Вы находитесь на странице: 1из 23

FUENTES DE ENERGIA ALTERNATIVA

Assessment of solar and wind energy potential in La Guajira, Colombia: Current status,


and future prospects
Evaluación del potencial de energía solar y eólica en La Guajira, Colombia: estado actual

y perspectivas futuras

Cordial Saludo

Tutor y Compañeros

Escogí este articulo porque me pareció muy interesante ver como en Colombia se están
desarrollando proyectos de esta magnitud donde se ven beneficiadas comunidades tan
vulnerables como es la región de la Guajira es el comienzo de una transición económica
energéticamente eficiente y aprovechando los abundantes recursos de la región,
impulsando las energías renovables y otras tecnologías, así como iniciativas limpias. Este
tipo de energías aprovechadas en forma adecuada pueden explotarse de tal manera que
pueda lograrse una disponibilidad para el uso de las necesidades energéticas de la
población.

Asseessment of solar and wind energy potential in La Guajira, Colombia: Current status,
and future prospects.

Evaluación de potencial de energía solar y eólica en la Guajira, Colombia: Estado actual y


perspectivas futuras.

https://www-sciencedirect-com.bibliotecavirtual.unad.edu.co/search?qs=WIND%20POWER%20IN
%20COLOMBIA
este artículo propone un análisis de la energía. potencial de La Guajira en Colombia, como un
territorio que puede complementar y, a largo plazo, abastecer las necesidades energéticas del
país, principalmente aprovechando las excelentes condiciones para la energía eólica y solar.
Además, proporciona una alternativa que nos permite tratar con problemas de suministro, la
dependencia de la generación de energía hidroeléctrica, la confiabilidad en el servicio y la
variación climática. El primero y la segunda parte del artículo es una revisión del marco energético
del país, la regulación actual en Colombia en términos de energía renovable, generación de
energía y la demanda general de energía en el país. La tercera parte presenta La Guajira desde el
punto de vista económico, geográfico, y aspectos sociales, contextualizando la región antes del
posterior análisis. La cuarta parte muestra algunos de los proyectos que tiene el departamento y
realiza un análisis metódico de tipo malla tanto del viento y potencial solar fotovoltaico del
departamento. Finalmente, se realiza una revisión de futuros proyectos en energías renovables
que se ejecutarán en esta área del país, y los impactos que podrían resultado de la
implementación de proyectos eólicos y solares en este lugar en Colombia.
https://www-sciencedirect-com.bibliotecavirtual.unad.edu.co/search?qs=WIND%20POWER%20IN
%20COLOMBIA
,

Tecnologías y evaluaciones de energía sostenible


página de inicio de la revista: www.elsevier.com/locate/seta
Evaluación del potencial de energía solar y eólica en La Guajira, Colombia:
Estado actual y perspectivas futuras
Gabriele Carvajal-Romoa
Mateo Valderrama-Mendozaa
Daniella Rodríguez-Urregob
,
Leonardo Rodríguez-Urregoa, ⁎
a Universidad EAN, Bogotá, Colombia
b Universidad de La Laguna, Santa Cruz de Tenerife, España
INFORMACIÓN DEL ARTÍCULO
Palabras clave: Energía renovable Energía solar Energía eólica Potencial energético
La Guajira Colombia
RESUMEN
Este artículo presenta un análisis detallado del potencial energético en el departamento de La
Guajira, Colombia. Esta
El análisis se obtuvo a partir de la revisión y estructuración de toda la información disponible en
los diferentes privados, fuentes gubernamentales, estudios y análisis previos realizados por otras
investigaciones. El documento incluye el panorama energético y regulatorio de las energías
renovables en Colombia debido a la Ley 1715 y las implicaciones climáticas. El departamento de La
Guajira se describe geográfica, social y culturalmente y es exhaustivo. Se lleva a cabo un análisis de
malla del potencial solar y eólico del departamento, basado en una base de datos estadística y
software especializado Incluye el estado de importantes instalaciones de energía eólica y solar y el
próximo proyecto de acuerdo con la Unidad de Planificación Minera y Energética de Colombia.
Además, una comparación del potencial obtenido con las demandas energéticas de algunos países
de la Organización Latinoamericana de Energía. Además, los efectos de la demanda colombiana
actual y futura se comparan con 2050 y la posible influencia de La Guajira como el principal
proveedor de esta demanda. Finalmente, una simulación que permitirá dimensionar la dinámica.
para el desarrollo de proyectos que aprovechen los diferentes tipos de fuente de energía.

