Вы находитесь на странице: 1из 12

Contando los secretos en el Vaticano

La controversia surgida por la publicación del último misterio de Fátima. Un sacerdote católico que dice haber
visto el texto original del tercer secreto manifiesta su disputa contra la interpretación oficial publicada por el
Vaticano.

La Iglesia Católica dice que la Virgen María pasó los


secretos de Fátima a tres niños portugueses en
1917. El tercer secreto es el último en ser publicado.

Durante décadas, la especulación sobre los tres


secretos ha resultado en una afluencia de teorías
que han predicho el fin de los tiempos modernos –el
mundo tal y como es conocido hoy- del mismo modo
que otras apocalípticas visiones desesperanzadoras.

De acuerdo con la interpretación del Vaticano, de


todos modos, el tercer secreto difiere de forma
sustancial de lo que se pensaba que contenía por
muchos en la, así llamada, corriente principal de la
comunidad y de la Iglesia.

La Iglesia tradicional dice que también discrepa de la información –la mayor parte
filtrada a través de los años- sobre lo que ellos saben y creen que está contenido
en el secreto, el cual ha sido publicado, finalmente, 40 años más tarde, después de
que el Vaticano supuestamente debiera haberlo publicado.

Ahora que ha sido por fin publicado, los católicos de la facción tradicional dicen
que la versión publicada diverge de la original. Las críticas incluyen un sacerdote
que dice haber visto el texto original del tercer secreto.

El Reverendo Dr. Gommar A. De Pauw, fundador del Movimiento Católico


Tradicional, declaró a la prensa esta semana que, mientras asistía al Segundo
Concilio Ecuménico Vaticano –llevado entre 1962 y 1965-, le fue enseñada una
copia del tercer secreto.

Fr. De Pauw, un sacerdote nacido en Bélgica que asistió al Concilio como


consejero, dijo que a pesar de que tuvo que ?dejar que penetrara la interpretación
del Vaticano?, su primera impresión de la página 27 del documento explicando el
tercer secreto y situándole en el contexto de los otros dos era: ?gracias, pero no
gracias?.

Ausente en la explicación del Vaticano, dijo que era una porción del secreto que
predecía la caída de la Iglesia Católica moderna.

?Mientras que en el Concilio (Segundo Vaticano), me dieron el texto –el supuesto


texto- del tercer secreto de Fátima?, dijo Fr. De Pauw. ?Los reporteros de
periódicos – periodistas- me lo dieron a mí? y a otros pocos presentes.

?Me lo dejaron de una forma extraña, en realidad?, dijo. ?Sobre mi escritorio,


enfrente de mí, en la sala de prensa?. Además de haber servido al Vaticano en
varias funciones y modos a lo largo de los años?, dijo Fr. De Pauw, él era un ?
periodista acreditado?, lo cual, dijo, explicaba su presencia en esta área.

Fr. De Pauw, quien no pudo recordar el nombre del reportero, dijo: ?la palabra
salió afuera entre los periodistas?, una copia del texto estaba ?flotando alrededor?.

?Los reporteros me preguntarían de forma incesante, ?¿Es esto real? ¿Es genuino???, dijo.

Pero cuando intentaba preguntar a personas clave del Vaticano sobre el texto, ?siempre se mostraban poco dispuestos
a decir nada, en particular porque, supuestamente, los únicos que lo habían visto eran el Papa, Juan XXIII, y el
Cardenal (Alfredo) Ottaviani?, quien dirigía el Oficio Sagrado del Vaticano.

?Aquel texto –que yo acepté como auténtico- era totalmente distinto de lo que están difundiendo ahora?, dijo De
Pauw. ?Va a llevar un tiempo antes de que estas 27 páginas se descubran de forma gradual y no me queda claro qué
conclusión debo alcanzar. Para mí, esto exige, al menos, un rechazo total de la, así llamada, devoción de Fátima. Pero
esa es mi primera impresión?.

No obstante, Fr. De Pauw dijo que ímpetu principal del secreto ?original? que vio hace 35 años era una predicción de la
Santa Virgen de que habría, sobre todo, ?una increíble, total doctrina y moral... espiritual... colapso del establecimiento
de la Iglesia Católica, algo que los oficiales del Vaticano no van a admitir?, dijo.
?No acepto la interpretación (del Vaticano)?, incluyó.

Un portavoz para la Conferencia Católica de Estados Unidos


dijo que su organización madre, La Conferencia Nacional de
Obispos Católicos, ?aceptaron completamente? la explicación e
interpretación del Vaticano tanto del tercer secreto, como de los
dos precedentes.

El tercer secreto evita cualquier mención a un colapso de la


Iglesia y, en lugar de eso, se centra en ?la penitencia?. Mientras
que el texto traducido propuesto por el Vaticano decía que ?el
Santo Padre? –el Papa- ?era matado por un grupo de
soldados? mientras que él y otras figuras religiosas de la Iglesia
escalaban ?una montaña escarpada?, la interpretación se
centra en un mensaje alentador.

