Вы находитесь на странице: 1из 108

LOS ÁNGELES

Y LA MAGIA

María Rosa Legarde

2
bajalibros.com
ISBN 978-987-34-0088-9

Los ángeles y la magia


es editado por
EDICIONES LEA S.A.
Charcas 5066 C1425BOD
Ciudad de Buenos Aires, Argentina.
E-mail: info@edicioneslea.com
Web: www.edicioneslea.com

Queda hecho el depósito que establece la Ley 11.723.


Prohibida su reproducción total o parcial, así como su almacenamiento electrónico o mecánico.
Todos los derechos reservados.
© 2006 Ediciones Lea S.A.

3
Prólogo
La magia de estar vivos

“Rodeándonos como el aire que respiramos está la maravillosa


efervescencia de la vida. Estar en equilibrio, tener respetabilidad
por nosotros mismos y por todas las cosas grandes y pequeñas, crea
una resonancia positiva con quienes nos rodean. La sabiduría que se
nos presenta hoy en día en realidad no es nada nuevo; somos
nosotros mismos recordando (sabiendo de nuevo) aquellas cosas
que son, aquellas cosas que nos hablan acerca de la verdad. Cada
uno de nosotros encuentra, define y crea su propia verdad. Éstos
son los principios, los medios y los finales. Que cada uno de
nosotros se regocije a su propia manera, a su propio tiempo. Que
cada uno quiera y sea capaz de tener a una persona entera y sana
frente a sí cada vez que mire en el espejo de su alma. El trabajo, el
amor y la alegría que compartimos vuelve a cada uno
interdependiente de cada uno. No podemos agitar un hilo de la red
de la vida sin afectar a toda la red. La vida entera es un cambio. La
vida entera está hecha de elecciones. Las elecciones son el río
constante que fluye, y cuando nos volvemos uno con ese fluir, los
cambios y las elecciones se vuelven vibraciones positivas y vivas que
ondean a través de los océanos del tiempo: Yo elijo opciones
positivas y creativas. Invoco cambios positivos como una fuerza
segura y amorosa.
Haz una inhalación, entra en las aguas de tu existencia y flota en
la gloria que es este momento, esta vida, este ahora. Es fácil creer en
las cosas que podemos ver, tocar, saborear, oler, oír. Creer en las
partes invisibles del universo toma trabajo.
Párate maravillado ante la Medicina del Universo. Haz un deseo,
aduéñate de él, tenlo, recíbelo, cree en ti mismo porque los
Creadores ya creen en ti. Como dice la canción: tú puedes hacer
Magia, puedes hacer todo lo que desee tu corazón. Algunos podrán
decir que miro este mundo nuestro a través de unos lentes rosados.
Yo elijo saber que estoy invocando las magias, las medicinas de la
mayor realidad futura en el presente. Así que, en un análisis final,
cuando me preguntan ¿qué es mágico?, mi respuesta es: ¿qué no

4
es?”.
Este bellísimo párrafo del libro Espacios Sagrados de Michael
Ravenspirit, grafica de un modo poético y a la vez realista mi propia
idea sobre la magia angélica. Todos podemos ser magos angélicos
porque la magia es parte de la vida real, de lo que es. Pero lograrlo
depende pura y exclusivamente de un despertar espiritual que no
todos alcanzan y ese despertar consiste en algo tan simple como
darse cuenta de que este mundo real es maravilloso, que los ángeles
están aquí, entre nosotros, que el milagro convive con la vida
cotidiana... primero en tu corazón y después en el plano de lo real, y
que por eso es posible –como en los cuentos de hadas– convertir en
realidad tus deseos.

5
Capítulo I
Preguntas iniciales sobre los ángeles

A continuación, usted podrá leer una serie de respuestas a las


preguntas tradicionales que la gente suele hacerse sobre los ángeles
y sobre el contacto angélico. Recórralas con atención y tómelas
como una guía previa, antes de adentrarse en el apasionante
universo de la magia.

Si todos tenemos un ángel guardián de acuerdo con


nuestra fecha de nacimiento, ¿todas las personas nacidas
en nuestra misma fecha comparten un mismo ángel
protector?
Sí. Varias personas comparten un mismo ángel protector.

¿Puede un solo ángel ocuparse de varias personas al


mismo tiempo?
Recordemos que, por ser los mensajeros de Dios, los ángeles
participan de la esencia divina. El don de la ubicuidad forma parte
indisoluble de esa esencia. Es decir, Dios puede estar al mismo
tiempo en todas partes porque es a la vez un ser único e infinito.
Con los ángeles sucede lo mismo. Por eso, a diferencia de los
humanos que nos “repartimos” entre diferentes tareas, los ángeles
se vuelcan por entero y simultáneamente a todas ellas.

Cuando una persona muere, ¿qué sucede con su ángel


guardián? ¿Acaso lo “hereda” otra persona?
El concepto de muerte es un concepto totalmente humano. Sólo
muere la materia, no el espíritu, y los ángeles son seres espirituales.
Por lo tanto, nuestra muerte física no es un acontecimiento
relevante en el plano etérico en que viven los ángeles. La muerte
sólo existe para nosotros, ya que los ángeles participan de la
eternidad divina.

¿Si tenemos un determinado ángel protector de acuerdo


a nuestra fecha de nacimiento, carecemos de ángel
guardián antes de nacer?

6
De ninguna manera. En el Gran Libro de Dios está escrita la
eternidad y cada uno de nosotros es aun sin haber nacido. Como
seres humanos, tenemos conciencia de nosotros mismos a partir de
nuestra llegada al mundo, pero hemos existido siempre en los
planes de Dios.
Contrariamente a lo que sostienen las teorías evolucionistas, el
universo fue hecho por Dios de una vez y para siempre, sin antes ni
después. Por lo tanto, hemos tenido a nuestro ángel guardián desde
siempre, porque desde siempre formamos parte del plan divino.

¿Los seres humanos podemos convertirnos en ángeles?


Los ángeles, como hemos dicho, viven en el plano etérico, por lo
cual no resulta coherente pensar que se “encarnan”. En cambio, sí
es dable pensar que, en algunos casos, los ángeles se manifiestan a
través de ciertas personas.

¿Todas las personas pueden comunicarse con los


ángeles?
Sí, pero siempre y cuando se den ciertas condiciones. Esas
condiciones son, sobre todo, condiciones de tipo espiritual, entre las
cuales la fe es, sin duda, una de las más importantes. Cualquiera
puede comunicarse con los ángeles si tiene plena confianza en que
los seres angélicos acudirán a la cita. Y esta fe requiere a veces una
cierta preparación espiritual.

¿Por qué los ángeles se comunican fácilmente con los


niños?
Aunque los pequeños no hayan alcanzado, debido a la escasa
experiencia que les permite su edad, un elevado desarrollo de su
espiritualidad, los ángeles se comunican con ellos porque tienen,
precisamente, lo que más nos falta a los adultos: inocencia. Para los
niños los milagros no existen sencillamente porque viven instalados
en el milagro mismo.

¿Nuestro ángel guardián puede “ver” todo lo que


hacemos?
Sí, pero esto no debe ser motivo para sentirnos observados y
juzgados. Nuestro ángel está a nuestro lado incondicionalmente y lo
seguirá estando sea lo que sea lo que hagamos. A diferencia de los
hombres, los ángeles nos aman (o, mejor dicho, son amor) pero no

7
nos juzgan.

¿Los ángeles pueden darnos mensajes que nos


desagraden?
Sí, pero esto no significará que nos estén juzgando. El mandato
angélico es el de ayudarnos a encontrar la verdad. Por eso, aún los
mensajes que pueden resultarnos “duros” son mensajes de amor. Si,
ante un mensaje determinado, nos sentimos mal, culpables o
molestos, este mensaje no proviene de los ángeles sino, quizás, de
nuestra propia conciencia que nos señala que hemos procedido mal.

¿Pueden los ángeles ayudarnos en cosas prácticas tales


como la adivinación de los números que van a salir
premiados en la lotería?
El propósito de la presencia angélica es, fundamentalmente,
proporcionarnos amor, apoyo y enseñanzas, pero los ángeles
también pueden responder preguntas concretas de este tipo. Lo que
sucede es que rara vez sus respuestas serán literales. Siempre habrá
que hacer de ellas una interpretación y nuestro éxito en aquello que
pedimos dependerá del acierto o desacierto de nuestra
interpretación.

¿Ante determinadas preguntas, los ángeles pueden


mentirnos?
Jamás. Los ángeles nunca mienten, porque nos traen el mensaje
de Dios, el cual es por definición, un mensaje verdadero. Sólo los
hombres mentimos y engañamos.

¿Por qué el mensaje de los ángeles puede resultar


entonces críptico, oscuro?
Porque los ángeles provienen de otro plano de la realidad y, tanto
su lenguaje como los mensajes que construyen a partir de él, no
participan de las características humanas. El lenguaje de los ángeles
es esencialmente metafórico, por lo tanto, sus mensajes también los
son. Por otra parte, el español o cualquier otra lengua humana no es
la lengua primera de los ángeles. Ellos hablan entre sí con lenguaje
angélico y lo “traducen” para que éste adquiera el vocabulario y la
gramática del español o de la lengua que utiliza quien los invoca.

¿ Por qué se dice que el lenguaje de los ángeles es

8
similar a la música?
A diferencia de lo que ocurre con el lenguaje humano que es
lineal (los signos lingüísticos están puestos unos después de los
otros tanto en la escritura como en la expresión oral), el lenguaje
angélico es simultáneo. Al igual que en la música varias notas
superpuestas forman un acorde, en el lenguaje angélico todo se
expresa a la vez y lo que nosotros percibimos es una suerte de
“transcripción”.

¿Si, durante un ritual de magia angélica, invocamos a


más de un ángel, cuál de ellos es el encargado de
responder a nuestras preguntas o de satisfacer nuestros
pedidos?
Así como el lenguaje angélico desconoce la linealidad del lenguaje
humano, también desconoce el concepto de “propiedad de la voz”.
La voz angélica es, a la vez, múltiple y unitaria, concepto muy difícil
de entender para un ser humano. Si, por ejemplo, hemos invocado a
la vez al ángel Hariel y al ángel Aniel, nos contestará a coro la voz
angélica que es una voz universal, porque es la voz de manifestación
de Dios. Pero, paradójicamente, la voz de Dios se expresará
indistintamente a través de la voz de Hariel o de Aniel y nos será
muy difícil determinar cuál es cuál si, por alguna razón particular,
ellos no deciden revelar su identidad en el mensaje.
¿Por qué en ciertas oportunidades el mensaje de los
ángeles resulta demasiado breve?
El concepto de “extensión” que nos lleva a contraponer “breve” a
“largo” es típicamente humano. Los ángeles no se manejan con esos
parámetros, por lo tanto, no “miden” ni manejan la extensión de los
mensajes. Somos los humanos quienes los percibimos como
demasiado breves o demasiado extensos y, por lo general, este tipo
de evaluación subjetiva está determinada por la magnitud de las
expectativas. Cuando estamos demasiado ansiosos por recibir un
mensaje angélico, éste puede resultar “corto”, pero, en rigor, la
extensión de los mensajes angélicos no se puede medir.

¿Es cierto que los ángeles suelen escribir y hablar en


verso?
Sí, es cierto. No por nada los antiguos sostenían que la poesía era

9
la forma de manifestación preferida de Dios. Esto no significa que
los ángeles elijan una forma de manifestación típicamente humana.
Por el contrario, somos los hombres quienes hemos elegido una
forma de manifestación típicamente angélica: la poesía.

¿Los ángeles experimentan más sentimientos y


emociones que los seres humanos?
No. Ellos “sienten” de una manera diferente. Dado que no son un
cuerpo, no pueden expresar las emociones a través de él. Nuestras
emociones, por el contrario, se expresan sobre todo corporalmente.
Si tenemos miedo, lo reconocemos porque nos tiemblan las piernas;
si estamos enamorados y vamos a encontrarnos con la persona
amada, el encuentro nos provoca temblor, aceleramiento del ritmo
cardíaco, sequedad en la boca; si sentimos un dolor espiritual
intenso, experimentamos una opresión en el pecho, una sensación
de ahogo. Ninguna de estas cosas les ocurren a los ángeles, sin
embargo, no son ajenos a los sentimientos y emociones. La Biblia ha
representado tanto ángeles complacientes como ángeles coléricos y
castigadores.

Pero, ¿cómo puede “sentir” ira un ángel si carece,


precisamente, de un cuerpo sensible?
Los ángeles no “sienten” las emociones, sino que ellos son las
emociones mismas. No “sienten” los sentimientos, sino que son los
sentimientos mismos. Para sentir es necesario que un estímulo
exterior penetre a la vez en nuestro espíritu y nuestro cuerpo y los
ángeles carecen de este último. Por lo tanto, un ángel no se pone
colérico o alegre, sino que es la cólera o la alegría. Por eso se dice de
los ángeles que son el espíritu, la paz, la alegría, la esperanza... tal
como se dice de Dios.

¿Cuál es la diferencia entre un espíritu guía y un ángel


guardián?
La diferencia entre uno y otro es absoluta y tan profunda como la
que existe entre un hombre y un ángel. Los espíritus guías han
vivido sobre la Tierra en algún momento de su existencia y han
ejercido una influencia precisa sobre nuestras vidas, han asumido el
compromiso de guiar nuestros pasos. Los ángeles guardianes, en
cambio, no han sido ni serán jamás hombres, sino intermediarios

10
entre los hombres y Dios.

¿Los animales tienen también su ángel protector?


Todas las criaturas creadas por Dios tienen un ángel que les ha
sido asignado por Él. Los ángeles de las mascotas domésticas son
los encargados de inspirarnos el intenso amor que solemos sentir
por ellas.

¿Los animales tienen conciencia de tener un ángel?


El hombre es la única criatura de la naturaleza con conciencia de
sí. Por lo tanto, es el único ser capaz de diferenciar entre sí misma y
el resto de los objetos y seres del mundo. Los ángeles forman parte
de esos seres que les resulta imposible objetivar.

¿Es posible comunicarse con los ángeles


independientemente de la religión que se practique?
Por supuesto, la comunicación con los ángeles es independiente
del credo religioso. Los ángeles son mensajeros de Dios y Dios es
uno solo aunque las religiones sean muchas.
La fe en Dios no está reñida con la fe en los ángeles, sino todo lo
contrario.
¿Las oraciones de invocación deben tener una forma
“canónica” Determinada, tal como sucede con las oraciones
religiosas o cada cual puede crear su propia oración de invocación?
En la magia angélica los ritos están menos definidos que en las
religiones. De todos modos, existen oraciones canónicas y éstas son,
precisamente, las que figuran en este libro. Pertenecen a los
antiguos grimorios. Esto no implica que cada persona no pueda
elaborar sus propias oraciones de invocación. El Padrenuestro, por
ejemplo, es una oración predeterminada para acercarse a Dios, pero
Dios escucha el contenido de nuestros ruegos aunque les demos otra
forma.

11
Capítulo II
Un ingreso al mundo de los ángeles

Según la tradición cristiana los ángeles son entidades espirituales


que Dios creó antes de que existiesen Adán y Eva. Tienen como
misión regir las estrellas, los planetas y las diferentes regiones de la
Tierra. En la Biblia aparecen como seres misteriosos de un poder
desconocido, de existencia inexplicable.
Lo que los cristianos llaman ángeles son en otras culturas dioses,
devas, daimones. Los griegos, por ejemplo, creían en la existencia
de dioses cuya función era la misma que la de los ángeles cristianos:
controlar, desde el cielo, varios aspectos del mundo humano y del
mundo natural.
Además, así como para los cristianos existe una jerarquía
angélica en cuya cima se encuentran los Querubines y en su base los
Arcángeles, para los griegos el mundo espiritual estaba integrado
por los grandes dioses de los cielos y los pequeños dioses de los
árboles y los campos.
También ambas culturas reconocen la existencia de un ángel
guardián –daimon– que representa la parte más elevada de la
espiritualidad del ser. Si nos retrotraemos a la etimología, veremos
que la palabra griega, daimon, es la fuente de la palabra demonio,
ya que fue el cristianismo el que equiparó ambos términos.
Para el cristianismo primitivo los dioses y ángeles de otras
culturas eran demonios disfrazados. Por eso Ishtar, el ángel
babilónico de la luna, se transformó, en la demonología cristiana, en
el demonio Astaroth.
Sin embargo, esta ‘demonización’ de los viejos dioses no se
produjo en todos los pueblos. En las regiones celtas, los ángeles de
los druidas fueron incorporados jerárquicamente al cristianismo.
Por ejemplo, la diosa celta Brigit, devino en la mitología cristiana en
Santa Brígida.
El cristianismo de los primeros tiempos fue bastante intolerante
a la hora de aceptar seres divinos de otras culturas, cosa que no
sucedió con los griegos, los romanos y los celtas.
La tolerancia también fue habitual en oriente. El hinduismo, el

12
budismo, el sintoísmo, y el taoísmo consideraban a los dioses como
ángeles, y a otros espíritus como manifestaciones de la energía
divina que había en cada partícula del universo. No distinguían a los
ángeles en bondadosos y demoníacos. Todos representaban por
igual la energía divina aunque ésta, desde el punto de vista humano,
pudiera aparecer como demoníaca. El símbolo taoísta del yin-yang
representa esta interpretación de las fuerzas opuestas del universo.
Para los taoístas, los ángeles bondadosos y demoníacos constituyen
las dos caras de una misma moneda.
Claro que la diferencia entre el bien y el mal no siempre fue tan
tajante en el cristianismo. En ciertos pasajes de la Biblia, por
ejemplo, se sugiere que no existe gran diferencia entre los ángeles y
los demonios. Y, en el libro de Job, Dios y Satán aparecen
decidiendo por igual el destino de Job.
Tal vez estas contradicciones se expliquen porque ángeles y
demonios aparecen en el folclore y los relatos religiosos de cientos
de culturas.
En cierto sentido los ángeles son una síntesis de lo más primitivo
de la espiritualidad humana y contrarios a la teología cristiana. De
otro modo no se explica por qué siendo Dios omnipotente precisa
que los ángeles cuiden a la Tierra y sus criaturas o que el ángel más
poderoso sea Satán, quien se rebeló contra Dios. Además, si Dios es
omnipotente... ¿por qué permite la existencia de ángeles malos?
Por supuesto la fe y la lógica no siempre son compatibles, sobre
todo porque lo “espiritual” no es lógicamente demostrable. En
muchas culturas se cree que los chamanes y pastores llevan a Dios y
a los ángeles dentro de sí, al punto de que son considerados
manifestaciones de la energía divina. Lo mismo vale para la
posesión demoníaca, sólo que en este caso la posesión es
involuntaria y la energía indeseable. Pero el cómo y el porqué de
esta presencia angélica en el hombre va más allá de toda razón.
Más aceptable, en cambio, es el hecho de que los ángeles suelan
aparecerse en sueños. De hecho, los ángeles frecuentemente
aparecen en sueños. Durante la noche el cerebro se encuentra en
estado receptivo y en este estado la energía angélica se manifiesta
como una visión onírica que instruye al soñante sobre la forma de
resolver una situación particular.
Pero los ángeles también aparecen como visiones durante la

13
vigilia. A diferencia de lo que sucede en los sueños estas
experiencias son compartidas por varias personas y guarda cierta
correspondencia con la visión de fenómenos ‘ovni’ cuando un gran
número de personas en diferentes lugares aseguran ver
movimientos extraterrestres en el cielo.
Posiblemente la forma más interesante en que aparecen los
ángeles es como seres humanos imponentes que tienen poderes que
superan las habilidades normales. Este fenómeno es
sorprendentemente común y las personas que dicen haber tenido
este tipo de experiencias distinguen claramente entre la realidad y la
fantasía y no siempre son religiosas. Sin embargo, ¿ve realmente
ángeles quien dice ver a estos seres? Estas visiones son
completamente diferentes de las de los sueños y parecen implicar
que los ángeles no son sólo forma y energía, sino que están
compuestos también por materia física, aunque tal vez no materia
tal como nosotros la conocemos en nuestro universo de todos los
días.
Muchos se preguntan si es posible que los ángeles sean
“materiales” y sostienen que los mismos constituyen una ilusión.
Pero... ¿y si lo que tomamos como realidad fuese una ilusión de
nuestra mente y lo que creemos una ilusión, un sueño, tal vez fuese
lo más real de todo? Difícil es saber cuál es el límite entre ambos
planos.
Los griegos y los romanos creían que ciertos seres humanos
estaban dotados de energía divina y esos seres eran justamente los
que conseguían comunicarse con los ángeles. En este libro nosotros
mantenemos esa antiquísima creencia, pero a diferencia de los
antiguos, pensamos que todos estamos dotados de energía divina
sólo que no todos entramos en contacto con esa parte de nuestro
ser.
A lo largo de este libro, mediante la práctica de la magia angélica,
intentaremos que esta energía crezca y se manifieste, ya que
sabemos a ciencia cierta que los ángeles existen, están con nosotros
y que podemos conectarnos con ellos ya que también nosotros
somos criaturas divinas, parte de un todo existente de pura
divinidad.

Los grimoires: la biblia de la magia angélica

14
Un mago angélico es la persona que practica magia angélica y, a
diferencia de los sacerdotes, no maneja la noción teológica de que
algunos ángeles son buenos y otros son malvados. Para él los
ángeles sólo se dividen en útiles e inútiles.
Tal como la conocemos hoy, la magia angélica es el producto de la
recopilación de numerosos manuscritos que fueron copiados en la
Edad Media y el Renacimiento. Estos manuscritos se conocen como
“grimoires” y describen complejos rituales, rituales que tal como se
comprobó durante centurias sirven para atraer a los ángeles. Como
tales rituales eran contrarios a las enseñanzas de la iglesia, pocos de
esos “grimoires” fueron publicados antes de nuestro siglo. El
primero de estos manuscritos data de 1565.
Ya explicamos que para la magia angélica no hay división entre
ángeles malvados y bondadosos, por ese motivo algunos ‘grimoires’
contienen rituales para convocar no sólo ángeles de luz sino
también demonios.
El mago interesado en los ángeles tiene un particular interés en
controlarlos y obtener un beneficio que deriva, directamente, de la
postura ética del ángel involucrado. De acuerdo con los “grimoires”,
los distintos ángeles tienen diferentes características, poderes y
habilidades. En estos manuscritos abundan listas exhaustivas de
nombres angélicos, cada uno de los cuales se corresponde con un
planeta, una constelación, uno de los cuatro elementos, las horas del
día o las diferentes horas del mundo. Consultando esta lista, el
mago angélico puede elegir con precisión el tipo y la cualidad del
ángel con el que quiere establecer contacto.
La magia angélica proviene de dos fuentes: las creencias
folclóricas de diversas culturas y la Cábala hebrea.
Del folclore hemos aprendido el uso de las armas mágicas, armas
similares a las que utilizan los chamanes, por ejemplo sonajeros de
semillas, puñales de piedra, piedras semipreciosas, ramas de
determinados árboles transformadas en varillas mágicas o hierbas
con determinado poder.
Y de la Cábala hebrea los magos angélicos hemos aprendido el
poder de las palabras mágicas, pues la cábala sostiene que el
nombre de los objetos es inseparable de ellos, y por lo tanto conocer
el verdadero nombre de una cosa permite ejercer un completo
control sobre ese algo.

