Вы находитесь на странице: 1из 17

Ralón, Laureano

El modelo y sus materiales: la ontologia orientada a objetos y el armado de 62/ Modelo para armar

EL MODELO Y SUS MATERIALES:


LA ONTOLOGIA ORIENTADA A
OBJETOS Y EL ARMADO DE 62/
MODELO PARA ARMAR
Ralón, Laureano*
Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo
México

Resumen Abstract
62/Modelo para armar fue concebida por Julio 62/A Model Kit was conceived by Julio Cortázar
Cortázar a la sombra de su obra maestra (Rayuela). under the shadow of his masterpiece (Hopscotch).
Las reservas del autor, sumadas al hermetismo The reservations of the author, coupled with his the
del texto y a la reacción mayormente hostil de impenetrability of the text and the largely negative
lectores y críticos, han hecho de 62 una novela reaction from readers and critics, turned 62 into a
conflictiva, rebelde y combatida, que suscita todo conflictive, rebellious and combatted novel that
tipo de interpretaciones reduccionistas. En ningún inspires all sorts of reductionist interpretations.
caso se le ha permitido a 62 mostrarse por y desde This work of archaeological poetics proposes to
sí misma. Este trabajo de arqueología poética approach the novel in its right magnitude. Through
propone abordar la novela en su justa magnitud. the experiential domain of the oeuvre, we reach a
A través de la dimensión experiencial de la obra, speculative logic capable to revalorize –through
alcanzamos una lógica especulativa capaz de the object-oriented ontology of philosopher
revalorizar –en clave de la ontología orientada a los Graham Harman– the impersonal project of
objetos del filósofo Graham Harman– el proyecto Morelli.
impersonal de Morelli.
Keywords: Cortázar, Harman, 62, Objects,
Palabras clave: Cortázar, Harman, 62, Objetos, Ontology
Ontología

*Licenciado y Magíster en Ciencias de la Comunicación por la Simon Fraser University de Canadá, donde se
desempeñó como asistente de cátedra (Center for Online and Distance Education) e investigación (Center for
Policy-Research on Science and Technology, New Media Innovation Center). Trabajó asimismo como intérprete
(The Provincial Language Service of British Columbia) y fundó el portal de difusión académica Figure/Ground
Communication (www.figureground.org). En Buenos Aires, dirigió el Observatorio de Canadá del Centro Argen-
tino de Estudios Internacionales. Actualmente es becario de CONACYT y doctorando en filosofía por la Univer-
sidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (México). E-mail: laureano@alumni.sfu.ca

Finalizado: México, Septiembre-2016 / Revisado: Noviembre-2016 / Aceptado: Noviembre-2016

Revista Cifra Nueva 87


Enero-Junio 2017, Nº 35, (pp. 87-103)
Nueva Etapa
Ralón, Laureano
El modelo y sus materiales: la ontologia orientada a objetos y el armado de 62/ Modelo para armar

Introducción: coherente de las entrañas del relato,3 62 ha


sido concebida como una suerte de esquema
Este trabajo es el resultado de una serie
cerrado, carente de sentido intrínseco y
de resonancias entre elementos aparentemente
subordinado a una serie de estructuras
disímiles y anacrónicos: por un lado, mi
totalizadoras y/o trascendentes que le brindan
lectura de 62/Modelo para armar de Julio
una inteligibilidad derivada: o la novela está
Cortázar (en adelante, “62”); por otro, mi
construida como un calidoscopio (Alazraki,
interés por la ontología orientada a objetos
1981), o es una permutación de reflejos y
de Graham Harman (en adelante, “OOO”).1
duplicaciones (Serra Salvat, 2010), o subsiste
El objetivo general del artículo es abordar
bajo un manto especular ubicuo (Lobo,
la novela del primero desde la filosofía del
2012), o es la manifestación del inconsciente
segundo, y mostrar que sus diferencias son
profundo mediante una intencionalidad
menos disímiles y anacrónicas de lo que
onírica (Zeppegno, 2012). En ningún caso
parecen. El objetivo específico es activar la
se le permitió a 62 mostrarse por y desde sí
potencialidad filosófica de 62 –su capacidad
misma como realidad autónoma.
de abrir un espacio para la especulación
filosófica–, y evidenciar de qué manera la El propio Cortázar se permitió dudar de
OOO puede actualizar dicha potencialidad, la autenticidad de esta obra, que concibió a
desplegando un campo de sentido que ha sido la sombra de su novela predilecta: “62 se fue
pasado por alto por los exégetas cortazarianos. por otro camino que no tenía nada que ver con
Para comenzar, nos abocaremos a una Rayuela”, declaró en una entrevista con Saúl
revisión de cuatro lecturas paradigmáticas Sosnowski (1983). “Traté de hacer otra cosa
sobre 62 (Alazraki, 1981; Selva Serrat, 2010; y me metí en un mundo muy complicado”.
Lobo, 2012; Zeppegno, 2012). Estos textos Las reservas del autor, sumadas a su presencia
críticos fueron publicados con varios años ambigua,4 al hermetismo innegable del texto
de diferencia entre sí, y en parte por ello, y a la reacción mayormente hostil de lectores
difieren significativamente en su acercamiento y críticos, han hecho de 62 una novela
a la novela. Sin embargo, comparten una conflictiva, rebelde y combatida,5 que suscita
idea directriz: la noción de especularidad. todo tipo de interpretaciones reduccionistas.
Creemos que este concepto clave para la Por el contrario, nuestra exégesis intentará
resolución del “enigma”2 de 62 ha sido mostrar, primero, que aunque el texto puede
desaprovechado por sus proponentes, quienes parecer incoherente, en el campo experiencial
lo utilizaron para esbozar toda una serie de
lecturas formalistas, relacionistas y (post) 3 Según Rosa Serra Salvat “es difícil de explicar la
estructuralistas, desentendiéndose en forma acción de la novela, aparte de este anhelo de amor y
de la frustración continua de los personajes…” (p. 5).
prematura de la realidad autónoma de la obra.
Ante la imposibilidad de extraer un significado 4 Para Giuliana Zeppegno (2012), 62/M.P.A. “ha
sido afectada por una fuerte presencia [paratextual]
del autor” (p. 234).
1 Graham Harman es un filósofo norteamericano, 5 A solo un año de la aparición de 62, en un artículo
profesor en la Universidad Americana de El Cairo que publica en Cuadernos Hispanoamericanos, Da-
y fundador de la ontología orientada a los objetos vid Viñas (1969), por entonces el principal referente
(OOO), una corriente filosófica emparentada con el de la novela realista en la Argentina, lanza una feroz
nuevo realismo (realismo especulativo o realismo crítica contra Cortázar, identificando en su narrativa
ontológico) que propone un retorno a la metafísica una serie de rasgos que considera negativos: “inquie-
realista de la sustancia apelando a una forma de cau- tud ante el exterior”, “intento de conjuro”, “arrinco-
salidad indirecta o vicaria. namiento creciente”, “abdicación de todo proyecto
modificador”, “desinterés”, “enclaustramiento y en-
2 Según Olga Lobo (2012), “el principio del enig- cierro total” (p. 73). Un año más tarde, 62 también es
ma…es lograr encontrar un orden, un centro organi- criticada por Oscar Collazos (1970), quien considera
zador que desvele el secreto y que cierre el circuito que la experimentación estética y formalista de Cor-
entre la pregunta planteada y la respuesta encontra- tázar le daba la espalda a la coyuntura política y a los
da.” procesos revolucionarios en América latina.