De acuerdo con la interpretación del Vaticano, ?otras palabras


clave son ?mi Corazón Inmaculado (la Virgen María) triunfará?
y ?el Corazón abierto a Dios? purificado por la contemplación
de Dios, es más fuerte que las pistolas y las armas de cualquier
tipo. La orden de María, la palabra de su corazón, ha cambiado
la historia del mundo?.

Fr. De Pauw admite que sus declaraciones son ?un poco


radicales?, pero, dice, no sin ningún mérito.

Aparte de las diferencias en el texto, Fr. De Pauw, dice que el


resumen del Vaticano de los tres secretos ?tampoco hace
ninguna referencia al ?Milagro del Sol?, que tuvo lugar el 13 de octubre de 1917?. Dice que ese evento –que fue
descrito por los observadores como la ?danza del sol? –evento por el cual los presentes veían como el Sol se movía-,
fue ?visto no sólo por los tres niños, sino por miles de personas, incluyendo docenas y docenas de periodistas muy
escépticos. Pero nadie está haciendo referencia a eso?.

Fr. De Pauw dijo que, de hecho, los oficiales del Vaticano han intentado en realidad, en ocasiones, minimizar el evento ?
como nada más que la imaginación de tres niños visionarios?.

Con todo, los periódicos de entonces cubrieron el evento, dijo.

Otros destacados grupos católicos estaban perplejos por los retrasos del Vaticano en cuanto a la publicación de tercer
secreto.

?Estábamos desconcertados por el motivo por el que teníamos que esperar a una exégesis
oficial?, dijo Fr. Paul Kramer, un sacerdote del Centro de Fátima, una organización Católica con
base en Canadá que promociona el Mensaje de Fátima. ?Las dos primeras partes del secreto
son claras en cuanto a lo que dicen y lo que predicen. No parece probable que la tercera parte
sea tan oscura como para que requiera la decodificación por un equipo de expertos?.

?Nuestra Señora de Fátima no habla con acertijos?, dijo en su declaración.

El difunto autor católico Fr. Malachi Martín ha hecho también alusiones a los secretos en sus
numerosos libros de gran venta que eran etiquetados de ficción, ?pero que contenían un 80 de
verdad?, de acuerdo con su amigo y consejero, Fr. Charles Fiore, que vive en la Diócesis de Madison (Wisconsin) y que
pertenece a la fraternidad de sacerdotes de St. Peter.

En una entrevista el año pasado, Fr. Fiore dijo que el último libro de Fr. Martín, que no finalizó antes de morir el pasado
29 de julio en la ciudad de Nueva York, era ?una pieza de ?no-ficción? sobre el poder del Vaticano como del
advenimiento de la Iglesia en el tercer milenio?.

Respecto a ese libro, Primacy: How the Institutional Roman Catholic Church Became a Creature of the New World
Order, Fr. Fiore dijo que Fr. Martin creía que sería ?su libro más controvertido e importante?.

Lejos de ser una ficción, Fr. Fiore dijo que el libro trataba exclusivamente ?con el poder y el papado?, y que tendría que
ser ?analizado el artificio revolucionario en el antiguo dogma de primacía que yace sobre el corazón de lo que ahora
muchos ven como el primer resquebrajamiento del poder papal en dos milenios?.

El libro habría puesto de relieve la extraña habilidad de Malachi Martin para ver a través de las cosas y predecir las
geopolíticas ocultas del Vaticano y sus ?complejos comercios globales con gobiernos y naciones?, dijo Fr. Fiore.

?La batalla que inquietaba a Martín es la supervivencia fundamental de la creencia en Dios –y la lucha que supera
nuestras creencias individuales es la que se encuentra entre nosotros y aquellos que destruirían todas las creencias?,
escribió el autor Alan Caruba para The Jewish Future- una observación que enlaza de forma aguda con la interpretación
de Fr. De Pauw y, curiosamente, distribuye la versión del tercer secreto interpretado por el Vaticano?, observó Fr. Fiore.
El último mes, de todos modos, el Vaticano dio a conocer al menos parte de la especulación del secreto final por la
declaración de su inminente publicación, un acto ordenado por el Papa Juan Pablo II, dicen los oficiales del Vaticano.

El Secretario del Estado Vaticano, el Cardenal Angelo Sodano, anunció el 13 de mayo en Fátima, Portugal, que la Santa
Sede tuvo la intención de publicar el texto del tercer secreto. El Papa había ido a Fátima a beatificar –o hacer santos de-
a los dos niños pastores quien, con Sor Lucía, recibieron los tres secretos hace 85 años.