15
Esta creencia era tan fuerte que los judíos se negaban a
pronunciar o a escribir el nombre de Dios y ocultaban el nombre
sagrado bajo un complicado mecanismo de simbolismos y
sustituciones. Se cree aún que el verdadero nombre de Dios consta
de 72 letras (exactamente el número de ángeles) y es tan poderoso
que el mundo entero puede ser destruido si alguien se atreve a
pronunciarlo.
De acuerdo con la magia angélica, cualquier persona provista del
arma sagrada y las palabras sagradas puede atraer a los ángeles,
tanto a los del cielo como a los del infierno o la Tierra.

Los 72 ángeles cabalísticos


Pero dejemos un poco de lado la tradición religiosa de la
humanidad y vayamos a los ángeles cabalísticos, las criaturas con
las cuales trabajaremos en este libro. De acuerdo con la cábala
hebrea, existen 72 espíritus puros creados por Dios, para servirlo y
adorarlo. Esta idea es tomada más tarde por el cristianismo.
Curiosamente, son también 72 las letras que según la cábala forman
el sagrado e impronunciable nombre de Dios. Cada especie de estos
seres superiores conforma un coro y los nueve coros están
organizados en tres jerarquías.

La primera jerarquía está integrada por:

Los Querubines
Ángeles que están alrededor de Dios formando el primer coro
porque “querub” significa próximo en hebreo. Son miembros de una
hueste que el Génesis llama “ángeles vigilantes” por ser guardianes
de la gloria divina. Como los niños, se sienten atraídos por los
juguetes, los dulces, y los objetos de colores brillantes.

Los Serafines
En la angeología hebrea los Serafines son los guardianes alados
que están alrededor del trono de Dios. Para atraerlos es conveniente
leerles poesías o cuentos de hadas ya que tienen una inocencia
infantil.

16
Los Tronos
Al igual que los Serafines y los Querubines su misión
fundamental es contemplar a Dios y adorarlo.

La segunda jerarquía está integrada por:

Las Dominaciones
Son seres celestiales algo melancólicos y profundamente versados
en los misterios de la creación. Son particularmente sensibles a los
ambientes místicos iluminados con velas blancas y perfumados con
incienso y mirra.

Las Virtudes
Seres celestiales que rodean los sitios aromatizados con incienso
o perfumes como el sándalo o la rosa.

Las Potestades
Estas entidades tienen por misión cuidar el mundo en general.

La tercera jerarquía está integrada por:

Los Arcángeles
Conforman el octavo coro. Su misión fundamental es traer a la
tierra amor y compasión. Mucha gente cree que los arcángeles son
siete, pero son más. Los más conocidos son:
Miguel: en hebreo su nombre significa “el que es como Dios”.
Miguel es un guerrero que lucha contra los demonios, desafía a
quienes están poseídos o tienen malas intenciones y ayuda a las
personas a abrirse a nuevas formas de pensar, con coraje.
Raphael: su nombre significa “Dios ha llegado”. Ayuda a los
espíritus creativos.
Gabriel: su nombre significa “hombre de Dios” y es el encargado
de anunciar los planes y acciones de Dios.
Uriel: su nombre significa “fuego de Dios” y ayuda a cumplir con
la misión de nuestra vida.

17
Haniel: su nombre significa “gracia de dios”, sus dominios son el
amor, la belleza, la felicidad, la armonía.
Raziel: su nombre significa “secreto de dios” y es el Arcángel de
los misterios.
Auriel: su nombre significa “luz de dios” y es el Arcángel que se
relaciona con nuestro futuro, nuestros propósitos y objetivos.

Los principados
Su morada habitual es el reino vegetal y mineral, por eso es ideal
invocarlos en un lugar al aire libre y con abundante follaje.
La relación que mantienen entre sí los tres coros es de tipo
jerárquico. El primer coro recibe directamente de Dios el ser, el
bien, la belleza, la perfección y la paz y se la entrega al segundo,
quien a su vez la entrega al tercero.
Los cabalistas calculan que el número de entidades angélicas es
de 301.655.722; de ellos 133.306.608 son los ángeles caídos, es
decir, los que siguieron a Lucifer en su rebelión, y desde entonces
pasaron a integrar las huestes de los infiernos.

18
Capítulo III
Conozca a su ángel protector

De acuerdo con la Cábala existen 72 ángeles, 72 espíritus creados


por Dios para servirlo y adorarlo. Cada uno de esos ángeles rige
cinco días de nuestro calendario, lo que suma un total de 360 días.
Los cinco días restantes no están regidos por ningún ángel en
especial y quienes nacen en esos días –19 de marzo, 31 de mayo, 12
de agosto, 5 de enero y 24 de octubre– son llamados ‘genios
protectores’ y están destinados a combatir la ignorancia, la
impureza y el libertinaje que reinan en la humanidad. Estos
individuos tienen el privilegio de poder elegir su ángel de la guarda.
Los 72 ángeles, como ya explicamos, se dividen en diferentes
especies angélicas.
Todos tenemos nuestro ángel protector, aquél que está siempre a
nuestro lado, dispuesto a brindarnos su ayuda. También hay otros
ángeles que cumplen funciones específicas, por ejemplo los que se
ocupan de asistir a personas con problemas afectivos, a los niños o a
los enfermos, seres celestiales que iremos conociendo para saber
exactamente a cuál precisamos invocar en caso de necesidad.
Si usted quiere saber cuál es su ángel guardián consulte la tabla
que figura en este apartado.
• En la primera columna deberá buscar su fecha de nacimiento
(excepto si ha nacido en cualquiera de los cinco días que no están
regidos por ningún ángel en especial).
• En la segunda columna encontrará el nombre de su ángel
guardián.
• En la tercera, la especie angélica a la cual pertenece.

Tabla de correspondencias angélicas

19
20
Si usted ha nacido en alguno de los cinco días que no cuentan con
la protección de un ángel determinado, elija a su ángel guardián
guiándose por su intuición o simplemente cerrando los ojos,
invocando la protección divina y señalando con su índice la tabla, de
tal modo que al abrir los ojos usted se encuentre señalando el
nombre de un ángel, al azar.

Los otros ángeles protectores


Si lo que tiene que pedir es muy específico, (trabajo, una pareja,
salud, etc.) puede invocar, además de a su ángel guardián, a otros
ángeles.
Aunque todos ejercen una función protectora sobre los diversos

21
aspectos de nuestra vida, cada uno de ellos tiene dominio sobre un
área determinada. Por eso, usted puede invocar a diferentes
ángeles, según sus problemas específicos.

• Para resolver problemas de pareja: Nitahel, si


deseamos ganarnos el amor de alguien, si no nos
consideramos correspondidos. Daniel, Nanael, Vehuel, si
nuestra pareja nos fue infiel. Ariel, Veuliah, Aniel, en
cualquier otro problema sentimental.

• Para encender el fuego sexual: Iah-Hel, Chavakian,


Menadel, en el caso de parejas con hijos. Sealiah, Rehael,
Haamiah, Rochel, en el caso de novios o parejas sin hijos.

• Para pedir por alguien que amamos: Poiel, Ieialel,


Hara hell, para que cuiden de sus hijos. Asaliah, Manakel,
si desea protección o ayuda para su pareja. Leiazel,
Yezalel, quienes auxiliarán a sus parientes o amigos.

• Para solucionar problemas de dinero: Mumiah


siempre podrá auxiliarnos cuando escasea el dinero o si
precisamos préstamos. Vehuiah, Reyel, Omagel, si nos
han estafado, pues tienen un poder especial que anula a
quienes, injustamente, se apropian de lo que no les
pertenece. Yabamiah, Haiaiel, Ayel, también atienden
conflictos económicos pero, como además contrarrestan
el vicio, son especialmente poderosos cuando alguien ha
perdido su patrimonio en un juego de azar y pretende
reponerse económica y moralmente.

• Cuando muere un ser querido: Anuel, Mehiel,


Damabiah.

• En toda crisis de fe o en estados de depresión


profunda: Mihael.

• En caso de enfermedades graves o incurables: Hahael,


Mikael, Nemamiah, Habuiah.

22
• Cuando se trata de una enfermedad que no reviste gravedad:
Jeliel.
• Para proteger el hogar de la envidia: Iehahiah, Melahel, Caliel,
Hariel.
• Para mantener la armonía hogareña: Haziel, Aladiah, Laoviah.
• Para asistir a un desocupado: Lelahel, Achaiah, Cahethel.
• Para quien precisa trabajo extra: Lehuiah, Lecabel, Vasahiah.
• Para cambiar de trabajo: Leratel.
• Para tener paz espiritual: Haaiah, Nith-haiah, Haheuiah.
• Cuando estamos desesperados, angustiados o solos: Lauviah,
Leuviah, Pahalia.

23
Capítulo IV
Qué es la magia angélica

La magia angélica es un don y también un arte que se puede


aprender. Quien desee transformarse en mago angélico necesita
recibir conocimientos, que pueden adquirirse como en su caso,
mediante la lectura de un libro serio o directamente gracias a la
enseñanza directa de un iniciado, de un maestro.
La magia angélica permite a los hombres comunicarse con los
ángeles, mediante la ayuda de rituales y prácticas. Se los suele
llamar a la Tierra para pedirles un deseo concreto. Estos rituales no
se contradicen en absoluto con las prácticas religiosas pero su
propósito es totalmente diferente.
Es importante marcar bien la diferencia entre magia angélica y
religión, sobre todo para que las personas religiosas no crean estar
cometiendo algo incorrecto al invocar a los ángeles. Diremos al
respecto que la religión tiene como fin adorar y servir a Dios,
mientras que la magia angélica busca lograr beneficios concretos
para la vida cotidiana.
La magia angélica es, básicamente, un conjunto de rituales
mediante los cuales una persona puede obtener la visión y el
mensaje de un ser angélico. Otras disciplinas que están en contacto
con el espíritu han colaborado con el desarrollo de esta magia, por
ejemplo la Astrología, la Alquimia, la Teología e incluso de moderna
Psicología, por eso, quienes se interesan por alguna o varias de estas
últimas disciplinas, están ligados de algún modo a la magia
angélica.

Los cinco pasos previos


La magia angélica consta de un conjunto de rituales organizados
en cinco pasos básicos:
Construcción del templo: todo acto de magia, desde la más
remota antigüedad, se inicia con el trazado de un espacio sagrado.
Este espacio suele corresponder al dibujo de una figura geométrica:
círculo, estrella, triángulo, etc. En la magia angélica el espacio

24
sagrado es una cruz, cuyos extremos se orientan hacia los cuatro
puntos cardinales y un círculo que contiene a su vez a esta cruz,
círculo que el mago debe trazar en dirección horaria al empezar su
rito y en dirección antihoraria al finalizarlo.
Invocación: luego de haberse purificado, de reunir sus objetos de
poder, de disponer de un tiempo y de un espacio sagrados, el mago
angélico debe llamar a los seres celestiales que lo asistirán en su
tarea, a este llamado se lo denomina invocación. Ni bien se inicia
una ceremonia mágica es preciso invocar a las fuerzas que
participarán en la misma.
Conjuro: los recursos con los que cuenta el mago para entablar
contacto con los ángeles son muchos y, entre ellos, podemos citar a
los conjuros, combinación de nombres divinos, armas y ofrendas de
incienso para producir la aparición del ángel.
Contacto: cumplidos los pasos previos, resulta esperable que el
ángel se contacte con el mago. Es en este momento o en el próximo
en el cual se llevan a cabo las solicitudes y los pactos con los
servidores de Dios.
Despedida : la despedida es fundamental, ya que es un modo de
sellar trato con el ángel. Debe ser ceremonial y atenerse a las reglas
mágicas aprendidas. Además se debe abrir el espacio sagrado y
desarmar el templo para evitar que energías indeseables se
presenten en ese momento y ese lugar.

Las cinco herramientas del mago angélico


Cinco es el número que rige muchas de las ceremonias mágicas
que estudiaremos, ya que el símbolo de la magia medieval es la
estrella de cinco puntas. Cinco son los pasos previos y cinco son
también las herramientas de poder que según los primeros
“grimoires” deben estar presentes en toda ceremonia angélica.
Pasaremos, entonces, a describir estas herramientas de poder.
Talismanes: un talismán es un objeto físico energizado por un
ángel, es decir, un objeto que tiene energía divina. Puede tratarse de
una gema, de una pluma, de un dibujo en una plancha de cobre, etc.
Existen talismanes protectores, que justamente protegen al mago,
ya que su tarea no deja de ser “peligrosa”, ya que opera con fuerzas
de infinito poder. Pero también existen los talismanes prácticos, que

25
tienen la virtud de absorber y guardar una porción de la energía del
ángel. Por esta razón, este tipo de talismán puede ser usado en días
posteriores a la invocación.
Encantamientos: los encantamientos son oraciones,
generalmente cantadas por el mago durante la ceremonia. Estas
oraciones están formadas con nombres divinos, nombres que
“llaman” al ángel que se quiere invocar. Esto es parte de la Cábala,
la cual sostiene que las palabras y las cosas que éstas representan
forman una unidad indisoluble. Según esta lógica, el nombre
sagrado o el nombre de Dios o del ángel está investido del poder de
Dios o del ángel. Tanto en el Nuevo Testamento como en el Corán se
afirma que la palabra es el principio, la simiente, la génesis del
mundo.
Armas: dos son las armas mágicas que debe poseer todo mago
angélico, una es la vara mágica y otra la espada o el cuchillo.
Contacto: aquella persona capaz de trasmitir el mensaje de los
ángeles al resto de la gente es llamada “contacto”. Los contactos
suelen ver o escuchar a los ángeles en una bola de cristal, en un
espejo, en las llamas, en el humo, etc. No son espiritistas ni
mediums, ya que la entidad no se incorpora a ellos, sino que tan
solo son testigos, que traducen literalmente lo que el ángel les dice.
Incienso: aún hoy en las iglesias se quema incienso y en las
ceremonias mágicas se conserva esta costumbre milenaria, pues se
sabe que el incienso y el humo de ciertas hierbas, contribuye a
proveerle al ángel su temporaria forma material.
La mezcla que tradicionalmente se usa en defumación, para
propiciar el desarrollo de un ritual es incienso, mirra y benjuí,
hierbas que según la tradición los reyes magos ofrecieron al niño
Jesús en Belén.

26
Capítulo V
Así se lleva a cabo un ritual

Quien se adentra en el mundo de la magia angélica suele tener


algunas dudas y temores que precisa tener en cuenta antes de seguir
adelante, ya que esas dudas y esos temores son una poderosa
interferencia que, incluso, suelen impedir que la persona
efectivamente se conecte con los ángeles.
Empezaremos, entonces, por responder a una de las preguntas
que las personas creyentes se formulan, con bastante temor, al
recorrer los primeros tramos de este camino: ¿para convertirme en
mago angélico debo renunciar a mi religión?
La respuesta es un no rotundo. Los ángeles son mensajeros de
Dios. Por eso, no importa cuál sea la religión que usted practique,
siempre podrá invocar la protección angélica sin renunciar a sus
creencias ni modificarlas en absoluto. Los ángeles lo ayudarán,
tanto si es católico como si es judío o musulmán.
Otra duda o, mejor dicho, otro temor podría enunciarse de este
modo: ¿puedo atraer alguna desgracia a mi vida por practicar esta
clase de magia?
Otro no rotundo. Los ángeles pueden ser el instrumento de su
paz, de su prosperidad, de su curación, de su protección. Por lo
tanto pueden ser el instrumento de su felicidad. Podrá consultarlos
y pedirles ayuda si tiene problemas amorosos, de dinero, de salud,
de estudios. Podrá compartir sus alegrías y sus penas con ellos.
Contar con ellos para que su existencia sea mejor. Nunca lo
dañarán, ya que no es esa la misión que tienen.

Las reglas de oro de un mago angélico


Si está dispuesto a transformarse en mago recuerde que debe
respetar el código ético de un mago angélico y también toda una
serie de reglas, creadas para un correcto desempeño de la misión
que tiene entre manos.
Las más importantes son cinco (ya hemos aprendido que cinco es
un número mágico por excelencia) y tendrá que aprenderlas antes

27
de empezar con su trabajo mágico:
Su trabajo es un secreto, no debe hablar del mismo con nadie, por
ningún motivo, o de lo contrario perderá poder, se debilitará.
• Nunca se bañe después de un ritual. Bañarse antes, por el
contrario, suele ser de gran ayuda, ya que el agua purfica.
• Nunca mantenga relaciones sexuales ni antes ni después de un
rito mágico. La magia mueve energías poderosas y también el sexo
lo hace, aunque con otro fin.
• Evite cruzar los pies o las manos durante una operación mágica.
Sólo podrá cruzar los pies cuando consagre los talismanes.
• Las velas jamás se apagan soplando, pues eso anula el efecto del
ritual.
Se debe hacer con un espabilador o con los dedos humedecidos.
• El éxito de un rito mágico depende en gran medida de la
convicción con que se lo lleve a cabo. La fe y el respeto son los
pilares de su éxito. No haga bromas ni ridiculice lo que está
haciendo, ya que si procede así no obtendrá resultado alguno.
Otras reglas secundarias también colaborarán con su éxito y es
bueno repasarlas antes de estudiar la mecánica del ritual. Estas
reglas son:
• Es preciso crear un ambiente acorde con el delicado trabajo que
va a llevar a cabo. Los ángeles prefieren los ambientes calmos,
suavemente perfumados y con música agradable. Procure que la
calma reine en toda la casa y no sólo en el lugar donde haya
instalado el templo.
• Es preciso tener un pequeño altar ya preparado y hacer siempre
las ofrendas correctas. Si se utilizan talismanes los mismos deben
ser correctamente consagrados. Deberá hacer ofrendas y consagrar
talismanes en un altar preparado para ese fin. Las ofrendas son
regalos que se hacen a cada ángel, según la naturaleza del mismo.
Los talismanes son objetos que cargará de energía angélica y que
luego deberá preservar, colocándolos en bolsitas de terciopelo
blanco que llevará siempre con usted, para su constante protección.
• Conviene iniciar el ritual con una afirmación. Por tener un
sentido positivo muy fuerte, las afirmaciones constituyen un
excelente modo de preparar el camino para la invocación. Una
afirmación tipo, en el caso de la magia angélica, sería por ejemplo:
“creo en los ángeles, seres de luz y de conocimiento. Creo en sus

28
dones y en su misión como mensajeros puros de Dios. Creo en los
ángeles y por eso los invoco y solicito que me den su protección y su
ayuda”.
• Luego de la afirmación se lleva a cabo la invocación, es decir
que se solicita la presencia del ángel. El tipo de oración depende del
ángel que se invoca. En los apartados siguientes aprenderemos
oraciones específicas para los diferentes ángeles. Son tres los
elementos que no pueden faltar en una invocación:
• El nombre del ángel que se invoca.
• El nombre de quien lo invoca.
• La celebración o elogio del ángel invocado.
Es importante que pronuncie el verbo ‘invocar’ ya que es un tipo
de verbo de los que suelen llamarse performativos, es decir, que
realizan por sí mismos la acción que enuncian. Esto significa que,
así como el acto de prometer se lleva a cabo al decir ‘ yo prometo’, el
acto de invocar se lleva a cabo al decir ‘yo invoco’. Esto no ocurrre
con el resto de los verbos, ya que al decir, por ejemplo: ‘yo vuelo’ no
implica que, al pronunciar dicho verbo, se esté realizando el acto de
volar.
Practiquemos con una invocación al ángel Haziel, la invocación
deberá hacerse aproximadamente de este modo: “Haziel a ti te
invoco (nombre del ángel, mención del verbo invocar). Yo,(aquí
debe pronunciar su nombre) te llamo a mi lado para que prestes tu
valiosa ayuda. Te llamo Haziel, porque eres un ser de luz, y sólo tú,
eres mensajero de Dios y estás investido de su poder. Tú eres
generoso y sabio y no me negarás lo que te pido”.
• Finalmente se realiza el pedido o mandato. Siempre es preciso
pedir de manera positiva, no negativa. Por ejemplo: “te pido que me
concedas salud”, en vez de decir: “te pido que la salud no me falte”.
• Luego hay que sellar el mandato con las palabras mágicas
indicadas. Por ejemplo: “Eberjanon–anoal. Que así sea”.

La respuesta del ángel


Luego de haber sellado el mandato, se debe esperar durante un
tiempo prudencial la respuesta del ángel. Hay que estar atentos a la
forma en que éste se manifieste, aunque no necesariamente lo hará
inmediatamente después del rito. Los ángeles se manifiestan de

29
diferentes formas, pero los medios que utilizan con mayor
frecuencia son:

Escritura automática
Tome un anotador y escriba lo que quiere pedir o lo que quiere
saber, por ejemplo: ¿por qué mi marido no me desea como antes?
Relájese y deje que su mano (aquella que sostiene la lapicera) se
deslice por el papel. Permita que fluyan garabatos, dibujos y
palabras que parecen incoherentes. Sin proponérselo, llegará un
tiempo en que transcribirá con total corrección frases y hasta
páginas enteras dictadas por los ángeles.

Diálogo interior
Hay personas que logran escuchar algunas palabras
pronunciadas interiormente, como si hablase la voz de su
conciencia. Si esto sucede días después de un rito angélico es
probable que sean las palabras de un ángel.

Oráculos
Recurrir a las cartas del Tarot, a los mazos con ángeles o al I
Ching puede ayudar, siempre que la pregunta que se formule esté
dirigida a un ángel.
Con las cartas con ángeles, por ejemplo, basta con que se
concentre en formular la pregunta y luego, extraiga uno o dos
naipes (según el mazo) para obtener la respuesta. Las preguntas a
las cartas suelen hacerse de manera amplia y positiva. Por ejemplo:
“¿qué necesito para curarme de mi mal?” jamás diga: “¿qué
enfermedad tengo?” La respuesta suele ser espiritual, a veces difícil
de comprender, pero siempre tiene un costado práctico. Como el de
un hombre que invocó a los ángeles para que le enviasen una esposa
y le preguntó al I Ching qué debía hacer, obteniendo como respuesta
el hexagrama 3, conocido como la Dificultad Inicial, en el que se le
decía que tuviera paciencia.

Los sueños
Saber si un sueño es o no el mensaje de los ángeles resulta algo
complejo, sin embargo, cuando los ángeles se valen de los sueños de

30
una persona para hacerle conocer sus señales (advertirle que corre
peligro, por ejemplo) las imágenes son claras y directas y –
prácticamente– no encierran metáfora alguna. Es decir, que lo que
se “ve” durante el sueño es una representación fiel de la realidad
pasada, presente o futura.

Agradecimiento
¡No olvide nunca agradecer al ángel que ha invocado con
palabras sencillas y directas! Debe hacerlo ni bien termina su
invocación y, por supuesto, cuando su deseo se haya cumplido.

31
Capítulo VI
Un altar en casa

Cuando estamos dando los primeros pasos en la tarea del


crecimiento espiritual necesitamos crear un ámbito sagrado que nos
ayude a elevar nuestra vibración y que, a la vez, nos permita
concentrarnos en lo que estamos realizando. Éste es el principio que
ha llevado a los seres humanos a construir, durante milenios,
iglesias, sinagogas, mezquitas y otros inmensos lugares públicos
para el encuentro con la divinidad. En el caso del mago angélico la
diferencia radica en que el altar no es público, para mucha gente,
sino privado, un sitio que a lo sumo puede compartir
ocasionalmente con alguien más.
De más está decir que tener un sitio especialmente reservado
para lo espiritual no significa que nuestra tarea quede reducida a los
momentos en que permanezcamos en él. La actitud de
contemplación y agradecimiento al poder divino debe ser
permanente, pues en cada acto cotidiano, por pequeño que sea, está
presente la divinidad.
Sin embargo, tanto para ayudarnos a “sintonizar” con los ángeles
como para recibir de un modo adecuado a los seres celestes que
atiendan nuestros rezos, es importante crear un altar, un pequeño
rincón sagrado destinado a las tareas del espíritu, que tenga los
elementos necesarios que todo mago angélico debe utilizar.
El primer paso será, entonces, elegir un espacio en nuestra casa
para levantar allí nuestro altar.