88 Revista Cifra Nueva


Enero-Junio 2017, Nº 35, (pp. 87-103)
Nueva Etapa
Ralón, Laureano
El modelo y sus materiales: la ontologia orientada a objetos y el armado de 62/ Modelo para armar

del relato suceden cosas que apuntan a una la noción de “arqueología poética” será
realidad autónoma que nos confronta y opone empleada aquí para aludir a un trabajo de
resistencia; segundo, que lejos de tratarse de precisión, es decir, a una aproximación a
un “ovni cortazariano” (Lobo, 2012), esta la novela en su justa magnitud: más allá
realidad más profunda es la fuente de un del subjetivismo atomístico propiciado por
sentido primigenio que resiste toda tentativa el antropocentrismo moderno, pero más
de literalización, excediendo las intenciones acá del (post)estructuralismo ahistórico y
de autor y lector; y tercero, que al abordar deshumanizante al que han sabido recurrir
la novela en su justa dimensión, el proyecto buena parte de sus intérpretes. De este modo,
impersonal de Morelli se torna mucho más el camino hacia la obra en sí misma (un “en sí”
coherente y accesible.6 que, como veremos, poco tiene que ver con el
misterioso noúmeno kantiano) debe atravesar
El dominio experiencial de 62 –situado
necesariamente el nivel fenomenológico-
entre el nivel textual y el nivel estructural de la
experiencial del relato antes de calar en una
novela, y accesible desde una fenomenología
realidad más profunda por la vía especulativa.
del relato, aunque irreductible a esta última–
será nuestro punto de partida en este trabajo Aproximaciones estructurales y post-
de “arqueología poética”. El término proviene estructurales a 62/MPA:
de Néstor García Canclini (1968), cuya
Jaime Alazraki (1981) fue uno de los
tesis concibe la obra de Cortázar, “poeta del
primeros críticos en proponer un abordaje
hombre”, como una “antropología poética”
estructural de 62 centrado en la noción de
que trasciende el dominio de lo estético
especularidad. En pocas palabras, su tesis
para develarnos algo sobre nuestra propia
consiste en que la novela está “construida”
humanidad. El hermetismo peculiar de 62,
como un “calidoscopio”, y que el sentido de
sin embargo, cuyo armado no responde
la misma radicaría en su organización más
a la lógica de la representación,7 y cuyos
que en su contenido:
personajes dejan entrever una concepción
del ser humano que difiere sustancialmente Las primeras treinta paginas presentan
de la que se evidencia, por ejemplo, en al lector una de las posibles rosas
el humanismo de Rayuela, requiere un del calidoscopio: fragmentos de una
historia que se disponen en un desafío
tratamiento especial. En consecuencia, a que las obliga el restaurante Polidor,
el pedido del comensal gordo, la botella
6 En sus notas, Morelli resume en estos términos su de Sylvaner, el libro de Butor, un día de
proyecto: “…al margen de las conductas sociales, po- nochebuena en que Juan decide tomar
dría sospecharse una interacción de otra naturaleza, una copa. Lo primero que aparece ante
un billar que algunos individuos suscitan o padecen,
un drama sin Edipos, sin Rastignacs, sin Fedras, dra- la vista del lector es esa figura en que
ma impersonal en la medida en que la conciencia y los cristales de una posible clave y las
las pasiones de los personajes no se ven comprome- astillas de una historia se disponen según
tidas más que a posteriori. Como si los niveles su- equidistancias y simetrías intraducibles
bliminales fueran los que atan y desatan el ovillo del todavía a ningún sentido. Forman a
grupo comprometido en el drama. Como si ciertos lo sumo, como ya anticipáramos, un
individuos incidieran sin proponérselo en la química
profunda de los demás y viceversa, de modo que se ideograma, el ocular de ese calidoscopio
operaran las más curiosas e inquietantes reacciones que deja ver una primera imagen. La
en cadena, fisiones y transmutaciones” (Cortázar, lectura de 62 podría compararse a una
1963, pp. 416-417). multiplicidad de figuras calidoscópicas
7 Como señala Aurora Maguhn (1991), “la permuta- que en su dinámica volubilidad y
ción de capítulos en Rayuela se produce a nivel exter- diversidad permiten explicar o “fijar”
no; en consecuencia, afecta la percepción de la obra esa primera rosa como introito u obertura
por la posibilidad de múltiples lecturas por parte del de la novela (p. 158).
receptor”. En 62/M.P.A., en cambio, “se presentan
permutaciones internas que pretenden afectar el nivel
del sentido” (p. 18).

Revista Cifra Nueva 89


Enero-Junio 2017, Nº 35, (pp. 87-103)
Nueva Etapa
Ralón, Laureano
El modelo y sus materiales: la ontologia orientada a objetos y el armado de 62/ Modelo para armar

A pesar de su admirable creatividad, En los vértices de su estrella podemos


esta lectura supone una doble maniobra imaginarnos situados a los personajes
simplificadora. Por un lado, hay una poseídos por el amor, que actúa de
manera determinista y como una fuerza
demolición del relato, cuya realidad autónoma destructora que los va lanzando en la
es transformada en fragmentos insignificantes, dirección de los otros, con una ansiedad
intercambiables entre sí; por otro, hay casi nunca compartida, propia de la
una reconstrucción conceptual posterior novela pastoril (p. 3).
en torno a la “figura” del calidoscopio,
es decir, a una estructura trascendente La influencia de Alazraki es innegable.
que sepulta la experiencia del texto para Prueba de ello es la recurrencia al calidoscopio
elevarse cuan Leviatán sobre sus ruinas. como instrumento ordenador:
Los mecanismos específicos de esta doble (…) se intentan fijar difícilmente, por un
maniobra (demolición-sepultamiento) se instante, los aspectos cambiantes de la
irán aclarando a medida que nos adentremos realidad porque el calidoscopio gira. En
la novela, muchas veces los personajes
en el pensamiento de Graham Harman giran también, o se dan la vuelta. Cuando
y la OOO. Por lo pronto, es necesario Nicole, incapaz de corresponder al amor
comprender que esta interpretación seminal de de Marrast, absorbida por su deseo de
Alazraki ya evidencia una serie de estrategias Juan y abocada al suicidio, se mezcla
reductivas que se replicarán con mayor o con la multitud para darle ánimos en la
menor intensidad en toda una serie de lecturas inauguración de su estatua, Marrast la
posteriores. ve y quiere agradecerle con la mirada
su presencia. Ella lo mira, pero gira la
Al igual que Alazraki, Serra Salvat cabeza en dirección a Juan para mostrarle
subordina el contenido de la obra a otra la verdad, el movimiento de la figura que
estructura que se superpone sobre los objetos forman fatalmente y que imposibilita los
encuentros (p. 4).
novelísticos, con la diferencia de que, en vez
del calidoscopio, la figura totalizadora es un Ahora bien, ¿es esto lo que tenía en
mandala ovalado y violeta: mente Morelli: una dinámica determinista
Un narrador omnisciente asume, aunque en la que los personajes se limitan a girar
no exclusivamente, la visión de Juan, pasivamente como una constelación de
quien la sufre, como un complejo diseño planetas?
que es ya la figura de la narración que
va a empezar, con las formas y colores Consciente de esta tendencia
con los que el propio Cortázar (Salvo mecanicista y deshumanizante, Olga Lobo
el Crepúsculo, pp. 20-21) presenta (2012) ha intentado superar las concepciones
visualmente el momento creativo ligado estructuralistas con un acercamiento más afín
a la nocturnidad, un mandala ovalado y al post-estructuralismo y la desconstrucción.
violeta sobre fondo cárdeno en el que se Sin embargo, recurre invariablemente a la
inscriben dos triángulos anaranjados y
contrapuestos formando una estrella en
noción de especularidad introducida por
cuyo centro hay un ojo con el iris verde Alazraki a la hora de articular su lectura. En
y la pupila blanca (p. 2). pocas palabras, Lobo alude a una “exégesis
imposible” y se refiere –con Alain Sicard– a
Para Serra Salvat, “todas las acciones un “desencuentro” o búsqueda paradójica: el
parecen reflejos o duplicaciones de la encuentro de la obra sin la obra. Argumenta
construcción de la novela” (p. 5). De este que la impenetrabilidad de 62 radica en una
modo, la especificidad de la interacción entre narrativa amorfa y elusiva que resiste a un
personajes y objetos sería comprensible a ordenamiento lógico en torno a un centro
través del sentido derivado de la estructura ordenador:
del mandala:

90 Revista Cifra Nueva


Enero-Junio 2017, Nº 35, (pp. 87-103)
Nueva Etapa
Ralón, Laureano
El modelo y sus materiales: la ontologia orientada a objetos y el armado de 62/ Modelo para armar

