Вы находитесь на странице: 1из 4

La mayoría de los volcanes se concentran en los límites de las placas tectónicas, es decir, a lo largo

de ejes de expansión oceánica, grietas continentales y zonas de subducción. Casi todos los
volcanes que no están cerca de una placa son debido a anomalías térmicas persistentes o puntos
calientes en el interior de las placas oceánicas y continentales.

1.2 origen del manto de los magmas

Se pensó que el magma que entra en erupción como lava o cenizas provenían de material fundido
del interior de la tierra. Las temperaturas de fusión aumentan enormemente por la enorme
presión en las rocas a profundidades mayores. Los magmas que estallan de los volcanes se deben
producir a cierta profundidad en el manto o corteza inferior cuyo factor clave en la producción de
magmas es el calor interno de la tierra, que una parte es producido por descomposición de
elementos radioactivos (potasio, uranio, torio). Las rocas no son buenos conductores y pesar de
ser solidos a altas temperaturas y presiones son lo suficiente plásticos para deformarse por flujo
viscoso.

Evidencia geofísica indican que las temperaturas aumentan a un ritmo decreciente hasta que el
gradiente se vuelve casi constante a una décima de grado por kilómetro. Existe una parte
Importante del manto donde la geotermia se acerca a temperaturas a las que comienza la fusión
ubicada entre el manto y la base de la litosfera a 100 a 250 km debajo de los continentes, pero a
más de 70km más o menos de los océanos.

Las ondas sísmicas se retrasan en estas zonas lo que indica que las temperaturas son de al menos
de 1300°c, a baja presión las rocas del manto a esta temperatura serian en gran medida fundido
pero debido a que la presión aumentan sus temperaturas de fusión, la proporción de masa
fundida en la zona de baja velocidad es de aproximadamente un porcentaje, por tanto la zona de
baja velocidad y la astenosfera son bajas, parecen ser lugares favorables para generar magmas
porque el gradiente de temperatura del manto está más cerca a la curva de fusión.

Algunos magmas, sin embargo, deben formarse a profundidades muchos mayores para traer
fragmentos o nódulos que consisten en minerales que solo son estables a profundidades de
400km o más. Por otro lado, los ricos en sílice pueden incluso formarse a solo 20 a 30km,
dependiendo bastante de la composición de las rocas fuente y del proceso responsable de fusión.

1.3 La naturaleza del manto terrestre

La composición de la tierra se puede deducir de información obtenida de meteoritos cuyos se


dividen en dos grandes tipo: meteoritos de hierro y meteoritos pedregosos (minerales de silicato).
Lo meteorito más comunes son los condritas, que, corresponden a la composición original de la
tierra y otros planetas antes de la formación del núcleo y corteza. Por un simple balance de masa
se calcula la composición del manto de la tierra restando de la composición promedio de estos
meteoritos condriticos.

El manto enriquecido y agotado puede considerarse como dos miembros finales entre los cuales
hay una gama completa de composiciones intermedias dependiendo de la historia de las rocas y la
medida en que tienen estos componentes de baja fusión. Han surgido hipótesis de que
determinando el conjunto que una peridotita enriquecida tendría bajo condiciones del manto y
como estos minerales se derretirían para formar basálticos líquidos que, al aumentar la presión, el
ensamblaje se va a través de las siguientes transiciones:

 Hasta una presión de aproximadamente 10 kbars, se compone de olivino, enstatica,


clinopiroxeno y plagioclasasa.
 Con un aumento adicional de la presión de 20 a 30 kbars, la composición química está
compuesta de olivino, aluminoso. Piroxeno y espinela.

El manto inferior, a profundidades mayores de 700 km, difiere en que el olivino se reemplaza por
un mineral con la misma composición química, pero con la estructura cristalina más compacta de
la perovskita. Esta le da al manto inferior una mayor densidad que tiende a evitar que se levante y
se mezcle con la zona superior.

Aunque la composición del manto es mucho menos compleja que la de la corteza, sería una
simplificación excesiva decir que es uniforme. Se cree que el manto superior convectivo perdió
algunos de sus elementos litofilos y volátiles que se extrajeron para producir la corteza, la
atmosfera y los océanos. Se superpone a un manto más profundo que aún no ha renunciado a
grandes cantidades de estos componentes. Una discontinuidad sísmica marca el límite entre los
dos, y aunque el calor es transferido del manto inferior al superior, se produce un pequeño
intercambio de componentes químicos.

Se ha ideado un modelo complejo para explicar la variada isotópica. Define los siguientes
diferentes componentes del miembro final del manto:

 Un manto parcialmente agotado que es la fuente de la cresta oceánica media.