Dónde ubicar el altar


¿Cómo elegir el lugar?, pues debemos tener en cuenta, sobre
todo, la intuición.
Comience por colocar un almohadón en el suelo del primer sitio
que elija. Siéntese en él y entre en estado de concentración. Perciba
las vibraciones de ese lugar. Si se queda dormido a los pocos
minutos de permanecer en el sitio elegido, confirma que es el
indicado. Si se siente incómodo, tenga la certeza de que éste no es el

32
sitio. Pruebe en otro. El lugar escogido debe transmitirle bienestar
inmediatamente. El porqué no siempre puede descubrirse de modo
lógico, pero hay de todos modos formas de comprobar por medios
físicos si un sitio es bueno para meditar, pues quienes miden las
vibraciones energéticas con un péndulo o una varilla suelen
coincidir con la intuición de las personas sensibles.
Este método debe ser utilizado cuando no sepa qué lugar de la
casa elegir o bien, si ya tiene una habitación destinada para ello,
para ubicar el punto preciso donde colocará su colchoneta,
almohadón o sillón en que le guste meditar.
De ser posible, la habitación debería orientarse hacía el este, ya
que este punto cardinal es el que de día atrae nuevas fuerzas. Por
otra parte, la temperatura ambiental siempre debe ser justa, ni
demasiado calurosa ni demasiado fría. La intención es hacer de éste,
un sitio lo más acogedor posible, donde nada interrumpa nuestras
tareas.
Antiguamente se suponía que cuanto más sufría el cuerpo, mayor
era el aprendizaje espiritual que lograba. Pero, por suerte, esas
teorías ya fueron dejadas de lado y hoy los magos saben que los tres
“cuerpos” del hombre (el físico, el mental y el etérico o espiritual)
tienen exactamente la misma importancia, el mismo valor para la
magia. Las paredes que contengan su rincón espiritual deben estar
pintadas de colores claros y luminosos. Son aconsejables el beige, el
naranja claro o el verde mar.

Preparación de su altar
El altar es en principio una mesa sobre la cual usted colocará
objetos que considere necesarios para su trabajo mágico. Esta mesa
deberá estar cubierta con algún paño (la mejor tela es la seda
natural, ya que aísla las malas vibraciones o vibraciones bajas,
aunque cualquier fibra natural como el algodón o la lana son
igualmente efectivas).
En la habitación deben estar representados los cuatro elementos
(tierra, agua, aire y fuego), pues los mismos son los que le trasmiten
al mago su poder.
Estos elementos pueden no estar en su estado puro, sino que
pueden simbolizarse con otros objetos. A saber:

33
• El aire puede ser representado con incienso, con la pluma de
algún ave (ideal si es águila), o con un cuchillo.
• La tierra se simboliza con arena, sal o con un cristal de cuarzo.
• Para el fuego se utiliza una vela, siempre blanca.
• Para el agua lo mejor es tener una copa cristalina con agua
fresca, idealmente de lluvia.
Cuanto más naturaleza nos rodee, mejor es. Por lo tanto, si está a
nuestro alcance, podemos incluir todo tipo de plantas. Si el lugar no
es lo suficientemente amplio, tenga un florero siempre lleno de
flores. Éstas pueden ser blancas, rosadas o amarillas. Nunca tenga
las de colores muy fuertes como el rojo.
La colchoneta o almohadón que elija para meditar debe ser
cómodo pero no muy mullido, ya que esto podría inducirlo al sueño
y lo distraería de sus objetivos.
En las paredes o en el altar puede colocar cualquier tipo de
figuras o estatuillas que coincidan con su pensamiento o fe religiosa.
Esto no tiene límites, tenga delante de su vista todas las que desee.
Lo que es importante es que si duda sobre el origen de alguna
imagen no la coloque, puede tratarse de un objeto con bajas
vibraciones.
Además de figuras, en las paredes puede colgar carteles donde
haya escrito frases místicas o filosóficas que desea tener presentes.
Inclusive, puede tratarse de afirmaciones con las que desee trabajar.
También es positivo colocar en una fuente las piedras que
corresponden a los distintos chakras o centros energéticos del
cuerpo. No importa de qué piedra se trate, siempre que sean
naturales y no imitaciones de materiales como plástico, por
ejemplo. Los colores deben ser: rojo, naranja, amarillo, verde, azul,
violeta y un cuarzo.
Reúna en ese sitio de su hogar todos los libros y revistas que
posea sobre temas esotéricos, religiosos o filosóficos, ya que en
algún momento deseará retirarse a meditar o a leer allí.
Puede tener en la habitación un grabador o equipo de música y
melodías apropiadas para la meditación o el ensueño dirigido. Si
toca algún instrumento guárdelo en este lugar, ya que la música está
estrechamente emparentada con la naturaleza angélica.
De ser posible, construya o compre una pirámide y téngala en el
centro de la habitación. Puede estar colocada en el piso o, si es

34
liviana, pender del techo. Las pirámides concentran energía que
proviene directamente del Cosmos; por esto son tan importantes.
De todos modos, si no puede obtener una grande, una pequeña
pirámide de cuarzo o de alguna otra piedra es suficiente. Lo que sí
importa es que se trate de una gema traslúcida.
En lo posible, es bueno que el piso de la habitación sea de madera
o esté cubierto con alfombras. Las cerámicas o mosaicos son muy
fríos y pueden hacerle mal si usted permanece descalzo o sentado
directamente sobre él. En todo caso, coloque debajo del almohadón
o colchoneta una frazada que actúe como aislante.
Por supuesto la higiene del lugar es fundamental, pero evite los
productos muy químicos (que conviene evitar en la limpieza del
resto de la casa): agua jabonosa, alcohol, vinagre y querosene suelen
ser suficientes para higienizar un hogar.
Este lugar debe ser completamente privado. Si está en un lugar
transitado de su casa hágales saber a los miembros de su familia que
los objetos del altar no se tocan. En este sitio no debe haber
teléfono, timbres ni ningún tipo de ruidos molestos.
Tenga en cuenta que este templo que está creando es el reflejo de
su templo interno y que, por lo tanto, sólo usted sabe cómo debe ser
su santuario.
Sólo importa que usted tenga la certeza de haber creado un sitio
especial, pleno de energías positivas, donde conectarse con usted
mismo y con la divinidad.

Otros detalles del altar tradicional


A lo largo de la historia todos los magos angélicos construyeron
su templo, porque dicha construcción constituye el primer paso al
ritual. Por lo general, se trataba de un círculo mágico donde, como
ya dijimos, se colocaban los objetos y los nombres sagrados.
Muchos magos angélicos medievales recomendaban levantar un
palio para cubrir el templo, un palio como el que utilizan los
hebreos en sus ceremonias religiosas, por ejemplo la del
matrimonio.
Otros magos modernos no encuentran este detalle esencial, por
eso le indicamos cómo armar un altar con palio como un apéndice
de lo que ya hemos explicado.

35
Parsifae, un mago del medioevo, consideraba que todo templo
debía tener una “vestimenta” similar a la túnica de los ángeles y por
eso creía que debía hacerse el altar bajo un palio. ¿Cómo se
construye un palio? Pues con cuatro columnas de madera que
sostienen un toldo que, en este caso, se tratará de un lienzo de
algodón blanco o de gasa del mismo color.
Este palio deberá cubrir el círculo mágico de invocación.
Bajo el palio se deben marcar claramente los cuatro puntos
cardinales, puede ser con tiza, con cuatro piedras, etc. Y además se
debe trazar una cruz que una el Norte con el Sur y el Este con el
Oeste. Algunos magos trazan esta cruz con tiza, con cintas de seda o
simplemente la dibujan en el aire antes de cada ceremonia.
La cruz, finalmente, debe rodearse con un círculo mágico, el
círculo de poder y protección. Como en el caso anterior puede
dibujar un círculo en el suelo, con tiza u otro material. O puede
dibujarlo en el aire al iniciar el rito.

Objetos mágicos y palabras de poder


Los objetos de poder que un mago angélico utiliza son las velas,
las hierbas, las gemas, las esencias y también los nombres mágicos o
las oraciones que se pronuncian dentro del espacio sagrado.
Conozcamos estos elementos, para saber cuál elegir a la hora de
programar nuestros ritos.

Los nombres sagrados


El círculo, al ser cruzado por los tramos de cinta blanca que
señalan los cuatro puntos cardinales, se divide en cuatro secciones.
Usted debe llenar por lo menos una de ellas, con el sagrado nombre
del ángel que invoca. Si pretende que su ángel cuente con
eventuales ayudantes, las otras secciones deben contener el nombre
de tres ángeles de la misma especie. Por ejemplo, si su ángel es un
trono y se llama Lauviah, usted puede elegir tres tronos más entre
los que le siguen en la tabla de correspondencias angélicas que ya
hemos estudiado, pero también tiene la opción de elegir sólo uno o
dos.
Escriba cada nombre sagrado en un trozo de papel diferente. Éste

36
deberá ser blanco. El nombre debe estar escrito con letra cursiva y
no de imprenta, ya que las letras de imprenta se encuentran
separadas entre sí, por lo que cada una actúa como un centro de
energía independiente. Las letras manuscritas, en cambio, están
ligadas y actúan como un todo energético.

Las armas sagradas


Las armas sagradas como el bastón , el cuchillo, o la espada, que
caracterizaban a los antiguos ritos de magia angélica, son
reemplazadas hoy por armas simbólicas. Las armas más efectivas
son las virtudes o cualidades, es decir, aquellos rasgos de su
personalidad que usted considera más positivos. Por ejemplo, si
usted es perseverante y paciente, esas armas serán la perseverancia
y la paciencia. Si es abnegado, generoso y responsable, esas armas
serán la abnegación, la generosidad, y la responsabilidad.
Sean cuales fueren sus virtudes, escriba el nombre de cada una de
ellas en un trozo de papel con letra cursiva y colóquelo debajo de los
nombres sagrados. En este caso, su poder de control sobre los seres
angélicos está constituido por sus virtudes humanas.

Talismanes y ofrendas
El talismán es un objeto cargado de energía positiva, en este caso,
esa energía positiva es energía angélica. Una vez cargado esa
energía es emanada por él en forma continua, atrayendo la buena
suerte.
Cualquier objeto es potencialmente transformable en talismán,
aunque hay algunos que son más indicados que otros.
Si usted quiere dar con el objeto capaz de absorber mayor
cantidad de energía angélica, tenga en cuenta la naturaleza del ángel
que invoca. Existe un tipo de talismán apropiado para absorber
cada tipo de energía angélica, tal como le indicamos unas líneas más
adelante en la lista de talismanes y ofrendas.
Una vez que el ángel ha hecho su aparición y usted ha obtenido
su talismán, protéjalo con una bolsita de terciopelo blanco y téngalo
siempre junto a usted.
Las ofrendas son ‘regalos’ que se ofrecen al ángel, regalos que

37
cada ser de luz prefiere, según sus gustos y su sensibilidad.
Las ofrendas deben ser colocadas dentro del círculo mágico.
Los mejores talismanes y ofrendas para cada jerarquía angélica
son los que figuran en la siguiente lista:
• Para los Serafines: espejos, versos y cuentos de hadas.
• Para los Querubines: gemas amarillas, juguetes, dulces, objetos
de colores brillantes.
• Para los Tronos: cristales, flores de lavanda
• Para las Dominaciones: limones recién cortados, velas blancas,
mirra e incienso.
• Para las Virtudes: plumas, ramas, incienso, sándalo, rosas.
• Para las Potestades: caracoles, hojas de pino
• Para los Ángeles: piedras opacas, frutas de estación.
• Para los Arcángeles: piedras duras, flores silvestres.
• Para los Principados: cuarzo, dulces.

Uso mágico de las velas


Durante toda la historia del esoterismo las velas fueron parte
esencial del culto. Su uso se hizo tan popular que en el siglo IV la
Iglesia Católica decidió incorporarlas en la misa, a pesar de la
oposición de los miembros más conservadores, quienes aseguraban
que encender velas era como afirmar que Dios reinaba en la
oscuridad.
En cambio, los católicos que estaban a favor de su incorporación
recordaban la frase del Antiguo Testamento: “...Dios dijo hágase la
Luz y la Luz se hizo”. Es por esto que hoy se toma el fulgor de las
velas como un elemento de ayuda a la iluminación interior y a la
comprensión del mensaje divino.
Las velas utilizadas para rituales se dividen en tres grupos: de
altar, astrológicas y de ofertorio.
Todas ellas tienen la misma importancia, aunque distinto
significado.

Las velas de ofertorio


Representan la fuerza que se está poniendo en juego, la situación
que se quiere modificar. Su color depende de la intención del ritual.

38
Por ejemplo velas rosadas para recuperar la dulzura perdida en la
pareja o verdes en casos de sanación.

Las velas del signo astrológico


También se las llama velas astrales. Representan a la persona
para quien se está haciendo el ritual, a la que está realizando el
pedido e inclusive, a quien esté obstaculizando alguna situación por
la que se pide. El color varía de acuerdo con el signo de esta
persona. En caso de no saber cuál le pertenece, se debe utilizar el
color blanco. Las correspondencias son las siguientes:
Aries, rojo.
Tauro, verde.
Géminis, amarillo.
Cáncer, blanco.
Leo, naranja.
Virgo, marrón.
Libra, rosa.
Escorpio, rojo.
Sagitario, púrpura.
Capricornio, verde oscuro.
Acuario, azul eléctrico.
Piscis, lila o verde mar.
En algunos rituales de magia angélica, entonces, el oficiante
enciende al menos una vela con el color de su signo para atraer la
energía astral adecuada.

Las velas de altar


Son siempre de color blanco. Se colocan en la parte posterior de
la mesa que actúa como altar. Se utilizan de a dos y las ideales son
las fabricadas con cera de abejas. Estas velas representan a Dios y al
reino espiritual, que es la fuente de donde serán recibidas las
respuestas al pedido que se está realizando. Siempre son las
primeras en encenderse y las últimas en apagarse.
La mesa donde se prendan las velas debe estar especialmente
reservada para esta tarea. No es importante la forma ni el tamaño
de la misma, ya que esto no afectará el resultado del ritual. Deberá

39
ser cubierta por un paño que funcionará como aislante de las
energías terrestres, que pueden impedir nuestra elevación
espiritual. Sobre el altar, cada persona puede colocar figuras o
estatuillas de acuerdo con su filosofía o fe religiosa. La utilización de
candelabros para encender las velas es ideal. Si no los posee, puede
hacerlo sobre varios platitos. No olvide tomar precauciones contra
incendios, ya que en algunos rituales es necesario dejar que la vela
arda hasta que se consuma. Prepare el altar en un sitio donde no
haya corrientes de aire. Mantenga las ventanas cerradas y coloque
las velas lejos de cortinados.

La posición correcta de las velas en el altar


• En la parte posterior, las dos de altar colocadas con una
separación entre ambas.
• En la parte delantera, las vela astrológicas.
• La posición de las velas de ofertorio varía de acuerdo con la
necesidad, pero generalmente se colocan delante, junto a las velas
astrológicas.

La unción
Antes de iniciar cualquier ritual, deben trabajarse las velas con
aceite de unción, ya que de otro modo no surtirían efecto. O, por lo
menos, no actuarían con la misma fuerza. Estos aceites son en
realidad incienso líquido y, llegado el caso de necesidad, pueden ser
reemplazados por aceite de oliva.
La forma correcta de ungir las velas es la siguiente:
• Divida mentalmente la vela en dos partes: la primera irá desde
la base hasta la mitad y la segunda desde la mitad hasta la mecha.
• Frote en sus manos un poco de aceite de unción (no debe ser
demasiado, sólo para alcanzar a cubrir toda la superficie).
• Con su mano derecha girando en el sentido de las agujas del
reloj, unte la parte superior de la vela en el aceite. Efectúe la misma
operación, con la mano izquierda, yendo en dirección a la base.

Qué color de velas elegir

40
Éste es, prácticamente, el factor más importante en la realización
de un ritual. De la intención que se está poniendo en juego
dependerá el color que se utilice. Cada color tiene una vibración
diferente, al igual que los sonidos. Por esto, es primordial conocer a
fondo a cada uno de ellos para no equivocarnos en la elección.
Blanco: Este color implica pureza, inocencia, falta de maldad. Se
utiliza para dar luz, para abrir caminos, para infundir calma. Este
color está también asociado, en su sentido negativo, a la debilidad,
la cobardía, la timidez y la impotencia. Por lo tanto, no se usa en
rituales que exijan fuerzas muy enérgicas. Siempre está presente en
las velas de altar.
Azul: Éste es un color frío, que se utiliza como calmante. En una
persona melancólica, puede influir en forma negativa, ya que
aplacará aún más su estado anímico. Es el color de la calma, la
tranquilidad espiritual y la inspiración.
Verde: Es uno de los colores más armónicos, ya que representa la
naturaleza en todo su esplendor. Brinda calma, fecundidad,
tranquilidad y equilibrio. Es refrescante en horas de angustia y
ayuda a que una situación desviada retorne a su curso correcto.
Aspectos negativos: celos, envidia, avaricia.
Amarillo y anaranjado: Estos colores están regidos por Mercurio,
el mensajero de los dioses. Son los colores del Sol y del oro.
Infunden talento intelectual, inspiración brillante y buena conexión
interna, Dan alegría y salud. Negativamente indican cobardía,
envidia, desconfianza y decadencia.
Rosa: Este color representa al planeta Venus, regente de las
cuestiones amorosas. Se utiliza para reunir a dos personas,
dulcificar el estado de ánimo y solucionar enemistades.
Marrón: Éste es el color de la tierra. Ayuda en la concreción de
proyectos y en la solución de problemas prácticos. También se
utiliza para acelerar juicios o contratos pendientes.
Violeta: Se utiliza, sobre todo, para elevar el pensamiento en
meditaciones. Como color ritual, infunde calma y tranquilidad
mental.
Morado: Es el color de Júpiter. Da poder y riquezas materiales a
la vez que, utilizado convenientemente, ayuda a expandir la mente
superior.
Rojo: Regido por Marte, éste es el color de la sangre, de la fuerza

41
instintiva, incluso, de la violencia. Representa la energía y la vida
física, Se utiliza en rituales de fertilidad, ya que su naturaleza de
fuego es engendradora de vida, creadora de nuevos seres. También
representa la pasión del amor. Otra virtud del color rojo es que
trabajando con él se puede ayudar a enfermos depresivos o
melancólicos a salir de su estado. Nunca se debe infundir este color
a personas agresivas o con enfermedades mentales, ya que puede
llevarlos a la locura. En su faz negativa implica odios, lujuria, guerra
y peligro.
Negro: Para el trabajo en rituales, el color negro siempre es
negativo. No debe utilizarse.
Una vez conocido el significado de cada color en particular,
pueden realizarse numerosas combinaciones para que el resultado
sea exactamente el que se desea. Por ejemplo, ya que las velas
verdes implican crecimiento y fertilidad, se pueden combinar con
las rosadas y tendremos el crecimiento del amor.

Ritual y fases lunares


Es importante, para darle mayor fuerza a un ritual con velas,
tener en cuenta las fases de la Luna. Es sabido que en cuarto
creciente todo acelera su proceso de crecimiento. Pues bien, para los
rituales relacionados con progreso, crecimiento o prosperidad es
conveniente comenzar el primer día en que la Luna se encuentre en
este estado. Por el contrario, cuando necesite trabajar con
disminución de fuerzas o hacer que un proceso se retarde, utilice el
período que va desde el último día de Luna llena hasta el cuarto
menguante.
Nunca debe hacerse un trabajo ritual durante el período de Luna
llena. Ésta trae consigo fuerzas muy poderosas pero negativas que,
inclusive, pueden llegar a afectar la capacidad psíquica de la
persona que lo lleva a cabo.

El poder de los salmos bíblicos


Numerosos magos ritualistas coinciden en que las oraciones más
poderosas que podemos utilizar en la invocación de los ángeles son
los Salmos. Igualmente, cada persona puede hacer el pedido al ángel

42
que mayor devoción le merezca.
Si no tiene ninguna preferencia en particular, utilice los Salmos
de acuerdo con las siguientes intenciones:
• Para comenzar un ritual: Salmos 130 y 134.
• Para sanación de enfermos: Salmos 35 y 38.
• Para agradecimiento: Salmo 30.
• Para la paz en el hogar: Salmos 1 y 129.
• Para protección: Salmos 35 y 36.
• Para liberarse de miedos y preocupaciones: Salmo 31
• Para pedir comodidad material: Salmo 41.
• Para unir personas o grupos: Salmo 133.
• Para calmar la ansiedad: Salmo 51.
• Para tener suerte en los estudios y los exámenes: Salmo 134.
• Para felicidad en el amor: Salmo 32. En este caso también es
poderoso recitar algún pasaje del Cantar de Salomón. Si el que pide
es un varón, deberá leerse el capítulo seis. Si es una mujer, el
dieciocho.

43
Capítulo VII
La alquimia interior: de la ilusión a las leyes
divinas

El poder es sencillamente conocimiento y, en cuestiones


espirituales, no se trata de un conocimiento adquirido sino de
“recordar” verdades que nuestro ser de algún modo intuye. Por eso,
antes de pasar a la parte práctica que nos transformará en magos
angélicos, repasaremos algunas verdades y leyes del espíritu que
nos servirán más que nada en el camino.
Éste no es un capítulo sencillo. No es un capítulo para leer apenas
una vez. Tal vez no sea tampoco un texto para leer de corrido y
puede que muchos no estén preparados o dispuestos a recorrerlo.
Pero es bueno tener en cuenta que este capítulo, el de la alquimia
interior, es lo que nos hará magos. Y por eso, aunque resulte algo
dificultoso, precisamos seguir. Empecemos, entonces, por lo básico.

