Вы находитесь на странице: 1из 135

El escultor

José Luis Hinchado

Enrique Meléndez Galán


Moisés Bazán de Huerta
El escultor
José Luis Hinchado
El escultor
José Luis Hinchado
Enrique Meléndez Galán
Moisés Bazán de Huerta

Badajoz 2016
Índice

Presentación������������������������������������������������������������������������������������������������������������
Presentación.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. . 9
  1Introducción..
Introducción�������������������������������������������������������������������������������������������������������
.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. 11
  2Biografía..
Biografía ..�������������������������������������������������������������������������������������������������������������
.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. . 13
  3Materiales
Materiales
y procesos
y procesos creativos
creativos .. .. ��������������������������������������������������������������������
.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. 21

Análisis
Análisis de de la obra
la obra escultórica
escultórica .. .. ���������������������������������������������������������������������������
.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. 31
  4Las Las opciones
opciones figurativas..
figurativas����������������������������������������������������������������������������������
.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .33
  5Serie Serie Referencias.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. 41
Referencias������������������������������������������������������������������������������������������������

EL ESCULTOR JOSÉ LUIS HINCHADO   6Serie Serie Encinas.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. 47


Encinas�������������������������������������������������������������������������������������������������������
  7Breve Breve interludio
interludio pictórico..
pictórico ..�������������������������������������������������������������������������������
.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. 53
Autores:
Enrique Meléndez Galán y Moisés Bazán de Huerta   8Serie Serie Opus..
Opus ..�����������������������������������������������������������������������������������������������������������
.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. 57
Edita:   9Serie Serie Agua
Aguaenenlalapiedra .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. 69
piedra���������������������������������������������������������������������������������������
Fundación Caja Badajoz
Residencia Universitaria Caja Badajoz. C/ Pablo Sorozábal, s/n. 06006 Badajoz
1  0 Serie
Serie Cuaderno
Cuaderno de viajes viajes oo Referencias
Referenciasa aMoscú Moscú ��������������������������������������������
.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. 77
Tel.: 924 171 618. http://fundacioncajabadajoz.es 1  1S Serie
erie Encuentros
Encuentros yy Desencuentros
Desencuentros ooHierro Hierro enenla la Piedra..
Piedra �������������������������������
.. .. .. .. .. .. .. 83
Fotografías: 1 2 Camino Camino de de Creación.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. 89
Creación��������������������������������������������������������������������������������������������
1 3 Fractales
José Luis Hinchado, Pedro Casero, Enrique Meléndez Galán y Moisés Bazán de Huerta
Fractales yy Negativos
Negativos �����������������������������������������������������������������������������������������
.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. 97
1 
Diseño y maquetación:
Control P 4 CCorazones,
orazones, Nubes,
Nubes, Libros,Libros,Árboles Árbolesy yCasas Casas �����������������������������������������������������
.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. 103
Cáceres. Tel.: 927 233 223. www.control-p.eu
1 5 Serie
Serie Cajas
Cajasde de Luz.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. 111
Luz�����������������������������������������������������������������������������������������������
Impresión:
Efezeta Artes Gráficas
16   EEscultura
sculturahonorífica
honoríficayyfuncional.. funcional�������������������������������������������������������������������
.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. 117
Badajoz. Tel.: 924 258 490. www.efezeta.es 1 7 Escultura
Esculturapública
pública�����������������������������������������������������������������������������������������������
.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ..121
© Los autores
© Para esta edición Fundación Caja Badajoz  
18 OOtra
traforma
formadedehacer
hacerarte:
arte:Invasiones,
Invasiones, 10 xx 10 10 yy 1111 ++ 11��������������������������������
.. .. .. .. .. .. .. .. ..131
I.S.B.N.: 978-84-
 
19 BBibliografía,
ibliografía,hemerografía
hemerografíayywebgrafía..
webgrafía�������������������������������������������������������
.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. 139

Depósito Legal: BA-???-2016
20 Curriculum
Curriculum profesional
profesional ..�����������������������������������������������������������������������������������
.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .145
Impreso en España
Reservados todos los derechos
Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra sin permiso expreso de la propiedad del Copyright Catálogo
Catálogo de de
la la obra
obra escultórica ..
escultórica.. ���������������������������������������������������������������������������
.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. 153

7
Presentación

E n el ámbito cultural, una de las manifestaciones más notables de la obra social de la Caja de
Ahorros de Badajoz desde los años ochenta fue la publicación de monografías artísticas. Esa labor
tuvo continuidad por parte de la Fundación Caja de Badajoz en los años noventa y aún en la década
siguiente, originando una importante colección que permite conocer mejor el panorama artístico
regional. Nombres como Eugenio Hermoso, Adelardo Covarsí, Juan Barjola, Bonifacio Lázaro, Juan de
Ávalos, Francisco Pedraja y otros artistas contemporáneos han protagonizado dichos estudios, junto
a proyectos de referencia tan ambiciosos como Plástica Extremeña.
El libro que ahora nos ocupa recupera esa línea editorial y supone una nueva e interesante
contribución a la escultura extremeña. En concreto, la trayectoria de José Luis Hinchado se encuentra
estrechamente vinculada con Badajoz, a pesar de haber residido durante parte de los años noventa
en la localidad de Tarifa. Vive junto a la localidad de Alcazaba, en comunión con el paisaje y no es
casual que las encinas y o el agua hayan protagonizado algunos de sus trabajos. Pero además se ha
convertido en un activo dinamizador de la cultura pacense, a partir de las exposiciones colectivas que
organiza en la capital pacense junto a Jorge Juan Espino y Pedro Casero.
Como he podido conocer por este estudio, Hinchado es un artista inquieto, con un permanente
afán investigador. Prioriza el trabajo con el mármol y defiende la talla directa, reivindicando las
técnicas tradicionales. Pero al tiempo ha ido sumando a las mismas gran número de variaciones y
efectos, con sugerentes resultados. La incorporación del hierro ha supuesto en una segunda fase un
enriquecimiento de sus posibilidades expresivas.
Transita sin problemas entre el arte figurativo y el abstracto, y organiza gran parte de su
actividad en series. En sus inicios prevalece la figuración, con temas mitológicos, encinas o imágenes
femeninas, como sus mujeres-columna, que evolucionan hacia un proceso de síntesis. La serie
Referencias experimenta el efecto de la luz sobre la piedra, homenajeando a grandes maestros del
arte. Con Opus alcanza una de sus aportaciones más identificables, al extraer del mármol cualidades
sonoras con la participación directa del espectador. Otro hito experimental es la serie Agua en la piedra,
donde el agua y el óxido, a través de un marco férreo, dibujan y alteran la superficie del mármol, entre
el control y el azar. Tras reflejar sus intensas experiencias en Moscú, elabora la instalación Camino
de creación dentro de la muestra colectiva Recorridos; y también la serie Encuentros y desencuentros,

9
El escultor José Luis Hinchado

1  Introducción
que expresa las relaciones de pareja a través de la combinación de la piedra y el hierro. El metal
será ya el protagonista único de los Fractales y negativos, con los que configura piezas recortadas
en chapa silueteando personas y elementos vegetales. Recientemente ha recuperado la iluminación
como elemento activo en sus Cajas de luz, contenedores que dialogan con la curiosidad del público.
Y cabe consignar por último su aporte a la escultura monumental, con diversos ejemplos en nuestra
comunidad. Se trata por tanto de un repertorio multiforme, en constante evolución y que ofrece
numerosas y logradas creaciones.
El estudio llevado a cabo por el historiador del arte Enrique Meléndez Galán y el profesor de la

E
Universidad de Extremadura Moisés Bazán de Huerta aborda una exhaustiva revisión de la obra del
artista, incluyendo un completo catálogo. La Fundación ha acogido con interés su proyecto, que se ha l presente libro tiene como objetivo dar a conocer la obra creativa del escultor José Luis Hinchado

visto culminado con el ejemplar que el lector tiene en sus manos y se complementa con una exposición Morales (Badajoz, 1965). Larga es ya su trayectoria desde que a finales de los años ochenta finalizara

retrospectiva del artista en Badajoz. Estamos en definitiva ante un estudio riguroso y bien concebido, la carrera de Bellas Artes en Sevilla y tas ella decidiera convertirse en un artista independiente, al

centrado en un escultor cuya trayectoria solvente e innovadora merece este reconocimiento. margen de los circuitos tradicionales. Desde entonces ha desarrollado una intensa labor y es uno de
los escultores extremeños con mayor recorrido internacional.
Ha sido quizás su alejamiento del sistema habitual de galerías y de las instancias políticas lo
Emilio Vázquez Guerrero que ha hecho que hasta el momento su obra no haya tenido un estudio en profundidad. Contamos
Presidente de Fundación Caja Badajoz eso sí con noticias de prensa y textos en catálogos que configuran una primera aproximación, pero
son testimonios dispersos y necesitaban un tratamiento
sistemático. La amplia producción del artista precisaba
además de un catálogo exhaustivo que recapitulara su valiosa
aportación a nuestro panorama. No ha sido una labor fácil,
sobre todo en las primeras etapas, por su distancia temporal
y porque Hinchado trata de forma prioritaria con clientes
particulares, lo cual complica la localización de sus obras.
Para culminar el proceso hemos combinado las visitas
al taller del escultor y la consulta de su documentación con
numerosas conversaciones sobre sus fines y métodos de
trabajo. A ello se suma el estudio de sus parámetros formales
y estéticos, referencias artísticas y la articulación en series
que ha regido su trayectoria, hecho este último que facilita la
agrupación de sus creaciones con un cierto didactismo. Las
consultas en hemerotecas, bibliotecas y plataformas digitales
han sido también el complemento adecuado para poder
alcanzar nuestros objetivos.
Moisés Bazán de Huerta había realizado varios estudios
previos sobre el escultor, colaborado en la exposición Agua en José Luis Hinchado junto a su
la piedra y contado con él al comisariar la muestra Recorridos. Venus de la encina, 1998

10 11
El escultor José Luis Hinchado

2  Biografía
Bajo su supervisión, Enrique Meléndez Galán ha completado y ampliado sustancialmente la revisión
del artista en su Trabajo de Fin de Máster, que obtuvo la máxima calificación al presentarse en 2014
en la Universidad de Extremadura. De ambos, con la aquiescencia del artista, surge esta propuesta
dirigida a la Fundación Caja Badajoz, que ha asumido la iniciativa editorial que el lector tiene en
sus manos. Queremos agradecer a la institución su interés y los medios facilitados para culminar el
proyecto. Enrique Meléndez quiere dedicar este trabajo a su tío Pedro, su padrino, sin quien nunca
podría haber llegado a ser historiador del arte. Moisés Bazán a Carmen e Irene, por el tiempo restado.
Y ambos autores expresan al escultor su gratitud por su indispensable colaboración.

J
Hemos articulado el trabajo en una serie de puntos clave, intentando ordenar su labor creativa
de forma clara. Su propia trayectoria vital y su forma de trabajo nos han ido guiando en ocasiones. osé Luis Hinchado Morales nació en la calle San Sisenando de Badajoz en 1965, hijo de Soledad

Hinchado alterna diferentes materiales y organiza gran parte de su obra en series temáticas y Morales y José Luis Hinchado, quien fue un conocido empresario de la localidad badajocense

estilísticas, cuyas posibilidades explora de forma continua en una incansable labor investigadora. por regentar el céntrico bar “La Marina”. Su vocación por el arte ha estado presente desde muy

Algunas de estas series se solapan en el tiempo y ello dificulta en parte nuestra tarea, de manera que temprana edad. El artista la sitúa en concreto a partir del descubrimiento del libro dedicado al escultor

no siempre podemos seguir un estricto orden cronológico. Para organizar el discurso y facilitarlo renacentista Miguel Ángel, perteneciente a la colección Los Diamantes del Arte de la Editorial Toray1.
al lector, hemos optado en lo posible por enlazar aquellas series que están relacionadas entre sí y Con el objetivo de emular al genio italiano, el pequeño José Luis decidió convertirse en escultor apenas
muestran cierta continuidad, algo que además da coherencia a la producción del artista. cumplidos los nueve años.
Para acompañar el texto se han seleccionado una serie de imágenes relevantes, que bien Obsesionado con los juegos de construcciones y realizando para sus hermanos los trabajos de
se comentan en concreto o ilustran diferentes aspectos de su trayectoria. Las citas a las distintas educación plástica de la escuela, su afición por las artes le llevó a ingresar en el grupo “Búho”, de Arte
esculturas van acompañadas por un número entre paréntesis que se corresponde con su clasificación y Teatro Irreal. Allí, junto al aprendizaje dramático, dio curso a su inquietud y tuvo la oportunidad de
en el catálogo. El lector podrá así visualizar con facilidad las obras cuya imagen no se incluye en el pasar de la plastilina al modelado en barro y comenzó a aprender algunas técnicas ligadas al arte de
cuerpo principal del estudio. la escultura, como el vaciado. Amoldándose al uso de materiales
El catálogo final abarca la mayor parte de su producción escultórica hasta 2015. Se articula en como la escayola, el barro o la resina, se desenvolvía con gran
bloques siguiendo los capítulos del índice, salvo en el tramo final, donde se han realizado algunos intuición y sorprendía a sus profesores por su predisposición y
ajustes. En cada serie intentamos respetar una ordenación cronológica, y, dentro de la misma, también
algunas ideas que no eran habituales para un niño que apenas
estilística o por afinidad temática.
superaba la decena de años.
Iniciamos por tanto el recorrido por la trayectoria de un escultor solvente y comprometido
Estudió en Badajoz la Enseñanza Secundaria Mixta y tras
con su actividad, entre cuyas características destacan la voluntad de no someterse a una sola
finalizarla decidió cursar, en 1983, la carrera de Bellas Artes en la
expresión artística, moviéndose indistintamente entre la figuración y la abstracción; el continuo afán
Academia “Santa Isabel de Hungría” de Sevilla. Las esperanzas que
experimental, sólo limitado por los medios técnicos disponibles en cada etapa; el respeto a los materiales
él tenía puestas en la enseñanza universitaria se truncaron pronto,
clásicos sin renunciar a búsquedas que puedan mejorar y renovar sus opciones expresivas; explorar
pues se sentía incómodo tanto con los profesores, con quienes
todo tipo de posibilidades sinestésicas y alternativas; la complicidad con un espectador participativo,
no terminaba de entenderse, como los compañeros, quienes en
que encuentra en sus obras un componente lúdico; utilizar vías de exposición y gestión cultural que
su mayoría no compartían sus intereses estéticos y artísticos. La
dinamicen el panorama artístico; y en definitiva la necesidad de reinventarse constantemente para
formación académica no parecía encajar con sus ansias de inde- José Luis Hinchado
ofrecer al mercado una obra digna y original, con la que poder vivir del arte en un ámbito tan difícil y
pendencia y la voluntad firme de trabajar directamente la piedra. en su juventud, labrando la piedra
periférico como el extremeño.

1
  Alessandro PARRONCHI, Miguel Ángel, escultor. Barcelona, Editorial Toray, 1969.

12 13
El escultor José Luis Hinchado Biografía

Al no poder centrarse en la escultura de extracción en los primeros cursos, se adscribió a la


Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Sevilla. Sus pretensiones artísticas pasaban por la talla
en piedra y, tras superar los exámenes de acceso a esta Escuela, pudo tener un lugar donde comenzar
a practicar el oficio que tanto anhelaba. De esta forma, logró un primer espacio en el que poder labrar
el mármol, aunque ello requería de sus propios recursos económicos, ya que tenía que adquirir las
herramientas necesarias para poder desempeñar el trabajo. Fueron muchas las tardes que el artista
invirtió en aquella Escuela, complementando las enseñanzas recibidas en la Facultad y, poco a poco,
fueron forjándose sus conocimientos técnicos y artísticos. A esa doble formación había que sumar
además el tiempo que en la capital hispalense dedicaba a la empresa “Arge” de publicidad, aplicando
técnicas como el aerógrafo, con el fin de cubrir parte de los gastos que generaban sus estudios.
El artista badajocense no alberga buenos
recuerdos respecto a la institución universitaria y
considera este período de su vida como una etapa
de “deformación académica”. Según sus palabras
“aprendí lo que no se debía hacer para poder llegar
a ser artista” pero, no obstante, reconoce que su
conflictividad en algunas ocasiones tampoco ayudó a su
entendimiento con diversos profesores. No obstante,
y pese a ello, también añora a algunos maestros que
entendieron sus inquietudes artísticas y le apoyaron
Vista de Tarifa. Grabado en mármol, 1998
desde los primeros cursos. En este sentido, siempre ha
Cat. 56. Vista de Tarifa. Grabado en mármol. (Al menos mediano)

defendido que para poder saciar los intereses de todos


los alumnos, debería existir una doble enseñanza: una Finalizada esta nueva etapa, pasó un período de tiempo ayudando en Badajoz a los negocios

educación destinada a la formación de profesionales familiares, pero quería centrarse ya en su labor artística. Buscando ser fiel sólo a sí mismo, decidió

del arte para una labor de magisterio y otra enseñanza alejarse de las ciudades más grandes para evitar verse influido por las creaciones procedentes de los

focalizada en la preparación de artistas. Con esa focos artísticos más importantes. El lugar que el artista eligió para su aislamiento fue Tarifa (Cádiz), y

distinción entre Facultad de Artistas distinguida de allí comenzó a ganarse la vida como escultor con la apertura de su taller en el año 1992, desde el que

Transustanciación, 1987, un ejemplo de sus la de Bellas Artes, cree que se mejoraría el sistema realiza sus primeros encargos para clientes.
trabajos en la etapa universitaria educativo para el alumno que, como él, quiera vivir En esa localidad gaditana residió durante siete años y su ambiente marcó gran parte de su

del arte. Para ello considera fundamental que al joven inspiración, influido por el paisaje húmedo que cubría el entorno, la presencia de África, el agua del

estudiante se le eduque en los problemas que se encuentran presentes en el día a día de los artistas estrecho o los potentes vientos. Todos estos elementos causaban poderosas sensaciones que plasmaría
tras terminar la facultad, como son la adquisición de materiales, el transporte de los mismos, los posteriormente en diferentes series escultóricas. A lo largo de estos siete años, y aunque ello le sirvió
proyectos escultóricos o el trato con los clientes, políticos, galerías, etc. para forjarse una experiencia en la creación artística, Hinchado fue cada vez más consciente de las
Tras terminar sus estudios universitarios en el año 1988, acudió a realizar el servicio militar dificultades que tenía para el desarrollo de su profesión vivir en un lugar tan periférico.
a lo largo de un año, lo cual supuso un duro contraste. En una base aérea en Albacete, el sistema de Durante varios meses, entre los años 1994 y 1995, estuvo trabajando en Moscú, Rusia, con
libertad de una carrera como Bellas Artes se veía truncado por la férrea disciplina del ejército a la que motivo de un Simposio Internacional de la Piedra. Allí pudo ponerse en contacto con grandes artistas,
tuvo que someterse y que tanto le impactó. quienes compartieron con él experiencias y técnicas de trabajo. Un retrato a la sanguina y un elogioso

14 15
El escultor José Luis Hinchado Biografía

y descriptivo texto de Nikolai Nikogosyan nos han


dejado testimonios singulares de este período. La
Galería “Status Crosna” fue la encargada de organizar
ese encuentro y haría que su labor escultórica fuera
reconocida, por primera vez, en un ámbito internacional.
Tildado incluso de “maestro español”2 por los medios
de comunicación rusos, el artista siempre ha destacado
el buen trato recibido en aquel país. Viajó a Moscú tras
conocer a Elena Yushkova, su pareja durante muchos
años ya en España. Además de compartir el interés por
el arte –ella es pianista–, Elena supuso para el escultor
un gran apoyo en la gestión económica y expositiva de
su obra y, en definitiva, en su vida.
Por otra parte, aunque continuara en España, Retrato de José Luis Hinchado
este periodo en Rusia abrió a Hinchado la perspectiva por el artista ruso Nikolai Nikogosyan, 1995

de que podía moverse en el ámbito internacional, y


viajará desde entonces por ciudades de Alemania o Bélgica, logrando expandir en gran medida los
horizontes de su obra. Tal es así, que el propio Diccionario de Artistas Belgas de Paul Piron recoge la
figura del escultor José Luis Hinchado entre sus páginas, con una acertada crónica de su trayectoria El taller del escultor junto a la localidad de Alcazaba
y principales series . Su presencia en estos países está también marcada por las esculturas que, como
3

dice el propio autor, a modo de “hijos huérfanos” han ido quedándose en las ciudades por las que ha
entre Portugal y Madrid. Allí podía recibir el material desde
pasado, bien en manos de clientes y galerías o incluso abandonadas en parques por las dificultades de
el país vecino y estar al corriente de las vicisitudes del
transporte que se derivaban del trabajo con la piedra.
panorama artístico de la capital. De este modo, consiguió
Como señalábamos, a su regreso a Tarifa se hicieron evidentes las dificultades que comportaba
en esta localidad su sexto taller, ya de su propiedad, tras
estar tan alejado de un centro artístico principal como Madrid, que podía constituir un destino clave
cinco estudios alquilados. Este espacio suponía para él la
para sus obras futuras. Además fue también consciente de la lejanía con las canteras de Portugal, en
estabilidad como escultor y la apuesta por Extremadura
las que podía nutrirse de su principal materia prima. Todo ello le hizo tomar la decisión de trasladarse
como centro de vida y creación.
nuevamente a la capital pacense en el año 1998. Barajó entonces una oferta para trabajar en los Estados
Comienza así una etapa en su trayectoria artística
Unidos, donde formó parte de una comisión extremeña en 1999 que acudió a una Feria Internacional4.
Pero finalmente decidió establecer su estudio definitivo en el año 2000 junto al pueblo de colonización destinada a la inclusión de sus obras en el mercado. Busca

de Alcazaba. Esta pequeña localidad le permitía contar con un lugar amplio, con vivienda y taller, y para ello que sus creaciones sean consecuentes, de calidad

donde poder desarrollar sus ambiciosos proyectos. La población se encuentra en un punto intermedio y con un precio acorde a estos factores. Como el propio
autor indica, es necesario “reinventarse constantemente”
para poder atraer al público y a la clientela, y ese camino,
2
  Julián LEAL, “Sorpresa extremeña en Rusia” en Hoy Badajoz, Suplemento Fin de Semana, 04/11/1995, p. 1.
para él, no ha sido nada fácil. Abandonó la posibilidad de
3
  Paul PIRON, Dictionnaire des artistes plasticiens de Belgique des XIXe et XXe Siécles, Ohain-Lasne, Editions Art in Belgium, 2006,
Vol. 3, p.396.
tener hijos para no arriesgarse a traerlos a un mundo con
4
  Julián LEAL, “Una delegación comercial viajará a Washington para promover Badajoz” en Diario Hoy, 01/05/1995, p. 8. una profesión tan inestable como la de artista, lo cual es Torso arrodillado, 1995

16 17
El escultor José Luis Hinchado Biografía

alojamiento y transporte ya comentados. Algo similar ocurre también en los hogares, puesto que los
clientes particulares son por lo general más prudentes a la hora de adquirir esculturas por la invasión
del espacio que éstas realizan. Para promocionarse y dar salida a su producción, Hinchado ha recurrido
a vías alternativas, como los simposios de escultura, ferias de la piedra y encuentros artísticos. Valga
como ejemplo su participación con stand propio en la feria Stone+tec 2007 de Nuremberg, Alemania,
junto a otras empresas auspiciadas por la Junta de Extremadura.
A pesar de las adversidades, el autor ha
conseguido impulsar su labor artística a lo largo
de treinta años de experiencia y, con su actual
residencia en Alcazaba, continúa formando una
parte muy activa de la cultura artística extremeña.
Son muchos los particulares que coleccionan
su obra, numerosas las muestras que realiza a
lo largo del año y constante la labor de escultor
que ejerce con gran dedicación y continuidad. Su
hogar es una extensión de su taller y, a la par, un
lugar de exposición; su jardín es un ejemplo de
parque escultórico al aire libre, ya que considera Bloques de piedra en el taller del escultor
que una escultura en un lugar ajardinado cambia
el entorno totalmente. En su taller se acumulan piedras, chapas metálicas e instrumental para su
trabajo. Los alrededores de su casa se encuentran plagados de maquinaria para mover las piezas,
en ocasiones con gran complejidad técnica, y restos de obras desechadas se amontonan esperando
hallar una nueva utilidad. De este modo, se demuestra que con empeño y dedicación a la hora de
Stand en Stone+Tec 2007, Nuremberg, Alemania buscar una meta, los reconocimientos acaban llegando y prueba de esto reside en uno de los últimos
nombramientos que recibió en el año 2012, el de Académico Correspondiente de la Real Academia de
una muestra de los sacrificios que ha tenido que realizar para alcanzar sus metas. Por otro lado, su Bellas Artes “Nuestra Señora de las Angustias” de Granada.
actitud crítica con el sistema establecido de las galerías le ha complicado en ocasiones posibilidades
de ascenso en el panorama artístico. Hay que reconocer, en este sentido, el gran mérito que supone el
vivir hoy en día del arte, pero, más aún, el hacerlo al margen de los sistemas expositivos tradicionales,
y sobre todo en un ámbito tan poco dinámico como el extremeño.
Con esta idea, Hinchado siempre ha entendido el trabajo de artista independiente como una
labor muy dura y todavía más si lo que se ejerce es la profesión escultórica. Considera que el trabajo
de escultor está “a medio camino entre obrero, transportista y artista”. También opina que la vida
como tallista de la piedra es compleja, pues de ella se derivan múltiples lesiones o la problemática
del espacio, que empuja en muchas ocasiones a realizar las obras al aire libre, con las dificultades
que ello acarrea. Esto además le ha generado dificultades con las galerías, las cuales, por lo general,
se muestran reacias a trabajar con materiales pétreos, precisamente por la diatriba que supone el

18 19
3  Materiales y procesos creativos

A lgunas de las vivencias anteriormente reseñadas hacían referencia a la versatilidad material, la


evolución de su obra o la continua renovación. Éstas han sido algunas de las razones que han
hecho de la obra de José Luis Hinchado algo cambiante, pese a que toda ella sea partícipe de unos
intereses comunes. El artista ha seguido unos procesos creativos que han marcado su rumbo desde su
formación hasta la actualidad, y ello es lo que le ha ido guiando, con el paso del tiempo, a través de
los diferentes materiales que conforman su producción artística. La particularidad de su trabajo reside
en que, partiendo de una premisa, busca explotar todas sus cualidades estéticas y en ese proceso con
frecuencia se le abren nuevas vías que a su vez van a generar interesantes resultados plásticos, por lo
que enlaza sus series de forma coherente.
El descubrimiento ya mencionado de la obra de Miguel Ángel a tan temprana edad marcó unos
primeros años en los que el pequeño José Luis se guiaba por un impulso derivado de la “obsesión” por el
arte. Sus trabajos con pretensiones artísticas en la infancia se movían en el campo de la miniatura; obras
pintadas de autores famosos o inventadas por él que recogía en diminutos formatos y que servían para
saciar su sed de arte. El resultado eran pequeños cuadros que, además, meticulosamente organizaba
en cajas, movido por una constante necesidad de administrar todos los objetos en recipientes. Por
otra parte, el grupo “Búho” le permitió acceder a nuevos materiales como el barro y pudo aprender
las principales técnicas escultóricas con las que
malearlo. Muy temprano, con apenas 10 u 11 años,
realiza su primer vaciado en escayola, con una
expresiva cabeza de Cristo inspirada por La Piedad
de Miguel Ángel (1).
Decidido ya a estudiar la carrera de Bellas
Artes, el joven José Luis entendía como una
necesidad el estar completamente formado antes
de ir a la Facultad. Por tanto, entre los 16 y los
18 años pasaría a focalizar esa “obsesión” en una
etapa de “educación autodidacta”, con el fin de
poder llegar bien preparado a la Licenciatura. Busto doliente, 1979

21
El escultor José Luis Hinchado Materiales y procesos creativos

Fueron los años en que, combinados con la Educación Secundaria, de sus obras en aerógrafo eran de la marca “Titanlux”, más económica que la especializada, aunque
cultivó las artes del dibujo y del modelado aprovechando los ello no era óbice para que surgieran obras de calidad. Otra característica propia del manejo personal de
conocimientos que había recibido en los años anteriores del la técnica era la negativa del autor a usar los tonos blancos añadidos, para esquivar la artificiosidad del
Grupo de Arte y Teatro Irreal. Surge así también su primera contraste. Trabajaba preservando los fondos y exponía la pintura como si trabajara con un difumino,
talla en mármol, un Busto doliente (2) en miniatura, labrado con a base de degradados que evitaban fuertes transiciones. La afinidad con la escultura de alguna manera
utensilios improvisados, pero con un logrado carácter. sigue estando presente: la particular forma de preservar los blancos requiere de un trabajo muy me-
La llegada a la Universidad dio continuidad a su forma- ditado y que no caiga en errores que puedan ser incorregibles; del mismo modo, el trabajo en la piedra
ción, aunque esta etapa fuese controvertida. Abandona, de exige esa misma capacidad para evitar ejecutar golpes en falso que descarguen una mayor cantidad de
este modo, la “educación autodidacta” para formar parte de material de la piedra y que sea, por tanto, nuevamente irreparable. Cuando el artista consideró que no
los ambientes más tradicionales y de clasicismo estético en la podía sacar del aerógrafo un mayor partido decidió abandonarlo, prácticamente al final de la carrera,
Universidad de Sevilla. Su paso por la Facultad, a pesar de la y coincidiendo con una etapa en que esta técnica recibió mala prensa. Desde entonces no ha vuelto a
decepción, fue muy útil para la potenciación y desarrollo de los
realizar incursiones en este medio.
diferentes procedimientos artísticos que actualmente domina.
Ya en Tarifa desde 1992, donde acudió principal-
Siempre expresó ciertas particularidades a la hora de trabajar
mente por el clima que le permitía trabajar al aire libre
técnicas escultóricas como la del modelado, lo que provocaba
gran parte del año5, y dedicado en exclusividad a la es-
Desnudo arrodillado. Madera, 1985
el enfado de sus profesores de escultura. El joven artista dejaba
cultura, comenzaría una etapa que el escultor denomina
que se secara la pella de barro encima del torno y, en lugar de
como de “trabajo a la prima”, refiriéndose a la talla
trabajar añadiendo el material, iba eliminándolo siguiendo un proceso de extracción y, en definitiva,
directa. Antes de este procedimiento, se servía de bo-
de talla, lo cual se alejaba de los objetivos que los maestros de esta asignatura pretendían.
cetos previos que le ayudaban en la concepción inicial
En paralelo, la lectura de libros sobre la técnica del aerógrafo a lo largo del primer año de carrera
de unas obras que en estos momentos bebían, casi en
le animó a manejar un procedimiento artístico que no continuó más allá de los estudios universitarios.
su totalidad, del realismo y la figuración. Con el tiempo
Su padre le compró un aerógrafo que amortizó mediante la venta de obras y sus trabajos en la empresa
y el dominio que iba logrando el escultor de la técnica
“Arge”. Esta práctica le acompañó a lo largo de los cinco años de licenciatura y llegó a dominarla con
comenzó a trabajar sin esos bocetos, lo que requería un
gran oficio; tanto es así, que se le ofreció dar algunas clases e incluso la posibilidad de doctorarse con
gran esfuerzo mental para abstraer la figura del bloque de
algún tema relacionado con ella. Pero desestimó esta última opción al no atraerle demasiado la vida
mármol o incluso en poliéster. A medida que iba ganando
universitaria. En las primeras exposiciones que realizó a finales de la década de los ochenta, la mitad
experiencia en la técnica de extracción, la concentración
de sus obras estaban hechas al aerógrafo. Una
requerida acabó por convertirse en algo intuitivo y cada
de las peculiaridades que ejercía en sus obras de
vez más fácil. La piedra seleccionada, arenisca de la zona
aerografía era la ausencia de plantillas, ni siquiera
para las sombras, puesto que prefería controlar de Tarifa, era también adecuada, según él, para moldear

personalmente la carga matérica, con el fin de las figuras que en aquellos momentos conformaban su

evitar que se produjeran cortes en la cadencia de serie Mitología. De este modo progresivo, fue abando-

pintura, los cuales, a la postre, producían efectos nando los bocetos, que en la actualidad sólo utiliza para

de excesiva frialdad. aquellos proyectos con escala monumental. Dríadas, 1993

Conserva de esta etapa muy pocos testi-


monios. Durante estos años de escasos recursos 5
  Ana G. DELGADO, “«En mis esculturas lo importante no es el acabado final, sino las ideas» afirma José Luis Hinchado” en
económicos, las pinturas usadas para la elaboración Composición con aerógrafo. Hacia 1985 Diario Hoy, 23/03/1993, p. 12.

