You are on page 1of 2

ISSN 2173-1373

boletín del centro del conocimiento

La oportunidad 2.0 de la escuela


Cristóbal Suárez Guerrero
csuarez@usal.es

Cuando los estudiantes en edad escolar hablan de in- Sociedad de la Información que, bien visto, representa
ternet emplean un vocabulario particular. Hablan, nor- una oportunidad para la escuela. Sin embargo, ya que la
malmente, de blog, V-blog, podcast, wiki, tweet, post, Web 2.0 trata de la creación y la participación social en
red social, tag, lector RSS o gadgets. Es decir, apelan a y a través de la web, es necesario reconocer una serie de
un rosario de términos cuyos significados están asocia- funciones que, tanto estudiantes como profesores, deben
dos a nuevas herramientas de Internet y, con ello, a nue- desarrollar con esta tecnología. Implica, nada más y
vas funciones sociales de acceso y gestión del nada menos, un giro en la forma de entender la acción
conocimiento. La razón: estas herramientas no les son de los estudiantes y profesores –y la escuela– que exige
ajenas, los estudiantes de hoy son nativos digitales y se pasar de la noción de receptores pasivos a generadores
implican con –y en ellas– de forma “natural”. Pero ape- activos de conocimiento.
sar de que estas herramientas están involucradas en sus Como tal, usar la Web 2.0 en el desarrollo curricular no
vidas, en su aprendizaje, aún no están involucradas del consiste únicamente en sumar herramientas sino, a través
todo en la escuela. No obstante la pedagogía puede de éstas, agregar y extender una serie de nuevas funcio-
añadir a este uso “natural” de los alumnos de la Web 2.0, nes al proceso de aprendizaje. La auténtica innovación
cuatro funciones de uso donde creemos está la oportu- pedagógica con estas herramientas, creemos, no llegará
nidad 2.0 de la escuela. únicamente al aplicar esta tecnología –usada ya para di-
¿Dónde está la diferencia entre Web 1.0 y Web 2.0? Se versos fines y en diversos contextos sociales–, sino en la
trata en el fondo de dos formas de uso en razón de dos forma de entender sus respectivas virtudes para mejorar
formas de entender la participación del usuario en Inter- las condiciones de aprendizaje escolar. Su uso educativo
net. La Web 1.0 no es otra cosa que una web estática, de es un reto, una oportunidad que está en la orilla de la re-
contenidos fijos y cerrados creados por personas autori- flexión y la práctica pedagógica.
zadas para ello, los webmasters o los dueños de una pá- Decir funciones y, no sólo, aplicaciones Web 2.0 es impor-
gina web, que ofrecen información –con un mínimo de tante en educación. Como señalaba Vigostky, hace
interacción- para que el usuario pueda consultarla, visi- tiempo ya, “cada herramienta añade una función dife-
tarla e informarse; un ejemplo que responde a este mo- rente a la actividad”. De esto trata la Web 2.0. Son formas
delo es la Enciclopedia Británica. de hacer y pensar asociadas a una serie de funciones que
Por su parte, la Web 2.0 se alza como un modelo diná- comprometen una actividad: sostener la participación y la
mico de web donde los usuarios participan en la crea- creación colectiva entre personas distribuidas en diversas
ción colectiva y abierta de la información a través de partes del mundo a través de la web.
redes de interacción en torno a múltiples intereses. Esto Por ello, cuando hablamos de una wiki, hablamos sobre
es, en la Web 2.0 la figura central son los usuarios que todo de cooperación y, con ello, de creación de infor-
pasan, gracias a este modelo de web, de consumidores mación; cuando hablamos de un blog o V-blog habla-
a productores de la información (prosumer); un ejemplo mos de creación y, con ello, de la oportunidad de hacer
que responde a este modelo es Wikipedia, un entorno un comentario; cuando hablamos de una red social, ha-
que se funda en una dinámica y ética de participación blamos de de participación, y cómo no, del reconoci-
global para la creación de contenidos. miento que el “otro” es parte de una misma comunidad
Es decir, la Web 1.0 era la web para recibir información, de intereses; cuando hablamos de una RSS, hablamos
mientras que la Web 2.0 es la web donde los usuarios la de distribución de información actual, pero también de
crean; la Web 2.0 somos nosotros. En general, si la Web selección de información. Es decir, hablar únicamente
1.0 es una web para leer, donde está todo, la Web 2.0 de las aplicaciones Web 2.0 es quedarnos cortos. Su uso
puede ser entendida como una web para crear, donde educativo implica ver una serie de funciones que pue-
están todos. ¿Qué implica esto en educación? den desarrollarse al momento de usarlas con nuestros es-
tudiantes.
La Web 2.0, el paradigma actual, se acerca más al ideal
de internet entendida como escenario social que posee Según sus funciones, podemos proponer 4 formas en que
la capacidad de ofrecer un soporte tecnológico –sus di- se pueden agrupar las aplicaciones Web 2.0 en el mo-
versas aplicaciones– para la construcción colectiva de la mento de usarlas en el desarrollo curricular en el aula.