Las diez ilusiones de la no-felicidad


Todos somos Uno. Éste es el único mensaje que importa. Es el
único mensaje que existe. Todo lo demás en la existencia es un
reflejo de este mensaje. Todo lo demás lo transmite. El hecho de no
conectarse íntimamente con esta verdad básica es lo que ha
originado en nuestras vidas cada desgracia, cada pena, cada
conflicto, cada corazón roto. Ha originado cada asesinato, cada
guerra, cada violación y robo, cada agresión y ataque mental, verbal
o físico. Ha originado cada enfermedad y malestar, y cada encuentro
con lo que llamamos muerte
La idea de que no somos Uno es una ilusión. La mayoría de la
gente cree en Dios, pero no en un Dios que crea en ella. Dios sí cree
en la gente y la ama más de lo que la mayoría sabe. La idea de que
Dios está enfadado con la especie humana y la echó del Paraíso es
falsa. La idea de que Dios se ha nombrado juez y jurado y que
decidirá si los miembros de la especie humana van al Cielo o al
Infierno es falsa.
Dios nos ama a todos. Dios desea que todas las almas regresen a

44
Él, y el cumplimiento de este deseo es algo inevitable. Dios no está
separado de nada y nada está separado de Dios. Dios no necesita
nada, pues Dios es todo lo que existe. Esto es lo bueno. Todo lo
demás es ilusión.
La especie humana a estado viviendo con ilusiones durante
mucho tiempo. Y ha olvidado que su olvido es parte de aquello que
ha olvidado y, por tanto, parte de la ilusión. Ahora es el momento de
que los humanos recuerden.
Usted es uno de los que encabezan la vanguardia de este proceso.
Ha tomado este libro para recordar las ilusiones del ser humano. Así
no volverá a estar atrapado en ellas, sino que nuevamente logrará la
comunión con Dios en el transcurso de su vida. Has llegado hasta
aquí para saber, por experiencia propia, que Dios reside dentro de
nosotros, y que se puede tener, cada vez que uno lo desee, una
reunión con el Creador. Pero para eso debemos ver más allá de las
ilusiones del hombre. ¿Y cuáles son estas ilusiones? Éstas que
estudiaremos a continuación. Necesitamos familiarizarnos con ellas
y así dejarlas atrás, trascenderlas.
1. La necesidad
2. El fracaso
3. La separación
4. La insuficiencia
5. El requisito
6. El juicio
7. La condenación
8. La condicionalidad
9. La superioridad
10. La ignorancia
Las cinco primeras son ilusiones físicas, y están relacionadas con
la vida del cuerpo físico.
Las cinco últimas son las ilusiones metafísicas, y están
relacionadas con las realidades no físicas.
Las diez ilusiones del hombre son ilusiones muy grandes, muy
convincentes, que hemos creado al comenzar nuestra experiencia
sobre la Tierra. Y todos los días creamos cientos de ilusiones más
pequeñas. Por supuesto, no son auténticamente reales. Sin
embargo, hemos creado un mundo en el que, en efecto, parecen
muy reales.

45
De estas ilusiones está hecha nuestra historia cultural. Y como la
historia cultural se basa en ilusiones, genera mitos en lugar de la
comprensión de la realidad.
La historia cultural del ser humano sostiene que:
1. Dios tiene un plan (existe la necesidad).
2. El resultado de la vida es dudoso (existe el fracaso).
3. Estamos separados de Dios (existe la separación).
4. Hay carencias (existe la insuficiencia).
5. Hay algo que debemos hacer (existe el requisito).
6. Si no lo hacemos, seremos castigados (existe el juicio).
7. El castigo es la condenación eterna (existe la condenación).
8. Por lo tanto, el amor es condicional (existe la condicionalidad).
9. Conocer y cumplir las condiciones nos hace superiores (existe
la superioridad).
10. No sabemos que éstas son ilusiones (existe la ignorancia).
Esto se lo han repetido mutuamente entre sí los seres humanos,
durante siglos, milenio tras milenio, durante tanto tiempo, que han
surgido mitos basados en esas ilusiones e historias. Cada ilusión se
basa en la anterior. Muchas son muy parecidas. Se debe a que todas
son meras variaciones de la primera. Son distorsiones más grandes
de la distorsión original. Además cada nueva ilusión fue creada para
corregir un defecto de la anterior. Finalmente, hartos de corregir
defectos, los hombres decidieron que no comprendían nada, y así
surgió la ilusión final: existe la ignorancia. Esto les permitió
encogerse de hombros y dejar de intentar resolver el Misterio.
Pero la mente en evolución no nos permitió quedarnos pasivos
durante mucho tiempo. En unos cuantos milenios, de hecho un
lapso muy corto en la historia del Universo, hemos llegado a la
etapa en la que la ignorancia ya no es una bendición. Estamos a
punto de dejar esa cultura primitiva, a punto de dar un gran salto. Y
por eso pasaremos a las leyes de la espiritualidad, contrapartida de
las diez ilusiones.

Las diez Leyes de la espiritualidad


La raíz de todo conocimiento para entender, comprender y
conocer al Creador son las Leyes Cósmicas, que son eternas e
inmutables. Las mismas son:

46
0. Ley de la Creación.
1. Ley de la Unidad o Ley de la Vida.
2. Ley de la Dualidad, de causa y efecto.
3. Ley de la Armonía.
4. Ley Cuaternaria o Ley de los 4 elementos.
5. Ley Etérea o Espiritual.
6. Ley de Amor y Justicia, o Ley de la Conciencia Crística.
7. Ley de la Iluminación.
8. Ley de la Voluntad.
9. Ley de la Perfección.
10. Ley Creadora de Yo Soy.

0. Ley de la Creación
Debemos saber que ningún ser de la Tierra ha sido creado igual y
que no existen dos seres iguales, sino que cada uno está formado o
ha sido creado con diferente cantidad de moléculas, distinguiéndose
así de los demás seres de la Creación.
Se dice que el hombre ha sido creado a imagen y semejanza de
Dios, ¿qué se debe entender por eso?, no debemos de tomar la frase
literalmente al pie de la letra, porque entonces estaríamos
afirmando o imaginando que Dios es igual físicamente a nosotros,
no. Al decirse que hemos sido creados a
imagen y semejanza de Dios, se quiere decir que el ser humano es
un chispazo de la Mente Universal de su Padre Creador y que el
hombre se asemeja a Él porque esa chispa es una partícula, es un
átomo de ese Padre que lo ha creado. Ahí está la imagen, la
semejanza: todos los seres humanos tenemos una parte (espiritual)
de Dios. Además el hombre se asemeja a su Padre Creador, porque
el hombre también es un ser creador. ¿Cómo? ¿Por qué?, pues
porque la mente del ser humano constantemente está pensando,
nunca deja de hacerlo y cuando piensa crea, crea pensamientos que
son volúmenes de fuerza, de energía negativa o positiva, pero está
creando. ¿Y qué es lo que crea?, pues máquinas, relojes, autos, etc.
etc.
Clave: Reconocer la existencia de un Creador, bendecirlo y bendecir
la creación para armonizarse con ella.

47
1. Ley de la Unidad o Ley de la Vida
¿Qué es la Vida?... La Vida es un pensamiento Divino de nuestro
Padre Creador, es una bendición maravillosa y el ser humano ha
sido creado para manifestar la perfección, la alegría, la felicidad.
Ahora estamos en el inicio de una Nueva Era, que es la Era de
Acuario, Era de Luz, de Conocimiento, y Sabiduría Espiritual,
porque se debe saber que cada Era del zodiaco se compone de 2.160
años, y cada Era manifiesta un conocimiento diferente. Es por eso
que todo el conocimiento de Piscis ha pasado, ahora los seres que
nacen vienen más despiertos mental y espiritualmente y cada Era
zodiacal manifiesta una enseñanza. Ayer, en Piscis fue el Amor, hoy
en Acuario es una trilogía de virtudes, de mandamientos: “Ser
veraces, justos y amorosos unos con otros”. Es por eso que
empezarán a manifestarse muchos interrogantes, muchas
inquietudes por saber, por conocer más del espíritu.
Clave: De hoy en adelante hay que ser justos en todos los actos, con
todos los hermanos y manifiestar el amor puro espiritual no sólo a
los seres humanos, sino a toda la Creación.

2. Ley de la Dualidad, de Causa y Efecto


En su infinita sabiduría, Dios le ha concedido al ser humano un
don precioso, poco comprendido, se llama libre albedrío, que es el
criterio o discernimiento propio que cada ser utiliza durante su vida
en este planeta. Esta libertad que se nos ha dado es relativa, porque
precisamente esa libertad está dentro de una Ley que se llama de
Causa y Efecto y a veces por abuso o por ignorancia la convertimos
en libertinaje, usando ese criterio dual, para el bien o para el mal. La
dualidad de esta ley, lo positivo, es cuando el ser humano piensa,
habla y obra bien, es cuando el ser humano está sembrando una
buena semilla, que tarde o temprano tendrá que dar un fruto,
¿cuál?, pues la felicidad y la armonía en materia, alma y espíritu.
Con la otra cara de la moneda el ser humano pocas veces obra
para hacer el bien, la mayoría de las veces tiene tendencia para
obrar hacia lo negativo, porque tiene malos pensamientos. El ser
humano desconoce que está manejando una Ley, y que esa forma de
actuar le traerá sufrimiento o desarmonía, siendo éste el efecto de la

48
causa de obrar mal.
Para la mejor comprensión de estas Leyes, hay que figurarse que
dentro de la conciencia hay una balanza y que cada acto que se
cometa está llenando los platillos con obras buenas o con obras
malas. Si la balanza se inclina hacia el bien, se está actuando
correctamente, si se inclina hacia el
mal, entonces se ha escogido un camino lleno de espinas y de
sufrimiento. Por eso hay que escoger primero las semillas que se
van a sembrar, es decir, tratar siempre de ser positivo, armonioso,
que los actos causen alegría para ser más feliz. Clave: piensa, habla
y obra bien (que es la causa). No siembres la semilla del mal, para
que mañana no nazca el sufrimiento (que es el efecto).

3. Ley de la Armonía
Esta Ley es la número 3 del Arcano del Hombre y está
simbolizada por un triángulo que se forma con la unidad del
positivo y el negativo. Para que el ser humano logre tener un
equilibrio en su vida es preciso que la flecha de la balanza psíquica
iguale los platillos, es decir que los llene a partes iguales de obras
buenas y obras malas, sólo así se pasa al siguiente escalón que es
alcanzar la armonía. También es necesario que el ser humano haga
entrega a Dios del criterio dual del libre albedrío, dejándolo en
manos del Creador para que todas las cosas se hagan de acuerdo
con su santa
voluntad. Se puede preguntar, ¿cómo se hace esto?, pues muy
sencillo, simplemente para todo se invoca el nombre de Dios,
diciendo “que se haga su divina voluntad”. Esta Ley nos propone ser
positivos, alegres y felices; reír, siempre reír, para irradiar y
contagiar la alegría de vivir, para admirar la naturaleza y dar gracias
a Dios por la vida que nos ha dado, procurando estar siempre
contento con lo que se tiene. Hay que esforzarse para ser feliz.
Clave: Hacer el bien sin ver a quién.

4. Ley Cuaternaria o Ley de los 4 elementos


Esta Ley –como su nombre lo indica– representa el número 4
que simboliza los cuatro elementos que son: Tierra, Agua, Aire y

49
Fuego, y éstos elementos son cuatro fuerzas cósmicas que irradian
luz, vida, energía y armonía en las materias o cuerpos físicos de los
seres.
¿Cuál es el objetivo o para qué sirven estos elementos? Todos
sabemos que la Tierra produce el alimento para comer, el agua riega
la tierra para que la semilla fecunde y es el líquido vital que necesita
el hombre para vivir. El aire es el elemento espiritual que da la vida
al ser humano, al reino animal, al vegetal y nadie puede prescindir
de este elemento, el más espiritual de todos, es el que madura los
alimentos, es la luz, la energía, por medio de sus rayos se manifiesta
la presencia de nuestro Padre Solar, nuestro Creador en Espíritu.
Cada vez que se coma o se tome agua hay que bendecir
mentalmente o en voz alta, en el nombre de Dios: “alimento bendito
seas”, o “agua bendita seas”, o “aire bendito seas”, o “fuego bendito
seas”. ¿Para qué todo esto?, pues para que el ser humano tenga
armonía con los elementos, manifestando la alegría y la felicidad de
vivir y empezando a cumplir la misión que el Creador le ha dado en
este planeta Tierra. Pero, ¿cuál es esa misión?... la de edificar un
templo viviente para adorar a Dios en espíritu y en verdad.
Clave: Realizar 40 obras buenas encadenadas (seguidas) ya sean
materiales o espirituales, para abrir un camino hacia la perfección,
la abundancia y la felicidad.

5. Ley Etérea o Espiritual


Para comprender esta Ley primero es necesario saber en el
aspecto material qué significa éter: líquido muy volátil e inflamable
que se emplea como anestéstico, pero también significa fluido sutil
que llenaba –según los antiguos– los espacios situados más allá de
la atmósfera: los espacios celestes. Y en lo espiritual es la unidad de
los cuatro elementos (los ya nombrados Tierra, Agua, Aire y Fuego).
El ser humano está dormido, porque tiene encerrado su espíritu
en su materia o cuerpo físico y está cubierto de cortezas o capas
creadas por todos sus pensamientos y actos efectuados en el
transcurso de su vida material. El ser espiritual necesita traspasar
esas capas o velos para reflejar o irradiar la luz divina que trae en
esencia de quien lo ha creado.

50
¿Qué se debe hacer para despertar de ese letargo, de ese sueño?,
pues abrir la mente a un conocimiento superior para buscar dentro
de nosotros mismos lo esencial que es el éter, lo espiritual, que es la
esencia y presencia de Dios manifestada en cada ser. Y esto se logra
enviando constantemente pensamientos de felicidad, de amor, de
salud, de trabajo, de armonía, etc., a todos los seres que los
necesiten, o sea pidiendo para otros lo que queramos para nosotros.
Con esta práctica espiritual se pasa a otro estado de conciencia,
porque Dios ha creado a sus hijos para que sean felices, para que
sean dichosos y disfruten de la vida aquí en la Tierra. Muy pocos se
han puesto a
pensar a analizar cuán hermoso es nuestro planeta, cuantas cosas
bellas existen, tal vez, como las vemos a diario no sabemos
apreciarlas. Clave: Bendecir los elementos: la Tierra cuando se
alimenta, el Agua cuando se bebe o cuando llueve, el Aire y el Fuego.
Bendecirlos diariamente, a cada momento que se recuerde, para
armonizarse y hacer unidad, surgiendo así el quinto elemento éter.

6. Ley de Amor y Justicia


En esta ley que también se llama Conciencia Crística, no
podemos dejar de hablar del Maestro Jesús, porque él vino a
manifestar y enseñar con la práctica la Ley del Amor. Él vino a dejar
un ejemplo a seguir, el de amarse y perdonarse como hermanos,
porque todos lo somos, puesto que hemos sido creados por un
mismo Padre. A cada criatura corresponde, en lo personal, hacer el
esfuerzo de buscar, escudriñar, indagar la verdad. Pero, la verdad
¿dónde está?.. ¿en dónde buscarla?: en el conocimiento de las Leyes
Cósmicas.
Clave: Tratar de ser justo no sólo consigo mismo, sino con todos los
demás. Ser amoroso con todos, perdonando todo tipo de ofensas y,
por último, decir siempre la verdad. Al practicar estas tres virtudes
maravillosas se encuentra la llave para entrar al Reino de los Cielos.

7. Ley de la Iluminación
¿Por qué se llama así esta Ley?, porque el ser humano que ha

51
ingresado al conocimiento de las Leyes Divinas y las ha ido
practicando, va despertando poco a poco su conciencia para entrar a
otro estado de perfección, de superación, de pureza, de integridad…
es cuando su ser interno se llena de luz convitiéndose en un ser
iluminado. Éste viene siendo el plano de manifestación del Padre.
Sabemos que para escribir algo siempre se comienza por un
punto, que es el principio o iniciación de una línea, entonces, ¿cuál
es el punto de partida para que el ser humano alcance una meta,
cumpla una misión o su destino aquí en la Tierra como un ser
espiritual?... pues la Iniciación. Cada 24 de Junio, se abre una
ventana en el cielo para que descienda el Espíritu Santo o Átomo
Solar al ser humano y se empiece a crear la trilogía, porque ya
sabemos que el ser humano al nacer es dual (cuerpo y alma) y solo
cuando recibe ese átomo o chispa divina es cuando empieza a nacer
o florecer el espíritu y el hombre se convierte en una trilogía,
comenzando el despertar para alcanzar la perfección.
Clave: Realiza cada 24 de junio tu ceremonia de iniciación,
recibiendo así la chispa divina que transformará todo tu Ser.

8. Ley de la Voluntad
El ser humano que alcanza a manifestar este plano, esta ley, ha
desarrollado al máximo el poder de su voluntad y logra realizar
todas las cosas, pues ha hecho unidad su mente material con la
mente divina de su Padre Creador.
Cuando el ser humano ha alcanzado esta altitud de conciencia,
tiene más poder para pedir a Dios la iluminación a todos los seres
que están sufriendo o que tienen problemas, enfermedades, etc.,
pues su mente se ha ensanchado, se ha acrecentado con el
conocimiento y las prácticas de las Leyes y sus claves de sabiduría,
adquiriendo un mayor volumen de energía, y en consecuencia su
petición llega a planos más elevados, planos superiores donde
encuentra más rápida respuesta a sus peticiones.
Clave: Ejercitar la voluntad respetando la vida de todo el ser de la
creación.

9. Ley de la Perfección

52
Todos los seres humanos cuando venimos a morar a esta Tierra
traemos un objetivo, una misión: la de hacer de nuestro cuerpo
físico un templo viviente para adorar a Dios en Espíritu y en
Verdad.
¿Por qué?, pues porque nuestros cuerpos físicos son energía,
vibración, luz, pero condensada (materializada) y traemos una
esencia espiritual que es la presencia de nuestro Padre Creador
dentro de nosotros, la cual hay que manifestarla.
Clave: Trabajar para nuestra perfección humana, venciendo la
propia personalidad y haciendo la voluntad del espíritu. Así se logra
la perfección creadora de la mente y el poder divino de crear en
materia todas las cosas inherentes a la esencia espiritual.

10. Ley Creadora de Yo Soy


Esta Ley es la última del arcano humano y podemos llamarla la
Resurrección, es decir cuando el espíritu ha resurgido, ha brotado
de un cuerpo físico para poder manifestar la perfección suprema, la
esencia divina de las Leyes Espirituales. En este plano de
manifestación, el cuerpo físico del ser humano ha sido cambiado o
transformado de elemento terrenal a cuerpo celestial con el molde
divino que trae el espíritu. Cuando decimos que alguien muere, se
desintegran los componentes o elementos de que está hecho el
cuerpo físico, pero en este plano de vida se integran, se unifican los
elementos y el resultado es la vida gloriosa de un cuerpo celestial.
Decimos celestial, de celeste, de azul cielo, porque el ser espiritual
ya ha hecho de su materia la conversión de elementos terrestres a
elementos del cielo, donde los tesoros adquiridos por el espíritu son
permanentes, eternos e inmutables.
Ésta es la verdadera misión de todo ser humano que viene a morar a
este planeta Tierra: hacer una verdadera unión entre materia y
espíritu para alcanzar la verdadera religión, porque se ha ligado el
espíritu con su materia en perfecta comunión y el ser humano, aquí
en la Tierra, vive la
verdadera vida, la vida eterna, inmutable y perfecta. Es en este
estado de conciencia o elevación que el ser humano da testimonio,
que ha cumplido su misión al haber edificado un templo viviente
puro, que es su cuerpo físico para adorar a Dios en Espíritu y en

53
Verdad.
Clave: No hay clave para esta Ley: todas las claves anteriores
sumadas dan como resultado el Yo Soy.

54
Capítulo VIII
Magia angélica para atraer dinero

El dinero es un instrumento que carece, por sí mismo, de


cualquier valor o connotación. El significado se lo proporcionan los
grupos humanos: para algunos es símbolo de status; para otros es
indicador de un materialismo excesivo y de carencia de
espiritualidad; otros lo perciben como un fetiche que oculta
relaciones económicas de explotación de una clase social hacia
otras; otros pueden entenderlo como un medio para materializar
sus sueños...
Por tanto, no es posible hablar del dinero aislándolo de las
motivaciones que nos conducen a tenerlo. En este tema, como en
cualquier otro, a final de cuentas estamos hablando no de un objeto,
sino de nosotros mismos: nuestras programaciones, nuestras
percepciones, nuestros anhelos; es decir, de qué manera estamos
co-creando o deseamos co-crear el mundo que nos rodea. Por eso,
para atraer dinero lo fundamental es tomar conciencia de la
abundancia. El Universo es abundancia y si tenemos fe en esta
verdad atraeremos todo aquello que nos haga falta. No dejemos de
reflexionar en ello cuando llevemos a cabo rituales de magia
angélica, así, efectivamente, la bendición de la abundancia nos
alcanzará.
Pasemos entonces a la práctica. A la hora de ganar más dinero,
conseguir un trabajo, saldar una vieja deuda, obtener préstamos o
comprar un bien, los ángeles pueden convertirse en nuestros
aliados. Claro que para ello, tal como hemos aprendido hasta ahora,
es preciso saber cómo invocarlos y cuándo hacerlo.

Prácticas angélicas de la prosperidad


• Recuerde que antes de la invocación usted debe llevar a cabo
una visualización. Si su objetivo es la abundancia concéntrese en el
color oro, de la riqueza y la divinidad o en el verde, color que remite
a una buena cosecha, es decir a la vida y a la fortuna. Imagine
paisajes de abundancia, por ejemplo árboles cargados con jugosos

55
frutos o páramos con mucha agua, buen sol, animales, flores y
personas satisfechas.
• Una buena afirmación que puede aprender de memoria y
repetir en cualquier rito de prosperidad es: “Creo en el poder de los
ángeles para poner la suerte a mi favor, atraer la abundancia, para
mover los hilos del azar y darme así la oportunidad de incrementar
mis ingresos para poder disfrutar junto con los míos de una
situación material más próspera”.
• Invoque a su ángel Guardián: “Yo (su nombre) te invoco a Ti
(nombre del ángel guardián) para que asistas y me protejas en mi
intento de alcanzar la prosperidad. Desciende sobre mi templo, y
derrama tu luz bienhechora”.
• Invocación del ángel bienhechor (consulte la lista de ángeles
bienhechores al final de este capítulo), por ejemplo el encargado de
incrementar el dinero: “Yo (su nombre) te invoco a ti (pronunciar el
nombre del ángel elegido). Manifiéstate para que yo pueda sentir tu
presencia. Hoy te necesito a Ti, tengo necesidad de que ejerzas tu
poder sobre mí y espero confiado en que te harás presente en el
templo y tu bondad modificará positivamente mi vida”.
• Ahora haga su pedido. Por ejemplo, “ayúdame a conseguir
trabajo”, “a vender bien mis propiedades”, “a salir favorecido en un
juicio”, “a saldar mis deudas,” etc.
• Selle el mandato con las palabras angélicas “Atrai-Titres”. Que
así sea.
• Permanezca en el templo y siga todos sus impulsos. En
cualquier caso, el medio de aparición del ángel le será revelado a
través de sus sentimientos. Usted “sentirá” las manifestaciones del
ángel.
• Agradezca con una frase emotiva. Por ejemplo: “Yo (su nombre)
te agradezco a Ti (nombre de su ángel protector) y a Ti (nombre del
ángel bienhechor) por vuestra infinita bondad y por escuchar mi
pedido. Allí donde vaya, los llevaré en mi corazón”.
• Aromatice siempre los ambientes en los que realizará un rito
angélico de prosperidad con madera de sándalo o musk.
• Invoque con frecuencia a sus ángeles en el templo personal, en
el cual estarán dispuestas las ofrendas y talismanes que le
corresponden a cada entidad.

56
Los ángeles bienhechores de la abundancia
• Arcángeles: son Nemamiah, Ieialel, Harahell, Mitzrael, Umabel,
Iah-Hel, Anauel y Mehiel. Conviene invocarlos en casos urgentes,
cuando precisamos un auxilio inmediato.
• Lelahel: es un Serafín y coopera cuando la persona está
deprimida, por eso se lo suele invocar para que un desocupado
encuentre trabajo o para que un negocio o empresa al borde de la
quiebra se recupere.
• Mumiah: es un ángel y se lo puede invocar en cualquier
situación vinculada con la economía.
• Sitael: es el Serafín de la buena suerte y revierte cualquier
período de mala racha. También ayuda a conservar la fortuna.
• Menadel: es una potencia y nos ayuda a conservar lo que ya
poseemos.

