Вы находитесь на странице: 1из 2

14 / CRÓNICA / Nº 437 EL MUNDO / DOMINGO / 23 / ENERO / 2011

(PRE) PUBLICACIÓN

( ) LAHORADEL
soportaba que el gallego le ningunease. No
le aguantaba, hasta el extremo de intentar
utilizar contra Mariano un presunto caso
de corrupción que nunca existió. Luego le
apuñalaría con ocasión de las dos derrotas
electorales.

HOMBREIMPASIBLE Aznar le produce respeto pero sobre todo


temor. Y le está agradecido, pero… En algu-
na ocasión montó en cólera —al estilo rajo-
niano del término, no se crean— por proce-
deres del ex que ponían en cuestión todo el
discurso oficial que Mariano quería imprimir.
Durante estos años Rajoy ha llegado a pre-
guntarse por qué le eligió si después andaba

La persona más decisiva en la vida de Rajoy dándole patadas en la espinilla. La relación


últimamente ha mejorado pero se pueden ta-
bular situaciones muy difíciles y tensas entre
ambos. Siempre que Rajoy ha buscado ser li-

no ha sido Aznar, que hoy no le nombraría su bre e in-de-pen-dien-te. Lo deja en FAES pe-
ro al fin y a la postre el jefe directo de la Fun-
dación es el presidente del PP. Además, ¿no
está Ana Botella en el Comité Ejecutivo y tie-
sucesor, sino su madre, Olga, a la que un día le ne mando en plaza en Madrid?
Los feos personales y llamativos se cuen-
tan por docenas, especialmente en el Congre-

prometió ser ministro. Graciano Palomo, el so de Valencia, tras el abandono de María


San Gil y Ortega Lara. Aznar lo eligió para
que fuera presidente (hecho que se desconta-
ba) en 2004. No para ser el jefe de la oposi-

periodista que retrató certeramente a Aznar ción. Hoy no lo hubiera elegido.


La última confrontación sub iudice ha sido
la liquidación de Álvarez Cascos. FAC acudió

antes de ser presidente, publica la primera


en busca de amparo. Pero si alguien sabe lo
que es detentar el poder, esa persona se lla-
ma José María Aznar.
El día que Mariano pueda dormir en Mon-

gran biografía del que está llamado a serlo cloa será en este tema otro Rajoy.
Aznar lo sabe.

DE TODA LA VIDA. Rajoy es liberal pero sin ex-


cesos; democristiano pero sin meapila; social-
demócrata sin peligro de escoramiento. En-
tonces, ¿quién es políticamente Mariano?
Sencillo. Un tipo de derechas de toda la vida.
Un conservador. Punto. Por eso está en el fiel
de la balanza; permanentemente. Su gran ar-
gumento para resistir.
Tras el descalabro del 9-M de 2008 y su

