Вы находитесь на странице: 1из 24

Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

1
Página

Revertir la Diabetes
Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

Introducción

El lenguaje corporal es todo cuanto decimos sin utilizar las palabras. Es toda la
información que se transmite con gestos y posturas.
Todas las partes del cuerpo se emplean para emitir mensajes.

 Las manos

Juegan un papel muy importante en las comunicaciones. Cuando una persona desea
enfatizar o dar intensidad a sus palabras, los movimientos de sus manos son más
amplios e intencionados. Por ejemplo en los países latinos, toda declaración va
acompañada de amplios movimientos de los brazos y las manos, en contraste con los
países sajones en los que se hacen movimientos más limitados.

También los movimientos de las manos son más frecuentes cuando una persona tiene
dificultad para expresar verbalmente sus ideas o cuando le cuesta trabajo hacerse
comprender.

 El rostro

El rostro tiene una tremenda variedad de expresiones. Con él revelamos


pensamientos, sentimientos, emociones, actitudes hacia personas, ideas o hechos.
Además, muchas personas nos interpretan o enjuician como resultado de esas
expresiones.

La expresión del rostro muestra diferencias importantes en el significado del mensaje.


Si deseamos enviar un mensaje cálido o positivo, lo apoyamos con una sonrisa
amable. Si se trata de un mensaje serio, mostramos una expresión acotada, solemne
o circunspecta.

Con la cara podemos manifestar las emociones más profundas, aquellas que menos
2

podemos controlar.
Página

Revertir la Diabetes
Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

Si hay algo que nos contraría, lo reflejamos con una expresión dura. La felicidad se
expresa con un cambio gestual y con una movilidad suave de los músculos faciales. El
enojo o ira se manifiesta con los músculos tensos y rígidos.

 Los ojos

De todas las partes del cuerpo humano que se utilizan para transmitir información, los
ojos son los que reflejan los matices más sutiles. Cada mirada es sutilmente distinta de
otra, nos dice lo que sucede dentro de la persona que mira. El primer contacto que
hacemos con una persona es a través de los ojos, muchas veces basta una mirada
para iniciar una relación, terminarla, elegir o rechazar.

 Los objetos

Los objetos que una persona usa o que la rodean dicen cosas acerca de ella. La
elección de la ropa y los accesorios nos dice mucho acerca de sus preferencias, el
modo de ser, las actividades y el estatus de quien los porta.

 El saludo

Estrechar manos es una de las muchas formas que adopta el saludo. A partir de cómo
saluda una persona podemos deducir varias cosas.

Es mucha la información que podemos obtener tan sólo en un apretón de manos con
otra persona. Cuando el apretón es firme la persona transmite confianza,
determinación. Cuando el apretón es demasiado fuerte nos transmite deseos de
dominar la relación. Si el apretón de manos es flojo, desganado probablemente
estaremos frente a una personalidad tímida, indecisa, insegura, muy sumisa.

Todo depende del tipo de agarre. Y este a su vez depende en gran medida de la
edad de la persona, se sabe que las personas jóvenes tienen más fuerza, más energía
y entusiasmo con la vida en general y son de las que aprietan con más ímpetu.
3
Página

Revertir la Diabetes
Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

En cambio, la gente mayor suele perder fuerza, y el agarre es más suave. Tal vez ellos
esperen ser saludados de la misma forma y no ser apretujados.

El ser humano ha conservado sus expresiones instintivas tales como la sonrisa, la risa,
la cara de asco y la cara de susto como señales propias de la especie. Es decir, como
expresiones innatas no aprendidas. Tales expresiones son comunes a todas las
sociedades y persisten a pesar de la asimilación de muchos otros gestos culturales.
Existen expresiones que varían de cultura en cultura, las cuales se aprenden durante
los primeros años de la infancia.

4
Página

Revertir la Diabetes
Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

Los Reflejos, El Lenguaje Innato Del Cuerpo…

Cuando nacemos, las personas traemos en forma innata una serie de conductas
corporales a las cuales llamamos “reflejos”. Estos reflejos tienen una finalidad muy
importante en el comienzo de la vida y es que se encuentran al servicio de la
supervivencia y el mantenimiento de la misma. Algunos de ellos son el reflejo de
succión, el reflejo de prensión, el reflejo del moro, etc.

Antes de comenzar a hablar, el lenguaje corporal es el principal medio para comunicar


necesidades, tensiones y emociones de todo tipo. A partir de estos mensajes que
emitimos esperamos que nuestro entorno más cercano registre e intérprete nuestras
necesidades y sean satisfechas.