Rituales de la fortuna, paso a paso

Para generar abundancia


• El primer día de Luna creciente, levántese por la mañana
temprano, respire hondo y pronuncie la siguiente afirmación: “Éste
es un Universo abundante en el que hay suficiente riqueza para
todos. El éxito económico viene a mí fácilmente y sin esfuerzo,
Ángel mío, permíteme estar en armonía con el mundo material”.
• Desayune en forma liviana y vístase con elegancia. Vaya a
cualquier banco cercano a su casa y extraiga dos boletas de
depósito. Escriba en ellas su número de cuenta mágico (3.333.333 ó
9.999.999) y la cifra a depositar que se le ocurra.
• Firme las boletas y debajo de su firma coloque, en una, la
afirmación: “Con la bendición de los ángeles, riquezas infinitas
fluyen pródigamente hacia mi vida”, y en la otra boleta, la fórmula
mágica: “B I g, d m p y d e a c I v D”. Sin que nadie se dé cuenta,
coloque la última boleta en algún lugar del banco en el que pueda
permanecer todo un día sin que nadie la tire.
• Guarde la otra boleta en su bolsillo o cartera. Cuando vuelva a
su casa, ponga la boleta a la vista, sobre la cómoda, encima de la
heladera o en el espejo del baño.

57
• Durante una semana, repita la afirmación escrita en el papel, al
levantarse, y léala en voz alta.
• Al término del ciclo de la Luna llena, queme la boleta (al aire
libre) y diga: “Tu voluntad ángel mío se ha cumplido. Tengo lo que
deseo, tengo lo que preciso, tengo lo que es mío”. Agradezca y, si en
tres meses su situación no ha mejorado, repita el ritual.

Para comprar una casa, un auto u otro valor


• Visualice la casa elegida o el auto de sus sueños. Puede tratarse
de una casa o de un auto reales pero también de una fotografía.
• En el caso de la vivienda, imagínese siendo un vecino más en el
barrio elegido. Si ha elegido el barrio pero no la casa, entre a un
comercio de la zona y compre algo. Camine hasta encontrar entre
las casas en venta, la que le parece mejor para vivir.
• Tome algún objeto sin valor que pertenezca a la casa o sus
jardines. Puede ser la hoja de una planta, una piedrita, etc.
• Si se trata de un automóvil entre al comercio y simplemente
recorra con la palma de su mano abierta el tablero de direcciones o
el volante. En ambos casos invoque mentalmente a su ángel y repita
siete veces: “La mente es toda la realidad y en la sagrada ley de Dios
los deseos puros son luz de prosperidad. Ángel escucha mi pedido.
Ángel escucha mi pedido. Ángel escucha mi pedido”.
• Vuelva a su casa y haga la siguiente ejercitación: sentado o
acostado cómodamente, tome el objeto que obtuvo en la vivienda
deseada o en el concesionario, cierre los ojos y relajándose cada vez
más profundamente, imagine la casa o el automóvil detalle por
detalle.
• Antes de terminar la visualización, “envuelva” la casa o el
automóvil con una burbuja de color rosa. Por último, despréndase
de la burbuja e imagínela flotando en el Universo, con usted en su
interior. Abra los ojos. Ubique el objeto clave en un lugar alto de su
casa actual.
• Llame al vendedor y pida que le muestre la casa porque está
interesado en comprarla o vaya al concesionario y haga todas las
averiguaciones de quien efectivamente comprará el automóvil.
• Deje en un lugar secreto de la casa o dentro del automóvil
elegido, un elemento de su pertenencia, por ejemplo un anillo, un

58
papel con su nombre, una gema.
• Cuando regrese a su casa, vuelva a hacer la meditación de la
burbuja y encomiéndese a su ángel.

La bolsita mágica de Sitael


Sitael es el ángel de la buena suerte, posibilita el desarrollo
financiero y la capacidad para administrar el dinero sin derrochar.
Para atraer su presencia, debe preparar una bolsita mágica de este
modo: tome un corte de tela de algodón amarillo y cósalo dándole
forma de bolsa. Coloque en su interior:
• Una moneda del valor más alto de las que utiliza habitualmente.
• Una moneda del valor más bajo de las que utiliza habitualmente
con una perforación en el centro.
• Un billete de valor alto.
• Una medalla o anillo de oro.
• Granos de arroz, preferentemente integral ya que tiene menos
tratamientos químicos y, por ende, más energía.
• Con todos los elementos dentro, cierre la bolsita y colóquela
durante tres noches debajo de su almohada. Es fundamental que
antes de dormirse invoque a Sitael y le eleve una plegaria, rogándole
que le dé suerte.
• Pasado este tiempo le conviene llevar siempre la bolsita con
usted y, cada tanto, volver a dormir con ella bajo su almohada.
• Por supuesto cuando la suerte le sonría deberá, necesariamente,
agradecerle a Sitael por sus favores.

Para conservar su empleo


Si teme que lo despidan nada mejor que invocar a Menadel, ya
que este ángel pertenece a la jerarquía de las Potencias y ayuda a
que sus protegidos conserven lo que tienen. Como las Potencias
dispensan armonía con su sola presencia, si tiene problemas con su
jefe o sus compañeros de trabajo también será positivo que le pida
ayuda.
• Para invocarlo consiga un recipiente de barro y coloque en él 7
lentejas, 7 semillas de sésamo, 7 granos de arroz y 7 semillas de
calabaza. Exponga el recipiente al sol, durante tres horas.

59
• Un miércoles, antes del mediodía, vaya a un lugar donde haya
plantas o animales. Lleve el recipiente con los granos.
• Ya en el parque, con la mano izquierda sostenga el recipiente,
con la derecha, vaya tomando puñados de granos o semillas y
arrojándolos al suelo, diga: “Menadel, en ti confío. Protégeme,
ayúdame a conservar lo que he conseguido. Siembra armonía y que
la semilla siempre germine. Anclo en el trabajo, anclo en el trabajo,
anclo en el trabajo. Soy de Dios y doy a Dios mi fruto final. Amén”.

La botella de la abundancia
• Todos los miércoles debe usted colocar en un frasco o botella
estos ingredientes, en partes iguales: cerveza, leche y miel.
• Luego cerrará herméticamente el recipiente y lo dejará, oculto,
en un rincón de su vivienda. La leche, la miel y la cerveza son
elementos que justamente simbolizan la abundancia y por la ley de
atracción de iguales con este frasco usted obtendrá aquello que
desee.
• Eso sí, no se olvide de formular en voz alta un pedido de
abundancia a su ángel guardián, en el momento que guarde el
frasco, y todos los miércoles cambie el contenido del mismo,
echando el líquido viejo por el desagüe:

Música atrae-dinero
• Cuando amanezca, cada jueves, día de Júpiter, señor de la
abundancia, tome una campanita de bronce en su mano derecha y
comience a recorrer su casa haciéndola sonar, mientras invoca a su
ángel protector solicitándole su amparo de este modo: “Ángel de la
guarda/ que no nos falte nada/ en esta casa amada”.
• Realice el rito lentamente y no olvide ningún rincón del hogar
en su recorrida.
• Luego, encienda un sahumerio de lavanda en cada cuarto y
arroje cinco granos de arroz por cada una de las ventanas de la casa.
• Al concluir, cuelgue la campanita cerca de la puerta de entrada y
repita el ritual cada jueves.

60
Conseguir un préstamo con ayuda de los Arcángeles
• Reúna veinticuatro monedas de poco valor, cada una de ellas
debe haber sido recibida de la mano de una persona diferente.
• Colóquelas en un cenicero de cristal y cúbralas con harina.
• Durante una noche deje el cenicero bajo su cama.
• Al cuarto día utilice estos elementos para realizar una masa
básica de pan.
• Colóquela en el horno y cuando esté listo, déjelo enfriar y
córtelo en ocho rebanadas iguales (porque ocho son los Arcángeles).
• Envuélvalas en papel celofán de color verde y consérvelas así
hasta el momento que reciba el dinero deseado. Cuando esto ocurra,
rece una plegaria agradeciendo a cada uno de los ocho Arcángeles y
entierre el pan al pie de un árbol frutal.

Proteger económicamente a toda la familia


• Consiga billetes y monedas antiguas que ya estén fuera de
circulación. Coloque los billetes sobre un paño grueso de color
verde, formando con ellos un cuadrado o un rectángulo.
• En el centro de la figura formada ubique las monedas en forma
de cruz.
• Encienda dos velas: una de color verde y otra amarilla, y
ubíquelas a los costados de la cruz de monedas.
• Déjelas quemar mientras le reza a cada uno de los ángeles
protectores de su familia, pidiéndole protección y generosa ayuda.

Prácticas mágicas varias


Antes de iniciar la sesión mágica siga cada uno de los pasos aquí
expuestos.
Serán un eficiente complemento de los hechizos y ayudarán al
acercamiento de las energías que trabajarán en pos de la
aproximación de la prosperidad.
• Defume su casa cuando esté por iniciar los rituales. Son ideales
los sahumerios de madreselva, lirio o verbena.
• Si quiere fortalecer su aura y protegerse de todo mal, mezcle un
litro de agua con el jugo de medio limón y báñese con este líquido.
• Guarde aquello que desea multiplicar en objetos brillantes y

61
espejados. La naturaleza les concede la propiedad de atraer y
duplicar lo que esté guardado en ellos.
• Es bueno llevar una piedra de venturina o de ágata que
contenga incrustados fósiles, pues ayudan a encontrar el equilibrio
con las propias riquezas. Mágicamente son consideradas las piedras
del hombre rico.
• Ponga en remojo varios pétalos de jazmín, déjelos bajo la luna
llena para magnetizarlos y al día siguiente beba en ayunas el agua
para invocar a los poderes que participarán del ritual.

Ungüentos de la fortuna
Los ungüentos constituyen verdaderos coadyudantes para la
magia protectora. Es por eso que en esta oportunidad haremos
hincapié en los que atraen beneficios y dinero para los que los
preparen. Proponemos a continuación los siguientes ungüentos:
1. Mezcle 1/4 de aceite de girasol con tres gotas de aceite de lilas y
con la misma cantidad de su lavanda preferida. Adicione hojas de
albahaca macerada y un trocito de jabón de coco. Introduzca en un
frasco los ingredientes y sacúdalo bien. Recién se podrá usar al cabo
de tres días, untando apenas las cuatro puntas de un billete que
llevará siempre en su billetera.
2. Necesitará para esta ocasión un poco de arroz reducido a
polvo, aceite de maíz, una pizca de canela, semillas de amapolas y
limaduras de la corteza de un álamo. Eche todo en un recipiente y
úselo el primer día de la semana para estabilizar la economía hasta
el final de la misma. Aplíquelo siempre en las yemas de los dedos y
en forma de cruz en la frente.
3. Junte 3 cucharadas grandes de mostaza en grano, 2 de aceite
de almendras, medio vaso de zumo de uvas, un ajo, un poco de
tierra de bosque y medio litro de gel neutro.
Machaque el ajo junto con la mostaza, agregue el aceite de
almendras y el zumo. Por último, adicione la tierra y el gel
mencionado. Una vez cada siete días deberá ungir sus zapatos con
este ungüento para que el dinero lo acompañe y tienda a su
reproducción.

62
Amuletos contra la pobreza y la negatividad
A continuación hallará los amuletos más poderosos para evitar la
pobreza. Servirán además para preservar a sus dueños de cualquier
negatividad que impida el crecimiento y el desarrollo material. Son
los objetos protectores por excelencia y a diferencia de los
talismanes tendrán que portarse junto con los otros elementos de
uso cotidiano para guardarse de las fuerzas que obstruyan el
aumento de los bienes.
1. Confeccione una bolsita de color verde. Rellénela con agujas de
pino, con hojas de helecho, un trocito de oro, un lazo amarillo, dos
granos de trigo y la ralladura de la cáscara de una naranja. Hágalo
durante las horas de la madrugada y llévelo siempre consigo para
amarrar la abundancia a su lado.
2. Tome un billete de dólar, si el valor es alto, mejor. Envuelva en
él una castaña y átelo con una cinta adhesiva para que no se
separen. Déjelo por una semana dentro de una pirámide para que se
impregne de corrientes positivas. Luego, colóquelo en el interior de
su billetera. Su acción, si se respetan los pasos señalados, es
sumamente efectiva.
3. Adquiera un recipiente de vidrio. Eche dentro un pedacito de
cáscara de ananá, tres clavos de olor, siete caramelos de miel, una
baya de zarzamora y esencia de ricino con la que rociará levemente
todos los ingredientes. Ubique el recipiente en cualquier lugar de su
casa por un período de quince días. Después deberá introducir todo
en una bolsita de color tierra y cargarla con usted cada vez que
necesite de fortuna.

Pócimas del milagro material


Una pócima es una mezcla que se caracteriza generalmente por
contener perfumes, hierbas y flores. Su aroma libera las energías
que se han solicitado al cosmos. Para su correcta preparación se
precisarán un hervidor destinado sólo para este fin y una especial
concentración del practicante. Debe saberse que no es
recomendable hacer una pócima por el vano motivo de obtener
olores agradables, que ya sería contraproducente para quien así lo
hiciese. Aquí, la composición de algunas de ellas:
1. Ocho vasos de agua mineral, una taza de miel, una pizca de

63
nuez moscada, la piel de siete manzanas compradas durante la luna
en cuarto creciente y hojas de camomila. Caliente los ingredientes a
fuego lento. Enseguida esparza el vapor por toda su casa
especialmente por los lugares en los que hay dinero guardado, tales
como cofres, alcancías, etcétera.
2. En el agua de dos cocos, eche trece clavos de olor, gotas de
agua de azahar, un poco de eneldo en conserva, cien gramos de té
verde. Llévelo al fuego, cuando comience a hervir inspire
profundamente el aroma que despida la pócima y visualice una
cascada dorada que baña su cuerpo entero. Mantenga esta imagen
por unos minutos. Después, vaporice sus prendas de vestir y la de
los miembros de su familia. De esta manera, la magia podrá
alcanzar a todos por igual.
3. Nueve cucharadas de jengibre, los pétalos de una camelia,
cuatro cucharadas de mejorana, un pocillo de semillas de
cardamomo, una pizca de café, nueve nueces picadas, aceite esencial
de hierbabuena y dos vasos de agua. Caliente en el fuego mientras
repite la siguiente frase: “Por el poder de este aroma, atraigo la
riqueza y alejo definitivamente la pobreza”. Al hervir el agua, deje
que el perfume inunde su hogar.

Cajas encantadas
Antiguamente se las conocía en Egipto con el nombre de Menet.
Eran cajas ceremoniales que servían para guardar lo que se
empleaba durante los ritos en los templos. Asimismo, los indios les
otorgaban una connotación especial, creían que eran capaces de
producir algunos cambios en el rumbo de las cosas.
Actualmente se las sigue utilizando y aún conservan gran parte
de aquel valor que las sabias pitonisas solían darles. Para que sean
más efectivas se recomienda que sean de madera, sobre todo de
abedul, roble o pino y que sean pequeñas. Son, sin duda, muy
poderosas para guardar y dar “vida” a los elementos que se guarden
allí. A continuación, algunos consejos para su correcta utilización:
1. Consiga su caja. Antes de colocarle los elementos no olvide
conjurarla haciendo sobre la misma tres veces la señal de la cruz y
repitiendo al mismo tiempo estas palabras: “A la sabiduría de Dana
y Selene encomiendo mi caja mágica para acabar con la mala suerte

64
y hacer que crezca cada día un poco más mi caudal”. Ahora podrá
rellenarla con los siguientes materiales, más aún si pretende
reponerse de una bancarrota: granos de sal gruesa, una piedra de
jade, un carozo de palta, la ralladura de un limón, un poco de hierba
de duraznillo, dos piedras blancas iguales. Consérvela tapada con un
paño de color púrpura.
2. Si usted desea obtener un dinero difícil, incorpore a su caja una
cerilla de madera, tres ramas de canela, polvo de oro (se consigue
limando cualquier pieza de este mineral), un imán, una moneda
antigua y siete lentejas. Debe ungir la caja con algún aceite
consagrado y hacer una oración (elija una de las propuestas que
figuran a continuación) para reforzar la magia y hacer que su anhelo
se convierta en realidad. Hágalo siempre antes de introducir en ella
todo lo encomendado.
3. Esta pequeña caja servirá para ayudar en la recuperación de
una empresa o negocio, para aumentar las ventas y para producir
un acercamiento de las oportunidades que se vean relacionadas con
los beneficios materiales. Simplemente introduzca en su interior
una foto suya, la cáscara de una cebolla, trozos de vela marrón,
limaduras de hierro, azúcar moreno, la raíz de una planta de ruda y
un anillo de plata sin usar. Cubra su caja con una tela de seda blanca
para una segura protección.

Oraciones y decretos para atraer riqueza


Las oraciones son una forma directa de comunicarse con el más
allá para ser consecuentemente atendidos por las divinidades
supremas. Es cuestión de pronunciar las palabras exactas y
adjuntarlas con una buena dosis de nuestra fe.
Le ofrecemos tres de las plegarias más potentes para la evocación
de la riqueza y para la resolución de los problemas económicos.

1. Oración de San Marcos de León


“Santo de protección, auxiliador en los temas financieros, te pido
que me concedas la sabiduría para poseer aquello que requiero para
enriquecer en los diversos planos materiales y espirituales. Hazme
dotado de garras que puedan enfrentar cada obstáculo que se

65
presente ante mi persona. Que a partir de este instante sean tus
pasos los que me guíen en el sendero hacia la apertura de la
abundancia. Permíteme ahora la dicha. Amén”.

2. Oración para hacer frente a las deudas


“A las almas gloriosas y evolucionadas del mundo espiritual
acudo para que sus presencias puedan ampararme en los momentos
difíciles de mi destino. Pido que llenen mi ser de regocijo y
paciencia para que pueda encarar con discernimiento las
dificultades terrenales. En el nombre de las infinitas huestes
angelicales y todopoderosas expulso la miseria y doy lugar a la
riqueza que preciso hoy. Que así sea”.

3. Decreto para captar dinero


“Hoy (decir la fecha) afirmo conscientemente que he de adquirir
lo que mi corazón desea para su completa felicidad. Sé que las
fuerzas invisibles pero existentes escucharán mi llamado y traerán
el alivio de todos mis pesares. A partir de este mismo momento se
iniciará una etapa de cosecha, donde la seguridad económica y el
amparo a mi familia será inevitablemente el aliciente que me
conducirá hacia nuevos y fructuosos rumbos. Sé que así será”.

66
Capítulo IX
Magia angélica para el amor

Allí donde dos seres se aman están los ángeles, ya que los
enviados de Dios propician y celebran el amor humano, reflejo
perfecto del amor divino. En este capítulo aprenderemos algunos
rituales específicos para resolver problemas amorosos. Aunque,
como ya dijimos, usted puede crear su propio ritual siempre que
respete las reglas de oro que le explicamos en capítulos anteriores.
Tenga presente que Ariel, Veuliah y Aniel, son los ángeles a los que
recurrimos en la invocación para hallar pareja y lo ayudarán a
preservar la armonía y la pasión y a solucionar conflictos. Nitahel lo
socorrerá si siente que su pareja no corresponde a sus sentimientos,
y Daniel, Nanael y Vehuel, si ha sido víctima de una infidelidad.

Meditación de los Arcángeles de Antares


Usted puede pasar directamente a realizar los rituales específicos
para el amor que figuran a continuación de la meditación de los
Arcángeles de Antares, pero si lleva previamente a cabo esta
ceremonia sagrada todas sus energías estarán alineadas y de ese
modo no sólo se conectará mejor con los seres de la luz sino que
además sabrá con precisión qué debe hacer en la vida real para
alcanzar el gozo emocional. Conviene hacer este trabajo en grupo y,
de hacerlo solo, imaginar un grupo de pares que llevan a cabo la
invocación a los Arcángeles en un plano que no es el material.
Paso 1: Saludo al Yo Soy de cada uno, y a la Llama de la
Conciencia Divina.
Paso 2: (Sentado). Se visualiza en el centro del círculo la Llama
Violeta. A través del sonido Om (7 veces) vamos entregando a la
Llama Violeta todas aquellas energías negativas que nos impiden
alcanzar una mayor vibración. Visualizamos cómo la Llama Violeta
va quemando todas esas energías negativas, producto de conflictos y
desequilibrios que más afectan la vida. Visualizamos también cómo
la Llama Violeta va quemando y liberando a las entidades y energías
negativas que puedan estar en donde nos encontramos. Al terminar,

67
hacemos una inspiración lenta y profunda sintiendo cómo la luz se
va expandiendo.
Paso 3: Repetimos 7 veces en voz alta, el nombre de Metatrón y
visualizamos cómo lentamente se va formando en el centro de la
cabeza un tetraedro violeta. Lentamente, este tetraedro comenzará a
girar de derecha a izquierda (en el sentido de las agujas del reloj).
De esa forma, la luz violeta irradiará instantáneamente a todos los
puntos de nuestro cuerpo.
Paso 4: Repetimos 7 veces el sonido de conexión interna: Atman
y visualizamos cómo un sol dorado desciende por la cabeza y se
ancla en el corazón; ahora se ilumina todo tu corazón de color
naranja.
Paso 5: Repetimos 7 veces la palabra Mikael visualizando una
esfera de luz azul que se incorpora en el aura. Visualizo cómo se
colocan cuatro columnas azules de los Arcángeles en la sala, (una
columna en cada esquina). De esta forma formamos una cúpula de
protección a nuestro alrededor.
Paso 6: Se repite 7 veces la palabra Uriel visualizando cómo
desciende un sol de luz blanca al centro del círculo. Este sol está
dentro de un triángulo dorado, que es el portal de comunicación con
las energías de los Arcángeles de Antares. En el centro de esa cúpula
que hemos instalado anteriormente está un templo circular que se
va a instalar en este lugar. En ese templo vemos la triple Llama:
violeta-dorado-rosa.
Paso 7: Vamos a recibir esta triple Llama en el primer chakra, en
la base de la columna. Nos ayuda a despertar el fuego sagrado, y a
aprender a captar las energías telúricas y las llamas para crear más
salud, producir la regeneración celular y la belleza del amor.
Vamos a repetir nuevamente 7 veces el mantra Atman y vamos a
ir proyectando ese sonido desde el corazón al chakra coronario y
desde el corazón al chakra sexual.
Vemos descender una esfera de Luz Dorada que se detiene a la
altura del primer chakra: es la energía divina expresándose a través
de la sexualidad. Vamos a incorporar en el primer chakra cada una
de las llamas. Permite que la Llama Violeta se ancle en tu primer
chakra. Ella nos ayuda en la liberación de apegos, de pasiones, de
posesividades.
Permite que la Llama Rubí se ancle en tu primer chakra, ella nos

68
ayuda a elevar nuestros patrones de conducta y a activar la luz para
que circule por toda nuestra columna, y despierte nuestra
sensibilidad para madurar en el amor universal. Permite que la
Llama Rosa se ancle en tu primer chakra, ella nos ayuda a despertar
el amor hacia todas las personas, tal como amamos a nuestros hijos.
Paso 8: Respirar lenta y suavemente sintiendo cómo la luz blanca
nos inunda hasta hacernos transparentes y por la columna
visualizamos una luz blanca.
Paso 9: Vamos a pedir a nuestro yo superior que nos muestre
cómo debe ser la expresión de nuestras fuerzas creadoras. Para ello
visualizamos una esfera dorada en nuestro chakra básico y nos
damos tiempo para recibir la respuesta, ya sea ésta a través de
símbolos, intuiciones o percepciones.
Paso 10: Visualizamos un hermoso ser de luz llevando en sus
manos una pirámide dorada y en el centro un sol. Este ser nos habla
y nos envía imágenes e indicaciones sobre nuestra misión.
Paso 11: Vuelta de la meditación y agradecimiento: “inhalamos y
exhalamos lenta y profundamente y con un profundo sentimiento
de gratitud a los maestros y seres por la ayuda recibida. Cerramos
este trabajo de meditación con ese profundo sentimiento de unión
de los corazones, de las mentes y de las voluntades a la gran
fraternidad blanca, a todos los maestros de la tierra y del universo;
con el ejemplo de ellos que están aquí para servirnos y ayudarnos”.