22 23
El escultor José Luis Hinchado Materiales y procesos creativos

Ligado a la figuración, fueron bastantes los retratos que cuidado y gran intuición para no crear surcos excesivamente profundos que invalidaran el trabajo que
realizó a lo largo de la década de los noventa y para ello se sirvió, se quería realizar. Ello requirió un proceso de adaptación, ya que la nueva herramienta determinaba
sobre todo, de la técnica del modelado. Posteriormente, la pieza cambiar la concepción que el escultor había tenido hasta entonces de la talla en tres dimensiones.
terminada, en la mayoría de los casos, era llevada a una fundición En este proceso, trabajando en una obra con unos cortes profundos y paralelos, el artista rozó el
para su reproducción en bronce. Aunque sí ha trabajado el retrato resultado final involuntariamente y de ello se desprendió un sonido. Comenzó entonces a estudiar este
en piedra, incluso en obra monumental, prefería servirse del sistema de producción e investigó las piedras, para llegar a la conclusión de que la más elástica y de la
modelado para esta temática, puesto que el nivel de detallismo que, por tanto, más sonido se puede extraer, es el mármol portugués. A raíz de esto, comenzó a ampliar
es mayor, así como las facilidades en tiempo y coste. sus conocimientos materiales respecto a la estratificación de la veta y cómo tratarla escultóricamente
Con el tiempo, también fue abandonando esta temática, sin dañar el bloque. También descubrió que era imprescindible evitar que la piedra estuviera mojada,
al igual que le ocurrió con la pintura. Cultivó la pintura en sus para impedir que se amortiguase el sonido. Surgió así la serie Opus y sus exploraciones posteriores le
primeros años de formación y en paralelo a la serie Opus, como llevarían al desarrollo de otra de sus series más importantes: Agua en la Piedra, que retomaremos.
veremos, pero inexorablemente la dirigía hacia texturas pé- Pero entre ambas, sus preocupaciones estéticas se destinaron a la presencia de la luz en
treas, entendiéndolas casi como esculturas de dos dimensiones. la escultura, dando pie a la serie Referencias. Con la posibilidad de exponer en Sevilla en la Galería
Aunque esta faceta dio lugar a interesantes series, nunca llegó “Haurie”, investigó sobre las propiedades del mármol en relación con la luz y en como ésta rompe su
a atraerle lo suficiente como para volcarse enteramente en ella, estructura. Viendo como traspasaba y como daba a la piedra un aspecto apergaminado, empezó a aplicar
Retrato de Loncha, 1992
como sí ocurrió y ocurre con la escultura. pintura en la parte trasera para generar una transparencia coloreada. Pero observó que no siempre
Una vez logrado el total manejo del lenguaje figurativo, existía una correspondencia entre lo que pintaba por la parte dorsal y lo iluminado en la frontal. Llegó a
se consideró preparado para comenzar a esculpir tipologías la conclusión de que ello se debía a la conformación de la piedra a base de cristales, lo que generaba unos
más ligadas a la abstracción, ya que el conocimiento del cuerpo microrreflejos que variaban el resultado. Sirviéndose de piedras muy finas, laboraba delicadamente con
humano y el realismo es el factor fundamental que permite el el pincel a modo de un “negativo”, coloreando a ciegas y observando la correspondencia que se generaba
equilibrio, la composición y la inclusión de la obra abstracta a la hora de traspasar la luz. También jugó con la luz cenital, que potenciaba, mediante la sombra
en la realidad humana. En las investigaciones que comenzaron
entonces, tras el abandono de la escultura más tradicional,
surgieron los hallazgos pertinentes para la aparición de su serie
Opus, que contará con un epígrafe propio en páginas siguientes.
En Tarifa consideró fundamental en su trabajo el paso de
los martillos neumáticos a los discos de diamante, que permitían
una realización más rápida de la obra. Si anteriormente tardaba
entre uno y dos meses en realizar una escultura, con este nuevo
medio podía reducir ese tiempo a una tercera parte. No obstante,
ello conllevaba también un cambio en el método empleado por
parte del escultor. Si el martillo neumático y el cincel tienen
tendencia hacia el bulto redondo, pues presentan dificultades
para entrar con profundidad en la piedra, el disco de diamante se
introduce en ella con una gran facilidad, pero requiere imaginar
el interior de la piedra para comprender dónde se encuentra el
Opus constructivo, 1996 punto extremo de corte. Por tanto, era necesario trabajar con Referencia a Juan Gris, 1997

24 25
El escultor José Luis Hinchado Materiales y procesos creativos

rasante, el efecto de relieve. De este modo combinaba las Consideraba que las manchas de óxido, que no podían eliminarse de la piedra, pasaban a ser un
visiones escultóricas y pictóricas en el material. elemento interesante que había que explorar. Comenzó a investigar acerca de como podía dibujar con
Buscando más posibilidades en la piedra, y a raíz de el agua y fue descartando posibilidades como la caída de agua en cascada –que apenas depositaba
sus trabajos en la serie Encinas, el artista realizó algunos óxido– o el bulto redondo –cuya irregularidad complicaba el control del elemento–. Optó, entonces,
relieves en los que mezclaba el trabajo escultórico con la por trabajar en plano, ya que permitía un mayor dominio y una idea más pictoricista de la escultura.
esencia del grabado. Como si actuara sobre una plancha Surge así un nutrido grupo de relieves, obtenidos a partir de planchas de mármol insertas en marcos
de cobre destinada a ser entintada, practicaba leves férreos y con un depósito de agua que se bombea para caer luego por gravedad y actuar sobre la piedra.
incisiones en la piedra y posteriormente les añadía tinta, Esta serie, expuesta en Cáceres en 2001, cuenta con un amplio capítulo en nuestro estudio.
la cual se introducía en los cortes producidos. Tras una Veamos ahora el proceso de introducción de un nuevo material que sería también clave en
limpieza de las manchas externas, lograba un efecto de su trayectoria artística. Obviamente, las obras en piedra con las que Hinchado trabajaba requerían
blanco y negro que asemejaba el aspecto de un grabado, el uso de peanas. Inicialmente, el material de estas bases era la madera con sujeciones de hierro.
pero en la propia piedra. Seguimos viendo por tanto Grabado sobre mármol. Encina cúbica, 1998 Más tarde, el peso que se derivaba de sus grandes creaciones pétreas demandó el uso del hierro
como el concepto de lo escultórico se mantiene, aunque como soporte en sí, desplazando a la madera. Para poder manejar este material, tuvo que aprender
sea para conseguir resultados tradicionalmente vinculados al grabado o la ilustración. a soldar para crear armazones cuyo único objetivo era el de servir de soporte a sus esculturas en
Como se ha mencionado anteriormente, la influencia del paisaje marítimo era una constante mármol. Poco a poco, comenzó a ser consciente del potencial del hierro como un elemento activo de
en la serie Opus y el deseo de plasmar esa sensación húmeda de la manera más fiel le llevó a la la escultura y pasó de ser un mecanismo meramente pragmático o anodino a ser un complemento
introducción del agua en la escultura. Al servirse del hierro para el sistema de conducción del líquido estético de la piedra. Hierro en la piedra, también llamada Encuentros y Desencuentros, sería el resultado
en su Opus Mare Nostrum (80), se percató de que el agua arrastraba en su recorrido el óxido del metal y de esa puesta en valor del hierro como elemento escultórico, cortándolo en tiras para interactuar
se depositaba en la piedra logrando efectos llamativos. Las investigaciones sobre ello le condujeron a
la serie Agua en la Piedra y, aunque surgió en Tarifa, sería en Badajoz donde desarrollaría este sistema.

Agua en la piedra. El bosque, 2000 Dime, 2004. Serie Hierro en la piedra

26 27
El escultor José Luis Hinchado Materiales y procesos creativos

con el mármol. A medida que continuaba la serie, el material férreo fue ganando cada vez un mayor y quebradiza, separable con facilidad. Pero añadiendo piezas, pasan a soldarse más puntos que
protagonismo, hasta llegar a envolver totalmente la piedra y obtener prestancia y valor plástico por solidifican la estructura y con sólo cinco elementos es ya casi imposible de separar. Cuantas más
sí mismo. piezas participen del sistema de soldadura logran espacios más grandes a la par que resistentes.
Actualmente Hinchado continúa trabajando en el metal y en la piedra, por separado o en com- El sistema de trabajo en Fractales dejaba en las chapas un negativo que el escultor vio como una po-
binación. Utiliza el hierro para las esculturas de interior, en donde no necesitan tratamiento, pero sibilidad utilizable artísticamente. Podía permitirle jugar con la idea de vacío y crear un contraste con los
su intención de exponer las obras en exteriores le hizo recurrir al acero corten. El peso más ligero positivos recortados. Construir a partir de los negativos es una forma de aprovechar el material, aunque
que tiene este material le permite construir obras de mayor formato. Por contra, el acero corten es sus fines no son meramente economicistas. De hecho, sacrifica bastante materia, no apurando demasiado
un material mucho más caro que el hierro y, el corte para poder dejar láminas que mantengan cierta resistencia y maleabilidad. De esta forma surge
además, el sistema de suelda con electrodos un proceso creativo desde un material en principio desechable. En la actualidad continúa explotando esta
es más complejo y gravoso. Por tanto, para vía, que ha ido tomando distintas directrices y, entre ellas, nuevamente la inclusión de luz en la escultura.
poder operar con él, requirió de un apren-
dizaje y de contactos que le permitieran
conseguirlo. En este sentido, fue importante
la figura del escultor salmantino asentado en
Cáceres César David, quien le apoyó en estas
nuevas investigaciones facilitándole además
la recepción de material. En definitiva, lo que
se derivó de este cambio fue la posibilidad de
hacer obras más grandes, de menor peso y
Maquinaria para trabajar el hierro en el taller del artista
con posibilidad de exponerse en el exterior,
algo que le ha abierto el campo en la actua-
ción monumental.
Utilizando el hierro y el acero corten empezó
a trabajar sobre chapas a base de recortes del mate-
rial, desarrollando desde 2011 sus series de Fractales
y Negativos, con singulares resonancias orgánicas.
Necesitaría para ello usar un sistema de corte por
plasma y actualizó con este fin su instrumental. Esta
opción le ha recordado siempre al trabajo con aerógra-
fo, evocando esa idea de antorcha que, en función de
la proximidad o de la lejanía, penetra en el material.
Surgen, de este modo, esos Fractales que multiplican
un motivo figurativo recortado, consiguiendo que una
pequeña forma, a base de repetirse, logre una escul-
tura de grandes dimensiones. Este sistema comienza
con la soldadura de dos componentes a través de un Detalle de Nuestra herencia romana
punto. En ese primer momento la fusión es aún frágil para el Palacio de Justicia de Mérida De Interflora Fructus, 2011. Detalle

28 29
Análisis de la obra escultórica

L a obra de José Luis Hinchado es numerosa y variada, moviéndose entre la figuración y la abstrac-
ción. El escultor badajocense ha desarrollado una amplia labor que permite observar una evolución
desde sus primeros trabajos, de corte más académico y tradicional, a las opciones experimentales con
las que empezó a investigar en los años noventa.
Como señalábamos en el preámbulo, la articulación en series facilita con frecuencia nuestra
tarea, aunque el desarrollo de algunas en largos periodos de tiempo complica en ocasiones mantener
una rigurosidad cronológica. Es cierto también que hay piezas aisladas y otras que comparten
características de varias series, lo cual dificulta su ubicación en una u otra tendencia. Para estos casos
hemos intentado decantarnos por la opción que nos ha parecido más coherente. Por todo ello, en esta
revisión de su trayectoria, hemos optado por una clasificación mixta, bien agrupada en series, cuando
son suficientemente claras, o en apartados amplios que reúnan opciones de trabajo con similitudes
formales o conceptuales. De este modo, se han ido registrando las temáticas y fórmulas plásticas que
aporten en lo posible unidad estilística en cada momento. Para completar el panorama, nos hemos
permitido la licencia de introducir una breve alusión a su labor pictórica.
Abordamos así un recorrido en el que destacaremos acompañando al texto algunos de sus
trabajos relevantes, pero que puede verse sustancialmente ampliado con las referencias incluidas en
el catálogo final.

31
4  Las opciones figurativas

E l lenguaje plástico figurativo protagoniza la primera etapa de José Luis Hinchado, aunque
reaparezca en distintos momentos, y veremos en este bloque como evoluciona entre los años
ochenta y los noventa desde fórmulas realistas hacia una mayor síntesis formal.
Tras finalizar la carrera de Bellas Artes y durante su estancia en Tarifa, el escultor dio prioridad
a esta vía figurativa sobre la abstracción. Pretendía de hecho dominar en su totalidad la anatomía a
través de la talla en mármol antes de pasar a otras opciones artísticas. En un reportaje realizado en
1993, explicaba su decisión de centrarse sobre todo en el arte figurativo en estos términos:
“Lo importante es ser capaz de plasmar fielmente lo que veo. Conseguido esto, ya podré experimentar con
la abstracción, intentar formas nuevas”6.
La obra realizada dentro de este estilo es numerosa y nos permite repasar sus inquietudes antes
de decantarse por facetas más conocidas de su producción. A su vez, en este periplo inicial podremos
establecer ciertos subgrupos. Temática y estilísticamente, Hinchado se mueve entre el costumbrismo,
el retrato, el desnudo y la mitología. Con ello buscaba explorar los diferentes recursos que le ofre-
cía la figuración humana, apostando por lo fragmentario y dando cabida también a una incipiente
geometrización.
Entre sus trabajos de juventud aparecen creaciones muy diversas. Ya hemos señalado cómo un
busto en miniatura realizado en casa con precarias herramientas satisfizo su impaciencia por trabajar
el mármol (2). En los primeros años de la Facultad se enfrentó también con la madera en un desnudo
arrodillado (4), de cuerpo entero y formas compactas, que conserva su familia. A pesar de los buenos
resultados, esta práctica con la talla en madera le haría convencerse de su preferencia por el trabajo
directo sobre la piedra, su auténtica pasión.
Esos años de carrera son una época de experimentación y ensayo, y por ello descubrimos
técnicas y temáticas muy variadas. Surgen así piezas tan dispares como un fragmentario Estudio de
cabeza (3) o una dinámica composición femenina, propiedad del Museo de Badajoz (6), que parece
inspirada por La desesperación de Rodin, aunque con un tono más afable; también cabe consignar
el enigmático bajorrelieve Transustanciación (5), adquirido por el Ayuntamiento pacense; o estudios

  Julián LEAL, “José Luis Hinchado, atado a la piedra” en Diario Hoy, 02/03/1992, p. 7.
6

33
El escultor José Luis Hinchado Las opciones figurativas

Siguiendo lo que Hinchado denomina como “trabajo a la prima”, esencialmente comentado en


el epígrafe anterior y vinculado con la talla directa sin bocetos previos, cultivó propuestas escultóricas
diversas. La exposición que presentó en el año 1988 en la Sala “Quercia” de Badajoz le supuso una
oportunidad para mostrar sus pretensiones artísticas. El crítico Antonio Zoido definió así esta primera
incursión en el ámbito artístico pacense:
“Hinchado se despega deliberadamente de cansadas normativas y al bucear en lo informe se esfuerza por
transmitirle el hálito genuino capaz de perennizar la obra. Tarea ardua, puesta bien de manifiesto en las
esculturas que con sello personal es capaz de obtener apartándose de lo medido y académico sin más,
incluso cuando se impone el verismo”7.
Desde el punto de vista compositivo y técnico es llamativa su apuesta por el relieve y por los
contrastes matéricos. De esta forma saca un gran partido al diálogo entre superficies pulimentadas
y unos fondos rugosos, apenas desbrozados, que evidencian el juego creativo entre la forma y la
materia. Con ello se evidencia el fervor que profesa Hinchado por grandes escultores como Rodin
o Miguel Ángel. De ambos hereda el interés por las texturas y las superficies apenas tratadas; y del
segundo en particular la obsesión por el mármol, que pretende esculpir al modo del maestro italiano,
liberando a la figura que se encuentra encerrada en su interior.
La Gitana, 1989 Varias versiones sobre un mismo modelo,
Adela, estudian anatómicamente la morfología
tan sorprendentes como Inseminación artificial (8), un bloque con abigarrados relieves que alterna de la espalda y el perfil femenino, en posiciones
referencias figurativas y abstractas. recogidas que parecen remitir a la postura fetal.
Dentro del realismo, el singular grupo La Gitana (10) recrea una escena que el escultor pudo Otros estudios se centran en torsos y frag-
observar en un viaje a la ciudad de El Vaticano. Allí vio a esta mujer dormida en la calle con el niño mentos que intentan superar el reto de crear
en sus brazos. La composición triangular y cerrada de la madre sosteniendo al hijo en tan dramática profundidad en un volumen deliberadamente
escena tiene muy presente, sin duda, la famosa Piedad de Miguel Ángel, que marcó con admiración la exiguo, dando lugar a sugerentes escorzos.
infancia de Hinchado. Bien trabajada en todos sus puntos de vista, supuso para él un paso adelante en La influencia rodiniana se va a manifestar
sus pretensiones por dominar la figuración. en particular en dos esculturas destacadas de los
Extremo realismo dentro de esa faceta costumbrista años noventa. La ola, de 1992 (44), rememora
Escorzo, 1991
tiene también su Morral de Caza (9), presentado como numerosas composiciones del escultor francés
Mochila cuando formó parte de la exposición “Escultura con en que el desnudo femenino protagoniza la
futuro”, que entre 1989 y 1990 reunió en Hervás, Mérida, escena, pero en estrecho diálogo con la estructura del bloque. En cualquier caso, esta obra concreta
Cáceres y otras localidades una interesante generación de parece sugerida por la pieza homónima creada en ónice por Camille Claudel en 1897, conocida también
escultores. Con una impecable factura, ese enaltecimiento de como Las bañistas. Emula en ella el efecto curvo y envolvente, aunque la pieza de Hinchado cierra casi
lo cotidiano sería retomado algún tiempo después en obras por completo la composición. El juego de texturas en la parte superior intenta combinar el efecto de
como Sofá (49). Se recreó también en una serie de bodegones espuma con la rudeza de la piedra.

pétreos cuyos protagonistas son los libros, en diálogo con


frutas o con utensilios de pintura para rendir un ambiguo   Antonio ZOIDO, “Hinchado-Jorge Juan-Doncel” en Mª Teresa RODRÍGUEZ (Coord.), Antonio Zoido. La Crítica de Arte, Tomo II,
7

homenaje a Picasso (48). Morral de caza, 1988 Badajoz, Diputación de Badajoz, 2013. p. 444.

34 35
El escultor José Luis Hinchado Las opciones figurativas

La serie Mitología sigue similares principios y protagonizó una de las primeras exposiciones
del artista, celebrada en el Colegio de Arquitectos de Badajoz. Los títulos no dejan dudas sobre sus
fuentes de inspiración. En ellos mostraba el mundo de las divinidades y las leyendas vinculadas a la
tradición clásica.
El resultado es un conjunto que aún delata su carácter formativo, pero adelanta propuestas
interesantes y con posturas que tienden a la complicación formal. Obras dinámicas se combinan con
otras llamativas por su expresionismo, como De la cabeza de Zeus nace Atenea (26). Las Tres Gracias (24)
y Moiras (31) destacan por abordar un estudio colectivo y posicional de la anatomía femenina. Aunque
quizás la más valiente, por su condición híbrida y su gran complejidad, sea el grupo Leda y el Cisne (27),
articulado en un solo bloque y cuya composición cerrada acentúa la intimidad de la relación sexual.
Todas ellas hicieron ganar a Hinchado buenos comentarios, nuevamente por parte del crítico Antonio
Zoido, quien le tildó de “prometedor artista”9.

La ola, 1992 El Guadiana, 1999

El Guadiana (45) está más separada en el tiempo, pero por su identidad es pertinente comentarla
ahora. A diferencia del tono acaramelado de la obra anterior, aquí se impone el fulgor del mármol
blanco. La estirpe rodiniana es también patente, aunque el artista confiesa que su escultura surge por
inspiración directa de El salto de Léucade, de Moisés de Huerta8. La obra original fue realizada en Roma
en 1910 durante el período como pensionado de Huerta en la Academia Española y forma parte de la
colección del Círculo de Bellas Artes de Madrid. Su exposición en la cafetería del Círculo la ha convertido
en una imagen muy conocida y de referencia para varias generaciones de artistas. Recrea un episodio
mitológico de trágicas consecuencias que se plasma en un desnudo femenino de acusada sensualidad y
donde el contraste textural con el bloque pétreo se hace evidente. El escultor pacense recrea un proceso
similar, aunque adaptando su contexto a la fluidez del agua y el ámbito extremeño.
Leda y el Cisne, 1993

8
  Ver Moisés BAZÁN DE HUERTA, El escultor Moisés de Huerta, 1881-1962, Bilbao, Bilbao Bizkaia Kutxa, 1992, actualizado
en IDEM, “Moisés de Huerta: aportaciones a un contexto escultórico”, en Ramón MONTES RUIZ (Editor), Mateo Inurria y la   Antonio ZOIDO, “La acabada escultura de José Luis Hinchado” en María Teresa RODRÍGUEZ (Coord.), Antonio Zoido. La Crítica
9

escultura de su tiempo, Córdoba, Ayuntamiento y otras instituciones, 2011, pp. 225-264. de Arte, Tomo II, Badajoz, Diputación de Badajoz, 2013, p. 515.

36 37
El escultor José Luis Hinchado Las opciones figurativas

Una de las piezas de la serie, Dríadas (29 y 30 en su segunda Otras opciones figurativas que han acompañado su
versión), que hemos reproducido antes, daría lugar a una interesante obra son las manos y los dedos. En ningún momento llegó a
derivación. Son las Mujeres columna, torsos femeninos en mármol afianzarlos como una serie, aunque no descarta hacerlo en un

que, apoyados sobre una basa, conforman el fuste de una columna futuro. Es una temática que se ha repetido en su obra, pues ya

y sostienen un capitel cúbico a modo de cariátides. El detallismo del desde las primeras esculturas en barro y escayola lo que solía

cuerpo femenino y la suavidad extraída de sus curvas contrasta con tomar como referentes eran sus propias manos. Sobre todo en

la potencia arquitectónica que presentan los elementos superiores, piezas de pequeño formato, Hinchado presentaba un particular
interés en la producción de estas obras, debido a la dificultad
sin pulir en algunas ocasiones, y que potencian el aspecto pétreo
que supone esculpir esta parte de la anatomía, tan cargada de
de la construcción. Puede establecerse un cierto paralelismo con
expresividad y movimiento. Su complejidad visual suele ser uno
propuestas previas, como la escultura Jónica, instalada en Palma de
de los elementos anatómicos que indica las capacidades de un
Mallorca en 1983 por el artista catalán José María Subirachs.
buen escultor. Además, los dedos y las manos son considerados
Aquí encontramos al Hinchado más personal, el que sabe
por él como una carta de presentación de las personas, pues dan
Torso Mobile, 1995 extraer notas propias de un tema con tanta tradición, y que en
pistas sobre su personalidad y dedicación profesional. Con el
ejemplos como Mujer cuervo (38) es capaz de rememorar referencias Diálogo, 1996
tiempo pasó del pequeño formato a las enormes dimensiones,
contemporáneas de vanguardia. El símbolo espiral que configura
destacando propuestas como la de Alpalhao, donde el artista, a modo de menhir, encaja su Dedo de
su tramo superior enlaza con la abstracción y será una constante
Dios (324) en la vía pública. También cobró entidad como obra independiente el conjunto marmóreo
en su trayectoria, apareciendo además en su propia firma.
de tres dedos en vertical que formó parte del bloque nuclear en Camino de Creación.
Otras creaciones femeninas de esta etapa se centran en la
recreación del torso, pulimentando el mármol con exquisita calidad
y elegancia. Es un amplio conjunto de piezas, algunas con varias
reproducciones y diverso grado de movimiento, aunque todas se
caracterizan por su extrema estilización. Otra serie similar será
retomada en la década del 2000.
Una singular variante encarna su trabajo Diálogo (43),
primero realizado en piedra y posteriormente pasado a bronce.
Es un divertimento para tener en el hogar, con un cierto punto de
Mujer cuervo, 1995 funcionalidad. Muestra dos figuras enfrentadas, una femenina y
otra masculina. Con un mecanismo que la convierte en una obra
cinética, inspirado por los juguetes rusos, podía expresar la discusión de la pareja colocando las figuras
dándose la espalda. Para demostrar uno de los dos miembros su deseo de reconciliación, bastaría con
poner de cara su torso y dar por terminado el enfado, a la espera de que el compañero completara la
acción aceptando las disculpas. Manos, 1987

Alejado de la vía expositiva, José Luis Hinchado cultivó también una faceta de encargos ligados
a una clientela particular. Surgen así un buen número de retratos, aunque apenas tenemos de ellos Cabe aún citar un subgrupo, con cierto margen en las fechas, pero con el tema del agua como
constancia fotográfica. El catálogo recoge alguno femenino e infantil, labrados en piedra, aunque hilo conductor. Desde una avanzada recreación del fósil de un pez espada (52), a potentes obras como
también alternó en ellos la técnica del modelado. Mujer de agua, de 1994 (53), con un gran formato y expuesta en diversas ocasiones; su cuerpo se

38 39
El escultor José Luis Hinchado

5  Serie Referencias
adapta a las vetas de la piedra y el efecto de fluidez que se quiere sugerir. Incluso estas referencias
aparecen en obras que lindan con la abstracción, como Orillas (54) o Entre dos mares (55), inspiradas
por sus sensaciones en Tarifa y que se completan por personales grabados en mármol, aprovechando
las vetas y manchas de la superficie para recrear el paisaje y las vistas que tenía desde su propia casa.
En definitiva, estas opciones figurativas conforman una primera etapa que va de los resabios
académicos a notas más personales. Es una vía que el autor retomará en diversos periodos, pero ya
aquí, en algunos de sus estilizados desnudos y torsos, puede apreciarse el avance hacia una mayor
síntesis formal. Aún hoy la figuración mantiene su presencia, ajustándola a las nuevas posibilidades

M
que le ha ofrecido el material férreo. Constatamos por tanto que su lenguaje plástico evoluciona para
satisfacer nuevas necesidades creativas, y lo iremos viendo en las siguientes series. ientras desarrollaba la serie Opus en Tarifa en el último lustro del pasado siglo, a José Luis
Hinchado se le presentó la oportunidad de exponer en 1997 en la Galería “Haurie” de Sevilla.
Al ser la ciudad que le había educado artísticamente, el autor conocía el gusto por lo académico, el
realismo y, en definitiva, el arte más tradicional que predominaba en la capital hispalense. Por este
motivo, decidió exponer una idea original pero que se alejara de las opciones más experimentales y
abstractas que en aquellos momentos estaba investigando. Así, decidió combinar el trabajo académico
con la innovación en la serie Referencias, cuyo objetivo era establecer un enlace entre el pasado y
el presente. Pretendía que fuera del gusto de la clásica visión del arte sevillano, pero también de la
modernidad que requería una galería donde tenían cabida propuestas actuales.
Habiendo ya iniciado su serie Opus, Hinchado entendía que el siguiente paso en su escultura
debía explotar las posibilidades de otro fenómeno que no fuera el sonido. Así pensó en la luz como
un elemento interesante para ser introducido en la escultura y configurar un componente plástico
más. Su pretensión era establecer un diálogo directo entre la luz y la piedra y al hacerlo rindió de paso
sugerentes homenajes a la Historia del Arte.
Sus bloques pétreos presentan una talla en relieve con motivos figurativos que hacen referencia
–de ahí su nombre– a artistas destacados de la historia del arte español e internacional. Junto a la
luz, el color también fue el gran protagonista de las piezas, las cuales podían llegar a convertirse
en escultopinturas, en función de la iluminación con la que el espectador decidiera vislumbrar la
creación del escultor pacense. Era, por tanto, un sistema en el que piedra, luz y color establecían una
combinación compleja de técnicas. El artista tuvo que trabajar a lo largo de todo ese año para poder
dar con la clave que hiciera posible la exhibición de la idea que perseguía.
Las seis Referencias creadas se conforman por una lámina de piedra que se podía iluminar de dos
maneras. En primer lugar con una proyección cenital mediante la que el artista pretendía resaltar el
relieve de la escultura a través de la presencia de la luz rasante. La segunda alternativa era otro foco
lumínico que actuaba desde la parte posterior, traspasando la pieza. Al combinarse con el color y no
presentarse alumbrada por la luz rasante, se potencian los efectos de bidimensionalidad y el carácter
pictórico de la obra.

40 41
El escultor José Luis Hinchado Serie Referencias

La presencia de autores reconocibles y ya clásicos, aunque


todos ellos se distinguieran por su carácter innovador y van-
guardista, encarnaba, como dijimos, la estrategia de Hinchado
para llegar a un público de gusto académico y tradicional. Sin
embargo, no traiciona la modernidad de los lenguajes artísticos
propios de dichos autores. Mantiene su esencia, condicionada
eso sí por el sistema de luces y colores aplicado y la traslación
al medio pétreo de las texturas. Introduce además un cambio
en el concepto de espectador, que no es un mero contempla-
dor, sino parte necesaria del proceso expositivo.
Referencia a Picasso, 1997
En relación con esto último, el catálogo de la muestra,
diseñado por el propio escultor, pretendía actuar como una obra
de arte en sí misma. Aunque condicionado por dificultades técnicas y económicas, Hinchado buscaba
reconstruir en el papel los efectos que se derivaban de su escultura iluminada. Lo intentó gracias a unas
Referencia a Van Gogh, 1997
transparencias que, en palabras posteriores del autor, “con los medios de hoy en día habría sido más
sencillo y más efectivo”. No obstante, y a pesar de ser pocas las obras que se recogen impresas, hay que
De este modo, el espectador podía elegir qué visión contemplar, encendiendo o apagando cada
valorar el voluntarioso efecto de trasposición de dos a tres dimensiones que refleja el muestrario.
una de las luces que el escultor pone a su disposición por medio de un interruptor. Con ello, le hace
En la Galería “Haurie”, además, el escultor aprovechó para exponer otras obras partícipes de un
partícipe de un sistema lúdico que siempre ha gustado a nuestro artista. Se crean, en sus palabras, unos
lenguaje creativo propio y sin citas ajenas. Así mostró su ya mencionada Mujer de Agua (53), el Opus
“efectos agradablemente confusos”10, que son los que acaban haciendo el homenaje escultopictórico
ingrávido (99) y Opus Mare Nostrum (80), pieza clave de su producción artística, como pronto veremos.
a los personajes referenciados.
Entre las pertenecientes a la serie Referencias, habría que destacar la dedicada a Matisse (63),
Además, un punto de complejidad añadida era el recrear en relieve, medio tridimensional, las
donde revisita la alegoría de La Danza del artista francés. Siguiendo las técnicas anteriormente
obras que los autores escogidos habían concebido únicamente en dos dimensiones. Ello requería que el
descritas, el potente relieve se carga de un cromatismo muy interesante al iluminarse desde atrás y
autor jugara con los volúmenes, los cuales resalta a través de la composición, el color, la iluminación
destacarse los tonos ocres sobre el azul tan luminoso que también empleó el pintor fauvista. La Maja
o los recursos visuales de los que disponía el lienzo. A su vez, debía pensar también en cómo el color
desnuda de Goya (58) es igualmente fiel, pero en otras se toma leves licencias en la composición o el
afectaría a la iluminación trasera para que el resultado más pictórico del relieve hiciera justicia a la
color. Más libres resultan así sus versiones del rostro picassiano o la mesa con guitarra de Gris, junto
obra homenajeada.
a la colorista cita a Jawlensky y la Referencia a Van Gogh (59), que reinterpreta los campos con cipreses,
Estas Referencias hacen honor a creadores de la Historia del Arte que habían supuesto para
árboles y nubes espirales desde una cálida opción monocromática.
Hinchado un punto de inflexión a raíz de su conocimiento y estudio. Grandes artistas como Goya, Van
Gogh, Matisse, Picasso, Gris o Jawlenksy son los aquí homenajeados, no sólo a través de algunas de Varias de las obras que el escultor badajocense mostró en esta galería sevillana fueron vendidas

sus obras más famosas, sino también por emular su manera de trabajar y el lenguaje característico y la exposición se cerró con un gran éxito de público. Sus Referencias se adquirieron casi en su totalidad

de cada uno. En palabras del autor: “es de obligación agradecerles sus influencias en el aprendizaje y y las críticas recibidas fueron muy buenas. Entre ellas, el crítico del periódico ABC Manuel Lorente

en nuestra incesante búsqueda de estilos y lenguajes artísticos”11. De todas formas, el artista matiza llegó a expresar que con esta demostración de arte, que implicaba tantas posibilidades visuales,

también que no pretende hacer reproducciones exactas, sino interpretaciones personales. José Luis Hinchado “estaba ensanchando los límites de la escultura contemporánea”12. Además, fue
realmente un aliciente para el propio artista, cuya vida profesional no estaba siendo fácil. Este gran

10
  José Luis HINCHADO MORALES, Referencias, Sevilla, Galería Haurie, 1997, p. 9.
11
  Ibíd., p. 3. 12
  Manuel LORENTE, “Referencias de José Luis Hinchado” en ABC, 07/03/1997, p. 37.

42 43
El escultor José Luis Hinchado Serie Referencias

éxito, además de suponer un avance experimental en su escultura, sirvió de impulso económico para Hinchado está siempre investigando en los límites de la tecnología de la que dispone. Las
continuar con sus objetivos artísticos. Aunque le fue bien en la muestra, a partir de entonces decidió complejidades técnicas que requería todo este proceso de montaje le impidió evolucionar en sus
en la medida de lo posible buscar trabajos por cuenta propia, sin ligarse a galerías, y con la idea firme trabajos con la luz, no pudiendo dar una continuación lógica a esta serie. Por ello no volvió a utilizar
de ser un escultor al margen del sistema establecido. la luz como elemento plástico y protagonista hasta que la tecnología LED le ha permitido explotarla
en una de sus últimas series: Cajas de Luz. Referencias actúa, por tanto, como un antecedente de lo que
veremos en estas Cajas, aunque con unos fines diferentes. El juego con el color en la escultura, por
contra, apenas ha encontrado un hueco en la producción artística posterior del escultor pacense. Lo
más similar a introducir efectos cromáticos se puede contemplar en la serie Encuentros y Desencuentros,
donde combina la oscuridad del hierro con la palidez de la piedra en una combinación de materiales
que ha tenido continuidad en nuevas series como Corazones, Nubes, Libros, Árboles o Casas.

Referencia a Matisse, 1997

44 45
6  Serie Encinas

A l año siguiente de la exitosa muestra Referencias en la Galería “Haurie” sevillana, a Hinchado se


le presentó la oportunidad de exponer en su ciudad natal a través de la Sala “Mapfre”. De este
modo, fue capaz de romper con una de las premisas de esta sala, la de “no repetir artistas”, dado que
él ya había presentado parte de sus Opus en el año 1995. En palabras de Manuel Alejo Ruiz, presidente
del Comité de Mapfre Extremadura, se justificó la excepción de la siguiente manera:
“Lo hacemos desde el convencimiento de que va a merecer la pena que el público que visite la exposición
pueda valorar la constante y permanente evolución de este valor, joven pero maduro al tiempo, que innova
desde su perfecta técnica en todo lo que su extraordinaria creatividad le induce”.13

Bosque de encinas, 1998

Realizada durante su etapa de Tarifa, esta nueva temática buscaba un tipo de obra que fuera
bien acogida por el público extremeño y, de esta manera, tuviera un buen reflejo en las ventas. Como
su método de trabajo le conduce a organizarse en series para sacar el máximo provecho a cada idea,
decidió explorar el germen de la creación a través de algún elemento prototípico de Extremadura. Surge
así su apuesta por la encina, representativa de esta tierra y que contaba con un valioso precedente en
la Encina Cúbica (309) que en 1989 diseñó para los premios del Diario Hoy.