Introducción
La generación de energía global se encuentra en una etapa caracterizada por una transformación
constante, donde las energías renovables están tomando el centro del escenario. Y presentan un
crecimiento acelerado en las últimas décadas, solo en las últimas uno, desde 2007, la capacidad de
las energías renovables se ha duplicado, con un Crecimiento anual progresivo. Para el 2017, la
generación global total la capacidad a través de energías renovables fue de 2180 Gigavatios (GW),
incluidos los océanos, la energía solar concentrada (CSP), la energía solar fotovoltaica (SPV),
energía geotérmica, energía eólica, bioenergía e hidroenergía [1]. Para el mismo año en el sector
de las energías renovables aumentó instalado capacidad, inversión y avances tecnológicos, así
como disminución costos [2]. En términos de demanda de energía, su crecimiento se ha
ralentizado, pero
para 2040, se estima que aumentará en un 30%. [3] Hasta 2017 en América del Sur, la capacidad
instalada total de energías renovables era de aproximadamente 202 GW, distribuidos entre
166 GW en energía hidroeléctrica, 15.8 GW en energía eólica terrestre, <0.5 Megavatios (MW) en
energía eólica marina, energía solar fotovoltaica 3.8 GW, 17 GW en bioenergía y <0,5 MW en
energía marina [4]. Sin embargo, la demanda de energía continúa aumentando y esto, sumado al
clima.
impacto y a las preocupaciones que genera la seguridad y la estabilidad de la generación, brinda a
los países latinoamericanos la oportunidad de diversificar en la matriz energética y dar mayor
participación a las fuentes no convencionales de energías renovables [5]. América Latina se
caracteriza por su dinamismo económico, países como Brasil, Chile, México, Perú y otros
miembros de la Energía y Climate Alliance of the Americas ya han comenzado la transición hacia
una economía energéticamente eficiente [6], aprovechando los abundantes recursos renovables
de la región, buscando aumentar la eficiencia económica y reducir la inversión en infraestructura
energética [7].
En el caso de Colombia, la diversificación de la matriz energética. progresa gradualmente,
impulsando las energías renovables y otras tecnologías, así como iniciativas limpias [8], a través de
regulaciones e incentivos eso será mencionado más adelante en este documento. es importante
resaltar que el país produce suficiente energía para cubrir su demanda, de los cuales
los sectores de transporte (45%), industrial (22%) y residencial (19%) consume la mayor parte de
los recursos energéticos primarios [9]. La capacidad instalada es suficiente para abastecer la
demanda nacional. Sin embargo, el clima la variabilidad genera una producción que puede ser
mayor o menor que la necesario, es por eso que fenómenos climáticos como El Niño o La Niña
https://doi.org/10.1016/j.seta.2019.100531
Recibido el 21 de febrero de 2019; Recibido en forma revisada el 18 de agosto de 2019; Aceptado
el 22 agosto 2019 ⁎ Autor correspondiente.
Direcciones de correo electrónico: gcarvaja7977@universidadean.edu.co (G. Carvajal-Romo),
mvalderr6602@universidadean.edu.co (M. Valderrama-Mendoza),
daniella.rodriguez.02@ull.edu.es (D. Rodríguez-Urrego), lrodriguezu@universidadean.edu.co (L.
Rodríguez-Urrego).
Tecnologías y evaluaciones de energía sostenible 36 (2019) 100531
2213-1388 / © 2019 Elsevier Ltd. Todos los derechos reservados.

produce abundancia o escasez de energía. Colombia depende principalmente


en generación hidráulica, produce abundancia o escasez de energía. Colombia depende
principalmente en generación hidráulica, porque tienen la tercera mayor capacidad hidroeléctrica
instalada en América del Sur, con aproximadamente 11725 MW [10], que para 2017
representaron el 80,3% de la energía total generada [11]. En orden Para cubrir la demanda
colombiana en 2017, se generaron 66.668 GWh en el país y se importaron 194,2GWh,
principalmente de Ecuador,
especialmente durante la estación seca [12]. Las importaciones de energía cayeron un 48,7%
con respecto a 2016, debido al aumento en la disponibilidad de agua y recursos de generación
durante 2017, así como combustibles y productos derivados del petróleo [12]. En términos de
energías renovables no convencionales, especialmente sistemas eólicos y solares, excluyendo
grandes centrales hidroeléctricas, la capacidad instalada es de 28.1 MW, con la expectativa de que
estos representarán hasta el 14% de la capacidad total de generación de energía para 2030
[13] La Guajira, ubicada en el Caribe colombiano, es una de las 32 departamentos en los que se
divide el territorio de Colombia, es caracterizado por su clima cálido, seco e inhóspito, con
temperaturas entre 28 ° C y 38 ° C, que, junto con la intensidad de Los vientos, provocan altos
niveles de evaporación. La capacidad instalada de el departamento a diciembre de 2017 era de
304,42 MW, de los cuales el 94% correspondió al carbón y el 6% restante a una instalación de
aerogeneradores, lo que representa una generación promedio de 1513 GWh entre 2012 y 2015
[14].
A pesar de esto, la falta de conexión a la red de distribución significa que La Guajira solo consume
un poco más de una tercera parte de la energía que produce, lo que contribuye a las altas tasas de
desnutrición, mortalidad y pobreza. Esto se refleja en el alto consumo de madera.
de 305.141 GJ / mes y Gas Licuado de Petróleo (GLP) de 37.167 GJ / mes para la generación de
energía. Por otro lado, tanto el gobierno y empresas privadas se han aventurado en la instalación
de energía proyectos con fuentes renovables, que se discutirán en detalle más adelante. Sin
embargo, estos proyectos tienen índices de sostenibilidad bajos, debido a la falta de acuerdo con
las comunidades del departamento [15]. Para todo lo anterior, este artículo propone un análisis de
la energía. potencial de La Guajira en Colombia, como un territorio que puede complementar
y, a largo plazo, abastecer las necesidades energéticas del país, principalmente aprovechando las
excelentes condiciones para la energía eólica y solar Generacion. Además, proporciona una
alternativa que nos permite tratar con problemas de suministro, la dependencia de la generación
de energía hidroeléctrica [16], la confiabilidad en el servicio y la variación climática. El primero
y la segunda parte del artículo es una revisión del marco energético de la país, la regulación actual
en Colombia en términos de energía renovable, generación de energía y la demanda general de
energía en el país. La tercera parte presenta La Guajira desde el punto de vista económico,
geográfico, y aspectos sociales, contextualizando la región antes del posterior análisis. La cuarta
parte muestra algunos de los proyectos que tiene el departamento y realiza un análisis metódico
de tipo malla tanto del viento y potencial solar fotovoltaico del departamento. Finalmente, se
realiza una revisión de futuros proyectos en energías renovables que se ejecutarán en esta área
del país, y los impactos que podrían resultado de la implementación de proyectos eólicos y solares
en este lugar en Colombia se evidencian. Situación energética en colombia
Sistema electrico nacional El sistema energético colombiano se divide en dos zonas.
• Zonas interconectadas, que tienen acceso al servicio de energía eléctrica.
a través del Sistema Interconectado Nacional (SIN, por sus siglas en inglés) Español).
• Áreas no interconectadas (ZNI, por sus siglas en español) identificadas de acuerdo con el Artículo
1, Ley 855 de 2003, como los municipios, municipios, localidades y aldeas no conectadas al
PECADO, de modo que Este tipo de áreas se abastecen de energía a través de la generación de
diesel.
plantas, paneles solares y pequeñas centrales hidroeléctricas [17]. El sistema nacional de
transmisión (STN).y el sistema de transmisión regional (SRT). Apoya al PECADO. Sin embargo, no
cubre el 52% del área de la territorio nacional, incluida una gran parte del departamento de La
Guajira, cuya inclusión en el STN es de amplio interés nacional si el idea es aprovechar el potencial
energético de esta área en el país. Por lo tanto, el objetivo es conectar y fortalecer las líneas de
transmisión de la zona norte con las de la zona central de el país, además de ampliar la cobertura
en el corazón de Colombia en la visión de STN para 2030 [18,19]. Una línea llamada colectora
1 se instalará en La Guajira, que proviene del municipio de Uribia en el norte del departamento,
así como una conexión para el viento líneas eléctricas como alternativa desde la parte superior de
la Guajira a la principal red de transmisión [21,22]. El pecado depende de la energía del agua.