D
conserva. Se trataba del típico triunfador de go de su padre y tenía un esplendoroso pazo enigmático «adiós» en el balcón de la derro-
provincias —alto, educado, con sentido del en Pontevedra. Otra referencia ineludible es ta, arrullado por el sorprendente —por públi-
humor, gran bebedor de copas con los ami- Pío Cabanillas Gallas, su gran mentor. co— abrazo de Viri, nadie daba un chavo por
ícese de un arca- guetes (camisitas Polo y pijería al por ma- Su carrera se iniciaría muy joven y fue me- sus huesos. Esa misma noche, el sector libe-
no persona o cosa recóndita, reservada, mis- yor)— al que todas las madres querían tener teórica. Fraga le puso la proa en numerosas ral afilaba los cuchillos. ¡A por él! ¡No sirve!
teriosa, oculta y difícil de conocer. Es la pri- como yerno. ¡Se había asegurado en su ju- ocasiones —«Rajoy, menos copas en el Daniel De hecho, desde la derrota hasta el XVII
mera nota característica de Mariano Rajoy ventud el pan de hogaza y garbanzos zamo- Boone (pub del centro de la ciudad, lugar de Congreso de Valencia muy pocos visitaban
Brey, el santiagués criado en Pontevedra que ranos! Mariano no estaba por la labor. reunión con sus amigos) y más trabajo»—, al su despacho: Moragas, Carmen Martínez
el 27 de marzo cumplirá 56 años y la pituita- Quedó escrito que pertenece a la clase me- tiempo que le conminaba a aprender gallego Castro y González Pons. Al teléfono perma-
ria común sitúa a unos meses de convertirse dia alta. Hermano notario, hermana registra- y casarse, cosas éstas que sacaban de quicio nentemente Javier Arenas y, entre bastido-
en el sexto presidente de la democracia. dora. Pero no va más allá. Rajoy es un tipo al alto funcionario del Estado. Esa fue la cau- res, Federico Trillo. Controlar las provincias
La influencia de su madre, Olga (fallecida que mira el dinero, sobre todo los gastos, lec- sa esencial de que Cascos le repescara como era la clave. Rajoy espera impasible en su
en 1993), fue decisiva en todos los aspectos ción que aprendió de su madre Olga, quien vicesecretario nacional electoral cuando Ar- despacho, consumiendo habano tras habano.
de Mariano. Fue su principal consejera polí- durante un tiempo no tenía dinero (cinco hi- turo Moreno tuvo que dejar su puesto al esta- No calibraron los conspiradores que el PP
tica hasta su muerte. Una familia gallega de jos) para las cortinas del piso familiar. llar el caso Naseiro. Aznar ni le conocía. es una formidable organización y sus mili-
clase media, cuyo cabeza era juez (León, Su complejo está ante los idiomas. Espe- Pronto se enamoraría del hombre que «en lu- tantes orgullosos de serlo. No pueden per-
Ávila, Pontevedra), donde lo esencial era cialmente el inglés, que intenta aprender ace- gar de crear problemas, los soluciona». No le mitir que el PP suceda a UCD en un nuevo
asegurarse los garbanzos mediante oposicio- leradamente bajo la protección del diplomá- contradecía ni discutía sus órdenes. harakiri histórico. Son dos destacados ex az-
nes a los cuerpos de élite del Estado. tico Jorge Moragas. De hecho, cambió a su «Me sentí mandado en aquel PP de Az- naristas los que finalmente salvan el pellejo
Es el galleguismo y su ejercicio práctico el secretaria de toda vida Rosa por Katy, de la nar», confesaría el propio Rajoy al autor. «No del hombre impasible, que muñen una
segundo apunte del perfil. Y acto seguido factoría Moragas. Sus dos hijos van a un co- como en la etapa de Hernández Mancha... alianza de intereses con los barones regio-
vendría la nemotécnica: tiene una memoria legio británico de los de postín, donde coinci- ¡Aquello era un carajal!». nales, desde Francisco Camps (que aspira-
prodigiosa; dicho de otro modo, se acuerda den con los hijos de otro gallego que despre- El resto de la historia con Aznar fue ruti- ba al puesto pero no en ese momento) has-
de todas y cada una de las afrentas recibidas cia intelectualmente, José Blanco. lante y es suficientemente conocida: minis- ta Alberto Núñez Feijóo (que también aspi-
que, al fin y a la postre, suele desdeñar con tro en todos los gobiernos del aznarato. Só- ra a lo mismo pero más adelante) y el resto
un rictus adjuntado a la condición humana. UN CHOLLO. ¿Cómo recala el joven registrador lo se creó un enemigo: Miguel Ángel Rodrí- del macizo de la raza: Ramón Luis Valcár-
Lo del puro y la hamaca ha cuajado; al en el «chollo» (su palabra más repetida) de la guez, quien durante las campañas no cel, Juan Vicente Herrera, Pedro Sanz... Es-
margen de la realidad o no. Nada tiene de política? José Luis Barreiro, el «felón», según