A medida que crecemos y que vamos incorporando el lenguaje verbal seguimos


utilizando las señales del cuerpo. Estas nos sirven para señalar, para mostrar, para
afirmar, para negar, entre otras cosas. Y si son bien interpretadas podremos entablar
un “dialogo no verbal” con nuestros cuidadores.
Además de asegurarnos la satisfacción de necesidades básicas, podremos indicar
qué tipo de alimento queremos tomar, cuándo no queremos más, cuándo sÍ
deseamos más, podremos compartir aquello que nos llama la atención, pedir que se
nos sostenga en brazos y así, infinidad de posibilidades.

Podemos afirmar que una vez que hemos incorporado el lenguaje, la palabra hablada
se convierte en el vehículo más predominante para la expresión de nuestros
pensamientos y emociones. Aun así, el lenguaje del cuerpo estará siempre presente.

Tal como se refiere una de las máximas de la teoría de la comunicación humana: “Es
imposible no comunicar”. Todo, absolutamente todo, es conducta. No hay nada que
sea opuesto a ella. Aun cuando nos encontremos quietos, cuando no digamos nada,
estaremos comunicando algo (estado de serenidad, de calma, de pasividad, desgano,
de aburrimiento, de apatía, etc.).
5
Página

Revertir la Diabetes
Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

Además de transmitir información a través del cuerpo, también estamos leyendo


permanentemente los mensajes corporales que nos llegan de los otros. Existen
distintos tipos de lenguaje corporal que han sido agrupados y clasificados de manera
que se los puede describir y conocer a cada uno separadamente, a pesar de que en
una persona se superpongan entre sí la mayoría de las veces.

Sentarse a observar la información que nos llega de la gente, de sus movimientos,


sus gestos, sus miradas, es una buena manera de ponernos en contacto con la
sutileza y los matices que existen en el lenguaje corporal.

6
Página

Revertir la Diabetes
Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

Diferentes Tipos De Lenguaje Corporal

A continuación ahondaremos en profundidad los diferentes estilos de lenguajes


corporales. Cada estilo podrá ser fácilmente identificado.

 Cordial

El lenguaje corporal cordial se refiere a la conducta atenta y respetuosa frente al otro.


Es la actitud que se traduce en saber escuchar con atención, sin interrumpir y esperar
hasta que la otra persona termine de hablar.

Mirar a los ojos y evitar movimientos que denoten impaciencia o prisa como por
ejemplo golpetear un pie contra el suelo, mirar el reloj varias veces o dirigir la mirada
hacia la salida. Bostezar o evitar el contacto visual es un claro ejemplo de que se una
persona está distraída.

Utilizar el lenguaje corporal cordial es siempre una buena opción. Pero hay situaciones
en las que es particularmente muy importante. Como por ejemplo cuando usted está
en medio de una entrevista en búsqueda de un empleo. Su entrevistador valorará muy
positivamente que usted cuente con la habilidad de escuchar sus preguntas, contestar
adecuadamente, no interrumpir, mirarlo a los ojos, utilizar las manos para acompañar
sus palabras, mover la cabeza para mostrar que está siguiendo la conversación y que
es capaz de empatizar con su interlocutor.

Seguramente este tipo de lenguaje aplicado a situaciones como ésta, pueda llegar a
hacer la diferencia entre aplicar o no para un puesto de trabajo.
Por lo tanto, recuerde que su entrevistador evaluará su actitud corporal muy
cuidadosamente y la tomará como parte de su curriculum vitae.

Otra situación en la que este lenguaje puede causar un impacto positivo o negativo
determinante es en el ámbito de las relaciones personales, es decir, íntimas.
7
Página

Revertir la Diabetes
Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

Cuando el lenguaje corporal es atento en la intimidad con el otro, este sentirá que
recibe un trato de respeto, de cuidado, de interés auténtico y probablemente sea una
invitación a conducirse de igual modo hacia usted.

A veces tenemos la sensación de que no se nos está escuchando con atención. Una
forma de comprobar si el otro está atendiendo verdaderamente a nuestras palabras es
prestar especial atención a su mirada. Si nos mira a los ojos y si esa mirada tiene un
contenido. Si frunce su ceño, puede indicar que la persona está concentrada. Los
movimientos de su cabeza, si son afirmativos o negativos pueden demostrar atención,
como también acuerdo o desacuerdo. Y por último, la presencia de expresiones
verbales breves tales como “mmm”, “ah ha” también son señales de que la persona
estaría atenta a la conversación.