fuentes y la falta de diversificación de otras fuentes bidireccional y autogeneradores a pequeña


escala (AGPE, por sus iniciales en Español), entendidos como los de hasta 1 MW, se pueden
conectar a red y utilizar sus excedentes como créditos de energía. También especifica Los
estándares técnicos para solicitar la conexión a un sistema de distribución local (SDL). Por su parte,
la resolución 038 de 2018, “por la cual la actividad de autogeneración se regula en áreas no
interconectadas y se emiten algunas disposiciones sobre generación distribuida en ZNI” [23] para
definir el disponibilidad técnica que tiene un distribuidor para permitir la conexión de un
autogenerador Especifica que los acuerdos entre el distribuidor y El autogenerador se realizará por
contrato y diferenciará los procesos. para solicitar la conexión entre generadores a gran escala y
pequeños generadores La comercialización de la energía se realiza a través de la energía. créditos
donde se contrasta la importación y exportación de un autogenerador. Finalmente, estas políticas
en Colombia no solo buscan fortalecer la generación de energía renovable, sino que también
buscan involucrar a las empresas en sostenibilidad a lo largo de su ejecución desde su cadena de
suministro [8]. Generación y demanda histórica de energía. Según XM, la empresa colombiana que
gestiona el Mercado Mayorista de Energía en Colombia (MEM, por sus siglas en español),
actualmente hay un total de 16864.87 MW de capacidad instalada, que significa que en la última
década, se han instalado más de 3000 MW
y conectado al SIN [24]. El treinta y cinco por ciento (35%) de su generación todavía depende de
los combustibles fósiles, especialmente en el apoyo de sistema porque su principal fuente de
generación, la hidráulica, se ve constantemente afectada por fenómenos climáticos como El Niño y
La Niña.
La figura 1 muestra la distribución de la capacidad instalada por tipo de combustible.
Según la UPME (2017), la demanda máxima de energía nacional hasta 2017 es de 9996 MW, que
corresponde al 59% del total Capacidad efectiva instalada. Esta capacidad instalada cubría el
67,9% de la demanda regulada hasta 2015 que es 44852 GWh, de la cual el
Las industrias manufactureras y la explotación de minas son los sectores
con la mayor demanda, con 14% y 7% de la generación total,respectivamente, según el Boletín de
Minas y Energía 2012–2016

Para facilitar el registro y análisis de la información. con respecto a la demanda en el territorio