...
extraño porque fue su propio cooptador a la Fraga, el hombre que tuvo el poder en la AP
hora de preferirle frente a Rato y Mayor Ore- gallega hasta que dio un golpe de Estado har-
ja el que puso el vinagre en la úlcera. Aznar to de las paqueiradas del doctor Fernández
explicaba en el otoño de 2003 a don Clemen- Albor, se asigna esta responsabilidad. De he-
te Serna, abad de Silos, por qué prefería a cho, durante una cena en su casa, le ofrece
Mariano: estabilidad, serenidad, coñazo —el
país necesita dirigentes aburridos—, no tie-
«todo» a Rajoy cuando dudaba si entrar en
política: «Lo que quieras, Mariano, todo lo que
AZNARLE PRODUCE RESPETO, PERO SOBRE TODO TEMOR. SE
ne enemigos en el partido.
—¡Ah! Solo tiene un defecto...
quieras». Luego acabarían como el rosario de
la aurora y el «traidor» por excelencia en la
PREGUNTA POR QUÉ LO ELIGIÓ PARA LUEGO DARLE PATADAS
—¿Cuál? —pregunta el enjuto monje. derecha gallega acusaría a Rajoy de lo mismo.
—¡Es muy vago!
Bon vivant, Rajoy lo fue siempre. Pero a los
Sin embargo, el primer político de fuste que
habló a Mariano de dedicarse a la vida públi-
«TENGO CLARO QUE LO QUE HAYA QUE HACER,
SUS PLANES:
23 años ya era registrador de la propiedad
tras sus empolladas en un apartamento que
ca fue el soberbio autor de El Crepúsculo de
las Ideologías, Gonzalo Fernández de la Mo-
LO HAREMOS EN LOS PRIMEROS 12 MESES», HA DICHO
su padre le compró en San Senxo y que aún ra, uno de los siete magníficos de AP. Era ami-
EL MUNDO / DOMINGO / 23 / ENERO / 2011 Nº 437 / CRÓNICA / 15

(PRE) PUBLICACIÓN

...
«MENOS COPAS YMÁS TRABAJO», LE DECÍA FRAGA, CON
QUIEN NO CONGENIÓ. VIRI, SU ESPOSA, PERSONAJE DECISIVO
LE ACOMPLEJA NO HABLAR IDIOMAS. ESTUDIA INGLÉS YSUS
HIJOS VAN A UN COLEGIO BRITÁNICO CON LOS DE PEPIÑO
CENAR CON TODAS LAS FAMILIAS ESPAÑOLAS,
«SI PUDIERA
MUCHOS CAMBIARÍAN DE OPINIÓN SOBRE MÍ», PIENSA