El intérprete permanece paralizado ante que 62 propone a la lectura, exige un


la aporía que resulta de la imposibilidad entendimiento que no es comprensión
de encontrar una solución eficaz o sino visión, que no es organización de lo
condenado a repetir eternamente el visible sino acceso a lo invisible (p. 51).
enigma: es decir la novela y su universo
de evocaciones infinitas y significados En pocas palabras, la novela no
parciales…El hecho de que en la existe como una realidad autónoma que
lectura el relato oponga una resistencia nos confronta y opone resistencia desde lo
inexorable a la comprensión vuelve profundo, sino que apenas subsiste en sus
formalmente difícil la tarea exegética, alianzas de superficie con el lector y la lectura.
efectivamente, hasta el punto de excluir Esta asimetría de contacto se debe, al menos
al lector del placer adivinatorio dejando
una sensación de vacío que nos obliga en parte, a que el agente de transformación
a permanecer en la intriga como un es el discurso mismo: el acto de narración
movimiento infinito que nos envía de un produciría el discurso y también el contenido.
significante a otro sin permitirnos llegar
a la «cosa misma» (p.14). El problema con este tipo de lecturas
formalistas es que pasa por alto algo
Frente a la inaccesibilidad de la “cosa fundamental: el hecho ineludible de que toda
misma”, Lobo avanza, con su teoría de los construcción social y discursiva es ya siempre
“dos discursos”, hacia la idea de una novela fenomenológicamente constituida. Al colocar
especular que se refleja a sí misma (y al lector) un excesivo énfasis en el modelo como un
en el acto de lectura. Esta interpretación, que todo articulado desde el discurso, se pierde
podríamos caracterizar como relacional y de vista la especificidad del armado –sus
performática, se funda en la tensión existente mecanismos inherentes y su materialidad
entre la presunta imposibilidad del proyecto fundante– lo cual atañe al eterno problema
de Morelli y el modelo que el lector –librado a metafísico y mereológico del todo y las partes.
su propia suerte tras el alejamiento del autor–
debe ocuparse de ensamblar: Por su parte, Giuliana Zeppegno
(2012) ha propuesto matizar los abordajes
Si lectura cómplice hay, no es, de estructurales y post-estructurales de 62 con
esta manera, en el encuentro con las un individualismo metodológico centrado
«verdades» o «mensajes» que el autor
nos transmite a través del texto, como lo en el inconsciente profundo y la causalidad
quiere cierta experiencia de la lectura, onírica. Coincide con Alazraki en que la
si lectura cómplice hay, esta ocurre más trama de la novela “está edificada alrededor
allá del texto: reflejo de una experiencia de algunas figuras, o mejor dicho constituye…
íntima de la lectura por la que nos invita un calidoscopio de figuras que giran alrededor
a asombrarnos a la manera de un niño, de una figura central, reflejándose una en las
alzar, finalmente, los ojos del texto y otras” (p. 335). Concuerda asimismo con
mirar hacia delante… (p. 53).
Lobo en que la esencia de 62 no reside en la
De este modo, la noción de especularidad historia narrada, sino en la forma en la que está
queda al servicio de una estructura evanescente narrada y el discurso que la organiza:
que nos devuelve nuestra propia imagen: (…) todo el armazón de asociaciones
De alguna manera con 62 pasa un entre un hecho y otro, que constituye el
poco como con cierta pintura abstracta, significado profundo de la novela, estriba
podemos distraernos a reorganizar en el discurso que de ello hacen las voces
el lienzo para descubrir formas narrativas: no son las asociaciones,
reconocibles, pero el verdadero sentido, objetivas, las que crean el discurso, sino
la verdadera revelación surge una vez que es el discurso el que establece las
que, superada la primera sorpresa, aquello asociaciones (subjetivas) (p. 327).
que interrogamos es, precisamente…a
nosotros mismos delante del cuadro. Lo

Revista Cifra Nueva 91


Enero-Junio 2017, Nº 35, (pp. 87-103)
Nueva Etapa
Ralón, Laureano
El modelo y sus materiales: la ontologia orientada a objetos y el armado de 62/ Modelo para armar

No obstante, Zeppegno reconoce que personajes. Que la causalidad psicológica


pese al hermetismo del relato éste se nos tradicional, mecanicista, esté aquí fuera
presenta en la lectura como una realidad de juego es indudable; lo que la reemplaza
no es sin embargo, como quería Morelli,
unificada: “a pesar de las considerables una red impersonal de fuerzas ajenas e
innovaciones formales –algunas tan radicales irreductibles a la psique humana, sino
como para dificultar, en una primera lectura, una versión potenciada y llevada a sus
la comprensión literal de la historia– es consecuencias extremas (para la que se
posible distinguir un grupo de personajes y propone aquí el nombre de ‘causalidad
una trama” (p. 324). Con miras a revalorizar onírica’) del inconsciente profundo de
la experiencia del texto, Zeppegno se propone los protagonistas… (p. 324).
reconducir al centro de la cuestión la figura del La identificación de un nivel experiencial
lector. Para ello, intenta una osada reducción: vinculado al inconsciente profundo, que
descubrir “la novela desnuda” suspendiendo no es el nivel textual ni el nivel estructural
los indicios epitextuales de Morelli a fin de de la novela, constituye un gran avance.
determinar el funcionamiento de 62 como Lo que no resulta del todo claro es de qué
“texto autónomo”. Sin embargo, la propuesta manera –exactamente– opera la “causalidad
se ve opacada por una contradicción: por onírica”, es decir, cuáles son los mecanismos
un lado, busca “analizar la obra desde una de proyección por los cuales el inconsciente
perspectiva lo más ajustada posible al polo de los personajes, sublimado por vías de
de la recepción”; por otro, pretende despojar la invención fantástica, traduce en objetos,
la novela de “todas las expectativas y sobre elecciones y concatenaciones de hechos una
interpretaciones que el lector avisado no existencia extramental. Así, la especificidad
puede evitar proyectar sobre ella” (p. 323). del armado vuelve a quedar rezagada para
Examinemos más de cerca esta paradoja. darle prioridad al modelo, concebido como
Desde una perspectiva filosófica, el reflejo imperfecto del inconsciente humano.
término “novela desnuda” nos remite a un Pero el problema principal de Zeppegno
análisis fenomenológico a la manera de radica en que, una vez identificado el campo
Edmund Husserl, esto es, una suspensión de experiencial de la obra, su tentativa de
todo acto judicativo [epojé] a fin de alcanzar alcanzar la “novela desnuda” se ve coartada
una intuición pura de las esencias o estructuras por una reducción antropocéntrica que los
invariables de los fenómenos [eidos]. Pero la realistas especulativos (Meillassoux, 2006;
posibilidad de esta tarea contrasta fuertemente Harman, 2011) denominan “correlacionismo”,
con el término “recepción”, cuya connotación esto es, una posición incapaz de referirse al
empirista sugiere una subjetividad atomística ser humano o al mundo de manera aislada,
que se limita a absorber pasivamente un sino a partir de la relación o rapport entre
bombardeo de impresiones sensibles del ambos. En pocas palabras, el correlacionismo
mundo exterior. Para Zeppegno, claro está, es un relacionismo que nos conduce a un
dicha recepción se encuentra mediatizada por antropocentrismo filosófico. En la próxima
el “inconsciente profundo”. A partir de esta sección nos abocaremos más detenidamente
premisa básica argumenta que la construcción al correlacionismo, pero esta definición
de la trama no responde al impersonalismo preliminar ya deja entrever que tanto la
de Morelli ni a una causalidad psicológica causalidad psicológica como la onírica
mecanicista: comparten un denominador común: ambas
(…) lejos de alcanzar el abatimiento de son herederas del mismo esquematismo
la psicología prefigurado por Morelli, kantiano que reduce los objetos a su ser-para-
la novela lleva a cabo la que podríamos el-humano, esto es, un dualismo que reduce
considerar como una radicalización la realidad autónoma de las cosas a nuestro
de la psicología inconsciente de sus acceso “humano, demasiado humano” a la

92 Revista Cifra Nueva


Enero-Junio 2017, Nº 35, (pp. 87-103)
Nueva Etapa
Ralón, Laureano
El modelo y sus materiales: la ontologia orientada a objetos y el armado de 62/ Modelo para armar