nacional que forma parte del SIN, se divide en ocho (8) regiones, compuestas por un
departamento o grupo de departamentos. En el período 2012-2016. Las regiones con mayor
demanda fueron la Región Central, compuesta por los departamentos de Cundinamarca, Meta y
Guaviare con el 24% de la energía total demanda; la región de Costa-Caribe, con un 22.8%
compuesto por los departamentos de La Guajira, Atlántico, Magdalena, Cesar, Sucre y Bolívar; y la
tercera región con la mayor demanda de energía fue la Región Noroeste, con 14.1% y compuesta
por los departamentos de Antioquia y Choco [14].
Las exportaciones corresponden, en promedio, al 2% de la generación total, mientras que
las pérdidas han disminuido considerablemente en comparación con el índice de pérdida de
Hace 30 años, que era de alrededor del 30% y 18% en 2004 [28,29]. Actualmente, las pérdidas
rondan el 12% de la generación total por año. El departamento de La Guajira contribuye a la
Interconexión Nacional. Sistema, que cubre la demanda con un promedio del 2%, que es
principalmente generación térmica a través del carbón, y el resto corresponde al viento
Instalación de turbina de Jepirachi con una instalación máxima de 19,4 MW [17.30,31]. La figura 2
muestra una comparación de la generación eléctrica, la demanda, las pérdidas y la generación de
La Guajira desde 2006, como complemento. a lo que se explicó anteriormente y la línea de base de
este trabajo. La Guajira: Geografía, sociedad y cultura.
El departamento de La Guajira, ubicado en la parte norte de Colombia, es uno de los
departamentos más bellos y exóticos del país, con una superficie de 20.848 km2 , corresponde al
1.8% del territorio nacional, conformado por 15 municipios y 142 habitantes centros, distribuidos
en tres subregiones: superior, media e inferior Guajira Fig. 3. Tiene la mayor diversidad étnica y
concentra el 20%
de la población indígena de Colombia. Los principales municipios son Barrancas, Distracción,
Fonseca, Maicao, Uribía, Manaure y Riohacha [30]. Tiene una población de 1040157 (2018)
representa el 2% de la población. población total del país [31], con una densidad de 49 p / km2
(personas por kilómetro cuadrado). Se ubica en la Zona Norte de Colombia con latitud 10 ° 23′ – 12
° 28′N, y longitud desde 71 ° 06′ – 73 ° 39′O. La Guajira es un área privilegiada para obtener
energía del sol, debido a su ubicación y las condiciones climáticas. Los límites geográficos son: en
el
norte, el mar Caribe; en el este el mar Caribe y Venezuela; en el sur el departamento de Cesar y
una parte al departamento de Magdalena y en el oeste el mar Caribe y otra parte de la
Departamento de Magdalena [32]. Las principales actividades económicas que llevan lugar en La
Guajira son la minería, la explotación de sal, el sector del gas, la energía y agua, así como el
turismo. En términos generales, muchas de las actividades mencionadas anteriormente son de
interés nacional, para consumo local o para exportación. Sin embargo, no es un departamento
homogéneo y social.
y las diferencias económicas entre sus 3 subregiones son notables;
la Guajira baja está más urbanizada, la Guajira media tiene acceso al estado recursos, mientras
que la parte superior de la Guajira tiene la mayoría de los Wayuu población, es desértica y tiene
desafortunados problemas sociales, económicos y condiciones de salud [33].
El departamento tiene una producción de 500 millones de pies cúbicos de gas natural por día, y la
mina El Cerrejón, la mina a cielo abierto más grande del mundo, produce 32 millones de toneladas
de carbón cada año [34]. En el período 2001 y 2013, el sector de la electricidad, el gas y el agua.
creció a una tasa promedio anual de 3.3%. Sin embargo, entre 2008 y 2013, esta cifra se situó en el
9,2%. Este comportamiento ha sido impulsado por el generación, captura y distribución de energía
eléctrica [35,36], en Además de los nuevos proyectos energéticos que se están desarrollando en el
región y aquellos que se proyectan para el futuro cercano y eso será evidenciado en un capítulo
posterior.
En la parte cultural de esta región, se puede decir que La Guajira es multilingüe y pluricultural, con
cinco grupos indígenas: Wayúu, Kinqui, Ika, Kogui y Wiwa, que representan el 48% de la población,
concentrado entre las montañas y llanuras. Criollos (una mezcla de los pueblos indígenas, blancos
y negros) se acentúan en las zonas urbanas y representan el 48% de la población. Finalmente,
árabes o turcos en el El capital (Maicao) es una minoría. El grupo más importante de indígenas en
La Guajira son el Wayúu, ubicado principalmente en la Guajira alta y media, así como en Zulia,
Venezuela. La dinámica de asentamiento de este grupo étnico es matrilocal (las parejas casadas
viven en la casa de la familia de la mujer) y se caracteriza por asentamientos basados en la
Ranchería o Piichipala Las rancherías están formadas por varios ranchos de un solo piso habitados
por familias extensas El sistema de rancherías alberga unidades familiares de útero parientes,
formando un grupo de residencia definido por un corral colectivo
[13,39].
En general, las poblaciones indígenas de La Guajira tienen graves problemas sociales y económicos
que afectan directamente a las personas que hacenla población, como la escasez de alimentos,
problemas de acceso a agua potable y un servicio de energía eléctrica intermitente, que incluye
estando aislado del resto del país, ya que es ZNI en su mayoría geográfica. Estas poblaciones
también tienen dificultades para acceder servicios de salud y educación, entre otros [37]. En esta
zona de la
país, se han implementado proyectos energéticos para abastecer Algunas comunidades con el
servicio, por ejemplo, un solar fotovoltaico proyecto aislado de la red se instaló en las ciudades de
Nazaret y Puerto Estrella en 2014, con 1300 paneles solares y 480 baterías de 140 kg cada uno,
para proporcionar energía a sus habitantes [38]. La Guajira: fuente de energía colombiana
La UPME desarrolló los planes de energización rural sostenible. (PERS, por sus siglas en español)
para identificar estrategias de desarrollo de energía rural considerando las características de cada
región [42] Según PERS-Guajira, actualmente hay 22 proyectos en el subregión de la Guajira alta,
21 en la subregión de la Guajira media, y un proyecto para la subregión de la baja Guajira, para un
total de 44 proyectos
de energías renovables. Dos (2) de los proyectos son tecnología solar térmica, cinco (5) son
tecnología solar-eólica y 36 proyectos son solares. Tecnología fotovoltaica Por otro lado, un (1)
proyecto híbrido es tecnología solar-fotovoltaica-eólica y un (1) proyecto es la tecnología eólica. Es
necesario destacar que no todos estos proyectos contribuyen al SIN, y estos son en su mayoría