Rituales angélicos

Para mantener unida a la pareja.


• Recuerde que lo primero es la preparación del ambiente, en este
caso conviene perfumar el mismo con musk o maderas de oriente y,
avanzado el ritual, con limón. En cuanto a la música, elija melodías
apacibles.
• Luego consulte la lista de ofrendas y talismanes del capítulo
correspondiente y establezca cuáles son los que más le convienen de
acuerdo con la especie angélica que va a invocar. Si invoca a más de
un ángel y ambos pertenecen a un género diferente, atráigalos con
la ofrenda que les corresponda y elija los talismanes que

69
corresponden a cada uno. Recuerde que el templo de invocación
sólo estará activado cuando usted trace el círculo mágico en
dirección a las agujas del reloj.
• Visualice, una vez en el círculo mágico, una gran casa blanca a
la que usted ingresa en absoluta paz. Recorra sus habitaciones,
todas hechas de cristal luminoso y con cascadas en el centro, y
llegue a la habitación central, con una gigantesca piscina central de
agua trasparente, tibia, perfumada, en la que usted se sumerge.
Al salir todo su cuerpo está cubierto por una brillante luz y cada
dolor, cada herida, cada cicatriz, cada imperfección, ha
desaparecido.
Desande el camino y pase nuevamente por las mismas
habitaciones que ya recorrió. Nuevamente encuentre la paz y
regrese al círculo mágico, pero con el cuerpo, la mente y el espíritu
purificados.
• Afirme ahora: “Los ángeles son seres de luz y amor. Por lo
tanto, creo en su poder para hacer que el amor perdure”.
• Invoque al ángel protector: “Yo (su nombre) te invoco a ti
(nombre del ángel protector) para que cumplas con tu misión de
amor y me prestes asistencia, me ampares y me guíes. Manifiéstate,
hazme sentir tu presencia”.
• Invocación del ángel o los ángeles del amor: “Yo (su nombre) te
invoco a ti Ariel (o Veuliah o Aniel) para que junto con tus
hermanos, preserves el amor de mi pareja y nos des la dicha. Tú que
eres luz y amor sabrás hacerlo. Espero que te manifiestes en mi vida
y que me hagas sentir tu presencia”.
• Haga su mandato: “A vosotros, ángeles del amor, os pido que
deis la armonía y la pasión perdurables”.
• Sellado del mandato: “Sello este mandato con las divinas
palabras angélicas Erganon – Nonager. Que así sea”.
• Recepción del mensaje angélico: permanezca en el templo y tal
como en la invocación realizada en el capítulo anterior, siga todos
sus impulsos.
• Agradecimiento: “Os agradezco, seres de luz, por vuestra
presencia en mi casa y por haber escuchado mi pedido. Os estaré
por siempre agradecido”.

Para quebrar la indiferencia amorosa

70
Nada es más doloroso para quien ama que no ser amado. Muchas
veces esta situación es irreversible pero en ocasiones, cuando la
persona que no responde a nuestro amor actúa de ese modo porque
no ama a nadie, podemos solicitar la dulce ayuda de Nitahel, ángel
de la llama rosada.
• En este caso prepararemos el ambiente con esencia de rosas,
decorándolo con rosas rosas y flores de lavanda (siempre es mejor
usar flores recién cortadas o directamente macetas con flores
frescas de nuestro jardín). En cuanto a la música debe tratarse de
algún tema que le recuerde a su amor, preferentemente una música
suave.
• Recuerde buscar la ofrenda y el talismán que ofrecerá a su ángel
protector, al que le corresponde según su fecha de nacimiento.
Para Nitahel, por tratarse de un principado, prepare cristales de
cuarzo y dulces, objetos que deberá indefectiblemente tener en su
altar.
Recuerde que el templo de invocación sólo estará activado
cuando usted trace el círculo mágico en la dirección de las agujas del
reloj.
• Como en el rito anterior, visualice, una vez en el círculo mágico,
una gran casa blanca a la que usted ingresa en absoluta paz. Recorra
sus habitaciones, todas hechas de cristal luminoso, con cascadas en
el centro y llegue a la habitación central, con una gigantesca piscina
central de agua trasparente, tibia, perfumada, en la que usted se
sumerge. Al salir todo su cuerpo esta cubierto por una brillante luz y
cada dolor, cada herida, cada cicatriz, cada imperfección, ha
desaparecido.
Desande el camino y pase nuevamente por las mismas
habitaciones que ya recorrió. Nuevamente encuentre la paz y
regrese al círculo mágico, pero con el cuerpo, la mente y el espíritu
purificados.
• Afirme ahora: “Los ángeles son seres de luz y amor. Por lo
tanto, creo en su poder para hacer que el amor perdure”.
• Invoque al ángel protector: “Yo (su nombre) te invoco a ti
(nombre del ángel protector) para que cumplas con la misión que
Dios te ha encomendado y me prestes asistencia, me ampares y me
guíes. Manifiéstate, hazme sentir tu presencia angélica en mi vida”.
• Invocación del ángel: “Yo (su nombre) te invoco a ti Nitahel

71
para que conviertas el hielo de la indiferencia en un manantial de
aguas tibias. Endulza el corazón de quien amo, ilumíname para que
pueda descubrirme ante sus ojos. Tú que eres luz y amor sabrás bien
cómo hacerlo. Espero tu respuesta”.
• Haga su mandato: “A ti, ángel del amor, te pido que él/ella me
ame”.
• Sellado del mandato: “Sello este mandato con las divinas
palabras angélicas Erganon – Nonager. Que así sea”.
• Recepción del mensaje angélico: permanezca en el templo y tal
como en los ritos ya realizados, siga todos sus impulsos.
• Agradecimiento: “Te agradezco, ser de luz, por tu presencia en
mi casa y por haber escuchado mi pedido”.

Para cortar con alguien que nos lastima


Algunas personas, pese a sufrir, se mantienen apegadas a un
amor insano, por ejemplo quienes viven en un clima de violencia
familiar o aceptan que su pareja los engañe. Para terminar con esta
situación conviene invocar a Miguel, el Príncipe de la Verdad, el
Príncipe de los Arcángeles.
Miguel siempre vence el mal, pero como pertenece a una
jerarquía angélica sumamente elevada, no debe ser convocado por
cuestiones menores. Los pedidos que atiende pertenecen
principalmente al orden espiritual. Por eso, debemos llamarlo
cuando tenemos un problema serio. El Príncipe de los arcángeles se
interesa por los conflictos de la personalidad que nos impiden
avanzar. Ayuda a luchar contra la excesiva timidez, cura la
autoestima baja y proporciona armas espirituales para que
derrotemos las debilidades de nuestro carácter, nuestra tendencia a
mentir, a no enfrentar las cosas, a escapar de la responsabilidad, de
dañar a otros y, como ya dijimos, nos prepara para que pongamos
punto final a cualquier situación que lastime nuestro corazón.
Miguel no va a ayudamos a ganar dinero o a enamorar a alguien,
pero nos dará una fuerza interior inigualable para que enfrentemos
la vida con valor.
Hay un día especial y un horario para invocarlo. Cualquier
ceremonia en su honor debe realizarse el primer domingo de cada
mes a las 10 de la mañana. Se manifiesta en lugares abiertos y

72
húmedos, preferentemente donde hay árboles altos, como pinos o
eucaliptos. Si usted puede ir a un lugar así, solo necesitará llamarlo
por medio de la oración, pero si debe permanecer en su casa
precisará una vela blanca, un poco de agua (lo más cristalina y pura
posible), hojas de pino o de eucalipto y una jarra o jarrón de cristal
transparente.
• El domingo que haya elegido para invocar al Arcángel Miguel,
levántese temprano, por lo menos a las 7 de la mañana.
• Tome un baño prolongado y piense en todas las cosas de su
personalidad que lo hacen sufrir o que le impiden progresar. Si
necesita cortar lazos con alguien que lo hace sufrir no piense
directamente en la persona o, cada vez que lo hace, intente apartar
el rencor de su alma y envuélvalo mentalmente en una luz plateada.
• A las 10 en punto encienda la vela, coloque en el jarrón las hojas
de pino o eucalipto y mójelas con el agua. Con el pensamiento
puesto en la presencia luminosa del Príncipe de los Arcángeles, diga
lo siguiente: “Miguel, permite que ame con dignidad. Aparta de mí
las personas perversas. Ayúdame contra mis enemigos, materiales ü
espirituales, conscientes o inconscientes, internos o externos. Que
tu protección sea como una armadura de luz, como una piel de luz
que aleja a las tinieblas”.
• Haga su mandato: “A ti, ángel del valor, te pido que el/ella se
aleje y ya no me hiera”.
• Sellado del mandato: “Sello este mandato con las divinas
palabras angélicas Erganon – Nonager. Que así sea”.
• Recepción del mensaje angélico: permanezca en el templo y tal
como en los ritos ya realizados, siga todos sus impulsos.
• Agradecimiento: “Te agradezco, ser de luz, por tu presencia en
mi casa y por haber escuchado mi pedido. Que tu luz me acompañe
siempre. Amén”.

Magia amorosa con azúcar


En la Edad Media, el azúcar fue –así como lo es hoy la sal u otros
ingredientes mágicos– un valedero recurso para la hechicería
antigua. Se lo usaba para impulsar encantamientos y especialmente
para enamorar. Las jóvenes doncellas lo empleaban a menudo para
atraer nuevos amantes y suavizar a sus rivales.

73
Las energías sutiles que del azúcar emergen, funcionan como un
poderoso estimulante para el deseo y la pasión. Tal vez por eso, en
la actualidad se la vuelve a utilizar para las más variadas recetas de
amor. Siga con detenimiento las fórmulas aquí develadas y retenga
para siempre los máximos beneficios a su lado.

Para hacer que regrese un amor que se fue


Junte agua de manantial o de lluvia, agréguele seis cucharadas de
azúcar, algunas gotas de lima y un chorrito de esencia de vainilla
para facilitar el acercamiento de la persona hechizada. Aparte,
entierre en una maceta un papel con el nombre de él/ella y riéguelo
durante los días de luna creciente con esta preparación.
Hágalo sin interrupción por un período de un mes e invoque la
ayuda de Nitahel en esta tarea.

Combata los desengaños amorosos


En un plato haga una cruz con abundante azúcar. Cúbrala con
hojas de nardo y eche por encima gotas de vino consagrado de misa.
Déjelo por doce noches debajo de su cama. Luego, retire el plato y
haga la siguiente afirmación: “Contengo tu amor a mi lado para que
nunca de mí sea arrebatado”. Por último, coloque los elementos en
una bolsita de hilo negro y deje que cuelgue de la puerta de su
dormitorio. Cada noche invoque a su ángel de la guarda para que
secunde su tarea mágica.

Incienso para despertar el deseo en la pareja


Encienda trece carboncitos, vierta sobre ellos dos puñados de
azúcar, uno de tierra y los pétalos de dos margaritas. Defume todos
los ingredientes juntos y recorra su hogar esparciendo el humo en
forma de círculos.
Mientras realiza la operación diga mentalmente: “amarro la
pasión por siempre para que el deseo y el amor entre tú y yo
aumente”. Este hechizo mantiene su efecto por quince días, por lo
que será necesario, culminado ese tiempo, volver a repetirlo. El
Arcángel Gabriel suele ser el indicado para auxiliarnos en este

74
trabajo.

Para bendecir una relación que comienza


Tome un pote de azúcar negro. Introduzca un algodoncito con
gotas del perfume de ambos y las semillas de una manzana roja y
madura. Cubra todo con cera de color rosado derretida y déjelo en
un lugar donde nadie pueda descubrirlo.
Para fortalecer el efecto del hechizo, su pareja deberá, también,
realizar esta fórmula en el mismo día y horario. Ariel, Veuliah y
Aniel lo ayudarán a preservar la armonía y la pasión en esta nueva
pareja.

Para alejar a quien desee seducir a su pareja


Corte dos pedacitos de caña de azúcar. Únalos con una aguja
grande y colóquelos en un recipiente con agua. Congélelos hasta
lograr los resultados deseados.
Luego, diríjase a un sitio desierto, haga un pozo y deposítelos allí.
Hágalo durante la fase menguante de la luna, y en las primeras
horas de la madrugada. Daniel, Nanael o Vehuel lo asistirán

Método de protección con azúcar


Ésta es una vieja costumbre medieval que alcanza la protección
en todos los ámbitos, sobre todo en el amoroso. Consiste en barrer
con azúcar el suelo de su casa en dirección contraria a las agujas del
reloj todos los martes de cada mes, pues son los días apropiados
para purificaciones y para la magia protectora. Con esta receta usted
conseguirá ahuyentar la negatividad y los peligros que amenazan las
relaciones afectivas. Cuando practique este método, debe invocar
simultáneamente a su ángel protector.

75
Capítulo X
Ritos angélicos de sanación

En las culturas primitivas, el arte de la sanación constaba de una


gran variedad de técnicas que desarrollaban y ejercían los
sacerdotes, los chamanes, los alquimistas, los hechiceros o los
filósofos, seres de alta vibración espiritual, todos ellos –consciente o
inconscientemente– en contacto con el mundo angélico.
Aquellos seres que dominaban el conocimiento profundo del
espíritu humano, que observaban y comprendían las leyes de la
naturaleza y el cosmos, eran quienes estaban realmente capacitados
para sanar a sus semejantes.
Con el transcurso de los siglos, el conocimiento humano y la
investigación se concentraron en el ámbito de la ciencia, alejándose
de las disciplinas espirituales, lo que dio lugar a un nuevo concepto
del arte de curar. Los descubrimientos científicos en torno a las
enfermedades del cuerpo físico y el desarrollo de la industria
farmacéutica –que comenzó a elaborar novedosos medicamentos–,
entre otros factores, determinaron que la medicina se convirtiera en
una disciplina más mecanicista. En otras palabras: se dejó de
prestar atención al espíritu del hombre que enferma, y en cambio,
se puso la mirada únicamente en el órgano de su cuerpo que debía
recibir un tratamiento curativo.
Esta perspectiva de la salud trajo aparejadas sus consecuencias.
Con frecuencia, encontramos que las personas recurren a los
médicos para aliviar los síntomas de sus enfermedades y que, en
muchas ocasiones, hasta logran hacerlos desaparecer en forma
pasajera, pero no logran revertir las causas profundas que le ha
provocado ese trastorno. Como consecuencia de esto, generalmente
la enfermedad se vuelve a manifestar, o los medicamentos ingeridos
provocan otro tipo de trastornos que antes no existían. Por eso en
este capítulo, además de incluir rituales angélicos de sanación
también le ofrecemos algunos métodos de medicina holística,
medicina que es la que más procura integrar el cuerpo y el espíritu.
Recomendamos a todo aquel que sufra de una enfermedad,
especialmente si la misma es grave, recurrir a su sentido común y

76
llevar a cabo los ejercicios, ritos o prácticas terapéuticas que figuran
en estas páginas, sin desatender por eso el consejo médico.

Rituales angélicos de sanación

Ceremonia angélica para conservar la salud


La función de los ángeles en caso de enfermedad es la de
desbloquear la energía, liberándonos así de la obstrucción que nos
enferma. Pero también es posible pedirles que nuestra energía o la
de nuestros seres queridos no deje de fluir en libertad, con lo cual
estaremos haciendo una verdadera tarea de prevención.
El ritual de prevención debe efectuarse un domingo durante el
período de luna nueva. Encienda tantas velas blancas como
personas para las que pida salud. Terminado el ritual deje que las
velas se consuman solas.
• Para este ritual exprima el jugo de tres limones, colóquelo en un
pulverizador y pulverice el ambiente en el que va a trabajar. El
limón, famoso por sus cualidades antisépticas, eliminará de raíz
todo incipiente mal que pueda estar acechando en las sombras.
Pulverizar vinagre blanco también es otra posibilidad efectiva. Elija
una música suave pero a volumen muy bajo, en lo posible sólo
instrumental, para tener durante el ritual como telón de fondo.
• A las ofrendas que le correspondan a la especie angélica que va
a invocar, agregue sahumerios de sándalo, de jazmín y de ámbar,
ruda, menta y romero secos. Recuerde que el templo de invocación
sólo estará completo cuando haya trazado el círculo mágico.
• Si pide por su salud visualice primero su cuerpo físico. Si va a
pedir por otra persona visualice el cuerpo físico de la misma
aunque, en ambos casos, sin detenerse en ninguna zona que esté
especialmente debilitada, por ejemplo sin detenerse en la garganta
si la persona tiende a tener anginas.
Envuelva el cuerpo visualizado en un aura de luz blanca y diga:
“Deseo intensamente que ninguna oscuridad opaque la luz de este
cuerpo y salgo de él para reintegrarme al mundo exterior con la
certeza de que se cumplirá lo que deseo”.
• Afirme ahora: “Creo en el poder divino de los ángeles para

77
retener la armonía del cuerpo físico, ese magnífico don que Dios nos
ha dado”.
• Si va a pedir por usted y por los suyos en conjunto, invoque a su
ángel guardián y hágale saber que su protección debe extenderse a
toda la familia: “Yo (su nombre) te invoco a ti (nombre del ángel
guardián) para que me des tu amparo y para que ampare también a
mi familia ya que cada uno de los seres que me rodean es carne de
mi carne y protegerlos a ellos es lo mismo que protegerme a mí.
Dulce ángel, ven a mí, derrama tu luz sobre mi hogar, sobre mí y los
míos, y danos tu protección”.
• Invoque ahora al ángel o los ángeles de la salud. En este caso le
conviene invocar a Jeliel, quien lo auxiliará en caso de
enfermedades leves o, simplemente, para alejar el fantasma de la
enfermedad de su lado. También Sitael o Elemiah pueden
ampararlo con ese fin.
• Enuncie su mandato: “(Nombre del ángel), yo te pido que
conserves mi salud y la de mis seres queridos”.
• Selle su mandato con las palabras ángelicas: Trimetron-aabater.
“Que así sea”.
• Permanezca en el templo y preste atención a todos sus
impulsos, tal como en los rituales explicados en capítulos
anteriores.
• Agradezca de este modo: “Te agradezco (pronuncie el nombre
del ángel) por tu presencia en mi casa y el cumplimiento de mi
pedido”.
• Elija uno de los talismanes consagrados, prótejalo con una
bolsita de terciopelo blanco, cuélguelo de su cuello y llévelo siempre
con usted. También, puede hacer lo propio con el resto de los
talismanes consagrados y entrégueselos a su seres queridos para
que los lleven, a su vez, colgados del cuello.

Pedido por una persona enferma


• Este ritual debe llevarse a cabo cuando la luna esté en cuarto
menguante. Encienda una vela blanca de parafina, untada con
aceite de oliva prensado en frío. Recuerde que sólo podrá pedir por
la sanación de una persona por vez y, una vez terminado el ritual,
deje que se consuma sola.

78
• Prepare el ambiente del mismo modo que en el ritual
anterior.
• Prepare el templo con las ofrendas correspondientes y consagre
los talismanes. Si invoca a más de un ángel y ambos pertenecen a un
género diferente, atraiga a cada uno con la ofrenda que le
corresponde y elija los talismanes que estén relacionados con ellos.
Cubra además el altar con espigas de trigo y semillas de girasol.
• Recuerde que el templo de invocación sólo estará completo
cuando haya trazado el círculo mágico.
• Visualice su cuerpo o el cuerpo de la persona enferma tal como
lo hizo en el ritual anterior, es decir sin detenerse en la zona
afectada. El objetivo es enviar luz espiritual a ese cuerpo hasta verlo
completamente rodeado por un halo de luz blanca, como el aura
luminosa de los ángeles. Si le cuesta mucho lograr esta visión puede
mirar fijamente una fotografía suya o la de la persona a sanar y
tratar de rodearla de un aura blanca.
• Afirme ahora: “Creo en el poder sanador de los ángeles. Creo en
la infinita bondad angélica que eliminará de los cuerpos la sombra”.
• Invoque a su propio ángel guardián o al ángel de la persona que
desea ayudar: “Yo (su nombre) te busco a ti (nombre de su ángel
guardián ) para que me des tu protección que tanto necesito en este
momento. Preséntate en mi templo”.
• Invoque a Mikael, ángel con poder para vencer males graves o
incurables: “Yo (su nombre) te invoco a ti, Mikael, para que quites
del cuerpo de (diga su nombre o el de la persona enferma) toda
sombra, todo mal. Atiende mi pedido y que la armonía perfecta del
creador reine en el templo físico de quien te ama”.
• Haga su mandato: “Quiero que (dé su nombre o el de su ser
querido) se sane y recupere su luz”.
• Selle este mandato con las palabras angélicas Abtentron –Traie
–Trajnon.
• Permanezca en el templo y siga todos sus impulsos, tal como en
los rituales ya aprendidos.
• Agradezca a Mikael y al ángel o los ángeles de la guarda
invocados.
• Elija dos de los talismanes consagrados y guárdelos en una
bolsita de terciopelo blanco. Cuelgue uno de su cuello y otro del
cuello del ser por cuya sanación acaba de pedir. Si solicitó su propia

79
curación, cuelgue ambos de su cuello o llévelos consigo hasta sanar.

Medicina alternativa para sanar cuerpo y alma


A continuación nos extenderemos en algunas prácticas diversas
pertenecientes a la medicina alternativa que pueden ayudarlo a
curar a otros o a curarse, siempre que acompañe este trabajo en el
plano físico y emocional con los rituales angélicos que le hemos
explicado, los cuales sanarán el campo espiritual. El test que figura
al principio de este apartado lo ayudará a saber con exactitud qué
área de su campo energético debe atender en primer lugar.

Test de la salud integral


La salud suele ser definida como un estado de armonía entre el
cuerpo, las emociones, la mente y el espíritu. Cuando esa armonía
se quiebra, entonces enfermamos. A partir de este test, usted podrá
descubrir cuál es el área de su salud que tiene más desatendida, y
por ende, la que suele provocarle trastornos de salud. Respóndalo
antes de seleccionar las técnicas curativas más adecuadas para
usted.
1. Según su opinión, sus enfermedades suelen manifestarse:
A- Cada vez que sufre un disgusto.
B- Porque es propenso a contagiarse.
C- Porque suele abusar de comidas o bebidas, o sufre de estrés.
D-Por causas totalmente desconocidas. No sabe por qué se
enferma.
2. Cada vez que se enferma, usted:
A- Disfruta que lo atiendan y lo mimen sus familiares.
B- Está de malhumor, porque detesta abandonar sus actividades
habituales.
C- Aprovecha esos días para descansar y desintoxicarse, cosa que
no hace habitualmente.
D- Sufre, porque le parece que está padeciendo una desgracia.
3. Usted cree que para curarse, es fundamental:
A- Estar bien atendido, por su médico o por quien lo cuida.
B- Contar un médico que sea una eminencia, una verdadera
autoridad.