Durante su declaración, realizada en portugués, el Cardenal Sodano dijo que el tercer secreto contenía ?una visión
profética similar aquellas encontradas en la Sagrada Escritura, la cual no describe con claridad fotográfica los detalles
de futuros eventos. Pero, en cambio, sintetizada y condensada frente a un ambiente unificado de eventos esparcidos
por encima del tiempo en una sucesión y duración que no está especificada?.

?Como resultado?, añadió, ?el texto deberá ser interpretado en una clave simbólica?.

Ofreciendo un atisbo de lo que el secreto contenía, el Cardenal Sodano dijo, ?La visión de Fátima atañe, por encima de
todo, a la guerra empeñada por los sistemas ateos contra la Iglesia y los Cristianos y describe el inmenso sufrimiento
soportado por los testigos de la religión en el último siglo del segundo milenio?.

?Es un interminable Camino de Cruce liderado por los papas del siglo XX?, incluyó, con ninguna mención de ningún
texto que de modo simbólico o, de otro modo, describiera la versión que Fr. De Pauw ha asegurado ver.

Juan Pablo adscribe que la Virgen María salvó su vida después del intento de asesinato el 13 de mayo de 1981 en la
Plaza e San Pedro por un nacionalista turco –64 años después de que la Santa Madre se apareciera a los tres niños
portugueses. Y, el Vaticano dice que él cree que gracias a su divina intervención, la visión del asesinato de un Papa por
un disparo en el tercer secreto fue frustrada.

Juan Pablo escribió brevemente después del atentado que fue ?una maternal mano la que guió el camino de la bala?,
permitiendo al ?Papa moribundo? detenerse ?en el umbral de la muerte?.

¿Por qué una espera tan larga para un mensaje de fe y penitencia? Las dudas de muchos, de dentro y fuera de la
Iglesia, no parecen carentes de fundamento.<BR< td>

05/07/2000
ESPIRITUALIDAD

Desvelado el tercer secreto de Fátima:


Atentado al Papa y llamada a la fe

Ciudad del Vaticano – El Vaticano ha confirmado


hoy que el tercer secreto se refiere al atentado que
sufrió el Papa Juan Pablo II en 1981, a la lucha del
comunismo ateo contra la Iglesia y los cristianos y describe el inmenso sufrimiento de
las víctimas de la fe en el siglo XX.
El mejor guardado de todos los secretos de la Iglesia ha dejado de serlo hoy, 83 años
después de que la Virgen de Fátima lo revelase en 1917 a los tres pastorcillos portugueses
Jacinta, Francisco y Lucia.

Se trata de un llamamiento a la conversión, a la penitencia y a la fe, y no incluye


revelaciones apocalípticas como el fin del mundo o sobre el futuro de la historia.

Los acontecimientos a los que se refiere pertenecen al pasado, según especificó hoy en el
Vaticano el cardenal Joseph Ratzinger, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la
Fe (ex Santo Oficio), encargado de hacer el comentario teológico sobre un texto
controvertido sobre el que afluyeron muchos comentarios.

En el documento de la Santa Sede se afirma que sor Lucía interpretó el tercer texto como
una visión profética comparable a las de la historia sagrada.

El cardenal reiteró su convicción de que la visión de Fátima


se refiere sobre todo a la lucha del comunismo ateo contra el personaje central de la visión
en el Papa.

Sor Lucía precisó, cuando se le preguntó sobre el texto el 27 de abril en Coimbra, que tanto
ella como sus primos Jacinta y Francisco, los otros pastorcillos, se habían quedado muy
tristes por el sufrimiento del Pontífice, aunque la Virgen no les reveló de qué Papa se
trataba.

"Nosotros no sabíamos el nombre del Papa, la Señora no nos lo dijo. No sabíamos si era
Benedicto XV o Pío XII, o Pablo VI o Juan Pablo II, pero era el Papa que sufría y nos hacía
sufrir también a nosotros", contó la monja de 93 años.

Lucía Dos Santos se mostró de acuerdo con las palabras que dijo en su día Juan Pablo II
tras el atentado de la plaza de San Pedro: "Una mano disparó (la del turco Alí Agca) y otra
mano (la de la Virgen) guió la trayectoria de la bala y al Papa agonizante se detuvo en el
umbral de la muerte".

El cardenal Ratzinguer, por su parte, dijo que hoy el secreto es una "revelación privada", es
decir, que se refiere a todas las visiones y revelaciones que tienen lugar una vez terminado
el Nuevo Testamento, y que por ello no es necesario creerlas. Las revelaciones públicas,
es decir, la acción reveladora de Dios destinada a toda la humanidad, son las únicas que
exigen la fe.

La estrategia publicitaria ya forma parte del Vaticano, todo el misterio se reduce a la fe y los
quehaceres cristianos y, lo mejor, tal y como dice el cardenal, es que es una "revelación
privada".
<BR< td>
ESPIRITUALIDAD

El tercer secreto

Akásico.com ofrece a sus lectores el texto original de la trascripción del tercer


secreto de Fátima, revelado ayer por el Vaticano.