13
  Manuel ALEJO RUIZ, “Presentación” en Hinchado Morales, J. L., Encinas, Badajoz, Sala “Mapfre”, 1998, p. 3.

47
El escultor José Luis Hinchado Serie Encinas

“La obra y el tema de mi segunda exposición en Mapfre está Surgieron así diversas obras figurativas, pero envueltas en un halo surrealista al añadir al árbol
dedicada a Extremadura y a todos los extremeños, y qué propiedades características de la condición humana. En concreto, sus Encinas participan de los prin-
mejor homenaje que la relación que tenemos con un árbol: “la cipios de lo femenino y lo masculino, muy presentes también en su obra; de las imágenes de dioses
encina”, tan nuestra y tan emblemática, que me vi tentado a
o de espíritus de los bosques. Ello conecta con sus primeras obras figurativas a finales de los años
representarla una vez más como se ha hecho tantas veces en
ochenta y principios de los noventa, donde el tema mitológico estaba muy presente. Otra opción sería
pintura, pero esta vez con mi material, el mármol”.14
trasmutar el motivo sometiéndolo a esquemas geométricos, como también haría con posterioridad en
Como afirma el artista, el material escogido para la elabo-
su Cuaderno de Viajes.
ración de la serie es el mármol. Lo utilizó en distintas variedades y
La Venus de la Encina (64) usa el pretexto arbóreo para hacer un estudio anatómico femenino
trabajado con diferentes técnicas hasta lograr extraer cualidades
en mármol rosa de Portugal. Con 183 cm de altura y poco más de 20 cm de anchura y profundidad,
experimentales que en algunos casos rompen con la concep-
esta pieza es una de las más destacadas de la serie, no sólo por su tamaño, sino también por su buen
ción tradicional que se tiene de este medio. En la producción de
acabado. Un torso desnudo de mujer en la parte superior emerge de un tronco que abarca las dos
Hinchado suelen aparecer ramas, hojas, árboles en sí o referen-
piernas de la figura, estableciendo un eficaz contraste entre los elementos. Por una parte, opone las
cias a troncos y raíces. Los árboles en general, y la encina en
formas curvas y voluptuosas que identifican a la fémina con el soporte más enhiesto y rectilíneo.
particular, siempre le han supuesto un motivo interesante den-
Por otra, juega con los cambios de textura, puliendo el torso con suavidad mientras el tronco de
tro de la naturaleza. Para él, además, la encina es un árbol muy
la encina presenta el aspecto rugoso característico
duro, casi pétreo. Tenía pues la oportunidad de trabajar con el
del vegetal, recogiendo con detalle el dibujo de las
mármol partiendo de un referente figurativo simple y muy de su
vetas de la corteza. El resultado es una obra muy
gusto. Lo hizo partiendo de una idea base, que tras ser estudiada
estilizada y de gran tamaño, que configura un
en múltiples variantes, le condujo hacia resultados originales, en
trabajo muy destacado si se compara con el resto de
ocasiones anecdóticos o con un cierto componente de denuncia.
la serie, de escala sensiblemente menor. Tal fue el
Aunque al principio esculpía la temática vegetal comenzando por
éxito de esta pieza que el Museo “López-Villaseñor”
las hojas y ramas hasta llegar al tronco15, decidió, con el fin de
de Ciudad Real la adquirió para que formara parte
ganar en resistencia, labrar en un primer momento el cuerpo del
de su colección permanente, tras ser premiada en el
árbol para luego, con una base potente establecida, detallar el
concurso realizado ese mismo año.
ramaje y las coronas de hojas, que en muchos casos se sintetizan La Ninfa arqueada de la... (65) sigue similares
con cierta tendencia a la geometría. parámetros formales, aunque en un tamaño mucho
La imagen de la encina es extraída, por tanto, de su menor. Y ambas, junto al siguiente ejemplo,
entorno natural y el autor la traslada a una sala de exposicio- conectan en su mensaje con la escultura pública de
nes, sustituyendo el cielo y la tierra extremeños por un espacio Vila Viçosa Baobab Hembra (323).
interior cercano al urbanita. Ello ofrece al espectador la opor- La hibridación entre lo femenino y la
tunidad de realizar un juego imaginativo de suplantación del naturaleza reaparece en la Encina Hembra (66), de
espacio, invitándole a recrear o recordar la ubicación de una mármol grisáceo. En este caso, las referencias a la
encina en un entorno paisajístico concreto o en un momento mujer se encuentran en el tronco del árbol, donde,
del día especial para el visitante. Venus de la encina, 1998 con un juego de talla que provoca un efecto de
movimiento helicoidal, el torso de la fémina soporta
14
  José Luis HINCHADO MORALES, Encinas, Badajoz, Sala “Mapfre”, 1998, p. 7. una copa tallada de manera muy brusca. Así, se
15
  Mercedes BARRADO, “José Luis Hinchado muestra sus «encinas-fetiche» de mármol, en Diario Hoy, 06/03/1998, p. 12. vuelve a apreciar esa doble vertiente que persigue Encina hembra, 1998

48 49
El escultor José Luis Hinchado Serie Encinas

los contrastes. La parte baja presenta incisiones más largas, planas y bien definidas, recordando En definitiva, con estas Encinas Hinchado combina investigación y divertimento para estudiar
incluso los trabajos de talla en madera; mientras que la copa apenas muestra extracción de la piedra las múltiples posibilidades de un mismo tema. Esta práctica se repetirá en series más recientes,
y se sirve de un aspecto abrupto que difiere visualmente de la zona inferior. enmarcadas en las experiencias de sus Invasiones y 10 x 10. Los árboles protagonizan incluso de forma
Igualmente eficaz es El Alcornoque del Cuartón (68), que apuesta por esculpir aquello que no se ve, exclusiva la oferta de 10 x 10 en el año 2014. Y es que éstos, y la encina en particular, han pasado a
como el viento, muy presente sin embargo por la marcada inclinación del árbol16. Por su parte, Bosque de convertirse en un tema propio de su iconografía, que como ahora veremos se reinventa con nuevas

encinas (70) muestra una visión agrupada del conjunto, en una sucesión de copas redondeadas que ade- soluciones esencialmente técnicas.

más se alzan sobre campos arados con profundos surcos.


Una de las piezas que rompe con el aspecto ge-
neral de la exposición, aunque coincida en temática,
es Encina al cuadrado (71). En ella Hinchado se sirve del
mármol para trazar un estudio geométrico del vegetal.
Respetando la estructura cúbica del bloque, por cada
cara graba el árbol extremeño (copa, tronco y raíces),
sintetizándolo en formas planas y rectilíneas. Configura
de esta manera una obra que altera el lenguaje orgánico
y redondeado del resto de la serie, y que remite a la pieza Encina al cuadrado, 1998

funcional que en el año 1989 antecedía la misma.


Por último, ligado al sonido y a la musicalidad, tam-
bién habría que citar la obra Réquiem por la Encina (72),
en la que Hinchado introducía el sonido a través de unos
Grabado sobre mármol de la serie Encinas, 1998
altavoces ocultos que reproducían el Réquiem de Mozart.
Esta creación, muy ligada al arte conceptual, participa
Así, en la exposición del año 2000 en la Sala de la Bodega “Viña Extremeña” de Almendralejo
directamente de la denuncia, al margen del resto de la
vieron la luz nuevos ejemplos que, en diálogo con los anteriores, continuaban explorando las posibi-
serie y sus opciones habituales. Con ella demandaba
lidades del árbol extremeño. Su peculiaridad residía en que la técnica empleada en su mayoría era un
la necesidad de recuperación del campo extremeño
grabado por incisión sobre pequeñas placas de mármol de 15 x 15 cm. Algún apunte en esta línea se
y protestaba por el maltrato a este árbol que, además
avistaba ya en la exposición de Mapfre, pero ahora se reafirma como serie más amplia.
de suponer un recurso de principal importancia en la
El resultado son dibujos grabados en el mármol, los cuales eran entintados y posteriormente
región, es incluso símbolo de la propia Extremadura.
limpiados para que la tinta se depositase en los surcos y la superficie, blanca, resaltase su visibilidad.
En este sentido, y como nota propia del autor, hay que
Este proceso muestra paralelismos con la técnica del grabado, pero aquí la propia plancha se convierte
resaltar de nuevo el reto tecnológico, al posicionar un
en obra definitiva y con un carácter escultórico a caballo con la pintura. Aunque primen las tintas
sensor de movimiento encargado de activar los altavoces
negras, también el artista empleó otros colores para dar variedad a las creaciones expuestas. Con
con la obra de Mozart en el espacio de la Sala “Mapfre”
este mismo fin observamos que algunas composiciones integran la encina como un elemento más
cuando el espectador se acercaba a ella. Réquiem por la encina, 1998
de la dehesa extremeña, mientras otras se alzan en solitario, en un amplio despliegue que abarca
tanto piezas realistas como revisiones de sus esculturas en huecorrelieves entintados con un intenso
  Antonio ZOIDO, “José Luis Hinchado, encinar escultórico” en Mª Teresa RODRÍGUEZ (Coord.), Antonio Zoido. La Crítica de
16 fondo negro.
Arte, Tomo II, Badajoz, Diputación de Badajoz, 2013. p. 657.

50 51
7  Breve interludio pictórico

A ntes de afrontar una de las series escultóricas más personales e interesantes de José Luis
Hinchado, queremos introducir un capítulo breve pero interesante por su carácter alternativo.
La vocación escultórica de nuestro artista es incuestionable, pero por su formación y sus necesida-
des expresivas no sólo se han ceñido a este ámbito y ello permite insertar este breve paréntesis en la
valoración de su obra tridimensional.
Ya hemos citado su contacto con el mundo del aerógrafo, donde asumió trabajos de corte
publicitario, como los reclamos cartelísticos para el Aqua Park y diversas empresas durante la
colaboración con “Arge”. El abanico de motivos es amplio, pero fuera de los encargos y como opción
personal, el artista también recreó con aerógrafo un retrato de la actriz Katharine Hepburn.
Pero nos interesan más sus incursiones esporádicas en la pintura. En 1993 siente la necesidad de
plasmar bidimensionalmente algunas de sus esculturas. Reproduce así en cuadros al óleo algunos de
sus bodegones, compuestos fundamentalmente con libros y frutas, alternando así compositivamente
elementos rectilíneos y curvos. Sus encuadres varían para potenciar los volúmenes. También serán
protagonistas distintos grupos escultóricos de la serie
Mitología. Lo hace en gamas cromáticas reducidas y
en tonos cálidos, con sutiles variaciones de color. Las
pinturas son descriptivas y con su sombreado ayudan
a percibir desde una nueva óptica las texturas pétreas.
Vemos así trasuntos de Adela, Dríadas, Bilitis o varios
torsos. Se produce de esta forma un interesante diálogo
entre ambos medios figurativos, que por su temática
siguen estrechamente unidos.
En paralelo a estas recreaciones pictóricas, cono-
cemos también apuntes dibujados de tipo académico y
tomados del natural. Torsos femeninos con sombreado
lineal y composiciones intimistas de mujeres entre telas,
más difuminadas, constituyen un nuevo repertorio, al
que se suman algunos dibujos de animales. Bilitis, 1993

53
El escultor José Luis Hinchado Breve interludio pictórico

Sus pinturas constituyen una serie de gran coherencia interna, aunque en sus pormenores
detectemos cierta evolución. En algunos cuadros la apariencia humana es más evidente, con
estilizados desnudos femeninos o la combinación de figuras en pareja. Otros ejemplares difuminan
esta circunstancia con diferentes grados de figuración. Deriva así hacia sugerencias orgánicas poco
precisas, donde por ejemplo solo se adivina una mano entre un cuerpo craquelado y envuelto como
una crisálida, que recuerda a la escultórica Mujer de agua. Finalmente se produce el inevitable tránsito
hacia lo pétreo; una apariencia ambigua, que por momentos parece dialogar con las espirales y volutas
clásicas o encarnar restos arqueológicos o fosilizados.
Un último ejemplo se lanza definitivamente al informalismo matérico, en un sinuoso despliegue
de formas abstractas entreveradas con densas texturas. Obras como esta abren sus opciones hacia
otros campos, aunque no tendrá continuidad fuera de esta serie.
El conjunto tiene su correspondencia tridimensional en diversas obras y de hecho en la Sala
Mapfre aparecen citados como Bocetos. Podrían destacarse en este sentido La mujer de agua de 1994;
el Opus Ipanema y el Opus cinético, éstos de 1995. Son significativas en el último las volutas espirales
que cierran sus extremos y cuya factura es muy similar a la propuesta pictórica; y en Ipanema la
proyección vertical y sinuosa de su doble montaña.
Otras incursiones posteriores en el medio pictórico responden a motivos muy concretos.
Recibir encargos es otra vía necesaria, y más para un artista que se mueve con la independencia
de José Luis Hinchado. Asumió así la oferta de la empresa Viñexsa de Almendralejo para pintar una
serie de cuadros que habrían de servir como etiquetas para una tirada limitada de vinos. En ella
recreó, a partir de sus retratos más conocidos, a los principales representantes de la Generación
del  98:  Unamuno, Azorín, Valle Inclán, Baroja, Machado... Fue una incursión digna en el campo
pictórico, aunque sin la personalidad que caracteriza el resto de su trayectoria. Se corresponde con
un periodo en que estas compañías buscaban diversificar sus cuotas de mercado y captar clientes
exclusivos. En esa línea la propia empresa habilitó en su sede una sala de exposiciones donde
Torso femenino, 1995 Ipanema, 1995 Pintura, 1995 Hinchado dio a conocer su serie Encinas.

En 1995 hay que destacar una nueva serie de cuadros con características ahora muy peculiares.
Por una parte debido a su formato, muy estilizado y fuera de las medidas habituales en el medio.
Alterna en ellos la posición vertical con la apaisada, dependiendo del tema desarrollado, aunque unifica
su presentación con unas dimensiones notables. Fueron expuestos en la Sala Mapfre de Badajoz en
paralelo a la serie Opus, por lo que de nuevo explora la interrelación de campos plásticos.
Es llamativo por una parte el protagonismo del tratamiento textural. Se trata de cuadros muy
empastados y por ello próximos al relieve, lo cual hace que no se desvinculen tanto de cierto compo-
nente escultórico. La técnica de hecho es acrílico sobre cemento, y la superficie se muestra accidentada,
con nervios direccionales e incluso grumos que dotan a la pintura de una textura sólida. El silueteado,
con todo, no se pierde, y ayuda a definir fuertemente los contornos

54 55
8  Serie Opus

J osé Luis Hinchado trabaja en esta serie, una de las más conocidas de su trayectoria, entre 1994 y
2004, surgiendo, por tanto, antes que las comentadas con anterioridad, pero prolongándose en el
tiempo durante más años que aquellas.
Pertuto Mobile (79) fue la primera creación que reunía las condiciones de la serie Opus y abriría
el camino a las que vendrían después para explotar las cualidades musicales de la piedra. Obras de
esta serie han sido expuestas en más de una decena de muestras, incluso en años posteriores a su
gestación y como hemos visto tienen también su correlato formal en el terreno pictórico.
El comienzo de la serie fue prácticamente aleato-
rio. Realizando una serie de cortes paralelos en la piedra
para la creación de algunas obras, el autor descubrió
que al pasar la uña por encima de éstas se desprendía
un sonido, ya que las incisiones efectuadas con la radial
articulaban una suerte de caja de resonancia17.
Con este germen, fruto del descubrimiento ca-
sual, Hinchado empezó a trabajar nuevas piezas,
buscando explorar los resultados y comprobar hasta
dónde podía llegar. Aislado en Tarifa de las influen-
cias exteriores, se dedicó con intensidad a estudiar el
material. Para ello empleó un método basado en la pre-
misa de ensayo y error, gracias al cual fue capaz de
extraer y explotar los recursos sonoros de las piedras.
Los ejemplares asumieron el título Opus acompañado
de un número, como en las composiciones musicales
clásicas, aunque la dispersión de las obras haga difícil
establecer una continuidad. Pertuto Mobile, 1995. Detalle

17
  En nuestro estudio, y siguiendo pautas del artista, adoptamos el término opus para identificar tanto los ejemplares de la
serie como el sistema concreto de elaboración de estas láminas sonoras.

57
El escultor José Luis Hinchado Serie Opus

A la hora de abordar un nuevo Opus debía


contemplar cuál era el sentido de la veta que tenía la
piedra. La problemática se presentaba en el hecho de
que dicha dirección no aparece reflejada exteriormente
y era necesario, para conocerla, una prueba consistente
en la extracción de una lasca. Estas muescas en el bloque
permitían observar la resistencia y asumir la orientación.
El material era condicionante también para la presencia
del sonido, pues la profundidad del corte, así como su
anchura, eran elementos que había que tener en cuenta
para una correcta resolución y un cierto repertorio en
las calidades sonoras. Una vez conocida la trayectoria
de la veta ya podía realizar los cortes siguiendo su
sentido. Por tanto, antes de centrarse en esculpir la
piedra, el artista debía seguir un proceso mecánico y,
en definitiva, científico, en lo que a investigación del
Opus 15, 1996
material se refiere.
El proceso anteriormente descrito conllevaba que los Opus fueran partícipes de un lenguaje
abstracto y geométrico por petición del propio sistema. No sería, de todos modos, una abstracción
plena, ya que su origen suele partir de referencias directas de paisajes o de la figuración humana,
en forma sobre todo de torsos. La estilización con la que había trabajado en obras anteriores llega
aquí a un nivel que lleva al autor a adentrarse plenamente en la modernidad.
Mujer arpa, 1996
En un recorrido de ida y vuelta, Hinchado convierte al sonido en un elemento activo de la obra;
obra que ha de ser manipulada para poder extraer el sonido. En palabras de José María Sanfélix,
director de la Galería “Agripa” de Mérida: El conjunto abarca unas sesenta piezas, de mediano tamaño en su mayoría, aunque algunas

“En José Luis Hinchado se iguala un imparable camino hacia la libertad con el paulatino dominio del mé-
llegan a medir más de dos metros, como en la vertiente de Piedras Negras que está en Alemania. Las

todo. Posee su obra sensibilidad y exquisitez con magníficas formas cargadas de musicalidad”.18 obras creadas por el escultor tendían al gran formato, puesto que, al aumentar éste, el sonido derivado

En este proceso interviene, además, un espectador activo, puesto que, a diferencia de los carteles de las piedras se volvía más claro y potente para el espectador. El escultor llegó a plantearse incluso
que habitualmente vemos en los museos, las exposiciones de Opus seguirán la premisa de “Prohibido el realizar una obra de amplias dimensiones que interactuara con el viento para que fuera éste el que
no tocar”. Sin la función táctil la serie entera pierde su sentido. El sonido es un elemento intrínseco extrajera los sonidos del mármol, aunque no llegó a desarrollar esta vía.
a la escultura, reside dentro de la piedra y la misión del espectador es liberarlo para completar la Es una serie con pretensiones estéticas y de investigación. No tiene otro fin que pueda derivarse
intención global de la obra de arte. No es un añadido exterior que hace el escultor, ni tampoco es un de ellas; no hay denuncia ni trascendencia, su único mensaje y objetivo es embaucar al espectador en
instrumento ni obra musical, sino que Opus configura un campo artístico por sí mismo, en donde la interacción con la obra. Las piezas funcionan de forma individual; apenas existe una coincidencia
sonoridad, escultura y happening conforman un todo. entre ellas que vaya más allá de la semejanza estética, debido a las características auditivas que quiere
imprimir. De este modo, aunque dialoguen entre sí, cada imagen es concebida como una individualidad,
18
  José María SANFÉLIX, Catálogo de Exposición “Esculturas de José Luis Hinchado”, Mérida, Galería de Arte “Agripa”, 2001, p. 3. con su propio sonido y lugar en el espacio, sin dependencia ni dependientes.

58 59
El escultor José Luis Hinchado Serie Opus

Con todo, conviene aclarar que José Pertuto Mobile (79) fue, como mencionamos
Luis Hinchado no es un luthier y Opus no debe antes, el ejemplar con el que José Luis Hinchado
entenderse, por tanto, como un instrumento inauguró su serie Opus. Se trata de un bloque de
musical. Éstos tienen un objetivo: la creación mármol con desarrollo en vertical de 170 x 40 cm.
de un sonido armónico y para ello se dispone En él, a primera vista, se observan diferentes tipos
de unos materiales específicos y un proceso de texturas y tratamientos de la piedra y ya cuenta
de creación con utensilios muy precisos. Por el con las incisiones que generan el sonido al ser

contrario, la serie Opus no aspira a conseguir tocadas por un objeto en punta o las propias uñas,

sonidos demasiado variados ni tampoco a crear como en el rasgueo de las cuerdas de una guitarra.

instrumentos musicales contemporáneos. Sus La linealidad de esta parte se contrapesa en la

posibilidades en el sentido musical son limitadas. escultura con unas grandes formas sinuosas y muy

Hinchado busca prioritariamente la libertad en la bien pulimentadas que conforman a media altura un

creación, sin supeditarse a los cánones musicales juego de paños en movimiento al posicionar unos

clásicos ni hacer una escultura para el sonido. No pliegues encima de otros, logrando el efecto de que

pretende establecer una sinfonía en el sentido la piedra se dobla y contrae sobre sí misma. Esta

tradicional de la palabra, sino que el sonido es un sinuosidad permite entrever otro plano del mármol,
trabajado de forma más brusca y sin pulimentar,
elemento más de la escultura y está al servicio de
en donde se observan los golpes duros y directos
ella. Podría llegar a vincularse, en todo caso, con
del cincel, conformando un entramado similar al
las corrientes de la música minimalista, donde en
de un costillar y que aparenta sostener las formas
ocasiones un mismo sonido, simple y repetitivo,
Opus, 1996 alabeadas. En la parte inferior de la escultura
configuraría una obra musical con personalidad
nuevamente aparecen los juegos lineales propios de
propia, aunque no es éste el objetivo primero del
Opus, pero en este caso proyectados en horizontal
autor. En este sentido no cuenta, como un dispositivo musical, con una creación definida por el uso.
y con una sonoridad diferente al tramo superior.
Esta serie, al fin y al cabo, podría funcionar sin la expresión sonora, puesto que la cuidada factura
En definitiva, la importancia de esta pieza recae en
a la hora de abstraer paisajes, personas o ideas crea ya de por sí un conjunto de piezas visualmente
que supone la entrada de Hinchado en el concepto
atractivas. Aquí, de este modo, no se caerá en lo que en la serie Agua en la Piedra sí sucede, y es que
Opus, con un lenguaje todavía pendiente de depurar
el elemento añadido como complemento acaba convirtiéndose en el protagonista que otorga total
y donde aún se observan los efectos de bajorrelieve
sentido a la pieza.
y juegos de planos que tenían sus obras figurativas.
José Luis Hinchado logra con esta serie una sinestesia en la que consigue que el público se
Con el tiempo, se irán suavizando y simplificando
acerque a su obra no sólo de manera visual, sino también táctil para cubrir los diferentes apartados
las soluciones hasta encontrar las obras finales que
artísticos que el escultor expone. Tal es así, que en anterior ocasión comentábamos:
participan de un lenguaje más minimalista.
“Quizás desde el Manifiesto tactilista de Marinetti y desde las experiencias de Ángel Ferrant con la Escultura
Como ejemplos prototípicos de esta serie se
Infinita de su serie Venecia, no habíamos visto una invitación tan generosa a la implicación del espectador”19.
pueden destacar Opus 7 (88) y Opus 10 (89). Son
ejemplares de pequeño tamaño que no sobrepasan

 Moisés Bazán de Huerta, “Relieves de Agua” en Catálogo Agua en la Piedra de José Luis Hinchado, Cáceres, Diputación de
19 los 40 cm de altura. El primero se ajusta al formato
Cáceres. Institución Cultural “El Brocense”, 2001, p. 8. Pertuto Mobile, 1995 vertical prismático visto en Pertuto Mobile, pero el

60 61
El escultor José Luis Hinchado Serie Opus

sino que supone la inserción directa en la es-


cultura cinética, rememorando creaciones de
Hans Bellmer o Louise Bourgeois. Está labrada
en cinco bloques de mármol de Macael, con su
peculiar tono amarillento y progresivamente
pulimentados en su ascensión. El espectador
puede hacer girar cada uno de ellos en torno
a un vástago vertical oculto que articula toda
la obra. La posición invertida no es sino otro
elemento distorsionador que permite obtener
esa visión fragmentaria y peculiar del cuerpo
femenino.
No tanto considerado como una sub-
serie, sino más bien como una derivación,
destacan en paralelo los Opus cinéticos que
Hinchado realizó con motivo de la exposición
de la Sala “Mapfre” en el año 1995. Se trata
de una corriente dentro de sus Opus en la que
Opus 7, 1996 Opus 10, 1996
el autor incorpora la movilidad de las piezas,
como en el caso anterior. Eran obras de gran
segundo es un exponente más horizontal, en donde la estructura del mármol se rompe para liberar tamaño y en ellas el hierro se supeditaba a la
las líneas seccionadas. En el primer caso, predomina la estructura geométrica sobre las láminas de piedra para crear estructuras giratorias. En
Opus, que son reducidas y con incisiones separadas entre sí por varios centímetros. Por contra, en Opus aras de mejorar el sistema que había creado,
10 prima la investigación del sonido con dos posicionamientos de franjas sonoras, uno en vertical y al sonido y al referente visual añadía el mo-
otro horizontal. La parte izquierda de esta obra alberga en sí todo un sistema de líneas que alcanza vimiento. Se trata, en esencia, de un estímulo
la altura total, mientras que la parte derecha presenta un bloque prismático de formas redondeadas más a la intervención del espectador, quien,
y algunas incisiones pero sin pretensiones sonoras, meramente estéticas. En el centro se sitúa un para poder aprehender totalmente la escultu-
hueco que se ocupa con diferentes fragmentos verticales de distinta altura y separados entre sí por las ra, ha de interactuar con ella haciéndola girar
hendiduras. El resultado es una obra en la que dialogan el vacío y el lleno con la musicalidad extraída y extrayendo los sonidos que caracterizan a
La mujer rota, 1995-1996
como elemento de nexo, no solamente visual –por la disposición de las líneas a modo de enlace–, sino estas obras.
también sonoro, ya que en una franja lateral se pueden extraer sonidos y en la otra no, y en medio Opus non infinitum (100), reproducida en la página siguiente, es una creación que, a su vez,
sitúa las incisiones que producen la transición. integra cuatro Opus de mármol dentro de una estructura metálica. Preside el conjunto un Opus esférico,
Cabe señalar también que en paralelo a la serie Opus, Hinchado siguió investigando en otras so- único en toda la serie, inserto en la chapa horadada y situado sobre un eje que le permite girar.
luciones plásticas. Y ello explica la presencia en estos años de obras como De lo femenino (105), labrada Incluye un cierto número de incisiones que permiten la proyección sonora común al conjunto. Bajo
en piedra negra de Calatorao con sinuosas y sesgadas texturas; y más en esta línea un singular Diálogo éste se encuentran tres piezas partícipes del mismo sistema, pero con formato vertical. La compleja
entre Brancussi y Picasso (110), plasmado en dos gigantescas piedras negras que aún conserva en el jardín estructura alcanza los 2 m de altura y 1,5 m de anchura. Las tres propuestas verticales responden a un
de su casa. Más interesante aún resulta La mujer rota (106), que no sólo explota su carácter manipulable, lenguaje similar al empleado en Pertuto Mobile, aunque vaciando más el bloque de mármol para romper

62 63
El escultor José Luis Hinchado Serie Opus

función del interés del espectador. La placa metálica recoge algunos detalles grabados a modo de
grecas que serán muy típicos del lenguaje del artista badajocense. La piedra en sí, rica en texturas,
alterna zonas abstractas y lineales con algunas referencias figurativas.
En fechas más tardías, ya en 2004, surge otra de las corrientes derivadas de Opus. Es la subserie
conocida como Mujeres Arpa, en la que los torsos femeninos contaban con las hendiduras pertinentes
en el interior para poder sonar como lo hacía el resto de esculturas. Del mismo modo que sus tempra-
nas Mujeres columna, estas anatomías compartían protagonismo con un elemento añadido. Ahora ese
complemento es el sonido, rememorado además en el poético título. Aquí las piezas son muy suaves,
alejadas de la rudeza de otros Opus, y en ellas las formas de la escultura remiten a la voluptuosidad
del cuerpo femenino. Algunas resultan sensuales y mórbidas, apostando el artista por el mármol rosa
para acentuar su calidez; si bien no las exime de perfiles angulosos y nítidos.

Opus non infinitum, 1995

con la estructura prismática en pos de las formas angulosas.


Las tres presentan incisiones con las que extraer el sonido,
aunque de manera muy diferente, puesto que en el primer
caso son profundas y abarcan toda la altura; las de la central
son muy suaves y en la tercera son pequeñas y empleadas en
sentido horizontal y diagonal. Esto se combina con formas
más angulosas y otras más redondeadas, casi orgánicas, Mujer Arpa recostada, 2004

pero todas comparten la misma esencia.


Otras obras continúan con ese sistema, como su Opus Todas participan del sistema Opus, aunque haciendo una variante que invita a que el espectador
ingrávido (99). Aquí se muestra un Opus sujeto a una plancha acaricie la obra y con ello extraiga el sonido. La colocación de las incisiones sonoras varía; por lo ge-
de hierro circular perforada en el centro para albergar la neral se sitúan en el pecho, pero también pueden posicionarse en el vientre o la espalda de la figura.
pieza emulando su silueta. Un vástago sostiene la parte Adoptan una postura vertical u horizontal y es patente la ausencia de caracteres masculinos, siempre
superior del mármol a un armazón giratorio, de modo que tendiendo a la suavidad y los juegos de curvas y contracurvas de los que se sirve el artista para generar
la piedra es capaz de rotar y variar su posición original en Opus ingrávido, 1995 recursos visuales muy atractivos.

64 65
El escultor José Luis Hinchado Serie Opus

Explorando nuevas variantes para la serie Opus, Hinchado pretendió además buscar una última
solución con la que la obra sonara sin la acción directa del hombre. Para ello, en un primer momento
pensó en la labor del viento como elemento de acción, aunque desechó finalmente esa idea. La otra
opción era establecer un sistema hidráulico que recorriera la superficie, similar al de Mare Nostrum,
pero que moviera unas planchas metálicas que tocaran la piedra, tomando como referencia la Fuente
de Mercurio que Alexander Calder diseñó para el pabellón español en la Exposición Universal de 1937
en París. Esta pieza podía incluso servir de reloj por el corazón mecánico que albergaría. El problema
surgió al descubrir que los Opus, si se encontraban mojados, amortiguaban la resonancia de la piedra
y, por tanto, no sonaban, por lo que también descartó la idea.
Aunque el autor considera toda esta serie un paso más dentro de su trayectoria artística,
Opus va más allá, al favorecer la fuerte entrada de José Luis Hinchado en el arte experimental y los
movimientos abstractos. A raíz de ella, además, se derivan otras opciones, como Agua en la Piedra,
Camino de Creación y subgrupos próximos en forma de Mujeres Arpa, Piedras Negras u Opus cinéticos.
Pero quizá lo más importante del conjunto, y lo que le aporta valor real para la historiografía artística,
es que esta serie otorga unas características únicas a este escultor. Aunque las obras anteriores
contenían ya suficiente personalidad, será en Opus donde el escultor pacense configure un sistema
representativo propio y reconocible.

Opus Mare Nostrum, 1996

Las investigaciones en este proceso creativo llevaron a Hinchado a generar obras como Mare
Nostrum (80), muy relevante porque a su vez daría origen a una nueva serie, Agua en la Piedra, objeto del
siguiente capítulo. Inspirado por sus vivencias en Tarifa, su ambicioso proyecto mide 105 x 35 x 35 cm
y combina las hendiduras de Opus con otras texturas más rugosas que simulan el discurrir del agua. No Opus Torso, 1996 Opus 50, 1996 Opus Alcazaba, 2001
satisfecho con recrear ese efecto –tan destacado por su contraste entre las partes pulimentadas y estas
otras– quiso hacerlo real, y así el escultor concibe un sistema que permite por bombeo interno que el
agua de un depósito ascienda y se derrame por la zona superior y lateral, oxidando la superficie en su
transcurso. Queda así sugerida la unión en el estrecho de los dos mares: el Atlántico y el Mediterráneo.

66 67
90  Título
Serie Agua en la piedra

T ras añadir luz y sonido a la piedra, el artista buscaba introducir un nuevo componente que dia-
logara con la escultura. Trabajando con el agua en la serie Opus, descubrió que este elemento
anulaba el sonido de los anteriores, pero también se percató de que poseía unas características pro-
pias. Estas particularidades le ofrecieron la oportunidad de estudiar recursos adicionales que podían
hacer de la combinación del agua y la piedra una serie en sí misma.
La presencia del agua de forma representativa cuenta con antecedentes en el mencionado Opus
Mare Nostrum (80), donde introdujo el líquido elemento como referencia al paisaje de Tarifa. De este
modo, representaba el ambiente tan particular del estrecho, lugar que ponía en relación dos mares,
dos países y dos continentes. Ese paisaje era muy cambiante, pero el agua suponía un elemento de
continuidad y esa sensación era la que quería plasmar en su obra. De la misma manera, también era
complejo el esculpir los impetuosos vientos que variaban la naturaleza del lugar.
Los últimos Opus fueron dedicados al estudio de esos paisajes concretos, pero la escultura por
sí sola no permitía plasmar las fuertes sensaciones anteriormente descritas. Hinchado introdujo, por
ello, un depósito y una bomba de agua con el fin de que ésta no
tuviera ya una presencia representada, sino propia, y surgió así
el antecedente directo de esta serie: Opus Mare Nostrum. El artista
consiguió, entonces, atrapar el líquido para convertirlo en una
parte más de la escultura, otorgándole un valor que superaría el
hasta entonces conferido.
El agua, elemento complementario de multitud de esculturas
en las fuentes públicas, se convierte con nuestro artista en un
elemento cargado de valor y significado. La escultura adquiere así
un carácter procesual. El agua ascendía desde el basamento hacia
la parte superior de la pieza para derramarse por ella, separando
unos volúmenes que difieren respecto a su textura. A los diversos
efectos táctiles de Opus hay además que sumar el sonido, pues
el espectador puede escuchar el rumor del agua corriendo por la
superficie. Así, el líquido pasa a ser en cierto modo “esculpido”, Opus Mare Nostrum, 1996

69
El escultor José Luis Hinchado Serie Agua en la piedra

del mismo modo que anteriormente había hecho el artista con la luz o con el sonido. No obstante, y Del mismo modo que para cada tipo de piedra o de metal se requieren unos útiles específicos,
lejos de pensar en el agua del mismo modo que los medios anteriores, pudo descubrir unas capacidades en este caso, para poder esculpir el agua, el artista precisó de todo su ingenio. Así, configuró unos
que harían que el elemento protagonista de la escultura pasara a convertirse en el elemento creador. marcos de hierro que contenían el circuito cerrado de líquido que ascendía por medio de la bomba y
Como ya explicamos, al pasar el agua por el circuito de conducción, el artista descubrió que el que, desde arriba, se derramaba por la piedra a través de unos orificios estratégicamente situados.
óxido teñía la piedra de un color rojizo. Ello se debía a que el recipiente tenía un componente férreo Éstos podían surgir desde el borde superior u ocultarse por detrás para reaparecer en el centro y
que generaba este resultado. La comparación que el autor hace con la sangre y el hueso es muy visual teñir solo un tramo del bloque, como en la pieza que vemos a continuación. Será la gravedad quien
respecto a lo orgánico de esta serie, pues como él mismo señala: vuelva a depositar el agua en la parte inferior del marco para reiniciar el proceso. En el camino,

“Utilizo el óxido de hierro como un elemento más de expresividad; también lo aplico con la piedra porque el mármol va absorbiendo poco a poco el óxido para hacer reaccionar la materia originalmente
todo se asemeja a nuestra naturaleza, el color de nuestra sangre se debe al hierro y la composición de impoluta. A ello hay que sumar el hecho de que, en función de cada tipo de mármol, era necesario
nuestros huesos es carbonato cálcico como el mármol”. 20 determinar un nivel de saturación del agua y, por ello, las bombas debían variar el ritmo de caída y
Esa visión cautivó el ingenio del escultor, quien enseguida comenzó a buscar las posibilidades del la velocidad de la misma, con el fin de adaptarse a las distintas porosidades.
nuevo hallazgo. Ya afincado en Badajoz y al encontrarse con la oferta de exponer en la Sala de Arte “El
Brocense” de Cáceres, vio la oportunidad de iniciar una serie que bebiera de las experiencias recogidas
en la última etapa de Opus en una coherente evolución. Su objetivo era desligarse de los logros previos
para acentuar el carácter diferenciador que permitía el efecto del agua sobre la piedra.
La propuesta se preparó para darse a conocer en febrero del
año 2001, con el apoyo teórico del profesor de la Universidad de
Extremadura Moisés Bazán de Huerta. Por primera vez en nuestra
tierra, junto a la invitación para la inauguración, había otra para la
clausura, con el fin de que el espectador observara la metamorfosis
que se habría producido al finalizar el evento. En este sentido,
afirmábamos que se trataba de una muestra “atípica porque las
obras que se exhiben no serán las mismas antes y después de la
exposición, ya que van a gestarse durante su desarrollo”.21
Con esta serie, Hinchado pretendía cincelar el agua y con el
agua y, para ello, necesitaba controlar los diferentes mecanismos Agua en la piedra I, 2001,
que conducían el líquido a través de la escultura. Se sirvió de previo a la acción del agua

complejos sistemas de sujeción, pequeñas bombas que iniciaran


el movimiento, sistemas de presentación, un circuito interno de agua, etc. En palabras del autor: “todos
los escultores acaban convirtiéndose en ingenieros para poder expresar lo que realmente quieren con su
trabajo”. Esto fue lo que acabó haciendo el artista, convertirse en un ingeniero para poder crear un sistema
hidráulico que respondiera a sus intereses.

