Вы находитесь на странице: 1из 3

NUTRICIÓN Y ALIMENTACIÓN

La alimentación es un conjunto de actividades mediante las cuales tomamos los


alimentos y éstos se introducen en el cuerpo. Es un acto consciente y voluntario.
La nutrición es el conjunto de transformaciones que experimentan los alimentos dentro
del cuerpo y cómo éste los utiliza.

Los nutrientes
Los nutrientes son los compuestos químicos que contienen los alimentos y que realizan
funciones específicas en nuestro cuerpo. Un alimento está formado por uno o varios
nutrientes.
Actúan como nutrientes en nuestra dieta, componentes inorgánicos y orgánicos

1. Inorgánicos
a) Agua
El agua es esencial para la vida, forma parte de todos los seres vivos en distintas
proporciones, entre el 60 % y el 90 % de su peso.
Las funciones que desempeña el agua en el organismo son muy variadas:
• Es el lugar donde ocurren la mayoría de las reacciones químicas de un ser vivo.
• Es el disolvente de iones, minerales y sustancias orgánicas.
• Actúa como regulador de la temperatura.
• Es un vehículo de transporte de sustancias en el organismo.
Un adulto necesita ingerir diariamente entre 2,5 y 3 litros de agua.

b) Elementos minerales
Los minerales son indispensables para la realización de actividades vitales en el
organismo. Su acción es muy específica. Su carencia provoca enfermedades
graves. Los elementos que forman nuestro organismo, mayoritariamente, son: el
carbono, el hidrógeno, el oxígeno y el nitrógeno. Existen otros elementos que se
encuentran en menor proporción pero por ello no dejan de ser menos importantes.
Dependiendo de la cantidad que necesitamos tomar en nuestra dieta, se dividen
en macroelementos y microelementos.

2. Orgánicos
a) Hidratos de carbono, azúcares o glúcidos
Están compuestos por C, H y O, y son solubles en agua. Deben constituir el 60 %
de nuestra ingesta diaria. Se clasifican en dos grupos:

• Disponibles: Proporcionan energía, cada gramo de hidrato de carbono nos


proporciona 4 kcal. Los más simples son los monosacáridos (glucosa, fructosa).
Estos se unen de dos en dos y forman los disacáridos (sacarosa, lactosa). Cuando
se unen muchas moléculas forman un polisacárido (almidón, glucógeno) que se
almacenan como reserva energética. En dietas en las que su aporte es mayor que
e1 consumo, se almacena en forma de grasa en el tejido adiposo.

• No disponibles: Son moléculas que no podemos digerir y constituyen la fibra


dietética (celulosa, pectinas). Los efectos que provocan en nuestro organismo
son: aumento retención del agua de las heces (aumenta su volumen y ablanda su
consistencia) y aumento del movimiento intestinal y, por tanto, de la velocidad de
tránsito de las heces. El consumo adecuado de fibra reduce el riesgo de
enfermedades como el cáncer de colon, el estreñimiento, las hemorroides, etc.

b) Proteínas
Las proteínas están formadas por la sucesiva unión de estructuras básicas
llamadas aminoácidos.
Hay veinte aminoácidos diferentes en la naturaleza. Ocho de estos, que hombre
no puede sintetizar, se denominan esenciales y debemos tomarlos en la dieta.
Pueden ser de origen vegetal o animal.
Cuanto más cerca en la escala evolutiva se encuentren dos individuos, más
similitudes existen en su proporción de aminoácidos. Por ello, desde el punto de
vista nutricional, las proteínas de origen animal (leche, huevos, carne) son de
mejor calidad que las de origen vegetal, ya que es últimas son deficitarias en
algún aminoácido. Aunque al combinar determinados alimentos vegetales (como
legumbres y arroz) se consigue un aporte de aminoácidos adecuado.

Las proteínas proporcionan energía, por cada gramo de proteína que ingerimos,
obtenemos 4 kcal, regulan la velocidad de las reacciones químicas de nuestro
cuerpo, aseguran el crecimiento, reponen los tejidos dañados o desgastados, nos
protegen frente a enfermedades y forman parte de las fibras musculares.

c) Grasas o lípidos
Están constituidos por un grupo de compuestos de naturaleza química variable,
pero que tienen en común su insolubilidad en agua.
En el organismo se almacenan en el tejido adiposo y nos permiten tener periodos
de ayuno a lo largo del día, al utilizarlos como fuente de energía cuando las
reservas de azúcares se han terminado.
Los lípidos producen energía. Un gramo de grasa proporciona 9 Kcal (aunque un
gramo de grasa dobla en Kcal a un gramo de azúcar, para las células el
combustible exclusivo es la glucosa. Así las grasas pasan por procesos de
transformación hasta convertirse en ese monosacárido).
También tiene una importante función plástica, formando estructuras como las
membranas celulares.
Los lípidos pueden contener ácidos grasos saturados e insaturados en su
composición. Los saturados son, tomados en exceso, nocivos para la salud. Los
insaturados son mejores y convenientes para la vida.
Además permiten que los alimentos sean apetecibles. Una dieta con un contenido
en grasa muy bajo no es comestible.

d) Vitaminas
Son moléculas orgánicas, necesarias, en pequeñas cantidades en los procesos
vitales, y que los organismos no son capaces de sintetizar; por ello deben
aportarlas la dieta. No actúan como fuente de energía.
Dependiendo de su solubilidad, se pueden clasificar en:
• Vitaminas hidrosolubles: vitaminas del complejo B y vitamina C. Se disuelven
en agua y se eliminan por la orina.
• Vitaminas liposolubles: vitaminas A, D, E y K. Se disuelven en grasas. No se
eliminan por la orina y su exceso produce hipervitaminosis acumulándose en el
hígado.
Los alimentos

e) cvb

a) xzc
b) czx

La nutrición consiste en adquirir un aporte externo de materia y energía para poder


mantener la vida, crecer y recuperar lo que vamos perdiendo al realizar nuestra
actividad continua. Comprende tres funciones básicas obtención de energía para realizar
actividades diversas, aportar materiales para construcción y recuperación de tejidos y
aporta sustancias reguladoras, que permiten que las reacciones sucedan con éxito. En el
proceso de nutrición tomamos alimentos complejos ricos en materia orgánica e
inorgánica y lo digerimos hasta liberar sus moléculas básicas llegando a la célula. Allí
sirven como elementos básicos para construir nuestra propia materia, nuestro propio
cuerpo.

Los alimentos:

Los alimentos son compuestos que están formados por sustancias básicas que dan a los
seres vivos materia y energía imprescindibles para el buen funcionamiento del cuerpo.
Los alimentos se clasifican en siete grupos en función de sus nutrientes y de las
especiales misiones que realizan en nuestro organismo.
Una alimentación equilibrada debe incluir diariamente un alimento de cada grupo.