Вы находитесь на странице: 1из 2

El Confinamiento desde las periferias urbanas

El problema mundial que se ha reconocido como una pandemia, ha venido


afectando poco a poco a los países del primer y tercer mundo, agudizando la
desigualdad social, porque mientras unos en su encierro se van generando
traumas y pensamientos de tristeza, a pesar de tener muchos privilegios; los otros,
los irreconocidos, los que han silenciado sus voces, los que viven del diario, no
logran encontrar una salida al hambre.
La segunda realidad es la que viven, las personas que habitan en latitudes
desconocidas por los gobiernos municipales desde que son gobierno, es decir,
para llegar al poder, la mayoría de políticos se van hasta estas zonas y prometen
su legalización, servicios públicos y que no serán desalojados de sus terrenos. Por
lo cual, se ha manifestado en esta época diversos desalojos en la ciudad de
Bogotá, Cali y Medellín, siendo grandes ciudades en donde la desigualdad es
marcada.
En el caso de Neiva cuenta con una población de aproximadamente 400 mil
habitantes, de los cuales hay 6922 familias en estado de vulnerabilidad. (Alcaldía
de Neiva, 2016) y 117 asentamientos informales, en los cuales, hay un alto
porcentaje de habitantes que son de la misma ciudad, por sus altos precios en la
vivienda. Donde el hambre no cesa, sus condiciones de vida infrahumanas, sea
por motivos de desplazamiento por la violencia del conflicto armado, o la violencia
estructural de no poder adquirir una vivienda digna, ha permitido que en esta
pandemia se escuche sus voces, con protestas y trapos rojos, pidiendo comida.
Aunque la Alcaldía en manos de la personería ha hecho todo lo posible por
suplir con mercados esta hambruna, hace falta diferentes garantías para estas
personas, en donde la corrupción no meta sus manos y las leyes sean acordes a
la realidad que vivimos.
La idea no es volver hacia la normalidad, sino transformar las realidades,
acorde con los procesos de desigualdad que se han ido aumentando dentro de
nuestro territorio
Es decir, es tiempo de reflexionar sobre planes de contingencia desde nosotros
mismos, para encontrarnos y ayudar a las personas que viven en condiciones
infrahumanas, no desde un asistencialismo, sino desde la interacción, solo así
podemos mirar la importancia de la teoría con la práctica
Desde mis sentires, mis pensamientos y mis experiencias para mis queridos
estudiantes

https://www.iadb.org/es/desarrollo-urbano-y-vivienda/red-de-ciudades-bid
https://huila.extra.com.co/temas/en-el-barrio-falla-bernal-y-asentamiento-brisas-del-r
%C3%ADo-de-neiva

https://www.radionacional.co/noticias/actualidad/coronavirus-trapos-rojos-comunidades

https://www.lanacion.com.co/neiva-ad-portas-de-un-estallido-social/

https://www.lanacion.com.co/797727-2/

https://www.rcnradio.com/colombia/region-central/con-pico-y-cedula-alcaldia-de-neiva-
entregara-ayudas-humanitarias

https://caracol.com.co/emisora/2020/04/06/neiva/1586190244_333415.html

Оценить