20
  Redacción, “Entrevista a José Luis Hinchado: «La escultura se basa en emociones y sentimientos en determinados
momentos, siempre uso la proporción humana en mi obra»” en Región Digital, 02/05/2007. http://www.regiondigital.com/
Fecha de Consulta 14/04/2014.
21
  Moisés BAZÁN DE HUERTA, “Relieves...”, Ob. cit., p. 5. Agua en la piedra V, 2001

70 71
El escultor José Luis Hinchado Serie Agua en la piedra

Por otro lado, además de crear el sistema para generar el movimiento del líquido, el escultor
tenía que determinar un recorrido para que el agua se derramara. Aquí es donde surgen algunas
limitaciones y variantes. En determinadas obras, el artista traza perfectamente el movimiento que el
agua debe seguir, pero en otras deja que actúe de forma azarosa y siga su propio curso, como un río
fluyendo sobre la piedra. Trabajó además opciones texturales, con zonas ásperas y otras más suaves;
partes que en ningún momento tendrían color frente a otras que se verían totalmente afectadas
por la deposición; e introdujo por último incisiones, perforaciones, zonas de reserva o franjas de
reconducción que de una u otra manera alterarían la piedra. Tenía que tener muy en cuenta, por tanto,
la profundidad de la incisión y el efecto de capilaridad.
Los resultados iban a ser, a pesar de todo, difíciles de controlar. El artista otorga las principales
directrices a la obra pero, en definitiva, ésta acaba generándose por sí misma. Por tanto, deja en un
segundo plano el papel de creador para convertirse en un espectador más. Se entra así en los terrenos
del arte conceptual y con un resultado que está a medio camino entre la abstracción y la figuración. En
este sentido, en el catálogo de la exposición afirmábamos que:
Bosque de abetos, 2001-2002
“No debe extrañarnos esta indefinición; conviene recordar que el autor se adentra en un terreno
imprevisible; aunque su intervención sea fundamental en el diseño primario, no puede controlar todo el
proceso, y finalmente serán el agua y la piedra las que impongan su voluntad”.22 Al concluirse el proceso, además, el marco que albergaba el sistema hidráulico desaparecía,
Los motivos representados plasman bosques, paisajes, sinuosas figuras humanas, femeninas para que el contraste entre el blanco o el gris claro de la propia piedra se viera potenciado por el ocre
y masculinas, o elementos abstractos. Por todos ellos discurre el agua, haciendo que el mármol gris o rojizo resultante. Las obras definitivas son piezas de mármol de escaso grosor y mediano formato,
o blanco pase a teñirse de rojo en las zonas por las que el líquido traza sus dibujos. El valor de la que apenas superan el metro de altura y que, en palabras del escultor, se definen como: “relieves
experiencia trasciende el resultado final y enfatiza el proceso creativo. La pieza definitiva es el resultado autodibujados de manera imprevisible, donde el agua interviene como lo hizo hace millones de años
de un proceso, y de hecho en su montaje final se prescinde del marco férreo que ha condicionado su dibujando las vetas del mármol”.23
elaboración. La muestra de la Sala El Brocense fue la única que realizó el artista con esta serie, puesto que
No obstante, tampoco hay que olvidar la esencia de Opus, pues aunque el agua anulaba el sonido de la el interés recaía en la configuración que se tenía de la obra pasado el tiempo de la exposición. No
piedra, ello no era óbice para aportar otro sonido, propio, fruto del deslizarse sobre la roca y del mecanismo obstante, y tras el éxito de la propuesta, Hinchado realizó nuevas piezas por encargos de particulares y
de bombeo. En este caso, en cambio, la obtención del sonido ya no es activa, ya que el espectador no lo a la decena de obras originales se le han ido añadiendo algunas otras. Es una serie que para el escultor
extrae a través del contacto con el mármol; ahora es un mero oyente del fluir del agua sobre el material. supuso un nuevo punto álgido en su investigación y no descarta retomarla en un futuro, puesto que
Estamos pues ante una variante de escultura sonora, aunque ello no sea el objetivo principal. conserva todavía las estructuras férreas en forma de marco que permiten el discurrir del agua sobre
A esa relación, precisamente, se debe el hecho de que en la muestra estuvieran presentes obras la piedra. De hecho, Bosque de abetos (132), que reproducimos, es posterior a la muestra cacereña y
de la serie anterior. Opus 30 (96) u Opus 12 (91), fueron algunos ejemplos de los expuestos, debido a su también uno de los ejemplos más logrados, por la correspondencia entre los trazos sugeridos y el
relación directa con el agua. Incluso obras de carácter figurativo como Entre dos mares (55), o Mujer de dibujo del óxido.
Agua (53), acompañaron a la serie Agua en la Piedra a lo largo del mes que duró la exposición. Respecto al análisis concreto de algunas obras, habría que destacar la dialéctica que expresan De
A partir de las premisas descritas, las posibilidades eran ilimitadas para el escultor y logró lo masculino (124) y De lo femenino (125). Ambas potencian la verticalidad del formato con unas medidas
representar desde el paisaje del Estrecho a dos cuerpos humanos entrelazados. El agua actúa así como de 110 x 35 cm. En la primera aparece de forma muy geometrizada una referencia al cuerpo masculino,
ente comunicador, del mismo modo que lo es en el Estrecho de Gibraltar. con un torso potente y anguloso. El órgano sexual se sugiere por un vacío rectangular y también de

22
  Ibídem, p. 7. 23
 Claudio Mateos, “El escultor del agua” en Periódico Hoy, 11/02/2001, p. 8.

72 73
El escultor José Luis Hinchado Serie Agua en la piedra

La presencia paisajística también está presente


en otros ejemplos, como Agua en la Piedra II (123)
donde la escultura, con formato muy apaisado,
muestra una división en dos partes mediante la línea
del horizonte. La sección inferior se organiza a base
de líneas de fuga que representan los surcos de los
campos de cultivo. Sin embargo la zona alta tiene un
Agua en la piedra II , 2000, tratamiento más evanescente y menos controlado,
antes de la intervención del agua
para que flote libremente el conjunto de nubes. Así,
no solamente se diferencian estas dos partes por
la forma, una más lineal y la otra más vaporosa,
sino también por el tratamiento de la piedra, ya
que la parte baja presenta incisiones profundas que
configuran la fuga y la superior un pulimento suave
y apenas apuntado. El artista pretendía con ello que
el agua en su fluir ocasionara reacciones distintas al

Agua en la piedra III , 2001, depositarse el óxido, y así fue, aunque en este caso la
tras terminar la exposición amplia superficie de deslizamiento produjo también
efectos indeseados.
El bosque (122), que hemos reproducido en el capítulo de procesos, comparte similitudes con el
ejemplar anterior por cuanto configura un paisaje, si bien aquí el motivo se adensa, representando
cuatro troncos de árbol con raíces y copas enlazados entre sí. Todo el bloque de mármol ha sido
sometido a un rayado vertical similar al de la parte inferior de la obra previa, sólo que en este caso la
profundidad varía dependiendo de las zonas. El objetivo es jugar con la proyección de planos, además
de generar un recorrido interesante para que el agua se deslice por el material.
Agua en la piedra III (126) recupera la figuración humana, pero en modos muy sintéticos, con
tres personajes sinuosos cuyos perfiles se verían rebasados con nuevas líneas verticales generadas
De lo masculino, 2000 De lo femenino, 2000 libremente por la caída del líquido desde el marco superior. La fotografía muestra el resultado
durante la muestra en la Sala El Brocense, generando una singular transición entre lo figurativo y
carácter vertical. En cambio, el comportamiento en De lo femenino es justamente el contrario. La an- lo abstracto.
gulosidad se pierde para mostrar un juego de curvas y contracurvas que sirve para mostrar de manera Otra creación destacada es la cuarta de la serie (127), en la que el escultor apenas intervino
muy sucinta el cuerpo de la mujer. Remarcando la sinuosidad de la cadera, el pecho y el vientre, el en la superficie, por lo que la libertad del agua para recorrerla es plena. Hinchado, por tanto, opta
escultor pretende enfatizar los rasgos sexuales y, de modo similar a la escultura del varón, destaca el aquí por el completo azar y los resultados creados por el agua conformaron una pieza interesante.
útero de la mujer con un óvalo. Se trata, en definitiva, de dos piezas opuestas pero complementarias La apuesta por el informalismo es aquí deliberada y abre un nuevo subgrupo en el conjunto. Agua en
y para las que se sirve del contraste entre el mármol natural y el trabajado para resaltar la figura en la Piedra VI y VIII (129 y 131) responden a un esquema similar, si bien en estos casos la superficie se
bajorrelieve. A ello, hay que añadir el efecto rojizo o anaranjado que la oxidación añade matizando o encuentra más intervenida con incisiones sinuosas que se entrelazan configurando una abstracción
ampliando el fuerte contraste cromático entre el gris oscuro exterior y el claro de las figuras. armónica y fluida.

74 75
El escultor José Luis Hinchado

10 Serie Cuaderno de viajes


En definitiva, se trata de una serie importante, que otorga protagonismo a un elemento en
principio impensable. José Luis Hinchado establece un sugerente diálogo con el agua, cuya presencia
llega a suplir la intervención del artista. Estamos pues ante una apuesta arriesgada, por su dependencia
de un proceso técnico complejo y la mediación de un alto componente de contingencia y azar. No es o Referencias a Moscú
una obra fácil, ni tampoco comercial. Y en ello se aprecia la voluntad experimental que ha regido
buena parte de la trayectoria de nuestro escultor.

L a obra de José Luis Hinchado asume como fines prioritarios los meramente estéticos. La creación
de belleza y la investigación formal y matérica son sus principales objetivos y son pocas las series
en las que priorice mensajes de contenido político, religioso, ético y moral. La que ahora nos ocupa
sí se encuentra entre las que suman al resultado plástico una cierta crítica social. Cuaderno de Viajes
es el fruto de sus experiencias en los viajes que realizó por Rusia, y algunos de sus ejemplos surgen a
posteriori, decantando las impresiones y recuerdos percibidos. El conjunto fue expuesto en la Feria de
Arte Independiente de Madrid y en el Colegio de Arquitectos de Badajoz a lo largo de los años 2000 y
2001. La muestra supuso, además de una opción artística en la que se observa su lenguaje personal, un
paréntesis en su creación, dando al mensaje un protagonismo igual o mayor que a la estética.
La estancia en Rusia entre los años 1994 y 1995 fue una intensa experiencia para el escultor pa-
cense, quién enseguida se vio imbuido por una sociedad y una cultura que, tan diferente de la española,
estaba en aquellos momentos viviendo una transición hacia
modelos algo más democráticos tras la caída de la Unión de
Repúblicas Socialistas Soviéticas. La religión, la miseria y
el pasado comunista del país marcarán la inspiración para
imágenes que pretendían ser el reflejo de las sensaciones
que escultor había vivido al pasear por las calles moscovi-
tas con motivo del Simposio Internacional de Escultura en
Piedra organizado por la Galería “Status Crosna” y los viajes
posteriores que realizó a dicha capital.
Hinchado desarrolla en el Simposio un tipo de escultura
que se ajustaba al bloque y en donde se encontraban
muy presentes las estructuras arquitectónicas de Moscú.
Se centra por una parte en la idea de ciudad y con ello
podríamos establecer un cierto paralelismo con los objetivos
que también quería conseguir el artista valenciano Miquel
Navarro desde mediados de los setenta, aunque Hinchado
partiendo de la escultura y el segundo desde la instalación. Iglesia en tu interior, 2000

76 77
El escultor José Luis Hinchado Serie Cuaderno de viajes o Referencias a Moscú

Los trabajos de nuestro autor pretenden exhibir el paisaje


moscovita con el filtro de su percepción. Aplica así a veces
un tratamiento surreal que modifica sus obras en pequeños
detalles para que se alejen de la representación puramente
realista. Replantea lo que observa con un fuerte sentido crítico
y revisa también el comportamiento humano.
La arquitectura en esta serie cobra un papel protagonista
como símbolo de la propia ciudad, de la religión ortodoxa o del
pasado comunista. Entre las construcciones que más se repi- Colas interminables, 2000 La hoz y el martillo, 2000

ten están las iglesias, con las cúpulas tan llamativas de tipo
bulboso y que ya en sí son todo un símbolo del país ruso; pero explicación en ruso que hace alusión al tema que se afronta. Estas obras pequeñas suelen ser las más
también aparecen representados los edificios racionalistas o críticas y las que golpean más duramente el régimen comunista a través de las problemáticas sociales
las viviendas obreras. La iconografía comunista está presente que se encontró el autor durante su estancia en Moscú. Vemos por ejemplo una representación del
en algunas ocasiones, del mismo modo que la potente arqui- Kremlin y un perro a su lado levantando la pata para orinar en él. Reflexiona con ello sobre la pérdida
tectura del régimen totalitario. total del poder comunista que se había vivido en los últimos años. Otros ejemplos muestran las colas
La pobreza es otro de los puntos que el autor critica en interminables o una particular recreación del emblema de la hoz y el martillo, transformando el
esta serie y lo hará de manera peculiar a través de la repre- mango del martillo en una botella de vodka.
KGB, 2000 sentación de las características tuberías de agua caliente que Con ellas observamos en paralelo como el hierro va
recorren muchas ciudades. Estas tuberías están integradas en adquiriendo cierto peso dentro de la obra definitiva y es
el paisaje urbano y llamaron su atención porque en algunas partes del recorrido se amontonaban utilizado como vehículo de comunicación y no como un simple
perros abandonados o incluso vagabundos que se resguardaban allí de las bajas temperaturas. En marco. Además, introduce en otras piezas tridimensionales
palabras de Jose María Pedraja: y en tonos dorados aspectos que el autor quiere resaltar,
“A través de Hinchado descubrimos un Moscú de pesada herencia soviética, racionalista, congelado en generalmente las cúpulas de las iglesias.
imágenes estereotipadas, de un urbanismo abrumador que apenas deja respirar a un emergente sentimiento Entre las obras destacadas se encuentra El Beso (139),
religioso adormecido durante décadas en la intimidad de los hogares. Una mirada que penetra en lo interno,
de mediano formato y en mármol blanco. Aunque se enmarca
en los sentimientos”24.
en las esculturas-bloque que caracterizan esta serie, El Beso
El resultado plástico será, por una parte, una exposición maciza y acumulativa del aspecto
es una obra algo más liviana que potencia la verticalidad. En
arquitectónico, del que sobresalen las cúpulas más altas y los edificios más destacados. Estas
ella muestra dos cúpulas de iglesias inclinadas la una sobre
creaciones presentan un cuidado tratamiento de los detalles, incluso con presencia casi anecdótica
la otra de forma que parecen besarse en un gesto romántico.
de elementos típicos de la ciudad. Visualmente son obras pesadas y requieren un gran detenimiento
Pretende con ello mostrar la idea ortodoxa de la iglesia como
en su contemplación para poder aprehender todos los pormenores y adquirir una total comprensión
un continente femenino, que podría ser una transposición de
del espacio y el discurso. Hinchado plasma para el espectador las sensaciones más típicas del paisaje
la Virgen, aunque ella no es entendida con el concepto católico
moscovita: el frío, las nubes, la potencia de los edificios, la sensación de pequeñez frente a ellos, etc.
ni recibe adoración en el interior. De este modo, al servirse
Otro apartado de la propuesta lo constituye un amplio conjunto de obras de pequeño formato.
del carácter femenino del edificio, realiza esa traslación
Son relieves de mármol enmarcados por un cuadro metálico, en donde aparece una pequeña frase o
en la que la cúpula es el tocado, el tambor es la cabeza y el
resto de la iglesia el cuerpo. Con esta idea de beso el escultor
24
  José María PEDRAJA CHAPARRO, “El viaje a Moscú” en Diario Hoy, 28/11/2001, Suplemento Árrago, p. 5. hace un llamamiento a la tolerancia sexual por parte de la El beso, 2000

78 79
El escultor José Luis Hinchado Serie Cuaderno de viajes o Referencias a Moscú

iglesia, puesto que los dos edificios serían, en el fondo, el trasunto de dos mujeres fusionadas. La idea, que tuvo el escultor badajocense cuando durante casi toda su estancia observaba el cielo plagado de
que además el espectador podría poner en relación con dos vírgenes besándose, suponía una imagen nubes. Como rasgo distintivo dentro de la serie, Día Nublado en Moscú no presenta la intención crítica
heterodoxa y demasiado atrevida para mostrarla en la propia Rusia, de modo que, a diferencia de otras que tienen otras obras. Su valor no reside en el mensaje ni en el resultado en sí, sino en el proceso
piezas de la serie, como Día Nublado en Moscú, ésta no llegó a exponerse en el país. de trabajo que el artista siguió para su completa realización. Elaborado in situ, con las herramientas
Día Nublado en Moscú (133) fue la creación que el escultor extremeño presentó como muestra que el propio escultor se había llevado a Rusia, captó la atención de público y especialistas durante el
principal de su trabajo a lo largo de los meses que estuvo en la capital rusa para el simposio de la piedra proceso creativo y fue con la talla de esta pieza con la que el escultor se llevó el apelativo de “maestro
organizado por la Galería “Status Crosna”. Fue adquirida para el Museo de Arte Contemporáneo de español” que ya hemos reseñado.
Moscú a través de esta institución. Un nuevo aspecto también crítico con el régimen soviético lo plasma en otra imagen destacada
La obra sigue el prototipo de escultura-bloque, con un sistema de trabajo tradicional, labrada a de este periodo. Con la misma idea de bloque cúbico expone unos altos edificios, racionalistas, típicos
base de martillo y cincel. Con gran detallismo, el escultor trabaja las diferentes caras del cubo recogiendo de la arquitectura totalitaria, sin adornos, plenamente
las características de los edificios moscovitas: los más clásicos con arquerías y trabajo en piedra; los funcionales y a veces en un color grisáceo que aumenta aún
más modernos de hormigón con una textura áspera pero uniforme y los edificios religiosos con huecos más su potencia arquitectónica. Entre ellos o sobre ellos,
entre sí, rematados por las torres cupuladas que tanta importancia presentan en esta serie. aparecen cúpulas doradas como las que se observan en las
Esculpiendo la piedra a modo de capas, de una manera muy sintética, se sitúan diversos planos iglesias, en una peculiar pugna por subsistir. Critica con
de la ciudad y según se rodea la obra va ofreciendo al espectador diferentes vistas de la capital. La parte ello la gran destrucción de iglesias que se vivió en la etapa
superior de la escultura se puebla con cúmulos, que asoman entre los edificios y muestran la impresión soviética, donde desaparecieron centenares de templos con
varios siglos de historia. Por otra parte, alaba el sentimiento
de un pueblo que, pese a ello, había sido capaz de mantener
sus costumbres y tradiciones a través de la religión y eso
es lo que las cúpulas, situadas sobre esos grandes bloques,
simbolizan: el triunfo del sentimiento popular por encima de
los deseos totalitarios de la Unión Soviética.
En definitiva, Cuaderno de Viajes es un interesante
paréntesis dentro de una producción artística que, por
lo general, se caracteriza por la búsqueda y explotación
de las cualidades estéticas del material y no tanto por la
trascendencia de un mensaje. La iglesia atrapada por la ciudad, 2000

Día Nublado en Moscú, 1995

80 81
11 Serie Encuentros y Desencuentros
o Hierro en la Piedra

C omo se vio en la anterior serie, el hierro ha ido asumiendo una mayor presencia en la producción
de José Luis Hinchado. Superando la idea de este material como mero soporte para la escultura,
surgió el interés estético por potenciar las posibilidades visuales que tenía el metal, buscando el
contraste cromático con el color claro de la piedra. Las complicaciones surgieron a la hora de establecer
un diálogo coherente entre ambos materiales y que además no dañase a la piedra en su manipulación,
pero tras diversos ensayos pudo dar con la vía adecuada.
La serie fue expuesta por primera vez en el año 2004
en el Colegio de Arquitectos de Badajoz, con dieciséis
piezas bajo el nombre de Encuentros y Desencuentros,
aunque el autor también ha optado por denominarla
Hierro en la Piedra, ya que su esencia comparte los
intereses expuestos en Agua en la Piedra. En ambas series
Hinchado introduce un nuevo material para que dialogue
con lo pétreo (cada uno a su manera), con el fin de crear
un resultado final fruto de esa dialéctica. Esta síntesis
entre materiales es la que mueve realmente los intereses
Nube, 2004
del autor, por lo que sería más correcta la denominación
de Hierro en la Piedra y considerar la alternativa una parte más del conjunto. Independientemente de
esta aclaración, hemos optado por conservar las dos denominaciones, ya que el nombre conocido y
con el que se recoge en diversos catálogos es el de Encuentros y Desencuentros. En una segunda fase,
durante 2007, la serie fue sustancialmente ampliada.
Algunos de los primeros ejemplos (167-169) utilizan mármol gris, estriado y con perfiles algo
más angulosos, para decantarse pronto por las formas curvas y alabeadas de mármol claro que van a
caracterizar el conjunto.
Una de las creaciones, bajo el título Entre tú y yo, en su segunda versión (175), resulta interesante
por cuanto sirve de enlace entre esta serie y la que protagoniza el siguiente capítulo. Y ello porque,
coincidentes en el tiempo, los dos grandes bloques marmóreos formaron parte del núcleo central de
la instalación Camino de creación, dentro de la exposición Recorridos. Allí se integraban con dos triadas

83
El escultor José Luis Hinchado Serie Encuentros y Desencuentros o Hierro en la Piedra

verticales en forma de Opus o dedos. Ahora, aisladas del para generar el efecto de ahogo o dónde estéticamente quedaría mejor. Ajustaba así el hierro a la piedra
grupo, estas dos encarnaciones del hombre y la mujer con cuidado de que ésta no se viera dañada por el proceso, por lo que el autor tenía que saber en qué po-
se relacionan en pareja, enlazándose en estrecho abrazo siciones golpear el hierro antes de proceder a crear el efecto. El artista logra, de este modo, engañar al ojo
mediante las cintas de hierro. del espectador haciéndole creer que el hierro agobia o presiona a la piedra. Genera además la paradoja de
De hecho, la temática de la serie gira en torno a la que dos materiales duros y resistentes se conviertan en un elemento llamativo, al hacer que uno de ellos
vida de la pareja. La piedra, esculpida de manera blanda, parezca mucho más blando que el otro. En definitiva, no deja de ser un juego cuya teatralidad y efectismo
suave, delicada y con reminiscencias anatómicas del material recuerda algunas de las creaciones plásticas del barroco, como El Rapto de Proserpina de Bernini,
cuerpo femenino, representa a la mujer en la mayoría de donde el creador italiano convertía la piedra en un material tan mórbido como la propia carne.
los casos, aunque no siempre. El hierro, por contra, más El afán por la sinestesia, que es intrínseco a la obra de nuestro escultor, también se observa
duro, pesado y áspero, encarnaría la esencia masculina. en esta serie, ya que las piezas resultantes, además de funcionar visualmente, requieren de una
Ambos materiales se entrelazan en diferentes situaciones percepción táctil para completar el efecto que se genera. La textura de ambos materiales es distinta
y con diversos mensajes, algunos críticos con la vida en de por sí, pero, además, ésta puede verse modificada en función de su interés, puliendo algunas zonas
pareja y otros muy sensibles y aprehensivos con ella. más que otras en las superficies pétreas o aplicando distintos acabados al hierro según las partes. El
Se observa, por tanto, una reflexión que trasciende las espectador siempre tiene un papel importante en los juegos que propone el artista y, en este caso,
cualidades estéticas de la escultura para poner en tela de aunque no es lo tradicionalmente establecido, es necesario que se culmine la percepción de la pieza
juicio las relaciones entre hombre y mujer, exponiendo con el sentido del tacto.
al espectador abstracciones de los típicos problemas de Entre las obras destacadas habría que hablar de El Amante (176) configurada con hierro y mármol
convivencia y la guerra de sexos: la rudeza del varón, la rosa. En ella se muestra una forma pétrea con un juego de entrantes y salientes de influencia orgánica
inestabilidad de la mujer, los problemas sexuales... Los y envuelta por tiras metálicas. En este caso la propuesta se enmarca en la primera de las opciones de
títulos de las esculturas serán los que en buena medida
aporten las claves significativas de cada obra.
Así, aunque se encuentran presentes estas ideas y
muchas son el auténtico trasfondo de las esculturas, su
interés radica también en las posibilidades plásticas de
combinación entre ambos materiales. La piedra se talla
con gran maestría para lograr el efecto visual de ser un
Entre tú y yo II, 2004
material blando que, sometido a la presión del hierro, se
aprieta, se ahoga y varía su forma. Hinchado logra así
transformar la dureza de la piedra en algo maleable. El
resultado parece sencillo, pero realmente le causó múl-
tiples complicaciones hasta dar con el sistema de trabajo
que le permitiera lograr los fines pretendidos.
La talla de la piedra era independiente a las cons-
trucciones con hierro. En primer lugar, buscaba darle
forma al mármol, bien con interés orgánico, geométrico
o abstracto. A partir de entonces, comenzaba a imaginar
Torso lazado I, 2007 cómo debería situarse la cinta de hierro sobre la piedra El amante, 2005

84 85
El escultor José Luis Hinchado Serie Encuentros y Desencuentros o Hierro en la Piedra

la serie. El hierro representaría a ese amante que envuelve con su abrazo al ser amado y ambos, en esa sensaciones se expresan aquí por el distinto tratamiento dado a las texturas o, como en Desencuentro
posición horizontal que toma la escultura, se fundirían en una única pieza que se recuesta rendida a de 2007 (196), mezclando en la composición el granito y mármol.
la pasión. Las posibilidades combinatorias de hierro y piedra permitieron a Hinchado abrir un campo de
Con esta serie el escultor extremeño da un paso más en su evolución material dentro del ámbito exploración que a su vez convive en trabajos posteriores, también muy llamativos visualmente, como
de la escultura. Los ejemplares de Hierro en la Piedra irán derivando hacia un lenguaje en el que el Libros o Nubes. Además, el éxito de la serie se refleja en la difusión europea que logró con ella, ya que

aspecto pétreo se vea cada vez más relegado, llegando incluso a casi desaparecer visualmente la fue bien acogida en diferentes ciudades del continente, con exposiciones en Rotterdam, Bruselas o

piedra, envuelta totalmente por las cintas de hierro. El paso natural que sigue a esta fase serán las Nuremberg.

investigaciones propias con el hierro que veremos en sus Fractales y Negativos. Pero por otra parte, Complemento de esta serie es un nuevo grupo de torsos estilizados que rememoran los ya creados

también existe obra abstracta en piedra que, sin presentar el contraste material, responde a un en los noventa y que hemos catalogado en un bloque propio. Cabría destacar por su originalidad Torso

lenguaje de formas atenazantes y oprimidas unas por otras. negro (164), Mujer marina (159) y Voluptuosa (160), que lleva al extremo el proceso de síntesis unido a

El autor mantuvo la creación de Hierro en la Piedra hasta el año 2007. Aunque había estado una acusada sensualidad.

muchos años trabajando el hierro de manera accesoria o incluso puntualmente artística –realizó su
obra Pez espada (52) en Tarifa a los pocos años de culminar la carrera–, profundiza en el conocimiento
de este material y las herramientas y técnicas específicas que debía usar para dominar el mismo. Lo
comentábamos en su momento:
“...si tradicionalmente la piedra ha constituido la base de su trabajo, el hierro se afirma cada vez más por
su idoneidad para determinados proyectos constructivos, dando lugar en algunas piezas a una especie de
rebeldía ante esta situación”.25

Algunas de las creaciones representan de forma


fragmentaria partes del cuerpo y órganos sexuales
(torsos, dedos, senos, falos), aislados o duplicados.
Otro subgrupo incide en las relaciones de pareja
(El amante, Lazos, Como la vida, Entre tú y yo en sus
distintas versiones, o propiamente los Encuentros y
Desencuentros).
Desencuentro, 2007 
Voluptuosa, 2005
También en esa línea, las alusiones al proceso
comunicativo son continuas, como se aprecia en Desde
dentro, Dime o Escúchame (esta última con la inclusión
más o menos explícita de la boca, el oído y el mensaje
emitido); o en ¿Y por qué? (169), que adquiere la forma
de un signo de interrogación.
Y cabe consignar por último aquellas donde
utiliza un único medio, la piedra, pero aplicando
efectos de compresión, nudos o enlace similares. Las Desde dentro, 2004

25
  Moisés BAZÁN DE HUERTA, Recorridos. Esculturas e instalaciones, Badajoz, Editora Regional de Extremadura, 2004, p. 76.

86 87
12  Camino de Creación

E l proyecto Recorridos, auspiciado por la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura y comisariado


en 2004 por Moisés Bazán de Huerta, tenía como objetivo reunir seis propuestas de artistas en
los ámbitos de la escultura y la instalación26. A cada uno se cedió un espacio en los dos recintos que
acogieron la muestra: el Centro Cultural San Jorge de Cáceres y la Sala Europa de Badajoz. Las creaciones
de cada autor se desarrollaban por tanto de manera independiente, aunque guiadas por el hilo conductor
sugerido en el título. Encontrábamos así “recorridos” visuales en las estructuras internas o los modos
perceptivos, o “recorridos” físicos por espacios transitables plagados de motivos y referencias.
César David, Javier Flores, Juan Gila, José Antonio López-Arza y Andrés Talavero compartieron
junto a José Luis Hinchado una muestra donde se daban cita planteamientos figurativos, abstractos o
conceptuales, reuniendo una interesante hibridación de mensajes, materiales y medios, con la premisa
de involucrar al espectador de forma activa en la experiencia. En palabras de Carlos Delgado:
“Podemos intuir la elaboración de un camino heterogéneo y fructífero, donde cada creador nos habla de
sus obsesiones y presenta una forma personal de materializarlas. Son, por tanto, seis líneas paralelas que
definen otros tantos caminos posibles para el desarrollo de la reflexión artística, siempre desde una firme
vocación de anclar su discurso en unas características formales que hacen de la escultura y la instalación,
desde diversas expansiones y procesos híbridos, la base de su producción reciente”.27

José Luis Hinchado aprovechó la circunstancia para desarrollar una ambiciosa propuesta, que
marca un momento importante en su trayectoria y reflexiona sobre la propia condición del escultor. En
realidad planteó su instalación como un autorretrato, como una auténtica catarsis autorreferencial: un
“recorrido” por sus preocupaciones y los aspectos más significativos de su producción plástica, además de
una oportunidad para mostrar su concepción del arte como experiencia multidisciplinar y multisensorial.
Sintetizando sus elementos más representativos, la instalación traza desde el inicio de la sala
un camino, delimitado por una hilera de pequeñas piedras amontonadas que dibujan un recorrido en
espiral y ayudan por medio de altavoces ocultos a transmitir un sonido de ambiente. A lo largo del
mismo se sitúan una serie variable de paneles de hierro de 2 x 1 m, apoyados en los muros y asociados

26
  Moisés BAZÁN DE HUERTA, Recorridos... Ob. cit.
27
  Carlos DELGADO, “«Recorridos». Esculturas e Instalaciones” en El punto de las Artes. Año XIX, nº 748, 2004.

89
El escultor José Luis Hinchado Camino de Creación

Los paneles escultóricos que flanquean el camino los define


como brotes, bocetos con distinto grado de terminación que
rememoran las fases y variantes del proceso creativo. La presencia
indistinta del hierro y el mármol, que en parte colaboran y en
parte pugnan por el protagonismo en la obra responden a las
dudas que a veces asaltan al autor por decantarse entre uno u
otro material.
Ese mundo de las ideas que representan las distintas plan-
chas de hierro nos ofrece soluciones plásticas muy variadas: la
soldadura de piezas recortadas y abiertas, a modo de primer esbo-
zo; la incisión sobre la plancha dibujando el motivo originario; tres
dedos de una mano creadora, reflejo de sus inicios figurativos; un
Camino de Creación, 2004. Vista de la instalación
bajorrelieve retroiluminado que extrae del mármol transparencias
insospechadas; piedras que emergen del hierro y alternan las su-
en parte a esculturas pétreas que atraviesan la plancha metálica o descansan sobre ella en forma
perficies pulidas con otras rugosas o seccionadas en láminas que
de relieve. En el sendero, semienterradas, asoman también pequeñas piezas inacabadas. El trayecto
producen sonoridad al contacto de los dedos; agua actuando sobre
desemboca en un grupo central en mármol de Vila Viçosa, construido a partir de la yuxtaposición y
el hierro y la piedra en diferentes efectos de oxidación; diseños de
engarce de bloques parciales con distintas referencias plásticas, figurativas y abstractas. Esta escultura
la pieza central en perspectiva; o una síntesis del motivo de la es-
central se ubica sobre un depósito férreo que contiene agua y que mediante un sistema de bombeo
piral que inspira la obra, son algunos de los recursos que el autor
permite que el líquido fluya desde la zona superior, oxidando progresivamente zonas de la piedra y
ha querido combinar. Aunque en gran medida remiten a elementos
transformando por tanto su aspecto inicial, como vimos en la serie Agua en la piedra. presentes en la escultura tridimensional de piedra, son más que
El montaje ocupó en Cáceres una superficie de más de 90 m2, mientras se adaptó a un área más bocetos para una obra posterior, son piezas con valor propio cuya
reducida en la capital pacense. En cualquier caso, el efecto final semeja una exposición dentro de la lectura enriquece el resultado final.
exposición, un muestrario de obras que el público observa sucesivamente, decidiendo a voluntad el ritmo No se escapa que esta opción tenía también una vertiente
de su exploración. Si incidimos en el planteamiento personalizado de la propuesta es porque el trazado en económica. La posibilidad de dar salida a su instalación completa
espiral que se transita responde en realidad al que aparece en la propia firma del artista, a modo de logo. una vez acabada la muestra era muy escasa. Con esta división en
En el trayecto asoman pequeñas obras en piedra, en su mayoría de la serie Opus, que el autor piezas, alguna de ellas podría venderse independientemente y
conservaba en su taller por ser obras fallidas, inconclusas o rotas. Las considera desechos creativos contribuir a su sustento; “el reto de la supervivencia”, en palabras
y su convivencia con ellas le suponen del autor.28

una cierta incomodidad, pero tam- Late en este muestrario un cierto aire arquitectónico y

bién un continuo motivo de reflexión. constructivo, marcado por su tendencia a geometrizar las formas.