proyectos autónomos o privados de autoconsumo aislados de la red eléctrica [15]. En las mesas
1 y 2 se pueden ver los proyectos más recientes y relevantes.
Los sistemas de producción solar en ZNI generalmente tienen baterías integradas
con el fin de cargar y usar esa energía para abastecer a las poblaciones por la noche. Por ejemplo,
la instalación en Nazaret y Puerto Estrella, en la parte alta de la Guajira, consiste en un híbrido de
batería solar-diesel sistema para la generación de electricidad a partir de 1200 módulos
fotovoltaicos con una capacidad de 320 kWp y ocho seguidores solares con una capacidad
instalada total de 100 kWp [38]. Generalmente, sistemas en áreas remotas
consisten en integraciones híbridas de plantas diesel, energía solar fotovoltaica y baterías de
almacenamiento. Estos proyectos necesitan diesel para las cargas de igualación y balanceo
requeridas para el mantenimiento preventivo
de las pilas. Algunos otros proyectos en todo el país y en La
La guajira se puede ver en [17].
Potencial energético Potencial solar FV
Según los datos de UPME, en general el departamento de La
La Guajira tiene poca nubosidad durante el año. Es el departamento de
Colombia con las características más destacadas para la instalación.
de sistemas para la producción de energía a partir de la radiación solar, seguido de la
Departamento de Vichada y Departamento de Orinoquía. La figura 4 muestra el
Mapa de radiación del país y específicamente de La Guajira, destacando
sus principales ciudades y pueblos, donde se puede ver que los valores promedio de radiación
varían de 4.5 a 6 kWh / m2
/ día, el más alto en el
país [40].
Gran parte del territorio del departamento de La Guajira está en alta mar.
nivel, con una altitud muy baja, así como un clima cálido que alcanza
hasta 45 ° C, pero generalmente varía de 27 ° C a 38 ° C durante el día
[44,45]. El departamento tiene características geográficas particulares desde
tiene zonas áridas en la Guajira alta y media, y una zona montañosa
área en la Guajira baja, con una temperatura más baja y un entorno natural diferente
diversidad. Esto representa el gran potencial de la generación fotovoltaica.
en el territorio Además de la radiación, la geografía permite y facilita las instalaciones, ya que en
su mayoría es terreno plano.
Es importante analizar el potencial fotovoltaico de diferentes
puntos de vista. La figura 5 muestra el potencial y sus cambios mensuales para
el año 2015 de manera gráfica. Hay estaciones con más radiación que otras; los meses de junio,
julio y agosto son los
los que tienen un mayor nivel de radiación solar, y algunas áreas alcanzan
6.5 kWh / m2 en estos meses; Además, los últimos tres meses de la
año son aquellos con el nivel de radiación más bajo, con un mínimo de 4 o
4,5 kWh / m2
. Aunque todo el territorio de La Guajira tiene buenas condiciones para la generación de energía
solar, también hay una constante en el
concentraciones de niveles más altos y más bajos, según el clima y
características geográficas. El área de la alta Guajira es la
con el nivel más alto de radiación, seguido por el medio y, finalmente,
La Baja Guajira.
La figura 6 muestra la radiación en el departamento en detalle. Para la elabor muestra la radiación
en el departamento en detalle. Para la elaboración de este mapa, se dibujó una cuadrícula de 59
km2 en un mapa del departamento con los límites geográficos de La Guajira, y se utilizó el
software Solargis [46] y las bases de datos históricas [47] para
calcule la radiación promedio de los últimos 10 años en cada segmento de
La malla dentro del departamento. Un potencial total en kWh / m2 al año
fue mayor que el reportado en las fuentes oficiales del estado y el
Se muestra la bibliografía [47,44].
Se muestran los datos que se calculan en base a la Fig. 6. Esto se hace por
sumando los cuadrados de la cuadrícula de la malla obteniendo el nivel de radiación en
kWh / m2 por cada km2 de extensión. Asimismo, la estimación de la anual
Se realiza generación en GWh por año. Al final, una tabla resumen es
presentado donde el porcentaje del territorio de La Guajira se divide en cuatro (4) niveles de
radiación: bajo (menos de 4 kWh / m2), medio(entre 4 y 5 kWh / m2), alto (entre 5 y 6 kWh / m2
), y muyalto (mayor de 6 kWh / m2) (ver Tabla 3).
Los resultados obtenidos muestran el gran potencial para la generación de
Territorio de La Guajira, que en su totalidad es 165,63 TWh por año. los
Los resultados se pueden clasificar de la siguiente manera: 57.08% del departamento se encuentra
a nivel de radiación 3 (entre 5.01 y 6 kWh / m2); es decir, el
El potencial de generación de 16740.8 km2 es de 93778.63 GWh por año, que
cubriría toda la demanda energética nacional hasta 2031, que es
92.540 GWh según las proyecciones de la UPME [25,26].
Los países con las mayores instalaciones fotovoltaicas son China,
Japón, Estados Unidos y Alemania [48], y su mayor logro
la radiación es de aproximadamente 6.5 kWh / m2, 4,2 kWh / m2, 6 kWh / m2 y 3,2 kWh / m2
respectivamente. Esto coloca el potencial de La Guajira por encima
países líderes en energías renovables como Japón, cuya instalación
la potencia máxima es de 34,4 GW y Alemania, cuya potencia máxima instalada es
39.7 GW
Potencial eólico (en tierra y mar adentro)
La península de La Guajira, debido a su ubicación geográfica, también tiene
características sobresalientes para la instalación de sistemas eólicos, ya sea
en tierra o en alta mar. Según datos del Banco Mundial, La Guajira
tiene un potencial de generación eólica de 18 GW, suficiente para cubrir la demanda nacional dos
veces [50]. Esto es parte de la verificación que se realizará en
Este artículo.
Colombia, debido a su ubicación en el Trópico de Cáncer y el Trópico
de Capricornio, está sujeto a los vientos alisios que soplan desde el
noreste en el hemisferio norte y desde el sureste en el
hemisferio sur. Sin embargo, estas instrucciones varían con respecto a
las diferentes épocas del año, por lo que el comportamiento del viento es fuertemente
influenciado por las condiciones locales, así como por la fricción que pueda existir
[42]
.
A nivel general, las fuerzas que afectan horizontal y verticalmente
Los movimientos del aire de la atmósfera corresponden al gradiente de presión, coriolis,
centrípeto, fricción y gravedad [52]. Los vientos que
llegan a la península de La Guajira llegan con gran fuerza y perseverancia durante el año, ya que es
un punto donde las corrientes de aire que
viajar por el océano golpeó directamente con la costa. Por lo tanto, aprovechar la capacidad de
generación de este recurso a través de los sistemas eólicos puede ser significativo en la matriz
energética de Colombia, tanto en tierra como en tierra.
costa afuera.
Algunos factores pueden apoyar el bajo potencial de viento instalado en La
Guajira Primero, las líneas eléctricas de conexión de la red nacional en este
