Вы находитесь на странице: 1из 5

Pontificia Universidad Javeriana

Sara Camila Llanos Ibarra


Ficha de lectura No. 4

RESUMEN

Teoría de redes

En la lectura que brinda Cristina Zurbriggen, llamada “la utilidad del análisis de
redes de políticas públicas” permite hacer un acercamiento a dos posturas que parecía
irreconciliables como lo son: neointitucionalista y el modelo de racional choice.

El dialogo entre ambas posturas y las diferentes escuelas que mantienen vigente el
debate en torno a las redes políticas, se da a través del análisis en red de los procesos de
política pública, pues las redes existen y operan como enlaces entre actores públicos y
privados en un campo de la política.

Ahora bien, Zurbriggen presenta dos posturas que han sido alimentadas de otros
aportes teóricos estadounidenses, y que debaten acerca del origen de las teorías en red,
dividiéndose en: la escuela de redes y la escuela de la gobernanza. En la primera escuela, la
atención se centra en las diversas modalidades de intermediación de intereses entre actores
públicos y privados en la elaboración y puesta en marcha de las políticas públicas, mientras
que en la escuela de la gobernanza el debate se centra en la transformación de las funciones
administrativas del Estado.

En la búsqueda de dar explicación a los procesos de política pública, surgen algunos


conceptos como lo son: subsistema político y comunidad política, los cuales hacen
referencia a un mismo fenómeno el cual se caracteriza por poseer un limitado número de
actores , pero Richardson y Jordan pretenden ampliar el análisis al mencionar que “la
hechura de política pública tenía lugar en subsistemas cerrados, generalmente alrededor de
los diversos departamentos ministeriales y una red de grupos clientelares” , haciendo de
este proceso excluyente para con la sociedad civil.

De acuerdo con lo anterior, se hace necesario diferenciar comunidad política de


redes de asunto, la cual contrasta con la primera puesto que carece de contactos
formalmente institucionalizados entre grupos y gobiernos, tienen un número amplio de
participantes con contactos fluctuantes, tiene consenso limitado entorno a la naturaleza de
los problemas y soluciones y por último hay una distribución del poder desigual.

Actualmente, la realización de la política pública es un proceso aún más complejo


de entender y estudiar debido a que como menciona Zurbriggen, la expansión de la
responsabilidad estatal ha hecho que participen más y nuevos actores en la arena política.
Es por ello, que el análisis en red de la política pública se hace pertinente para nuestro
contexto, debido a que no existe una dimensión única y vertical de la distribución del poder
o de otros recursos en los procesos de política pública, pues en estas redes hay intercambio
de ideas, recursos, la negociación entorno a la definición de problemas y posibles
soluciones.

En consecuencia con lo anterior, vale la pena resaltar que las redes se constituyen en
una estructura y a su vez también pueden modificar o construir la estructura, es decir, que
los actores y agentes realizan sus acciones y desarrollan sus ideas en el marco de unas
reglas formales e informales, las cuales se reúnen, organizan y dominan en determinados
períodos generando lo que llamamos estructuras, sin embargo, la construcción misma de
estructura es generada por comunidades, agentes e individuos lo que implica que son
sujetas al cambio por ser construcciones sociales. Pues si bien, algunas estructuras (reglas o
ideas) logran consolidarse con mayor fuerza y con mayor duración en el tiempo, esto no es
el equivalente a que sea fija o permanente en el tiempo.

Por último, este análisis en red revela que existe una transformación de la forma
misma de gobernar, pues el Estado ha dejado de ser el actor dominante en los procesos de
política pública, pues como menciona Zurbriggen, los conceptos se transforman para
entender mejor el contexto, y es por ello que ahora hablar de gobernanza y no de gobierno,
de redes en vez de jerarquía y de poder difuso en vez de poder concentrado, son conceptos
con mayor pertinencia para abordar la complejidad de la construcción de política pública,
pues los cambios que se han venido gestando desde el siglo XX, han desplazado el mercado
y el Estado como epicentro de estos procesos.

La Política Pública de Víctimas del desplazamiento forzado en el municipio de


Medellín

En este artículo Jonathan Murcia y Jhony Tamayo aterrizan los conceptos


anteriormente mencionados a un estudio de caso, como lo es la política pública de Víctimas
del desplazamiento forzado en el municipio de Medellín. Aparte de las herramientas que
brinda la teoría en red de la política pública, ellos también hacen uso de los aportes de la
teoría interorganizacional.