Aparecen así semienterradas, como Se percibe la repetición de un esquema interno tripartito, en el que

hundidas, olvidadas, pero al tiempo destaca un componente central flanqueado por bloques laterales.
Hay pues una búsqueda de simetría y orden en la presentación, que
parecen luchar por salir, haciéndose
dialoga bien con el carácter igualmente organizado del sendero. Tres de los paneles laterales
presentes para intentar ser recupera-
das y no desaparecer totalmente de la
memoria del creador. Opus semienterrados en el recorrido 28
  Como veremos, el artista realizó además para el catálogo de la exposición una reproducción a escala 1/6 de todo el conjunto.

90 91
El escultor José Luis Hinchado Camino de Creación

El artista ha querido dejar patente la cualidad escultórica de estos paneles a pesar de la la pintura.29 Recuerda eso sí que nuestra visión del mundo se basa en la interacción de dos sistemas
utilización en algunos de medios bidimensionales. Su colocación en diagonal, apoyados de pie pero espaciales. En el plano cósmico comprobamos que la materia se organiza en torno a centros, que suelen
al tiempo descansando su extremo superior en el muro, los aleja de todas formas de la pintura, que venir señalados por una masa dominante. Pero en la perspectiva localista de sus pequeños habitantes,
tradicionalmente se cuelga vertical en las paredes. el paralelismo y la perpendicularidad constituyen el sistema de referencia más convincente para la
organización espacial. Así, nuestras necesidades perceptivas se satisfacen cuando combinamos los
sistemas dimensionales concéntrico y cartesiano30. El valor del centro como foco que irradia energía
hacia su entorno ha sido una constante en la historia del arte, y de ahí el interés de arquitectos y
artistas plásticos contemporáneos por recurrir a composiciones excéntricas ha de ser entendido como
un signo de renovación y modernidad.
Estos temas son interesantes en tanto que, como ya se
ha apuntado, la instalación de José Luis Hinchado se articula
como una espiral, forma cuya vinculación con el centro es
ineludible.31 Presenta aquí lados rectos, pero el hecho de que
la espiral sea circular o rectilínea no tiene relevancia en el
montaje, pues ambas posibilidades están ligadas a la firma
del artista, por encima y por debajo de su nombre; lo que
permite es una cierta versatilidad a la hora de acomodar la
obra a un espacio determinado. Sí se cumple en cualquier caso
una formulación centrípeta, que lleva al espectador desde
la entrada de la sala hacia la pieza final interior. La espiral
no es propiamente un laberinto, aunque sus fines pueden Detalle del grupo central
parangonarse como vehículo de conocimiento y símbolo del en la maqueta inicial del artista

esfuerzo hasta conseguir una meta.

Camino de Creación, 2004. Vista general de la instalación El suyo es también un viaje al autoconocimiento y le ha servido para replantearse sus aportaciones
en el terreno artístico. Al igual que en los paneles del camino, su escultura central tiene algo de

A pesar de la proyección vertical o inclinada de estas planchas no debemos olvidar que Camino resumen, de retrospectiva, pero también de novedad. Con ella recupera algunos deseos que expresaba

de creación funciona ante todo como un montaje horizontal, desplegado sobre el suelo con una cuidada ya en una entrevista de 1995:

puesta en escena. El artista ha querido concretar una secuencia exploratoria determinada, después “Realizar obras con piezas separadas, como un mecano, que puedan encajarse a voluntad. (...) Que la

de plantearse opciones más libres de circulación del público. Ha optado así por un camino individual escultura no sea algo estático, sólo destinado a la contemplación, sino que tenga dinamismo y además se
pueda manipular.”32
para que la experiencia sea más directa y completa. El carácter dominante de la pieza central impele
tanto al espectador a dirigirse directamente hacia ella que, de no delimitarse, haría perder valor a las
opciones intermedias. Para contrarrestar en cierto modo esta tentación, el sendero establecido invita 29
  Rudolf Arnheim: El poder del centro, Madrid, Alianza Editorial, 1984.

a una percepción más pausada. 30


  Ibídem, pp. 9-11.
31
  La referencia a obras emblemáticas como Muelle en espiral, de Robert Smithson, resulta inevitable. Pero nos interesa más
Esta circunstancia no es fortuita, sino que deriva de principios compositivos básicos. Sobre el
resaltar la conexión con las exposiciones en galerías de los autores del Land Art o el Arte Povera, por la introducción en la sala
poder de atracción del centro y su concreción como campo de fuerzas visuales ya teorizó amplia- de elementos propios de la naturaleza, como las piedras o el agua.
mente Rudolf Arheim, aunque aplicando sus conclusiones sobre todo al ámbito bidimensional de 32
  Julián LEAL., “Sinfonías de piedra”, en Hoy, 23/01/1995.

92 93
El escultor José Luis Hinchado Camino de Creación

Esa voluntad constructiva se refuerza ahora, actualizando sus contenidos y su lenguaje para En definitiva, esta instalación conjuga recorrido y memoria en un proceso recopilador que
convertirse en una “escultura de esculturas”. Su carácter integrador se plasma en el diálogo entre aglutina la idea del primer esbozo; la persistencia de la figuración a través de sus dedos; los juegos de
los tres dedos figurativos, que representan la mano creadora, y su trasunto en otras tres piezas con transparencias que trató en Referencias; láminas de piedra sonoras de la serie Opus; efectos de óxido en
la misma disposición que responden al planteamiento de sus últimas creaciones e incorporan agua el mármol como los explorados en Agua en la Piedra; la presencia del mármol y el hierro que trabajó en
fluyendo sobre la superficie. Una figuración realista ya casi abandonada opuesta a un lenguaje abstracto Encuentros y Desencuentros; e incluso las diferentes tonalidades de los paneles derivados de su inconclusa
y renovador; y en los otros frentes, marcando la transición entre ambos momentos, dos torsos, serie Óxidos. De esta manera, Camino de creación ofreció al espectador una retrospectiva densa pero
masculino y femenino, que se oponen entre sí con una resolución formal enormemente sintética. En comprensible, que permite resumir las diferentes fases por las que ha transitado el artista.
definitiva, ocho elementos rodeando un prisma central, de dos metros de altura, que se alza sobre el
conjunto, labrado con surcos helicoidales que guiarán el agua en su recorrido descendente.
El público debe aproximarse a estas obras desde una percepción no sólo visual, sino además
táctil y auditiva. Para ello ha de involucrarse, con sentido lúdico, y es el propio artista quien le anima
a vencer sus recelos y manipular las piezas, liberando su instinto, reprimido tradicionalmente por
tanto cartel de “no tocar”.
Así pues, al situarnos ante la escultura central no debemos olvidar su cualidad transitoria;
aunque aparente ser una pieza definitiva estaremos en realidad ante una obra en curso, que nos ofrece
una sugerente reflexión sobre la transformación y lo mutable; su simbolismo sobre lo inacabable del
proceso creador cobra pleno sentido en el mensaje global de la instalación.
Hay que reseñar que para la elaboración del
catálogo de la exposición, y ante la circunstancia
de que no estaba concluido el montaje global,
José Luis Hinchado realizó una maqueta de todo
el conjunto a una escala 1/6 que fue la que ilustró
la publicación impresa. Un trabajo ímprobo que
sintetizaba y anunciaba al tiempo el resultado
final, como muestra la imagen.
Y aún cabe incidir sobre una última vertiente.
El interés del artista por involucrar numerosas
posibilidades perceptivas le llevó también a jugar
con la expresividad del sonido. Los pequeños Maqueta de la instalación realizada a escala 1/6
altavoces que ocultaba entre las piedras servían
para generar un sonido envolvente, que se transmitía a través de las vibraciones por la tarima y hacía
difícil precisar su origen. Inicialmente barajó la idea de crear una composición sonora que expusiera
al visitante los sonidos de taller que se escuchan durante la realización de las obras (martillazos,
radiales, motores de máquina...), en una recuperación del ruido/música que ya propusieran
vanguardias como el Futurismo, Dada o Fluxus. No pudo llevarlo a cabo por falta de tiempo y la
alternativa fue introducir música del compositor minimalista Wim Mertens, bien distinta pero que
funcionó de forma muy adecuada.

94 95
13  Fractales y Negativos

E fectivamente Recorridos marcaba un hito en su trayectoria artística, en su particular Camino de


Creación. Con esta oportunidad nuestro escultor miraba hacia el pasado y a las sucesivas series
que había producido, los diversos lenguajes empleados y los materiales de los que se había servido a
lo largo de su carrera profesional. En esa trayectoria, su elemento por excelencia, la piedra, competía
con otro por abarcar la primacía de la creación. Con obras en las que prácticamente desaparecía la
piedra bajo gran cantidad de metal en Hierro en la Piedra, el paso lógico que decidió seguir el artista fue
el guiarse por su impulso y comenzar a investigar sobre planchas de hierro de manera independiente.
Buscaba con el metal, además, una manera de reducir los costes de la escultura, debido a las
complicaciones que conllevaba el proceso de trabajo con la piedra. Ya su extracción, pasando por el
transporte y la preparación, suponían un importante esfuerzo económico. Pero además el esfuerzo
físico, con innumerables horas de trabajo dedicadas a la talla, la dureza de las herramientas y la
posterior manipulación, comprometía, no sólo económicamente, sino también en tiempo invertido, la
rentabilidad de la obra final. Las buenas experiencias que había tenido con el hierro en las anteriores
series le hicieron pensar en el metal como una alternativa realmente útil como elemento escultórico,
ya liberado de la sumisión pétrea. El problema era que las piezas de metal macizo, en las que primero
pensó, difícilmente se podían realizar lejos de lugares como el País Vasco, al no tener una industria
de altos hornos preparada para ello. Además, el trabajo
con chapas de grandes tamaños, con las que imaginaba
continuar los grandes proyectos del Constructivismo
ruso, requería de una tecnología y un instrumental más
avanzados de los que en aquellos momentos, en torno al
2007, disponía en su taller de Alcazaba.
De todas formas, hay que remontarse algo más
atrás. A comienzos de la década del 2000, y al igual que
actuaría en Agua en la Piedra, en un primer momento quiso
trabajar sobre las texturas en superficie. Seleccionó así
láminas metálicas sobre las que vertía diversos ácidos y, a
través de la oxidación y la corrosión, ver cómo resultaban Óxidos, 2001

97
El escultor José Luis Hinchado Fractales y Negativos

las formas obtenidas de manera aleatoria. Los desenlaces que obtuvo no fueron de su gusto, debido Entre las diversas formas de denominar esta manera de trabajar
a la inestabilidad y al escaso control que podía ejercer sobre el producto que se generaba. Por ello no a base de aditamentos, el término que el artista pensaba que mejor lo
entendió las piezas resultantes de estos Óxidos (207) como una serie propia y con coherencia en sí definía era el de “fractal”, aun asumiendo que no seguía un completo
misma; no obstante, ello no fue óbice para sacar partido de los avances que había obtenido. En este rigor matemático. En palabras del profesor Javier Barrallo:
sentido, decidió que estas grandes planchas, que presentaban un juego de formas interesantes por sus “Podemos definir un fractal de forma mucho más fácil e intuitiva como un
diversas calidades metálicas, pasaran a formar parte de los fondos de algunas de sus obras, como se ve conjunto, objeto o forma, el cual al ser observado en una pequeña porción

en varios paneles de Camino de Creación. También, aprovechó para practicar cortes y deformar láminas mantiene un aspecto similar (aunque no necesariamente idéntico) al que

con las que conformar nuevas imágenes y por último supo aprovechar las variaciones obtenidas en presenta al ser observado de forma completa”33.

el color del metal y, sobre todo, conocer fórmulas para aplicar diferentes pátinas a sus obras en el Esta definición, que puede servir para un público lego en

material férreo. matemáticas, resume las características esenciales de un fractal en la

A pesar de no haberse mostrado del todo conforme con los resultados obtenidos en Óxidos, naturaleza. Una recepción totalmente purista de esta definición anularía

Hinchado no decayó en su afán por seguir trabajando con el hierro como material escultórico. Otra de la posibilidad de denominar así la obra que realiza José Luis Hinchado,

las posibilidades que se le presentó fue la de malear las planchas metálicas adaptadas a un lenguaje si bien su esencia puede servirnos, con un criterio abierto, dado que
estamos en el campo de la creación. Con ello seguimos el camino y la Torso femenino, 2012-2013
geométrico, en lugar de trabajar con la inviable fundición maciza. En esos intentos surgió su obra
Hogar (208). En ella configura a partir de láminas metálicas un gran cubo. Estamos pues dentro de la terminología con la que el escultor se siente más cómodo.

abstracción, pero alberga también ciertas referencias orgánicas, ya que una grieta en el medio sugiere Las premisas observadas pueden en cierto modo rastrearse en su trayectoria si entendemos

una figura masculina y otra femenina, que no llegan a juntarse. Pero hay lugar para la esperanza; en como “conjunto”, “objeto” o “forma” algunas de sus producciones escultóricas. Es un conjunto la

una de las caras situó una hendidura a modo de puerta que reflejaba la idea de que la convivencia Fuente de Olivenza (326), constituida por diferentes módulos; son objetos las mesas escultóricas que

entre mujer y hombre conformaba la esencia del hogar. Aunque ostenta características particulares realiza para particulares; y son formas propuestas como Fertilidad (328) de Alcazaba, que a base de

de su obra, como la idea del bloque o la dualidad sumar flores, hojas o insectos soldados, acaban configurando un torso femenino.

hombre o mujer, la pieza resultante presenta La conformación de obras globales a partir de porciones encajaría en la definición de esta serie de

un lenguaje muy macizo y recuerda propuestas Hinchado, aunque no es fiel en el mantenimiento del aspecto similar al de la imagen completa en cada

previas de escultores como Oteiza y Chillida. porción extraída. Hay sin embargo una correspondencia simbólica, que vemos tanto en las referencias

Ese mimetismo no le era grato. Quería orgánicas de Fertilidad, como en la gigantesca imagen de Nuestra herencia romana en el Palacio de

alejarse, como siempre había hecho, de las Justicia de Mérida (330). Aquí la cabeza “humana” de la alegoría está conformada por siluetas de

influencias de otros autores y por ello buscó figuras “humanas”, en la idea de que la justicia se construye con y para seres de toda condición.

otras opciones. Pasó así a probar con el plasma Tanto el fractal natural o matemático expuesto como el fractal artístico de nuestro escultor son
construcciones realizadas a partir de porciones más pequeñas; y aunque no siempre sean referencia
para cortar esos grandes paneles y, gracias
directa del objeto mayor, participan de un sistema de interdependencia que es común a ambos.
a su destreza con el aerógrafo, la adaptación
Cerramos con ello el paréntesis abierto con la problemática de la denominación, aunque todavía
fue relativamente sencilla. Decidió entonces
resta matizar que Fractales no configura una serie como las anteriores. Es más bien un método de
trabajar a partir de chapas de las que extraía
trabajo, en tanto que las realizaciones que siguen esta sistematización técnica no siempre beben
pequeños motivos que le resultaban atractivos,
de una misma temática, discurso o lenguaje. Por ejemplo, la serie Corazones usa esta técnica, y en
como una hoja o una figura humana. A partir
este sentido es partícipe de ella, pero su prioridad es el mensaje más que el proceso y por ello le
de la multiplicación de ese elemento y su unión
otorgamos entidad propia.
podía alcanzar cualquier medida, simplemente
a base de sumar hojas o figuras al conjunto
total de la obra. Hogar, 2010 33
  Javier BARRALLO., “Arte Fractal. Las matemáticas más hermosas” en Revista Sigma, nº 26, 2005, p. 99.

98 99
El escultor José Luis Hinchado Fractales y Negativos

Fáciles de trabajar, de poco peso y resistentes, los Fractales paso del tiempo, se percató de que las chapas que abandonaba después de haber hecho los recortes
suponen una alternativa muy adecuada para sus proyectos (aunque eran susceptibles de ser modificadas y tener una aplicación escultórica al mantener las siluetas de
ello no implicaba, claro, abandonar la piedra). Las características de los recortes. A partir de entonces, estudió con detenimiento la silueta que iba a seccionar de la chapa
este material le permiten construir obras en el espacio en las que más metálica y empezó a colocar cada pieza con un interés estético desde antes de realizar el corte. Todo
que una concepción escultórica, requiere de una visión arquitectónica ello requería un proceso logístico de preparación del material antes de trabajar sobre él. Eso permitía,
a la hora de soldar las piezas. Una de las primeras obras que vio la luz además de la valoración estética, el conservar con mayor cuidado fragmentos de metal en la chapa
siguiendo este sistema fue el citado monumento Fertilidad en la Plaza para que ésta, a pesar de haber perdido entereza al extraer las figuras, conservara cierta resistencia.
de España de Alcazaba, pues para hacer un monumento que luciera y Al estar más separadas las secciones siguiendo este nuevo procedimiento, se perdía parte del material,
destacara en la plaza del pueblo necesitaba servirse de un material que pero se ganaba una lámina metálica con posibilidades artísticas, surgiendo así sus Negativos.
se ajustase al presupuesto. Por las similitudes estéticas entre una y otra, Fractales y Negativos son dos caras de la misma
Cabeza, 2001
Continuando con la técnica de los Fractales, moneda y por tanto opciones que suele combinar. Así, une las dos realidades y trabaja en ellas para
Hinchado asume que su objetivo último cuando generar obras tanto abstractas como figurativas. No obstante, existe una cierta predisposición a que
la inició era la realización de grandes monumen- los Negativos trabajen siguiendo el formato cúbico, casi siempre actuando como un envolvente de los
tos donde el componente arquitectónico fuera el Fractales que Hinchado deposita en el interior.
protagonista. Pretendía crear obras transitables o
al menos atravesables visualmente a partir de las
piezas recortadas, multiplicadas y soldadas. La
idea es que la percepción del espectador se enri-
quezca al enfrentarse con todas las posibilidades
de visualización estética que presenta una obra
de grandes dimensiones. Con ello busca también
que la persona disfrute activamente de la pieza y
se involucre con ella, asumiendo las perspectivas
que el autor ha tenido en cuenta a lo largo de la
creación. A la hora de construir estas imágenes, el
escultor, por su posición, aprehende una serie de
visiones de la obra que, a la hora de su exposición, Serie Artitectura, 2012

pública o en galería, no se corresponden en su to-


talidad con las que puede ver el visitante. Por eso, Esta idea se aprecia en la serie Artitecturas (226-230), cuya secuencia fotográfica reproducimos
para ampliar la experiencia, no descarta, incluso, y es muy interesante, pues va ofreciendo en progresión las diferentes opciones que baraja el autor al
realizar esculturas con el interior hueco y buscar afrontar el conjunto, en este caso conteniendo un motivo en mármol en el interior.
que el espectador pase a formar parte de su inte- Una opción similar será también la que explote en algunas de sus Cajas de Luz, donde
rior, encontrando así cobijo en una obra a caballo se vuelven a ver no sólo Fractales y Negativos, sino también la piedra e, incluso, la madera. Los
entre lo escultórico y lo arquitectónico. Fractales y Negativos figurativos, en cambio, varían desde los seres humanos a las setas, guiños de
Durante los primeros años de manejo de la arquitectura o cabezas humanas. El hecho de no conformar una serie por sí mismas, hace que
esta técnica, las chapas metálicas eran recortadas ambas técnicas se amolden a las necesidades expositivas o a las temáticas que requieran muestras
De interflora fructus, 2011 con el objetivo único de obtener positivos. Con el concretas en las que el artista es partícipe.

100 101
El escultor José Luis Hinchado

14 Corazones, Nubes,
En definitiva, el trabajo en metal, primero con hierro y luego con acero, que realiza tanto con sus
Fractales como con sus Negativos, es una manera de ser más competitivo en el mercado del arte. Del
mismo modo que ocurría con la piedra, con el metal busca la originalidad, que se adapte a sus medios,
a su forma de laborar y, por último, que encaje dentro de su estilo. Además, el uso de materiales como Libros, Árboles y Casas
el acero corten le ha permitido incrementar sus trabajos en exteriores, dando pie a creaciones como
Fertilidad, Nuestra herencia romana o la reciente intervención en la plaza de Los Santos de Maimona.

A lo largo de su trayectoria artística, pero sobre todo en su última etapa, José Luis Hinchado ha
entendido la escultura de una manera lúdica, buscando un tipo de obra que genere una respuesta
del espectador. Para ello, además de contar con series que suponen complejos estudios estéticos y
conceptuales como Opus o Agua en la Piedra, ha trabajado con piezas que, en menor formato y con
una temática y precios más asequibles, sirven de acercamiento al público medio, con recursos por lo
general simpáticos y fácilmente aprehensibles.
Como antecedente a las cinco series tratadas en este
epígrafe, habría que citar sus Encinas, las cuales adelantaban
ya las características que el autor va a explotar con su
nuevo sistema productivo basado en el 10 x 10 e instaurado
en 2011. Cada año ha ido abordando una temática que sirve
como hilo conductor para desarrollar ideas plasmadas en
piezas múltiples, resueltas de forma seriada aunque no por
ello menos complejas. El hierro y la piedra se combinan en Cartel anunciador en hierro
soluciones ingeniosas, que recuperan asertos populares, para 10 x 10

frases hechas o ideas visualmente potentes.


La primera de las opciones que seleccionó para exponer fue Corazones. Esta serie cuenta con
obras partícipes del lenguaje surrealista que ya presentó en Cuaderno de Viajes aunque en este caso
la denuncia queda apartada para presentar una obra amable, cercana y cómplice con el espectador.
Cabría denominarlas como “poemas visuales”, en tanto que muchas hay que entenderlas como piezas
que rebasan la plástica para llegar a la poética. El juego surrealista que se aprecia en estos ejemplos
acerca a Hinchado a las creaciones de Joan Brossa, el fotógrafo Chema Madoz, o el artista extremeño
Antonio Gómez, quienes se sirven de lo paradójico para comunicar con humor e ironía las ideas sobre
las que reflexionan.
Literalidad, contraste, sorpresa o sugerencia se aúnan para generar un amplio repertorio de
propuestas entre las que descubrimos formas humanas, vegetales o arbóreas, comunes a otras series.
Te abro mi corazón (241), soldado con hierro, muestra un corazón con aspecto de lata de conservas que
destapa su intimidad con la ayuda de un abridor.

102 103
El escultor José Luis Hinchado Corazones, Nubes, Libros, Árboles y Casas

Te abro mi corazón, 2011 Corazón de otoño, 2011

Pero además del lenguaje surrealista que se veía en series precedentes, los recursos técnicos
empleados también aluden al trabajo previo del artista; combinando por ejemplo el hierro y la
piedra o la presencia de Fractales y Negativos. Corazón de Otoño (247) presenta el órgano construido a
partir de hojas recortadas en chapa que retoman el concepto fractal, incluso con las flores que creó
para la elaboración de su Fertilidad de Alcazaba, sirviendo ello como guiño a su propia obra.
La segunda propuesta 10 x 10 la dedicó a las Nubes. Pero no eran obviamente nubes convencio-
nales. Un primer grupo tiene reminiscencias directas de artistas plásticos, por lo que recupera un
proceso similar al ya establecido en Referencias. Las nubes de Picasso, Dalí, Giacometti o Noguchi
comparten protagonismo en la serie (248-251). Entre los autores homenajeados Hinchado se Nube de Dalí, 2012 Nube de Picasso, 2012

centró en artistas que no trabajaban las nubes como un tema específico, sino simplemente las
usaban como elemento de fondo. En ese sentido, lo que pretendió fue imaginar cómo habría sido Las series de Libros surgen en un primer momento con motivo de la muestra “Art Libris” en la
una nube adaptada al lenguaje surrealista daliniano, al cubismo de Picasso o el personal estilo de Librería “Universitas” de Badajoz en 2013. Responden al proceso de Invasión que explicaremos con
Isamu Noguchi. mayor detenimiento más adelante. En este primer conjunto, antes de 10 x 10, José Luis Hinchado se
La de Giacometti es la única férrea, acorde en su estructura lineal de “dibujo en el espacio” con adecuó al entorno literario y realizó un amplio despliegue de obras en las que exploraba todas las
el estilizado trazo del artista italiano. De hecho el hierro y el mármol configuran indistintamente posibilidades del objeto.
las nubes y están también presentes los recortes en chapa con figuras humanas que, a modo de Dos libros, uno erguido y el otro inclinado hacia adelante con la tapa trasera tocando la delantera
siluetas, interactúan con este elemento. del anterior conformarían su particular y humorística versión del Kama Sutra (261). Un libro abierto
Una de las más interesantes, por su fácil reconocimiento, es la Nube de Dalí (248). En ella se y apoyado a modo de triángulo sobre una mesa con chimeneas saliendo de sus tapas representaría
representa un cirro superior que aparenta derretirse, efecto muy logrado por el efecto de blandura al Libro de Arquitectura (264). Y un libro que aparenta arrastrarse dejando tras de sí una rebaba de
a pesar de tratarse de mármol. El personaje de la parte inferior es una traslación directa del letras establecería el símil entre un caracol y una Lectura lenta (260). Por último, la singular Librería
protagonista del cuadro El espectro de Vermeer de Delft utilizable como mesa, de 1934. Además, toda la del pianista (270) supone una ingeniosa alternativa en su combinación de mármol blanco y negro. Son
pieza se encuentra encajada en un marco que limita la escena y da a entender al espectador la obra obras de pequeño y mediano formato, con un referente figurativo que deriva, como los anteriores, del
de arte casi más como una viñeta que como una escultura. El resto de la serie articula situaciones surrealismo y de la poesía visual, y contaban con toques de humor inteligente y sutil que despertaron
paradójicas o surrealistas, como en Clavando nubes (252) o la acelerada Nube con prisas (255). la curiosidad de los clientes de la librería.

104 105
El escultor José Luis Hinchado Corazones, Nubes, Libros, Árboles y Casas

Entendiendo las posibilidades que se le abrían con


esta temática, Hinchado decidió continuar esa idea para su
exposición 10 x 10 a fines del año 2013. Del mismo modo que
Corazones y Nubes, compartía el formato y la localización en
el estudio del artista Jorge Juan Espino. En la nueva serie
recuperó algunas ideas previas, haciendo una segunda versión
de tres de los ejemplares. Pero también añadió imaginativos
ejemplos, algunos marcados nuevamente por el humor.
Por ejemplo, alguno de los diez ejemplares retoman la
idea de sus precedentes Libro Electrónico (276) o el Libro de
Arquitectura (280), aunque en las obras de esta exposición
Libro electrónico, 2013 Las hojas del libro, 2013
encontramos el hierro y el acero como complemento de la
Kama Sutra, 2013 piedra, material que en los anteriores Libros había trabajado
El éxito de estos certámenes, que empezaban a contar con un público fiel, dio continuidad a
en solitario. Consigue crear así efectos interesantes en Las
dos nuevas ediciones en 2014 y 2015. En ellas Hinchado mantuvo la complicidad con el espectador
hojas del libro (278), donde crea un juego conceptual entre el
recuperando fragmentes e ideas cotidianas a las que añadía su toque surrealista, pero también un
nombre y el referente natural típico de sus fractales. Nuevas
cierto componente de denuncia.
alusiones a la historia del arte cobran también protagonismo.
La primera se centró en los Árboles, recuperando uno de sus temas favoritos. Obras como De
Con Lectura Difícil (273) convierte un bloque de
Paseo (293) o El Árbol de la Casa (295) subvierten la realidad para exponer de una forma simpática
mármol que representa la hoja de un libro en una piscina
contradicciones o acciones surrealistas. En la primera, un árbol pasea a un perro para evitar así que
en la que nadan tiburones de chapa; una tapa plegada como
el animal le marque como parte de su territorio; en la segunda, invierte los valores de una “casa del
una sábana en una cama constituye un ingenioso Libro de
árbol” para construir una imagen que rompa con la visión tradicional.
Libro de cabecera, 2013
cabecera (279); y un libro con piernas de mujer representaría
Otras obras muestran situaciones cotidianas que suponen conflictividad en las relaciones de
una estimulante Novela erótica (274).
pareja. Andarse por las ramas (289) o El reparto (298) recuerdan por su temática a series como Encuentros
En definitiva son series que, aparentemente simples, requieren de un complejo proceso de
y desencuentros, aunque en este caso sirviéndose de una estética más realista. Esta visión dura de las
preparación al tener que extraer la originalidad de cada una de las temáticas para desarrollar un
ejercicio coherente y con piezas que dialoguen con el resto. El autor ha de encontrar también una
adecuada relación entre efecto y coste dada su orientación a una venta con precios muy módicos.

Libro de Arquitectura (Primera versión), 2013 El reparto, 2014

106 107
El escultor José Luis Hinchado Corazones, Nubes, Libros, Árboles y Casas

relaciones interpersonales cuenta también con su contrapunto en El beso (292), donde dos árboles muy
estilizados se funden en un abrazo de elegante factura.
Finalmente, y como reminiscencia de su serie de los noventa, La última encina (297) combina
hierro y piedra para mostrar una encina cúbica sobre un paisaje dibujado en el espacio. Con un carácter
liviano, el árbol se presenta al espectador en una posición elevada, como una imagen paralizada en el
tiempo, aludiendo a la idea eterna de este símbolo del campo extremeño.

En la cuerda floja, 2014

La casa de campo en el tejado (299) o La casa del escultor (303) traerían a colación ideas
expresadas en su Cuaderno de viajes. Apuestan por la defensa de la naturaleza que el propio artista
mantiene de forma consecuente en su forma de vida; y por supuesto, se contempla también en la
Casa ecológica (300), que deriva de los Árboles anteriormente citados. Finalmente, Artitecturas (307)
y Empezando por el tejado (301), se sirven de un lenguaje más directo y sencillo para exponer formas
primarias con las que construir arquitecturas que rompan con los esquemas tradicionales asociados
a la vivienda.

La última encina, 2014

El último 10 x 10 celebrado es una reflexión del escultor sobre la vivienda. En sus Casas vierte
una crítica sutil a la par que mordaz a la situación inmobiliaria española, en combinación con otros
conceptos que parten de su ideario más personal.
Obsesión (308) o Como setas (305) reflejan, en dos propuestas
formalmente muy distintas, la fijación por conseguir una vivienda y el
crecimiento rápido de éstas en el estado español. Apretándose el cintu-
rón (302) y En la cuerda floja (304) serían la otra cara de esta moneda.
La primera, con un lenguaje ya visto en sus Encuentros y desencuentros,
nos muestra una casa oprimida por un cinturón de hierro en esa idea
de ahorro y sacrificio de la familia hispana; la adecuación entre la idea
y su resolución plástica resulta aquí especialmente afortunada.
La siguiente obra citada, En la cuerda floja, incorpora el acero en
un elegante juego visual y nos muestra una pequeña casa en equilibrio
inestable; con ello alude a la pérdida de la vivienda por la ejecución
de un desahucio y genera una sensación de agobio en el espectador al
Apretándose el cinturón, 2014 comprobar que en cualquier momento la pieza puede caer.

108 109
15  Serie Cajas de Luz

A bordamos ahora una propuesta que funciona en el catálogo como intermedio entre las cinco
series sucesivas de 10 x 10.
José Luis Hinchado ha tenido siempre la obsesión de contar con cajas para combatir el desorden.
La organización de elementos en recipientes ha sido una constante en su trayectoria, tanto para los
objetos de su vida diaria como la profesional. Con los años, y sobre todo a raíz del uso de los Negativos,
comenzó a explorar las cualidades estéticas que podían llegar a tener estos receptáculos de claro
carácter geométrico. Desde el punto de vista plástico, esta tendencia se ha manifestado en dos series
fundamentales, que utilizan la caja con tapa o la estructura delimitada para transmitir sensaciones,
siempre con el complemento luminoso.

