suena a
por haber sido la conciencia críti- ante cualquier crisis aumente el cantinela repetida en otras ocasio-
ca, esculpida en perfecta y armo- paro de forma tan espectacular, La crisis de las cajas Réquiem por ETA nes, que se alcen voces pidiendo
niosa literatura, de estos ciegos ni que crezca de la misma mane- la legalización de partidos que
que no vemos, porque no quere- ra en épocas de bonanza econó- Si algo hemos sacado en limpio Finalmente, ETA está próxima a aún no se han desmarcado explíci-
mos mirar.— Javier Gutiérrez He- mica…, es de cajón que algo no de la crisis de las cajas de ahorro su fenecimiento. Amargo desenla- tamente de la violencia.
rrador. Laredo, Cantabria. funcionaba, sobre todo al ver que es que hay dos clases, las dirigi- ce para quienes, ilusos o convenci- El camino de la paz está abier-
la incidencia en otros países de la das por políticos, y tenemos a dos, por años han dejado caminos to, solo falta que ETA y Batasu-
Te fuiste discretamente, como vi- Unión Europea del binomio crisis- CCM como más claro ejemplo, y regados de muerte, ruinas y sufri- na quieran caminar por él.— Ra-
viste. Una vida comprometida paro es bien distinta. las dirigidas por profesionales co- mientos. Su metodología política fael Jiménez Toboso. Tomares,
con la vida misma, con los débi- Creo que Zapatero ha sido va- mo La Caixa, Cajastur y Caja Mur- se ha demostrado equivocada y Sevilla.
les, con los desfavorecidos, con liente al tomar el toro por los cuer- cia, al igual que las vascas. Caja criminal.
las causas perdidas. Siempre pre- nos ante la imposibilidad de que Madrid es un caso singular que En una sociedad democrática Los textos destinados a esta sección no
feriste las incertidumbres a las sindicatos y patronal llegasen a por su importancia y volumen ha y en un Estado de derecho tienen deben exceder de 15 líneas mecanografia-
certezas. Buscaste la verdad en- un acuerdo al respecto, ya que la jugado a los dos palos. cabida todos los proyectos, pero das. Es imprescindible que estén firmados
tre tanta mentira y no callaste grave crisis económica que atra- Los resultados se ven ahora no a costa de segar la vida de y que conste el domicilio, teléfono y nú-
frente a un sistema hipócrita e in- vesamos en Europa y el resto del perfectamente, las profesionaliza- quien no los acepta. ¿ETA pide mero de DNI o pasaporte de sus autores.
EL PAÍS se reserva el derecho de publicar
justo. Preferiste la ética a la estéti- mundo no podía esperar más, eso das son las que van a liderar el ahora una tregua? ¿Para reponer-
tales colaboraciones, así como de resumir-
ca. Nos iluminaste con tus dudas. es gobernar con mayúsculas y no futuro. A la vista de lo acontecido se y volver al error y al crimen? las o extractarlas. No se devolverán los
Fuiste un buen escritor, pero ante especular ante unas próximas es claro que hay que cambiar la Esa puerta se la cerró hace tiem- originales no solicitados, ni se dará infor-
todo fuiste un hombre bueno. Lar- elecciones, entre los intereses na- legislación actual sobre las cajas po la sociedad. mación sobre ellos. Una selección más
ga vida a tu memoria, José Sara- cionales y los del partido, siempre y en mi opinión habría que hacer Si aún le quedan atisbos de hu- amplia de cartas puede encontrarse en
mago.— Sebastián Fernández Iz- hay que elegir los primeros. lo siguiente: las comunidades au- manidad, ETA debe firmar y ratifi- www.elpais.com.
quierdo. Petrer, Alicante. No hay que ser un lince para tónomas solo podrán influir en el car públicamente su fenecimien- CartasDirector@elpais.es

Patriotismo y más patriotas que nadie con


aquel paro general.
razones y fuerzas para que, cuan-
do la recuperación se haya pro-
mejorar las condiciones de los
trabajadores a los que se defien-
ses de clase, los intereses de Espa-
ña priman a la hora de elegir?