 Agresivo

El lenguaje corporal agresivo es señal de amenaza inminente. Este tipo de lenguaje


forma parte del grupo de las llamadas “reacciones” o “respuestas agresivas”. Estas
pueden darse bajo muchas formas: en forma de palabras (violencia verbal), en forma
de golpes físicos (violencia física), en forma de señales corporales. Estas son más
sutiles pero no por eso menos amenazantes que las anteriores.

De hecho, ser capaz de detectar estas señales agresivas puede darnos tiempo para
anticipar un ataque físico inminente y poder defendernos o retirarnos antes de que
traiga consecuencias mayores.

La expresión del rostro puede ser un indicador clave de este lenguaje corporal
agresivo como por ejemplo el ceño fruncido, los labios apretados, la mirada fija, mirada
de desprecio, el rostro enrojecido, la mandíbula apretada. También pueden serlo las
manos, en particular cuando los puños se encuentran cerrados y en tensión; los
músculos de las piernas contraídos, trabados; la postura rígida del cuerpo en general.

Estas son señales que nos pueden dar aviso de un posible ataque o agresión.
8
Página

Revertir la Diabetes
Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

Sabemos que la agresión no conduce a ningún sitio seguro ni agradable y es por eso
debemos ser capaces de decodificar estas expresiones agresivas para poder hacer
algo al respecto antes de que se despliegue la agresión. Por ejemplo, cuando una
persona pone su cara frente a la suya con los gestos que mencionamos anteriormente
(mirada fija y entrecerrada, rostro enrojecido, mandíbula cerrada, etc.) lo mejor será
retroceder poniendo distancia física para poder, en un segundo momento, entablar un
diálogo haciendo referencia a este lenguaje corporal y el mejor modo de tratar un
desacuerdo.

Se conoce que las personas tenemos una especie de campo vital que nos rodea, este
es un espacio que consideramos tácitamente que nos pertenece y cuando alguien se
nos acerca demasiado nos sentimos invadidos. Por eso, lo mas habitual es que las
personas guardemos cierta distancia física necesaria. Cuando alguien cruza esta
barrera física y a la vez psicológica por ejemplo, tocándonos sin permiso o acercando
su rostro al nuestro sin que lo esperemos, se genera mucha incomodidad y sensación
de vulnerabilidad frente al otro. Quienes se conducen de este modo, generalmente
buscan marcar su poder por encima del otro.

Otras veces, nos sentimos invadidos emocionalmente en nuestro campo emocional.


Por ejemplo cuando un amigo adopta una personalidad “camaleónica” para ingresar
en nuestro mundo interno, utilizando gestos y sonrisas amistosas, empleando nuestros
mismos códigos y modos de ver las cosas para hacer propia una información personal
que seguramente luego no cuidará como sí lo haría un verdadero amigo.

Generalmente en este lenguaje agresivo del cuerpo se utilizan gestos que son
incitadores de violencia física, que invitan al otro a responder de la misma forma. Por
ejemplo, los gestos con la mano que buscan insultar, el gesto de llevar un arma a la
cabeza como señal de amenaza, el simular golpes con los puños y las piernas.

Los gestos físicos del lenguaje corporal agresivo nos ponen al corriente de que
podemos convertirnos en víctimas potenciales de un agresor. Es importante detectar
9

estos signos y hacer algo al respecto antes de que la agresión lo dañe física,
Página

psicología y moralmente.

Revertir la Diabetes
Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

 Distraído

¿Notó alguna vez signos de aburrimiento o pérdida del interés en su interlocutor como
bostezos, la mirada perdida, ausencia de respuesta, entre muchos otros?

Si su respuesta es afirmativa, es probable que usted este fallando en capturar la


atención de su interlocutor. No tiene por qué preocuparse, ya que tenemos buenas
noticias para usted: es posible aprender el arte de captar el interés de las personas si
sigue atentamente las siguientes recomendaciones y las pone en práctica.

Una de las señales que más nos dice que alguien está en otra frecuencia es su
mirada. Si su mirada se encuentra en varios lados a la vez, si se distrae con cualquier
movimiento o estímulo visual, es casi un hecho que no le está prestando suficiente
atención aunque la persona afirme que sí lo está haciendo.

Otros signos corporales, además de la mirada, que hablan de lo distraídos que


estamos pueden ser varios, entre ellos: morderse las uñas, moverse en la silla, mover
la cabeza queriendo estar en varios sitios a la vez pero sin estar en ninguno.
Cuando se dirija a un grupo de personas, es decir, a una audiencia o público amplio
utilizar el lenguaje corporal puede ser un aliado al servicio del éxito personal.