misma. Aunque irracional, el inconsciente cometido. Para comprender mejor lo que está
profundo sigue siendo ‘profundamente’ en juego, introduciremos a continuación los
humano, y en este sentido, tanto la causalidad decálogos básicos de esta filosofía de objetos,
psicológica (racional y consciente) como haciendo hincapié en el correlacionismo como
la onírica (irracional e inconsciente) están eje central de la problemática relacional que
confinadas al mismo hiato relacional humano- buscamos superar.
mundo. La inversión de una proposición
Correlacionismo, realismo especulativo y
dualista sigue siendo una proposición dualista.
OOO:
Antes de avanzar, recapitulemos los
El término “correlacionismo” fue
abordajes expuestos hasta el momento a
introducido por el filósofo francés Quentin
fin de delimitar nuestra investigación: o 62
Meillassoux (2015), fundador junto a Harman
se ve reducida a una serie de fragmentos
(2002, 2005, 2011) del movimiento filosófico
insignificantes e intercambiables al interior de
conocido como realismo especulativo (nuevo
la figura global del calidoscopio (Alazraki),
realismo o realismo ontológico). La génesis
o deriva de duplicaciones de la construcción
y diversidad de este movimiento no nos
de la novela-mandala (Serra Salvat), o
incumben aquí, por lo que nos limitaremos a
desaparece bajo un manto especular y
dos consideraciones básicas: primero, que sus
ubicuo que nos devuelve nuestra propia
integrantes son realistas en la medida en que
imagen en el acto de lectura (Lobo), o es
defienden una realidad extramental más allá
un reflejo difuso del inconsciente profundo,
de la experiencia sensible, y segundo, que son
articulado por la intencionalidad onírica
especulativos en cuanto no buscan restaurar
(Zeppegno). En todos estos casos, la noción
un realismo ingenuo de bolas de billar, sino
de especularidad es empleada para sepultar
un realismo extraño que no presupone una
la novela y sus objetos bajo una serie de
epistemología objetivista. En líneas generales,
estructuras totalizadoras y trascendentes que
los fundadores del realismo especulativo se
le brindan una inteligibilidad derivada. Por el
oponen al correlacionismo, que Meillassoux
contrario, lo extramental (el impersonalismo
(2015) definió en los siguientes términos:
de Morelli) nos invita a imaginar una realidad
fuera del paradigma crítico kantiano. Al Por “correlación” entendemos la idea
respecto, hay dos preguntas básicas que los según la cual no tenemos acceso más
estructuralismos suelen pasar por alto en su que a la correlación entre pensamiento y
ser, y nunca a alguno de estos términos
tendencia a subordinar la experiencia a un todo tomados aisladamente. En lo sucesivo
global: ¿Cuáles son los materiales básicos de denominaremos “correlacionismo” a toda
construcción de 62? y ¿cómo se articula el corriente de pensamiento que sostenga el
armado del modelo a partir de su materialidad carácter insuperable de la correlación
fundante? Estas preguntas parecen desbordar así entendida (…) El correlacionismo
toda explicación fundada en ontologías consiste en descalificar toda pretensión de
relacionales y holísticas. A fin de dilucidar considerar las esferas de la subjetividad
y de la objetividad independientemente
nuestra problemática es necesario un abordaje una de la otra. No solo hay que decir
metafísico que de cuentas de la “carpintería que nunca aprehendemos un objeto “en
de las cosas” (Harman, 2005), sin reducir los sí”, aislado de su relación con el sujeto,
objetos novelísticos a un reflejo imperfecto ni sino que debemos sostener también que
pasar por alto la materialidad y la mecánica nunca aprehendemos un sujeto que no
intrínseca de sus alianzas. La “OOO” de esté siempre-ya en relación con un objeto
Harman, en la medida en que rechaza la (p. 29).
accesibilidad antropocéntrica y restaura los Sin embargo, a pesar de este rechazo
objetos como los verdaderos protagonistas compartido del correlacionismo, los
del universo, puede resultarnos útil en nuestro neorrealistas disienten en su aproximación a la

Revista Cifra Nueva 93


Enero-Junio 2017, Nº 35, (pp. 87-103)
Nueva Etapa
Ralón, Laureano
El modelo y sus materiales: la ontologia orientada a objetos y el armado de 62/ Modelo para armar

realidad extramental que buscan restaurar. En All of these positions overmine the
este ensayo nos dedicaremos exclusivamente object, treating it as a useless substratum
al pensamiento de Graham Harman y la OOO. easily replaced by direct manifestations.
Though we claim to be speaking of
Un término equivalente al objects, they are really nothing more than
correlacionismo en el pensamiento palpable qualities, effects on other things,
harmaniano es filosofías del acceso; ambas or images in the mind (p. 12).
denominaciones (correlacionismo y filosofías Por el contrario, la OOO constituye una
de acceso) hacen alusión a una tendencia ontología plana cuyo principio de simetría
antirrealista presente en la mayoría de los rechaza la relación humano-mundo como el
pensadores vanguardistas desde Kant. Al hiato primordial de sentido en el universo.
respecto, Harman (2011) señala que, Según Harman, el ser humano posee una
For the realist, the existence of objects prioridad metodológica mas no ontológica:
outside the mind is as real as human no es –no puede ser– un “ente ejemplar”
experience itself. The anti-realist might porque en su constitución fundamental es
counter this attitude with two possible un objeto como cualquier otro. Ahora bien,
stances. Either the existence of the esta posición no debe confundirse con la
outside world can be denied outright as in
the idealism of Berkeley, with his famous
antropología estructural de Levi Strauss,
maxim that “to be is to be perceived.” Or que considera al ser humano como cosa entre
the world can be treated skeptically, with cosas y trata de disolver el sujeto; tampoco
a tone of agnostic caution. According debe vincularse con los dictámenes de Barthes
to this latter standpoint, which Quentin y Foucault acerca de la muerte del autor y del
Meillassoux has given the excellent name hombre. “Es evidente que un dragón no posee
of “correlationism,” we cannot think la misma realidad autónoma que un poste de
of world without humans or humans
without world, but only of a primal
telégrafos” observa Harman. “Mi idea no es
correlation or rapport between the two. que todos los objetos son igualmente reales,
In recent centuries this correlationist sino que todos son igualmente objetos.” Dicho
stance has seemed like the unavoidable de otro modo, la OOO pretende devolverle la
horizon for all cutting-edge philosophy dignidad a los objetos y evitar una dilatación
(pp. 11-12). excesiva del ego, tan evidente en muchos de
El problema con el correlacionismo y los perseguidores cortazarianos, en especial
las filosofías del acceso como expresiones Horacio Oliveira.
del antropocentrismo filosófico es que A continuación, consideramos
le niegan el protagonismo a los objetos la unidad básica de construcción de la
como realidades autónomas e irreductibles. OOO: el objeto cuádruple. Si logramos
Para el correlacionismo, los objetos solo comprender la composición de dicho objeto
tienen importancia en la medida en que –sus niveles y polarizaciones– estaremos
se manifiestan ante la mente, a través del en condiciones de argumentar, en lo que
lenguaje o como parte de un acontecimiento respecta a 62, que la noción de especularidad
o de un flujo más profundo que también afecta se halla íntimamente vinculada a una realidad
a otros objetos. De este modo, la posición subterránea y autónoma que emana de los
correlacionista considera que los objetos son objetos en cuanto objetos, no de una serie de
demasiado profundos para ser los verdaderos estructuras trascendentes ni del inconsciente
materiales de construcción del universo, y profundo como expresión irracional del
recurre a estrategias de sepultamiento para antropocentrismo filosófico. Este punto
brindarles una inteligibilidad derivada a partir es crucial, pues, a diferencia del concepto
de sus manifestaciones más directas: de reflejo como metáfora para un tipo de
interacción evanescente (una suerte de nada

94 Revista Cifra Nueva


Enero-Junio 2017, Nº 35, (pp. 87-103)
Nueva Etapa
Ralón, Laureano
El modelo y sus materiales: la ontologia orientada a objetos y el armado de 62/ Modelo para armar