Caja de luz. Voluptuosa, 2014

111
El escultor José Luis Hinchado Serie Cajas de Luz

La obsesión por la idea de continente y contenido será la que se explote en estas series que el autor Explota, de este modo, la idea de intimidad, trabajando la escultura ya no sólo de cara al exterior,
denomina Cajas de Luz. Con ellas combate la pérdida de visión que se produce cuando algo se guarda en sino también dentro del material. Hinchado juega con la curiosidad del público para que se asome y
una caja, puesto que lo introducido queda totalmente estanco y protegido del exterior. Incluso, aunque vea el interior. Una tapa transparente puede sugerir parte del contenido y despertar la imaginación
haya un orificio que permita ver su interior, no se podría observar totalmente el mismo por la ausencia antes de decidirse a abrirla. El usuario puede además usar las posibilidades táctiles de manera natural,
de luz. Estudiando esos conceptos, le surgió la idea de incluir luz en la propia caja con el fin de iluminar asiendo el recipiente o acariciando las texturas de una piedra con exquisito pulimento encerrada
la pieza del interior, pero también el exterior. Ya en Referencias se puede observar la importancia que dentro de la caja de madera, como en Olas (284), De lo femenino (286) o Voluptuosa (288).
tiene la luz en su escultura. No obstante, la tecnología LED de la que se dispone en la actualidad le ha Algunas de sus obras participan de una crítica
permitido lograr esta serie, aún en marcha, por la eficiencia, durabilidad, homogeneidad y sencillez en social que va más allá del mero trabajo estético. Sol
la instalación. Este componente tecnológico es el que le permite concentrar la luz, que puede localizarse de Mediodía (281), por ejemplo, alberga en su interior
en la base de la caja, en un lateral o incluso en la tapa. el paisaje pacense con algunos de sus principales
A los materiales típicos que acompañan la obra del artista, como el hierro y la piedra, se suma hitos. Entre ellos, destaca la presencia de la Torre
en este caso la madera, en diálogo con los anteriores o como receptáculo exterior que conforma la de Espantaperros erguida al lado del controvertido
Caja de Luz. En este sentido, habría que entender los ejemplares de esta serie como obras en las que el “Cubo” de la Facultad de Biblioteconomía y
espectador encuentra dos ambientes diferentes. Por un lado, el exterior de la caja, geométrico, cúbico, Documentación de la Universidad de Extremadura.
que aísla el contenido frente a la mirada del visitante. Por otra parte el interior, que puede tener En esta obra, realizada para ajustarse a la temática Detalle del interior
referencias figurativas o abstractas y puede compartir o no el material. Para acceder a la segunda visión, Luces de la edición 2014 de “Artistas del Casco
el espectador ha de ser activo y, movido por la curiosidad, abrir la tapa y asomarse a la propuesta que Antiguo”, Hinchado homenajea también la anterior
el artista realiza. Recurre a una idea de escultura objeto, en la que el recipiente se entiende como una edición denominada Torre de Babel. Con ella el
escultura pero, a su vez, le es otorgada la función de poseer en su interior otra escultura, creando así artista defiende la posible convivencia entre ambas
una doble entidad que no llega a completarse hasta la percepción activa del observador. obras en un Badajoz contemporáneo, asumiendo
que el diálogo entre arquitecturas es posible desde
el respeto al patrimonio. Otras piezas que aparecen
repartidas por la caja son fragmentos de murallas,
algunos erguidos y otros tumbados, criticando el
derribo de algunos de los lienzos de la fortificación
abaluartada badajocense a mediados del siglo XX.
Con ambas ideas, el escultor plantea la cuestión
de por qué para crecer y avanzar hacia el futuro
es necesario derribar el pasado, entendiendo que
lo más adecuado para la sociedad es la convivencia
entre ambas opciones.
Otras cajas plantean, a diferencia de las
anteriores, un concepto alternativo. La zona
iluminada será la base y lo que se delimita es un
recinto cúbico o poliédrico con perforaciones que
permiten el diálogo entre continente y contenido.
Caja de luz. Olas, 2014 En estos casos la apuesta es de tipo solo estético. Sol de Mediodía, 2014

112 113
El escultor José Luis Hinchado Serie Cajas de Luz

Es el caso de Cuento (282) que estuvo expuesta en también a la intención del autor de que estas obras cumplan una función dentro de los hogares en
la Galería “Croma” de Cáceres. La obra muestra un los que se incluyan. Como busca alejarse del comercio de galerías y de los sistemas tradicionales,
cubo realizado con planchas de Negativos generados ha encontrado en el mercado de particulares una salida para su obra y, preocupándose por este
por siluetas de hojas. En su interior se puede coleccionista privado, proyecta sus creaciones para que funcionen en el hogar. De esta manera, las
observar otra caja y una figura humana que reposa Cajas de Luz pueden también iluminar las estancias a modo de lámparas asumiendo un carácter
en el centro, y todo ello resaltado con una potente funcional que analizamos en las próximas páginas.
luz que provoca un interesante juego de luces y
sombras. Esta sensación de cárcel que logra con la
caja exterior hace que la visión del espectador se vea
perturbada y obligue a recorrer la pieza para poder
observarla por completo. El personaje se encuentra
atrapado en este sistema y solo pude contactar
con el exterior a través de los huecos que simulan
la propia naturaleza. Se produce, por tanto, una
inversión de la conciencia de control, en la que el ser
humano se ve sometido a la naturaleza y la manera
de conseguirlo es con una inversión de la plástica.

Cuento, 2014 Por un lado, la caja es un Negativo que muestra


la ausencia de las hojas, mientras que la silueta
humana es un positivo de la plancha. Combinar
ambos factores con la iluminación como elemento
activo y envolvente produce la sensación de un De lo femenino, 2014
continente absurdo que deja escapar la luz al estar
ahuecado. Consigue aun así que ésta se derrame por
el acero desde el interior, potenciando el juego de
llenos y vacíos. En esta línea se sitúa también la caja
Alicia (283) que, aun envuelta con siluetas negativas
convencionales, recrea el universo del personaje de
Lewis Carroll.
En definitiva, Hinchado explora una nueva
vía gracias a los avances en la tecnología LED y
puede continuar con sus trabajos en los que busca la
activación artística de elementos poco tradicionales
y susceptibles de ser esculpidos, como la luz, el agua
o el sonido. Los últimos ejemplares se han expuesto
en la Feria de Artistas Independientes de París con
Alicia, 2014 buena recepción. Esta idea, por otra parte, se liga

114 115
16 Escultura honorífica
y funcional

L a versatilidad de José Luis Hinchado ha permitido que, además de trabajar en series creati-
vas propias, responda a las necesidades de entidades o clientes concretos. Son diversos los
ayuntamientos o empresas privadas que han contado con su creatividad para diseñar galardones o
premios. Esta labor se ve aquejada por cierta servidumbre, pero al tiempo dota a sus obras de una
gran difusión, al ser muy referenciadas en prensa y convertirse en un importante reconocimiento
para los premiados.
Uno de los galardones más conocidos del artista extremeño es la Encina cúbica, que otorga el
Diario Hoy y que ya hemos comentado como precedente de la serie Encinas. Conocido como el Premio
al Extremeño de Hoy, desde 1989 es otorgado a aquellas personalidades que, según este periódico:
“Hubieran prestado a Extremadura servicios relevantes o, de igual manera, hubieran sobresalido en su
actividad profesional, científica, artística, económica, deportiva o simplemente humana”34.
Uno de los primeros homenajeados fue el artista Juan
Barjola, pero los poseedores de esta Encina Cúbica (309) son
muy numerosos a lo largo de las veintisiete ediciones que
ha completado la historia del galardón. La creación, aunque
anterior a la serie Encinas, podría englobarse perfectamente
entre las piezas que trabaja hoy nuestro artista. El hecho
es interesante porque adelanta tanto esta serie como otras
ligadas al pequeño formato y la combinación del hierro y
la piedra, como Libros o Hierro en la piedra, en la idea de
modificar hacia el surrealismo un elemento natural. La
piedra cúbica, simétricamente dispuesta, situada sobre
ramas metálicas unidas a una peana de granito extremeño,
representaría la idea de “arraigo, unión, fortaleza y un deseo
Encina cúbica, 1989 de trascendencia”.35

34
  Redacción, “Historia de los Premios” en Hoy.es, http://www.hoy.es/extremenos-de-hoy/historia/, 2013, Fecha de consulta: 21/07/2014.
35
  Julián LEAL, “La encina cúbica”, en Diario Hoy, 19/04/1989, p. 5.

117
El escultor José Luis Hinchado Escultura honorífica y funcional

Derivado de esta creación, también hay que mencionar un


segundo diseño, igualmente atractivo y avanzado. La Cigüeña
cúbica (310), en sus veinte reproducciones, fue creada para la
empresa Mapfre, que repartía sus premios desde la delegación
extremeña a personajes de la región y también ajenos a la misma.
Sobre una base de granito, y sostenida por un vástago metálico,
la pareja de aves entrelazadas se sostienen en vertical, aunque
recogidas sobre sí mismas. La superficie está muy pulimentada y
las formas curvas y estilizadas invitan al tacto, por lo que cumple
perfectamente su función.
Para las Bodegas Viña Extremeña, Hinchado realizó en 1998
su pequeña obra El vendimiador (312). Las Bodegas y la Fundación 625 líneas, 2007 Lámpara plafón de mármol, 2010

Schlegel querían reconocer con este galardón a personalidades del


mundo del arte, la política o la cultura cuya labor hubiera servido También José Luis Hinchado ha asumido en su carrera obras de carácter funcional. Ha diseñado
para el acercamiento entre los pueblos. La pieza en bronce es una carteles y stands, fabricado muebles y ejecutado puertas monumentales, sin abandonar en todo ello
obra figurativa con el personaje inclinado sobre un capazo al que su concepción escultórica. En palabras del autor referentes a esta práctica:
dirige unos racimos. La factura sencilla y la posición un tanto “Supone un reto, pues tiene que ser artística, tiene que ser creativa, pero tiene que funcionar. Eso es un

incómoda no la sitúan entre sus mejores creaciones. Entre las valor y una dificultad añadida”.

personalidades reconocidas habría que destacar al político Mijail Ya durante la carrera tuvo que afrontar este tipo de trabajos, comenzando por la pura necesidad de
Gorbachov o al Papa Juan Pablo II, quién la aceptó, pero cuya Cigüeña cúbica, 1997 una mesa para uso personal. Se sirvió entonces de un bloque de mármol que talló de manera irregular,
enfermedad y posterior fallecimiento impidieron recibir la obra36. con una base de madera y un carácter informalista. Además de una obra eficaz, era extraíble de su
Con un carácter más esporádico nuestro artista realizó otra escultura honorífica para la Radio contexto original y susceptible de ser entendida como una obra abstracta independiente. Siguiendo en
Comarca de Alburquerque, emisora encargada de otorgar los premios “Alburquerqueño del año”. En este esa dinámica, muchos de los muebles de su casa-taller en Alcazaba han sido realizados por él mismo,
caso, la escultura fue una encina blanca, aludiendo al nombre (Alba Quercus) de la población extremeña, primando en algunos el componente estético sobre el práctico, pero todos con su impronta personal.
y como peana actuó una radio negra creando un juego de contrastes. Para Olivenza también realizó un Hoy sigue ocasionalmente respondiendo a encargos particulares. Sus obras mantienen un
aporte similar, pero en este caso el símbolo empleado fue la Puerta del castillo. Un centauro marmóreo componente estético que aporta originalidad al hogar o el lugar de trabajo y suponen un complemento
de concepción muy geométrica y aristada (asociado al personaje mitológico Quirón) se concibió para el para su actividad artística. Aunque concibe estas obras como una escultura, ha de tener muy en cuenta
certamen de cine médico Videomed, pero finalmente no encontraría continuidad como múltiple. factores como la ergonomía, la manipulación en interior, la instalación eléctrica en el caso de las
Cabe destacar por último el premio que preparó para la Asociación de Productoras Extremeñas lámparas, el montaje definitivo y la adecuación al uso para el que se vaya a destinar, que se impone
de Contenidos Audiovisuales con motivo del homenaje a Narciso Ibáñez Serrador en 2005 (313). En sobre cualquier otro elemento decisorio. La ejecución de estas piezas se aleja de la creación industrial
esta ocasión, y ante el fondo lineal sugerido en el título, 625 líneas, la obra presentada era un marco mecanizada del mueble convencional y se ajusta a un tratamiento individualizado. Los procedimientos
que, a modo de televisor, permitía la visualización en mármol rosa de unas formas orgánicas en empleados son los mismos de los que se sirve en sus obras artísticas: talla, soldadura, recortes de
alusión a las personalidades que trabajan en el medio audiovisual. chapa, etc. y se enfrenta a cada encargo con el interés de construir algo en el espacio, del mismo modo
que haría con una escultura.

  Redacción, “Bodegas Viña Extremeña y la Fundación Schlegel entregan en Moscú a Mijail Gorbachov el Premio Vendimiador
36 Sus lámparas presentan varias opciones materiales y estéticas. La titulada Nido (314), de gran
de Bronce en su VII edición” en Hoy, 08/07/2005, p. 7. formato, fue construida con varillas de hierro dispuestas de forma circular con cierto carácter orgánico

118 119
El escultor José Luis Hinchado

17  Escultura pública


y efectos de transparencia. Más elegantes resultan las
diseñadas con delicadas láminas de mármol, soportadas
por finas estructuras de hierro o a modo de plafón. Su tono
acaramelado produce un efecto cálido que se difumina en
la superficie o asoma por finas rendijas (315-316).
Grandes Mesas rectangulares han resultado igual-
mente muy eficaces. Una por ejemplo reproduce el logo
de la empresa con finas letras de mármol bajo la super-

A
ficie de vidrio, aguantando la estructura por bandas de
hierro geométricas (318). Otra para un particular (317) unque por cronología deberían haberse insertado en etapas interiores, hemos optado por agrupar

participa de un lenguaje sencillo pero efectista. Una gran en un solo capítulo algunas de las intervenciones de José Luis Hinchado en la escultura pública,

lámina de cristal reposa sobre cuatro apoyos de hierro que conscientes de que tienen una proyección singular. A pesar de no moverse en los circuitos tradicionales
Mesa, 2014
se extienden en ramas organicistas de acero corten. del arte y mantenerse distanciado de las instancias políticas, el artista ha logrado introducir su escultura

El artista ha elaborado también rejas con referencias vegetales para ventanas y puertas (320). en la vía pública, aprovechando iniciativas de particulares, simposios o conjuntos arquitectónicos

Pero destaca recientemente una gigantesca puerta para una finca que se articula mediante paneles de municipales.

acero distribuidos por capas en una compleja y rica trama; construye así un auténtico puzle geométrico, El Busto de la Matrona (322) en Cheles del año 1993 fue el que abrió la incursión del artista

muy rítmico y equilibrado (321). en el campo monumental. El Ayuntamiento es quien gestionó este primer encargo, pagado por
suscripción popular, para homenajear a María Aurora Fuertes Ortega, matrona de la localidad
bajoextremeña. Se trata de un busto de grandes
dimensiones y aunque cumple la función de evocar a
la retratada, sí es cierto que la empresa no fue resuelta
con mucha calidad. Los problemas vinieron por contar
como modelo tan sólo con dos pequeñas fotografías
donde la protagonista no era muy reconocible, al llevar
además la cabeza cubierta con un pañuelo. Tampoco
fue afortunado trabajar la obra desde una perspectiva
cenital cuando estaba destinada a ser vista desde abajo
y además el tamaño demasiado grande para un busto

Puerta monumental, 2014


no contextualizaba la pieza dentro del entorno urbano.
Errores de juventud, sin duda, aunque de ellos también
se aprende y en el resto de su producción no volverá a
darse esta circunstancia.
Otro rostro fue el que realizó para ser erigido en
Alburquerque en 1996, éste con muy adecuada resolu-
ción (323). Es un retrato de Aurelio Cabrera, escultor,
dibujante, pintor, arqueólogo, historiador y promotor
Monumento a Aurelio Cabrera, 1996 cultural de la localidad, una de las personalidades más

120 121
El escultor José Luis Hinchado Escultura pública

interesantes de la plástica extremeña37. Por todas estas razones el


ayuntamiento quería rendirle homenaje y surgió la iniciativa con
el beneplácito del alcalde, enmarcada en un proyecto más amplio
ligado al hermanamiento entre el Alburquerque español y el de
los Estados Unidos. Hinchado asumió encantado esta “escultura
para un escultor”. Para resolver el encargo, nada mejor que inspi-
rarse en el potente Autorretrato que Cabrera realizó en 1935 antes
de ser fusilado tras la Guerra Civil. Optó así por un estilo faceta-
do, siguiendo la impronta que el propio Cabrera solía dejar en sus
imágenes y completando de esta forma su homenaje al que fuera
compañero de oficio casi con un siglo de diferencia.
En los años 2001 y 2005, con motivo de dos simposios de
escultura realizados en las localidades portuguesas de Vila Viçosa
y Alpalhão, José Luis Hinchado dejó en ellas sendas obras de
El dedo de Dios, Alpalhão 2005 escultura pública. Para la primera realizó su Baobab hembra (324),
donde interactuaban las realidades femenina y arbórea, asumiendo
el árbol los caracteres sexuales femeninos. La segunda es El dedo
de Dios (325) y se engloba dentro de su figuración característica
para esta parte del cuerpo, que había integrado ya en Camino de
Creación. Con ella consigue crear una escultura que dialoga bien
con las casas colindantes y se mimetiza con el paisaje urbano, a
pesar de ser una obra original e impactante, pues es, en definitiva,
un dedo enhiesto situado a pie de calle.
La Fuente realizada para la Rotonda de Cuatro Caminos en
Olivenza (326) es uno de los proyectos más ambiciosos llevados
a cabo por el escultor badajocense y una combinatoria de sus
distintos estilos. Por su condición de encrucijada, articula cuatro
bloques en piedra de 6 metros de altura, montado cada uno por
tres tambores superpuestos. En la base se muestra la herencia
portuguesa, al incluir piedras de mármol portugués de color claro,
Fuente de Olivenza, detalle Fuente de Cuatro Caminos en Olivenza, 2006
como sus calzadas, con las piedras negras que sugieren el cruce de
caminos.
El primero de los bloques es figurativo y alude al papel humano en la cultura y la transmisión
Trabaja cada uno de los pilares en sus caras exteriores y con diferentes lenguajes plásticos. Su
del conocimiento. De forma sutil se ha permitido incluir su autorretrato entregando una manzana a
combinación simboliza las culturas que han pasado por Olivenza y Extremadura.
su entonces pareja Elena. Esta presencia autobiográfica quiere reflejar la armonía entre países, ya que
ella era de origen ruso y él español. Con esa idea de hermanamiento alude al diálogo entre España y
37
  Ver Moisés BAZÁN DE HUERTA, Aurelio Cabrera Gallardo, Badajoz, Diputación Provincial, 1992. Portugal en un lugar con tanta tradición y problemática histórica como ha tenido Olivenza.

122 123
El escultor José Luis Hinchado Escultura pública

Precisamente esta ciudad es la que condiciona la creación del siguiente pilar. En él se superponen Similar a esta obra, entre los proyectos que no
los principales edificios arquitectónicos que han ido marcando la historia de Olivenza desde la llegaron a llevarse a cabo por parte del escultor, des-
prehistoria, pasando por las épocas romana, medieval, renacentista y barroca. Recrea así de forma taca el que presentó para el Parking de la Plaza de
libre desde un dolmen hasta la puerta de Alconchel, el Alcázar y la ciudadela, la puerta del Museo Conquistadores de Badajoz y que incluimos por su
Etnográfico, la portada manuelina del Palacio de los Duques de Cadaval, el Convento de la Concepción, interés (327). Esta obra pretendía ser un homenaje a
la iglesia de Santa María Magdalena o la Puerta del Calvario. los descubridores extremeños y la habrían conformado
Otro de los monolitos presenta únicamente hojas talladas en el mármol. Las hojas de parra son bloques de 10 metros de altura. Un total de 8 piedras
una alusión al mundo árabe, pues su trama recuerda a los ornamentos propios de aquella cultura; de color gris azulado habrían sido trabajadas con
pero también es su forma de reflejar la importancia de la tierra y la agricultura no sólo en Olivenza, diferentes texturas. El objetivo último que pretendía
Proyecto para la Plaza de Conquistadores
sino en toda Extremadura. Siguen una tipología similar a la que vemos en los Fractales, introduciendo era reflexionar en torno al hecho de abandonar la tierra de Badajoz
así un nuevo guiño interno. La inclusión de una libélula entre las parras busca captar lúdicamente la natal, adentrarse en el agua y descubrir otra tierra al otro
atención del espectador, que ha de intentar localizarla. lado del mar, por lo que el líquido elemento volvería a estar de nuevo muy presente. Cada uno de los
La cuarta pieza es completamente abstracta con algunas referencias al discurrir del agua bloques empezaba con una sección cuadrangular que hacia la parte superior variaba para posicionarse
fluyendo entre canales. Resalta con ello su importancia para la agricultura y la afluencia de pantanos en las diferentes formas en las que el agua tiene de presentarse: mar en calma, marejada, marejadilla,
existentes en la zona, pero también su propia condición como fuente urbana. alborada, huracanada... En la parte inferior, además, estaba proyectado labrar esas texturas para que
los invidentes pudieran también ser partícipes y entender lo que el escultor presentaba en la parte
alta, aunque con un carácter más bidimensional. Buscando cubrir el diámetro de 30 metros resultante
entre los bloques, habría recurrido de nuevo a surtidores
que ayudarían a generar, a través del agua pulverizada,
una sensación de humedad. Justo en el centro proyectó
una pieza de piedra redonda a modo de esfera terráquea
y una rosa de los vientos metálica rodeada con una gran
cortina de agua. La complejidad del proyecto fue lo que
acabó causando la negativa de la constructora, aunque
habría supuesto, sin duda, un hito escultórico con el
que combatir las altas temperaturas del verano y un
concepto de disfrute social muy interesante.
La obra Fertilidad de Alcazaba del año 2009 (328),
Fuente de Olivenza (vista nocturna iluminada) ya adelantada en el apartado dedicado a los Fractales,
fue promovida con motivo del 50 aniversario del pueblo.
Podría unirse en cierto sentido esta escultura con otras del artista en las que el agua es un com- El surgimiento de esta población dentro de los planes de
ponente importante. Aquí el agua es también un elemento compositivo, al hacer que los cuatro bloques colonización de Extremadura ha ligado la corta historia
contacten entre sí mediante cortinas de líquido que se cruzan en el centro del conjunto escultórico. del poblado a la vida agrícola y, en definitiva, al campo.
Además, el juego de luces con los focos influye en el agua y ello podría remitir a otras series como Buscando homenajear de algún modo este aspecto del
Referencias, al incluir el color como parte importante del elemento escultórico. Con esos efectos com- pueblo, que es su actual residencia, decidió realizar
binatorios de luz, color y agua, tan recurrentes en su obra, el fin último es lograr un espacio en el que la escultura a cambio únicamente del coste del mate-
los cuatro bloques se unan y no se distinga dónde comienza uno y dónde acaba el otro. rial. Buscó centrarse en la fertilidad de la tierra que, en Fertilidad, Alcazaba, 2009

124 125
El escultor José Luis Hinchado Escultura pública

esencia, había sido la causante de la fundación de dicha localidad. Por ello, y a través de sus Fractales, sectores de la sociedad. El abanico de presencias es muy variado: hombres con traje y sombrero;
Hinchado crea un torso femenino de 4,5 m de altura con hojas y flores, entre las cuales, a la altura mujeres de distintas edades con paraguas o bolsas de la compra; niños con globos o cometas,
del pubis, se sitúa una libélula que haría alusión a la fecundidad. Enclavada en la Plaza de España de skaters, bailarinas, jóvenes que posan sentados o con los brazos en jarras… incluso perros y aves
esta población, dialoga adecuadamente con el entorno natural del ajardinamiento pero, a su vez, su completan el conjunto. Sus actitudes además son muy diferentes: caminan, desfilan, saltan,
carácter arquitectónico la hace convivir con los edificios que rodean su localización. dialogan o esperan, en un friso cosmopolita que se superpone en capas adaptándose a la fisonomía
Entre las obras más espectaculares destaca la situada en el Palacio de Justicia de Mérida, del rostro.
del año 2010 y titulada Nuestra herencia romana (330). Está hecha, como la anterior, siguiendo el Asesoramos a los arquitectos responsables de la empresa dándoles opciones en la fase previa.
sistema de Fractales, ahora con pequeñas representaciones de personas que encarnan todos los Una vez elegida, hemos seguido el proceso constructivo de la cabeza en innumerables etapas, en las
que la adición de piezas parecía no tener fin. La dedicación y el pormenor vertidos son dignos de
encomio y el resultado realmente espectacular. Todo apunta a que el artista disfrutó con el proceso
y fue muy generoso con el mismo.
Iconográficamente, la idea era representar la cabeza semienterrada, como asomando a
modo de auténtica “herencia romana”, ya que la justicia actual deriva en buena medida de esos
orígenes, y no olvidemos que estamos en la capital de la Lusitania. La obra muestra la venda
en los ojos como atributo propio de esta alegoría. La construcción a base de Fractales soldados
con figuras humanas va más allá de ser un mero
soporte técnico. Expresa la idea de que la Justicia
es fruto de la sociedad que la crea y además afecta
a todos por igual.
La actividad monumental de José Luis
Hinchado se ha visto incrementada en los dos
últimos años. Con menores pretensiones abordó
un Memorial a Maruja Navarro en el balneario de
Alange (Badajoz). Una elegante arquitectura de
mármol blanco se ahueca en su interior abriendo
una ventana por la que se pueden contemplar las
vistas de las que disfrutaba en vida su protagonista.
Emotivas frases de su pareja recorren el marco en
un cúmulo de recuerdos que hace al espectador
testigo de su complicidad. La suavidad del mármol
se combina con la calidez del metal, que crece
desde el suelo en ramificaciones que envuelven la
piedra en una suerte de renacimiento y acompañan
el recuerdo de esta amante de su tierra. Es un
conjunto sobrio y digno que busca rememorar la
figura del “alma del balneario”, como se cita en la
Nuestra herencia romana. Palacio de Justicia de Mérida, 2010 propia escultura. Memorial en el Balneario de Alange

126 127
El escultor José Luis Hinchado Escultura pública

Intervención en la Plaza de San José. Los Santos de Maimona, 2015

un punto de fantasía. Estrellas, aves, parejas besándose, madres con hijos, un hombre corriendo o un
niño volando gracias a unos globos son algunos de los protagonistas. En definitiva un conjunto donde
las personas puedan reconocerse y convivir en un espacio ennoblecido por la intervención artística.
Puertas del Espacio Convento en Badajoz, 2014

Entre lo funcional y la escultura pública, pues cumple ambas condiciones, se sitúa el siguiente
ejemplo. Los Fractales sirven aquí para configurar una obra de carácter monumental. Las Puertas del
Espacio de Cocreación [Co]nvento en Badajoz (332) presentan un grupo de siluetas humanas que con-
forman una doble entrada en bisagra. Su cosmopolitismo sugiere que el lugar al que se accede recibe
a todo tipo de visitantes y pretende ser un enclave de la población y para la población. Acompañando
a la puerta monumental se encuentra un vallado nada tradicional, conformado por ramificaciones
de acero que, además de cumplir su función de impedir el acceso, crean un interesante juego de lu-
ces y sombras por el dinamismo de su construcción.
Con su reciente intervención en la Plaza de San José de los Santos de Maimona (333), Hinchado
soluciona un espacio muy distinto a los previos. Se trata en realidad de un amplio relieve dispuesto
sobre el muro a través sus particulares siluetas a gran escala. Hablamos de una superficie de 35 metros
de largo por 7 de altura que ocupa uno de los flancos de la plaza y para cuya resolución contó con la
colaboración de Jorge Juan Espino.
El espacio está dominado por una angulosa combinación de líneas abstractas que crean un
intenso juego de luces y sombras. La trama se superpone a un reducido número de figuras, en la línea
de las diseñadas para Nuestra herencia romana. Son personajes cotidianos aunque incluyan también

128 129
18  Otra forma de hacer arte:
Invasiones, 10 x 10 y 11 + 1

J unto con el fotógrafo Pedro Casero y el pintor Jorge Juan Espino, José Luis Hinchado comenzó
en el nuevo siglo una asociación que ha dado lugar a unas series muy prolíficas. Sus novedosas
propuestas, fruto de la estrecha cohesión profesional y estética, han contribuido a la revitalización
artística de la ciudad de Badajoz. Alejados del sistema tradicional de galerías, estos autores apuestan
por el contacto directo con el público y lo hacen en sus propios espacios de trabajo o en locales cedidos
y preparados puntualmente para sus eventos.
Desde 2011 abogaron por una práctica que ha tenido continuidad en sucesivos años. Primero, con
sus Invasiones, los tres artistas fueron capaces de encontrar lugares no diseñados en principio para
albergar arte, pero que, tras adaptar el espacio, acogieron
exposiciones con una duración aproximada de un mes. Las
muestras giraban en torno a una determinada temática o
bien sumaban propuestas individuales para sacar a la luz
los últimos proyectos en que cada uno estaba involucrado.
La primera de las iniciativas se ubicó en la Empresa
de Ingeniería y Arquitectura “Sierra Clara”, cuyo espacio,
situado en la calle Santa Lucía de la capital badajocense,
alojaría con el tiempo la galería de arte “Red Brick”. En
esta exposición, José Luis Hinchado y sus compañeros
propusieron el Daily Vernissage. Basado en el acto social
que realizaban los artistas para el barnizado (vernissage) de
sus obras, previo a la revelación al público de sus últimas
creaciones, los autores pretendían mantener a diario el
contacto con los espectadores para prolongar en el tiempo
esa idea de presentación social38. En esta muestra José Luis Siluetas al cubo en Invasiones, 2011

38
  Pedro MONTERO, “Daily vernissage, con Jorge Juan, José Hinchado, Mª José Gutiérrez y Pedro Casero, en Sierra Clara” en El
Avisador de Badajoz. http://elavisadordebadajoz.zoomblog.com/archivo/2011/06/20/daily-vernissage-con-Jorge-Juan-Jose-H_2.html
Fecha de consulta: 24/06/2014.

131
El escultor José Luis Hinchado Otra forma de hacer arte: Invasiones, 10 x 10 y 11 + 1

Hinchado daría por primera vez a conocer dieciocho de sus Fractales y Negativos. Además de Jorge Juan
y Pedro Casero, también fue invitada a la exposición la artista María José Gutiérrez, quien sorprendió
con sus obras realizadas con tubos de neón.
El objetivo de estas invasiones era también difundir entre el público otra forma de mirar el
patrimonio, puesto que los lugares seleccionados son siempre interesantes culturalmente. De este
estudio los autores querían destacar la estructura original de ladrillo, las arcadas y la puesta en valor
de un espacio que, en definitiva, nunca había sido destinado para fines artísticos. Se ofrecía por tanto al
espectador una alternativa para contemplar arte fuera de los circuitos tradicionales. Ello requería por
parte de los creadores adaptar el espacio a las necesidades expositivas y ellos mismos se encargaron
de las tareas de bricolaje, iluminación y acondicionamiento. La buena recepción les animó a repetir la
experiencia en los años siguientes.
El segundo lugar seleccionado fue el
Estudio de Arquitectura de Jaime Olivera y
Daniel Jiménez, en la calle Arco Agüero de
Badajoz. Aquí, José Luis Hinchado volvería a
trabajar con sus compañeros en una exposi-
ción denominada Artitecturas. Buscaban poner Art Libris. Invasión de la Librería Universitas, 2013
en relación diferentes artes, aprovechando el
uso normalizado que se tiene de ese espacio lleno y el vacío en una preocupación por el espacio sugerida por el propio contenedor de la muestra. Y
como lugar de creación artística y arquitec- es que el estudio de Olivera y Jiménez se caracteriza por la diafanidad y la luminosidad, con grandes
tónica. Esta temática envuelve las obras de cristaleras que ayudan a que el espacio aparente ser mucho más amplio de lo que realmente es.
los artistas y además se invitó a participar al La tercera de las Invasiones, en 2013, fue en la Librería Universitas de Badajoz, con motivo del
pintor Hanno Sauer. Cuadros, esculturas, fo- 40 Aniversario de esta empresa y para conmemorar el Día del Libro. Conocida como Art Libris, para ella
tografías y grabados, con diferentes texturas se realizaron obras dedicadas a la lectura. Su temática encontraría continuidad en los Libros que ese
y técnicas, dialogaban con la arquitectura en mismo año protagonizaron la serie de Hinchado en 10 x 10. A los tres autores mencionados se les añadió
múltiples vertientes. la artista Alejandra Valero, quien junto a ellos trabajó en esa idea de conquistar el espacio combinándolo
Hinchado presentó obras en hierro que con el mundo del texto. En ese sentido, y como informaba la reportera Mercedes Barrado:
seguían prototipos de los Fractales y Negativos “La librería era un desafío porque el trasiego de clientes y el proceso de venta la separan de la habitual asepsia
pero con temática propiamente arquitec- y neutralidad que se supone a las salas de exposición. Si esas paredes conceden de entrada un realce algo teatral

tónica. En este sentido habría que destacar a las obras en ellas colgadas, en Universitas se complica la puesta en escena de las creaciones artísticas”39.

Artitectura VI (230), en la que el escultor Respecto a esa complicación, Hinchado entendía que la obra se “mimetizaba” con el entorno

adelanta el juego de contención de espacios debido a que era un espacio que “absorbía todo” por la inmensa cantidad de libros que contiene. La

que desarrollará en años posteriores con misma sensación era compartida por el resto de los artistas, quienes buscaban como él explorar el

algunas de sus Cajas de Luz. En ella, un gran diálogo entre la cultura literaria y la cultura plástica.

cubo horadado por negativos de hojas encierra


una cúpula realizada con los positivos de 39
  Mercedes BARRADO TIMÓN, “Leer libros, leer arte” en Hoy.es 23/04/2013 http://www.hoy.es/v/20130423/sociedad/leer-
esos mismos vegetales. Trabaja así la idea del Artitectura VI, 2012 libros-leer-arte-20130423.html Fecha de consulta: 23/06/2014.

132 133
El escultor José Luis Hinchado Otra forma de hacer arte: Invasiones, 10 x 10 y 11 + 1

La cuarta invasión ha supuesto, en 2014, la toma del


Espacio de Cocreación “[Co]nvento”. Es un edificio del
centro histórico que había sufrido el estado de ruina y que ha
sido recientemente restaurado para acoger fines culturales.
Popularmente conocido como El Convento, aunque no es muy
probable que fuera uno, alberga en su interior un claustro
pequeño, posiblemente de vivienda y fechable en torno al siglo
XVII. Independientemente de ello, los artistas han establecido
un diálogo con el entorno a través de su exposición Conviento,
promoviendo en esta ocasión la idea de lugar de reunión, como
ya usara Gonzalo de Berceo, para dar a conocer al público sus
últimas creaciones. En este caso Hinchado expuso algunas de

Recorridos Conviento II, 2014 sus Cajas de Luz, aunque en diálogo con obras anteriores que
también utilizan la idea de recipiente.
También realizadas junto a Pedro Casero y Jorge Juan, las exposiciones 10 x 10 surgieron para
potenciar el mercado del arte en tiempos de crisis. La mecánica es la siguiente: cada autor realiza 10 obras
distintas en tandas múltiples de 10, vendiéndolas al precio uniforme de 100 euros y garantizando al cliente
que como mucho existen hasta 10 copias de la misma obra. El proceso es similar al de la obra gráfica,
aunque en el caso de Hinchado, al adaptarlo al lenguaje escultórico, la reproducción de cada ejemplar
se hace de forma individual y no mecánica. Es inevitable la repetición del motivo, claro, pero cada una
de las piezas se realiza con cuidado y esmero, utilizando sus materiales clásicos: el mármol y el hierro.

Vista parcial de 10 x 10 en el estudio de Jorge Juan Espino. 2015

Esculturas múltiples de José Luis Hinchado este encuentro lleva realizándose desde 2011 con periodicidad anual. Ellos diseñan las invitaciones,
coordinan la inauguración y son los encargados de custodiar la muestra durante el horario de apertura
En estos casos no tiene por qué haber una temática común, como en las Invasiones. La oferta de al público. El autor lo equipara casi con un happening:
cada autor depende sólo de su propia decisión, por lo que podrían considerarse como tres exposiciones “La gente entra en el espacio esperando que la sorprendan y no solamente son meros espectadores, sino que
individuales. Con sede en el taller del pintor Jorge Juan Espino, en la calle Santa Lucía de Badajoz, tienen que implicarse en la compra, en la decisión de la compra: ¿qué obra elijo?, ¿cuál me gusta más?...”