Las presentaciones más efectivas son aquellas que logran capturar el interés de los
presentes, por lo que usted deberá desarrollar estrategias destinadas a lograr tal fin.
Ser claro, directo, conciso, didáctico, mover las manos, hacer uso del espacio físico,
ser expresivo con el rostro por ejemplo: levantando las cejas, sonriendo, gesticulando
ampliamente. Hacer preguntas para conocer qué tan atento está su público y utilizar
su sentido del humor son buenos aliados para captar el interés y transmitir un mensaje
de manera efectiva.

Hay que evitar quedarse estáticos en el mismo sitio todo el tiempo mientras se esté
hablando, evitar hablar siempre en un mismo tono de voz, no utilizar las manos, no
10

utilizar ejemplos demostrativos que acompañen el discurso.


Página

Revertir la Diabetes
Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

 Defensivo

Cuando alguien nos asusta, nuestro cuerpo enseguida reacciona con una postura
destinada a defenderse del peligro. Por ejemplo, agacharse, acurrucarse, ponerse en
posición fetal abrazando las piernas con los brazos, la mirada hacia abajo,
balancearse con la mirada fija en un objeto, llevarse las manos a la cara, morderse las
uñas, etc. Estos son ejemplos de posturas que asume el cuerpo cuando una persona
se siente amenazada tanto física o psicológicamente.

Cuando una persona se siente avasallada en una discusión por ejemplo, es posible
que su cuerpo reaccione adoptando una postura defensiva como modo de auto
protegerse. O cuando una persona quiere ocultar emociones faciales de tristeza,
lágrimas en los ojos es posible que utilice el “ostracismo” como lenguaje corporal
destinado a preservarse en este caso de la exposición frente al otro de los propios
sentimientos.

Una manera de ayudar a las personas que utilizan frecuentemente este tipo de
lenguaje es acercarse, apoyar suavemente una mano en su hombro y esperar hasta
que la persona se abra y esté dispuesta a hablar. De esta manera estamos ayudando
a aquietar los miedos latentes en la situación y aumentando la seguridad del otro con
nuestro apoyo en silencio.

Generalmente se trata de personas retraídas, temerosas, que sienten temor ante


figuras de autoridad, en algunos casos han sido víctimas de abusos verbales o físicos
provenientes de su entorno más cercano.

En cualquier caso, el lenguaje corporal defensivo está al servicio de protegerse a uno


mismo. Sea de un ataque o agresión externa o de una experimentada
psicológicamente como tal.

 Traicionero
11
Página

Revertir la Diabetes
Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

Las personas pueden intentar ser engañosas con su lenguaje corporal. A pesar de
esto, hay signos visibles que podemos detectar cuando una persona nos está
intentando engañar con su cuerpo.

Aprender este tipo de lenguaje puede ser de vital importancia para distinguir entre
quienes son honestos, auténticos y quienes no lo son.

Existen perfiles que requieren de una dosis de este lenguaje para alcanzar sus
objetivos. Por ejemplo la gente que se dedica a las ventas. Un vendedor sin esta
herramienta no sería un buen vendedor ya que no podría cumplir su cometido y sería
inmediatamente despedido de su puesto de trabajo.

Pero cuando esta estrategia se transforma en una modalidad, en la única manera de


conseguir los objetivos en la vida, estaremos frente a una personalidad psicopática. El
psicópata es alguien que engaña a las personas sistemáticamente con frialdad y sin
ningún remordimiento ni culpa posteriores, con el fin de alcanzar objetivos para su
propio beneficio.

Existen estudios interesantes que correlacionan la mentira con la mirada, sin embargo
no existe unanimidad en los resultados. Algunos establecen que cuando una persona
miente mira hacia la derecha y otros dicen que el que miente mira hacia la izquierda.

Instintivamente, cuando las personas utilizamos el lado izquierdo (el lado lógico,
analítico, el que planifica y anticipa) de nuestro cerebro tendemos a mirar hacia la
derecha y viceversa, cuando utilizamos el lado derecho del cerebro (el lado emocional
y creativo) hay mayor tendencia a mirar a la izquierda.

Aunque algunas personas son muy buenas para decir mentiras existen señales que
los delatan y que puedes identificar fácilmente. Escucha detenidamente lo que dice y
cómo lo dice y observar en todo momento su comportamiento.

Es sabido que cuando las personas mienten evitan mirar a los ojos. Pero puede que
12

sea un mentiroso profesional y ya se sepa este truco. Si es así, mantendrá la mirada


Página

por mucho más tiempo de lo normal. Otra forma de descubrir a un mentiroso es que se

Revertir la Diabetes
Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

la pasa pestañeando, como si tuviera que mantener los ojos bien abiertos, para
asegurarse de que se le está creyendo todo.