el departamento se extiende a todos los municipios solo hasta
el centro del departamento y que abarca principalmente la ciudad capital,
Riohacha Sin embargo, las subestaciones Colectora, Cuestecitas y La Loma, cada una de 500 kV y
aprobadas por la UPME, están en construcción y tienen una fecha de inicio de operaciones en
2022; así como el nuevo
Líneas de transmisión de 500 kV, dos de ellas con una longitud de 110 km,
distribuido desde la subestación Colectora a la subestación Cuestecitas.
Del mismo modo, una línea de transmisión de 500 kV con una longitud aproximada de
250 km de la subestación Cuestecitas de 500 kV a la subestación La Loma,
que forma parte del proyecto conjunto con el departamento de Cesar [53]
.
Este proyecto de infraestructura energética tiene como objetivo activar el potencial energético de
los recursos de energía renovable en La Guajira, a través de la energía
proyectos que se ejecutarán en el futuro cercano.
En cuanto a la costa, es importante evaluar aspectos como la profundidad
del mar territorial. Según las características hidrográficas y oceanográficas.
datos del país, la profundidad del mar en la península de La Guajira es
entre 20 y 200 m de profundidad, aproximadamente a dos kilómetros del
costa [55]. Sin embargo, la velocidad del viento y la disponibilidad del viento son los más
importantes.
variable importante para evaluar la viabilidad de un proyecto eólico. Tambien es
importante evaluar las diferentes variables que pueden ocurrir en el exacto
lugar de la instalación; en el caso del departamento de La Guajira, el
Las condiciones del viento son favorables para varios aspectos que se enumeran a continuación: •
La geografía de este departamento es principalmente plana, especialmente en alta
parte de la Guajira mediana, además, la vegetación es escasa y
no hay muchos obstáculos en el suelo para la circulación del aire
corrientes, lo que favorece que haya poca fricción con el planeta
superficie de la Tierra. Por esta razón, la capa de fricción es relativamente pequeña,
las otras capas verticales de altura ya definidas para la revisión de
intensidad y dirección del viento (capa de Elkman y límite de tierra
capa) [54] no son tan anchas, y las turbinas eólicas podrán tomar
aprovecha el viento de una manera ideal.
• La dirección del viento en el Mar Caribe y en La Guajira tiene
características similares, que muestran variaciones en diferentes momentos de la
año, pero a nivel general, hay direcciones dominantes. El comercio
los vientos provienen predominantemente del oeste y noroeste, en dirección
este y noreste, mostrando una variación reducida durante julio y
Agosto [42]
.
• La velocidad del viento, como se puede ver en la Fig. 7, es la más sobresaliente.
con respecto al resto del país, especialmente en la alta Guajira,
Tabla 2
Proyectos híbridos y eólicos.
alcanzando velocidades promedio anuales de entre 8 y 12 m / s, 80 m
alto. Respecto al comportamiento de los vientos durante los meses del
año, se puede analizar que durante los meses de diciembre, enero, febrero, marzo y julio, las
velocidades pueden alcanzar más de 15 m / s.
La variación del viento, según la probabilidad de Weibull
no supera los 3 m / s, lo que nos permite concluir que el comportamiento de
las corrientes de aire son en gran medida asimétricas y estas se encuentran entre las
más alto del país. Para el análisis en alta mar, la velocidad del viento alcanza
más de 18 m / s en algunas áreas, pero a nivel general, oscila entre 10 y 15 m / s [43].
La figura 7 muestra el mapa de Colombia con una imagen ampliada de La
Guajira (rojo) y el Mar Caribe, que tiene un gran potencial para
instalaciones eólicas en alta mar, especialmente en la zona costera de Santa
Marta, Barranquilla y Cartagena, alcanzando vientos superiores a 15 m / s
a nivel general.
Al realizar un análisis mensual de la velocidad del viento y presentar
Los resultados en la Fig. 8, es posible ver que hay estaciones de mayor
y baja velocidad. En los meses de enero, febrero, junio y julio,
La zona marítima presenta los niveles más altos con valores que pueden superar los 15 m / s.
Luego están marzo, abril, mayo, agosto y diciembre,
que tienen una velocidad del viento entre 12 y 15 m / s. Los niveles más bajos son
en los meses de septiembre, octubre y noviembre, cuando los vientos
son 8-12 m / s.
La velocidad del viento en tierra muestra un comportamiento muy variado, según
su variabilidad geográfica, como se mencionó anteriormente, en junio y julio el
el viento alcanza valores de hasta 14 m / s en el área de la alta Guajira, pero
hay meses como octubre y noviembre, cuando se reduce a
valores como 8–11 m / s. En la zona de Guajira media y baja, el viento
la velocidad disminuye porque es un área con un área más pronunciada y
alivio de la tierra moderadamente irregular, que fluctúa entre 4 y 9 m / s;
en general, tiene un comportamiento más o menos parejo en las diferentes zonas
todo el año
La figura 9 muestra las velocidades del viento en el departamento en detalle. Para el
elaboración del mapa mensual de la velocidad del viento, un avión con los límites geográficos de
La Guajira ha mallado, y los datos históricos de la
los vientos de La Guajira y su mar territorial se recogieron del año
2000 para cada segmento de la malla. Entonces la velocidad media del viento de
esos años se obtuvieron para ambas zonas y para cada segmento en un
altura de 100 m. Para la zona costa afuera, una distancia promedio de 50 km.
de la costa se toma por un área de 20470 km2
cuyo potencial
(Tabla 5) se evalúa por separado del potencial en tierra (Tabla 4).
Las bases de datos y la bibliografía de la que se obtuvieron los datos históricos.
obtenidos fueron respectivamente, [51].
Para los cálculos aproximados de la potencia generada presentada
a continuación, primero, un promedio de la curva de potencia de acuerdo con la velocidad de
Se obtuvieron tres aerogeneradores comerciales con características similares, para tierra firme de
3 MW y para costa afuera de 5 MW con diámetro
promedios entre 108 my 132 m respectivamente, y con un estimado
disponibilidad anual del 70%. El número de turbinas eólicas para cada
segmento de la cuadrícula se calculó teniendo en cuenta las distancias
entre turbinas sugeridas por la literatura y empresas especializadas
respectivamente [55,56], que es 12 veces el diámetro del rotor en el
dirección del viento y 3 veces en dirección perpendicular a la
viento [49]. También es importante tener en cuenta que en cada segmento, se supondrá la
instalación de un parque eólico y, por lo tanto, habrá
muchas granjas como segmentos pertenecientes a la velocidad del viento.
Alta Guajira, que representa alrededor del 30% del departamento
territorio, tiene el potencial de albergar más de 104 parques eólicos de