de la que las cosas individuales emergen), las en rigor, esta reducción está implícita en la
polarizaciones o tensiones del objeto –como relacionalidad misma, más concretamente, en
los puentes parisinos que Cortázar tanto el hiato humano-mundo que impera al menos
supo apreciar– poseen una realidad concreta desde Kant y que en Heidegger conforma la
y peculiar: más que un lugar de pasaje, base para la concepción del Dasein como
constituyen un punto de encuentro. el “ser ejemplar”. Ciertamente, el útil que
aparece de forma no-explícita por vía de una
Heidegger, la cuaternidad y el objeto
intencionalidad operante en la manipulación
cuádruple
pre-reflexiva tiene un modo de ser que es
Si para Harman los objetos son el fenomenológicamente distinto al que se
material básico de construcción del universo, manifiesta en su mero estar-ahí como ente
es importante aclarar que su noción de objeto aislado y explícito ante la conciencia. Sin
no guarda relación con las definiciones embargo, su manipulación e incorporación
tradicionales: el “objeto cuádruple” no es un por la fuerza a una totalidad de referencias
ente presente colocado frente a sí por el ser tampoco nos devela el ser del útil en cuanto
humano, tampoco una cosa física que ocupa un tal, apenas una (o múltiples) posibilidad(es)
lugar determinado en el espacio y posee cierta de uso práctico en función de los propósitos
durabilidad en el tiempo. Por el contrario, el individuales de cada Dasein. Esta observación
objeto harmaniano posee una estructura más lleva a Harman a la conclusión de que la
compleja inspirada en “la cuaternidad” [Das praxis es igualmente culpable que la teoría de
Geviert], un concepto introducido por el reducir las cosas a una traducción o caricatura
Heidegger tardío que designa la matriz del ser. de sí mismas por vía del acceso humano. En
Dicho brevemente, Harman reinterpreta los pocas palabras, la manipulación también
cuatro polos de la cuaternidad –cielo, tierra, es presencia en la medida en que las cosas
mortales y divinos– como los cuatro polos necesitan del Dasein para ser lo que son.
del universo, presentes a su vez en todos los Presencia es relacionalidad.
objetos individuales a modo de capas o niveles
En resumen, a pesar de las pretensiones
de profundidad: objeto real, cualidades reales,
holísticas y pragmáticas que con frecuencia se
objeto sensual, cualidades sensuales.
le atribuyen a Heidegger, éste no logra –según
Ahora bien, aunque inspirado en la Harman– superar el dualismo metafísico
cuaternidad, el objeto cuádruple es mucho más moderno que tanto criticó, pues, en rigor,
profundo que la “cosa” o “útil” heideggeriano. su filosofía depende de la constante y
Según Harman (2011), la interpretación monótona alternancia entre ocultamiento y
pragmática que suele hacerse de Heidegger, desocultamiento, herramienta y herramienta
la cual sostiene que es la praxis y no la rota. Aunque va más allá de la lógica de la
contemplación teórica la que nos allana el representación, solo nos ofrece un rapport
camino a la compresión del ser, se funda, más primigenio entre el pensamiento y el ser,
pese a sus pretensiones holísticas, en una falsa ajustando aún más el círculo correlacional
dicotomía. Si el ser del útil es inagotable en identificado por Meillassoux. En cambio,
sus posibilidades de ser; si no se disuelve en Harman propone superar este dualismo con
los distintos puntos de vista que nos brinda la un esquema cuádruple que combina un objeto
observación teórica ni podemos constituirlo real (el equivalente del útil heideggeriano) con
adicionando sus perspectivas externas, un objeto sensual (el equivalente del objeto
tampoco se extingue en sus posibilidades de intencional husserliano):
uso práctico, igualmente infinitas. En este Husserl’s intentional objects (or “sensual”
sentido, Heidegger bien puede criticar la objects, as I prefer)…are always present
“metafísica de la presencia” por reducir las before us, and are simply encrusted
cosas a fenómenos en la conciencia pero, with accidental surface features that

Revista Cifra Nueva 95


Enero-Junio 2017, Nº 35, (pp. 87-103)
Nueva Etapa
Ralón, Laureano
El modelo y sus materiales: la ontologia orientada a objetos y el armado de 62/ Modelo para armar

must be stripped away to discover sin relación alguna con otros objetos; sin
the object’s essence. This includes embargo, esto no significa que carezcan de una
all the objects of our theoretical and existencia autónoma. Como hemos señalado,
practical experience…By contrast,
Heidegger’s tools always remain hidden
la OOO no supone una epistemología
from the mind, just like Kant’s things-in- objetivista, sino un realismo extraño en el
themselves. In Heidegger’s terminology, que los objetos nunca se muestran del todo.
they “withdraw” (entziehen) from all Pero aunque nunca tocamos los objetos reales,
access: they remain veiled, concealed, siempre tocamos los objetos sensuales, que no
or hidden. But real objects must also serían lo que son de no ser para un observador.
have individual features, since otherwise Esto último no equivale a concebir el objeto
all things would be interchangeable.
Hence the strife between objects and
sensual como un mero capricho subjetivo o
their qualities is repeated in the depths una construcción social y/o discursiva: aunque
of the world as well. In Husserl’s depende de la experiencia, el objeto sensual es
philosophy there is a further hybrid una realidad unificada que posee una identidad
strife between sensual objects and their propia y que excede sus cualidades sensuales
real qualities; it need not be discussed o accidentes de superficie.
in this article, though I hold that this
is the root of all theoretical activity in A la diferencia entre objeto real
all domains. Of more importance to us (inaccesible en la experiencia) y objeto
here is the fourth conflict, between real sensual (accesible en la experiencia hasta
objects and their sensual qualities. For cierto punto), se suma entonces una fractura
this is precisely what happens when
Heideggger’s hammer breaks. The
entre el objeto real o sensual y sus cualidades
broken hammer alludes to the inscrutable reales o sensuales, de manera que estamos ante
reality of hammer-being lying behind un objeto fracturado con cuatro permutaciones
the accessible theoretical, practical, posibles: objeto sensual-cualidades sensuales,
or perceptual qualities of the hammer. objeto sensual-cualidades reales, objeto real-
The reason for calling this relation one cualidades reales, objeto reales-cualidades
of “allusion” is that it can only hint at sensuales. Las polarizaciones o tensiones
the reality of the hammer without ever
making it directly present to the mind. I
entre estos cuatro polos (nótese la posibilidad
call this structure allure, and quite aside de interacción entre uno y otro tipo de objetos
from the question of broken hammers, I y cualidades) dan lugar a manifestaciones
contend that this is the key phenomenon específicas y determinan el comportamiento
of all the arts, literature included. Allure del objeto. Al respecto, es importante reafirmar
alludes to entities as they are, quite apart que éstas no ocurren en la mente, el lenguaje
from any relations with or effects upon o la percepción humana, como tampoco a
other entities in the world (p. 187).
nivel atómico o subatómico. Por el contrario,
En este extenso párrafo, Harman nos la lógica especulativa suplanta la causalidad
presenta un objeto con niveles de profundidad psicológica y mecanística por una causalidad
(recuérdese la noción de antropología poética oblicua, indirecta o vicaria, que opera en el
que introdujimos en un comienzo y que hace nivel sensual de la experiencia y que solo tiene
referencia a una tentativa para descender un efecto retroactivo sobre la esfera de lo real:
al corazón de la novela, comenzando por If contact in the realm of the real is utterly
la experiencia fenomenológica del objeto impossible, but contact in the sensual
sensual para alcanzar luego la vecindad del realm is an absolute requirement, then
objeto real por la vía especulativa). El primer obviously the sensual realm of experience
desafío que se nos presenta es que los objetos must be where all causation is triggered.
reales están siempre apartados unos de otros, The real objects that withdraw from all
contact must somehow be translated into
escondidos en algún lugar sombrío del cosmos sensual caricatures of themselves, and
y en un estado de ensueño perfecto, es decir,

96 Revista Cifra Nueva


Enero-Junio 2017, Nº 35, (pp. 87-103)
Nueva Etapa
Ralón, Laureano
El modelo y sus materiales: la ontologia orientada a objetos y el armado de 62/ Modelo para armar

these exaggerated profiles are what must the object does not need its accidents,
serve as fuel for the casual relations that which can be shifted nearly at will
are impossible between concealed real without affecting the character of the
things. Somehow, the events that occur object. Yet the same is obviously not
in the sensual sphere must be capable of true of its essential features, which the
a retroactive effect on the reality that lies object desperately needs in order to be
outside experience (p. 75). what it is. And in the second place, the
accidental qualities lie directly before
Del objeto real solo diremos aquí tres us in experience, but the eidetic ones
cosas más: 1) que es un núcleo irreductible, do not (p. 27).
un reservorio de posibilidades latentes, las
cuales se traducen en emisiones o caricaturas Si el objeto sensual excede sus
imperfectas sobre la esfera sensual; 2) accidentes de superficie, debe ser su eidos (o
que es necesario para, pero inaccesible cualidades reales) lo que permite que aparezca
desde, la experiencia directa, pues su núcleo como una realidad unificada en vez de un
irreductible se substrae de toda relación, bombardeo de impresiones sensibles, una
aún con sus propias cualidades reales; y 3) suerte de puré. Pero aunque estas cualidades
que su hermetismo o ensueño perfecto –la reales son inseparables del objeto sensual,
ausencia total de relaciones– no equivale a no nos confrontan del mismo modo que las
su inexistencia. cualidades sensuales, pues solo son accesibles
de manera indirecta y parcial, sin que jamás
A continuación, nos focalizaremos en se manifiesten ante nosotros en forma
el objeto sensual y sus cualidades, mucho total y plena. Harman utiliza los términos
relevante para nuestra preocupación estético- incrustación e inmersión para referirse a las
literaria. tensiones del objeto sensual con sus cualidades
El objeto sensual y sus polarizaciones: sensuales y reales, respectivamente. Por un
lado, las cualidades sensuales se incrustan
Según Harman, la irreductibilidad del sobre la superficie del objeto sensual unificado
objeto sensual a sus accidentes de superficie para mostrarse en abundancia de detalles; por
es lo que genera una realidad extraña, pues otro, las cualidades reales del objeto sensual
dicho objeto se presenta como una unidad se hunden bajo su superficie de la experiencia,
que ambiguamente posee y no posee sus sin que nunca podamos alcanzarlas de
cualidades sensuales. Las posee en cuanto se manera directa. Esta dinámica ambigua echa
manifiestan de forma directa en la experiencia por tierra la definición tradicional de objeto
(a menudo con mayor abundancia de lo como presencia-presente propiciada por
necesario para que se reconozca al objeto la metafísica moderna: el objeto cuádruple
como tal); no las posee porque sus rasgos es portador de un núcleo irreductible y
accidentales de superficie –las fluctuaciones una reserva inexhaustible de posibilidades
a través de las cuales se manifiesta– no son encubiertas que motorizan sus efectos de
esenciales para que el objeto siga siendo lo superficie a través de emisiones sobe la esfera
que es. Harman (2011) escribe: sensual.
We cannot construct a mailbox by Hacia el final de las Investigaciones
pilling up essential qualities any more Lógicas, Husserl argumenta que el eidos
than by pilling up outward profiles.
The object is one; its qualities are de un objeto es inseparable de su presencia
many, whether they be accidental or sensual y señala que solo tenemos acceso a él
eidetic. Hence in both directions there a través de una intuición especial (la intuición
is a difference between the object and categorial), de manera que sería el trabajo del
its multitude of traits. Yet are other intelecto el que nos conduce al eidos. Fiel a
respects in which the two tensions are su oposición, Harman (2011) rechaza lo que
markedly different. For in the first place