Existen también señales manuales que delatan al mentiroso, por ejemplo se tocará
mucho la cara o la boca. Este es un signo de ansiedad que esconde la falta de
honestidad. Detrás de la fachada de seguridad que hay en la mentira hay ansiedad y
temor por ser descubierto.

Cuando una persona recurre a este lenguaje corporal traicionero o engañoso es


porque seguramente esté tratando de engañarnos con las palabras y tratará de hacer
cómplice a su cuerpo.
Cuando notemos que la otra persona se mueve más de lo normal, se toca la nariz o la
boca, evita el contacto visual, si al gesticular menea mucho las manos, si juega con los
objetos que están a su alrededor y sobre todo con sus pies, si no puede evitar reírse o
le cuesta trabajo quedarse serio… es porque está haciendo un esfuerzo por ocultar
una verdad y por eso se siente incómodo, por el riesgo que existe de ser descubierto
en la mentira.

 Dominante

Las personas que utilizan el lenguaje corporal dominante buscan causar un impacto
sobre la otra. A través de su cuerpo están diciéndole al otro que lo dominan, o que
tienen mayor poder.

Este lenguaje corporal transmite un mensaje que pretende ser claro y contundente.
Puesto en palabras sería algo como: “Aquí mando yo”. Es un tipo de lenguaje que
determina cómo será esa relación, quien tendrá mayor predominio y en manos de
quien estarán las decisiones más importantes. Tiene un tinte más relacionado con el
ejercicio de la autoridad que el de la agresividad.

No se debe asociar únicamente a este tipo de lenguaje con el autoritarismo o el abuso


13

de poder. Un ejemplo de esto es el de los padres que al utilizar este lenguaje para
Página

comunicarse con sus hijos arrojan claridad sobre los roles de cada uno.

Revertir la Diabetes
Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

A través del movimiento de sus manos, la postura del cuerpo, los gestos, el tono de
voz, les dicen a sus hijos que son ellos quienes mandan y quienes imparten las
normas en casa. Y por supuesto, que esperan que sus hijos respondan a ellos.

Las personas que hablan este lenguaje tratan de hacer que su cuerpo se vea más
grande, más voluminoso. Por ejemplo, ensanchando sus espaldas, parándose más
erguidos, con el pecho hacia afuera, la cabeza hacia arriba y la mirada hacia abajo.
Otra forma es pararse con las piernas en paralelo y ubicar las manos en la cadera con
los codos hacia afuera. Adoptar una expresión facial de burla, sonreír con sarcasmo,
imitar los movimientos del otro, la mirada fija hacia abajo, etc.

 Sentimental

El lenguaje corporal de los sentimientos es muy amplio, ya que por un lado son
muchas las emociones y sentimientos que somos capaces de experimentar las
personas. Y por el otro, todos reaccionamos de manera diferente a cada una de ellas.

Pero tenemos en común el hecho de que no podemos escapar al lenguaje del cuerpo,
que siempre se transforma en el escenario de todo lo que pasa dentro de nosotros.
Es de suma importancia aprender a leer el lenguaje corporal de las emociones.

Cuando incorporamos este aprendizaje desde pequeños sabremos reconocer y leer


qué nos está queriendo decir el cuerpo en una situación determinada y lograremos
guiar correctamente nuestras acciones de acuerdo con ello.

Además, podremos prevenir somatizaciones. Las somatizaciones son problemas que


pertenecen al área psicológica que al no ser reconocidas como tales y trabajadas, se
expresan en un lenguaje más primitivo, el del cuerpo.
14
Página

Revertir la Diabetes
Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

Algunos sentimientos que trasladamos al cuerpo son la ira, la ansiedad, el temor, la


tristeza, la felicidad, el malhumor, los nervios, la vergüenza, la alegría, la euforia, la
calma, entre muchos otros.

Si bien aquello que genera la ira en una persona puede ser totalmente diferente a lo
que la genera en otra, generalmente ésta se presenta y hace visible a través del
enrojecimiento de la cara y del cuello, la mirada fija y amenazante, la mandíbula tensa,
los puños cerrados y una postura corporal rígida.

Los nervios se pueden expresar mediante el sudor de las manos, el pulso acelerado,
sensación de cosquilleo en la panza, labios temblorosos, respiración agitada y palidez
en el rostro. Para un niño puede resultar difícil distinguir entre los nervios, el miedo y la
ansiedad siendo que son emociones diferentes pero sus signos perceptibles son
similares.