378 MW cada uno, es decir, 39331.8 MWp de potencia instalada que
generar alrededor de 239.7 TWh / año. El territorio departamental en su conjunto.
tiene un potencial eólico de 477.15 TWh por año. Mientras aprovecha
solo el área marítima, donde hay un mayor promedio de velocidad del viento,
Sería posible instalar 115 parques eólicos marinos de 425 MW
cada uno, que es 48875 MWp de potencia instalada que generaría
alrededor de 519.57 TWh al año. Esto significa que la generación eólica anual
El potencial para todo el departamento de La Guajira sería de 996.7 TWh
por año.
Proyectos futuros
Existe una clara tendencia a reconocer el potencial eólico y solar de
este departamento prueba de ello son los 26 proyectos que están registrados en el
UPME (junio de 2018): 17 parques eólicos y 7 proyectos solares que contribuirán con una potencia
máxima total de 3396,92 MW, que se describe en la Tabla 6. No
otro departamento tiene tantos proyectos eólicos como La Guajira. Además, tiene la potencia
máxima más alta de los proyectos registrados actuales,
seguido por el Departamento de Antioquia con un poder máximo de
1750.8 MW de los cuales el 99.8% corresponde a proyectos hidráulicos y
el resto a proyectos solares. Por otro lado, el Departamento de
Cesar con una potencia máxima de 1427,6 MW, de los cuales el 47% corresponde a
instalaciones solares y el resto de un proyecto de carbón de 750 MW [50].
Se establece el registro de la UPME para proyectos de generación.
y regulado por las resoluciones 0520 de 2007 [57] y 0638 de 2007 [58],
que modifica el anterior y establece que el más relevante
características, aparte del formato correspondiente para el registro por
fase, son las siguientes:
• Fase 1: resumen y constancia de los estudios de prefactibilidad, proyecto
mapa de ubicación y certificado de iniciación de los procedimientos de estudio para
licencia ambiental. Período de validez si 2 años.
• Fase 2: además de lo mencionado en la fase anterior,
hay un posible esquema financiero, un posible esquema de negocios, un
opciones de compra de tierras, diseños asociados con la viabilidad y acto administrativo de la
decisión de la autoridad ambiental sobre
la alternativa presentada en el estudio de impacto ambiental, o un
referencia al hecho de que el proyecto no requiere una licencia ambiental. Para proyectos
térmicos, posibles esquemas y cantidades de compra de combustible. Período de validez de 1 año.
• Fase 3: además de lo mencionado en la fase anterior,
licencia ambiental o certificación de no requerirlo, proyecto
calendario de ejecución, esquemas financieros y comerciales definitivos, y
concepto de aprobación de conexión emitido por la UPME. Periodo de validez
Resultados, comparaciones y proyecciones
En el Anuario de Estadísticas Energéticas de 2017, The Latin American
La Organización de la Energía (OLADE) proporciona el
datos sobre población y energía consumida por habitante (kWh / habitante) para 2016 en su
totalidad, entre otros de América Latina y
El Caribe, y de cada país, que lo compone. Con estos valores,
es posible calcular el consumo de energía aproximado para ese
año, para Colombia y para toda América Latina y compararlo con
los datos que se obtuvieron del potencial en la sección anterior. por
esta comparación, tres países que fueron representativos debido a su
tamaño y consumo fueron elegidos; adicional a Colombia y el
cálculo de la región en su conjunto, los países que fueron elegidos son
Argentina, con un consumo de 131,9 TWh / año, México, con
260.2 TWh / año, y Brasil, con 490.5 TWh / año. América Latina y
el Caribe consume alrededor de 1279.1 TWh / año [55].
Si se utilizara el potencial eólico marino de toda la extensión marítima descrita en la Fig. 9, junto
con una instalación fotovoltaica
que cubre toda la extensión del departamento, sería posible
para obtener un potencial de generación de 685.2 TWh / año, de esta manera, La
La Guajira podría cubrir el 54% de todo el consumo en América Latina y
el Caribe.
Sin embargo, se observa que el mayor potencial de generación está en
la fuente eólica, desde la adición de los potenciales en alta mar y en tierra; es
alcanzado como se mencionó anteriormente, el 996.7 TWh / año. Esto significa que el
uso del 100% de la extensión terrestre y marítima del departamento
cubriría el 78% del consumo total de América Latina y el
Caribe para 2016 (Fig. 10).
Para calcular el impacto de estos resultados en Colombia, es importante
conocer las estadísticas de la demanda colombiana según la UPME
y la documentación histórica para compararlos con el
estudio presentado Según los estudios de entidades públicas colombianas,
El crecimiento demográfico, la mejora de la calidad de vida y el acceso a nuevas comodidades por
parte de algunos sectores, la UPME, estima una anual
crecimiento de la demanda promedio del 2.5%.
En el Boletín Estadístico de Minas y Energía 2012–2016, con el
datos medios e históricos, la UPME calcula la proyección de la demanda hasta el año 2031, donde
se estima que será de
93593 GWh / año, eso significa que en 14 años la demanda nacional
aumentar casi un 50% con respecto a la demanda de 2017, que fue
63013 GWh / año [14].
Con base en estos datos históricos de la demanda, la proyección de la
UPME, y utilizando un porcentaje promedio de crecimiento del 2%, la demanda
los datos se extrapolaron hasta el año 2050. Según esto, Colombia
exigiría el doble de la energía actual a mediados de siglo,
digamos unos 131200 GWh / año (Fig. 11).
La figura anterior muestra la demanda histórica (naranja), la
Proyección UPME (gris), y la extrapolación calculada (amarillo). Esta
corresponde a la demanda total entre 2006 y 2050, en comparación
con los resultados de la generación fotovoltaica (marrón) y en tierra
(verde) y potencial de generación eólica marina (azul). Estos valores
no se acumulan, lo que significa que el potencial está aprovechando el 100% de la extensión
terrestre y marítima.
De acuerdo con lo anterior, La Guajira tiene el potencial offshore
(519.57 TWh / año) para generar 7.7 veces la energía necesaria para cubrir
La demanda nacional en 2019, 7.1 veces por potencial en tierra y 2.5
tiempos por potencial fotovoltaico. Cualquiera de los 3 potenciales, fácilmente
cubrir la demanda nacional para 2050 (131 TWh / año), incluso en alta mar
y el potencial en tierra podría cubrirlo para fines de siglo.
Para calcular un potencial más cercano a la realidad colombiana, se realizó una simulación en la
que se supuso que había un
instalación de energía eólica en alta mar del 10% de la extensión marítima
escrito en la Fig. 9, es decir, 2047 km2
. Asimismo, una instalación en tierra que ocupa el 20% del territorio del departamento, es decir,
5769,6 km2
, que representa menos del 1% del territorio colombiano
Fig. 12.
Se planeó una instalación de 30 años, comenzando en 2021 con una generación de 7071.96 GWh /