Tercera parte del secreto revelado el 13 de


julio de 1917 en la Cueva de Iria-Fátima.

Escribo en obediencia a Vos, Dios mío, que lo ordenáis por medio de Su Excelencia
Reverendísima el Señor Obispo de Leiria y de la Santísima Madre vuestra y mía.

Después de las dos partes que ya he expuesto, hemos visto al lado izquierdo de Nuestra
Señora un poco más en lo alto a un Ángel con una espada de fuego en la mano izquierda;
centelleando emitía llamas que parecía iban a incendiar el mundo; pero se apagaban al
contacto con el esplendor que Nuestra Señora irradiaba con su mano derecha dirigida
hacia él; el Ángel señalando la tierra con su mano derecha, dijo con fuerte voz: ¡Penitencia,
Penitencia, Penitencia! Y vimos en una inmensa luz qué es Dios: « algo semejante a como
se ven las personas en un espejo cuando pasan ante él » a un Obispo vestido de Blanco «
hemos tenido el presentimiento de que fuera el Santo Padre ». También a otros Obispos,
sacerdotes, religiosos y religiosas subir una montaña empinada, en cuya cumbre había una
gran Cruz de maderos toscos como si fueran de alcornoque con la corteza; el Santo Padre,
antes de llegar a ella, atravesó una gran ciudad medio en ruinas y medio tembloroso con
paso vacilante, apesadumbrado de dolor y pena, rezando por las almas de los cadáveres
que encontraba por el camino; llegado a la cima del monte, postrado de rodillas a los pies
de la gran Cruz fue muerto por un grupo de soldados que le dispararon varios tiros de arma
de fuego y flechas; y del mismo modo murieron unos tras otros los Obispos sacerdotes,
religiosos y religiosas y diversas personas seglares, hombres y mujeres de diversas clases
y posiciones. Bajo los dos brazos de la Cruz había dos Ángeles cada uno de ellos con una
jarra de cristal en la mano, en las cuales recogían la sangre de los Mártires y regaban con
ella las almas que se acercaban a Dios.

Tuy-3-1-1944<BR< td>
27/06/2000
-*-*-*-*-*-
ESPIRITUALIDAD

La otra cara de Fátima

Son muchos los enigmas que rodean a los sucesos acaecidos en Fátima en
1917. Su trascendencia política y social, la relación entre los mensajes de
la entidad identificada por la Iglesia y por los videntes como la Virgen, y
el desmoronamiento de las naciones comunistas son algunas de las claves que
permanecen aún en la sombra...
Artículo de José Lesta y Miguel Pedrero publicado en el núm. 56 de Enigmas.

El Papa de Fátima, Juan Pablo II, llegó a tierras lusas con la


aparentemente única intención de beatificar a los dos niños videntes, los
hermanos Jacinta y Francisco Marto. A pesar de que días antes de la visita
papal circulaba el rumor de que podría ser desvelado el Tercer Secreto de
Fátima, la mayoría de los expertos no otorgaban demasiado crédito a estas
informaciones.

Sin embargo, el pasado sábado 13 de mayo, exactamente 83 años después de la


primera aparición oficialmente reconocida de la Virgen de Fátima, saltó la
sorpresa. Delante de 600.000 personas, en pleno santuario mariano, el
cardenal Sodano, secretario de Estado del Vaticano, desveló a grandes
rasgos el contenido del Tercer Secreto, ante la atenta mirada del Papa.
Éste sin duda es el responsable de esta desclasificación que cuenta con el
apoyo incondicional de Lucía, la única vidente de Fátima viva que participó
también en los actos de beatificación de sus dos compañeros.

Sodano aseguró que el Secreto se refería al atentado que sufrió Juan Pablo
II el 13 de mayo de 1981. "A su Santidad le pareció claro que había sido
una mano materna quien guió la trayectoria de la bala, permitiendo al Papa
agonizante que se detuviera a las puertas de la muerte", aseguró Sodano. La
visión de Fátima también haría referencia "a la lucha de los sistemas ateos
contra la Iglesia y los cristianos". ¿El Tercer Secreto anticipaba el
atentado frustrado contra el Papa o éste es tan sólo parte del mensaje?
¿Por qué la Iglesia no lo dio a conocer antes si no auguraba catástrofes ni
guerras como creían los especialistas en el tema?

Sodano prometió dar a conocer en breve el Secreto, y quizá de este modo


despejar algunas dudas. Y es que, como veremos, el misterio en torno a
Fátima está muy, lejos de desvelarse y probablemente esté relacionado con
esas fuerzas ocultas que han creado las grandes religiones y manipulado la
Historia del ser humano desde el principio de los tiempos. Hoy hablamos de
ovnis o extraterrestres; en el pasado de ángeles, vírgenes o demonios.