Revista Cifra Nueva 97


Enero-Junio 2017, Nº 35, (pp. 87-103)
Nueva Etapa
Ralón, Laureano
El modelo y sus materiales: la ontologia orientada a objetos y el armado de 62/ Modelo para armar

considera como una tesitura antropocéntrica impera entre los distintos elementos de 62. El
por parte de Husserl: término personaje-objeto proviene de Harman
But in fact, there is no reason to assume (2008) quien, en relación con la literatura,
that the intellect can make reality directly sostiene que la peculiaridad de un texto no es
present in a way that the senses cannot. su totalidad, sino los personajes que habitan
Whether my hands or my intellect alerts el relato. Estos se manifiestan a través de una
me to the electrical conductivity of narrativa, pero su realidad autónoma es lo que
copper, neither sensing nor knowing is define su carácter y la extrañeza del texto:
what conducts electricity throughout the
world. In other words, Husserl is wrong (…) it also seems evident that the
to distinguish between the sensual and strangeness of works comes less from the
the intellectual here; both sensual and works as a whole than from the weirdness
categorial intuition are forms of intuition, of the personae that fill them, whether in
and to intuit something is not the same literature, philosophy, or science. Though
as to be it. Hence the eidetic features of Don Quixote and Lear’s Fool appear
any object can never be made present solely in literary works, they are no more
even through the intellect, but can only reducible to extant plot lines than our
be approached indirectly by way of friends are exhaustively grasped by our
allusion, whether in the arts or in the dealings with them. Characters, in the
sciences (p. 28). broadest sense, are objects (p. 15).
Aunque Harman adopta la noción Una vez más, es necesario aclarar que
husserliana de un eidos o núcleo irreductible un objeto es una unidad cuya dinámica se
a sus manifestaciones, inaccesible desde rige a partir de sus polarizaciones o tensiones
la experiencia e inexhaustible en sus internas. En este sentido general y amplio,
posibilidades, propone no obstante el término un objeto incluye por igual a entes humanos
allure (“encanto”) para referirse al tipo de y no humanos, reales y ficticios. En el plano
intencionalidad necesaria para alcanzar literario, un personaje también es un objeto
indirectamente las cualidades reales del objeto en la medida en que nunca se muestra por
sensual y evitar una reducción antropocéntrica. completo y excede sus accidentes y relaciones:
Según Harman, el encanto es una interacción con el texto, con el autor, con el lector.
alusiva que caracteriza gran parte de los Para comenzar con nuestra exégesis
fenómenos artísticos y literarios; la misma especulativa, diremos que los protagonistas
presupone una modalidad intencional que nos de 62 parecen arrojados a una realidad
remite especulativamente al ente en cuanto tal. extraña donde los objetos se sublevan, y
Más concretamente, Harman (2005) define donde de alguna manera el contacto con
el encanto alusivo como “una experiencia otros objetos (y personajes-objetos) es
especial e intermitente en el curso de la ontológicamente hablando mucho más íntimo
cual el lazo íntimo que une una cosa con la que en otros cuentos de Cortázar. Esta suerte
pluralidad de sus cualidades particulares se de movimiento reontologizante nivelador
desintegra parcialmente.” En otras palabras, puede interpretarse en clave de lo que Cortázar
es el resultado de la polarización de un objeto llama “deprimencia”:
real inaccesible con sus cualidades sensuales
de superficie. Como veremos a continuación, La depresión es como algo que te va
este tipo de alusión encantadora caracteriza a haciendo bajar y bajar, y al final quedás
más aplastada que una raya, acordate
muchas de las instancias de 62. de ese animal del acuario. En cambio
El armado de 62, en clave de la OOO: la deprimencia te va subiendo todo
alrededor, vos te debatís pero es inútil,
En adelante, utilizaremos el término y al final lo mismo quedás por el suelo
personaje-objeto para referirnos –en clave como una hoja.
de la OOO– al principio de simetría que

98 Revista Cifra Nueva


Enero-Junio 2017, Nº 35, (pp. 87-103)
Nueva Etapa
Ralón, Laureano
El modelo y sus materiales: la ontologia orientada a objetos y el armado de 62/ Modelo para armar

La deprimencia puede ser tomada estos movimientos como dinámicas derivadas


aquí –en clave de la “OOO”– como una de las polarizaciones o tensiones de los objetos
transformación por la cual la grandilocuencia y personajes-objetos.
del ego cede ante la rebelión de los objetos:
En efecto, desde una perspectiva
un proceso de mutación de los personajes
ontológica macro, 62 parece constituir una
en personajes-objetos en el contexto de una
transición entre dos momentos opuestos pero
ontología plana y simétrica. A diferencia
complementarios de la narrativa cortazariana.
de Johnny (“El perseguidor”), Persio (Los
Por un lado, tenemos un primer momento
premios) u Oliveira (Rayuela), Juan y sus
de apertura existencial que comienza en “El
compañeros de ruta no están colocados
perseguidor”, continúa en Los premios y
kantianamente en el centro de la historia, sino
encuentra su máxima expresión en Rayuela,
que deben hacerle frente a otros objetos en
pero que está signado aún por el subjetivismo
igualdad de condiciones.
radical y el individualismo metodológico que
Otro rasgo distintivo de la narrativa estos textos buscan superar. Por otro, hay un
cortazariana en general y, de 62 en particular, segundo momento que no trataremos aquí,
es la recurrencia de ciertas constelaciones pero que se caracteriza por un fuerte anclaje
de personajes-objetos. El propio Cortázar comunitario y empático-colectivo, el cual se
reconoció alguna vez que no sabía manejar evidencia claramente en El Libro de Manuel y
personajes aislados sino grupos, entre los se corresponde en el plano vivencial del autor
que se destacan el “Club de la Serpiente” en con su compromiso resuelto y explícito en
Rayuela, el grupo de amigos que se junta en favor del socialismo utópico. En este contexto
el Café Cluny en 62 y el grupo que hace “la de transición, el nexo de 62 constituye un
joda” en El Libro de Manuel. En entrevista movimiento reontologizante por el que los
con Sosnowski (1983), Cortázar confesará perseguidores –otrora seres profundamente
lo siguiente: egoístas y confinados por su individualismo
Una vez que yo los tengo a ellos todos al más acá de la experiencia– van mutando
reunidos ahí…comienzan sus itinerarios en pos de una transformación radical de
individuales y personales, todos los la concepción del ser humano, tendiente a
diferentes juegos novelísticos que se superar el subjetivismo de relatos anteriores
dan. Pero es como si me hiciera falta (principalmente, Rayuela).
una especie de agrupamiento inicial de
los personajes, y en ese sentido 62 sigue Ahora bien, si a escala macro 62
el camino de Rayuela y Libro de Manuel conforma un puente entre dos momentos
sigue el camino de los otros dos. específicos de la narrativa cortazariana, la
Hay aquí un indicio muy importante sobre novela resulta irreductible a su función de
el armado del modelo cuyas implicaciones no nexo, pues su historicidad y temporalidad
han sido del todo apreciadas por la crítica. Esta derivan fundamentalmente de los movimientos
noción de continuidad a la que alude Cortázar particulares de sus objetos novelísticos.
sugiere que 62 no significa la clausura Como las tensiones en el interior del objeto
de un cierto ciclo, como cree Sosnowski, cuádruple, estos movimientos también
mucho menos un esquema cerrado, como suponen un proceso ambiguo: en primer
sugieren Alazraki y Lobo. En efecto, pese término, hay un devenir de los personajes
al carácter no-lineal del texto, es posible en personajes-objetos, es decir, una suerte
distinguir un sentido general de movimiento de aplanamiento de las manifestaciones más
y direccionalidad. Serra Salvat, por ejemplo, excesivas y superficiales del ego; en segundo
observa que 62 “carece propiamente de término, hay una configuración colectiva que
acción, pero no de movimientos continuos” se desarrolla través de un tejido de alianzas
(3). Y en clave de la “OOO”, podríamos tomar entre los personajes-objetos. Por un lado, los