año equivalente a casi tres eólicos marinos.
granjas de 85 aerogeneradores cada una, que cubrirían el 10% de la energía
demanda hasta ese año. Estimando un aumento anual del 3% de la
generación en instalaciones progresivas año tras año, el potencial eólico cubriría el 45% de la
demanda nacional a mediados del
año 2025 con una generación de 35359.81 GWh / año, y el 100% de la
demanda hasta el año 2034 con una generación de 99007.48 GWh / año.
Si esta tasa de instalación continúa y suponiendo que la demanda
el crecimiento sigue en línea con las proyecciones, para 2050 Colombia lo haría
generar suficiente energía para cubrir las necesidades energéticas del país hasta que
fin de siglo, sin necesidad de ninguna otra fuente de generación.
Aunque esta investigación muestra que el potencial energético total de la
El departamento de La Guajira es muy importante para toda Colombia, es
importante destacar los problemas que influyen en el buen desarrollo
de los proyectos, como los sociales, ambientales, culturales y legales
cuestiones. Sin embargo, el problema de logística asociado con la implementación de estas
tecnologías también tiene un papel muy importante ya que
los costos de estar en áreas aisladas y tierras desérticas lo hacen muy
parámetro importante a tener en cuenta.
n cuanto a la logística de transporte para la instalación de parques solares o parques eólicos en el
departamento, puede presentar dificultades en el momento de la ejecución. Especialmente
instalaciones a gran escala, donde el transporte y el tratamiento de todos los elementos requieren
una infraestructura importante, además de la coordinación en todas las etapas de la cadena de
suministro. En el caso de La Guajira, se pueden usar varios puertos para recibir todos los
elementos de los sistemas eólicos, generalmente provenientes de países europeos o de China, y
transportados por barcos. Las carreteras primarias y secundarias llegan al municipio de Uribia, a
unos 100 km del mayor potencial energético de la región. Sin embargo, se espera que la carretera
de Cuatro Vías - Uribia - Puerto Bolívar se construya en la alta Guajira en los próximos años, lo que
permitirá un desarrollo importante en todo el departamento. Los puertos ubicados en Riohacha,
Manaure y Puerto Brisas no se consideran los más importantes del país, pero tienen el potencial
para la llegada de componentes eólicos. Los tres puertos se utilizan actualmente para la
explotación de sal y carbón, específicamente para el transporte de materiales [59]. Es posible
realizar un proceso de gestión para la factibilidad de ingresar los elementos a estos muelles. Desde
ese punto y cuando todos los componentes están en cualquiera de los muelles, el transporte
terrestre es viable para las instalaciones en tierra a través del sistema de carreteras del
departamento, compuesto por caminos secundarios y terciarios, que aunque son escasos, son
transitables. Además, el territorio es semidesértico en su mayoría, lo que hace que las rutas sean
viables, en el caso de instalaciones en lugares que no tienen carreteras. Conclusiones La principal
conclusión de este trabajo está directamente relacionada con su objetivo principal, que es
demostrar el gran potencial de generación del Departamento de La Guajira, sus condiciones y
perspectivas actuales. El artículo evidencia varios escenarios, como (a) El potencial fotovoltaico de
todo el territorio casi triplica la demanda nacional hasta el día de hoy; (b) El potencial eólico en
tierra y mar adentro es siete y ocho veces la demanda nacional actual, respectivamente. El 57.08%
del departamento tiene una radiación entre 5.01 y 6 kWh / m2, que supera la radiación máxima en
Japón (4.2 kWh / m2) y Alemania (3.2 kWh / m2), alrededor del 30% del territorio tiene radiación
sobre 6 kWh / m2, significa más que países como China y EE. UU., de la misma manera, la Alta
Guajira tiene las velocidades más altas y, por lo tanto, el mejor potencial para la generación de
energía. Si el Gobierno colombiano decidiera llevar a cabo un esquema de instalaciones de
turbinas eólicas en el departamento con incrementos graduales del 3% por año hasta completar el
20% del territorio terrestre y el 10% en tierra, para 2034, la demanda nacional se habría excedido
y , para 2050, habría un 40% más de electricidad producida que la demanda nacional. Este artículo
presenta un potencial preliminar para la generación de energía, porque los mapas presentados
aquí deben contrastarse con otros aspectos del departamento: es muy importante considerar las
características sociales específicas del departamento, la estructura social de sus habitantes, en su
mayoría indígenas, y sus costumbres Es importante que los proyectos sean sostenibles en el
tiempo y que vayan de la mano con el desarrollo económico y social local, de acuerdo con las
costumbres de estos pueblos. El problema es que muchas de las comunidades no están
directamente involucradas y no se alcanza el nivel de apropiación necesario para que la
generación de sistemas de energía sea sostenible en el tiempo. De manera similar, aunque hay
varios proyectos instalados, otros en ejecución y algunos proyectados para el futuro cercano, la
energía generada excede el consumo de todo el departamento. A pesar de generar más que
demanda, hay una gran parte de la población que no tiene acceso a la electricidad. El caso ideal es
que toda la demanda del departamento está cubierta por su propia generación,
desafortunadamente, y debido a algunas políticas, no era una prioridad proporcionar energía a los
habitantes in situ, y generalmente, la energía se transporta a otros departamentos . Asimismo, se
debe al hecho de que, más allá de las inversiones, es necesario tener en cuenta la administración,
operación y mantenimiento de los proyectos, lo que evidencia la importancia de la apropiación
social de las comunidades para hacer de la energía un potenciador social a través de la
sostenibilidad. proyectos de generación. Por otro lado, la logística del transporte es un tema clave
y prioritario debido a las extensas áreas desérticas del territorio de La Guajira. Esto puede
significar problemas logísticos significativos en el transporte de equipos y maquinaria que
perjudican los costos asociados con la construcción,
operación y mantenimiento.
Los diversos proyectos registrados en la UPME y el desarrollo
Los planes de la STN para 2030 para el departamento de La Guajira, reflejan el
cantidad de vistas que reconocen esta gema energética. Además de lo que tiene
ya mencionado, también es importante reconocer la diversidad
del ecosistema y sus efectos liberarían el uso de energía solar y eólica
recursos, ya que las energías renovables son un llamado para la realización integral
proyectos
Apéndice A. Datos suplementarios