80
C- Encontrar la medicación adecuada.
D- Nada es especialmente efectivo para curarse; simplemente,
ocurre.
4. Usted se definiría como una persona:
A- Muy sensible. Los conflictos con sus semejantes pueden
alterar mucho su estado de ánimo.
B- Comunicativa. Aunque sufra algunas depresiones, éstas no
alteran sus actividades habituales o su humor.
C- Pasiva y altamente reflexiva. Resuelve casi todo con su
capacidad mental.
D- Desesperanzada. Suele tener problemas a los que no le
encuentra ninguna solución.

Resultados:

Mayor cantidad de respuestas A:


Su falta de salud proviene, mayormente, de su campo emocional.
Suele enfermarse para demandar la atención de sus seres queridos.
Aprender a perdonar y a no guardar rencor, son condiciones
esenciales para su salud.

Mayor cantidad de respuestas B:


Sus pensamientos negativos, sus creencias, son las que decretan
que usted se enferme. Su mente es muy activa, pero rara vez
sentimientos y pensamientos accionan juntos en su interior.

Mayor cantidad de respuestas C:


Usted descuida deliberadamente su cuerpo, deposita en él sus
enojos, su falta de amor. Estimarse y ocuparse de usted, son las
claves de su recuperación.

Mayor cantidad de respuestas D:


La falta de fe, la carencia de experiencias espirituales
trascendentes, afectan a menudo su salud. Quizás esté muy aferrado
a situaciones de poca importancia que ocupan su atención, mientras
el verdadero sentido de la vida transcurre muy lejos de su alcance.

81
Revertir emociones que enferman
Si las enfermedades que desea sanar se vinculan con
sentimientos negativos, las afirmaciones que enumeramos a
continuación serán de utilidad para superarlas. Esto es
especialmente válido para aquellas personas que sufren
reiteradamente diferentes tipos de afecciones. A continuación, le
damos una guía para reconocer qué tipo de emociones negativas
están relacionadas con las enfermedades del cuerpo y le
recomendamos una afirmación positiva para repetir diariamente,
que le ayudará a revertirlas.
1- Acidez estomacal, úlceras, gastritis: miedo a actuar y
equivocarse. Sentimientos de culpa. Incertidumbre por el futuro.
Afirmación: “Confío en mí mismo. Soy capaz de lograr todo lo
que me propongo”.
2- Anemia, problemas de riñón: falta de alegría: miedo a amar y
no ser amado.
Afirmación: “Siento el amor de Dios, que se manifiesta en el
cariño que me brindan mis seres queridos. Recibo y doy amor”.
3- Angina, dolores de garganta: desvalorización: incapacidad de
pedir y reclamar lo que uno necesita.
Afirmación: “Puedo pedir todo lo que necesito, con amor y
ternura. Dios concede todos mis pedidos y mis semejantes escuchan
mis necesidades”.
4- Artritis: sensación de no ser amado, resentimientos contra los
demás y contra uno mismo.
Afirmación: “Dios me ama. Yo me amo y me perdono. Puedo dar
y recibir amor sin límites”.
5- Dolores de cabeza: autocrítica destructiva, sensación de no
servir para nada y reproches continuos por la forma de actuar.
Afirmación: hago lo mejor que puedo en toda circunstancia.
Apruebo mis decisiones, porque estoy buscando lo mejor para mí
mismo.
6- Calvicie, hemorragias: intento de controlar excesivamente
todo lo que sucede, desconfianza en los demás y en el fluir natural
de la vida.
Afirmación: “Confío amorosamente en las personas que me
aman. El supremo guía todas nuestras acciones. El universo nos
provee de todo aquello que necesitamos”.

82
7- Celulitis, estreñimiento: estar atrapado en un dolor de la
infancia, aferrarse obsesivamente al pasado.
Afirmación: “Perdono a todas las personas y me perdono a mí
mismo. Me libero del pasado; soy libre para un futuro luminoso”.
8- Enfermedades de la piel: miedo a los demás, sentirse
amenazado y juzgado.
Afirmación: “Me acepto amorosamente. Defiendo lo que siento y
lo que pienso, y quienes me aman, me aceptan tal cual soy”.
9- Presión alta: rencor por un antiguo dolor no resuelto.
Afirmación: “Con alegría, recibo un presente maravilloso. Estoy
en paz y armonía conmigo y con todos”.
10- Presión baja: falta de amor sufrida en la infancia, pesimismo,
falta de confianza en las propias posibilidades.
Afirmación: “Soy fuerte, tengo amor. Puedo hacer de mi vida una
experiencia bella, digna de ser vivida”.
11- Contracturas en la espalda: sentirse cargado de
responsabilidades, imposibilidad de poner límites a los demás.
Afirmación: “Aclaro mis pensamientos y actúo de acuerdo a ellos.
El supremo me muestra siempre el mejor camino para mí”.

Fonoterapia
La emisión de sonidos con fines curativos era una técnica
practicada por muchas culturas antiguas con el propósito de aliviar
las más diversas dolencias somáticas y espirituales.
Con los siguientes ejercicios podrá lograr que la sangre circule
fluidamente por su cuerpo, aliviando y previniendo diversos tipos
de dolencias; además, se estimulará la armonización de la energía
vital a través de los chakras.
A continuación, presentamos los 3 ejercicios básicos de las
técnicas de fonoterapia. Para practicar todos ellos, tenga en cuenta
que:
• Debe repetirlos todos los días, tantas veces como le sea
posible.
• Se realizan en voz alta, sin llegar a forzar las cuerdas vocales.

Técnica 1

83
Ejercicio: Inspire lentamente y mientras exhala, vocalice una
larga letra “e”, durante unos 10 segundos. Repita varias veces, con
una distancia de 2 minutos entre una vocalización y otra.
Efectos a nivel físico: Calma el dolor de garganta y las
contracturas musculares. Alivia las molestias provocadas por golpes
recibidos en las extremidades.
Efecto psico-espiritual: Estimula la capacidad de comunicarse
con los demás, de poner límites a situaciones y personas que
provocan sufrimiento. Ayuda a vencer la timidez y la inercia,
promueve la tendencia a actuar a tiempo.

Técnica 2
Ejercicio: Inspire lentamente y pronuncie una “u” prolongada,
por lo menos durante 10 segundos consecutivos. Mientras lo hace,
observe un paisaje o un cuadro agradable.
Efectos a nivel físico: Aplaca los dolores estomacales, combate el
estreñimiento y disminuye las molestias provocadas por las úlceras.
Efecto psico-espiritual: Estimula la capacidad de cambio y facilita
la percepción extrasensorial. Despierta la agudeza en personas muy
confiadas o inocentes. Abre los canales de la comprensión
intelectual y espiritual.

Técnica 3
Ejercicio: Con la boca muy relajada, inspire profundamente para
luego exhalar pronunciando la letra “a”, durante 20 segundos.
Hágalo llevando sus brazos al cielo y luego, relajándolos.
Efectos a nivel físico: Limpia los pulmones, combate las
afecciones respiratorias. Equilibra el ritmo cardíaco.
Efecto psico-espiritual: Armoniza, aleja las inseguridades
afectivas y promueve el contacto amoroso. Estimula la capacidad
creativa, y es útil para combatir las fobias.

Terapia nominal
Esta técnica de sanación combina los procedimientos de la magia
ritual, a la vez que trabaja con la disolución de los arquetipos

84
inconscientes que nos provocan enfermedades. Se procede de esta
manera:
• Escriba en un papel grande, su nombre completo.
• Debajo del mismo, anote las siguientes frases:
“Estoy en armonía conmigo mismo”.
“Estoy en armonía con el universo: Dios me ama”.
“Estoy hecho a su imagen y semejanza, por lo tanto, soy un ser de
luz”.
• Coloque sus manos por encima del papel, sin llegar a rozarlo.
Solicítele al Supremo, por medio de una plegaria, que le otorgue el
don de transformarse en un canal de energía curativa.
• Cierre los ojos. Visualice un canal de energía luminosa que
emana del centro de su pecho, y sale a través de sus manos, hasta
llegar al papel en el que se encuentra su nombre.
• Cuando sus manos comiencen a transmitir energía, usted
sentirá como un calorcito que recorre sus palmas y sus dedos.
Concéntrese en la idea de que Dios se está expresando a través de
usted para sanarlo.
• Repita esto tantas veces como lo crea necesario. No olvide que a
través de esta técnica, también puede ayudar a sanar a otras
personas, escribiendo su nombre y transmitiéndoles su energía.

Fangoterapia para disolver bloqueos


Las terapias formuladas a través de las sustancias curativas del
barro son antiquísimas. Para llevarla a cabo, usted puede adquirir la
arcilla que se vende en las farmacias homeopáticas para este fin.
• Lo ideal es realizar una sesión de fangoterapia al aire libre,
disfrutando del calor solar.
• Tome un baño de inmersión con agua tibia, a la cual le haya
agregado un puñado de sal.
• Una vez que su piel esté seca (no se friccione con la toalla),
disuelva la arcilla con un poco de agua. La consistencia final debe
ser muy espesa.
• Cúbrase íntegramente con este barro –incluso el rostro–
mientras masajea suavemente su piel.
• Cuanto más tiempo pueda permanecer con el barro sobre su
piel, mejor (si es posible, permanezca dos horas). Notará que poco a

85
poco comienza a secarse.
• Quítese el barro con una ducha y aproveche para masajear su
cuerpo enérgicamente con una esponja vegetal.
• La fangoterapia pulirá toda su piel, dejándola suave y tersa
como la de los bebés. Pero además, sus elementos minerales
ayudarán a disolver los bloqueos energéticos de su campo áurico,
provocando el restablecimiento de los órganos que estén
inflamados, aliviando los nudos de sus articulaciones y favoreciendo
la eliminación de toxinas.

Cómo armonizarse con una pirámide


1. Se deberá descargar la pirámide acostándola sobre una de sus
caras durante un día.
2. Se deberá energizar poniéndola en orientación Norte con una
brújula en su parte sur (atrás) durante 30 a 45 minutos.
3. Esta pirámide deberá ser de cobre o de cartulina blanca,
también hueca y sin piso.
4. Con una meditación o relajación la persona deberá colocarse la
pirámide energizada como sombrero sobre su cabeza durante un
periodo de 30 a 60 minutos, y mantenerse tranquila durante ese
tiempo.
5. Luego procederá a descargar la pirámide y la persona ya se
encontrará energizada.

Los colores a utilizar son :


Azul: claridad de pensamiento.
Celeste: protección y falta de afecto.
Rojo: energía y fuerza.
Blanco: espiritualidad y conexión divina.
Rosa: armonía y amor.
Violeta: paz espiritual.
Verde: salud.
Amarillo: dinero y poder económico.
Negro: no utilizar.

86
Ritos mágicos para una mejor sexualidad
Una sexualidad plena es parte de la buena salud, por eso
consideramos que este capítulo no estaría completo sin un apartado
que relacionase la magia con el sexo.
Los rituales que figuran a continuación no son rituales angélicos
sino de magia antigua, pero usted redoblará el poder si se
encomienda a su ángel protector al llevarlos a cabo.

Receta contra la frigidez


• Debe dejar al aire libre un plato con dos cucharadas de
limaduras de hierro, rociadas con agua y vinagre.
• Una vez que se hayan oxidado, las triturará hasta convertirlas
en polvo. Luego, colóquelas en un tubo de cristal y pegue un imán
en la boca del tubo, con una cinta adhesiva.
• Transcurrida una semana, mezcle estas limaduras con una
cucharada de azúcar, tres nueces picadas y tres hojas de ruda.
Guarde todo en una bolsita de tela y coloque bajo el colchón del lado
donde duerme la mujer con frigidez. Deberá dejarlo hasta lograr el
efecto buscado. Podrá repetirlo cada tres meses.

Contra el cansancio y la falta de deseo


Una forma de evitar que el cansancio y el estrés nos aleje de una
vida sexual plena es recurrir al poder de ciertas piedras. Las piedras
como el jade, el zafiro, el coral y el aguamarina son ideales para
rechazar toda energía negativa que impida una relación sexual plena
y satisfactoria.
Hay tres maneras de energizarse con estas piedras:
• Llevar un anillo o colgante con alguna de ellas.
• Colocarlas en un recipiente cerca de la cama matrimonial.
• Llevarlas en el bolsillo del pantalón u alguna otra prenda, cerca
de los genitales.

Para acabar con la incompatibilidad sexual


Coloque tres pétalos de rosas en tres litros de agua hirviendo,
agregue tres puñados de perejil, hojas de malva y ruda. Cuando la

87
preparación se enfríe, pásela por un colador. Tome un baño de
inmersión, al que le habrá agregado unas gotas de perfume o aceite
de sándalo. Luego, échese el liquido preparado sobre el cuerpo, del
cuello para abajo. Encienda una vela roja en el cuarto y derrame
unas gotas del preparado sobre la cama.

Para mejorar sus relaciones sexuales


Para que sus relaciones sexuales resulten siempre placenteras,
deberá conseguir un pequeño trozo de madera de ciprés, al que
envolverá con una cinta de seda roja, en la cual habrá escrito el
nombre suyo y el de su pareja. Colóquela debajo del colchón
matrimonial. Este amuleto tendrá efecto por nueve meses,
transcurrido este tiempo deberá conseguir un trozo de madera
nueva.

Alimentos afrodisíacos
Determinados alimentos pueden resultar beneficiosos a la hora
del amor. Saberlos elegir y combinar adecuadamente, es también un
ingrediente más a tener en cuenta en los trucos del erotismo. Hay
recetas milenarias que recurren a los alimentos, para obtener vigor
sexual y relaciones satisfactorias en ambos miembros de la pareja.
Los estimulantes sexuales más conocidos son:
• El cacao, comer una barrita de chocolate antes de la hora del
amor.
• Aderezar los alimentos con cilantro, albahaca, azafrán.
• Las infusiones de ginseng, valeriana, muérdago.
• La pulpa del fruto de la palta.
• Consumir ajo periódicamente.
• La cebolla, mezclada con miel y manteca.
• Diez gramos de maní tostado y triturado dentro de una copa de
cognac, antes del encuentro amoroso.
• Consumir apio, almendras y nueces regularmente.

Para aumentar la fertilidad


Para concebir y aumentar la fertilidad en la mujer, rellene una

88
bolsita de hilo con granos de mostaza. Cuélguela de la cabecera de
su cama y todas las noches coma uno de ellos y diga: “fuerza
absoluta y mágica de la mostaza, intensifica en mí el poder creador
de la fertilidad y el don de procreación para que pueda convertirme
ya, en la persona más próspera de este mundo”. Haga con
continuidad este hechizo y los resultados rápidamente se
producirán.

Consejos finales
• Uno de los mecanismos para sanar es conectarse con la madre
Tierra y para eso resulta útil el uso de magnetos. Se pueden utilizar
los que se adhieren al cuerpo, o usarlos como pulseras.
• Otros elementos naturales para conectarse con la Tierra son
ciertas piedras-gemas, en especial turmalinas, hematitas y
obsidianas.
• Otra técnica es pararse descalzo en la grama o la tierra, por lo
menos dos minutos al día.
• Es fundamental orientar la cama de norte a sur, de tal manera
que al dormir la cabeza quede al norte y los pies al sur. Si esto no es
posible es bueno orientarla de norte a sudoeste o de este a oeste.
Pero no es recomendable tener los pies al norte y la cabeza al sur.
Esto puede ser muy distorsionante para los campos magnéticos.
• Si no se duerme de esta manera (norte a sur), por lo menos
tendrá que pasar más tiempo de meditación cada día acostado con
la cabeza hacia el norte. 15 a 20 minutos serán de mucha ayuda.
• Los baños y el uso de sales de baño ayudarán mucho, no solo
para limpiar energías sino también para anclar a tierra.
• Otro remedio natural irremplazable es tomar frecuentes baños
de sol.
• Ciertas piedras-gemas pueden equilibrar el cuerpo emocional y
eliminar angustias, miedos y depresiones. En primer lugar el
citrino. También es recomendable la amatista como calmante y el
crisopacio en casos de angustia aguda. Para los graves enojos o la
falta absoluta de fuerzas se puede recurrir a la turmalina roja. Todas
estas gemas se deben llevar durante el día y en contacto directo con
la piel, además hay que lavarlas una vez cada 24 hs. y dejarlas con
frecuencia a la luz del sol para que se “recarguen” de energía

89
positiva.
• También ayuda al cuerpo emocional el aligerar la dieta.
Recomendamos consumir frutas, yogures, quesos suaves (si no se es
vegetariano), granos y alimentos crudos como semillas y nueces. Se
pueden, además, comer papas asadas, pero tres o cuatro veces cada
dos semanas. Se debe eliminar la cafeína y sustituirla por el té de
hierbas.
• En cuanto al cuerpo mental, será importante mantener la
claridad reduciendo la exposición a los medios de comunicación.
Esto ayudará a eliminar el “smog” informativo.
• Es importante expresarse. A veces esto es difícil pues la
tendencia es aislarse cada vez más. Hay que conversar cada día por
unos minutos con alguien de confianza, a quien se pueda hablarle
sin disimulos. Es maravilloso tener a alguien con quien orar, alguien
con quien hablar, alguien con quien poder compartir lo que nos está
pasando.

90
Capítulo XI
Magia de protección

En este capítulo enseñaremos rituales angélicos y rituales de


magia general, para protegernos de todo daño y, también, para
proteger a los demás. Dedicamos todo un apartado a la protección
de los hijos y también a algunos secretos mágicos para contrarrestar
daños.

Tres oraciones de protección angelical

Plegaria a San Miguel


“A la esplendorosa presencia de San Miguel, llamo. Derramad tu
poder y protección sobre mi mundo ahora. Haz que tu
incandescente luz brille incesante y me guarde de los malestares
físicos y espirituales. Por la misericordia de los Santos, mantenedme
a salvo. Amén”.

Oración para curar el espíritu


“Mediante el poder y la gloria de los cielos, invoco a las entidades
de curación y amparo para que el eterno amor de Dios selle en mí la
perfecta armonía de mi espíritu. Ruego por la libertad de mi alma
acongojada. Que nada pueda afectarla, que nada pueda amenazarla.
Así sea”.

Contra daños espirituales


“Maestros de toda omnipotencia y autoridad, envolvedme en sus
santísimos mantos de misericordia. Solicito que me concedan la paz
que necesito y el alivio a mi dolor. Oh grandes majestades,
habitantes de los altos planos, cubridme con la gracia del amor
infinito hasta que me convierta en fuerte y victorioso. Amén”.

91
Objetos de Protección
Determinados objetos emanan ondas protectoras y así se
transforman en una notable defensa contra todo mal. Es bueno que
cuente con ellos en su hogar o que los lleve consigo para que de esta
forma recurra, cada vez que lo precise, a los beneficios que le
ofrecen.
Consagre estos objetos a su ángel protector o al Arcángel San
Miguel y de este modo el alcance de su objeto será inmenso. Los
objetos en cuestión son los siguientes:

Gemas corta-males
Las piedras han sido siempre obras armonizadoras de la
naturaleza. Tenga en su poder una turquesa para resguardarse de
los embrujos y una obsidiana para combatir las energías del bajo
astral.

Pirámides metálicas
Son altamente positivas. Renuevan las vibraciones y absorben la
negatividad del ambiente. Las mejores son las doradas de metal.

Esencia de almizcle o mirra


Son las más propicias para estos casos. El aroma que desprenden
atenúa la acción de los contratiempos graves.

Saquitos de sal
Lleve una bolsita con un puñado de sal y un grano de pimienta
negra. Ayudan a restablecerse de los incidentes imprevistos.

Agua bendita
Cargue una botellita con agua bendita y gotas de vinagre. Mójese
cuando sienta algún tipo de amenaza, lo ayudará a fortalecer el
espíritu.

92
Cruces y herraduras
Son especialmente indicadas para neutralizar el poder del
enemigo, haciendo que éste no se manifieste en ninguna de sus
formas.

Contrahechizos de emergencia
Los ritos que figuran a continuación no son todos de magia
angélica, sin embargo, tal como otros que le hemos detallado en
capítulos anteriores, con sólo evocar la ayuda de su ángel protector
mientras los lleva a cabo, no sólo triplicará el efecto sino que
también hará que las poderosas energías que mueve la magia no
afecten a nadie de su entorno y sólo se traduzcan en felicidad y paz.

Qué hacer después de un robo


Ante la pérdida de un objeto valioso no dude en realizar
inmediatamente uno de los contrahechizos que a continuación
detallamos.
Con ellos podrá sobreponerse y superar con facilidad los
conflictos ocasionados por los perjuicios. Además, se cree que es
habitual que alguien sea asaltado varias veces en un breve lapso de
tiempo cuando su campo energético se encuentra debilitado. Por
esta razón es necesario reforzarlo e impedir que la situación límite
se repita. Proceda de este modo:
1. Llene un recipiente con agua. Siéntese frente a él. Respire
lentamente hasta sentir que su mente comienza a aquietarse.
Extienda enseguida sus manos sobre la superficie del agua e
imagine que el líquido absorbe su sentimiento de ira, impotencia o
temor. Una vez que haya finalizado, arroje el agua por el sanitario y
frote sus manos con gotas de aceite de oliva para terminar de
expulsar todo vestigio negativo. Repita el mismo hechizo cada noche
de luna llena. Le asegurará, así, una prolongada protección.
2. Escriba en un papel su nombre, échelo en un plato y esparza
abundante cantidad de tierra sobre el mismo. Déjelo en un lugar
seguro durante cinco días. Recuerde que la tierra posee vibraciones
que incitan a la recuperación emocional y física.
Luego, tome el papel y quémelo diciendo la siguiente oración:

93
“Seres de la oscuridad que os acercasteis hacia mí con el afán de
perjudicarme, volved hacia la luz. En el nombre del poderosísimo
Cristo os ordeno que me liberéis del mal y de todo infortunio. Así
sea”. A continuación, sujete la tierra y arrójela con fuerza al viento.
De esta manera, estará terminado el hechizo.
3. Consiga una moneda de plata, dos clavos de olor, una cabeza
de ajo y semillas de membrillo. Envuelva todos los ingredientes en
un lienzo de color verde y con una cinta blanca átelo haciendo tres
nudos firmes. Este “atadito” mágico está destinado a espantar los
robos y a suavizar las situaciones de violencia. Es aconsejable
confeccionarlo un día domingo por la noche, después de las 22
horas. Hay que colocarlo detrás de la puerta de casa para ahuyentar
los peligros. También puede llevarlo con usted para que irradie
fluidos protectores.

Para reponerse de un accidente


Quien sufre un accidente no sólo sufre a nivel físico sino también
espiritualmente. Para reponerse de una situación límite como ésta
es preciso, sin pérdida de tiempo, realizar algunos ritos que
mejorarán la vibración astral y evitarán de este modo daños
mayores. Por supuesto el poder llevar a cabo este rito dependerá de
su estado de salud luego del hecho, pero, de ser posible, realice el
mismo sin demora. Proceda así:
1. Corte una ramita de cardo y retírele las hojas. Mastique tres
veces cada una, mientras solicita protección a su guía espiritual.
Luego, pase la rama por su cuerpo para “limpiarlo” y preservarlo de
mayores males. Para terminar, arrójela a la corriente o pídale a un
familiar que lo haga por usted, si es que no está en condiciones de
hacerlo. Los antiguos solían complementar esta tradicional receta
de fortalecimiento astral preparando una espesa infusión de cardo
en la que sumergían sus manos. Creían que así el mal no se repetiría
jamás.
2. Realice la siguiente visualización para alejar la angustia y hacer
frente a una situación de emergencia: Imagine que está envuelto en
un gran y luminoso arco iris. Sienta el calor y la protección de cada
uno de los colores sobre su piel y empiece, lentamente, a contar del
10 al 0. Véase, luego, cubierto por un poderoso escudo de acero que

94
alejará toda amenaza del mundo exterior. Conserve esta imagen por
varios minutos.
3. Prepare una loción protectora con un cuarto litro de agua de
lluvia, siete gotas de agua bendita, una cucharada de aceite de
lavanda, nueve espinas de rosa, hojitas de perejil, un puñado de
mirra y la cáscara de un limón. Macere los ingredientes durante
siete horas, bajo los rayos del sol y úselo diariamente. Eche algunas
gotas sobre su frente y sobre su pecho. Es importante también que
salpique sus prendas y objetos personales con este líquido, pues
tiene la propiedad de tranquilizar y de disolver los efectos de los
accidentes eventuales.