Las apariciones marianas y el Sol "danzante"


El 13 de mayo de 1917, Lucía Abóbora, de 10 años, y sus primos Jacinta y
Francisco, de nueve y siete respectivamente, se encontraban cuidando el
rebaño en Cova da Iría, a unos dos kilómetros de Fátima, como cualquier
otro niño de su edad en el Portugal rural de principios del siglo XX. Tras
la visión de dos extraños relámpagos, los pastorcinhos observan sobre la ya
famosa encina de las apariciones a "una señora hermosísima, más brillante
que el Sol" que, naturalmente, identifican con la Virgen María.
Oficialmente, ésta es la primera de las seis apariciones reconocidas por la
Iglesia; sin embargo, la propia Lucía confesó que anteriormente había
vivido en compañía de otros niños varias experiencias extrañas.

A mediados de 1915 Lucía, junto a María Rosa Matías, Teresa Matías y María
Justino contempló sobre la arboleda algo parecido a una nube en cuyo
interior se distinguía una mujer sin cabeza. Hasta principios de 1916
tuvieron nuevos encuentros con otro misterioso ser que finalmente
reconocieron como el "Ángel de Portugal".

Estas primeras experiencias nos llevan a preguntarnos hasta qué punto


influyeron las convicciones religiosas de los niños videntes en la
interpretación del fenómeno. Y lo que es más interesante, hasta qué punto
los testimonios iniciales fueron manipulados por la jerarquía eclesiástica.
Sobre esta cuestión encontramos importantes informaciones en el libro de
los ufólogos, y a la vez historiadores portugueses, Fina d'Armada y Joaquim
Fernandes, titulado Intervención Extraterrestre en Fátima: Las Apariciones
y el Fenómeno OVNI. Los citados investigadores localizaron a una mujer que
en 1915, también en Fátima, protagonizó numerosas visiones de la Virgen. Se
llamaba Carolina Carreira y, al contrario que en el caso de los tres
videntes, pasó totalmente desapercibida. El resultado de largas entrevistas
con la cuarta vidente de la citada ciudad portuguesa es enormemente
esclarecedor.

La entidad que se comunicaba con Carolina se presentaba en el interior de


un foco de luz troncocónico que avanzaba y retrocedía gradualmente. Éste
provenía de ?una nube que se movía contra el viento?, es decir, lo que hoy
identificaríamos con un ovni. ¿Acaso vieron los tres pastorinhos lo mismo
que Carolina Carreira? Eso nunca lo sabremos. Lo que sí parece claro es que
extrañas apariciones tuvieron lugar en Fátima antes de 1917. En este
sentido, la escritora María Freitas relató que había escuchado en la ciudad
el rumor de que varios niños habían contemplado "un hombre blanco y sin
cabeza" años antes de que se produjesen las famosas apariciones.

El 13 de junio la Virgen se volvió a aparecer a los pastorinhos en la


encina. Se escuchó un trueno subterráneo y apareció en el cielo "una
nubecilla blanca" a la que ascendía la Virgen por un camino de luz, según
declararon los videntes. ¿No es esta descripción enormemente parecida a la
de Carolina Carreira?

En la tercera aparición, la Santa Madre reveló a los niños los secretos que
tanto darían que hablar. El 13 de agosto unas 20.000 personas esperaban a
los pequeños, sin embargo, fueron retenidos por las autoridades con la
intención de hacerles confesar que todo era un engaño, cosa que no
lograron. En el lugar de las apariciones se produjeron extraños fenómenos
luminosos y sobre los presentes cayó "una lluvia de copos blancos de
sustancia desconocida", tal como publicó el Diario de Noticias. Esta
sustancia podría corresponderse con la que en medios ufológicos es conocida
como "cabello de ángel", que en ocasiones aparece tras un avistamiento
ovni.

En la quinta aparición, el 13 de septiembre, alrededor de 30.000 almas


contemplaron "un globo luminoso girando por las nubes".

Estos fenómenos lograron que las apariciones de Fátima se transformasen en


el acontecimiento social más relevante de Portugal. El 13 de octubre unas
70.000 personas, incluidos numerosos corresponsales de los diarios de la
época, esperaban ser testigos del gran milagro que la Virgen había
prometido a través de los pastorinhos. La situación era muy tensa y de no
producirse el ansiado milagro, los niños podrían haber sido linchados por
la multitud. Esta fecha marcó un punto de inflexión en los acontecimientos
posteriores y provocó el reconocimiento de la veracidad de las apariciones
por parte de la Iglesia. Miles de testigos venidos desde diferentes puntos
de la geografía portuguesa, e incluso del extranjero, contemplaron atónitos
la danza del Sol. El astro rey comenzó a moverse violentamente hasta que se
precipitó contra los presentes. En ese momento, se produjeron cientos de
desmayos y conversiones. Además, los allí congregados recibieron un fuerte
golpe de calor al tempo que la atmósfera tomaba un color rosado. No cabía
la menor duda, el Sol abrasador se había desprendido del cielo acercándose
a la Tierra, y así lo escribieron los corresponsales de los diarios
portugueses, incluso los de una línea ideológica anticlerical. Sin embargo,
si estudiamos atentamente los testimonios, podemos llegar a la conclusión
de que efectivamente algo se acercó a los presentes, pero no precisamente
el Sol. Ese día las nubes cubrían por completo el cielo, por lo que el
astro rey no era visible. Además, muchos de los testigos se refirieron a
"un disco plateado" cuando quisieron describir el objeto danzante que, y
éste es un dato esclarecedor, no dañaba los ojos cuando se miraba
fijamente.
Los Tres secretos
El 5 de abril de 1918 fallece Francisco y casi dos años después lo hace su
hermana Jacinta. Lucía, la única de las tres videntes viva, ingresa a
mediados de 1921 en un convento de clausura. En 1925 se traslada a España,
concretamente al "Instituto de hermanas de Santa Dorotea", en Tuy
(Pontevedra), donde seguirá recibiendo la visita de la Virgen e incluso del
propio Jesucristo.

