Вы находитесь на странице: 1из 5

Estrategia y planificación TIC

Las Tecnologías aplicadas a la Información y las Comunicaciones (T.I.C.) están


afectando en mayor o menor medida a todos los sectores de la economía. Las
organizaciones se encuentran abocadas a cambiar las formas clásicas de afrontar su día a
día, y a posicionarse y dotarse de nuevas técnicas que les permitan adaptar su negocio a
los nuevos entornos.

Esta evolución de las tecnologías se encuentra con unas plataformas tecnológicas y de


sistemas de información dispares e incomunicadas entre sí, fruto de desarrollos
esporádicos o individuales, sin tener un planteamiento general ni una línea de actuación
común, que garantice y posibilite su evolución y el aprovechamiento de las sinergias
derivadas de ellos.

Hoy en día la aplicación de las tecnologías, apoyadas por herramientas constructivas,


métodos de trabajo y la definición de los procesos, bajo un marco organizativo
estratégico, debe garantizar la supervivencia de los sistemas de información y las
tecnologías, permitiendo afrontar la evolución necesaria que marque el negocio.

En esta línea, Ibermática presta servicios de consultoría para la elaboración de:

o Planificación estratégica de Sistemas de Información


o Diagnóstico de la función informática

o Evaluación y selección de productos


Planificación estratégica de sistemas de información

Un Plan Estratégico de Sistemas de Información y


Comunicaciones se elabora:

o Partiendo de los objetivos estratégicos a


corto y medio plazo de la empresa.
o Recogiendo las necesidades y requerimientos
de los usuarios, en base a los procesos de
negocio.
o Valorando los escenarios tecnológicos
existentes que aporten el menor riesgo, la
mayor protección de las inversiones y los
máximos beneficios.

Por ello es necesario el liderazgo del equipo directivo y la


participación activa e implicación de los usuarios, para
garantizar el éxito en la implantación del plan.

Objetivos
La decisión de abordar un estudio en profundidad de los
Sistemas de Información y recursos informáticos parte de la
necesidad de conseguir unos objetivos de carácter general,
que pueden resumirse en los siguientes puntos:

o Determinar la estrategia general de los


Sistemas de Información.
o Adecuar los sistemas actuales, tanto desde el
punto de vista organizativo como desde el
tecnológico.
o Definir un horizonte hacia el que evolucionar
a corto, medio y largo plazo.
o Potenciar la eficacia de la organización,
interna y externamente.
o Favorecer la mejora de la calidad profesional
y de la gestión interna.
o Reducir los costes de transformación.

Resultados

Como resultado del plan de sistemas se obtiene:

o La identificación de los estándares


tecnológicos en tecnologías de información y
comunicaciones.
o Definición de los Sistemas de Información
que contengan y faciliten la información
necesaria a los diferentes departamentos y
negocios de la organización, de manera que:
 Permitan desarrollar
adecuadamente sus estrategias
y objetivos en las unidades
organizativas
correspondientes.
 Permitan medir la eficacia y
progreso de las estrategias y
objetivos a través de la
evaluación de los objetivos
planteados.
 Sean el soporte y la
herramienta fundamental de
los procesos de la
organización y de la actividad
diaria de los elementos
operativos.
o Definición de unos sistemas de información
estructurados adecuadamente por orígenes y
destinos de la información, con el fin de que
el acceso a los mismos sea rápido y seguro.
o Determinación de la estructura de la función
informática, las necesidades de personal, su
cualificación y especialización.
o Definición de las infraestructuras necesarias
y de los soportes informáticos y de
comunicaciones de los sistemas de
información.
o Dimensionamiento de las necesidades de
recursos en un horizonte de tres años.
o Elaboración del plan de actuación a corto
plazo y el calendario de trabajo en el periodo
de tiempo estimado.

El Plan de Sistemas de Información deberá constituir una


herramienta, permanentemente viva, de mejora en los
procesos de negocio, optimizando la función informática, el
conjunto de la organización y los métodos utilizados, y
estableciendo las líneas estratégicas para los sistemas, con
objeto de dar un soporte ágil y eficiente a las necesidades
evolutivas de las organizaciones.
Diagnóstico de la función informática

Objetivos

La decisión de abordar un estudio en profundidad de


análisis, diagnóstico y planificación sobre la función
informática parte de la necesidad de conseguir unos
objetivos de carácter general, que pueden resumirse en los
siguientes puntos:

o Determinar la posición actual de los servicios


informáticos en relación con:
 Solución a necesidades
 Tecnología en uso
 Métodos
 Organización, puestos y
perfiles
o Plantear la adecuación de los sistemas
actuales, desde el punto de vista organizativo
y de servicio.
o Potenciar la eficacia de la organización,
interna y externamente.
o Favorecer la mejora de la calidad profesional
y de la gestión interna.
o Definir un horizonte hacia el que evolucionar
a corto, medio y largo plazo.

Resultados

Al término del estudio se dispondrá de los siguientes


resultados:

o Juicio sistemático y consensuado por el


equipo de análisis de la situación de la
función informática, en los aspectos
organizativos, funcionales, tecnológicos y de
medios.
o Análisis y síntesis de los principales
problemas clave (base), con el conjunto de
acciones correctoras para la solución de los
mismos.
o Plan de acciones priorizado y jerarquizado de
las soluciones propuestas y de los beneficios
que reportan.
o Detalle de los programas de los planes de
acción prioritarios, con objetivos, recursos a
emplear y resultados previstos.

o Mecanismos de control del plan de acción


para la ejecución de los programas y el
seguimiento del plan de acción.
Evaluación y selección de productos

Objetivos

La decisión de abordar un estudio para evaluar y seleccionar


la solución adecuada parte de la necesidad de conseguir
unos objetivos, que pueden formalizarse en los siguientes
puntos:

o Identificar los requisitos de negocio y


tecnológicos base de la selección.
o Incorporar todos los factores significativos y
de impacto para una correcta evaluación.
o Formalizar y priorizar los criterios desde el
punto de vista de importancia específica para
el cliente.
o Disponer de un elemento de apoyo a la
decisión y a la contratación, en su caso, del
producto.
o Disponer de un conocimiento detallado del
impacto del producto en relación con la
tecnología, aplicaciones y organización de
medios de soporte.
o Determinar con detalle los costes de la
selección tecnológica propuesta en términos
de software, soporte y otros costes.

Resultados

Al término del estudio se dispondrá de los siguientes


resultados:

o Conocimiento detallado de las alternativas


potenciales de aplicación de la tecnología
objeto del estudio.
o Identificación de las características
comerciales y de soporte de las empresas
distribuidoras de los productos.
o Requerimientos aplicativos y tecnológicos
para evaluar e implementar la tecnología y
beneficios resultantes.
o Un contraste validado de la opción
recomendada y aspectos críticos a
considerar.
o Un estudio económico de los costes
asociados a la incorporación de la tecnología.
o Un plan de integración o incorporación de la
tecnología.
o Un equipo humano con conocimiento para la
implantación del producto dentro de un plan
general de integración.

o Especificaciones y recomendaciones para un


óptimo uso de los productos evaluados.