134 135
El escultor José Luis Hinchado Otra forma de hacer arte: Invasiones, 10 x 10 y 11 + 1

Es una idea de democratización del arte, para que todo el mundo se sienta implicado, consiguiendo
un ambiente festivo, pues todos tienen la idea de participar directamente en el hecho expositivo. Sirve
para que los conceptos de arte inasequible varíen en los ciudadanos y que en las casas se empiece a
valorar su presencia. Son ya cinco las convocatorias que han consolidado esta propuesta como una
más dentro del panorama artístico pacense. Pese a ser una exposición limitada, Hinchado opina que:
“son obras de pequeño formato pero grandes conceptualmente que se proponen como una metáfora de lo
valioso que se ofrece en un pequeño contenedor”.40
En este sentido, aunque es la menor de sus exhibiciones anuales, es la que particularmente
Hinchado considera más importante, puesto que la gente está más implicada, da mucho trabajo,
obliga al artista a crear e involucrarse de pleno en ella, desde la planificación inicial, pasando por la
creación artística y finalizando con la gestión comercial. Es por tanto todo un reto, ya que lo que se
ofrece tiene que ser pequeño, expresivo, de calidad y reproducible, lo que implica un gran sacrificio e Contenedor del libro-objeto La Raya , 2006, y creación para el mismo de José Luis Hinchado
ingenio por parte del artista.
11 + 1 es la tercera opción expositiva anual, en este La Raya es un interesante proyecto de libro-objeto, que Hinchado realizó bajo la dirección de Alfonso
caso realizada con más autores badajocenses. Se gestiona Doncel junto a Pedro Almoril, Pedro Felipe, Enrique García Fuentes, Arni Giraldo y Antonio Sáez Delgado,
siempre con motivo de la Noche en Blanco en Badajoz. además de Jorge Juan Espino y Pedro Casero. Con el subtítulo “una invitación al pensamiento expansivo”,
Jorge Juan, Pedro Casero y José Luis Hinchado organizan La Raya fue concebido como un contenedor de sesenta ejemplares numerados y cada uno de ellos alojaba
una exposición para un total de once artistas, incluidos una veintena de piezas de los diferentes artistas. Propuestas figurativas y abstractas, hormigas metálicas,
ellos mismos, pero que tiene como fin homenajear por su
cubos pluridimensionales, hélices marmóreas, grabados, fotografías, crónicas ficticias e incluso una
trayectoria a un duodécimo autor, al que se cede el mejor
banda sonora, servían para reflexionar en torno a la descontextualización, la paradoja de la percepción y
lugar de la muestra. Utilizando un estudio de Jorge Juan
el significado de las cosas, relacionando todo con ese concepto de “raya” y sus múltiples acepciones.
Espino con mayores dimensiones, vuelven a mostrar la
“Desde el punto de vista del “lector”, la obra permite tantas “visiones” o “lecturas” como espectadores
preocupación del grupo por la gestión y la potenciación del existan. Se puede gozar con la posesión de un libro bellamente encuadernado, con la contemplación de los
arte en Badajoz al margen del sistema tradicional de galerías. grabados o las fotografías o escuchando música”42.
Esta práctica múltiple permite asegurar tres exposi- La propuesta con la que Hinchado contribuyó a este contenedor de arte fue una sencilla pero eficaz
ciones al año en Badajoz y fomentar la actividad cultural escultura múltiple en mármol, cuyas piezas había que ensamblar sobre una base. Con esta invitación
de la capital pacense. En concreto, busca que con estas al DIY (Do It Yourself), se adaptaba de forma consecuente a la novedad del proyecto. En ella combina su
iniciativas, como la paralela de Artistas del Casco Antiguo, habitual intención lúdica con un mensaje que hace “referencia a la frágil condición humana, a veces
se impulse la figura del artista local y no tanto la del foráneo compartiendo y otras veces separados por motivos culturales, religiosos y políticos”.
Seta, en la exposición 11 + 1
que, por lo general, cuenta con más oportunidades . 41
“Hay una forma de hacer las cosas que no es la forma de hacer las cosas” es el lema para la
Así, aunque de forma menos regular, José Luis creación de todos los autores, logrando una propuesta experimental que, como señala Manuel Pecellín,
Hinchado ha intervenido además en otras muestras colectivas con creadores de la capital badajocense, busca romper con los convencionalismos estéticos y “es seguramente la obra gráfica más rotunda
como la citada Exposición de Artistas del Casco Antiguo que suele realizarse en la Sala “Vaquero jamás compuesta y publicada en Extremadura”43.
Poblador” de la Diputación de Badajoz.

42
  Julián LEAL, “Ocho creadores extremeños logran dar forma a un «libro-objeto»” en Diario Hoy, 26/01/2006, p. 60.
40
  Rocío SÁNCHEZ RODRÍGUEZ, “Corazones, multitudes de personas y sueños” en Diario Hoy, 17/12/11, p. 36. 43
  Manuel PECELLÍN LANCHARRO, “Magnífica empresa editorial” en Hoy.es. 24/02/2006 http://www.hoy.es/pg060224/prensa/
41
  Antonio GILGADO, “El Casco Antiguo como inspiración” en Diario Hoy, 23/03/2014, p. 21. noticias/Sociedad/200602/24/HOY-SOC-200.html Fecha de consulta: 23/06/2014.

136 137
19 Bibliografía,
hemerografía y webgrafía

A. P., “Tres artistas pacenses en París” en Diario Hoy, 27/10/2014, p. 36.

ALEJO RUIZ, Manuel, “Presentación” en HINCHADO MORALES, José Luis, Encinas, Badajoz, Sala
“Mapfre”, 1998, p. 3.

ARIAS, Mercedes, “Perfiles. José Luis Hinchado, bohemio, disciplinado, escultor”, Nuevo Guadiana, IV,
nº 8, 11/1998, pp. 20-21.

ARIAS COUCE, Mar, “José Luis Hinchado, pasión y obsesión por la piedra” en Diario Hoy, 09/05/1998.

BARRADO TIMÓN, Mercedes, “José Luis Hinchado muestra sus «encinas-fetiche» de mármol” en
Diario Hoy, 06/03/1998, p. 12.

BARRADO TIMÓN, Mercedes, “«Miradas abiertas» reúne la obra de artistas del Casco Antiguo pacense”
en Hoy.es, http://www.hoy.es/v/20120323/sociedad/miradas-abiertas-reune-obra-20120323.html
23/03/2012. Fecha de consulta: 23/06/2014.

BARRADO TIMÓN, Mercedes, “La muestra «El boceto» reúne arte joven y experimentado” en Hoy.
es, http://www.hoy.es//v/20121130/sociedad/muestra-boceto-rene-arte-20121130.html 30/11/2012.
Fecha de consulta: 23/06/2014.

BARRADO TIMÓN, Mercedes, “Leer libros, leer arte” en Hoy.es, http://www.hoy.es/v/20130423/sociedad/


leer-libros-leer-arte-20130423.html 23/04/2013. Fecha de consulta: 23/06/2014.

BARRALLO, Javier, “Arte Fractal. Las matemáticas más hermosas” en Revista Sigma, nº 26, 2005,
pp. 99-115.

BARRERA, Liborio, “La escultura de José Luis Hinchado evoluciona desde su origen clásico” en El
Periódico Extremadura, 23/03/1993, p. 23.

BARRERA, Liborio, “José Luis Hinchado altera sus esculturas con el agua” en El Periódico Extremadura,
16/02/2001, p. 57.

BARRERA, Liborio, “Esculturas e instalaciones en la plástica extremeña actual. La exposición


Recorridos muestra la obra de seis jóvenes artistas en el Centro cultural San Jorge” en El Periódico
Extremadura, Cuaderno del domingo, 04/07/2004, p. 15.

BAZÁN DE HUERTA, Moisés, El escultor Moisés de Huerta, 1881-1962, Bilbao, Bilbao Bizkaia Kutxa, 1992.

139
El escultor José Luis Hinchado Bibliografía, hemerografía y webgrafía

BAZÁN DE HUERTA, Moisés, “Relieves de Agua” en Catálogo de la Exposición “Agua en la Piedra” de José LEAL, Julián, “José Luis Hinchado, un joven escultor extremeño hecho a golpes de ilusiones” en Diario
Luis Hinchado, Cáceres, Diputación de Cáceres. Institución Cultural “El Brocense”, 2001, pp. 5-9. Hoy, 19/04/1989, p. 5.

BAZÁN DE HUERTA, Moisés, Recorridos. Esculturas e instalaciones, Badajoz, Editora Regional de LEAL, Julián, “José Luis Hinchado, atado a la piedra” en Diario Hoy, 02/03/1992, p. 7.
Extremadura, 2004.
LEAL, Julián, “Cheles erige la primera obra pública del escultor José Luis Hinchado” en Diario Hoy,
BAZÁN DE HUERTA, Moisés, “José Luis Hinchado Morales” en Plástica Extremeña, Badajoz, Fundación 11/09/1993, p. 13.
Caja de Badajoz, 2008, pp. 472-473.
LEAL, Julián, “Sinfonías de piedra” en Diario Hoy, 23/01/1995.
CORDOVILLA FERNÁNDEZ, Pablo, “Luis Landero, Alburquequeño del año” en La Glorieta, Albur-
LEAL, Julián, “Una delegación comercial viajará a Washington para promover Badajoz” en Diario Hoy,
querque, nº 42, 09/2000, p. 24.
01/05/1995, p. 8.
CORTÉS, Alfonso, “El mármol y el tiempo”, Nuevo Guadiana, 1990.
LEAL, Julián, “Sorpresa extremeña en Rusia” en Diario Hoy, Suplemento Fin de Semana, 04/11/1995, p. 1.
DE CUYPER, Christine, “José Luis Hinchado”, Bruselas, De Cuyper Art Gallery, 2007.
LEAL, Julián, “El escultor pacense José Luis Hurtado (sic) sorprende en Sevilla con sus obras” en Diario
DELGADO, Ana G. “El escultor José Luis Hinchado vende su obra en los Estados Unidos” en El Perió- Hoy, 12/03/1997, p. 18.
dico Extremadura, 20/03/1991, p. 21.
LEAL, Julián, “El escultor pacense José Luis Hinchado traslada su estudio a Badajoz” en Diario Hoy,
DELGADO, Ana G. “«En mis esculturas lo importante no es el acabado final, sino las ideas», afirma 18/07/1999, p. 10.
José Luis Hinchado” en Diario Hoy, 23/03/1993, p. 12.
LEAL, Julián, “El mármol y el hierro marcan la nueva línea creativa iniciada por José Luis Hinchado
DELGADO, Carlos, “«Recorridos». Esculturas e Instalaciones” en El punto de las Artes, Año XIX, en Diario Hoy, 23/11/2004, p. 59.
nº 748, 2004.
LEAL, Julián, “Ocho creadores extremeños logran dar forma a un «libro-objeto»” en Diario Hoy,
GARCÍA FUENTES, Enrique, La Raya. Una invitación al pensamiento expansivo, Badajoz, Ediciones del
26/01/2006, p. 60.
Oeste, 2006.
LEITON, G., “El Casco Antiguo. Denominador común de una treintena de artistas” en El Periódico
GILGADO, Antonio, “El casco antiguo como inspiración” en Diario Hoy, 23/03/2014, p. 21.
Extremadura, Edición Digital: http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/badajoz/casco-antiguo-
HERRERA, Celia, “«A los compradores de mi obra les doy una garantía de 3000 años»” en Diario Hoy, denominador-comun-treintena-artistas_643719.html 22/03/2012. Fecha de consulta: 23/06/2014.
15/05/1996.
LORENTE, Manuel, “Referencias de José Luis Hinchado” en ABC, 07/03/1997, p. 37.
HERNÁNDEZ NIEVES, Román (Coord.), Encuentro 2006. 10 Contemporáneos, Badajoz, Diputación de
LOZANO BARTOLOZZI, María del Mar, Escultura con futuro. Doce jóvenes escultores, Mérida, Asamblea
Badajoz, 2006.
de Extremadura-Ayuntamiento de Cáceres, 1989-1990.
HERNÁNDEZ NIEVES, Román, Museo de Bellas Artes de Badajoz. Catálogo de esculturas, muebles y otras
LOZANO BARTOLOZZI, María del Mar (Coord.), Plástica Extremeña, Badajoz, Fundación Caja de
piezas, Badajoz, Diputación de Badajoz, 2006.
Badajoz, 2008.
HINCHADO MORALES, José Luis, Referencias, Sevilla, Galería “Haurie”, 1997.
MARTÍNEZ ROMASANTA, Ascensión, “Un «libro-objeto» reúne obra de 8 artistas en torno a la Raya”
HINCHADO MORALES, José Luis, Encinas, Badajoz, Sala “Mapfre”, 1998. en La Crónica de Badajoz, 30/01/2006, p. 13.
HINCHADO MORALES, José Luis, Esculturas, Almendralejo, Viñexsa, 1999. MATEOS, Claudio, “El escultor del agua” en Diario Hoy, 11/02/01, p. 8.
J. A. R., “«La Victoria» acoge la primera muestra de José Luis Hinchado y Diego Gadir” en El Periódico, MELÉNDEZ GALÁN, Enrique, “La luz de la materia” en Catálogo de la Exposición Obra de Sabor Intenso,
Sanlúcar, 06/12/1992. Campo Maior (Portugal), Centro de Ciencia do Café, 2016.
J. H. M., “La sonoridad de José Luis Hinchado” en El Punto de las Artes, 24/10/1996, p. 7. MERZANOV, Sergei, “Hinchado” en Novosti Dnia, nº 64, Moscú, 26/09/1995.
KROSTINA, Olga, Catálogo de Exposición, Moscú, Galería Status Crosna, 1995.
MONTERO, Pedro, “Daily vernissage, con Jorge Juan, José Hinchado, Mª José Gutiérrez y Pedro Casero, en
LEAL, Julián, “El viernes se entregan los premios «Extremeños de Hoy 89»” en Diario Hoy, 19/04/1989, Sierra Clara” en El Avisador de Badajoz, http://elavisadordebadajoz.zoomblog.com/archivo/2011/06/20/
p. 5. daily-vernissage-con-Jorge-Juan-Jose-H_2.html 20/06/2011. Fecha de consulta: 24/06/2014.

140 141
El escultor José Luis Hinchado Bibliografía, hemerografía y webgrafía

MONTERO, Pedro, “Artitecturas de Jorge Juan, José Hinchado, Hanno Sauer y Pedro Casero, el 17, en Arco Redacción, “Seis artistas muestran sus obras en el centro cacereño San Jorge” en El Periódico
Agüero” en El Avisador de Badajoz, http://elavisadordebadajoz.zoomblog.com/archivo/2012/05/15/ Extremadura, 10/07/2004, p. 27.
artitecturas-de-Jorge-Juan-Jose-Hincha.html 15/05/2012. Fecha de consulta: 24/06/2014.
Redacción, “Seis creadores muestran su obra en la Sala Europa” en La Crónica de Badajoz, 06/09/2004,
MUÑOZ SANZ, Agustín, “Fuga de cerebros” en Gazetilla de la U.B.EX, 1992. p. 11.

MUÑOZ SANZ, Agustín, “Reivindicación de un escultor extremeño” en Diario Hoy, S. F. Redacción, “Viñexsa entrega a José Antonio Samaranch el «Vendimiador de Bronce»” en Diario Hoy,
04/09/2004.
NEGRETE, Francisco José, “Un monumento simbolizará la unión con la ciudad estadounidense de
Alburquerque” en Diario Hoy, 01/06/2003, p. 12. Redacción, “Bodegas Viña Extremeña entrega a Curro Romero el galardón «Vendimiador de Bronce»”
en Diario Hoy, 06/11/2004, p. 11.
NIKOGOSYAN, Nikolai, Opus, Madrid, Galería “4.17”, 1996.
Redacción, “Bodegas Peña del Valle, el arte de hacer buenos vinos” en Diario Hoy, 18/03/2005, p. 6.
NÚÑEZ, Cristina, “«Recorridos» reúne a seis artistas en una muestra interactiva” en Diario Hoy,
09/07/2004, p. 62. Redacción, “Bodegas Viña Extremeña y la Fundación Schlegel entregan en Moscú a Mijail Gorbachov
el Premio Vendimiador de Bronce en su VII edición” en Diario Hoy, 08/07/2005, p. 7.
PALOMO, Bernardo, “Diego Gadir y José Luis Hinchado. Centro Cultural «La Victoria»” en Diario de
Jerez, 11/12/1992, p. 19. Redacción, “La Filmoteca de Extremadura estrena hoy el documental «Recorridos»” en Diario Hoy,
17/02/2006.
PECELLÍN LANCHARRO, Manuel, “Magnífica empresa editorial” en Hoy.es. http://www.hoy.es/pg060224/
prensa/noticias/Sociedad/200602/24/HOY-SOC-200.html 24/02/2006. Fecha de consulta: 23/06/2014. Redacción, “El Museo de Bellas Artes inauguró ayer una muestra de 10 artistas” en Diario Hoy,
05/05/2006, p. 71.
PEDRAJA CHAPARRO, José María, “El viaje a Moscú” en Diario Hoy, 28/11/2001, Suplemento Árrago, p. 5.
Redacción, “Entrevista a José Luis Hinchado: «La escultura se basa en emociones y sentimientos en
PIRON, Paul, “Hinchado José Luis”, Dictionnaire des artistes plasticiens de Belgique des XIXe et XXe Siècles,
determinados momentos, siempre uso la proporción humana en mi obra»” en Región Digital,
Ohain-Lasne, Editions Art in Belgium, 2006, Vol. 3, p. 396.
http://www.regiondigital.com/ 02/05/2007. Fecha de consulta: 14/04/2014.
Redacción, “A. Luis Pérez Espacio, Primer Premio de la Bienal de Pintura para Noveles” en Diario Hoy,
Redacción, “El escultor pacense José Luis Hinchado expone en Bruselas y Nuremberg” en Hoy.es, http://
18/01/1986.
www.hoy.es/prensa/20070612/sociedad/escultor-pacense-jose-luis_20070612.html 12/06/2007.
Redacción, “Bienal de Pintura para Noveles” en Diario Hoy, 18/03/1986. Fecha de consulta: 23/06/2014.

Redacción, “Las dos provincias y el dedo que no cesa” en Diario Hoy, 1988. Redacción, “El COADE ofrece una exposición que mezcla pintura, escultura y fotografía” en Hoy.es, http://
www.hoy.es//20120904/mas-actualidad/sociedad/coade-ofrece-exposicion-mezcla-201209041829.
Redacción, “Esta noche se entregan…” en El Periódico Extremadura, 21/04/1989.
html 04/09/2012. Fecha de consulta: 23/06/2014.
Redacción, “Tiempo latino” en Feria y Exposición, Washington, 05/05/1995.
Redacción, “Artistas del Casco Antiguo de Badajoz ofrecen una exposición colectiva” en Hoy.es, http://
Redacción, “Vecherni Club” en Bomond, Moscú, 23/09/1995. www.hoy.es//20130318/ocio/agenda-hoy/artistas-casco-antiguo-badajoz-201303181239.html
Redacción, “José Luis Hinchado muestra sus «Referencias»”, en El Punto de las Artes, 14/03/1997, p. 25. 18/03/2013. Fecha de consulta: 23/06/2014.

Redacción, “Hoy se entregan en Mérida los premios Extremeños de Hoy” en Diario Hoy, 23/09/1999, p. 7. Redacción, “La visión del Cubo como concepto global en la VI exposición de Artistas del Casco Antiguo
de Badajoz” en Digital Extremadura, http://digitalextremadura.com/not/35295/la-vision-del-
Redacción, “Exposiciones. José Luis Hinchado” en Diario Hoy, 03/02/2001.
cubo-como-concepto-global-en-la-vi-exposicion-de-artistas-del-casco-antiguo-de-badajoz/
Redacción, “Klange aus dem Mund” en Mundentaler, Alemania, 05/09/2003, p. 3. 19/03/2013. Fecha de consulta: 23/06/2013.

Redacción, “Artistas extremeños unen sus propuestas en «Recorridos»” en El Periódico Extremadura, Redacción, “Artistas del Casco Antiguo ofrecen su visión sobre el Cubo” en El Periódico Extremadura,
Edición Digital: http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/escenarios/artistas-extremenos- Edición Digital: http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/badajoz/artistas-casco-antiguo-
unen-sus-propuestas-recorridos_116088.html 09/06/2004. Fecha de consulta: 23/06/2014. ofrecen-vision-cubo_722885.html 29/03/2013. Fecha de consulta: 23/06/2014.

Redacción, “Esculturas e instalaciones en la plástica extremeña actual” en El Periódico Extremadura, Redacción, “Historia de los Premios” en Hoy.es, http://www.hoy.es/extremenos-de-hoy/historia/, 2013.
04/07/2004, p. 15. Fecha de consulta: 21/07/2014.

142 143
El escultor José Luis Hinchado

20  Curriculum profesional


Redacción de Europa Press, “Tres escultores extremeños invitados al Proyecto ECHO que se celebra en
Alemania” en Diario Hoy, 19/08/2003, p. 47.

ROMÁN ARAGÓN, Lourdes (Coord.), Luces. Artistas del Casco Antiguo de Badajoz, Badajoz, Diputación de
Badajoz, 2014.

ROMASANTA, A. M., “Un «libro-objeto» reúne obra de 8 artistas en torno a la Raya” en La Crónica de
Badajoz, 30/01/2006, p. 13.

S. G., “Pequeños hurtos de esculturas”, en Tribuna de Salamanca, 15/04/2002, p. 9.

J
SÁNCHEZ RODRÍGUEZ, Rocío, “Corazones, multitudes de personas y sueños” en Diario Hoy, 17/12/2011,
p.36

SANFÉLIX, José María, Catálogo de Exposición “Esculturas de José Luis Hinchado”, Mérida, Galería de Arte ose Luis Hinchado Morales
“Agripa”, 2001, p. 3. Badajoz, 1965

TRIBALDOS GONZÁLEZ, Noemí, Colección artística del Ayuntamiento de Badajoz, Badajoz, Ayuntamiento Licenciado en Bellas Artes
de Badajoz, 2010.
por la Facultad de Santa Isabel de Hungría de Sevilla
VV. AA., Diccionario de pintores y escultores españoles del siglo XX. Apéndice A-Z, Madrid, Forum Artis, y Académico Correspondiente
1998. de la Academia de Bellas Artes de Granada.
ZOIDO, Antonio, “Arte” en Diario Hoy, 26/03/1993.

ZOIDO, Antonio, “Hinchado - Jorge Juan – Doncel” (1988) en RODRÍGUEZ, María Teresa (Coord.),
Antonio Zoido. La Crítica de Arte, Tomo II, Badajoz, Diputación de Badajoz, 2013, p. 444.

ZOIDO, Antonio, “La acabada escultura de José Luis Hinchado” (26/03/1993) en RODRÍGUEZ, María
Teresa (Coord.), Antonio Zoido. La Crítica de Arte, Tomo II, Badajoz, Diputación de Badajoz, 2013, Exposiciones individuales
p. 515.
1992
ZOIDO, Antonio, “José Luis Hinchado: «Opus», afán perdurable” (15/05/1995) en RODRÍGUEZ, María
Centro Cultural “La Victoria” de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).
Teresa (Coord.), Antonio Zoido. La Crítica de Arte, Tomo II, Badajoz, Diputación de Badajoz, 2013,
p. 569. 1993

ZOIDO, Antonio, “José Luis Hinchado, encinar escultórico” (03/1998) en RODRÍGUEZ, María Teresa
Exposición Mitología en el Colegio Oficial de Arquitectos de Badajoz.
(Coord.), Antonio Zoido. La Crítica de Arte, Tomo II, Badajoz, Diputación de Badajoz, 2013, p. 657. Club “Alcázar” de Almuñécar (Granada).
Hotel “Hurricane” de Tarifa (Cádiz).
Galería “Arte Elemental” de Tarifa (Cádiz).
1994
Galería “Arte Elemental” de Tarifa (Cádiz).
1995
Exposición Opus en Fundación Mapfre de Badajoz.
1996
Exposición Opus en Galería “Agripa” de Mérida (Badajoz).
Exposición Opus en Galería “4.17” de Madrid.

144 145
El escultor José Luis Hinchado Curriculum profesional

1997 Exposiciones colectivas


Exposición Referencias en Galería “Haurie” de Sevilla. 1984
1998 Premio San Francisco de Badajoz.
Exposición Encinas en Sala “Mapfre” de Badajoz. 1987
Feria de la Piedra en IFEMA de Madrid.
Caja de Ahorros de Badajoz.
Feria de la Piedra en Orlando (USA).
1988
2000
Exposición de Escultura en Aracena (Huelva).
Exposición Encinas en Viñexsa de Almendralejo (Badajoz).
Sala “Quercia” de Badajoz.
Exposición retrospectiva en Alburquerque (Badajoz).
Escultura con Futuro en Hervás (Cáceres) y sucesivas ediciones
2001 hasta 1990 en Mérida (Badajoz) y Cáceres.
Exposición Agua en la Piedra en Sala de Arte “El Brocense” de Cáceres.
1991
Exposición Referencias a Moscú en el Colegio de Arquitectos de Badajoz.
Heterodoxa en Galería “Trinidad Gutiérrez” de Jerez de la Frontera (Cádiz).
2002
1992
Feria de Arte Independiente de Madrid.
Ángeles en Galería “Arte Elemental” de Tarifa (Cádiz).
2003 Galería “Villanueva” de Sevilla.
Exposición Opus en Delf (Holanda).
1994
2004 Andex en Sala “Molviedro” de Sevilla.
Exposición Encuentros y Desencuentros en el Colegio de Arquitectos de Badajoz.
1995
2005 Galería “Status Crosna” de Moscú (Rusia).
Galería “Costa de Diego” en Gijón (Asturias). VI Encuentro en “Los Barrios” de Campo de Gibraltar (Cádiz).
Feria de la Piedra STONE+TEC en Nuremberg (Alemania). COEBA con motivo de la “Semana de Badajoz” en Washington (USA).
2007 Pequeño Formato en Galería “Haurie” de Sevilla.
Feria de la Piedra STONE+TEC en Nuremberg (Alemania). 1996
Christine De Cuyper Galery en Bruselas (Bélgica). Galería “Kreisler” de Madrid.
2008 Sala “Manezh” de Moscú (Rusia).
Feria de la Piedra. IFEMA en Madrid Feria “Arte” de Santander con la Galería “Haurie” de Sevilla.
Feria Internacional de Mueble y Diseño en Valencia. 1997
2009 Galería “Aitor Urdangarín” de Vitoria (Álava)
Galery Beukenhof en Kluisbergen (Bélgica). Feria “Artexpo 97” de Barcelona.
2013 1999
Feria de la piedra STONE+TEC en Nuremberg (Alemania). Galería “Fernando Serrano” de Moguer (Huelva)
2016 2001
Centro de Ciencia do Café en Campo Maior (Portugal). 6 x 26 en la Consejería de Cultura de Cáceres.

146 147
El escultor José Luis Hinchado Curriculum profesional

2002 2014
Feria Arcale de Salamanca. Galería “Croma” de Cáceres.
2003 Noche en Blanco de Málaga.
Galería “Gadiot & Mas” en Zomerzon, CONVIENTO. Espacio (CO)NVENTO. Badajoz.
Rotterdam (Holanda). Serie Árboles en 10 x 10.
Estudio de Jorge Juan Espino en Badajoz.
2004
11+1. Estudio-taller de
Recorridos. Esculturas e Instalaciones en Centro Cultural
Jorge Juan Espino en Badajoz.
“San Jorge” de Cáceres y Sala “Europa” de Badajoz.
Proyecto ECCHO (Experimental Cultural Concept 2015

for Heterogeneous Organiers) Escultura y Sonido Serie Casas en 10 x 10. Estudio de Jorge Juan Espino en Badajoz.
de Höfgen-Kadistzsch (Alemania). Exposición de Artistas del Casco Antiguo en Sala “Vaquero Poblador”
Galería “Dieleman” en Bruselas (Bélgica). de la Diputación de Badajoz.

2006
Noche en Blanco de Badajoz, en el Colegio Oficial de Arquitectos.
Encuentro 2006. 10 Contemporáneos en Museo de Bellas Artes de Badajoz. 11+1. Estudio-taller de Jorge Juan Espino en Badajoz.
Múltiple en el libro-objeto La Raya. Expuesto en MEIAC Badajoz, Évora y Casa Pessoa de Lisboa.
2011
Serie Corazones en 10 x 10. Estudio de Jorge Juan Espino en Badajoz.
Daily Vernissage en la Empresa de Ingeniería y Arquitectura “Sierra Clara” de Badajoz.
Obra seleccionada y premiada
11+1. Estudio-taller de Jorge Juan Espino en Badajoz.
1984
2012
2º Premio en “San Francisco” de Badajoz.
Serie Nubes en 10 x 10. Estudio de Jorge Juan Espino en Badajoz.
Miradas Abiertas. Exposición de Artistas del Casco Antiguo en Sala “Vaquero Poblador” de la 1985

Diputación de Badajoz. Accésit en la Bienal “San Francisco” de Badajoz.


Arte y Educación en la Facultad de Educación de la Universidad de Extremadura en Badajoz. 1986
Noche en Blanco de Badajoz en el Colegio Oficial de Arquitectos. 1er Premio “Europoster 86”.
11+1. Estudio-taller de Jorge Juan Espino en Badajoz.
1993
El Boceto en Instituto de Enseñanza Secundaria “Reino Aftasí” en Badajoz.
Selección en Certamen Nacional de Escultura de Caja Madrid.
Artitecturas en el Estudio de Arquitectura de Jaime Olivera y Daniel Jiménez en Badajoz.
1994
2013
Selección en LV Exposición Nacional de Artes Plásticas de Valdepeñas (Ciudad Real)
Art Libris en Librería “Universitas” de Badajoz.
Selección en V Bienal de Escultura de Murcia.
Serie Libros en 10 x 10. Estudio de Jorge Juan Espino en Badajoz.
Selección en V Jornadas de Esculturas de Macael (Almería).
Torre de Babel. Exposición de Artistas del Casco Antiguo en Sala “Vaquero Poblador”
Selección en XXVI Exposición de Bellas Artes de Cádiz.
de la Diputación de Badajoz.
11+1. Estudio-taller de Jorge Juan Espino en Badajoz. 1995
25 Años no es nada. Estudio Taller de Jorge Juan Espino en Badajoz. Selección en I Simposio Internacional de Escultura de Moscú (Rusia).

148 149
El escultor José Luis Hinchado Curriculum profesional

1996 Excmo. Ayuntamiento de Cheles, Badajoz


Selección en IX Concurso de Escultura – Busto de la Matrona (Escultura pública).
“Suso de Marcos” de Málaga. Excmo. Ayuntamiento de
Los Santos de Maimona, Badajoz
1998
– Intervención en acero corten
3er Premio “López-Villaseñor”
en la Plaza de San José (Escultura pública).
de Artes Plásticas de Ciudad Real.
Excmo. Ayuntamiento Mérida, Badajoz
1999
– Nuestra herencia romana (Escultura pública).
Selección en el I Certamen de Artes Plásticas
Excmo. Ayuntamiento de Olivenza, Badajoz
de la Sala “El Brocense” de Cáceres.
– Fuente monumental Cuatro Caminos (Escultura pública).
2001 Excmo. Ayuntamiento de Vila Viçosa, Portugal
Selección en el I Simposio Internacional – Baobab Hembra (Escultura pública).
de Escultura de Vila Viçosa (Portugal). Obra repartida por numerosas colecciones privadas en Argentina,
Austria, Bélgica, España, Estados Unidos, Francia, Holanda, Portugal, Rusia, etc.
2005
Selección en el III Simposio Internacional de Escultura de Alpalhão (Portugal).

Obra adquirida

Asamblea de Extremadura, Mérida – Entre dos mares.


Caja Duero de Salamanca – Picasso Creador o Destructor.
Empresa “Arge” de Sevilla – Diversas ilustraciones.
Excmo. Ayuntamiento de Badajoz – Transustanciación.
Periódico Hoy – Encina cúbica.
Viñexsa, Almendralejo – El Vendimiador.
Fundación Mapfre de Extremadura – Cigüeñas cúbicas.
Junta de Extremadura – Diversas ilustraciones.
Museo de Arte Contemporáneo de Moscú
– Un día nublado en Moscú. Adquirido por la Galería “Status Crosna” de Moscú (Rusia).
Museo “López-Villaseñor” de Ciudad Real – Venus de la Encina.
Museo de Bellas Artes de Badajoz – Composición circular.
Excmo. Ayuntamiento de Alburquerque, Badajoz
– Monumento a Aurelio Cabrera (Escultura pública).
Excmo. Ayuntamiento de Alcazaba, Badajoz – Fertilidad (Escultura pública).
Excmo. Ayuntamiento de Alpalhão, Portugal – El dedo de Dios (Escultura pública).