"Me parece que lo puedo decir ya, pues tengo el permiso del Cielo. El
Secreto consta de tres partes distintas, dos de las cuales voy a revelar",
escribió Lucía en 1941, dando así a conocer las dos primeras partes del
Secreto. La primera es la visión del infierno que percibieron los niños
videntes. La segunda alude al final de la gran guerra europea (1914-1918) y
al comienzo de la II Guerra Mundial. "Cuando veáis una noche iluminada por
una luz desconocida, sabed que es la gran señal de que Dios va a castigar
al mundo por medio de la guerra, el hambre y las persecuciones a la Iglesia
y al Santo Padre", continúa el mensaje. Lucía creyó reconocer esta señal en
una extraordinaria aurora boreal que en la noche del 24 al 25 de enero de
1938 fue observada en Europa Occidental. Numerosos diarios se hicieron eco
del inusual acontecimiento. El mensaje concluía pidiendo ?la consagración
de Rusia a mi Corazón Inmaculado... Si hacen caso a mis peticiones, Rusia
se convertirá y habrá paz; si no, extenderá sus errores por todo el mundo,
promoviendo guerras y persecuciones?. Si hemos de creer a la hermana Lucía,
este mensaje fue recibido por los videntes el 13 de julio de 1917, es
decir, tres meses antes de que triunfase la Revolución Bolchevique en
Rusia. Por lo tanto, fuese lo que fuese lo que se les apareció a los
pastorinhos, profetizó la llegada del ateísmo a Rusia. En 1929 en el
convento de Tuy, la Santa Madre volvió a aparecerse ante Lucía,
transmitiéndole el siguiente mensaje: "Ha llegado el momento en que Dios
pide al Santo Padre que haga, en unión de todos los obispos del mundo, la
consagración a Rusia de mi Corazón Inmaculado, prometiendo salvarla por ese
medio". Como veremos más adelante, estos mensajes pidiendo la conversión de
Rusia tuvieron un papel importantísimo en la lucha anticomunista mundial y
en el desmoronamiento del Telón de Acero.

En cuanto al Tercer Secreto, las cosas no están tan claras como pueda
parecer en un principio. El 15 de octubre de 1963, el periódico alemán
Neues Europe publicó íntegramente el Secreto gracias a una indiscreción
diplomática. Pablo VI envió el texto del Tercer Mensaje a una reunión sobre
el control de pruebas nucleares celebrada entre las tres grandes potencias
(EEUU, URSS y Gran Bretaña) y, finalmente, acabó filtrándose. El documento
aludía a grandes desastres y guerras que acabarían con la Humanidad.

Investigaciones posteriores descubrieron que probablemente no se tratase


del Tercer Secreto sino de una mezcla del Segundo y parte del Tercero con
añadidos del propio Pablo VI. Según esta tesis, el verdadero Secreto
aludiría a la pérdida de fe en el mundo entero y a la posible caída de la
propia Iglesia. En este sentido, Monseñor Cosme Do Amaral, obispo de
Leiria-Fátima, apuntaba que el mensaje tenía que ver con "la pérdida de fe
en un continente", opinión compartida entonces por el cardenal Ratzinger,
que tuvo acceso al Tercer Secreto. El padre Alonso, declarado experto por
el Vaticano en las apariciones de Fátima, tras numerosas conversaciones con
Lucía, afirmó antes de morir que el Secreto tenía relación con la pérdida
de fe en el mundo y con las luchas internas y los errores de la Iglesia. En
una serie de cartas escritas por la vidente entre 1969 y 1970 ahonda sobre
esta cuestión, llegando a afirmar que el diablo (como símbolo del mal) se
estaba infiltrando en la Iglesia. Además, Lucía confirmó al padre Lombardi
y a una sobrina suya llamada María Do Fetal, que la clave del Secreto
estaba en el Apocalipsis. Más terribles todavía fueron las declaraciones
realizadas por Juan Pablo II a unos periodistas durante un viaje a Alemania
en 1980. "Cuando se lee en el Secreto que los océanos inundarán continentes
enteros; que a los hombres se les arrebatará la vida de repente, en
minutos, y a millones de ellos..., sabiendo esto, verdaderamente no es
necesario pretender que se publique el Secreto", afirmó el Santo Padre. ¿No
contradicen estas palabras el contenido del Tercer Secreto, recientemente
revelado en Fátima?