Revista Cifra Nueva 99


Enero-Junio 2017, Nº 35, (pp. 87-103)
Nueva Etapa
Ralón, Laureano
El modelo y sus materiales: la ontologia orientada a objetos y el armado de 62/ Modelo para armar

herederos del “Club de las Serpientes” se de muñecas. Juan tiene una de estas
sumergen bajo la superficie de la experiencia muñecas y se la regala a Tell, que la envía
a fin de reinventarse en ese bajo-fondo de a Hélène, sin ningún motivo aparente.
posibilidades latentes tras el subjetivismo Según la autora, esta implosión de
de Rayuela; por otro, los personajes-objetos objetos –su contacto íntimo y su dependencia
de 62 poseen –a pesar de (o tal vez por) la recíproca– deriva fundamentalmente de
planicidad adquirida con el decantamiento de la participación en una figura global, una
sus cualidades sensuales más excesivas– una totalidad de referencias; para nosotros, en
relación más estrecha con otros personajes- cambio, proviene de las polarizaciones y de las
objetos: no a partir de sentimientos o de una alianzas concretas entre objetos y personajes-
identidad colectiva, sino de sus múltiples objetos, alianzas que conforman una transición
alianzas. A fin de apreciar los detalles de esta hacia una configuración extendida de lo
nueva configuración extendida, observemos humano como pre-configuración de un anclaje
más de cerca lo que sucede en el interior de colectivo.
la novela.
Sin embargo, la interacción entre los
Es evidente que 62 ostenta un principio personajes-objetos nunca es total, y no sería
de anclaje colectivo que, por precario que descabellado afirmar que el tema central de
parezca, no estaba presente en otros textos: 62 es el fracaso del autoconocimiento y del
Rayuela es apenas un rejunte de personajes contacto pleno (dos fantasías cartesianas).
signados por la incomunicación y limitados De hecho, la angustia, otra temática muy
por sus fines egoístas; Los premios evidencia presente en la novela, emana de la incapacidad
una cierta intencionalidad colectiva entre los recíproca de los personajes-objetos de
integrantes de un grupo dividido en facciones, corresponderse en forma plena. Como
pero no es más que una alianza circunstancial hemos visto, la “causal” principal de esta
contra un enemigo común (los tripulantes imposibilidad radica en la estructura misma
del Malcolm); en ninguno de estos casos de los objetos, cuyo núcleo inaccesible se
se evidencia una cohesión necesaria que le substrae de toda relación, incluso con sus
brinde al grupo el estatus de comunidad. Por propias cualidades. El personaje de Hélène
el contrario, en 62 asistimos a un contacto es, sin duda, el ejemplo más paradigmático
más estrecho entre los personajes-objetos: el de este aislamiento ontológico intrínseco:
mismo no se funda todavía en fines políticos “Hélène es perfecta e inasequible,” escribe
o en una “figura” trascendente en la que se Serra Salvat, “la mujer fatal que no quiere, no
hallarían insertos, sino en su constitución puede querer, a nadie, personifica la maldad,
ontológica de un entramado de objetos. la crueldad, pero también el sufrimiento” (p.
Al respecto, consideremos la siguiente 6). Y agrega:
observación de Serra Salvat:
Hélène cede al deseo de Juan pero él
Juan es traductor, trabaja en Viena, vive nunca la alcanzará; ella es un vampiro
con Tell y piensa en Hélène. Con su que solo puede atraer pero no devolver
imagen se junta un clip, que representa afecto. Imprime sus marcas en la garganta
un basilisco, que ella lleva en el pecho y de Juan como antes las imprimió en la de
que a su vez es el escudo de la casa de una Celia. Juan queda desengañado y sufre la
condesa que vampirizaba muchachitas en imposibilidad de su amor (p. 8).
el pasado, relacionada con Frau Marta,
que persigue a una chica inglesa en la La figura del vampiro funciona
ciudad a la que Juan y Tell acceden desde aquí como un equivalente simbólico para
Viena para espiarla y, quizás, impedir referirse al hermetismo del objeto real y su
que lleve a término su acción. Las malas imposibilidad de ser correspondido en la
intenciones de la condesa /Frau Marta se experiencia sensual. En rigor, el conflicto de
asocian a un tal Msr. Ochs, constructor

100 Revista Cifra Nueva


Enero-Junio 2017, Nº 35, (pp. 87-103)
Nueva Etapa
Ralón, Laureano
El modelo y sus materiales: la ontologia orientada a objetos y el armado de 62/ Modelo para armar

Hélène no es muy diferente al drama de los Y una página más adelante, plantea el
objetos sensuales en general, que se hallan en problema de la actividad contar:
tensión constante con sus propias cualidades. Y lo peor será cuando trates de contarlo a
El principio de simetría que introduce otros, porque siempre llega un momento
la OOO es uno de los decálogos básicos del en que hay que tratar de contarlo a un
amigo, digamos a Polanco o a Calac, o
armado de la novela. Serra Salvat observa a todos a la vez en la mesa del Cluny,
de manera perspicaz que, desde el principio esperando quizá vagamente que el
de 62, una serie de elementos confluyen en hecho de contarlo desencadene otra vez
torno al momento de la inspiración de Juan el coágulo, le de por fin un sentido (pp.
en el Restaurant Polidor, tales como el libro, 9-10).
el vino, el espejo, el bife crudo, el castillo, el Es evidente que el lenguaje queda
vizconde, los cuales se aúnan a otros como la rezagado a un segundo plano. A la dificultad de
condesa, el basilisco, Frau Marta, la imagen contar, se suma la incapacidad de nombrar a la
de Hélène, un grito, una muñeca rota, que se persona amada, otro indicio de la incapacidad
van repitiendo y cruzando obsesivamente al de reducir el objeto a su dimensión lingüística
principio para actuar después, de forma más (Serra Salvat, 2010, p. 11). Pero no solo
selectiva (p. 2). Estamos ante una realidad el lenguaje pierde protagonismo en 62;
extraña signada por tensiones entre los desde un principio, Juan problematiza
distintos objetos novelísticos, humanos y el correlacionismo en general como un
no humanos, reales y no reales, los cuales obstáculo antropocéntrico:
reclaman su justo lugar en el mundo:
Apenas intente analizar meteré todo en la
También el libro, en la vitrina del consabida fiambrera reticular y lo falsearé
boulevard Saint-Germain: un repentino insanablemente. A lo sumo puedo tratar
salto delante de la portada blanca NRF, de repetir en términos mentales esto que
un venir hacia Juan como antes la imagen ha ocurrido en otra zona, procurando
de Hélène y ahora la frase del comensal distinguir entre lo que formaba parte de
gordo que pedía un castillo sangriento… ese brusco conglomerado por derecho
(p. 8) propio y lo que otras asociaciones
El Libro y la botella de Sylvaner, la pudieron incorporarle parasitariamente
(p. 9).
imagen de Hélène y el pedido del comensal
gordo: todos son igualmente objetos y tejen ¿Qué son estas asociaciones parasitarias
una red inmanente de alianzas simétricas: un sino estrategias de sepultamiento que, por
espacio inter-objetivo. vía del lenguaje, de la percepción, en fin,
del acceso humano –demasiado humano– al
Otro rasgo determinante de 62 es que,
mundo de la vida, buscan brindarle a los
al retornar los objetos al centro de la escena,
objetos un sentido derivado?
el lenguaje como uno de los instrumentos
de las “filosofías del acceso” ya no posee el En el siguiente párrafo, nos encontramos
protagonismo de otrora. En un momento, el con un Juan abrumado por la autonomía
narrador omnipresente declara: de las cosas, de un en sí inaccesible
(…) cada cadena o coágulo no eran pero innegablemente presente en sus
más que una tentativa de situar al manifestaciones, una fuerza subterránea
nivel del lenguaje algo que se daba siempre en exceso de sus accidentes y
como una contradicción instantánea, relaciones de superficie:
que cuajaba y huía simultáneamente,
y eso no entraba ya en el lenguaje Pero en el fondo sé que todo es falso,
articulado de nadie, ni siquiera de que estoy ya lejos de lo que acaba de
un intérprete avezado como Juan ocurrirme y que como tantas otras veces
(p. 8). se resuelve en el este inútil deseo de