huelga general Las que vinieron después,


que seguramente estaban tan jus-
ducido, los trabajadores volva-
mos a la situación que teníamos
de. Los sindicatos demostrarían
a una opinión pública, cada día
Es posible, como indican las
encuestas, que esta crisis puede
tificadas o, más aún, que la pri- antes del inicio de la crisis en el más escéptica con la función sin- llevarse por delante las posibili-
Viene de la página anterior mera, ya no fueron tan genera- sistema de pensiones, en la fun- dical, que no solo son y están, dades de que los socialistas vuel-
ciudadanos de la Democracia Es- les, a pesar de que así se denomi- ción pública y en los derechos sino que si no existieran habría van a repetir Gobierno en las
pañola de 1978 se tiraban a la naron, porque ya faltaba la lírica laborales. Si por el contrario, des- que inventarlos, porque pobres próximas elecciones generales.
calle contra un Gobierno elegido de ser la inicial. En definitiva, en pués del sacrificio, que acepta- de nosotros si esta crisis hubiera No estaríamos ante ninguna tra-
democráticamente. Era algo que situaciones como la actual, aun- mos, la situación de España se que gestionarla sin la amenaza y gedia, porque la democracia con-
no ocurría desde la Segunda Re- que el catecismo diga que lo pro- estanca o empeora, los sindica- presión sindical. ¿Quién hubiera siste en la posibilidad real que
pública. Además de las razones cedente es la convocatoria de tos españoles seremos los prime- podido contrabalancear las posi- los ciudadanos tienen de elegir
para la protesta, existía el plus una huelga general, lo glorioso ciones del Gobierno si se hubiera una opción política en cada con-
de currículo para cada uno de ya no va por esos derroteros. Lo atacado al Estado de bienestar sulta electoral. La tragedia con-
los españoles que nunca habían
tenido la necesidad, o la valentía,
épico en estos momentos, una
vez que el Gobierno ha apostado
¿Qué haría el PP solo desde posiciones ultracon-
servadoras y neoliberales?
sistiría en que los que se sienten
socialdemócratas dieran por con-
de exteriorizarse así contra un por su reforma laboral, sería ha- ante semejante Por último, no es un secreto cluida su presencia en el Gobier-
Gobierno. Los que no pudimos cer el siguiente pronunciamien- gesto de que los sindicatos más represen- no de España, como ocurrió en
ejercer de huelguistas ese día, to sindical: nosotros no estamos tativos prefieren para España un 1996, cuando todos, menos Feli-
porque quisimos defender las po- de acuerdo con las medidas de responsabilidad? Gobierno socialdemócrata antes pe González, bajaron los brazos
siciones del Gobierno socialista, ajuste de este Gobierno ni con la que el que puede representar el abrumados por un clima que les
no podemos presumir de huel- reforma laboral aprobada. Si aca- que encabezara Mariano Rajoy. hizo creer que su tiempo había
guista general, y bien que lo senti- so el presidente del Gobierno lle- ros en exigir al presidente del Go- Si quienes defienden a los que pasado. Si eso fuera así y a los
mos, porque en la vida, no siem- vara razón y estuviera en lo cier- bierno que abandone su presen- más están sufriendo las conse- socialistas les volviera a dar un
pre se tiene la oportunidad de to con lo que hace, se supone que cia en la vida política, porque cuencias de la crisis, ejercieran ataque de cobardía frente a la de-
estar en el sitio justo en el mo- España se recuperará y saldre- nos pidió sacrificios y nos devol- un acto de patriotismo como el recha y a los mercados, que por
mento oportuno. Aquello fue mos de la crisis, pues con esa in- vió un país peor que el que tenía- señalado más arriba, ¿en qué me- lo menos queden intactos y forta-
una reivindicación pero, sobre to- tención reclama y demanda un mos cuando ejercimos la mejor jilla creerían los españoles que lecidos los sindicatos, para que
do, fue un acto heroico. esfuerzo a los trabajadores y a lección de patriotismo que ja- los sindicatos habrían deposita- el color rojo de la justicia y la
Quienes no pudieron o no qui- los ciudadanos. En consecuen- más se ha practicado en España. do su sonora bofetada? ¿Qué ha- igualdad no se destiñan para
sieron hacer huelgas contra la cia, no haremos nada que signifi- Con ese pronunciamiento, Es- ría el PP para airear su tan ca- unos largos años.
dictadura tuvieron la oportuni- que obstaculizar esa recupera- paña saldría beneficiada al evi- careado patriotismo ante seme-
dad de corregir su currículo, de- ción económica en función de tarse una huelga general que no jante gesto de responsabilidad de Juan Carlos Rodríguez Ibarra fue
mostrando su valor y su capaci- esas medidas y de ese esfuerzo. va a arreglar los problemas por quienes demostrarían, una vez presidente de la Junta de Extrema-
dad de ser más de izquierdas y Anunciamos que acumularemos los que estamos transitando, ni a más, que por encima de intere- dura.