peranza Aguirre queda sola y a la intempe- las y Rato en Caja Madrid (porque le he pues-
rie, mientras Trillo repite a todos los que le to yo). Punto y paqueirada. Y a sus órdenes.
quieren oír «no hay otro, no hay otro, hay La estrategia arriolística (esperar, ver y no
que salvar al partido». cometer errores) es cosa que Rajoy compra
Mariano resiste y calla mientras a su al- con fruición porque viene a coincidir con su
rededor se amontonan los cascotes. La co- propia estructura psicológica y su manera de
lección de epítetos que acumula desde las entender el acceso al poder. Un dirigente que
propias posiciones ideológicas no se cono- viene de perder dos elecciones generales con-
ce desde aquel histórico «Maura, no». Sor- secutivas sobrelleva necesariamente una
prende a sus enemigos internos con un enorme dosis de desconfianza, complejo y
aguante propio de un marmolillo mientras miedo. Por lo tanto, tiene que echarse en ma-
dibuja sempiternas volutas de humo. Nadie, nos del que teóricamente sabe y le garantiza
ni Aznar, ni Cascos, ni Aguirre, ni Rato, la victoria: el marido de Celia Villalobos; tam-
pensaron nunca que fuera capaz de sopor- poco hay mucho más donde elegir.
tar tal cúmulo de golpes, algunos directos
al mentón, definitivos. Aguantó sin pesta- HAMLET GALLEGO. ¿Quién influye en el hamtle-
ñear, impasiblemente. tiano Rajoy? ¿Quién o quiénes son las perso-
«Las provincias están conmigo... El que nas que influyen en su ánimo? Hay dos cír-
quiera disputarme el puesto que dé un paso culos interiores a su alrededor. El primero es
al frente». Sabía que con el aparato en la ma- el familiar y los amigos de toda la vida de
no no sería posible el golpe de salón. Era Pontevedra. Los criterios templados y sere- en asuntos en los que quiere información o
cuestión de tiempo. Aplicaría su método pre- nos de don Mariano (su padre); la pituitaria profundidad. Luego les hace caso o no…
ferido para laminar a sus adversarios: el silen- de su mujer, Elvira (Viri Fernández Balboa); Mariano Rajoy sabe que las próximas elec-
cio adobado con el desdén. En los momentos los avisos de sus amigos de toda la vida, To- ciones generales (que en el PP estiman que se
críticos acude y obtiene el apoyo del presiden- más Iribarren, Francisco Villar, Andrés Mon- producirán en el otoño del presente año) son
te-fundador con el que nunca se pudo ver. Pe- taner, Ana Pastor y su marido José Benito la última bala que tiene en la recámara. No
ro Fraga era un hombre de Estado y no iba a Suárez, Pilar Rojo, Alfredo Díaz Grande, habrá más oportunidades. O camina hacia el
permitir que su criatura saltara por los aires. Juan Aguilar, el farmacéutico Jorge Varela o Olimpo o hacia el averno.
Quizá la frase que mejor sintetiza la posi- el médico Rafael Santamaría, nunca caen en Siempre se ha tenido a sí mismo como per-
ción del ecléctico (entonces) jefe del PP es el olvido. Atrás quedaron los hermanos Ge- sona mucho más capaz que su adversario his-
aquella que él mismo esculpe en el frontispi- rardo y José Manuel Pepo de Lorenzo. tórico, el presidente Zapatero. Ha sido humi-
cio de su despacho oficial: La influencia de Viri ha ido en aumento. Ra- llado (y engañado) en multitud de ocasiones
—Estoy dispuesto a aguantar lo que me joy suele reverenciarse cada vez más a la in- por él y busca cobrarse —a la chita callan-
echen. tuición de su esposa. do— su venganza. Todo juega a su favor.
Y lo aguantó. El segundo círculo son sus colaboradores Sabe que su imagen pública es manifiesta-
Lo anterior no quiere decir que no haya más cercanos. Jorge Moragas, jefe del gabi- mente mejorable pero confía en sí mismo.
pensado en utilizar el puente de plata. A co- nete de presidencia, emergente absoluto; la —Si tuviera la posibilidad de cenar con to-
mienzos de 2010, en un velatorio, el autor que discreta jefa de prensa, la coruñesa Carmen das las familias españolas, muchos cambia-
suscribe le preguntó: Martínez Castro, y el portavoz oficial, Esteban rían la opinión que tienen sobre mí.
—Mariano, ¿no estás hasta el gorro de reci- González Pons. Los dos primeros suelen al- Respecto a lo que piensa hacer si llega a la
bir leches? ¿No te pide el cuerpo volver al Re- morzar con asiduidad con el jefe; por lo tan- OPOSITOR NATO presidencia, todo es nebulosa. Antes, dice, tie-