Revista Cifra Nueva 101


Enero-Junio 2017, Nº 35, (pp. 87-103)
Nueva Etapa
Ralón, Laureano
El modelo y sus materiales: la ontologia orientada a objetos y el armado de 62/ Modelo para armar

comprender, desatendiendo quizá el espacio no como una categoría, sino como el


llamado o el signo oscuro de la cosa resultado de la interacción entre los objetos
misma, el desasosiego en que me deja, individuales, puntualmente, de la polarización
la instantánea mostración de otro orden
en el que irrumpen recuerdos, potencias
o tensión entre el objeto real y sus cualidades
y señales para formar una fulgurante sensuales (recordemos el ejemplo de Harman
unidad que se deshace en el mismo sobre las distintas maneras –tanto las efectivas
instante en que me arrasa y me arranca como las posibles– de relacionarse con la
de mí mismo. Ahora todo eso no me ha ciudad de Osaka). En este sentido, la ciudad
dejado más que la curiosidad, el viejo y la zona son las facetas sensuales de las
tópico humano: descifrar (p. 9). distintas ciudades reales inaccesibles; las
Este camino es el camino de la cosa en mismas resultan de los diversos viajes de los
sí, de un objeto real que por ser inaccesible personajes. El espacio se cierra cuando los
no deja de ser autónomo y hacernos frente. viajes cesan de viajar, no a la inversa.
Podemos pensarlo aunque no podamos Conclusión:
conocerlo. A medida que la novela avanza,
los intentos de Juan por comprender esta Este trabajo de arqueología poética
realidad extraña desde el antropocentrismo buscó mostrar que las interpretaciones
correlacionista y la causalidad psicológica estructuralistas y post-estructuralistas de
mecanicista fracasarán ante la resistencia de 62 violentan la experiencia del relato,
los objetos que nunca se muestran del todo. sepultando sus objetos y personajes-objetos –
Esa extrañez irreductible nos remite a los los auténticos materiales de construcción de la
límites de nuestra aprehensión subjetiva y a novela– bajo una serie de figuras trascendentes
la imposibilidad de un contacto pleno. que le brindan una inteligibilidad derivada:
un calidoscopio, un mandala violeta y el
Otro rasgo importante del armado de inconsciente profundo son algunos de los
62 en clave de OOO es la sobrevaluación del andamiajes montados sobre las ruinas de
espacio como resultado de los movimientos un relato presuntamente incoherente e
de los protagonistas, cuyas manifestaciones ininteligible.
son los viajes, la ciudad y la zona. Serra
Salvat afirma que “el espacio es el parámetro Sin embargo, el hermetismo de 62
más elaborado de esta novela, no solo por se manifiesta principalmente en el nivel
las posibilidades de ‘la zona’ y ‘la ciudad’, textual de la novela. Al descender al nivel
sino porque sufre una progresiva ampliación experiencial de la obra pudimos acceder a
para luego sufrir una reducción hasta el un sentido más primigenio, emparentado
espacio final en que ‘mi paredro’ contempla con la realidad autónoma de los objetos
el movimiento de la figura.” Es evidente que novelísticos. Al abordar la novela en clave
el espacio juega un rol primordial en 62. Sin de la ontología orientada a los objetos de
embargo, los críticos parecen concebirlo Graham Harman, el proyecto impersonal de
como una suerte de trasfondo oculto que Morelli se tornó mucho más accesible: si algo
determina las acciones de los personajes queda claro es que hay un mundo subterráneo
individuales. La ciudad y la zona serían y oculto que en última instancia posibilita
espacios yuxtapuestos por la intencionalidad las distintas interpretaciones centradas en las
onírica de los personajes: espacios que manifestaciones textuales de superficie.
trascienden las ciudades individuales. De Por último, argumentamos que el
acuerdo con esta lectura, si la novela llega sentido de direccionalidad y movimiento de
a su fin, es porque el espacio se contrae y le 62, su tiempo y espacio, no están ligados a
brinda un sentido de cierre al “misterio” de 62. figuras extrínsecas, sino a las polarizaciones
Por el contrario, la OOO concibe al en el interior de los objetos individuales.

102 Revista Cifra Nueva


Enero-Junio 2017, Nº 35, (pp. 87-103)
Nueva Etapa
Ralón, Laureano
El modelo y sus materiales: la ontologia orientada a objetos y el armado de 62/ Modelo para armar

Es en estas polarizaciones donde radica la Falmouth: Urbanomic, pp. 333-364,


verdadera “especularidad” de la novela, esto 2008.
es, la tensión motora de una realidad extraña Harman, Graham. The Quadruple Object.
e irreductible a un significado preestablecido Zero books, 2011.
por las intenciones de autor y lector. La novela
en sí, en cuanto espacio real inter-objetivo, se Harman, Graham. The Well-Wrought Broken
substrae decisivamente de toda relación, pero Hammer: Object-Oriented Literary
Criticism. New Literary History,
no por ello deja de constituir una realidad que 43(2), pp. 183-203, 2012.
nos confronta y opone resistencia. Detrás de
la esfera sensual de la experiencia, detrás Heidegger, Martin. Ser y tiempo; traducción
de la carpintería de las cosas, hay un núcleo de Jorge Eduardo Rivera. Santiago de
irreductible a sus manifestaciones inmediatas Chile: Editorial Universitaria, 1997.
que solo es alcanzable de forma alusiva por Maguhn, Aurora. 62/Modelo Para Armar,
la vía especulativa. O, El Armado Del Sentido En Julio
Cortázar. Valle de Sartenejas:
Referencias bibliográficas: Equinoccio, 1991.
Alazraki, Jaime. “62, modelo para armar: Meillassoux, Quentin. After Finitude:
novela calidoscopio”. Revista An Essay On The Necessity Of
Iberoamericana, XLVII (1981), Contingency, trans. Ray Brassier.
pp.155-163 London: Continuum, 2008.
Cortázar, Julio. Los premios. Buenos Aires: Serra Salvat, Rosa. “62 Modelo para
Sudamericana, 1960. armar de Julio Cortázar, entre la
Cortázar, Julio. Rayuela. Madrid: Cátedra, experimentación vanguardista y la
1963. tradición literaria”. Disponible en:
http://www.iiligeorgetown2010.
Cortázar, Julio. 62/Modelo para armar. com/2/pdf/Serra-Salvat.pdf
Buenos Aires: Sudamericana, 1968.
Lobo, Olga. “62 ese «ovni» cortazariano:
Cortázar, Julio. El Libro de Manuel. Buenos perspectivas para una poética
Aires: Sudamericana, 1973. hermenéutica de la novela”.
Collazos, Oscar, Cortázar, Julio. & Vargas Escritural: Ecritures d’Amérique
Llosa, Mario. Literatura en latine, 5. Disponible en:
la revolución y revolución en la http://www.mshs.univ-poitiers.fr/
literatura. México: Siglo XXI, 1970. crla/contenidos/ESCRITURAL/
ESCRITURAL5/ESCRITURAL_5_
García Canclini, Néstor. Posibilidad de una SITIO/PAGES/Lobo.html
antropología poética. Buenos Aires:
editorial nova, 1968. Sosnowski, Saúl. “Entrevista a Julio
Cortázar”. México: El Juglar, 1983.
García Canclini, Néstor. “La inautenticidad YouTube (Video). Disponible
y el absurdo en la narrativa de en: https://www.youtube.com/
Cortázar”. Revista de Filosofía 16 watch?v=dmJdZDoj7xk. Consultado
(La Plata, 1982), pp. 65-77. el: 11/10/2014
Harman, Graham. Guerrilla Metaphysics: Viñas, David. “Después de Cortázar: historia
Phenomenology and the Carpentry of y privatización”, en: Cuadernos
Things. Chicago: Open Court, 2005. Hipanoamericanos, Nº 234 (Madrid,
Harman, Graham. “On the Horror of junio, 1973), pp. 734-739.
Phenomenology: Lovecraft and Zeppegno, Giulliana. “A pesar de Morelli:
Husserl”. Collapse IV: Philosophical 62/Modelo para armar de Julio
R e s e a rc h a n d D e v e l o p m e n t . Cortázar entre figuras y causalidad

Revista Cifra Nueva 103


Enero-Junio 2017, Nº 35, (pp. 87-103)
Nueva Etapa