Muchas de estas señales del lenguaje corporal son fácilmente leídas cuando se ven
en otra persona. Sin hablar con ella podemos determinar si se siente temerosa,
nerviosa o vergonzosa. Pero no siempre es posible tener dicha claridad cuando estas
emociones se agitan dentro de nosotros.

La melancolía es un trastorno psicológico que se caracteriza por la tristeza


permanente, pérdida de interés en el mundo exterior, reproches a uno mismo,
autocastigos, delirante expectativa de castigo.

Toda esta sintomatología se escenifica en el cuerpo a través del lenguaje corporal


melancólico: postura corporal desganada, la espalda encorvada, los hombros caídos,
la mirada perdida, a veces fija en algún objeto, los párpados caídos, los ojos
lagrimosos, el volumen de la voz bajo y un tono monótono. El cuerpo expresa con
fidelidad el estado interno de la persona.

El lenguaje corporal de la sorpresa se expresa fundamentalmente a través de los ojos,


15

las cejas levantadas, ojos bien abiertos, boca abierta. El cuerpo puede dar un salto o
Página

realizar un movimiento hacia atrás.

Revertir la Diabetes
Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

La felicidad o la alegría pueden manifestarse con una gran sonrisa en el rostro, los
ojos húmedos de la emoción, mejillas sonrosadas, la persona puede dar saltos o agitar
sus brazos, aplaudir, bailar, cantar.

Aunque estos son los signos más frecuentes del lenguaje corporal de la alegría existen
personas que no presentan prácticamente ninguno de estos signos aunque estén
sintiendo con igual intensidad emociones y sentimientos de felicidad.

 Evaluador

Este tipo de lenguaje hace referencia a la postura que adopta el cuerpo de una
persona cuando se encuentra evaluando una situación determinada o a una persona.
Generalmente, el cuerpo se encuentra en silencio, con la mirada atenta y el resto de
los sentidos en estado de alerta ya que la finalidad es obtener información, datos de la
realidad.

Es común que las personas frunzan el ceño, que se toquen el mentón, que crucen una
pierna, que se encuentren sentadas, que crucen los brazos, etc. Los ojos se mueven
de un lado a otro cuando la persona se encuentra analizando una situación, este
movimiento de lado a lado favorece la conexión entre los dos hemisferios cerebrales
haciendo que la información viaje de uno a otro y sea procesada por ambos.

El evaluador elige algún aspecto del lenguaje verbal o del lenguaje no verbal o del
contexto sobre el que centrarse. Puede atender al contenido del diálogo o a los
mensajes emitidos no verbalmente por el otro a través del contacto visual, el uso de
las manos, las posturas, los movimientos, la expresión facial, la entonación, las
pausas, las sonrisa o ausencia de las mismas, etc. y elabora un juicio en relación a los
mismos.

Es sobretodo, un observador. Observa todo y a todo y finalmente consigue sus


16

impresiones.
Página

Revertir la Diabetes
Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

 Abierto y Cerrado

El lenguaje corporal abierto permite la interacción. Es decir, demuestra que se está


abierto al contacto y comunicación con el otro. En el lenguaje abierto el rostro
despliega una expresión animada y amigable, y el contacto de la mirada es más
relajado y prolongado. Los brazos pueden estar relajados o moviéndose
animadamente.

Implica una buena postura corporal, pararse y caminar erguidos. Para estar más calmo
y relajado se debe evitar los movimientos excesivamente nerviosos o los gestos muy
exagerados con las manos, allí es donde se delata el nerviosismo o la vergüenza.

Involucra la postura de hombro a hombro y de todo el rostro. Por ejemplo, los estudios
demuestran que hay más comunicación entre aquellos que se sientan a hablar cara a
cara, que los que se sientan uno al lado del otro.

Las posturas abiertas incluyen aflojarse la ropa, sacarse una campera o desabotonar
una camisa. Es importante prestar atención al momento de transición en que el cuerpo
se abre, para descubrir los disparadores del cambio.

El lenguaje corporal cerrado surge cuando la gente se siente amenazada o incómoda.


Las personas enojadas, nerviosas o a la defensiva, usualmente se repliegan cruzando
los brazos, piernas o tobillos, o bajando sus cabezas. Bajan el mentón, cubriendo su
cuello. La zona de la ingle es protegida con las rodillas juntas, o cubierta por las
manos. Los brazos pueden ser posicionados de un extremo al otro del pecho o de la
cara.
17

Los que hablan con lenguaje cerrado evitan el contacto de miradas, u observan
Página

agresivamente, por ejemplo, mirando despectivamente de arriba hacia abajo.