 Un manto enriquecido que puede ser un remanente del manto primitivo temprano
 Un segundo tipo de manto enriquecido que puede ser el resultado de sedimentos
subducidos
 Un tipo final, caracterizado por una alta relación de los isotopos, 23U y Pb, cuyo origen
aún no se comprende

1.4 Mecanismos de fusión

A medida que los silicatos naturales pasan a través de este intervalo de temperatura, sus
propiedades físicas, como la densidad y la viscosidad, cambian drásticamente. Si normalmente no
hay grandes cantidades de magma en el manto, se requiere alguna condición especial para
producirlos. La fusión no puede producirse a través de una simple acumulación de calor producido
por la descomposición de elementos radioactivos; la velocidad a la que se produce el calor es
demasiado lenta para dar a lugar la producción de los magmas.

Para composiciones libres de volátiles, la curva para la temperatura del solido del manto aumenta
a una velocidad casi lineal de aproximadamente 3°c por kilómetro desde aproximadamente 1200°c
en la superficie hasta 1400 a 1500 °c en la zona de baja velocidad donde se acerca o se cruza con la
geotermia, a estas profundidades la fusión se da por uno o más mecanismos básicos:

a) afluencia de calor y un aumento de calor y un aumento de la temperatura a presión y


composición constante.
b) Una disminución de la presión a un contenido y composición de calor constante

c) Un cambio de composición a un contenido de calor constante y composición.

1.5 Un ascenso de magmas desde su origen

Los factores principales para que los magmas se eleven y eventualmente alcancen las superficies
son las propiedades físicas como la densidad, viscosidad y el contenido de calor. Pueden elevarse
ya sea por flujo poroso como el agua en un acuífero o como una masa bulbosa distinta que se
mueve a través del manto, de la misma forma que los diapiros de cúpulas de sal se elevan por
sedimentos débiles. Debido a que los minerales del manto que más contribuyen a los líquidos
basálticos son los componentes más densos de la peridotita original, los minerales refractarios que
quedan después de la fusión parcial son probablemente más livianos que el manto original. Esto es
cierto más cuando la fusión tiene lugar en profundidades donde las rocas tienen granito. Por lo
tanto, el residuo liquido como refractario son flotantes con respecto al manto fértil original y
pueden elevarse juntos como unidad. Mientras lo hacen la masa fundida se reequilibra hasta que
las fracciones liquidas y cristalinas se separen a una profundidad menor. En niveles más altos
donde las rocas de la litosfera son más rígidas y se fracturan bajo tensión, el magma ya no puede
elevarse. Donde lo hacen por tensiones de dilatación abriendo fracturas o migrar hacia arriba
mediante el proceso de detención.

Detención: en el cual las piezas del techo se rompen y se hunden o asimilan.

Condición sobrecalentada: a temperaturas por encima de su líquido, el magma pueda elevarse.

Así como el are se enfría a medida que sube y se expande, el magma se enfría adiabáticamente a
medida que sube a niveles de presión más baja, su temperatura disminuye incluso si no se pierde
calor.

Si las rocas de la corteza son menos densas que el magma, la fuerza motriz gravitacional disminuye
y la altura a la que puede elevarse el magma se ve severamente limitada. El magma comienza a
perder su flotabilidad cuando pasa del manto denso a las rocas más claras de la corteza y cuando
esto sucede puede inyectarse en fracturas en la corteza donde comienza a enfriarse y cristalizarse.

A medida que avanza la cristalización, la densidad del líquido restante puede disminuir y los
componentes volátiles pueden acercarse a la saturación en el volumen reducido de líquido. Como
resultado el magma puede flotar y renovar su ascenso.

1.6 Tipos principales de magmas

La mayoría de magmas tienen composiciones distintas de entorno tectónico en el que se


encuentran.

 Andesitas, son roca característica de volcanes relacionado con subducción.


 Plutones graniticos y grandes ignimbritas rio líticas se limitan a entornos continentales
La cantidad máxima de fusión indicada por las rocas volcánicas modernas rara vez es del 20 al
30%. Se cree que ciertas lavas antiguas ricas en magnesio han sido producidas por el menos el 40%
de fusión.

La fusión de la corteza continental se limita a dos tipos de condiciones: primero, cuando los densos
magmas maficos alcanzan la base de la corteza continental más clara, tienden a acumularse allí y
elevar la temperatura de las rocas supra yacentes hasta que comienza a derretirse, segundo en
regiones de colisión de placas la depresión de la corteza continental a niveles de temperatura
elevada puede causar fusión.

Magma primario: fusión que proviene directamente de su fuente sin sufrir ningún cambio
posterior de composición ya sea por cristalización o contaminación.

1.7 serie magma