En primera instancia, ellos hacen un acercamiento al contenido de dicha política y


su pretensión, además, hace un recuento de los rasgos principales de la teoría en red y
sintetiza la red política pública como: “un sistema relacional relativamente continuo de
organizaciones de diversa procedencia (burocráticas, académicas, no gubernamentales,
sociales, etcétera) que comparten recursos y establecen distintos vínculos y conexiones,
1
formales e informales” en la implementación y hechura de la política pública, haciendo
difuso el límite entre lo estatal – social , y lo público – privado.

En segunda instancia, respecto a la definición de red interorganizacional parten de


Casellas, el cual la define como: “un sistema de organizaciones y relaciones de intercambio
y cooperación orientado al beneficio mutuo, que adquiere una configuración flexible tejida
en y con esos mismos procesos de interacción”.2

1
Disponible en la página 191.
2
Casellas (2003) citado por Murcia y Tamayo, p.191.
Por otro lado, en este artículo se aborda una cuestión interesante respecto al poder,
ya que, según ambos autores este no debe ser visto como elemento, sino, como
inherentemente relacional, es decir, que para producirse debe efectuarse en cuanto un
individuo (persona u organización) se relaciona con el otro, este puede manifestarse.

En el caso de la ruta metodológica, se intenta hacer el uso de un método mixto, en


otras palabras, se hace uso del método cualitativo y cuantitativo con el fin de establecer el
grado de participación de la organización en determinados momentos y el tipo de relación
que existe entre estas. Así pues, se encuentra en los resultados que, en la etapa de diseño de
la política pública del estudio de caso, es grande el número de participantes, mientras que
en la etapa de aprobación es limitado, y nuevamente en el de implementación el número es
amplio. Sumado a ello, los roles que cumplen las organizaciones también influyen en el
proceso de acuerdo a la estructura organizacional, puesto que estos pueden o no asumir un
rol con mayor y menor centralidad, pues de allí se desprenden roles como proponentes,
ponentes o decisorios, y también la presencia de una organización depende del escenario en
el que se encuentre, puesto que para algunos escenarios la estructura jerárquica sigue
teniendo mayor peso, como lo demuestra el escenario de aprobación de la política pública
tomada como ejemplo, ya que, uno de los actores con mayor relevancia en esta etapa es el
concejo, siendo excluidos prácticamente el resto de sectores u organizaciones.

Finalmente, en el artículo se rescata el papel de los recursos, ya sean técnicos,


políticos, económicos o cualquier otro. Esto se debe a que, las organizaciones se ven
incentivadas a moverse en red al buscar recursos que no pueden generar internamente, lo
que puede conducir a la cooperación y a su vez a la ampliación de recursos, sin embargo, la
dependencia de un solo flujo puede conducir a la dominación o sobreposición de una
organización sobre la otra.
COMENTARIOS

En la lectura mencionada inicialmente “la utilidad del análisis de redes de políticas


públicas”, destaco el intento por colocar en diálogo dos posturas que parecían estar en
contraposición, pero que gracias a el esfuerzo de la autora y de otros autores logran
complementarse para abordar la complejidad de los procesos de política pública.

Por otro lado, rescato la noción de que la política pública debe ser vista en red
debido a la amplia gama de participación de actores, agentes y las estructuras en las cuales
estos se desempeñan, sin embargo, la concepción de Zurbriggen parece ignorar algo que
Murcia y Tamayo resaltan, y es que, a pesar de que la organización y los procesos no son
tan jerárquicos como hace unos años atrás y hay mayor participación de otros sectores (ya
sean públicos, privados o sociales), la autora parece ignorar que las relaciones entre estos
individuos no son siempre horizontales aunque funcionen en red, pues al interior de las
estructuras y subestructuras existen jerarquías que pueden variar según el contexto,
temática o factores externos.

Finalmente, ambos textos hacen reflexionar al lector acerca de los objetivos de las
políticas públicas, debido a que esta herramienta de los gobiernos no siempre ha respondido
a expandir la participación de distintos sectores, o de ampliar los canales democráticos,
sino, han tenido diferentes funciones y objetivos, aunque con una característica común: su
limitada participación de individuos. A pesar de lo anterior, la coyuntura y las estructuras
vigentes dan una voz de aliento en la transformación de la misma forma de gobernar,
puesto que con la dispersión del poder habrá mayor participación Social y, por lo tanto,
puede darse una mejora en las políticas públicas en términos de eficiencia a la hora de
cumplir sus objetivos, pero también nos enfrentamos a un nuevo reto y es la ausencia de
consenso, debido a la multiplicidad de actores interviniendo en la arena política.

Оценить