CENTRO DEL CONOCIMIENTO DE TECNOLOGÍAS APLICADAS A LA EDUCACIÓN www.tendenciaseducativas.com 1


ISSN

boletín del centro del conocimiento La oportunidad 2.0 de la escuela

Son, en el fondo, 4 formas de percibir la innovación edu- zarras Digitales Interactivas, la conexión inalámbrica u
cativa. No se trata de una clasificación estricta, ya que ofrecer un portátil por estudiante. Todas son acciones
muchas aplicaciones pueden cumplir varias de estas necesarias, pero no suficientes.
funciones a la vez. Son más bien una guía de uso.
Una Escuela 2.0 no es un tema de medallas 2.0, requiere
Compartir recursos. Se trata de una familia de aplica- de una pedagogía y mentalidades 2.0 que vayan más
ciones Web 2.0 (YouTube, Flickr o SlideShare) que se usan allá del artificio técnico al uso significativo en el apren-
para almacenar y distribuir recursos multimedia, como dizaje. No es fácil. No obstante, nuestros estudiantes ya
material fotográfico, vídeos, presentaciones, audio, etc. están en ello porque con aval o no del Gobierno, mu-
Brindan auténticas fuentes de información que nos pue- chos de ellos ya usan la Web 2.0, pero pocos son estu-
den ofrecer contenidos de todas las calidades sobre diantes 2.0. Esto es, pocos las usan eficazmente con el
amplios tópicos, pero que han sido construidos con el valor añadido asociado al desarrollo del currículo. Como
aporte de miles de personas de todas partes del mundo. tal, llenar de infraestructura el aula o colmar la clase de
Crear información. Se trata de un conjunto de servicios aplicaciones Web 2.0 no es necesariamente crear una
Web 2.0 que permiten a los usuarios generar contenidos Escuela 2.0. Donde hay que insistir es en conocer si estas
cooperativamente en una web accesible por todos, para herramientas añaden una función de aprendizaje más
su consulta o desarrollo. Este proceso de creación se allá de su capacidad técnica. Estas nuevas funciones
puede realizar a través de diversas herramientas, entre son la materia prima para repensar la escuela.
ellas las wikis (Wikipedia o WikiSpace) y los blogs (Blogger En conclusión: no es lo mismo la Escuela 2.0 que la opor-
o Word Press), entre otras que sirven para crear contenido tunidad Web 2.0 de la escuela. Nada realmente prove-
de forma descentralizada en la Red. choso se puede hacer en materia de innovación
Recuperar información. Se trata de herramientas Web 2.0 educativa si se usan las aplicaciones Web 2.0 desprovis-
útiles para seleccionar recursos a partir de necesidades tas de nuevos criterios pedagógicos. Es decir, de un
informativas específicas del usuario, permitiendo el ac- saber pedagógico equivalente. Por tanto, la oportuni-
ceso selectivo a los contenidos web de su interés. Para dad que abre la evolución social de la web consiste en
ello, se usan herramientas de suscripción (RSS) que se ac- repensar las actividades escolares desde las funciones
tualizan continuamente, recuperando noticias, entradas que estas herramientas nos ofrecen. Ahí está el detalle.
de blogs, fotografías, vídeos, etc. En este grupo también
se incluyen a los marcadores sociales (Delicious o Mr.
Wong) que permiten organizar la información etique-
tando (folksonomía) con un término la fuente seleccio-
nada y facilitando la recuperación selectiva tanto a
quien la elabora como a toda la comunidad de usuarios.
Organizar redes sociales. Se trata de una familia de he-
rramientas diseñadas para crear y gestionar comunida-
des virtuales. Gracias a estos espacios, los miembros de Directorios Web 2.0
una red social establecen vínculos o contactos e inter- Go2web20
cambian contenidos motivados por una serie de intere- Top 25 Web 2.0 Sites for Education
ses comunes a todos. Estas redes sociales (Facebook, Directorio de redes sociales
Ning o Tuenti), son auténticas extensiones de la dinámica The Emerging List of Top 100 Tools for Learning 2010
social y pueden, para bien o mal, ser extensiones de las 165 Herramientas Web 2.0 en 20 categorías
propias virtudes y tensiones de la vida social. No obs-
tante, hoy por hoy, son espacios con mucha actividad y Libros online sobre Web 2.0
marcan el pulso de la Web 2.0.
COBO, C. y PARDO, H. (2007). Planeta Web 2.0.
Sin embargo, la Web 2.0 no es la panacea. La educa- Inteligencia colectiva o medios fast food. Flacso
ción tiene diversas dimensiones que atender, pero cree- FUMERO, A. y ROCA, G. (2007). Web 2.0. Fundación
mos que estas nuevas herramientas pueden generar y Orange España
recuperar la dimensión social del aprendizaje. El go-
bierno ya ha puesto su interés educativo en la Web 2.0. Normas 2.0
Pero, concebir una escuela de este tipo implica ir más Orden EDU/1465/2010, de 4 de junio, por la que se crea el
allá de ciertas acciones que se prevén en esta iniciativa, distintivo de calidad SELLO ESCUELA 2.0
como la digitalización de contenidos, la inclusión de Pi-

CENTRO DEL CONOCIMIENTO DE TECNOLOGÍAS APLICADAS A LA EDUCACIÓN www.tendenciaseducativas.com 2