gistro, tostarte al sol y fumar puros tranquila- to, un respeto. Arriba, en su infancia. Desde ne que levantar las alfombras… Y no se fía.
mente..? A Rajoy le gustan las tascas. Una de sus pequeño le inculcaron que se No se fía en absoluto.
—¡No creas! A veces lo he pensado… ¡Jeje! preferidas es la Tasca Suprema de Madrid, presentara a una oposición. A este respecto, hace escasos días en Anda-
Como conocedor de las alcantarillas de la que siempre tiene una mesa reservada al fon- CAMINO A LA MONCLOA lucía, un dirigente popular le preguntó:
derecha, Rajoy era consciente de que tenía do: es barata, sirve comida casera y, hasta Lleva 53.000 kilómetros —Mariano, ¿qué vas hacer cuando seas
que ganar un congreso, cambiar a los hom- ahora, le dejaban fumar. En Galicia frecuen- recorridos por España en esta presidente?
bres clave y tirar en las encuestas. Era ta la Casa Tío Bonito (Ribadumia), La Casa legislatura, según su equipo. —¡Ya veremos! Lo único que tengo claro es
cuestión de tiempo que el «inconsistente» de las Tortillas (A Coruña) y el Hotel Congre- que lo que haya que hacer lo haremos en los
Zapatero se desmadejara definitivamente. so de Luciano Blanco (Santiago). primeros 12 meses... ¡Luego vendrán a bus-
Lo esencial, además del control interno del Mariano valora también lo que valen las carme la izquierda y los sindicatos en la calle!
PP, era otear una victoria porque, a la pos- opiniones de sus viejos compañeros de mili- na que pretendía por la oposición del gene- Hace algunos años, ocupando el sillón de
tre, la sangre del cargo es lo que mueve a tancia o de gobierno: Jesús Posada, Miguel ral en jefe. ministro de Educación y Ciencia, Rajoy con-
los políticos. Arias Cañete o Juan Morano, sin olvidar a Lo que impresiona a Rajoy es la capacidad fesaba a este autor que su vieja promesa a su
Por de pronto, coloca a María Dolores de Cristóbal Montoro y Trillo que tienen, ade- técnica (a ser posible que se haya ganado una madre Olga de llegar a ministro —la ancestral
Cospedal, una iconoclasta entre la derecha más, responsabilidades concretas en el orga- oposición a los altos cuerpos del Estado), que ambición de los chicos bien de provincias—
como nueva generala secretaria y en la defi- nigrama popular. El experimentado galaico no se creen problemas, la discreción y la ca- se había cumplido con creces. Su sorpresa
nitiva portavocía del Congreso a una persona José Manuel Romay Becaria ha ingresado pacidad de sufrimiento. Naturalmente, el tra- fue cuando Aznar le testó en calidad de todo.
de su máxima confianza, Soraya Sáenz de también en el núcleo duro del marianismo, bajo si es estajanovista, mejor. Dedicación. No está dispuesto a desaprovechar el «cho-
Santamaría. El resto son prescindibles, pero lo mismo que el actual presidente de la Xun- Luego vienen las conexiones con la socie- llo». Un retrato de Toral en Moncloa es siem-
sitúa en su faja a Alberto Ruiz-Gallardón, uno ta. Sus consejos son escuchados con aten- dad civil. Empresarios de alto copete, algunos pre más importante que un cuadro en la gale-
de los aspirantes eternos a su silla. ción por el aspirante. Pero el que sobresale ya amigos personales del gallego como Igna- ría de cualquier oscuro ministerio.
Ganar tiempo. Administrar los tiempos. Él por su poder fáctico dentro del aparato no es cio Sánchez Galán (Iberdrola) o César Alier- El último ejercicio de la oposición definiti-
hace las listas y al final «en este chollo cada otro que Javier Arenas, enfrentado en oca- ta (Telefónica). Y otros menos conocidos pe- va ha comenzado. O no…
uno está donde debe estar...». Aguirre en su siones a la que fuera su subordinada en Tra- ro influyentes en el tejido productivo: perio-
trinchera madrileña (pero que no se pase); bajo, María Dolores de Cospedal, quien no distas, científicos, profesores, conforman un
>GRACIANO PALOMO, periodista y biógrafo de José María Az-
nar, es el autor de «El hombre impasible», que saldrá a la ven-
Gallardón a mis ligas; Mayor Oreja en Bruse- ha podido llevar a cabo la revolución inter- elenco al que el dubitativo dirigente se dirige ta el 25 de enero en La Esfera de los Libros.