Revertir la Diabetes
Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

18
Página

Revertir la Diabetes
Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

 Plácido

El cuerpo es un gran traductor de nuestros estados internos. Las personas que


alcanzan estados de paz y armonía interior a través del conocimiento de si mismos
adoptan un estilo corporal tranquilo, seguro y placido. Se caracterizan por la ausencia
de ansiedad en sus movimientos corporales.

En el imaginario popular, este estilo estaría representado por la imagen de un abuelo


que transmite un consejo sabio o de un monje anciano vestido con largas túnicas
naranjas y deambula tranquilamente.

El lenguaje corporal relajado se refleja en la tranquilidad y la calma del cuerpo en su


totalidad. La respiración hace un trabajo importante en el logro de esta relajación del
cuerpo. Las manos, los pies, los brazos y las piernas se encuentran en reposo, no hay
signos de tensión ni rigidez en ellos.

El rostro se encuentra relajado, la mirada tranquila, las cejas conservan su nivel, el


tono de voz es constante, sin fluctuaciones en el tono.

 Poderío

Como su nombre lo indica el lenguaje corporal de poderío es una actitud del cuerpo
que exhibe cierta dominancia o poder sobre el otro. Son aquellas personas que se
encuentran en una posición de autoridad o actúan como si la tuvieran.

La gente de negocios utiliza muy a menudo este tipo de lenguaje corporal, exhibiendo
poder y supremacía sobre todas las personas confundiéndoles con sus empleados.
Son personas que dan fuertes apretones de manos, que miran a las personas de
arriba hacia abajo, que se bajan de un auto lujoso en espacios concurridos para ser
vistos, cierran la puerta de sus despachos para mostrar que ellos regulan quien entra y
quién sale y hacer uso de su privacidad.
19
Página

Revertir la Diabetes
Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

Tienen el control del tiempo y del espacio, es decir, se toman tiempos prolongados
para llevar a cabo sus actividades y les agrada hacerse esperar.

Casi siempre son ellos quienes determinan dónde se ubicarán los otros en la mesa de
reunión, en un almuerzo o en su despacho. Se atribuyen el poder de distribuir a la
gente como ellos quieren en el espacio.

Casi siempre despliegan su status socioeconómico exhibiendo sus objetos y


posesiones costosas.

Suelen incomodar al receptor con miradas sostenidas más tiempo de lo normal,


apretando fuerte la mano al saludar, inclinándose en exceso hacia usted.

Lo importante es no caer en este juego de poder corporal, sino permanecer relajado,


amigable, dispuesto a colaborar. En lugar de esperar a que se le indique dónde
ubicarse o dónde sentarse, busque por su propia cuenta el lugar donde desee
sentarse antes de ser dirigido. Esta es una buena forma de neutralizar a este tipo de
personalidades que buscan avasallar con su cuerpo.

 Romántico

El lenguaje corporal romántico, como todo lenguaje corporal, incluye una finalidad. En
este caso sería captar sensualmente al otro, atraer, seducir para conseguir un
encuentro de índole sexual.

Incluye el coqueteo y todo lo que una persona hace con su cuerpo para atraer a la
persona en la cual se encuentra interesada. Pestañeo, búsqueda de contacto visual,
guiño de ojo, exhibición de ciertas partes del cuerpo dependiendo si es hombre o
mujer, acariciarse el pelo, acercarse, etc.

El contacto visual es el avance sexual inicial más común. Los ojos pueden revelar el
interés provocado, fantasía y desinterés. Nosotros iniciamos el contacto visual todos
20

los días, en lugares tan diferentes como el subterráneo, la oficina supermercado y el


Página

dormitorio.

Revertir la Diabetes
Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

Hacer contacto visual es una forma simple y universal para mostrarle a una persona
que usted está interesado en ella sexualmente. Al hacer contacto visual le puede
facilitar más a esa persona el responderle.

Cuando su mirada es reconocida y bienvenida, el receptor podría moverse de una


forma que "abra" el cuerpo, dándole más que mirar. Tal vez se parará para ser visto o
retirara su cabello de la frente de forma juguetona.

Si su contacto inicial no es bienvenido, la persona que usted está observando podría


evitar su mirada o desaparecer de repente en la multitud o abruptamente cruza sus
brazos o piernas, está indicando que "está yendo demasiado rápido para mí" o "no
estoy interesado en este momento."

Sonreír es una señal importante que refleja el agrado del otro. Cuando usted sonríe
envía el mensaje de que encuentra a alguien atractivo y le gustaría iniciar una futura
conversación.

Usar el tacto puede ser también un arma de seducción o coqueteo. Para ofrecer el
estímulo positivo en el transcurso de las primeras etapas de una relación, intente
acariciar el brazo o mano de la otra persona mientras entabla una conversación con
ella.