Una Virgen anticomunista


El 13 de mayo de 1981 unos 20.000 peregrinos siguen las evoluciones del
Papa en la Plaza de San Pedro. Cuando el sumo Pontífice está haciendo la
señal de la cruz en la frente de un niño suenan vados disparos. Su Santidad
cae gravemente herido. Inmediatamente Alí Agca, el autor de los disparos,
es inmovilizado. Las investigaciones posteriores demostrarían que el
terrorista turco era la mano ejecutara de un plan urdido por el KGB. El
objeto del atentado era a la vez personal y simbólico. Por un lado se
pretendía eliminar a Juan Pablo II, la mayor amenaza para el Comunismo en
ese momento; y por otro, acabar con el mensaje anticomunista
instrumentalizado a través del apostolado de la Virgen de Fátima. A nadie
se le escapa que la fecha del atentado, coincidente con el día y el mes de
la primera aparición de la Virgen de Fátima, no era casual. Y es que el
Segundo Mensaje de la Santa Madre pidiendo la conversión de Rusia fue
utilizado hasta la saciedad por el Papa como arma arrojadiza contra el
Comunismo en el mundo. La mayoría de los historiadores están de acuerdo:
Juan Pablo II, con el inestimable apoyo de la CIA, fue el responsable de la
caída del mundo comunista. Es de sobra conocida la relación entre el Papa y
Vernon Walters, ex subdirector de la CIA. Se veían regularmente para
intercambiar informaciones y unir esfuerzos con la intención de destruir el
Telón de Acero. Esta fructífera relación entre el Vaticano y los servicios
secretos estadounidenses provocó el debilitamiento del gobierno polaco,
gracias al apoyo económico y logístico que recibió Solidaridad, el primer
sindicato libre del Pacto de Varsovia, por supuesto de inspiración
católica. Con el asesoramiento de Washington, el Papa fustigó sin piedad
por todo el mundo a los regímenes comunistas que "querían abolir a Dios".
Juan Pablo II acabó decididamente con los conatos revolucionarios marxista-
cristianos (la teología de la liberación) que surgieron como setas en
América latina en los años 80 y que, en buena medida, estaban planificados
por el KGB.

Su primera visita a Polonia, su país natal, supuso el principio del


derrumbe del bloque soviético. Ante la atenta mirada del mundo entero, se
enfrentó sin medias tintas al régimen polaco. La elección del lugar y de la
fecha de esta visita no era casual, sino que fue milimétricamente
planificada por la CIA. Polonia en esos momentos era el eslabón más débil
del poder soviético. Siabenka Drakubic, la famosa escritora croata que
cubrió como periodista todos los viajes del Papa al Este, afirmó: "Su
primera visita a Polonia era para mí la confirmación emblemática del
hundimiento del Comunismo".

Lo cierto es que el mensaje de Fátima fue utilizado ya desde mediados de


los años 20 como legitimación de las dictaduras anticomunistas. La imagen
de la Virgen de Fátima recorrió prácticamente todos los países del mundo,
consiguiendo, sobre todo en aquellas naciones en las que la URSS tenía
puestas sus ansias expansionistas y de dominación, un grado de cohesión
social realmente inimaginable que evitó el triunfo de algunas revoluciones.
Estamos sin duda alguna ante un tema sumamente interesante desde el punto
de vista histórico, pero excede de largo el espacio de este trabajo.

01/08/2000
*-*-*-
Fraude en Fátima?

El manuscrito atribuido a la hermana Lucía y que contiene el presunto


Tercer Secreto de Fátima parece ser una falsificación. Al menos eso es lo
que se afirma desde Speckin
aba escrito en una sola hoja de papel, y no en varias como el revelado por
el Vaticano:

Hermana Lucía: El 9 de enero 1944, la hermana Lucía escribió al obispo da


Silva: "He escrito lo que usted me pidió; Dios ha dispuesto ayudarme un
poquito, y finalmente esta ha sido su voluntad: [el texto] ha sido sellado
en un sobre y está en una hoja de cuaderno..." (citado por el padre Joaquin
Alonso, archivero oficial de Fatima, el 13 de octubre de 1967).