150 151
Catálogo
de la obra escultórica

153
Catálogo de la obra escultórica

Las opciones figurativas

1  Cabeza de Cristo 2  Busto doliente


1976 1979
Escayola, 12 x 8 x 7 cm Mármol, 6 x 4 x 2 cm.
Primera escultura del autor a los 10-11 años. Miniatura. Colección del artista
Colección del artista

3  Estudio de Cabeza 4  Desnudo arrodillado


1983 1985
Piedra caliza, 40 x 35 x 10 cm Madera, 50 x 30 x 20 cm
Colección particular Colección del artista

155
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

9  Morral de caza 10  La gitana


1988 1989
Mármol, 40 x 28 x 18 cm Mármol portugués, 100 x 100 x 100 cm
Colección particular Colección Osuna

5 Transustanciación 6  Composición circular


1987 1988
Poliéster patinado, 89 x 63 cm Escayola patinada, 20 x 16 x 14 cm
Ayuntamiento de Badajoz Museo de Bellas Artes de Badajoz

7 Manos 8  Inseminación artificial 11  Retrato de Leíto 12  Retrato de Loncha


1987 1988 1991 1992
Mármol, 45 x 26 x 22 cm Mármol, 55 x 40 x 20 cm Mármol de Portugal, 30 x 20 x 20 cm Mármol blanco, 50 x 50 x 21 cm
Colección particular Colección del artista Colección particular Colección Martínez Pereda

156 157
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

13  Adela. Joven de la coleta 16 Adela o Dafne


1991 1990
Mármol crema de Portugal, 110 x 100 x 12 cm Mármol, 20 x 16 x 15 cm
Colección particular, sustraída en 2013 Colección particular

14  Adela II 15  Adela III. La mujer del moño 17 Danae


1991 1991 1990
Mármol rosa de Portugal, 80 x 60 x 8 cm Piedra fosilizada de Moka, 54 x 40 x 6 cm Mármol, 45 x 30 x 30 cm
Colección particular Colección particular Colección particular

158 159
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

18 Escorzo 22 Arpía
1991 1991
Mármol, 50 x 35 x 5 cm Mármol crema de Portugal, 55 x 35 x 6 cm
Colección particular. Cuenta con 3 copias reproducidas en bronce Colección particular

21  Ex Libris
1991
Mármol rosa de Portugal, 100 x 60 x 8 cm
Colección particular

19 Torso 20  Mujer con corsé 23 Ángel


1991 1991 1992
Mármol, 48 x 36 x 6 cm Mármol, 45 x 29 x 20 cm Mármol de Portugal, 40 x 55 x 6 cm
Colección particular Colección particular Colección particular

160 161
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

25 Atenea 28 Bilitis 29 Dríadas


1992 1992-1993 1993
24  Las Tres Gracias
1991 Piedra de Moka. 35 x 20 x 12 cm Mármol. 40 x 20 x 15 cm Mármol, 30 x 17 x 17 cm
Colección particular Colección particular Colección particular
Mármol de Portugal, 43 x 30 x 14 cm
Colección particular

31 Moiras
26  De la cabeza de Zeus nace Atenea 27  Leda y el cisne 30  Dríadas (versión 2) 1994
1993 1993 1993 Mármol., 45 x 38 x 8 cm
Piedra arenisca de Tarifa, 30 x 40 x 30 cm Mármol de Portugal, 45 x 40 x 26 cm Mármol. 30 x 15 x 12 cm Colección particular
Colección particular Colección particular Colección particular Cuenta con 3 copias reproducidas en bronce

162 163
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

33  Mujer Columna II


1995
Material, 70 x 26 x 26 cm
Colección particular

36 Salomé
1995
32  Torso. Mujer Columna Mármol, 23 x 14 x 14 cm
1991-1993 Colección particular. Obra inacabada
Mármol blanco de Portugal, 45 x 29 x 17 cm.
Colección particular

38  Mujer Cuervo


1995-1996
Mármol de los Urales, 40 x 18 x 18 cm
Colección del artista
Cuenta con 2 copias reproducidas en bronce

34  Mujer Columna (Elena) 35  Torso Mobile 37  Torso guerrero
1995 1995 1995
Mármol blanco, 60 x 20 x 20 cm Mármol rosa de Portugal, 45 x 29 x 17 cm Piedra de Calatorao, 43 x 26 x 20 cm
Colección particular Colección particular Colección particular

164 165
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

39 Torso 42  Torso arrodillado


1995
1994
Mármol blanco portugués, 24 x 16 x 8 cm
Mármol, 30 x 7 x 7 cm
Colección particular
Colecciones particulares. Cuenta con
Cuenta con 10 copias reproducidas en bronce
10 copias reproducidas en bronce

40  Sokoa (Halcón)


1995
Bronce; obra original en basalto de Siberia,
20 x 4 x 4 cm
Colecciones particulares. Cuenta con 12
copias reproducidas en bronce

43 Diálogo
41 Ibérica 1995-1996
1995 Hierro y mármol de Portugal, 40 x 25 x 12 cm
Basalto de Siberia, 25 x 5 x 5 cm Colección particular
Colección del artista Cuenta con una copia reproducida en bronce

166 167
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

46  Bodegón de libros


1991
Mármol crema, 33 x 30 x 25 cm
Librería “Universitas”, Badajoz

47  Bodegón de libros con chirimoyas


1993
44  La ola
Mármol gris de Portugal, 35 x 32 x 26 cm
1992
Colección particular
Mármol, 40 x 30 x 30 cm
Colección particular, Tarifa

48  Picasso creador o destructor


1993
Mármol gris, 25 x 20 x 18 cm
Colección Caja Duero
45  El Guadiana
Cuenta con 5 copias reproducidas en bronce
1999
Mármol blanco, 90 x 45 x 30 cm
Colección particular, La Moraleja

168 169
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

49 Sofá 52  Pez Espada


1994 1993
Mármol, 70 x 30 x 50 cm Hierro, 500 x 150 x 50 cm
Colección particular Restaurante “Soho” en Madrid

50 Sacacorchos
1996
Piedra negra de Calatorao, 20 x 10 x 6 cm
Colección particular

51  Fox Terriers 53  La Mujer de Agua 54  Orillas


1997 1994 1997
Mármol, 40 x 30 x 30 cm Mármol gris de Portugal, 170 x 60 x 50 cm Mármol, 85 x 30 x 30 cm
Colección particular Colección particular Colección particular

170 171
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

Serie Referencias

55  Entre dos mares. Tarifa


1996
Piedra de Marquina, 25 x 22 x 14 cm
Colección del artista

58  Referencia a Goya


1997
Mármol, Hierro y Luz, 39 x 39 x 5 cm
Colección particular

56  Vista de Tarifa


1998
Grabado en mármol, 30 x 20 cm
Colección particular

59  Referencia a Van Gogh


1997
Mármol, Hierro y Luz, 39 x 39 x 5 cm
Colección particular

57  Vista de Tarifa


1998
Grabado en mármol, 30 x 20 cm
Colección particular

172 173
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

62  Referencia a Jawlensky


1997
Mármol, Hierro y Luz, 39 x 39 x 5 cm
Colección del artista

60  Referencia a Juan Gris


1997
Mármol, Hierro y Luz, 39 x 39 x 5 cm
Colección particular

63  Referencia a Matisse


1997
Mármol, Hierro y Luz
80 x 39 x 5 cm
Colección del artista

61  Referencia a Picasso


1997
Mármol, Hierro y Luz, 39 x 39 x 5 cm
Colección particular

174 175
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

Serie Encinas

66  Encina hembra


1998
Mármol gris, 37 x 13 x 13 cm
Colección particular

64  Venus de la encina 65  Ninfa arqueada de la... 67  Encina macho
1998 1998 1998
Mármol rosa de Portugal, 183 x 21 x 21 cm Mármol, 32 x 5 x 3 cm Mármol gris, 37 x 16 x 16 cm
Museo “Gómez-Villaseñor” de Ciudad Real Colección particular Colección particular

176 177
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

71  Encina al cuadrado


1998
Mármol blanco, 26 x 21 x 21 cm. Colección particular

72  Réquiem por la encina


1998
Mármol de Carrara, 51 x 42 x 42 cm
Colección particular

68  El Alcornoque del cuartón 69  La última encina


1998 1998
Mármol Travertino, 40 x 24 x 12 cm Mármol, 35 x 35 x 35 cm
Colección particular Colección particular

70  Bosque de encinas


1998
Mármol, 60 x 30 x 15 cm
Colección particular
73  Serie Encinas 74  Serie Encinas
1998 1998
Tinta y grabado sobre mármol, 15 x 15 cm Tinta y grabado sobre mármol, 15 x 15 cm
Colección particular Colección particular

178 179
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

Serie Opus

75  Serie Encinas 76  Serie Encinas


1998 1998
Tinta y grabado sobre mármol, 15 x 15 cm Tinta y grabado sobre mármol, 15 x 15 cm
Colección del artista Colección del artista

77  Serie Encinas. Encina macho 78  Serie Encinas. Encina hembra 79  Pertuto Mobile 80  Opus Mare Nostrum
1998 1998 1995 1996
Tinta y grabado sobre mármol, 15 x 15 cm Tinta y grabado sobre mármol, 15 x 15 cm Mármol, 170 x 40 x 40 cm Mármol, Hierro y Agua, 105 x 35 x 35 cm
Colección particular Colección del artista Colección particular Colección particular

180 181
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

83  Serie Opus


1996
Mármol, 25 x 8 x 8 cm
Colección particular

84  Serie Opus


1996
Mármol, 25 x 8 x 8 cm
Colección particular

85  Opus nº 5
1996
81  Opus Mujer Arpa Mármol gris, 30 x 10 x 10 cm
1996 Colección particular
Mármol, 50 x 20 x 20 cm
Colección particular

86  Serie Opus


1996
Mármol, 20 x 12 x 10 cm
Colección particular
82  Serie Opus
1996
Mármol, 50 x 15 x 15 cm
Colección particular

182 183
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

91  Opus nº 12
1996
Mármol gris
26 x 12 x 12 cm
Colección particular

92  Opus nº 15
1996
Mármol, 25 x 15 x 10 cm
Colección particular

87  Opus nº 6 u Opus mixto 88  Opus nº 7


1995 1996
Mármol blanco, 25 x 14 x 14 cm Mármol, 40 x 22 x 16 cm
Colección particular Colección particular

93  Opus nº 16
1996
Mármol, 49 x 15 x 15 cm
Colección particular

90  Opus nº 11. Torso


1996
Mármol, 45 x 27 x 20 cm
Colección particular
94  Opus capitel
1996
Mármol, 30 x 15 x 15 cm
Colección particular
89  Opus nº 10. Ardilla
1996
Mármol, 30 x 25 x 10 cm
Colección particular

184 185
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

96  Opus nº 30. Montaña


1996
Mármol, 160 x 25 x 25 cm
Colección particular
99  Opus ingrávido
1995
Hierro y Mármol de Carrara, 140 x 50 x 20 cm
Colección particular
95  Serie Opus
1996
Mármol, 26 x 12 x 12 cm
Colección particular

97  Opus nº 50 100  Opus non infinitum


1996 1995
Mármol veteado gris Hierro y Mármol, 200 x 150 x 40 cm
80 x 30 x 30 cm Colección particular
Colección particular

98  Opus constructivo


1996
Mármol, 60 x 22 x 22
Colección particular

186 187
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

101  Opus cinético


1995
Mármol, 25 x 10 x 10 cm
Colección particular

106  La mujer rota o Torso móvil


1995-1996
102  Opus cinético
Mármol amarillo de Macael, Almería
1995
90 x 20 x 20 cm
Mármol, 17 x 14 x 10 cm
Colección particular
Colección particular
105  De lo femenino
1995
Piedra negra de Calatorao, 40 x 22 x 16 cm
Colección particular

107  Opus Ipanema


1995
103  Opus cinético
1996 Mármol de Carrara
25 x 8 x 8 cm
Mármol, 20 x 14 x 10 cm
Colección particular
Colección particular

108  Opus rosa


104  Opus de mano 1997
1996 Mármol rosa de Portugal
Mármol, 25 x 8 x 7 cm 50 x 30 x 30 cm
Colección particular Colección particular

188 189
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

109  Opus peine


111  Opus Alcazaba
1997
2001
Mármol, 40 x 30 x 10 cm
Mármol portugués, 75 x 15 x 15 cm
Colección particular
Colección Bazán de Huerta, Cáceres

112  Mujer arpa


2004
Mármol, 43 x 25 x 20 cm
Colección particular

110  Diálogo entre Picasso y Brancusi


2003
Diabasa
Picasso, 130 x 90 x 70 cm 113  Mujer Arpa II
Brancusi, 120 x 110 x 90 cm 2004
Colección del autor
Mármol, 50 x 20 x 20 cm
Colección particular

114  Mujer Arpa III


2004
Mármol, 90 x 60 x 20 cm
Colección particular, Austria

190 191
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

115  Torso Arpa


2004
Mármol rosa, 40 x 28 x 20 cm 118  Mujer Arpa pequeña
Colección del artista 2005
Mármol y granito, 30 x 30 x 15 cm
Colección particular

116  Mujer Arpa recostada


2004
Mármol, 60 x 25 x 25 cm
Colección particular

117  Mujer Arpa IV 119  Opus Paloma 120  Opus Entre tú y yo


2004 2004 2004
Mármol, 35 x 20 x 10 cm Mármol, 45 x 40 x 20 cm Mármol, 35 x 20 x 20 cm
Colección particular Colección particular Colección particular

192 193
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

Serie Agua en la piedra

124  De lo masculino
2000
Mármol gris y agua, 110 x 35 cm
Colección particular

125  De lo femenino
122  El bosque 2000
2000 Mármol gris y agua, 110 x 35 cm
121  Agua en la Piedra I
Mármol y agua, 60 x 55 cm Colección particular
2000
Mármol y agua, 70 x 70 cm Colección particular
Colección particular

123  Agua en la Piedra II 126  Agua en la Piedra III


2000 2001
Mármol y agua, 90 x 45 cm Mármol y agua, 90 x 45 cm
Colección particular Colección particular

194 195
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

130  Agua en la Piedra VII 131  Agua en la Piedra VIII


2000-2001 2000-2001
Mármol y agua, 70 x 70 cm Mármol y agua, 70 x 70 cm
Colección particular Colección particular

127  Agua en la Piedra IV


2001
Mármol y agua, 80 x 60 cm
Colección particular

128  Agua en la piedra V


2001
Mármol y agua, 95 x 45 cm
Colección Bazán de Huerta, Cáceres

129  Agua en la Piedra VI 132  Agua en la Piedra. Bosque de abetos


2001 2001-2002
Mármol y agua, 80 x 60 cm Mármol y agua, 80 x 60 cm
Colección particular Colección particular

196 197
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

Serie Cuaderno de viajes o Referencias a Moscú

134  La dacha en el tejado 135 Moscú


2000 2000
Hierro y mármol, 30 x 10 x 10 cm Mármol, 150 x 50 x 50 cm
Colección particular Colección Castellanos

133  Día nublado en Moscú 136 KGB 137  Iglesia en tu interior


1995 2000 2000
Mármol, 110 x 50 x 40 cm Hierro y mármol, 40 x 10 x 10 cm Hierro y mármol, 100 x 45 x 40 cm
Galería “Status Crosna” de Moscú Colección particular Colección del artista

198 199
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

140  La femineidad de las iglesias 141  La femineidad de la iglesia II


138  La iglesia atrapada por la ciudad
2000 2000
2000
Hierro y mármol, 30 x 8 x 8 cm Hierro y mármol, 58 x 20 x 20 cm
Hierro y mármol, 40 x 14 x 14 cm
Colección particular Colección particular
Colección particular

139  El beso 142  El río Moscova


2000 2000
Hierro y mármol, 40 x 13 x 13 cm Mármol, 27 x 40 x 20 cm
Colección del artista Colección del artista

200 201
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

143  De la ciudad a la dacha


2000
Hierro y mármol de Carrara, 40 x 25 x 25 cm
Colección particular
145  Plano de ciudad
2000
Hierro y mármol de Portugal, 40 x 30 x 18 cm
Colección del artista

144  Camino a la dacha 146  Colas interminables 147  Entrada de metro


2000 2000 2000
Hierro y mármol de Carrara, 45 x 36 x 17 cm Hierro y mármol de Carrara, 20 x 20 cm Hierro y mármol de Carrara, 20 x 20 cm
Colección particular Colección particular Colección particular

202 203
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

148  Esperando en el metro 149  Iglesia entre edificios 152  La hoz y el martillo 153  Perrito de paseo
2000 2000 2000 2000
Hierro y mármol de Carrara, 20 x 20 cm Hierro y mármol de Carrara, 20 x 20 cm Hierro y mármol de Carrara, 20 x 20 cm Hierro y mármol de Carrara, 20 x 20 cm
Colección particular Colección particular Colección particular Colección particular

150  Día de lluvia en Moscú 151 Bosque 154 ¡Salud! 155  ¡Por las mujeres!
2000 2000 2000 2000
Hierro y mármol de Carrara, 20 x 20 cm Hierro y mármol de Carrara, 20 x 20 cm Hierro y mármol de Carrara, 20 x 20 cm Hierro y mármol de Carrara, 20 x 20 cm
Colección particular Colección particular Colección particular Colección particular

204 205
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

Torsos y nuevas opciones figurativas

160 Voluptuosa
2005
Mármol, 35 x 30 x 20 cm
Colección particular

156  Caballito de mar


2004
Mármol, 75 x 40 x 20 cm
Colección particular

157 Nube
2005
Mármol, 30 x 30 x 20 cm
Colección particular

159  Mujer marina


2006
Mármol gris, 60 x 35 x 15 cm
Colección particular

158 Eolo 161  Torso rosa 162  Torso estilizado 163  Torso Moka
2006 2005 2005-2006 2008
Mármol, 80 x 70 x 56 cm Mármol rosa, 45 x 16 x 15 cm Mármol rosa, 40 x 12 x 10 cm Piedra de Moka, 50 x 10 x 10 cm
Colección particular Colección particular Colección particular Colección particular

206 207
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

Serie Encuentros y Desencuentros o Hierro en la Piedra

164  Torso negro


2007
167 Nube
Mármol negro de Bélgica, 35 x 10 x 8 cm 2004
Colección particular
Hierro y mármol, 60 x 50 x 24 cm
Colección particular

168  Entre tú y yo
2004
Hierro y mármol gris, 50 x 35 x 20 cm
Colección particular

165  Torso de Leo


2008 170  Encuentros
Mármol blanco y granito y desencuentros
45 x 15 x 12 cm 2004
Colección particular Hierro y mármol
36 x 15 x 15 cm
Colección particular

166  Torso andante 169  ¿Y por qué?


2015 2004
Mármol, 20 x 11 x 10 cm Hierro y mármol, 40 x 35 x 15 cm
Colección del artista Colección particular

208 209
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

171 Dedos 172 Prepucio
2004 2004
Hierro y mármol, 30 x 15 x 15 cm Hierro y mármol rosa, 30 x 20 x 15 cm
Colección del artista Colección particular

174  Desde dentro


2004
Hierro y mármol, 43 x 20 x 20 cm
Colección particular

175  Entre tú y yo II
2004
Hierro y mármol, 150 x 50 x 30 cm
Colección particular

173 Dime 176  El Amante


2004 2005
Hierro y mármol, 38 x 22 x 20 cm Hierro y mármol rosa, 100 x 50 x 40 cm
Colección del artista Colección particular

210 211
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

177  El deseo 180 Liguero 181 Torso


2007 2007 2007
Hierro y mármol, 30 x 20 x 20 cm Hierro y mármol, 35 x 25 x 15 cm Hierro y mármol, 37 x 25 x 13 cm
Colección particular Colección particular Colección particular

178 Senos
2007
Hierro y mármol, 35 x 30 x 26 cm
Colección particular

179 Seno 182 Diferencias
2007 2007
Hierro y mármol, 28 x 13 x 13 cm Hierro y mármol, 50 x 40 x 30 cm
Colección particular Colección particular

212 213
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

188 Escúchame
2007
Hierro y mármol rosa
60 x 32 x 22 cm
Colección del artista

183  Remordimientos 184 Recuerdos 185 Lazos


2007 2007 2007
Hierro y mármol Hierro y mármol Hierro y mármol, 58 x 15 x 15 cm
50 x 20 x 20 cm 70 x 30 x 30 cm Colección particular
Colección particular Colección particular

186  Torso lazado I 187  Torso lazado II 189 Unidos 190  Hacia dónde
2007 2007 2007 2007
Hierro y mármol, 38 x 20 x 15 cm Hierro y mármol, 38 x 20 x 15 cm Hierro y mármol, 35 x 20 x 15 cm Hierro y mármol, 38 x 33 x 20 cm
Colección particular Colección particular Colección particular Colección particular

214 215
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

195  Encuentro III


2007
Mármol, 20 x 10 x 10 cm
Colección particular

191  Como la vida 192 Encuentros


2005 2005
Mármol, 70 x 50 x 25 cm Mármol, 70 x 30 x 20 cm
196 Desencuentro
Colección particular Colección particular
2007
Mármol gris y Mármol blanco
26 x 16 x 12 cm
Colección particular

197  Encuentros y desencuentros II


2007
Mármol, 80 x 30 x 30 cm
Colección particular

193  Encuentro I 194  Encuentro II 198  Lazos II


2007 2007 2007
Mármol, 20 x 10 x 10 cm Mármol, 20 x 10 x 10 cm Mármol, 30 x 10 x 10 cm
Colección particular Colección particular Colección particular

216 217
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

199  Proyecto de vivienda


2007
Mármol, 40 x 20 x 15 cm
Colección de la Academia de Bellas Artes 202  Entre tú y yo III
Nuestra Señora de las Angustias de Granada 2015
Mármol, 25 x 20 x 10 cm
Colección del artista

200 Diferencias
2007
Mármol, 40 x 20 x 20 cm
Colección particular

201  En negativo
2007
Mármol, 30 x 14 x 14 cm 203  Entre tú y yo IV 204 Primavera
Colección particular 2015 2015
Mármol, 25 x 20 x 10 cm Hierro y mármol, 25 x 20 x 10 cm
Colección del artista Colección del artista

218 219
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

Camino de Creación

206  Camino de Creación


2004
205  Maqueta de Camino de Creación Mármol, hierro, grava. Instalación. Bloque escultórico central con 9 piezas verticales de mármol sobre base de hierro
2004 8 paneles de hierro con elementos en mármol. 6 Opus semienterrados en el trayecto de grava
Mármol, hierro, grava y madera, Formato variable Medidas variables (90 m2)
Colección del artista Centro Cultural “San Jorge”, Cáceres y Sala Europa, Badajoz

220 221
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

Fractales y Negativos

207 Óxidos
2001
Hierro y disolvente, 80 x 80 cm 210  Seta
Colección particular 2011
Hierro, 130 x 105 x 105 cm
Colección del artista

208 Hogar
2010
Hierro, 150 x 120 x 90 cm 211 Corazón
Colección del artista 2011
Hierro, 110 x 90 cm
Colección particular

209 Cabeza 212 Salamanquesa
2011 2011
Hierro, 185 x 130 x 100 cm Hierro, 20 x 20 cm
Colección delartista Colección particular

222 223
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

215  Siluetas. Tríptico


2011
Hierro, 150 x 80 x 10 cm cada pieza
Colección particular

216  Siluetas II
2011
Hierro, 50 x 25 cm
213  De Interflora Fructus Colección particular
2011
Hierro y Cristal, 176 x 82 x 70 cm
Colección del artista

214  Siluetas al cubo 217  Siluetas III


2011 2011
Hierro, 100 x 50 x 50 cm Hierro, 100 x 20 cm
Colección del artista Colección particular

224 225
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

218  Siluetas IV 219  Siluetas V


2011 2011
Hierro, 50 x 40 cm Hierro, 50 x 50 cm 222 Padre 223 Bicicletas
Colección particular Colección particular 2011 2012
Hierro, 30 x 20 cm Hierro y mármol, 40 x 40 cm
Colección particular Colección particular

220 Hola 221  Niña con perro 224 Bicicleta


2011 2011 2012
Hierro, 20 x 20 cm Hierro, 35 x 30 cm Hierro y granito, 15 x 15 x 6 cm
Colección particular Colección particular Colección particular

226 227
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

229  Artitectura V 230  Artitectura VI 231  Torso femenino


2012 2012 2012-2013

225  Artitectura I 226  Artitectura II Hierro y mármol, 50 x 30 x 30 cm Hierro, 120 x 50 x50 cm Hierro, 180 x 60 x 40 cm
Colección del artista Colección del artista Colección particular
2012 2012
Hierro y mármol, 50 x 30 x 30 cm Hierro y mármol, 50 x 30 x 30 cm
Colección particular Colección particular

227 y 228  Artitectura III y IV 232  El árbol de la vida


2012 2014
Hierro y mármol, 50 x 30 x 30 cm cada una Acero corten, 30 x 20 x 5 cm
Colección particular Colección particular

228 229
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

233  Recorridos Conviento I 234  Recorridos Conviento II


2014 2014
Hierro, 27 x 12 x 12 cm Hierro, 27 x 17 x 17 cm
Colección del artista Colección del artista

236  Siluetas VI
2014
Acero corten, 202 x 102 x 17 cm
Colección del artista

235  Corazón de café 237  Siluetas VII


2014 2014
Hierro, 60 x 60 x 15 cm Acero corten, 202 x 102 x 17 cm
Colección particular Colección del artista

230 231
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

Corazones

241  Te abro mi corazón


2011
238  El bosque de corazones Hierro y mármol, 10 x 10 x 8 cm
2011 (10 copias) Colección particular
Hierro, 20 x 20 x 10 cm
(10 copias) Colección particular

239  Brotes de corazones


2011
Hierro, 20 x 20 x 10 cm
(10 copias) Colección particular

242  Arlequín sin corazón


240  Puerta del corazón
2011
2011
Hierro, 20 x 8 x 5 cm
Hierro y mármol, 20 x 20 x 10 cm
(10 copias) Colección particular
(10 copias) Colección particular
243  Perdiendo corazones
2011
Hierro, 20 x 8 x 5 cm
(10 copias) Colección particular

232 233
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

Nubes

248  Nube de Dalí


2012
Hierro y mármol
30 x 10 x 10 cm
(10 copias)
Colección particular

244  Corazón perdido


2011
Hierro y mármol, 20 x 20 x 10 cm 249  Nube de Picasso
(10 copias) Colección particular 2012
Hierro y mármol
30 x 10 x 10 cm
(10 copias)
Colección particular
245  Corazón de piedra
2011
Hierro y mármol, 30 x 20 x 10 cm
(10 copias) Colección particular

250  Nube de Giacometti


2012
Hierro y mármol
30 x 10 x 10 cm
(10 copias)
Colección particular

251  Nube de Noguchi


2012
Hierro y mármol
30 x 10 x 10 cm
246 Corazón 247  Corazón de Otoño (10 copias)
2011 2011 Colección particular
Hierro y mármol, 30 x 20 x 10 cm Hierro, 20 x 20 x 10 cm
(10 copias) Colección particular (10 copias) Colección particular

234 235
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

252  Clavando nubes


2012
Hierro y mármol
30 x 20 x 10 cm
(10 copias)
Colección particular

253  Nube de Perros


2012
Hierro y mármol, 30 x 10 x 10 cm
(10 copias) Colección particular
256  Mujer con nube en la cabeza
2012
Hierro, mármol y granito
30 x 20 x 10 cm
(10 copias) Colección particular

255  Nube con prisas


2012
Hierro y mármol
30 x 10 x 10 cm
(10 copias)
Colección particular

254  Paseando la nube 257  Hombre con nube en la cabeza


2012 2012
Hierro, mármol y granito Hierro, mármol y granito
30 x 10 x 10 cm 30 x 20 x 10 cm
(10 copias) Colección particular (10 copias) Colección particular

236 237
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

Libros

258  Libro electrónico (versión 1)


2013
Hierro y mármol, 30 x 18 x 16 cm 261  Kama Sutra 262  El libro del vino
Colección particular 2013 2013
Mármol y piedra gris, 30 x 25 x 10 cm Mármol blanco, 35 x 20 x 8 cm
Colección particular Colección particular
259  Lectura rápida
2013
Hierro y mármol
40 x 20 x 10 cm
Colección particular

260  Lectura lenta 263  Libro de cocina


2013 2013
Mármol y piedra gris Hierro, granito y mármol
55 x 30 x 25 cm 50 x 30 x 20 cm
Colección particular Colección particular

238 239
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

264  Libro de Arquitectura (versión 1)


2013
Mármol de Carrara y piedra, 40 x 30 x 18 cm
Colección particular

267  El libro de las aves


2013
Mármol de Carrara, 40 x 30 x 30 cm
Colección particular

268  Libro de Pedro Casero


2013
Hierro y mármol, 45 x 30 x 8 cm
Colección Pedro Casero

265  Código penal


2013
Mármol, 40 x 40 x 30 cm
269  El libro de Leonardo
Colección particular
2013
Hierro y mármol, 40 x 40 x 15 cm
Colección particular

266  Las hojas del libro (versión 1) 270  Librería del pianista
2013 2013
Acero corten, hierro y mármol Mármol de Carrara y piedra de Marquina
65 x 35 x 30 cm 35 x 20 x 11 cm
Colección particular Colección particular

240 241
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

Libros 10 x 10

271  El peso de la literatura 272  Teoría del arte


2013 2013
Hierro y mármol, 28 x 15 x 15 cm Hierro y mármol, 35 x 25 x 5 cm
(10 copias) Colección particular (10 copias) Colección particular 275  Libro de Paseo 276  Libro electrónico (versión 2)
2013 2013
Hierro y granito, 30 x 15 x 8 cm Hierro y mármol, 25 x 10 x 8 cm
(10 copias) Colección particular (10 copias) Colección particular

273  Lectura difícil 274  Novela erótica 277  Manual de la Mountain Bike
2013 2013 2013
Hierro y mármol, 35 x 15 x 15 cm Hierro y mármol, 35 x 12 x 12 cm Hierro y mármol, 25 x 20 x 18 cm
(10 copias) Colección particular (10 copias) Colección particular (10 copias) Colección particular

242 243
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

Serie Cajas de luz

278  Las hojas del libro


(versión 2)
2013
Hierro y acero corten
30 x 20 x 14 cm
(10 copias) Colección particular

282 Cuento
2014
Acero y luz

279  El libro de cabecera 50 x 40 x 40 cm


Colección del artista
2013
Hierro y mármol
20 x 13 x 12 cm
(10 copias)
Colección particular

281  Sol de mediodía


2014
Mármol, acero y luz, 38 x 27 x 26 cm
280  Libro de arquitectura Colección del artista

(versión 2)
2013
Acero corten y mármol
30 x 20 x 15 cm 283  Alicia
(10 copias) Colección particular 2014
Hierro y luz, 50 x 30 x 30 cm
Colección del artista

244 245
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

286  Caja de luz. De lo femenino


2014
Madera, mármol y luz, 30 x 20 x 10 cm
Colección del artista

284  Caja de luz. Olas


2014
Madera, piedra y luz, 30 x 20 x 10 cm
Colección del artista

287  Caja de luz. La casa del puente


2014
Madera, mármol y luz, 30 x 20 x 10 cm
Colección del artista

288  Caja de luz. Voluptuosa


2014
Madera, mármol y luz, 30 x 20 x 10 cm
285  Caja de luz. Plano de ciudad Colección del artista
2014
Madera, mármol y luz, 30 x 20 x 10 cm
Colección del artista

246 247
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

Árboles

293  De paseo
2014
Hierro y granito
33 x 20 x 8 cm
289  Andarse por las ramas (10 copias)
2014 Colección particular
Hierro
38 x 10 x 10 cm
(10 copias)
Colección particular
294  Árbol de perros
2014
Acero inoxidable
30 x 18 x 15 cm
(10 copias)
290  Encina deconstruida
Colección particular
2014
Hierro y granito
25 x 18 x 16 cm
(10 copias)
Colección particular

291  Las sombras del bosque


2014
Hierro , acero corten y mármol
25 x 15 x 15 cm
(10 copias)
Colección particular

292  El Beso
2014
Hierro 295  El árbol de la casa 296  El bosque de corazón
40 x 15 x 15 cm 2014 2014
(10 copias) Hierro y mármol, 35 x 14 x 13 cm Hierro, 30 x 15 x 15 cm
Colección particular (10 copias) Colección particular (10 copias) Colección particular

248 249
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

Casas

299  La casa de campo en el tejado


2015
Hierro y mármol, 30 x 12 x 12 cm
(10 copias) Colección particular

300  Casa ecológica


2015
297  La última encina Hierro, 25 x 15 x 15 cm
2014 (10 copias) Colección particular
Hierro, mármol y piedra, 35 x 30 x 10 cm
(10 copias) Colección particular

298  El Reparto 301  Empezando por el tejado 302  Apretándose el cinturón


2014 2015 2015
Hierro y mármol, 35 x 25 x 15 cm Hierro, 25 x 20 x 17 cm Hierro y mármol, 20 x 12 x 12 cm
(10 copias) Colección particular (10 copias) Colección particular (10 copias) Colección particular

250 251
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

305  Como setas 306 Raíces


2015 2015
Hierro y mármol, 28 x 28 x 7 cm Hierro y mármol, 35 x 35 x 8 cm

303  La casa del escultor (10 copias) Colección particular (10 copias) Colección particular

2015
Hierro y mármol, 35 x 20 x 18 cm
(10 copias) Colección particular

304  En la cuerda floja 307 Artitecturas 308 Obsesión


2015 2015 2015
Hierro, acero inoxidable y mármol, 30 x 24 x 7 cm Hierro y mármol, 30 x 27 x 7 cm Hierro, mármol y granito, 25 x 12 x 10 cm
(10 copias) Colección particular (10 copias) Colección particular (10 copias) Colección particular

252 253
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

Escultura honorífica y funcional

313  625 Líneas


2007
Mármol rosa y piedra de Calatorao
314  Lámpara Nido
309  Encina cúbica 310  Cigüeña cúbica 20 x 20 x 10 cm
2010
Regalo de la Asociación de Medios de Badajoz
1989 1997
a Narciso Ibáñez Serrador Hierro, 60 x 60 x 40 cm
Hierro, mármol gris y granito, 28 x 18x 13 cm Mármol y granito
Colección particular
Premio del Diario Hoy 25 x 20 x 20 cm
al Extremeño del Año 20 reproducciones
para MAPFRE Badajoz

311  El centauro
1997
30 x 20 x 12 cm
Estatuilla concebida
inicialmente para Videomed
Colección particular

315 Lámpara
312  El vendimiador 2007-2010 316  Lámpara plafón
1998 Hierro y mármol 2010
Bronce, 22 x 15 x 12 cm 170 x 40 x 40 cm Mármol, 40 x 40 x 2 cm
Premio de Viñexsa, Almendralejo Colección del artista Colección del artista

254 255
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

321  Maqueta y Puerta Monumental


2014
317 Mesa 318  Mesa C & B Acero corten
2014 2014 700 x 200 cm
Acero corten y cristal, 200 x 100 x 90 cm Hierro, mármol y cristal. 200 x 100 x 90 cm Colección particular
Colección particular Colección particular

319 Reja 320  Puerta escultórica


2014 2014
Hierro, 100 x 50 cm Hierro, 300 x 180 cm
Colección particular Colección particular

256 257
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

Escultura pública

322  Busto de la Matrona


1993
Mármol
70 x 50 x 50 cm
Cheles, Badajoz

327  Proyecto Fuente Monumental


Conquistadores, Badajoz
2006-2007
Mármol, formato variable
323  Aurelio Cabrera Colección del artista
1996
Bronce y piedra
170 x 50 x 40 cm (con pedestal)
Alburquerque, Badajoz

326  Fuente Monumental de Olivenza.


Cruce de Caminos
2006
Hierro, Mármol y Agua
15 x 15 x 6 m
324  Baobab Hembra Olivenza, Badajoz
2001
Mármol, 250 x 40 x 40 cm
Vila Viçosa, Portugal

325  Dedo de Dios 328 Fertilidad


2005 2009
Piedra, 320 x 60 x 60 cm Acero corten, 450 x 70 x 70 cm
Alpalhão, Portugal Alcazaba, Badajoz

258 259
El escultor José Luis Hinchado Catálogo de la obra escultórica

329  La Justicia.
Proyecto para
Nuestra herencia romana 332 Ciudadanos
2010 2014
Mármol y granito, 40 x 30 x 30 cm Hierro y Acero corten, 300 x 270 cm
Mérida, Badajoz Espacio de Cocreación [Co]nvento, Badajoz

330  Nuestra herencia romana


2010
Acero corten, 300 x 200 x 200 cm
Palacio de Justicia de Mérida

331  Memorial en el Balneario de Alange 333  Plaza de los Santos de Maimona


2015 2015
Mármol y acero corten, 180 x 60 x 25 cm Acero corten, 700 x 350 cm
Alange, Badajoz Los Santos de Maimona, Badajoz

260 261
La primera edición de este libro,
que consta de 800 ejemplares,
termino de imprimirse en Badajoz
en mayo de 2016