Cuando se acerque por atrás, ponga su mano sobre su hombro como saludo. La clave
es ser sutil. Recuerde que el contacto piel a piel (por ejemplo tocar la muñeca
descubierta) siempre es más íntimo que el contacto de la piel con ropa.

 Dispuesto

El lenguaje corporal dispuesto es propio de aquellas personas que están preparadas


para actuar en todo momento, están listas para llevar a cabo una tarea.
21

Sus cuerpos denotan cierta ansiedad o apuro por comenzar una actividad. Las
personas que utilizan este tipo de lenguaje son a menudo personas vitales y llenas de
Página

Revertir la Diabetes
Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

energía. Los aficionados al deporte son un ejemplo de personas que utilizan este tipo
de lenguaje.
Las personas muy sedentarias expresan una actitud corporal menos dispuesta a los
movimientos y suelen tener sus reflejos menos activos y menos conectados con la
necesidad de actuar en un momento dado.

Piense en la actitud de un jugador de fútbol que espera con ansias la llegada del pase
para realizar una jugada. Este es un claro ejemplo del lenguaje corporal dispuesto.

Otro ejemplo es el del asistente de cocina de un chef en un programa de televisión, su


rol es retirar los recipientes sucios, controlar que la preparación no se queme, acercar
utensilios, etc. Lo importante de estos ejemplos es poder pensar en la actitud que
adoptan los cuerpos de estas personas vinculadas al tipo de tarea que deben
desarrollar.

 Sumiso

Es el tipo de lenguaje corporal que exhiben las personas con base de personalidad
sumisa. Este tipo de personas tienen grandes dificultades a la hora de resistir
presiones internas, suelen evitar los conflictos, posponerlos y no enfrentarlos
constructivamente.

Son personas que se rehúsan a decir lo que piensan y sienten, porque temen
exponerse ante los demás. Suelen ser excesivamente dependientes de la aprobación
y confirmación del otro para inflar su diminuta autoestima.

Entablan relaciones de dependencia afectiva, el sujeto es controlado por su necesidad


de la otra persona y el intenso miedo a la pérdida y a la soledad contaminan el vínculo
establecido en la pareja.

En sus relaciones amorosas, los sumisos manifiestan hacia su pareja un tipo de apego
"ansioso" caracterizado por una continua necesidad de saber que es amado por su
22

pareja. Tienen dificultades para llevar una vida independiente, buscan de manera
Página

incesante el candidato a pareja y eligen precipitadamente al mismo.

Revertir la Diabetes
Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

Tienen mucho miedo a no ser queridos, miedo a la pérdida del objeto de su amor y
celos muy frecuentes, y dificultad para romper una relación aun cuando la misma sea
altamente problemática y generadora de malestar para el sumiso.

En el terreno corporal este tipo de personalidades pobremente estructuradas se


manifiestan con una postura corporal que los empequeñece, los hombros caídos, la
espalda encorvada, mirada tímida y temerosa, evitan el contacto cara a cara, sonrisa
nerviosa, poca movilidad del cuerpo en general y sobretodo de las manos.

Cuando una persona sumisa intercambia una conversación con alguien de


personalidad dominante, se mostrara siempre de acuerdo con ella asintiendo
con la cabeza constantemente.

23
Página

Revertir la Diabetes
Cómo Leer el Lenguaje del Cuerpo

Conclusión
Para finalizar, mencionaremos las características más sobresalientes del lenguaje
corporal:

 Expresa la enorme variedad de estados de ánimo. Por ejemplo, al dudar de


algo, levantamos una ceja. Cruzamos los brazos para aislarnos o
protegernos. Levantamos los hombros para denotar indiferencia. Guiñamos el
ojo en señal de intimidad. Nos golpeamos la frente ante un olvido.

 El lenguaje corporal, generalmente, mantiene una relación de dependencia


con el lenguaje de las palabras.

 Con frecuencia los mensajes del cuerpo tienen más significación que los
mensajes verbales.
En cualquier situación comunicativa, la comunicación del cuerpo es inevitable.

 El cuerpo tiene su propio lenguaje y expresa de un modo más primitivo y a la


vez más confiable lo que sucede en el interior de las personas. El cuerpo no
miente.

 El lenguaje corporal es un factor fundamental de la comunicación ya que las


palabras que decimos suponen tan sólo el 7% del mensaje que trasmitimos.
El 93% restante es comunicación no verbal, así que es muy importante
considerarlo. 24
Página

Revertir la Diabetes