Padre Alonso y cardenal Ottaviani: "Lucia nos contó que lo había escrito en
una hoja de papel. El cardenal Ottaviani, quien lo había leido, nos dijo lo
mismo: 'Ella ha escrito en una hoja de papel (folha en portugués) lo que
Nuestra Señora le ordenó que contara al Santo Padre" (El secreto de Fátima,
Joaquin Alonso, p. 65).;

Obispo Venancio: Cuenta que en una occasion que se encontraba solo, tomó el
sobre que contenía el secreto y lo miró al trasluz por si podía ver su
contenido. Dentro del sobre grand había otro más pequeño, el utilizado por
la hermana Lucía, y dentro de éste una simple hoja de papel con márgenes de
menos de un centímetro. El obispo se tomó la molestia de anotar todo lo que
había visto, incluidas las dimensiones de los sobre. Así que elsecreto
final de Fátima está escrito en una simple hoja de papel. (Toda la verdad
sobre Fátima, Vol. III, Hermano Miguel de la Santísima Trinidad, p. 481).

Ninguno de estos testimonios encaja con las dos hojas, escritas por ambas
caras, que ha "revelado" el Vaticano.

24/07/2000
*-**--*-*
ESPIRITUALIDAD

Tercer secreto de Fátima

Ante la difusión “oficial” del tercer secreto de Fátima, reproducimos a


continuación el texto que según los expertos tiene mayores visos de ser el
real para que nuestros lectores puedan comparar y sacar sus propias
conclusiones.

“No tengas temor, querida pequeña. Soy la Madre de Dios, que te habla y te
pide hagas publico el presente Mensaje para el mundo entero. Haciendo esto,
encontrarás fuertes resistencias. Escucha bien y haz atención a esto que te
digo: Los hombres deben corregirse. Con humildes súplicas deben pedir
perdón de los pecados cometidos y que pudiesen cometer. Tu deseas que yo dé
una señal, para que cada uno acepte mis palabras que o digo por mediación
tuya, al genero humano. Has visto el prodigio del sol, y todos, creyentes,
incrédulos, aldeanos, ciudadanos, sabios, periodistas laicos, sacerdotes
todos lo han visto. Y ahora proclama en mi nombre: Un gran castigo caerá
sobre todo el género humano, no hoy, ni mañana, sino en la segunda mitad
del siglo XX. Ya lo había revelado a los niños Melania y Massimino, en La
Salette, y hoy lo repito a ti, porque el genero humano ha pecado y
pisoteado el Don que había hecho. En ningún lugar del mundo hay orden, y
Satanás reina sobre los mas altos puestos, determinando la marcha de las
cosas. El efectivamente logrará introducirse hasta la cumbre de la iglesia;
el lograra seducir los espíritus de los grandes científicos que inventan
las armas, con las cuales será posible destruir en pocos minutos gran parte
de la humanidad. Tendrá en poder a los potentes que gobiernan los pueblos,
y los incitará a fabricar enormes cantidades de estas armas. Y si la
humanidad no se opusiese a esto, estaré obligada a dejar libre el brazo de
mi hijo. Entonces se verá que Dios castigara a los hombres con mayor
severidad como no había hecho con el diluvio. Llegará el tiempo de los
tiempos y el fin de los fines, si la humanidad no se convirtiera y si todo
debería continuar como ahora, o peor, debería agravarse mucho más, los
grandes y los potentes perecerán junto a los pequeños y los débiles.
También para la iglesia llegará al tiempo de sus mas grandes pruebas.
Cardenales se opondrán a cardenales, los obispos a obispos. Satanás
caminará por entremedio de sus filas, y en Roma habrá cambios. Lo que está
podrido caerá, y lo que caerá, ya no se levantará mas. La iglesia será
ofuscada y el mundo trastornado por el terror. Tiempo llegará, en que
ningún rey, emperador, cardenal u obispo, esperará a aquel que sin embargo
vendrá, pero para castigar según los designios del padre mío. Una gran
guerra se desencadenará en la segunda mitad del siglo XX. Fuego y humo
caerán del cielo, las aguas de los océanos se volverán vapores y la espuma
se elevará revolviendo y hundiendo todo. Millones y millones de hombres
perecerán de hora en hora, aquellos que queden en vida, envidiarán a los
muertos. Por cualquier sitio por donde se dirija la mirada, habrá angustia,
miseria, ruinas en todos los paises. ¿Ves? El tiempo se acerca siempre más
y el abismo se engrandece sin esperanza. Los buenos perecerán junto a los
malos, los grandes con los pequeños, los príncipes de la iglesia con sus
fieles y los gobernantes con sus pueblos. Habrá muerte por todas partes por
causa de los errores cometidos por los insensatos y por lo partidarios de
Satanás, el cual entonces, y solo entonces, reinará sobre el mundo, por
último, cuando aquellos que sobreviviesen a todo evento, estén aun en vida,
proclamarán nuevamente a Dios y a su gloria, le servirá como en un tiempo,
cuando el mundo no era así de pervertido. Vé pequeña mía, y proclámalo. Yo
al fin, estaré siempre a tu lado para ayudarte.

17/05/2000

-*-**-