Cómo proteger a nuestros hijos


Nuestras abuelas todas las noches rezaban con los niños de la
casa al ángel de la guarda, para que los acompañase en sueños y les
brindase su protección. Hoy en día no en todos los hogares se ha
conservado esta importante costumbre, que va preparando a la
criatura en su vida espiritual, por eso nuestro primer consejo es que
se enseñe al pequeño a rezar y a invocar a su ángel, ya que los seres
inocentes logran comunicarse con las entidades de la luz con mayor
facilidad que los adultos.

El ángel de la guarda
Si lo que desea es conocer al ángel que custodia a su hijo, una vez
terminados los preparativos anteriormente citados, realice la
siguiente exhortación para que se manifieste: “Querido ángel
guardián de (nombre del niño o de la niña) yo te pido
amorosamente y por la gracia de Dios que te presentes ahora. Yo
soy (diga su nombre o apodo), la madre (o el padre) de tu protegido.
Y ya que ambos buscamos lo mejor para (nombre del niño) te
propongo que nos comuniquemos a menudo para trabajar siempre
juntos por su bien. Manifiéstate ahora para que podamos empezar a
relacionarnos. Gracias”.
A continuación elija o, mejor dicho, proponga el medio para
establecer la comunicación (también puede probarlos todos hasta
dar con el más adecuado): por escrito, por una voz interior, a través

95
de sueños, gracias a un oráculo…
Después lleve la atención a su corazón. Y comience a escribir
(imaginariamente, con luces de colores) lo que quiera comunicarle:
por ejemplo, “¡Hola! ¿Cuál es tu nombre?”.
“Observe” la frase y espere. Permanezca relajado. En algún
momento comenzará a experimentar un sentimiento especial (las
emociones son el lenguaje de los ángeles), escuchará palabras (tal
como si las dictase la voz de su conciencia) o posará la mirada sobre
algo que llamará su atención (y que será la clave de la respuesta),
por ejemplo: una mariposa podría simbolizar que debe dar libertad
a su hijo.
Si lo desea, puede escribir en una libreta la pregunta que realizó
en su corazón y la respuesta que obtuvo.
Déjese llevar por el impulso durante la experiencia de conexión
con los ángeles; ellos tratarán, por todos los medios, de guiarlo para
que usted reciba su mensaje. Puede que sienta una necesidad
imperiosa de abrir un libro en determinada página para leer unas
líneas, sin saber muy bien por qué. Tal vez, durante o después del
contacto, se encuentre llamando por teléfono (o recibiendo el
llamado) a una persona que –inconscientemente– hará de
mediadora en la comunicación. De la misma manera, no reprima los
intentos de expresión por medio de la escritura automática (método
que consiste en escribir sin pensar). Los ángeles no dejan sus tareas
por la mitad, por lo tanto, si se proponen anunciarle algo, tenga la
seguridad de que insistirán hasta que lo hayan logrado.
Una vez que usted haya comprobado la veracidad de un mensaje,
se sentirá mucho más seguro y confiado para invocar a los seres de
luz y mantener un diálogo fluido con ellos.
Además, tenga en cuenta que no necesariamente el ángel
responderá por la misma vía que usted ha empleado. Puede ocurrir
que él o ella le ofrezca en sueños la respuesta a cuestiones que usted
haya planteado verbalmente o por escrito.

Cómo invocar al protector para resolver problemas


específicos
Si tiene un problema que no logra resolver en relación con su hijo
o si lo nota atropellado, indisciplinado o con conflictos en el

96
aprendizaje conviene invocar a Uriel, ángel que puede protegerlo de
accidentes y ayudarle a mejorar en sus estudios.
Uriel es el arcángel protector del Este. Llámelo de este modo:
“Uriel, a Ti te invoco, porque sólo Tú puedes asistir a mi hijo
(nombre de la niña o del niño ). Yo soy (su nombre) y quiero pedirte
que traigas tu luz del Este y la deposites sobre mi hijo amado. Él
tiene un problema que sólo Tú puedes solucionar y confío en tu
protección para que ese conflicto tenga fin. Manifiéstate,
muéstrame tu luz y tu poder, y devuelve la paz a mi corazón de
madre (o padre)”.
A continuación, formule su pedido de manera positiva y
agradezca al ángel su presencia.

Para librar a los hijos de las malas compañías


1. Prepare el lugar en el que realizará el ritual, armando un
pequeño altar –cubierto, como de costumbre, por un paño
preferentemente blanco–, en el que pondrá las velas y demás
elementos a utilizar.
2. Coloque en el altar dos velas blancas, una del lado izquierdo y
la otra, en el derecho. Cuando sea el turno de encenderlas, diga :
“Estas velas blancas presidirán el ritual que voy a realizar”.
3. Ubique en el centro del altar una vela que representará a su
hijo o hija. Si son más de una aquellas personas por las que invocará
protección, coloque a cada una su vela correspondiente. Cuando
deba encenderlas, enuncie en voz alta: “Aquí están mis hijos y yo
estoy con ellos, y contigo, flama santa”.
4. Ponga delante de la vela, las siguientes velas de oficio: una vela
amarilla, para que sus hijos se alejen de toda influencia perniciosa;
una vela celeste, para el buen entendimiento; una vela rosa para que
impere el bien y el amor.
5. Coloque una foto de cada una de las personas a las que se
quiere beneficiar con este ritual.
6. Al lado de las velas de oficio, ubique la vela correspondiente al
día en que oficiará la ceremonia. Lo recomendable es repetirlo
durante un mes, cada lunes.
7. En la parte del altar que le resulte más cómoda, coloque: una
Biblia, un pequeño recipiente con agua y un incienso a elección.

97
8. Encienda las velas en el orden en que se las ha ubicado en el
altar; primero las velas blancas, luego las zodiacales, después las de
oficio y por último, la diaria y el incienso.
9. Sentado o de pie, ubíquese frente al altar, cierre los ojos y
concéntrese en su pedido. Visualice la figura de la persona afectada,
a la que se quiere librar de un mal destino al lado de gente
indeseada.
10. Pronuncie en voz alta esta oración: “Oh, fuego elemental,
venid con tu fuerza a mi hogar para proteger y acompañar a mi
familia, encarnada en este altar. Venid, ángeles del paraíso,
representados en la poderosa luz encarnada en este altar. Venid y
dejad que desciendan vuestro poder superior, vuestra fuerza
arrebatadora, vuestro espíritu purificador. Venid, depositad en esta
familia que os ama todos vuestros poderes solamente para el Bien,
para que... (decir el nombre del destinatario) se aleje del mal.
11. Finalizado el ritual, apague las velas en el orden inverso:
primero la vela diaria, después las de oficio, luego las que
representan a las personas a proteger y, por último, las blancas.
Envuélvalas en el paño blanco y consérvelas al resguardo de
personas extrañas.

Para ayudar a un niño enfermo


Cuando un niño tiene mala salud o está pasando por un
momento de bajas defensas es necesario invocar a Rafael, el
Arcángel sanador. Su divina presencia logra erradicar cualquier
trastorno físico, mental o emocional que se padezca. Es el Arcángel
protector que corresponde al punto cardinal Oeste.
Llámelo de este modo: “Rafael, Arcángel del Oeste, yo (su
nombre) te invoco para que derrames el bien gota a gota, sobre mi
hijo, (nombre del niño o de la niña). Tú, que alejas las enfermedades
y los pesares, debes entrar a mi hogar y posar tu angélica mano
sanadora sobre mi niño. Hazte presente ante mí porque necesito tu
luz para desalojar la oscuridad de mi corazón de madre (o padre)”.
A continuación, formule su pedido de manera positiva y
agradezca al ángel su presencia.

98
Protección de hijos rebeldes
Contra el descontento que suelen demostrar las criaturas muy
inteligentes pero de emociones inestables, nada mejor que invocar a
Gabriel, que amorosamente llevará a su hijo por el camino correcto.
El arte, la creatividad, la inspiración y las emociones están regidos
por este Arcángel. Es particularmente beneficioso pedirle que
custodie, también, a aquellos niños que tienden a aislarse o
encerrarse en sí mismos, pues son esos niños quienes más
expuestos están a tener una adolescencia difícil. Es el Arcángel
protector que corresponde al punto cardinal Sur.
Llámelo así: “Gabriel, ven desde el Sur, puesto que yo (su
nombre) te invoco para que socorras a mi hijo (nombre del niño o
de la niña). El dulce fruto de mi corazón, mi tierno hijo, necesita
protección. Sólo Tú puedes socorrerlo en esta hora y sólo tu
presencia en este templo será capaz de devolverme la paz. Ven pues,
querido Arcángel y otórgame lo que te pido”.
A continuación, formule su pedido de manera positiva, por
ejemplo: “Necesito que mi hijo abra su espíritu al mundo y se
comunique, porque sólo así accederá a la cuota de felicidad que el
Cielo le tenga destinada. Gracias por tu bondad, ángel del Sur, y por
hacerte presente en mi templo”.

Aleje al niño de la agresión


Si su hijo es agresivo, o si es todo lo contrario y por eso siempre
se encuentra con gente que lo lastima o lo humilla, nada mejor que
invocar al Arcángel Miguel, Señor de la Justicia y la Armonía. Es el
Arcángel protector que corresponde al punto cardinal Norte.
Llámelo así: “Arcángel que velas los sueños inocentes de los
niños, yo (diga su nombre) te invoco para que contribuyas a la
felicidad de mi hijo, (nombre del niño o de la niña). Manifiéstate
ante mí, dame una señal de tu presencia, para que mi corazón se
inunde de alegría y en mi espíritu reine el regocijo. Necesito de tu
luz y sé que Tú no me la negarás. Pero no pido nada para mí, sino
para el dulce fruto de mi corazón que hoy tiene necesidad de
consuelo”.
A continuación, formule su pedido de manera positiva y
agradezca al ángel su presencia: “Gracias por escuchar mi pedido y

99
por derramar tu luz sobre mi casa. Gracias, Arcángel del Norte, por
tu presencia bienhechora”.

100
Capítulo XII
Magia angélica para sanar nuestra casa

En este capítulo daremos algunas indicaciones generales para


mantener el hogar siempre vibrando positivamente y, además,
indicaremos tanto un ritual angélico específico como otros ritos
mágicos no angélicos, que curarán nuestra vivienda de cualquier
daño.

Rituales angélicos que “limpian” el hogar

Ceremonia de las siete entidades


Si el miedo o la tristeza se han instalado en su casa, practique
este ritual angélico que procederemos a explicarle paso a paso.
• Perfume su templo con almizcle y perfúmese detrás de las
orejas con unas gotas de sándalo. Escuche música, elija algo
instrumental, preferentemente un solo de piano o violín, ya que el
sonido puro atraerá energías más definidas.
• Prepare el templo con las ofrendas y los talismanes que
correspondan a su ángel guardián y a la entidad que esté por
convocar. Pero además, en este caso, no olvide colocar cuatro vasos
con agua mineral en cada uno de los cuatro puntos cardinales
marcados en el templo. De esta forma, el agua absorberá las
vibraciones negativas.
• Recuerde que el templo de invocación se activa recién cuando
usted traza el círculo mágico. Puede hacerlo, en este caso, con el
humo de una varilla de incienso, siempre siguiendo la misma
dirección que las agujas del reloj.
• Cierre los ojos, recorra mentalmente su hogar, incluso rincones,
muebles, objetos, etc. Deberá efectuar dos recorridas, la primera de
reconocimiento, intentando percibir la energía de cada sector de su
casa, y una segunda que será de sanación, en donde usted irá
purificando cada lugar con una poderosa luz azul. Esta luz estará
dividida en diez rayos, cada rayo saldrá de cada uno de los dedos de

101
sus manos. Comience entonces por concentrarse en ellas, en el
cosquilleo de la energía recorriéndolas, en el calor que aumenta en
el centro de su palma, en los rayos azules que finalmente salen como
haces de las yemas de sus dedos. Recorra entonces su hogar y cúrela
con luz azul.
• Repita en voz alta: “Mis manos son tus alas, ángel amado. Que
la felicidad y la paz te acompañen y me acompañen”.
• Invoque así a su ángel protector: “Yo (su nombre) te invoco a Ti
(nombre de su ángel protector) para que te hagas presente de
inmediato en mi casa y la colmes con tu dulce presencia”.
• Invoque ahora a una de estas siete entidades angélicas: Aladiah,
Haziel, Laoviah, Melahe, Caliel o Hariel. Puede elegir una, la que
intuitivamente le resulte más cercana a su espíritu. Si no es una,
puede elegir tres o siete, nunca dos, cuatro ni seis. Invoque de este
modo: “Yo (su nombre) invoco a (nombre al ángel o a los ángeles)
para que colmen de luminosa presencia mi morada. Venid a mi casa
de inmediato, enviadme una señal. Os espero”.
• Enuncie su mandato: “Deseo que (nombre al ángel o a los
ángeles elegidos) junto a mi ángel protector eliminen toda sombra,
todo mal, todo miedo, de este hogar que es morada de Dios”.
• Selle su mandato con las palabras: “Arginosterapes. Que así
sea”.
• Permanezca en el templo y siga todos sus impulsos, tal como en
los ritos anteriores.
• Finalice agradeciendo a todas las entidades que han trabajado
con usted por la ayuda que le han prestado. Recuerde que sin su
agradecimiento el ritual pierde toda efectividad.

Cómo hacer una correcta defumación


Si bien la mirra, el incienso y el benjuí son los productos básicos
con los que suele sahumarse una vivienda, existen otras
combinaciones posibles con fines específicos.
Recuerde que para realizar una defumación no precisa invertir
grandes sumas.
• Usted puede fabricar un inciensario con una vieja lata:
colóquela boca arriba sobre un plato y dentro de ella vierta carbón
encendido sobre el que quemará las sustancias necesarias para la

102
finalidad perseguida.
• Cuando empiece a salir humo, recorra toda la casa en el sentido
de las agujas del reloj, diciendo este conjuro: “Oh, potencias
celestiales, energías positivas del Universo, acercaos a esta casa,
circulad libremente para que no falten el amor, la salud ni el dinero,
y que nadie, absolutamente nadie pueda hacernos mal. Proteged a...
(nombrar a cada uno de los habitantes de la casa y si se tienen
animales, también)”.

Utilice las siguientes combinaciones a fin de sahumar su


casa:
• Para atraer dinero: 1 cucharadita de canela, 1 cucharadita de
mirra y un poco de azúcar morena.
• Para alejar la negatividad: 1 cucharadita de café, un poco de
clavo de olor y un puñado de piel de ajo (al pelar los ajos, guarde la
piel de los mismos).
• Para protegerse de las enfermedades: 1 cucharadita de canela, 1
cucharadita de tabaco y un poco de azúcar blanca.
• Para purificar el hogar: un poco de olíbano 1 cucharadita de
orégano y 1 cucharadita de café.
• Para mejorar las relaciones entre las personas: un poco de nuez
moscada, 1 pizca de pimienta blanca y 1 poco de benjuí. Los efectos
del incienso permanecen entre 12 y 24 horas, por lo que conviene
sahumar la casa por lo menos una o dos veces por semana.

Para ponerse bajo la protección de Dios


Esta oración atraerá la protección divina a nuestro hogar.
• Conviene, antes de hacerla, limpiar el umbral de la puerta de
entrada con vinagre blanco, al igual que los marcos de las ventanas
y toda otra abertura que dé al exterior.
• Luego habrá que recorrer la casa con un cuenco en el que
quemaremos mirra, incienso y benjuí, mientras recitamos la
siguiente oración: “Dios, nuestro Padre, tú que eres todo poder y
bondad, da fuerzas a aquél que pasa por las pruebas, da fe a aquél
que procura la verdad, y pon en el corazón del hombre la compasión
y la caridad. Dios, da al viajero una estrella guía, al afligido
consuelo, al doliente, reposo, al huérfano, un padre.

103
Señor, que tu bondad se extienda sobre todo lo que creaste,
inclusive esta casa (o negocio). Piedad, Señor, para aquellos que no
te conocen, esperanza para los que sufren. Que tu bondad permita a
los espíritus consoladores que derramen por todos los lugares la
paz, la esperanza y la fe. Padre, dame la energía divina, dame la fe,
la caridad pura para trabajar y la simplicidad que hará de mi alma
un espejo donde pueda reflejarse tu divina imagen. Que así sea”.
• Debe recorrerse todas las habitaciones de la casa, sin excepción,
y detenerse un tiempo en cada rincón, de modo tal que la oración y
la defumación actúen en conjunto y bendigan su vivienda, alejando
de allí todo posible mal.

Magia general para limpieza de casas


Si los habitantes de una vivienda sufren mareos, vómitos,
depresión, terrores nocturnos; si se desatan peleas sin motivo; si
experimentan un repentino rechazo sexual por su pareja, pierden
dinero o fracasan a menudo en los negocios; es probable que una
gran carga de energía malsana se haya acumulado en el hogar.
Afortunadamente, existen muchísimos métodos para
“desprenderse” de esas malas vibraciones. En este apartado
recomendamos, para lograrlo, una serie de técnicas simples y
efectivas que cualquier persona puede poner en práctica.
1. Cuando se limpia una casa (o un negocio, comercio, etc.), la
persona que lo hace debe vestir únicamente ropa blanca.
2. Antes de iniciar la limpieza, se debe pedir la bendición de Dios.
3. La limpieza se debe hacer con “mucha fe”, pidiendo a Dios
y/o al santo o ángel de quien se es devoto, que colabore guiándonos
y protegiéndonos, a la vez que aumente nuestra fuerza para
desalojar las energías negativas y que éstas no nos ataquen.
4. Antes de iniciar la limpieza, hay que “medir” toda la casa con
un péndulo para saber dónde están depositadas las energías
negativas. Para hacerlo se mantiene quieto el péndulo (puede
fabricarse con un cristal de cuarzo atado a un hilo o con una simple
aguja) en el sitio elegido. Luego se dice en voz alta :“¿Está este sitio
cargado negativamente?” Si el péndulo se mueve en dirección
antihoraria –de izquierda a derecha– la respuesta es “sí”.
5. Es aconsejable que la persona que haga la limpieza tenga

104
siempre consigo una cruz, una medalla o cualquier símbolo de su
religión que la proteja, durante todo el tiempo que esté trabajando.
6. Las limpiezas se hacen siempre sin calzado, a lo sumo
vistiendo medias blancas de algodón. Tomadas estas precauciones y
en buena disposición de ánimo, se comenzará la tarea.
7. Antes de cada limpieza, para mejor resultado de la misma, se
deberá realizar una defumación en un incensario o defumador (que
puede ser de cerámica, metal, barro, etc.), se colocará ruda macho,
romero, incienso en grano, benjuí, estoraque, alhucema, laurel y
sangre de Drago. Debajo de los elementos se colocarán 7
carboncitos encendidos. Cuando comience la defumación, se
empezará desde la última habitación o ambiente, llevando el
incensario o defumador en la mano, y caminando hacia adelante
(hacia la puerta de salida). Se pasará el defumador en cruz por cada
esquina del ambiente, en el centro del mismo, también dentro de los
placares y sobre cada cama. El mejor día para limpiezas es el
martes.

105
Epílogo
Sobre magos y ángeles

“¿Qué es un mago? Es aquel que todos poseemos en nuestro


interior. Es alguien capaz de transformar nuestros temores, odios,
vergüenzas e ignorancia en lo más precioso; el amor y la realización.
Por lo tanto hay un mago dentro de cada uno de nosotros, un mago
que lo ve y lo sabe todo. Una vez que descubramos nuestro mago
interior, la enseñanza vendrá por sí sola... Un mago puede convertir
el temor en alegría, la frustración en realización. Un mago puede
convertir lo temporal en eterno”. Con estas bellas palabras el
notable pensador hindú Deepak Chopra pone de manifiesto la
verdadera tarea del mago, que es la de transformarse primero a sí
mismo para poder, luego, transformar la realidad. Esperamos que
este libro haya sido una guía útil en esa dirección y que además de
haber aproximado al lector al mundo purísimo de los ángeles haya
logrado, simultáneamente, purificar sus emociones y hacerlo sentir
seguro de su mayor bien: el espíritu.
Para despedirnos, por último, pasaremos revista a un tierno e
inteligente decálogo sobre los ángeles, parte de un largo ensayo que
el escritor y angéologo Alex Slucki realizó sobre el mundo angélico.

Decálogo del buen ángel


1. Los ángeles son como los maestros, los más educados y los
peor pagados.
2. Los ángeles pretenden despertar en nosotros la apertura hacia
las infinitas posibilidades de nuestra existencia actual.
3. Los ángeles conocen la energía del individuo y lo que dicha
energía representa. Sugieren y vitalizan la dinámica de vida, a la vez
que estimulan la creatividad.
4. Los ángeles protegen, pero no intervienen; enseñan pero no
deciden. Estimulan nuestra capacidad creativa frente al Cosmos,
para que no sigamos siendo títeres de las circunstancias.
5. Los ángeles nos revelan la existencia de diferentes dimensiones
o esferas, con la finalidad de que no nos estanquemos en la

106
dimensión material.
6. Los ángeles nos animan a comunicarnos con los seres que
habitan esas otras dimensiones y así integrar como parte de nuestra
percepción diaria un paradigma más amplio. Esa visión más
cósmica de la realidad puede traer a nuestro planeta la necesaria
paz.
7. Los ángeles nos animan al servicio porque es uno de los
grandes generadores de alegría, nos animan al amor porque es uno
de los principales ingredientes del servicio.
8. Los ángeles nos empujan por el camino correcto de la
existencia, mas no nos garantizan la ausencia de dolor o la
eliminación de ciertas vivencias necesarias para el despertar
interno.
9. Los ángeles tienen mucha prisa, pero saben que la labor es
nuestra.
10. La experiencia de los ángeles es personal. Una vez que se
entra en contacto, esa vivencia queda grabada de por vida.

107
Índice
Portada 2
Legales 3
Prólogo 4
Capítulo I: Preguntas iniciales sobre los ángeles 6
Capítulo II: Un ingreso al mundo de los ángeles 12
Capítulo III: Conozca a su ángel protector 19
Capítulo IV: Qué es la magia angélica 24
Capítulo V: Así se lleva a cabo un ritual 27
Capítulo VI: Un altar en casa 32
Capítulo VII: La alquimia interior. De la ilusión a las
44
leyes divinas
Capítulo VIII: Magia angélica para atraer dinero 55
Capítulo IX: Magia angélica para el amor 67
Capítulo X: Ritos angélicos de sanación 76
Capítulo XI: Magia de protección 91
Capítulo XII: Magia angélica para sanar nuestra casa 101
Epílogo 106

108

Оценить